Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Tipo de letra
Tamaño de letra
  1. La pubertad del siglo XXI, ese momento en el que los preadolescentes se siente muy especiales y creen que puede solucionarlo todo con tutoriales que ve en youtube. Pero que al final, son niños malcriados que no saben cooperar, quieren hacer las cosas por ellos mismos mostrándose altanero y pedantes; no saben escucharse los demás. Juegan a ser drama queens cuando las cosas no les resultan; y hablan mucho y actúan poco.

    Estos son los patrones de conducta que descubrí hasta hace unas horas en una asignatura laboral que tuve reciente. Y la verdad tuve que practicar la tolerancia y la paciencia, pero casi la pierdo de no ser que ya acabamos la tarea.

    Esto fue lo que pasó:
    Resulta que tenemos una tienda de abarrotes y fuimos a la dulcería para surtir dicho departamento. Cuando regresamos, mi sobrino, un puberto de doce años que se quedó en nuestra casa por las vacaciones, y su servidor trabajamos para acomodar los dulces. El problema fue que él empezó con soberbia diciendo que el acomodaría los dulces y yo se las pasara. Yo le dije que los dos íbamos acomodar, pero se enojó y se quejó con mi mamá. Él, de forma pedante quiso acomodar las golosinas por su propia cuenta, así que le seguí la corriente y lo dejé que hiciera lo que le plazca, mientras yo veía la tele o estaba en celular como parte de hacerle un juego psicológico. Pero donde manda capitán, no gobierna marinero, así que mi madre nos dice la orden de trabajar y yo continué, ignorando las rabietas de mi sobrino, y después se volvió a quejar con mi madre, se hizo la víctima, y yo ocupándome en la tarea asignada, y él haciendo una rabieta de millennial. Para cuando terminó de descargar su frustración, yo terminé de acomodar bolsa y media (eran tres bolsas). Luego regresó y terminamos la asignatura.

    Yo sé que también fui un niño, pero no tuve que estarle siguiendo el juego, porque es mi trabajo y vivo de él para mantenerme a mí y a mi familia.

    Fue un poco estresante, pero ya pasó.
    A The PeaceMaker le gusta esto.
  2. ¿Nos afrancesamos ahora con el flamante campeón del mundo? Yo lo estaría pensando. Después de todo, siento un desencanto por el sueño americano.
  3. De nuevo, en un nuevo foro, con nuevos amigos, nuevas caras, nuevos temas, todo nuevo.

    Da un poco de ansiedad el pequeño cambio. De cualquier manera, todo se renueva, todo sigue en constante movimiento, nada se queda inmobil.

    Intentaré adaptarme en al menos un año, si es que no termine con la tolerancia a la frustración baja y muerto de ella.

    Saludos.
Cargando...