Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Tipo de letra
Tamaño de letra
  1. Un día domingo, 16 de junio, en el año de 1991 fue el día en el que yo nací.
    Un día 16 de junio, del año de 1991, fue el mismo día del padre.

    Nací un día del padre, dandole a mi papá el derecho a celebrarlo con dicha. Y mañana, 16 de junio es mi cumpleaños, aunque el día del padre caiga en 17 este año, no obstante, ya mi cumpleaños a parte de celebrar mi nacimiento también me trae cierta dolencia, puestoa que fue el día en el que mi papá fue capaz de presumir ser padre.

    Porque ahora es un memento, un recuerdo, de aquello que perdí un día 13 de Abril. Este año, no quisiera celebrar mi cumpleaños aunque mi madre y hermanos insistan en hacerlo, aunque sea un pastel, lo celebrare por ellos, pese a que yo no esté de animos para celebrarlo este año. En fin ¿que hacerle, no?
    A Hoozuki_Suigetsu le gusta esto.
  2. Un consejo que solo puedo dictar con suma pasión referente a los detalles es lo siguiente.

    Cuando hagan un trámite burocrático, revisen bien los detalles. A nosotros con la pensión de viudez de mamá nos salieron con la jugada de no decirnos que debía ser validada el acta de matrimonio de mis padres y que al no estarlo, basicamente te rechazan/rebotan el trámite y lo tienes que empezar de 0.

    Cuando hagan un trámite de cualquier tipo, a parte de llevar todos los documentos en linea pregunten directamente en caja "¿es necesario validar alguna de estas cosas, hacer alguna cosa especifica adicional?" con firmeza y claridad para que no les intenten hacer esa maldita jugada que a nosotros nos hicieron y llevarlos a la desesperación.

    A su vez, a quienes tienen contactos que van a tramitar pensión por viudez y el que murio no hubiese estado retirado, informenles con especificación que solo les aceptarán ese trámite los viernes y ningun otro día de la semana lo intentaran y no se como sea en caso de que el muerto ya hubiera estado retirado, pero ahí lo tienen. Solo para que estén informados, preparados y no les intenten hacer trampas ni trabas.

    A su vez, todos con cuidado con los de la aseguradora banorte y afore 21 si en dado caso tienen opcion entre la ley 73 y 97 (o algo asi era la otra). Si quieren conseguir el dinero del retiro de la persona en cuestión deberán elegir la 73, de lo contrario banorte se embolzara ese dinero (Afortunadamente a nosotros nos lo advirtieron a tiempo). Eso y lean con cuidado de la 97 cual les benefica/afecta más y pregunten por segundas opiniones, o mejor aun, busquen otra aseguradora/afore.
    A Hoozuki_Suigetsu y Josshua D les gusta esto.
  3. Los temas economicos en esta casa estan demasiado apretados, puede que nos corran de la casa y muchas otras cosas estan pasando. Mi madre se está deprimiendo bastante (ella no puede trabajar asi que... bueno, detalles no dare) y a parte, a mi tía la operarán el día 13.

    Estamos llegando a un punto de desespero bastante alto y yo personalmente me siento inutil ya que no puedo trabajar tampoco por no tener el grado de escuela minimo aceptable (de los primeros blogs repito: Estudien bien, tener la secundaria y poder trabajar en serio ayuda mucho, emocionalmente, en estas situaciones, te hace sentir menos inutil, yo me siento como una gran carga)

    Me siento tan estúpida e inutil... tan mal. Intento e intento ayudar a mi mamá en alguna manera, pero no lo logro.
    A Zero-sempai, SlyCooper y Hoozuki_Suigetsu les gusta esto.
  4. Ya ha sido un mes desde la muerte de papá y en poco cuatro o cinco días serán dos meses... y esta ha sido una semana muy desesperante y estresante para todos. Finalmente he comenzado a tener pesadillas, de no tener casa y tener frío y hambre, de que se me caen los dientes (Aunque estas ya he aprendido a controlarlas).

    La más reciente y la peor que soñe hoy fue que la enfermedad de mi mamá al final logró triunfar sobre ella y pues, que no logramos detenerla y... que ya no está más. Me dio tanto miedo y tanto dolor... desperté aterrada y hasta lloré hoy. Tengo tanto miedo del futuro a corto plazo y tanto miedo de lo que vaya a ocurrir... No se que es lo que haré la verdad pero no queda de otra más que seguir adelante.

    Siento que mis miedos se vuelven cada día más reales y pese a que intento distraerme y no estresarme, mi mente no parece querer dejar de pensar en el asunto y buscar alguna solucion o algun plan de prevención, por tonta que sea a veces.

    Se que no lo estoy, mi mamá sigue aquí y en estos instantes su enfermedad no es molestia y mis hermanos están aqui también. Pero aun así... no puedo evitar sentirme sola, y no se porqué.
    A Hoozuki_Suigetsu le gusta esto.
  5. Aquí pongo a escribirme un pequeño diario de emociones de lo que he estado sintiendo todos estos días desde ese fatídico día de abril. Y que va a seguir mientras esto prosiga.

    Comenzando a escribirlo desde Sabado 14 de abril del 2018 a las 6 am, día 2:


    Comenzando a escribirlo desde Sabado 14 de abril del 2018 a las 6 am, día 2:


    Todo comienza como un día normal, un día más de la vida, haces lo tuyo, juegas, eres feliz y de repente la llamada… te llaman. Algo le paso a papá, que se desmayo. Debes ir porque eres la que puede y sabe conducir pero… eso es todo, solo esperas que sea eso nada más, quizá a lo sumo un infarto que asusta y es todo, solo algo simple… pero cuando llegas todo cambia. Tienes miedo y solo llegas a la oficina esperando que todo este bien, pero en tu interior algo te dice no lo es.

    De repente, cuando estas esperando intentas hablar, animarte un poco, calmar tus miedos y luego te llaman y te lo dicen directa pero, con toda la comprensión y bondad en el mundo… “Papá ya no esta” son cuatro palabras… pero el impacto es duro… trágico y atroz y todo cambia.

    De repente, solo sientes El Vacío, un Vacío absoluto, más profundo de lo que uno puede imaginar y tan adormecedor que simplemente no puedes hacer nada excepto cuestionarte… “¿Por qué?”

    Miles de gritos y palabras son lanzadas al aire mientras mares salados de agua caen de la vista de aquellos que lo rodean.

    Los que apenas lo conocían, sufren rogando no haberlo hecho, puesto a que el aprecio y conexión que tenían pese a débil, los golpea y aun así ahí prevalecen, apoyando.

    Los que lo conocían gritan agriamente ante el desespero y lloran fríamente ante la agonía al no poder creer su ausencia.

    Y aquellos que no lo hacen, simplemente están en ese estado de vacío, absoluto y profundo, donde simplemente algunos pocos afortunados pueden comenzar a moverse y trabajar lo más rápido posible antes de que finalmente la verdad penetre en el alma.

    Esa es la horrible sensación de perder a un ser amado tan profundo y cercano, a esa sangre tan próxima y adorada que brindo parte de su vida para darte la tuya y que nutrió y llenó con todo su ser.

    Cuando finalmente comienzan, lo primero que ocurre es la caída mientras gritos desesperados destrozan la garganta y saladas lágrimas caen de tus ojos quemando con intensidad las retinas mientras intentas entender “¿Porqué? ¿Que hizo para merecerlo?” y aun así… intentar encontrar paz en el hecho, tras verlo ahí inerte, de que solo se fue como si se hubiera quedado dormido y aun así, ahí ese dolor y vació prevalece.

    Ruegas a todos los cielos que sea un sueño, suplicas por una broma de muy mal gusto. Esperas impaciente hasta tener que irte tras decir un silente “adiós” o “hasta luego” mientras llegas a otro lugar en donde por horas miras fijamente a todo lo que te rodee buscando que aparezca mágicamente de ahí, sano, vivo.

    Rápidamente el día se transforma en noche mientras esperas, intentas encontrar alimento pero tu estomago no puede soportar nada más que agua y termina por vaciarse. Finalmente, una vez más, solo te queda rogar que sea un sueño.

    Una vez en casa, intentas acomodarte, seguir adelante al tiempo que sufres, no obstante no puedes y te reúnes con lo que resta de tu familia, intentando hablar y alejar el dolor de encima hasta que finalmente el cansancio te abruma y caes dormido.


    Día dos:
    Cuando te levantas unas horas después, aun antes del amanecer, la confusión te rodea y te quedas aferrado a las cobijas, rogando que todo haya sido un sueño, una pesadilla, sabes que solo hay una forma de confirmarlo y aun así, te niegas a levantarte debido al intenso terror y temor que llena en esos instantes a tu corazón.

    De todas maneras, el infernal silencio solo hace que el miedo crezca y finalmente con desespero silente, vas y revisas confirmando esos terrores. Solo te queda llorar agriamente, “solo quería que fuera un sueño” es tu suplicio mientras tus lágrimas caen.

    Una vez tus ojos se calman y secan una vez más, intentas seguir adelante o distanciar tu corazón, escuchar. “Quiero creer que solo esta de viaje y estoy esperando a su llamada” la escuchas decir a ella mientras comienzan a moverse y escuchas el canto de las aves en la ventana mientras el sol sale para comenzar otro día más en ese suplicio.

    Intentas seguir adelante con tu día mientras recuerdas de la voz de ella, aquella otra mitad que dio vida por ti, de aquellos que eran sus planes y escuchas del gran amor y orgullo que portaba por ustedes sus hijos y sus ultimas palabras que, en su manera, eran su forma de decir: Los amo. “No prepares hoy la cena, traeré algo yo”.

    Intentas desayunar algo, ingresar a tu estomago algo, no obstante por más que miras, no apetece, sabes que en esos instantes todo lo que comas no tendrá sabor alguno mientras te cuestionas: “¿Es demasiado pedir que él regrese?” al tiempo que un frio sobrecogedor te rodea.

    Finalmente en tu día encuentras fuerza para salir del sufrimiento por solo un rato y volteas a la familia y notas el sufrimiento que ellos cargan y te mueves a ser su pilar al igual que ellos el tuyo y juntos lloran y se consuelan al mismo tiempo aferrándose con todo el calor que sus almas pueda brindar pese al intenso frío que amenaza con entrar.

    Sales intentando ayudar a los que te rodean con el día a día y prepararse para la temporada de luto sabiendo que necesitas salir, moverte y actuar, pero en cada metro las lágrimas rodean tus ojos y solo suspiros tristes y vacios salen de ti. Intentas pasar un buen rato estando afuera, descansar un poco de todo el dolor y aunque funciona por un rato, creyendo que tan pronto regresas él estará ahí, sano y salvo. Pero lejos de eso tan pronto llegas a casa… te topas con la primera ofrenda.

    De los grupos de amigos que poseía en vida, llega una hermosa corona de flores con diferentes flores blancas y te das cuenta que sigue siendo realidad esa pérdida. Ese dolor, esa pérdida, prevalecen ahí mientras lloras agriamente sobre la cama rogando por su retorno hasta que finalmente logras recuperarte lo suficiente para tomar ciertas maniobras y cumplir una tarea importante y prevalecer con tu familia restante e intentar proceder con un poco de cuidado personal intentando calmarte un poco.

    Finalmente se habla con el resto de la familia, se les informa… todos por igual muestran comprensión, amor y dolor inmediato, buscan darte amor y consuelo, palabras de ánimo en la distancia, mientras tú simplemente abrazas a tus hermanos y a tu madre y lloras con intensa agonía, gritando del dolor interno que sufres, solo lo quieres de vuelta, solo lo quieres ahí, lloras con toda tu alma y al final… vuelves a calmarte

    Tras ello te sientas… confirmas a otros parientes del asunto y te intentan consolar también, ayudar y animar. Pero aun así lloras mientras hablas puesto a que es parte del corazón que yace destruido. Intentas hacer movimientos y cosas… y lloras más, todo lo que vez te recuerda a él. Finalmente deciden descansar por un rato en la tarde intentando dormir, e intentas conciliar el sueño.

    Pasan las horas, no logras conciliar el sueño y tu mamá te da el consejo de intentar hablar con él por tu mente y te brinda la esperanza para ello. Lo intentas, no logras dormir, pero atinas a descansar. Te levantas a buscar comida puesto a que el hambre impacta y mientras hablan todos en la cocina intentando ordenarse y hablar suena el teléfono, corres a contestar… y es la abuela, que está sufriendo tanto como tú ante la perdida, ella tan frágil en esta etapa, llamando a buscarlos y hablar con todos y cada uno.

    Mientras esperabas, mas amigos brindan sus condolencias y aprecio, finalmente tras cenar intentas dormir y luego logras conciliar el sueño del cual entre la noche despiertas a intervalos, pero logras al menos dormir.



    Día 3:
    Al día siguiente solo sientes ese gran y terrible vació y dolor interno intentando entender que está pasando una vez más. Lloras, escuchas y esperas… miras al vació y te escondes y acurrucas tanto como puedas en tu familia y simplemente comes y rondas intentando captar a tu corazón. Finalmente hacen la llamada, lo tienen listo y en poco rato sera hora de traerlo a casa, tras llamarlo temprano, a la una a más tardar, llega aquél que es tu hermano mayor en todo menos sangre a ayudar a mamá a ir por él y traerlo a casa en donde su lugar y altar va a estar de ahora en más.

    Escuchas a tu madre llorar mientras sientes tu corazón llenarse de más dolor y pesar, toman aire, salen y cuando regresa, se saludan con un gran abrazo y tras un dialogo de tres segundos regresan adentro. Buscan algo, arreglan el aceite y arreglan el rechinar y atorado de algunas puertas y regresan adentro a esconderse y se sientan a observar fotografías y disfrutar, quiza llorar un poco y recordar tiempos más felices.

    El resto del día prosigue tranquilo y deciden completar la promesa que quedo libre e intentan disfrutarlo tanto como posible, salir, hablar y actuar, mientras el resto del día pasa con una sensación de furia y dolor ante el hecho de que decidieron no regresarte las cenizas de tu padre y a la noche, ir a dormir.


    Día 4: Despiertas antes del amanecer, con gran dolor y vuelves a quebrar en llanto, gritando con toda tu alma y cuestionándote el porqué él, que estaba tan sano, sabías que durante los últimos dos años habían trabajado duro pese al estrés y la crisis económica que los asediaba, que él había sanado mucho físicamente, hacía más ejercicio pese a todo, había bajado mucho de peso en un año y medio y su nuevo empleo lo hacía feliz. Los planes estaban hechos y él quería seguir tal patrón. Finalmente tras un rato la calma regresa, pese a que tu deseo es llorar y gritar hasta caer inconsciente pero tu mente, racional y coherente, te lo impide. Quieres destruir algo, pero te contienes ya que todo lo que esta ahí te recuerda a él, cada objeto es un tesoro, aunque sepas que no debes de.

    Ese día todos hablan como lo han hecho últimamente y tras unas cosas urgentes a comprar, tu hermano mayor, aquel que lleva años tomando ese rol, desde más tiempo del que logras recabar por memorias bloqueadas pero que sabes que lo ha sido en lo más vital, y tu madre van por las cenizas de tu padre y tu intentas dormir un poco sin éxito mayor mientras esperas a su regreso. Finalmente tras varias horas, regresan a casa y todos lloran con dolor la perdida, una vez la calma retorna a sus almas tras gritar y llorar con furia y dolor ante los eventos surgidos y ese día deciden pasarla el resto del tiempo, descansando y estando juntos.

    Solo dos llamadas ocurren, tu abuela quien supo necesitaba hablar ese día con tu madre y la casera, quien con bondad y compasión comprende tu situación puesto a que ella es una mujer la cual ya ha pasado por lo que ustedes están sufriendo y ella es igual de consciente de la situación de que tu padre era un hombre saludable y no es de comprender el porqué e intentan descansar disfrutando de caricaturas.


    Varios días después:

    Pasan los días, entre gritos, lágrimas, dudas y cuestiones. Ya han sido dos semanas desde el día de la pérdida y la mayoría de los trámites finalmente ha acabado, aun sufres internamente al respecto de todo y temes que tu madre enferme, sabes que está agonizando y ese día finalmente tras dos semanas de agonía comprimida y lecciones valiosas, finalmente a la noche del día 14 de toda esa batalla tu madre rompe en llanto y al tiempo, uno de tus hermanos cae en la crisis de ansiedad, obligándote a reaccionar rápido entre crisis de ansiedad y orden y balance. Calmas a las dos lo mejor que puedes y consuelas a tu madre tanto como puedes, velando y vigilando que su terrible enfermedad no afecte. Sabes que de ser el caso tendrás que terminar tú los trámites y rogar por lo mejor. Pero por ahora, solo queda salir adelante y dejar el descanso surgir y las investigaciones comenzar.



    Día 15: Tus temores referente a su enfermedad se vuelven realidad pese a que intentabas ignorar aquella paranoia tuya que hasta ahora no ha fallado fue certera, la enfermedad retorno una vez más, en el lado positivo te da alivio que haya sido dentro del periodo libre en lo que esperas a que los días hábiles pasen, pero no puedes evitar entrar en pánico durante la noche previa sintiendo nuevamente las nauseas, el terror y la consternación del shock llegar a ti.

    Sabes que necesita sus medicinas y trabajas por conseguir que las consuma teniendo que tomar medidas poco usuales para ti pero sabiendo que tiene razón pese a la carencia de la cordura, necesitas tomar más fortaleza y asertivismo. Solo necesitas aprender a como mantener esa asertividad, sabes que ya no puedes seguir siendo lo que eras y necesitas tomar fortaleza y valor para triunfar. Tras terminar los encargos del día te sientas y notas el dolor regresar, tomas fuerza y dejas el llanto surgir unos minutos en silencio antes de volver a levantarte e ignorar como puedes lo que te rodea sin bajar la guardia.

    El día pasa y solo conversas con los que están presentes para mantener la calma y rogar lo mejor mientras te obligas a retomar fortaleza y trabajar una vez más y el día prosigue.


    Más días después:

    El miedo sigue abrumando tu mente, el dolor tampoco te deja seguir adelante en paz, pero intentas no ser una carga para los que te rodean e intentan solucionarlo, estan enfrentando una crisis economica, la peor que hayas pasado en toda tu vida. Existe el riesgo de que pronto te quedes tampoco sin casa, sin refugio y sin lugar a donde ir. El miedo es intenso, crece más y más, al igual que el dolor de haber perdido a esa persona tan amada, todos comienzan a desesperarse, e intentas ser fuerte también, mantener tu calma no obstante, cada día y cada noche es igual, no sabes que sera el futuro incierto y solo te queda reclamar con odio por el daño causado.

    Más aun la crisis existe, puesto a que necesitas pagar una renta para conservar el techo en donde estás y el miedo solo late creciente y al no ser tú quien pueda arreglar o ayudar a arreglar el asunto, solo te queda suplicar y llorar a los cielos, a cualquier dios, por una ayuda, por un milagro.
    A Hoozuki_Suigetsu le gusta esto.
  6. Bien... si algo en un mes (dos para dentro de unos 7 días) he aprendido, son cosas que debí saber desde antes, y lecciones duras que estoy aprendiendo ahora. Estas cosas son aquellas que quiero compartir con ustedes y también ire con los dias, si me animo (o si sigo teniendo internet/casa, no explicare demasiado) para todos.

    Nunca dejes de valorar. Nunca olvides decirle a tus seres queridos que los amas y quieres, todos los días o con tanta frecuencia como posible, nunca sabes cuando es que volverás a verlos o si es que volveras a verlos. Ama a los que tu quieres con todo tu ser y recuerdaselos con esas palabras todos los días, sea antes de dormir o de salir de la casa.


    El vacío es REAL. Cuando pierdes a un ser muy querido, una figura paterna o materna (yo perdi mi papá el 13 de abril de este año, aun lloro mucho y seguire llorando por meses) lo primero que sientes tras salir del shock por la noticia es un vacío total. Un agujero se crea en tu corazón y lo único que sientes es dolor total y pasaras días gritando y llorando, incluso golpeando cosas y rompiendo objetos. La tristeza, la ira, la soledad, todo eso llenaran tu ser y es algo que uno nunca sabe cuando termina (yo todavía no puedo dejar de sentirlo) buscaras todo el tiempo a esa persona a la que perdiste y llorarás cada que recuerdes que ya no está ahí y llegaran días en los que simplemente será un dolor insoportable y otros en los que solo sentirás nostalgia (o eso ultimo es lo que me han contado, porque aun para mi es insoportable el dolor, mi padre fue un gran padre)


    Evita rentar si es posible. El rentar casa es una opcion viable para estudiantes y para aquellos que pueden no estar quietos en un lugar mucho tiempo, eso es una verdad innegable, no obstante, si puedo decir con certeza una cosa es esto: Eviten rentar una casa. Si la única fuente de sustento y estabilidad economica muere, entonces van a pasar un muy terrible tiempo, ya que hay un muy alto peligro de que los saquen de la casa a patadas y se queden sin techo. Es más doloroso si tienen mascotas ya que no sabrán en donde podrían estas acabar y quiza algun maltratador sea quien las tome, nunca se sabe. Eso y no sabrán a donde puedan ir. No es tarea facil y creanme, lo que más van a sentir en esos instantes (lo se porque yo lo estoy experimentando justo ahora) es miedo. Intenso, continuo y firme. No, lo mejor es que busquen comprar una casa ya sea un cubito en un departamento o una choza preparada para la vida en el bosque, la seguridad de un techo del cual no puedan expulsarlos (a menos que tengan hipoteca) merece la pena y les quitará demasiados miedos de encima.


    El valor real de la educación. Ok, se que mucha gente odia estudiar, odia la escuela y todo eso, sin duda alguna es algo común (yo en lo personal odio las mates pese a que se su importancia) pero sepan que es VITAL estudiar, estar o tener al menos la secundaria encima. Si en dado caso el único sustento en casa muere y algun familiar sufre una incapacidad o tienen que lidiar con tramites tras trámites y más trámites, el poder tener un trabajo, aunque sea de medio tiempo, les dara cierta esperanza ya que pueden ayudar en algo más que solo ser un pilar de apoyo emocional, sentirán que pueden servir de algo a su madre (o a su padre o tío o abuelos, si aun viven con ellos) y a sus hermanos/primos (si los tienen) y les liberará una gran carga emocional de encima. No sean estupidos y ponganse a darle duro a eso, que si les abrira puertas y en el peor de los casos si pierden a su padre o a su madre podría darles un margen de esperanza y sensación de utilidad.

    Conducir y mecánica básica. Sepan bien, gente de 15 -no me importa si son chicos o chicas, esto es importante- en adelante... que el transporte publico es CARO y más veces que no a veces (si toman taxis porque a donde viven no llega el autobus porque la jodida asociación no ve correcto eso) van a intentar timarlos y cobrarles de más. Es importante que aprendan a conducir tan pronto sea legalmente viable en su país, no solo les ayudara mucho a la larga, sino también, les ahorrara MUCHO dinero y el saber mecánica básica les ayudara a saber arreglar los problemas del auto y darle el mantenimiento adecuado al coche y así, y eso también les ahorrará bastante dinero a la larga. Parecera cara inversión pero merecerá la pena y así no acabaran perdiendo... ¿MXN$5000+ en transportarce a atender los tramites? e igual tener un coche. Aunque sea de los más baratos en el mercado.

    Duelo, miedo y duda, son parientes. Cuando la situación es así, no importa cuanto planees para el futuro mediano y lejano, el futuro a corto plazo es lo que más te va a pegar. Perdiste a alguien muy importante, muy querido, alguien que tenía un rol y un valor extremadamente alto en tu vida, y quizá incluso a la unica fuente económica que había en casa. Las limitaciones que eso implican son inmensas y si su caso es como el mío que mi mamá no puede trabajar por problemas de salud que no explicare... sabrán que el miedo es real. No sabrán que es lo que pasara, habrán muchas noches en las que no puedan dormir bien o puedan dormir por el miedo que los inunda y en este caso no habrá forma de huir o luchar contra este. Es normal y más veces que no pueden acabar quebrándose. Eso es normal, pero no olviden que deben cuidarse a si mismos, coman bien, intenten dormir. El té de 7 azares es muy buen calmante, usen eso para mantener su cordura, creense una nueva rutina, hagan más ejercicio, distraiganse en lo que puedan y ayuden en lo que puedan. De lo contrario caerán en una espiral. NO dejen el miedo los domine y si son como yo que vomito al estar aterrada, busquen una forma de desviarlo, cambiar eso por algo diferente. Es mejor ser un bebé llorón ante el estrés que vomitar tu comida (eso lleva a desnutrición), el agua es más fácil de recuperar, los electrolitos también. La salud por descuidar tu dieta NO lo es.

    Tiempo al tiempo y tú a ti mismo. Tu duelo es algo muy personal y algo que solo tú puedes llevar, algo que irá a su tiempo y a TÚ tiempo, algo que solo TÚ puedes superar pero que aun así puedes compartir. Debes entender una cosa, primero que nada y es que NO tienes porque ser el fuerte de la casa. No, no tras ello tienes que ser el hombre de la casa si lo pierdes, no tienes porque ser el "fuerte" y contenerlo. Eso es muy dañino, puede causarte infartos e hipertensión. Cuando pierdes a alguien muy amado, es verdad, sí, la prioridad que tomas es la de los tramites, tienes que lidiar con ellos lo antes posible, sino solo te añadiran más y más tramites a la larga y hará que sea más dificil. No obstante, no por ello debes detener tu duelo. No tienes porque ser fuerte, no tienes porque esconderlo, no tienes porque NADA emocionalmente. Aun cuando seas el nuevo motor de la casa tu prioridad sigues sinedo tú. Llora lo que quieras, grita lo que quieras, rompe tu ropa si es necesario, pero no escondas tus emociones. Date el tiempo de desquitar ese dolor, date el tiempo de llorar, de librar tu corazón. NO escondas que eres humano.

    Planea con anticipo. Una cosa muy importante, de toda la vida, es planear con anticipo para los eventos que puedan surgir. Nunca sabes que cosas van a ocurrir, que problemas puedan ocurrir pero si aprendes a prepararte para el peor de los casos y vigilas las cosas con cuidado, creeme que muchos miedos serán quitados de encima tuyo si ese escenario ocurre y podrás moverte mejor a traves de la situación.

    Hablar a los muertos sí ayuda. Da igual si eres o no religioso, si crees en algo. Una cosa que puedo decir con honestidad ayuda mucho es hablar con tus muertos, ya sea durante el duelo o después del duelo. Cuando tengas miedo, tristeza o simplemente te sientas solo, habla con tus muertos. Puede ser con tus abuelos, padres, da igual... lo importante es que lo hagas. Sí, puede que no recibas lo que se llaman "respuestas", y al comienzo, más veces que no, romperas en llanto o tendras varios nudos en la garganta y el estomago. Pero creanme... sí ayuda, te alijera la carga emocional. Puede ser desde comentarles tu dia hasta incluso "¿que es lo que tú harías en mi situación?" y creanme, eso les ayudara mucho emocionalmente a la larga y se sentiran menos solos.

    La familia extendida también es familia. Tus tíos y primos también son familia, y si bien su duelo sera diferente al tuyo porque no seran tan proximos como tu a quien perdiste pero ellos estan ahí también para ayudarte. Es bueno hablar con ellos y eso aliviara muchos males emocionales de encima.

    Reconciliate. Intenta reconciliarte con aquellos familiares y amigos con quienes te haz o hayas peleado, habla con ellos e intenta llegar a la paz con ellos. Yo nunca tuve ese problema, no con mi familia al menos... pero si conozco a gente que sí y creanme que si esa persona muere, lo ultimo que recordaras que le dijiste fue algo horrible y nunca podrás pedir perdón por ello. No es bueno estar peleado con aquellos que son cercanos a ti, se torna en una carga pesada y una herida que nunca cierra porque siempre pensarás "debí haber hablado con el/ella" o "debí haber pedido perdón" entre otras cosas más y solo sufriras innecesariamente por eso. Con lo que si estoy teniendo problemas y que importante entender, es que en el duelo vaz a dudar terriblemente de ti, de tus capacidades de lo que eres y que necesitarás obligarte a volver a reconciliarte contigo mismo o contigo misma. Y creanme, seran dudas muy profundas, muy serias y muy, muy dolorosas. Yo aun tengo extremas dudas de mi y no paro de tacharme de estúpida o idiota o de perezosa inutil. Y eso esta muy mal.



    Bien... eso es todo lo que he logrado procesar y entender hasta ahora, en buena parte... y lo que llego a comprender, más o menos... puede que en estos días o en el futuro postee otras cosas, incluso cosas que haya escrito de mi duelo. Quiza esto me ayude un poco más... solo ruego seguir teniendo internet y un techo en el futuro a corto-mediano plazo y deseeenos suerte.
    A Hoozuki_Suigetsu le gusta esto.
Cargando...