Rol Amnesia: A Machine For Beasts

Tema en 'Fanfics y Roles Yaoi' iniciado por Tatsumaru Igrata, 26 Sep 2017.

  1. Autor
    Tatsumaru Igrata

    Tatsumaru Igrata

    Registrado:
    22 Abr 2007
    Mensajes:
    5,467
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +961
    [Wonald - Fortunat01 - Alex The Husky]

    Por el camino podéis ver que las calles van quedando vacías de forma gradual. La noche roza y todos procuran llegar a casa cuanto antes o cerrar los negocios. Llegáis al Hotel que necesita el turista para alojarse, pero las calles ya están oscurecidas y las farolas encendidas. La recepcionista aconseja quelos quehabéis acompañado al turista corráis hacia casa y que evitéis los callejones. Y que si no lo ven muy claro, que corráis hacia una de las iglesias, pues normalmente siempre están abiertas. Aunque tampoco es que halla muchas opciones. Podríais quedaros o probar suerte en la calle...

    WonaldWonald
    fortunat01fortunat01
    Alex the HuskyAlex the Husky

    __________


    [Alexander]

    En sus pezones le concedía un trato más especial. En la mayoría del tiempo los chupaba igual que un recién nacido reclamando alimento materno. Como una cría pidiendo comida de su madre. Me gustaba oirle gemir de esa manera y al bajar por su abdomen y ombligo pude escuchar pequeñas risitas. Parece ser que en su abdomen siempre tiene cosquillas. Y cuando bajé hasta el premio más codiciado, lo disfruté como si mi vida dependiese de ello. Mamándolo con suavidad y succionando a ratos suave y a ratos fuerte. Mi manos bajaba a sus bolas y las masajeaba mientras mi otra mano acariciaba una de sus nalgas. Incluso a ratos sustituía mi boca por uan mano para masturbarle y entonces usaba mi boca para lamer sus bolas o engullirlas y hacer succión para darle mucho más. Aunque ahí duraba menos tiempo, pues lo que ma´s quería era hacerle una buena mamada. Y no paraba hasta arrancarle un buen orgasmo. Me complacía descubrir que, a pesar de su corta edad, ya podía eyacular. Es un chico muy fertil, pues con su tierna edad y diferentes sesiones sexuales, sus hormonas ya estaban activadas por completo. Bebí hasta la última gota y así pude complacer sus deseos. Entonces seguí su petición de recostarme en la cama y dejar que él mismo experimente conmigo. Me hacía gemir en todo momento de forma muy suave y no me movía para nada. Que experimentase conmigo. Pero los gemidos fueron mayores al llegar a mi verga. Lamer ya me volvía loco de placer, pero notar su cavidad bucal engullendo mi enorme falo me hizo sentirme mejor que nunca. Tanto que llevé una mano a su cabeza para acariciar su cabello.

    (Alexander) Me encanta... No pares...

    Me gusta mucho la técnica que tiene. En ocasiones movía levemente mis caderas a modo de follarle un poquito la boca y luego me estaba quieto Y no era la primera vez que le retiraba de mi verga con suavidad para una petición especial.

    (Alexander) También... ahí abajo...

    Que saborease también mis testículos. Que pruebe cada rincón todo lo que quiera. Aunque al volver a mi verga, usaba siempre el mismo truco con él.

    (Alexander) ¡Ahh...! Despacio... y profundo... Ahh...

    El objetivo de invitarle en hacerlo lento y profundo era para que cogiese más práctica y aprendiese a engullir más verga sin agobiarse. Y que tarde o temprano lograse meterla toda sin problemas en su boquita. Y no solo me hacía sentir más placer, sino que de esa manera, mi eyaculación tardaría en llegar y podría disfrutar de esa mamada mucho más tiempo. Pequeños truquitos que uno aprende con el tiempo...

    Devian LilithDevian Lilith


    [Lucas]

    Disfrutaba de esa tarta con gusto mientras notaba como me daba besos en las mejillas. Aunque agradecía muestras de cariño, debía admitir que por primera vez eran muchas. Tal vez su amabilidad es mucho más grande de lo que cualquiera podría pensar. Me notaba un poco tonto ya, pues me sentía más relajado. Escuché sus palabras y realmente me gustaba la idea de venir a comer tarta cada día. Le sonreí tímidamente y asentí muy contento. Aunque me hizo prometer que no le diría nada a nadie. Lo miré con una expresión interrogativa, pues no entendía el motivo de tanto secretismo.

    (Lucas) ¿Eh?

    ¿Cómo era posible que la iglesia no viese bien que un sacerdote... un siervo de Dios... no pudiese comer con un huérfano? Eso me dió pena, porque era una incoherencia en sí misma. Promulgan la ayuda a los pobres y necesitados... ¿Y no ven bien que un hombre de la iglesia coma algo con alguien solo por ser pobre? Y aunque no veía lógico prometer también ante Dios debido a que realmente no creía en ningún Dios, sí podría prometerle solo a ese hombre.

    (Lucas) Lo prometo...

    No especifiqué a nadie, porque a lo mejor le molestaría saber que yo no creo en esas cosas religiosas. Que solo las conozco por la imposición dl orfanato a enseñárnoslas y que solo vengo a la iglesia por donativos y para relajarme con el silencio y el aroma del incienso. Le volví a sonreír ahora más confiado cuando me dijo eso de que yo era amable.

    (Lucas) usted sí que es amable, padre. :3

    Y dicho esto, miré el reloj que había en la sala. Seguro que lo tiene ahí para no despistarse con la hora de daer las misas habituales.

    (Lucas) Se hizo muy tarde, padre. ¿Podría acompañarme al orfanato? Dicen que es... peligroso salir de noche solos. Mañana volveré después del trabajo. Lo prometo...

    Andaba muy inhibido por el vino, pero siempre siendo educado con él.

    Devian LilithDevian Lilith
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2. Alex the Husky

    Alex the Husky Finally, i'm free Moderador

    Registrado:
    12 Nov 2015
    Mensajes:
    4,138
    Temas:
    25
    Calificaciones:
    +2,603
    Simón.

    Un joven bondadoso recurrió a ayudarme, este había dicho antes que sabia de un hotel cercano, junto con nuestra compañía se involucro un pequeño de apariencia muy adorable. Sin decir mas los tres fuimos caminando por aquellos nuevos territorios para mi perspectiva, caminando con lentitud paso a paso por las calles, al mismo tiempo que pasábamos por la presencia de las personas y de sus miradas, al ser un extranjero no esperaba ser tan distintos de como son en este lugar, solo me mantuve callado en el camino hasta llegar al hotel.

    -Agradezco mucho la ayuda jóvenes, fue un gran acto el acompañarme a este lugar-

    Estaban por retirarse pero en eso pudimos ver que las calles ya estaban bajo el manto de la noche total, muy peligroso el salir a estas horas y entonces la recepcionista no nos dio mas opción que el quedarse o arriesgarse a pasar algo fuera.

    -Disculpen jóvenes, si no es de mucha molestia puedo ofrecerles compartir mi cuarto por esta noche, para evitar que algo les suceda haya afuera, ¿que dicen?

    WonaldWonald aceptas? 7w7
    fortunat01fortunat01 Aceptas? 7w7
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3. Devian Lilith

    Devian Lilith Awarded Hero

    Registrado:
    19 Jun 2006
    Mensajes:
    837
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +762

    [Sunil]
    Mis labios devoraban su glande y con mi lengua humedecía todo su tronco mientras realizaba el movimiento de arriba abajo. Experimenté unos cuántos espasmos cuando sentí sus manos colocadas sobre mi nuca al igual que cuando me follaban la boca, no por ello me quejé pues con el tiempo había aprendí a disfrutar de la sensación. Sólo podía gemir mientras escuchaba los suspiros de Alexander y el ruido de la cama que sus salvajes movimientos provocaban.

    Me quitó el pene de la boca y tal como me instruyó deslicé mi lengua hasta sus testículos para brindarles la atención que se merecían. Primero los llené de saliva y después me los lleve a la boca, primero uno y después el otro. Todavía necesitaba crecer un poco más para que mi boca se hiciera lo suficientemente grande si quería tener ambas bolas en la boca. Sin darle muchas vueltas al asunto, volví a su pene y repetí mis movimientos tan despacio como el me lo pidió.

    ¿Te gusta? —tomé una pausa, masturbando su verga con mis dos manos aprovechando para recuperar un poco de aire y humedecer de nueva cuenta mis labios. Sin retirar mis manos de su miembro, empecé a dar pequeñas y rápidas lamidas sobre la punta, y después lo chupaba con más devoción. Me mantuve alternando entre eso movimientos sutiles para elevar su excitación sin despegar mis ojos de su rostro enrojecido y cubierto de sudor.

    Con una sonrisa pícara en mi rostro moví mi cuerpo para quedar en posición de 69, montando mis piernas alrededor de su pecho, acercando mi culito hasta su rostro y abriéndolo con una de mis manos, en tanto la otra seguía masturbándolo.

    ¿Podrías prepararme? —pregunté antes de volver a la tarea de ensalivar su gruesa virilidad. Quería sentir mi culito húmedo y lleno de saliva, de esa forma resbalaría más pronto una vez que intentara penetrarme.
    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata



    [Ezekiel]

    Mordí mi labio inferior tras escucharlo. Apenas había comido y ya deseaba irse. ¡Qué malagradecido! Tuve que distraerme mirando hacia el vacío para que la tensión de mi cuerpo pasara desapercibida. Pase una palma sobre su cabeza y lo acaricie.

    ¿De verdad tienes que irte? —El tono de mi voz era bajo y apagado. Era obvio que me molestaba la idea de perderlo, más considerando lo cerca que estaba de tenerlo a mi merced—. Es cierto que ya es tarde pero… podrías quedar y pasar a dormir la noche aquí, como ocasión extra especial. Tú mismo lo has dicho, las noches son peligrosas. Lo más seguro es permanecer en el interior.

    Me debatía si debía insistir o no. Tenerlo toda una noche a mi disposición podía significar la gloria. Por otro lado, si alguien se enteraba de ese hecho provocaría más problemas de los que me gustaría, incluso considerando que los huérfanos no eran importantes para nadie podía provocar un escándalo en los alrededores.

    Supongo que puedo llevarte si no es posible que te quedes. —Me resigné. Mañana podría tener otra oportunidad para seducirlo si volvía tal como lo prometió.
    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4. Autor
    Tatsumaru Igrata

    Tatsumaru Igrata

    Registrado:
    22 Abr 2007
    Mensajes:
    5,467
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +961
    [Alexander]

    Será pequeño, pero es imaginativo y... ¿Por qué no decirlo? ¡Todo un profesional! Me dedicó una iniciativa por su parte y sin esperar permiso o indicaciones. Se detuvo un momento para ponerse en la posición del sesenta y nueve. Es una pena que no llegásemos todavía el uno al otro hasta nuestras intimidades para chuparlas a la vez, aunque si nos ponemos en lateral podría arquear mi cuerpo hacia adelante y así hacerle llegar sin problemas. Pero no haré un sesenta y nueve completo por ahora, sino que le seguiré el juego esta vez. Notaba como me masturbaba y sin dejar de gemir le tomé de los muslos y tiré de él para arrastrarlo suavemente y acercar por completo su culito hacia mí y comenzar a lubricarle. Dejaba que me masturbase gracias a que los brazos siempre se pueden extender hacia adelante y llegará hasta él, aunque su boca no pueda.

    (Alexander) Mmm...

    Gemía incluso con su culito ante mi boca. Era muy suave. Pero al borde de mi orgasmo gracias a su mano, me contuve y le dí instrucciones nuevas.

    (Alexander) Termina... la tarea... con la boca...

    Puse mis manos en sus nalgas y empujé suavemente para ayudarle en el impulso hacia adelante para llegar hasta mi verga con su boca y engullirlo de nuevo. Ahí me dejé hacer mientras acariciaba su trasero y mi dedo pulgar paseaba por su ano, pero sin meterlo. Prefiero que sea solo lubricar y luego hacia adentro sin apenas dilatar. Se siente más rico cuanto más apretadito esté.

    (Alexander) Sunil... ¿Quieres... leche...? Pues... ¡Toma...!

    Y con un gemido fuerte final, eyaculé en su boquita. Le escuchaba beberse todo tal y como se le había enseñado previamente. Y entonces, yo le dediqué una sorpresa final. Cuando se retiró, lo cogí en brazos para acomodarlo en la cama a mi gusto. Boca arriba, como casi siempre. Es la única forma de tener a la vista su rostro mostrando reflejos de dolor y placer combinados. Además de su pecho, abdomen y entrepierna. En otras ocasiones hacemos otras posturas, pero verle boca arriba es la que más me gusta. Pero en lugar de acoplarme... me puse en la misma posición del sesenta y nueve que él puso conmigo. Ahora mi trasero estaba ante él.

    (Alexander) Oculto tras su gran belleza y tu apariencia de niño inocente y delicado se oculta la fuerza y el valor de todo un hombre, Sunil. Incluso me atrevería a decir que se oculta la fuerza y el coraje de un dios. Y es hora de que pruebes tú también al lubricación anal.

    No tiene el pene como para poder peentrar a nadie, pero quiero que practique a partir de ahora esto. Si es que no lo ha probado ya con algún otro empleado de la compañía. Y cuando lo pruebe un ratito, entonces no dudaré en follarle como es debido. Bien rico por su culito hasta hacerle desmayarse del profundo placer que sentirá.

    Devian LilithDevian Lilith
    (Tu niño será mucho ma´s pervertido de lo que ya es... XD)


    [Lucas]

    (Lucas) Sí, padre. Tengo que irme. Me castigarán si no vuelvo a la hora de dormir. Y si me obligan a decir que por qué no fuí al orfanato antes de la hora de dormir me esperará un castigo peor.

    En mi voz se notaba miedo.

    (Lucas) Y si me hacen lo que les hacen a otros niños para que confiesen... no creo poder cumplir mi promesa de no decir nada, porque... no quiero que me encierren en ese armario de nuevo...

    Un castigo severo en el que te tienen incluso uno o dos días enteros ahí encerrado. Sin comida ni agua. Y si tienes que hacer tus necesidades, no te queda otra que hacerlas y pasar ahí dentro soportando tu propio pestazo. Por otro lado, lo que es padre dijo luego me agradaba bastante, aunque no podía mostrarlo por mi miedo de ahora. Aunque por otro lado, durmiendo fuera no tendré que soportar los insultos y posibles bromas pesadas de los otros niños del orfanato por la noche. ¿Qué puedo hacer?

    (Lucas) Realmente... agradecería quedarme esta noche, pero... luego necesitaría que interviniese por mí...

    Mi pena seguía presente. La idea del armario en el orfanato me daba miedo tanto a mí como a los demás niños del orfanato. No es nada agradable. Y luego al salir hay que soportar mofas de que estemos oliendo mal. Es cierto que la mayoría de las veces recurro a mi truco para despejar mi mente, pero es imposible si huele mal todo el rato.

    Devian LilithDevian Lilith
    (Se queda contigo, pero luego necesitará ayuda... :3)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5. Wonald

    Wonald Se requiere poco para teñir los futuros de negro

    Registrado:
    17 Ene 2015
    Mensajes:
    1,787
    Temas:
    39
    Calificaciones:
    +1,329
    Leoncio

    El sujeto extranjero había aceptado que le guiará hasta el hotel y el muchacho que choco conmigo se unió a nosotros a nosotros. Supongo que era bueno ir en grupo a estas horas por lo que no me queje y le enseñamos el camino al adulto. Podía sentir las miradas de las pocas personas en la calle fijándose en el adulto. Tal vez por su notable apariencia que delataba que no era de aquí o su aspecto más femenino que masculino. En cualquier caso estábamos cerca del hotel.

    No agradeció antes de que llegáramos a nuestro destino. Lo malo fue que la noche había caído y la recepcionista no nos dejó más opción que hacernos pasar la noche allí. (Mis padres van a matarme) Pensé empezando a sudar frío. Si tuviera que elegir entre enfrentarme a un lobo salvaje o a mis padres molestos elegiría gustosamente a una manada de lobos.


    Compartir habitación con desconocidos no era una idea que me gustara pero no tenía ni una moneda encima como para pagar una propia. Tampoco podía exigirle a un desconocido que me pagara una. Así que sin más que hacer tenía que aceptar su oferta, pero mantendría mi cuchillo cerca por si acaso. Por más afeminado que se viera tampoco podía descuidarme.

    -Será lo mejor desde que no tengo dinero encima.-
    Mire al chico. -Supongo que tu tampoco puedes pagar una habitación ¿verdad?-

    En resumen los 3 terminamos en la misma habitación en aquel hotel. Al menos la habitación estaba limpia y había suficiente espacio, al menos yo lo consideraba así, además de que el baño parecía listo. Tal vez a ese chico le vendría bien bañarse desde que mojó sus ropas al caer en el charco. De momento me senté aun lado inquieto pensando en que le diría a mis padres mañana.

    -*Suspiro* Mis padres van a matarme.-


    Alex the HuskyAlex the Husky

    fortunat01fortunat01
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6. Devian Lilith

    Devian Lilith Awarded Hero

    Registrado:
    19 Jun 2006
    Mensajes:
    837
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +762

    [Sunil]
    Me sonreí con gusto al sentir su lengua entrar en mi culito, humedeciéndolo poco a poco. Movía mis nalgas al compás de sus movimientos, imitando un movimiento de meter y sacar aunque su lengua apenas rozara mi entrada. Suspiré sin dejar de mover mis manos alrededor de su pene, fue entonces que Alexander me dio la instrucción de hacerle llegar al orgasmo.

    Está bien. ¡Mmm! —Un gemido se me escapó al recibir aquel impulso que me hizo llegar a su glande de un solo movimiento, atrapándolo con mis labios y raspándome hasta la garganta con doloroso placer. Mi lengua lo cubría con saliva lo mejor posible y mis labios ejercían la presión necesaria para estimular su pene. No pasó mucho tiempo hasta que explotará en mi boca llenándome de semen—. Mmm.. ¡Mmmm! ¡MMM! —retuve todo lo que pude con la boca, lo saboree antes de tragarlo y por último me dispuse a limpiar con esmero cada gota que se me escapó. De arriba a abajo lamí su pene una vez más hasta dejarlo limpio por completo—. Me encanta el… sabor de tu leche.

    El cambio de posición fue rápido y también inesperado. Terminé boca arriba aunque no de la forma que esperaba, esta vez era Alexander quien puso su trasero en mi rostro y me invitó a dilatarlo como lo hacía conmigo.

    Está bien. Haré mi mejor esfuerzo. —Mantuve una breve sonrisa al escuchar sus halagadoras palabras que me dieron la confianza necesaria para intentar aprender aquello. Sería mi primera intentando aquello.

    Con mis dos manos abrí la abertura de sus nalgas hasta poder ver su ano. Era la primera vez que lo observaba de esta manera. Me acerqué hasta él y empecé a lamerlo poco a poco, suave y suave, siguiendo las indicaciones que Alexander me daba. Moví mi lengua alrededor un poco torpe y después me auxilié de mis dedos, eran pequeños así que no suponía el mayor problema insertar uno de ellos y después fueron dos. Los retiré y volví a chupar y lamer su ano.

    ¿Así está bien? —pregunté, pues lo que menos quería era hacer un mal desempeño.
    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata



    [Ezekiel]

    Al parecer sí podría salirme con la mía. Me regocije sabiendo que ese niño huérfano seria mío por esa noche. Le acaricie el rostro con suma ternura, una última caricia de dulce inocencia antes de que tomara su pureza para mí solo. También me acerqué hasta él y le besé su frente.

    De acuerdo, intercederé por ti ante las autoridades del orfanato, pero a cambio tienes que prometerme que pase lo que pase no le contarás a nadie lo que suceda esta noche. Sea sobre la comida o sobre pasar la noche en mis aposentos. —Me hinqué para quedar a su altura, pues de esa forma se me facilitaría convencerlo. Entrelacé nuestros meñiques formando un lazo entre nosotros, símbolos del pacto sagrado que le obligaría a cumplir—. Jura por dios y por tu vida que mantendrás el secreto entre nosotros dos. Si lo haces, te daré una bendición especial, tres veces esta noche. ¿Lo prometes?

    Con eso lo tendría en la palma de mi mano. Le prometí follarlo tres veces y tenía toda la intención de cumplirlo, pero primero había que prepararlo acorde a la situación y una de las cosas primordiales era limpiarlo de tanta mugre y suciedad que lo envolvía. Todo ese polvo de la fábrica debía irse para poder degustar apropiadamente de su virginal piel.

    Cómo has sido un niño ejemplar, compartiré mi baño contigo. Pondré a hervir agua para que podamos ducharnos juntos, espera aquí.

    Pese a vivir acomodado dentro de la Iglesia, seguía atado a las convencionalidades que la mayoría de la población en cuánto al aseo personal. Una tina de porcelana en medio de un cuarto especial había que ser llenada previamente con agua caliente, tras lo cual uno se sumergía dentro de ella y hacía uso del jabón para asearse. Por otro lado, un niño como Lucas seguro que ni si quiera estaba acostumbrado a una ducha caliente, si acaso cubetas de agua fría para asearse antes de dormir en camas desgastadas, o en el suelo, como había escuchado según algunos rumores. Cuando el agua estuvo lista lo traje conmigo hasta el baño, dónde ambos nos deshicimos de nuestras ropas, él con un poco de pena, mas yo le sonreí con ternura.

    No tengas miedo. Ambos somos hombres, así que no tiene nada de malo —hice un esfuerzo por mantener bajo control mi excitación. Si él observaba mi miembro erecto podía asustarse y eso echaría a perder todo mi plan. Me metí a la tina semi-recostado en ella, con el agua llegándome hasta el torso. Al lado de la tina había hab´n y un poco de agua adicional para el momento del enjuague. Lucas tardó un poco en acompañarme—. Ven aquí. El agua está caliente, seguro será de tu agrado —le extendí la mano y lo ayudé a entrar en el agua, acomodándolo entre mis piernas.

    A medida que se sentaba y su piel entraba en contacto con la mía, mi pene se erguía y empezaba a rozar su pequeña espalda.

    ¿Te gusta el agua? —lo rodeé con mis brazos y le susurré con lascivia en el oído. De ninguna manera lo dejaría escapar ahora.
    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata


    Me tardé un poco por las festividades. Lamento la demora u.u
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7. fortunat01

    fortunat01 Protegere a aquellos que me importan

    Registrado:
    23 Feb 2012
    Mensajes:
    1,113
    Temas:
    191
    Calificaciones:
    +1,909
    Jayden

    Al llegar al hotel con ambos sujetos note que la gente nos miraba mis ropas mojadas y sucias llamaban la atención por lo contrastante que era con la pulcritud de la ropa de los huéspedes del hotel. Como era de noche era lógico que tuviera que quedarme en el hotel, pero lo malo era que no tenía un quinto, por fortuna el turista nos ofreció quedarnos en su habitación de hotel.

    Tanto yo como el hijo del panadero subimos a la habitación, al entrar me maraville por lo grande que era, era más grande y lujosa que mi habitación, mis ropas me empezaban a dar frío y estornude.

    “Creo que lo mejor es que me dé un baño” dije

    Antes de darles tiempo de reaccionar, me metí al baño y me despoje de mi ropa mojada y me di una rica ducha caliente. Una vez termine de ducharme, no podía ponerme de nuevo mi ropa por lo que salí vestido solo con mi bóxer.

    “¿Con quien me toca dormir?” pregunte

    Alex the HuskyAlex the Husky

    WonaldWonald
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8. Autor
    Tatsumaru Igrata

    Tatsumaru Igrata

    Registrado:
    22 Abr 2007
    Mensajes:
    5,467
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +961
    [Wonald]

    Estás con los otros dos chicos en la habitación de hotel. Está bien equipada y cuenta incluso con un gramófono. Aunque solo hay una cama. (Así os lo pongo más interesante. XD) Y entonces, llaman a la puerta. Como tú eres el que se encuentra más cerca, abres la puerta. Y hay ante tí un chico que parece rondar entre los quince años. Está vestido con ropa de empleado del hotel. Del servicio de habitaciones.

    (¿?) Disculpe que pase por aquí sin ser llamado, pero necesitaba hablar con usted.

    Parece que no solo ha venido sin avisar, sino que quiere hablar exclusivamente contigo.

    (¿?) Me llamo Richard y trabajo aquí. Mi familia es la propietaria del hotel. Eres el hijo del señor Greemson, ¿Verdad?

    Parece que te ha reconocido.

    (¿?) Conozco a su padre. Es él quien nos suministra sus productos. Le he reconocido en recepción y he visto que parecía preocupado al ser de noche. Si lo desea, puedo llamar a su padre para decirle que está aquí. O si lo prefiere, puede acompañarme hasta el teléfono.

    No está muy claro si está haciendo eso por voluntad propia o por orden de sus padres, pero...

    (¿?) No se preocupe. No le cobraremos por la llamada. Le debemos mucho a su padre, después de todo.

    Aunque nadie lo sabe, en un mes determinado del año siempre hay baja actividad de huéspedes y, lamentablemente, el pan es algo que debe servirse tierno del día. Y su panadería es la única que les ha confiado sus productos con la posibilidad de poder pagarlos meses después cuando llega la temporada alta de visitantes y en poco tiempo se consigue dinero de sobra para pagar las deudas y mucho más.

    Imagen de Richard:
    [​IMG]

    WonaldWonald


    __________

    [Alexander]

    Me estuve quieto dejando que Sunil practicase a su gusto. Al ser su primera lubricación anal, debía comenzar con lo básico. Al igual que en su primer orgasmo y su pérdida de la virginidad hace ya algún tiempo. Al sentir que ya lo hacía de forma enérgica y con una buena habilidad en su lengua, me retiré poco a poco para volver a colocarme ante él de frente acariciando su cabello y su pecho.

    (Alexander) Has practicado la última parte de todo lo que se hace habitualmente en el sexo completo. He esperado hasta el día de hoy, porque comprendo que es duro comenzar con el sexo oral. Y por tanto, hubiese sido demasiado para tí haber probado la lubricación anal en tu primera vez hace tiempo. Pero ya has demostrado estar preparado para lo que sea. Y ahora... te daré tu agradable recompensa. Voy a darte eso que tanto deseas.

    Arrimé mis caderas hasta las suyas colocando sus piernas en ambos lados de mis propias caderas. Así estará cómodo, accesible y no podrá detener mis movimientos. Acoplé mi verga en su culito. Ha sido penetrado tantas veces por mí y por otros empleados de la compañía, que tiene su entradita bien accesible y suelta. Así que fué muy fácil meterlo hasta la mitad y comenzar con el sexo. Aun así, siempre se notaba que tenía fuerza para apretar mi verga dentro de sus paredes anales. Es casi como si siguiese siendo virgen su lindo trasero. Las embestidas comenzaron ligeras y suaves. Siempre así para luego pasar a rudas y profundas. Hacerle sentir a gustito y darle más de lo que espera.

    Devian LilithDevian Lilith


    __________

    [Lucas]

    Saber que el sacerdote intercedería por mí ante el orfanato mañana me hizo recuperar la calma. Confiado, hice con el meñique la señal de promesa. No creo que me hagan nada en el orfanato si él me protege.

    (Lucas) Juro...

    Juré sin dudarlo, pero sin especificar a nadie. Nunca juraría ante un Dios en el que no creo. Primero me ofreció un baño y asentí agradecido, pues realmente salimos muy sucios de la fábrica cuando terminamos de trabajar.

    (Lucas) ¿Eh?

    Me sorprendí al ver que era un baño como el de las familias acomodadas y ricas. Agua... ¿Caliente? ¿Realmente será con agua caliente? Normalmente se reservan eso cuando estamos enfermos y sucede en una cubeta. Pero en una bañera tan grande... ¡Vaya! Me dió un poco de corte desnudarme ante el mayor, pero no por miedo. No es la primera vez que me desnudo ante otros niños o ante otros mayores, pues nos tienen vigilados siempre. Pero la idea de bañarme en una bañera en la que será imposible evitar contacto mutuo con un hombre mayor sí que era nuevo. Normalmente prefiero bañarme solo. Y cuando estoy obligado a ser bañado, solo ponen mis manos. Pero... ¿Todo el cuerpo? Aun así, no dije nada. Una vez desnudo del todo, entré poco a poco en la bañera.

    (Luca) ¡Ay!

    El primer contacto con el agua me hizo estremecerme. No me lo esperaba. Probé otra vez y a medida que hundía el brazo en el agua, me gustaba la sensación. Sonreí tímidamente y dejé que me ayudase ha entrar y acomodarme.

    (Lucas) Ahh...

    Me sentí muy a gusto y ya olvidaba por completo que estaba recostado sobre el padre y no sobre la bañera en sí. Tener agua caliente rodeando el cuerpo era algo genial. ¡Qué suerte tiene! De hecho, el nivel de relajación fué tal... que inevitablemente quedé en el limbo de nuevo. Mis ojos estaban cerrados y permanecí como dormido y silencioso, pero no estaba dormido. Es más bien como si mi alma hubiese abandonado mi cuerpo. O para ser exactos, mi conciencia hubiese dejado mi mente. Mirando a mi alrededor unas termas como las que vi en algunos libros dibujadas acerca de historias de paises de Oriente. Solo yo sobre rocas cálidas y con agua hasta el cuello. De hecho, estaba tan concentrado que ni siquiera notaba algo empujar cerca de la parte baja de mi espalda. (La verga de tu hombre.)

    Devian LilithDevian Lilith
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9. Wonald

    Wonald Se requiere poco para teñir los futuros de negro

    Registrado:
    17 Ene 2015
    Mensajes:
    1,787
    Temas:
    39
    Calificaciones:
    +1,329
    Leoncio

    Ya tan solo de pensar en encontrarme con mis padres mañana me daba dolor en el trasero. Así como eran amables podrían ser duros y severos. Entonces mis pensamientos fueron interrumpidos por la voz del chico.



    El chico se metió al baño y cerró la puerta. Parecía estar bastante tranquilo a pesar de todo, digo, tampoco es como que salir a estas horas sea lo mejor pero mañana. Cielos creo que debí haberme ido de todas maneras. Mientras pensaba y el otro chico estaba en el baño note que el hombre extranjero parecía revisar algunas cosas en su maleta permaneciendo distante.
    Un reto después el chico salio del baño usando únicamente ropa interior.



    -Eso depende de si alguien quiere dormir en el suelo.-
    Le conteste pues solo había una cama que, aunque sea grande, si dormimos los 3 estaríamos bastante justos de espacio.

    En eso alguien golpeo la puerta de la habitación y automáticamente fui a abrir olvidando la escasa vestimenta del muchacho que nos acompañaba. Quien golpeó la puerta era un chico como de mi edad con uniforme, me parecía curiosamente familiar. Y al escucharlo con razón me lo parecía. Era el hijo del dueño del hotel. Generalmente espero a que mi padre termine las transacciones con los clientes en la carreta donde transportabamos grandes pedidos por lo que no me había dado cuenta antes. En resumen me ofreció usar el teléfono para hablar a mi familia.

    -Eso sería de gran ayuda. Muchas gracias.- Entonces pense en algo. -Oye ¿Tu familia o alguien cercano tiene teléfono?- Me giré a ver al chico conquien compartiría la habitación. Hera posible que quisiera hablar con su familia tambien.



    fortunat01fortunat01

    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10. Devian Lilith

    Devian Lilith Awarded Hero

    Registrado:
    19 Jun 2006
    Mensajes:
    837
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +762

    [Sunil]
    Tras una larga espera, Alexander se puso en posición, exponiendo mi culito ante su enorme verga.

    Sí, por favor. Q-quiero sentirte en mi interior —supliqué abriendo lo más que podía mis nalgas con ambas manos. Mi tono de voz suave y actitud sumisa siempre servía para exaltar la excitación del otro. Con respetuoso cuidado, Alexander fue entrando en mí—. Uhm… ¡Ah!... ¡AH! —podía sentir como su miembro se hacía espacio entre mis carnes poco a poco, robándome suspiros con cada centímetro que enterraba dentro de mí. Al llegar a la mitad me sentía exhausto pero no satisfecho—. ¡Más! Más, por favor —le rogué abriendo más mi nalguitas, invitándolo a terminar por penetrarme. Quería sentir su pene hasta el fondo de mi culo y regodearme de placer con él.

    Alexander hizo caso de mis peticiones hundiendo su grueso miembro dentro de mí. Tan pronto sentí sus testículos tocando mi piel sonreí de felicidad. Estaba lleno de él.

    ¡S-sí! Me encanta tu pene. Fóllame cómo te guste —me valí de mi poca fuerza para acentuar mis piernas alrededor de sus caderas, abrazándolo como podía. Era mi forma de demostrarle cuánto lo quería dentro de mí. Cuánto me moría de ganas por ahogarme con su sexo.

    Las estocadas empezaron lentas y profundas, sacaba su pene a un poco más de la mitad para después volverlo a meter de un solo movimiento, intenso que me provocaba espasmos. Yo gemía con fascinación con cada uno de ellos, la sensación de que me follase era una maravilla que me hacía retorcerme bajo su cuerpo. Poco a poco fue incrementando la velocidad y la fuerza de sus embestidas y mis gemidos y súplicas por más llenaron la habitación junto con el sonido de nuestras pieles chocando. Lo besaba con lujuria y me aferraba a su cuello con ambas manos como podía. El sexo con él era como estar en el séptimo cielo.

    Ah… Tu leche, Alexander… Ah, ¡ah !... ¡Dame tu leche, por favor… ¡Mmmm!... ¡Quiero que me llenes con tu leche! —le rogué entre gemidos, sabiendo que pronto yo mismo alcanzaría el orgasmo y sin necesidad de tocarme el pene. Bastaba con que expandieran mi culito para hacerme expulsar semen, como sabía que pronto ocurriría. Estaba a punto de alcanzar el clímax otra vez.
    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata



    [Ezekiel]

    Como sentí que su Resistencia se desvanecía entre el vapor de la ducha, empecé a lavarle con delicadeza el rostro para quitarle cada gramo de suciedad. Enjaboné un poco su cara y con delicadeza derramé agua de la bañera sobre él. Repetí el paso con su cuello, y hombros. Cuando por fin olía a limpio empecé a besar cuidadosamente sus mejillas y después los hombros. Besos suaves y lentos que me permitieran saborear la pureza de su piel.

    Hago esto porque te quiero, Lucas. No lo olvides —le susurré en el oído y mis manos se volvieron más inquietas que antes. Mis dedos amplios comenzaron a masajear su pecho—. Vaya. ¿Qué tenemos aquí? —Me apoderé de sus pequeños pezones y empecé a trazar círculos alrededor de ellos. Los acariciaba y también pellizcaba un poco, con la insistencia suficiente para estimularlo y al mismo tiempo me aseguraba de tener la fuerza necesaria para sujetarlo en caso de que intentara huir—. Veamos que más hay por aquí.

    Aproveché la situación para empezar a recorrer su cuerpo con una de mis manos, pasándola por su tórax, sus piernas y hasta llegar a sus pies. Después ocupé la otra mano para el segundo lado. Acaricias iban y venían y mi excitación aumentaban. Era hora de pasar a cosas mayores.

    Hay que limpiar aquí también —Me atreví a tocar su pequeño pene para jugar con él. Lo acariciaba y lo estiraba, frotándolo plenamente con mis dedos hasta ponerlo erecto. Esta vez me dispuse a lamer su oreja—. Eres un niño hermoso. Un bello ángel de los cielos que Dios me ha enviado para amar —Lamí con mayor insistencia su cuello y hombros para después hacer girar su rostro con el fin de apoderarme de sus pequeños e inocentes labios. Lo besé con tanta pasión que le robé el aliento—. Hay un lugar más por limpiar.

    Sin mayor preámbulo llevé una de mis manos hasta su culito, y en su ano empecé a hacer fuerza con uno de mis dedos. Poco a poco con movimientos circulares para dilatarlo con prontitud.

    Shu… shu, no temas. Recuerda que prometiste hacer todo lo que yo te pidiera. Déjame demotrarte cuanto te amo. Prometo que una vez que te acostumbres te gustará.
    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata


    Listo, me disculpo por la demora u.u
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11. fortunat01

    fortunat01 Protegere a aquellos que me importan

    Registrado:
    23 Feb 2012
    Mensajes:
    1,113
    Temas:
    191
    Calificaciones:
    +1,909
    Jayden

    Mientras decidíamos quien dormiría en la cama, se escucho el toque de la puerta, vi como el hijo del panadero abría la puerta y hablaba con alguien en la puerta, después de hablar con ese sujeto se dio la vuelta para verme, y me preguntó si en casa había teléfono.

    -No, no hay teléfono en casa y no se si hay algún vecino que tenga uno- respondí

    Si el hijo del panadero se lograba comunicar con su familia de seguro se iría a casa, si ese era el caso obviamente me iría con él, confiaba más en el hijo del panadero que en un extraño que recién acaba de conocer, pero había un problema, mi ropa estaba húmeda y salir del hotel significaría que saldría a la calle en ropa interior, no era algo que me preocupara, pero sabía que si regresaba a casa de esa manera sería castigado.

    -Disculpe, si vuelve a casa ¿puedo quedarme con usted?- le pregunte al hijo del panadero

    Esperaba que accediera, ya que no quería recibir las nalgadas que de seguro mi padre me daría.

    WonaldWonald perdon la demora, el niño esta disponible para cualquier cosa traviesa que se te ocurra 7u7
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12. Wonald

    Wonald Se requiere poco para teñir los futuros de negro

    Registrado:
    17 Ene 2015
    Mensajes:
    1,787
    Temas:
    39
    Calificaciones:
    +1,329
    Leoncio

    Mientras nosotros, los jóvenes hablábamos, el hombre extranjero afeminado parecía estar en su propio mundo.


    -Vaya que lastima. Seguro pasarán la noche preocupados.-
    Le dije lamentandolo en verdad. No creía que sus padres estuvieran contentos porque él pase la noche fuera sin avisar.


    -Eh?-


    Su pregunta repentina me sorprendió, no nos conocemos pero pregunta por quedarse en mi casa. Pensándolo un momento supongo que era más fiable que quedarse y compartir el cuarto con el sujeto extranjero. El problema es que no creo que mis padres puedan venir a estas horas, pensaba solo en avisarles que estaba bien y así disminuir su enfado. Supongo que preguntar si pueden venir no hará daño. -Le preguntare a mis padres sobre ello pero no puedo prometer nada.- Nunca así promesas que no pudiera hacer.

    Voltee a ver a Richard. -Por favor
    muéstrame dónde está el teléfono.-

    El otro chico tambien vino con nosotros prefiriendo estar con nosotros que con el desconocido en la habitación, estar solo en ropa interior no ayudaba, pero al menos en los pasillos vacíos solo Richard y yo lo veríamos. Al llegar al teléfono marque el número de la panadería, que tambien es mi casa, y respondieron a la brevedad.
    -Hable rápido que debo salir a buscar a mi hijo.- Dijo mi padre sonando alterado. Al decirle que era yo llamo a mi madre y abuelo para que escucharan y saber que estaba bien. En resumen me dijo que debería quedarme en el hotel porque ya se había hecho demasiado tarde pero que vendrían por mi a primera hora de la mañana. Trate de decirle que iría yo pero con una negativa con enojo bastó para que olvidara la idea.

    Finalmente colgué el teléfono volviendo a ver a los 2 chicos. -Al parecer no tenemos otra opción que pasar aquí la noche.-


    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata
    fortunat01fortunat01
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13. Autor
    Tatsumaru Igrata

    Tatsumaru Igrata

    Registrado:
    22 Abr 2007
    Mensajes:
    5,467
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +961
    [Wonald - Fortunat01]

    Os acompaña al teléfono, pero se siente un poquito sonrojado. Aunque intenta no aparentarlo. El motivo es que el otro chico baña sin apenas nada puesto. Normalmente los que vienen al hotel nunca salen en paños menores. Y mucho menos desnudos. Y lo han educado de tal forma que siempre debe evitar mirar a los demás cuando no tienen ropa, ya sean chicos o chicas. Así evitan en el hotel que los clientes se enfaden y ahuyenten a posibles futuros clientes con versiones exageradas o falsas de la realidad. Por eso, el tener que resistirse y no ver a otro cliente cuando tenga poca o nada de ropa hizo que la sola idea de ver a otra persona solo en ropa interior sea algo desconocido para él. Como algo prohibido. La única persona que puede ver desnuda es a sí mismo y nadie más.

    (Richard) Ahí está el teléfono...

    Dijo intentando centrar la mirada solo en el hijo del panadero, pues es el único vestido. Esperó a que hiciesen las llamadas y entonces fué informado de que tendría que quedarse a dormir aquí. Y parece que el otro chico también tendría que quedarse.

    (Richard) Bueno... Les acompañaré a la habitación de nuevo.

    Os acompaña de nuevo, pero por el camino véis al huesped con el que estabais en la habitación. Dice que se aburre un poco y que bajará a tomar algo al restaurante. Y tal vez a tomar un poco el aire fuera.

    (Richard) Le recomiendo no alejarse del hotel, señor. No es que vaya a pasar nada, pero toda precaución es poca.

    No está bien que los empleados recomienden esas cosas a los huéspedes para no plantar un miedo innecesario, pero él es todavía joven y su preocupación por los demás es más fuerte que ciertas exigencias que todo empleados del hotel debe cumplir. Os da la llave para que os vayáis adelantando y que más tarde irá él de regreso. Llegamos a la habitación y ahí entráis los dos.

    (Richard) ¿Hay algo que necesitéis y os lo pueda conceder?

    WonaldWonald
    fortunat01fortunat01


    __________

    [Alexander]

    Sus súplicas... sus gemidos... sus reacciones... ver su cara expresando placer... sentir como sus piernas abrazan mis caderas... ¡Todo era una combinación perfecta de emociones agradables! Sunil es más afortunado de lo que parece. No solo por estar bajo el anto protector de Mandus Company, sino por sentir los placeres que los adultos hubiesen impedido que el menor alcanzase a su tierna edad y que hubiesen teñido bajo una apariencia de guarrería. Es curioso que quieran evitar que hagan lo que ellos mismos harán cuando sean más mayores y sin embargo los obliguen a adoctrinarse en esa farsa de la iglesia. Mandus quiere un mundo nuevo... Un mundo limpio en el que se adore lo que se puede ver y lo que demuestra ser puro, verdadero y agradable para los demás. Y no un falso Dios que ni siquiera se atreve a dar la cara físicamente.

    (Alexander) Sunil... Sigue... gozando...

    Le decía mientras no dejaba de mirarle a los ojos, aunque en ocasiones los cerraba para intentar que solo mis otros sentidos puedan experimentar estas emociones. Ya llegamos a un punto en el que las embestidas eran muy rudas. Profundas y violentas, pero su culito ya era totalmente fácil de penetrar hasta lo más profundo posible. Además... llegar tan profundo es alcanzar su punto G y hacerle sentir un placer superior. Recibía sus besos con mucho cariño y deseo y notando como sus caderas vibraban y su orgasmo estaba cercano, me dejé liberar por completo. Como si soltase de su jaula a la bestia que llevo dentro. La lujuria encarnada. Y con un movimiento final, comencé a correrme en abundancia dentro de su culito provocando que Sunil tuviese también su orgasmo final. Pero ahi no quedó todo, pues me contuve para no soltar todo el semen. Gran cantidad, pero no todo. Entonces la saqué de su culito y me arrimé a su rostro.

    (Alexander) ¡Rápido...! Abre la boca...

    Me masturbaba a mí mismo muy rudo y le veía abrir bien la boca y sacar la lengua. Lo demás quería depositarlo ahí para dárselo de beber. Pero aprovechaba para dejar caer algún chorro de semen en su cara y darle así una visión más tierna y traviesa. Además de darle una apariencia más pervertida. Y tras eso, me tumbé a su lado abrazándole y arrimándole a mi pecho.

    (Alexander) ¿Te a gustado...?

    Realmente no hacían falta palabras, pero quería oirlo igualmente. Me quedé tumbado a su lado, pero luego me levanté y lo tomé en brazos para llevarlo a mi baño privado. Toca darse un baño completo y luego ir a ver otra zona de la fábrica. Hoy tenemos sorpresas para nuestro pequeño niño...

    Devian LilithDevian Lilith


    __________

    [Lucas]

    Escuchaba al mayor hablarme, pero parecía un eco. Una voz lejana y muy floja. Aunque enseguida se materializó detrás mío al hacer contactos tan directos. Que me tocase no me hizo reaccionar, pues era algo normal. Pero centrarse así en mis pequeños pezoncitos fué diferente...

    (Lucas) Mmm...

    No entendía el objetivo de ese contacto. ¿Habría suciedad ahí? Notaba que pasaba su mano por el restode mi cuerpo, pero yo no veía la situación real. Solo esas termas orientales en las que veía que estaba y la imagen del padre materializada como un espectro. Parcialmente transparente, pero pudiendo notar su tacto. Cuando llegó a mis pies, al tocar cerca de mis huellas...

    (Lucas) ¡Jijiji...!

    Me hizo cosquillas. Entonces llegó a mi zona más íntima. Por mentira que parezca, no reaccioné. Pues cuando nos lavaban a los demás, nos pasaban por ahí la esponja. Aunque curiosamente, el cura no está usando esponja. ¿Realmente se puede lavar a alguien solo con los dedos? Escuchaba su voz de nuevo, pero le oía vagamente. Mi limbo era mi paraiso. Sin embargo...

    (Lucas) ¡AH...!

    Ese contacto en mi trasero me hizo reaccionar de verdad. Solo abrí totalmente mis ojos mirando hacia adelante sin centrarme en un punto fijo. Y de golpe, todo se volvió negro y volví a verme donde estaba realmente. En una bañera normal con el padre detrás mío. Confiando en él, no me moví, pero se sentía raro.

    (Lucas) Ngh... Es... incómodo...

    Dije moviendo inevitablemente mis caderas levemente. Como buscando un contacto menos molesto. Aunque eso hizo erectarse mi entrepierna sin que lo notase, aunque de forma muy leve. Y ahora que no estaba en mi limbo, notaba eso que apretaba en mi espalda.

    (Lucas) Algo... me pincha...

    Llevé una de mis manitas hacia atrás para sujetar lo que fuese eso (tu verga) y tratar de apartarlo lo justo para que no pinchase.

    Devian LilithDevian Lilith
     
  14. Devian Lilith

    Devian Lilith Awarded Hero

    Registrado:
    19 Jun 2006
    Mensajes:
    837
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +762

    [Sunil]
    Nuestros gemidos competían con el sonido de nuestras pieles al chocar. Estábamos ahogándonos en lujuria y aun así nos aferrábamos cada vez más al cuerpo del otro. Con cada embestida me aseguraba de apretar mi culito, disfrutando de esa enorme verga penetrándome hasta el fondo y sabía que Alexander lo disfrutaba por la forma en que cerraba sus ojos para disfrutar de mis caderas a su alrededor.

    Alexander… ¡Ah! ¡Voy a…!

    Apenas pude balbucear unas cuantas palabras antes de llegar a mi segundo orgasmo, manchando nuestros abdómenes con un pequeño chorro de semen. Después, a los pocos segundos pude sentir como se corrió dentro de mí.

    ¡AHHHH! —Grité y gemí de placer, retorciéndome bajo su cuerpo y al mismo que asimilaba la explosión de sensaciones. Llevé mis manos hasta mi pancita. La sensación que tenía entonces era maravillosa—. Me llenaste con tu leche —sonreí gustoso, nada me hacía más feliz que un pene satisfecho abandonando mi ano luego de humedecerlo por dentro.

    Sin embargo, la cosa no terminó ahí y a los pocos segundos vertió más de su semilla sobre mi boca y rostro. Yo me aseguré de limpiarlo con diligencia, sin desperdiciar ni una sola gota. Lo lamí desde la base hasta el glande, lo engullí una vez más y tras robarle todo el sabor de su espeso semen me limpié la cara, incluso chupándome los dedos. Nos quedamos tendidos sobre la cama abrazados un rato.

    Me ha encantado, como siempre —Le di un beso suave en la mejilla y procuré relajarme después de eso. Aún no sabía si repetiríamos más tarde, dormiríamos o si tendríamos que hacer una actividad extra para la compañía una vez más.

    Hoy parecía ser lo segundo, pues me llevó hasta el baño y nos aseamos juntos. Luego retornamos a los pasillos de la compañía.

    ¿A dónde vamos, Alexander? —tenía curiosidad. El trabajo que seguía parecía ser diferente al de otras ocasiones.
    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata



    [Ezekiel]

    Je. Pero que niño tan travieso eres —Sentir su mano tomar mi pene para agitarlo me estimuló lo suficiente para que éste palpitara, así sucesivamente con cada roce—. Sigue intentando todo lo que quieras —murmuré confiado mientras con mi dedo de en medio buscaba penetrarlo cada vez más, hasta que por fin llegué a meterlo todo por completo y eso le provocó un espasmo—. Shh… confía en mí. —Con mi dedo dentro empecé a hacer movimientos circulares para dilatarlo, así como un ligero mete y saca. Mi brazo libre lo tenía abrazado y con la mano agitaba su pene, ahora erecto y a mi merced—. Parece que a tu amiguito de aquí está disfrutando de mis atenciones —mencioné con lascivia antes de parar un poco la masturbación que le hacía para hacer girar a su rostro hacia a mí—. Déjame hacerte sentir bien.

    Sin más, le obligué a besarme. Uní mis labios con los suyos y, aunque al principio el contacto fue superficial, después usé mi lengua para abrirme camino por su boca hasta llegar a la de él. Lo mantuve sumiso en esa posición besándolo con mi dedo dentro de su ano y mi mano masturbando su diminuta erección por unos cuántos minutos, hasta quedarnos sin aire. Para entonces mi dedo entraba y salía sin dificultades.

    Muy bien, Lucas. Es hora de que hagas algo especial para mí —me puse de pie y dejé a la vista mi verga erecta frente a sus pequeños ojos—. Quiero que limpies mi pene, y asegúrate de usar la boca.

    Como era posible que ante tal proposición quisiera huir me vi en la necesidad de ser más coercitivo.

    Recuerda que prometiste qué harías todo lo que yo dijera a cambio de que te ayudara con las autoridades del orfanato. —Eso tendría que hacer todo el trabajo. Acerqué la punta de mi pene hasta su mejilla y le di instrucciones—: Ahora abre la boca y límpialo bien. Verás que te gustará hacerlo.
    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15. Autor
    Tatsumaru Igrata

    Tatsumaru Igrata

    Registrado:
    22 Abr 2007
    Mensajes:
    5,467
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +961
    [Alexander]

    Caminamos por los amplios pasillos. A diferencia del frío exterior, aquí abajo siempre hace algo de calor. Es normal con el vapor saliendo por pequeñas fugas en las tuberías debido a la alta presión o por el simple hecho de que estamos rodeados de tuberías por las que corre sin parar agua y vapor a muy alta presión.

    (Alexander) Todos sabemos que eres leal a la compañía y que se puede confiar en tí, Sunil. De hecho, estoy convencido de que llegarías a ser incluso alguien digno de alcanzar un puesto muy elevado en esta empresa. Y creo que incluso el propio Mandus lo piensa.

    Dije acariciando su cabello y su hombro.

    (Alexander) Pero hay algunos empleados que lo cuestionan. Por eso me gustaría llevarte más de ve en cuando por las zonas secretas de la fábrica. Que estés más habituado a lo que todos ven a diario. Sé que lo has visto en otras ocasiones, pero cuanto más lo veas, más fácil será callar a los que te cuestionan.

    Pasamos y contemplamos diferentes secciones de la fábrica. Y no necesariamente desde lejos o las alturas, sino desde el propio nivel de la fábrica. Pasamos por amplias salas llenas de maquinaria de vapor, herramientas afiladas y sobre todo... la visión y el olor de la sangre y las vísceras. Veíamos tanto la labor de los carniceros en la matanza como en el proceso de destripado, corte y selección de lo mejor de cada presa. Algunos eran animales naturales de toda la vida. Otros... más humanoides. Obviamente, eran humanos antes. Seguro que algunos los reconocería el pequeño, porque él mismo los había seducido para facilitar su captura.

    (Alexander) Mira, Sunil... Los que vivían en sus pedestales de oro macizo en las alturas... y se cagaban sobre los pobres y huérfanos. Los que se creían intocables. Ahora mueren como lo que realmente son. Cerdos sucios que son tratados igual que como llevan años tratando a los pobres. O incluso peor que como nos han tratado a todos...

    Se escuchaba no solo el ruido de las máquinas, sino los gritos de los animales o su agonía. Como un ser vivo puede acabar despedazado y convertido en hermosas piezas de jugosa carne de primera.

    (Alexander) Veo que te has hecho más fuerte. Al igual que yo y todos, en nuestras primeras veces viendo esto vomitamos. Es inevitable. Pero veo que tu estómago ya no se revuelve. No está nada mal para un niño tan joven. Los hay que vomitarían todos los días...

    Le dije con una sonrisa. ¡Nunca me caso de halagarle! Por el camino vemos incluso a algunos empleados adquiriendo o permaneciendo en formas animales o mixtas.

    (Alexander) Como ves, los hay que han aceptado voluntariamente adquirir apariencia animal también. Pero a diferencia de las presas, ellos conservan su mente clara y tienen la capacidad de transformarse y destransformarse a voluntad. Y si lo deseas... algún día también puedes adquirir ese poder.

    Que sepa que, como empleados de Mandus Company, tiene todo el derecho a ello algún día. Le llevé por otras zonas de la fábrica. Como lso rediles de confinamiento donde los hay totalmente humanos o transformados de forma total o parcial. Algunos ya perdieron incluso el habla.

    (Alexander) No sientas pena por ellos. Saben por qué están aquí. Y si tuviesen dignidad... aceptarían su destino con honor y reconocer que la justicia a triunfado.

    Continuamos avanzando. Había incluso tanques llenos de carne triturada de todo tipo.

    (Alexander) Como puedes ver, no se desperdicia nada. Lo que no se come se lava, tritura y se utiliza ese puré de entrañas para alimentar a los cerdos. Y una parte se lleva para producir combustible orgánico para potenciar aún más la fábrica.

    Incluso pasamos por zonas en las que se fabricaban salchichas, compuestos químicos y zonas donde, literalmente, se postituía a ciertas criaturas transformadas.

    (Alexander) Algunos no mueren. Demasiado jovenes... y demasiado hermosos para matarlos. En su lugar, nos aseguramos de que su inteligencia sea sumisa y sin capacidad de hablar. Y los vendemos... como mascotas...

    No hay que ser un genio para saber que la mayoría son menores. Pero ahora... toca algo intenso.

    (Alexander) ¡Bien! Ha llegado al hora, Sunil. Una mayor prueba que te hará ganar mucho respeto es... tu primera matanza.

    Parecía sorprendido.

    (Alexander) No te preocupes. Me he asegurado de que sea sencillo para tí. Y además... disfrutarás de ello. ya verás por qué...

    Dije con uan sonrisa perversa. Me empecé a desnudar de nuevo, pero guardando mi ropa en un armario hermético.

    (Alexander) Quítate la ropa... Confía en mí...

    Dejé que se desnudara del todo y guardé su ropa. Y entonces, le mostré algo interesante. Le hice mirar unas fotos en blanco y negro que sin duda reconocería.

    (Alexander) ¿Los reconoces? Sí, ¿Verdad? Me hablaste muchas veces de ellos. Los que te hicieron pasarlo muy mal en el orfanato. Los que te hicieron mucho daño. Poco a poco... los fuimos capturando en secreto para darte una sorpresa. Ahora mismo... están desnudos, colgados del techo con un arnés cada uno, con las manos esposadas a la espalda, los pies también atados con grilletes... con los ojos vendados y la boca amordazada. Ahí dentro estaré yo junto con otros empleados previamente avisados y que se han unido a la fiesta. Y te vamos a conceder algo muy especial, pero debes estar en silencio, ¿Vale?

    Me agaché a su altura y me acerqué al oido para susurrarle.

    (Alexander) Susurro: Cuando entres, no hagas ruido. Te ataremos igual que a ellos y tendrás que intentar gritar y resistirte, como hacen ellos todo el tiempo. Entonces os quitaremos las vendas de los ojos. Ellos se asustarán al verse en esa situación, al vernos a mí y a los otros empelados desnudos... y las mesas llenas de todo tipo de cuchillos, punzones, herramientas cortantes, látigos, algún que otro objeto que puede usarse como hierros al rojo vivo, un sistema de electroshock y otras cosas imaginativas. Te verán a tí y te verán como otra víctima. Nos acercaremos a tocaros y así hacer que se asusten. O acercaros alguna herramienta cortante para acelerar sus corazones. Disimula fingiendo miedo y resistencia. Llora si quieres...

    Ahora venía lo mejor.

    (Alexander) Susurro: Entonces... os vendaremos los ojos de nuevo para dejaros como estabais. Y sin que ellos lo sepan, yo y los otros empleados te desataremos y dejaremos libre. Y los torturaremos como tú quieras. Haznos una señal sin hacer ruido para decirnos si quieres que les apuñalemos, quememos, electrocutemos, les demos latigazos, cortes sangrantes o incluso... obligarlos a una felación o violación. Pero nos aseguraremos de que no mueran. Y tú podrás torturarlos y cortarles a tu gusto. Pero su muerte... ya sea rápida o lenta y agonizante... la harás tú. Sacia tu sed de venganza.... haz justicia... y disfruta viendo sufrir a quienes te hicieron sufrir...

    Ahora tenía más sentido lo de la desnudez. Ahí dentro va a correr la sangre y los revolcones. Y acabaremos todos bañados en sangre.

    (Alexander) Vamos... Y recuerda... Sshh...

    Entramos a una cámara blindada donde ya se escuchaban los llantos ahogados de las víctimas colgadas. Y había variso empelados. Todos ellos ya han follado con Sunil también una o varias veces. Y están desnudos también. Nos reciben con un saludo de mano, pues todavía no se puede hacer ruido. Ayudamos a Sunil a quedar colgado y atado como los demás. Y acto seguido, puede comenzar la fiesta. Les quitamos la venda de los ojos a todos y enseguida ven donde está. Primero con llanto, luego con confusión y luego con miedo. Los tocamos suavemente haciendo que se agiten. Algunos incluso se han acabado orinando encima. ¡Qué divertido! Mis compañero y yo cogemos algún cuchillo de cualquier tipo al azar y los acercamos a sus cuerpos. O incluso los paseamos por sus pieles sin cortarles. Algunos somos tan atrevidos que acariciamos sus entrepiernas y traseros. Todos lloran y se revuelven. Incluso el pequeño Sunil. Y entonces... llega el momento de vendarles los ojos. El ver las herramientas y saber lo que les haremos... para luego vendarles los ojos y que no puedan saber cuando ni como llegará la agonía acelera sus corazones y su miedo interno. Y con todo listo, sigilosamente desatamos y liberamos a Sunil. Que pueda caminar libremente por la sala. Coger lo que él quiera y darnos las indicaciones que él quiera para ver sufrir a sus enemigos.Incluso yo mismo... estoy preparado.

    Devian LilithDevian Lilith


    __________

    [Lucas]

    Ante sus palabras iniciales, pude percatarme de que era el pene del mayor. Al instante me sonrojé y lo solté acurrucándome como un cachorro.

    (Lucas) ¡Perdón...!

    había tocado algo y no tenía en mente limpiarlo. Así que fué tocar por tocar. Eso debió ser muy grosero por mi parte, aunque el sacerdote no parecía molesto. Aun así, debía ser educado. Intentando concentrarme y relajarme, pero no fué posible. Ese dedo entró del todo y me hizo soltar un gemido fuerte para luego respirar con agitación.

    (Lucas) Ngh... Se siente... muy extraño... Es... raro...

    No sabía a qué se debía eso, pero no parecía tan doloroso como para pensar que me haría daño. Y cuando dijo lo del amiguito, miré hacia el agua y ahora pude ver mi entrepierna.

    (Lucas) ¿Ha... crecido...?

    Acerqué mi manita hasta mi propio pene. No entendía lo que había pasado. Pero entonces, me giró la mirada y me besó. Primero abrí mis ojos por completo, pero por la sorpresa. Enseguida relajé mi mirada, pero sin cerrar los párpados. Y me deje´hacer con un gran interrogante sobre mi cabeza. Metió su lengua y solo reaccioné levemente, pero sin hacer gran cosa. Notaba su lengua moverse en mi boca. No sabía desagradable, pero no entendía ese gesto. Mi lengua permanecía estática. Quieta. Como muerta. Y cuando terminó ese beso extraño, se reincorporó sorprendiéndome ante lo que tenía delante mío. ¡Es enorme!

    (Lucas) O.O

    Lo miraba con sorpresa total. Entonces me pidió limpiarlo... ¿Con la lengua?

    (Lucas) ¿Eh?

    Miré al mayor a los ojos sin entender nada. Es cierto que se lo prometí, pero... ¿Limpiarlo con la lengua? La idea sonaba demasiado extraña, pero los libros que he leido hablan acerca de como algunos animales lavan a sus cachorros con la lengua. Y otro de un maestro diciendo que los humanos son animales. Pero no veo que halla peligro. Y además... stá limpio...

    (Lucas) Vale...

    Dije tímidamente, pero nuncal o había hecho. Por eso solo me acerqué y comencé con pequeñas lamidas.

    Devian LilithDevian Lilith
     
  16. fortunat01

    fortunat01 Protegere a aquellos que me importan

    Registrado:
    23 Feb 2012
    Mensajes:
    1,113
    Temas:
    191
    Calificaciones:
    +1,909
    Jayden

    El muchacho llamado Richard nos llevó hacia el teléfono, me di cuenta que le incomodaba el hecho de que yo estuviera en ropa interior ya que en todo el camino nunca me volteo a ver, aunque ese no fue el caso de algunos huéspedes del hotel, note que me miraban mucho.

    Después de que el hijo del panadero usara el teléfono, paso lo que era más probable, quedarnos en el hotel a pasar la noche, regresamos a la habitación, al entrar corrí hacia la cama y con un salto brinque de espaldas hacia ella.

    “¿Hay algo que necesitéis y os lo pueda conceder?” nos preguntó Richard

    “Pan y un vaso con leche” respondí

    Mire hacia el hijo del panadero.

    “¿Quieres jugar?” pregunte

    WonaldWonald
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17. Wonald

    Wonald Se requiere poco para teñir los futuros de negro

    Registrado:
    17 Ene 2015
    Mensajes:
    1,787
    Temas:
    39
    Calificaciones:
    +1,329
    Leoncio

    Caminamos de regreso a la habitación encontrando al hombre extranjero en el pasillo. Al parecer iba a salir aunque le advertimos que no lo hiciera. Al llegar a la habitación el otro chico se lanzó a la cama.

    -Yo quisiera algo de fruta y leche tambien si no es molestia.- Solo tenía un poco de hambre y no sentía ganas de comer mucho.


    Volví mi atención a él. -Bien.- Después de todo aún no tenía sueño como para acostarme a dormir y no había mucho que pudiera hacer en esa habitación. -Si quieres puedes unirte a nosotros.- Le dije a Richard, había sido bastante amable con nosotros después de todo.

    Richard se retiró para ir a buscar las cosas que le habíamos pedido, supongo que algo para él tambien. Comencé a quitarme la ropa hasta quedar en ropa interior, no me molestaba si ambos chicos me veían, después de todo todos somos hombres. Me senté en la cama cruzando las piernas mirando a Jayden. -¿Y a qué quieres jugar?-


    fortunat01fortunat01
    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  18. Devian Lilith

    Devian Lilith Awarded Hero

    Registrado:
    19 Jun 2006
    Mensajes:
    837
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +762

    [Sunil]
    Transitar por los pasillos de Mandus Company era casi como adentrarse a un laberinto. A mi corta edad el andar por los pasillos me seguía pareciendo un tanto confuso y, no era para menos, tomando en cuenta que había muchas secciones en las que hasta el momento no me había inmiscuido. Por lo general me dedicaba a fornicar con los trabajadores en sus habitaciones o en las áreas generales dónde la mayoría transitaba.

    Me aferré a Alexander y me dejé llevar por el escuchando sus afables palabras. Que tuviera tan altas expectativas sobre mí era halagador, pero también me asustaba. En especial cuando mencionó que el propio Mandus podía estar interesado en mí para sobresalir dentro de la compañía.

    Me mordí los labios analizando esas palabras. Si fuera por mí preferiría seguir siendo un peón más, sin obligaciones ni responsabilidades más allá de las que ya tenía. Seducir víctimas era suficiente para mí, además, también tenía el deseo de permanecer por siempre joven. Ser un niño y nunca crecer era mi mayor anhelo, pues sabía que así era como más les gustaba a los hombres de la compañía. Era gracias a mi aspecto inocente que podía ser follado por horas. Sin embargo, me quedé callado. No quería decepcionar a Alexander o a Mandus, no quería que dejaran de tratarme tan bien como lo hacían.

    Fuimos hasta la sección de la carnicería dónde vi a varios de los empleados mutilar a esas bestias multiformes que chillaban y gritaban en medio de los horrores. Tal como Alexander reconoció, me había hecho un poco más fuerte desde la última vez que vi una escena como esas, cuando vomité todo lo que tenía en el estómago al observar las vísceras y la sangre esparciéndose por todos lados.

    Ya veo. Suena… tentador —Me daba escalofríos pensar en transformarme en una bestia, aunque me prometieran conservar mi inteligencia. Pensaba que sería doloroso.

    Nuestra última parada conllevaba una enorme sorpresa para mí. Seguí sus instrucciones al pie de la letra y tras quedarme desnudo, me enseñó unas fotografías que me harían quedar con la boca abierta.

    ¡Son ellos! —No podía equivocarme. Esos rostros pertenecían a los muchachos que habían abusado de mí durante mis días en el orfanato, antes de formar parte de las filas de Mandus Company—. ¿Pero cómo? —Alexander lo dijo que todo, que los habían traído hasta ese lugar con el punto exacto de torturarlos hasta la muerte y deseaban que yo fuese participe de aquella matanza.

    Me colgaron junto a los otros y por unos minutos actué como uno de ellos. En medio del caos pocos fueron los que se percataron de mi presencia, estaban más preocupados por los hombres desnudos con armas que los miraron como hambrientos depredadores. Una vez que volvieron a vendarlos me bajaron y a pasos sigilosos fui entregando a cada uno de los hombres instrucciones para que los torturaran. Aun recordaba cómo entre todos esos chicos me arrebataron la virginidad contra mi voluntad. Era tiempo de hacerlos pagar.

    Alexander, quiero que los golpeen hasta sacarles sangre y después viólenlos a todos —susurré en el oído de mi compañero ansioso por ver la carnicería. A cada uno de mis compañeros les fui pasando diferentes utensilios: látigos para golpearlos junto con cadenas y sogas para provocarles asfixia. Solamente a dos de esos chicos les tenía un plan especial dado que fueron ellos quienes más me hicieron sufrir cuando vivía entre ellos—. A ellos puedes quemarles las piernas antes de violarlos. Si lo hacen entre dos mejor —le dije a Alexander—. No me importa si se desangran por tener dos vergas en el ano cada uno —sonreí complacido.
    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata



    [Ezekiel]

    Su suave y delicada lengua era deliciosa pese a sus torpes movimientos. Se notaba que era la primera vez que hacía esto y por ello la excitación en mi miembro se incrementó.

    Eso es. Lame toda la punta y ahora el tronco —le dije al mismo tiempo que con una de mis manos le acariciaba el rostro para demostrarle que lo hacía bien—. Ahora lame mis huevos. Déjalos limpios también.

    Lucas permanecía algo desconfiado pero a medida que repetía los movimientos se iba acostumbrando, y con ello se volvía más fluido los movimientos de su lengua.

    Abre la boca, pon tus labios sobre tus dientes y saca la lengua —luego de obedecerme llevé la punta de mi pene hasta su boca. Tomé su pequeña cabeza entre mis manos y comencé a follarlo—. Nada de mordidas y ni se te ocurra vomitar —le advertí al dar las primeras estocadas divirtiéndome mientras le veía hacer caras extrañas. —Mmm… Eso es… —gemí y aumenté la velocidad de los movimientos hasta ocasionarle un par de arcadas, salpicando el agua de la bañera en el suelo circundante.

    Me separé de él una vez que todo mi pene quedó completamente humedecido. Lo alcé con una de mis manos y le di media vuelta, haciendo que se inclinara hacia adelante apoyándose sobre el margen de la bañera. Hundí mi rostro entre sus nalgas y comencé a lamer su ano.

    Es mi turno de limpiarte en este lugar —lamí y escupí ese pequeño centro rosado, metiendo mi lengua por su diminuta abertura que ya había dilatado con mis dedos segundos antes. Una vez más los metí en su interior provocándole unos cuántos espasmos. No dejé pasar mucho tiempo para erguirme y llevar la punta de mi miembro hasta su entrada. —Respira profundo y relájate, esto puede doler —me aseguré de taparle la boca para evitar que gritara y entonces procedí a violarlo con ansias infernales. Mi grueso y largo miembro de adulto arrancó su virginidad de una estocada fuerte y certera, podía sentir mi miembro haciendo fuerza contra las estrechas paredes de su intestino.— ¡Ah! Que culo tan delicioso y estrecho tienes, Lucas. ¡Es un regalo divino!

    La sensación era irresistible y por si fuera poco estaba seguro de que los hilos de sangre servirían como un buen lubricante. Hice más fuerza para terminar de ingresar por completo el tronco de mi pene dentro de su pequeño ano, manteniendo una palma alrededor de su boca y con mi mano libre lo sujetaba para inmovilizarlo. De ninguna forma lo dejaría escapar.


    Sh… no llores. Recuerda que prometiste hacer lo que yo te pidiera —susurré para intentar tranquilizarlo —. Te prometo que gozarás una vez que te acostumbres. Te deleitarás tanto que me pedirás más cuando terminemos —y si no, lo tomaría por la fuerza las veces que fuera necesario.

    Teniendo mis bolas pegadas a sus nalgas lo tomé con delicadeza para abrazarlo, haciendo que dejara de soltar los bordes de la tina para después acabar sentados sobre la bañera como al inicio, sólo que esta vez Lucas tenía todo mi pene en su interior.

    Shh… disfruta el agua. Aún sigue caliente —con ello seguro se relajaría y su culo terminaría de amoldarse a mí. Fue entonces que llevé mis manos hasta su pequeño pene para masturbarlo otra vez. Así sería como aprendería a disfrutar los placeres del sexo. Tan pronto se calmara procedería a follarlo como dios manda.
    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  19. Autor
    Tatsumaru Igrata

    Tatsumaru Igrata

    Registrado:
    22 Abr 2007
    Mensajes:
    5,467
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +961
    [Wonald - Fortunat01]

    (Richard) Enseguida lo tendrán.

    Leche, pan y fruta variada. Richard se retiró con una humilde inclinación para cumplir con la tarea, pero teniendo en cuenta lo de quedarse y jugar con vosotros. Y aunque ya terminaba su turno, la idea de quedarse ante un huesped en calzoncillos le hacía sentirse tímido y vergonzoso. Incluso siendo también chicos, le resulta imposible no sentirse vergonzoso o tímido ante la desnudez de otros. Avanzó por los pasillos hasta la cocina y preparó de forma ordenada y artística una botella de cristal mediana llena de leche fresca, dos mendrugos de pan tierno y una ensaladera pequeña con una fruta de cada entre las más comunes. Manzana, mandarina, pera, plátano y ciruela. Entonces empujó el carrito metálico hasta el piso adecuado a través del ascensor y llegó a la habitación. Por el camino miró uno de los relojes de péndulo que hay de decoración. Ya terminó su turno. Ahora puede irse a la cama, pero primero cumplir su tarea al completo. '¡Toc! ¡Toc!'. Llamó a la puerta y entró con el carrito.

    (Richard) Aquí tenéis lo pedido...

    Respondió con total naturalidad, pero se sonrojó de nuevo al ver al otro chico todavái en paños menores. Intentado no mirarle para que no se note su timidez, se acercó hasta la mesa de la habitación para comenzar a colocar todo de forma ordenada.

    (Ahí está el motivo del aplazo. Tenéis a un joven servicial, obediente, sensible y vulnerable. Podéis aprovecharos de él fácilmente. Por si decidís jugar a algo concreto... XD)

    WonaldWonald
    fortunat01fortunat01


    __________

    [Alexander]

    La fiesta sangrienta podría dar comienzo. Todos nos mirábamos mutuamente con sonrisas perversas y siguiendo las indicaciones del pequeño Sunil, el cual sería testigo de lo que ocurriría. Disfrutando en primera fila de lo que sucedería a continuación. Nos acercamos a los prisioneros y comenzaron las torturas. Fuertes, sonoros y dolorosos golpes y azotes. Sin piedad y sin detenernos, pero escuchando como trataban de gritar en vano con cada golpe o mostrándose más asustados y aterrados. Como se revolvían por liberarse de sus ataduras sin poder conseguirlo nunca. Pero por mucho que les golpeásemos, con solo los látigos apenas conseguíamos desgarrar la piel. Únicamente enrojecerla y quemarla con cada golpe. Así que cogimos a parte un látigo con púas en ciertas partes de cada tira de cuero y así podíamos ya provocar desgarros tremendos que hacían fluir la sangre. Una sangre cargada de adrenalina...

    (Alexander) *Risas*

    Tanto yo como los demás soltábamos alguna risa pequeña o grande. Pronto comenzamos a golpear también con cadenas. Duras, largas y dolorosas cadenas. Dejando marcas más notorias y provocando un daño mayor al golpear repetidas veces el mismo lugar o incluso donde se hicieron los desgarros anteriores. Y pro supuesto, usar las sogas para rodearles el cuello y apretar haciéndolos asustarse, pero soltando de golpe cuando parecía que morirían para forzarles la tos y una recuperación lo más rápida posible. Les costaba mucho recuperarse al estar amordazados, porque solo podrían respirar por la nariz. Y las lágrimas y el moqueo de sus narices debido a la situación extrema que recibían sus cuerpos les dificultaba un poco respirar. Pronto ideamos nuevas técnicas como atar una de sus muñecas o tobillos con una de las cuerdas y que todos tirásemos a la vez para hacerlo gritar o obligar a doblarse dicha articulación para una dolorosa descoyuntura dejándoles con el hombro o el muslo de dicha extremidad totalmente dislocado e inservible. Pronto empleamos martillos pequeños o mazas para golpearles en diferentes sitios incluyendo la mandíbula y las costillas, pero nos centrábamos especialmente en los golpes más fuertes para las extremidades. Así estarán más indefensos e incapaces de moverse por si decidiésemos soltarlos para rematarlos en el suelo. Uno de mis compañeros totalmente motivado acercó uno de los barriles con agua. Y sumergimos la cabeza de uno para hacerlo agonizar y luchar por resistir la respiración. Y cuando se escuchaba que respiraba a la fuerza el agua, lo sacábamos para hacerlo toser y normalizar su respiración. Y luego... ¡Otra vez!

    (Alexander) Pensamiento: Lo mejor viene ahora...

    Pensé para mí mismo mientras propinábamos algunos cortes en ciertas partes del cuerpo a todos y pasábamos a la siguiente indicación de Sunil. En dos muy específicos cogimos hierros candentes y los apoyamos por sorpresa en ciertas partes de sus piernas. A ratos una aplicación repentina para profundizar y quemar incluso el músculo interno y llegar al hueso. Escucharles intentando gritar y llorar sin parar era mejor que escuchar a la mayor orquesta de Londres tocar sus instrumentos. Incluso en ocasiones quemábamos con la punta del hierro. O acercalo lenta y dolorosamente y profundizar sin apartarlo en ningún momento. No creo que tarden en irritarse y desgarrarse incluso sus cuerdas bocales de tanto gritar. Por eso hacemos pequeñas pausas para que no griten tanto, pero igualmente les damos alguna patada o corte por sorpresa para que sepan que nunca podrán predecir por donde vendrá la siguiente tortura. Bajamos levemente el arnés de los dos con las piernas quemadas de múltiples formas incluyendo descargas elñéctricas. Lo justo para que alcancen el suelo, pero sin tocarlo. Y dos se pusieron debajo de ellos sabinedo que tenían las manos atadas a la espalda y que nuncap odrían tocarlos. Sujetaron sus caderas y los violaron repentinamente por el trasero. En breve ne incluiré en la violación para desgarrar el ano de esos chicos, pero entonces me acerqué a Sunil para abrazarle y acariciar su cuerpo. Y de paso, susurrar muy bajito en su oido.

    (Alexander) Susurro: Cuando quieras... acércate con la herramienta que quieras para torturarles tú también. Recuerda... que no dejaremos que mueran. Debes ser tú quien los mate por completo. Por otro lado... permíteme ofrecerte una idea sucia...

    Es solo uan sugerencia.

    (Alexander) Susurro: Contamos con mordazas invertidas que en breve les pondremos para sustituir sus mordazas actuales. Funcionan de forma similar, pero en lugar de taparles la boca y que no puedan hablar o gritar, hacen que estén obligados a tener la boca abierta todo el tiempo sin poder cerrarla. Les obligaremos a mamarnos las vergas. Y una forma muy original de tortura y ejecución es... meterles nuestras vergas hasta su garganta y quedarnos quietos sin sacarlas. Como hacemos contigo en el sexo, pero con la diferencia de que contigo está solo unso segundos y luego nos apartamo lo justo para dejarte respirar. Y en este caso... les impediremos respirar. Y por supuesto... no los dejaremos morir en el último momento. Recuerda... debes ser tú su verdugo...

    Por mí, como si los destripa lenta y dlorosamente. Como si decide practicar una autopsia casera con ellos sacando de unoen uno sus órganos sin anestesia. Deseo ver que más puede imaginar la mente de mi amado niño Sunil.

    (Alexander) Susurro: Si quieres... tú y nosotros podemos incluso hacer nuestras necesidades sobre ellos... o en sus bocas...

    Eso ya sería excesivo, pero es sobre todo para que Sunil descubra que las posibilidades de tortura... son infinitas. Y que cuando uno piensa que a logrado alcanzar el sótano más profundo de la perversión... se decubre que todavía hay más niveles. Y tras comunicarle todo eso, volví con los dos menores violados. Los otros estaban en reposo intentando recuperarse, pero en ocasiones les dábamos algo de sufrimiento extra de forma aleatoria. Pero ahora nos centraremos en los dos que Sunil quiere que violemos de dos en dos. Busqué hueco en uno de esos culitos penetrados y metí mi verga al mismo tiempo que la de mi compañero para entrar los dos a la vez provocando el inevitable desgarro de su ano, al igual que sucedió con el otro. La sangre anal es perfecta para actuar como sustituto de la lubricación natural que genera el intestino.

    Devian LilithDevian Lilith


    [Lucas]

    La situación se volvía más difícil por momentos. Lamer era una cosa suave. Incluso no dudé en cumplir lo de lamer sus huevos. Lo hice con dedicación en todo momento. Y cuando quiso meterlo en mi boca, hice mi mayor esfuerzo. Seguramente de esa forma se limpiará antes y mejor. El aroma y sabor de su pene era extraño, pero no parecía asqueroso. Aun así, cuando lo metió profundo...

    (Lucas) ¡¿Mmhh...?!

    Eso fué demasiado. No me aparté, pero cerré con fuerza los ojos. Lo único que podía pensar... era que no podía respirar. Una y otra vez. Luchaba por aguantar la respiración. Cuando lograba abrir los ojos, era para mirar suplicante al padre. Intentando decirle con la mirada de que no conseguía tomar aire. Pero parece que funcionó, porque al poco rato lo retiró de mi boca.

    (Lucas) ¡Cof! ¡Cof! ¡Cof...!

    Comencé a toser de inmediato. ¡Casi me ahogo! Estaba por preguntarle al padre por qué fué tan rudo conmigo, pero entonces me cambió de posición.

    (Lucas) Eh... ¡Hey!

    ¡Ni yo me lo esperaba! Comenzó a lamer mi entrada trasera.

    (Lucas) Padre... ¿Qué hace...?

    No sabía que decir al respecto. Notaba algo de cosquilleo, pero ver y sentir algo tan inusual ya tenía mi mente ocupada intentando buscar la lógica. Y...

    (Lucas) ¡¡!!

    Mi primera reacción fué un grito inevitable muy fuerte, pero quedó ahogado po la mano del padre. Mi llanto comenzó por el dolor. ¿Por qué está haciendo esto exáctamente? ¿Qué tipo de juego es este? No me resistía, pero movía levemente mis brazos y piernas debido a que necesitaba encontrar una posición que haga que no me duela. Aun así, solo me temblaron. Apenas se movieron. Y de tanto meterlo dentro de mi culito, acabé perdiendo la sensibilidad en las piernas. No las sentía. Me prometió que lo disfrutaría, pero dolía demasiado. No podía resistir apenas. Y mi mente no tardó en quedarse en blanco. Especialmente cuando el dolor ya era mínimo. No notaba ya nada. Me veía a mí mismo flotando por encima de las nubes. No había nada debajo ni encima. Y sentía que podía surcar el cielo líbremente.

    (El pequeño cuando recibe dolor intenso o está en uan situación asustadiza, huye inevitablemente a su propio limbo. Ahora está ne los brazos de su hombre sin moverse ni reaccionar. Solo respirando y con la mirada perdida. Como si fuese un vegetal. Pero cuando se recupere recuperará el control. :3 Mientras tanto, pues tienes lo que podría definirse como un muñeco sexual. XD)

    Devian LilithDevian Lilith
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20. fortunat01

    fortunat01 Protegere a aquellos que me importan

    Registrado:
    23 Feb 2012
    Mensajes:
    1,113
    Temas:
    191
    Calificaciones:
    +1,909
    Jayden

    Richard se fue por lo que le pedimos el hijo del panadero y yo, mientras esperábamos el hijo del panadero se empezó a quitar la ropa, hasta quedarse en ropa interior como yo, no me molestaba que lo estuviera, mi padre siempre está en ropa interior en la casa o desnudo.

    -¿A qué quieres jugar?- preguntó el hijo del panadero

    -Esperemos a que regrese Richard- dije

    Después de unos minutos Richard volvió con nuestro pedido. El rápidamente dejo la comida en la mesa, me acerque a él y tome de su mano y lo jale a la cama acostándolo.

    -Juguemos a que Richard es nuestro prisionero, ¿qué dices?- le pregunte al hijo del panadero

    WonaldWonald
    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata eres nuestro prisionero 7u7
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Compartir esta página

Cargando...