+18 Original Fic Crónicas de Alola

Tema en 'Poké Fics' iniciado por Krauser san, 10 Oct 2018 a las 22:04.

  1. Autor
    Krauser san

    Krauser san El origen

    Registrado:
    4 Oct 2018
    Mensajes:
    11
    Temas:
    3
    Calificaciones:
    +2
    hola con todos.
    Les comparto el último fanfic que estoy realizando después de un largo tiempo de ausencia. Cuenta con capítulos no muy largos, para así poder seguir el hilo de la historia sin mayores problemas.

    En este fic les comparto múltiples historias de Alola, puede parecer un poco denso pero es una de las formas que me agrada, sobre todo para profundizar un poco en la historia, si algunas son autoinclusivas pero depende del lector el valor que les de.

    Espero sea de su total agrado, nunca olvidando que cualquier comentario o critica es bienvenida.

    Capitulo 01: Mallow
    Oh misteriosa y mágica tierra de Alola…por fin tengo la oportunidad de visitarte.
    La emoción me embarga al conocer este hermoso sitio, había oído de tan hermoso lugar por paginas de internet y folletos de aerolínea. Estaba a bordo del primer vuelo de madrugada y mi equipaje había pasado todos los controles respectivos.
    -operadora: Llamando a los pasajeros con vuelo hacia Alola por favor abordar el avión que saldrá en 10 minutos.
    Avance por la terminal en dirección al avión que me llevaría a esta hermosa tierra. Me habían comentado unas cosas sobre ella en la universidad-en la facultad de arqueología-la gente es muy alegre y carismática vas a querer quedarte mas tiempo de lo debido…decía una compañera de clase que había viajado ya a alola y en su expresión se notaba como “satisfecha”, algo como realizada como si hubiera cumplido los mas obscenos de los fetiches.
    Pero yo no solo iba hacer turismo-soy estudiante de arqueología-tenía que investigar acerca de los tapus esas fantásticas leyendas de seres ancestrales que ayudan al pueblo, sus nombres eran Tapu lele, Tapu koko, Tapu bulu y Tapu fini.
    Estaba viajando a Alola por un trabajo de investigación. Es mi tesis para graduarme de la universidad así que tenia que ponerle mucho empeño, nada de distracciones.
    Aborde el avión y llegue a Alola en dos horas y media, Sali del avión cogí mi equipaje y me hospede en un hotel cercano.
    El jet lag había afectado mis sentidos no podía dormir, me puse a leer mas sobre aquellas criaturas por internet y de paso leer algunos libros de fantasía y terror (como un distractor del viaje) hasta esperar en la mañana.
    Antes de inicial tal viaje me había contactado con un ciudadano de dicha ciudad amigo de Jaqueline (la compañera que había ido a alola) el cual muy amistoso acepto esperarme en el aeropuerto, un tal Giovani Hancock el cual nunca llego. Estaba prácticamente solo en Alola, trate de contactarme con mi amiga, pero fue inútil, tenía que valérmelas…que mala suerte.
    Veo que hemos avanzado mucho en mi relato buenos lectores y aun no me he presentado(que irresponsabilidad) mi nombre es Eduardo Merigold, estudiante de octavo ciclo de la carrera de arqueología de la universidad de Unnova, estaba avanzando mi tesis para graduarme como bachiller arqueólogo, había estudiado temas sobre los pokemones primordiales Groudon y kyorge(era mi tema favorito) pokemones prehistóricos como aerodactyl entre otros.
    Volviendo a la historia, por fin me había quedado dormido (maldito Jet lag). Desperté al medio día con mucha hambre e impaciente tratando de saber que es lo que había pasado con mi contacto.
    Intente llamarlo de nuevo y su celular estaba apagado.
    Sali con un poco de dinero del hotel, antes de irme le pregunte al dueño un buen lugar donde disfrutar de “buena comida” el amistosamente me contesto:
    — Buen hombre te veo bien hambriento, si buscas buena comida y probar todo lo que ofrece Alola, dirígete al restaurant de la señorita Mallow inmediatamente.
    — ¿Dónde queda aquel restaurant?
    — A dos cuadras, camina de frente y dobla a la derecha, el restaurant esta en toda una esquina.
    Seguí al pie de la letra la referencia de Luis Santana (dueño del hospedaje, muy amable) llegue y quede sorprendido, aquel lugar tenía la temática de los tapus (era hermoso). Una hermosa mujer de cabello verde, piel morena y de ojos verdes me recibió:
    — Hola buen hombre veo que estas muy hambriento, pasa por favor.
    — Gracias, cual es su nombre hermosa dama.
    Me llamo Mallow sr….
    Eduardo Merigold
    Un placer Eduardo
    El placer es mío — respondi con una sonrrisa
    Mientras seguía aquella hermosa dama no pude dejar de observar sus hermosos atributos, era una hembra por donde se mire, su preciosa gran parte trasera resaltaba más con ese pantalón jean ajustado (me estaba incitando), y me gustaba aquella piel morena que combinaba con sus dulces ojos verdes.
    — Tome asiento sr. Edu, ¿lo puedo llamar Edu?
    — Si no hay problema, solo tu me puedes llamar así Mallow.
    — ¡qué bien! -sonrió- siéntase cómodo que en breve le serviremos los platillos que eligió, quedara encantado.
    Pude notar como ella me quiño el ojo, yo estaba muy sonrojado.
    La comida se tomo su tiempo en llegar, Mallow me ofreció una copa de “visha” un trago típico de Alola que tenia un ligero poder afrodisiaco.
    — Es parte de la casa-me respondió ella.
    En aquel restaurant se estaba haciendo unas celebraciones por el día de la cosecha, empezaron a venir mucha gente, Mallow dejo de atenderme para priorizar a su clientela. No quería irme de aquel restaurant así que comía de poco en poco distrayéndome con música en vivo y otras actividades.
    Sali del restaurant unas horas después y aquella linda chica se despidió de mi con un simple:
    — Gracias y vuelva pronto.
    Regrese a mi hospedaje ya entrada la noche, no podía dejar de pensar en aquella hermosa mujer de ojos verdes y piel morena. Tenia que idear algo para conquistarla o invitarla salir, solo una salida para matar este deseo que me carcomía por dentro-pensé-el dueño del hospedaje debe saber algo de ella.
    Fui a ver al dueño del hospedaje, justo estaba tomando unas cervezas en una sala contigua a la recepción.
    Sr. Luis santana ¿puedo pasar?
    Adelante Eduardo pasa.
    Tenia que ganarme a ese viejo y saber mas de aquella hermosa mujer llamada Mallow.
    Tras varias cervezas nos pusimos a conversar sobre las mujeres, aquel viejo estaba conmemorando un año mas del fallecimiento de su esposa. La quería muchísimo, pero muy aparte de estar triste el la recuerda todos los fetiches que le hacia ¡que joyita de persona!
    Fue que conversábamos de unos fetiches cuando aquel viejo me conto una anécdota. Una ves probo un gel de jabón para el cuerpo, dicho gel era erógeno y tenia que usarlo con precaución, ese día el y su esposa follaron hasta el día siguiente.
    Me dijo que aquel gel lo seguían vendiendo en las tiendas, y la etiqueta es muy parecida al gel de baño normal, la única diferencia es ala hora de comprarlo el vendedor te dice lo que es realmente o si lees las letras chiquitas del envase.
    Le pregunte también sobre Mallow, me hablo muy bien de ella, con 19 años ya era dueña del negocio de su padre, aquel había quedado ciego por un glaucoma. Me dijo algo muy curioso e importante, ella suele comprar en una tienda cerca de la zona sus cosas de aseo personales.
    Sabiendo esto me dije: si le cambio el jabón normal por el de afrodisiaco al fin seria mía.
    El sr. Luis también me dijo donde vivía Mallow, después de esto se quedó dormido, lo cubrí con una sabana y me dirigí a la tienda donde vendían tal jabón gel, lo compre y para mi suerte Mallow estaba allí haciendo compras.
    Buenas noches Srta. Mallow tan sola a estas horas haciendo compras.
    Hola ¿Edu? Verdad, que considerado gracias.
    Veo que llevas muchas cosas ¿te gustaría que te ayude a llevarlas a tu casa?
    Gracias, pero vivo muy cerca sabes.
    No hay problema tengo algo de tiempo disponible.
    Ayude a Mallow a llevar sus cosas a casa, ya afuera de la tienda conversábamos sobre nuestras vidas, aprovechando un momento de distracción mientras cruzábamos la calle. Logre hacer el cambio de gel de jabón normal por el erógeno.
    Conversando con Mallow conocí mas cosas de ella, vivía sola desde hace un año, cerca al negocio que ahora administraba, ella rentaba una pequeña casa con todos los servicios básicos. Con sala, comedor y esas cosas.
    Me despedí de ella con un suave beso en la mejilla, sin saber que temprano en la mañana estaría en su puerta esperando si hizo efecto aquel gel erógeno o es una mentira mas de un viejo carcamán.

    UNA MIRADA DESDE LA PERSPECTIVA DE MALLOW

    El despertador suena a las seis y media de la mañana, Mallow como de costumbre cada mañana se levanta para ir al baño y hacer sus necesidades, pero hoy quiere estar bien presentable para la festividad de la cosecha así que usa su gel de siempre (sin darse cuenta que es aquel gel especial del señor Eduardo).
    Se desprende de su ligero piyama color rosa claro, y lo deja sobre la cama dirigiéndose al baño.
    Justo al pasar se observa delante de su espejo, se observa coqueta y se mesa sus jóvenes pechos-sonriendo-Mallow se desprende de sus pequeñas braguitas de color blanco, en tela semi-transparente, y las tira a la canastilla de la ropa sucia. Abre los grifos de la ducha, hasta que el agua está en su punto, metiéndose en el interior.
    La cabina de la ducha es del tipo hidromasaje, lo cual dispone de varios surtidores incrustados en la pared, con diferentes chorros de presión, creando una sensación placentera y relajante al ducharse.
    Mallow se remoja bien, sin dejar un rincón de su generoso cuerpo sin mojar, incluyendo sus oberturas más íntimas. El agua se desliza sensualmente por todo su cuerpo, realzando su figura como un bello reflejo erótico. Finalmente, llega el momento de estrenar su gel, coge una suave esponja y rocía el aromático gel sobre su cuerpo.
    El aroma del gel es muy agradable. Su olor se asemeja a las flores salvajes de la primavera, con un toque de brisa marina. Mallow cómoda y relajada comienza a deslizar la esponja por su cuerpo, creando sinuosos surcos de agradable jabón en su fina piel.
    Comienza frotándose los hombros, bajando por el cuello hasta sus jóvenes pechos, masajeándolos sensualmente con la esponja, provocando un suave gemido de placer en Mallow. Continúa deslizando la esponja hasta su ombligo, suavemente, sin prisas, como un pequeño juego sensual. Se desliza hacia sus caderas, sus muslos, piernas y pies, para acto seguido, subir lentamente, hasta su punto más sensible.
    Mojando un poco más la esponja, imprime un poquito más de gel, y comienza a deslizarla por su terso trasero, suavemente, ayudándose con sus finos dedos, para enjabonar ligeramente, ¡¡el interior de su trasero volviendo a soltar otro gemido…Ummm…!! Mallow, por una extraña razón, se nota cada vez mas excitada y que su cuerpo esta cada vez mas caliente (Ella cree que es normal).
    Ella prosigue su sensual viaje a su lugar mas intimo y sagrado. Su bella intimidad esta toda rasurada como si fuera una pequeña niña.
    Mallow deja la esponja momentáneamente y comienza a masajearse suavemente su intima cavidad, provocando pequeños espasmos de placer sobre ella. Sin saber porque, cada vez esta mas excitada y comienza a frotarse con más frenesí sobre su excitado clítoris, poniéndose cada vez más a tono.
    Ummm…Ummm…los jadeos ya incesantes de Mallow, se oyen por todo el baño, por la habitación. Todos los sentidos de la joven Mallow, se funden en uno solo, emanando fantasías en su joven mente. Mallow se introduce sus finos y largos dedos en su interior y no puede parar. Su cuerpo tiembla cual terremoto, su intimidad es como un cálido volcán de Alola a punto de estallar. Mallow cada vez mas y mas excitada, entra en total frenesí y se retuerce y se restriega contra los chorros de cálida agua que salen de la pared, presionando sus pechos sobre ella…Awww…!! Ummm…Siiii…!! ¡¡Oh, dios…!!
    Se introduce prácticamente todos los dedos y con inusual violencia, su interior convulsiona en un inmenso torrente de indescriptible placer, hasta que finalmente en una explosión de furia, todos sus cálidos fluidos expulsan con violencia sus dedos hacia fuera-deslizándose por su entrepierna-cálidamente hasta perderse por el desagüe. Mallow, exhausta, cae de rodillas sobre el plato de ducha, temblando todo su cuerpo, por el inmenso placer sufrido, quedándose literalmente, semi-dormida. Pasa un rato, y el agua de la ducha se torna cada vez mas fría, haciendo reaccionar a Mallow.
    Se levanta aun aturdida y no comprende que le ocurrió. Cuando coge el gel lee las letras pequeñitas y comprueba que es un gel erógeno, indicado para actividades sexuales, altamente potenciador de la libido femenina. Mas abajo pone…usar con moderación, solo un poco en la esponja. Mallow nota que su cuerpo aun esta muy caliente y que su intimidad le pide más. Mira el reloj, y ve que ya es hora de ir a trabajar.
    Se viste rápidamente, y con las prisas no se da cuenta de que volvió a ponerse las braguitas usadas, por lo que estas llevaban impregnadas el olor vaginal del día anterior, y toda la noche. Vestida con ropa ligera sale de su casa, solo para encontrarse en la puerta con Eduardo Merigold que la había estado esperando todo este tiempo.

    VOLVIENDO A LA PERSPECTIVA DE EDUARDO

    Llegue muy temprano a la casa de Mallow esperando su hora de salida, parecía que no iba a salir nunca hasta que la puerta se abrió, ella estaba muy caliente podía verla jadear como si hubiera corrido una maratón.
    Estábamos frente a frente, ella me miro a los ojos, sus hermosos ojos verdes y me deje llevar por la libido del momento. Comencé a manosearle el trasero, ella estaba muy excitada y subió un poco su faldita.
    — Aquí no Srta. Mallow, déjame entrar a tu casa.
    — ¡entra y cierra la puerta con seguro!
    Entre como un animal salvaje a su sala, la besé con todas mis fuerzas, la recosté en el sofá de la sala, y con mi otra mano comencé a jugar con su excitado y convulso clítoris. Mallow no puede esconder sus gemidos de placer. Ella reacciona comprimiendo sus muslos vaginales sobre mis dedos atrapándolos en su interior, cual serpiente engullendo a su presa.
    Comencé a lamerle la oreja y con mi otra mano saque mi miembro(ella se puso de espaldas), comencé a frotarlo suavemente por su trasero, haciendo gozar de placer a Mallow. Mallow a punto del éxtasis no puede mas y agarra mi enorme miembro y lo introduce en su interior.
    Todo excitado me apego mas a ella y con gran fuerza introduzco todo mi miembro en su interior. Ella comienza a moverse salvajemente.
    — Estoy a punto de estallar, grite.
    Intente retirarme, pero Mallow no soltó mi miembro, acto seguido descargue brutalmente toda mi cálida esencia dentro de ella.
    Después de una pausa empecé a desabrocharme la camisa, ella cual animal empezó a lamerme el torso, mientras sus suaves manos aflojaban el cinturón de mi pantalón, haciendo que estos caigan al suelo.
    Mallow libera nuevamente al grueso y erecto miembro de su prisión. Jugueteando con él, le da tímidos toques con su húmeda y cálida lengua, y cuando volví a estar excitado, ella abrió su boca y engullo por completo mi miembro. Desapareciendo en el cálido interior de su profunda garganta. Mallow comienza a succionar con violenta avidez mi palpitante miembro, hasta que finalmente no pude más y descargué toda mi virilidad nuevamente en el interior de Mallow, tragándose todo sin dejar escapar ni una sola gota.
    Ella no sintiéndose satisfecha me tumba al suelo de la sala, y poniéndose encima comienza a introducir mi miembro en su interior, lentamente, centímetro a centímetro, hasta desaparecer por completo en el interior de ella.
    Acto seguido comienza a mover muy lentamente sus caderas, haciendo perder mis sentidos, me empezaba a sentir violado.
    Mallow sonríe sádicamente, he inclinándose hacia mí, me golpea con sus jóvenes pechos en mi cara, obligándome a que se los chupe (sus erectos y cálidos pezones). Comienzo a lamerlos y ella, satisfecha, jadea suavemente, mientras sigue moviendo sus caderas con el erecto miembro en su interior. Mallow quiere más e incorporándose se da la vuelta dándome la espalda y pone su trasero en mi rostro, invitándome a lamer su cálida salida trasera. Comienzo por lamer, he introducir mi larga lengua en su interior, haciendo gemir de placer a Mallow.
    Mallow ya en pleno éxtasis, retira su trasero y adelantándolo hasta mi erecto miembro, se sienta sobre él, introduciendo el grueso y erecto en el interior de su trasero. Mallow emite un pequeño quejido de dolor, para acto seguido comenzar a subir y a bajar su trasero sobre mi miembro. Cada vez más rápido, con frenesí, estaba apunto de explotar, agarro sus hermosas caderas y poniéndola a cuatro patas, la embisto con furia(cual perro salvaje), y finalmente eyaculo violentamente en su interior, resbalando sus cálidos flujos vaginales por su entrepierna, mezclados con mi cálido elixir.
    Habrán pasado un par de horas, llamaron por su celular a Mallow y esta se reporto enferma, diciendo esto volvió hacia mi exhausto cuerpo, me comenzó a besar y me dijo:
    — Tenemos todo el día libre para hacer lo que tú quieras Edu
    — Contigo me quedaría por siempre Mallow, más bien después que terminemos llévame a conocer mas sobre los tapus, es un proyecto para sacar mi tesis.
    — Con gusto Edu.
    Corriendo subimos a su cuarto y lo hicimos hasta entrada la tarde, nos bañamos juntos y me dio su numero celular para quedar otro día aquella visita de estudio.
    Claro que la llame, pero solo para una cosa, volver a estudiar su delicioso cuerpo.


     

Compartir esta página

Cargando...