Original Fic M/M Despedidas y Reencuentros - Capitulo 4

Tema en 'Fanfics y Roles Furry/Yiff' iniciado por Zorrotravieso34, 4 Nov 2018.

  1. Autor
    Zorrotravieso34

    Zorrotravieso34

    Registrado:
    9 Dic 2015
    Mensajes:
    432
    Temas:
    7
    Calificaciones:
    +1,206
    Hola a todos, este es un fic corto que decidí escribir, después de un tiempo de pensarlo lo decidí subir por suerte es corto, solo algunos capítulos.
    Espero les guste.

    La vida no es justa, pueden contradecirme pero la vida no es justa.
    Personas que lo tienen todo, personas que no tienen nada. Esa es la verdad del mundo, siempre constante y inequívoca.
    Lo mismo se aplica al amor, algunos lo encuentran otros no. No hay nada de lo que lamentarse por eso, sin embargo esta no es otra historia de amor, donde se conocen y luego de algunos problemas terminan juntos con un vulgar, "Felices para siempre". No, esta historia es muy diferente.
    Es la historia de como mi mejor amigo se volvió mi enemigo, mi enemigo se volvió mi amigo y de como termine replanteándome acerca de como las cosas se terminaron volviendo de cabeza.
    Si, es solo otra historia de amor y odio.


    Parte 1

    - ¡Te digo que tiene que tener algún defecto!

    - Creo que le estas dando demasiadas vueltas amigo

    - … ¡¿Qué estas leyendo?!

    - ¿Eh?, ¡Ah, una revista de mi hermana, es super interesante sobre – y luego le arranco la revista de sus manos

    - ¡Los hombres no leen revistas de mujeres!

    - Pero era de mi hermana…

    - ¡Levanta esas orejas, los hombres no son chillones! – y luego lo tomo de sus mejillas – ¡Deja de actuar como marica antes de que nos metas en problemas!

    - …Si… - y luego lo soltó

    - ¡Ahora ayúdame a encontrar una falla en ese desgraciado de Ralf!

    - …¿No crees que estas exagerando Anthony?

    - ¡Por supuesto que no Roger, ese idiota tiene que tener algún defecto y te lo voy a probar!

    Anthony y Roger, eran mejores amigos desde siempre. Sus padres eran amigos desde el ejercito y sus madres eran amigas desde la infancia, por lo tanto, era natural que ellos se conocieran desde siempre. Sus madres siempre habían soñado con tener hijos opuestos para que se casasen y formaran una gran familia algún día, pero el destino tuvo otros planes. Primeramente, llegaron dos niñas casi al mismo tiempo, y algunos años después sucedió lo mismo solo que con dos niños. Sus padres quisieron que las niñas fueran amigas, pero no se llevaron bien, después de todo las niñas son difíciles. Pero los niños resultaron amigos inseparables.

    Roger vino al mundo con un hermoso pelaje otoñal, los colores de su pelaje eran cálidos y tranquilizantes, quizás porque tenía sangre mestiza de perro africano. A diferencia de su familia que eran hienas de colores oscuros, su pelaje denotaba un brillo cálido y tranquilo, algo raro para una hiena. Era un joven calmado de 12 años, a penas un mes menor que su mejor amigo, quizás por eso era mas reservado y lo seguía a donde iba.

    Anthony nació de una familia de tigres, su color naranja y sus rayas negras eran las mas peculiares en su familia en mucho tiempo, ya que ninguno en su familia tenía una coloración tan brillante como él, ni tampoco tenían los ojos azules. Era un joven de 12 años vibrante y alegre, impulsivo y aventurero, leal e inteligente. Tenia muchas buenas cualidades como líder.

    Los dos siempre estaban juntos haciendo travesuras como todo niño normal, y desde siempre Anthony siempre había sido el mas popular, cosa que no le molestaba. Eso hasta que llego el enemigo jurado de Anthony.

    Un estudiante que se mudó a su escuela recién el año pasado y que había captado la atención de todos. Su nombre era Raúl, su apellido era inusual y rápidamente llamo la atención, no todos los días conoces a alguien que se apellido “Eigner”. Pero eso no era todo, Raúl, o Ralf como todos lo llamaban, era muy popular. Era inteligente, atlético, tenia dinero, era humilde y cariñoso con los demás, los maestros lo adoraban, las chicas lo amaban hasta los chicos querían ser como él. Básicamente se había convertido en el ídolo de la escuela. Eso a Anthony lo tenía furioso.

    Todo lo que Anthony hacía, Ralf lo hacia mejor, las notas, deportes, todo. Era como una competencia que no tenia fin, siendo Ralf siempre el ganador. Lo que más molestaba, era el hecho de que Ralf ni siquiera se daba cuenta de que el lo desafiaba, simplemente lo ignoraba.

    Pero la gota que derramo el vaso, fue que Ralf haya ganado el trofeo al alumno del año, el trofeo que él siempre había deseado.

    Desde ese día y durante todas las vacaciones había buscado algo, lo que sea que demostrara que Ralf no era tan perfecto como todos creían, el resultado, una perdida de tiempo. Claro que tampoco había ayudado que Ralf fuera de vacaciones al mismo campamento que él, ni tampoco ayudaba que el se haya ganado el premio al mejor campista. Ni siquiera sabía como Ralf quien se supone que tendría la misma edad que él, sabía mas sobre el bosque que él quien había sido educado por un padre militar. En resumen, Ralf se ganó su odio.

    - En la revista dice que los celos irracionales son malos para la autoest…. – y Anthony volvió a quitarle la revista a Roger y poner sus manos en las mejillas de su amigo mientras lo miraba con esos ojos de tigre

    - ¡En primera deja de leer esa porquería, en segunda no tengo celos, ¿me oíste?!

    - …Si…

    - Tiene que haber algo, lo que sea que pruebe que no es perfecto…tiene que haber algo…

    - Pero Ralf es un gran sujeto, es amable y a la vez es muy inteligente

    - ¡No alabes al enemigo Roger!

    - …¿Al menos podemos salir de los arbustos y comer nuestro almuerzo?, las hojas me dan comezón

    - ¡Esta bien deja de quejarte!

    Con un suspiro de resignación los dos abandonaron los arbustos que Anthony usaba para esconderse y se dirigieron hacia el área de almuerzo del patío escolar. Antony se separo de Roger un momento para ir a traer su almuerzo ya que lo había dejado en su casillero, pero por suerte el no tenía que preocuparse de que no tuviera lugar para almorzar ya que sabia que Roger le guardaría uno. Y efectivamente así fue. Como siempre su amigo le había guardado una mesa, aunque esta vez estaba al fondo del patío no podían quejarse ya que habían llegado tarde.

    - Gracias por apartar un lugar Roger – él dijo eso mientras miraba hacia un lado, en una mesa cercana estaba Ralf rodeado de compañeros, eso le molestaba porque quería comer sin tener que verlo, pero no se quejo por que fue su amigo quien reservo el lugar – …¿Qué estas comiendo?

    - Una ensalada con nueces, mama dice son muy buenas para el pelaje y… - Roger no pudo terminar porque Antony lo hizo cerrar la boca

    - Roger deja de hacer que lo repita – y una vez mas tomo las mejillas de su amigo mientras se acercaba a él – Somos carnívoros, comemos Carne, repite después de mí, Caaarrrneee, C-A-R-N-E, carne, no se supone que comamos ensalada para el pelaje y no sé qué más, actúa como hombre, ¿entendiste? – Roger solo respondió que sí con la cabeza y Antony lo soltó con un suspiro – Bien, ahora a comer

    Y los dos comenzaron a comer mientras que se apresuraban para evitar llegar tarde a su siguiente clase, ya sabían que su maestro no era muy paciente. Por desgracia el recreo llego a su fin y tuvieron que volver a clases.

    - Bien chicos, ¿Cuáles son las siete grandes ciudades del mundo?

    Su maestro, un panda de aspecto adorable, hizo una pregunta y como siempre Anthony estaba ansioso de ser el elegido para responderla, simplemente quería superar a Ralf en todo lo posible. Como siempre él levanto la mano, mientras que el maestro elegía a quien debía de responder la pregunta. Sin otra persona que tuviera interés en responder, con un suspiro le cedió la respuesta.

    - Bien Anthony dinos la respuesta

    - ¡Si! – estaba emocionado por demostrar que el también era talentoso – ¡Las siete ciudades son, Ciudad de Isonova, la Ciudad de Lupalis, Ciudad Estrella, Ciudad Arena, Ciudad Brote y…y….. – se olvido de las ultimas dos, eso era vergonzoso, ya podía oír a sus compañeros riéndose de él cuando de pronto

    - Las últimas dos ciudades pertenecen a los reinos, la ciudad de Larme del reino Eauclaire y la ciudad Breeze del reino Gaoth gaoithe – Ralf termino esa frase y eso provocó su ira – Los nombres son confusos siento interrumpirte – el dijo eso con un tono avergonzado mientras que bajaba la cabeza

    - Bien Ralf, ¿Por qué son conocidas estas ciudades?

    - Por que albergan las torres, y cada una guarda uno de los siete grandes tesoros, que…no se lo que son

    - Jeje, es normal bien clase esto va para el examen, los siete tesoros son las reliquias que representan la alianza de los continentes, pero hablaremos de eso después ahora concentrémonos en geografía, ah sí Ralf y Anthony tendrán un punto extra

    A Antony no le gusto oír eso, quería escupirle en la cara a Ralf por haberlo interrumpido, pero por otro lado era consciente que lo había ayudado, y quizás por eso estaba mas enojado que lo habitual. Sin embargo, no podía gritar en clase por lo que paso el resto del tiempo mirando a Ralf con una mirada asesina, aunque Ralf jamás noto los ojos quemándole la espalda.

    Ya en la salida de la escuela.

    - ¡Ya no lo soporto! – grito mientras caminaba de un lado a otro en el ya desolado parque de la escuela, sin embargo, Roger solo le que quedaba viendo mientras se columpiaba en uno de los tantos columpios – ¡Voy a enloquecer!

    - Deberías de tranquilizarte un poco, hasta diría que parece una de las clásicas circunstancias del odio al amor y eso que…. – y antes de que Roger pudiera terminar Anthony lo tomo de las mejillas una vez más, eso era un gesto que siempre había hecho

    - ¡Escúchame Roger, no soy marica y aunque lo fuera primero me afeito las rayas antes que salir con ese desgraciado de Ralf! – y luego hizo girar el columpio con su amigo aun en el y luego lo hizo girar a una gran velocidad mientras que seguía gritando – ¡Se supone que eres el mas listo de entre los dos, piensa en algo!

    Sin embargo, Roger se mareaba con facilidad por lo que le costó recomponerse antes de hablar e incluso cuando lo hizo no podía decir nada mientras Antony seguía gritando furioso.

    - ¡Ya no lo soporto, piensa en algo Roger tengo que ser mejor que ese tigre despintado de segunda!

    - ..Antony cálmate un poco

    - ¡Ahhhhhhhh, estúpido Ralf juro que uno de estos días voy a vengarme!

    Y mientras seguía gritando solo, Roger noto algo.

    - Oh, hablando de Ralf parece que vinieron por él – al decir eso Antony fijo su vista hacia donde miraba Roger – ¡Mira eso Anthony!

    - ¡¿Ese es su papa?!

    A lo lejos vio como un tigre abrazaba a Ralf, un tigre dientes de sable. Su color marrón claro con tonalidades invernales le llamo la atención, al igual que su figura. Este tigre era diferente a su padre, este era alto, musculoso y muy atractivo, a diferencia del suyo que desde que dejo el ejército se había dedicado a subir de talla de pantalones. No era extraño que su padre no fuera un tigre con rayas como es normalmente, quizás Ralf había salido por su madre o algo así, o al menos eso pensó Anthony. Cuando pensaba en como seria la madre de Ralf la imagen que tenia era de una mujer extremadamente atractiva, pero si era la madre de su odiado enemigo solo podía pensar en una bruja, pero Roger solo imaginaba a la madre de Ralf como una bella ama de casa encantadora.

    Pero esos pensamientos se fueron a un lado al ver que lo que llevaba puesto el padre de Ralf era nada mas y nada menos que un uniforme de policía de alto grado, es decir, el padre de Ralf era policía.

    Quizás era porque el padre de Ralf técnicamente era superior a su retirado padre, o por el hecho de que se notaba que a pesar de ser un hombre que apostaba su vida para hacer cumplir la ley podía abrazar a su hijo y hasta venir a recogerlo a la escuela. Sea por cual sea la razón el odio que Anthony tenía hacia Ralf creció de nuevo.

    Mas tarde ese día en casa Anthony estaba furioso.

    - ¡Corre papa te digo que corras! – el padre de Anthony siempre había sido una persona extremadamente paciente y siempre hacia lo posible para pasar tiempo con él, pero ni siquiera él, su propio padre, sabía porque de repente su amado hijo lo había obligado a correr a toda velocidad en la caminadora, pero había aprendido que Anthony sabia como ser un completo bastardo en cuanto a manipulación se refiere – ¡Si no corres voy a desconfigurar tu celular, y si no corres más rápido también desprogramare tu despertador y la grabadora!

    - ¡Nooo, apenas me había leído el instructivo! – y era que el tigre ya mayor se declaraba ignorante con respecto a la nueva tecnología – ¡Maldito mocoso voy a castigarte!

    - ¡Hazlo y veras como también cambio la contraseña de tu computadora!

    - ¡Noooo, no sé cómo cambiarla!

    - ¡Que corras te digo!

    Y mientras eso pasaba.

    - ¿No deberías de hacer algo mama? – la hermana mayor de Anthony pregunto tranquila a su madre mientras ponía la mesa para cenar

    - Tranquila Frida es solo tu hermano haciendo un berrinche, además así tu padre hace ejercicio que ya le hacía falta – y luego puso un gran recipiente de ensalada – Mira hasta me pidió que haga ensalada para cenar

    Mientras toda la familia estaba ocupada, las mujeres poniendo la mesa mientras que Antony torturaba a su padre, la casa se sentía feliz, pero hubo un golpe en la puerta y luego se abrió.

    - Disculpen – Roger entro despacio a la casa con algunos sobres – El correo

    No era una visión extraña, usualmente Roger venia a la casa de Anthony, después de todo vivían a tan solo unas casas de distancia, eso era normal para los militares a los cuales se les proveía viviendas por su servicio, aunque no era un regalo claro estaba. Eran mas bien un financiamiento adecuado, pero varios militares se habían adherido a una promoción del ejercito y compraron casas muy cerca el uno del otro por lo que la ciudad de Isonova formo un pequeño vecindario donde casi todos eran militares o lo habían sido.

    - Oh hola Roger, ¿trajiste el correo?, muchas gracias, realmente tenemos que solucionar esto del cartero, pero eres un amor Roger, gracias otra vez

    - No hay de que tía Silvana, ¿Dónde está Anthony? – Roger como siempre le extendió las cartas despacio y con un poco de cautela, tan solo era la personalidad reservada de la pequeña hiena

    - Esta en el sótano haciendo que su padre use la caminadora – ella río tranquilo mientras que revisaba las cartas, aparte de unas cuantas revistas y facturas una carta le llamo la atención por el logotipo que esté ostentaba – Oh mí, este es de un lugar caro

    El sobre en cuestión tenía el logotipo de un club campestre de alto prestigio de la ciudad, era un club para personas adineradas y empresarios, por lo que era extrañó que algo así estuviera en la casa de Antony. Al principio la mujer pensó que se trato de un error, pero el sobré estaba dirigido a su residencia por lo que con un poco de desconcierto lo abrió.

    - A ver – dijo mientras habría el colorido papel doblado en su interior – Es para Anthony, es una invitación para celebrar el cumpleaños de uno de sus compañeros, dice que es de uno que se llama Raúl – cuando dijo eso el pelaje de Roger se erizo por completo, el cambio fue tan drástico que Silvana se preocupó – ¿Lo conoces Roger?

    - …Si… - dijo desviando la mirada – Es el mejor alumno de la escuela y…Anthony lo odia

    - Ahhhh, ¿es ese chico Ralf del que siempre se queja?

    - Si…, pero Ralf no es mala persona es super bueno, pero Anthony es un poco… - la expresión que tenia Roger y como movió sus orejas dio a entender cómo se sentía, incomodo, muy incomodo

    - Lo tienes difícil Roger – Silvana solo suspiro mientras miraba el sobre – Ya se, hablare con los padres de Ralf para agendar una cena y así hacer que las cosas se solucionen

    - Tía es una pésima idea

    - Creo que es cierto, pero Anthony debe ir a esa fiesta – la tigresa solo miro la carta mientras sonreía – Y es mejor que consiga un regalo adecuado

    - ¿Eh?, ¿Por qué?

    - Es el cumpleaños número trece de ese chico, es importante

    - Repito, ¿Por qué?

    - Oh bueno Roger se dice que si un felino no celebra su cumpleaños número trece se convertirá en un gato que trae mala suerte, es solo un rumor por supuesto, ¿Pero porque tentar una superstición que lleva cientos de años?, además quiero conocer ese club

    - Tía eres increíble

    - Lo se cariño, ¿te quedas a cenar?

    - No puedo, mi papa se enojará si me retraso mucho

    - Lo entiendo

    - Gracias y creo que debo irme

    - ¡Oh tan pronto!, bien saludos a tu madre

    - Si tía

    Y con eso la pequeña hiena se fue.

    Un lindo vecindario, buenos amigos y una buena escuela. Quizás todo era bueno en la vida de Roger, tal vez en eso pensaba mientras caminaba por el sendero de árboles que se veían rojizos por el atardecer, y quizás debería de emocionarse por llegar a su casa, pero.

    - ¿Dónde estabas? – la voz fue fría, por lo que Roger lucho para ocultar sus sentimientos mientras cerraba la puerta de su casa – ¿No te dije que llegaras antes de las siete?, te dije que si llegabas tarde no comerías nada hasta mañana

    - Lleve el correo a la casa de Antony, siento el retraso señor – con un gruñido el padre de Roger miro su reloj

    - Tienes suerte, son las 6:55, ve a asearte para la cena

    - Si señor

    Con eso su padre se alejó hacia su estudio.

    El padre de Roger no era una persona amable, en el fondo quería a su familia, pero no era una persona amable. Uno podría describir su forma de ser simplemente con la palabra cruel. Nadie mas sabia esa faceta de él ya que no se comportaba así cuando estaban fuera de casa, allí el era distinto.

    Viéndolo desde afuera el padre perfecto, viéndolo de cerca un hombre cruel, ese era el padre de Roger. Roger no pensaba mucho en eso porque le dolía por lo que solo se repetía a si mismo que su padre era exigente, eso es todo. Sin más dilación Roger apresuro el paso para prepararse para la cena. Como todos los días en su casa esta se serviría a las siete y treinta minutos, todos sabían que si por algún motivo se retrasaban en cenar su padre se pondría furioso, por lo que hacerlo esperar era una mala idea para Roger.

    La cena fue silenciosa como siempre, todos comían sin hablar porque el hombre de la casa no soportaba que le hablasen a la hora de la cena, en vez de eso la familia solo cenaba en silencio mientras que lo único que se oía en la casa era el sonido de la vieja música saliendo de la radio.

    La cena también era aburrida, una cena perfecta en apariencia, pero carente de ese algo llamado amor maternal. No era que la madre de Roger no supiera cocinar o que no le gustase, todo lo contrario, su madre amaba cocinar y soñaba con hacerlo profesionalmente.

    Pero nunca pudo ser, el padre de Roger, Anthon, no entendía nada de cocina, además de que su estándar era simple, algo entra y algo sale. El no disfrutaba de los condimentos, de las salsas u otros platillos que a muchos le parecían sabrosos, fue por eso que su esposa para complacer a su marido había cocinado durante años recetas simples que le agradasen. Pero aun después de todo ese esfuerzo, jamás hubo una sonrisa, una risa, un “Está delicioso amor”, nada. Tristemente ella ya se había acostumbrado.

    Los años le habían vuelto así, un ser patético y fragmentado completado por los deseos de su esposo, una muñeca sin nada mas que decir que ciertas frases ya programadas. Un ser lamentable cuyo único modo de escape era el amor a sus hijos, ¿si le quitaran eso?, ¿Qué le quedaría?, así de lamentable era su existencia.

    Y finalmente terminaron de comer, pero no hubo charla, todos conocían la rutina. Luego de comer a sus cuartos y a dormir a las ocho. Por lo que recogieron los platos y todos se dispersaron.

    Roger estaba particularmente agradecido que ya era hora de dormir. Una de las cosas que él amaba era dormir ya que a pesar de que su cuarto era oscuro y deprimente debido a la disciplina militar de su padre, sin embargo, la única cosa en la que su padre no podía intervenir era su sueño. Por eso le gustaba dormir, porque de noche era libre.


    Parte 2

    Las semanas pasaron rápido, al principio el padre de Roger estaba en contra de que esté participara de la fiesta de cumpleaños de Ralf, pero gracias al padre de Anthony al final cedió. Por eso, ese sábado Roger estaba emocionado de ir a la fiesta, aunque también estaba preocupado por el hecho de que su mejor amigo no sabía nada de esta. Esa era una manera de evitar que hiciera alguna clase de berrinche o hiciera algo malo, así que sería un día interesante.

    Por otro lado, en otro auto, Anthony estaba emocionado. Sus padres le habían dicho que iban a salir y eso lo emociono, como todo niño claro está. Pero su emoción se hizo mas grande mientras entraban a una de las zonas de alta clase de la ciudad. No era una zona donde vivieran gente con mucho dinero, no, sino que era una zona turística. Era irónico ya que él vivía en Isonova pero no iba a esos lugares muy a menudo. Pronto los edificios empezaron a ser escasos y se empezaron a adentrar hacia una zona verde.

    A lo lejos el pudo ver las enormes rejas de hierro del club campestre y Anthony se maravilló por lo hermoso que era el lugar que se alzaba detrás de estas. Era un edificio de uno o dos pisos nada mas con apariencia elegante. Todo el techo del lugar parecía ser de madera mientras que el exterior estaba revestido de piedras pulidas, era simplemente sacado de un cuento de hadas.

    Se emociono al pensar que era allí donde sus padres lo llevarían, pero esa emoción se corto al preguntarse porque su hermana no estaba allí, solo dijo que tenía mejores cosas que hacer y que iría a casa de una amiga, por eso se había negado a ir con su familia. Y mientras mas pensaba mas se daba cuenta de que había muchas cosas raras en la situación. Para comenzar su madre tenía un obsequio que llevaba con cuidado, eso le dio a entender que irían a una celebración, pero de quien no tenia idea. Luego estaba el hecho de que su padre tenía una sonrisa un poco picara, eso le preocupaba. Y finalmente estaba el problema de que todo había sido secreto, nadie le dijo nada de adonde irían.

    Sus pensamientos se vieron interrumpidos cuando llegaron a la entrada del club campestre, en una pequeña caseta había un guardia de seguridad. El no se preocupo cuando su padre le entrego un colorido trozo de pape mientras que sonreía, pero lo siguiente fue algo diferente. El guardia de seguridad dijo.

    - Todo en orden, la fiesta de la familia Eigner será en el patio principal, solo sigan derecho y no se perderán.

    Al escuchar ese apellido su cerebro entro en corto circuito. Ese era el apellido del tigre a quien odiaba profundamente, sus padres lo trajeron a su fiesta de cumpleaños. Y fue por eso que.

    - ¡Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhh! – grito con todas sus fuerzas mientras trataba de abrir la puerta del auto para salir corriendo, pero el seguro para niños estaba activado – ¡No quiero estar en este lugar!

    - ¡Oh, cálmate Anthony es solo una fiesta de cumpleaños nada más! – su madre dijo eso mientras que su padre conducía hacia el lugar

    La entrada de la fiesta fue montada en la misma entrada del edificio, unos paneles decorativos daban la bienvenida a los invitados junto con un enorme letrero de “Feliz cumpleaños Ralf” personalizado. Las escaleras que conectaban al lugar eran de piedra y conducían a la puerta doble que daba al salón principal del lugar. Anthony no quería pisar esas escaleras, pero su padre y su madre lo obligaron.

    Eso hizo que se le formara un nudo en el estómago, no ayudo el hecho de que también lo hayan obligado a llevar el presente que estaba dirigido para Ralf. ¿Cómo alguien se sentiría si tuviera que entregar un regalo a su mas odiado enemigo?, pues ese era el sentimiento de Anthony.

    Con un fuerte deseo de matar a alguien Anthony subió las escaleras seguido de sus padres tomándole de los hombros para que no escapase, “pon una sonrisa”, le susurro su madre mientras que llegaban a la puerta.

    Inesperadamente no había música, solo adultos reunidos mientras conversaban, en ese momento Antony no entendió nada.

    - ¡Oh, bienvenidos, bienvenidos! – dijo una voz, cuando Antony se giró a la dirección de donde venia, era el padre de Ralf – ¡Es un gusto que vinieran!

    El tigre dientes de sable, vestía unos pantalones de tela elegantes y cómodos junto con una camisa de vestir de mangas cortas color lavanda, su musculatura era de admiración al igual que su apariencia. Anthony juro que al llegar a casa haría que su padre hiciera pesas.

    - Mucho gusto – el padre de Ralf extendió su mano al padre de Antony y se dieron un fuerte apretón – Me llamo Richard, Richard del Prado, soy el padre de Ralf – allí Antony se confundió más, Ralf se apellidaba “Eigner”, si bien sabía que su segundo apellido era “Del Prado”, no entendía porque llevaba primero el apellido de su madre

    - Es un gusto, me llamo Jonnathan Flores, ella es mi esposa Silvana y mi hijo Antony – su padre dijo eso y su madre extendió su mano

    - Un placer conocerlo – dijo ella y Richard tomo su mano delicadamente y le dio un beso en ella, eso no le gusto a Anthony

    - Un gusto en conocerla señora – Richard soltó su mano y luego miro a Anthony – Tu debes de ser Anthony, la fiesta para los niños es afuera en el patio, si quieres yo tomare el regalo que trajiste – esa proposición era buena, él no quería tener que entregarle a Ralf su regalo en persona

    - Muchas gracias señor – Anthony solo le extendió el regalo a Richard y este lo tomo con delicadeza

    - Gracias por el detalle – respondió Richard con una sonrisa amable y luego miro aun lado del salón – ¡Daniel ven aquí! – grito, a los pocos segundos alguien ya se estaba acercando caminando rápidamente

    Era un oso, solo que no tenia una barriga. Su color marrón oscuro revelaba su especie, era un oso grizzli. A simple vista era tan alto como Richard, tenía una expresión sonriente y calmada, era hasta adorable de mirar. Vestía unos jeans azules y una camiseta de vestir de color miel, Anthony se quedo mudo al ver que también era muy musculoso.

    - ¿Qué sucede amor? – dijo el

    - Saluda a los padres, lo siento es que mi marido es un poco distraído – el oso solo río después de que Richard dijera eso, mientras que los engranajes en la cabeza de Anthony seguían girando a toda velocidad

    - Lo siento – el oso solo sonrió mientras extendía su mano a Jonnathan y este lo tomaba con una mirada complicada – Soy Daniel Eigner, soy el otro padre de Ralf

    - …¿Otro…papa?... ¿los padres de Ralf son maricones? – esas palabras se le escaparon a Anthony y de inmediato se cubrió la boca

    - ¡Anthony! – grito su madre – ¡Lo siento mucho mi hijo no quiso!

    - ¡No, no, esta bien, es algo normal! – Daniel tranquilizo a la señora con una sonrisa encantadora mientras se reía un poco y luego miro a Anthony con una dulce mirada que lo dejo sin palabras, la verdad el era muy indo para sus ojos, como oso de felpa

    - ¡En verdad lo sentimos! – Jonnathan también se empezó a disculpar mientras miraba avergonzado a los que tenia enfrente, pero Richard le seguía diciendo que todo estaba bien

    Anthony se sentía avergonzado por lo que acaba de decir, los dos hombres que estaban allí eran amables y amorosos con su hijo, además tuvieron la paciencia para soportar la grosería que salió de su boca. Para peor había avergonzado a sus padres que se estaban disculpando por él, es decir había hecho algo muy malo.

    Pero por otro lado estaba feliz, por fin había encontrado un defecto en Ralf, y era su familia. Aunque no sabia como podría usarlo en su contra, al menos sabia que Ralf no era perfecto y eso le alegraba en mas de un sentido.

    - Bueno Anthony, ¿Por qué no vas afuera con todos tus amigos? – cuando Richard hablo Anthony se sintió un poco aliviado y sin decir nada salió de allí hacia el patio

    Afuera era increíble, el lugar había sido cuidadosamente preparado para la fiesta pensando en cada uno de los detalles. Primero una barra de bocadillos dulces aun sin tocar, en otra parte había unos dispensadores de refrescos, agua y jugo, para todos los gustos. Había una máquina de algodón de azúcar con alguien atendiéndola, luego había una fuente de chocolate que particularmente le llamo la atención, también había algunas personas que atendían a los niños con varios tipos de comidas que iban desde pizza hasta pequeñas hamburguesas. Básicamente habían pensado en todo para que los chicos puedan comer.

    Luego estaba el entretenimiento, había variedad también. Primero había una cama elástica en la cual ya había personas saltando, un adulto se aseguraba de que estén seguros, también habían instalado una pequeña torre de escalación de apenas 5 o 6 metros de alto, también había un supervisor en ella y algunos niños escalándola. Habían colocado un pequeño escenario para lo que pensó sería una función para mas tardes, pero eso no desvió su atención de su cosa favorita. Enormes esferas de plástico para rodar y rodar, a él en verdad le gustaba ese juego.

    Mientras observaba todo no pudo encontrar a Ralf por ningún lado, eso particularmente le alegro así que decidió incorporarse a la fiesta. Después de unos momentos encontró a su amigo.

    - ¡Roger! – grito feliz mientras veía como la pequeña hiena observaba una escultura de hielo que estaba sobre la mesa – ¡Allí estas! – finalmente se acerco a él y chocaron los cinco con una sonrisa – Cielos que fiesta

    - Si – dijo Roger alegremente mientras seguía viendo la escultura de hielo de un dragón – Ralf es un tipo afortunado

    - ¡Hablando de eso, ¿viste a sus padres?! – Roger entonces suspiro cansado y lo miro un poco decepcionado, aunque Anthony no se dio cuenta de eso – ¡¿Los viste?, son unos maricones!

    - Anthony…..

    - ¡No puedo esperar a echárselo en cara a ese despintado de mierda, quiero decirlo, quiero decirlo, “Tus padres son unos maricones”, quiero decírselo!

    - Anthony

    - ¡¿Los viste?, ¿en verdad los viste?, son una vergüenza, es increíble!

    - ¡Anthony! – y entonces Roger, por primera vez le dio una bofetada – ¡Idiota! – y luego se fue corriendo

    Nunca, jamás, en todo el tiempo en que se conocían, Roger jamás había gritado, jamás había golpeado a nadie, menos a Anthony quien era su mejor amigo. Por eso él no entendía que es lo que había pasado, ¿Por qué el cambio tan repentino?, ¿Qué había hecho para que Roger lo golpeara de esa manera?, Anthony no sabia la respuesta. Pero se sintió mal, se sintió muy mal, y mientras tocaba su mejilla que le dolía por el golpe trataba de pensar en que es lo que dijo que le molesto.

    Y entonces un grito, mas bien fueron varios.

    - ¡Ayuda! – al voltearse Anthony vio a Ralf corriendo junto a varios osos pequeños a su alrededor, todos lucían asustados – ¡Papas! – grito y casi de inmediato ellos salieron al patio

    - ¡Tíos! – gritaron los osos también mientras corrían hacia ellos

    Y luego empezaron a hablar todos a la vez a una velocidad inentendible, entonces Richard dio un fuerte aplauso y todos se callaron.

    - Bien, bien, ¿Qué es lo que sucede? – pregunto Richard mientras Daniel calmaba a los niños

    - ¡Es la tía Gretchen!

    - ¡La loca tía Gretchen! – dijeron todos los pequeños osos incluido Daniel mientras temblaban

    - ¡¿Qué le paso a la tía Gretchen?! – Anthony no sabia quien era ella, pero por lo visto era una pariente de Ralf, lo siguiente fue que este le estaba susurrando las cosas a su padre mientras este prestaba atención – ¡Oh, ohhhhh, esto es malo!

    - ¿Qué sucede amor? – pregunto Daniel y luego Richard le susurro algo al oído – ¡Yo me encargo tu quédate aquí con los niños! – y luego se fue corriendo

    - ¿No les dije que no fueran al área de los adultos? – Richard sonaba enojado mientras que miraba a todos los que estaban allí – Para comenzar sabes que la familia de tu padre es….

    - Lo siento papa, es que estaba esto y aquello y, y

    - Querían ver el pastel, ¿no es así? – Richard solo río mientras todos se avergonzaban – Pues aún no ha llegado

    - ¿Estará bien la tía Gretchen? – pregunto Ralf mientras Richard suspiraba

    - Yo estaría mas preocupado por el mesero, ¿le golpeo muy fuerte? – Ralf solo asintió con la cabeza mientras los otros también – Es bueno ver que la edad no le afecto tanto, pero por otro lado es preocupante, lo que sea, Ralf tu primo Cedric ya viene en camino y tus primos también, llegaran juntos dentro de unos minutos y podremos empezar el show

    - ¡¿La abuela viene también?! – pregunto emocionado

    - Si, tu abuela viene también, al igual que tus tíos Owen y Kenet, toda la familia viene

    - ¡Si, toda la familia….!...¿toda la familia? – su emoción entonces pareció ensombrecerse un poco

    - Toda la familia – confirmo Richard con una complicada expresión

    - Toda la familia – dijeron los osos a su alrededor

    - Si, será mejor que mantengamos a tus tíos a raya, bien niños vayan a jugar y Ralf asegúrate de saludar a todos tus compañeros

    Casi al mismo tiempo que terminaba de decir eso, Daniel volvió a toda prisa. Se notaba cansado.

    - La tía Gretchen ya esta bajo control, el mesero está bien, traumatizado, pero bien – Daniel solo rio mientras observaba como todos los niños iban a jugar

    - Te dije que no dejaras a mi tía sin vigilar, es un poco agresiva si toman su bolso, aunque no creo que ese sea el caso – Richard decía eso mientras caminaba, Anthony podía escucharlo todo

    - Bueno, en mi defensa no sabía que tu tía tenia gas pimienta, ¿tu se lo compraste?

    - Es una señora mayor que vive sola, obviamente tenía que comprárselo

    Y mientras conversaban subían las escaleras y volvían a entrar al lugar.

    Allí Anthony se sintió raro, a Ralf no parecía molestarle en lo más mínimo sus padres, es mas su familia era unida. Eso también hizo que se enojara un poco, pero mas que enojado estaba sorprendido por cómo todo era relativamente normal para él.

    Y se dio cuenta de que Roger tenia razón, él estaba celoso de Ralf. Dinero, una enorme y buena familia, cerebro e inteligencia, talento y muchos amigos, Ralf lo tenía todo, no había una cosa que él no pudiese tener o ser. Su único defecto eran sus padres a los ojos de Anthony. Pero no tenia las agallas para enfrentarlo con eso.

    Si hubiese una prueba que el mundo era un lugar injusto ese era Ralf.

    Anthony no disfruto de esa fiesta, se sentía mal. Y cuando llego la familia de Ralf todo se sintió peor para él. Cuando llego la hora de partir el pastel se tuvieron que hacer varias tomas para las fotografías, unas para Ralf y sus padres, otra para la familia en general y otra para los compañeros de clases. Anthony, no salió en las fotos porque estaba demasiado molesto para salir en una de esas, aunque estaba tentado a arruinar la foto él no lo hizo, no tenía los ánimos para hacerlo.

    Las horas pasaron y la fiesta llego a su fin, Antony no pudo hacer otra cosa que desear que ese día terminara. Aunque aún faltaba una cosa importante, hablar con Roger. Pero eso tenía que esperar a que sus padres dejaran de estar molesto con él. Él sabia eso por el frio silencio que había.

    - Richard y Daniel son unos encantos – la primera en hablar fue Silvana, su madre

    - Hable con el padre de Richard, eran un marine – su padre hablo con una voz extraña, con notas de admiración – Un titan para ser precisos

    - Solo dijo que Richard es muy agradable, lo invitare a unirse a mi club de libros

    - A mí Daniel me invito a una noche de póker en su casa, suena interesante, ¿sabías que es médico?, ah, ¿conoces el hospital cumbres del prado?

    - Obvio amor, es donde nació Anthony

    - Pues resulta que el oso al cual nuestro hijo llamo maricon, ¡Es el mismísimo dueño de ese hospital! – y luego su padre freno el auto de golpe, y golpeo el manubrio, Anthony se asustó por eso, pero no su madre – ¡Dios que vergüenza!

    - Cariño cálmate

    - ¡No, Silvana, si bien esos dos eran tremendos maricones, uno tiene que tener, aunque sea la mínima educación, cuando lleguemos a casa jovencito tendremos una buena charla sobre esto, mierda que horror, el tipo es un policía por todos los cielos!

    Anthony se quedo callado mientras su padre no le dirigió la palabra en todo el viaje.

    Sin embargo, ese fue el mejor de los casos para los amigos.

    - ¡¿Qué, que, eres maricon?! - Anthon el padre de Roger estaba colérico mientras su hijo lloraba en el piso

    Su rabia había nacido de un mero comentario de Roger, no fue algo malo, solo dijo “la familia de Ralf es linda”, solo eso hizo que estallara la ira de su padre. Su madre intento defender a su hijo, sin embargo, termino en una esquina llorando mientras sangre brotaba de su labio por el golpe que recibió al intentarlo.

    - ¡No papa yo no quería! – una patada le fue regalada por su padre mientras lo tomaba del cuello

    - ¡Yo me encargare de corregirte!

    A partir de esa noche, el padre de Roger murió para él. No fue por los golpes o por los insultos, no, fue por algo más, una inusual forma de tortura que ni siquiera fue propinada por él. Una tortura que duro una semana, que provocaría muchos cambios en Roger, no para mal sino para entender que en el mundo existen monstruos de verdad.


    A la mañana siguiente Anthony no encontró a Roger en la escuela, el joven tigre quería disculparse solo que para eso, y aunque el no lo supiera, pasarían muchos años.




    torawolftorawolf , @Squirtle , @[email protected] , WonaldWonald , ZahetaZaheta, SebastianBaneSebastianBane , @Toriel_Dreemurr Koro KusanagiKoro Kusanagi Hyena BotHyena Bot (LUNA)(LUNA) Starshadow89Starshadow89 CiriusCirius Ezequiel Reon OkamiEzequiel Reon Okami Worriz.Worriz. eoniaeonia ,sebaseba el gato KOPAKING27KOPAKING27 zorezore doggyfox ~Doggy~~Doggy~ gaogao @xXZorritoXx EMERY08EMERY08 BLACKBLACK-Green TigerTiger jose ramon perez parrondojose ramon perez parrondo Demichi1Demichi1 I.D.loverholfI.D.loverholf @DigeTokyo6 king55king55 fortunat01fortunat01 nikkolanikkola CuccoCucco Kurai SenshiKurai Senshi ToraHellToraHell RomanticHowl27RomanticHowl27 wolf-mattwolf-matt zorezore YeizeeYeizee RowenTheHyenaRowenTheHyena end?end? Ryuji TakeshiRyuji Takeshi Antonio9.9Antonio9.9
     
    • Me gusta Me gusta x 9
    Última edición: 4 Nov 2018
  2. Autor
    Zorrotravieso34

    Zorrotravieso34

    Registrado:
    9 Dic 2015
    Mensajes:
    432
    Temas:
    7
    Calificaciones:
    +1,206
    Gracias nikkolanikkola por el primer me gusta, je je
     
  3. nikkola

    nikkola deja que tu canción fluya

    Registrado:
    8 Abr 2018
    Mensajes:
    109
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +89
    de nada Zorrotravieso34Zorrotravieso34 en verdad me gusto, me podrías mencionar para los próximos capítulos?
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4. Autor
    Zorrotravieso34

    Zorrotravieso34

    Registrado:
    9 Dic 2015
    Mensajes:
    432
    Temas:
    7
    Calificaciones:
    +1,206
  5. KOPAKING27

    KOPAKING27

    Registrado:
    4 Feb 2015
    Mensajes:
    4,779
    Temas:
    114
    Calificaciones:
    +4,491
    Buen comienzo Zorrotravieso34Zorrotravieso34 vaya ese niño tiene envidia solo es bueno nada más y hasta su mejor amigo se lo dice espero que pida disculpas el mismo un saludo
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6. Wonald

    Wonald Intentó advertir de los problemas y soy culpado

    Registrado:
    17 Ene 2015
    Mensajes:
    1,921
    Temas:
    41
    Calificaciones:
    +1,525
    Me siento mal por Roger que sufrirá y por Anthony por su posición y las cosas que pasaran.

    Esperare el siguiente cap zorrito ;)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7. Autor
    Zorrotravieso34

    Zorrotravieso34

    Registrado:
    9 Dic 2015
    Mensajes:
    432
    Temas:
    7
    Calificaciones:
    +1,206
    Gracias WonaldWonald, la verdad quería un cambio de historia y dar un poco mas de seriedad a lo que hago. Y gracias KOPAKING27KOPAKING27, me alegra que les haya gustado.
    La verdad quiero enfocar mis esfuerzos para dar una buena historia con buen resultado.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8. KOPAKING27

    KOPAKING27

    Registrado:
    4 Feb 2015
    Mensajes:
    4,779
    Temas:
    114
    Calificaciones:
    +4,491
    de nada Zorrotravieso34Zorrotravieso34 esperamos con ilusion tu siguiente capitulo sigue asi jeje
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9. _childhood_blue

    _childhood_blue We´re stars and we´re beautiful

    Registrado:
    22 Ago 2016
    Mensajes:
    77
    Temas:
    3
    Calificaciones:
    +66
    wow me encanto la historia enserio escribes muy genial. mencioname cuando saques capitulo uu
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10. Koro Kusanagi

    Koro Kusanagi Y el gato, mirando, sonreía...

    Registrado:
    23 Dic 2014
    Mensajes:
    1,862
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +859
    Wow me quede así mira x3
    Increíble comienzo de historia!!! Me encanta!! Estoy ansioso por saber que sucederá en el siguiente capítulo. Saludos!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11. EMERY08

    EMERY08 Que hacer... cuando no eres feliz ?

    Registrado:
    25 Ene 2016
    Mensajes:
    1,902
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +1,472
    Hay dios... pobre Roger u_u

    Gracias por la mención, y perdona q no lo halla leido antes, ya no soy tan activo jeje
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12. Autor
    Zorrotravieso34

    Zorrotravieso34

    Registrado:
    9 Dic 2015
    Mensajes:
    432
    Temas:
    7
    Calificaciones:
    +1,206
    Hola a todos, gracias por sus comentarios, _childhood_blue_childhood_blue , gracias por leer y claro que te mencionare
    Bien aquí el siguiente capitulo espero les guste
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13. Autor
    Zorrotravieso34

    Zorrotravieso34

    Registrado:
    9 Dic 2015
    Mensajes:
    432
    Temas:
    7
    Calificaciones:
    +1,206

    Parte 3

    No era un lugar agradable a la vista, la razón no era su apariencia, ya que el hermoso. Lo que parecía ser una escuela privada con bellos jardines y un gran patio, no mostraba ningún signo de ser desagradable y hasta querrías estudiar allí si te guiaras solo por la apariencia. Sin embargo, esa noche oscura sería la última en la que permanecería abierta.

    - Todas las unidades listas – el can teniente dio la orden por un comunicador mientras que las patrullas ya se encontraban rodeando las inmediaciones del lugar, no había escapa era un cerco perfecto diseñado para mantener a los animales adentro – No dejen que ninguno escape

    Si bien estaba nublado el reporte del clima no indicaba que llovería o nevara, es decir era una noche sin luna o alguna estrella en el cielo. Las luces del lugar ya habían sido cuidadosamente cortadas para evitar cualquier incendio, era una redada después de todo. No, quizás el termino más adecuado para eso era el de rescate.

    Con un altavoz la orden fue dada, gracias al alcalde de la ciudad y ciertos contactos de la policía la prensa estaba estancada por lo que había bandera libre para actuar. El cerco se cerró aún más mientras que las rejas del lugar cedían antes las fuerzas de la ley. Era preciso actuar con la mayor rapidez y el mayor sigilo posible, no había otra manera.

    Las fuerzas de la policía estaban divididas en grupos especializados por raza, los caninos eran los más comunes, para fuerza bruta tenían a especies más grandes como toros, caballos y demás, pero una de las divisiones más importantes era la división aérea. Como seres capaces de surcar el cielo y planear sin hacer ruido eran ideales para las misiones como esta, por lo que su presencia en el cielo era algo crucial. Cada oficial tenía un dispositivo de comunicación y al recibir la orden en tierra comenzaron su trabajo.

    Descendieron sin ruido mientras que los grupos de abajo se movían en perfecta sincronía, todo gracias a los líderes de las divisiones, su trabajo era simple, evitar que eliminen a los testigos. No solo fue uno, ni dos, sino muchos más los que cayeron gracias a la rapidez y sigilo de esa división.

    Gracias a su rápido movimiento combinado con los de los grupos en tierra, todos los adultos fueron capturados en menos de 30 minutos, como la policía actuó rápido no hubo posibilidad para que los otros armen un plan o que tomen las armas. Fue una redada casi perfecta, a excepción de algunos heridos, pero era aceptable, lo importante es que no se registraron bajas.

    Cuando casi todos los responsables fueron sometidos, entro en acción el segundo grupo de esta misión, quizás el mejor termino para ellos sea el de “Rescatistas”, una coalición formada por paramédicos, médicos y profesionales en desastres junto con la atención a heridos en grandes magnitudes. Su misión era entrar y salir sin demora parar llevar la mayor cantidad de heridos y ponerlos a salvo.

    Lo que antes fue un patio enorme ahora estaba arruinado por las salas de primeros auxilios colocados allí, una especie de mini salas de emergencia que la ciudad había dado para esta misión en particular, no solo había de estas, sino varios comandos de la policía y algunos de la prensa a la cual se le había dado paso una vez que la situación se controló. Pero como nadie estaba seguro todavía, en el cielo aún se mantenían agentes.

    - Todo en orden señor solo un problema, el principal sospechoso escapo, pero ya lo localizamos y estamos en persecución – un halcón peregrino que sobrevolaba el cielo informo mientras que escuchaba un fuerte sonido del otro lado de la línea, luego de recibir su orden contesto – Entendido, segundo escuadrón aéreo puede iniciar seguimiento en el aire, entendió y confirmado

    En tierra la situación ya estaba controlada, mientras que los policías arrestaban a un grupo de personas, le ponían esposas, bósales y hasta collares eléctricos todo siguiendo órdenes precisas. A más de uno de los criminales se les escaparon miradas de angustian al imaginarse el cruel destino que les esperaba, la ley en su país era muy estricta. Solo contemplaron el patio y el aire libre ya que quizás era la última vez que los verían. Luego la puerta del vehículo de prisioneros se cerró mientras un equino los observaba con una mirada que helaba el alma.

    Este caballo en cuestión se llamaba Henry, actualmente ostentaba el puesto de jefe de policía, un puesto que siempre había deseado pero que a veces le causaba dolores de estómago. En esos momentos un cigarrillo lo calmaba, no importaba el hecho de que por su mal hábito su pelo perdiera un poco de brillo en su pelo, el necesitaba fumar para que el amargo sabor del tabaco le quitara el mal sabor de boca que le daba este caso.

    Aunque sus pensamientos se tornaban sombríos eso debía a esperar hasta llegar a casa, donde su esposo e hijo lo esperaban. Quizás por eso necesitaba una familia, se dijo a sí mismo, para tener un ancla que evite que hunda en el foso negro que era su trabajo.

    Mientras se tronaba el cuello y miraba hacia arriba deseando una llovizna, llegaron junto a él.

    - Que rápido – dijo en tono seco mientras no paraba de fumar, si bien juro que lo dejaría ese hábito seguía presentándose en ciertas ocasiones, por suerte no tantas como antes

    - Solo hice lo que me pediste, estoy por volver a casa – Daniel solo puso su clásica cara de tonto mientras que Henry miraba a través de él – Esa mirada no me gusta

    - Cállate Daniel, las cosas están para matar a alguien

    - No creo que debas decirle eso a un doctor Henry

    - Maldito juramento, ¿nunca lo has pensado?, dime

    - La muerte es como un tema tabú para los médicos, no indagues más Henry, te podrías convertir en asesino – luego suspiro un poco y el humo salió de su boca – Deja eso, no te hará bien

    - No me importa convertirme en asesino ahora mismo – termino su cigarrillo y luego saco otro para encenderlo de nuevo – Dime buenas noticias

    - Me temo que eso no puedo hacerlo, algunos quizás no lo logren

    - Tienes que estar jodiendo

    - ¿Crees que bromeo? – la mirada de Daniel era más fría que lo usual, Henry entendió que hablaba enserio, entonces Daniel saco una tableta electrónica – Laceraciones, quemaduras de distintos grados en distintas partes del cuerpo, síntomas de adicción, daños en el sistema nervioso, solo por citar algunos casos, y aunque se recuperaran físicamente no podría prometerte su completa recuperación psicológica

    - ¿Número de víctimas en estado crítico?

    - Treinta y seis, dieciocho mujeres y dieciocho hombres, les pedí que no me contaran los casos más serios y los detalles escabrosos, le haría mal a mi corazón

    - La felicidad del ignorante ¿eh?

    - Es más fácil así – Daniel solo dio un pequeño golpecito en el hombro de su viejo amigo mientras suspiraba – Algunas veces pienso que esta ciudad es un asco

    - Lo es, créeme que lo es, apenas ahorre lo suficiente me mudare de este lugar

    - Eso no resolverá nada, creo que es mejor que siguas aquí, la ciudad necesita a alguien que la limpie de vez en cuando

    - No quiero, sé que esta ciudad es medianamente buena para nosotros, pero casos como estos hacen que me de miedo el futuro de mi hijo, no quiero que Lucke crezca en un lugar donde pasan cosas como estas

    - Mudarte no resolverá nada, estas cosas seguirán sucediendo no importa donde vayas

    - ¿No tienes miedo?, ya una vez pasaste por esto…

    - Obviamente tengo miedo Henry, por eso tengo que esforzarme para hacer que esta ciudad sea un poco mejor para el futuro de Ralf

    - Eres más maduro de lo que pareces Daniel

    - Oye – Daniel dio una risa sarcástica, aunque era más falsa que otra cosa – Tengo que irme ahora, enviare a más médicos solo pídelos cuando lo necesites

    - ¿No quieres entrar?

    - Solo estoy aquí por apoyo, Richard esta por retirarse de la policía, pero sigue al pendiente de lo que pasa, no esperes que siempre este por aquí, no me gusta dejar que mi suegro cuide a mi hijo mientras nos comportamos como disque héroes– entonces solo le dio la espalda a Henry mientras caminaba hacia la salida – Tu mismo lo dijiste, la felicidad del ignorante, es mejor así

    Henry solo observo como Daniel se marchaba mientras miraba al edificio de dos plantas frente a él, un nudo se formó en su estómago solo de mirarlo. Escupió el cigarrillo de su boca mientras daba pasos rítmicos hacia adelante. Metió sus manos en los bolsillos de su gabardina y olio el cuello de están mientras seguía su camino, como estaba recién lavada por las manos de su esposo el aroma que desprendía lo hizo sentir un poco mejor.

    Eso duro poco ya que al entrar al oficio un aroma extraño le llego, no era un aroma a sangre, no era un aroma a suciedad, no era un aroma químico ni tampoco era un buen aroma. La forma más fácil de describir ese peculiar aroma era el de tristeza, aunque se supone que esa emoción no debería de tener aroma siquiera. Pero para Henry quien llevaba ya tiempo en su oficio se había percatado del sutil aroma de las lágrimas que se mesclaban en el aire, quizás eso era solo cosa suya, pero él podía oler el ambiente que había en ese lugar.

    Se percato que sus hombres iban y venían de un lugar a otro ayudando en lo que podían, era inevitable que así fuera. Después de todo era el rescate de un campo de tortura.

    Si bien el lugar ostentaba el título de una escuela reformatoria para niños problema o niños que presentaban desviaciones, era un campo de tortura disfrazado de escuela. La policía se enteró tarde de esto, pero no fue por una investigación o por un reporte, no, fue por algo aún más poderoso que esas cosas, fue un testigo.

    Henry recordaba bien la cara de la chica que llego temblando a su oficina, estaba débil, asustada y casi sin ropa, ella apenas recordaba su nombre, pero aun así lo que había vivido eso si lo recordaba bien. Según ella había llegado a la escuela porque su madre la consideraba problemática por su personalidad poco femenina. Cuando ella llego al reformatorio paso por un calvario, al parecer había programas para cada “situación”, ella fue sometido a uno especialmente doloroso. Henry escucho cuidadosamente lo que le había ocurrido aguantándose las ganas de vomitar, claro estaba que como jefe de policía no podía dar crédito solo por el testimonio de ella, pero los exámenes médicos confirmaban lo que decía.

    Lo más complicado paso cuando citaron a la madre de la chica, obviamente al ver a su hija en ese estado quiso abrazarla, pero ella no lo permitió, le grito y hasta llego a arrojarle un objeto pesado que estaba cerca. La madre fue puesta en custodia de inmediato para evitar que llamara a alguien que alertara al centro y entonces se decidieran de las pruebas. Henry se debatió en que hacer, pero cobrando algunos favores logro formar una redada bajo un vago pretexto. Por suerte su intuición era la correcta y todo lo que la chica conto resulto ser verdad. También quedaba la duda de como la chica había escapado, obviamente Henry pensó que era imposible que ella por si misma haya salido sola.

    Sin embargo, se enteró que uno de los que trabajan allí le había ayudado y cuando intento buscar a la persona en cuestión, se llevo la sorpresa de un suicidio con una nota que solo tenía un vago “Lo lamento tanto”. Henry se preguntaba si hasta que punto el sujeto podría ser perdonado, pero su mente empujo eso al fondo por el momento.

    Pero había otra gran duda y era sobre cómo es que recién ahora salía la verdad a la luz, pero por suerte la respuesta llego un tiempo después de que la chica se recuperara un poco más. Al parecer los que eran sometidos a la “rehabilitación” pasaban meses de recuperación antes de volver a casa para que sus padres no sospecharan nada, además incluso si los chicos decían algo no había forma de confirmarlo. Sus cuerpos estaban sanos pero sus mentes quedaron echas polvo, al menos eso fue lo que pensó Henry.

    Fue particularmente ventajoso que la chica les haya dado algo de información sobre su sufrimiento personal, ya que eso le dio luz verde para poder hacer todo el uso de la fuerza policial que tenía a su disposición. Sin embargo, la verdad era más amarga de lo que pensaba. Fue demasiado cruel.

    Las víctimas fueron alrededor de ochenta, un numero bajo para una escuela o para la ciudad. Pero fue demasiado para Henry, lo que descubrieron fue digno de ser llamado macabro. Henry aun no tenía todos los detalles, pero sabía lo suficiente para imaginarse las cosas claras.

    De pronto alguien vino corriendo.

    A lo lejos Richard se acercaba a toda velocidad con alguien en sus brazos.

    - ¡Estarás bien, ¿me oyes?, estarás bien! – Richard solo corría a gran velocidad mientras gritaba – ¡Tienes que decirme tu nombre, vamos dímelo!

    - La…la…rry

    - ¡Eso es Larry mantente despierto, rápido, alguien un médico ya!

    Henry solo se mantuvo al marguen mientras su amigo pasaba a su lado y se perdía entre un montón de personas.

    - Tchh – Henry solo dio un fuerte paso lleno de ira, mientras sus hombres, o al menos lo que cruzaban miradas con él se apartaban “¿Acaso estaré haciendo una cara tan aterradora?”

    Henry solo caminaba mientras observaba la situación, a cada paso su malestar aumentaba más y más. Finalmente se detuvo frente a un cuarto, al notar la puerta se fijó que seguía cerrada con llave, aún no había sido abierta. No tenía la paciencia para esperar, así que opto por el método más rápido de todos.

    Una fuerte patada y la puerta crujió, Henry era un equino después de todo, la fuerza en las piernas estaba implícita en él. Otra patada y la puerta empezó a desquebrajarse, una última y finalmente la puerta cedió.

    Lo primero que noto fue que el lugar no tenía ventanas, solo un ducto de respiración pequeño y cubierto de barras de metal, las paredes eran lisas y blancas al punto de ser perturbadoras. El piso era de un cemento oscuro que parecía opacar la poca luz que suministraban las luces del techo. No había una cama, ni baño, solo había una silla de metal adherida al piso y un desagüe debajo de está.

    Sin embargo, fue lo que estaba amarrado a la silla lo que verdaderamente asusto a Henry.

    - ¡Alguien un médico, chico resiste! – toco su cuello, el pulso era débil – ¡Rápido, por favor, lo estamos perdiendo! – solo toco sus hombros delicadamente – ¡¿Cuál es tu nombre?, Rápido di algo! – casi como un suspiro contesto

    - …No…recuerdo….


    Parte 4

    Algunos años después

    - ¡Vamos Anthony hazme ese favor! – la conversación se tornó ruidosa mientras que caminaban por el pasillo de la facultad de Anthony – ¡No te estoy pidiendo algo irrazonable!

    - Por favor Frank, ya te lo dije no iré a una cita doble – Anthony solo siguió caminando mientras detrás de él su amigo Frank, un carnero marrón de su misma edad, lo seguía de cerca – Sería el colmo de lo patético

    - ¡Vamos hombre, de verdad quiero salir con esa chica!

    - Eso dijiste la última vez Frank, ya me estoy cansado de ayudarte a enganchar mujeres para que después de una o dos citas terminen

    - ¡Pero Anthony esta chica de verdad que me gusta!

    - ¿Enserio?, ¿Qué estudia?

    - Bueno…leyes pero

    - Ah ya me lo imagino, ¿tiene una linda personalidad?

    - ¡Claro que no, es tonta como poste, pero está bien esculpida, si sabes a lo que me refiero ja ja ja! – Frank solo hizo una sensual silueta con sus dos manos mientras Anthony suspiraba

    - No es gracioso, ¿por una vez podrías elegir a una chica que tenga cerebro?

    - ¡Va! – grito y golpeo ligeramente el hombro del tigre – No sé tú, pero primero se come por los ojos, además si voy a casarme quiero que sea con una chica de película, hay muchas carneritas que se mueren por salir con este semental

    - Vaya, cuantas desesperadas puede haber – Anthony solo río un poco y luego suspiro – Ok te lo debo de todas formas, pero por favor asegúrate que otra chica sea de mi gusto ya sabes

    - ¡Gracias amigo te aseguro que no te arrepentirás! – y luego salió corriendo, pero antes de irse por completo giro para ver a su amigo – ¡Mañana a las ocho en la plaza central, nos encontraremos los cuatro e iremos a bailar! – y luego se fue

    - El muy desgraciado ya había aceptado, vaya amistades que tengo je

    Anthony solo se río de sí mismo mientras caminaba hacia afuera del edificio de la facultad, cuando por fin salió afuera la luz del sol momentáneamente le molesto, pero se recuperó rápidamente. Se estiro un poco mientras giraba sus brazos y se desperezaba, la clase había sido dura.

    Frente a sus ojos había un gran número de estudiantes que iban y venían de todas las direcciones, una vista normal de la universidad de la ciudad. Un breve lapso de romanticismo le hizo pensar cuanto había crecido.

    No había forma de que él pudiera ser considerado feo, Anthony era un tigre en toda regla, su altura, sus músculos tonificados, sus ojos puros, el brillo de su pelaje y la profundidad de su color eran sin duda dignas de admiración. Las estaciones pasaron y con eso el cambio, ahora media cerca del metro ochenta y cuatro, sus músculos se habían desarrollado de forma maravillosa gracias a los ejercicios que se auto impuso, por lo que adquirió la digna apariencia de su especie.

    - Bien, al gimnasio ahora y luego a casa – dio un aplauso y luego bajo las escaleras del recinto para ir a su auto, en el camino a éste muchas chicas le saludaron

    No era por vanagloriarse, pero era atractivo, y no es de extrañar que muchas mujeres lo quisieran tener. Sin embargo, no tenía novia por dos motivos, él primero era que prefería una vida de soltero por el momento ya que le gustaba tener aventuras una que otras veces y el segundo era que acababa de salir de una relación. No era que hayan terminado mal, era tan solo que la chispa entre ellos se apagó y dieron por terminado el asunto. Por eso Anthony seguía soltero, quería esperar ese algo otra vez, sin embargo, después de casi un año todavía seguía sin experimentar eso de nuevo.

    Luego de unos minutos llego a su vehículo, no era nada lujoso, pero aun así era un auto muy bueno que había comprado con ayuda de sus padres. Particularmente le gustaba el color azul eléctrico con el cual estaba pintado. Mientras admiraba a su auto, como todo joven normal, abrió la puerta de atrás y tiro su mochila en el asiento, luego se subió, lo encendió y se dispuso a irse, pero antes de que pudiera dar marcha atrás su teléfono sonó.

    Una rápida mirada mostro que era su madre la que estaba llamando. Sin pensarlo mucho le contesto.

    - Hola mamá – dijo tranquilo mientras acomodaba el espejo retrovisor

    - ¡Oh, hola hijo! – grito emocionada su madre – ¡¿Qué tal estas, estas comiendo bien?!

    - Estoy bien mamá, y si como bien, ¿Qué tal están tú y papá? – era algo normal, desde que Anthony se había mudado de casa de sus padres, su madre le llamaba unas cuantas veces por semana para preguntarle cómo estaba

    - ¡Bien, tu padre esta huraño como siempre y yo estoy muy bien, oh mí cierto llamaba para contarte las buenas nuevas!

    - Entiendo, ¿Qué pasa? – dijo sin interés mientras se limpiaba un diente en el espejo que había acomodado

    - ¡Ahhh, tu hermana tendrá un bebe, vamos a hacer abuelos y serás tío! – cuando su madre grito eso Anthony se quedó mudo – ¡Estamos saliendo del consultorio, oh Anthony no sabes lo felices que están! – su madre se refería a su hermana y a su marido, al cual Anthony apreciaba – ¡¿Tienes planes, queríamos ir a comer algo, tu padre ya viene en camino para ir todos juntos?!

    - Ahh, sabes mamá, yo no puedo ahora, tengo…tengo trabajo así que te llamare luego, te amo, dale mis felicitaciones a mi hermana, adiós – luego colgó y apago el teléfono para evitar recibir llamadas – ¿Qué diablos me paso? – se dijo así mismo y luego golpeo sus mejillas ligeramente.

    Dejo que pasaran unos minutos para volver a encender su celular y llamo de nuevo a su madre.

    - Perdón mamá – dijo avergonzado – Me tomó por sorpresa, la llame a mi trabajo pedí permiso para ir con ustedes

    - ¡Oh, maravilloso, nos encontraremos en ese lindo restaurante del centro, ese que tiene los lindos toldos amarillos! – Anthony sabía a qué restaurante se refería, ya habían ido un par de veces

    - Si, si, adiós mamá nos vemos en un rato – volvió a colgar y suspiro mientras se recostaba por el respaldo de su asiento – Genial, ahora tendré que ir por un estúpido obsequio

    Con un poco de disgusto se enderezo y condujo el auto sin rumbo aparente. Sabía dónde tenía que ir, pero antes quería pasar por un regalo, no por un acto de buena voluntad había su hermana y a su próximo sobrino o sobrina, no, quería un regalo para la excusa de llegar tarde, él sabía perfectamente que él regalo no era particularmente urgente, pero quería darle uno ahora a su hermana.

    Si bien no sabía por qué se sentía de esa forma, sabía que sentía raro y de una manera imposible de describir. Sin embargo, debía de ir a ver a su familia. Por lo que entro al primer estacionamiento de una tienda que vio, era un gran supermercado de tres pisos.

    Eso no le preocupo, sabía que había varias cosas que podía comprarle a su hermana y salir bien parado frente a sus padres. Por lo que se bajó del vehículo, tomo un carrito del estacionamiento y entro.

    Directamente pregunto dónde estaban las cosas para bebe, y al tener su respuesta de dirigió al pasillo que le dijeron. Mientras subía por una escalera eléctrica especial que no contaba con escalones, era más bien una rampa eléctrica, de dio cuenta de que sentía reamente irritado por alguna razón.

    Todo se sentía como una especie de golpe del cual no podía recuperarse, era una buena noticia, pero para él algo completamente distinto. No estaba feliz, pero tampoco triste, no estaba emocionado, pero tampoco no tenía interés, era como un asunto trivial sin ningún tipo de emoción particular. Se sentía indiferente pero nervioso.

    Sobre cuál era ese sentimiento, él no pensó mucho en eso mientras caminaba por los pasillos sin ningún interés. Mientras paseaba tomaba algunas cosas interesantes de los estantes y los ponía en su carro de compras, su plan era reunir todo lo interesante y luego tomar una decisión, no le importaba que los empleados deban de acomodar su desastre luego, Anthony era del firme pensamiento de “Para algo se les paga”.

    Luego de unos minutos de vagar sin rumbo por el lugar, Anthony se detuvo frente a una sección de juguetes. Había algunos animales de felpa en ese lugar que le llamaron la atención, sin embargo, no sabía cuál escoger. Sus ojos pasaron de un oso de felpa a un tierno peluche de perro, todos eran lo mismo para él, pero ya que se trataba de un regalo tenía que escogerlo bien. Es lo mismo que tener una amiga gorda que admite estarlo y luego regalarle un libro de cómo hacer dietas, así mismo no podía darle a su hermana un regalo que pudiera mal interpretarse.

    Después de un par de minutos de ver los peluches, se decantó por dejarlos y se fue de allí.

    - Lo que sea, les regale una canasta de frutas y les diré que no sabía que otra cosa darles, será mejor que les compre una tarjeta también

    Dejo la sección de juguetes mientras se dirigía a los pisos de abajo, con cuidado escogió una linda cesta de mimbre con bellas frutas en ella. Y se dirigió a pagarla, ya en la caja tomo una tarjeta que estaba en uno de los mostradores cerca de esta. Escribió unas sencillas palabras de felicitación y la puso en la cesta luego de pagarla. Finalmente salió del supermercado y se dirigió a su destino.

    No tardo nada en llegar, para su suerte llego apenas unos minutos después de que su familia se haya sentado. Lo recibieron como siempre, unos abrazos de parte de su padre y hermana, unos besos de su madre y un apretón de manos de parte de su cuñado.

    Hicieron un pedido rápido de copas y vino sin alcohol, ya que estando en cinta, Frida, la hermana de Antony, no podía beber.

    - ¡Un brindis! – dijo el padre de Antony mientras levantaba su copa – ¡Por mi hija Frida, mi yerno y mi futuro nieto! – Jonnathan, el padre de Anthony era todo sonrisas mientras miraba orgulloso a su sonriente hija, luego chocaron ligeramente sus copas y se sentaron a la mesa otra vez – ¡Ya quiero que venga mi nieto, será grande y fuerte como su abuelo!

    - ¡Amor, puede ser niña! – Silvana, la madre y futura abuela le interrumpió haciendo reír a su esposo

    - ¡Ja, yo sé de lo que hablo querida, será un niño! – insistió Jonnathan

    - A ni eso no me importa – el tigre sentado alado de Frida no dijo nada mientras abrazaba a su esposa – Mientras nazca sano o sana

    - Si, solo queremos que nazca con buena salud, lo amaremos como sea o la amaremos, ya quiero que crezca un poco más para saberlo – Frida se acarició su barriga suavemente – Ya quiero que venga

    Anthony solo se quedó al marguen mientras miraba la escena frente a él. Se sentía mal por no poder compartir la misma emoción.

    - ¡Anthony! – la repentina voz de su madre lo saco de su estado en blanco

    - ¿Eh?, ¿Qué? – Anthony miro a los lados para ver que su familia lo observaba – Perdón, lo siento estaba pensando en cosas de la universidad – invento esa escusa en el último minuto por suerte fue creíble

    - Ya veo, te esfuerzas mucho hijo, deberías de descansar más – las palabras de su madre eran genuinas y eso le tranquilizo un poco

    - Estoy bien mamá, perdón por interrumpir, las estrellas hoy son Frida y Teodoro – apunto a la pareja muy sonriente frete a él y les dedicó unas palabras de felicitación

    Aunque cuando termino la mirada de su hermana era rara.

    - ¿Te pasa algo hermana? – pregunto preocupado

    - No, es solo que dijiste “las estrellas”, este de aquí – entonces apunto a su marido – Solo metió su cosa adentro, la estrella aquí soy yo

    - Hermana por favor – Anthony se avergonzó y la miro desafiante

    - ¡¿Qué?, es la verdad! – dijo un poco más alterada – ¡Yo soy la que tiene que llevar al bebe, yo soy la que se pondrá gorda, yo, no él! – y de pronto sus ojos empezaron a lagrimear – Lo siento amor – dijo mientras movía sus manos para soplarse la cara – Esto está sucediendo tan rápido, ¡vamos a tener un bebe!

    - ¿Cambios de humor tan rápido? – pregunto Teodoro mirando a Silvana

    - Bueno es diferente para todas – fue su respuesta – ¡Cambiando de tema, ¿ya pensaron un nombre?!

    - ¡Silvana por favor se acaban de enterar que están esperando! – Jonnathan no lo dijo enojado, pero si un poco sorprendido – Aunque si le quieren poner el nombre de su abuelo yo no me molestaría claro esta

    Entonces Frida y Teodoro se miraron con una expresión complicada.

    - Bueno papá – Frida puso una expresión complicada y luego puso su mano sobre la de su padre – Teodoro y yo había acordado que no le pondríamos el nombre de ninguno de sus abuelos para evitar problemas y peleas

    - Yo entiendo hija – respondió tranquilo y con una sonrisa

    - Claro que en el siguiente que tengamos podríamos ponerle el suyo Jonnathan – respondió Teodoro tranquilo

    - Ese “tengamos” me suena a manada – Frida solo miro a su esposo mientras este la intentaba tranquilizar

    - Lo siento querida – Teodoro solo se rasco al cabeza y sonrió – Pero si es niña, me gustaría llamarla Loreley y si es niño, el nombre Roger me gusta mucho

    - ¿Roger? – Anthony menciono el nombre y levanto su cabeza que estaba hasta ahora enfocada en su copa – Ese nombre…me suena de algo

    Estaba seguro que había escuchado ese nombre antes, él sabía que había conocido a alguien con ese nombre antes pero no recordaba donde. Era como si un vago recuerdo de hace tiempo quisiera volver, solo que su cerebro no lo dejaba acceder a esos recuerdos.

    Sentía que estaba apunto de recordar, pero luego su mente se alejaba del recuerdo. Eso se repito por lo que pareció ser una eternidad. Pero solo pasaron algunos minutos.

    - ¿Bromeas verdad? – dijo su hermana – Era tu mejor amigo, iban a todos lados eran como uña y mugre

    - ¿Roger? – se preguntó aún más, entonces como alcanzando algo distante y hasta diminuto sus recuerdos se alinearon – Roger… ¡Roger!, ¡Ah ya lo recuerdo, pero eso fue hace más de diez años! – ese nombre le trajo vagos recuerdos, pero carentes de algo – Si, recuerdo a Roger, pero la última vez que lo vi fue cuando tenía doce, creo que él y su familia se mudaron hace más de diez años, no recuerdo mucho pero se que nos mudamos tiempo después que ellos

    La realidad era que ahora Anthony tenía veinticuatro años, nadie podía culparlo por no recordar algo de cuando tenía doce, era algo bastante normal.

    - Vaya que recuerdos, no supe nada de él por semanas, luego me enteré que se mudó, ¿saben algo de su familia? – Anthony miro a sus padres, pero ellos hicieron una expresión complicada – ¿Papá?, ¿Mamá?

    - No sé nada – su madre dijo eso mientras tomaba una rápida copa

    - Lo que dijo tu madre – su padre le siguió y luego de tomar toda su copa de un golpe dio un fuerte aplauso – ¡No arruinemos el momento con el pasado, ahora hay que brindar por el futuro! – y volvió a servirse y levantar su copa

    - Si, por el futuro – en tono bajo y desdeñoso

    Luego de ese brindis y una comida ligera, la familia se separó cada uno por su lado. Frida y Teodoro fueron a su casa y los padres de Anthony fueron a la suya.

    Solo el tigre de veinticuatro años quedo solo, sin embargo, eso le sirvió para comprender su mal estar. No fue hasta que regreso a su auto cuando pudo dar un fuerte suspiro de cansancio.

    - Ah eso era – se recostó en el asiento del conductor mientras cerraba los ojos por el cansancio emocional – Es porque soy el único que está solo, ah allí esta eso era

    La razón de sus emociones conflictivas solo era el hecho de que él se había quedado sin alguien con quien volver. Su hermana se había casado y ahora estaba en espera de su primer bebe, es decir había cumplido con la meta de tener una familia a quien cuidar. Mientras que él seguía estando solo.

    Él no estaba interesado por el momento en una relación, pero sabía que era necesaria para poder avanzar y no acabar solo en la vida.

    - Ahora estoy de mal humor

    Mientras decía esas palabras emprendió el regreso a su departamento, debía descansar tanto metal como físicamente.

    Parte 5

    Al día siguiente sus pensamientos ya se habían enfriado un poco, sin embargo, mientras conducía al punto de reunión que le había dado su amigo su malestar volvió al recibir la llamada de su amigo.

    Con disgusto contesto el teléfono.

    - Frank – dijo secamente mientras se detenía frente a un semáforo en rojo

    - ¡Amigo, ¿vas a venir?!

    - Si, ya voy para allá – suspiro mientras se ponía en marcha de nuevo

    - Ok, ok, ok solo ven pronto, no olvides traer flores, parecerás mas interesado

    - Frank, no llevare…

    - ¡Solo hazlo! – y luego colgó

    - Mierda – Anthony solo frunció el ceño mientras pensaba que hacer

    Unas flores no serían muy costosas, tampoco eran algo difíciles de conseguir, además le daría algo de seriedad a la cita. En su mente se repetía “¿Quién sabe?, ¿Quizás conozca a la correcta?”.

    No tuvo mucho tiempo de pensar acerca de lo molesto que sería sí desobedecía a su amigo, por lo que simplemente opto por seguir las instrucciones que le habían dado. Debía de comprar flores para una chica desconocida.

    No tuvo que desviarse mucho de su curso ya que había florerías distribuidas a lo largo del perímetro de la plaza en la cual supuestamente se reunirían. Se detuvo en una de ellas, compro un ramo sencillo y luego se dirigió a su destino.

    Deseaba que sea una noche divertida.


    En otro lado sin embargo había deseos muy diferentes.

    - No se supone que recordaría, esto no fue lo que nos prometieron

    - ¡Lo sé, lo sé, solo cálmate y déjame pensar! – luego suspiro – Ya pasaron doce años, dudo mucho que en este punto se pueda hacer algo

    - ¿Qué pasara ahora?

    - Solo nos queda esperar a que nada ocurra, es lo mejor





    torawolftorawolf , @Squirtle , @[email protected] , WonaldWonald , ZahetaZaheta, SebastianBaneSebastianBane , @Toriel_Dreemurr Koro KusanagiKoro Kusanagi Hyena BotHyena Bot (LUNA)(LUNA) Starshadow89Starshadow89 CiriusCirius ,Ezequiel Reon OkamiEzequiel Reon Okami Worriz.Worriz. eoniaeonia ,sebaseba el gato KOPAKING27KOPAKING27 zorezore doggyfox ~Doggy~~Doggy~ gaogao @xXZorritoXx EMERY08EMERY08 BLACKBLACK-Green TigerTiger jose ramon perez parrondojose ramon perez parrondo Demichi1Demichi1 I.D.loverholfI.D.loverholf @DigeTokyo6 king55king55 fortunat01fortunat01 nikkolanikkola CuccoCucco Kurai SenshiKurai Senshi ToraHellToraHell RomanticHowl27RomanticHowl27 wolf-mattwolf-matt zorezore YeizeeYeizee RowenTheHyenaRowenTheHyena end?end? Ryuji TakeshiRyuji Takeshi Antonio9.9Antonio9.9 , _childhood_blue_childhood_blue
     
    • Me gusta Me gusta x 8
    Última edición: 8 Nov 2018
  14. Wonald

    Wonald Intentó advertir de los problemas y soy culpado

    Registrado:
    17 Ene 2015
    Mensajes:
    1,921
    Temas:
    41
    Calificaciones:
    +1,525
    ... como rayos pasamos de problemas de niños a una redada de la policía?

    De problemas de niños a una redada de la policia para suelo saltar 12 años, vaya que ahora no quieres alargarte.

    Y con esa ultima parte puedo suponer que Anthony fue enviado a esa correccional por los daños mentales por su revalidad con Ralf y fue quien el niño rescatado en la redada.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15. SleepyTiger_55

    SleepyTiger_55 ¡Tiger Paws!

    Registrado:
    26 Sep 2016
    Mensajes:
    371
    Temas:
    16
    Calificaciones:
    +606
    Sin duda me intriga bastante el salto temporal de la historia, pero me parece agradable, ya que como dijiste; sería una historia más sería (Porque sin duda una historia de jóvenes adultos tiende a ser más sería que la de unos chicos con tan corta edad) y de verdad se nota que así es.

    No puedo evitar pensar en que el chico rescatado por Richard es Roger, hay tantos factores a favor, y todos me hacen pensar en la "Des-Homosexualizacion" a base de torturas, considerando el final del primer capítulo, aunque en realidad nunca se supo sobre la verdadera sexualidad de el joven canino (Después de todo tenía como 12 años cuando su padre armó el lío) o al menos no fué confirmada de forma directa.

    ¡Me mata la duda! Pero también me encanta, es lo que me fascina en tus historias; esa capacidad de generar tantas preguntas en cada capítulo~
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  16. _childhood_blue

    _childhood_blue We´re stars and we´re beautiful

    Registrado:
    22 Ago 2016
    Mensajes:
    77
    Temas:
    3
    Calificaciones:
    +66
    ay ay ay dios xd ya se recordo de su ex mejor amigo que pasara ahora? D: ay no se me encanto xd buen capitulo xd
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17. nikkola

    nikkola deja que tu canción fluya

    Registrado:
    8 Abr 2018
    Mensajes:
    109
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +89
    ya creo que muchos ya abran pensado que roger fue el chico que salvaron de la redada hay muchos factores a favor sumando los últimos momentos del primer capitulo, pero lo que mas me pregunto que fue de su familia después de eso y en que le afecto sumando su considerable falta de memoria y parece que los padres de anthony saben algo, en verdad lo hiciste Zorrotravieso34Zorrotravieso34 tu fic es mi nueva droga visual (en el buen sentido jeje) ya no puedo esperar a el próximo capitulo en verdad me encanta mas y mas la historia
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  18. Autor
    Zorrotravieso34

    Zorrotravieso34

    Registrado:
    9 Dic 2015
    Mensajes:
    432
    Temas:
    7
    Calificaciones:
    +1,206
    Gracias a todos por sus comentarios, WonaldWonald , si la verdad la historia no sera tan larga esta vez es un fic corto de hecho. Pero no tanto, si tuviera que compararlo seria como un anime de 12 capítulos, de hecho la historia tiene trece, y sin segundas temporadas, o algo así. Procurare traer un capitulo por semana, se que es algo difícil y no lo prometo pero al menos lo voy a intentar.
    Gracias SleepyTiger_55SleepyTiger_55 , si la verdad es que estoy completamente enfocado en que la historia sea sería con matices oscuros. Ya he estado escribiendo algunos borradores de esta, me base en los campos de concentración de Chechenia de tejo el link si quieres verlo. " Campos de concentración gay en Chechenia - Wikipedia, la enciclopedia libre" , Como siempre gracias por leer mis historias
    Sobre que pasara luego _childhood_blue_childhood_blue , bueno no puedo decirlo obviamente, pero la verdad aun dudo sobre el final, como dije tengo varios borradores de este trabajo y tengo como cinco finales posible que ni idea de donde poner...algunos se vieron influenciados por Stefen King y Tim Bourton....ni idea de que es lo que puede pasar, (*coff mentira), bueno si se que es lo que pasara pero como terminara aun estoy indeciso Buajajajaja, jeje
    nikkolanikkola Porfá espera los capitulos porque estoy de examenes parciales y mi mente a full en eso, (Desenme suerte mandenme buenas vibras o que se yo), pero la siguiente parte la tengo escrita y la voy corrigiendo y arreglando cuando tengo algo de tiempo de relax.

    A TODOS UN GRAN ABRAZO, LOS QUIERO!!
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  19. nikkola

    nikkola deja que tu canción fluya

    Registrado:
    8 Abr 2018
    Mensajes:
    109
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +89
    no te preocupes soy muy paciente jeje Zorrotravieso34Zorrotravieso34 no quiero estresarte y te deseo lo mejor en tus exámenes
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20. EMERY08

    EMERY08 Que hacer... cuando no eres feliz ?

    Registrado:
    25 Ene 2016
    Mensajes:
    1,902
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +1,472
    Gracias por la mención
    Q rapido pasaron las cosas, a esperar otro cap
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Compartir esta página

Cargando...