Rol DIGIMON DESTINY REVENGE [Nuevos Cupos]

Tema en 'Digimon Fanfics' iniciado por mimi_sakura, 28 Sep 2016.

  1. Tetsu Slayer

    Tetsu Slayer ¡Es suficiente! Te quemaré si te acercas más.

    Registrado:
    7 May 2016
    Mensajes:
    715
    Temas:
    7
    Calificaciones:
    +406
    Aoi Izanagi Escapando de los calabozos

    Aoi se encontraba bastante cansado y adolorido, aquel general no era para nada amable con aquellos que se metían en el palacio, aun si el peli-negro no hablo para nada desde que lo habían atrapado.

    Había logrado pasar por el interrogatorio tortuoso de aquel general y lo habían dejado en una celda lo cual era lo que esperaba.

    Tck maldito cuatro ojos, realmente no se contiene ni siquiera con un adolecente, bueno no lo culpo me metí a los terrenos del castillo — el chico estaba esposado con lo que parecían alguna clase de esposas especiales que bloqueaban la restauración y control del mana — estas cosas realmente son molestas, por suerte las costumbres son difíciles de dejar.

    El peli-negro se sacó su zapatilla para del interior escondido sacar una pequeña pieza de metal la cual introdujo en la ranura de las esposas en sus muñecas.

    Pasaron unos minutos y Aoi fue capaz de quitarse aquellos objetos de sus muñecas.

    Esto está mejor, por otra parte — el chico miro la puerta de la celda la cual no parecía que pudiera ser abierta con aquella herramienta — supongo que puedo usar lo que me queda de energía para abrirla.

    Aoi concentro un poco de lo que le quedaba de su poder mágico en su palma creando una esfera de electricidad, su habilidad para hacer aquello sin algún objeto como intermediario como sus espadas o cuchillos era mala por lo que aquella esfera se desvaneció a los pocos segundo de ser creada.

    Maldición, vamos piensa algún otro método — el chico miro la herramienta en su mano para luego soltar un suspiro — este día realmente está siendo agotador.

    Luego de unos instantes en lo que destruyo la cerradura con lo último de su poder mágico el chico por fin estaba libre aunque demasiado agotado.

    Por alguna razón todo estaba muy tranquilo y los guardias no regresaban a vigilarlo por lo que el dedujo que el enemigo estaba realizando otro ataque al castillo, por lo que esta vez estaba en problemas, sin armas ni poder mágico para defenderse, ni compañero sus opciones eran bastantes limitadas y por momentos la idea de haberse quedado en la celda era una idea mejor que andar dando vueltas por los alrededores del castillo, mientras aquellos pensamientos recorrían su mente pudo escuchar el ruido de la puerta siendo abierta.

    Tck que fastidio — un hombre encapuchado había entrado, sus ropas eran las mismas del sujeto contra el que se había enfrentado en la ciudad, por lo que no le costó entender de quien se trataba.

    El sujeto no dijo nada simplemente desenvaino una daga y se lanzó contra Aoi, el peli-negro esquivo aquella embestida como pudo, su agotamiento era grande y no estaba en condiciones de grandes peleas por lo que debía terminar y salir de aquel lugar antes de que más problemas llegaran.

    El peli-negro tomo el brazo con el que sujetaba la navaja el hombre encapuchado y con un rápido movimiento lo derribo pateándolo dentro de una de las celdas vacías para luego cerrarla.

    No puedo darme el lujo de perder el tiempo ahora — Aoi tomo la daga que aquel hombre había dejado caer para luego salir de aquella área o eso le gustaría pero no tenía la más mínima idea de donde se encontraba la salida por lo que con cuidado empezó a deambular por aquellos pasillos en busca de su salida.

    .........................................................................................................................................................

    RolOff
    mimi_sakuramimi_sakura
    Alex KnightbladeAlex Knightblade
    Aoi KuranAoi Kuran
    Listo mi mini post de escape de prision, en serio tengo que hacer algo con este bloqueo, pero bueno ahora puedes seguir como se había acordado alex
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2. Sieg_Alex

    Sieg_Alex Homunculus with Dragonslayer heart

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    80
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +128
    Mientras recorrían el nivel más horrible de la prisión, el caballero y la bruja charlaban un poco para conocerse mejor, de esa forma Akito se pudo enterar que Aya era mayor que él y de cómo esta conoció a Guilmon


    - por cierto, Akito, ¿como fue que terminaste viniendo a este lugar?- preguntó la bruja de cabellos rosas intrigada al respecto

    - buena pregunta, pues veras...


    Flashback


    Luego de haber derrotado a aquel no-muerto en la plaza, Akito, Dorumon y el Guilmon de Aya se dirigieron a donde estuvieron antes con el general Haine para informarle al respecto, pero su sorpresa fue grande al ver que se habían marchado más rápido de lo esperado, razón por la cual decidió recorrer la ciudad en busca del grupo


    - maldición, ¿en dónde están todos? - murmuraba entre dientes Akito mientras miraba por todos lados. Cuando se estaba resignando a rendirse, el castaño escucho la voz de una mujer joven, quien estaba de rodillas desesperada alegando con unos guardias que hacían todo para ignorarla

    - tiene que ser un error, él no ha hecho nada malo, es inocente se los juro

    - Akito ¿qué está pasando allí? - pregunto Dorumon confundido mientras que Guilmon miraba con recelo a los guardias

    - no lo sé, pero puede que esa mujer necesite ayuda, vamos- les indico el castaño a los dos digimon mientras se dirigía hacia el lugar. Tras hablar con los guardias, estos se retiraron dejando a aquella dama a disposición del caballero

    - disculpe señora ¿pasa algo? - pregunto Akito mientras la ayudaba a levantarse. Por otro lado, en cuanto vio a Akito, la mujer pareció recuperar el brillo de sus ojos

    - un caballero...eres un caballero, quizás tú puedas ayudarme

    - si está a mi alcance pues cuente conmigo- fue la amable respuesta del chico a la mujer, quien decidió contarle a Akito lo ocurrido

    - veras...alguien muy importante para mí ha sido encarcelado por la guardia real y está preso en las mazmorras del palacio, pero estoy segura que es inocente, él es incapaz de hacer algo tan atroz como para que lo encarcelen en la mayor prisión del reino, por lo que más quieras te imploro que me ayudes caballero

    - esta mujer está muy alterada y su mirada me dice que no miente...además es muy raro que alguien sea encarcelado así de rápido en la prisión más importante del reino, podría haber una conexión entre esto y el ataque de esos extraños no muertos - pensó el castaño al ver a aquella mujer en ese estado

    - ¿qué harás Akito-san? - pregunto Guilmon impaciente al ver al caballero castaño en silencio. Al ver aquella mirada desesperada de la mujer y la indiferencia que habían mostrado los guardias, Akito decidió hacer algo al respecto

    - tranquilícese por favor, hare lo que pueda para averiguar que pasa y dependiendo de eso podría ayudar a su amigo- le dijo el chico de cabellos y ojos castaños a la mujer, quien se alegró enormemente antes de tomar las manos de Akito

    - Muchísimas gracias chico, que los dioses te bendigan, mi nombre es Aki y, por cierto, Aoi es alguien bastante duro y desconfiado hacia los caballeros así que dile que vienes de mi parte y te escuchara- fueron las últimas palabras de Aki hacia el caballero, que inmediatamente partió hacia el palacio para averiguar el paradero del conocido de Aki


    Fin flashback


    - y de esa forma logré averiguar de quien se trataba, donde se encontraba y de que en verdad no era culpable por lo que vine a liberarlo- le termino de contar Akito a la bruja, quien pareció sorprenderse

    - así que fue Aki quien te pidió ayuda, la verdad no me esperaba eso- le dijo Aya al chico mientras inspeccionaban las celdas de aquel bloque. De pronto Dorumon hallo algo inusual

    - Akito, señori- digo Aya miren eso, una de las celdas está abierta y los guardias que la custodiaban están inconscientes- les dijo el digimon a ambos humanos, por lo que estos fueron hacia donde les indico el digimon. En cuanto llegaron al lugar, Aya y Akito pudieron ver que efectivamente una de las celdas estaba abierta y los guardias que la custodiaban estaban en el suelo sin sentido. Para saber si se trataba del chico al que buscaba, Aya activo una hechicería que le permitía ver las esencias y rastros espirituales de la gente.

    - hay rastros de energía provenientes de Izanagi- concluyo la bruja de cabellos rosa al ver el aura de Izanagi en aquella celda además de notar que su presencia era reciente, por lo que les ordeno al caballero de cabellos castaños y a los dos digimon seguirla pues ella podía seguir el rastro de Izanagi


    Tras correr hacia la dirección que le indicaba los residuos mágicos, Akito y Aya llegaron a unas escaleras que llevaban al interior del palacio. Allí pudieron ver a una persona recostada y muy débil intentando subirlas, era un chico de cabellos negros


    - hay alguien tirado por allí, podría ser...

    - sí, ¡es Izanagi!, debe estar exhausto por haber usado sus poderes- exclamo Aya al reconocer al chico, por lo que se dirigió hacia el junto a Akito para ayudarlo, aunque al acercarse lo suficiente a Aoi, este se intentó levantar rápidamente tomando una pose de combate y una mirada hostil hacia los cuatro

    - no se me acerquen o los matare sin dudarlo

    - tranquilo Izanagi, soy yo, Aya Karnstein del puesto de adivinación en la plaza y él es Akito, un caballero y mi compañero temporal- fueron las palabras de la bruja, quien logro tranquilizar a Izanagi, aunque este no había dejado su hostilidad hacia Akito

    - ¿por qué vienes a ayudarme, caballero? sirves a esos miserables y eso te hace mi enemigo- le preguntó el asesino de manera hostil al caballero

    - una persona en el pueblo me pidió que lo hiciera, era una mujer y parecía estar bastante preocupada por ti, además de que ya nos habíamos visto antes cuando el general Haine nos asignó nuestras misiones ¿lo recuerdas? - fue la respuesta del castaño lo que efectivamente calmo a Izanagi o por lo menos ya no era tan hostil como antes

    - puedes confiar en él, Izanagi, es diferente a los otros caballeros- agrego la pelirosada por lo que Aoi no tuvo más opción que aceptar de mala gana la ayuda de Akito, quien cargo al debilitado Izanagi en uno de sus hombros mientras que la bruja tomo el otro.


    Tras unos minutos de descanso antes de avanzar hacia la salida, el trio de humanos y los dos digimon pudieron escuchar más voces provenientes de los bloques de detención: eran guardias que habían venido probablemente atraídos por la falta de reportes por parte de sus compañeros inconscientes


    - miren, ¡ahí está el prisionero fugitivo, atrápenlo! - grito uno de los guardias al ver a Izanagi huyendo junto a los otros

    - maldición no esperaba que llegaran tan rápido, esperaba tener que salir de aquí sin problemas- dijo Akito mientras se preparaba para desenvainar sus espadas y luchar hasta que la bruja lo detuvo diciendo que le dejara todo a ella. Cuando los guardias se disponían a atacar, la pelirosada empezó a recitar unos hechizos

    - manifiéstate trampa de sombra- fue el primer hechizo de la bruja, el cual hizo que de las sombras de los guardias salieran cadenas que los retuvieron. Luego pronuncio un segundo hechizo que hizo aparecer una niebla la cual durmió a todos los guardias, dejando atónitos a todos los presentes

    - venga, no hay tiempo para impresionarse, hay que irnos de aquí rápido, pero no sé a dónde, de seguro las escaleras por donde vinimos están custodiadas- exclamo angustiada la bruja de cabellos rosas, a lo que Dorumon sugirió usar las escaleras que Izanagi Aoi pretendía subir

    - es una buena idea, pero ¿a dónde llevan esas escaleras? - pregunto la pelirosada

    - no lo sé, pero cualquier lugar es mejor que este en estos momentos- le respondió Akito mientras empezaba a subir las escaleras cargando a Aoi. Lo que no sabían ellos es que esas escaleras llevaban al salón del trono a donde se encontraban la familia real, los generales y por supuesto Alastor y Kotori


    Lamento la tardanza

    Aoi KuranAoi Kuran espero haber manejado bien a Aya, me dices cualquier cosa

    Aoi SlaAoi Sla ya reuni a tu pj con el mio y el de Aoi

    DarknesDarknes listo, disculpa la tardanza. Los tres personajes se dirigen hacia donde estan los demas
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3. Darkness94

    Darkness94 Nadie se encuentra a uno mismo sin perderse antes.

    Registrado:
    31 May 2016
    Mensajes:
    30
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +47
    El grupo se encontraba caminando a través de los pasillo, Kotori no pudo evitar notar cierto cambio en la postura de Alastor, era casi imperceptible pero estaba ahí.

    -¿Estas bien?- pregunto la pelirroja con preocupación.

    -Si no te preocupes… solo estoy bloqueado.- contesto el mago, la chica y su compañera miraron al muchacho desconcertada.

    -¿Bloqueado?- pregunto Hyokomon.

    -Verán ahorita no puedo usar magia, todos lo rituales tienen algún pago, que puede ir desde algo de sangre, mana o incluso un sacrificio, en este caso el pago fue sangre, aunque en esta ocasión a ser algo que ato su alma a este plano tuve que hacer un esfuerzo extra, por lo que no puedo usar magia durante un rato.- contesto el mago

    -¿Y que pasa si te fuerzas a usarla?- pregunto Kotori.

    -¿Has oído de la combustión espontanea?- cuestiono Alastor, Kotori y Hyokomon se alarmaron un poco.

    -Aun asi, ¿Por qué el bloqueo?, tanto tu como Aya se notan que son magos muy capaces.- comento Kotori.

    -En este caso, esa cosa se resistía mucho, además el proceso fue mas difícil ya que tenia que dejar “vivo” el cuerpo para evitar que se evaporara, por eso me pasa esto… aunque no me sorprende tampoco quedar asi, jugar con almas jamás es trae cosas buenas.- contesto el pelinegro. – Ahh…es una sensación molesta tener todo mi mana bloqueado.- comento Alastor en tono cansado y aflojerado.

    -¿Y cuanto tiempo estarás en ese estado?.- pregunto la chica.

    -No se, la ultima vez estuve atascado 2 horas, aunque dudo que esta vez dure tanto tiempo, esa vez selle un criatura mucho mas grande, y la selle con todo y cuerpo , yo diría que entre 25 y 30 minutos pero no estoy seguro.- Tanto Kotori y Hyokomon se preguntaban como Alastor sabia calcular un efecto de ese tipo, pero decidieron mejor no preguntar, probablemente la respuesta no les gustaría nada.

    En eso Renamon escucho pasos a la distancia, los cuales se acercaban rápidamente.

    -Inspeccionen esta planta, los intrusos no deben estar lejos.-

    -¡si señor!-

    -Tenemos que salir de aquí, llego un grupo de guardias a esta planta.- hablo Renamon.

    Los 4 rápidamente corrieron a través de los pasillos buscando una escalera o una forma de salir de ese piso, finalmente hayaron la escalera que los llevaría a la siguiente planta; en eso varias flechas les rozaron, vieron como un grupo de arqueros de reino les apuntaban, delante de ellos varios guardias armados se empezaron a acercar.

    -Ríndanse huir es inútil.- hablo uno de los guardias.

    En eso Hyokomon desenfundo su katana y muy rápidamente dio un par de cortes a los escalones,, el efecto fue casi instantáneo, un buen tramo de la escalera se empezó a caer y generando un cortina de polvo, el grupo rapidamente escapo a la siguiente planta antes de que los guardias atacaran.


    El grupo continuo caminando a lo largo de la planta, en eso se escucharon varios ruidos, el gurpo se dirigio hacia donde provenia el ruido, finalmente en los pasillos logradon ver a un hombre joven combatiendo contra 2 individuos, un no muerto y un humano, el no muerto le estaba atacando con un par de espadas cortas mientras otro a la distancia dispara con un arco, entonces notaron a la princesa a distancia del joven cubriéndolo lo mejor que podía con una especie de barrera de energía sin embargo se notaba el esfuerzo de ella por mantener 2 barreras en diferentes lugares, una cubriéndola a ella y otra al militar, pese a esto el militar se veía abrumado ya que cada tanto la barrera que lo protegía se rompía por el impacto de una flecha, dándole oportunidad al arquero de tirar libremente ya que a la princesa le tomaba tiempo crear otra barrera.

    Kotori y Hyokomon desenfundaron, Kotori se dirigio a ayudar al militar, mientras que hyokomon ataco al arquero; el arquero rápidamente separo su arco en 2 parte quedando con 2 espadas y encaro al digimon, ambos intercambiaron golpes, sin embargo se notaba a leguas que el arquero era inferior en el manejo de espadas, sin embargo lo compensaba con su agilidad y reflejos evitando muchas veces ser asesinado por el digimon.

    Mientras tanto tanto kotori y el militar se batían a duelo con el no muerto quien pese a ser herido múltiples veces este seguía como si nada; en eso el no muerto apuñalo el brazo de militar, este solo se retorció de dolor, Kotori sin perder tiempo cerceno el brazo de no muerto y después renamon rápidamente patea al no muerto generando cierta distancia, la princesa sumamente preocupada se acerca el militar, posiciona ambas manos en la herida del hombre y una luz dorada aparece, y empieza a sanar la herida. Un sonido desgradable se escucho, Hyokomon había apuñalado al arquero.

    -¿Se encuentran bien?- pregunto Alastor.

    -Si no te preocupes, su herida ya casi esta sanada.- contesto Alice, mientras miraba a Kotori, a Hyokomon y a Renamon peleando contra el no muerto.

    -¿Como detenemos a esa cosa?- pregunto el general, mientras se incorporaba ya con su herida cerrada.

    -Solo si lo destruimos completamente o lo atacan con energía sacra.- comento el mago.

    Alice se quedo reflexionando un momento, después miro al no muerto con una mirada determinada; entonces cerro sus ojos y se concentro, pareciera que rezara, un ambiente de calma inundo el lugar, entonces un aura dorada envolvió a la chica, y después la luz se expandió por todo el lugar, cegando a todos los presentes, un grito no tardo en escucharse, cuando la luz se disperso, el no muerto había desaparecido dejando solo sus espadas, la princesa cayo de rodilla exhausta.

    -Alice-hime se encuentra bien.- rápidamente cuestiono el militar.

    -No se preocupe general Sanada, solo estoy algo cansada.- contesto la princesa en tono tranquilo, entonces volteo a ver al los recién llegados.

    -Y como les fue, ¿lograron atrapar localizar a todos los asesinos?- pregunto la princesa con preocupación.

    -Lo siento hime-sama, no hemos podido atrapar a todos.- contesto Kotori con cierta decepcion.

    -Sin embargo tenemos algo con lo que podríamos localizar al autor de esta situación hime-chan.- contesto Alastor mientras le mostraba la piedra donde sello el alma de no muerto, la princesa se estremeció por toda la malicia que venia desde el pequeño objeto.

    El general frunció el seño por el tono por la forma de dirigirse hacia la princesa.

    -¿A todo esto quienes son ustedes y de donde conocen a la princesa?- pregunto en tono serio.

    Antes de que alguno pudiera contestar Alastor fue tacleado por un guardia, mientras Kotori, Hyokomon y Renamon eran acorralado por los guardias armados.

    -¡Los tenemos!, avisen que atrapamos a los intrusos.- el guardia que apreso a Alastor aviso, entonces volteo a ver al general y a la princesa.-Princesa, general Sanada… tenemos a los intrusos no hay de que preocuparse.- hablo con orgullo el guardia.

    -Por favor libérelos.- ordeno la princesa, haciendo que los demás guardias voltearan perplejos.

    -¿Disculpe que dijo?- cuestiono el guardia.

    -Que nos sueltes idiota.- hablo Alastor con molestia.

    -¿Hime-sama que esta pasando?- pregunto Sanada, Alice puso una mirada preocupada y procedió a explicarle la situación al general.
    .............................................................................................................................................
    Bueno Kotori, Alastor y Alice ya se juntaron, ¿quienes falta? xD.
    mimi_sakuramimi_sakura segun yo ninguno de los generales mas que Haine sabe que pasa exactamente, si no es asi dime y corrijo.
    LightdowLightdow
    KirariKirari
    Aoi SlayerAoi Slayer
    Aoi KuranAoi Kuran
    Alex KnightbladeAlex Knightblade
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4. Tetsu Slayer

    Tetsu Slayer ¡Es suficiente! Te quemaré si te acercas más.

    Registrado:
    7 May 2016
    Mensajes:
    715
    Temas:
    7
    Calificaciones:
    +406
    Aoi Izanagi

    Aoi les estaba un poco agradecido a Agumon por haber llegado hasta Aki, pero también estaba empezando a desear haberse quedado en la celda, esto se debía a que aquel caballero le había dicho que había sido ella la que le pidió que lo ayudara a salir cosa que le dio un gran escalofrió cuando hoyo como es que su jefa había actuado.

    — Realmente empiezo a desear quedarme en la celda — dijo entre susurros detrás de Akito y Aya.

    — ¿Sucede algo Izanagi? — fue la pregunta de Akito el cual iba al frente analizando el área para asegurarse que no hubiera guardias.

    — No es nada, por otra parte creo que sería mejor que cambiáramos posiciones, ya he recuperado la mayor parte de mis energías y mis habilidades serán mejor para vigilar.

    — Exactamente cuáles son esas supuestas habilidades — Akito no confiaba del todo en el chico aun, luego de juntarse con el oji-rojo una extraña sensación de molestia lo llenaba como si no pudiera bajar la guardia con el cerca.

    — Créeme es mejor para ambos que no lo sepas, por otro lado Aya, ¿tu aun tienes suficiente poder mágico como para pelear?

    — ¿Eh si lo tengo por? — Aya se encontraba algo confundida ante la pregunta repentina del chico pero pronto se dio cuenta, al ver como unos sujetos aparecieron de golpe desde atrás y adelante.

    — Guardias atrás y asesinos adelante, muy bien chicos les encargo los soldados y yo me encargo de los encapuchados.

    —Oye acaso eres idiota ¿Cómo planeas derrotarlos? ¿Se supone que aún no recuperas tu energía por completo?

    Aoi simplemente empezó a caminar hacia los encapuchados mientras que Akito se ponía entre los guardias y Aya.

    — No te preocupes, No te preocupes, mi nivel de energía mágica es lo menos importante en mi estilo de pelea, además — el chico simplemente miro a los guardias unos segundos antes de volver a mirar al frente — sería mejor que no los enfrente o podría matarlos, por otro lado pelear con las manos desnudas es una gran molestia.

    Los asesinos se lanzaron hacia el oji-rojo a gran velocidad pero este los esquivo con facilidad, esto no solo sorprendió a los asesinos sino también a Akito y Aya los cuales pudieron notar un extraño brillo en los ojos del chico.

    Durante aquel ataque Aoi había tomado dos dagas de los asesinos las cuales cubrió con su poder mágico de trueno.

    — Usar ese poder realmente me cansa — fueron los pensamientos del chico mientras retrocedía.

    Por su parte Akito golpeaba y dejaba inconsciente a los guardias, disminuyendo rápidamente el número a solo dos.

    — Aya dame una mano, crea algún tipo de ilusión de oscuridad o humo rápido — Aoi a pesar de haber obtenido dos armas seguía a la defensiva esquivando los golpes.

    La Bruja por su parte concentro su poder para luego crear lo que parecía ser una esfera de niebla la cual cubrió por completo al chico y sus rivales.

    Para cuando la niebla mágica se disipo el chico se encontraba de pie mientras que los asesinos se encontraban inconscientes.

    — AAAA realmente eso cansa demasiado, tck que dolor de cabeza — con aquellas palabras el brillo en los ojos del chico desaparecieron — supongo que fue bueno que fueran simples asesinos humanos y no algún no muerto.

    Por su parte Akito había dejado inconsciente a todos los guardias del castillo que los habían atacado.

    — Jeje bien hecho chico soldador, bueno sigamos nuestro camino, empiezo a creer que ojou-chan podría estar en problemas.

    El presentimiento del peli-negro era correcto pero solo hasta cierto punto ya que cuando llegaron a la zona del castillo donde habían escuchado disturbios se encontraron con sus otros compañeros al igual que a un general y a la princesa.

    — Ghe un general.

    — Aoi-san — tanto la princesa como los otros presente se sorprendieron con la llegada del nuevo grupo, excluyendo al general todos se habían reunido, sin embargo el oji-rojo parecía intentar salir del lugar.

    — Parece que les fue bien, con su parte — dijo Alastor al ver a Aoi pero noto que este estaba queriendo alejarse lo más que podía sin llamar la atención y al instante con un grito se dio cuenta del por qué.

    — Alto hay, guardias atrápenlo — era el general el cual lo reconoció y junto a los guardias lo detuvieron — no sé cómo escapaste de prisión pero no te permitiré andar por el palacio a tus anchas.

    .....................................................................................................................................................................................................................................................................................

    mimi_sakuramimi_sakura okay aqui el post, gomen que sea un dia despues pero ayer me empeze a quedar dormido en la pc asi qeu la apague y me acoste a dormir, bueno luego le hagrego el color, y cualquier cosa avicenme y edito
    LightdowLightdow
    KirariKirari
    Aoi KuranAoi Kuran
    Alex KnightbladeAlex Knightblade
    Darkness94Darkness94
     
  5. Autor
    mimi_sakura

    mimi_sakura

    Registrado:
    19 Mar 2007
    Mensajes:
    1,040
    Temas:
    19
    Calificaciones:
    +420
    La reacción de Alice había sido rápida, a lo cual se coloco frente al joven pelinegro, evitando así que los soldados se detuviesen confundiendo al General y compañía, debido a que era la primera vez que la princesa se interponía en un arresto.

    — Por favor, detenganse. —Pidió ella con expresión seria observando al general y al grupo de soldados que querían ir contra el pelinegro.

    — Princesa ¿Porque defiende a unos desconocidos? —Preguntó el hombre de cabellos azulados, no cabia la sorpresa de ver a la joven defender a unos desconocidos. No estaba conforme ante la situación que se estaba presentando, él como general no podía aceptar tan fácil que unos chiquillos se mantuvieran por ahí caminando por el palacio acarreando alboroto y mas si uno de ellos había escapado de prisión, dirigió su atención en la hija menor del rey notando un semblante claramente determinada y seria, era
    la primera vez que veía ese tipo de expresión en la princesa.

    — General Sanada, le pidó por favor que bajen las armas, estos chicos no han hecho más que voluntariamente proteger al reino. —Habló la joven quinceañera colocando sus brazos a los costados en alto interponiéndose como forma de protección.— Talvez han malinterpretado sus acciones, pero ellos no han hecho más que ayudarnos de alguna manera contra el enemigo que desea la vida de mi familia. Por favor, crea en mis palabras. —Pidió sabiendo lo muy reflexivo que podía ser el General Sanada, después de todo los generales al mando de su padre eran hombres que tenían la convicción de cuidar y proteger a la familia real, a costa de su vida y cada uno de ellos tenían claro sus objetivos.

    Sanada se mantuvo inexpresivo por buenos minutos en los cuales nadie podía leer que tipo de pensamiento podía tener el general en aquel momento hasta que este guardo su espada y camino hasta la jovencita colocando una mano sobre su cabeza para sonreírle.

    — ¡Bajen las armas! —Ordeno de inmediato ante la mirada de los soldados que se sorprendieron, más no tuvieron otra opción que obedecer.— ¡Prosigan en buscar al enemigo que aun sigue dentro del palacio! Yo me hare cargo personalmente de este grupo y de cuidar a la princesa.

    — General Sanada, muchas gracias.—Agradeció la joven de ojos violacéo con una sonrisa sobre sus labios al ver al grupo de soldados retirarse y luego mirar al mayor.

    — Es mi deber protegerla princesa. Además aunque no confié del todo en este grupo, principal en aquel chiquillo. —Admitió el hombre para observar a Aoi. — Pero si usted de alguna manera lo hace, no me queda de otra que trabajar con ellos para protegerla a usted y a su padre.

    La pelirroja sonrió agradecida por las palabras del general miró al grupo que se veía más tranquilos al no tener que lidiar contra aquel poderoso hombre.

    — ¡General Sanada! —Llamó uno de los soldados acercándose hasta este, el cual se alejó un poco para escuchar al joven caballero.

    — Al menos nos salvamos. —Opinó Kotori aliviada al no tener que luchar contra un general, sabiendo el nivel de estos.

    ......


    Por los pasillo de ala este, Haine caminaba con expresión seria, reflejando que no quería ser molestado por nadie, en el camino Strabimon hizo presencia con una sonrisa despreocupado percatándose de la expresión en su compañero humano.

    — Por lo que notó algo no salió como quisiste.

    Haine le miró de soslayo, ignorando su comentario a los minutos este soltó un suspiro resignado, toda la situación se estaba saliendo de control, ahora más que aquel desconocido enemigo se había filtrado en el palacio y por causa de aquel principe había perdido de vista su objetivo de proteger a la princesa y de tal manera ahora le quedaba buscar propiamente al causante que posible seguía presente.

    —¿Porque no estás en la habitación de la princesa? —Preguntó este analizando que su compañero debía estar en los aposentos de la joven, protegiéndola después de haber sido atacada.

    — Hiciste lo que te pedí. —interrumpió Haine observando serio al joven rubio, el solo recordar como el principe lo habia tratado y lo fácil que había logrado su cometido lo ponía de malas.

    — Todo está bajo control. El rey ya se encuentra con los principes en el salón principal y algunos de los generales lo custodian. —Comunicó el rubio sonriente a lo cual observo que su humano relajo un poco su expresión sintiéndo alivio de saber que el rey se encontraba seguro o al menos eso esperaba.

    ......​

    — Alice-hime, me han informado que el rey y los principes se encuentran en el salón del trono. —Comunicó el General.— opinó que es mejor llevarla junto con su padre, estoy seguro que el rey no se sentirá conforme sino la ve.

    — Esta bien, General Sanada. —Afirmó con la cabeza. Ella también quería volver a ver su padre, y sentirse más aliviada.

    — bien dirijamonos al salón principal —se dirigió Sanada al grupo de desconocidos

    Pero antes de que el grupo se moviera una poderosa flecha de energía dorada fue lanzada contra ellos logrando alertarlos y esquivarlo a excepción de Alice que fue salvada por el General.

    — pero... que?—soltó Kotori al ver ese ataque.

    — no se irán a ningún lado, mientras me den a la joven princesa

    Hablo una voz que se escondía sobre una capa oscura

    Y justo todos dirigieron su atención en tres siluetas cubiertas con capas oscuras observándoles.



    En este caso antes de ir al salón pricipal tendran que luchar contra aquel enemigo, al hacerlo y eliminarlos podran llegar hasta donde el rey; y de esa manera wizardmon hablara acerca de la batalla de hace 100 años atrás.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6. Darkness94

    Darkness94 Nadie se encuentra a uno mismo sin perderse antes.

    Registrado:
    31 May 2016
    Mensajes:
    30
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +47
    - No se irán a ningún lado, mientras no me den a la joven princesa.- hablo el encapuchado, mientras emergían 2 encapuchados mas a espaldas de lo que parecía .

    Todos los presentes miraban a encapuchado mientras los digimon se preparaban para pelear.

    -Esto no se ve muy justo.- comento una voz femenina, con cierta burla.

    -Tiene razón veamos…- uno de los encapuchados al parecer empezó a contar.- 12 de ustedes contra nosotros 3, no cree que deberíamos igualar el campo de batalla.-

    -Muy cierto.- comento el encapuchado del centro, aplaudio un par de veces y varios círculos mágicos aparecieron, de los cuales emergieron decenas de zombies.

    -Aun creo que es injusto… ¿no creen?- comento la mujer con una sonrisa sadica.

    -Tienes razón, creo que es un buen momento para usarlos.- comento el líder.

    Cada uno de los encapuchado convoco lo que parecia un circulo, sin embargo estos eran diferentes a los normales, ya que estos tenían unos raros anillos flotando por encima, de esos círculos emergieron 3 digimon, estos eran boltmon, deathmeramon y digitamamon. Los 3 digimon de inmediato tomaron posición defensiva.

    [​IMG] [​IMG] [​IMG]

    -Bueno, ¿y cual es el plan?- pregunto Aoi mientras desenfundaba un par de dagas largas.

    Kotori, Sanada y Akito desenfundaron sus espadas, Kaishin también tomo posición de combate, Alastor tomo posición de batalla con su baston en mano y Aya había empezado a juntar mana.

    -¿No usaras magia?- pregunto Aya a Alastor.

    -No puedo usar magia en este momento, aunque solo es temporal.- comento Alastor.

    -Bien, nuestra prioridad es defender a la princesa, nosotros nos encargaremos de los zombies y los encapuchados.- hablo Sanada señalando a Kotori, Kaishin y Aoi.- mientras que los digimon combaten a aquellos 3 digimon… Aya, Alastor, ustedes defenderán a la princesa, eviten a cualquier costo que la hieran o que se la lleven.- sentencio Sanada al final.

    -General seguro que estará bien.- pregunto Alice con preocupación.

    -Si no se preocupe hime-sama.- contesto el general.

    Entonces la oleada de zombies se dejo ir contra el grupo, quienes rápidamente empezaron a decapitarlos, Boltmon desenfundo sus hachas y cargo hacia grupo aplastando a cualquier zombie que se le cruzara, la llamas de Deathmeramon se intensificaron y siguió a Boltmon; entonces Guilmon y Renamon interceptaron a Boltmon con un golpe el cual se vio obligado a detenerse, mientras que Dorumon y Hyokomon interceptaron a Deathmeramon.

    Guilmon baño sus garra en fuego y ataco a Boltmon el cual se protegia con sus hachas de los arañazos, en esos momentos Renamon ágilmente atacaba atacaba a Boltmon, causándole algo de daño y algunas quemaduras usando su Touhakken, sin embargo el daño no era suficiente como para hacerlo retroceder, Boltmon entonces usando su hacha intento partir a guilmon sin embargo este lo esquiva, y lanza un bola de fuego, renamon en la distancia lanza varia hojas afiladas; ambos proyectiles dan en el blanco debido al tamaño y lentitud de Boltmon, pero el coloso sigue atacando como si el daño no fuera la gran cosa.

    Mientras tanto, Alastor destrozaba la cabeza de los zombies que se intentaran acercar a Alice, mientras que que Aya lo apoyaba a el y al grupo que combatía a los zombies, en eso y por puro reflejo Alastor alcanzo a cubrirse de una estocada, era uno de los encapuchados el cual con una lanza lo trato de apuñalar, Alastor rápidamente le dio un golpe haciéndolo retroceder.

    El encapuchado entonces volteo a Alastor dejando ver su rostro.

    [​IMG]

    -Maldito mocoso, te matare.- dijo mientra limpiaba algo de su sangre.

    Entonces el hombre se lanzo hacia Alastor intentando apuñalarlo, Alastor ágilmente esquivaba los estoques sin embargo se notaba que no podía con el hombre; Aya intentaba ayudar a Alastor pero los zombies no se lo permitían, por si fuera poco, cada vez que la bruja dejaba de apoyar al grupo con la horda estos se veían abrumados por lo números.

    Aoi quien era el que tenia mas movilidad y velocidad se veía imposibilitado de ayudar a Alastor o al grupo debido que se encontraba peleando contra la mujer encapuchada. Mientras tanto el líder de los asesinos se encontraba viendo a la distancia con una sonrisa divertida.

    Alice miraba impotente el no poder apoyar, no tenia tiempo de enfocar sus elemento como para hacer algo util y no tenia un arma disponible.

    Alastor continuaba tratando inutilmente de golpear a su oponente, la pelea directa no era su fuerte, por si fuera poco el apoyo era nulo, entonces el hombre lanzo una estocada con el doble de velocidad, Alastor entro en pánico, el no podría esquivar ese golpe, el pelinegro inconscientemente evoco su mana y su elemento para protegerse, una cadena surgió de un circulo mágico la cual bloque la lanza; Alastor solo pudo sonreir, su magia había vuelto.

    Con un golpe de su baston en el suelo, un circulo de fuego lo rodeo haciendo retroceder al hombre, rápidamente el mago saco un libro de su gabardina y lo lanzo al aire, el libro se abrió mientras flotaba, y rápidamente empezó a recorrer sus pagina de manera independiente, varios destellos salieron del libro revelando espadas de varios tipos, la cuales quedaron suspendidas en el aire, Alastor usando su elemento, las lanzo hacia el hombre quien las esquivo y tomo distancia del mago, Alastor tomo el libro el cual seso el descontrolado pase de paginas, entonces Alastor hizo aparecer 5 hojas de metal de doble filo, estas no tenían agarradera o mango, eran nada mas la placa de metal moldeada y con filo, entonces estas flotaron y se posicionaron por encima de Alastor.

    -¿Hime-chan quieres ayudar?- pregunto Alastor, el sabia lo que era estar impotente, Alice asintió.-¿Algún arma que sea de tu preferencia?-

    -Un arco o una espada.- contesto la chica, Alastor desello un arco de su libro y se lo lanzo, también hizo levitar una de las espadas que lanzo y la lanzo a un costado de la princesa.

    -Diviértete.- comento Alastor, quien se lanzo al hombre con la lanza.

    Alastor utilizando su dominio sobre el metal controlaba la hojas a su alrededor ya sea para atacar o cubrirse de los ataques. Ahora el hombre se vio abrumado a los ataques, sin embargo no dejo de analizar al chico y su técnica.

    -Ya veo… 2 de las hojas están controladas por los movimientos de tus brazos, las otras 2 de tus piernas, y la quinta es tu apoyo y defensa, esa la manejas con tu mente solamente… te lo reconozco niño tienes talento, sin embargo solo tienes un rango de 2 metros de control y la quinta hoja solo reaccionara si se lo ordenas, óseas si no puedes concentrarte lo suficiente, es inútil.- comento el hombre, Alastor lo miro con odio, y siguieron atacándose.

    Mientras tanto Aya seguía lanzando hechizos a la horda, mientras que Alices ahora podía encargarse de los zombies que se acercaran, y con el arco y creando flechas de luz ayudar a los que peleaban contra la horda asi como a sus digimon, aunque ahora los zombies ya se veían mermados en numero. En eso una bola de energía se dirgio hacia ellas a gran velocidad, Aya por reflejo se puso frente a Alice y usando el vacio devoro el proyectil. En eso una presencia oscura se percibió detrás de ellas, era una enorme sombra que salía de Digitamamon la cual estaba a punto de atacarlas, Alice usando la espada y en combinación con el elemento luz disperso parte de la sombra de un ataque.

    -Cuando demonio llego hasta allí.- dijo Aya enojada, varios hechizos fueron disparados hacia ellas, Aya creo un escudo con su magia, de repente el líder de los encapuchados apareció a su lado y la derribo de una partada.

    -Teleportacion…- comento Aya adolorida por el golpe, sin embargo el encapuchado no contesto y prosiguió a ir por Alice, pero antes de que el hombre llegara a ella un aro de fuego azul oscuro la rodeo haciendo retroceder al hombre, un golpe se escucho seguido de un chillido de dolor, detrás de Alice gatomon había golpeado a Digitamamon alejándolo de ella.

    Varias flamas fueron disparadas al encapuchado, quien no tuvo mas remedio que retroceder, Alice volteo y sonrio al ver que era Haine quien llego a auxiliarlos, este rápidamente se acerco a Alice.

    -¿Se encuentra bien Hime-sama?- pregunto Haine preocupado, Alice asintió, mientras pudo ver como Strabimon ayudaba a Guilmon y a Renamon en contra de Boltmon, la horda había sido casi eliminada, y era combatida por Sanada, Kotori fue a ayudar a su compañera a combatir a Deathmeramon, mientras Kaishin ayudaba a Aoi y Akito a Alastor con sus respectivos oponentes, Aya se había recuperado del golpe y se preparo para atacar al encapuchado líder, Haine miro con odio al líder.

    -Por intento asesinato, intento de secuestro y poner en peligro a la familia real y al reino, te sentencio muerte.- hablo Haine en tono solemne y con mucho odio en su voz, mientras desenfundaba su katana la cual se baño en fuego violeta.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  7. Sieg_Alex

    Sieg_Alex Homunculus with Dragonslayer heart

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    80
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +128
    CABALLERO Y MAGO VS SUJETO DE LAS CICATRICES



    -Por intento asesinato, intento de secuestro y poner en peligro a la familia real y al reino, te sentencio muerte-
    Haine había dictado su juicio sobre aquel sujeto y mientras tanto los demás se preparaban para acabar con sus respectivos oponentes. Al ver a Alastor algo agotado por usar magia de esa manera y aunque Aya había resultado lastimada, Akito decidió apoyar al mago pues este parecía necesitarlo más que la bruja


    - ¿Te encuentras bien, Alastor? - pregunto el caballero a su compañero de batalla, a lo cual el mago no pareció inmutarse - No es nada, es el precio de manejar cinco armas etéreas al mismo tiempo


    Mientras se encontraban hablando, el encapuchado contra el que luchaba Alastor invoco unos cuantos zombies mas.


    - Si tienen tiempo para hablar seguro también lo tendrán para defenderse, mocosos


    - Akito, necesito que me cubras mientras recupero mi maná- le indicó el mago al caballero de cabellos castaños, a lo que este asintió mientras desenvainaba a Dark Sky, su espada negra. Sabiendo que los no-muertos eran débiles ante la luz y el fuego, Alastor procedió a imbuir la espada de Akito con un poco de magia ígnea.


    Al ver la hoja negra envuelta en llamas, los no-muertos empezaron a retroceder instintivamente. Por su parte Alastor invoco de su libro un orbe de fuego que empezó a girar a su alrededor


    - Hora de la fiesta- dijo Akito con una sonrisa de confianza antes de lanzarse en contra de los no-muertos, mientras Alastor le apoyaba con el orbe de fuego





    Dorumon por otro lado se encontraba apoyando a Aya, Alice y Gatomon en contra de digitábamos, quien se había recuperado de las llamas de Haine. Estaba en su forma de digimon, pues así le era más fácil luchar y seguirle el ritmo. Aprovechando que Aya estaba recargando magia, el digimon huevo había logrado posicionarse detrás de las chicas y se disponía a atacarlas


    - Cañón de metal- disparo el digimon morado su ataque especial haciendo retroceder a Digitamamon. - Bastardo, solo un cobarde ataca por la espalda y más a una mujer- vocifero Dorumon mientras miraba con odio. Por su parte, Digitamamon se quedó en silencio haciendo enojar aún más a Dorumon


    - Cálmate Dorumon, no te dejes llevar por la ira. Tenemos que acabar con él o Hime-sama seguirá corriendo peligro- intervino Gatomon calmando a Dorumon. Al ver lo lento que era Digitamamon, a Gatomon se le había ocurrido algo para acabar con el - Tengo un plan, pero necesito de tu ayuda, Dorumon- dijo la digimon gato con una sonrisa, lo que hizo que el digimon morado sintiera confianza en sus palabras


    - Vale, te escucho






    Tras una dura batalla, el caballero y el mago había conseguido acabar con la mayoría de los zombies. Gracias a la espada de fuego, los cortes que Akito había propinado a los cadáveres andantes habían sido tan efectivos que estos no se volvían a parar. Sin saber cómo y aprovechando que Akito acababa con dos zombies que tenía en frente, uno de los zombies había logrado situarse detrás del castaño. De su boca empezó a salir pus venenoso y se dispuso a lanzarse en contra del caballero


    - gggrrraaaarrrrhggg


    - Muy lento- reacciono Akito mientras se daba la vuelta y le daba una patada certera en el pecho al no muerto. Aprovechando que este había perdido el equilibrio, el caballero le propino un corte en toda la mitad del cuerpo partiéndolo por la mitad, y añadiéndole el efecto ígneo del refuerzo de Alastor le impedían la regeneración


    Al mismo tiempo, dos Zombies mas se dirigieron hacia el mago, pero este ni se inmuto


    - Intentando tomarme con la guardia baja, buen intento, pero es inútil- fueron las palabras de Alastor mientras extendía sus manos en dirección a los dos no-muertos, lo que fue la orden para que el orbe ígneo que flotaba alrededor del mago se multiplicara en tres y descargase sus intensas llamas sobre los cadáveres reanimados y los redujera a cenizas


    De esta forma habían acabado con todos los Zombies invocados, lo que hizo que el invocador empezara a dar leves aplausos de burla


    - Bravo, bravo, eres bastante hábil, igual al mocoso mágico de allá atrás- les dijo el hombre de la túnica a Akito y a Alastor. - Me quedaría a jugar con ustedes, pero ha llegado una molestia inoportuna, fue divertido, pero es hora de que mueran- Fueron las últimas palabras del sujeto de la cicatriz en su cara mientras vigilaba atentamente los movimientos de Haine e invocaba una guadaña de huesos


    - He terminado de recuperar mi maná, escucha Akito, a este sujeto hay que atacarlo entre los dos, es muy peligroso ir solo





    Las palabras de Gatomon habían dado confianza a Dorumon, quien decidió ayudar en su plan a la digimon gata. Esta le había ordenado empezar a correr en círculos y atacar a Digitamamon, cosa que el digimon morado empezó a hacer


    - Cañón de metal- Dorumon empezó a disparar sus bolas de metal una y otra vez a Digitamamon mientras corría en círculos, desconcertándolo. Al ver que el digimon huevo estaba mareado de seguirle el paso a Dorumon, Gatomon aprovecho para atacarle


    - Te tengo, ojos de gato


    Gatomon había usado uno de sus ataques y con el había dejado a Digitamamon bajo hipnosis. Aprovechando que su enemigo no podía atacarles, la digimon gato le hizo una seña a Dorumon para que usara su ataque más fuerte al mismo tiempo que ella, como lo habían planeado


    - Metal rápido


    - Garras de gato


    Ambos digimon habían arremetido contra Digitamamon y le habían impactado fuertemente. Debido a la diferencia de niveles que había entre los tres digimon, el digimon huevo no fue destruido, pero si había caído inconsciente.





    Por su parte Akito y Alastor aún se encontraban luchando contra aquel sujeto lleno de cicatrices. Ambos chicos se encontraban luchando difícilmente, pues al parecer el hombre era demasiado hábil con esa guadaña como para lidiar con ambos al mismo tiempo sin problema. Al ver una pequeña abertura, el caballero lanzó un corte hacia el abdomen del sujeto de la cicatriz, pero este al parecer se percató de las intenciones del castaño y bloqueo la hoja de la espada negra con el filo de su guadaña antes de retroceder un poco. Como si estuvieran coordinados, Alastor aprovecho el momento que en Akito hizo retroceder al sombrío sujeto para atacarle con sus armas etéreas, pero una vez más estas fueron bloqueadas con un movimiento giratorio de la guadaña que mando a volar las espadas voladoras


    - Maldición, es muy bueno- dijo Akito sorprendido al ver la defensa perfecta del sujeto. Por su parte Alastor, quien ya había visto la habilidad del tipo, no se sorprendió en lo absoluto


    - Te lo dije, no es alguien para tomar a la ligera


    En el caso del sujeto de la cicatriz, la presencia del general Haine suponía más problemas, por lo que se empezó a impacientar aún más con la interferencia de los dos chicos que lo enfrentaban


    - No estorben críos, no tengo tiempo para ustedes- Vociferó el hombre de las cicatrice visiblemente molesto. Al ver que esa calma mortal se estaba tornando en desesperación, Akito decidió aprovechar esto a su favor


    - Cúbreme Alastor, es hora de presionarlo un poco más- le dijo el caballero, quien tenía pensado arremeter de manera más agresiva contra el hombre de las cicatrices. Deduciendo las intenciones del castaño, Alastor asintió para luego iniciar el contraataque


    Usando la espada a dos manos, Akito arremetió en contra de su enemigo. Lanzaba rápidos cortes que eran esquivados cada vez más lento por el hombre de las cicatrices, pues no solo tenía que defenderse de la hoja ígnea del caballero, sino también de los hechizos ardientes del mago. Una vez perdió por completo la paciencia, el sujeto de las cicatrices contraatacó al caballero derribándolo con el mango de su guadaña


    - ¿lo ves, estorbo? no eres rival para todo mi poder


    - En ese caso yo también iré con todo- sorpresivamente Akito sonrió antes de desenvainar su otra espada, Snow Shine. Usando su luminosa espada blanca recién desenvainada Akito consiguió tomar de sorpresa al sujeto, y con un habilidoso tajo le sajo limpiamente las piernas desde las rodillas haciendo que el tipo de las cicatrices cayera al suelo. Akito rápidamente rodó para apartarse del malherido antes de dirigirse hacia el mago


    - ¡Ahora Alastor!, manda a este desgraciado al infierno- le dijo el caballero al mago, quien al instante invocó dos orbes de fuego más para proceder a lanzar con todas las cinco esferas de llama una ola de fuego


    - AAAARRRGGG, MALDITOS, MALDITOS MOCOSOS, ¡LOS VOY A MATAR POR ESTO!


    Luego de sufrir el horrible destino de ser quemado vivo por los poderosos orbes de Alastor, aquello que una vez fue el hombre con cicatrices en su rostro ahora era un pedazo de carne calcinado. Después de sufrir muchas dificultades, Akito y Alastor por fin habían conseguido derrotar a aquel sombrío sujeto...o eso pensaban


    - puede...que me hayan derrotado...pero...no saben a lo que se enfrentan...tarde o temprano todos ustedes caerán...jajá...jajajajajaj- fue todo lo que pudo decir aquel despojo, que parecía ignorar el dolor de las quemaduras, antes de que Akito le atravesara el corazón con la espada negra reforzada con las llamas de Alastor


    - Uno menos por este lado, faltan dos- fueron las palabras de Alastor antes de proceder a ayudar al resto junto a Akito

    Encapuchados restantes: 2


    Listo chicos, post subido. Cualquier cosa me avisan y edito XD

    mimi_sakuramimi_sakura Mencion de la master, espero haber usado bien a Gatomon
    DarknessDarkness Por fin nos deshicimos de un enemigo, compañero :v
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    Última edición: 28 Mar 2017
  8. Aoi Kuran

    Aoi Kuran I love despair and fear almost as much as you

    Registrado:
    7 Jun 2016
    Mensajes:
    21
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +64
    ¿Como terminé metida en todo esto? Me preguntaba una y otra vez lo mismo mientras ayudaba al fruto de aquello a lo que tanto odiaba, la realeza, aunque debía admitir que Alice-chan no era como esos cerdos aristócratas, sino más bien una joven muy agradable y tal vez por ello era que estaba allí, en el palacio real arriesgando mi vida y la de mi Guil junto a un grupo de desconocidos


    Habíamos llegado al palacio y justo cuando pensaba que todo este malentendido con Izanagi y los generales estaba por solucionarse, aparecen ante nosotros tres encapuchados que sin duda tenían relación directa con lo que estaba pasando en todo el reino.


    - Gatomon y Dorumon lo consiguieron- exclamó alegre la princesa


    - Tan solo le derribaron temporalmente, puede que en cualquier momento Digitamamon se pare de nuevo- le conteste algo desconfiada, pues era obvio que un digimon novato y uno campeón no podían vencer así de fácil a una etapa perfecta. Estuve pensando en ello unos cuantos minutos hasta que la voz de cierta niña caballero me devolvió a la realidad


    - Aya, Hime ¡cuidado! - era Kotori, quien nos alertó de un ataque de sombras lanzado por uno de los dos encapuchados que aun ocultaba su rostro. Era un hechizo de llamas oscuras que de no ser por la advertencia de la camarera de seguro nos habría alcanzado


    - Fufufu, debo admitir que estoy muy impresionado, señoritas. A pesar de lo delicadas que parecen han conseguido destruir a todas mis invocaciones y esquivar mis llamas infernales- nos habló aquel tipo, quien a diferencia del fenomeno de la cicatriz tenía una voz delicada y joven. Se había atrevido a atacarnos con semejante hechizo oscuro de alto nivel como ese y eso definitivamente me enojó bastante


    - ¡Cierra la boca, desgraciado! - le dije mientras le miraba con todo el odio que podía y por supuesto, le devolvía aquel ataque de llamas negras. Al parecer la velocidad de mi hechizo era mayor a la del suyo, por lo que le tomó de sorpresa y aunque consiguió esquivarlo por poco, había quemado su capucha revelando su rostro


    [​IMG]


    - Hoooo, ese ataque no lo vi venir, preciosa dama- me dijo aquel chico mientras sonreía y se limpiaba el polvo de la túnica. Se estaba intentando hacer el galán


    - suspiro- No lo puedo creer, yo que pensaba que sería un fenómeno horrible como aquel de las cicatrices, pero este está muy bueno, lástima que este de ese lado del tablero o sin duda le pediría una cita- pensé bastante decepcionada al ver aquel rostro tan guapo que tenia


    - ¿quiénes son ustedes? ¿qué es lo que quieren de nosotros? - le pregunto la Alice con tono de voz serio al joven, quien le sonrió a la princesa antes de dirigirse a ella elegantemente


    - Es muy simple su majestad. Venga pacíficamente con nosotros y todo este alboroto innecesario cesará, tiene mi palabra- le contesto muy cortésmente el joven de cabellos negros mientras se acomodaba las gafas


    - Pero ¿qué dices? No pienso permitir que Alice-Hime se vaya con tipos tan despreciables como ustedes- objetó Kotori mientras tomaba dos estoques de la pared. Al mismo tiempo que nosotras estábamos hablando con el chico lindo malo, uno de los encapuchados había sido derrotado, era el de las cicatrices


    - Así que Akito y Alastor ya terminaron su pelea, en ese caso tendré que ponerme también seria - pensé mientras esbozaba una sonrisa.


    Con respecto al atractivo encapuchado había algo que no me cuadraba, hasta hace poco había mostrado sadismo al invocar a una gran horda de zombis y ahora nos trataba con tanta carisma que era molesto.


    - Tentadora oferta Mr. Bishounen, pero ambos sabemos que toda esa amabilidad y palabras melosas que dices son una mentira. Si les entregamos a Alice-chan de seguro nos


    mataran para encubrir su escape- le dije mientras empezaba a hacer circular el maná por todo mi cuerpo. Al escuchar mis palabras, el pelinegro de gafas no pudo evitar

    soltar una gran carcajada


    - Nada mal, bruja. Tu belleza ciertamente se compara con esa perspicacia que tienes- aquel tipo me aduló antes de ponerse completamente serio. Podía sentir un gran poder oscuro emanar de él



    Ambos estábamos listos para lanzar nuestros respectivos conjuros hasta que cierto digimon morado intervino



    - Cañón de metal- exclamó Dorumon mientras lanzaba una bola metálica al pelinegro, quien se cubrió con una barrera de fuego - No pienso permitir que les pongas una mano encima a ellas- sentencio el digimon al mismo tiempo que sus pupilas se rasgaban. Al ver la gran voluntad del digimon no pude evitar pensar que era bastante lindo de su parte el querer protegernos, aunque era sin duda era muy peligroso


    - Doru, cariño ¿podrías ir a ayudar a Guil? - le dije dulcemente a Dorumon. El digimon morado intentó refutar, pero yo no le deje, pues puse mi dedo índice en su boca. Quería evitar que le hicieran daño y además podría enviarle refuerzos a mi Guil.


    - Deja que las chicas nos encarguemos de este, ¿vale? - De esta manera le hice un guiño antes de enviarlo con los demás digimon, y con ello por fin me podría enfocar en derrotar al Bishounen pelinegro que tenía en frente



    Sin nadie más que nos interrumpiera, Kotori, Alice y yo estábamos frente a frente con el encapuchado.


    - Toma esto- lanzándose sobre su enemigo, vi como Kotori realizo unos agiles movimientos con los estoques, pero no fueron efectivos ante la astucia y agilidad del pelinegro


    - ¡Vaya! pero que niña más hiperactiva, admito que eres rápida, pero eso no es suficiente para darme- sonriendo complacido, el atractivo joven de las gafas esquivo fácilmente las estocadas de Kotori antes de tomarle del cuello de su camisa y lanzarla contra una columna adyacente. Tenía que admitirlo, este no era un bocazas presumido, sus movimientos eran sutiles pero formidables. Sin duda este tipo era peligroso


    Sonriente ante su aparente superioridad, el Bishounen pareció olvidarse de una persona quien aprovecho para lanzarle una flecha cargada de luz. Aquel proyectil luminoso lanzado por Alice-chan alcanzó a llegar a una distancia peligrosa para el pelinegro, quien no tuvo más remedio que bloquearlo con su brazo derecho. En cuanto la flecha se clavó en la carne del chico, el brazo de este se volvió polvo revelándonos que era en realidad un muerto en vida


    - Eso estuvo cerca, nada mal, Alice Hime-sama- vi como el Bishounen felicitó a la princesa mientras observaba como había perdido el brazo. - Ahora muéstrame como te defiendes de esto, llamas del purgator- se disponía a ejecutar aquel fatal hechizo. Esa era mi señal para actuar, por lo que susurré rápidamente mi propio conjuro


    - Como si te fuera a dejar, cretino- exclame molesta mientras invocaba mi hechizo Trampa de sombra para inmovilizarlo. Aprovechando que le había retenido, Kotori se levantó del suelo y se reincorporó a la batalla


    - ¡Eres mío! - recuperada del anterior golpe, la niña caballero se lanzó hacia el pelinegro de túnica. Fue una estocada precisa y mortal en el pecho que debilitó en gran medida al Bishounen. Aquel mortal daño que ese tipo había recibido por parte de Kotori le había hecho perder la anterior fuerza que tenía, y con ello, la ventaja que nos llevaba antes


    - Te dije que te iba a devolver el ataque que nos lanzaste a Alice-chan y a mí, ¡Llama infernal! - vociferé mientras preparaba con el poco maná que me quedaba una bola de ardiente fuego negro. Probablemente porque no podía hacer nada o sencillamente ya se había dado por vencido, el pelinegro no se movió por lo que recibió de lleno aquel mi hechizo quemándole gravemente al igual que le había pasado a su compañero de las cicatrices


    - Sin duda eres una poderosa usuaria de la magia oscura, pensar que alguien podría hacerme estas quemaduras tan destructivas...- a diferencia de su compañero, este tipo había resistido más el ataque y su rostro no se había desfigurado por el fuego negro. Al ver las horribles heridas que tenía, la princesa Alice empezó a acercarse al pelinegro


    - Pobre, se ve que estas sufriendo por las quemaduras...descuida, voy a acabar con el dolor- con un rostro y voz llenos de piedad, la princesa de cabellos rojos tomó una de las flechas impregnadas con luz de su arco y la clavó lo más suave que pudo en el corazón del chico de cabellos negros


    - No tengo remordimientos, ni pienso agradecerte por esta muestra de bondad, Hime. Solo soy una marioneta, un instrumento de un plan mucho más grande, disfrutad por ahora de esta victoria porque les aseguro que durara poco- fueron las últimas palabras del chico antes de convertirse en polvo a causa del elemento luz de la flecha que le clavó Alice


    - Bien, lo logramos- Kotori dejó escapar la alegría que le daba haber derrotado a aquel sujeto formidable


    - Ahora solo nos queda uno por vencer- fue todo lo que pude decir antes de desplomarme en el suelo por el cansancio



    POV GUILMON


    Mientras nuestros compañeros humanos se enfrentaban a los misteriosos encapuchados, Renamon, el recién llegado Dorumon y yo combatíamos a Boltmon. Sin duda era un oponente contra el que no tendríamos oportunidad a causa del abismo de niveles que había entre nosotros, unos digimon novatos, y el, que era un digimon en etapa perfecta. Habíamos luchado con todo lo que teníamos, pero eso no fue suficiente, Boltmon nos había vencido a los tres.


    - es demasiado poderoso, maldición- dijo Dorumon mientras a duras penas intentaba levantarse. Renamon por su parte estaba callada, pero sin embargo también estaba haciendo un gran esfuerzo por no rendirse.


    - Me alegra...que haya sobrevivido, mi ama- susurré aliviado al ver que las tres chicas, en especial mi compañera, habían logrado derrotar a aquel sujeto. Estaba a punto de ceder a mis heridas y rendirme ante Boltmon, cuando de repente oímos una vigorosa y gruesa voz


    - Alto ahí, Boltmon


    Los tres miramos hacia arriba y pudimos ver que se trataba de un aliado, además de ser uno de los servidores del rey


    - Es... ¡Bancholeomon! - dijimos asombrados los tres al ver semejante figura ante nosotros. -Nada mal críos, ahora déjenmelo a mi... ¡Puño Relámpago del Bantyo! - usando su poderoso movimiento especial, el Leon jefe derrotó a Boltmon con relativa facilidad, haciendo parecer nuestra batalla contra el digimon golem como un juego de niños


    - increíble, de un solo puño lo venció- Dorumon dejo salir lo que su vino a su mente al ver el poder del jefe


    - Este es el poder de un digimon en etapa mega... - pensé al ver semejante fuerza. Al vernos anonadados, el Leon puso una expresión seria en su rostro


    - ¿qué hacen ahí tumbados? ¡Levántense!, aún queda uno de esos humanos con el rostro cubierto y ese Deathmeramon- nos dijo con voz severa mientras señalaba a los últimos dos enemigos, que eran combatidos por Aoi Izanagi, el general Haine, Agumon y Strabimon


    Ememigos restantes :1


    Holis chicos, lamento mi larga ausencia sin reportarme. Con esto ya solo falta acabar a un enemigo mas y avanzamos....creo :61:

    mimi_sakuramimi_sakura Listo, post subido
    LightdowLightdow Me dices si use mal a Kotori
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 29 Mar 2017
  9. Tetsu Slayer

    Tetsu Slayer ¡Es suficiente! Te quemaré si te acercas más.

    Registrado:
    7 May 2016
    Mensajes:
    715
    Temas:
    7
    Calificaciones:
    +406
    Aoi izanagi

    La situación había empeorado por un segundo al menos hasta la llegada del general.

    General-san te tardaste bastante — deje salir un suspiro mientras me volvía a poner de pie.

    Estas hecho un desastre mocoso — je escuchar eso de él me molestaba un poco, aunque estaba casi a mi limite aun así no quería oírlo decirme nada — déjame darte una mano.

    No lo necesito, nosotros solo podemos ocuparnos de el — di dos pasos hacia adelante, aunque pude notar que mis palabras lo confundieron un poco.

    ¿Nosotros? ¿Tu compañero digimon no está aquí? ¿Estás seguro que no comenzaste a delirar ya? — deje salir una pequeña risa para luego lanzarme a aquel sujeto por mi cuenta.

    Por su parte el esperaba mi acción, pero no podía esperar menos de alguien que alguna vez fue mi compañero, estaba seguro que él sabía que lo había reconocido, ya que mientras combatíamos el conocía cada uno de mis movimientos y como bloquearlos o esquivarlos, claro si estuviera en plena forma este combate ya habría terminado.

    ¿Qué sucede señor asesino maestro? — tck lo sabía, ya ni intentaba ocultarlo — ¿no te has oxidado un poco?

    Callate — lo golpe en el abdomen con una patada alejándolo — tu eres el único 100% humano de los 3 y tus dos compañeros cayeron ¿crees que puedes vencerme? Y aparte no estoy oxidado solo estoy esperando a alguien.

    ¿Esperando? — así es y él debía llegar justo en este momento y asi fue una flama entro por la ventana a un costado suyo golpeándolo.

    Te tardaste Agumon.

    Es tu culpa por tener todo oculto jefe — agumon mi compañero digimon antes de que escapara y me dejara capturar le había pedido dos favores, el primero ir con Aki, mi jefa y antigua amiga, y la otra era traer algunas cosas de la casa las cuales me entrego, entre ellos unos cuchillos y dos cadenas — ahora acabemos con esto jefe.

    Asi es — estaba listo, tome las cosas de agumon había traído y ambos nos pusimos en marcha para combatir, por mi parte mis intenciones no eran detenerlo para sacarle información en grupo, no mi plan era otro — agumon ahora.

    Flama bebe — la flama de agumon golpeo a un costado haciendo que el perdiera el equilibrio y luego con una patada salimos por la misma ventana por la que había entrado agumon hacia el tejado del castillo.

    Mocoso — Haine se acercó y grito por la ventana solo para vernos pelear un dos contra uno junto a agumon.

    El combate estaba a nuestro favor, pues yo sabía que la magia de nuestro oponente era magia ilusoria y no era algo que fuera muy eficaz en mí, quien conocía sus habilidades.

    Se acabó el juego agumon acabemos con esto.

    Sí, flama bebe — la flama de agumon lo hizo perder el equilibrio y fue lo que aproveche para realizar mi movimiento enredando su cuerpo con las cadenas y clavando los extremos en el techo utilizando unos cuchillos.

    Jaja al final de cuentas te has hablando Izanagi Aoi.

    Callate, aun no te mato porque necesito que me contestes algo — acerque un cuchillo a su cuerpo mientras levantaba la espada corta que había dejado caer cuando lo atrape — ¿Quién es la chica que se parece a Akira? ¿Qué clase de relación tienen?

    ¿Quieres saber? Que lastima no te lo diré, deja que esta curiosidad te carcoma, ese es tu castigo por habernos traicionado, ya se, seguro tus compañeros ninguno sabe de tu pasado verdad — el miro detrás mío hacia la ventana por la que habíamos salido — ESCUCHENLO TODOS ESTE SUJETO SIMPLEMENTE LOS TRAICIONARA EN ALGUN MOMENTO, DE LA MISMA FORMA QUE NOS TRAICIONO A NOSOTROS — era ruidoso y no parecía tener planeado de callarse — DESPUES DE TODO EL ES UN ASESINO, EL LA MATO A ELLA LA UNICA QUE — antes de que siguiera le corte la cabeza, no dejaría que él o nadie más hablara de Akira, no los dejaría, ya que ninguno de ellos la conocía como yo.

    — Callate, eres muy ruidoso

    Simplemente me di la vuelta y volví dentro del castillo junto con agumon el cual me miraba fijamente, preocupado, no lo culparía ¿Quién mata a una persona sin pestañar o dudar como lo acababa de hacer?

    Oye mocoso, por qué hiciste eso debíamos quitarle información — Haine me quiso detener de seguir caminando pero ahora no estaba de humor para tratar con él.

    Vamos a movernos antes que vengan más enemigos.

    .....................................................................................................................................................................................................................................................................................

    mimi_sakuramimi_sakura
    Alex KnightbladeAlex Knightblade
    Aoi KuranAoi Kuran
    Darkness94Darkness94
    LightdowLightdow

    post listo a continuar avanzando
     
  10. Autor
    mimi_sakura

    mimi_sakura

    Registrado:
    19 Mar 2007
    Mensajes:
    1,040
    Temas:
    19
    Calificaciones:
    +420


    SALÓN PRINCIPAL DEL TRONO
    [​IMG]

    Con los últimos informes habia caidas en el palacio como fuera de este, ya que algunos generales se encontraban encargándose con varios de sus hombres en la misma ciudad, ya que al parecer querían irrumpir el festival más importante del reino Terra.

    — Su majestad hay informes que la princesa se encuentra con el General Haine y un grupo de desconocido —Informo un mensajero con la mirada baja.— Al parecer vienen acá

    — Alice... menos mal —Dijo aliviado ya que habia sido informado que su hija habia salido de su habitación junto con el principe del fuego, por lo que le habia molestado la negligencia de aquel muchacho en sacar de esa manera a su hija, sabiendo en el estado que se encontraba y los ataque que se daban en el reino. Se masajeo la sien, sabia que no podía si quiera enfrentarse contra aquel muchacho sabiendo que su padre armaria una guerra innecesario en contra de su reino. El no era ignorante y sabia que el reino Fuego, era uno de los reinos que deseaba el control de Terra.

    — Si su majestad sigue de esa manera enfermara —Hablo un repentino y aparecido Wizardmon, en el costado derecho del salón y agachandose frente a su superior.—Deberia tambien pensar en su salud... recuerde que Terra depende su majestad en estos instantes.

    — Wizardmon. —El digimon elevo su rostro sonriendo detras de la tela de su capa, que escondia su boca— No es común que salgas de tus aposentos.

    — La situación lo amerita —Respondió este levantandose sin quitar toda su atención en el rey.— Mi deber no es solo el conocimiento y la sabiduría en el reino como hechicero, sino también es parte mía proteger a su majestad ante cualquier ataque enemigo. .— El rey le miro y sonrió.

    me da gusto tenerte aquí, amigo.

    ❌❌❌❌❌❌
    Camino a pasos rápidos junto con el resto de los presentes, los cuales estaban pendientes ante cualquier otro ataque enemigo, por ende no podían si quiera bajar la guardia por ningún instante. En primera fila se encontraba los dos generales Haine y Sanada, los cuales guiaban al grupo detras de esto Akito y Aoi los cuales eran los más silenciosos; justo detras de ellos Alastor, Aya y Kotori que conversaban acerca de lo ocurrido; por otra parte loa digimons transformado en humanos seguian curioso o pendientes a todo su alrededor.

    — Haine eres consciente que el llevar a estos chicos frente al rey, para nada sera agradable para los otros generales. Y peor aun uno de ellos salio de las celdas en donde sd supone el General Ryoko dejo a cargo a sus hombres en evitar que saliese.— Comento este sabiendo lo enfadado que iba estar su compañero y no quería saber que tanto castigo recibiria los miembros de su grupo.

    — Soy consciente de ello Sanada.— Respondió el de cabellos oscuros con la mirada hacia adelante serio.— Pero tu viste que ellos ayudaron a proteger a la princesa y al castillo. Es probable que el rey les de una recompensa por ello.

    Sanada solo miró de reojo a su compañero para luego dirigir su vista al fondo donde se noto varios guardias custodiando las puertas del salón del trono y entre ellos pudo reconocer a uno de sus compañeros el General Takuma, el cual era uno de los generales de Reconocimiento fuera del reino o dentro de este.

    — hey, Takuma.—Llamo Sanada avanzando hacia el general que era el que ayudaba en custodiar las entradas de las puertas en esos instantes.

    Escuchen con atención.—Le hablo Ratzenger a la mayoría colocandose frente a ellos.— Estamos por estar frente a la presencia del rey, por lo que les pido colaboración, dentro hay máa generales y ellos no tendrán para nada consideración ante una falta grande hacia el rey o los principes .— aseguro este sabiendo como eran algunos de sus compañeros.— cuando esten frente al rey inclinense y permanezcan callados hasta que se le de la autorización de hablar, evitemonos más alteración .— dijo mirando directamente hacia Aoi seriamente.

    Nadie dijo nada, talvez consciente de que al entrar en aquel lugar, este estaba siendo custodiados por personas de alto rango, LOS GENERALES, aunque algunos de ellos odiaban al rey o al menos no tenían cierta buena impresión contra el líder de su reino, no tenían más opción que apegarse a las palabras de Haine.


    La princesa
    jadeo leve, sintiendo su cuerpo cansino y debil, algo que usualmente ocurria cuando usaba sus poderes o ejercia mucha fuerza fisica en algo, por lo que evito, decir algo delante de los demás. Ya mucho tenían con el tener que lidiar con los problemas que se daban a causa de un enemigo que quería eliminar a su familia y tratar de llegar hasta ella y fue ahí donde cayó en cuenta, sin comprender, ¿porque?esas personas necesitaban de ella, si su padre que era el rey, deberia ser mayor objetivo de llevarsele que ella.

    — Princesa.— Esa expresión no paso desapercibido por la rubia que caminaba justo a lado de la joven y pudo notar el agotamiento en ella como la expresión pensativa y silenciosa en ella, después de todo la pequeña princesa, no estaba acostumbrada a ese tipo de situaciones fuertes.

    — Estoy bien, Gatomon .—Contesto la joven que se habia quedado un par de minutos fuera del salón y el resto perseguia a Haine y a los otros dos generales. Miró al piso tampoco quería que su padre se diera cuenta de su estado y el regaño de sus hermanos iba ser de lo peor conociendo lo mucho que la cuidaban. Se dió animos para empezar a caminar hacia el salón donde pudo notar algunos generales entre las esquinas como en otro lados del enorme salón

    ❌❌❌❌❌❌
    Aquel joven de melena violeta jugaba con la daga que poseía para soltar un bostezo aburrido hasta que una silueta hizo presencia informando los últimos acontecimientos, sabiendo ahora, porque el reino no se encontraba en caos. Aquello era la causa del manejo dictado por el rey de mantener todo bajo control con sus generales, la elite mayor del reino. Se levanto de donde estaba para colocarse al lado de su conpañero.

    — No hay mas remedio que actuar .— Dijo sin más con una sonrisa ladina a lo cual miro hacia el castillo.— tendremos que hacerle la visita al rey.

    El rubio de coleta solo le miró y suspiró sin remedio alguno, sin duda todos los hombres que tenían bajo su control habia sido asesinados por un grupo de humanos y digimon, según la información del mensajero. Y le parecía denasiado extraño a la vez curioso, que un par ajeno al poder militar del rey, se encargara de algunos de sus mejores hombres que eran conocidos como unos asesinos.

    ❌❌❌❌❌❌
    El encuentro familiar no se hizo esperar, el rey en esos instantes habia olvidado su posición, actuando como un padre en el que habia sido encontrado su mayor tesoro frente a todos y agradeciendo como hombre y padre frente a los recién llegados, que estaban arodillados frente ante su presencia.

    — Su majestad... todos los que nos acompañan fuero los que impidieron que se llevaran a la princesa.— Informó Sanada para llamar la atención del rey, el cual sonrió dirigiendo su atención a todos ellos.

    Papá... antes de que decidas algo en contra de ellos...

    El hombre acaricio la cabeza de su hija para darle un beso en su frente, realmente el no era el tipo de Rey que escuchaba solo las palabras de sus generales o de otros aristocratas de alto status, él escuchaba la voz de su propio reino y aunque muchos lo juzgaban por ser un rey que se manejaba solo con poder o ambición.

    — Fui informado acerca de ellos General Sanada, ahora... quiero escuchar las voces de ellos — Pidió este separándose de su hija para irse a sentar hacia la silla del trono.— Les agradezco realmente el haber podido traerme a mi hija hasta aquí sana y salva. — Dijo este con agradecimiento y una sonrisa sincera frente a todos ellos.— Talvez una recompensa no lograra para nada olvidar el resentir que tienen contra mí .—Y no era tonto para no darse cuenta que algunos le miraban con resentimiento o con una pizca de hasta matarlo, por lo que suspiro sabiendo que los generales estaban demasiado atentos ante cualquier ataque de parte de aquel grupo. Hizo una señal con la mano a sus generales para que se tranquilizaran, estos se relajaron aun así pendientes.

    — Algo se acerca .— susurro con tono de voz bajo Alice, para sentir su cuerpo aun más pesado de lo normal, cerrando los ojos para ser sostenida por su hermano mayor.

    — ¡Alice!

    El digimon-hechicero tambien lo habia percibido a lo que dirigio su atención hacia todo los presentes.— algo se acerca a una velocidad mayor .— Hablo Wizardmon que hizo presencia frente a todos.— Viene acá, protejan a la familia real!

    Y con esas palabras un rayo de luz atraveso la ventana para ir directamente hacia el rey, el cual fue protegido por un campo impidiendo que aquella flecha dorada llegara hasta él. Y justo en esos instantes dos alos de luz hicieron presencia bajo la identidad de dos encapuchados que sonrieron dirigiendl su atención hacia el rey.

    1) En este caso estos son: Lucemon y Beelzemon, los cuales solo jugara con los digimon y sus compañeros demostrandoles que ellos no son mas que simples seres inferiores a ellos.
    2) Los digivice aparecera en mi otro post.
    3) No olviden que son humanos, por lo tanto no son super saiyayin, ni nada por el estilo.
    4) Luego del ataque Wizardmon hablara acerca de la nueva misión que tendra los elegidos.





     
    • Me gusta Me gusta x 2
  11. Tetsu Slayer

    Tetsu Slayer ¡Es suficiente! Te quemaré si te acercas más.

    Registrado:
    7 May 2016
    Mensajes:
    715
    Temas:
    7
    Calificaciones:
    +406
    Aoi Izanagi

    De repente habían entrado dos sujetos, no, dos digimons a pesar de que su intento por acabar con el rey fallo parecía aun mantener una gran calma y sonrisas en sus rostros.

    — Aaa fallo — aquel que dijo eso fue el que tenía alas blancas — Creo que con una más o tal vez dos esa barrera se rompería.

    — Agumon ahora — por mi parte no les daría tiempo a hacer ningún otro movimiento, mi compañero capto rápidamente mi instrucción y disparo dos flamas bebes las cuales fueron neutralizadas fácilmente por el otro — ustedes protejan a Ojou-chan y al rey.

    — O vamos ni siquiera nos hemos presentado y ya están atacando.

    — no me interesa — Tome un de las espadas de uno de los guardias al igual que la fecha anteriormente lanzada por ambos digimon para atacar — Apurence — pensé mientras lanzaba la fecha cubierta de electricidad y agumon atacaba con su “Garra ardiente” sin embargo ambos ataques fueron detenidos fácilmente — son demasiado fuertes — pensé mientras tomaba algo de distancia para volver a lanzarme velozmente, lo sabia ganar o siquiera causarle algo de daño era imposible pero lo único que me interesaba era ganar algo de tiempo para que ellos pudieran organizarse para defender al rey y los príncipes además de a Ajou-chan.

    — Beelzemon esto es aburrido ¿importa si mato algunos de estos sujetos además del rey?

    — Tck Agumon retrocede nosotr — que significaba esto como podía ser que estuviera enfrente mío de esa forma, aquellos digimons eran de un nivel completamente diferente al de agumon, guilmon, gatomon y el resto ellos estaban a un nivel diferente.
    — Humano eres aburrido, muere — pude sentir como si mis costillas fueran golpeadas por un enorme martilla para luego salir disparada y caer a un costado de Ojou-chan y el resto.

    — Cofcof — comencé a toser mientras intentaba recuperar el aire, aquello siquiera había sido un golpe el simplemente había colocado su palma en un costado mío y luego salí disparado — A..agumon retrocede — aquel pensamiento recorrió mi mente mientras aun me mantenía en el suelo, por suerte había ganado el tiempo suficiente para que tanto la Ojou-chan como el resto se agrupara cerca de todos los generales y del rey — l…les encargo….el r..resto dudo poder moverme en un rato.

    .....................................................................................................................................................................................................................................................................................

    mimi_sakuramimi_sakura pues algo bastante corto pero haber si podemos hacer que esto se mueva
    LightdowLightdow light ultima oportunidad de mi parte si sigues sin subir nada para mi siguiente post no te nombrare
    KirariKirari
    Aoi KuranAoi Kuran
    Alex KnightbladeAlex Knightblade
    Darkness94Darkness94
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12. Darkness94

    Darkness94 Nadie se encuentra a uno mismo sin perderse antes.

    Registrado:
    31 May 2016
    Mensajes:
    30
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +47
    El grupo se alarmo como los 2 digimon empezaron a atacar, habían intentado asesinar al rey y Aoi había sido dejado fuera de combate por eso, el grupo estaba en un aprieto ya que pese a la barrera que protegía al rey, no resistiría mucho.

    -¡Demonios!- se frustro Akito al ver como Aoi era derrotado, se preparaba para atacar junto a Dorumon, sin embargo Aya lo detuvo.

    -No seas idiota, ustedes 2 no pueden contra ellos.- comento la bruja.

    -Ella tiene razón, lo mejor es ir en grupos a atacarlos.- comento Kotori.

    Sin embargo en ese momento tanto Lucemon como Belzemon atacaron la barrera de nuevo, esta vez Akito y Dorumon se lanzanron a proteger la barrera del ataque de Belzamon, Kotori y Hyokomon se lanzaron a bloquear el ataque de Lucemon.

    Al ver esto Alastor y Aya rápidamente empezaron a recitar algunos encantos, después ambos ataque golpearon de lleno a tamer y digimons, pero para sorpresa de Lucemon y Belzemon, habían salido ilesos del impacto, Kotori y Akito vieron una leve fastiga en Aya y Alastor, ambos magos ya estaban cansados por los combates anteriores.

    -¡Renamon!- grito Alastor, la digimon zorro aprecio al lado de Lucemon y le propino una patada, la cual el angel bloqueo sin problemas, sin embargo agumon golpeo al angel su “Garra ardiente”, haciendo retroceder al angel.

    Alastor disparo un par de proyectiles a Lucemon, haciendo que le aleje mas.

    -Hay que hacer tiempo en lo que llegan los refuerzos, traten de aguantar, ya que no podremos ganarles.- comento Alastor ,Kotori y Hyokomon se veian afligidas por el hecho de no poder ganar, pero entendieron el punto del mago.

    -Muy bien, ya escuchates Hyokomon, hay que hacer tiempo.- le dijo Kotori a su digimon.

    -Entendido nee-san.- contesto la digimon.

    Ambas espadachinas rápidamente cortaron distancia con el angel y atacaron, logrando herir levemente a Lucemon quien debido a la cantidad no podía esquivar todos los ataques, Lucemon entonces alzo el vuelo quedando saliendo de alcance, el angel entonces creo 10 orbes de luz a sus costados, Agumon empezó a lanzar bolar de fuego y Renamon hojas como si fueran kunais, sin embargo los ataque apenas molestaban al digimon, entonces los orbes fueron lanzados formando un cruz la cual estado al chocar con el suelo, lanzando lejos a todos por el impacto.

    El angel sonrio cruelmente al ver derribados a sus oponentes, en eso una gran presión se empezó a sentir, Kotori volteo a ver de donde venia esa sensación, entonces vio a Alastor creando un circulo mágico bastante grande a lo largo de sus manos y un orbe de energía negra en el medio del mismo, era claro que al mago le costaba mucho trabajo controlar toda esa energía.

    En eso Alastor libero la energía y un rayo oscuro salio disparado hacia el angel, pegándole de lleno, un gran estrundo y una gran explosión vinieron después, el impacto fue tan fuerte que Lucemon cayo en picada estrellándose con el suelo, Kotori y Renamon se acercaron rápidamente a auxiliar al mago, quien después de lanzar el hechizo se había desmayado por el agotamiento.

    Ambas pudieron ver como las manos de Alastor tenían quemaduras de segundo grado producto de la alta concentración de energía.

    -Maestro…- murmuro Renamon con pesar.

    -Eso fue inesperado, pensaba jugar con ustedes un rato… incluso dejarlos con vida después de matar al rey.- escucharon una voz infaltil, claramente enojada.- sin embargo, después de esto, los matare a todos ustedes.- una fuerte ráfaga de viento fue creada por el aleteo de un Lucemon bastante herido y muy molesto, mientras volaba.

    Los digimon reanudaron el ataque contra el angel quien sin mas esquivaba y lanzaba rayos de luz en respuesta a los ataques, Kotori al ver la situación, se concentros, una leve ráfaga de viento la envolvió, y esta se lanzo hacia el angel impulsándose con el viento, haciendo que fuera mucho mas rápido que antes, al estar frente al Lucemon, ella blandio su espara y para sorpresa de Lucemon esta le corto profundamente, la chica había utilizado el viento para aumentar el filo de su espada, aprovechando la distracción de Lucemon, Hyokomon también ataco al digimon causándole un corte profundo, posteriormente Agumon y Renamon atacaron causándole mas daño a Lucemon y haciéndolo retroceder.

    Una sensación maligna invadio el lugar y una explosión de poder se dejo venir, Lucemon había liberado su poder, el aura dorada y tanquilizadora que naturalmente desprendía el digimon fue remplazada por un aura violeta y maligna, Lucemon miraba con odio a los digimon y a la tamer, si que antes de que pudieran reacción un gran orbe de luz violeta impacto al suelo, causando una gran explosión que mando a volar a lo demás.

    -Ahora es tiempo de que mueran.- hablo el angel con una voz mas profunda que ante y unos ojos que reflejaba ira y odio, mientras preparaba 10 orbes de luz violeta y se preparaba para dispararlos.
    _________________________________________________________________________________________________________________________
    Algo corto pero no quisiera ser yo el que escriba todo, espero y todo se anime, por mi parte estare mas activo, saludos.
    <span style="color: rgb(251, 247, 247)">mimi_sakura</span>mimi_sakura Sinceramente no se que quieras hacer durante la pelea asi que por eso no te nombre, eres libre de ayudar al grupo de Akito o al mio.
    <span style="color: rgb(251, 247, 247)">Lightdow</span>Lightdow Bueno light te la deje facil, solo tiene que continuar la pelea, vamos no es tan dificil xD
    <span style="color: rgb(251, 247, 247)">Kirari</span>Kirari
    <span style="color: rgb(251, 247, 247)">Aoi Kura</span>Aoi Kuran y <span style="color: rgb(251, 247, 247)">Alex Knightblade</span>Alex Knightblade , espero y no les moleste que les haya dejado a Belzemon xD.
    Tetsu SlayerTetsu Slayer Tome prestado a agumon, espero y no te moleste
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 6 Jun 2017
  13. Shizuka108

    Shizuka108

    Registrado:
    9 Abr 2014
    Mensajes:
    228
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +192
    [​IMG]
    Nombre/Apellido:
    Ishbel McAllan.
    Edad.
    24 años.
    Personalidad.
    Apodada la "bruja" ―por las personas que llegan a ser atendidas por ella. Esto se debe a que su tratamientos son algo excéntrico en los pacientes quienes ella amenazará violentamente si no siguen sus órdenes― es una doctora con buenos conocimientos de la medicina. A pesar de la rudeza que llega a mostrar a sus pacientes ella se compromete a regresarles su salud, sin cobrar mucho, ya que considera que todo ser merece ser cuidado cuando su cuerpo se halle enfermo. Ishbel, suele estar leyendo historia y/o investigando datos de los lugares que visitan, junto a su compañero.
    Es paciente en casi todo ―a excepción de los pacientes necios o personas que se consideren superiores a otros―, esto no quiere decir que sea una persona seria, al contrario es una mujer muy cariñosa y amable. También se le puede ver como una mujer que mima mucho a los infantes con los cueles no muestra su sadismo al atenderlos. Se considera sentimental al punto de llorar con cualquier acto de amabilidad que llegue a ver.


    Biografía.
    Nació en un pequeño ciudad y criada solamente por su madre ―una mujer muy fuerte―, quien trabajaba para una familia noble. Su madre le enseño muchas cosas sobre todo no rendirse o demuestras tristeza o ira ―estas dos últimas cosas la madre lo demostraba al soportar los maltratos de sus amos y las bromas de los hijos de estos―. Ishbel, odiaba a los amos hasta el punto de pelearse con el hijo mayor, por tirarle agua su madre; ella lo golpeo hasta que este sangro de la nariz. Como resultado madre e hija fueron echadas de la casa, algo que no molesto a su madre, ya que esta le dijo: «te he enseñado muchas cosas, pero tu Ishbel, me has enseñado que no debemos dejarnos pisar, por nadie», ese comentario por parte de su madre la alegro.
    Posteriormente, con el tiempo las dos encontraron un nuevo hogar para vivir y donde la niña encontró al que sería su mentor ―un hombre mayor, que a primera vista lo confundieron con un vago―, el cual le enseñaría todo lo que sabe, así como a motivarla obtener más conocimiento, algo que hizo que decidiera dejar su casa y explorara el mundo. Fue en uno de sus viajes que ella conocía a su pequeño gran compañero al cual ella cuido y enseño lo que le fue enseñado.


    Gustos.

    • Practicar Hung gar Kung Fu, Jujutsu y Hapkido.
    • La jardinería.
    • El orden.
    • La cocina.
    • Tocar el shamisen.

    Disgustos.

    • Tener un lugar de trabajo desordenado.
    • El maltrato a cualquier ser.
    • Las discusiones sin sentido.
    • Ver que molesten a su compañero, por su problema.

    Profesión temporal.
    Doctora nómada (no tiene un lugar fijo, algo que no le molesta en estos momentos).

    Habilidad.

    • Puede tratar a cualquier herido en diferentes situaciones sin desconcentrarse.
    • Mosquito de Agua crea mosquitos hechos puramente de agua, que pueden ser utilizados para eliminar Veneno en el cuerpo de alguna persona o digimon. El proceso de extracción del Veneno con esta técnica parece ser muy doloroso para el que está siendo tratado.

    Habilidad con armas o invocación hacia algo o algún don especial.

    • No solo tiene conocimientos en medicina, sino también de los escritos sagrados que ella usa como protección o defensa ―ella dice que si el escrito es largo (Sutra), esto consumirá su fuerza, por lo que raras veces los usa― a través de su voz al leer o sellos dibujado en papel especial.
    • Posee unos hilos de color negro fabricados hechos de metal y cubiertos con una grasa animal secreta, que son muy resistentes. Es capaz de manejarlos de tal manera que puede llegar a grandes distancias con ellos, usándolos como arma para cortar materiales duros como la piedra o para atar momentáneamente a un enemigo.

    Color de digivice.
    Verde con amarillo.

    Elemento sagrado.
    Agua.

    Extra.

    • Siempre lleva consigo una Mala (rosario budista), que utiliza a la hora de recitar algún escrito sagrado.
    • Sus sonrisas pasan de las maternales a las sádicas, al igual que sus expresiones.
    • Tiene un terrible miedo a la oscuridad que hace que pierda la compostura.
    • Cada vez que tiene tiempo escribe una carta a su casa.
    • A parte de su equipo médico que siempre lleva consigo, ella carga con el shamisen que le dio su mentor y el cual toca cunado debe conseguir un poco de dinero para comida o hospedaje de ellos dos.
    [​IMG]
    COMPAÑERO DIGIMON.
    Patamon.

    Personalidad.
    Zac, la mayor parte del tiempo es tranquilo y distante, incluso con las personas que le agradan. Una persona de voz suave, pero de vez en cuando tiene a alzar la voz cuando está irritado o cuando quiere intimidar a alguien. Se molesta e irrita fácilmente, como cuando alguien no es capaz de entender el lenguaje de señas, aunque en gran parte no se molesta por esto ―sufre sordera de su lado izquierdo, por lo que solo habla lo necesario―. A pesar de esto, Zac es capaz de mostrar pequeños actos de bondad, demostrando que se preocupa con quienes lo rodean.

    Historia antes y después de conocer a su elegido.
    Anteriormente él vivía una vida normal en una pequeña villa escondida entre las montarlas junto a su familia. Siendo un pequeño Poyomon, fue un poco más grande que otros, por lo que en esa etapa fue molestado por otros digimons ―en una de los tantos juegos rudos por parte de otros infantes cayó golpeándose fuertemente su oreja izquierda―. Ciertamente la vida en la villa era pacífica y tranquila, donde humanos, así como digimons vivían en armonía, pero como nada es perfecto esto se reflejó con el repentino ataque de la aldea y la perdía de innumerables vidas, por parte de un grupo desconocido. Los únicos sobrevivientes fueron digimons bebé y niños humanos, quienes fueron capturados y vendidos, por comerciantes.
    La forma en que alguien conoce a alguien especial y tan diferente ―de una forma buena o mala conoces a alguien nuevo―, por lo que siempre es emocionante saber cómo conocerás a alguien nuevo. Y es algo que nunca se le olvidara a Zac, la manera en que conoció a su elegida, fue tan irreal y extraño. Una que a simple vista se veía frágil, que de un simple golpe noqueó a uno de sus custodios ―que anteriormente los había golpeado a él y a otros ―, muestras mostraba una sonrisa, quien sin aviso y después al no ver que reclamara o se ofreciera a cuidar de él, ella lo tomó bajo su cuidado enseñándole y mostrando que no todo es oscuro.


    Gustos.

    • Cualquier tipo de comida.
    • Le gusta conocer nuevas cosas y personas.
    • Le gusta asistir a su compañera cuando cura.
    • Las flores (algunas de ella son tanto de su agrado que se las come).
    • Volar (lo que puede).

    Disgusto.

    • Las jaulas.
    • Los días de lluvia.
    • Pelear sin ningún propósito.
    • Las personas escandalosas.

    Extra.

    • Puede que en su forma original sea un digimon de pelaje castaño, pero cuando toma su forma humana su cabello es rojo, algo que no lo incomoda, ya que dice que su padre era igual.
    • Cuando él cambia a su forma humana se encarga de cargar el Kusuribako (caja de medicinas), que contiene todas las medicinas e instrumentos que ocupa su compañera durante sus consultas.
    • Zac, no lo muestra, pero se deprime cuando alguien habla de su sordera.
    • Los pocos recuerdos que tiene de su hogar, son escasos en los cuales describe que siempre se hallaba atrás de su padres, quienes lo defendían.
    • Lleva consigo el anillo de su padre, el cual usa como collar.

    Apariencia Humana.

    Taiga.jpg 46c5s7wpskh7husocjqx7aytyr45p4ls_hq.jpg

    mimi_sakuramimi_sakura (esperando órdenes, para poder participar).
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  14. Autor
    mimi_sakura

    mimi_sakura

    Registrado:
    19 Mar 2007
    Mensajes:
    1,040
    Temas:
    19
    Calificaciones:
    +420
    Lucemon y Beelzemon, un enemigo demasiado fuerte, lo demostraba en esos momentos hacia aquellos chicos y digimon, que trataban por cuenta propia enfrentarse contra ellos, pero al final el resultado no era lo que se esperaba y por desgracia se notaba que Lucemon ya no estaba para nada feliz por lo ocurrido tanto que estaba de mandar a esos inoportunos humanos y digimon al infierno.

    — Mueran, insolentes...! —La voz de él se notaba claramente enojado por lo que su mano estaba por lanzar uno de sus más poderosos ataques sin misericordia.

    Alto ahí, Lucemon, Beelzemon

    Y es que una voz retumbo en el sitio llamando la atención de todos los presentes principalmente de él digimon tipo ángel, que detuvo sus intenciones reconociendo inmediatamente que se trataba de su señor. Aquella expresión de enojo había sido sustituido por una expresión más alertado.

    Acaso debo aclararles cuales han sido las ordenes que les dí

    Lucemon hizo una mueca de fastidio, deshaciendo su ataque y aun así fijando su mirada en aquel grupo de impertinentes humanos y digimon para dar pasos y cambiar su mirada donde se encontraba el rey con el equipo de generales que estaban preparados en defender a su rey.

    —Tú osaste ir en contra del rey, por eso te castigaremos...

    Aquel hombre de cabellos castaño saco su arma, demostrando mucho enojo contra aquel digimon que había logrado hacer caos dentro de la sala principal del rey y con las mayores intenciones de irse contra él angel la voz de su rey lo detuvo.

    —¡General Takuma! —Hablo el mismo rey con un tono de autoridad en él— le pido por favor que se calme —sabia que los generales podían incluso perder la vida contra aquel grupo de digimon revelados en contra la corona real. Su atención se fijo en el digimon angel— ¿Qué es lo que quieren? —cuestiono firme mirando sin una pizca de temor a los dos digimon.


    —Simplemente queríamos su cabeza y traer revuelta en el reino, pero al parecer supo manejar la situación, su majestad... espero que le haya agradado nuestra visita—Dijo el ángel con una sonrisa en los labios inclinándose un poco formal ante la mirada de los presentes para elevarse en el aire empezando a aletear con fuerza sus alas creando una fuerte oleada de aire hasta convertirse en ventisca de aire ocasionando que incluso los generales tuviesen que cubrirse ante la repentina ventisca que se mostraba en el lugar— He venido por alguien principalmente, así que entréguenmela —fueron las palabras del ángel que se lanzo hasta donde se encontraba un gran grupo de presentes en el que custodiaban al rey y sus hijos; principalmente donde custodiaban a la joven princesa, lanzando uno de sus ataques

    — ¡Eso lo veremos! —Exclamo Haine, el cual al darse cuenta de las intenciones del digimon se lanzo contra este desenvainando su espada y haciendo revotar el ataque de Lucemon para regresárselo al instante.

    Lucemon esquivo su propio ataque mirando con mucho enojo al joven general que se disponía en darle pelea sin importar la situación; sin embargo una sonrisa floreció en el rostro de él ángel, no era tonto y sabía que ese muchacho era un general y por lo tanto los demás se estaban preparando para pelear de igual manera— Nada mal —soltó el digimon para elevarse junto con su compañero. Beelzemon por su parte miraba fijamente al grupo ajeno a la corona real, el cual sabia que esos niños tenían una capacidad distinta a otros humanos comunes.

    — esto es solo el comienzo.. pronto el volverá a tomar el poder de su reino y tomar venganza después de 100 años.


    Y con esas palabras ambos digimon desaparecieron a causa de una luz cegadora creada por Lucemon que duro por unos minutos causando un gran efecto en los presentes


    ..........


    ....Horas Después...


    Las horas habían transcurridos con algunas bajas dentro del mismo palacio que en la ciudad, por lo que los generales se encargaban de mantener el orden y el mantenimiento dentro a excepción de Haine, el cual se encargaba de estar pendiente en los chicos que estaban siendo atendido por el mismo Wizardmon que se encargaba de ayudarlos con las heridas que tenían y un grupo voluntarios en medicina; entre ellos una joven que al parecer había sido aceptada en ayudar por unos días dentro del palacio se encontraba presente atendiendo a Aoi y compañía solo escuchando atento los acontecimientos que se había presentado en la capital principal de reino Terra. El hechicero se mantenía callado hasta que buen rato hizo una señal a la mayoría de los voluntarios para que estos saliesen mientras se quedaba junto con aquel grupo peculiar que había llamado su atención desde que los vio luchando contra Beelzemon y Luchemos.

    — Agradezco que ustedes hayan podido ayudarnos a luchar contra aquellos digimon rebeldes en contra de la familia real —Tras unos breves momentos hablo WIzardmon al grupo de jóvenes que de seguro necesitaban explicación de todo lo ocurrido— descuiden no son los únicos que desean respuestas —Dijo este encaminándose hacia la ventana para ver a un buen grupo de caballeros reunirse y ser dirigido por el general Takuma.

    — ¿sabe algo verdad? —Haine se mantenía serio mirando al hechicero, sabiendo que este podía tener mayor conocimiento a todo lo ocurrido y podría saber más de lo que aparentaba, no por algo era reconocido como el hechicero real del reino.

    Wizardmon permaneció en silencio cerrando los ojos por unos momentos para luego volver abrirlos y voltear a mirar al grupo de jóvenes que esperaban algún tipo de repuesta o comentario de su parte

    — Bakuramon ha vuelto a vengarse.

    Los ojos de la joven princesa se abrieron al instante llamando la atención de Haine que de inmediato se acerco para revisar que esta se encontrase bien, mientras las palabras de Wizardmon quedaban en su mente y la de los demás.



    Bien en este caso lo dejare aquí para que nuestra querida Shizuka108Shizuka108 se nos una al rol y dandole la bienvenida también
    KirariKirari
    Darkness94Darkness94
    Tetsu SlayerTetsu Slayer
    Sieg_AlexSieg_Alex
    LightdowLightdow
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  15. Shizuka108

    Shizuka108

    Registrado:
    9 Abr 2014
    Mensajes:
    228
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +192
    Ishbel McAllan y Zac

    Era un caos a pesar de que la situación y los ataques en el lugar ya se habían calmado. De un lado a otro corrían los curanderos atendiendo a los heridos que se hallaban en los pasillos o en los cuartos que se asignaron en el castillo, para tratarlos los heridos no paraban de llegar al lugar.

    ― No mueva el brazo, para que los putos no se rompan ―dijo la pelinegra entregando al herido frente de ella un vaso de vidrio con un extraño liquido negro―. No se preocupe sabe mejor de lo que aparenta, le ayudara a recuperarse de la sangre que perdió.

    Después de entregar el vaso ella volvió a colgarse en su espalda el odre de cuero, para después dejar que el hombre reposara ―ella era una mujer que prefería dar algo natural que ayudara al cuerpo a restaurar sus energías, que algo solo químico que en ciertas ocasiones agravaba al sistema―. Se la pasó por lo del pasillo atendiendo heridas menores o acomodando huesos dislocados.

    ― Lo siento señora se hizo todo lo posible, pero como vera no tenemos los materiales para tratar a su marido ―dijo uno de los curadores a lo lejos a una mujer que tenía toda la pinta que en cualquier momento caería al piso víctima de la desolación que ya reflejaban sus ojos―. Las heridas son graves, por lo que solo podemos ponerlo lo más cómodo que se pueda…

    Tras decir eso el sujeto se alejó del lugar dejando a la mujer sola, dejando que poco a poco esta bajara la mirada, así como caminar al otro lado contrario.

    ― Sí que los curanderos de hoy en día que sirven al reino bocazas ―menciono la mujer―. Mejor diga que tiene que atender al gordo acaudalado que sufre de un raspo en su dedo.

    » Vamos, yo revisare a su esposo…

    Si no hubiera caminado al frente de la mujer pudo a ver visto cambiaba su expresión de desolación a uno de gratitud. Mientras caminaba al área a don había colocado a los casos graves hizo señales a un hombre joven pelirrojo a que la siguiera y llevara la caja grande de madera, el caballero solo asintió y siguió a las dos mujeres.

    ― Oh vaya… sí que tiene una gran astilla ―dijo sorprendida al ver el trozo de madera que perforaba un costado de su abdomen―. Bien, Zac saca y prepara las herramientas de emergencia y consigue agua limpia.

    Fue todo una proeza sacar esa madera del hombre ―si no hubiera tenido ayuda de su asistente―, pero logro sacarla de él, para comenzar a coser la herida asegurándose que ningún daño interno se presentara.

    ― Bien con esto bastara le daré algo para la posible que se presente y también un antibiótico ―informa ella al haber terminado de vendar la zona afectada y retirar de su manos sus guantes―. Nos deje que se mueva mucho y aplique la pomada después de limpiar la herida.

    ― Se los agradezco mucho, mucho ―dijo la mujer al abrazar al joven, quien se sobresaltó.

    ― No… fue nada ―respondió sin más Zac.

    @Todos
    Listo mi post de presentación y dejando para que interactúen con mis personaje...
     
    • Me gusta Me gusta x 2

Compartir esta página

Cargando...