Rol DIGIMON DESTINY REVENGE

Tema en 'Fanfics Digimon' iniciado por mimi_sakura, 28 Sep 2016.

  1. Autor
    mimi_sakura

    mimi_sakura

    Registrado:
    19 Mar 2007
    Mensajes:
    1,018
    Temas:
    19
    Calificaciones:
    +385 / -0

    • DIGIMON DESTINY REVENGE
      Una gran batalla se desato en el reino de la Luz donde ochos pequeños niños junto con ochos digimons se enfrentaron contra un enemigo que revoluciono los reinos con el propósito de gobernar por completo los reinos, nos referimos al temible Bakuramon. Pero gracias a esos ochos valientes niños y compañeros digimon, la paz ha vuelto por completo en cada reino, sobre todo en el reino habitual en el que viven los elegidos, nos referimos al reino Terra.

      Han pasado 100 largos años desde aquel suceso... Y todo los reinos ha permanecido en paz y ármonia unos con otros. Terra el reino más reconocido de todos, ha logrado por completo unificar la unión entre digimon y humano, después de la gran guerra contra Bakuramon. De la manera que ambas especies conviven juntamente...

      Sin embargo un nuevo llamado se ha hecho por parte del reino de Terra...

      Nuevos jovenes con habilidad y compañeros han sido escogido para detener la destrucción de su mundo en manos de aquel antiguo enemigo. Ahora es cuando una nueva cortina de batalla se abre.




    • —No se permiten nada de Spam, Flood, opiniones cortos o estar chateando dentro de ella.

      —Si en realidad van a entrarle a este Rol pido por favor que en verdad estén seguro que su participación será activa dentro de este.

      —El que entrara tendrá que registrarse con un lapso de 24 horas y colocar su ficha de acuerdo a lo datos que se les pida.

      —Al escribir por favor pido buena ortografía y una forma de narrar entendible, eso va para todos.

      —Puedes postar las veces que lo deseen, no hay orden alguno.

      —Si por alguna razón no puedan entrar por causas mayores, lo entenderé, no hace falta publicarlo tan solo envíenme un privado y listo.

      —No quiero nada de insultos entre ustedes, al menos no dentro del colectivo, si quieren insultarse por medio de sus mp, msn, facebook, donde quieran menos dentro de este, por favor. Por tal algún problema entre ustedes háganmelo saber por fis, asi pueda que los resolvamos.

      —Cuando aparten para seguir un post a la continuación de la historia se les dará un plazo de dos días que puedan seguirle, de lo contrario borren su post y denle oportunidad al otro participante.

      —Si no hay post dentro de dos semanas del participante este quedará rotundamente fuera del rol y su personaje estara bajo mi responsabilidad para darle un final.




    • —Todos los elegidos viven en el mismo reino, por lo que no hay incoveniente si algunos u otros se conozcan.

      —Como es un mundo paralelo distinto en el también habitan otros seres mágicos.

      —Los elegidos tendrán habilidad e incluso armas, pero eso no quiere decir que lo usaran casi todo el tiempo, recuerden que los protagonistas son más los digimon, así que no lo olviden.


    • Nombre/Apellido:

      Edad. (15 aprox para arriba)

      Personalidad.

      Aspecto físico.

      Biografía.

      Gustos.

      Disgustos.

      Profesión temporal.

      Habilidad.

      Habilidad con armas o invocación hacia algo o algún don especial.

      Color de digivice.

      Elemento sagrado.
      (Fuego/Agua/Viento/Tierra/Trueno)


      Extra.


      COMPAÑERO DIGIMON.



      Personalidad.

      Historia antes y después de conocer a su elegido.

      Gustos.

      Disgusto.

      Extra.

      Apariencia Humana.




    • ...EN PROCESO...


    • ALICE HAMILTON

      -Yona-akatsuki-no-yona-37881248-245-245.gif

      Edad.
      15 años

      Personalidad.
      Alice es una joven de carisma alegre, bondadosa, dulce y demasiado ingenua con cualquiera, siempre intenta ayudar a los demás a costa de su vida, por lo que no dudara en dar la mano metiéndose de esa manera en problemas. Es una chica activa que siempre trata de mantener el ánimo en alto con una visión única sobre la vida.

      No suele contar sus problemas al resto de las personas, guardándose todo para ella misma, sin importar qué; en efecto ella prefiere ser apoyo para los demás que ser apoyada por otros. Es demasiado inocente en cuanto a relaciones amorosas o que se de cuenta que alguién posea sentimientos hacia ella, por lo que aunque la persona es directa, ella siempre expresara lo muy buen amigo que es con una sonrisa inocente.




      Aspecto físico.
      -Yona-akatsuki-no-yona-37881250-245-245.gif superthumb.gif Akatsuki_1a.jpg tumblr_ntcd0zcEvq1uq1k9wo1_1280.jpg 1000056604.jpg 8c186f2b4f9773cc0ab1d979e0faed78b172872b_hq.gif

      Biografía.
      Alice no es más que la hija más pequeña del rey de Terra, siendo la princesa del reino, desde sus cinco años pierde a su madre, quedando solo su padre y sus dos hermanos. Debido a la muerte de su madre, la niña enferma quedando en un lapso de coma por casi un año en el cual resulta un suceso inexplicable para el rey y los doctores reales.

      [2014.10.22_00.31.15].jpg



      Al despertar un año después, Alice continua su vida normal, sin embargo su padre le prohibe salir fuera del palacio ante una posible recaida, por lo que casi toda su vida Alice permanece sin salir al exterior desconociendo todo los sucesos del mundo, pero con la esperanza de salir en algún momento.


      Yona_se_queja_de_su_cabello.png
      Como toda princesa ha tenido de todo en su vida. Al ser la más joven siempre es molestada por sus hermanos, los cuales aunque no lo demuestren del todo, la atesoran a tal punto de cuidar y proteger de ella, por lo cual Alice tiene una buena relación con sus hermanos mayores, aunque muchas veces estos la hacen enojar. Tiene un cuerpo demasiado frágil, por lo que muchas veces ha enfermado quedándose por buen tiempo encerrada en su habitación. Aquello es tan inexplicables para los doctores reales, los cuales siempre están al tanto de la salud de la joven princesa.

      Desde que era una pequeña tuvo el grato regalo de parte de su padre, el tener un pequeño Salamon en su cumpleaños número 7 por lo cual desde ese momento; ambas se convierten en las mejores amigas, siempre estándo cerca la una de la otra.




      Gustos.
      —Adora ver el cielo y las estrellas.
      —Tocar cualquier tipo de instrumento músical, principal el piano y violín.
      —Cantar.
      —Ver el atardecer y amanecer.

      —Poder siempre ayudar a los demás ante cualquier situación.
      —Estar el tiempo posible con Gatomon y aprender más de los digimon.


      Disgustos.
      —Las personas que maltraten a los digimon.
      —Los que se crean superiores a otras.
      —Las peleas innecesarias.
      —Que juzguen a otros sin conocerlos.


      Habilidad

      —Su habilidad radica en su mente, puede desde levantar objetos hasta entrar en las mentes de los demás cambiando lo que ellos mismos creen real, dominarlos u obligarlos a dormir.

      — Puede llegar a crear barreras espirituales.

      —Puede llegar a purificar con su elemento de luz asimismo como curar a otros.


      Habilidad con armas o invocación hacia algo o algún don especial.

      —Ha heredado el don de la familia Real de poder ver atraves de sueños el futuro, sin embargo mediante ello permanece en un lapso de tiempo dormida o pareciera que no respirase.
      —Inclusive tiene el don de poder ver entes sobrenaturales o entes que nadie puede ver a simple vista, por lo que muchas veces se le verá hablando con ellos.
      —Aprendió el uso del arco y flecha; así como forjar una espada en casos especiales.

      tumblr_nlah55oRZW1uox2k8o1_500.gif

      Color de digivice.

      Rosa con blanco.

      Elemento sagrado.
      Luz

      Extra.

      Posee un broche perteneciente a su madre, la cual cuida con su vida, por lo que no dudará en dar su vida por aquel objeto importante para ella.
      3f4d61761c749961070c3d64edc6eae5.jpg
      — Su cuerpo es demasiado fragil de manera que puede llegar a enfermarse de manera rápida cogiendo resfriados a menudo o desmayarse.
      — Ella es muy consciente que luchar cuerpo a cuerpo no es lo suyo, aun así lo hace para ayudar o proteger a los demás.
      — Le encanta la lluvia, aunque lamentablemente no puede estar bajo está.
      — Esta comprometida con el principe del reino del fuego.
      — Estaba enamorada de un joven general, el cual por causas mayores pierde la vida en batalla.
      —Su mirada puede llegar a cambiar radicalmente a un brillo ámbar o color carmesí.
      —Debido a que aun no controla su propia habilidad, es probable que muchas veces se desconcentre causando grandes desastres alrededor, es por ello que evita usarlos.



      GATOMON
      [​IMG]

      Personalidad.

      Es un digimon el cual es demasiado desconfiada, seria y poco habla cuando lo hace es para opinar acerca de la situación o cualquier cosa que involucre a Alice. No le agrada que otros traten mal a su elegida, por lo que cuando lo hacen, ella no dudará en defenderla a tal punto de incluso matar por ella. Es alguién que analiza la situación antes de actuar, por lo que incluso puede llegar amonestar a los digimons que sean atolondrados o impulsivos.

      Muchas veces Gatomon no suele medir sus palabras hiriéndo a otros, por lo que en muchas ocasons puede llegar a ser regañada por Alice, es demasiado sobreprotectora con su elegida, por lo que se le verá desafiante a tal punto que sus celos la llevan a alejar a los demás de Alice, debido a su temor a que le hagan daño.


      Historia antes y después de conocer a su elegido.

      ----


      Gustos.

      —Escuchar cantar a Alice o tocar algún instrumentos.
      —Entrenar.
      —Comer golosinas o helados.
      —Estar en lugares altos.
      —Prefiere la soledad o solo estar acompañada de Alice.
      —Subirse a árboles.


      Disgusto.
      —Odia las peleas sin motivos.
      —Que intervengan en sus batallas.
      —Que se crean superiores a otros.
      —Que tomen las cosas a la ligera sabiendo la situación que podía implicar a su elegida.
      —Que pregunten acerca de su pasado.

      Extra.


      [​IMG]
     
    • Me gusta Me gusta x 4
    Última edición: 18 Nov 2016
  2. Yuukuru

    Yuukuru ~Escucha a mi corazon~

    Registrado:
    28 Nov 2010
    Mensajes:
    385
    Temas:
    18
    Calificaciones:
    +567 / -4
    Nombre/Apellido: Kaishin Kyodaina

    Edad: 18.

    Personalidad: Kaishin es una persona cuya naturaleza es ser tranquilo y sereno como las aguas en tiempos de paz. No le gusta perder el control y casi siempre muestra una expresión relajada en su rostro como el arrollo de un rió. No se muestra enfadado cuando lo esta y suelta simples bufidos de frustración si esta algo molesto. Cuando esta realmente enojado su expresión es bastante seria y fría. Mas no demuestra ningún otro cambio.

    Es un chico sonriente que ayuda a quien considere necesario y amable con casi todos, con una leve sonrisa en su rostro sereno. Es alguien que al principio te tratara de manera seca pero con el tiempo y si ganas su confianza te tratara mucho mejor. Incluso considerando te uno de sus buenos amigos.


    Aspecto físico:

    [​IMG]
    [​IMG]

    Biografía:
    Kaishin es hijo de una familia cualquiera, personas del campo que ejercen trabajo de agricultores. Sus ganancias provenían de los frutos, verduras y demás hortalizas que vendían en el reino. Creció conociendo el trabajo y como ganarse el pan de forma adecuada. Se intereso mucho en los Digimon y siempre deseo ser amigo de mucho de ellos.

    Kaishin demostró un amor por el mar y el océano grande, gustaba de salir siempre a nadar y disfrutar del agua, gracias a sus constantes salivas a nadar y fuerzas en el trabajo de agricultor gano resistencia física grande, rapidez, y fuerza. Un día fue invitado a participar por el cargo de escolta de distintos nobles o duques de los diferentes reinos. Este gustoso acepto aquella invitación y empezó un nuevo entrenamiento para ejerce aquel trabajo.

    Tuvo una tutora que le brindo la ayuda para mejorar y ser un digno protector. Actualmente es uno de los que se confía mas enviar para proteger a una persona de importancia o mercancía costosa. Durante una misión, descubrió que su maestra era una "traidora" que incluso asesino a un noble. Desde ese día se le tacho de criminal y es buscada viva o muerta. Kaishin nunca le perdono aquello, aunque no siente ira, solamente desea respuestas.

    Actualmente sigue viviendo en la granja con sus padres a pesar de ganar una buena suma de dinero, pero el prefiere vivir en aquel campo que en un lujoso castillo. sigue ejerciendo como Escolta, aunque su pasión sigue siendo nadar.


    Gustos:

    -Natación.
    -Los dulces.
    -La gaseosa.
    -La lluvia.
    -El océano.
    -Lugares fríos.
    -Las personas amables.
    -Entrenar.
    -Los peces.
    -Proteger al débil.
    -Cumplir con éxito su labor.


    Disgustos:

    -Lugares de mucho calor.
    -Lo muy ácido.
    -Que insulten su estilo.
    -No poder nadar cuando quiere.
    -Sentirse solo.
    -Recordar a su maestra (Cuando cometió la traición)
    -Las personas de mal carácter.
    -Quienes lastiman mujeres.
    -Quienes hieran.
    -Los traidores.


    Profesión temporal: Escolta.

    Habilidad: Es un prodigio en el agua, siendo capaz de moverse en el agua cual pez, altamente rápido y resistente gracias a su entrenamiento, tiene igualmente mucha fuerza en los brazos. Gano bastante agilidad incluso. Básicamente estar en el agua con él es una competencia perdida. Ademas de que es un excelente combatiente cuerpo a cuerpo llegando incluso a rivalizar con personas con espadas y demas armas y tambien desarmarlas. Es uno de los mejores en combate cercano e incluso a vencido caballeros considerados increíbles en ese sentido.

    Habilidad con armas o invocación hacia algo o algún don especial:

    - Posee una capacidad de aguantar la respiracion por un alto periodo de tiempo, siendo su record de una hora.

    - Tiene la capacidad de curar heridas, aunque debe usar un liquido y debe provenir de su cuerpo, ya sea sangre, saliva, lagrimas o incluso... Lo viscoso y blanco.

    - Posee la capacidad de controlar el agua, aunque solo en pocas cantidades.

    - Por un periodo de tiempo, maximo 30 minutos, puede hacer su cuerpo de agua siendo inmune a daños fisicos, pero al finalizar el tiempo limite sus brazos y piernas se paralizan y no las podra mover en 2 horas.


    Color de digivice: Azul marino con tonos blancos.

    Elemento sagrado: Agua

    Extra:

    -Aunque sabe un buen manejo de armas, su especializad es el combate cuerpo a cuerpo.
    -Desearía encontrar a su maestra y tener respuestas.
    -Aunque no siente ningún rencor por los nobles, a veces odia a quienes repudian a los de estatus bajos.
    -Suele sentirse superior algunas veces.
    -Tiene muchos contactos de todos los reinos que le brindan información.
    -Cuando escolta un noble, princesa o duque, suele conversar con este para conocer su vida.
    -Ah dejado en "paro" propuestas de matrimonio de partes de chicas que ah escoltado.
    -Siempre que puede se le ve nadando.
    -Cuando fracasa una misión pide que le ejecuten. Se siente decepcionado y fracasado.
    -Actualmente solo ah fracasado en tres misiones.


    COMPAÑERO DIGIMON.

    Syakomon
    [​IMG]

    Personalidad:
    Ella es una chica timida, asustadiza y nerviosa, prefiere mantenerse dentro de su coraza (en su forma digimon) o detras de Kaishin (en forma humana) Realmente desconfía un poco de quienes no conoce y se alejara o atacara si intentan tocarle personas ajenas a quienes quiere.

    A pesar de todo, ella demuestra coraje cuando el momento lo indica y voluntad de lucha, aunque realmente prefiere evitar las confrontaciones, es mas pacifica que otra cosa. Ella es una buena chica y se preocupa en gran medida por quienes quiere mucho incluso exagerando un poco las cosas hasta el punto de llorar. Pero es amable y dulce. Incluso resulta ser muy curiosa a pesar de su timidez. Y cuando escucha o descubre alguna palabra querrar saber su significado y poner en practica aquello incluso.


    Historia antes y después de conocer a su elegido: Syakomon era una digimon de mar, como es sabido, crecio felizmente en aquellos oceanos, hasta que su pacifico pueblo fue atacado por Digimon malignos que arrasaron con todo. Ella, junto a quien consideraba una madre, fueron las unicas en poder huir. Aunque la Digimon mayor quedo muy herida.

    Dos días deambulando fue lo que pudo durar aquella mujer que le creio hasta dar su ultimo respiro. Dejando a Syakamon sola. Duro una semana en la interperie viviendo como podia hasta que fue encontrado por bandidos quienes deseaban ganar dinero con ella. Pero sus planes fracasaron cuando un joven le salvo. Kaishin era quién perseguía esa banda de ladrones para llevarlos a la justicia. Fue cuando se encontro con Syakamon y le dijo.

    "Perdon por la demora, vine a salvarte"

    Desde ese día ambos entablaron amistad y Syakomon se apego mucho a Kaishin, incluso este le dije "Syaka" a modo de cariño.


    Gustos:

    - El mar.
    - Los dulces.
    - La lluvia.
    - Dormir, puede llegar a ser un poco floja.
    - Las personas que quiere.
    - Escuchar musica.
    - El campo.


    Disgusto:


    - Los digimon malos.
    - El calor.
    - No tener dulces.
    - Que le digan "pequeña"
    - Luchar cuando no quiere.
    - Que lastimen a quienes quiere.


    Extra:

    - A pesar de su curiosidad, si ve algo que le de miedo, se ocultara.
    - No confia mucho en sus habilidades lo que causan que se limite.
    - Siempre mantiene dulces consigo.
    - Debido a su poco interes por pelear, Kaishin a veces lucha en solitario.
    - Tiene gran temor por los digimon malos por su pasado.


    Apariencia Humana:
    [​IMG]
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 3 Oct 2016
  3. Alex Knightblade

    Alex Knightblade I am the bone of my sword

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    58
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +103 / -0
    (Editando ficha)

    Nombre/Apellido: Akito Akatsuki

    Edad: 21

    Personalidad: es una persona tranquila, seria, responsable y muy alegre con las personas que conoce. Siempre esta dispuesto a tenderle una mano a quien lo necesita. Para el lo mas importante es la vida y esta dispuesto a hacer lo que sea para defenderla. Su actitud se torna agresiva cuando se encuentra con alguien despreciable o cuando se meten con la memoria de Ellie. Es alguien que no se deja llevar facilmente por sus emociones al haber experimentado muchas cosas fuertes como la muerte de sus compañeros en mision, el rechazo y odio de su familia o la perdida de la que seria su esposa. Akito no tiene reparos en asesinar a alguien si esta persona lo merece. No se lleva bien con aquellos que prefieren el deber a la familia o seres queridos. A pesar de que es un caballero, Akito no considera el honor como algo de vida o muerte como otros caballeros.

    Aspecto físico:

    [​IMG]

    Biografía: Nacido de una familia noble, Akito fue adiestrado desde muy joven en las costumbres de la corte asi como en el uso de las espadas, aunque a el nunca le gustaron los eventos de la elite. A los 10 años el y su amiga de la infancia Ellie hicieron una promesa de casarse cosa que harian en cuanto el chico alcanzara un rango alto en el ejercito en donde no tuviera que depender de su familia, despues de todo, Ellie era una joven plebeya a la que la elitista familia del chico no aceptaria por nada del mundo. En cuanto ingreso al ejercito destaco por su habilidad cuerpo a cuerpo, en especial con armas de filo.A la edad de 15 se convirtio en caballero y a la edad de 20 alcanzo el titulo de Barón, gracias a sus logros y sus habilidades como guerrero. Todo parecia ir perfecto hasta que a Ellie se le detecto una enfremedad terminal la cual restaba su vida a unos simples meses, dejandolo devastado aun cuando ella hacia lo posible para que no se preocupara.

    Sumido en la angustia de perder a su novia, quizo estar lo que mas pudo con ella hasta que se presento una situacion de emergencia, debia escoltar a cierto noble a quien habian amenazado unos bandidos. Akito se preparo para partir a la mision cuando por cuestiones y giros crueles de la vida Ellie empezo a decaer rapidaemente, su enfermedad habia alcanzado el ultimo estado, por lo que el chico decidio pedir que lo relevaran para esar con ella, pero le dieron una negativa y le ordenaron abandonarla para cumplir la mision. Ante esta decision Akito decidio negarse a cumplir su orden, dejando su obligacion para estar presente en los ultimos momentos de vida de la que fue la mujer de su vida, quien al final dejó de agonizar y murio entre sonrisas y lagrimas en los brazos de Akito. Debido a que prefirio a su prometida por encima de su nobleza y deber este fue exiliado de su famila, despojado de su titulo de Barón y degradado de nuevo a caballero, siendo tratado como un criminal y un traidor por sus acciones, ademas de ser enviado siempre a las misiones en solitario. Fue durante una mision donde conocio a Dorumon, a quien encontró malherido en el bosque junto a un arma que traia el pequeño en su lomo.


    Gustos: las cosas dulces, la noche y las estrellas, la musica (en especial el piano y el violin), la esgrima

    Disgustos: Las personas insensibles y crueles, que se burlen de la memoria de Ellie, que lastimen a los digimon,

    Profesión temporal: Caballero del ejercito de Terra.

    Habilidad: Es un guerrero prodigio con el uso de cualquier tipo de espadas y dagas,ademas de que su agilidad y destreza en combate con las armas de filo es devastadora. Con las dagas puede luchar y usarlas para diversos usos como arma ligera de asesinato o para arrojarlas como arma a distancia. Pese a que no lo aparenta puede usar pesados espadones con habilidad. Este aspecto es reforzado con la experiencia de haber estado en muchas misiones y batallas en las que tuvo que manejar diversas armas ademas de adquirir aun mas destreza con cada victoria que obtuvo.

    Color de digivice: Negro con rojo oscuro

    Elemento sagrado: Tierra


    Extra:

    - Lleva dos espadas llamadas Dark Sky y Snow Shine
    [​IMG]

    Espada forjada tras la muerte de Ellie, Akito la forjó en honor de ella con Chromezoid, el metal mas resistente del reino. Su color negro simboliza el cielo nocturno que tanto le encantaba a ella. Las cenizas de su prometida se encuentran dentro de la gema roja, la cual libera destellos rojos cuando Akito la usa. Mas alla del inofensivo resplandor rojo no posee ninguna habilidad especial ni magica.

    [​IMG]

    Espada forjada de un metal desconocido el cual desprende particulas luminosas al contacto de la hoja con la luz, imitando la caida de la nieve o brilla intensamente en la oscuridad. Esta la traia Dorumon cuando Akito lo encontró malherido en el bosque. A pesar de que Dorumon la queria aprender a usar decidio darsela a Akito como una muestra de su amistad. Mas alla de su brillo no posee ninguna habilidad especial ni magica que se sepa.

    Tiene grabadas las siguientes runas en lengua Digimon, siendo la unica pista del pasado de Dorumon:

    [​IMG][​IMG][​IMG][​IMG][​IMG][​IMG][​IMG][​IMG]

    - lleva tres bolsos en su cinturon llenos de dagas para lanzar o para usar como arma de asesinato

    - tiene una buena punteria a la hora de arrojar dagas, a pesar de que es un completo inutil con armas a distancia como arcos

    - Al ser un caballero esta entrenado para montar ya sean caballos o digimon asi como luchar en ellos

    -le gusta recostarse en el pasto ya sea para dormir o para mirar el cielo, mas si es de noche

    - pese a que fue exiliado aun es reconocido como uno de los espadachines mas habiles del reino

    - posee una cicatriz en el costado derecho de su toraz la cual fue una herida que le hizo un oso al tratar de proteger a Ellie a los 12 años de edad.

    COMPAÑERO DIGIMON.


    Dorumon
    [​IMG]

    Personalidad: es alguien alegre, noble, con un sentido de justicia y lealtad enormes. una vez establece amistad con alguien este pasara a ser alguien muy importante para el digimon morado. Es inocente e ignorante sobre algunas cosas de la sociedad humana. Ve a Akito como su ejemplo a seguir luego de escuchar su historia y de compartir con el, aunque tambien le molesta que el castaño a veces sea pasivo e indiferente hacia ciertas situaciones. Desea recueperar sus recuerdos sobre quien era antes de encontrarse con Akito

    Historia antes y después de conocer a su elegido: Dorumon no recuerda mucho de su pasado. Lo unico relevante para el es que se encontraba refugiandose en el bosque llevando a Snow Shine en su espalda cuando perdio el conocimiento debido a unas heridas que se habia echo tras caer de un barranco. Cuando conocio a Akito, este se econtraba haciendo una mision pero al ver malherido al digimon, el humano decidio abortarla sin pensarlo dos veces para llevarlo a un hospital en donde lo trataron. Tras esto Dorumon, quien no recordaba quien era ni tenia un lugar al cual ir decidio que se quedaria con Akito, quien se ofrecio a ayudarlo a recuperar la memoria. De esta manera Dorumon se convirtio en el compañero de Akito

    Gustos: la leche, las cosas acidas, luchar, ayudar a otros

    Disgusto: los malintencionados, las cosas saladas

    Extra:

    - le encanta dormir cuando no esta haciendo nada interesante

    - le gusta buscar rivales fuertes para luchar y medir su propia fuerza


    Apariencia Humana:
    [​IMG]
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 1 Oct 2016
  4. Gray Fullbuster.

    Gray Fullbuster. —"No tengo interés en este mundo tan aburrido."

    Registrado:
    26 Sep 2015
    Mensajes:
    504
    Temas:
    10
    Calificaciones:
    +383 / -2
    Hola Mimi-San!. También me interesaría unirme.

    Nombre/Apellido: Gray Gremory.

    Edad: 17

    Personalidad: Gray es un joven con un coeficiente intelectual de 168. Tiene una personalidad muy Cortés y relajada mientras admira la belleza de la vida, pero a menudo puede ser serio, cuando el momento lo requiere. Allen era muy obstinado e imprudente cuando era más joven, era muy entusiasta. Con el tiempo, ha alcanzado una actitud más cautelosa frente a la vida, y se ocupa de los problemas con atención.

    Él está realmente preocupado por sus compañeros y es verdaderamente fiel a la alianza, sin embargo solo aquellos que se ganan su respeto, si no les será indiferente la mayor parte del tiempo, es amable y muy calmado pero a veces cuando lo insultan tiende a ser temperamental. Hay veces en la que su personalidad da un vuelco actuando de forma fría y hostil. Gray tiene un profundo odio a perder y ser débil. Por lo que siempre busca ser fuerte, cada vez más y más. También es brutalmente honesto, por lo que nunca teme en decirla verdad en cara, nunca mintiendo, a menos de que él quiera hacerlo.

    Él es excepcionalmente atento y perspicaz de su entorno y las situaciones que se desarrollan en torno a él. Es muy analista, por lo que nunca es imprudente, y en su vida ha desarrollado también un grave caso de desconfianza a las palabras de los demás. Le resta credibilidad a los demás, simplemente es que no va a creer de buenas a primeras a las intenciones de las personas con las que interactúa. Solitario, su propia personalidad es causa de que sea un chico al que la gente prefiera evitar aunque esto no le desagrada en lo más mínimo. Aunque desarrolló un aspecto de desconfianza hacia la gente que no conoce.

    A pesar de ser desconfiado con los desconocidos, es bastante amable y más abierto con los que considera sus amigos, asiéndolo alguien bastante cálido entre sus conocidos. Es un chico muy sabio para su edad. La gente lo reconoce como alguien perspicaz, sabio, observador y un gran analista, a la par también de su don y su gran potencial.

    Aunque cuando usa sus habilidades ilusorias, su personalidad, da vuelco actuando de forma más burlesca, presumida y arrogante, como un manipulador, se cree que esto es gracias al efecto de sus habilidades.


    Aspecto físico:
    [​IMG]
    [​IMG]
    [​IMG]

    Biografía:
    Gray era un chico de familia noble, una de las mas influyentes, sus padres tenían una gran compañía que se extendía por todo el país, lo cual implicaba que viajaran mucho dejando al chico solo casi todo el tiempo.

    Gray poseía una personalidad energética e hiperactiva, llegando a ser molestado por los niños que residían cerca de él, aunque sin saber porque, quiso cambiar ser más valiente y decidido.

    Al estar siempre solo, Siempre era molestado por sus compañeros por ser tímido así que sólo estaba con algunos amigos que venían debes en cuando a visitarlo ya que se llevaba bien con ellos y al estar siempre solo no hubo ningún inconveniente.

    Un día sus padres fallecieron en un accidente mientras estaban de viaje quedando, él y su pequeña hermana a la custodia de su tía, que lo único que quería era su dinero, no le importaba lo que hiciera o le pasará a Gray.

    Así que él se crió prácticamente solo, tuvo que aprender todo tipo de tareas domésticas como cocinar, limpiar la casa, etc. Sobrevivió debido a la cantidad de dinero que sus padres poseían, se criaron solos, hasta que un día su tía vio el peligro que representaban el niño ya que en un futuro heredaría la compañía quitandole todo su poder, por lo que literalmente los echó de su propia casa.

    Obligado a vagar por las frías calles de aquella ciudad, el pequeño ya no sabía que hacer, no tenía a nadie... Mientras vagaba pudo ver a un anciano este poseía una bata de profesor, dando a entender que era uno, el niño lo miro extrañado, pues el anciano tenía su atención centrada en el. El Profesor le preguntó al niño,
    de donde venia, y ¿porque vagaba por las calles?. y este, sin saber porque le contó su historia. le relató los hechos de su vida, el profesor al ver la vida del niño, le propuso ir con él y quedarse, y cambio ayudarlo en el laboratorio, claro si el quería, y sin dudar él niño acepto gustoso irse con él y así tener una buena vida.

    Creció como el ayudante del profesor, realizando todo tipo de tareas desde investigaciones de campo, realizar investigaciones junto al anciano o simplemente limpiar el laboratorio, gracias a que se crió de esta manera es muy habilidoso tanto en tareas domesticas, como en cuidado o conocimientos.

    La relación entre este y el profesor se definiría en pocas palabras como la de un padre y un hijo, ya que Gray lo ve como su segundo padre, pues este lo cuido como si de su hijo se tratase. No es que no valore a sus verdaderos padres. Simplemente ve al profesor como su segundo padre.


    Un día mientras hacía ciertas investigaciones de campo, pudo ver a un peculiar Digimon, un Guilmon su mirada se notaba vacía, perdida, como si no tuviera algún motivo para existir, mirada que por alguna razón... Le recordaba a la suya antes de conocer al profesor... Esa mirada que tenía luego de ese suceso. El Digimon lo miró curioso, el chico se interesó en dicho Digimon, de hecho esa escena le recordaba, cuando conoció a su "padre", a aquel científico... Inconscientemente se acercó a el, quería saber más de él. Sin saber que sería el inicio de su ran amistad, esa nueva oportunidad para ellos.


    Gustos.

    +La comida. (Comerla y prepararla es muy buen cocinero.)
    +La música. (Tocarla y oírla)
    +Lo frió.

    +La lectura.
    +Los Digimon.
    +Entrenar.

    +Le gusta divertirse.

    +Jugar a las cartas.
    +Dibujar es muy bueno en esto.
    +Le gustan todo tipo de dulces, estos podrían decirse que son su pasión, en especial el chocolate.
    +Le gusta sentir la brisa fresca acariciando su cabellera. (Lo hace sentir relajado)
    +Le gusta mirar al mar y ver las relajantes olas meciéndose de un lado al otro.
    +Mirar la luna y las estrellas, al igual que el atardecer.

    Disgustos.
    -Su tía.
    -Las cosas amargas.
    -Los que critican sin saber.

    -Las Injusticias.
    -Despertarse temprano.
    -Ruido en exceso.
    -Las inyecciones.
    -Los hipócritas.
    -Que le mientan.
    -Hospitales
    -Doctores

    -No le gustan los presumidos.


    Profesión temporal: Trabaja como el ayudante de profesor, prácticamente es su mano derecha.

    Habilidad: Con su gran inteligencia, Gray puede hackear cualquier dispositivo eléctrico y eludir las medidas de seguridad deficientes, con facilidad. Y no solo se limita a eso. Gray es un prodigio en términos de inteligencia.

    A pesar de ser tan inteligente no es la única fortaleza de Gray, al entrenar en diversas artes de combate posee conocimientos de estas y sumado a su practica de estas lo hace un duro contrincante.

    Habilidad con armas o invocación hacia algo o algún don especial:
    Ilusiones; Este poder viene de sus ojos, que al usarlo, sus pupilas toman una tonalidad morada, aunque solo un poco, este poder le da la capacidad de manipular la mente de sus rivales, crear ilusiones, para duplicar las armas en el momento de combatir, para infligir doble daño, manipular la percepción de los demás, ya sea haciéndose "invisible" ante los ojos de sus rivales o haciéndoles ver cosas irreales, dándole ventaja sobre ellos. Ver a través de otras ilusiones, para saber que es real o no, En su mayoría los defectos de esta habilidad, son más mentales, pues viene principalmente de sus ojos lo que le da fuertes dolores de cabezas, que pueden ser muy seguidos y fuertes, y en algunos casos fiebre, ya sea muy grave y letal o leve. El uso constante de estas habilidades puede provocarle también ceguera temporal, dolores óseos y musculares, gaste de su energía. Incluso puede llevarlo a desmayos que pueden dejarlo en estado de coma, sin tiempo exacto para este, puede seguir desde unas horas o incluso años...

    S
    u manejo de las armas, también entrenó en combate con armas, teniendo un manejo de estas bastante decente. En especial con Lanzas y Guadañas, son las armas que mejor maneja, con gran destreza, se podría decir que es su especialidad con las armas. Considerandosele un maestro en el manejo de estas.

    Tiene la capacidad comer fuego, se dice que esa habilidad esta ligada a su elemento, pues puede comerlo sin dañarse, de hecho, cuando come fuego, recupera algo de sus fuerzas perdidas. Cosa que es de gran utilidad, aunque por alguna razón, solo puede comer de su fuego en mínimas cantidades, cualquier fuego normal, puede comerlo normalmente.

    Color de digivice: De color morado con detalles de rojos.

    Elemento sagrado: Fuego.

    Extra:
    Tiene un raro hábito de no llevar mucha ropa por lo que lo lleva a meterse en varios problemas, por lo general anda sin camisa.

    Tiene un collar que se parece a una espada con una piedra en él o una cruz, no se sabe bien, pero es de sus objetos más preciados, fue regalo del profesor, de hecho el primer regalo que recibió de este, tomándole bastante aprecio a dicho objeto. Normalmente es lo que más destaca de su ropa, claro cuando lleva alguna puesta...
    [​IMG]
    [​IMG]

    Posee como arma principal una extraña Lanza, llamada Amaterasu, nombre puesto por el chico por supuesto.
    La encontró mientras estaba de investigación junto a Guilmon, esa extraña lanza echa de un misterioso material, que el joven deduce, es algún tipo de metal Chromezoid. Esta lanza por alguna razón le da una extraña sensación, como si tuviera una especie de conexión con ella.
    [​IMG]

    Como arma segundaría posee una Guadaña, llamada Night Crow.

    Night Crow, el nombre de su Guadaña, esta la encontró el joven en un raro templo en ruinas, mientras investigaba cerca de este, su curiosidad lo llevó a investigar este solo para encontrar dicha Guadaña la cual desprendía un aura muy extraña.
    [​IMG]

    Posee el tatuaje de una luna en la palma de su brazo derecho.

    Desde que era pequeño y decidió ser más fuerte, por lo que se entrenó en diversas artes cuerpo a cuerpo, y algunas con armas, principalmente espadas.

    Cuando siente que va a perder la calma prefiere alejarse y buscar un árbol para sentarse a relajarse y escuchar un poco de música.

    Aunque parezca ridículo siempre ha tenido debilidad al ver a una chica llorar, hasta el punto de hacer todo lo posible para que se calme, mostrando su casi inexistente lado atento u amable.


    Posee una colección de libros de dibujo, donde ha plasmado todos sus dibujos, por el tipo de vida que llevaba desarrollo el gusto por dibujar.

    Suele tener dulces todo el tiempo, por cualquier cosa, al ser uno de sus mayores gustos, cosa un poco rara pues nadie creería que alguien como el tuviera ese tipo de gustos.


    Compañero Digimon:
    Guilmon.
    [​IMG]

    Personalidad:
    Destaca por ser de carácter activa y energética siendo capaz de usar toda esa energía en cualquier momento, al no estar nunca quieto, Al contrario que Gray, es generalmente de carácter bromista. Suele ser una Digimon que normalmente ríe con frecuencia, amante de las travesuras y bromas. Se ha visto que le gusta molestar a Gray de diversas formas, aunque siempre se llevan bien.

    Es muy ingenua e inocente, por lo que a demostrado, al perderse con facilidad, al no conocer mucho, y al poder ser engañado muy fácilmente. Con una actitud infantil y muy alegre que parece a gozar de todo lo que hace, que hasta incluso en situaciones difíciles no falta alguna broma o comentario divertidos de parte de este.

    Se comporta muchas veces como una "hermana pequeña" para Gray, como el papel, en el que bromea libremente acerca de su compañero. Por lo que normalmente lleva ese papel de "hermana pequeña" con Gray, muestra de la amistad muy estrecha entre ambos.


    Historia antes y después de conocer a su elegido: Todo su pasado es borroso... Desde que tiene memoria, solo recuerda que ha sido un Digimon "Salvaje" el cual solo busca batallas sin ninguna razón aparente, manteniendo ese estilo de vida de luchar, ganar y volver a luchar, ya que normalmente los de su especie son dominados mayormente por sus instintos, este no fue la excepción, todo eso cambió, ya no era un Digimon en busca de batallas, enfrentándose a Digimon de igual nivel, lo veía como algo vacío...

    Sin ninguna razón de su existencia vagaba por el extenso mundo en busca de alguna razón, para seguir, un acontecimiento tuvo lugar, Se encontró con un chico, de nombre Gray, este curioso se acercó y sin saber porque, le agradaba la compañía de este, sin darse cuenta empezaron una conversación, y el chico al ver que el Digimon no tenía algun lugar a donde ir, le propuso ir con el. Y sin pensarlo aceptó... quizás si tenía una razón para seguir...


    Gustos.
    +La comida. (Comerla, en especial la de Gray.)
    +La música.
    +Estar con Gray.
    +Le gusta divertirse.
    +Le gustan todo tipo de dulces, estos podrían decirse que son su pasión, en especial el chocolate.
    +Molestar y gastarle bromas a Gray.
    +Le gusta mirar al mar y ver las relajantes olas meciéndose de un lado al otro.
    +Mirar la luna y las estrellas, al igual que el atardecer.


    Disgustos:
    -Los transportes.
    -Las cosas amargas.
    -Los que critican sin saber.
    -Las Injusticias.
    -Despertarse temprano.
    -Las inyecciones.
    -Que le mientan.
    -Hospitales
    -Doctores
    -No le gustan los presumidos.


    Extra:
    Es muy débil en cuanto a transportes, hasta el punto de vomitar a penas montar un pie en ellos, por eso les tiene un profundo odio y se niega totalmente a montar un pie en esos "Infiernos andantes" como suele llamarles.

    Son prácticamente las dos caras de la misma moneda, y es un gran misterio para todos el cómo estos dos se pueden llevar tan bien.

    No le gusta estar mucho tiempo sin su "hermano", si no está con él, se llega a preocupar mucho.

    Le encanta entrenar y los combates, ya que antes los hacía solo por instinto, ahora de verdad se divierte en ellos.


    Apariencia Humana:
    [​IMG]
    [​IMG]
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    Última edición: 2 Oct 2016
  5. Tetsu Slayer

    Tetsu Slayer

    Registrado:
    7 May 2016
    Mensajes:
    203
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +200 / -3
    Nombre/Apellido: Aoi Izanagi

    Edad: 15

    Personalidad:

    Alegre y tranquilo, al igual que altamente inteligente, siempre anda con una expresión relajada y constantemente con una sonrisa en la cara.

    Puede ser engañoso con la gente e incluso manipulador con otros, sin embargo siempre está listo para darle una mano a sus compañeros.

    Con las personas cercanas a él es amable y trata de ayudarlas constantemente. Aun así esa actitud amable, alegre, tranquila y relajada son solo una máscara que usa para ocultar su pasado y gran odio que tiene así como el gran sentimiento de soledad que siempre siente en su corazón. Posee un instinto asesino y sed de sangre altos, los cuales suele dejar fluir libremente para intimidar a alguien que lo haga enojar o lo este molestando.

    Aspecto físico:
    [​IMG]


    Biografía:

    A la edad de los 5 años perdió a su familia, el joven vago por la ciudad tratando de sobrevivir a su modo y huyendo de la guardia del reino y policía ya que no tenía la intención de terminar en un orfanato.

    A la edad de los 7 años fue recogido por unos extraños hombres los cuales lo llevaron a un complejo, donde fue puestos con otros chicos de edades similares y un poco mayor que él, donde todos fueron entrenados en el arte del asesinato, todos fueron sometidos a duros entrenamientos en combates cuerpo a cuerpo y el uso de diversas armas, los chicos iban ganando habilidades y eran mandados a misiones de asesinato contra personas nobles como a cualquiera que estuviera en contra de dicha organización la cual deseaba la caída del actual rey y familia real.

    El chico paso años bajo el régimen de aquella organización, a la edad de los 10 años él ya se había vuelto un maestro en el arte del asesinato lo cual todos los líderes de aquel grupo consideraban un gran logro.

    El poco a poco fue volviéndose una persona completamente fría y sin emociones, pero aún se mantenía aunque fuera poco como la persona que originalmente era y eso se debía a Akari, una chica un año mayor a Aoi la cual era amable con él y curaba sus heridas cuando regresaban de alguna misión, comportándose como su hermana mayor.

    Luego de dos años más, de someter a los jóvenes a mas misiones, entrenamientos e incluso a golpizas y torturas para que aprendieran a soportar el dolor y más a Aoi, quien había demostrado un talento natural para el asesinato, y al cual deseaban convertir en su marioneta sin emociones el cual fuera completamente fieles a ellos, aun así no podían lograrlo y todo se debía a que aquella chica, Akari estaba hay para él.

    Al ver que no podría lograr su objetivo mientras ella estuviera hay decidieron romper sus lazos y ambos fueron obligados a combatir entre ellos a muerte y si ambos se rehusaban ambos serian asesinados.

    Aoi se rehusó a hacerlo y Akari también al inicio, pero a ambos se les fue colocado un collar el cual no se retiraría a cambio que el otro fuera asesinado, ya que al morir uno de ellos instantáneamente el collar del otro de abriría, sin embargo Aoi se rehusó, pero Akari al ver que si no peleaban los collares de ambos explotarían decidió dejar de lado toda emoción y arremetió contra Aoi, en ese momento se desencadenó un combate unilateral entre ambos, Aoi solamente trataba de esquivar y bloquear los golpes de aquella joven que él consideraba como su hermana mayor y a la ves trataba de hablar con ella, en ese instante ella empezó a decir siento de cosas, palabras de odio, insultos, incluso engaños y que su relación siempre fue por necesidad ya que ambos trabajaban en el mismo equipo y necesitaba de alguien que cubriera su espalda.

    Todas estas falsas palabras hicieron que el chico terminara de perder toda emoción y con facilidad cambio la tornas del combate tomando el control del combate.

    Él la hirió haciendo caer al suelo, y usando uno de sus pies para evitar que pudiera volver a levantar su brazo y el cuchillo para luego dejar descender el suyo hasta apuñalarla.

    Fue entonces que ella empezó a desangrarse mientras tocia sangre y lágrimas empezaban a descender por su rostro y una sonrisa se formó en su boca y levanto su otro brazo hasta llegar al rostro de Aoi el cual estaba cerca del suyo con la respiración agitada y acaricio su mejilla mientras decía las palabras “Me alegro que tú puedas seguir vivo Aoi” para luego dejar caer su brazo al suelo y no volver a moverse.

    Luego de ese acto Aoi rompió en llanto y su corazón se llenó de odio, apenas aquel collar abrió su cerrojo y cayó al suelo, Aoi se levantó lleno de ira y arremetió contra todos aquellos sujetos los cuales los habían obligado a combatir y matar a la que se había convertido en su familia.

    En una sola noche aquella organización fue eliminada solamente por aquel que había sido nombrado como el maestro asesino en aquel lugar.

    Luego de aquello busco un trabajo en la capital y se instaló en esta incluso empezó a vivir cerca de este, sin embargo no sonrió hasta que un día conoció al que se convertiría en su compañero digimon Agumon, el cual lo conoció mientras este combatía contra otros digimons solamente porque quería demostrar que él era más fuertes que ellos, luego de derrotarlos, decidió que su siguiente objetivo a derrotar seria Aoi pero este fue fácilmente derrotado, desde ese día decidió seguirlo y lo empezó a llamar “Jefe”


    Gustos:

    > Los Digimons.

    > La lectura.

    > Lo dulce.

    > La tranquilidad

    > Los climas templados

    > La música

    > La lluvia

    > Cocinar (el cortar la carne y vegetales lo decestreza, aunque no importa realmente mucho ya que cortar cualquier cosa sirve para él)


    Disgustos:

    > El calor.

    > Lo amargo.

    > El ruido excesivo.

    > Las personas molestas


    Profesión temporal: Chef en un pequeño restaurante


    Habilidad:

    - Su habilidad radia en sus ojos, estos poseen la habilidad de leer la mente de su rival por lo cual puede predecir los movimientos de las personas cuando las ve a los ojos. También es un maestro asesino, tanto por talento natural como por el entrenamiento que ha tenido.


    Habilidad con armas o invocación hacia algo o algún don especial.

    - tiene un completo manejo sobre las armas ninjas y espadas gracias a su entrenamiento para asesinato.

    - Otro habilidad que poseen sus ojos es la de mandar objetos pequeños como proyectiles a otra dimensión, a través de pequeñas brechas dimensionales, requiere de mucha energía y lo deja completamente exhausto si lo usa repetitivamente además de ir degastando poco a poco su vista, por lo que casi nunca lo usa.

    - Es capaz de reforzar sus habilidades físicas y aumentar su velocidad a niveles inhumanos, todo por su dominio del elemento Trueno.


    Color de digivice:
    Negro con tonos Rojos


    Elemento sagrado:
    Trueno


    Extra:

    > Cuando perdió a su familia también perdió gran parte de su memoria por lo que no sabe nada de su pasado más que su nombre.

    > Es bueno cocinando.

    > Constantemente Practica con dos espadas que el posee, y con las demás armas que lleva, estas son todas las necesarias para el asesinato, tantos armas ninjas como otras más que carga con él.
    [​IMG]

    > Tiene la costumbre escuchar música con auriculares mientras duerme.


    COMPAÑERO DIGIMON:
    Agumon
    [​IMG]



    Personalidad:

    Glotón, constantemente busca pelear contra digimons o personas fuertes para demostrar su poder del cual está orgulloso, a pesar de ser un busca peleas no es para nada impulsivo y cada acción que realiza en combate las piensa antes de realizarlas, también es muy amigable con aquellos que se vuelven sus amigos y hará de todo para protegerlo, a pesar de constante mente buscar pelear es muy noble y nunca recurre a trucos sucios para tomar ventajas de sus combates.


    Historia antes y después de conocer a su elegido.

    Desde que nació siempre se ha considerado a si mismo fuerte y a medida que digi-evolucionaba esa creencia suya solo creció, nunca había perdido un combate y estaba orgulloso de su fuerza, se metía en peleas de otros cuando veía a digimons o humanos más grandes y fuertes molestando a digimons más pequeños o humanos más pequeños, sin embargo odia que se metan en sus combates, siempre pensó que era el más fuerte hasta que conoció a Aoi el que parecía un simple humano común y corriente, fue fácilmente derrotado por este humano, luego de ese hecho empezó a seguir a Aoi a todos lados pidiéndole siempre que peleaban cosa que el chico terminaba aceptando para que lo dejara en paz cuando trabajaba, por lo que siempre que este salía de su turno en el restaurante iban a un acampado y se enfrentaban, pero estos combates eran siempre cortos, luego de un tiempo Agumon empezó a vivir con el haciéndose amigos y luego compañeros, en el proceso Agumon empezó a llamar a Aoi “Jefe”

    Gustos.

    > La comida.

    > Pelear contra contrincantes fuertes ya sean digimons o humanos.

    > Dormir

    > Los climas cálidos

    > Entrenar


    Disgusto.

    > Que se metan en sus combates

    > Que lo traten de debil

    > Que molesten a aquellos que son sus amigos

    > La comida amarga

    > Que molesten a personas más débiles

    Extra.


    Apariencia Humana.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    Última edición: 2 Oct 2016
  6. Lightdow

    Lightdow Aprecia tu tiempo, que no sabras cuando se ira

    Registrado:
    20 Ene 2015
    Mensajes:
    776
    Temas:
    10
    Calificaciones:
    +579 / -4
    Nombre/Apellido: Kotori Van Astrea (se oculta tras el apellido de Itsuka haciendo que todos no sepan su verdadero apellido)

    Edad. 16

    Personalidad: Es amable y juguetona con sus amigos, siempre fiel y no le gusta decepcionar a nadie, le encanta estar con otros digimon y hacer amigos

    Aspecto físico: Altura 1,68, pesa 48 kilos, cabello rojizo, ojos azules, en ropas normales siempre carga el cabello suelto mientras que en combates o cuando carga su armadura tiene el cabello amarrado en una cola de caballo

    [​IMG]
    [​IMG] [​IMG]


    Biografía. Su familia siempre ha estado mudándose de pueblo/ciudad desde que tiene memoria, siendo el poco tiempo que duraba para hacer amigos y era una victima de molestias en donde se quedaba debido al continuo movimiento de su familia, su familia trabajaba en ventas de espadas y armaduras, incluyendo la fabricacion, que a pesar de no tener un sitio establecido y eran mas vendedores ambulantes que otra cosa.

    El momento de tener 9 años fue el momento decisivo de su vida, debido a que, un dia que todo el pueblo en donde vivia actualmente la repudiaba debido a su inexperiencia en casi cualquier cosa, casi iba a ser golpeada por unos niños de 12 años que tenian unas espadas de maderas, en ese instante ella buscando con que defenderse, tomo dos tablones de maderas parecidos a unas espadas de madera, y de manera agil y casi completamente natural pudo ganarle a esos niños los cuales huyeron asustados.

    Justo el momento en que se iba un caballero habia observado sus habilidades, y se presento como uno de los caballeros de alto rango del reino, y le dijo que al ver sus habilidades le daria una oportunidad de vivir en el castillo junto con su familia a cambio de ser entrenada como una caballero, claro, seria entrenada y trabajaria de tiempo parcial como uno, despues de dos dias pensandolo, acepto al igual que su familia, desde ese entonces fue entrenada arduamente a los principios de ser un caballero del reino, y se convirtio en una de las pocas mujeres que usaba el arte de espada.

    Fue asi que al cumplir 14 años y haber superado arduas misiones fue considerada casi una maestra de la espada ganandose el reconocimiento de su apellido, pero utilizo uno falso siendo este Itsuka, no sabia el porque pero sus padres le dician de pequeña que no debia dar su verdadero apellido por nada en el mundo, actualmente vive en una casa de dos pisos de la ciudad del reino, y trabaja de tiempo parcial como mesera mientras el resto de su familia se convirtio en un reconocido negocio de la ciudad debido a sus armas y armaduras.


    Gustos.


    1.Las flores, se convirtio en algo que le encanta ver debido a que le calma
    2.Estar con amigos que si la sepan apreciar
    3.Cuidar de su digimon


    Disgustos.

    1. Peleas innecesarias, las repudia, no ve la razon del porque pelear sin necesidad de realmente hacerlo
    2.La gente que se cree mejor que otros, ha visto gente durante toda su vida que siempre intenta verse mejor que otros, haciendo que empezara a odiar a la gente asi
    3. La gente que se humilla asi misma

    Profesión temporal. Trabaja como mesera en un bar

    Habilidad.

    Maestra de la espada: A pesar de ser un titulo, se ha desmotrado ser una antigua habilidad fisica que muy pocos poseen, siendo como lo dice el nombre, un maestro en el arte de la espada, Kotori a demostrado aquel dominio de la espada que muchos antiguos caballeros no pudieron perfeccionar, siendo esta a los 15 años considerada una de los mejores del reino.

    Un extra de esta habilidad es que es capaz de poder dominar cualquier tipo de espada con solo tocarla, osea, si le dieran una espada curva que nunca ha controlado, en muy poco tiempo podria utilizarla como si fuera un alumno demostrando todo lo aprendido a su maestro.



    Habilidad con armas o invocacion hacia algo o don unico: Tiene un Don para saber cuando combate de cerca contra alguien los siguientes movimientos de este, como si se tratara de una prediccion o anticipo, ella no sabe el porque de esto pero no le da vueltas al asunto.

    Color de digivice. Rojo con unas franjas naranjas

    Elemento sagrado.
    Viento


    Extra.

    1.Muchos caballeros han intentado quitarle su titulo de maestra de la espada pero para eso tienen que pasar dos pruebas, una pregunta que ella hara y en el combate, en caso que la persona cumpla esas dos pruebas sedera su titulo

    2.Cuando sale usa un vestido verde y su cabello suelto, normalmente va a los campos para ver las flores o va a las escuelas a ver a los niños y inculcarles sobre las tecnicas de espadas y los principios de caballero

    3.Nunca se ha enamorado ya que nunca ha conocido a un hombre que haya respondido a su pregunta.



    COMPAÑERO DIGIMON.

    Hyokomon

    [​IMG]

    Personalidad. Es tecnicamente un digimon protector que aprende el arte de la espada, es muy amable y proteje a los debiles, siempre le ha encantado pasar tiempo con alguien que le enseñe mejorar.

    Historia antes y después de conocer a su elegido. Vivia en un bosque desde que tiene memoria aun siendo un chichimon, todos realmente les gustaba su manera de ser debido a los cantos que este daba cuando era pequeño, al momento de llegar a ser un hyokomon sus preferencias cambiaron mas para las de ser una especie de samurai o caballero entrenando dia y noche sin parar, un dia pudo observar a una chica peliroja andando por el bosque, el pequeño digimon habia visto varias misiones desperdigadas por el bosque de que "se busca" y al ver a aquella chica de cabello rojizo con armadura, fue maravillado mas aun viendo las espadas que esta cargaba a la cintura.

    A escondidas intentando que esa chica no le descubriera, la siguio durante toda esa mision y al ver el arte de la chica decidio pedirle que le entrenara, despues de estarle pidiendo eso todo el camino de regreso, la chica se resigno y decidio entrenarlo en el arte de la espada al pequeño digimon polluelo convirtiendose ambos en grandes amigos, actualmente vive con Kotori en la misma casa con ella.

    Gustos.

    1.Pasar tiempo entrenando su arte de espada
    2. Estar con otros digimon y amigos
    3.Proteguer al indefenso

    Disgusto.

    1.Gente malvada
    2. Los hipocritas o que se crean mejores que los demas
    3. Ver tanto humanos o digimon dañar a otros de su misma o diferente especie


    Extra.

    1.Como todo hyokomon posee una espada de madera, pero la que tenia al evolucionar fue rota por Kotori de los tantos entrenamientos, haciendo que esta le diera una espada de madera mas resistente, la cual aprecia mucho

    2. Tiene una gran admiracion hacia los caballeros siendo Kotori la persona que mas admira

    3. Es uno de los pocos de su especie, siendo muy pocos hyokomon ya que mayormente los chichimon evolucionan a penguinmon



    Apariencia Humana. Solo imaginense el cabello castaño en vez de negro.

    [​IMG]
     
    • Me gusta Me gusta x 3
    Última edición: 2 Oct 2016
  7. Autor
    mimi_sakura

    mimi_sakura

    Registrado:
    19 Mar 2007
    Mensajes:
    1,018
    Temas:
    19
    Calificaciones:
    +385 / -0



    REINO TERRA.
    [​IMG]

    El Reino Terra, el reino más conocido entre los demás, su gran historia da inició desde tiempos antiguos, siendo el reino que más ha sobresalido y el que más dominio ha poseído en tierras. Aquel reino siempre ha sido atento a todos los acontecimientos que puedan perturbar la paz en el mundo, por lo que siempre se ha mantenido como guardián y protector de los reinos tomando las decisiones que logren pacificar y evitar guerras innecesarias entre ellos.

    Terra siempre ha sido visto como el reino con mayor númeración de personas incluyendo a los seres mágicos y principalmente a los digimon, los cuales hacen parte de aquel maravilloso reino. Al ser un reino popular Terra es visitado por extranjeros de otros reinos, por su gran avance técnologico y su industria; parte de su gran belleza natural qu es la flora y la fauna, así como sus diversas aldeas, ciudades o villas que hacen parte de aquel reino.

    Su actual rey, es quién lidera las tropas militares y preserva la actual paz en el reino, siempre manteniendo el orden y el cuidado para su gente asi como el exterior, teniendo incluso una gran alianza con los reinos vecinos.

    Sin embargo... no muchos gustan del actual rey... por ende diversas situaciones se han dado a lo largo de su reinado...



    Salón Principal del Trono.

    [​IMG]
    La expresión de aquel hombre representaba respeto y autoridad para aquel grupo de hombres que se encontraba ante su presencia, siendo informado acerca de los últimos sucesos fuera del reino, los cuales no parecían ser buenas noticias para nadie. El silencio se hizo presente por unos minutos en los cuales, se sabía que la situación se estaba saliendo de las manos no solo del reino más reconocido, sino también para los otros reinos. Ellos sabían que aquella paz tarde o temprano terminaría.

    [​IMG]

    —Sé que han viajado desde muy lejos, lo primordial ahora es que descansen.

    —Pero su majestad ¿que sucederá con los reinos del este?

    —No se preocupe General Takuma, buscaremos la solución a este problema cuanto antes —Fue lo que respondió aquel hombre con un tono despreocupado. Aquello preocupaba a la mayoría de los presentes—Quiero que mis generales en estos momentos se tomen un descanso, mañana en la mañana hablaremos de lo que realmente concierne a está situación que se está dando fuera de Teraria.



    [​IMG]



    —Lo mejor es obedecer las ordenes de su majestad—Hablo una mujer de largos cabellos largos rojizos mirando a sus compañeros—Recuerden que en dos días será el festival en conmemoración a nuestros heroés.


    [​IMG]

    —Sin embargo estamos hablando de algo muy importante, el festival puede esperar —Expreso el mismo hombre mirando a la mujer que le miro desafiante de la misma manera—Kaede si a ti no te importa el bienestar de los reinos...


    —Y dime que quieres que hagamos, que mandemos a las tropas militares llamando la atención de nuestros ciudadanos, pues si eso es lo que tu pequeña mente es lo que piensa, pues creeme que solo lograras armar un escándalo a nivel nacional —Zanjó con la poca paciencia la mujer mirando desafiante a su compañero.

    —Grrr... te estás burlando de mí mujer.

    —General Takuma, General Kaede —Ambos generales se sobresaltaron ante el llamado del general su otro compañeros que los miro inexpresivo—Sus peleas son innecesarias en estos momentos, sobre todo porque no hacen más que preocupar a su majestad con sus peleas inmaduras —Expreso aquel hombre de mirada seria viendo a sus dos compañeros con el ceño fruncido.



    [​IMG]


    —Lo sentimos —Respondieron a coro ambos generales arrepentidos de haber iniciado una discusión en presencia de su rey y el resto de sus compañeros que solo suspiraron resignados ante sus actitudes.

    —Que cruel general Ryoko-san, yo que me estaba divirtiendo —Expreso sone el rey observando a sus generales que se sonrojaron avergonzados; sin embargo su expresión cambio radicalmente a una mirada seria para levantarse de su puesto—Generales encarguense de la protección de la capital, no sabemos que posible suceso pueda ocurrir sabiendo todo lo que está pasando fuera de Terra

    —Pero...

    —Si actuamos de manera impulsiva, el reino estará seguro, en serios problemas, por lo que no sabemos bien que está ocurriendo para que los digimons de los reinos del este esten actuando de esa manera. Nuestra prioridad es mantener el orden en Terra, pero eso no indica que no es importante los otros reinos, al contrario lo son —Se separo de su puesto para encaminarse hacia el ventanal donde divisaba la enorme capital de Terra—Generales envién a los mejores espías...




    Cuenta la leyenda que hace 100 años unos valientes niños junto con sus compañeros digimon, fueron escogidos para vencer el mal, que en aquel entonces se había alzado, los reinos fueron testigo de tan brutal guerra; sin embargo la poca esperanza que quedaba hizo resurgir un rayo de luz logrando que la maldad pereciera y que el mundo volviera a dar un nuevo comienzo para todos los reinos. Aquellos jovenes y digimon se convirtieron en los salvadores de nuestro mundo. sin embargo poco se sabe de ellos, pero cada año se celebra en conmemoración a ellos, un festival.



    Cerro el libro recostándolo sobre sus piernas, sintiéndo la brisa que entraba desde su alcoba a su habitación moviendo las cortinas de seda. Sus largos cabellos se movían al son de la brisa de verano, mientras que sus ojos de color violaceos observaban desde donde estaba sentada el gran panorama de la enorme capital de Teraria. Era una lastima ya que en dos días aquel festival se iba a efectuar y ella ni siquiera podía asistir otro año más a aquel festival, de igual manera que ese mismo día iba ser su cumpleaños número 15.

    —Ha despertado —Fueron las palabras de una muchacha rubia que estaba asomada en la puerta para entrar a la habitación y acercarse a la joven que le sonrío— Parece ser que la fiebre ha bajado —Opino colocando una mano sobre la frente de la joven

    Me siento mucho mejor, Gatomon —Respondió aquella joven de largos cabellos rojizo y ojos violáceos observando a su compañera que le revisaba— ¿Crees que pueda salir de la habitación?

    No.

    Pero...

    No puede, mucho menos porque su padre lo prohibio.

    ¡No es justo! —Reprocho la joven haciendo un puchero a la vez que volvio acostarse y cubrirse por completo el cuerpo entero con las sabanas

    La joven de largos cabellos rubios decidió sentarse al lado de la joven, ella entendía la causa del porque la joven desde que era una niña no salía de su hogar, sin siquiera conocer a otras personas, aparte de la servidumbre que habitaba en el palacio, con quiénes se llevana muy bien. Ojeo el libro que estaba en la mesa de noche para sonreír y volver su atencion hacia la pequeña que seguía escondida bajo las sabanas.

    Este libro se ve interesante.

    Es un libro que trata de la batalla de hace cien años, aunque no dice casi nada —Fue la respuesta de la joven peli roja que se atrevio asomar su cara entre las sabanas para ver a su mejor amiga— Le pedí al maestro Wizardmon que contará más acerca de la leyenda y me dijo que no —Hizo un puchero a la vez que retomaba asiento—Se lo pedí muchas veces e incluso le llore, pero aun así me dijo que no

    Wizardmon siempre ha sido alguién que evita hablar acerca de la leyenda —Opino la rubia pensativamente para mirar a la joven—De seguro sus razones tendría, princesa.

    La nombrada solo asintió con la cabeza para mirar hacia la alcoba con un brillo intenso en su mirada hasta que su vista volvio a su amiga para sonreír abiertamente.


    Gatomon te puedo pedir algo.

    Si está en mis patas, por supuesto —Bromeo la joven rubia haciendo reír a la joven—¿en que le puedo ayudar?

    Verás...



    Ciudad de Terra/Capital.

    Los diferentes puestos comerciales y tiendas artesanales, era lo que más llamaba la atención hacia las personas que por primera vez pasaban por la capital del reino de Terra, de esa misma manera diversos adornos coloridos en diversas partes de las casas o edificios, empezaban a ser puestos por los habitantes de la capital, que se preparaban para el festival que en unos días se efecutaría de igual manera en conmemoración al cumpleaños de la hija menor del rey.

    Un joven de mirada carmesí sostuvo entre sus manos una manzana para darle un leve mordisco, mientras observaba a las personas camino a pasos lentos hasta que se sitúo frente aun puesto y con una sonrisa despreocupada observo aun anciano sentado.

    [​IMG]

    —Parece ser que hay celebración —Comento aquel joven de manera que desconocía lo que estaba apunto de ocurrir dentro de la capital o al menos era su papel en esos instantes.

    —Así es muchacho. En dos días celebramos un festival en conmemoración a nuestros heroés de hace 100 largos años e incluso cumple la princesa de nuestro reino —Respondió el hombre de mayor edad observando al joven que se limitó en asentir con la cabeza— ¿No eres de aquí verdad?

    —Vengo de muy lejos —Fue su clara respuesta—

    —entonces sería un honor que pudieras quedarte al festival, te aseguro que no te arrepentirás —Dijo el adulto con una sonrisa invitándo en quedarse al joven extranjero.

    — ¡Oh, por supuesto! Estoy seguro que para nada me arrepentiré —Aseguro emocionado este sin dejar de sonreír para hacer una señal de despedida y continuar su camino por toda la ciudad hasta detenerse y recargarse en una pared.

    Hasta que dentro del callejón una sombra hizo aparecimiento en el cual una persona de capucha oscura alzo la vista enfocándo su mirada dorada hacia el joven que solo permanecía sonriente

    —Se supone que estamos aquí con una misión. No deberias estar jugando.

    —Descuida tengo muy claro la misión, mi querido compañero, no por algo nuestro señor nos envio a este lugar —Fueron las palabras despreocupadas del muchacho que alzo su vista hacia la colina más alta de la ciudad donde se encontraba el castillo de Terra.




    Comienza el rol. En este caso subiran sus intros y empezará el avance de la historia.
    YuukuruYuukuru
    Alex KnightbladeAlex Knightblade
    Gray Fullbuster.Gray Fullbuster.
    Aoi SlayerAoi Slayer
    LightdowLightdow
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    Última edición: 2 Nov 2016
  8. Yuukuru

    Yuukuru ~Escucha a mi corazon~

    Registrado:
    28 Nov 2010
    Mensajes:
    385
    Temas:
    18
    Calificaciones:
    +567 / -4
    Todo indicaba que el día iba a ser relajante, tranquilo y el ambiente cálido lo demostraba. Era un digno momento para que se esté realizando alguna actividad al aire libre. Eso fuera lo ideal en tan hermoso y despejado día, pero para algunas personas el trabajo era lo principal, mas cuando se aproximaba un festival en el reino donde vivía, más aun, si el deber de aquella persona era custodiar mercancía o personajes importantes de otros reinos que gustosos se avecinaban al prestigioso reino de Terra.

    Este era el caso de un escolta conocido en aquel reino por sus trabajos casi perfectos, casi porque algunas veces la mercancía se perdía, pero las vidas de los acompañantes eran salvadas. Kaishin Kyodaina era el nombre de aquel muchacho de cabellera azulada que caminaba tranquilamente a la par de un carruaje lujoso arreado por dos bellos caballos de pelaje blanco. El joven chico poseía una vestimenta sencilla puesto que llevaba una túnica negra que cubría la totalidad de su cuerpo dejando en visto solo su rostro. Tampoco era el único en cuidar dicho carruaje, después de todo unos 5 caballeros o soldados igualmente custodiaban.

    Ignoren las nubes rojas.
    [​IMG]
    — ¿Lista para el festival, madam? — hablo Kaishin con tono amable observando de reojo el carruaje donde en el interior yacían una joven de cabellera verde y vestimenta elegante dando a entender que era una noble. Al frente iba un hombre de edad con barba blanca y vestimentas iguales de lujosas algo gordo.

    [​IMG]

    — Estoy muy emocionaba, los festivales en Terra son preciosos —
    respondió con tono educado y refinado la chica que no superaría los 17 años — Agradezco que me escoltaras, Kaishin — agradeció aquella noble. El mencionado negó con la cabeza.


    — No debe otorgarme su gratitud, madam, es mi deber como escolta brindar seguridad a los nobles y realezas, además de que usted insistió en que fuese yo quien realizara la acción —
    respondió el chico con una sonrisa a la chica la cual gano un sonrojo en sus mejillas.


    — Kaishin, tengo hambre —
    aquella voz aguda y levemente infantil provenía de un lugar cercano al muchacho, este giro para observar una pequeña de cabellera rubia y ojos esmeraldas con expresión hambrienta mientras sujetaba el estomago.


    — Aguanta un poco, Syaka, ya casi llegamos al reino —
    expreso Kyodaina con una sonrisa a su compañera de viaje, después de todo no era capaz de salir sin ella, a menos que esta no lo quisiera. La pequeña asintió y decidió aguantar un poco sus ganas de comer.


    — El ambiente del reino debe estar rebosando de energía, joijoi —
    hablo el hombre de edad mientras acariciaba su barba — Espero que el festín este de maravilla — hablo nuevamente ya saboreando los deliciosos platillos y exquisiteces del reino.


    — Padre, aguante un poco, llegaremos al reino y tomara bocado —
    respondió quien se notaba era la hija, para mirar a Kaishin quien no despegaba su vista del frente y su expresión se notaba algo seria — Kaishin ¿Ocurre algo? — pregunto la noble con expresión preocupada.


    — Hace un rato nos siguen, escuche crujidos cercanos y movimientos, pude pensar que eran animales, pero ya lo dudo —
    respondió el joven captando la atención de la noble y su padre.


    — ¿Qué hacemos? —
    pregunto la chica con tono nervioso. Kaishin le regalo una sonrisa para calmarla.


    — Tranquila, yo le protegeré, es mi deber como su escolta y amigo, manténganse en el carruaje —
    finalizo para ir bajando el paso y quedar unos metros lejos de aquella carroza.


    — Kaishin…yo… —
    Syaka se mostró levemente nerviosa por la situación, realmente no estaba segura de luchar. Una caricia en su cabeza basto para que mirara a su fiel amigo.


    — No te preocupes, yo me encargo —
    dijo sonriente el chico de cabellera azul. Syaka asintió con una pequeña lágrima en su ojo sintiéndose decepcionada consigo misma por su temor.

    Kaishin se mantuvo estático y presto atención a su entorno, captando cada sonido lo mejor que podía, centro su sentidos de oído y olfato para dar con cualquier indicios de aquellos posibles saqueadores. Rápidamente se movió evitando una daga que se dirigía a su persona entre unos arbustos.

    El joven escolta observo un total de 5 sujetos con armas filosas para acabar con vida. Seguramente eran simples ladrones por sus ropajes que les delataban, no era complicado tratar con ellos, básicamente sería algo sencillo. el primer ladrón se lanzo contra Kyodaina pero este esquivo la estocada sujetándole el brazo dándole un golpe con su codo en la mandíbula y pateándolo lejos.

    El segundo y tercero intentaron atacar en conjunto, pero la agilidad del muchacho les tomo de sorpresa evitando cada golpe o estocada que le arrojaban, para que luego este los golpeara en el rostro de forma fuerte causando que cayeran al suelo. Otro intento atacarlo por la espalda, pero no conto con recibir un ataque por parte de cierta persona pequeña. Kaishin observo como Syaka ataco al hombre dejándolo herido en el suelo. El otro ladrón al verse en desventaja y notando como sus compañeros fueron fácilmente derrotados tomo la decisión del valiente, salir huyendo.

    El chico de cabellera azulada asintió ante aquella decisión por parte del ladrón, se notaban que eran principiantes en esto, después de todo en el pasado tuvo muchas complicaciones con bandidos más experimentados. Se acerco a su compañera y le acaricio la cabeza en gesto de gratitud. Esta se sonrojo solamente aunque se dejo dar el mimo. Kaishin y Syaka regresaron rápidamente a la par del carruaje y ya faltando mínimo 5 minutos para llegar.

    Finalmente había llegado al reino de Terra y su capital donde el ambiente era notoriamente festivo. Kaishin custodio aquel carruaje hasta el hotel donde se hospedaría la noble y su padre, ya quedaban en protección de sus soldados y algunos del mismo reino. La noble se despidió del escolta prometiéndole verle nuevamente, cosa que Kaishin acepto gustoso. Luego de ello tanto el chico como la pequeña se encaminaron a un lugar incierto.


    — Bueno…vayamos a comer —
    expreso el chico con una sonrisa causando alegría en Syaka quien literalmente le jalo del brazo para ir por su comida favorita.

    Kyodaina observo el ambiente festivo y deseaba en algún punto pasarlo también, pero seguramente debería salir nuevamente de misión o escoltar alguna persona importante, lo que significaba que no disfrutaría del festival como tal. Suspiro levemente, al menos asistiría, posiblemente.


    mimi_sakuramimi_sakura Intro lista mimi-chan.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  9. Tetsu Slayer

    Tetsu Slayer

    Registrado:
    7 May 2016
    Mensajes:
    203
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +200 / -3
    Aoi Izanagi Introduccion

    Era un día tranquilo como cualquier otro, o eso quería creer Aoi un joven de cabello negro y ojos rojos, o tal vez no tan tranquilo.

    Aoi-kun, apresúrate con el pedido de la mesa 3, por favor — Aki su jefa, la chef principal y dueña de aquel pequeño restaurante era la que lo apuraba.
    [​IMG]

    Okay jefa.

    Jefe tengo hambreeeee — por otro lado su compañero digimon, el cual era un pequeño dinosaurio naranja, se encontraba hostigando al joven en su trabajo como siempre pidiéndole comida.

    Agumon ahora no. Jefa la comida de la mesa 3 lista — le comunicaba a su patrona mientras dejaba el plato sobre el mostrador.

    Muy bien yo también termine, llevare ambos, te encargo el resto.

    Okay.

    Ya luego de un par de horas por fin había oscurecido y ambos jóvenes se encontraban limpiando el lugar, con la ayuda de Agumon.

    Jefe, aún tengo hambreeeeeeee — Volvió a decir el pequeño dinosaurio, reclamando que aún no le habían dado de comer nada en toda la tarde, en la cual el había terminado ayudando a repartir los pedidos a los clientes.

    Ten Agumon — Aki le entrego a Agumon un plato llenos de bollos para que comiera — muchas gracias por la ayuda.

    Jefa, lo mima demasiado — comento Aoi mientras tomaba también un bollo del plato.

    No eres quien para hablar — dijo con una mirada fría hacia el joven, para luego desviar su mirada hacia Agumon de nuevo — por cierto Agumon ¿Por qué no adoptas tu forma humana como los demás digimons?

    Agumon no dijo nada y solo se limitó a seguir comiendo ignorando la mirada de ambos jóvenes quienes lo miraban con los ojos entrecerrados esperando una respuesta del digimon.

    — Creo que sería mejor que no sigamos con este interrogatorio jefa, el nunca a mencionado nada sin importar cuantas veces se lo he preguntado en el pasado — Aoi fue quien rompió con aquel silencio.

    ¿En serio? en definitiva tu compañero es raro Aoi.

    Luego de eso mientras Aoi y Aki terminaban de limpiar Agumon dejo el restaurante se fue al departamento, dejando a ambos jóvenes solos los cuales luego de limpiar tomaron cada uno camino a su hogar.

    Mientras Aoi caminaba pudo sentir que era perseguido por lo que se desvió y cambio de rumbo, hacia un área abandonada de la ciudad.

    Supongo que aquí estará bien, pueden salir de su escondite por favor — desde lo lejos detrás de algunas columnas salieron 5 sujetos vestidos de negro que cargaban consigo una daga — 1,2,3,4,5 ya veo esta ves mandaron a 2 más que la última vez, supongo que hare esto rápido y regresare a mi casa a dormir.

    Un pequeño destello amarillo fue emitido por los ojos del joven, quien acto seguido arremetió contra los sujetos de negros.

    Rapido — fue todo lo que llego a decir uno de ellos antes de recibir un rodillazo en su rostro y ser mandado a volar contra un par de contenedores que estaban detrás de él. Luego de ver eso los otros 4 arremetieron contra el joven Aoi quien había quedado en el medio de los 4 al atacar al que estaba en el centro.

    No molesten — el joven tomo el brazo de uno de ellos y golpeando con uno de sus pies la parte baja de la pierna del mismo lo derribo para luego saltar y esquivar otro golpe con su daga — esto en serio es fastidioso — antes que se pudiera dar cuenta los dos sujetos que se encontraban detrás de él fueron mandados a volar por una bola de fuego cada uno.

    Jefe, retroceda — fue lo que dijo el recién aparecido Agumon mientras empezaba a correr en su dirección solo para darse cuenta que el único de los 3 enemigos que quedaba de pie caía al suelo mientras chispas saltaban de su cuerpo dando a entender que había recibido una poderosa descarga, lo suficiente para dejarlo fuera de combate.

    Creí que te habías ido a casa.

    claro, eso había hecho pero como tardabas en regresar salí y me encontré con esto, jefe — mirando alrededor — jefe tu realmente eres fuerte ¿Por qué trabajas en un pequeño restaurante envés de trabajar para la familia real como un guardaespaldas o en ejercito de Terra? — el chico solo ignoro a Agumon y emprendió camino a su hogar — Vamos dímelo Jefe.

    Tal vez te lo diga el día que tú me digas por que no tomas apariencia humana como la mayoría de los digimons.

    Con esta forma ambos regresaron al departamento para recuperarse de un largo día, ignorando todo lo que les esperaba a ambos en un futuro cercano, y los dos se recostaron para descansar.

    mimi_sakuramimi_sakura okay mimi-san e aquí mi intro, un dia mas tarde de lo que dije pero aqui esta (estupida net, juro que un dia voy a agarrar una masa y reventarla a masaso) bueno esperare las instrucciones para los sigientes post master
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  10. Alex Knightblade

    Alex Knightblade I am the bone of my sword

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    58
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +103 / -0
    Era la víspera de la celebración de los 100 años de los héroes en Terra, todo el mundo estaba muy animado y se preparaban para festejarlo con todo. Se podía ver que la mayoría de los ciudadanos del reino se encentraban felices y en paz los unos con los otros. Casi siendo mediodía, cierto joven de cabello castaño se encontraba llegando a los cuarteles de los caballeros del ejército. Habia pasado un año desde el fallecimiento de su prometida y novia, Ellie Reihner, por lo que aun en las fiestas de Terra, el no se encontraba alegre. A pesar de ser caballero venía sin armadura ya que le habia sido despojada y con la ropa ligera que llevaba algo rasgada, ademas de estar acompañado de un chico de unos 12 o 13 años de edad. A su paso se podía ver como los soldados y caballeros de alrededor empezaron a reunirse en grupos y a susurrar cosas


    - Miren, es él, aquel que dejó morir al vizconde solo por una plebeya- dijo uno de ellos mientras ocultaba su rostro

    - El traidor, ¿como se atreve a venir aquí a pocos días de la celebración mas importante de terra- se escucho otro voz baja de un hombre de gran tamaño envuelto en una armadura. Pese a que los escuchaba perfectamente, el joven caballero castaño decidió no decir nada al respecto y pasar de largo de toda esa gente para entrar al cuartel general

    - ¡Akito!, ¿Qué haces? ¿Por qué no les dices nada?- le reclamo el joven de menor edad que acompañaba al caballero

    - Déjalo, Dorumon, no vale la pena- respondió Akito sin interés en defenderse mientras ingresaba al cuartel


    En cuanto entró al edificio las burlas y los comentarios contra el siguieron, aunque también había gente que alguna vez luchó a su lado y en vez de ofenderle, le defendían


    - Es el ex-barón Akatsuki- se escuchó la voz de un hombre que estaba sentado en una de las mesas comunales

    - Bienvenido…“excelencia”, jajajajaja- por otro lado sonó una mofa por parte de un soldado, quien se inclino a modo de burla y a quien sus compañeros le siguieron la corriente

    - Un caballero sin armadura, un noble sin título, unas ropas destrozadas como la de un criminal, ¿que lo diferencia de un vulgar ladrón?- en otra parte de aquella sala se escuchó la voz de un caballero de clase alta, quien miraba a Akito por encima de su hombro de una manera despectiva, haciendo que Dorumon se enfadara aun mas

    - Akito, ¡no te quedes callado, haz algo al respecto con esos bastardos¡- le exigía encolerizado el chico pequeño, aunque de nuevo Akito ignoró todos estos comentarios. A pesar de que la mayoría le juzgaba de traidor, cobarde y demás, habían también quienes alguna vez lucharon al lado de Akito y lo conocían, por lo que en vez de menospreciarlo lo apoyaban

    - pobre chico, alguien tan noble como él no se merece todo ese desprecio

    - Cierto, cualquiera de nosotros habría hecho lo mismo, pero en su caso fue mucho más grave

    - Akito-sama, un gran caballero como usted no debería estar sufriendo estas mofas


    Tras haber entregado su reporte y el objetivo de la misión, el castaño se disponía a abandonar el lugar cuando un conocido suyo de la nobleza se paró en frente de su camino con su típica sonrisa malévola y burlona.


    - ¿que quieres Hanss?- le preguntó seriamente el castaño a aquel noble despreciable

    - escuchen todos y les preguntó yo ¿ que clase de hombre cambia el poder de la nobleza, el titulo de Barón y toda la riqueza que eso otorga por una simple mujer?- dijo aquel sujeto quien detestaba a Akito

    - ¡bastardo, no tienes derecho de decir nada ni juzgar a Akito al respecto¡- vociferó totalmente iracundo Dorumon, aunque a Hanss no le importo en lo absoluto las amenazas del pequeño y siguió provocando a Akito

    - No te metas enano, y entonces nadie fue capaz de responder mi dilema, pues yo les diré la respuesta, a ese tipo de hombre se le llama estúpido y todo por una simple perra de burdel, una zorra desvergonza- Hanss se disponía a seguir metiéndose con Akito, quien al escuchar la ofensa contra Ellie se puso totalmente histérico, tras lo cual le dio una patada al noble haciéndolo retroceder hacia una columna cercana para luego sacar uno de sus cuchillos arrojadizos y ponérselo en el cuello, lo que hizo que el hombre empezara a temblar sin parar de miedo

    - Me importa una mierda que se metan conmigo cabrones, pero…SI VUELVEN A METERSE O A MANCHAR LA IMAGEN DE ELLIE HARÉ QUE ME AGREGUEN TAMBIÉN EL TITULO DE ASESINO DE NOBLES…¿LES QUEDÓ CLARO, MALNACIDOS?- gritó iracundo Akito mientras hacia presión con el cuchillo en el cuello de Hanss, haciendo que este sangrara un poco asustando a los demás. La situación es estaba empezando a poner tensa hasta que una figura mas llego al lugar

    - ¡BASTA¡, todos ustedes vuelvan a su trabajo- gritó una voz suave y dulce perteneciente a una chica

    - ¡Comandante Leone Elderbach!- exclamaron muchos de los involucrados al ver la llegada de una chica de cabellos rubios, ojos azules,piel blanca, quien estaba portando una armadura con ciertos adornos que indicaban que estaba en la cabeza del mando. En cuanto escucharon la orden de la chica todo el mundo con excepción de Akito y Hanss abandono rápidamente el lugar.

    [​IMG]
    - Hanss, a ti te espero en mi despacho en cuanto termines tu turno, ahora regresa a tu puesto- le ordeno la chica con una mirada seria a lo que el noble hizo una reverencia de respeto antes de irse de allí. En cuanto Leone y Akito se quedaron solo, el serio rostro de la chica se ablando y el castaño se tranquilizo

    - Gracias…Leone- fueron las palabras del castaño hacia la chica quien aparte de ser su superior era su amiga de la infancia y tenia su misma edad

    - Akito…¿Por qué? ¿Por qué no te vas de aquí?. Es injusto que te traten asi, yo…no lo soporto, podría hablar con la princesa para que te deje ir- se quejó la chica con una expresión de angustia en su bello rostro

    - No es necesario Leone, no me gustaria molestar a su alteza con este minúsculo problema, ademas, tampoco me importan sus comentarios ni burlas, sabía lo que debía de sacrificar y pasar solo por ver a Ellie antes de perderla para siempre y aun así jamás me arrepentiré, ese instante de felicidad que ella me dio nunca lo olvidaré y valdrá para mi mas de lo que puede darme todo eso que di a cambio- le contesto el castaño con tono de voz serio

    - Pero a Ellie no le hubiera gustado verte en la situación que estas- le reclamó la rubia algo triste

    - ¿Que es ese ruido?- interrumpió la conversación Dorumon, que habia estado callado todo ese tiempo

    - Son fuegos pirotécnicos…cierto, lo había olvidado, despues de todo estamos en vísperas del aniversario de los héroes- le contestó Akito con una sonrisa aunque Dorumon aun no parecía entender

    - ¿Y eso es?

    - Jejeje, es una gran fiesta que se hace en Terra, Dorumon-chan- le contesto Leone divertida de ver las caras de este. En cuanto Dorumon entendió que eso significaba diversión empezó a acosar a Akito para que lo llevara mientras que la chica caballero se quedó por unos instantes callada y con la cara totalmente rojo antes de romper el silencio.

    - Esto…Akito¿ que te parece si tu…y yo…salimos al festival que hay en estos momentos? esto…ya sabes como amigos- preguntó Leone bastante nerviosa y apenada, a lo que Dorumon esbozo una gran sonrisa antes de empezar a jalar la manga izquierda de la camisa de Akito como un niño pequeño

    - Si, si, si, vamos Akito, se oye divertido, di que si, ¿si?- le decía una y otra vez Dorumon al caballero mientras le jalaba con impaciencia la camisa

    - Vale, te lo haz ganado Dorumon…ademas puedo invitarte algo allá, Leone, por todas las veces que me has ayudado- le respondió el castaño, lo que hizo que la chica sonriera aunque luego pareció alterarse un poco

    - ¡ESPERA¡…veámonos en unas horas, -susurro- n-no quiero ir a nuestra cita vestida con esta armadura- le contestó algo nerviosa la rubia y lo ultimo fue inaudible para Akito

    - ¿Dijiste algo mas?- preguntó el caballero de cabello castaño, lo que hizo que Leone se avergonzara aun mas

    - N-nada, en el parque principal de la ciudad en 4 horas y no se te ocurra ir con esa ropa rota, ¿entiendes?- fue lo ultimo que le dijo la chica antes de salir corriendo a su casa a cambiarse, dejando a Akito algo confundido.


    En cuanto pasaron las horas que había dicho Leone, Akito se encontraba solo en una de las bancas del parque esperándola y recordando cuando el y su novia venían


    - Suspiro- no esperaba volver a estas fiestas….solo me recuerdan a Ellie- pensó algo triste y melancólico el castaño hasta que fue interrumpido por la llegada de cierta chica rubia que ahora llevaba un vestido mas acorde de una dama

    [​IMG]

    - A-Akito, l-lamento la tardanza, ¿c-como me queda el vestido?- le preguntó la rubia totalmente avergonzada mientras miraba hacia otro lado

    - No hay problema Leone y te sienta muy bien, te queda mejor que la armadura- le respondió el chico con una leve sonrisa lo que hizo que la rubia se ruborizara antes de que se calmara un poco

    - ¿y Dorumon?- preguntó Leone curiosa al no ver al pequeño junto a Akito

    - Me dijo que quería ir solo a conocer las tiendas, así que le di unas cuantas monedas de oro antes de que se fuera corriendo emocionado- le contesto tranquilamente el castaño mientras se paraba de la banca

    - ¡¿Eso significa que estaremos solos?!- exclamo la rubia totalmente ruborizada mientras se tapaba el rostro con las manos, a lo que Akito asintió sin alterarse antes de preguntarle a Leone si había algún problema con eso

    - No-nada, vamos a la feria, hay que aprovechar el tiempo- le contesto la chica totalmente feliz antes de llevarse impacientemente al castaño del brazo

    - Espera Leone, no tan rápido- le dijo Akito mientras era jalado por la chica rubia de ojos verdes hacia las tiendas del centro de la ciudad.

    [​IMG]@mimi_sakura lamento la demora y como te había dicho para el lunes lo subía sin falta
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  11. Lightdow

    Lightdow Aprecia tu tiempo, que no sabras cuando se ira

    Registrado:
    20 Ene 2015
    Mensajes:
    776
    Temas:
    10
    Calificaciones:
    +579 / -4
    Era una bonita mañana, digimon aves pasaban volando por la ciudad, los caballeros salian temprano para su deber, en una casa de dos pisos se encontraban dos chicas dormidas cada una en una cama, una no mayor a 17 años de cabello rojizo y la otra un poco mas pequeña de cabello castaño, una llamada para desayunar basto para que ambas se levantaran.

    -Buenos dias hyoko-chan- saludo la mayor levantandose rapidamente de la cama y empezar a arreglarla

    -tori-nee ohaio- saludo la chica aun acostada dandole la espalda intentando volver a dormir pero la peliroja se puso detras de ella

    -ya es de dia, levantate- dijo con un tono amable para cargar a la menor y ponerla en el suelo esta estando ya de pie mientras acomodaba la cama de la otra -Tienes que dejar de ser tan dormilona-

    -¡Es que ayer no me dejaste descansar!- grito quejosa para ver el rostro de Kotori la cual simplemente le miro con el seño fruncido

    -Y asi quieres volverte una samurai..... das venguenza- aquellas palabras resonaron en la cabeza de la menor para dar una inclinacion y pedir perdon causando una pequeña risa de la mayor -vamos a desayunar, hoy sera un largo dia jeje- dijo para recibir un "¡si!" por parte de hyoko para ambas bajar al piso principal y comer rapidamente para despedirse de sus padres e ir al castillo, hyoko con una armadura que mostraba bastante y kotori con su tipica armadura, ambas corriendo fueron al castillo para recibir ordenes del dia antes de la gran fiesta de la noche debido al festival.

    -Asi que me invitaron al final.... -decia kotori leyendo la invitacion al baile del reino

    -No era de extrañar tori-nee, eres una espadachin maestra... maestra de la espada.... eso! no era raro que la invitaran

    La peli roja dio un suspiro simplemente para dar una sonrisa a su compañera y empezar con las labores del dia, no habian misiones en estos dias debido a la gran celebracion y ya los escoltas tenian su debida mision, la chica simplemente estaba patruyando por los pasillos del lugar junto con hyoko la cual estaba bastante aburrida

    -tori-nee cuando terminaremos?

    -En una hora, luego ire a trabajar en el bar, la jefa no podra con todos los clientes a la vez jeje

    -Puedo ayudar?

    -Si- dijo con una sonrisa viendola para luego pasar aquella hora de patruya ambas alistarse y ponerse los vestidos de camarera para ir a trabajar, ya en el lugar pudieron observar como el lugar estaba lleno debido a la hora y a una chica que no podia con todas las ordenes -pobre jeje- dijo kotori para alistarse y tomar con gran velocidad y de forma ordenada las ordenes y ponerlas en la cocina para que los cocineros pudieran trabajar mas tranquilos y con orden- hyoko atiende la mesa 5 y 7 y llevales sus bebidas!

    -H-hai!- grito sorprendida al ver la velocidad de su compañera, tomo los platos que contenian los vasos de las bebidas de ambas mesas y se las entrego de forma amable para atender el resto de mesas.

    mimi_sakuramimi_sakura sorry jefa por lo corto, falta de tiempo 7-7
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  12. Autor
    mimi_sakura

    mimi_sakura

    Registrado:
    19 Mar 2007
    Mensajes:
    1,018
    Temas:
    19
    Calificaciones:
    +385 / -0
    Para muchos el ambiente en Terra era tranquilo y pacifista donde podían verse a muchas personas o digimon, incluso personas importantes de Status de otros reinos, llegar a tiempo ante la apertura del gran festival que se celebraria en la capital. Para su gente, aquel festival era de agradecimiento para los antiguos heroés que habían luchado para deshacer la maldad de su mundo, por ende Terra conmemoraba dicha fecha especial todo los años con honor, respeto y justicia para aquellos llamados los antiguos elegidos.


    PALACIO DE TERRA/ OFICINA PRINCIPAL DEL REY.

    Se limito en observar el papeleo que tenía en su escritorio, recargando su cabeza sobre su mano derecha dejó escapar un suspiro cansino, casi todo la mañana se encontraba revisando papeleo por papeleo; luego de ello volvería a la reunión con los generales y luego de ello tendría que alistarse a la ceremonia fuera de palacio para luego regresar y celebrar el cumpleaños de su pequeña hija con todos sus invitados. Probablemente no iba tener descanso aquel día y debido a ello no habia podido ir a visitar a su hija a sus aposentos. Era seguro que Alice se molestaría por no haberla ido a felicitar conociéndola armaría un pequeño berrinche por lo poca atención que podría ser como padre. No pudo evitar sonreír ante esa idea.

    —Deberia de dejar aun lado esos deberes al menos por el día de hoy —Fueron las apalabras de un muchacho que se adentraba a la oficina sin hacer el menor rudio posible y sorprendiendo al hombre que fijo su atención en él—Supongo que es consciente que hoy es el cumpleaños de Alice. No sería mejor darle un pequeño tiempo para ir a felicitarla, Padre.



    [​IMG]


    —Si pudiera lo haría —Comento el hombre volviendo su atención hacia su trabajo.

    El joven omitio palabra alguno para encaminarse hasta el ventanal mirando fuera de este como los jardineros se encontraban decorando el jardín y como toda la servidumbre de igual manera se movían de un lado al otro haciéndo los arreglos para la ceremonia y fiesta de su hermana menor. Miró de reojo a su padre que permanecía con la vista enfocada en una papel.

    —Padre. Hay un asunto que quisiera decirle.

    —Claro. Ahora que estamos solos, puedo escucharte, Alone.

    —Verá...

    —¡Su majestad! ¿Heh? Mil disculpas, no pensé que se encontraba con el principe.— Se disculpo con pena en su forma de adentrarse cierto mensjero que se inclino frente a los dos hombres que le miraron.

    El joven principe solo suspiro resignado para negar con la cabeza y hacer una leve afirmación con la cabeza para que continuara en hablar.

    —¡El rey y el principe del fuego están en la entrada del palacio y pidieron con gran orden la presencia de usted y de los principes.


    —Pensé que no los invitarías —Dijo con el ceño fruncido Alone mirando reprobatoriamente a su padre. La sola presencia de esos sujetos no le agradaba para nada, principalmente porque a su padre se le había ideado comprometer a su hermana menor con el hijo del rey del Fuego.

    —Si no lo hacía te aseguro que tendría al rey del Fuego, amenazandome de una guerra —Dijo con una despreocupante sonrisa para levantarse de su puesto.— Es mejor no hacer esperar a nuestros invitados, vé y busco a Atem, Alone. Le brindaremos un gran recibimiento al rey del fuego y a su hijo.



    PALACIO/PASILLOS

    Sonrió observando a todas partes como los sirvientes se movían de un lado al otro atentos todo lo relacionado al arreglo de la ceremonia de la noche. Empezó a caminar de lo más tranquila y con las mayores intenciones de no llamar para nada la atención justo en esos instantes un enorme e imponente criatura se coloco al frente suyo haciéndola detenerse y reconociendo al ser.

    [​IMG]

    —General Bancho Leomon! —Exclamo sorprendida de ver al imponente felino observandola.

    —Princesa es un gusto volver a verla —Dijo el enorme digimon con expresión seria a la vez que se ráscaba la cabeza sin sabe como poder felicitar a la joven— Muchas felicidades por su cumpleaños, no pensé verla tan pronto —Dijo excusándose— pero le aseguro que en la noche le traeré su regalo.

    —Muchisimas gracias —Agradeció enternecida por la felicitación del General, quién desde pequeña siempre estuvo al tanto de ella.

    —¿Va a algún lado? —No lo pensó dos veces para hacer tal pregunto, en el cual noto la manera en que la joven se sobresalto y se puso nerviosa al instante. Achico la mirada de manera que supo que esa niña tenía algo en mente.—¿Algún problema?

    —¡No! Solo iré a los jardines —Fue lo primero que se le ideo a ella de manera poco convincente a la vez que reía nerviosa.

    —¡General Bancho Leomon! El General Sakurai lo llama —Comunico un mensajero.—Al parecer hay una reunión importante con el y todos los generales deben estar presentes.

    —De acuerdo enseguida iré —Dijo el gran felino a lo que hizo una inclinación hacia la joven.—Princesa con su permiso, me retiro.

    Y con tal despedida. La pelirroja suspiro agradecida de que BanchoLeomon no se había dado cuenta de sus intenciones. Ahora más tenía que esforzarse para no ser vista por otras personas por lo que decidió lo mejor es pasar desapercibida y actuar rapidamente.

    ......
    Por otro lado cierta rubia de ojos verdes entro a una habitación y con las mayores intenciones de despertar al que estaba acostada en la cama. Retiro las sabanas como siempre lo hacía para permanecer con un rostro pálido a la vez que su cuerpo se había tensado. Los minutos pasaron hasta que su grito se escucho por todo el recinto, que hizo que muchos reconocieran su voz y no le tomaron tanta importancia, ya que Gatomon era siempre de hacer drama cuando se trataba de la princesa, y en este caso, de seguro solo era una travesura más de la princesa hacia su amiga digimon.

    ......
    El salir desapercibida había sido lo más fácil principalmente porque los soldados se encontraban pendientes más en la entrada y darle la bienvenida a cada invitado que venían en carruajes o algún otro tipo de transporte. Así que el salir del palacio había sido una forma segura sin tener que ser reconocida. No pudo evitar sentirse emocionada después de mucho tiempo ahora podía dar un paso fuera del palacio y ver la capital por sus propios ojos, sin que le contasen como era cada lugar; como si fuera sacado de los libros que leía podía apreciar muchos edificios, tiendas incluso muchas personas, digimon u otros seres mágicos entre las calles y el pensar todo lo que se perdía, aun no comprendía como es que su padre no le permitía poder salir del palacio para visitar la ciudad. Una ciudad que se veía tan vivaz y agradable para sus ojos.

    ......
    [​IMG]

    Aquel joven rubio vigilaba con unos binoculares desde la entrada del palacio en el que salían y entraban las personas importantes para el reino hasta las calles. Justo a su lado aquel muchacho de cabellera lila y mirada carmesí permanecía recostado jugando con una pequeña daga en sus manos hasta se limito en desviar su atención hacia su compañero que seguía con la vista clavada hacia al frente.

    —Oye Lucemon, deberias estar más tranquilo, quién diría que te importa demasiado la misión.

    —Mejor cierra la boca —Ordeno el rubio enfocando su mirada en su compañero—Si esto se nos sale de la mano, no quiero saber como se pondrá el.

    El joven de cabellos lilas simplemente esbozo una sonrisa indscifrable frente al rubio que volvió su atención hacia la ciudad.




    Puntos principales:
    —No necesariamente todos se conocen, pero pueden hacer enfasis que se han visto o hablado, como ustedes quieran.
    —Hay un grupo de digimon y humanos que planean una rebelión hacia el palacio, el punto principal matar al rey de Terra y a la familia real. Sin embargo aunque estos sean atrapados no dirán nada.
    —Aun los digivice NO yacen a mano de los elegidos, por lo que referente al aparato estos apareceran en la ceremonía de apertura.
    —Podrán usar personajes secundarios.
    —Alice estará en la ciudad, por lo que pueden usarla siempre y cuando recuerden como es su personalidad.

     
    • Me gusta Me gusta x 2
    Última edición: 1 Nov 2016
  13. Darkness94

    Darkness94 Nadie se encuentra a uno mismo sin perderse antes.

    Registrado:
    31 May 2016
    Mensajes:
    22
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +32 / -0
    Nombre: Alastor Brunestud.
    Apariencia:
    [​IMG]

    Edad: 20

    Personalidad: Alastor tiene una personalidad serena y tranquila, pero astuta, tiene un control bastante alto sobre si mismo evitando dejarse llevar por emociones, suele tener una aptitud optimista y una voluntad fuerte ante la adversidad. Es muy dedicado cuando le interesa algo llegando casi al punto de obsesión sin embargo es muy perezoso en caso de que no le llame la atención.

    Biografía:

    Alastor nació en un poblado en la frontera del reino terra, perdió a su familia a los 10 años a causa de el ataque de una quimera que destruyo su pueblo, durante días vago por la región buscando ayuda y víveres sin éxito, justamente cuando estaba a punto de sucumbir a la sed y el cansancio un anciano viajero lo recogió y lo llevo, este lo cuido y ayudo a recuperarse.

    No teniendo a donde ir decidió acompañar al anciano en su viaje, el anciano no se negó y empezó a viajar, no le tomo mucho tiempo enterarse que el anciano resulto ser un mago y alquimista el cual viajaba en busca de mas conocimiento, el suplico al viejo mago volverse su aprendiz, a lo cual el acepto gustosamente, y entonces incursiono al mundo del ocultismo, en el cual se desarrollo sin ningún problema.

    Los años pasaron, y su viaje a través de los distinto reinos continuo, al igual que su entrenamiento, el anciano no solo entreno su mente y su poder si no también su cuerpo, llevándolo por un riguroso entrenamiento físico. Su viaje no solo lo hizo mas fuerte si no también le enseño a valerse por su cuenta, ya que el viejo mago se mantenía del comercio de su pociones y brebajes, además de su función como medico.

    Un tiempo mas tarde fueron llamados por un noble debido a que su hija enfermo gravemente, este ofreciendo una enorme suma de dinero a cambio de sus servicios, ellos aceptaron el trabajo el cual se cumplió sin ningún problema, satisfecho el noble pago la enorme suma en oro, sin embargo poco después y mientras se hospedaban en una posada de la ciudad local, su maestro fue asesinado y su oro robado, furioso empezó a buscar al responsable de la muerte, se enteró que el culpable era un mercenario contratado por el mismo noble al que habían ofrecido sus servicios, segado por la ira y el odio, en medio de la noche fue y masacro a cada persona sin distinción alguna en la mansión de aquel hombre, arrepentido por la atrocidad de haber matado niños e inocentes, opto por el autoexilio; después un par de años en soledad decidió regresar a los reinos y buscar alguna manera de redimirse.


    Gustos.

    - La meditación.

    - La astronomia.

    - Lectura.

    - La búsqueda de conocimiento.

    - Su digimon.

    - Ayudar a la gente.

    - El dinero.

    Disgustos.

    - La gente arrogante.

    - El abuso del poder.

    - La carencia.

    - La traición.

    Profesión temporal: Comerciante ambulante.

    Habilidad.

    Hechicería: Durante sus años como aprendiz y durante su exilio se dedicó a perfeccionar distintos hechizos y rituales de ataque y defensa. Así como desarrollarse en el ámbito de runas.

    Metalurgia: Debido a su elemento opto por aprender a trabajar con metal y aprender algo de forja.

    Alquimia básica: Sabe crear pociones simples, algunos medicamentos y venenos simples, sin embargo su conocimiento en el área es muy limitado.

    Crafting: Sabe elaborar amuletos con efectos variados y mejorar o encantar armas, sean de procedencia humana o de digimons.

    Esta versado al uso del bastón como arma cuerpo a cuerpo, el uso de dagas tanto para su lanzamiento como para pelear cuerpo a cuerpo, además del uso de cadenas como arma de corta-media distancia, sin embargo prefiere evitar el combate directo si puede.


    Invocación o Don especial.

    Posee la capacidad de robar energía de su entorno a una corta distancia o tocando el objetivo, sin embargo dependiendo de quien o de que lo absorba, y de cuanto robe, su cuerpo sufrirá daños e ira perdiendo su cordura, debido al rechazo de su cuerpo que provoca esa energía desconocida.

    Puede controlar el metal a su alrededor, sin embargo la cantidad y rango en que lo puede manejar es aun limitada.

    Elemento sagrado: Metal.

    Color digivice: Violeta oscuro y negro.

    Extra.

    - Porta el viejo bastón de su maestro, el cual usa como catalizador para sus conjuros y como arma de defensa personal.
    [​IMG]
    - Guarda un enorme rencor a la clase noble por lo que no desperdiciara ninguna oportunidad para fastidiarlos o estafarlos, en caso de que el noble sea una persona cruel o sin moral vera la manera de arruinarlo.

    - Además de su digimon tiene un par de familiares pequeños que usa como mensajeros o espías.

    - Sabe leer perfectamente el lenguaje corporal de la mayoría de las personas por lo que rara vez se equivoca al ver las intenciones de quienes lo rodean.

    - Suele ayudar a la gente mas necesitada o enferma, priorizando a los niños.


    Acompañante.

    Renamon.
    [​IMG]

    Personalidad: Es muy serena, pero demasiado seria hacia la mayoría de la gente, no es muy abierta a nadie que no sea su tamer, es muy precavida en cuanto a la protección de su tamer, siempre le gusta recolectar la mayor cantidad de información cuando llegan a un nuevo lugar y siempre tiene una fachada educada ante desconocidos, sin embargo, sabe también actuar bastante bien, por lo que suele ayudar a Alastor en sus negocios, a promocionar sus productos y en sus estafas. En combate no tiene reparos en usar trampas y aprovechar las debilidades de sus oponentes.

    Historia antes y después de conoces a su tamer:

    Desde que era un Pokomon, ella no confiaba en los humanos debido a que llego a ver como algunos digimons sufrían abusos de parte de los humanos, desde entonces se esforzó por ser mas poderosa, peleando contra otros digimon y criaturas, saliendo en la mayoría bien librada y victoriosa debido a sus tácticas sucias de pelea, sin embargo en una ocasión fue emboscada por un grupo de ogremons quienes la derrotaron y dejaron sumamente herida, entonces Alastor apareció, le recogió y sano sus heridas sin pedir nada a cambio, ella viendo que era diferente a los humanos que había visto decidió acompañarlo en su viaje como forma de gratitud, con el tiempo llegaron a ser grandes amigos, ella admite que es muy divertido viajar con el pese a los altibajos que se presentan.

    Gustos:

    · Entrenar.

    · Dar largos paseos.

    · Pasar el tiempo con su tamer.

    · Encontrar rivales nuevos.

    Disgustos.

    · La gente malvada.

    · Peleas sin razón.

    · Los digimon y personas irracionales.

    · La traición.

    Apariencia humana:
    [​IMG]
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  14. Tetsu Slayer

    Tetsu Slayer

    Registrado:
    7 May 2016
    Mensajes:
    203
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +200 / -3
    Aoi Izanagi

    La noche anterior había sido movida para el joven Aoi y su compañero Agumon, por lo que esta mañana ambos habían amanecido algo cansados y todo por aquellas personas de negro que habían aparecido.

    Jefe estoy hambriento — fue lo que le dijo el dinosaurio naranja mientras se recostaba sobre la mesa de aquella casa.

    Toma, Agumon ahora déjame pensar tranquilo — dijo Aoi mientras le ponía un plato con comida y deja la sala.

    La noche anterior Aoi había sido atacado por los restos de aquella organización que lo entreno cuando era joven.

    Supongo que no ganaremos nada estando aquí, Agumon aprovechemos mi día libre y salgamos — Dijo el chico para cambiarse mientras el pequeño dinosaurio naranja terminaba de desayunar.

    Ambos salieron de la casa y se dirigieron a la zona central de la ciudad donde el festival era más concurrido que por las zonas bajas en donde ellos vivían.

    Si hay un lugar como este ¿Por qué seguimos viviendo en la zona baja de la ciudad jefe?

    Porque me siento más cómodo en esa área — contesto el joven mientras caminaban

    Ellos salían solo del área baja de la ciudad para ir al trabajo del joven y para comer, pero el resto del tiempo ambos se la pasaban en aquella área, donde viva la mayoría de las personas pobres de aquel reino al igual de la escoria y criminales que residían en esta.

    mmm ¿qué deberíamos hacer? — dijo Aoi mientras comía a gusto unas galletas que vendían en un puesto de aquel festival.

    Qué tal si vamos por más comida — fue lo que le contesto el dinosaurio naranja

    No lo creo, mi dinero no es infinito — dijo el joven con una gota mientras seguian su camino.

    Mientras este caminaba pudo ver a una joven peli-roja la cual caminaba alegre por las calles de aquella ciudad, pero a la vez parecía algo perdida como si fuera su primera vez caminando por aquellos caminas.

    Esa chica —el vio como la chica termino en un callejón aislado al doblar en una esquina — aa que fastidio — dijo para empezar a caminar en su dirección, el no tardó en darse cuenta que esa chica no tenía la más mínima idea de donde se había metido debido a como alegremente iba hacia aquella parte de la ciudad.

    ¿Qué ocurre jefe? — le pregunto el digimon al peli-negro

    Agumon sígueme.

    Ambos empezaron a caminar en la misma dirección de la joven de cabello rojo, mientras caminaban él pudo notarlo, un grupo de criminales que vivía en la zona baja como él y que empezaron a ir detrás de aquella joven.

    haa, esto será un problema — dijo el joven peli-negro mientras aceleraba su paso.

    ¿Por qué lo dices jefe? — pregunto Agumon a su compañero mientras también aceleraba su paso.

    primero que nada esos tres nunca aprenden y salieron de los barrios bajos, será un problema para mi si empiezan a incrementar la vigilancia por esa área para mantener a los idiotas tranquilos y segundo — dijo mientras miraba a un par, un hombre de cabello castaño y una mujer de rubia los cuales al igual que él se habían dado cuenta de la situación, a los cuales reconoció enseguida debido los periódicos y lo que la gente sabían de ellos.

    A pesar de que Aoi se había transformado en un completo desconocido luego de abandonar y exterminar a aquella organización, si personas del ejército o la guardias reales o públicas se entrometían y empezaban a reforzar la seguridad de aquella área su identidad estaría en peligro de ser descubierta.

    Oye vamos no tengas miedo, no te aremos daño — decía un hombre de aquel trio mientras trataba de sujetarla del brazo cuando alguien sujeto su muñeca y empezó a ejercer fuerza — Auch, duele suéltame — dijo mientras trataba de soltarse.

    jeje lo siento, lo siento — dijo el peli-negro quien rápidamente había recorrido aquella distancia que los separaban en unos segundos al incrementar su velocidad con su elemento trueno.

    Izanagi — dijo el hombre mientras se alejaba al momento que el joven soltó su agarre.

    Jaja lo siento chicos, solo es que me preocupe cuando mi amiga aquí presente se alejó de mí, y al verlos con ustedes me alegro, dijo después de todo ustedes nunca le harían algo a mi amiga ¿verdad? — todo aquello lo dijo con un semblante tranquilo y una sonrisa sombria para cualquiera que lo mirara, un cambio notorio a diferencia a la usual expresión del joven.

    Un intenso instinto asesino se podía sentir en toda el área, el cual era tan intenso que alerto tanto al castaño como a la rubia y los 3 maleantes, los cuales empezaron a retroceder, por otro lado Aoi miro de reojo a la joven para que se posicionaran a su lado.

    La chica no sabía qué hacer, por un lado una extraña sensación de inquietud la rodeaba al momento de mirar los ojos del joven, como si estuviera viendo a la muerte en persona y por otro no podía simplemente quedarse sin hacer nada o solo causaría problemas para el joven debido a la mentira que acababa de decir sobre que se conocían.

    Izanagi tu — dijo el líder de los tres mientras aún se sostenía su mano mientras se alejaba aún más — es suficiente nos vamos.

    si jefe — dijeron los otros dos para emprender su viaje de vuelta a los barrios bajos.

    Supongo que eso es todo — dijo el chico mientras su sonrisa pasaba de ser una tétrica a su usual sonrisa calmada y relajada — Agumon ya puedes salir de tu escondite — dijo mientras aquel instinto asesino desaparecía del ambiente y la chica se relajaba.

    Jefe, no sería mejor dejarles en claro a esos 3 a no salir de los barrios bajos — dijo el digimon mientras se acercaba a ambos jóvenes.

    No, eso sería muy fastidioso — dijo para luego mirar a la joven — señorita debería tener más cuidado, no siempre tendrá a un caballero de brillante armadura como yo cerca para protegerla — hablo con su sonrisa y un tono de broma mientras salía de aquel área con la chica a un lado.

    Gracias, eto — dijo la chica para mirar al chico para luego preguntar — ¿me podrías decir tu nombre? De lo contrario no podre agradecerte como es debido — dijo mientras miraba a los ojos del joven, los cuales estaban completamente cambiados a como se veían hace unos minutos.

    Oh, lo siento aun no me presento, mi nombre es Izanagi Aoi — dijo mientras sonreía y miraba disimulada mente a aquellas dos personas las cuales también parecían haberse relajado pero aun así vigilaban al joven — supongo que no se puede hacer nada, luego de lo que acabo de hacer — pensó para si mismo mientras volvía a centrar su atención en la joven peli-roja — y ¿usted señorita como se llama? Creo que el conocer el nombre de la persona que acabo de ayudar seria una gran recompensa — dijo esperando la respuesta de la joven.

    .........................................................................................................................................................

    mimi_sakuramimi_sakura
    LightdowLightdow
    YuukuruYuukuru
    Darkness94Darkness94
    Alex KnightbladeAlex Knightblade (tambien agregue a tu pj y su waifu como lo habiamos hablado xP)

    Okay, post puesto y perdón por el retraso mimi-san, e tenido un gran bloqueo para poder terminar el post, y ya que estaba me tome la molestia de que nuestros personajes interactuen, si maneje mal a su personaje aviseme y lo arreglare xD
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  15. Alex Knightblade

    Alex Knightblade I am the bone of my sword

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    58
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +103 / -0
    Habían pasado un par de horas desde que Akito fue arrastrado por Leone hacia las tiendas comerciales, en donde la chica compro una gran cantidad de cosas, aunque en su mayoría era ropa y algunas artesanías. Viendo que el castaño estaba algo exhausto por el ajetreo, la rubia decidió parar en las bancas de la plaza para descansar un poco


    - No recordaba lo extenuante que era salir de compras con una chica- pensó el ojirrojo para sí mismo mientras se recostaba en la silla d madera

    - Fiuuuuu, Hace tiempo que no me divertía así en un permiso de trabajo- exclamó Leone totalmente feliz mientras observaba todas sus adquisiciones, lo que hizo que Akito esbozara una sonrisa en su rostro

    - Me alegra que lo disfrutes, Leone, te lo mereces

    - Hablando de eso ¿quieres algo de beber Akito?, creo que me pasé un poquito contigo- le preguntó la chica al ver la expresión de cansancio del chico, a quien le hizo un guiño y le mostró la lengua

    - ¿un poquito?, yo diría que bastante- le contestó el castaño con una sonrisa pícara indicando la mala intención, lo que hizo que la rubia se molestara y avergonzara un poco

    - Hmmmmmp, baka…entonces espérame aquí mientras voy por unas sodas- fueron las palabras de Leone antes de dejar solo al castaño en aquella banca para ir por las bebidas.


    Habían pasado unos cuantos minutos y Akito se encontraba mirando a la gran multitud de gente que iba y venía por todas partes de la ciudad; los niños jugando, los jóvenes coqueteando con las damas, los comerciantes cerrando tratos y vendiendo. Sin duda nada había cambiado en aquella ciudad desde que tenía memoria, aunque si había algo diferente para Akito y era el hecho de que estaba solo cuando antes solía frecuentar el lugar junto a Ellie, cosa que lo deprimió al recordarlo.


    - Definitivamente te hubiera gustado venir este año, está más animado que nunca- susurró Akito mientras se le venía a la mente la imagen de su difunta amada, aunque esto fue por poco ya que vio algo que le llamo la atención en una calle algo oscura al otro lado de la carretera, la cual era la entrada al barrio más pobre y peligroso de la ciudad: eran tres sujetos, quienes estaban molestando a una chica de aproximadamente unos 15 o 16 años de edad

    — Oye vamos no tengas miedo, no te haremos daño — decía uno de los hombres mientras trataba de sujetarla con fuerza del brazo

    Auch, duele suéltame — exclamó aquel bandido mientras trataba de soltarse.

    - ¡No me jodan, la están lastimando! - pensó enojado el castaño mientras desenvainaba su espada negra y se disponía a ir hacia los tres bandidos, cuando de pronto alguien se le adelantó: era un joven de cabellos negros, quien interrumpió a la sabandija sujetando su muñeca haciéndole fuerza dejando impresionado a Akito

    jeje lo siento, lo siento — fueron las palabras del recién llegado de cabellos negros

    — Izanagi — dijo el asaltante, quien parecía distinguir al joven de cabello negro. Por alguna razón Akito no se movía de su lugar y tan solo se limitaba a observar la escena, aunque si pensaba en intervenir en caso de que aquel sujeto no fuese capaz de someter a los tres bandidos

    Jaja lo siento chicos, solo es que me preocupe cuando mi amiga aquí presente se alejó de mí, y al verlos con ustedes me alegro, digo, después de todo ustedes nunca le harían algo a mi amiga ¿verdad? — le preguntó aquel chico con un semblante tranquilo y una sonrisa sombría. Un intenso instinto asesino se podía sentir en toda el área, el cual era tan intenso que alerto a Akito y a los 3 maleantes, los cuales empezaron a retroceder.


    La chica no sabía qué hacer, por un lado, una extraña sensación de inquietud la rodeaba al momento de mirar los ojos del joven, como si estuviera viendo a la muerte en persona y por otro no podía simplemente quedarse sin hacer nada o solo causaría problemas para el joven debido a la mentira que acababa de decir sobre que se conocían.


    — Izanagi tu…es suficiente nos vamos — dijo el líder de los tres mientras aún se sostenía su mano mientras se alejaba aún más

    — si jefe — dijeron los otros dos para emprender su viaje de vuelta a los barrios bajos.

    - suspiro- menos mal que todo termino bien- exclamó Akito al ver el desenlace del problema mientras envainaba de nuevo su arma

    - ¡Akito¡ ¿sucede algo?- interrumpió la rubia, quien acababa de llegar con dos sodas en las manos, sorprendiendo un poco al castaño

    - Oh Leone, eres tu…descuida, no me pasa nada

    - Te ves extraño, ¿seguro estas bien? - preguntó de nuevo la chica al ver el rostro de incertidumbre de Akito

    - No, no pasa nada- le contestó el chico mintiendo al respecto sobre lo sucedido en aquel callejón

    - Pues a mí me parece que tienes algo- le dijo la chica con ojos de sospecha lo que hizo que Akito se alterara un poco y negara rotundamente las palabras de la rubia

    - Ese joven, se ve que no es una mala persona a pesar de esa aura peligrosa que mostró hace un momento, dejaré que él se encargue de todo para no arruinar mi tiempo con Leone

    - Mooooo, no tienes remedio, desde que éramos niños has sido así- le dijo la rubia mientras le hacia un puchero de molestia

    - Jeje lo lamento, Leone

    - Aun cuando todo se resolvió tengo una duda: ¿quién era esa chica?, ahora que lo pienso no solo la he visto antes a ella, sino también al joven que la salvó, pero no recuerdo donde- pensó el castaño mientras intentaba recordar a la chica y al joven que la salvó

    - Suspiro- ya que estas tan disperso y tienes el descaro de ignorarme supongo que ya descansaste lo suficiente, ¿verdad?, entonces sigamos con nuestra cit- digo, con nuestro tiempo de compensación- dijo Leone con una sonrisa maliciosa mientras arrastraba al castaño en contra de su voluntad hacia las tiendas de la plaza



    Por otro lado, se encontraba Dorumon en forma humana paseándose felizmente por los puestos de la plaza, en especial los de comida y postres


    - Señor deme un crepé de fresa con crema, tamaño familiar- ordenó el chico felizmente al dueño del puesto mientras le pasaba una moneda de plata

    - Ya sale tu orden, pero en serio niño, deberías dejar de comer tanto dulce o te enfermaras- le dijo el hombre mientras le preparaba su postre al digimon, quien simplemente se lo tomó de broma

    - No me pasará nada, mi estómago y mi voluntad son de hierro jejeje- le contestó Dorumon risueño cuando de pronto escuchó ciertas palabras de un grupo de hombres con fachas de granujas que estaban reunidos en una esquina

    - ¿Cuánto falta para que empiece el show?

    - Shhhhh, calla llorica, nadie puede sospechar de lo que haremos

    - Cierren el pico los dos, par de ineptos o lo arruinarán todo -suspiro- por ahora esperaremos las órdenes del jefe

    - Si hermano mayor

    - Tu siempre tan inteligente Nii-san

    - Algo me huele mal aquí… ¡señor, que el crepé sea para llevar!- le ordenó Dorumon al anciano mientras miraba fijamente a los granujas

    - ¿Pasó algo niño?, de repente cambiaste tu expresión- le preguntó el señor al ver tan tenso al digimon

    - No, nada

    -
    Esos tipos se traen algo sucio entre manos, lo sé, por ahora iré a buscar a Akito y a Leone, ellos sabrán mejor que hacer- pensó Dorumon mientras tomaba el paquete y rapidamente se fue a buscar a los dos caballeros

    listo, post subido por fin

    mimi_sakuramimi_sakura lamento la demora XD
    Aoi SlayerAoi Slayer
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  16. Darkness94

    Darkness94 Nadie se encuentra a uno mismo sin perderse antes.

    Registrado:
    31 May 2016
    Mensajes:
    22
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +32 / -0
    Alastor suspiro cansado y algo aliviado al ver a lo lejos la luces de la gran urbe, estaba cansado de viajar, pese a que iban en una carreta techada tirada por 2 caballos lo que hacia mas cómodo su travesía, aun era cansado debido al camino de terrecería.

    -¿Todo bien maestro?- una voz femenina vino de la parte trasera de la carreta.

    -Si, no te preocupes Rena, solo me siento aliviado de ver civilización después de nuestro largo viaje, pensé que tendríamos que acampar otra noche en el bosque, personalmente yo quiero tomar un baño caliente y dormir en una cama suave.- dijo con cierto fastidio.

    -Si tiene razón maestro, a sido un largo recorrido desde el reino del fuego hasta el reino Terra… sin embargo al menos esta vez no fue a pie.- hablo una chica rubia en tono irónico y divertido.-Aun no me creo que haya caído en esa actuación de la chica en aprietos.- concluyo la chica con una pequeña risa.

    -Enserio… jamás e visto nadie que se resista a esa apariencia, jamás te he visto batallar en engañar a la gente, muy poco ven atreves de tus actuaciones… a mi a veces me cuesta. - contesto el pelinegro divertido.

    -El tipo era un pervertido, de hecho todos a los que hemos estafado o robado son unos pervertidos de primera o muy ingenuos… aunque aun no entiendo algo… ¿Cómo demonios fue que sacaste a los 2 caballos y una carreta de un establo vigilado sin que nadie se percatara?; además ya habías cargado algunos artículos de valor que obviamente sacaste de la casa.- pregunto perpleja la chica.

    -jajajaja no fue tan difícil, una pequeña distracción, un buen juego de ganzúas, noquear a un par de personas y mucha maña… solo eso se ocupó en esta ocasión- dijo el chico con una sonrisa, la chica satisfecha con la respuesta le volvió se acostó y se durmió en lo que llegaban a la urbe.

    Media hora mas tarde se encontraban en la entrada a la ciudad, y al igual que en todas las capitales había un grupo de guardias en un puesto de control, detuvo la carreta cuando llego.

    -Buenas noches, nos podría mostrar sus documentos por favor.- hablo un guardia, en las grandes urbes como medida de seguridad se pedía una identificación de ciudadanía para entrar, en caso de un extranjero se debía entregar un permiso firmado por el embajador del reino terra en la nación correspondiente o en la misma frontera del reino.

    -Claro, no hay problema.- contesto Alastor amablemente mientras sacaba 2 identificaciones, la de el y la de Renamon.

    -Con que son ciudadanos, ¿bueno no le importa si checamos el cargamento?.- hablo el guardia.

    -claro que no adelante.- contesto el chico.- Rena…- la chica bajo de la carreta, al parecer había despertado antes de llegar al puesto de control, el guardia hizo una señal y varios hombres empezaron a dar un chequeo rápido al cargamento.

    -Y cual es el motivo de su visita, ¿vienen al festival de los héroes?- hablo el guardia de manera mas amena.

    -Si señor, vera soy un comerciante y estos festivales siempre son buenas oportunidades, además deseo abrir mi propia tienda próximamente.- contesto el pelinegro alegremente.

    -Señor…- hablo un hombre mientras se acercaba con una caja llena de armas de distintos tipos, antes de que alguien mas dijera algo, Alastor hablo.

    -Vera señor, soy un comerciante ambulante por lo que cada vez que viajo me expongo a grandes riesgos y no me puedo costear seguridad privada, así que lo único que me queda es ir armado en caso de cualquier imprevisto.- si bien el reino terra no era muy inseguro debido a su prosperidad, aun había algunos bandidos en los caminos, aparte de criaturas mágicas y digimons por todo el reino, usualmente la gente común que quería viajar, lo hacia en caravanas o grupos, haciendo el viaje mas seguro e incluso daba la oportunidad de contratar a algún aventurero o mercenario como protección.

    -Por si fuera poco viajo con una mujer, eso nos hace un blanco mas deseable.-el guardia miro de reojo a Rena.- Aparte los aventureros y cazadores pagan muy bien por armas, en especial si las suyas se rompen en medio del bosque… uno se gana la vida como puede.- el guardia lo pensó unos minutos.

    -Muy bien, déjenlos pasar, y suerte con la apertura de tu tienda muchacho.- hablo el guardia amablemente.

    -Muchas gracias, que pase una buena noche.- Alastor se despidió amablemente.

    -Bueno supongo que ahora buscaremos una posada.- hablo Renamon.

    -Si, yo estoy hecho polvo, ¿no se tu?.- contesto Alastor.

    -Creo que ire a dar una vuelta por la ciudad, a lo mejor y encontramos un lugar bueno donde poner la mercancía.- contesto el digimon.

    -Claro sin embargo primero llegamos a la posada, después te vas.- contesto el pelinegro.

    Finalmente llegaron a una posada, no era muy lujosa pero tampoco era una pocilga, además estaba cerca del centro, pago una habitación de 2 camas y desempacó todo, a final de cuenta estarían en ella hasta que encontrara una casa o un departamento donde hospedarse y con las fiestas dudaba que podría buscar bien, mejor aprovecharía para sacar algo de oro, Renamon retomo su forma original y salió por un ventana, Alastor no se molesto en detenerla eran cerca de las 3 am por lo que había poca gente en las calles, podría andar a sus anchas sin molestar a alguien, finalmente el muchacho tomo un baño y se durmió.

    A la mañana siguiente fue levantado por Renamon muy temprano, aun no salía el sol, Alastor de mala gana se levanto, durmió poco pero no era la primera vez que se levantaba a trabajar después de muy poco sueño.

    -Anoche encontré un lugar ideal para poner el puesto, esta en una de las avenidas principales, si nos apuramos podemos ganar el lugar antes que otros vendedores.-

    No era raro que eventos asi se pusieran puestos ambulantes y mas en una ciudad tan grande como esta, abría cientos de puestos a lo largo de las avenidas principales. Alastor al escuchar la declaración de su digimon se apuro a alistarse, tomo su carreta y se dirigió al lugar que sugirió renamon.

    Después de unos minutos llegaron a la avenida principal, logro ver ya a varios comerciantes precavidos quienes igual que el llegaron antes de la salida del sol a poner sus puestos en lo mejores lugares posibles, finalmente llegaron, el lugar era un callejón sin salida, muy cerca de la plaza principal, solo había casas por lo que no le afectarían las tiendas ya establecidas y en el callejo podría meter su carreta y los caballos además de mantenerla protegida de ladrones, definitivamente era buen lugar, seria un día muy ajetreado, Alastor lo presentía.
    _____________________________________________________________________________
    Listo tengo aqui esta mi intro, disculpen la tardanza por alguna razón no pude acceder hasta esta hora a la pagina. saludos.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  17. Yuukuru

    Yuukuru ~Escucha a mi corazon~

    Registrado:
    28 Nov 2010
    Mensajes:
    385
    Temas:
    18
    Calificaciones:
    +567 / -4
    El ambiente festivo era ya notorio en el reino. Las personas se movían de un lugar para otro, las tiendas ya estaba casi preparadas para las ventas que podían existir y los escenarios para distintos espectáculos eran colocados. Incluso aquel donde se apreciaría el evento principal. Kaishin y su compañera, Syaka, felizmente yacían sentado comiendo unos bocadillos que el primero había comprado, era un dulce luego de haber comido. Su amiga se mostraba feliz de comer aquel caramelo.

    Kaishin miraba alrededor notando como las personas se encontraban felices por la festividad. Incluso notando rostros desconocidos, seguramente de personas provenientes de otros reinos. Después de todo este evento era el mayor y más conocido entre los distintos lugares. El chico de cabellera azulada observo una pequeña disputa que se llevaba entre un comerciante y un sujeto de aspecto sospechoso, el primero reclamando un robo por parte del segundo.


    — Oye viejo, ya te dije que no robe ninguna mercancía —
    el sujeto de aspecto flacucho sonreía con malicia argumentando su inocencia.


    — ¡Yo te vi! ¡No te hagas el inocente! —
    el hombre que le reclamaba era un poco gordo con un bigote curioso.


    — Oye, oye, bajemos la voz, no queremos armas escándalos ¿Verdad? —
    el sujeto flacucho se acerco al comerciante y entre sus ropajes mostró una pequeña daga que asusto al hombre — ¿Qué tal si me das las monedas en compensación de tu falsa acusación? — rió el ladrón.


    — Disculpe —
    el llamado capto la atención de ambos y notaron al chico de cabellos azules observarles — ¿Sabe que está cometiendo un acto…no adecuado? — Kaishin se mantenía tranquilo y sonriente.


    — ¿Eh? ¿Y quién eres tú? ¿Quieres problemas? —
    el hombre flacucho y levemente encorvado camino hasta el chico con una sonrisa maliciosa — Escucha mocoso, no te metas en problemas de adul- — de forma repentina sintió un poderoso golpe en la boca del estomago. No hubo tiempo de reacción ya que simplemente se desmayo en unos segundos.


    — ¿Se encuentra bien, señor Emburgo? —
    pregunto el muchacho dejando caer al tipo al suelo.


    — Gracias, Kaishin —
    el hombre saco un pañuelo secando el sudor que bajaba por su frente.


    — Es mi deber mantener la orden en este lugar —
    finalizo para llamar unos guardias y que llevaran al bandido a custodia, no sin antes revisar sus ropajes y notar la mercancía robada en un saco — Bueno, debo irme, seguramente alguien espera mi protección — fue lo último que dijo para irse seguido de Syaka.

    Ambos caminaban por la plaza notando los distintos escenarios de ventas y juegos que más tarde iniciarían sus operaciones, incluso algunos se notaban interesantes, como arrojar la daga al blanco y ganar un premio. Kaishin pensó en ello luego para darle algo a Syaka. Esta se hallaba aferrada al ropaje.


    — Kaishin ¿Debemos trabajar? —
    la inocente pregunta de la pequeña hizo reír al mayor.


    — Lo siento, Syaka, pero es mi deber mantenerme activo siempre —
    el chico acaricio levemente la cabeza de su compañera quien infantilmente hizo un puchero — No te pongas así, luego de este día me darán una semana y haremos lo que gustes — intento animarla el chico, cosa que pareció funcionar levemente.

    Mientras caminaban Kaishin noto una pequeña conmoción, parecía entre varios hombres y una chica. Pensó en interferir pero noto una persona que había conocido. Sonrió levemente y prosiguió su camino. Syaka noto aquello y se pregunto la negativa de su compañero de no ayudar. Pero decidió no preguntar y simplemente seguirle.

    Finalmente ambos habían llegado a uno de los nobles hoteles o posadas donde duques y demás personajes de estatus nobles se hospedaban en visita. Como se notaba muy resguardados por guardias, incluso de otros reinos. Kaishin ingreso fácilmente puesto que se le reconocía en aquel lugar y su función. Aunque llego un momento donde se le prohibió por temor a que fuese un traidor igualmente como su maestra.

    Al subir algunos escalones y encaminarse por el pasillo donde demás guardias de armaduras yacía postrados en distintas puerta, llego a donde seguramente yacía la persona que buscaba. Los guardias hicieron un chequeo rutinario, aunque confiaban en el joven ante su persona. Al finalizar dieron aviso a la persona del interior quien otorgo el pase. Kaishin ingreso junto con Syaka y ambos observaron el hermoso cuarto notándose que estaba creado para noblezas. En el centro y sentada yacía la noble que había escoltado unas dos horas antes. Esta se encontraba observando el reino atreves de la amplia ventana del lugar.


    — Kaishin ¿Qué te trae por aquí? —
    pregunto la chica con tono amable invitando al joven sentarse. Este agradeció con amabilidad y tomo asiento en una silla cercana. Syaka aprovecho para sentarse en su regazo. Cosa que la hacía ver tierna.


    — Vine a ver si necesitaba mis servicios, madam —
    pronuncio el escolta con su amigable sonrisa.


    — En estos momentos no creo sea necesario, aunque mi padre salió a fuera donde intenciones de probar las delicias del reino —
    la noble soltó un pequeño suspiro.


    — El señor siempre ha sido amante del buen gourmet. No me extraña que desee probar platillos de un reino donde las comidas son consideras exquisiteces —
    hablo el chico. Una criada se acerco trayendo un poco de té y bocadillos que Kaishin acepto gustoso.


    — Es un ambiente muy llamativo y feliz —
    las dulces palabras de la noble hicieron asentir al chico, syaka simplemente disfrutaba de las galletas — Estaría gustosa de permanecer aquí más tiempo, en el reino las cosas no han ido muy bien — expreso ella con tono decaído.


    — Gustosamente puede permanecer el tiempo que guste aquí, madam, yo personalmente me encargare de su cuidado —
    la noble giro para observar al chico quien sonría. Ella igualmente dio una sonrisa. Repentinamente la puerta se abrió entrando el padre de aquella doncella.


    — Ah, las delicias del reino siguen siendo maravillosas, Veronica, hija mía, debes probar estos platillos ¿Oh? —
    el padre observo al joven escolta — Joven Kaishin, un placer tenerlo aquí, venga, probemos estos platillos juntos joijoi — rió el hombre con alegría mientras detrás suyo habían personas con distintos platos.


    — Agradezco la invitación, pero será en otro momento, debo encargarme de unas cosas, Madam, señor —
    el joven se levanto y se dispuso a irse, incluso cargando a Syaka cual costal de papas pues esta deseaba mas galletas. Y antes de irse Veronica le dio un plato con muchas de ellas.

    Ambos ya se encontraban caminando directo al hogar rural de Kaishin. Este caminaba felizmente gustoso de ver a sus padres, después de todo tuvo que permanecer en el otro reino casi 4 días esperando las preparaciones de Veronica y su padre para partir. Y al menos estaba de regreso y con muchas ganas de abrazar a sus padres.


    mimi_sakuramimi_sakura
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  18. Lightdow

    Lightdow Aprecia tu tiempo, que no sabras cuando se ira

    Registrado:
    20 Ene 2015
    Mensajes:
    776
    Temas:
    10
    Calificaciones:
    +579 / -4
    -El bar esta muy animado!!- Gritaba la chica pelinegra conocida como Hyokomon la cual veia lleno el lugar

    -Es normal en estos festivales- decia Kotori mientras llevaba las ordenes de algunas mesas, tenian casi la mayor parte del dia trabajando y ayudando a su jefa la cual al solo ser 3 meseras debia ser un trabajo dificil considerando el gran tamaño del bar y la clientela pero para eso la peliroja era como un paseo por un bosque.

    -Gracias por su visita- decia dando una reverencia la jefa del lugar para seguir ayudando a las otras dos chicas, asi siguieron durante una hora hasta por fin la mayoria de la clientela estuviera satisfecha y se fuera -Kotori-chan, hyoko-chan muchas gracias- les decia con una gran sonrisa - pueden tomarse el resto del dia libre, no es justo que me esten ayudando y no puedan disfrutar-

    -¿En serio?- pregunto la digimon en su forma humana sorprendida por esas palabras lo cual hizo que tuviera una sonrisa en su rostro

    -¿Esta segura? sabe que solo es poco tiempo que el bar esta vacio hasta que se vuelva a llenar en los dias de festividades...- a lo contrario que la digimon, kotori estaba preocupada de lo que podria pasar si se fuera

    -es en serio, contrate a otras chicas para que ayuden, no se preocupen, asi que disfruten el festival, nunca saben si podran celebrar otro jeje- decia sonriente.

    -esta bien...- la peliroja no sabia que decir pero tuvo que obedecer a su jefa y retirarse del bar por el dia de hoy, se cambio a sus ropas habituales, un vestido verde con blanco mientras dejaba su cabello suelto mientras que hyokomon simplemente se puso sus ropas habituales que consistian en una armadura ligera (ver apariencia de la digimon para saber como esta vestida)

    -vamos kotori-sempai!- le grito la digimon tomando de la mano a su amiga y llevarsela a rastras por el lugar, simplemente ´pasaron por diversos lugares, como tienda de ropa, puestos de comida, etc.

    -se ve bien- decia sonriente kotori viendo unas espadas de una tienda.

    -hoooooo kotori-sempai no es momento para eso!- dijo la digimon para llevarse a rastras de nuevo su compañera la cual habia sido distraida por unas espadas.

    -estas muy emocionada hyoko-chan jeje- decia siguiendo a su digimon la cual recorria todo el lugar

    -claro kotori-sempai, es el primer festival que puedo ver completamente a pesar de vivir 2 años con usted jeje-

    asi ambas chicas siguieron recorriendo todo el lugar que estaba lleno de gente.

    --------------------------------------------

    mimi_sakuramimi_sakura perdon por lo corto y el retraso, ayer no me queria entrar en el foro :'c
    @todos

    el que quiera interactuar a mi pj y su digimon hagalo
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  19. Kirari

    Kirari El Destino del Milagro ♡

    Registrado:
    11 Jul 2009
    Mensajes:
    1,674
    Temas:
    31
    Calificaciones:
    +327 / -1

    [​IMG]

    [ Haine Van Ratzenger ]

    [​IMG]
    Edad.
    20

    Personalidad. Su visión del mundo es un poco maniquea. En efecto, para él la vida es simple, están los buenos y los malos, y no hay tiempo que perder con los primeros. Es rápido para la ejecución, a menudo un poco duro, brutal, intolerante e impaciente. Estima, con sensatez, que si él puede hacer algo, los demás también. Es un hombre apurado, que detesta perder el tiempo en tonterías, y no para hasta no alcanzar sus objetivos, cueste lo que cueste. Los fracasos o los obstáculos no reducen su coraje e incluso redoblan su obstinación.

    La primera impresión es importante y ese es uno de sus principales ideales. Por momentos introvertido, o extravertido, sociable, es un hombre encantador, que necesita agradar y ser querido, aunque centrado sobre sí mismo. A menudo cortés, tiene tacto, pero a veces comete errores pues no sabe medir sus opiniones, sean o no positivas; su sinceridad es innegable. Es elegante y refinado y puede ser esteta, a menos que se contente con apreciar los placeres de este mundo. La glotonería es una de sus debilidades. Los sentimientos ocupan un espacio importante en su vida y a menudo está marcado, para bien o para mal, por su familia. Tiene una gran voluntad, aunque a veces duda de sus propias capacidades y requiere de un segundo que le infunda esa confianza faltante. Cuando está animado por una motivación, es capaz de llegar hasta el final del camino que se trazó y continuar andando para superarse una y otra vez. Exigente, autoritario y despótico, también es susceptible de tener, bajo esa apariencia calma, accesos de cólera, si se oponen a sus derechos o si hay alguna inequidad con alguna entidad con menores capacidades para defenderse.

    Orgulloso, da la impresión de estar seguro de sí mismo, detesta la mediocridad y las bajezas; y por sobre todo las mentiras. Por eso, sensible a su imagen de marca, no acepta para nada el fracaso y hace todo para superarse. Activo, independiente y tiene un sentido de la libertad exacerbado, intentar dominarlo no es una alternativa pues se revelará las veces necesarias. Es vengativo, pagará con la misma moneda duplicada si alguien llega a traicionarlo. Las estrategias se le dan perfectamente y es increíblemente rápido ideando formas de salir de los problemas.

    Evoluciona con una soltura natural, se adapta rápidamente, puede mostrar habilidad, e incluso un cierto oportunismo. Sin embargo, es más bien estricto, detesta los halagos, la mentira, las hipocresías y sobre todo, la injusticia. Con frecuencia da la impresión de ser un narcisista, altanero y materialista y, aunque tiene sentido para los negocios y es un hombre de terreno, sus verdaderas ambiciones están muy lejos de su primera impresión.


    Aspecto físico.
    Mide 1.79m y pesa 73kg. Sus cabellos son negros y sus ojos gozan de una tonalidad malva. Suele vestir su uniforme la mayoría del tiempo y echar su flequillo hacía atrás cada cierto tiempo.

    [​IMG][​IMG] [​IMG]

    Biografía. Nacido en la cuna más noble de su reino, Haine siempre se trató de un joven afortunado con riquezas y educación de la más alta calidad; envidiado por todos y cautivador de todas, creció sin mayores preocupaciones que su clase de dialecto antiguo y sus constantes intentos fallidos de huir de sus obligaciones. Su padre, un rey innato, lo adiestro en el arte de la magia oscura, las estrategias de la guerra y el dominio del poder, siendo esta la cuna de su particular y agónico reinado; su madre en cambio, una mujer admirada por su esposo y odiada por el reino, le enseñó las bienaventuranzas del mundo y las desdichas del mismo creando en el joven príncipe un criterio bastante amplio de todo como lo conocía.

    Durante su perfecta infancia, conoció a una joven princesa menor que él por cinco años; el encanto natural que demostraba y sus agraciadas fracciones capturaron de inmediato el inexperto corazón de Haine y cayó, sin una pizca de engaño, enamorado; sin embargo para su mala fortuna aquel se convirtió en un amor prohibido sin haber comenzado. Su padre, cuyas tinieblas estaban bajo su poderío, le advirtió que amores tan contrarios presagiaban desdicha y agonía y así, igual que un cuento de hadas jamás concluido, el amor de Haine culminó. O al menos ante los ojos de los demás nobles.

    Años después el joven príncipe alcanzó la edad de quince años, punto donde su padre, enfermo y agonizante, decidió entregarle el reino a su único hijo antes de que su enfermedad acabara por consumirlo. Siendo así conocido como el Rey más joven en la historia.

    Su reinado duró exactamente seis horas, con seis minutos y seis segundos.

    Como un mal chiste de origen diabólico, el reino se levantó en armas contra el joven Rey liderado, naturalmente, por el hermano no reconocido de su padre. Su padre fue asesinado antes de dejarle blandir su espada, su madre fue capturada antes de que Haine pudiera llegar a salvarla y ahí, ante sus ojos, fue torturada y asesinada.

    Tal como había dicho su padre, una unión tan contraria solo llevaba desdicha y agonía. Ahora comprendía que sus palabras más que por conocimiento, eran contadas por experiencia. Su madre había sido alguien de pura naturaleza, mientras su padre tenía la contrariedad corriendo por sus venas y de su unión surgió lo que el pueblo llamada “una monstruosidad de la naturaleza”

    Haine huyó convirtiéndose en el forajido de un reino que solicita una fuerte recompensa de él ya sea vivo o muerto, contrario a lo que se piensa, él no tiene miedo de que lo encuentren y es por eso que no modificó su apellido en el transcurso, la única razón por la que escapó fue porque aquella fue la última petición de su madre. Encontró refugio en el Reino Terra haciéndose pasar por un joven viajero diestro en la magia.

    Fue ahí, en ese nuevo hogar, donde reencontró a su viejo y no olvidado amor: Alice Hamilton.

    Con la esperanza de poder compartir mayor tiempo con la princesa se decidió a escalar en la Corte del Rey para convertirse en el guardaespaldas personal de la princesa, la mayoría de las veces sin éxito; sin embargo, aun cuando no se convirtió en lo que más deseaba, sus habilidades le abrieron un espacio en la Corte ejecutándose como un joven y valeroso General.


    Gustos.

    ―Apoyar a los demás en superar sus metas. Haine es un excelente mentor y gusta de apremiar a sus aprendices como es debido. Actualmente tiene un grupo de aspirantes al Escuadrón bajo su cargo.

    ―Pasar tiempo con Alice. Haine disfruta y atesora la breve compañía de la princesa.

    —Inculcado por su madre, Haine tiene una atracción nata por estudiar y conocer más.

    Disgustos.

    ―La tiranía y la ignorancia de los demás, junto con los prejuicios y murmullos.

    ―Que abusen o intenten herir a Strabimon.

    Profesión temporal. Hechicero. General.

    Habilidad. Dominación total de las Siete Llamaradas del Purgatorio. Siendo este un poder pasado de generación en generación en su familia, Haine tiene una habilidad congénita para controlarlas; sin embargo eso no quiere decir que les tenga la misma estima que su padre les tenía. Las Llamas permanecen encerradas dentro de su cuerpo y prefiere que se mantengan de esa forma antes de exponerlas ante personas que quizá podrían cazarlo. Las Llamaradas corresponden a los siete pecados capitales, por ende sus habilidades están íntimamente enlazadas a ellos y caracterizadas de acuerdo a ellos.

    La más significativa es la correspondiente a Satán, debido a su tono azulado y a ser llamaradas que “no pertenecen a ese mundo”. Haine es el primero de su línea sanguínea en poder dominarla y por ende, el único en el mundo que la tiene; la única forma en la que las emplea es camuflajeandolas en energía que más que fuego parecen magia rodeando su espada.


    Habilidad con armas o invocación hacia algo o algún don especial.


    —Intangibilidad: Haine tiene la capacidad de hacerse intangible ante las demás personas, casi transparente, esto le permite atravesar cuerpos sólidos. Extrañamente esta particularidad le permite tomar por un tiempo limitado el cuerpo de otra persona; sin embargo podría quedarse dentro de no medir el tiempo necesario.

    —Reversión: Su espada le permite revotar los ataques que vayan dirigidos hacia él, aumentando su poder al regresarlos.

    —Oscuridad: Puede invocar seres de tinieblas que acatan sus peticiones, crear esferas de oscuridad, bañar su espada en ella o inyectar pesadillas en las personas; sin embargo no tiene una atracción especial por hacerlo. Aun cuando la oscuridad es su elemento sagrado hace lo posible por repelerlo.

    —Armas: Aunque es diestro en la espada y siniestro en la katana, le falla bastante el empleo de armas de mayor largo como una alabarda o un florete, o más cortas y de mucho peso, como un hacha o un mazo.

    Color de digivice. Blanco con malva.

    Elemento sagrado: Oscuridad

    Extra.

    —Haine no es alguien que saliera demasiado durante su juventud por lo que su apariencia no era conocida en lugares exteriores a la Corte de su reino, gracias a eso y a la lejanía en la que se encuentra nadie en Terra parece saber su verdadera identidad.

    —Suele dirigirse a Alice con mucha propiedad, como un propio limite a sí mismo.

    —Su espada fue modificada por su madre y creada por su padre. Esta suprime la cantidad de poder de las llamaras que es capaz de expulsar, funcionando de almacenador. A diferencia de las comunes su filo es carmesí.

    —“Han” es el diminutivo por el cual su madre lo llamaba.

    —Ocasionalmente una o dos llamaradas ajenas a la de Satán escapan de él sin su control. Cuando eso ocurre tiene cefaleas constantes o bien su poder se bloquea o gana heridas de quemaduras en el cuerpo, es por ello que debe, después de cierta cantidad de tiempo, liberar parte de ellas, de lo contrario sería totalmente consumido, convirtiéndolo en un monstruo o si bien, matándolo.

    —En Terra se le conoce por su eficacia de trabajo, estrategia y muerte limpia a sus rivales.

    —La primera vez que arrebató una vida fue durante el ataque a su reino, fue a un hombre que solo peleaba intentando proteger la vida de su hija que tenía por rehén su medio hermano. No hay día que no se arrepienta por ello.

    —Cuando se le ofreció ser un general de Terra él aceptó sin dudarlo con la finalidad de proteger el reino de quien ama y evitar que caiga a la desdicha al que cayó el suyo.

    ―Dado a que no tiene una meta específica, centró toda su atención en Alice y su futuro; es por ello que siempre vela por su seguridad y se encarga de su protección aunque no sea su labor.

    —Aunque quizá nunca lo acepte, tiene una espina en su interior de desear cobrar venganza por la muerte de su familia.



    [​IMG]
    [ Strabimon ]

    [​IMG]
    Personalidad.
    Es amistoso y simpático, cálido, comunicativo y sociable. Seductor, se interesa por su apariencia, bastante preocupado por el efecto que produce sobre los demás. Flexible y hábil, adaptable, posee una verdadera facilidad verbal y se expresa con un vocabulario rebuscado tanto por el placer de jugar con las palabras como para no pasar desapercibido. Si a veces se muestra autoritario, arrogante y colérico, es para ocultar su falta de seguridad o su enorme timidez. Además, su híper emotividad le juega malas pasadas, y su humor es irregular, lo que repercute sobre su actividad y su eficacia. Las teorías solo le interesan cuando están aplicadas. Impaciente, es muy eficaz, rápido para ejecutar y necesita ejercicio físico, sin lo cual enseguida se vuelve agresivo o peleador. Tiene un verdadero sentido de la amistad y es persuasivo cuando quiere. Ante todo, aprecia su libertad, el juego, como así también los placeres de este mundo.

    Calmo, sereno y equilibrado, desea agradar y complacer. Además, para ello, no duda en utilizar poderosas armas: sonrisa, conciliación, tacto, diplomacia e incluso refinamiento. Esteta y perfeccionista de alma, posee un temperamento escrupuloso y a menudo siente obligaciones familiares. Estas lo determinan significativamente, ya que no quiere causarles penas a sus allegados. Combina sensibilidad, emotividad e intuición, y generalmente es valiente y determinado. Sin embargo, a veces, frente a la hostilidad o cuando se siente incomprendido, se repliega sobre sí mismo. Entonces se refugia en fantasías y quimeras.

    Línea evolutiva: Botamon – Wanyamon – Strabimon – Wolfmon – AncientGarurumon – Baihumon


    Historia antes y después de conocer a su elegido.
    Strabimon era el protector de su madre, una joven con un gran ímpetu de conquistar el mundo con cálidas palabras y suaves enseñanzas. Desde que ella era una niña el digimon se propuso a protegerla al salvarlo de una posible muerte; él era totalmente capaz de defenderse del gran grupo de personas y seres digitales que deseaban cazarlo para oscuros fines, pero fue la valentía y coraje de la muchacha lo que lo cautivó enseguida. Cuando la ya reina se embarazó, siendo conocedora del abrupto futuro que le esperaba a la criatura, pidió al digimon que al nacer su hijo lo protegiera de todo y de todos, naturalmente Stabrimon accedió a la petición y se convirtió en el compañero del chico desde su nacimiento fungiendo como su guardaespaldas, niñero, compañero y fiel amigo.

    Durante el levantamiento volvió a cumplir el último deseo de su vieja amiga: Sacar a su hijo del castillo y resguardarlo del peligro, llevándolo muy, muy lejos de ese oscuro reino.

    Haine y Strabimon se asentaron en el Reino de Terra, cubriendo sus orígenes y esperando que al menos por un tiempo, consiguieran vivir en ese nuevo hogar.

    Gustos.
    ―Cuidar de Haine, al ser el único recuerdo de su vieja amiga, aquello es lo que más llena sus días.

    ―El olor a los libros viejos.

    Disgustos.
    ―La ignorancia de cualquier tipo.

    ―Que su humano sea, ocasionalmente, descuidado consigo mismo y sus límites.

    Extra.
    —Secretamente, Strabimon estaba enamorado de la madre de Haine. Siendo su amor algo prohibido comprende perfectamente la situación de Haine con sus sentimientos hacia Alice.

    —Tiene un sentido de la justicia muy marcado y es por ello que, cuando Haine pierde el sentido en una misión peligrosa, él se convierte en su voz de la razón.

    ―Al igual que Haine, Strabimon tiene cierto cariño por la princesa de Terra y comparte el deseo del humano de protegerla.

    ―A diferencia de los otros Strabimon sus ojos no son rojos, sino azules.

    Apariencia Humana. Mide 1.76m siendo tres centímetros más bajo que Haine y pesa alrededor de 70kg. Sus cabellos son blancos y sus ojos celetes. Suele vestir el mismo uniforme que Haine, a diferencia de él, lleva el flequillo hacía la derecha.

    [​IMG] [​IMG] [​IMG]

    [​IMG]
    [ Introducción ]

    Las noches en Terra siempre le habían fascinado, y no precisamente por las bellas vistas que daba el interior del palacio, sino por otra razón mucho más específica, por no decir persona. Se apremió cuando, a lo lejos, consiguió verla, con el semblante algo agotado por la repentina fiebre que solo hace unos momentos la había atrapado a mitad de la cena.

    Princesa. ― Llamó sonriente mientras acostaba la distancia. Gatomon observó al General y se relajó al reconocerlo―. Es muy tarde para que esté vagando por los pasillos. ― Comentó una vez que se encontraba cercana a ella. No era una mentira que la joven era más baja que él, y de alguna forma retorcidamente machista, eso le hacía sentir que era capaz de protegerla.

    La princesa sonrió y llevó su índice entre sus labios, siseando.

    ¿Puede ser nuestro secreto? ― Cuestionó con una inocente sonrisa―. ¡Estar encerrada no es para nada divertido! ― Se quejó inflando sus mejillas.

    Haine rio a su vez.

    Creí que le habrían traído unos libros esta mañana.

    Me trajeron los mismos de siempre, casi me los sé de memoria. ― Resopló. Haine sonrió por inercia, las reacciones de Alice solían causar esas reacciones en él―. ¡Te digo la verdad! Dime cualquier párrafo de cualquier página y te la citaré al pie de la letra.

    Ah, ¿de verdad? ― Comentó divertido.

    ¡De verdad! ― Hizo una pausa, meditando―. Aunque quizá me lleve gran parte de la noche. ― Agregó―. Pero si quieres que sea rápido podrías llevarme a dar un paseo, entonces seguro las recordaré todas con más facilidad.

    Gatomon estuvo a punto de rebatir pero Haine se le adelantó, posando su mano en la cabeza de la chica.

    Nada me gustaría más, princesa. Desgraciadamente es muy tarde y dudo que me permitan cruzar las puertas con usted.

    Creo que tengo una capa en mi habitación…

    No creo que ese sea el verdadero problema. — Comentó. Alice, sin embargo, ideaba una manera funcional de cruzarlas y su mirada determinada le agradaba—. Le tengo una propuesta, mañana le traeré un libro que contenga algo que jamás haya leído antes, a cambio me permitirá escoltarla a su habitación. La fiebre no ha cesado del todo.

    Alice quiso negarlo pero recordó que hace solo unos momentos el General había colocado su mano en su cabeza, obteniendo así su temperatura.

    Está bien.

    Haine asintió por igual y mostró su brazo a la chica permitiendo que se sostuviera de él, escoltándola de nuevo a su alcoba.

    Una vez que se aseguró que la princesa se encontraría segura salió a dar la ronda acostumbrada por sí mismo. Era una manera de meditar lo ocurrido a lo largo del día y pensar en nuevas formas de solucionar los problemas que lo acontecían. Strabimon lo acompañaba y no evitó sentirse repentinamente incomodo, a pesar de que el pueblo estaba vacío y que no había demasiado que ver la inquietud era abrumadora para él.

    Hay demasiadas personas. — Comentó de improviso Haine—. Hubo demasiadas el día de hoy. — Agregó.

    ¿Por la conmemoración?

    No estoy del todo seguro. Crucé miradas con los de ellos, no creo que sean simples visitantes. — Pronunció apretando la mirada y mirando la palma de su mano donde nadie más que él y Strabimon podían ver el fuego desesperante que surgía—. Ellas también están muy ansiosas.

    ¿Convendríamos dar una alerta? — Haine negó descendiendo la mano.

    No creo que sea necesaria una alarma sin tener pruebas. Si las cosas comienzan a tornarse turbias lo comunicaremos, por el momento cuidaremos del reino tal como lo hemos hecho hasta ahora.

    Strabimon secundó sus palabras con un asentimiento.

    [ . . . ]

    Por la mañana el ambiente parecía mucho más tranquilo, al menos parecían. Muy temprano había sido requerido para escoltar a unos invitados de la entrada del Reino al Palacio, nada muy diferente a lo que haría en cualquier otro momento, pero su sencilla tarea dio un vuelco cuando observó de quienes se trataban.

    El Rey del reino del Fuego y su hijo habían arribado al lugar y, por el equipaje que llevaban no era capaz de deducir si se quedarían por más tiempo o si los cofres no eran más que obsequios y, de alguna forma, eso le molestaba porque no podría saber si iban a contraer votos esa misma tarde o quizá durante la celebración.

    Estaba claramente celoso de algo que nunca tendría.

    Su labor acabo rápido aunque él lo sintió eterno y una vez concluida se dirigió a los cuarteles intentando buscar un respiro ante lo que ocurrió, una distracción o lo que fuera que alejara su mente de la bofetada que le dio la realidad.

    Para su mala fortuna el escándalo que lo recibió no fue para nada tranquilizador.

    Haine enarcó una ceja ante los repentinos comentarios. Aquella actitud era una de las que más podía repudiar en un ser humano. Strabimon observó al chico que, si no recordaba mal, respondía al nombre de Akito Akatsuki; sabía que había sido despojado de muchas cosas luego de su aparente traición a la sangre noble aunque su acción inquiría de aun más nobleza que la de todo el montón que se hacía llamar caballero.

    La multitud de hombres y mujeres con armaduras observaron desaparecer a la Coronel y al Caballero y una vez que ninguno estaba presente los cuchilleos volvieron a resonar. Naturalmente Haine, quien gozaba de un buen oído, no soportó mucho más los susurros despectivos. En un hábil movimiento retiró la tabla de madera que siempre de las manos de su digimon y la azotó con fuerza en la mesa más cercana generando un silencio inmediato.

    ¡General Haine! — Un sonido que sonó más a un gritillo salió de alguno de ellos. Haine no pudo identificar de quien.

    Se acabó el descanso. — Exclamó devolviendo la ahora rota tabla a Strabimon—. Los que tienen órdenes directas del Rey vayan inmediatamente a realizarlas, aquellos que no vayan a limpiar los establos. — Ordenó con autoridad.

    ¡Ese no es el trabajo de un Caballero! — Se quejó uno de ellos—. ¡Es el trabajo de la servidumbre!

    Su trabajo es aquel que yo dictamine. — Observó al quejón, barbudo y quizá con años de sobra para ser llamado Caballero; era conocedor de que la edad no media las capacidades y sabiduría, sin embargo el gran estomago con el que contaba y las migajas alrededor de su boca y armadura le hizo deducir que era de aquellos que dejaban el trabajo a los demás miembros de equipo—. Ahora vayan antes de que agregue la cocina y los trabajos de lavandería.

    Los Caballeros se miraron unos a otros y a regañadientes se colocaron de pie comenzando a salir del área de descanso. Uno o dos de ellos intentaron intimidarlo con la mirada pero Haine era un maestro en el arte de la intimidación ganando ambas contiendas con sutileza.

    Una vez que el lugar se vacío Strabimon suspiró, resignado.

    Es la segunda esta semana. — Comentó mostrando su tabla rota. En ella tenía la lista de pendientes que concernían a Van Ratzenger—. Podrías haberlos reprimido por lo que hicieron, ser más concreto en lugar poseer un arrebato.

    Haine sonrió.

    La Comandante podía hacerlo pero, ¿qué crees que glosarían los otros, si un prójimo masculino proporcionara la cara por él? — Cuestionó en la forma habitual de hablar del ser digimon. Strabimon meditó la pregunta por un momento—. Disiparía por completo su mérito. — Se respondió así mismo.

    Aparentemente para ellos no tiene valía.

    La tiene y es justo por eso que lo acometen. Todo ese hatajo de mandriles anhelaría haber hecho una décima parte de lo que él se atrevió a hacer. Es un Caballero verdaderamente admirable.

    ¿Entonces no es esta una rabieta por el advenimiento del Fuego?

    Bien, es momento de otorgar un presente. — Sonrió, sin responder la reciente pregunta.

    [ . . . ]

    Haine no se destacaba como General por nada y justo en ese momento la enorme recompensa bajo su brazo lo decía todo. A su lado Strabimon, en su forma humana, caminaba un par de pasos por detrás de los suyos, una mala costumbre que se había ganado el digimon con el correr de los años. Haine suspiró con pesadez, sabía que aunque insistiera, el digimon continuaría haciéndolo más tarde.

    No muy lejos visualizó una figura femenina. La joven princesa de Terra tenía un semblante bastante serio para lo temprano del día, lo que no se imaginaba era la razón por detrás de esa expresión. Haine se apremió mentalmente, sabía mejor que nadie a varios kilómetros a la redonda, que el gran y pesado libro que llevaba bajo el brazo le alegraría el día a la chica, aunque quizá Wizardmon se enfurecería con él en el proceso.

    En ocasiones, tomaba unos minutos de sus descansos para ir a verla y darle uno o dos presentes como compensación ante su sofocante encarcelamiento.

    Sin embargo aquel día su acción se vio interrumpida.

    Banchou Leomon intercambió un par de palabras con la joven princesa y él esperó apacible a que se terminara para acercarse. Un joven llamó su atención llegando por su derecha; supuso, porque usaba la armadura a pesar del calor, que era un nuevo cadete de algún escuadrón.

    ¡General Haine! — Llamó, exasperante. El aludido prestó mayor atención a la joven pelirroja que se alejaba cada vez más de ellos. Strabimon lo codeó sutilmente, espabilándolo.

    ¿Ocurre algo? — Preguntó finalmente.

    Un mensajero lo estaba buscando. Parece ser que el General Sakurai solicita su presencia a una junta importante.

    ¿En plenos preparatorios de la celebración? — Cuestionó Strabimon en voz alta, sabedor de que en ese momento más que nunca los Generales debían estar alertas ante posibles amenazas que se mezclaran entre los invitados.

    Parece ser que solicitaron la presencia de todos los generales… — Pronunció casi en un susurro el cadete. Haine extendió el libro al digimon.

    Déjalo en la habitación de la princesa Alice, estoy seguro que lo verá cuando vuelva a su alcoba. Después alcánzame. — Strabimon sujetó el libro y él comenzó a avanzar pero fue detenido solo unos momentos después.

    Esto te concibe como un estúpido embelesado. — Pronunció mostrando el libro en cuestión, no era que estuviera en contra de sus acciones, sino que aquella por la que anhelaba se encontraba comprometida.

    Haine sonrió.

    Eso es lo que soy.


    ―¡Listo, mimi_sakuramimi_sakura ! ♡
     
    • Me gusta Me gusta x 3
    Última edición: 2 Nov 2016
  20. Autor
    mimi_sakura

    mimi_sakura

    Registrado:
    19 Mar 2007
    Mensajes:
    1,018
    Temas:
    19
    Calificaciones:
    +385 / -0
    Camino a pasos rápido revisando cada habitación o salón dentro del gran palacio real, sintiendo esa sensación de temor al no poder hallar en ningún lado a la joven princesa. Se detuvo para observar una puerta tallada con grabados antiguos, lo pensó por unos instantes si adentrarse o no, se dio media vuelta omitiendo aquel sitio, sin embargo la puerta tras suyo se abrió haciéndola erizarse, se giró sobre sus talones, no tuvo más opción después de todo la princesa frecuentaba aquel lugar. La rubia se adentro a la habitación que era enfocado por las antorchas de paredes, haciendo visible el espacioso lugar en el cual habia diversos estantes llenos de libros. Busco con la vista hasta que pudo ubicar aquel digimon que permanecía con la vista clavado leyendo algún tipo de libro antiguo y sentado en uno de los estantes más alto. Aquel se trato de Wizardmon, un reconocido hechicero en el reino Terra y mano derecha del actual rey.


    [​IMG]

    — ¿A que se debe tu presencia Gatomon?

    Y la digimon en forma de humana se sobresalto fijando toda su atención al digimon que le miraba desde donde se encontraba, por alguna razón no pudo evitar sentirse intimidada por la mirada fija del hechicero como si estuviese leyendo dentro de ella.





    ♦️♦️♦️♦️♦️
    No pensaba que en su recorrido por las calles de la ciudad se iba a meter en aprietos con algunos hombres desconocidos, era seguro que si no fuera por el amable joven que estaba a su al frente, no sabría que le hubiese ocurrido y peor aun, si su padre se enteraba, quiénes realmente iban a tener problemas serios eran aquellos hombres. Sintiendo alivio de haber sido ayudada por aquel muchacho, sin embargo la pregunto del joven le sorprendió un poco, bajo su mirada indecisa, si decía su verdadero apellido era posible que fuera reconocida y realmente en esos momentos no estaba con ganas de volver al palacio para volver ser encarcelada o peor aun escuchar la reprimiendo de su padre —quién no se había siquiera aparecido la mañana para felicitarla, pero aquello era un punto aparte.—


    Mi nombre es Alice —Fue la respuesta de ella dejando aun lado sus pensamientos y esbozando una alegre sonrisa frente al joven.—Le agradezco su ayuda joven Izanagi

    No es nada —Contesto Aoi con una leve sonrisa en sus labios.—Solo para la próxima evite no venir por estos lados sola.

    Yo nunca estoy sola, mi mejor amiga siempre está conmigo, aunque en este caso es una excepción —Dijo con gran sinceridad olvidando que estaba fuera de palació.— Quise decir, lo tendré muy en cuenta. —Aseguro ella volviendo a sonreír dulcemente para fijar su atención hacia la calle transitada por seres humanos, digimon o seres mágicos que reían alegres y disfrutaban unos con otros dentro de las calles de Terra.— Es así como se ve.—Murmuro ella más para asimisma que para el joven que la escucho encantada por todo lo que veía.

    Parece ser que es su primera vez en está ciudad —Comentó el de ojos rojizos observando a la joven que le miro y asintió ante su comentario.— Ya veo. Entonces si gusta, puedo encargarme de ser su guía turistico.

    ¿De verdad? —Miró con una mezcla de alegría sin poder evitar brillarle sus ojos lleno de emoción de poder al menos pasar un buen rato en la ciudad junto con la ayuda de alguién que pudiera darle un recorrido.— ¡Que felicidad! Muchisimas gracias joven Izanagi —Expreso alegremente ella queriéndo conocer más de la ciudad y la gente en sí.




    PALACIO/ SALÓN PRINCIPAL DE REUNIONES.

    Con el llamado todos los generales se encontraban reunidos en el salón principal esperando la llegada del rey, el cual parecía tener una reunión reunión con el rey del Fuego y su hijo, por lo cual en ese lapso los generales conversaban algunos que otros entre ellos, mientras que otros permanecían en silencio esperando la llegada de su rey. No tardo minutos después que el rey hizo presencia frente a sus generales que se levantaron y se colocaron en fila haciendo una muestra de saludo formal frente a este. El cual solo esbozo una sonrisa ordenándoles el rompimiento de filas y que tomaran asiento en sus respectivos puestos como solían hacerlo en las reuniones.


    Su majestad, los generales a su dispocisión estamos ante su llamado —Hablo el Primer General de apellido Sakurai a lo cual hizo.—

    Es un honor tenerlos a todos presentes Generales —Hablo el Hombre de cabellos ceniza con una sonrisa en sus labios, sentándose al instante.—Como saben en pocas horas se celebrará el festival en conmemoración a los heroés de hace 100 años. De la misma manera el día de hoy la princesa cumple sus quince años, por lo que hoy también se hará una fiesta de compromiso tanto para mí hija como para el principe del fuego informando principal a la gente de la ciudad acerca del compromiso. Por lo que necesitare a los generales en sus posiciones asignadas.

    Para la mayoría de los generales la decisión del rey de comprometer a su hija con el principe del reino del fuego, no era nuevo, aún así no era nada oficial en el reino de Terra. No obstante para la mayoría de los generales , era algo algo precipitado dicho compromiso y nada grato para muchos; a parte de que eso significara que en un futuro Terra iba ser comandado por el principe del reino Fuego y futuro Rey junto con su gente. Para los Generales con mayor conocimiento acerca del Reino Fuego, sabían que principalmente el rey y su hijo eran personas conocidas con fines ambiciosos, siempre queriendo tomar las justicias en su mano de una manera injusta y con derramamientos de sangre innecesaria, Aún así no comprendían del todo, porque su Rey, quería comprometer a la pequeña princesa, con el principe del Fuego.


    ♦️♦️♦️♦️♦️
    La rubia de ojos verde caminaba de regreso a la habitación de la joven princesa, esperando que al menos ya se encontrara dentro de sus aposentos, quiso tomar las cosas con calma, pero era inevitable sentirse inquieta al saber que la princesa se le había escapado de su protección, y si algo malo le sucedería, era seguro que incluso ella estaría en serios problemas con el rey, quién desde que era una Nyaromon le había dado el privilegio de encargarse personalmente de la protección y el cuidado de la pequeña princesa. Su mirada se enfoco inmediato hasta la puerta el cual se encontraba medio abierto y con pasos más acelerados se adentro a la habitación esperanzada de que pudiera ser la joven.


    ¡Princesa!


    No obstante sus esperanzas cayeron al reconocer a cierto peliplatino. Su expresión cambio a uno má serio en lo cual supo inmediato que Strabimon le miraba con una sonrisa que le molestaba considerablemente, quiso ignorarlo al instante para seguir con su búsqueda y estaba claro que ayuda no necesitaba, tampoco iba pasar desapercibido la presencia de aquel sujeto en los aposentos de la princesa

    ¿Que haces aquí Strabimon? —No le sorprendía que Strabimon o el General Haine moredearan cerca de la habitación de la princesa.

    Solo vine a traer un pequeño presente a la princesa de parte de Haine. —Comentó el joven de ojos azules. Gatomon no dijo nada observandolo. Se detuvo por unos instantes encarándo a la chica que le miró seria.— Sí buscas a la princesa, no hace una hora la vimos por la entrada del palacio.

    Y con esa información, no necesito buscar más. Dirigió su atención donde se hallaba el balcón o más directo, la enorme Ciudad de Terra. De alguna manera no se le habia cruzado por la menta de que la princesa había cruzados los muros del palacio tan fácil sin ser vista por los soldados. Y aquello le molestó, porque eso significaba que los soldados no estaban del todo pendientes de quienés entraban o salían del palacio real.

    ¡Tanda de idiotas! —Exclamo ella ignorando el hecho que aun seguía presente el compañero de Haine. Strabimon se limitó en observar como la mujer que estaba a su lado comenzó a caminar de prisa. Un tanto curioso le siguió el ritmo de la caminata.¿Y tu porque me sigues? —Zanjó con total molestía la rubia que se detuvo para encarar al peliplatino, el cual solo sonrío.

    De cierta manera notó que tienes un gran problema. —Dijo con mezcla de diversión Strabimon a lo cual no pudo evitar ser tan curioso el saber la verdadera razón ante la molestia de la rubia. Aunque era seguro que tenía algo que ver con la joven princesa, lo cual le parecía tan raro no ver a Gatomon cerca de la joven princesa.— Acaso...la princesa —Y no necesito decir más al sentir como sus labios eran tapados por las manos de la chica que se limitó en callarlo.

    Strabimon permanecio en silencio. Definitivamente esa noticia no iba ser nada buena para Haine.


    La princesa no está en el palacio.


    KirariKirari
    Aoi SlayerAoi Slayer




     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 3 Nov 2016

Compartir esta página