1. Autor
    Kurama-kun

    Kurama-kun Memo

    Registrado:
    9 Sep 2014
    Mensajes:
    167
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +164
    Yho! ehhh debido a fuerzas mas allá de mi poder, el viaje que tenia se vio interrumpido temporalmente, por lo que estaré mas tiempo por aquí, así que me pasee por aquí y les dejare esto, antes de retroceder lentamente...

    Capítulo 1: Cumpleaños.

    Las semanas pasaron hasta que finalmente llego el 20 de Diciembre, cumpliéndose ese día 18 años desde el nacimiento de Allen, por ende su día especial.

    Justo ahora podemos ver a nuestro protagonista dormir tranquilamente en su cama, pero bajo las sabanas una gran figura se movía hacia su pecho y rostro.

    -B-u-e-n-o-s D-i-a-s Darling…

    -Hmm… -murmuro con pereza para abrir sus azulados ojos. –Nirvana que haces en mi habitación…?

    -Fufufu vine a darte tu regalito por tu día especial…

    -Si Mamá te ve aquí, no te aseguro que salgas ilesa.

    -No creo que se dé cuenta Darling.

    -Darme cuenta de que Nirvana?

    Al escuchar esa voz, un escalofrió recorrió la espalda de la mujer, para temerosamente voltear a la puerta, encontrándose con lo que ella definiría como su verdugo.

    -B-Buen día Sra Arisa…

    -Hola Ma.

    -Buen día Cielo –respondió la mujer entrando a la habitación para tomar a la intrusa de la oreja y sacarla. –esta no es la manera correcta de una sirvienta de andar por la casa.

    -L-Lo siento! Hay mi oreja!

    Quejándose del agudo dolor Nirvana salió con la mujer, solo para ver que lo único que llevaba puesto era una sugerente lencería negra.

    -Haaa… no puedo tener una mañana tranquila verdad?

    Quejándose de su peculiar despertar, solo se levantó para estirarse un poco y salir afuera.

    -Me sorprende que Mamá no la allá matado aun.

    Hace 2 semanas, Nirvana se apareció sin más en la puerta de su casa, al verla Allen se impresiono ya que no esperaba verla y menos frente a su puerta, esta estaba bastante cambiada, tenía un semblante más suave y se había cortado el cabello, pero parece que no salió muy bien de uno de sus trabajos, ya que tenía un parche cubriendo su ojo izquierdo.

    Ella le entrego una carpeta a Allen, y este la reviso, dentro había muchas hojas de clientes y demás personas involucradas en el tráfico de los Pokémon, pero todos los nombres estaban tachados, entonces fue cuando entendió lo que ella le dijo ese día en el campeonato.

    Todo este tiempo había estado buscando, capturando y entregando a todos los que habían logrado zafarse gracias a su influencia, cuando cumplió su objetivo, busco información sobre su paradero, y fue allí.

    Allen no sabía qué hacer con ella, era un peligro para ella misma y para los demás, pero cuando su madre llego a la puerta, le explico resumidamente quien era la fémina y lo que había hecho.

    Arisa puso una cara que casi nunca pone, solo para tomar a la mujer de la mano la metió a la casa y le pidió a Allen que las dejara solas, este haciendo caso, salió al patio trasero a jugar con sus Pokémon, no paso mucho tiempo, cuando ambas mujeres salieron, y Arisa le dijera a Allen las siguientes palabras.

    Flash Back.

    -Cielo a partir de hoy ella se quedara aquí, y trabajar como nuestra sirvienta o ayudante.

    -Estas segura?

    -Así es, tras hablar con ella, pude ver que lamenta lo que hizo y solo quiere estar cerca de ti es todo, merece una segunda oportunidad, como las que se nos dio a nosotros.

    -Supongo que tienes razón, bien no me opondré.

    -Darling…

    -Pero primero debo adiestrarla para que sea una digna sirvienta de esta familia.

    -Es toda tuya.

    Flash back End.

    Durante los siguientes días, Nirvana vio el infierno desde cierto ángulo, y aprendió algo muy importante, no meterse con Arisa, pero parecía feliz, ya que era capaz de estar cerca de Allen y cuidar de él y de vez en cuando tratar de hacer una que otra travesura con él, como acababa de pasar no hace mucho.

    Al bajar las escaleras, Allen se topó con la mayoría de sus Pokémon sosteniendo un gran cartel de feliz cumpleaños.

    -Es hoy?

    -Claro que si Cielo es hoy.

    -Creo que me perdí un poco en el calendario.

    -Tehehe un poquito, felicidades Cielo ya tienes 18 años, ya eres todo un hombre. –le hablo con cariño para besar su mejilla.

    -Gracias Ma.

    -(Felicidades Entrenador, estamos felices de celebrar este día con usted.)

    (Hay que celebrarlo a lo grande, por el mejor entrenador del mundo!)

    -Yo soy el que está feliz de poder tenerlos a todos conmigo hoy, pero vengan, los más grandes también deben ver al cumpleañero.

    Siguiendo muy animadamente a su entrenador, todos salieron para que enseguida los más grandes se acercaran y casi aplastaran al entrenador, ya que Vibrany lo tomo entre sus garras para abrazarlo.

    -Yo también te quiero Vibrany, pero mis costillas no pueden con tu amor…

    Con cuidado lo coloco en el suelo, para que este le acariciara la cabeza, a ella y a Tirano.

    -Darling tu desayuno está servido.

    -Voy.

    Al ver a Nirvana, no había duda de que era una sirvienta, ya que llevaba un vestido negro y blanco, con volantes por doquier y un lindo peinado.

    IMG_20180707_174300.jpg

    Tomo un tiempo, pero casi todos los Pokémon que saben de lo que ella era capaz, se habían acostumbrado a su presencia, todos menos, Rubí y Kanna, quienes tenían una riña con la mujer.

    Dentro a Allen lo esperaba un gran banquete, que su madre había preparado solo para él.

    -Ma es demasiada comida.

    -Vamos, come es tu día Cielo, déjame consentirte.

    -Siempre lo haces.

    -No me cuestiones.

    -Bien, buen provecho.

    A pesar de la cantidad de comida, Allen no dejo nada en los platos.

    -No y que era mucha comida?

    -Estaba deliciosa, bien que tienes para mi hoy.

    -Justo ahora te estoy preparando un pastel de chocolate, lo demás será secreto, así que no te quiero en la cocina ni para beber agua.

    -Ok, me cambiare para practicar un poco con Aarón.

    -Bien, Nirvana ven conmigo, no quiero que lo espíes.

    -Sra Arisa yo jamás aria eso… de nuevo.

    -Si… mejor ven conmigo linda.

    El joven subió para cambiarse rápidamente a su traje de entrenamiento, para salir a toda velocidad a entrenar con Aarón, últimamente lo hacían mucho, y ambos habían alcanzado un alto nivel peleando cuerpo a cuerpo, con el aura tanto sus reflejos como velocidad aumentan, dándole un estilo a la pelea como si de película se tratara.

    -(Porque entrenas tanto Allen?)

    -Debo estar en forma Amatista, pronto tendré que ponerme en marcha, y quiero estar en buena condición.

    -(Hacia dónde?)

    -Depende de donde él diga.

    -(Te refieres a Arceus?)

    -Sí.

    -(El sigue en contacto contigo?)

    -A veces me habla para darme algún aviso o consejo.

    -(Entiendo, debes ser valioso para él.)

    -Por algo me trajo aquí.

    -(Nunca te has preguntado por qué?)

    -Muchas veces, pero básicamente me desvía el tema o me responde de forma vaga.

    -(Es sospechoso no crees?)

    -Sí, pero bueno, no me quejo tampoco de que lo allá hecho, pude conocerlos a todos y a ti.

    -(Supongo que es cierto, quiero intentarlo yo también.)

    -Estas segura Amatista?

    -(Si) –respondió ella mega evolucionando a su forma Y. –(No te contengas.)

    Tras varios intercambios de golpes, quedo claro, que Amatista no está hecha para pelear cuerpo a cuerpo, al menos no en esa forma.

    -(Auch! Sí que duele.)

    -Ni siquiera te di fuerte.

    -(Que?! Te dije que lo hicieras!)

    -Lo siento, es que tu cara se ve dan adorable que no puedo golpearte.

    -(No soy adorable, soy una guerrera!)

    -El que hagas berrinche es solamente más adorable.

    -(Ahhh tonto!)

    -Darling tienes visitas.

    -Visitas?

    -Sí, pueden salir él está aquí afuera.

    -G-Gracias…

    De entre la casa 2 chicas salieron, unas que Allen conocía muy bien.

    -Jessica, Megumi que hacen aquí?

    -Como que, que hacemos aquí? es tu cumpleaños debíamos venir a felicitarte.

    -Acaso te molesta que hallamos venido?

    -En absoluto, pero como supieron que era hoy.

    -Tu Mama nos dijo.

    -Haaa…

    -Felicidades cumpleañero, cuantos cumpliste, 16, 17?

    -18.

    -… Qué?!

    -18…

    -Eres mayor que nosotras!

    -Nunca me preguntaron qué edad tenia.

    -Buen punto, nosotras apenas vamos a cumplir 16, hay me siento como una niña!

    -18…

    -Sucede algo Megumi?

    -18…

    -Hey Megumi! –repitió con fuerza para sacudir a la chica.

    -Ha sí! que sucede?!

    -Dímelo tú? estás viendo a la nada murmurando 18.

    -Eso solo que… nunca espere que me llevaras tantos años.

    -Solo son 3 años, no es una diferencia muy grande.

    -Para nosotras lo es, por cierto quien es esa mujer.

    -Nirvana, es la sirvienta de la casa, llego buscando trabajo y Mama le ofreció ese.

    -Porque te dice Darling?

    -Es una larga, confusa y algo perturbadora historia, solo no le presten atención a eso.

    -Ok… -respondieron ambas al unísono mirando como la mujer los miraba desde el barandal de la casa.

    -Ya tienes planes de que aras?

    -Como ya les había dicho, estoy esperando una llamada de alguien, y ustedes ya saben que aran?

    -Estamos pensando en ir a turistear a otra región, creemos que ya estamos listas para ese paso.

    -Entiendo, no estaría mal que lo hicieran, de esa manera pueden madurar como personas y darse más libertad.

    -Sí, eso mismo pensé yo, además de que como iremos juntas nos ayudaremos mutuamente.

    -Es lo mejor.

    -Queríamos invitarte, pero con eso que debes hacer supusimos que estarías ocupado…

    -Me encantaría ir con ustedes, pero no sé cuándo y que tanto me tomara hacer ese trabajo.

    -Es tan importante?

    -(No puedo decirles que si llegase a cumplirse, podrían destruir una región entera.) Si, pero tratare de acabarlo en la brevedad posible, y tratare de alcanzarlas, pero por ahora, ya que están aquí me pueden ayudar con algo.

    -Qué?

    -Quiero ver si también puedo pasar algo de mi aura a ustedes.

    -Pasarnos tu aura?

    -Sí, verán, para la metamorfosis afectiva, las auras de Lion y Lux se fusionan con la mía, pero hasta ahora no he intentado hacerlo con otra persona.

    -Entiendo, está bien hazlo, ya lo experimente de primera mano en al campeonato recuerdas.

    -Es cierto, pero esta vez será diferente, ya que la tuya se fusionara con la mía.

    -Que debemos hacer?

    -Quiero que cierren los ojos y respiren profundamente.

    Y así lo hicieron, repitieron el proceso hasta que Allen noto que sus auras estaban serenas, en ese momento poso sus manos en los hombros de ambas y libero un poco de su aura.

    Una gran sensación de tranquilidad invadió a ambas chicas, como si todo a su alrededor se hubiese ido y solo quedara una silenciosa y cálida paz.

    Al retirar sus manos ella lentamente sintieron como la tranquilidad se iba hasta que regresaron a su estado antes de hacerlo.

    -Que sintieron?

    -Paz, mucha paz.

    -Yo pude… ver algo.

    -Que viste?

    -Vi tu aura, es plateada al igual que tus ojos, y fluye tranquilamente como un rio.

    -Veo que la más afectada fuiste tú Megumi, eso me die que podrías llegar a dominarlo en unos años.

    -Eso crees?

    -Sí, parece que a Jessica le hace falta relajarse más.

    -También lo lograre ya verás.

    -Eso espero, pero por ahora no digan nada delante de la persona que está por llegar, porque si no, es pondrá más y más ansiosa porque le enseñe.

    -Quien?

    -Ella. –señalando a la puerta de la casa.

    -Darling tienes más visitas.

    2 mujeres más salieron por la puerta, y eran nada más y nada menos que la campeona de Sinnoh y la líder de ciudad Rocavelo.

    -Desde cuando sabes que están allí?

    -Las sentí llegar hace un momento.

    -Buen día Allen, feliz cumpleaños.

    -Allen!

    Sin más Brega se le lanzo a los brazos con un llano bastante cómico.

    -Que sucede?

    -Sniff Goku se sacrificó en la pelea contra Cell y Gohan tuvo que terminarla solo Sniff Goku ya no está!!!!

    Ante el comentario Allen solo pudo reír un poco antes de hablarle a la chica.

    -Ya no llores por eso, aun te falta por delante, apenas vas por la mitad.

    -El regresara?

    -Claro que sí, solo se paciente.

    -Qué alegría, creí que Goku había muerto… –respondió secándose las lágrimas.

    -Yo también llore la primera vez que lo vi, tranquila.

    -Lo siento, es que fue muy emotivo… Feliz cumpleaños.

    -Gracias, y gracias por venir a ambas.

    -De nada, tu mama nos dijo hace unos días, y no podíamos faltar.

    -(A quien más le diría?)

    -Cuantos estas cumpliendo por cierto.

    -18.

    -Cuantos?!

    -Ya eres mayor?!

    -Porque a todos les sorprende mi edad?

    -Es que te ves más joven de lo que pareces.

    -Debe ser.

    -Estabas entrenando verdad?

    Sí, es solo para mantener el cuerpo en forma nada más, además de que a Aarón le gusta practicar artes marciales.

    -Te pareces a Goku así.

    -De hecho hay algo que quiero mostrarte Brega, estoy seguro que te gustara, veras cuando estoy fusionado con Lux pero su aura predomina me pasa algo bastante curioso, Lux ven amigo!

    Llamándolo, este reposaba en la sombra hasta oír a su entrenador corrió hacia él.

    -Sera mejor que todas mantengan la distancia.

    Ambos estaban lado a lado, con los ojos cerrados y respirando al mismo tiempo, hasta que la gema en el collar de Lux empezó a brillar con fuerza.

    Enseguida el cuerpo de Lux empezó a brillar con gran fuerza, dejando segado a todos por un momento, al despejarse el brillo, Lux estaba en su metamorfosis pero más restringida, ya que solo mantenía la forma, la electricidad que antes emanaba estaba ausente.

    -Así se queda el, y así yo.

    Al ver a Allen tenía el pelo de color amarillo casi dorado y levantado, mientras que sus ojos brillaban de color plata y relámpagos azules rodeaban su cuerpo.

    -Creo que eso es lo más cercano que una persona puede alcanzar del Súper Saiyayin.

    Las 4 féminas estaban con diferentes gestos que van desde el casi babeo, hasta un notorio sonrojos en su rostro.

    -Y no solo es estético –anuncio el chico antes de desaparecer ante sus ojos. –Me da algo de la fuerza y de la velocidad de Lux, momentáneamente.

    Al buscarlo con la mirada este estaba parado atrás de ellas.

    -Es fascinante…

    -Pero si lo mantengo mucho tiempo, me dejara completamente agotado.

    Dicho eso, tanto Lux como Allen regresaron a su estado normal.

    -Gracias amigo ve a descansar, aun no te repones por completo, a este paso creo que tendré que darte unas vacaciones.

    -Que tiene Lux?

    -Sus reservas de electricidad están escasas, su cuerpo perdió mucha de su electricidad con el ataque Lanza Destellante de Dios del Trueno, le tomara algo más de tiempo reponerse, él puede pelear pero sus ataques eléctricos están debilitados.

    -Valla y pensar que tendría tan fuerte efecto segundario.

    -Lion no se queda atrás, pero se está reponiendo más rápido, digamos que el cariño y el cuidado de su madre lo están ayudando mucho.

    -Y tu Mewtwo?

    -Amatista? Está practicando con Aarón dice que quiere aprender a pelear cuerpo a cuerpo aunque no esté hecha para eso.

    -(Te escuche!)

    -Amatista, Rubí no puede hacerlo y no la vez quejarse.

    -(Ella es ella!)

    -Ha…

    -Ella es algo…

    -Terca, obstinada, berrinchuda?

    -Eh… todas las anteriores.

    -(No soy berrinchuda!)

    -Claro que no Amatista, solo eres necia con lo que quieres, Cynthia, deja salir a tu Lucario, quiero ver que tanto progresaste.

    -Eh… no creo que sea buena idea, además creo que lo deje en casa…

    -Sabes que mentirle no funciona de nada contra alguien que puede ver tu aura.

    -… Está bien…

    De entre sus ropas saco la Pokéball de su Lucario, el cual salió mirando lo que lo rodeaba y luego a su entrenadora.

    -Hola Lucario.

    Saludando al Pokémon este se giró hacia Allen para sonreír.

    -Y bien como lo hizo estos días?

    Ambos chocaron las manos, para compartir su aura, de esa manera Lucario le conto todo lo que paso con sus entrenadora a Allen, quien solo pudo sonreír un poco ante el relato.

    -Bueno, parece que no podemos acusar solo a Amatista de ser berrinchuda.

    -Eso veras…

    -En serio hiciste rabieta solo porque no lograste completar el ejercicio?

    Al escuchar las palabras del joven, las otras 3 chicas miraron a la mayor a la cara, esta estaba abochornada.

    -Pero es que me da rabia, a Lucario si le sale a y mí no, no es justo…

    Allen solo sonrió y se acercó a ella para poner su mano sobre su cabeza.

    -No es algo que se logra a la primera, mi Papá decía que solo los que lo intentan con mucha perseverancia logran cumplir sus sueños.

    Con una voz melancólica Allen le dijo eso y le sonrió, la mujer solo pudo quedar asombrada por las palabras del chico, para asentir con la cabeza.

    -Bien, Mamá preparara uno de sus grandes almuerzos, se quedaran para comer?

    -Nosotras teníamos planes de pasar todo el día aquí, espero no te moleste… -comento Megumi jugando con sus dedos.

    -Para nada, Mamá preparara tanta comida que entre más seamos mejor.

    -Muy bien.

    La mañana avanzo hasta lo hora del almuerzo, donde todos comían en el sofá mirando una película (Transformer.)

    -Ma?

    -Si Cielo?

    -Megumi se quedó aquí durante los 5 meses que no estuve verdad?

    Enseguida, ambas dejaron caer los cubiertos.

    -Como lo adivinaste?

    -Antes de que Nirvana llegara, el cuarto de huéspedes olía al perfume que ella usa, además de que es la única solución que encuentro a que se allá vuelto tan fuerte en tan poco tiempo.

    -Supongo que nos atrapaste Tehehe.

    -Jum… debo decir que hicieron un gran trabajo juntas, y te felicito Megumi por sobrevivir.

    -La verdad no sé cómo lo hice, supongo que fue por la determinación de nuestra promesa.

    -Entiendo, yo también entrene fuerte por esa razón.

    Cabe decir, que las chicas estaban algo choqueadas por la película, al punto que no dejaban de verla en ningún momento.

    Y así vino una tarde de maratón de Transformer, todos estaban mirándolas incluso los Pokémon, excepto los más grandes que se entretenían jugando afuera, el asombro de los locales era tal, que casi se les olvidaba parpadear.

    -(No sé si les está gustando, o los efectos especiales superaron sus expectativas) –pensó para sí mismo, mirando como sus amigas estaban completamente sumergidas en la película, junto a los demás Pokémon.

    Ya para la noche luego de todas las películas, era el momento del pastel.

    -Feliz Cumpleaños Cielo!!

    Sobre la más reposaba un gran pastel de chocolate, con muchos detalles y 18 velitas.

    -Te amo mucho Cielo. –le dijo abrazándolo con fuerza conteniendo las lágrimas.

    -Y yo a ti Ma.

    -Sé que desde el cielo, tu Papá está celebrando.

    -Yo también.

    -Vamos apaga las velas y pide un deseo.

    -Mi deseo se cumplió hace mucho.

    Con fuerza soplo las velas, para apagarlas todas.

    -Bien ahora vallan todos a la Sala mientras yo les preparo sus rebanadas, Nirvana ayúdame.

    -Si Sra Arisa.

    Tras un rato compartiendo con las chicas y comiendo pastel, llego la hora de la retirada.

    -Bueno Allen nos veremos luego, fue un buen día.

    -Igual Cynthia, solo relájate y practica bien?

    -Eso are, vamos Brega.

    -Hasta pronto Allen, no te molesta si vengo en unos días?

    -Claro que no, eres bienvenida cuando quieras.

    -Gracias.

    Enseguida vio a ambas mujeres irse en la espalda de la Garchomp de Cynthia.

    -Nosotras también debemos irnos.

    -Permítanme llevarlas.

    -Cómo?

    -Ya verán, Ma ya regreso.

    -Ok!

    Segundos después podíamos ver a Lion, corriendo por el campo con 3 jóvenes a su espalda.

    -Así se siente ir en un Arcanine? Es grandioso!

    -Dilo por ti!

    -Un poco más despacio amigo.

    Desacelerando el paso, les tomo unos minutos llegar a Ciudad Jubileo, para enseguida, ir hacia la casa de Jessica.

    -Es esa de enfrente.

    -Ok.

    Parando en frente, la chica de un salto bajo, para ver a Allen.

    -Gracias por dejarnos pasar el día allá, el pastel estaba delicioso, creo que podría volverme adicta a él.

    -Le diré a Mamá.

    -Nos vemos luego, cuando quieras puedes venir, ya sabes donde vivo.

    -Lo sé, nos vemos.

    Reanudando su camino, solo faltaba la casa de Megumi, quien iba muy callada abrazando la espalda de Allen.

    -Sucede algo, estas muy callada?

    -Es solo que… debe ser difícil, este día sin tu Papá.

    -Mamá te conto verdad?

    -… Si, lo siento.

    -No debes disculparte, si ella te lo conto es porque creyó que era lo correcto.

    -Lo extrañas?

    -Todos los días, pero él fue quien me enseño que hay que seguir adelante.

    -Eres alguien asombroso…

    -Solo soy alguien que trata de continuar con su vida.

    Luego de unos minutos ya estaban frente a la casa.

    -Déjame ayudarte a bajar.

    -G-Gracias.

    Sosteniéndola de la cintura la sostuvo para que no se callera al bajar.

    -Te llevare hasta la puerta.

    -No hace falta!

    -Qué clase de caballero seria, si no lo hago.

    -Está bien…

    Caminado por la acera rodeaba por un bello jardín, caminaron hasta la puerta donde una mujer muy parecida a Megumi los esperaba.

    -Hola Mama…

    -Megumi que horas son estas de volver a casa?!

    -Lo siento nos retrasamos por comer el pastel.

    Al escuchar la voz del chico y mirarlo acercarse a la luz de la lámpara enseguida su cara se llenó de asombro.

    -N-No importa, descuide, me alegra saber que la trajo hasta aquí.

    -Muy bien, que tengan buena noche, nos vemos luego Megumi.

    -Hasta pronto.

    Ambas féminas entraron a la casa, en lo que Allen caminaba hasta Lion.

    -Mi yerno es el campeón de Sinnoh!

    -Mamá no lo mal interpretes!

    Las fuertes voces se escuchaban dentro de la casa.

    -Definitivamente son Madre e hija. –suspiro Allen para acariciar a Lion y subir a su espalda.

    Escasos minutos después, el joven llegaba a su casa, para ver a su Madre y Nirvanas sentadas en la sala.

    -Ya regresaste Cielo, es hora de darte tu obsequio.

    -Un regalo?

    -Así es, Nirvana y yo lo hemos estado haciendo desde hace unos días, y ya está listo, espera aquí, mientras lo traigo.

    -Está bien. –respondí al sentarse en el sofá para que Nirvana lo hiciera a su lado.

    -Darling…

    -Lo hiciste muy bien hoy, te comportaste muy bien, felicidades.

    Recompensándola con una suave caricia en su cabello, ella tenía una gran sonrisa en su rostro.

    -(No sé qué hay que agradecerle a esa Mujer.)

    -(Parece que aún siguen molestas.)

    -(Ella solo planea separarte de nosotros Entrenador, usando su cuerpo para seducirte!)

    -(No crees que estas exagerándolo un poco Kanna, ella se disculpó contigo.)

    -(Aun no me la creo.)

    -Haaa… Nirvana que fue lo que hicieron tú y Mamá?

    -No puedo decirte Darling, pero es algo especial.

    -Y aquí esta!

    Colocando una gran aja de regalo sobre la mesa de la sala, Arisa llego.

    -Ábrelo Cielo.

    -Veamos que es.

    Quitando el gran moño para destapar la caja, dentro, había una máscara negra.

    -Esta mascara es…

    -Recuerdas cuando de joven veías los Power Ranger y dijiste que siempre te gusto el LunaWolf Ranger, bueno, tal vez no te recuerdes pero antes de ser el Ranger era conocido como_

    -Zen-aku.

    Zen-Aku_Moon.jpg

    -Si te acuerdas Cielo!

    Dentro de la caja, había una máscara, con la apariencia a la cara de un lobo negro y una media luna en la frente.

    -Veras como tienes un trabajo que hacer pronto pensé, que era mejor que tuvieras algo para proteger tu identidad, ya que la última vez casi te atrapan.

    -Por eso te la hicimos Darling, así podrás pelear sin temor a que te descubran.

    -Muchas gracias a ambas, está muy bien.

    -Todo por mantenerte a salvo Darling.

    -Hora de más pastel y galletas.

    -Hay más?

    -Mucho más!

    -Oh no…

    Rato después podíamos a Allen recostado en su cama junto a su Pokémon, en toda la habitación solo es escuchaba un ruido en especial, la guerra entre el estómago y la gran cantidad de dulces por parte de la mayoría.

    -Condenadas y deliciosas galletas… -se quejó el joven abrazándose el estómago con una mano.

    -(No podía dejar de comer, eran muy deliciosas…)

    -Amatista fuiste de las que más comió.

    -(Valió la pena…)

    -Supongo que si –respondió el joven mirando a todos sus Pokémon. –fue un buen cumpleaños. –anuncio con una sonrisa en su rostro.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  2. Sorana

    Sorana

    Registrado:
    25 Jul 2018
    Mensajes:
    3
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +2
    Estoy sorprendida, nunca creí encontrar un Fic como este, eres alguien increíble, todo tu trabajo es muy bueno y estoy encantada con la gran habilidad que tienes para plasmar todo de manera tan fluida, es simplemente increíble, la historia del protagonista, su madre, sus pokemon, supiste como darle importancia todos allí, sinceramente estoy fascinada de esta historia, y quiero leer mas.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  3. Trainer pknmn Gold

    Trainer pknmn Gold

    Registrado:
    4 Nov 2017
    Mensajes:
    88
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +28
    Como siempre kurama kun , buen cap :996:
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4. Yugo Z

    Yugo Z

    Registrado:
    18 Dic 2015
    Mensajes:
    866
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +199
    Gran cap. del comienzo de la segunda temporada y con nuestro prota ya legal 7u7 y nirvana queria ser el regalo pero... fue otra cosa mejor para el xd
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  5. Autor
    Kurama-kun

    Kurama-kun Memo

    Registrado:
    9 Sep 2014
    Mensajes:
    167
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +164
    Yho! muy buenas a todos, chicos y chicas de este foro, ya se me perdí un tiempo, pero justo ahora estoy "trabajando en algo" por así decirlo, pero aquí esta su capitulo, lo malo es que no he tenido tiempo de terminar los dibujos de este, por lo que les traeré 1, los siguiesen los pondré mas adelante, ya sin mas, aquí se los dejo.

    Capítulo 2: Es Hora de Empezar.

    Los siguientes días pasaron con tranquilidad para la familia Kurokiba, la navidad fue celebrada íntimamente solo con los miembros de la casa y los Pokémon que allí habitaban.

    Nuevamente Nirvana trato de darle a Allen su “regalo de navidad” pero Kanna la saco de la habitación con su fuerza psíquica.

    La siguiente semana fue de ocio para todos, descansando por las fiestas, la temperatura había bajado un poco, por lo que no provocaba hacer nada.

    Para el 31 de diciembre se prepararon, con una maratón de todas las películas de marvel.

    -Ma ya van a empezar!

    -Ya voy!

    -Yo llevo los emparedados Sra Arisa.

    -Gracias linda.

    Como en las veces anteriores, la mayoría de los Pokémon estaba dentro de la casa mirando también, los más grandes solo se quedaron fuera a jugar para mantenerse cálidos.

    Debido a la gran cantidad de películas, se podría decir que duraron todo el día mirándolas.

    -Ma conozco esa mirada en tus ojos, te gusto la armadura de Black Panther verdad?

    -Mucho Cielo, no me molestaría tener una.

    -Es más fácil decirlo que hacerlo, ni siquiera sabemos si el Vibranium o un metal que se le asemeje existe en este mundo.

    -Darling aun no lo entiendo del todo, pero existe un metal que cumple con esas características.

    -Si?

    -Así es, pero es muy escaso.

    -Entiendo.

    -Puedo conseguirte algo si quieres.

    -Podrías?

    -Todo por mi Darling.

    -Cielo no pensaras enserio hacer un traje así.

    -Me gustan les retos Ma y lo sabes.

    -Tehehe es cierto.

    Rápidamente el día pasó y llego la media noche y el inicio de un nuevo año parar ellos en ese mundo, luego de la pequeña celebración, continuaron la maratón hasta que todos se quedaron dormidos en sus sitios.

    -Allen.

    En su sueño una potente voz se hizo presente para Allen.

    -Arceus.

    -Supongo que sabes porque estoy aquí.

    -¿Ya es hora verdad?

    -Así es, el momento llego, pronto se pondrán en marcha.

    -Debo prepararme, a donde tengo que ir.

    -Kalos.

    -Justo el lugar que no conozco.

    -Ya te las arreglaras Allen, siempre lo haces.

    -Cuento tiempo tengo?

    -Unos 2 días, prepárate bien y buena suerte.

    -No me dirás nada más?

    -Si te lo dijera, no sería tan divertido para ti.

    -Que bien me conoces.

    -Jum, hasta otra.

    Y tan rápido como empezó, el sueño termino otra vez, solo para percatarse que ya había amanecido y que durmiendo tranquilamente en su pecho estaba Diane.

    -En qué momento se colocó allí... bueno que importa se ve cómoda.

    Luego de espera unos minutos acariciando las orejas de su durmiente Pokémon, esta empezó a reaccionar.

    -Buen día.

    Esta al verlo le sonrió con cariño.

    -Ven Diane quiero que me ayudes con algo en el laboratorio.

    Asintiendo con entusiasmo, espero que el chico fuera y se aseara para regresar he ir al laboratorio.

    -Escucha Diane, mañana me tengo que ir de viaje a Kalos, quiero que me ayudes con unas cosas si?

    Asintiendo con firmeza, Allen le indico que debía hacer.

    Actualmente es entraban sentados el uno al lado del otro y Allen con la máscara que su madre y ¿amiga? Habían hecho.

    -Pásame el destornillador pequeño.

    Rápidamente lo recibió en la mano para ajustar un aparato dentro de la macara.

    -A ver… Diane podrías traerme la caja de madera de mi habitación.

    Con un gruñido respondió para ir rápidamente por ella y regresar con esta en manos.

    -Gracias, voy a necesitar ojos extra y una ayuda, Nirvana ya estuvo allá por lo que me será útil para esto.

    Abrió la caja y saco un muy pequeña pero poderosa cámara, para ajustarla en medio de la máscara justo entre la abertura para los ojos.

    -Pásame el cautín.

    Usando estaño para fijarla a su lugar y unir os cables al ensamblado, solo faltaba descargar el programa en la computadora, he iniciar todo.

    -Y con eso ya quedo, bien hecho Diane.

    Esta sonrió al escuchar el cumplido para ver como la pantalla del computador se encendía.

    -Con esto, podrán ver todo lo que hago.

    Allen procedió a colocarse la máscara y ajustarla en su cabeza.

    Para donde movía la vista la visión de la cámara apuntaba de igual manera, dando a saber que si funcionaba.

    -Bien, ahora el dispositivo de voz.

    Presionado un pequeño botón bajo el hocico de la máscara, este hizo un pequeño sonido.

    PICT0006.JPG

    -Y como se escucha?

    Diane abrió enormemente los ojos al escuchar aquella profunda y escalofriante voz.

    -Parece que si funciona, bien creo que por aquí ya terminamos, sigue preparar el equipaje y lo que me llevare de viaje.

    Se quitó la máscara para dejarla sobre la mesa y salir de la habitación acompañado de su Pokémon.

    -Cielo estas despierto?

    -Sí, Diane y yo tenemos rato trabajando en algo.

    -Ya te aviso cierto?

    -Sí, tengo que ir a Kalos

    -Kalos?

    -Es otra región, esta algo lejos de aquí.

    -Entiendo, muy bien, debemos preparar todo para tu viaje, tus trajes y tus artilugios.

    -Gracias.

    -Pero primero a desayunar, porque sé que no lo han hecho.

    -Está bien, estamos algo hambrientos verdad?

    La coneja asintió para ir con la mujer a la cocina.

    -Es mejor decirle a todos.

    Camino hasta la sala, donde la mayoría estaban despiertos, mas no parados, estaba reposando.

    -Chicos ya me dieron el aviso, nos vamos mañana.

    -(Mañana Entrenador? No es muy pronto.)

    -Ellos no van a esperar por nosotros Kanna.

    -(Es cierto.)

    -(Oye quienes irán contigo Allen?)

    -Lo pensare un poco hoy antes de decirles.

    -Darling tienes que ir?

    -Sí, tanto tú como yo sabemos que es algo muy serio.

    -Pero Darling…

    -Todo estará bien Nirvana.

    -Llévame contigo, quiero estar a tu lado.

    -No puedo, te necesito aquí.

    -Aquí?

    -Serás mis ojos y mi guía desde aquí, ya más tarde te diré como.

    -Entiendo Darling, me esforzare.

    -Gracias.

    -A desayunar!

    Luego de un buen desayuno para todos, Allen se fue junto a su madre a ver sus trajes para el viaje.

    -Mamá de donde sacaste más material para hacerlos.

    -Bueno, digamos que use mucha de la ropa vieja que ya no te queda o no usas.

    -Eso explica porque se veía más vacío el armario.

    -Oye fue por una buena causa, estos serán tus nuevos trajes.

    2 trajes idénticos, estos eran más cortos que los demás llegando solamente hasta un poco más arriba de la rodilla, de color negro y tonos azules, la capucha como siempre destacaba en el traje por el tamaño de esta con 3 adornos como botones dorados a la altura del hombro y espalda.

    -Se ven bien, pero y para andar como civil.

    -Cielo, eres una celebridad, créeme, preferirías ir inadvertidos todo el tiempo posible.

    -Es verdad, bien ya eso está.

    -Te llevaras tus armas.

    -Claro.

    -Malo… cuando te llevaras una de las mías.

    -Ma, sabes que soy más del tipo cuerpo a cuerpo, que de atacar desde la distancia, donde nada te pasa.

    -No sé si estar orgullosa u ofendida por eso.

    -Para la próxima, seguro.

    -Jummm está bien.

    -Debo ir a ajustarlas y darles mantenimiento.

    -Claro.

    Las tomo y saco del cajón de su escritorio para salir con su guante y brazaletes en manos he ir de regreso al laboratorio.

    -Paso algo de tiempo desde que las use.

    Desarmo por completo los 2 mecanismos para limpiarlos y ajustarlos desde 0.

    -Darling…

    Un pequeño escalofrío recorrió su espalda, ya que no se percató de que ella estaba parada detrás de él.

    -Si?

    -Con cual fue que me marcaste…

    -… con esta.

    Miro las 2 hojas para reconocer enseguida la más antigua.

    Al verla la respiración de Nirvana se hizo más pesada y ronca.

    -Darling…

    Ella se levantó el traje dejando ver sus largas piernas y mayas sujetadas con ligueros y unas blancas y adornadas pantis solo para sujetarse la falda con la boca y llevarse la mano a la altura del vientre.

    -T-Tu marca Darling…

    En su vientre resaltaba una pequeña cicatriz que ya había sanado, al verla Allen recordó lo que había pasado y lo que sentía en ese momento.

    -Lo siento, pero en ese entonces tú te lo buscaste.

    Con cuidado poso su mano sobre la herida haciendo que la mujer se estremeciera por el contacto.

    -D…Darling…

    -Por suerte fue bastante pequeña y sano bien, linda lencería por cierto.

    -No quieres ver la demás…?

    -No me negare, pero no creo que ellas me dejen.

    El joven se dio la vuelta para seguir con su trabajo, y Nirvana se giró a la puerta, para ver como 3 Pokémon la veía con mucho odio, siendo estas, Rubí, Kanna y Diane.

    -Por ahora podrías ayudarme a afilarlas.

    -Claro Darling.

    Luego de unos minutos de afilar las hojas para re ensamblarlas nuevamente, el guante, y el brazalete estaban listos.

    -Veamos –murmuro al tiempo de accionar los mecanismos de ambas partes para hacer salir las hojas en un silencioso movimiento. –bien esto ya está listo, Nirvana, ya que estamos aquí te explicare como me ayudaras en este trabajo.

    -Entendido Darling.

    -Mejore un poco la máscara que me dieron para que puedas ver lo que yo veo, y puedas hablarme a través de un pequeño auricular que le puse.

    -Bien.

    -Me ayudaras desde aquí, al activar la máscara encenderá la pantalla y tendrás una vista de lo que estoy viendo en ese momento, me dirás a donde ir, y como debería moverme.

    -Comprendo Darling.

    -Por esa razón no te llevo conmigo, te necesito aquí con Mamá, ayudándola tanto a ella como a mí.

    -Descuida Darling, déjamelo todo a mí.

    -Gracias.

    Acariciándole un poco el pelo, esta sonrió de manera chistosa al sentir las caricias.

    -Bien sigamos con lo demás quieres?

    -Claro Darling.

    Salieron nuevamente de esa habitación para ir al segundo piso.

    -(Mírenla buscando la manera de separarlo se nosotras.)

    -(No crees que estas exagerando un poco Kanna?)

    -(Rubí te recuerdo que llevas como 3 horas murmurando, que se muera, que se muera.)

    -(Hmmm está bien me atrapaste, no soporto el que este tan cerca de él, después de lo que hizo.)

    -(Ustedes 2 siguen siendo un par de mocosas.)

    -(Amatista tú no tienes nada que opinar en esto.)

    -(Si, tú no sabes lo que ella nos hizo.)

    -(Por supuesto que lo sé, lo vi en sus mentes y en la de Allen, sé que parece estar loca, no corrijo, ella está loca, pero lo que hizo fue por las malas influencias que antes la rodeaban, solo mírenla, parece una Vulpix siguiendo a su dueño de aquí para ya.)

    -(Para engatusarlo.)

    -(Se les olvida, que es de Allen del que hablamos.)

    -(Pues…)

    -(El no caería en algo así, si no ya se fuera ido con una de las chicas que viene a verlo frecuentemente no creen?)

    -(Supongo que tienes razón.)

    -(Pero igual, no confiare en ella.)

    -(Haa… definitivamente siguen siendo unas niñas.)

    Más tarde ese día, luego de terminar todos los preparativos, podíamos ver a Allen rodeado de todos sus Pokémon fuera de casa.

    -Como ya sabrán, mañana tengo que irme lejos por un tiempo, a resolver un problema bastante grave, no sé cuándo tardare, pero tengan por seguro que regresare.

    Todos sus Pokémon asintieron ante eso.

    -Bien, los que me acompañaran será, Aarón, Miia, Yggdrasil y Kanna.

    -(Entrenador solo nosotros 4?)

    -Escuchen, Lux y Lion siguen recuperándose por lo que no puedo llevarlos esta vez, y un equipo pequeño será lo mejor para no destacar mucho.

    -(No llevara a Amatista?)

    -Llevarme a Amatista o Rubí sería demasiado sospechoso, ya que tratare de estar incognito lo más que pueda, y que creen que pasara si saco a Amatista en plena batalla.

    -(Entiendo, todos sabrían que es su Pokémon.)

    -Exacto, si llego a necesitar a alguno de ustedes los mandare a buscar ¿ok? así que están atentos al llamado de Mamá.

    Nuevamente todos asintieron.

    -Tratare de terminar rápido para regresar con ustedes ya que sé que no les gusta que me valla mucho tiempo.

    El día avanzo y la noche finalmente llego.

    -Mañana tengo que ir a Corazón, allí se encuentre el aeropuerto, espero allá un vuelo a Kalos.

    -(Debería descansar Entrenador.)

    -A eso voy, no se desvelen, partiremos temprano.

    Tras unos minutos de dormitar cayo rendido.

    -Yggdrasil, Aarón, cuento con ustedes para mantener a Allen a salvo.

    -Déjamelo a mí Lux, no dejare que nada le pase.

    -Lo mantendremos a salvo.

    -Espera, porque le dices a ellos y nos nosotras?

    -Kanna por favor, estarás tan ocupada sintiendo celos de cualquier chica o Pokémon hembra que se le acerque a Allen, que de lo que menos estarás pendiente es de mantenerlo a salvo, en todo caso se lo diría a Miia.

    -Golpe bajo para la autoestima de la Gardevoir. –susurro Diane riendo para sí misma.

    -Descuida Lux yo lo vigilare de cerca.

    -Bien, eso me tranquiliza.

    -A mí también, si tan solo estuviéramos recuperados.

    -No podemos hacer más, debemos descansar, ya falta poco para que estemos de nuevo al 100%.

    -Por ahora solo pueden descansar, dejen que él se encargue de todo.

    -Tienes razón Ako, bien ya es tarde todos a descansar.

    La noche avanzo y todos dormían plácidamente, todos menos una, la legendaria de colores rojos y blanco de Allen se encontraba teniendo pesadillas desde hace un rato.

    Sueño.

    Podíamos apreciar a Allen frente a frene a una figura y esta sostenía una Pokéball en su mano y Allen estaba sujeto de brazos y piernas.

    -Es hora de acabar con esto maldito demonio, no dejare que siguas arruinando mis planes, Haxorus mátalo de una vez por todas.

    Lanzando la Pokéball, de esta un Haxorus, muy diferente a uno normal salió y avanzo a toda velocidad hasta él.

    Con sus Pokémon en el lugar pero debitados, Rubí apareció de la nada, solo para ver como Allen era atravesado por el colmillo del Pokémon en medio del pecho y este salía del otro lado.

    -(ALLEN!)

    -…

    Murmurando algo que nadie logro escuchar, su cuerpo se rindió para caer con fuerza al suelo encima de un charco de su propia sangre.

    Sueño fuera.

    El miedo y la tristeza de Rubí llego a al punto donde despertó abruptamente.

    -(Fu-Fue… Fue solo un sueño… pero… pero…)

    Sus ojos empezaron llenarse de lágrimas y solo reacciono para acercar a Allen y recostarse en su pecho para sollozar.

    -Hmm…? –despertó el joven al sentir el peso en su pecho y escuchar el sollozo que de allí provenía. –Rubí… Rubí que sucede?!

    -(Allen no te vayas por favor, no te vayas mañana!)

    -Rubí tranquila, que paso?

    -(Tuve una pesadilla, donde tu morías en este viaje, Allen por favor no vallas!)

    -Tranquila, fue solo un sueño.

    -(Allen eres todo lo que me queda desde que me separe de mi hermano, por favor, no quiero perderte a ti también…)

    Sollozando aferrada al pecho de este, Allen poso su mano sobre su cabeza para acariciarla con cariño.

    -Ya paso… no habrá nada sobre esta tierra que me separe de ustedes.

    -(No quiero perderte.)

    -Y no lo aras, siempre estaré contigo.

    -(Lo prometes?)

    -Lo prometo.

    -Puedo… dormir aquí hoy?

    -Claro, solo deja que me acomode un poco para estar más cómodo.

    Levantando un poco el cuerpo para poder respirar mejor, acaricio la cabeza de su Pokémon hasta que esta se durmiera.

    -Un sueño eh… esperemos que solo lo allá sido.

    Murmurando eso, se quedó dormido nuevamente.

    La mañana llego y luego de organizar todo, estaba listo para partir.

    -Es hora.

    -Ten mucho cuidado Cielo.

    -Lo tendré.

    -Darling, esperare tu llamada.

    -Sera pronto, esta alerta.

    -Sí.

    -Bien chicos, les dejo todo a ustedes, cuiden de todas aquí bien?

    Hablándoles a sus Pokémon macho esos, asintieron al mismo tiempo.

    -Bien, Kanna podrías?

    -(Por supuesto Entrenador.)

    Y en solo un instante desaparecieron de la vista de todos.

    -(Ten mucho cuidado Allen.)

    -(Rubí, que fue lo que sucedió anoche?)

    -(Te lo contare.)

    En Ciudad Corazón.

    Aparecieron frente al Centro Pokémon de este, por lo que aprovecharon para hacer una visita.

    Al entrar y acercarse al mostrador, enseguida la enfermera lo reconoció.

    -Allen!

    Rápidamente avanzo hacia el para abrazarlo del cuello.

    -Que gusto verte de nuevo!

    -Lo mismo digo, estás llena de energía.

    -No puedo evitar emocionarme al verte sabes?

    -Ya veo.

    -Y que te trae por aquí, hacía mucho que no venias.

    -Pues veras, tengo que irme de viaje.

    -De viaje…?

    -Así es, tengo que ir a Kalos una temporada.

    De las personas que Allen conoce en toda la región, a las únicas que les tiene la suficiente confianza como para decirle adonde iría realmente es a esta Joy y la Joy de ciudad marina.

    -Ocurrió algo allá?

    -No, pero pasara algo.

    -Entiendo.

    -Es un viaje de ida y vuelta, por lo que me tendrás por aquí nuevamente.

    -Eso espero sabes? Pero ten mucho cuidado.

    -Lo sé, solo vine a despedirme, nos veremos luego.

    -Confió en esas palabras, cuídate mucho.

    -Tu igual.

    Ya con eso listo, era hora de ir a su destino.

    -Ok, vamos al aeropuerto, espero esto no se demore mucho.

    Estando a unos 10 minutos caminando, Allen rápidamente llego, con todo guardado en una maleta, para entrar al edificio.

    -Bienvenido al Aeropuerto Corazón, que puedo hacer por usted?

    -Quiero un boleto para Kalos.

    -Espere un momento.

    -Está bien.

    Dándole una ojeada por reflejo al lugar, noto todas las cámaras de vigilancias de este.

    -(14 cámaras, son cuidadosos con la seguridad.)

    -Disculpe lamento informarle, que no tenemos vuelos hacia Kalos hasta dentro de 2 días.

    -Qué mala noticia.

    -Sin embargo, hay un avión de carga que ira a Kalos, si puede hablar con el piloto, podrá ir.

    -Muchas gracias señorita, sabe dónde puedo verlo?

    -Claro, actualmente se encuentra en la cafetería del aeropuerto, le será fácil reconocerlo, es un hombre algo mayor acompañado de su hija.

    -Muchas gracias, como podría agradecérselo?

    -De nada, y no debe hacerlo, pero si me puede dar su autógrafo, seria increíble.

    -Claro.

    Luego de firmar una fotografía del mismo que la chica tenía, se despidió de ella.

    -Mamá tenía razón, debo estar lo más que pueda de incognito.

    Tras buscar la cafetería, con ayuda de su aura, encontró a la persona que buscaba y se acercó a ella.

    -Disculpe, me dijeron que con usted podría hablar, sobre un viaje a Kalos.

    -Creo que se confundieron otra vez, escucha chico, no iré a Kalos, sobrevolare por Kalos si a eso te refieres, si estás dispuesto a saltar del avión en paracaídas, entonces puedo llevarte.

    -Trato.

    -Espera enserio!?

    -Porque no?

    -Papa él es el campeón de Sinnoh! –le susurro su hija al oído para que el hombre abriera los ojos.

    -tendremos una celebridad en nuestro avión, eso aumentara su precio.

    -Encantadamente te llevaremos Allen Kurokiba.

    -Allen, solo Allen.

    -Bien chico, es hora de irnos.

    Allen solo sonrió ante la exclamación del hombre para responder.

    -Andando.

    Minutos después podíamos ver un gran avión de carga despegar del aeropuerto de Ciudad Corazón con rumbo a Kalos.

    -Si no van a Kalos entonces a donde se dirigen?

    -Vamos a Alola, tenemos que entregar ese cargamento allá.

    -Entiendo.

    -Y el campeón de Sinnoh que ara en Kalos?

    -Debo arreglar un problema que se formó.

    -Oh que seriedad, eres un chico muy serio, como en el campeonato.

    -Oye, Oye, tienes a tu Mewtwo contigo, nunca creí ver a ese Pokémon.

    -Lo siento, no lo traje conmigo, se quedó en casa con los demás.

    -Entiendo, es una lástima.

    -Sera mejor que te sientes chico, será un vuelo largo, cuando estemos en un buen punto de salto te avisare.

    -Ok.

    El tiempo voló, no literalmente para Allen, luego de unas 6 horas de vuelo, el capitán le aviso que se preparara.

    -Escucha no puedo descender mucho por los demás vuelos comerciales, por lo que será un salto de gran altitud, estas bien con eso?

    -No hay problema.

    -Sabes cómo funciona el equipo depara caídas?

    -Claro.

    -Espera que edad tienes chico?

    -18.

    -Y como sabes de estas cosas?

    -Son cosas que se aprenden por allí.

    -Jajajaja eres un chico extraño, bien ve a la parte de atrás, cuando la luz este en verde, podrás saltar.

    -Entiendo.

    -Te acompañare.

    -Ok.

    Pasando alrededor de todo los cargamentos llegaron a la parte trasera del avión.

    -No te da miedo?

    -Sí, pero a la vez es emocionante no crees?

    -Es verdad, papa tiene razón eres raro.

    -Todos lo dicen, Por cierto, les deje un recuerdo, para que puedan hablar de ello con sus camaradas.

    -Qué es?

    -Solo busca cerca del lugar donde estaba sentado.

    -Ok.

    Enseguida una luz de color verde ilumino toda la zona.

    -Ya es hora prepárate!

    Sujetándose con fuerza de la pared, golpeo un boto para abrir la rampa trasera dejando ver el mar de nubes y el cielo azul arriba de ellos.

    -Ahora.

    -Hasta otra!

    -Que te valla bien!

    Corriendo hasta el final de la pista, sin miedo salto al vacío para perderse en las densas nubes.

    -(Bien, Es hora de empezar.)

    Yyyyy eso es todo por ahora, tratare de terminar el cap y los dibujos en la brevedad, pero por como lo veo, solo les podre traer un cap por semana 2 máximo si le pongo empeño, ya sin mas un saludo a todos, hasta la próxima.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  6. Trainer pknmn Gold

    Trainer pknmn Gold

    Registrado:
    4 Nov 2017
    Mensajes:
    88
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +28
    Buen cap kurama kun
    Pd: (contado a la espera del próximo cap )
    :953:
     
  7. Sorana

    Sorana

    Registrado:
    25 Jul 2018
    Mensajes:
    3
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +2
    simplemente perfecto, quede muy contenta con el capitulo, ya quiero saber que sigue :969::996::959:
     
  8. EnigmaParadox02

    EnigmaParadox02

    Registrado:
    1 Ago 2018
    Mensajes:
    1
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +0
    Tan bueno como siempre, sigue asi, la historia me esta encantando
     
  9. Yugo Z

    Yugo Z

    Registrado:
    18 Dic 2015
    Mensajes:
    866
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +199
    Gran capitulo Kurama kun a esperar que situaciones tendrá la misión xd
    PD: Nirvanita no se rendirá 7u7
     
  10. Autor
    Kurama-kun

    Kurama-kun Memo

    Registrado:
    9 Sep 2014
    Mensajes:
    167
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +164
    Yho! muy buenas a todos chicos y chicas de Dz, perdón la demora, quería terminar los dibujos antes de subir el capitulo, y aun así, solo pude terminar uno por motivos de una salida improvista de mi casa, ya sin mas demora aqui se los dejo.

    Capítulo 3: Llegada a Kalos.

    Un infinito mar blanco era lo que Allen podía apreciar actualmente, su descenso rápidamente lo llevo a las nubes las cuales atravesaba justo ahora.

    -(Bien es momento de contactar a casa.)

    En un movimiento rápido saco y coloco su máscara rápidamente para activarla.

    SISTEMA EN LINEA.

    -Darling aquí estoy, enseguida escuche la alarma vine.

    -Perfecto, dime cuál de las siguientes ciudades que lograras ver es a donde tengo que ir.

    -Ok, ¿pero dónde estás solo veo blanco?

    -Si podría decir que cayendo del cielo.

    Enseguida atravesó la cortina de nubes dejando ver la región bajo el ante la cámara.

    -Saltaste de un avión?!

    -Algo así, pero concéntrate, cual es.

    -A ver… La más grande la del centro Darling a esa debes ir.

    -Te refieres a la que está debajo de mí?

    -Exactamente.

    -Es muy grande, como se supone que me ubique.

    -Darling trata de caer fuera de la ciudad, no querrás llamar la atención.

    -A eso iba.

    Usando su propio cuerpo para cambiar su dirección se alejó un poco de la ciudad antes de estar a la altura de activar el paracaídas.

    -Es una región muy transitada, hay carreras por doquier.

    -Darling allí tendrás que ser muy cuidadoso de no llamar la atención.

    -Ya veo, necesito más detalles de esta región.

    -De acuerdo, Kalos es una de las regiones más ricas del mundo tanto en turismo como en gastronomía, a pesar de no tener fabricas es ostentosa en mucha series de productos.

    -Entiendo, que más?

    -También es una de las más habitadas, y adivina que región tuvo una gran audiencia televisiva durante tus peleas.

    -No me digas.

    -Así es, eres una celebridad allá Darling, por lo que es mejor tener un perfil bajo.

    -Ok, dame unos minutos debo aterrizar y esconder el paracaídas.

    -Entiendo, estaré mirando el mapa para ver hacia donde es la mejor opción.

    -Cuento con eso.

    Luego de aterrizar rápidamente en un claro recogió el paracaídas y lo junto con sus demás cosas, antes de cambiarse a uno de sus trajes.

    -Son las… 4 de la tarde, esperare aquí a que anochezca, antes de empezar a moverme.

    -Darling la ciudad a la que vas se llama Luminalia, es la capital de la región, por lo tanto la más habitada, debes tener cuidado.

    -Algo más?

    -Es una ciudad muy grande, pero sus edificios están bastante juntos, puedes ir por los techos muy fácilmente.

    -Gracias Nirvana eso me servirá.

    El tiempo avanzo hasta que finalmente la noche llego, y siendo cubierto por la oscuridad Allen se puso en marcha.

    Con su mochila bien sujeta a su espalda se coló dentro de la ciudad para rápidamente subirse a los techos.

    -Bien, ahora que estoy aquí arriba, Nirvana a dónde?

    -Estas al sur de la ciudad, justo en medio deberías ver la gran torre.

    -Así es.

    -Según recuerdo, el lugar es más al este de tu posición, mantente en los barrios regulares.

    -Ok.

    Como ella le había dicho, los edificios no tenía mucho espacio entre ellos, por lo que moverse por encima resultaba fácil para Allen.

    -(Este lugar se parece demasiado a Francia…)

    Tras unos minutos, entre él y su camino se interponía una calle grande.

    -Kanna ayúdame con esto.

    Lanzando la Pokéball, de esta salió una somñolienta Gardevoir.

    -(Wahhhh Ya llegamos?)

    -Cuanto llevas durmiendo, llegamos hace unas horas.

    -(No me di cuenta, Entrenador que necesita?)

    -No puedo bajar así a la calle hay mucha gente, necesito que me dejes en aquel techo.

    -(Pues que tiene?)

    Debido a su sueño no se había percatado ni del traje ni de la máscara de Allen, pero al verlo, todos los residuos de sueño desaparecieron.

    -(En-Entrenador?)

    Si no fuera físicamente posible, Kanna se puso aún más blanca de lo que ya era.

    -Si?

    -(Es usted?)

    -Por supuesto, porque no lo seria… ahh la máscara –recordó al momento de removerla. –es para que nadie me reconozca.

    -(Lo siento me impresione un poco, en ese edificio dijo?)

    -Sí.

    -(Enseguida Entrenador.)

    Y en menos de un segundo así fue, ambos se encontraban del otro lado de la calle.

    -Nirvana falta mucho?

    -Estas a unos 200 metros Darling.

    -Bien.

    -(Entrenador puedo acompañarlo?)

    -Vamos.

    Debido a la naturaleza activa de Allen su cuerpo está acostumbrado a correr grandes distancia pero Kanna… bueno ella lo intenta.

    -(Entrenador un descanso… ya me quede sin aliento…)

    -Kanna solo hemos avanzado 50 metros.

    -(No sirvo para esto, mejor usted avance y yo me tele transporto cuando este allá.)

    -Está bien, pero te pondré un entrenamiento físico al llegar a casa.

    -(Como usted diga.)

    Y así fue, Allen se adelantó rápidamente para llegar a un buen edifico los suficiente mente alto para ver una buena visión de la zona.

    -Ya estoy aquí Nirvana.

    -Puedo verlo Darling, vez las camionetas negras?

    -Claro.

    -Las usan para robar y capturar Pokémon para sus experimentos.

    -Como nadie ha notificado a la policía?

    -No son tontos, cometen los actos lejos de las camionetas y luego de escapar un rato, se suben a ella y desaparecen.

    -Están organizados, mejor veo a que me enfrento.

    Enseguida sus ojos empezaron a brillar de color plata, y todo a su alrededor se oscureció para ser cambiado por un plano más astral y traslucido.

    -Hay 9 personas dentro…

    -Son grupos, uno es el conductor, los otro 2 se encargan de hacer el robo o la captura.

    -A donde los llevan después de eso?

    -Tienen varios laboratorios, lamentablemente nunca me dijeron dónde está el principal Darling.

    -No te agobies por eso, los otros dónde están?

    -Cuidad Novarte, Ciudad Romantis y Ciudad Yantra, una está al norte de tu ubicación, la otra al Sureste, y la ultima y la más alejada al oeste.

    -Entiendo gracias por el dato.

    -Que aras ahora?

    -Vigilarlos.

    -Está bien, si me necesitas, avísame.

    -Adelante.

    Sentándose en la orilla del techo en posición de gárgola, solo se quedó quieto a esperar que algo pasara.

    -(Entrenador?)

    -Si?

    -Solo los observara?

    -No, pero esperaba a que llegaras, vez los cables de alta tensión, quiero que cortes la energía de toda esta calle, quiero oscuridad para poder trabajar.

    -(Enseguida.)

    Usando sus poderes para sabotear la energía del lugar, pronto todo quedó a oscuras, la señal de Allen para ponerse en marcha.

    Usando la poca distancia entre los edificios, aprovecho eso para tener un descenso controlado antes de tocar suelo y movilizarse, en la oscuridad de las calles solo se veían 2 puntos color plata flameantes avanzar hasta el edificio de los cazadores.

    -Primero lo primero, sabotaje.

    Activando las hojas de sus guantes, apuñalo los neumáticos de 2 de las camionetas dejándolas fuera de acción.

    -Gracias por la tecnología para el chip de rastreo Volkner, me será muy útil.

    Pegándolo dentro del parachoques de la camioneta aun en funcionamiento, lo activo para tener su posición en el mapa.

    -Nirvana, ¿vez el punto en el mapa?

    -Si Darling, lo veo.

    -Muy bien, me tendrás que decir hacia dónde va ok?

    -Claro.

    -Ahora, necesito algo de información de ellos.

    Ágilmente en la oscuridad se movió hasta la puerta del edificio para tumbarla de una patada, dejando ver a los nueve hombres alrededor de una única vela en una mesa.

    -Es hora de que respondan algunas preguntas…

    Con su voz fue suficiente para hacer que varios retrocedieran, pero 3 de ellos fueron directo hacia el para atacarlo.

    Mirándolos claramente con su aura, Allen tomo el brazo de uno para desviarlo y meterle un codazo en la cara dejándolo inconsciente.

    Con uno fuera, se preparó para atacar a los 2 que faltaban sacando sus hojas para clavárselas en los costados rápidamente haciendo que ambos cayeran presas del dolor.

    -Quien de ustedes hablara?

    -Que están haciendo? Sobre el!

    2 de ellos se armaron de valor y corrieron hasta Allen para atacarlo, pero este los tomo de las muñecas para torcérselas al punto del dislocamiento.

    -Para quien trabajan?

    -No sé a qué te refieres!

    -Lo preguntare de nuevo –girando más la muñeca de ambos hombres. –para quien trabajan?

    -Ahhg! No lo sabemos, no lo sabemos, solo nos pagan por robar y capturar Pokémon!

    -Nunca nos dicen nada!

    -Ya veo…

    Los libero de su agarra para con fuerza azotar la cabeza de ambos dejándolos fuera de combate.

    A gran velocidad se deslizo hacia adelante para patear a uno contra la pared y posarse frente a le con su hoja derecha a la altura del ojo.

    -A quien se los entregan?

    -N-Nos los quitan en varios puntos de la ciudad, siempre van con mucha ropa encima, nunca hemos podido ver sus rostros.

    Los 3 que quedaban aprovecharon para correr fuera del lugar, poco después, se escuchó la camioneta encenderse he irse.

    -Cuando será la próxima entrega?

    -Sera pasado mañana en ciudad Norvate! Por favor no me mates es todo lo que se!

    -Muy bien…

    Allen libero al sujeto y este callo de rodillas por el miedo.

    -Es más fácil si colaboran.

    Con un golpe seco a la nuca Allen lo dejo fuera, para arrastrarlo hasta los demás y amarrarlos todos juntos.

    -Kanna.

    -(Si entrenador?)

    -has que regrese la luz.

    -(Muy bien.)

    Enseguida las luces regresaron, por lo que Allen empezó a revisar el lugar en busca de información que los inculparan, que por suerte encontró.

    -Con esto será suficiente.

    Luego de meter los papeles en una carpeta la cual tenía escrita: “un regalo” se la pego en el pecho a uno de los hombres.

    -Kanna déjalos en una calle concurrida.

    -(Enseguida.)

    En segundos apareció dentro del establecimiento, para desaparecer llevándose los hombres.

    -Ya aquí terminamos, Nirvana cómo va la camioneta?

    -haa… haa… Darling…

    -Nirvana que pasa?

    Esta jadeaba con fuerza como si no tuviera aliento.

    -Fuiste tan cruel, que mi cuerpo no lo resistió…

    -Nirvana concéntrate, hacia donde se fue la camioneta.

    -Ciudad Norvate…

    -Ya veo, no puedo seguirla sin Lion, por lo que tendré que esperar a mañana.

    Allen perdido en sus ideas salió del edificio sin percatarse que varias auras ya estaban por el lugar.

    -Q-quien eres tú?

    Al oír esa voz asustadiza, giro su vista hasta la fuente solo para ver a un grupo de chicas, que caminaban con sus Pokémon por el lugar.

    -Esta no son horas para qué las niñas estén fuera.

    Alzando su mano izquierda la hoja de esta salió la cual estaba roja por la sangre que había derramado.

    Con eso fue suficiente para hacer que todas las chicas pegaran la carrera mientras gritaban y lloraban como simples niñas.

    -Darling no sabía que tenías ese tipo de humor.

    -Eso les enseñara a no ser tan confiadas.

    Enseguida corrió hasta el callejón oscuro del cual bajo de los techos para subir nuevamente a este.

    -(Ya regrese entrenador.)

    -Cómo te fue?

    -(Los deje justo frente a un policía.)

    -Bien hecho, Nirvana donde queda el centro Pokémon de aquí, o al menos un hotel?

    -Tienes que ir más al centro de la ciudad Darling.

    -Ya veo, buen trabajo Kanna, ya puedes descansar.

    -(Gracias Entrenador.)

    Regresándola a su Pokéball, el joven se puso en marcha nuevamente avanzando sobre los techos hasta toparse de frente con un hotel.

    -Este servirá.

    Usando los callejones para encubrir su bajada y guardar su máscara, salió de este como si nada y avanzo hasta el local.

    -Muy buenas noches caballero que se le ofre_

    Al ver la cara de Allen la chica se impresiono, este solo hizo un pequeño gesto con el dedo para que no alzara la voz.

    -Q-Que puedo hacer por usted?

    -Tienen habitaciones?

    -Por supuesto, cuanto planea quedarse?

    -Solo una noche.

    Luego de hacer los trámites, todo estaba listo.

    -Muy bien, aquí tiene sus llaves, en la mañana se le despertara para el desayuno.

    -Muchas gracias.

    Con las llaves en sus manos camino hasta el ascensor ya que su cuarto estaba en la 4 piso.

    -Valla, que gran cuarto.

    Compitiendo con el que ocupo en la isla Lili, estaba esa habitación de claros colores y elegante diseño.

    -Muy bien, todos fuera.

    Lanzando las 4 Pokéballs al aire, sus compañeros salieron mirando con curiosidad el lugar.

    -Está bastante bien verdad?

    Todos asintieron con entusiasmo.

    -Ya hoy me di una idea de a que nos enfrentamos, es más serio de lo que imagine, están muy bien organizados, y no planean cometer errores, por lo que nosotros deberemos hacernos cargo antes de que hagan un daño perjudicial a la región y quién sabe si no el mundo.

    -(Lo sabemos entrenador.)

    -Por ahora descansen, mañana nos movilizaremos de nuevo.

    Los machos se recostaron en el suelo a reposar mientras que Miia y Kanna miraban la ciudad desde la ventana, Allen por su lado miraba las noticias locales.

    -Y en ultimas noticias, recientemente se capturaron a lo que se cree, es un grupo de ladrones de Pokémon, estos sujetos fueron entregados a la policía por una Gardevoir, si así como lo escuchan, una Gardevoir apareció frente al oficial de policía y le entrego la carpeta que uno de los hombres llevaba antes de desaparecer otra vez, dentro de la carpeta, estaban varios documentos que inculpaban aún más a los hombre por los hechos cometidos, ya que en esta estaba una lista de Pokémon en específico que se les pedía robar.

    -Kanna tuvo su momento de súper héroe… es algo tarde, lo mejor será descansar para mañana.

    Con todos sus Pokémon dormidos y Kanna reposando tranquilamente a su lado, Allen aun pensaba en cómo se movería la mañana siguiente.

    -Haa… supongo que tendré que hacer un pequeño gasto.

    Con eso en su mente cerro los ojos para caer dormido.

    En la gran ciudad, la noche paso sin más problema, hasta que el sol dio a conocer el nuevo día.

    Ya temprano por la mañana Allen ya estaba preparado para salir cuando tocaron su puerta.

    -Buenos días, el desayuno.

    -Enseguida voy.

    Al abrir la puerta se encontró con una mucama con un traje bastante parecido al de Nirvana.

    -Espero allá tenido una noche placentera.

    -Valla que sí, esa cama es muy cómoda.

    -Aquí tiene su desayuno, que lo disfrute.

    -Muchas gracias.

    La señorita se despidió y se fue para continuar con us trabajo dejando al joven con su comida sobre una charola.

    -Que chica tan amable.

    Luego de un revitalizador desayuno, Allen dejo el lugar, no sin antes agradecer por el servicio.

    -Bien, ahora, creo que vi esa tienda, por esa calle.

    Poniendo rumbo, Allen iba encapuchado, para no atraer la atención sobre su cara, tras unos minutos caminando, llego al lugar que buscaba.

    -Solo espero que Mamá no se inquiete. –susurro antes de sonreír y entrar a la tienda.

    10 minutos después, podíamos a escuchar un fuerte sonido, frente a la tienda, Allen estaba acelerando el motor de su nueva adquisición.

    IMG_20180812_180403.jpg

    Luego de derrapar un poco en la carretera, la motocicleta acelero a una gran velocidad, dejando perfectamente claro en los alrededores el rugido de su motor.

    Allen llevaba puesto un casco negro que combinaba perfectamente con su ropa, el visor reflejaba tenuemente lo que tenía a su alrededor.

    -Valla que tiene fuerza, me serás muy útil.

    Haciendo el cambio y acelerando, prontamente Allen dejo la ciudad para parar a un lado del camino para ver su casco.

    -Colocamos esto aquí y lo aseguramos, debería funcionar ya.

    Al colocarse nuevamente el casco, activo un botón que se deslizaba por su cuello, para encender el aparato.

    -Nirvana me escuchas?

    -Fuerte y claro Darling, donde estas te mueves muy rápido?

    -Voy hacia el sur, persiguiendo la camioneta.

    -Aguarda ese sonido… es una motocicleta?

    -Acertaste.

    -Te compraste una motocicleta?!

    -No le vallas a decir a Mamá aun.

    -Entiendo, pero no sabía que podías conducir.

    -Hay muchas cosas que no sabes de mi Nina.

    -Nina?

    -Me dijiste que podía decirte como yo quisiera, y Nina me suena lindo.

    -Darling!!!

    -Cálmate un poco Nina, que tanto avanzo la camioneta?

    -Está en las proximidades de la ciudad Darling, no se han movido en varias horas.

    -A cuanto esta la ciudad?

    -62Km.

    -Entonces debo darme prisa.

    Acelerando con fuerza, la motocicleta devoraba la carretera a gran velocidad.

    Eludiendo fácilmente el tránsito, nada se podía interponer en su camino.

    Tras medio hora en carretera ya podía ver la ciudad a la distancia.

    -Darling, los tienes casi encima.

    -Están en el bosque cerca de la ciudad, puedo sentirlos con mi aura.

    -Que aras?

    -Lo que vine a hacer, detenerlos.

    Frenando de golpe para girar la motocicleta sobre la carretera, acelero nuevamente en dirección al bosque a gran velocidad.

    Dentro del denso bosque podíamos ver gran diversidad de Pokémon, todos estos ignorantes del peligro inminente que los acechaba.

    -Bien, con esta entrega será suficiente para retirarnos sin tener que trabajar más.

    -Sí.

    -Tenemos que hacer esto bien.

    -Vamos!

    Equipados con armas paralizantes y varas electrificadas, empezaron capturar a los Pokémon de la zona paralizándolos para amordazarlos y amarrarlos, antes de meterlos en la parte de atrás de la camioneta.

    -Miren una Delphox y una Braixen nos darán mucho por ellas.

    -Atrápenlas!

    La gran Pokémon de fuego, uso sus varas para proteger a su cría, pero las armas paralizantes la dejaron fuera de combate.

    -Tú vienes conmigo zorrita.

    Sujetando con fuerza de su pequeño brazo, arrastraban a la Braixen mientras esta lloraba viendo a su madre.

    -(No dejare que separen a esa familia como paso con Lion.)

    De la oscuridad Allen salió, caminando directamente hacia el hombre que sostenía a la Braixen.

    -Maldito eres tu otra vez, toma esto!

    Soltando a la Pokémon para correr hasta él con la vara electrificada, intento atacarlo, pero Allen se agacho rápidamente para girar todo el cuerpo y rebanar el cuello del hombre con su hoja izquierda, enseguida este callo muerto en el suelo.

    -Ustedes serán los siguientes.

    -Vámonos de aquí!

    -Corre!

    -Eso no funcionara.

    Las ruedas de la camioneta estaban rebanadas con un corte perfecto.

    -Qué esperas atácalo con la pistola!

    Disparando varias veces, Allen esquivo fácilmente todos los disparos para ponerse rápidamente sobre el hombre, levantar el arma con el brazo derecho y enterrar la hoja izquierda directo en el corazón del cazador.

    Enseguida uso el mismo impulso para mover el cañón hasta la posición del ultimo sujeto para hacer fuerza en la herida provocando que por el dolor apretar el gatillo para paralizar al último dejándolo fuera de combate.

    -Te necesito vivo para preguntarte un par de cosas.

    Con el hombre inconsciente por ahora, solo podía esperar.

    -Yggdrasil, ayúdame a liberar a los Pokémon que capturaron.

    Saltando de entre la maleza, el gran Pokémon monte asintió para caminar hasta la parte de atrás de la camioneta junto a su entrenador.

    -Crees poder solo?

    Ante la pregunta este asintió.

    Allen se dio la vuelta para ir a ver a la Delphox y su cría.

    Se acercó con calma pero estas al verlo, se asustaron un poco, Allen camino hasta estar a más o menos a medio metro de ellas.

    -Se encuentran bien? –les pregunto al momento de tomar su máscara para quitársela. –no están heridas?

    Ambas al ver al joven que se escondía tras la fiera mascara, solo asintieron algo atónitas.

    -Te lastimaron… -menciono el joven mirando la pierna de Delphox. –me dejarías ayudarte con eso?

    La gran Pokémon de fuego lo miro un momento para luego asentir.

    -Bien, que bueno que compre algunas medicinas… esto puede que te duela un poco.

    El dardo que le dispararon, es una gran pieza metálica que se entierra en la piel he inyecta la electricidad directamente en el musculo y sistema nervioso dejándola completamente inmóvil pero sin matarla.

    Sacando su hoja derecha, la poso rápidamente sobre la pieza metálica para arrancarla rápidamente.

    -Listo –susurro vendando rápidamente la herida. –con eso estarás bien en unas horas y tu pequeñita no deberías ser tan llorona, debes crecer fuerte para poder proteger a tu madre.

    Hablándole a la pequeña Pokémon, esta salió de la espalda de su madre algo temerosa para ver al entrenador.

    -Ella no podrá cuidarte por siempre sabes, debes aprender a cuidarte sola.

    La pequeña lo miro a él para después ver a su Madre, está la miro comprensivamente al momento de acariciar su cabeza.

    -Ya ellos no las molestaran más.

    Con eso dicho, el joven se levantó para ir junto a su Pokémon, este ya había terminado de liberar a todos los capturados.

    -Bien hecho Yggdrasil, ahora solo hay que esperar que este tipo despierte.

    Eso sucedió poco después, el sujeto despertó inmóvil debido a la parálisis.

    -Si no quieres sufrir el mismo destino que tus amigos, me dirás todo lo que quiero saber.

    Con la máscara puesta otra vez, Allen apuntaba a su ojo con la hoja de su mano derecha.

    -Está bien! está bien!

    -Donde iban a entregar a esos Pokémon?

    -E-En ciudad Novarte, hoy por la noche!

    -En qué lugar seria el encuentro?

    -Cerca de la academia Pokémon, allí es donde siempre nos dicen que debemos hacer las entregas!

    -… Ya veo…

    -Ya te dije todo lo que querías saber, por favor no me mates!

    -Te dejare vivir…

    -Gracias, muchas gracias!

    -Pero, sufrirás tu castigo a manos de aquellos a quienes lastimaste.

    Estando paralizado no iba a poder ir a ningún sitio, Allen lo dejo en el suelo del bosque, solo para ver como de apoco los molestos y heridos Pokémon que ellos rescataron veían con mala cara al hombre.

    -Es todo suyo.

    Allen junto a Yggdrasil le dieron la espalda a medidas de que los furiosos Pokémon se acercaban a él, poco después se podían escuchar sus gritos.

    -Al parecer haremos una pequeña visita a esa academia compañero.

    Ante eso Yggdrasil asintió.

    -Lo hiciste muy bien regresa por ahora.

    Con su amigo de regreso en la esfera el joven camino hasta donde había dejado su motocicleta para subirse en esta y encenderla.

    Cuando estaba a punto de accionar el acelerador, un gruñido se lo impidió.

    Al mirar a través del casco de la motocicleta, pudo distinguir 2 figuras salir del bosque.

    -Ustedes dos que hacen aquí?

    Paradas a su lado se encontraban, las 2 tipo fuego que había ayudado recientemente.

    Sin comprender muy bien lo que le querían decir, tuvo que interpretar sus gestos, para entenderlas.

    -Para resumirlo todo, quieren venir conmigo?

    Escuchando la aclaración, ambas asintieron enérgicamente.

    -(Capturar 2 de la misma especie… bueno tengo 2 Arcanines en casa, además de que no podría separar a una madre y su hija) si ambas están de acuerdo en venir, no tengo quejas, pero como pudieron ver, mi trabajo actualmente no es muy agradable.

    Recibiendo un asentimiento mutuo por parte de ambas, Allen saco 2 Pokéballs vacías de su mochila y se las extendió.

    -Bienvenidas a la familia.

    Al mismo tiempo las 2 se miraron para luego tocar las esferas para ser absorbidas por estas hasta brillar.

    -2 integrantes más, espero se lleven bien con los otros, aunque conociéndolos, solo Diane y Kanna se pondrán de mal humor, pero eso es ya para después, por ahora creo que es mejor que valla a esa ciudad.

    Acelerando con fuerza la motocicleta avanzo hasta llegar al camino, con rumbo a su primera locación, Ciudad Novarte.

    y eso es todo por ahora, espero les aya gustado, me despido.
     
    Última edición: 18 Ago 2018 a las 06:48
  11. Sorana

    Sorana

    Registrado:
    25 Jul 2018
    Mensajes:
    3
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +2
    Wow empezo con mucha fuerza, definitivamente las cosas seran muy interesantes, ya quiero saber que le pasara en ciudad novarte :959:
     

Compartir esta página

Cargando...