1. Autor
    Kurama-kun

    Kurama-kun Memo

    Registrado:
    9 Sep 2014
    Mensajes:
    136
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    Bueno chicos este es mi primer fic, me inspire un poco en Sora de No Game No Life, y un poco de sherlock holmes... Me gustaron sus peliculas XD, espero que sea de su agrado sin mas que decir aqui les dejo el primer capitulo

    Capítulo 1: El Mundo Equivocado.

    Nuestra historia comienza con un joven que vivía en nuestro mundo un lugar, monótono, podrido e injusto, donde la fantasía solo existe en los videojuegos y en los Mangas… es un poco deprimente pero es la realidad de este planeta.

    -Mmmm… -despertando al oír su despertador sonar –cállate… -quejo tratando de alcanzarlo- solo 5 minutos más –tomándolo al fin y apagándolo.

    El nombre de nuestro Joven es Allen, de 17 años piel clara pelo color negro grisáceo y ojos de color azul claro con azul oscuro.

    -Arriba, arriba Allen! Llegaras tarde al instituto.

    -¡Ya voy mama! –respondió levantándose y frotando sus ojos –ya desperté.

    -Rápido o se te ara tarde!

    -Ahhh- suspiro- ¿esto es lo que la vida planea para mí? –estirándose –otro día de hacer lo mismo.

    Se levantó y fue a darse un baño para después ponerse su uniforme y bajar a desayunar.

    -Aquí tienes cielo. –sirviéndole el desayuno.

    -Gracias mama –contesto para empezar a comer -(lo único que me hace soportar esto es ella) –pensó mirando a su madre -(desde que papa murió me jure que viviría solo para ver a mi madre contenta) –apretando los puños -(por culpa de este injusto mundo quedamos solos.)

    Minutos más tarde.

    -Bien, ya me voy mama –tomando sus cosas y caminando hasta la puerta –te veo más tarde.

    -Cuídate cielo!

    -Aquí vamos otra vez –dando un vistazo al cielo para luego comenzar a caminar.

    En cuestión de minutos llego al instituto donde estudiaba, Allen era un chico bastante distante se podría decir que su único amigo era el mismo, a pesar de eso era muy inteligente, la mejor nota de su salón incluso de todo su grado, provocando que las clases fueran muy aburridas para él, al punto de dormirse en su asiento, en los recesos solo jugaba con su consola para tratar de no aburrirse, pero se le hacía difícil ya que todo para el resultaba sencillo.
    Luego de cumplir todas sus clases empezó su camino de regreso a casa.

    -Hoy fue otro día de lo mismo, al menos los profesores deberían esforzarse más en clases todo lo que explican es demasiado sencillo –caminando tranquilamente por la acera –quisiera que por una vez pasara algo emocionante algo que le recuerde a mi alma que sigue ahí adentro –suspiro –a quien engaño en este mundo nunca pasara algo así.

    Siguió su camino sin saber que era observado desde otro punto en el universo por un ser.

    -Este chico podría ser el indicado que estoy buscando –mirando atreves de una especie de espejo -¿así que sientes que naciste en el mundo equivocado?, entonces yo te are renacer en el mundo donde alguien como tu puede destacar!

    Enseguida la gran entidad empezó a liberar sus poderes, causando que en el mundo de Allen todo empezar a detenerse hasta que el tiempo se detuvo por completo quedando solo el libre.

    -¡¿Q-que sucedió?! –mirando sorprendido a su alrededor -¿qué les paso a todos? –acercándose
    hasta una persona y ver que estaba estática en ese lugar -¿oiga puede oírme? –haciéndole señas –es inútil –alejándose un poco –un momento… ¡Mama!

    Tan rápido como pudo empezó a correr hasta su hogar y ver que su madre estaba en el mismo estado.

    -No… -mirándola con cuidado –que alguien me diga que está pasando???!!!

    -Humano!

    Esa voz resonó por todo el lugar, haciendo que Allen mirara a su alrededor para encontrarla.

    -¿Sientes que naciste en el mundo incorrecto?, ¿qué opinas de este lugar?- pregunto la imponente voz al chico.

    -Eh? –mirando a sus alrededores -¿qué opino de este lugar?, es un lugar injusto envenenado por la ambición y la corrupción de las personas, aquí no existe la justicia mi padre murió por un asaltante y la policía no hizo nada, este lugar me da asco eso es lo que opino! –Respondió con voz alta Allen.

    -Ya veo… lamento lo de tu familiar humano, pero puedo hacer algo al respecto, si te dijera que puedes renacer, en un nuevo mundo donde todo es mucho más fácil y donde los humanos comparten la tierra con otras criaturas como su igual.

    -Pues –sonriendo un poco –te diría que suene como una oferta muy tentadora, pero cuál es el truco?

    -Jajajaja no hay tal truco humano, te estoy dando la oportunidad de renacer y vivir donde alguien como tu prosperaría mucho.

    -Pero y mi Mama, no pienso ir a ninguna parte sin ella.

    -Ella también vendrá, crees que te dejare solo en un mundo donde no conoces a nadie.

    -Siempre estoy solo en todo caso –pensando un poco –está bien, acepto.

    -Buena elección, humano.

    De la nada el espacio empezó a distorsionarse frente a Allen provocando que este perdiera el conocimiento, hasta que horas después reacciono.

    -Yo no fui lo juro! –despertando y levantándose de golpe –donde… dónde estoy? –mirando a su alrededor pero el resplandor se lo dificulta -¿qué es este lugar?

    -Bienvenido al Mundo Pokémon, humano.
    Al voltear Allen callo de sentón al ver al gran ser que estaba frente a él.

    -¿Q-Quien eres tú? –articulo sorprendido.

    -Mi nombré es Arceus, soy el Pokémon que creo todo lo que puedes ver a tu alrededor, este mundo es mío y yo te traje aquí.

    -¿Pero porque?, no obtienes ningún beneficio al traerme aquí.

    -Es cierto no lo tengo, pero lo hice por puro capricho, escucha humano te traje aquí para que pudieras tener la aventura de tu vida –mirándole fijamente -¿no era ese tu deseo?

    -¿E-Estuviste mirándome todo este tiempo?

    -Si, al ver a un joven con tus habilidades y conocimiento, considere un desperdicio el dejarte en ese mundo.

    -¿Y qué planeas que haga?

    -Eso lo dejo a tu elección, pero te estaré observando humano –dicho esto Arceus se desvaneció dejando a Allen boquiabierto.

    -A mi criterio he? –mirando a su alrededor -¿dónde está Mama?

    -Awww valla parece que me quede dormida, mejor hago la comida Allen debe de llegar pronto. –levantándose, sin notar nada a su alrededor.

    -¡Mama!

    -Cielo ya estás en casa –mirando a su hijo correr hasta ella y notar todo los árboles y la vegetación a su alrededor -¿q-que paso?, ¿sigo soñando?

    -¿Mama estas bien? –llegando a ella y viéndola -¿no te paso nada?

    -Yo estoy bien Allen, pero cielo ¿dónde estamos? –mirando muy confundida el lugar.

    -No sé exactamente en qué lugar mama, pero mientras estemos juntos estaremos bien.

    -Humano, adapte tu dispositivo móvil, en el encontraras tu PokéDex y Un Mapa de esta región y deje unas Pokébolas en tu cinturón, eso te ayudara a empezar tu viaje –resonó la voz de Arceus por el lugar para que luego el Teléfono de Allen sonara.

    -Gracias, con esto ya no necesito nada más.

    -Nos veremos luego humano.

    -Tengo nombré sabes?... ya se fue –suspirando –bueno al menos con esto puedo saber dónde estoy, veamos –mirando el mapa de su tlf y alejándolo un poco para hallarle forma –si no me equivoco esta región es, Sinnoh.

    -¿Ci-Cielo d-de quien era esa voz? –algo asustada.

    -Descuida mama no es alguien malo, por ahora te diré que no estamos en la tierra, bueno no en la que tú conoces.

    -¡¡¡¿¿¿Qué???!!!

    -la voz que oíste es como decir el dios de este mundo y él nos trajo aquí.

    -¿p-pero porque?

    -Por capricho –respondió alegremente dándole un vistazo al cielo –bueno mama lo mejor será empezar –tomando su celular y anotando algo –lo primero será, conseguir mi primer Pokémon.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    Última edición: 6 Abr 2018
  2. NateRiver(Near)

    NateRiver(Near) El noob del fan fic :'v

    Registrado:
    11 Ene 2017
    Mensajes:
    34
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +32
    Como yo tambien soy nuevo no puedo corregirte pero te escribir: pon espacio de dialogo a dialogo y agranda el titulo
    Y no hay escusa de que lo hago en un cel que yo soy pobre :v
    Bueno estare atento a este fic
     
  3. Autor
    Kurama-kun

    Kurama-kun Memo

    Registrado:
    9 Sep 2014
    Mensajes:
    136
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    la verdad lo copie y pegue ya lo tenia preparado pero no me percate de los espacioes entre dialogos estare atento para el siguiente apitulo que subire pornto.
     
  4. Autor
    Kurama-kun

    Kurama-kun Memo

    Registrado:
    9 Sep 2014
    Mensajes:
    136
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    Disculpen la tardansa, pero e donde soy el internet es cruel con quienes lo usan, sin mas, aqui esta el segundo capitulo espero les guste, alguna sugerencia pueden dejarme un mensaje.


    Capítulo 2: Empieza la conquista, el primer compañero.

    Madre e hijo caminaban por el lugar mirando todo a su alrededor.

    -Puedes sentir todo ese aire puro cielo.

    -Sí, esté lugar no está contaminado como el nuestro.

    -Me pregunto porque ese Dios nos trajo solo a nosotros.

    -Parece ser que el sí sabe aplicar la justicia mama.

    -No entiendo nada de lo que dices cielo –mirando al extraño animal moviéndose a lo lejos –ahhhh! Un bicho raro! –abrazando a su hijo desde atrás.

    -¿D-Donde? –tratando de ver pero los brazos de su madre se lo impiden –mama! Déjame ver si no, no sé qué viste –logrando quitarse los brazos –mmm? Mama es solo un Luxio.

    -Ehh? –parpadeando perpleja -¿conoces a ese animal?

    -Sí, he jugado varios juegos que tratan de creaturas como ellos, aunque no creí que en verdad existieran.

    -¿Y no es malo?

    -Si no lo molestas no, pero el que allá uno por aquí me dice que hay un Pokémon perfecto para atrapar –mirando al Pokémon caminar hasta dentro de unos árboles –un vigilante eh? –Sonriendo -(solo tengo que seguirlo entonces) Mama espérame aquí, hagas lo que hagas no te muevas a ningún lado, si viene algún Pokémon a verte, solo se amable y no te lastimaran.

    -Entiendo, pero ten cuidado.

    -Claro.

    Siguiendo al Pokémon se dentro en el bosque hasta dar con el Luxio que buscaba.

    -(Debo tener cuidado de no hacer ruido) –caminando en sumo silencio -(siempre o la mayor parte del tiempo detrás de un Luxio hay…) –siguiéndolo hasta un claro donde se podría ver un gran Luxray recostado contra un árbol -(perfecto!) –escondiéndose tras de un árbol -(a juzgar por su tamaño, es uno bastante experimentado en pelea, por el tamaño de las patas y mandíbula es un Macho y al ver su cara es obvio que…) –mirándolo detenidamente -(está enfermo?!) –dedujo impresionándose un poco.

    Y era verdad al ver al Pokémon este tenía signos de fatiga y fiebre.

    -(Que debería hacer?, es un buen Pokémon y dudo que allá otro muy cerca) –mirando sus posibilidades.

    El gran Pokémon capto la presencia de Allen por su olor y lo confirmo con su visión, con mucho esfuerzo se levantó y lanzo un rayo hasta el árbol tumbándolo quedando Allen parado de espaldas.

    -Jajajaja! –empezó a reírse de forma nerviosa –olvide que puedes ver atreves de las cosas.

    El Luxray solo respondió a eso con un gruñido, haciendo aparecer a varios Luxios para protegerlo.

    -Tranquilo no soy ningún peligro, es más ni siquiera tengo ningún Pokémon para defenderme.

    Mientras él decía eso los Luxios lo rodeaban formando un círculo.

    -En serio chicos creen que es preferible atacarme, que revisar porque su líder está enfermo.

    Al decir eso los Luxios se veían las caras, ninguno de ellos sabía que su líder estaba enfermo.

    -Vamos me van a decir que ninguno noto lo agotado que esta, mírenlo jadea mientras tiemblan sus patas –dándoles a notar el estado de su Lider.

    Los Luxios vieron hasta el Luxray y se dieron cuenta todo lo que decía Allen era verdad, al ver que sus seguidores notaban su agotamiento empezó a gruñirle a Allen.

    -Tranquilo, lo iban a notar de un modo u otro –sonriendo discretamente –pero sabes que mejor me voy, seguramente un Pokémon como tú no me serviría de compañero, mejor quédate aquí y sírvele a uno de tus compañeros cuando te quite el puesto de líder –dándole la espalda y caminando lentamente.

    Como respuesta el Luxray dio un par de pasos y gruño como desafiando a Allen.

    -¿Quieres una pelea?, Pero en ese estado no puedes pelear, porque no vienes conmigo y me acompañas en mi viaje cuando te ellas recuperado peleare contigo, qué opinas?

    El Pokémon se quedó unos segundos en silencio mirando a Allen para después asentir.

    -Buena decisión –acercándose a él y tomando una de sus Pokébolas –a partir de ahora somos compañeros.

    El Luxray asintió para tocar la esfera con su pata y ser absorbido por esta vibrar varias veces y lanzar un pequeño brillo.

    -Bien –tomando su teléfono –atrapar mi primer Pokémon –hablo tachando ese objetivo de su lista –ya!, bueno chicos dejo a su criterio quien será su nuevo líder los vendremos a ver pronto, cuídense –empezando a caminar y despidiéndose con la mano de los Luxio.

    Estos lanzaron varios gruñidos de despedida para luego irse del lugar.

    -Descuida Luxray, pronto encontraremos un lugar para que te recuperes, solo resiste un poco –menciono hablándole a la Bola –ahora donde estará mama? –buscando con la mirada –allá esta.

    Al acercarse estaba sentada con varios Starly y Buneary a su alrededor.

    -Mama cuando dije que no te movieras, no era tan literal.

    -Lo sé, estamos jugando a quien puede estar quieto por más tiempo.

    -Jugando? –Suspiro –solo a ti se te ocurriría, andando tenemos que encontrar una ciudad o pueblo pronto.

    -Está bien, lo siento pequeñitos, pero tengo que irme.

    Los Pokémon se despidieron y se fueron, pero una pequeña Buneary se quedó a su lado.

    -Valla mama le agradas –viendo a la pequeña coneja.

    -Es muy mona, ¿cielo me la puedo quedar?

    -Si ella quiere ir.

    Al escuchar la Pokémon asintió muchas veces.

    -Está bien, nos vamos.

    -¿Encontraste lo que buscabas cielo?

    -Sí, pero está enfermo y quiero llevarlo a que lo revisen.

    -Pobrecito.

    -Veamos un camino, un camino –dijo buscando cuidadosamente por todo el lugar –bien allá hay uno vamos!

    Caminaron hasta él y empezaron a seguirlo, sabiendo que pronto llegarían a la civilización.

    -Sabes mama, creo que debí pedirle a Arceus un cambio de ropa para ambos –menciono mirándose –aún tengo el uniforme de la escuela.

    -Yo no le veo problema, sabes que te ves guapo con él.

    -Ese no es el punto! –gruño al tiempo que suspiraba –valla, ya veré como comprar más ropa.

    -Cielo –colocando su mano en el hombro de su hijo –no te preocupes por pequeñeces estamos los 2 ¿no?, Y eso es lo importante, tú mismo lo dijiste.

    -Lo se mama, pero no quiero que te pase ni te falta nada.

    -Descuida cielo, se cuidarme sola sabes? o se te olvido quien era teniente en el ejército antes de ser mama ufufufu.

    -(Y sigo diciendo que en ese lugar te hicieron algo raro!) –mirando hacia otro lado con un pequeño tic en la ceja –mmm?, mira es un poblado ya casi llegamos.

    -Qué bueno!

    Luego de caminar otro poco llegaron hasta el poblado.

    -A ver, a ver, a ver –mirando todo el lugar –en alguna parte tiene que estar –caminando por las calles –bingo!

    Frente a ellos se encontraba el Centro Pokémon, y al entrar estaba relativamente lleno de algunos cuantos entrenadores.

    -Aquí vamos –se preparó mentalmente caminando hasta el mostrador –buenas tarde me gustaría que atendiesen a mi Pokémon, enfermo y no sé qué tiene.

    -Descuida, tranquilo lo atenderemos hasta que esté mejor, podrías sacarlo de su Pokébola para poder recostarlo en la camilla?

    -Por supuesto.

    Lanzo la Pokébola al aire y de ella salió Luxray que se veía un poco mejor ya que podía estar de pie.

    -Si está enfermo, pero no es nada grave –menciono examinándolo –en un rato estará como nuevo.

    Se lo llevo en la camilla hasta otra sala dejándolos a ellos afuera.

    -Cielo ese era tu Pokémon? –sorprendida.

    -Sí.

    -Era muy grande.

    -Si… sabía que eran grandes, pero ese me sorprendió.

    -En cuanto lo sacaste de esa bola, muchos de esos chicos empezaron a murmurar.

    -Me di cuenta, pero creo saber porque, al ver los Pokémon iniciales o de poca experiencia que tienen algunos de los presentes, me hace saber que son entrenadores nuevos y al ver un Pokémon maduro como Luxray es normal sorprenderse un poco –dedujo fácilmente ante la sorpresa de su madre.

    -Cielo, a veces creo que no fue buena idea darte esos libros sobre psicología humana.

    -¿Porque?

    -Te volviste muy calculador después de leerlos.

    -¿De verdad?, lo siento supongo que lo hago inconscientemente.

    -O-Oye! Disculpa pero ese Luxray era tuyo?

    -Si –respondió al voltear para ver a una chicas tras de él.

    -Bueno veras me volví entrenadora hace poco y me gustaría un par de consejos de alguien con experiencia.

    -Lo entiendo, pero creo que no sería el indicado, porque como veras yo empecé mi viaje hoy, ese Luxray que viste lo atrape hace poco.

    Todos los que prestaban atención se sorprendieron mucho al oír eso.

    -¡¿Empezaste tu viaje hoy?! –Pregunto sorprendida -¡¿y ese fue el primer Pokémon que capturaste?!

    -Sí, debo decir que me costó un poco pero lo conseguí.

    -(Valla es la primera vez que veo a Allen hablando con una chica…)

    -¿Cómo lo hiciste?

    -Lo convencí de que viajara conmigo.

    -¿Es todo?

    -Sí.

    -(Lo convenció pero cómo?)

    -Si quieres que te ayude dime en que es para saber si puedo serte de utilidad.

    -Ehh veras, mi Pokémon es este –lanzando la Pokébola dejando salir a un Piplup de ella.

    -Un Piplup… -agachándose para ver mejor al Pokémon -(es una Pequeña Piplup, por su estatura aun es joven y no debe llevar con su entrenadora más de 5 días, ósea que no tiene mucha experiencia peleando) –mirando a la chica -(por su voz sé que es tímida, seguramente de 16 años, bastante insegura resultado, Pokémon y entrenadora que no saben trabajar en equipo) –pensó al levantarse –lo primero que debes hacer es dejar tus dudas atrás, los Pokémon pueden sentirlas y hacerla sus dudas –respondió tomando a la Pequeña Piplup y acariciándola un poco antes de dársela a su entrenadora –tenle más confianza a ella, así empezaran a llevarse mejor y entrenen duro –termino de decir con una pequeña sonrisa.

    -M-Muchas gracias –sonrojándose un poco –Etto…

    -Allen, mi nombre es Kurokiba Allen.

    -A-Allen, muchas gracias, me llamo Megumi.

    -Descuida Megumi, no fue nada, pero vallan a entrenar la confianza no se forjar sola.

    -hm –asintiendo con la cabeza –nos vemos.

    -Valla cielo quien lo diría si sabes tratar con chicas jijiji

    -Por supuesto que se hacerlo!

    -Perdón, perdón!, pero como nunca te vi hablando con nadie.

    -Mama…

    -ufufufuf está bien ya no te molestare más.

    -(Que fue) –hablando a sus adentros, con un pequeño tic en mi ceja -(lo que esa gente te hicieron…)

    -Oh aquí estas!, tu Pokémon se está recuperando en un rato estará como nuevo, mi imagino que necesitas un habitación para pasar la noche.

    -Y no se equivoca –sonriendo un poco –pero no tengo dinero.

    -Descuida, aquí nuestra prioridad es la salud y el bienestar de los Pokémon y eso incluye sus entrenadores así que síganme por aquí.

    La siguieron hasta llegar a unas recamaras y pasar a una pequeña habitación con 2 camas y un baño.

    -Bien aquí está, los dejo para que se acomoden.

    -Gracias enfermera Joy –respondió despidiéndose de ella –bueno ma aquí descansaremos esta noche.

    -Está muy bonito cielo –dijo sentándose en una de las camas –y es bastante cómodo verdad Buneary?

    La pequeña Pokémon solo respondió con unos pequeños saltitos en la cama y gruñendo su nombre.

    -Espérenme aquí iré a ver cómo sigue Luxray –caminando hasta la puerta –ya regreso.

    -Está bien.

    Las dejo a ambas y camino por el pasillo hasta pasar por una ventana donde podía ver a Luxray descansando en una camilla y a la enfermera Joy revisándolo.

    -Al parecer se ve mucho mejor –mirando su cara –su respiración es más tranquila y ya no tiene fiebre.

    El Pokémon lentamente abrió los ojos y los fijo en Allen.

    -Estarás bien –apoyando la mano en la ventana –solo descansa por ahora.

    Al escuchar eso lo miro por unos según para después dormirse otra vez.

    -Te preocupas por el verdad? –pregunto la enfermera saliendo de la habitación.

    -Sí, un poco la verdad el no saber que tenía me preocupaba –respondió mirándola.

    -Descuida el estará bien ahora solo tiene que descansar.

    -Es bueno saberlo- le dio un último vistazo antes de caminar hacia la habitación de nuevo- que tan lejos estaré del primer Gimnasio? –mirando su mapa –según esto estamos en esa ciudad, si sigo esta ruta llegare a ciudad Pirita, hay ganare mi primera medalla –entrando a la habitación –solo tengo que pensar en una estrategia –buscando con la vista a su madre –y mama?

    Como respuesta recibió varios saltos de Buneary y una seña de ella indicándole que estaba en el baño.

    -Ya veo –respondió sentándose en una de las camas –oye Buneary voy a necesitar un favor de tu parte.

    La pequeña solo ladeo la cabeza en forma confundida.

    -Descuida, ya te diré que es, por ahora –dijo tomando una manta y cubriéndose la cara con ella –listo.

    Segundos después salió su madre del baño solo con una toalla en la cabeza.

    -C-Cielo ya estabas aquí? –pregunto algo sorprendida.

    -Sí, y como siempre se te olvido, que este no son las habitaciones de tu compañía, aquí no puedes estar así –respondió en suspiro, porque claramente ya había pasado por esa situación antes.

    -Lo siento cielo, a veces se me olvida ufufufu.

    -Ojala solo fuera a veces –con una gran gota en su nuca –como sea solo vístete o ponte algo.

    -Está bien.

    Ya había anochecido y Allen y se madre se encontraban cenando en su habitación.

    -Esto está muy delicioso cielo.

    -Si- comiendo tranquilamente- (la comida sabe diferente, pero de igual manera bien.)

    Pidió comida vegetariana, no quería comer carne hasta saber de dónde venía…

    -Por cierto cielo que haremos mañana?

    -Empezaremos a movernos, iremos a ciudad Pirita.

    -Ciudad pirita? –pregunto algo confusa.

    -Ujum –asintió para proseguir –veras en esa ciudad hay un establecimiento llamado Gimnasio Pokémon, hay ganare mi primera de 8 medallas que necesito para poder entrar a un campeonato –se detuvo para darle otro mordisco a su comida –donde solo los más fuertes pueden ganar, ese es mi objetivo por ahora.

    -Ohh ya tienes todo planeado cielo, ufufufu eso es lo increíble de ti.

    -Cuando gane el suficiente dinero, te buscare un departamento, donde puedas quedarte.

    -¿Un departamento?

    -Sí, veras abra lugares peligrosos a donde tendré que ir y puedes salir lastimada.

    -Ya veo, pero cielo, tengo que ayudarte de alguna manera, no puedo dejar que tu hagas todo –viéndolo un poco preocupada.

    -Lo sé, está bien, ya veremos qué podemos hacer con eso, pero por ahora- dando otro mordisco a su comida –comamos.

    Siguieron con su comida hasta que tocaron la puerta de su habitación y al abrir era la Enfermera Joy quien traía a un muy recuperado Luxray.

    -Oh valla estaban cenando, disculpen la molestia, yo solo vine a dejarles a este amigo –dijo alegremente dejando entrar al gran Pokémon al cuarto.

    -Veo que ya estas mejor –acercándose a él y agachándose para verlo mejor –que bueno que ya estés recuperado.

    El gran Pokémon solo lanzo un gruñido como respuesta poniendo una pequeña sonrisa en su rostro.

    -Yo los dejo, para que puedan cenar, él ya comió así que no se preocupen, feliz noche.

    -Igualmente, enfermera Joy –respondió levantándose –mama te presento a Lux, mi compañero –presento a su Pokémon.

    -Holaa!!!, pero que lindo gatito eres –dijo acercándose a él para acariciarlo –eres muy mono!

    Como respuesta Lux solo puso una cara muy confusa en lo que veía a Allen.

    -Sí, ella es así, acostúmbrate.

    -Mono!, Mono!, Mono! –abrazándolo -su pelo es muy suave y pachonsito!

    -Ma él puede dejarte inconsciente si quiere sabes? –le advirtió viéndola con un pequeño tic en la ceja.

    Luego de ese cómico momento todos se prepararon para dormir.

    -Awww que descanses cielo mañana será un nuevo día para ambos.

    -Es verdad –respondió acomodando su almohada y apagando la lámpara –que descanses.

    -Tu igual –finalizo acurrucándose con la pequeña Buneary.

    -Un nuevo día… -murmuro para empezar a contemplar las estrellas por la ventana –je será un grandioso día.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5. TheFat Cartman

    TheFat Cartman Hoy es un buen día para morir (Excepto los Lunes)

    Registrado:
    4 Jul 2016
    Mensajes:
    355
    Temas:
    14
    Calificaciones:
    +223
    Oye amigo hace poco comence a leer tu fic, pero note que subiste el capítulo dos , dos veces te sugiero que revises bien y elimines la copia
     
  6. Autor
    Kurama-kun

    Kurama-kun Memo

    Registrado:
    9 Sep 2014
    Mensajes:
    136
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    por eso digo que la internet le gusta hacernos sufrir XD ya lo arregle
     
  7. Autor
    Kurama-kun

    Kurama-kun Memo

    Registrado:
    9 Sep 2014
    Mensajes:
    136
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    buenas a todos, aqui est el 3er capitulo, para compensar la tardanza lo hice un poco mas largo, espero les guste, caulquier sugerencia ya saben que hacer.


    Capítulo 3: Empieza el viaje.

    Al día siguiente, después de levantarse y de un buen desayuno nuestro entrenador junto a su madre y Pokémon se encontraban ya de camino a Ciudad Pirita

    -Cielo… llevamos rato caminando, falta mucho?

    -Ma apenas llevamos 2 horas de viaje y ya estas cansada?, donde está toda esa energía que ganaste en el ejército?

    -Toda ella se perdió criándote –respondió con mucha pesadez –pero valió la pena.

    -Está bien tomemos un descanso, según calculo deberíamos llegar para después del mediodía.

    Pararon junto al camino y se sentaron bajo un gran árbol.

    -Hmm… creo que tendré mucha desventaja.

    -En que cielo?

    -En la batalla de gimnasio, veras los Pokémon del líder son del tipo roca y tierra, Lux es eléctrico lo que lo hace débil contra ellos –respondió mirando la PokéBall –tendré que pensar en una estrategia.

    -No lo entiendo del todo, pero si son de roca no los hace lentos?

    -Sí y mucho la verdad, y eso lo puedo utilizar a nuestro favor, ah por cierto Buneary también peleara –menciono señalando a la Pokémon que se sorprendió enseguida.

    -E-Ella?! p-pero es muy pequeña.

    -Que su tamaño no te engañe, seguramente es fuerte, además no puedo sacar a Lux desde el principio ya que es el más fuerte que tengo.

    -En eso tienes razón cielo solo procura que no la lastimen.

    -Descuida si lo que planeo sale bien, ganara sin ni siquiera un rasguño –respondió confiado –bueno sigamos.

    Luego de avanzar un poco más de camino empezaron a encontrar personas en la ruta hasta que…

    -Oye tu eres un entrenador verdad?, te daré el gran honor de pelear conmigo!

    -Haa?! Y quien se supone que eres?

    -Yo soy Jessica y cuando te gane acumulare me batalla 150 ganada así que considérate afortunado.

    -(Que arrogante…) está bien –respondió Allen con mucha calma.

    -Cielo estas seguro este sería tu primer duelo.

    -Tranquila Mama, estaré bien además esto me ayudara a conocer a Lux un poco mejor.

    -Yo te elijo! –exclamo lanzando su Pokéball al aire, de donde salió un Roserade.

    -oye sé que este será nuestro primer encuentro, así que hagamos lo mejor que podamos, Lux tu puedes! –dijo Allen viendo su Pokéball para lanzarla al aire dejando salir a su Luxray.

    -Ohhh valla el novato tiene un buen Pokémon jajajaja, Roserade usa tormenta de hojas!

    Dicho eso de los brazos de su Pokémon una gran cantidad de hojas salió a mucha velocidad contra Lux.

    -Ok Lux salta!

    Apoyo sus 4 patas muy fuerte antes de dar un gran salto esquivado el ataque, pero también posicionándose entre el enemigo y el sol cegándolo por el brillo.

    -Ahora apuntala bien y usa velocidad!

    El Pokémon abrió bien sus ojos capturando a su objetivo completamente en su rango de tiro lanzando su ataque contra este acertándole completamente.

    -Oh no Roserade, vamos arriba!

    Su Pokémon se reincorporo rápidamente colocándose de pie.

    -Ahora usa látigo cepa!

    2 largas lianas salieron directo hasta Lux apresándolo.

    -(Cayo…) –pensó riendo para sí mismo –descarga!

    Al oír esas palabras el cuerpo de Lux se llenó de electricidad, y las lianas como si fueran cables de tención, dirigieron la electricidad hasta su usuaria dañándola mucho en el proceso.

    -Roserade!

    -Entre más grande son, más duro caen, Lux termínalo con colmillo de trueno.

    Las fauces de Luxray se llenaron de relámpagos y a una gran velocidad corto el espacio entre él y la Roserade dándole un golpe certero terminando así el combate.

    -P-Perdi… -articulo antes de caer de sentón –m-mi racha de 149 seguidas y perdí…

    -Eso es lo malo de confiarse –menciono Allen –cuando te confías demasiado pierdes la noción de las cosas –acariciando un poco a Luxray –y te vuelves arrogante, por eso te vencí.

    -Cállate ganaste fue por pura suerte!

    -La suerte no existe, en la vida o ganas o pierdes, no existe nada como la suerte o la casualidad.

    Mientras en otro plano cierta deidad miraba con cuidado al chico.

    -JA JA JA! No fue un desperdicio el haberlo traído aquí después de todo, me gusta cómo piensa.

    -Tu solo eres un novato con un Pokémon fuerte es todo.

    -No soy ningún novato, en realidad tenía la victoria ganada desde que me retaste, al momento de estar cerca, por tu aroma pude descifrar que tu Pokémon era del tipo hierba –exclamo Allen con mucha calma viendo a la chica –y allí entra la pregunta, cuál de todos era?, lo supe ver la rosa que llevas en tu mochila, me diste una pista muy buena, al ver tu gusto por esa flor deduje que tu Pokémon podría ser un Roselia o un Roserade y cómo puedes ver atine con mi segunda opción.

    Ante esas palabras la chica se quedó sin palabras, atónita seria el término correcto.

    -Te recomiendo que empieces tú racha de nuevo, pero esta vez no dejes que tu ego te domine, hasta otra vez.

    Dicho eso empezó a caminar junto a su madre y Lux, dejando a la chica quien lo veía alejarse.

    -Cielo, das miedo!

    -Miedo?

    -Pudiste saber casi todo de esa chica solo viéndola de reojo!

    -No todo, solo lo que necesitaba saber.

    -Si ves a las chicas así pensaran que eres un pervertido.

    -Tck! Ma!

    -fufufu bromeo, solo bromeo y lo sabes.

    -Como sea sigamos, ya falta poco.

    Después de avanzar durante un rato más, por fin podían ver la ciudad cada vez más cerca.

    Luego de otro poco por fin llegaron, y lo primero fue llegar al Centro Pokémon para comer algo.

    -Haa! Que buena esta!

    -Sí, esta deliciosa- confino dándole un probado a su comida –la comida en verdad es muy buena por aquí.

    -Verdad que sí! –respondió animada –cielo ya sabes cómo aras en tu batalla?

    -Aún estoy terminando algunos detalles, pero creo que puedo hacerlo.

    -Y como planeas usar a la pequeña Buneary en ese plan?

    -Mi teoría consiste en que el usara 3 Pokémon, un Geodude, un Onix y el 3ero es el que me preocupa… ya que no sé si es un Cranidos o su evolución… Rampardos.

    -Evolución?

    -Así es mama, estas peculiares creaturas tienen una increíble capacidad de adaptación, lo que hace que sufran una casi instantánea metamorfosis, observa.

    Al tener en su teléfono su PokéDex, le enseño las formas pre evolucionadas de Luxary.

    -Así se veía Lux antes.

    -Valla! –Expreso con asombro –así de chiquito era?

    -Así es y esta –cambiando la página de la Dex –es la evolución de Buneary.

    Al ver la pantalla se sorprendió ya que su pequeña conejita, pasaba a ser una gran conejita, literalmente.

    -Pero que mona es!

    -Sabía que dirías eso…

    -Y cuando se pondrá así?

    -Eso no lo sé, todo depende de que tan fuerza y experiencia tenga, y creo que ella debería ser capaz de evolucionar dentro de poco.

    -Ya veo.

    -Bueno, contigo tal vez sea en poco tiempo –dijo para levantarse de la mesa –vayamos a entrenar un poco.

    Con ambos Pokémon siguiéndolo camino hasta un área despejada cerca de la ciudad.

    -Escúchenme ambos, sé que si se trata de astucia podemos ganarle a sus primeros Pokémon, el problema es el último, así que mi estrategia se concentrara solamente en él.

    Ambos Pokémon lo veía muy concentrados.

    -Les explicare que haremos…

    Luego de explicárselos paso a paso, y con pequeñas imágenes en la arena organizando sus movimientos, ya estaban listos para la práctica.

    -Bien, primer intento, vamos!

    Era un movimiento muy meticuloso así que tenían que ensayarlo mucho, Luxray simulaba ser Rampardos contra Buneary quien sería la que lo enfrentaría.

    Sé que piensan, como podría ganarle esa pequeña Pokémon a esa masa de fuerza bruta, Allen lo sabía, así que aplico algo que usaría esa fuerza bruta a su favor.

    Luego de varias horas de intenso entrenamiento para ambos Pokémon, regresaron al Centro a descansar.

    -Lo hicieron muy bien ambos, estoy impresionado.

    Ambos respondieron con un asentimiento y una sonrisa, estaban algo cansados, pero contentos de que obtuvo frutos.

    -Se ven muy cansados que estuvieron haciendo este rato?

    -Perdón por la tardanza, estábamos tan concentrados que no notamos la hora.

    -Valla que se lo tomaron enserio.

    -Así es, luego de que descansen un poco vamos a por esa medalla.

    Le pidió a la Enfermera Joy que los revisara para asegurarse de que todo estaba en orden, luego de confirmarlo y de darles algo de comer, dirigieron su andanza hacia el Gimnasio Pokémon.

    Sus caras estaban llenas de seguridad, ellos estaban decididos a ganar esa medalla.

    Luego de unos minutos dieron con el establecimiento, cuando iban a entrar varios entrenadores salían de él.

    -(Con solo ver sus caras sé que no ganaron.)

    Entre los entrenadores, había una que el reconoció.

    -Megumi?

    -Oh Allen eres tú! Vas a retar al Líder de Gimnasio?

    -Así es, justo a eso vamos verdad?

    Ambos Pokémon asintieron al mismo tiempo.

    -Él es muy fuerte no pude vencer a su-

    -Quiero que sea sorpresa, así que no me digas cual es.

    -Oh está bien pero ten cuidado es muy poderoso.

    -Tengo eso en mente, si quieres puedes ver como lo hago para que te ayude en tu estrategia.

    -De verdad?

    -No tengo problema con eso, después de todo vinimos a ganar.

    Los entrenadores escuchaban su conversación y uno decidió interrumpir

    -No podrás vencerlo solo con esos 2 Pokémon!

    -Eso crees?

    -Solo porque tengas un Luxray no podrás contra sus tipo Roca.

    -Con esa actitud yo tampoco ganaría.

    -Tch! Eres algo engreído lo sabias!

    -Y tú solo buscas con quien desahogar tu rabia por haber perdido, ahora si me disculpan tengo una medalla que ganar.

    Los dejo a todos mudos para entrar en el edificio siendo seguido por ellos y a la final al chico a quien dejo mudo.

    Todo el lugar estaba oscurecido y así estuvo por unos segundos hasta que todas las luces se encendieron de golpe.

    -Bienvenido a mi Gimnasio Pokémon, me llamo Roco y seré tu rival para ganarte esto!

    Entre sus dedos estaba la medalla del Gimnasio Pirita.

    -Me llamo Kurokiba Allen y planeo llevarme esa medalla hoy.

    -Ja ja ja tienes mucho espíritu, muchos han intentado ganársela hoy pero nadie ha podido.

    -Si fuera tan fácil, donde quedaría la diversión?

    -Tu si lo entiendes, pues venga iniciemos el combate.

    -La batalla del Gimnasio Pirita esta por empezar, ambos utilizaran 2 Pokémon y se decidirá cuando Ambos Pokémon ya no puedan continuar, solo el retador puede cambiar sus Pokémon, a luchar!

    -Onix yo te elijo!

    Lanzo su Pokébola al aire y de esta un enorme Onix salió lanzando un rugido.

    -Tal y como pensé, Lux es tu turno.

    Su Pokémon quien estaba a su lado salió al frente, ambos ya estaban preparados para esa pelea, así que solo tenía que seguir su estrategia.

    Una gran pelea está por comenzar, Tierra vs Electricidad, enemigos naturales en una gran contienda.

    Esta historia continuara… NAh mentira, nos vemos en el gran y emocionante siguiente capítulo.
     
  8. Autor
    Kurama-kun

    Kurama-kun Memo

    Registrado:
    9 Sep 2014
    Mensajes:
    136
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    Yho! disculpen la tardanza empece a trabajar y aun no me acostumbro al tiempo, sin mas que decir aqui esta el capitulo.

    Capítulo 4: Batalla por la Medalla.

    -Muy bien Lux, que su tamaño no te intimide, sabemos exactamente qué hacer.

    Su Pokémon respondió con un gran rugido y la manifestación de electricidad en todo su cuerpo.

    -Jajaja que rudo, Onix Avalancha!

    Enormes pedruscos empezaron a caer del cielo.

    -Lux andando!

    Sus ojos se abrieron enormemente y de un enrome salto alcanzo una de las rocas y usándola para impulsarse hacia otra y así sucesivamente hasta estar encima del Onix.

    -Perfecto –dijo al embozar una gran sonrisa –Lux Descarga!

    Una poderosa descarga eléctrica salió de todo su cuerpo esparciéndose por todo el lugar.

    Desde la gradas el combate era observado por los entrenadores y la madre de Allen.

    -Es un tonto! La electricidad no afectara a ese Onix.

    -Mi hijo no le apunto al Onix. –pronuncio la mujer

    Todos la oyeron y miraron detenidamente a Luxray, sus rayos no se dirigían al Onix, si no hacia arriba, al techo.

    -Creo que fallaste tu ataque. –afirmo Roco

    -Eso crees?

    Toda esa electricidad se esparció por el techo, donde los aspersores fueron quienes recibieron el daño activándolos dejando caer una lluvia de agua en el campo.

    -Mi objetivo era los aspersores, debían tener una manera de combatir incendios aquí adentro –anuncio –desde un principio planeamos esto.

    -Crees que una llovizna es suficiente para parar a mi Onix?

    -No, pero sabias que el agua y la electricidad no se llevan? –le pregunto al tiempo que dirigía su mirada en Lux quien estaba parado en la cabeza del Onix –de nuevo Lux, Descarga!

    Nuevamente una poderosa descarga eléctrica salió de su cuerpo y empezó a descender por el cuerpo del Onix muy rápidamente hasta llegar al suelo.

    -La electricidad siempre búcara el camino más rápido a tierra que en este caso es tu empapado Onix.

    El Onix quien solo podía gruñir por el dolor recibió todo el ataque de Lux finalmente provocando que este callera en el mojado suelo.

    -Onix ya no puede continuar!- anuncio el arbitro

    -No subestimes a los tipo eléctrico, Bien hecho Lux.

    Su Pokémon asintió felizmente y se posó a su lado, sabía que su parte había terminado.

    Luego de apagar los aspersores y de regresar a su Onix, Roco estaba listo para la siguiente batalla.

    -Eso fue muy inteligente, me tomaste por sorpresa.

    -Ese era el plan.

    -Veamos cómo te va con mi siguiente Pokémon, Rampardos yo te elijo!

    Y allí estaba el Pokémon para el que se habían preparado, un gran y poderoso Rampardos, su cabeza rodeada de cuernos era un arma letal para quien estuviera al frente.

    -Bien Buneary es tu turno.

    -ella solo salto de su hombro al suelo, el suelo estaba mojado eso había creado una superficie de barro, ella solo vio eso y miro a Allen.

    -Solo debemos seguir el plan, cuento contigo. –le menciono eso dándole una sonrisa y un asentimiento de su parte.

    Ella solo sonrió, y poso su vista en el gran Pokémon comparado con ella que tenía al frente, sin inmutarse se preparó para recibir sus órdenes.

    -Ahora Rampardos, Cabezazo!

    -(Muy predecible), como lo planeamos Buneary solo observa…

    Al verla ella estaba muy centrada en los pasos ser gran Pokémon que venía directo hacia ella a gran velocidad, esquivándolo en el último segundo sin apartar su vista de él.

    -Lo tienes?

    Ante la pregunta ella solo dio un salto y asintió.

    -perfecto, bien hecho Buneary.

    El gran Pokémon tardo un poco en frenar debido a la velocidad que llevaba, reincorporándose nuevamente.

    -De nuevo Rampardos, Cabezazo!

    Nuevamente embistió contra la pequeña Buneary a gran velocidad.

    -Buneary salta!

    Segundos antes de que su golpe encestara con un gran salto se poso a una gran altura del suelo.

    -Solo tenemos una oportunidad, Buneary patada de salto!

    Su vista que nunca se apartó de él en todo momento esperaba el momento justo para ejecutar su movimiento.

    -Rampardos esquívalo!

    -no funcionara!

    Cuando iba a frenar el suelo lleno de barro se lo impidió haciendo que se deslizara sobre el suelo.

    -Ahora Buneary!

    Con gran impulso se dejó caer hacia él, impactando en la parte de atrás de su cabeza, el golpe hizo que bajara la cabeza muy deprisa chocando con las grandes rocas del campo provocando que parara en ese instante y que la velocidad que llevaba ejerciera fuerza cinética haciendo que diera una vuelta y callera de espaldas fuertemente.

    -Funciono! –Exclamo viendo como su plan había salido perfectamente – y luego dicen que la física no sirve de nada, Bien hecho Buneary

    -Rampardos!, vamos amigo arriba!

    Con algo de esfuerzo se levantó del suelo, algo aturdido por lo que paso y lleno de lodo el Pokémon estaba nuevamente de pie.

    -Eso no es nada para ti, Avalancha!

    Una vez más del techo llovían grandes pedruscos a gran velocidad.

    -Buneary, Ataque rápido!

    Como si el lodo no la afectase se desplazó con gran agilidad y gracias por el suelo, eludiendo todas las grandes rocas.

    -Puño Mareo!

    A la velocidad que iba acorto mucha distancia entre ambos Pokémon, quedando Buneary casi a sus pies, con sus pequeñas pero poderosas patas se impulsó y con un golpe de sus orejas dio justo en el mentón de Rampardos haciéndolo retroceder antes de sacudir su cabeza.

    -Rampardos Golpe Roca!

    Casi como si fuera un pistón su cabeza encesto el poderoso golpe en todo el cuerpo de Buneary haciéndola volar un poco en el aire y chocar contra una roca.

    A pesar de ser pequeña es inteligente uso sus orejas para amortiguar el golpe de Rampardos reduciendo el daño.

    -Buneary estas bien?!

    El no esperaba ese golpe ni esa velocidad, estaba en verdad sorprendido por lo que vio.

    Ella solo respondió con un gruñido y una sonrisa forzada, estaba herida, Allen sabía que estaba herida, pero ella quería continuar.

    -No puedo forzarte a seguir, si no crees poder seguir regresa, Lux se encargara.

    Ante esas palabras ella negó con la cabeza y puso una cara seria.

    -Después de todo, cielo aun no entiendes los sentimientos de una dama ufufufu.

    -Ese Pokémon ha durado más que los nuestros! –dijo uno de los entrenadores presentes.

    -(Esto es malo, es mucho más poderoso de lo que predije, otro golpe así y Buneary quedara fuera.)

    -Rampardos Cabezazo!

    Sin ninguna duda empezó a correr nuevamente hasta Buneary, esta apenas podía mantenerse de pie, que hubiese pasado si no hubiera amortiguado el golpe.

    -Buneary salta!

    Aun débil dio un salto ganando distancia entre ellos.

    -eso no te salvara esta vez, Rampardos Salta y usa Golpe Roca!

    Usando una de las rocas apoyo una de sus patas y se dio un gran impulso, era como una bala de cañón apuntando a la pequeña Pokémon en el aire.

    -Gira y usa Puño mareo!

    Giro su propio cuerpo para poder recibir bien el gran ataque, sus orejas pueden actuar como un poderoso resorte, con ambas enrolladas y pegadas a su cabeza espero al último segundo para desatar el golpe desviando el de Rampardos efectivamente, impulsándose a sí misma contra el techo.

    -Ahora usa Patada Salto!

    Ya fuera del rango de impacto del ataque, nuevamente con sus orejas se impulsó desde el techo hasta el Gran Pokémon impactando poderosa y rápidamente en su cuerpo.

    Ambos llegaron con fuerza al suelo, haciendo volar por todas partes el lodo del campo.

    -Rampardos!

    -Buneary!

    Al escuchar sus voces se levantaron forzosamente del suelo, Rampardos aun podía seguir, Buneary ya jadeaba del cansancio.

    -(Porque esta tan empeñada en enfrentarlo?) –esa pregunta rondaba su mente, no había razón para que ella siguiera, ya había cumplido su parte, debilitar lo más posible al gran Pokémon.

    -Rampardos estas bien?!

    Su gran Pokémon respondió con un asentimiento, definitivamente estaba muy bien entrenado si aguantaba tanto daño.

    -Muy bien, acabemos esto, Cabezazo Zen!

    El cráneo del tipo roca empezó a brillar, era peligroso si ese golpe daba sería fatal.

    -Buneary, ya no tienes que seguir, pero si quieres hacerlo lo mejor será que acabemos con esto ya!

    Esas palabras llegaron muy fuerte a sus grandes orejas, su mirada se llenó de determinación y de la nada una gran luz blanca empezó a salir de todo su cuerpo, esta se hacía más intensa a medida de que su cuerpo empezaba a crecer a gran medida.

    -E-esa luz?! –se preguntó sorprendido el Líder de Gimnasio.

    -acaso ella? –trato de adivinar Allen.

    Al desaparecer la luz, la pequeña Buneary se había transformado en una gran Lopunny.

    -no hay tiempo para sorprenderse!, Lopunny Salta!

    Sin mucho esfuerzo había dejado el suelo posándose rápidamente a una enorme altura casi tocando el techo.

    -Patada salto!

    Apoyando sus patas en el techo al girar salió disparada hacia el suelo a gran velocidad en lo que empezaba a girar rápidamente

    -(Solo tienes una oportunidad, debes darle en la parte de atrás de la cabeza allí el cráneo no es tan denso y le ara mucho daño.) –eso resonó en su cabeza a medida que descendía.

    Ambos Pokémon iban en ruta de colisión, el Rampardos cargando su cabezazo apuntándola perfectamente y ella en camino a interceptarlo!

    -Ahora Lopunny!

    Con todos los giros que dio potencio su patada, al estirar el cuerpo y poner toda esa energía en su pata que bajaba como una guillotina para golpear al Rampardos.

    En una centésima de segundo ambos golpes impactaron produciendo una gran explosión de aire que levanto todo el lodo y tierra del lugar, no se podía ver nada, no se sabía que había pasado, que golpe había atinado primero.

    Luego de que toda la tierra se asentara se pudo ver el campo donde solo se veía las grandes piedras llenas de lodo.

    -Rampardos?

    -Lopunny?

    Ninguno de los 2 estaba a la vista, hasta que una de las rocas se movió, o mejor dicho se levantó.

    -Quién es? –eso dijeron ambos entrenadores al unísono.

    Estaba todo cubierto de lodo, no se podía saber a simple vista quien era, hasta que empezó a sacudirse quitándose toda la suciedad de encima, dejando ver un pelaje color café.

    -Lopunny lo lograste!

    La gran coneja luego de limpiarse corrió hasta él para pegársele al pecho.

    -Está bien, lo hiciste muy bien, debí tener más fe en ti desde el principio me perdonaras?

    Ella solo asintió para seguir frotando su cara contra su chaqueta.

    -Hey, hey la vas a ensuciar y no tengo otro par sabes?

    -Un momento donde esta Rampardos?

    Luego de revisar bien, este estaba en el suelo medio hundido por la poderosa patada que recibió completamente inconsciente.

    -Rampardos ya no puede continuar, el Retador Allen gana la batalla!

    -Hurra ese es mi muchacho!, lo vieron?!, le gano a ese lagarto cabezón ufufufu!!! –festejaba felizmente su madre al verlo.

    -Ejejeje… -rio avergonzado –ella no sabe ser discreta…

    -Valla!, que duro fue –dijo al estirar su PokéBall para atraer a su Rampardos a ella –lo hiciste muy bien, te mereces un descanso, Felicidades por haberme ganado!

    -Gracias, la verdad subestime a tu Rampardos es muy poderoso.

    -Pero pudiste sobreponerte a eso y por eso te has ganado esto. –le menciono extendiéndole una almohadilla donde en medio estaba la medalla.

    -Muchas gracias –respondió tomándola –chicos ya conseguimos la primera.

    Ambos gruñeron con alegría, estaban felices después de todo ese duro enfrentamiento lo habían conseguido.

    Pero aún faltaba, esta era la primera de 8, les quedaba mucho camino por delante y no sería nada fácil.

    -Tu siguiente medalla está en ciudad vestuta, está un poco lejos, pero deberías llega en unos 2 días.

    -Ya veo… fue un placer pelear contra ti.

    -Por supuesto, lo mismo digo, repitámoslo otro día.

    -Claro!

    Luego de despedirse con un saludo de mano, nuestro entrenador seguido de 2 Pokémon y los que vieron la pelea salieron del establecimiento.

    -Oye Megumi, espero que hallas notado lo que tenías que hacer.

    -ehh… la verdad no pude interpretar nada…

    -ahhh –suspiro –bien se los explicare de forma verbal.

    Todos pusieron atención en lo que Allen iba a decir.

    -Onix no es un problema como pudieron ver, Rampardos es el que debe tener toda su atención, es un contrincante grande y robusto, con mucha fuerza y resistencia.

    -oye disculpa –interrumpió uno de los presentes –pero yo note que todos los movimientos que usaste contra el siempre eran cercanos a la cabeza, ¿ese no es su punto más fuerte?

    -No a la cabeza, a la parte trasera y el cuello, está lleno de musculo, pero no tan duro como el resto del cuerpo ya que debe tener movilidad para poder encestar sus poderoso Cabezazos, el mantener el rango de ataque en su cabeza también sirve para desviar sus ataques, al ser tan rápidos y potentes, con una pequeña variación se puede cambiar su curso y desviarlo del objetivo inicial, eso es lo que deben practicar.

    Y así era, el entrenamiento que tuvo con Luxray y Buneary consistía en eso, en poder desviar sus ataques sin dañarse en el proceso, luego de mucha practica Buneary logro hacerlo.

    -Ya veo, Allen eres asombroso, ¡lograste al primer intento derrotarlo!

    -En verdad casi no lo logro Megumi, Si Lopunny no hubiese evolucionado, seguramente aun seguiría peleando contra él.

    -¡Aun así fue impresionante lo que hiciste!, ¡Usaste su propio poder en su contra!

    -es lo más lógico ¿no? Es una de las reglas de las artes marciales, usa la fuerza del oponente contra sí mismo.

    -ohhh ya veo.

    -un consejo, si tienen Pokémon de agua úsenlos, y ataquen siempre desde lejos y con ataques que abarque un gran radio de alcance –sugirió antes de despedirse –y apréndanse su patrón de ataque.

    -¿patrón de ataque? –se preguntaron todos al mismo tiempo.

    Luego de una caminata llegaron nuevamente al Centro Pokémon, Lux estaba bien, ya que no recibió ni un rasguño, pero Lopunny si debía ser atendida ya que se esforzó mucho en su pelea.

    Luego de hablar con la Enfermera para que la atendiesen, Allen fue a uno de los asientos libres del lugar a pensar un poco en esa batalla.

    -Definitivamente subestime a ese Pokémon, su poder estaba completamente fuera de mis cálculos –hablo para el mismo –supongo que no calcule todo lo suficiente, pero logre mi objetivo, ganar la medalla y derrotar a Rampardos con solo un Pokémon.

    Se propuso a si mismo ese objetivo, vencerlo solo con la pequeña Buneary, lo logro a penas y fue gracias a la evolución de esta.

    -Al menos ya tengo una idea de lo fuertes que son los líderes de Gimnasio, la que sigue si mal no recuerdo es la chica de los tipo hierba… tendré que buscar un tipo fuego en mi camino hasta allá.

    Inconscientemente ya estaba planeando una estrategia para su próxima batalla, al punto de desconectarse del mundo real por unos minutos.

    -Allen!

    -… ah! Sí, qué sucede? –respondió sorprendido regresando de sus profundos pensamientos –qué ocurre Megumi?

    -O-oye me podrías decir que es un patrón de movimiento? –pregunto algo nerviosa, por haberlo sacado de sus ideas.

    -No lo sabes? Debería ser lo básico a saber.

    Según él.

    -No lo sé… por eso te pregunto.

    -Veamos, sabes cómo funciona tu cuerpo?

    -Eh?! –dijo algo avergonzada.

    -Me explico, sabes como manda tu cerebro las ordenes a los músculos?

    -Mediante impulsos eléctricos? –respondió de forma insegura.

    -Así es, cada acción que hace tu cuerpo es ordenada por esos impulsos, con los Pokémon es igual, solo debes aprender a leer esos impulsos, a ver te lo enseñare.

    Luego de hacerla seguirlo hasta un pequeño campo de batalla cercano al Centro, Lanzo la PokéBall de Lux al aire para que este saliera.

    -Lux cuento contigo, observa atentamente en todo su cuerpo entes mediante y después de lo que ara.

    -E-está bien!

    -Lux Descarga!

    Su cuerpo empezó a liberar gran cantidad de rayos en todas direcciones muy rápida y poderosamente.

    -Basta.

    Al oírlo se detuvo y solo poso su vista en la chica.

    -Lo viste?

    -Creo que si lo vi –dijo algo sorprendida de ella misma –antes de atacar todo su cuerpo se tensó!

    -Exacto, antes de lanzar un ataque eléctrico el cuerpo de Lux se tensa ya que la electricidad circula por todo su cuerpo hasta salir por su pelaje, cada vez que veas a un tipo eléctrico tensar su cuerpo significa que lanzara un ataque eléctrico.

    Allen tenía gran experiencia en eso, luego de leer sobre anatomía, y jugar gran cantidad de juego de cacería había dominado la capacidad de leer o saber qué tipo de movimiento aria el rival.

    -Te daré una pista, con Rampardos siempre vigila sus patas traseras y la posición de su cráneo, practica antes de ir al Gimnasio, con unos cuantos Pokémon salvajes podrías aprender y enseñárselo a tus Pokémon.

    -Muchas gracias, la verdad tus consejos siempre me ayudan mucho –le dijo apenándose un poco –por eso daré mi mejor esfuerzo y ganare esa medalla!

    -Así será –respondió con una sonrisa –sé que podrás hacerlo.

    -Gracias, voy a ir a practicar lo que me dijiste con mis Pokémon!

    Luego de verla irse, ambos entrenador y Pokémon regresaron adentro.

    -Ya es algo tarde como para irnos ¿verdad? –Pregunto recibiendo un asentimiento por parte de su compañero –ahhh… tendremos que esperar a mañana.

    Luego de eso ambos fueron hasta la habitación que ya habían reservado, allí estaba su madre esperándolo, después de una buena cena ambos se encontraban leyendo hasta que tocaron la puerta.

    -¡Adelante!

    Al abrir se pudo ver a la enfermera Joy con una Lopunny a su lado.

    -Ya está como nueva, así que vine a traérselas.

    Al verlos se alegró y corrió hasta la Madre de Allen para acurrucarse con ella.

    -Que pasen buena noche.

    -Gracias Enfermera Joy.

    -De nada, hasta luego.

    Cerró la puerta solo dejando a ellos 4 ya que Luxray estaba fuera de su Pokéball.

    -Bueno mama, evoluciono como querías y allí la tienes.

    -Lo sé, solo mira lo mona que es, ¡y sus orejas son muy suaves!

    -Ten cuidado son muy delicadas.

    -Cielo no crees que deberías mimarla un poco, digo ella se esforzó enserio por ganar solo para ti.

    -Supongo que tienes razón, ¡ven aquí! –le dijo al tiempo que la llamaba con la mano.

    Ella se acercó felizmente y el poso su mano sobre su cabeza para acariciarla cuidadosamente, ella estaba feliz, con solo ver su cara podías darte cuenta de ello.

    -Lo hiciste muy bien estoy agradecido por eso.

    Ella solo respondió gruñendo su nombre con alegría.

    -Cielo y si mejor te acompaña ella en tu viaje?

    -Podría hacerlo, pero para ella tengo un papel muy importante.

    Ante eso, su madre y la Pokémon Coneja lo vieron a la cara.

    -Ella será mis ojos y oídos cuando no este, en otras palabras ella te acompañara en mi ausencia, Lux me cuida y tú también necesitas quien lo haga mama, no todos los Pokémon son pasivos.

    Y no se equivocaba, el mundo es grande y no todos los Pokémon se llevan bien con los humanos, pueden llegar a ser muy desconfiados o incluso violentos.

    -si lo pones así, supongo que está bien además ella es tan mona! –reafirmo atrapando a su pequeña compañera en un gran abrazo –y estoy segura de que encontraras más amigos fuertes como Lux.

    Para el ese era el plan, pero no solo los buscaba por su fuerza, para el ese concepto es un demás, la fuerza es algo que se puede desarrollar con practica y apoyándose mutuamente.

    -y eso are, aunque no sé qué are cuando atrape al sexto del equipo.

    Normalmente un entrenador solo puede llevar 6 Pokémon con él, cuando pasa ese número cualquier Pokémon extra que capture es enviado a una granja donde son cuidados y atendidos.

    Allen llego a ese mundo por el Dios de este, así que no tuvo un inicio normal de un entrenador o era ayudado por los profesionales en el tema.

    -bueno ya sabré que hacer en el momento, por ahora procuremos descansar, mañana será una largo día de caminar.

    -otra vez?! –reprocho ella con desanimo.

    -Ma no tenemos un auto, así que solo nos queda caminar.

    Luego de unos minutos todos ya estaban dormidos, pero solamente Allen soñaba algo diferente a los demás.

    -Dónde estoy? –se preguntó mirando a su alrededor.

    Allen se encontraba parado en la nada, literalmente no había nada solo un infinito espacio blanco y vacío.

    -Felicidades por tu desempeño al ganar esa medalla –le dijo una potente y profunda voz.

    El ya conocía al dueño de esta, frente a Allen Arceus se hizo visible mirándolo detenidamente.

    -Gracias, y gracias por traernos aquí Arceus, este lugar si representa un reto.

    -No debes agradecerme humano, personas como tu son muy raras de hallar incluso aquí por eso considere que sería un desperdicio el dejarte en ese lugar.

    Humano y Dios estaban hablando casualmente, como si se conociesen de años.

    -Oye Arceus te puedo pedir algo?

    -Que necesitas?

    -un lugar donde Mama pueda vivir, no puedo llevarla conmigo a donde valla será peligroso y si eres tu quien le da un alojamiento sé que estará bien.

    -Justamente de eso te iba a hablar Humano –Afirmo el Dios –mañana sigan las coordenadas que deje en tu Teléfono eso los llevara a un lugar que prepare para ella.

    -Muchas gracias, pero sabes de alguna manera me siento como si abusara de tu amabilidad.

    Eso sería un poco preocupante para él ya que Arceus fue quien los trajo a ese mundo en primer lugar.

    -Nada de eso!, yo los traje aquí, es mi deber darle los materiales para que se sientan cómodos, sin embargo no recibirás mi ayuda para lo que quieras, podre darte consejos si los necesitas, pero considera este mi último obsequio.

    -Jum! Clásico de un Dios, cruel pero justo.

    -nos veremos de nuevo Allen.

    -que mi nombre es A… dijiste mi nombre? –pregunto algo sorprendido.

    Sin contestar Arceus desapareció provocando que Allen despertara solo para ver que ya casi amanecía.

    Al levantarse de la cama solo podía ver como su teléfono se encendía y vibraba, al tomarlo este enseguida mostro la zona donde estaban y una flecha a la zona que debían ir tal y como dijo Arceus.

    -Veamos cual es el último regalo de ese Dios.

    bueno hasta aqui el capitulo espero les alla gustado, sin mas que decir hasta otra.
     
  9. Gabriel Velajan

    Gabriel Velajan El dolor que te causan es el que te hace cambiar

    Registrado:
    26 Nov 2017
    Mensajes:
    93
    Temas:
    9
    Calificaciones:
    +73
    Buen capitulo la ecena del oxin me recordo a sierto entrenador sigue asi espero la conti
     
  10. Autor
    Kurama-kun

    Kurama-kun Memo

    Registrado:
    9 Sep 2014
    Mensajes:
    136
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    me inspire en esa pelea para esa parte ya que a mi me gusto mucho y estoy viendo toda la serie para savcar referencias
     
  11. Autor
    Kurama-kun

    Kurama-kun Memo

    Registrado:
    9 Sep 2014
    Mensajes:
    136
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    Yho! disculpen la demora, la verdad aun no me acostumbro al trabajo, es lo malo de ser hikikomori... bueno aqui esta el siguiente capitulo sin mas que decir esperoles guste.

    Capítulo 5: Acostumbrándose a la nueva vida.

    Ya con todos despiertos y desayunados partieron siguiendo el camino marcado en su mapa.

    -Me pregunto qué será?

    Eso rondaba por la cabeza de Allen, siendo un Dios podía ser lo que sea así que no podía ni imaginárselo.

    -Cielo a donde nos llevas?

    -lo sabremos cuando lleguemos porque ni yo lo sé con exactitud.

    -Y como sabes a donde debemos ir?

    -Digamos que el Dios de aquí me lo dijo.

    -El Dios? –pregunto algo confusa –el mismo que nos trajo aquí?

    -Así es, anoche se apareció en mis sueños y me dijo que debía hacer.

    -Eso es increíble Cielo!

    De ellos el único que tenía una vista superior era Luxray quien viendo mucho a la distancia noto una estructura, haciéndoselo saber a Allen.

    -Ya casi llegamos!

    Avanzaron lo que faltaba, pero ya desde la distancia se podía ver, en un gran campo abierto se encontraba una cabaña de gran tamaño, rustica pero a la vez moderna quedaba perfecta con el tiempo de ambiente.

    Al llegar a ella y mirar el mapa, el lugar señalado era ese, no había ninguna otra estructura y la ciudad se había quedado un poco atrás.

    -Según el mapa, este es el lugar –mirando algo atónito la casa –creo que exagero un poco…

    -La hice de ese tamaño apropósito.

    La voz resonó potentemente por el lugar y frente a ellos de una brecha Dimensional salió Arceus.

    -A propósito?!

    -Así es, veras, ya que necesitas una granja donde los Pokémon que captures puedan estar, y ella necesitaba un lugar donde vivir, esto arreglara eso 2 problemas.

    Los 2 Pokémon y la madre de Allen, estaban sorprendidos por quien estaba frente a ellos.

    -Cielo, él es el Dios?

    -Sí, su nombre es Arceus el Dios Pokémon.

    -Espero que la morada sea de su agrado. –Le hablo con amabilidad el gran Pokémon –no entiendo muy bien los gusto de los humanos, pero basado en sus recuerdos creo que este lugar le puede gustar.

    Él se basó en los recuerdos de ella para hacer lo más cómoda la estancia allí.

    Mi esposo y yo siempre quisimos una casa en el campo, es… es… perfecta! –Articulo mirando con felicidad la morada –no tengo el cómo agradecérselo.

    -No debe hacerlo, solo cumplía con mi trabajo, oh y me tome la libertad de transferir su dinero a una cuenta de banco de este mundo, así no debe preocuparse por eso.

    -Te lo agradezco mucho Arceus de verdad, ya verás me convertiré en el mejor entrenado del mundo y un día te retare a ti a un combate! –Anuncio Allen con mucha emoción.

    - JA JA JA esperare ese día con gusto, con esto termina mi parte, ya todo depende de ti.

    Al decir eso Arceus desapareció entrando en una gran brecha espacial, dejándolos allí como si nada hubiese pasado.

    -Debo esforzarme mucho para mostrarle que soy digno de pelear contra él, Lux me ayudaras? –le pregunto a su Pokémon quien solo asintió con firmeza –Gracias, a partir de hoy tu y yo nos haremos los mejores de esta región.

    Ese era su meta desde que llego, pero debido a Arceus su determinación aumento mucho.

    -Bueno Ma, veamos la nueva casa! –le dijo con una gran sonrisa.

    -Si!

    Ambos caminaron hasta la puerta, en esta estaba unas llaves y una nota que decía: las llaves de su nueva vida; es curioso que el Dios Pokémon tenga ese tipo de humor.

    Al tomarlas y abrir la puerta se toparon con un interior muy familiar, muchas de sus cosas como, fotografías, retratos y varios de sus muebles estaban dentro, en la mesita de la sala había otra nota y en ella estaba escrito: sería un desperdicio, que sus bienes en el otro lado se perdieran, por so decidí traérselos hasta aquí.

    -No hay que subestimarte Arceus, pensaste en todo.

    Aun con la mayoría de sus cosas, la casa seguía siendo mucho más grande y amplia que la anterior, y aún no habían ido al segundo piso.

    -Es mucho mejor de lo que soñé –pronuncio ella, ya con varias lágrimas en los ojos –tu papa y yo siempre quisimos una casa así!

    -Vamos Mama no llores, de seguro eso a papa no le gustaría.

    -Es cierto sniff seguramente él debe estar muy contento desde el cielo por lo que nos pasó.

    -Así es, así que límpiate las lágrimas y suénate la nariz –tomándola de la mano –vamos a ver el segundo piso!

    Al llegar arriba ya sus Pokémon estaban curioseando en las habitaciones, en una estaban todas las cosas de Allen, desde su ropa, su cama, su computadora, todo, y en el cuarto de su madre era igual.

    -Son, son, mis cosas! Incluso trajo toda mis cosas! –Menciono al entrar a su habitación –esto me ahorrara muchísimo trabajo!

    -Valla toda mi ropa está aquí, que bueno mucha de ella me la regalo tu Papa! –le dijo a Allen, al mirar su armario.

    La cabaña en sí, consistía en 2 pisos, en los de arriba había 3 habitaciones y un baño y en la parte de abajo estaban la cocina, la sala, un cuarto lleno de equipos tecnológicos y la salida al patio trasero.

    Luego de revisar la mayoría del lugar, decidieron salir al patio, donde se extendía una gran pradera, en ese lugar vivirían los Pokémon que Allen capturaría, el lugar estaba muy bien, tenía hasta un lago de buen tamaño para los Pokémon de tipo agua.

    -Que genial lugar no crees Lux?

    Este solo gruño y asintió, en verdad el lugar era idóneo para cualquier tipo de Pokémon.

    Ambos decidieron salir a probar el lugar, Lux se desplazó por un largo tramo a una velocidad impresionante, y Lopunny se puso a dar saltos con gran gracia cerca de ellos.

    -Definitivamente es un gran lugar… -suspiro contemplando el paisaje –es más de lo que merecemos.

    -Por eso debes esforzarte y ser el mejor, para que el vea que fue una buena decisión el traernos aquí.

    -Y eso are, terminemos de revisar la casa por ahora, chicos quédense aquí un rato y descansen.

    Ambos Pokémon asintieron y empezaron a jugar i/o recostarse en el pasto.

    Allen se centró en la habitación donde había muchos equipos tecnológicos, era casi como un laboratorio.

    -La mayoría de las cosas de aquí se me hacen desconocidas, solo reconozco el trasportador para los Pokémon, y el router del Wifi, ¿me pregunto porque Arceus me dejo todo esto?

    -Cielo hay una computadora allí porque no la revisas tal vez allá algo.

    Se acercó hasta ella y la encendió, al ingresar en los documentos su expresión fue de asombro.

    -S-son los planos de las cosas que pensé mientras jugaba este juego –revisando cada archivo –todo está aquí.

    Cuando vio el escritorio había un documento que decía (léeme), al abrirlo era una nota que Arceus dejo.

    -Todas tus ideas para productos y maquinas que pensaste están allí, me parecieron buenas ideas y con un poco de mi intervención podrás elaborarlas en poco tiempo, tienes ideas ingeniosas chico –terminando de leer –¿exactamente desde cuando me vigila ese Dios?

    Un pequeño escalofrió recorrió su espalda, para luego regresar a los planos.

    -Los brazaletes de aumento de gravedad… según parece los puedo realizar aquí mucho más fácil de lo que pensé… -maquinando un poco sus ideas –supongo que lo puedo intentar esta tarde, así podré recoger todo lo que necesito para el viaje.

    -Hmmm todos esos cálculos y números se ven complicados.

    -La verdad si lo son, oye ma porque no vas a la cocina y la estrenas?

    -Oh es cierto! Que debería preparar? Un pastel?, no una tarta? –se preguntaba así misma entusiasmada.

    -Mira en la cocina, y las lo que te parezca mejor.

    -Eso are!

    A gran velocidad salió de la habitación dejándolo solo.

    -Ok, empecemos con esto.

    Estiro sus brazos y empezó a terminar los cálculos que tenía en la pantalla, Allen era habilidoso con ese tipo de cosas, pero pasar de la teoría a la práctica sí que sería un reto.

    Tiempo después ya se encontraba ensamblado el dispositivo, su diseño empezó desde cero, y todas las piezas debieron ser diseñadas o configuradas por el mismo.

    -Hmm… -soldando estaño a una de las uniones –tal vez debería poner algo de música.

    Con presionar 2 teclas y hacer un clip, rápidamente música empezó a sonar por toda la habitación.

    -Mucho mejor, y con esto debería estar.

    Con una pinza tomo la placa que había estado trabajando y la acerco a un brazalete algo grande para él, para introducirla en un compartimiento justo de su tamaño.

    Al instante una luz salió del brazalete.

    -Creo que lo hice –tomando el brazalete en sus manos –será mejor probarlo.

    Sosteniéndolo con su mano izquierda, con la derecha hizo los cálculos finales en la computadora para luego recibir un correo en su teléfono donde trabajaría una aplicación de control del aparato.

    -Bien, primera prueba, empecemos con el 1% de poder…

    Al presionar la pantalla, enseguida su brazo izquierdo bajo con enorme fuerza al suelo como si este lo atrajera.

    -Funciona! –Miro con una sonrisa el brazalete –en realidad si funciona.

    Con presionar nuevamente la pantalla, la gravedad que atraía su brazo izquierdo desapareció.

    -Esto será muy útil en un futuro, mejor empiezo el ensamblaje de los otros 3.

    Haciendo unos cuantos comandos en su computadora, pequeños brazos robóticos en una de las mesas empezaron a ensamblar 3 iguales al que Allen ya tenía.

    -Tardaran un poco mejor voy a ver a los Pokémon.

    Salió de la habitación y fue al patio, donde Lopunny seguía jugando tranquilamente y Lux estaba recostado durmiendo.

    -Al menos ya sé que el lugar si les gusta –se dijo a sí mismo al tiempo de sentarse en los escalones de la salida –esa brisa es muy tranquilizadora.

    Sin notarlo se dejó llevar por la suave brisa y el ruido de las hojas al moverse quedándose dormido tranquilamente.

    En su antiguo mundo siempre estaba el ruido de construcciones, tráfico y entre otras cosas que no dejaban de sonar nunca, el cambio de ambiente era casi increíble.

    No pasaron más de 20 minutos cuando una sensación de ser observado lo sacó de su sueño.

    -Mm.. –murmuro abriendo los ojos solo para toparse con los ojos rojos y brillantes de Lopunny –wow! –Alejándose por reflejo –oh eres tu Lopunny, lo siento me sorprendieron tus ojos.

    La verdad son algo inquietantes, rojo con negro, extraño color para un Pokémon como ese.

    -Te cansaste de jugar eh? –Le pregunto acercándose un poco a ella –debe ser aburrido jugar tu sola, porque Lux parece como si no hubiese dormido en años.

    En respuesta ella asintió con la cabeza.

    -Me pregunto si podré hacer ese traductor que pensé hace mucho…?

    La pregunta lo desconecto por unos segundos mientras pensaba en posibles soluciones a ese dilema.

    Fue sacado de sus pensamientos por el gruñido de Lopunny.

    -Lo siento, pensaba en algo es todo.

    -Quien quiere algo de leche y galletas?

    Su madre salió animadamente por la puerta con una gran charola hasta arriba de galletas y una gran jarra de leche.

    -No son demasiadas galletas?

    -Claro que no, son lo suficiente para todos, ahora toma unas cuantas y come.

    -Sabes que no puedo decirle que no a tus galletas –le contesto para tomar un par y darles una mordida –oh valla sí que saben bien!

    -Lo sé, los ingredientes de aquí son geniales.

    Lux quien dormía fue despertado por el olor de las galletas y atraído hacia ellas.

    -También quieres? –Poniéndole unas cuantas en un pequeño plato –come cuantas quieras, Mama hizo demasiadas, tú también Lopunny.

    Luego de pasar la tarde tranquilamente, para el anochecer Allen entro nuevamente en el laboratorio donde ya sus 3 brazaletes estaban listos.

    -Perfecto –tomándolos con cuidado –quisiera tener más tiempo para probar el diseño de las demás cosas, pero quiero partir mañana así, que me tocara hacerlo cada cierto tiempo.

    Ya con los 4 brazaletes, decidió ir a la que sería su nueva habitación, en esta tenía todas sus pertenencias, incluso los posters que había conseguido con el tiempo.

    -Debería hacer mi mochila para mañana? –se preguntó al abrir el armario para tomar unas cuantas camisetas y pantalones –Como diablos le hacen para acomodar todo lo que necesitan en una sola mochila?! –Se quejó al ver todo lo que se llevaría y el tamaño de su mochila –a ver, calmémonos un poco y pensemos, si me llevo 2 de estos y 3 de aquellos entonces podría…

    Y luego de 15 minutos de planes y un juego de tetris con la ropa y otras cosas estaba listo.

    -valla al parecer si se puede jeje, que más debería llevar?

    Se acercó hasta el escritorio junto a su cama y abrió uno de los cajones.

    -Debería llevármelo o no debería… tengo a Lux, pero en caso de que Lux no esté cerca –tomando de su cajón un curioso objeto que se creó el mismo de cierto juego (ASSASSIN’D CREED) –hmmm si llevémoslo uno nunca sabe.

    Al ajustarlo en un gran brazalete de cuero lo guardo con cuidado en su ya muy llena mochila.

    -Ahh –suspiro para dejarse caer en su cama –es el mismo colchón… hmm me pregunto si el camino hasta Vestuta será muy largo?, según recuerdo en el juego era bastante extenso, pero viendo el lado bueno, eso me permitirá conseguir bastantes Pokémon –notando la presencia de su Pokémon –estas lleno de galletas cierto?

    La madre de Allen, los obligo literalmente a comerse hasta la última galleta de la bandeja, tanto Allen como Lux estaban llenos.

    Este solo camino hasta la pequeña alfombra de la habitación y se dejó caer.

    -Si entiendo el sentimiento, solo espero que no me caigan mal.

    -Parece que ambos aún siguen muy llenos tehehehe.

    -No me lo recuerdes…

    -Ya casi es hora de dormir, mañana partirás cierto?, debes acostarte temprano entonces.

    -Si ya voy a eso.

    -Hasta mañana cielo.

    -Hasta mañana.

    Luego de despedirse, se puso algo más ligero para dormir para lanzarse nuevamente a la cama.

    -Lux mañana oficialmente empieza nuestro viaje siendo solo tú y yo.

    Este levanto la cabeza para verlo y asentir.

    -Debemos esforzarnos en ser los mejores, nuestra meta es el campeonato, nosotros definitivamente le mostraremos que somos los mejores que hay.

    Motivado por las palabras del chico, el Pokémon gruño entusiasmado.

    -Pero ahora a dormir, porque ya siento que las galletas están empezando su ataque en mi estómago…

    Ambos compañeros se preparan para el gran viaje que está por venir, su siguiente destino Vestuta y su medalla, que encontraran es su camino lo sabremos más adelante… no diré esta historia continuara sería demasiado cliché y perdería el chiste, nos leemos luego.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12. Gabriel Velajan

    Gabriel Velajan El dolor que te causan es el que te hace cambiar

    Registrado:
    26 Nov 2017
    Mensajes:
    93
    Temas:
    9
    Calificaciones:
    +73
    que paso sigo espeando la continuacion de esta gran historia
     
  13. Autor
    Kurama-kun

    Kurama-kun Memo

    Registrado:
    9 Sep 2014
    Mensajes:
    136
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    Chicos lamento informarle que tendre parar el fic por unos dias, mi abuela fallecio resientemente y no he tenido tiempo de avanzar nada, en cuanto pueda subire la continuación no desesperen.
     
  14. Autor
    Kurama-kun

    Kurama-kun Memo

    Registrado:
    9 Sep 2014
    Mensajes:
    136
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    Buenas a todos espero que allan tenido una buena navidad, no como la mía se me fue la energia y no tenia bateria en ningun aparato... bueno a lo que vine, aqui esta el siguiente capitulo, algo escaso de peleas pero con la meticulosa personalidad de nuestro protagonista.

    Capítulo 6: Un Largo Camino.

    Luego de una pesada noche, ya que su estómago empezó a gruñir como un Arcanine, nuestro entrenado estaba casi listo para partir.

    -Mi estómago… duele…

    Entrenador y Pokémon estaban adoloridos luego de la noche que tuvieron.

    -Condenadas y deliciosas galletas –quejo tomando un vaso con antiácido para aliviar un poco el malestar.

    -Lo siento tesoro, no imagine que te caerían mal.

    -Me hiciste comerme el equivalente a 2 cajas, incluso Lux enfermo.

    En respuestas su compañero suspiro con pesadez su nombre recostado en el suelo.

    -Bueno, bueno ¿qué se le va a hacer? Ya ambos se tomaron algo para el estómago y les empaque algo para cuando sientan hambre de nuevo.

    -Supongo que ya es hora de irnos.

    -Prométanme que tendrán mucho cuidado, aun no se mucho de este mundo, pero sé que puede llegar a ser bastante peligroso.

    -Descuida, Lux y yo sabremos cuidarnos el uno al otro, y me asegurare de enviarte muchos nuevos compañeros, para que ellos también cuiden de ti.

    -Muy bien.

    Allen dirigió su mirada a la Coneja que estaba junto a su madre.

    -Te la encargo, sé que tú podrás cuidar bien de ella.

    Ante su comentario, ella asintió con firmeza.

    -Bien, Me voy yendo, ¡Lux!

    Este se levantó de suelo y empezó a seguirlo a través de la puerta.

    -(Sé que darás tu mejor esfuerzo, en lo que sea que vayas a hacer, y yo te estaré apoyando desde aquí, tu puedes hacerlo Allen.) –pensó para sí misma la mujer viendo a su hijo partir a lo que sería el viaje que cambiaría su vida y la de ella.

    Allen salió con la vista puesta en exactamente lo que él quería, ser el mejor y mostrárselo al que lo trajo a ese mundo, sin mirar atrás solo levantando la mano para despedirse, junto a su Pokémon empezaron a caminar hasta perderse en la distancia.

    Luego de unos 30 minutos caminando, Allen decidió dar a probar su invento.

    -Oye Lux, quisiera que me ayudaras con algo.

    Al oírlo, Luxray solo poso su vista en el sin dejar de caminar.

    -Veras –le hablo sacando algo de uno de los bolsillos de su mochila –estos son Brazaletes de gravedad, básicamente funcionarían como pesas para tus patas, al ponértelas y caminar o correr con ellas eso debería desarrollar mucho más tu velocidad.

    Ante la explicación de Allen, Lux se quedó pensando unos segundos para luego asentir, acto seguido Allen coloco en sus 4 patas un brazalete.

    -Muy bien, dime están ajustados o son incomodos de alguna manera.

    En respuesta solo recibió una negativa con la cabeza.

    -Bien, los encenderé, al ver lo fuerte que son tus patas, probemos con el 5% de poder ¿te parece?

    Lux solo asintió ante sus palabras con tranquilidad.

    Con solo tomar su teléfono y ajustar el poder los encendió, enseguida las luces de los 4 se encendieron y empezaron a ejercer fuerza hacia el suelo.

    -¿Y cómo se sienten?

    Lux tenía una curiosa cara impresionada, pero solo levanto sus patas en un intento de acostumbrarse al peso extra que le dificultaba moverse.

    Luego de unos minutos, se acostumbró a ellas y empezaron su camino nuevamente.

    Ya para medio día habían avanzado bastante, y decidieron parar para descansar un poco y comer algo.

    -A ver que nos preparó, pesa bastante por lo que imagino exagero de nuevo.

    Y ciertamente era así, era un gran almuerzo incluso para ellos 2.

    -Acaso quiere que nos enfermemos del estómago otra vez?... bueno comamos algo, guardaremos el resto para después.

    En el gran sendero que era el camino que recorrían no había nadie, parecía que nadie habitaba la zona.

    -Está demasiado despejado… incluso para ser un día tranquilo, habiendo entrenadores que empezaron su viaje no hace mucho debería haber más tráfico por aquí.

    En ese momento Lux atrajo su atención, al verlo noto que veía muy lejos a la distancia, como siguiendo algo.

    -¿Viste a alguien?

    En respuesta recibió un asentimiento.

    -Tal vez salimos muy temprano, los entrenadores no son tan madrugadores, pero incluso a esta hora es perder mucho tiempo durmiendo.

    Un pequeño crujido los distrajo de sus observaciones, al ver los arbustos cercanos, un pequeño y curioso Pokémon se acercaba a ellos.

    -Un Growlithe? –se preguntó distinguiendo al Pokémon frente a ellos.

    Growlithe el Pokémon perrito, es leal a su entrenador, lo defenderá lanzando gruñidos y mordiscos a su enemigo, cuenta con un olfato muy desarrollado si encuentra un olor nunca lo olvidara.

    -Ya veo –menciono consultando su PokéDex –que pasa amiguito tienes hambre?

    Al verlo estaba algo sucio y flaco este Pokémon llevaba mucho sin comer algo decente.

    -Ten come algo –le hablo con cuidado extendiéndole un trozo de emparedado –tranquilo no te are daño.

    Con algo de temor ante la intensa mirada de Lux el Pokémon se aproximó a Allen con cuidado para tomar el pan y alejarse un poco de ellos.

    -Es muy desconfiado incluso para ser salvaje… ¿lo habrán abandonado?

    Esa pregunta rondaba su mente, ya que el pequeño Pokémon estaba bastante maltratado y sucio como si lo hubiesen pateado.

    El pequeño Pokémon quien había devorado vorazmente el emparedado se lamia las patas y las migajas de la cara.

    -Aquí hay un poco de jugo si quieres.

    Sirviéndole en una taza plástica la acerco un poco a él.

    Este al verla se acercó y la olfateo insistentemente antes de empezar a beber.

    -(Si quiero ganarme su confianza debo empezar de apoco.)

    Mientras el Pokémon bebía Allen acerco con cuidado su mano hasta la cabeza de este, al ver la sombra acercarse a él, el pequeño Pokémon alzo la vista y encogió el cuerpo.

    -Tranquilo, no pretendo hacerte daño –colocando cuidadosa y cariñosa su mano sobre la cabeza del Pokémon –lo ves solo quiero acariciarte un poco.

    Si quería ganarse su confianza Allen sabía que no debía hacer nada que lo asustase, si no podría huir y quien sabe qué pasaría con él.

    Sin hacerlo sentir tenso detuvo sus caricias solo para verlo terminar su bebida.

    -Oye pequeño acabo de empezar mi viaje como entrenador y me gustaría que me acompañaras, ¿qué dices te gustaría?

    Mirando fijamente a Allen se quedó en silencio como por 10 segundos, luego miro a Lux quien solo asintió con la mirada tranquila.

    En respuesta, Allen recibió un asentimiento por parte del pequeño Growlithe.

    -Muy bien, a partir de ahora seremos compañeros.

    Extendiéndole la pokébola para que la tocara, le dijo eso y el Pokémon de fuego poso su pata en ella para ser absorbido.

    -No sé por lo que ellas pasado amiguito, pero conmigo no será así, lo prometo.

    Al ver a su compañero, ambos asintieron y recogieron sus cosas para continuar su viaje.

    Casi a mitad de su trayecto a Vestuta queda un pequeño pueblo donde planeaban pasar lo noche, así que solo debían llegar allí.

    En su camino casi no se les aparecían Pokémon, deber ser por la increíblemente intimidante cara de Luxray.

    -Lux cómo van los brazaletes ¿no te sientes cansado?

    En respuesta Lux solo negó con la cabeza, a pesar del tiempo que llevaba Lux tenía una gran resistencia.

    -Eres impresionante Lux, el 5% equivaldría casi a unos 25Kg de peso.

    Definitivamente Lux era un Pokémon fuerte.

    Luego de unos 5 minutos caminando se toparon con lo que llevaban todo el día sin ver, entrenadores, y uno se acercó a ellos.

    -Valla miren es el novato del que todos hablan, gano la medalla de Roco al primer intento.

    -Debe ser muy fuerte entonces.

    -Claro que lo es, solo miren a ese Luxray.

    -No creí que te veríamos por aquí, ¿te gustaría combatir?

    Haciendo caso omiso a casi toda la conversación solo escucho la proposición de combate.

    -Qué opinas Lux? –le pregunto a su acompañante.

    Este solo asintió y empezó a liberar algo de electricidad de su cuerpo.

    -Acepto.

    -Muy bien!

    Ya con todo preparado, ambos entrenadores se encontraba arados a cierta distancia del otro.

    -Lux liberare los brazaletes para que pelees libremente ¿está bien?

    Como respuesta solo recibió el gruñido de Lux.

    -Es mi Turno, Grotle yo te elijo!

    Lanzo su Pokébola al aire y de esta un robusto Grotle salió.

    -(Un Grotle… un tipo hierba de nuevo, sería bueno probar a Growlithe, pero no sé si tenga tanta confianza en sí mismo como para hacerle frente a ese Grotle, será mejor entrenarlo de apoco con unos tipo bicho cercanos, así aumentare su confianza lentamente.)

    Pensado en su pequeño y nuevo amigo, Allen ya tenía planes de como entrenarlo.

    -Lux veamos que tanto cambio hubo desde la mañana.

    Lux solo dio unos pasos al frente y poso su completa atención en el Grotle.

    -Bien, empezare yo, Grotle usa bola de energía!

    Cargando una gran bola color verde, el Pokémon hierba ataco a Lux con ella.

    -Lux.

    El cuerpo de Luxray solo desapareció del curso de la Bola para aparecer un poco más la derecha, como si se hubiese tele-transportado de su posición.

    -Pero qué?!, como hizo eso? –Se preguntó incrédulo el entrenador –solo fue suerte, Grotle otra vez, bola de energía!

    Nuevamente el ataque salió en dirección a Lux, repitiéndose lo que paso recién solo que en la dirección opuesta.

    -Eso no funcionara, ¿Lux ya te acostumbraste?

    Este veía sus patas delanteras y las alzaba un poco antes de voltear a verlo y asentir.

    -Bien, Lux usa colmillo ígneo!

    A una velocidad considerablemente más alta que la que poseía poco atrás, Lux se desplazó hasta su contrincante.

    -Grotle esquívalo!

    Sin darle chance a reaccionar, salto y lo mordió con fuerza en la espalda generando una pequeña llamarada a su alrededor.

    -Ese Luxray es muy rápido, Grotle cabezazo!

    -Estamos entrenados para eso, Lux!

    Apoyando sus patas en la cabeza del Grothe uso el cabezazo en sí mismo para tomar distancia de él.

    -Ya veo cómo es que pudiste ganar la medalla de Gimnasio.

    -Tu Grotle tiene muy buena defensa, debió resistir bien contra Rampardos.

    -Así es, Gracias a Grotle pude ganar esa medalla, su evolución fue lo que nos dio la victoria.

    -Evolución eh?... ¿así que evoluciono durante la pelea?

    -Sí.

    -¿Sabes lo que ocurre cuando un Turtwig evoluciona?

    -Se hace más poderoso!

    -Es cierto, pero, su evolución a un Pokémon más grande y robusto tiene un precio… su velocidad.

    -Su… velocidad?

    -No te diste cuenta?, Grotle al evolucionar cambia su velocidad por defensa, se vuelve lento pero su resistencia a ataques sube enormemente, de no ser así el colmillo ígneo de Lux ya lo hubiese debilitado.

    -Y que hay con eso?

    -Aun no te adaptas al cambio, ni el tampoco, debes olvidarte de su velocidad y centrarte en su defensa, si no pasara lo siguiente, Lux de nuevo colmillo ígneo!

    Nuevamente arremetió contra el Grotle a gran velocidad provocando una pequeña explosión al impactar con sus colmillos, al alejarse de él y despejarse la nube de humo Grotle yacía inconsciente en el suelo.

    -Lo notas ahora, debes mejorar tu manera de combatir, si no la relación entre Grotle y tú no mejorara.

    Dichas estas palabras, Allen solo acaricio la cabeza de Lux y le dio una sonrisa.

    -Tu… ¿cómo lo sabias eso?

    -En el momento en que Lux esquivo su ataque lo supe, normalmente ese ataque se lanza en movimiento para que sea más veloz, pero tu Grotle se quedó quieto, y cuando Lux ataco no se movió ni un centímetro, tu Pokémon sabía que no podía simplemente esquivarlo, pero tú no te diste cuenta y aun así se lo ordenaste.

    -Ya veo…

    El entrenador se acercó a su Pokémon para acariciarlo y disculparse.

    -Amigo lo siento, no supe interpretar tus señales pensé que cuando evolucionaste eso no traería cambios veo que me equivoque.

    El Pokémon hierba solo se levantó para acercarse a su entrenador para elevarle el ánimo.

    -Reconozco mi derrota, eres un entrenador muy hábil.

    -Gracias, solo debes adaptarte a su modo de pelear es todo.

    -De acuerdo, eso are.

    -Bien, espero verlos otro día.

    En lo que Allen y Lux se alejaban una de las chicas del grupo hablo.

    -D-Disculpa si vas al pueblo dulce aroma puedes ir con nosotros.

    Allen solo se detuvo y miro simultáneamente a Lux a los ojos.

    -El camino es algo aburrido si solo vamos tu y yo no crees Lux?

    Este asintió y lanzo un gruñido.

    -Bien, de acuerdo iremos con ustedes, será divertido.

    Sabiendo que necesita más información de este lugar y cómo funcionan las cosas, Allen decidió ir con los entrenadores para obtener esa información.

    Luego de varios minutos todos iban hablando entre ellos menos uno y ya saben quién es, exacto Allen iba sumergido en sus ideas nuevamente.

    -(Necesito que el pequeño Growlithe deje sus dudas de lado y sea más abierto como Lux, supongo que tendré que ir despacio, no quiero presionarlo, como Papá solía decir de gota en gota se llena el vaso.)

    La chica quien lo invito se fijó en el hecho de que solo iba en silencio, decidiendo así romper un poco el hielo.

    -Oye? … -mirando cómo está sumergido en sus pensamientos –Oye?!

    -Hmm… disculpa dijiste algo? Lo siento estaba pensando en algo.

    -De donde sacaste ese Luxray, ¿acaso te lo regalaron?

    -Lux?, lo encontré en un claro antes de llegar a la ciudad y le propuse viajar conmigo, verdad compañero?

    Su tipo eléctrico solo gruño por lo bajo sin voltear a verlo.

    -A un Pokémon tan fuerte?

    -Ellos son creaturas listas, tanto como para saber cuándo una persona les dice la verdad, Lux vino conmigo porque así lo quiso él.

    -Ya veo… y le pusiste un nombre?

    -No se puede?

    -No es eso, es que muchos entrenadores no lo hacen.

    -Se podría decir que es costumbre, siempre lo he hecho la verdad, siento que de esa manera nos hacemos un poco más cercanos, al tener una manera especial de llamarlo puede reaccionar mejor a la situación que se presente ya que sabe que le hablo solo a él, no como si fuera un Luxray en general.

    -Eres muy listo… -menciono algo sorprendida la chica –nunca lo había pensado así.

    -Conocer a tu Pokémon es lo primero que debes hacer, así sabrás en que debes mejorar tu y el.

    -Crees que me podrías ayudar con uno de mis Pokémon?, lo capture recientemente y creo que no lo agrado mucho…

    -Adelante.

    Con esa respuesta lanzo su pokébola al aire y de ellas salió un Cherrim.

    -Oh un Cherrim, veamos –hablo tranquilamente Allen acercándose al Pokémon que se escondía bajo sus pétalos –a simple vista se ve que algo no anda bien.

    -Que sucede?, pasa algo malo con ella.

    -Lo primero seria, que no ha cambiado de forma, no deben pasar de las 3 de la tarde, aun brilla el sol por lo que debería tener su forma matinal.

    -Y qué significa eso?

    Nuestro entrenador solo la tomo en sus manos y le hizo un poco de cosquillas en los pétalos hasta que la Pokémon enseño su rostro.

    -Conque eso era…

    -Viste algo?

    -Oye con cuanta fuerza lanzas la Pokébola?

    -Bueno mi papa era Beisbolista, así que me enseño a lanzar con fuerza.

    -Eso lo explica, ella está molesta y algo avergonzada también.

    -Avergonzada?

    -Cuando le lanzaste la Pokébola lo hiciste tan fuerte que le hiciste un chichón en la frente, por eso no quiere dejarse ver.

    Al oír la explicación la chica se coloro de la vergüenza.

    -Yo, Yo… Lo siento mucho! –grito tomando a su pequeña Pokémon en brazos y abrazándola cómicamente –la verdad no pensé que la lanzaría con tanta fuerza, te lastime tu cara y siendo una chica vives de ella, soy de lo peor, perdóname!

    Allen solo podía ver eso y reír por lo bajo.

    Unos minutos después y de unas venditas en la frente ambas chicas ya se llevaban un poco mejor que antes.

    -Miren adelante, ya casi llegamos!

    Anunciándolo con entusiasmo uno de los entrenadores grito eso.

    Más adelante se podía ver el poblado rodeado por una gran pradera de flores de todos los colores.

    -Es increíble… -articulo Allen mirando la belleza del paisaje –Nunca vi tantas flores en un solo lugar.

    -Hmm nunca viniste aquí antes?

    -Mi Mamá y yo no somos de por aquí, venimos de una región muy lejana.

    -Valla!

    Tras seguir su camino todos llegaron al lugar, un pueblo muy tranquilo y con la brisa que traía a ti el olor de centenar de flores.

    -Qué lugar tan relajante, debo traer a Mamá un día de estos.

    Llegando al Centro Pokémon, pidió una habitación para poder descansar el resto del día, ya sentado en un pequeño escritorio en la habitación, organizo sus ideas.

    -Bien, según me explicaron esos chicos, cada vez que ganas un combate a una cuenta bancaria que puedo revisar desde mi PokéDex te depositan de entre 25 a 50 Dólares, usando la misma PokéDex puedo comprar como si fuera una tarjeta de débito… debo procurar no perder mi teléfono en ningún momento.

    Mientras hablaba en voz alta, su compañero Lux comía tranquilamente la comida que la Enfermera Joy le había dado.

    -Para hacerme a una idea de cuánto cuesta cada cosa debería llegarme a una Tienda Pokémon, las pokébolas no son infinitas, y necesito comprar comida y medicina para el camino, si envenenan a Lux y estamos lejos de la civilización estaremos en un aprieto.

    Mirando a su compañero comer recordó el pequeño amigo que había hecho poco antes.

    -Dejémoslo salir un rato, así se acostumbrara a mi presencia y a la de Lux.

    Lanzando la esfera al aire de ella salió el pequeño Pokémon de fuego, para ver todo el lugar y olerlo.

    -Aquí pasaremos la noche tú, Lux y yo.

    Llamando su atención, le menciono eso.

    -justo allá está tu comida, adelante come tranquilamente.

    Le señalo donde estaba un plato con su cena, algo dudoso el Pokémon de fuego se acercó a ella para olerla y seguidamente empezar a comerla.

    -Hoy hizo mucho sol, debemos darnos un baño –oliendo su camiseta –oh rayos, si definitivamente necesitamos un baño…

    Luego de que los 3 comieron Allen desidia bañarlos para luego bañarse el.

    -Tienes mucho pelo Lux, increíble que no se te enrede ni nada.

    Pasando un cepillo por la gran melena de su Luxray, peinaba cuidadosamente su pelo.

    -Y ya estás listo… fiuhh se me fueron como 30 minutos solo peinándote, sin contar el tener que lavártelo, ahora ve a acostarte y no te ensucies.

    El tipo eléctrico se levantó y salió por la puerta del baño, quedando Allen y el pequeño Growlithe.

    Un poco más tranquilo, estuvo todo el rato mirando como su nuevo entrenador cuidaba pacientemente del Pokémon más grande.

    -Bien sigues tú, primero te daremos un buen baño con agua hirviendo, para sacarte esa suciedad y que te sientas cómodo.

    Siendo un tipo fuego, los Pokémon de ese tipo toleran el agua pero esta debe estar caliente, para que su cuerpo se mantenga así, por eso es común verlos en las aguas termales.

    Tras tomarlo con mucho cariño lo metió en la bañera de agua caliente y lo limpio y le saco toda la suciedad, luego de secarlo era como ver a un Pokémon nuevo.

    Finalmente luego de ducharse el, regreso a la habitación para ver que ambos se habían dormido.

    -Jum, estabas más cansado de lo que aparentabas Lux, si te peso después de todo, descansen bien chicos, aún nos falta la parte más difícil del camino y esta vez los pondré a prueba.

    Que planes tendra en mente Allen para sus 2 compañeros, lo sabremos en el siguiente capitulo.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15. Gabriel Velajan

    Gabriel Velajan El dolor que te causan es el que te hace cambiar

    Registrado:
    26 Nov 2017
    Mensajes:
    93
    Temas:
    9
    Calificaciones:
    +73
    alllen el encantador de perro jaja,bueno a mi me agaradan muchos lo personajes como allen,sigue asi

    PD: que bueno que te recuperaras de lo de tu familiar

    sin mas me despido

    byeee
     
  16. Autor
    Kurama-kun

    Kurama-kun Memo

    Registrado:
    9 Sep 2014
    Mensajes:
    136
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    Buenas a todos chicos, espeo allan tenido un feliz año nuevo, a mi se me fue el internet hasta el dia de hoy... pero aqui esta el capitulo, espero les guste, si tienen una sugerencia ya saben que hacer.


    Capítulo 7: caminata por el bosque Vetusta.

    Al día siguiente, nuestro entrenador junto a su 2 cuadrúpedos compañeros estaban preparándose para partir, pero no antes de comprar cosas para el camino.

    -Bien ya tengo los antídotos los antiparalizis y las pociones para el camino –mirando la bolsa de compras al salir de la tienda –ya me hice a la idea del valor de cada uno, no son tan costosos como predije, ahora lo que sigue, caminar hasta el valle eólico y luego llegar a la entrada del bosque.

    Con sus Pokémon ya listos no le quedaba más por hacer, ya alejándose un poco del pueblo encontró a unos granjeros en un aprieto ya que eran rodeados por varios Beedrill.

    -Beedrill!, mejor los ayudo sus aguijones son bastantes venenosos.

    Acortando distancia rápidamente se acercó a ellos y lanzo ambas Pokébolas al aire de donde sus Pokémon salieron.

    -Lux Descarga!, Lion usa Brasas!

    Escuchando sus indicaciones ambos atacaron a los tipo incesto, alejándolos o noqueándolos en el proceso.

    -Te tengo!

    Arrojo una de sus Balls vacías a unos de los Beedrill inconscientes en el suelo capturándolo en ella.

    -Lo debilite bastante como para que no se libere… -mirando la balls sacudirse hasta finalmente brillar –Bien, lo hicieron bien chicos –acercándose a sus compañeros y acariciándolos a ambos –Buen ataque Lion.

    Antes las palabras de su entrenador, el pequeño Growlithe se sorprendió pero luego ladro con entusiasmo.

    -Están bien todos?

    Los granjeros que se habían resguardado el ataque, oyeron la pregunta y se levantaron a ver que paso.

    -Muchas gracias muchacho, de no haber estado aquí, esos Beedrill nos habían picado.

    -No fue nada, solo pasaba por aquí, pero porque los atacaron los Beedrill solo atacan cuando se les provoca?

    -Seguramente olieron la miel, a los Pokémon les gusta mucho y siempre tratan de obtener un poco.

    -Ya veo…

    -Ten, como agradecimiento por ayudarnos toma estos envases, es miel de calidad.

    -Muchas gracias, seguramente le hallare un buen uso.

    -Sabes? Escuche que si la untas en arboles especiales, Pokémon raros vienen a veces por el olor.

    -Si ya había escuchado sobre eso, de todas maneras gracias por la Miel, que tengan buen Día.

    -Igual tu chico.

    Ya dejando a los granjeros atrás siguieron su camino hasta llegar a un gran valle lleno de los grandes ventiladores girando suavemente por las brisas que los azotaba.

    -Es bueno ver que algunas cosas no cambian aun viajando a otro universo…

    Al sentir la brisa limpia y cálida en su cara solo dio un gran respiro y continuo, el camino estaba transitado por muchos granjeros llevando sus carretas con ayuda de sus Pokémon, todos eran lo suficientemente amables como saludar con la mano al nuestro entrenador que transitaba por el lugar.

    -Muy bien Lion, usa brasas!

    Dándole la orden a su pequeño Pokémon, las llamas atacaron a un pequeño grupo de Weedle que se interpusieron en su camino, no atacándolos de lleno pero si ahuyentándolos.

    -Con eso se alejaran, Bien hecho Lion.

    Su pequeño tipo fuego solo ladro animado al recibir felicitaciones, por otro lado Lux se acostumbraba nuevamente al peso aumentado de los brazaletes.

    -Sigamos.

    Ya para medio día se podía ver el denso bosque al frente, pero antes de llegar Allen empezó a recibir muchas ofertas para combate.

    -Hey chico te reto a una batalla Pokémon contra mis tipo insecto! –exclamó el joven caza bichos.

    -Está bien, pero que sea un 1 contra 1, usa a tu Pokémon más fuerte.

    -Perfecto, Beautifly yo te elijo.

    Lanzando su Pokéball al aire, de ella salió un bello ejemplar de Beautifly.

    -Hay muchos tipo bicho por aquí, por casualidad vienes del Bosque Vetusto?

    -Así es, ahí capture a Beautifly y nos hicimos buenos amigo verdad?

    Afirmándolo, la gran mariposa chillo y asintió con la cabeza.

    -(hmm Beautifly eh?... se ve que es joven aun por el brillo y el tamaño de sus alas es hembra seguramente, pero no puedo subestimarla.) –Analizo para sí mismo –Lux dejémosle esta vez esta pelea a Lion te parece?

    Ante la pregunta su tipo eléctrico asintió tranquilamente.

    -Escucha Lion, sé que este será nuestro primer combate como pareja, hagamos lo que podamos juntos bien?

    El Growlithe al oír eso miro a su entrenador para luego ladrar con firmeza.

    -Perfecto, atacaremos primero, Lion usa brasas!

    A gran velocidad las llamas salieron de su boca hasta su contrincante.

    -Beautifly esquívalo y usa tornado!

    Volando hacia la izquierda esquivo grácilmente el ataque, para batir con fuerza sus alas y crear un pequeño tornado con ellas.

    -Lion esquívalo usando excavar!

    A una impresionante velocidad, cavo un agujero en el suelo y se metió en el desapareciendo del campo.

    -Ja! Ese tipo de ataque no funciona con mi Beautifly!

    -eso crees?, Lion ahora usa Rueda de fuego!

    Como una gran bola ardiente salió del suelo impactando desde abajo a la gran mariposa.

    El mismo impulso le permitió colocarse arriba de ella mientras seguía aturdida por el ataque!

    -Remátala con Rueda de fuego nuevamente!

    -Beautifly esquí_

    -No servirá, Lion ahora!

    En el aire empezó a girar sobre sí mismo envolviendo su cuerpo en llamas con las que descendió velozmente e impactaron de lleno contra el tipo bicho arrastrándolo con el hasta el suelo.

    -No Beautifly!

    -Se acabó.

    Al despejarse la nube de polvo se podía ver a la mariposa en el suelo y sus ojos en el clásico espiral.

    -Aunque me cueste admitirlo ganaste justamente, felicidades.

    -Igual, tienes un buen ejemplar de Beautifly solo debes mejorar su velocidad un poco es todo.

    -Gran consejo, eso are gracias.

    -De nada, tal vez combatamos otro día.

    Despidiéndose del joven entrenador continuaron su camino hasta llegar a lo que sería la entrada del bosque ya que los arboles empezaban a ser más grandes y densos frente a ellos.

    -Debemos ser cuidadosos, los tipo bicho que habitan allí pueden paralizarnos o envenenarnos ok? Sean precavidos y mantengan sus ojos abiertos.

    Con un asentimiento por parte de ambos Pokémon se empezaron a adentrar.

    -En el juego el lugar era un gran laberinto, me pregunto cómo será aquí?

    Tratando de recordar el cómo era se distrajo por unos segundos, hasta que el ladrido de Lion atrajo su atención.

    Un gran grupo de Combee sobrevolaba la zona cerca de ellos.

    -Tranquilos, ellos no suelen atacar por gusto, solo deben estar buscando néctar para Vespiqueen.

    Continuando su camino, el trayecto se fue volviendo más y más denso, los arboles apenas y dejaban entrar las luz del sol.

    -Lux sería bueno que usaras tus ojos para ayudarnos a seguir bien el camino.

    Escuchando lo que Allen dijo, sus ojos brillaron levemente y se mantuvieron así, al mirar a sus alrededores encontró a través dela densa vegetación el camino a seguir.

    Varios minutos después y varios encontró con Pokémon salvajes, nuestro grupo seguían avanzando sin más problemas.

    -Lo estás haciendo bien Lux, Lion mantendrá el camino despejado, tu solo concéntrate en hallar la salida.

    Todo iba bien hasta que algo apareció en la visión de Lux, algo que se movía como si nada atravesando los árboles y matorrales, enseguida aviso a su entrenador.

    -Que encontraste? –le pregunto mirando el la dirección que su Pokémon lo hacía –eso es…

    Una nube de color purpura y negra se movía por los alrededores como si nada apareciendo y desapareciendo en ocasiones, hasta finalmente encontrarse con nuestro entrenador y compañía.

    -Un Gastly?!

    Gastly el Pokémon Gas, su cuerpo está compuesto en un 100% de un gas ligero y venenoso que puede causar la asfixia al mayor de los Pokémon en solo 2 segundos.

    -Ya veo, un tipo fantasma de primera generación, recuerdo que salían por la zona pero solo de noche, al menos que…

    Rápidamente empezó a sacar conjeturas hasta recordar, que en el juego había cierto edificio abandonado en ese bosque.

    -La vieja mansión… un momento ese lugar no estaba aquí en el anime!, ha… supongo que tendré que guiarme de mitad y mitad con ambos, dejando eso de lado, ese Gastly parece estar mirándonos.

    Y así era levitando estático el Pokémon fantasma los veía a los 3 con algo de curiosidad.

    En un pequeño susurro pronuncio su nombre para luego acercarse a ellos.

    Mientras a una buena distancia de ellos, podíamos ver a una pequeña Pokémon corriendo lo más que podía sosteniendo unas bayas en sus manos siendo perseguida por un gran Ursaring.

    Como si de un clásico de película se tratara, la Pokémon finalmente tropezó con una rama callando de golpe y siendo alcanzada por el enorme oso.

    Indefensa ante cualquier ataque que este empleara, solo vio como este alzo sus grandes brazos para atacarla seguramente.

    Antes de que sus poderosos brazos la golpearan un rayo detuvo bruscamente su movimiento.

    -Casi no llego… -pronuncio recuperando el aliento –estuvo muy cerca, oye no crees que atacar a un Pokémon 4 o 5 veces más pequeño que tú, es demasiado abusivo?

    Los Ursaring son muy temperamentales, el más pequeño acto los puede enfadar mucho, pero aun así, se debería poder razonar con ellos, eso es lo Allen pensaba.

    En respuesta solo recibió un gran gruñido y una arremetida hacia ellos.

    -Parece que no me escuchara, Lux te toca, usa descarga!

    Grandes rayos salieron a gran velocidad impactando en el robusto Pokémon que solo retrocedió unos pasos antes de reincorporarse.

    -Es fuerte!

    Antes de que pudiera notarlo el gran oso arremetió con su brazo a Lux impactándolo en el pecho levantándolo un poco del suelo.

    -Lux estas bien? –le pregunto para recibir un asentimiento –eso fue golpe roca, es rápido para atacar a pesar de su tamaño, debo calmarlo de alguna manera en este momento no escuchara a nadie, Lux vamos con todo usa Rapidez!

    Fijando bien a su objetivo con los ojos lanzo una gran cantidad de estrellas hacia el impactándolo de lleno.

    -Ahora, antes de que recupere colmillo trueno!

    Corriendo hasta él se le lanzo encima antes de morderlo fuertemente causando que volaran rayos en todas partes.

    Como reflejo Lux salto hacia atrás y se preparó.

    De entre el polvo el Ursaring empezó a levantarse forzosamente del suelo, aun dispuesto a pelear.

    -Valla que es testarudo, Lux intimidación.

    Mostrando todos sus afilados dientes y un gruñido aterrador erizo todo su pelo y libero electricidad para intimidar al oso que al ver eso se encogió un poco.

    -Bien, con eso deberías haberte calmado…

    Confiado de que así fue, se acercó hasta el para tratar de entender que sucedió. Luego de que el gran Pokémon le explicara todo a su manera Allen lo supo interpretar.

    -Así que se robó tu comida eh? –al preguntar eso recibió un asentimiento –ya veo, hagamos un trato te parece, tú la dejas tranquila y yo te doy estos tarros de miel que dices?, es una buena oferta, solo mira esa miel se ve muy dulce.

    Engatusándolo con los 2 frascos que sostenía en sus manos lo convenció, este los tomo y se alejó tranquilamente con ellos en sus patas.

    -Y allí se me fue el desayuno de mañana… Sabes? si vas a robarle a un Pokémon más grande que tú, procura que este no se dé cuenta –hablo dirigiendo su mirada hasta la Pokémon que había visto todo lo que paso –y no lo hagas frente a él.

    La pequeña Pokémon se levantó y enseguida cayó nuevamente.

    -No te muevas! –Le dijo acercándose a ella –la caída que tuviste te lastimo el tobillo… si es que lo tienes, déjame tratar eso.

    Usando una de las opciones que llevaba y una pequeña venda, trato la herida con mucho cuidado.

    -Y con eso deberías estar mejor, intenta levantarte.

    Nuevamente trato de ponerse erguida y esta vez lo logro pero con un pequeño dolor en su pata/pie.

    -Bien aquí tienes –entregándole las bayas que estaban alrededor, la próxima vez procura conseguirlas por tu cuenta, te molestaría a ti también que alguien viniera y te las robara.

    Detrás de ellos apareció nuevamente el Gastly de antes.

    -No te preocupes llegue a tiempo, ya todo se resolvió.

    Ese Gastly se acercó a ellos la primera vez buscando ayuda para esa pequeña Pokémon, él había visto todo y quiso ayudar, Pero Allen tardo en entenderlo ya que no tiene brazos ni nada con que señalar, imaginen a ese Pokémon tratando de decirles algo solo diciendo su nombre repetidas veces.

    Ante su respuesta el Pokémon gaseoso sonrió y se acercó a Allen.

    -Que sucede? quieres venir con nosotros?

    Un gran asentimiento fue su respuesta seguido de cómo se acercaba a una de las Balls en su cinturón y la golpeaba con la cabeza.

    Enseguida esta se abrió y atrajo al Pokémon dentro de ella hasta brillar finalmente.

    -Al parecer tenemos un nuevo amigo chicos, Bueno que te valla bien amiguita, Lux puedes ver el camino?

    Su Luxray solo abrió grande sus ojos para ver a través de todo y divisar al fin la salida de ese bosque.

    -Bien vamos.

    Dejando atrás a la pequeña Pokémon que solo los vio alejarse con una cara algo triste, nuestro entrenador logro salir finalmente del denso bosque y frente a él estaba Ciudad Vetusta.

    -Ya falta poco chicos, sigamos.

    Luego de unos 10 minutos finalmente habían llegado a ella, una ciudad regularmente grande llena de habitantes en sus cosas y muchos entrenadores a la vista, lo primero que hicieron fue ir al Centro Pokémon a descañar un poco, todo el trayecto los hizo llegar a rededor de las 4 de la tarde, habían caminado todo el día y estaban hambrientos.

    Luego de un rápido chequeo por parte de la Enfermera Joy, los Pokémon de Allen estaban listos.

    -Mejor digámosle a Mamá que estamos bien no creen?

    Lux asintió y Lion quedo algo confundido ya que no conocía a la madre de Allen.

    Acercándose a uno de los puestos de video llamada, marco el número que Arceus le había dejado en la Pc.

    Tras unos segundos esperando y de pensar en que no le enseño como usar el video comunicador finalmente la llamada callo.

    -Allen, Allen eres tu?

    -Si Ma soy yo, aléjate un poco de la pantalla, estas muy cerca.

    -Así?

    Estaba muy cerca por lo que solo se podía ver parte de su cara y ojo y al alejarse se puedo ver mejor.

    -Un momento… Acabas de salir de la ducha cierto?

    -Si, como lo supiste?

    -(Solo tienes una toalla encima… y agradezco que te la hallas puesto…) Presentimiento, Solo quería avisarte que ya llegue a la Ciudad y que todos llegamos a salvo.

    -Todos?

    -Sí, este pequeño de aquí se llama Lion, saluda Lion.

    Levanto y puso frente a la cámara a su Growlithe para que su madre pudiera verlo.

    -Pero que monada es!

    -Justo ahora te estoy enviando a un amigo cuídalo mucho él lo ara contigo.

    Justo al lado del comunicador estaba la máquina de transportar los Pokémon, colocando su Pokéball allí y marcando las coordenadas esta desapareció y apareció junto a su madre.

    -Aquí la tengo, que hago ahora?

    -Lánzala al aire.

    Haciendo caso lanzo la Ball al aire y de ella salió un muy animado Gastly.

    -Ella es de quien te abre Gaspar.

    -Qué cosa es esa?! –grito asustada la mujer –Es una nube con cara!

    -Tranquila Ma, es un Gastly en este mundo será llamado un fantasma Pokémon, es muy animado y amable seguramente se llevaran bien.

    -No hace nada?

    -No pero procura no inhalar su gas, es venenoso.

    -Valla! –pronuncio antes de ser empujada por su compañera para poner ella en la pantalla y saludar muy felizmente a Allen.

    -También me alegra verte Lopunny –le contesto con una cara algo cómica -veo que las 2 se llevan muy bien.

    -Así es, ella y yo nos llevamos muy bien, y ella es muy buena ayudante, entre las 2 terminamos muy rápido los deberes caseros.

    -Me alegro que se entiendan tanto.

    -Y ya fuimos de compras, aprendí a cómo funcionan las cosas aquí asi que no te reocupes.

    -Muy bien, yo por mi parte hice lo mismo, todo va según lo planeado, ya pronto tendremos la segunda medalla en nuestras manos verdad chicos?

    Un gruñido por parte de sus Pokémon fue lo que necesitaba para ese momento.

    -Me alegra saber que te estas divirtiendo, hacía mucho que no veía esa sonrisa en tu cara cielo.

    -Que te puedo decir Ma este lugar es justo lo que necesitaba, bien te dejo por ahora te llamare en cuanto gane la medalla.

    -Muy bien Cielo yo me encargare de estos 2 amiguitos.

    -Bien, y ustedes cuiden bien de ella bien?

    Ambos asintieron para luego verse con algo de revalidad entre ellos.

    -Nos vemos.

    Al finalizar la llamada y estirarse un poco, dejo sus cosas en su habitación y salió a caminar un poco por la ciudad.

    -Debemos planear la estrategia de mañana, la líder es del tipo planta así que Lion debe esforzarse y también está el… -menciono mirando la Ball que sostenía en su mano –Cuento contigo mañana.

    Luego de caminar un poco para pensar, regreso al centro Pokémon con sus ideas ya claras.

    -Bien, escuchen chicos esto es lo que haremos.

    que planes tendra Allen para ganar la medalla, y quienes pelearan esta vez, lo sabremos en el siguiente capítulo.

    bueno hasta aqui el episodio de hoy, espero que les alla gustado, pronto subire el proximo capítulo ya va por la mitad, sin mas que decir me despido.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17. Nice.

    Nice.

    Registrado:
    13 Jun 2016
    Mensajes:
    304
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +962
    Buen fic.
     
  18. Autor
    Kurama-kun

    Kurama-kun Memo

    Registrado:
    9 Sep 2014
    Mensajes:
    136
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    Wenas a todos chicos, disculpen la tardanza tuve algunos inconvenientes en el capitulo, basicamente no sabia como ordenar bien los combates, pero con todo eso ya listo, aqui esta el siguiente capitulo espero les guste.

    Capítulo 8: La líder Floreciente, Gardenia.

    Al día siguiente, luego de una noche llena de planes, Allen y compañía estaban listos para empezar su mañana.

    -Buen día a todos chicos, espero hallan dormido bien, hoy debemos dar lo máximo de nosotros.

    Sus 2 Pokémon quienes durmieron fuera de su Balls respondieron animadamente al comentario.

    -Vallamos a entrenar un poco antes del combate.

    Seguido por ellos, salió nuevamente a las afuera de la ciudad para entrenar y calentar antes del combate.

    -Lion probemos tu fuerza, Lux párate justo aquí –le hablo señalando el lugar –si Lion es capaz de moverte de tu lugar usando un ataque sabemos que se ha fortalecido, están listos?

    Nuevamente ambos gruñeron al unísono para colocarse cada uno en paralelo al otro frente a frente.

    -Ok Lion, usa brasas!

    Abriendo su boca brillantes llamas salieron de ella directo hacia Lux impactándolo sin hacerle nada.

    -Eso no fue muy efectivo, intentemos con algo de contacto, usa rueda de fuego!

    Dando un salto antes de girar sobre sí mismo y llenarse de llamas rodo hasta el impactando de frente, sin embargo como dirían en cierta serie: Pero El Hechicero ni se inmuta!

    -Caray Lux de que estas hecho?

    -Bien, ahora algo efectivo contra él, Lion usa Excavar!

    Perforando el suelo velozmente desapareció de la vista, y aparecer segundos después debajo de Lux tacleándolo en el mentón con fuerza.

    Incluso con ese tamaño el golpe fue muy fuerte haciendo que Lux retrocediera unos pasos y sacudiera la cabeza para reincorporarse.

    -Eso si te dolió eh?, Bien una vez más, Lion usa rueda de fuego nuevamente.

    Por segunda vez lleno su cuerpo de llamas y giro velozmente hasta Lux impactándolo de frente, este no se inmuto pero el mismo golpe hizo que su cuerpo retrocediera unos centímetros en el suelo.

    -(como pensé, se fortalece a cada segundo, con cada ataque mejora un poco y su poder aumentar.)

    Analizando cuidadosamente el combate, Allen sacaba las conclusiones del crecimiento de poder de Lion.

    -Bien hecho, ahora trabajaremos en tu defensiva, Lux te atacara y tu deberás defenderte ok?

    Lion asintió al escuchar eso.

    -Lux no te vayas a exceder bien? –le advirtió a su tipo eléctrico quien asintió con tranquilidad –usa descarga!

    Un centenar de rayos salieron en dirección al pequeño tipo fuego quien al verlos, empezó a esquivarlos uno tras otro.

    -(bien, sabe que no debe recibirlos de lleno, y tiene buena velocidad al esquivar Lion definitivamente crece rápido)

    -Muy bien Lion, veamos como lo hacen con un ataque un poco más disperso, Lux usa rapidez!

    Lanzando una gran cantidad de estrellas, el pequeño Pokémon se enterró rápidamente en el suelo para que ninguna le diera.

    -(rápido y veloz de pensamiento, sabe analizar la situación que tiene frente a él y el cual sería la mejor solución, es listo) –pensó viendo al tipo fuego salir de los aprietos que le estaba imponiendo –ahora algo de contacto, Lux colmillo trueno!

    Con la boca llena de rayos embistió contra Lion a gran velocidad, este solo se quedó quieto hasta que en el último segundo se hizo a un lado pero la velocidad de Lux fue superior acertando en una de sus patas débilmente.

    -(Pensó bien en que hacer, pero su velocidad no alcanzo para lograrlo… deberemos trabajar en ella después, veamos que habilidad posee Lion) Lux usa colmillo ígneo!

    Sin titubear lleno su boca de fuego he embistió nuevamente contra Lion, este ataque impacto de lleno en él sin producirle daño ya que su cuerpo absorbió las llamas de la boca de Lux.

    -Como pensé, absorber fuego, cancela el ataque de fuego del oponente y duplica su poder propio, una buena habilidad si sabes cómo usarla –hablo para sí mismo en voz baja –bien chicos con eso bastara, no quiero que se agoten.

    Ambos cuadrúpedos se relajaron y se acercaron a su entrenador.

    -Practiquemos un poco el ataque de todos para la estrategia y nos vamos al gimnasio.

    Tras 2 horas entrenándolos a todos, regresaron algo sudados a la ciudad y luego de llegar al centro Pokémon y comer algo estaban listo para ir a retar a cierta entrenadora.

    Al llegar al establecimiento este era un invernadero bastantéate grande lleno de árboles y flores de gran tamaño.

    -Es bastante obvio la verdad…

    Sin más avanzaron dentro del establecimiento, en medio de todas la vegetación estaba un campo de batalla de tierra color amarilla.

    Al llegas un poco al interior enseguida en unos altavoces se hizo presente la voz de una persona.

    -Un nuevo retador eh?, Como te llamas?

    -Allen, Kurokiba Allen.

    -Muy bien Allen… -pronuncio la voz que se oía más distante y baja –Mi nombre es Gardenia y soy la líder de este gimnasio.

    Un chica joven de entre unos 20 o 25 años hizo aparición de entre las plantas, de pelo naranja y ropajes color verde oscuro y naranja oscuro, la líder se hizo presente.

    -Allen, Allen… ese nombre me suena, oh! Ya lo recordé, eres el entrenador que le dio una paliza a Roco no es así?

    -(Pero que rápido se esparcen los rumores…) –pensó para sus adentros –así es ese soy yo, y hoy vengo por tu medalla.

    -Crees que podrás contra mis Pokémon tipo planta?

    -(Si no fuera así no hubiese venido) será pan comido.

    -Bien, sin perder más tiempo entonces!

    En arbitro apareció a lado lateral del campo para no ser una molestia y empezó su anuncio, cosa que Allen ya esperaba para poder saber qué estrategia usar.

    -La batalla por la medalla del Gimnasio Vetusta está a punto de empezar, el Retador Allen vs nuestra bella líder Gardenia, será una batalla de 3 contra 3, solo al retador se le permite cambiar de Pokémon, Comiencen!

    -Grotle yo te elijo!

    -(Lo sabía) Lux vas tú.

    Saltando al campo lux hizo saber que estaba listo lanzando sus rayos a todos lados, mientras que de la Pokéball de Gardenia un gran y pesado Grotle salió gruñendo con fuerza.

    -Un tipo eléctrico, sabrás que sus ataques no le aran nada a mi Grotle cierto?

    -Eso crees?, prefiero la agilidad para un enemigo tipo tanque, Lux Colmillo Ígneo!

    Llenando su boca de brillantes llamas dirigió su velocidad directo hasta el tipo hierba de frente.

    -Grotle, Bola de energía!

    -No funcionara, Lux!

    Dando un poderoso salto esquivo el ataque al tiempo que se posaba encima del Pokémon y se dejaba caer sobre el mordiendo directamente su espalda.

    Al alejarse y ver, el tipo hierba solo tenía unos cuantos rasguños y solo se sacudía un poco del ataque de Lux.

    -Eso no le hará nada a mi Grotle!, ahora usa terremoto!

    Golpeando fuertemente el suelo bajo sus pies, produjo una gran vibración en todo el campo de batalla, enseguida una gran quebradura en el suelo avanzo hasta Lux.

    -Lux!

    No puedes simplemente esquivar un terremoto, así saltases cuando toques el suelo seguirá vibrando, por lo que debes aferrarte bien al fuerte a la superficie.

    Al impactar en lux la quebradura dejo salir unas rocas del suelo golpeándolo, pero este apenas si se movió de su sitio ya que estaba aferrado con sus garras a él.

    -Lux estas bien?

    Este enseguida volteo y le afirmo con la cabeza que lo estaba.

    -Bien, ya mediste que tan resistente es?

    Un gruñido fue su respuesta para ver al frente nuevamente.

    -Bien, fase 2 –exclamo sacando su teléfono del bolsillo de chaqueta, desactivando los brazaletes que Lux había estado llevando desde el Pueblo dulce aroma.

    Al desaparecer el brillo de ellos enseguida Lux sintió el cambio y vio sus patas, tras mover un poco cada una lo asimilo.

    -Lux, de nuevo colmillo Ígneo!

    -Grotle bloquea…

    -No servirá.

    Antes de que cualquiera pudiera notarlo, Lux estaba ya encima del tipo hierba mordiéndolo feroz mente desatando así unas poderosas llamas en él.

    -Grotle!

    -Aun no es suficiente, Lux descarga!

    Siendo poco efectivo contra el tipo planta, los ataques eléctricos no surten mucho efecto, pero si son lanzados desde una distancia corta son más eficaces, y que más corta distancia, que estar aun mordiendo al Pokémon.

    Un centenar de rayos salieron en todas direcciones lastimando al Grotle en el proceso generando una pequeña explosión de humo.

    -Muy bien Lux.

    -Grotle?

    Al despejarse el humo se veía a un Grotle inconsciente en el suelo.

    -Grotle ya no puede continuar!

    -(es muy bueno…) lo hiciste bien amigo ahora toma un descanso.

    Llamando a su agotado Pokémon de regreso a su Ball lo saco del campo al tiempo que preparaba la próxima.

    -Cacturne yo te elijo!

    Un gran Pokémon con aspecto a un espantapájaros salió de su Pokéball, este se veía bastante fuerte.

    -Cacturne… creí que aun sería un Cacnea, es tu turno, Bee yo te elijo!

    Lanzando con fuerza la Pokéball al aire de ella salió un Beedrill listo para pelear.

    -Que no te preocupe su tamaño, el plan sigue siendo el mismo ok?

    Un zumbido fue su respuesta tras asentir y regresar su vista al frente.

    -Ja! era tan obvio que traerías un tipo bicho, para ganar mi medalla, todos lo hacen después de todo.

    -No creas que soy igual a los demás, y te lo mostrare, Bee usa picotazos venenosos!

    Sus 2 aguijones que tiene por brazos brillaron de un color purpura y un centenar de mini agujas de igual color salieron a gran velocidad.

    -Cacturne esquívalo y usa brazo pincho!

    Moviéndose lateralmente hacia la derecha esquivo el ataque de Bee y se acercó rápidamente hasta el para atacarlo con su brazo derecho.

    -Bee elévate!

    Usando sus alas se impulsó hacia arriba esquivando el ataque apenas.

    -(Es bastante rápido!) –Viendo al gran Pokémon tomar distancia nuevamente –qué opinas Bee, crees poder contra su velocidad?

    Descendiendo nuevamente para girarse hacia Allen y asentir firmemente.

    -Cuento contigo entonces, hagamos esto Bee.

    Fijando su vista a su enemigo preparo sus grandes aguijones para atacar.

    -(Están tramando algo) Cacturne antes de que ataquen! usa Puño sombra!

    Desplazándose a gran velocidad, dirigió su gran puño directo a Bee quien permanecía estático en el aire.

    -Bee solo tienes una oportunidad no la desaproveches.

    Cuando el puño estaba a casi nada de su cara, Bee ladeo violentamente su cuerpo a un lado esquivando el golpe que se dirigía a su rostro.

    -Ahora, doble aguijón!

    Aprovechando la corta distancia entre sus cuerpos, clavo con gran fuerza sus dos brazos en el cuerpo del tipo planta/siniestro.

    -(Doblemente efectivo contra sus 2 tipos, Bee era perfecto para pelear contra él.)

    -No Cacturne!

    -Aun no, Bee Aguijón Letal!

    Impulsando el aguijón de su abdomen lo clavo en su pecho con gran fuerza, siendo así súper efectivo.

    Tras terminar su ataque se alejó del tipo Planta/siniestro, para ver que paso.

    Este se levantó forzosamente sosteniéndose a sí mismo.

    -Cacturne, Rápido usa síntesis!

    -No servirá.

    -Qué?

    -Mira bien.

    Al ver su cara entre los ojos y la boca se veían unas ojeras de color morado, Cacturne había sido envenenado.

    -Así recupere salud el veneno se lo arribara enseguida, y pasara lo siguiente.

    El gran Pokémon espantapájaros solo cayó al suelo de golpe con los ojos en espiral.

    -Increíble!, Cacturne ya no puede continuar!

    -Bien hecho Bee!

    Retirando a su segundo Pokémon del campo la líder de gimnasio solo cantaba con su 3 y ultimo Pokémon.

    -Solo cuanto contigo ahora, pero sé que juntas podremos ganar!, Roserade yo te elijo!

    De su última Pokéball salió una reluciente y muy bien presentada Roserade, en cuanto se hizo presente el lugar se llenó con el olor dulce de sus ramilletes.

    -(Esa si es una fuerte Roserade…)

    A diferencia a la que enfrentaron Lux y yo anteriormente, esta se veía mucho más fuerte, con solo verla podías notarlo.

    -Roserade usa Tormenta Floral!

    Extendiendo sus brazos al frente como si de cañones se tratara lanzo una incontable cantidad de flores y hojas salieron a una enorme velocidad hasta Bee quien no puedo evadirlo siendo directamente atacado por ellas.

    Su potencia era tal que arrastro a Bee hasta la pared azotándolo con brutal fuerza en ella.

    -Bee estas bien?!

    Impresionado por la velocidad Allen solo vio cuando su Pokémon paso a su lado siendo arrastrado por el denso ataque.

    -Aun no acabamos, Roserade!

    Extendiendo una liana desde sus brazos tomo a Bee de la pared y lo atrajo nuevamente hasta ella.

    -Danza de pétalos.

    Al tenerlo aturdido a quema ropa, con uno de sus brazos lo sostuvo y con el otro lo apunto directamente sin titubear, lanzando así un mar de pétalos hacia el.

    El ataque cobro fuerza lanzándolo al aire, del cual cayo varios segundos después golpeando el suelo con fuerza.

    -Bee estas bien dime algo?!

    Con mucha dificultad trato de moverse pero solo cayo nuevamente inconsciente en el suelo.

    -Beedrill ya no puede continuar!

    -(Tal y como imagine, su poder y velocidad están a otro nivel… pero hacerle eso a Bee con solo 2 golpes, esa Pokémon es de temer…) –se advirtió a si mismo viendo como su contrincante tomaba una postura relajada en el campo –Lux ve tú, pero ten cuidado, no podemos tocarla no sabemos que habilidad tiene, así que es mejor prevenir.

    Este asintió y salió al campo, la Roserade se preparó nuevamente para pelear sin despegar los ojos de encima a Lux.

    -Lux usa rapidez!

    Un rápido ataque de estrellas salió en dirección del tipo planta/veneno.

    -Roserade Bloquéalo!

    Colocando sus brazos en x se protegió del ataque sin recibir daño.

    -Roserade, Lazo de Hierba!

    Al escuchar la orden enseguida levanto sus ramilletes al aire, y del suelo bajo de Lux raíces salieron y atraparon sus 4 patas.

    -Con eso me asegurare de que no te muevas, Ahora usa Látigo Sepa!

    Lanzando lianas de ambos brazos atrapo a Lux en ellos dejándolo completamente inmovilizado.

    -Ahora acabalo con Tormenta Floral!

    Nuevamente el poderoso ataque salió en dirección del inmóvil Luxray.

    -Lux descarga.

    Justo antes de que el ataque lo cubriese, una gran descarga eléctrica cancelo el movimiento enemigo al tiempo que electrificaba a su contrincante a través de las lianas.

    -Nunca te dijeron que no jugaras con electricidad? –pregunto sarcástico con una pequeña sonrisa hacia su rival.

    -Parece que subestime un poco a tu Luxray, Pero que podrás hacer contra esto, Roserade Polvo venenoso!

    Sin esperar ni un segundo lanzo de sus ramilletes un polvo color morado denso en dirección al inmóvil Lux.

    -Tch! Lux trata de disiparlo usa descarga!

    Esparciendo sus rayos en todas direcciones puedo retrasar el ataque un poco, pero de igual manera era muy denso por lo que era inútil y un desperdicio de energía.

    Finalmente la nove de polvo lo envolvió momentáneamente al disiparse entre su nariz y ojos estaba ese sonrojo color morado indicado que estaba envenenado.

    -Lux estas bien?

    En respuesta recibió una sonrisa forzada, su Pokémon ya estaba siendo lentamente debilitado por el veneno de Roserade.

    -Lux regresa.

    Lux solo giro la mirada y le negó con la cabeza. Aun no se daba por vencido.

    -Está bien Lux estamos contra reloj, ya no debemos preocuparnos, por envenenarte, usa colmillo ígneo!

    Dando un fuerte salto logro liberarse de sus ataduras para empezar a correr impresionantemente hasta Roserade.

    -Roserade Danza de pétalos!

    Con ambos brazos lanzo una lluvia de flores en sus dirección pero no podían alcanzar a Lux por la velocidad con la que esquivaba.

    -Ahora Colmillo Ígneo con toda tu fuerza!

    Ya estando casi encima de ella se abalanzo con su boca llena de llamas teniendo s objetivo justo adelante, acto seguido una gran explosión de fuego y humo se hizo presente en el campo.

    -Lux una más, usa descarga!

    Aun mordiendo a Roserade, dejo salir de su cuerpo una gran cantidad de electricidad la cual recorrió todo el cuerpo de Roserade directamente.

    -Roserade!

    Al disiparse el humo ambos Pokémon se habían distanciado, Roserade solo tenía unos cuantos rasguño y Lux se tambaleaba y jadeaba con gran pesadez.

    -Está bien amigo, cumpliste con tu parte del trabajo, no te fuerces más.

    Al escuchar eso solo embozo una pequeña sonrisa antes de desplomarse al suelo inconsciente.

    -Luxray ya no puede continuar, a ambos entrenadores solo les resta un Pokémon!

    -Roserade, solo resiste un poco más ya casi tenemos ganado esto.

    Con su actitud aun victoriosa ambas estaban confiadas al 100% de que podían ganar.

    -Solo quedas tú, dependemos de ti, no podemos dejar que el esfuerzo de Bee y Lux sea en vano, Lion tu puedes!

    Lanzando la Pokéball al aire de ella salió su Growlithe listo para palear, se podía ver la determinación y la concentración que tenía.

    -Pero que lindo Growlithe, crees que pueda darle talla a mi Roserade?

    -Confió completamente en el –le respondió sacando su mano al frente con el pulgar en alto –tú y esa Roserade caerán! –afirmo inclinando el dedo hacia abajo.

    -Fuertes palabras para alguien que solo tiene un pequeño Growlithe.

    -Si es un pequeño Growlithe –respondió con tranquilidad ante la afirmación –pero Lion es más fuerte de lo que crees –sonrió confiadamente –y te lo voy a demostrar, Lion usa excavar!

    Inmediatamente empezó a cavar un agujero hasta desaparecer de la vista de todos.

    -Con un ataque así no podrás dañarnos, Roserade usa Danza de pétalos en el agujero!

    Apuntando directamente, lanzo su gran ataque que entro por completo por el túnel.

    -Jejeje gracias por darnos más combustible para quemar.

    -C-Combustible? –pregunto confusa.

    -Lion, Rueda de fuego!

    Desde arriba no se podía ver nada pero bajo tierra Lion había creado una pequeña cueva donde se encontraban acumuladas todas las flores del ataque anterior, y al ejecutar su ataque todas estas empezaron a encenderse para calentar la ahora caldera.

    -Que estas haciendo?

    -Permite responder a eso con una pregunta, sabes cómo funciona la habilidad de Absorber Fuego?

    -Cancela el ataque del tipo fuego del enemigo y fortalece el del Pokémon.

    -Correcto, ahora desde el punto de vista, las flores de tu ataque sigue siendo aunque están quietas un ataque de Roserade, aun si se queman lo seguirán siendo…

    -… Acaso tú?!

    -Así es!, estoy utilizando tu ataque para fortalecer a Lion, en estos momentos las temperatura ya debieron subir muchísimo.

    Y no mentía el suelo bajo sus pies empezó a calentarse rápidamente, en medio del campo la tierra empezó a cambiar de color a un vivo naranja hasta que algo de igual color salió estrepitosamente del suelo y cayo de pie en el campo.

    -Estás listo Lion?

    Un Growlithe cubierto por un aura color roja afirmo sin ni siquiera voltear la mirada.

    -Enseñémosles el abrumador poder de los tipo fuego, Lion a toda potencia usa lanzallamas!

    Lanzallamas uno de los ataques más fuertes del tipo fuego, Lion lo domino o aprendió durante la práctica anterior, al usar sucesivamente sus brasas estas de un momento a otro aumentaron creando una enorme llamarada.

    Abriendo su boca una gran llamarada salió en dirección a Roserade velozmente.

    -Roserad…

    -No te dejaremos, Lion!

    Apretando los dientes cambio la forma del ataque, igual a como cuando le pones el dedo a la boca de la manguera, extendiéndolo horizontalmente impidiendo su escape.

    Por auto reflejo el Roserade se cubrió para segundos después ser embestida por el abrazador fuego color naranja rojizo.

    -Roserade!

    Al desvanecerse el ataque esta estaba parada con los brazos en x, de su cuerpo se desprendía algo de humo por las quemaduras.

    -Estas bien?! –pregunto preocupada la líder de Gimnasio.

    Su Roserade solo asintió como respuestas pero seguidamente una llamaradas apareció en su cuerpo momentáneamente hiriéndola.

    -Oh no el ataque te quemo!

    -(Lion no resistirá mucho, es demasiado poder para como que lo controle aun, por como lo veo otro ataque a esa escala y será todo, debo ser cuidadoso, un mal movimiento y Lion podría salir lastimado.)

    Con Roserade sufriendo quemaduras la balanza se inclinó a favor de Lion quien aún estaba repleto de poder.

    -Tch, por más fuerte que se halla hecho, solo su ataque aumento, Roserade terminemos esto usa Rayo Solar!

    Con sus 2 ramilletes empezó a absorber luz solar rápidamente.

    -Lion terminemos con esto, usa todo el poder que te queda con tu Rueda de Fuego!

    -Ahora Roserade, Rayo solar!

    Apuntando sus ramilletes al frente dejo salir 2 rayos de luz que al avanzar un poco se fusionaron en un rayo más grande.

    Lion envolvió su cuerpo en enormes llamas y embistió contra el gran rayo de energía justo a mitad del campo, ninguno de los 2 parecía que sedería.

    -Roserade!

    -Lion!

    La determinación de ambas partes no cedió ni un poco hasta que finalmente en gran choque de poderes termino con una gran explosión de estos cubriendo así todo el invernadero.

    -Wow! Que increíble demostración de poderes por lado de ambos entrenadores, pero quien habrá quedado de pie luego de un shoque de poderes de esa magnitud?! –anuncio el árbitro impresionado de la gran cantidad de fuerza de ambos Pokémon.

    Luego de varios segundos de la densa capa de humo en todo el lugar se logró distinguir una figura.

    -Ohhh! Se logra ver a uno de los 2 Pokémon en el campo, será Roserade, será Growlithe?!

    -Quien…?

    -Gano?

    quien se levanto y quien fue derrotado, esa pregunta los tendra sin sueño hasta el proximo capitulo, esta historia continuara.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  19. Autor
    Kurama-kun

    Kurama-kun Memo

    Registrado:
    9 Sep 2014
    Mensajes:
    136
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    Buenas a todos chicos, aqui les traigo el nuevo capítulo, una vez mas perdon por la demora en subirlo, sin mas que decir, aqui se los dejo.

    Capítulo 9: Investigador.

    En la aun densa capa de humo del campo se distinguía una sombra, Allen enseguida la reconoció, al ser esta más alta era evidente que no podía ser Lion, y al despejarse un poco más el humo lo afirmo, parada apenas en el campo se encontraba Roserade en un intento de mantenerse de pie y ni rastro de Lion a la vista.

    -Es increíble, Roserade es la única en pie, la ganadora es…

    -Aun no! –pronuncio en voz alta el entrenador que ya había divisado en el campo a su compañero.

    Tras terminar de despejarse el humo del campo, Growlithe seguía de pie jadeante, sus 4 patas temblaban y su cuerpo se tambaleaba de un lado al otro.

    -El Growlithe también sigue de pie, ambos Pokémon sobrevivieron a la explosión!, pero quien aguantara más, ambos están en sus límites de resistencia!

    -Justo ahora dependería de quien tuviera más fuerzas si no fuera por un pequeño factor… -hablo Allen en lo que tomaba un respiro y miraba detenidamente a la tipo planta/veneno en el campo.

    -Un factor…? –pregunto la líder de gimnasio antes de recordar el efecto que causo el ataque de Lion anteriormente –La quemadura!

    En el momento que pronuncio las palabras una llamarada apareció del cuerpo de Roserade momentáneamente, al desaparecer la Pokémon ramillete solo cayó de espaldas inconsciente en el suelo.

    -Ro-Roserade ha caído!, ¡la líder Gardenia ya perdió a sus 3 Pokémon, el Retador Allen es el ganador! –anuncio impresionado el árbitro estirando su brazo izquierdo hacia Allen señalándolo como ganador de la batalla.

    -Lion lo hiciste! –pronuncio Allen corriendo hasta su pequeño compañero para tomarlo en sus brazos cariñosamente –Sabia que lo lograrías, estoy orgulloso de ti amigo, eres muy fuerte!

    Al recibir los halagos de su entrenador el pequeño tipo fuego solo podía ladrar de alegría y lamer la mejilla de Allen.

    -Peleaste muy bien, ahora te mereces un buen descanso amiga mía.

    Tras una breve pausa ambos entrenadores continuaron con lo que seguía.

    -Felicidades por haberme ganado justamente, como recompensa aquí tienes la medalla del gimnasio Vetusta.

    -Muchas gracias –respondió el entrenador tomándola de la pequeña almohadilla –ya con esta van 2 solo faltan 6 más.

    -Debo decir que en todo el tiempo que llevo como líder de Gimnasio nunca vi a alguien capaz de coordinarse de tal manera con sus Pokémon, y como usar lo que tienes a tu alrededor como una ventaja para ti, según vi en la pelea contra Roco todo lo tenías calculado hasta cierto punto…

    -Que le puedo decir, es solo cuestión de pensar las cosas detenidamente y de cada posibilidad para cada acción.

    -Algo me dice que serás un gran entrenador, si sigues así lograras conseguir las 8 medallas muy rápido.

    -Ese es el plan –afirmo con una pequeña sonrisa.

    -Te apoyare desde aquí, y te veré en el campeonato Pokémon!

    -Gracias, fue un placer, ahora debo llevar a mis compañeros a descansar un poco.

    -Está bien, fue un duro combate el que tuvimos.

    Despidiéndose con la mano, Allen salió del establecimiento dejando a la líder y al árbitro en el lugar.

    -Es un joven excepcional.

    -Así es, el llegara muy lejos, puede que llegue a ser uno de los mejores entrenadores de la región.

    Luego de dirigirse rápidamente al Centro Pokémon, Allen se encontró con un gran disturbio en el área.

    -(¿Sucedió algo?) –se preguntó a si mismo mirando la multitud y como la policía ya estaba en el área.

    Tras moverse ágilmente entre las personas pudo llegar al frente para ver lo que paso, la pared del lado izquierdo del centro Pokémon estaba destruida y a través de ella se podía ver que era el almacén o la habitación donde colocaban las Pokéballs de los Pokémon en rehabilitación.

    -Por favor retrocedan un poco, necesitamos revisar el área y no dañar o contaminar la escena del crimen.

    -(hmmm…) –murmuro por unos segundos viendo el agujero en la pared y varias marcas en el suelo –(Un robo de Pokémon ¿eh?)-

    -¿Qué tenemos? –pregunto una mujer de cabellos azules y uniforme de oficial.

    -Al parecer usaron explosivos para tumbar la pared y llevarse los Pokémon, se calcula que entre 20 y 40.

    -Se equivoca. –hablo el joven en voz alta.

    -¿Que dices muchacho? –pregunto la oficial mujer.

    -Digo que se equivoca, no usaron explosivos, por las marcas en el suelo fue un Pokémon, y viendo el tamaño diría que fue un Graveler, ahora sabiendo que el ruido atraería la atención rápidamente, sabían que Pokémon tomar, que por como veo las Balls en el suelo de la habitación fueron solamente unas 12, 13 máximo.

    -A ver muchachito, ¿y tú quién eres? –pregunto algo incrédula la mujer.

    -Solo alguien con buen ojo para notar cosas –respondió sin más, cruzando la red de contención, los que hicieron esto, sabían que Pokémon iban a robar, no fue de casualidad, este robo fue planeado.

    -¿Cómo puedes saber eso?

    -Para responder eso, necesitare la lista de Pokémon internados de la enfermera Joy, podría? –pregunto extendiendo su mano hasta la enfermera quien estaba presente en el lugar sosteniendo una Tablet entre sus manos.

    -¡Por supuesto, si eso ayuda a traer a esos Pokémon de vuelta!

    -Gracias, podría mientras, revisar a mis amigos, los necesitare para terminar esto, pero están muy agotados.

    -Está bien, los pondré como nuevos.

    Al verla alejarse con sus Pokéballs regreso su atención a la tableta, en la cual haciendo unos movimientos rápidos con los dedos encontró lo que buscaba.

    -Lo sabía…

    En la lista, inmediatamente sobresalían nombres de Pokémon o muy raros o muy fuertes, como Aggron, Salamence, Ninetales o Milotic eran unos de los varios nombres que Allen pudo encontrar rápidamente.

    -Y pensar que Pokémon como esos estaban guardados allí…

    Luego de una rápida ojeada dejo la lista, para posar su atención a la escena del crimen.

    -Las marcas del Graveler desaparecen lo que me indica que el ataque lo debilito y lo regresaron a su Pokéball –mirando el piso dentro del agujero –son 3 personas, hombres por el tamaño de las huellas, tomaron las Pokéballs pero, en su velocidad tumbaron las demás al suelo, por eso el desorden.

    -C-Como puedes saber todo eso sin ni siquiera a ver visto nada? –pregunto la oficial mirando atónita a Allen quien no distrajo su atención ante la pregunta.

    -Es simple lógica, hay 4 estantes en la habitación, solo 3 de ellos están desordenados, a ningún ladrón solo, le hubiera dado tiempo de revisar los 3 estantes antes de ser atrapado, y además sus huellas están en el suelo pulido, usan botas militares y están llenas de tierra por lo que quedaron marcadas a la perfección.

    -Estás seguro que no trabajas para ningún departamento? –pregunto aun si creer que el joven era solo un entrenador.

    -Tuviera una placa, ¿no cree usted? –Respondió simplemente a la pregunta –ahora viene la parte difícil, si hubiese sido tan obvia.

    -Sabes cómo escaparon?!

    -Sí, vean el suelo alrededor y díganme que pueden notar.

    Los policías presente he incluso la oficial, miraron alrededor pero llegaron a la misma conclusión.

    -No hay nada.

    -Exacto, no se fueron a pie o en un vehículo, y si hubiesen usado tipo volador alguien los hubiese visto.

    -Entonces cómo fue?

    -Por simple eliminación solo nos queda la opción de la tele-transportación, uno de ellos tiene un Pokémon que le permite usarlo; por lo que, no deben estar muy lejos de la zona.

    -Estás seguro de eso muchacho?

    -Tiene usted alguna otra teoría?

    Sin respuesta ante esa pregunta, la oficial mantuvo un silencio por unos segundos antes de dar sus órdenes.

    -Que las unidades se dispersen por la ciudad no dejen ningún lugar por revisar!

    -Enseguida!

    Rápidamente todos los policías del área se subieron a sus vehículos y abandonaron el área.

    -Tengo que hacer una llamada…

    Sin más Allen camino un poco antes de entrar al edificio y dirigirse a los video-comunicadores.

    Tras unos segundos esperando después de marcar, la llamada cayo.

    -Hola, hola Allen!, como te fue?

    -Muy bien, pero Ma no tengo tiempo para eso justo ahora, Necesito que me mandes a Gaspar nuevamente.

    -Claro cielo solo dime cómo?

    -Regrésalo a su Pokéball y ponlo en la máquina que está a tu izquierda.

    -Muy bien, Gaspar ven!

    Respondiendo a su llamado apareció del techo tras ella para posarse a su lado.

    -Allen te necesita, debes ir con él.

    Y asintiendo felizmente Gaspar respondió para entrar en la Ball que la mujer sostenía en su mano y colocarlo en la maquina seguido de los numero que Allen le dicto.

    -Bien –mirando como a su lado aparecía la Pokéball –aquí la tengo.

    -Te conozco lo suficiente como para saber que aras algo peligroso, ten cuidado.

    -Lo se recuerda que soy tu hijo.

    -Muy bien, espero que no olvides lo que te enseñe.

    -Créeme lo tengo muy claro.

    Luego de despedirse y de ir velozmente a su habitación a tomar algo de su mochila, salió junto a su Gastly del edificio.

    -Solo somos tú y yo Gaspar, los demás deben descansar un poco más pero solo nosotros será suficiente para arreglar esto, aunque no sé porque lo estoy haciendo.

    -(Planeas detener a esos cazadores profesionales tu solo.)

    Una imponente y profunda voz resonó en la cabeza de Allen, inmediatamente supo de quien se trataba.

    -(Así es, Arceus no sabías que estabas observando.)

    -(Soy un dios, que no se te olvide.)

    -(Esta bien, algo interesante que puedas decirme de ellos)

    -(Esos sujetos saben muy bien lo que hacen, como lo pudiste ver, u son peligrosos, han tenido muchos problemas con la ley y tienen muchos crímenes encima, incluso homicidio.)

    -(Eso solo hace que quiera detenerlos más) –reafirmo con seriedad Allen –(sé que será peligroso, pero debes saber una cosa, Mama también lo era.)

    -(Una ex miembro de un grupo secreto del ejército, encargado de eliminar bandas terroristas en el extranjero, con más de 50 misiones cumplidas por ella sola, si, una mujer bastante peligrosa.)

    -(Veo que investigaste bien.)

    -(No me subestimes, está bien no te detendré, pero tampoco te ayudare, si tu vida corre peligro tú te las arreglaras solo.)

    -(cuenta con eso.)

    Tras cortar su conversación, continuo su camino que lo llevo hasta un viejo edificio abandonado en la parte norte de la ciudad, al verlo era un poco peculiar entre los demás.

    -Ya no se en que mapa confiar, si en el de la serie o el juego… bueno, al menos ya llegue.

    Tras mirar por unos segundos la reja de alambre que bloquea el paso, con un poco de impulso corrió la trepo ágilmente para dejarse caer del otro lado.

    -Bien, Infiltrarse, ya; ahora necesito ver que hay allá adentro sin que me vean, aquí entras tú, Gaspar te necesito.

    Lanzando la esfera al aire de ella salió su Gastly, que la verlo se acercó y le sonrió.

    -Yo también estoy feliz de verte, pero ahora no podemos jugar, escucha necesito que entres a este edificio y veas si hay personas adentro puedes?

    Recibiendo un asentimiento de parte de Gastly lo vio cómo se deslizaba por la pared como si nada hasta desvanecerse.

    -Cuento contigo.

    Del lado de Gaspar, apareció del otro lado de la pared y silenciosamente se deslizo por el interior del edificio hasta divisar una luz mas adelante, al acercarse encontró una gran mesa con varias Pokéballs en ellas cada una con un valor numérico diferente, seguido de ver a 3 personas riendo despreocupadamente celebrando algo.

    Al mirar eso, dio con lo que buscaba y regreso rápidamente para avisarle a su entrenador.

    Este lo esperaba pacientemente fuera del edificio, y al verlo salir sonrió.

    -Si hay cierto?

    Confirmándolo Gaspar sonrió como afirmación.

    -Bien, Gaspar regresa por donde entraste y distráelos con lo que puedas yo encontré una entrada pero podrían verme llegar –le dijo colocándose un suéter gris oscuro con capucha – solo necesito unos minutos.

    Luego de recibir sus indicaciones Gaspar regreso al interior dejando a Allen solo.

    -Debo entrar y salir rápido –hablo acomodando cierto artefacto en el grueso brazalete de cuero que tenía en el brazo derecho –y pensar que no me lo iba a traer.

    Después de hacerle tiempo a Gastly de distraerlos se dirigió a la entrada que había encontrado, siendo esta una ventana rota cerca del suelo.

    -(Ya entre) –pensó dirigiendo su mirada a los alrededores para ver si alguien estaba cerca –(ok, hagamos esto como me enseño Mama.)

    Moviéndose ágil y calladamente por el lugar se posó tras unos escombros para asomarse y ver a 3 personas quienes no habían notado su presencia.

    -(es como había dicho, son 3 hombres, el líder debe ser el más alto… dejémoslo como a todo Boss de ultimo y deshagámonos de los otros 2 primero.)

    Gaspar quien lo había visto se acercó para ayudarlo en lo que pudiera.

    -Gaspar, ves esa botella en la mesa, tómala y tráela aquí en silencio.

    Tal y como lo aria un fantasma en una casa embrujada, Gaspar se las arregló para tomar la botella y moverla por el aire en absoluto silencio hasta posarla en la parte de arriba de los escombros donde Allen se escondía.

    Segundos después unos de los cazadores, fue a la mesa a buscarla y al ver que no estaba allí busco en los alrededores hasta dar con ella.

    -(Solo tengo una oportunidad) –pensó al respirar profundo.

    Al oír los pasos aproximarse se preparó y en cuanto sintió como se deslizaba la botella sobre la superficie, en un instante con sus manos tomo al tipo del brazo y con una llave lo azoto con fuerzas al suelo cayendo este de espaldas al piso, y sin soltarle el brazo selo torció y se colocó sobre él.

    -Va uno –murmuro usando unas sogas para amarrarle las manos en la espalda y colocarle cinta en la boca –ahora, el siguiente.

    Cambiando su posición a una cerca de ese lugar dejo al tipo semiinconsciente apoyado contra los escombros del lugar.

    Sabiendo que los demás notarían su ausencia, lo dejo allí para crear una distracción.

    -Donde esta Sánchez? –pregunto el líder.

    -No lo sé, estaba aquí hace un segundo.

    -Ese idiota, no debe perderse es casi hora de la entrega, ve por el.

    -Sí.

    Tal y como lo había planeado el segundo miembro se acercó hasta la mesa buscando a su compañero, hasta oír los murmullos del recién despertado sujeto.

    -Sánchez?

    En un intento de poder comunicarse con él lo llamo, recibiendo un poco de ruido proveniente de los escombros.

    Y al acercarse se sorprendió a ver en el estado que estaba su amigo.

    -Sánchez! Que te paso dime?! –le pregunto al momento de quitarle la cinta adhesiva de la boca.

    -Detrás de ti!

    Esas fueron sus primeras palabras, y al voltear solo vio una mancha grisácea venírsele encima.

    -Van 2 –susurro terminando de sujetar al segundo cazador junto al primero.

    Luego de dejarlos en el lugar se alejó nuevamente.

    -Esos 2 están tardando demasiado… alguien nos encontró.

    Al percatarse que algo pasaba el hombre se puso en guardia con una Pokéball en cada mano, las lanzo a ambas y de ellas salieron unos Mightyena bastante rudos a la vista.

    -Hay alguien aquí, vallan y encuéntrenlo!

    Al recibir sus órdenes empezaron a correr por el lugar a olfatear el suelo.

    Lo primero que encontraron fue a los otros 2 cazadores amarrados al suelo.

    Llamando a su entrenador hasta ellos y este al llegar quedo sorprendido al ver a sus ayudantes en tal estado.

    Estos enseguida empezaron a murmurar y a moverse exaltadamente.

    Entendiendo que trataban de decirle giro la mirada, pero ya era demasiado tarde, Allen se dejó caer del techo posándose tras él y apoyando una hoja metálica que salía de su suéter en medio de la espalda del hombre.

    -Un movimiento más y te dejare inútil de la cintura para abajo –hablo calmadamente ejerciendo un poco de fuerza con la hoja justo en medio de 2 vertebras.

    Al ver la sombra tras su entrenador los Mightyena empezaron a gruñir con mucha fuerza.

    -Se mueven y no te garantizo tu seguridad.

    -Quietos! –Hablo el hombre para dirigirse a sus Pokémon –estoy bien, esto no es nada.

    -Jum! Estas muy tranquilo considerando la situación en la que estas.

    -No me subestimes mocoso…

    En un rápido movimiento con su pie derecho hizo perder el equilibrio a Allen por unos segundos, los suficiente para quedar frente a frente con él.

    -Mightyena usen Mordisco!

    Sus 2 Pokémon respondieron rápidamente abalanzándose velozmente contra Allen, este al verlos acercarse corrió hacia ellos.

    Sabiendo que los Pokémon saltarían hacia el para poder atacarlo mejor, espero el último segundo y se dejó caer para deslizarse por el suelo y por debajo de ellos llegando cerca del líder y con el impulso rápido de sus brazos darle una patada justo al estómago antes de reincorporarse.

    -Maldito mocoso!

    En un intento de sujetarlo se lanzó contra Allen intentando atraparlo con los brazos.

    -(es un blanco grande, por lo que es algo lento la mejor opción es esquivar el ataque por arriba.)

    Dando un pequeño salto usos sus manos para apoyarse de los hombros del hombre y saltar por encima de el para atacarlo por la espalda con un codazo a la columna dejándolo en el suelo.

    -Gaspar usa Gas Venenoso!

    De la boca del Pokémon gas salió una densa niebla color purpura que cubrió el lugar alejando a los caninos del cazador.

    -Ya me fastidiaste Mocoso! –grito levantándose y cubriéndose la boca y nariz con un trapo –no sé quién te crees que eres, pero de aquí no sales vivo hoy entiendes eso?!

    El joven solo lo miraba analizándolo en silencio desde las sombras.

    -(Primero me acercare a él por el lado, el intentara golpearme con su brazo, ahí es donde lo esquivare y lo are tropezar, segundo aplicando una llave al brazo lo inmovilizare en el suelo) –Pensaba tranquilamente en lo que empezaba a moverse.

    Ejecutando exactamente lo que planeo se acercó desde el lado derecho del sujeto este al verlo llegar lanzo un golpe con todo el brazo en su dirección, Allen lo esquivo agachándose rápidamente para barrerle los pies con fuerza y hacerlo caer de espaldas.

    En el proceso tomo el brazo que tenía más cerca y torciéndolo con fuerza le causó un gran dolor al sujeto quien empezó a retorcerse en el suelo.

    -M-Me rindo!, me rindo!

    -Gaspar ponlo a dormir.

    Posándose sobre la cara del sujeto para que lo viera sus ojos brillaron en un tenue color azul, provocando que el hombre lentamente se quedara tranquilo hasta dormirse finalmente.

    -Bah! Y así se hacen llamar cazadores, Mama me hubiesen inmovilizado en 3 movimientos.

    Luego de liberarlo de la llave y de amarrarlo junto a los otros, se acercó finalmente a la mesa donde estaban las Balls.

    -Están todas –pronuncio revisando unos papales que estaban a su lado –la lista de compradores, esto le será muy útil a la policía, Gaspar mejor nos vamos antes de que llegue aquí y crean que estamos involucrados con ellos.

    Seguido de su contento compañero salieron del edificio y se posaron a cierta distancia del lugar a una buena altura, para ver como policía al fin llegaba al área y entraban al edificio.

    -Fue un buen trabajo, lo hiciste genial Gaspar –le hablo a su Pokémon quien sonrió al oír eso –vamos regresemos al Centro Pokémon.

    Ambos, Pokémon y entrenador dirigieron su andanza hacia el lugar, y al llegar pudieron ver como la policía ya había llegado con los Pokémon robados al lugar.

    -(ya todo se arregló.)

    Tratando e pasar desapercibido para entrar, la Oficial Jenny lo reconoció y fue hasta el joven.

    -Fisto tu cierto?! –pregunto algo exaltado mirando al chico con asombro.

    -Yo que? –respondió con simpleza.

    -Tú fuiste quien capturo a esos cazadores internacionales de Pokémon!

    -Que le hace creer que fui yo?

    -Al interrogarlos a los 3, ambos describieron lo mismo, a una figura de más de 1,80 con un suéter gris.

    Para el asombro disimulado de Allen, en su trabajo olvido un pequeño detalle, quitarse el suéter.

    -(Demonios…) –se quejó para sí mismo al tiempo de suspirar –Pudo ser una coincidencia.

    -Y el jefe afirmo ver a un Gastly al lado del sujeto, como ese que levita a tu lado.

    Ahora sí, sin escape o escusa, Allen solo respiro un poco y vio a la mujer a la cara.

    -Está bien, fui yo, acaso hice algo malo?

    -N-No pero.

    -Solo ayude a atraparlos, no rompí ninguna regla haciéndolo.

    -Eso ya lo sé!, el cómo lo hiciste es lo que me interesa, no hubo rastros de ninguna pelea Pokémon en ningún lugar del edificio!

    -No todo debe arreglarse con peleas Pokémon, a veces hacer falta un poco de intervención humana, en serio dejarle todo el trabajo a ellos como si los humanos ya no tuvieran voluntad propia de hacer las cosas.

    Las sinceras y directas palabras del joven dejaron a la oficial y todos lo que escuchaban con una cara seria y algo pensativa.

    El joven tenía razón y ellos lo sabían, en su camino con los Pokémon estaban dejando de lado su propia humanidad.

    -Ahora si no tiene más preguntas, iré a ver a mis otros Pokémon, vamos Gaspar.

    bueno hasta aqui el capitulo de hoy, donde aprendieron un poco del pasado de Allen y mayormente de su madre, pero que importa, a la final todo se conjunta, tratare de subir el capitulo que sigue lo mas pronto que pueda, hasta otra.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  20. Autor
    Kurama-kun

    Kurama-kun Memo

    Registrado:
    9 Sep 2014
    Mensajes:
    136
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    chicos ya era para haber subido el capitulo, pero la universidad me tenia otros planes estoy hasta arriba de examenes y trabajos y me tienen paralizado, ya llevo un poco mas de la mitad del capitulo y creo que lo podre subir el lunes si me desocupo entre hoy y mañana, nuevamente disculpen la demora y dejo en claro que no esta en mis planes dejar de escribir este fic.
     

Compartir esta página

Cargando...