Misión C El Sonido de las Rendijas | RiNa

Tema en 'Naruto World' iniciado por Neji., 19 Jun 2017 a las 14:51.

  1. Autor
    Neji.

    Neji. No sé, me sabe a mierda

    Registrado:
    8 Dic 2015
    Mensajes:
    2,202
    Temas:
    115
    Calificaciones:
    +837
    Las acciones de Rinha la habían desconcertado muchísimo. ¿Cómo pudo atreverse a mentirle sobre algo tan importante como lo era la información que debía recolectar Kiseki Michibiki? Por culpa de ese imbécil ahora se encontraba metida en un problema del cual no podría salir fácilmente. Sin embargo, pese a los inconvenientes que tuviera que superar junto a Shiba y Pawa, no le daría el gusto al del Sonido de hundirla gracias a uno de sus tantos jueguitos. Ella era la Sombra del Rayo; burlarse de su persona fue el peor error que cometió.

    El característico destello de luz que anunciaba la llegada de Pawa se hizo presente detrás de la mandataria del Rayo, quien observaba detenidamente las pantallas enlazadas con los ojos del Día y la Noche, los dragones que giraban en torno a su villa. Giró sobre su propio eje, encontrándose con la mirada de una Rinha un tanto inquieta, ¿quizá molesta? Quien la saludó en un tono un tanto bajo y procedió a sentarse en una de las sillas colocadas frente al escritorio de Sona por la propia mandataria. Había tensión entre ambas, aunque no del tipo que a Grimmjow le gustaba; ninguna decía ninguna palabra, hasta que Musa decidió cortar el silencio con su música:

    Michibiki no ha logrado ingresar en ninguno de los establecimientos del Rayo, al menos por ahora, no sabemos nada de él —comenzó Sona, sentándose en su respectiva silla—. No sé si es que tenga miedo de poder toparse conmigo, pero el Rayo no lo ha vuelto a pisar. De cualquier forma, ya la mayoría de las villas del País están al tanto de lo que ha ocurrido y se imaginan qué tipo de habilidades tiene él.
    Avanzaste mucho con la protección del Rayo…
    Es mi deber hacerlo —entonces, Rinha observó cómo Sona abría una de las gavetas de su escritorio y extraía de allí una carpeta amarillenta.
    ¿Qué es eso?
    Por lo que te pedí que vinieras —Noten abrió la carpeta y tomó los papeles que allí se encontraban, acomodándolos sobre la mesa de tal forma que su igual en rango pudiera leerlos—. Después de la reunión de la Alianza, me puse a revisar muchas cosas: documentos, informes, misiones “resueltas” por nuestros shinobi o los de otras aldeas que nos mantienen al tanto porque es menester compartir datos entre nosotros —Rinha asintió, prestando atención tanto a los papeles como a la voz de quien fuera su persona favorita—. Estos reportes indican que hay miembros del Sonido infiltrados dentro del País, ¿dónde? No lo sé —buscó, entonces, entre todos los documentos y encontró una hoja con una fecha cercana; señaló el lugar de donde provenía el informe—. La última vez que se les vio fue en Sangakugakure no Sato, una aldea no muy lejana a Hoshigakure; está escondida en las montañas.
    ¿Quieres mi ayuda para capturarlos? —Preguntó un tanto interesada en el asunto.
    Para capturar a uno, o dos cuando mucho —contestó—. Quiero desmantelar la organización, acabar con ella; no permitiré que ninguno de los del Sonido ande rondando por aquí.


    Rinha estaba anonadada por la actitud de Sona, sin embargo, comprendía por completo su molestia y su necesidad de acabar con todo rastro de los miembros del Sonido. Ella deseaba su ayuda porque no quería ser quien se manchase las manos de sangre, sus principios como médica no se lo permitían y no estaba acostumbrada a darle fin a vidas humanas. Por su lado, Pawa no sentía ningún remordimiento al acabar con sus enemigos ni mucho menos algún pesar.

    Mi radar nos servirá de mucho —comentó mirando a Sona, sonriendo de lado—. Te ayudaré. De igual forma, no puedo negarme —se encogió de hombros—. ¿Cuándo nos vamos?
    Ahora mismo.

    […]
    El viaje estelar nunca había sido una de las cosas favoritas de Rinha, pero era la única forma de descender al terreno del Rayo porque no tenía ningún sello del Tsute Hiraishin puesto en dicho país. Aquel túnel la mareaba un poco siempre que pasaba por el mismo; el miembro Otsutsuki de turno tuvo que ayudarla porque se tropezó nada más al pisar el suelo, evitándole caerse. Sona, por otro lado, descendió con maestría y con un poco de elegancia; al tener tanto tiempo viviendo en Hoshigakure ya se había acostumbrado a los viajes del autoconocimiento, aunque a veces ella misma tenía sus tropiezos.

    ¿Por dónde es? —Preguntó Rinha, recibiendo un señalamiento inmediato.
    Hacia allá es el Norte —contestó—. Pero Sangakugakure no Sato se encuentra hacia allá —señaló hacia la derecha, sin dejar de apuntar hacia el Norte—. En el Noreste.


    Las féminas intercambiaron miradas antes de emprender la marcha. Sona no confiaba demasiado en Rinha después de lo sucedido, no tanto como para siquiera intercambiar un abrazo o un beso; estaba bastante adolorida y furiosa con ella como para corresponderle cualquier gesto de cariño en aquel momento. Su prioridad máxima era desmantelar aquella organización y el que Pawa la ayudase era necesario, ¿por qué? Más que nada, por una necesidad propia y completamente suya: necesitaba volver a verla actuar en beneficio de ambas; quería volver a depositar un voto de confianza sumamente grande y profundo en ella, pero para eso primero debía verla actuar. ¿Cómo sabía que Rinha en realidad no quería, también, al Señor Feudal del Agua muerto? Estaba pensando demasiado en el engaño.

    Debía detenerse. Tenía una misión que cumplir.



    XayahXayah Post introductorio realizado; este no entrará en el conteo de post.
    Ellas se están dirigiendo a Sangakugakure no Sato en este post; en el tuyo pueden llegar, o bien puedes afianzarte del enunciado que no dice si están ubicados e. Sona se mostrará un poco desconfiada con Rinha, como puedes leer aquí. o3o


    “El sonido en las rendijas” (C/B)
    Descripción: Tenemos información de una organización criminal que opera en el territorio de nuestro país. No es novedad, pero no estaba en nuestra lista de prioridades… hasta la reunión de la Alianza. Los reportes indican que se ha constatado la presencia de miembros delictivos que poseen técnicas de sonido (no identificados plenamente), idénticas a la descripción que estamos buscando. Su misión es identificar a estos ninja especiales, y si es posible, capturarlos para que se rinda el debido interrogatorio en la aldea. También se tiene certeza de que estos ninja con técnicas de sonido se incorporaron a estas organizaciones hace poco. Preguntas salen a flote. ¿Quiénes son y qué quieren?
    Objetivos:
    -Identificar y capturar a los ninja con técnicas de sonido.
    Notas:
    -Recuerda que el rango de los enemigos de Oto es proporcional a los conocimientos que puede poseer. El Staff de Oto regulará (al final de la misión, si es necesario) todo exceso en la información obtenida por el usuario.
    -El rango de la misión será C o B dependiendo de si colocas una de las siguientes dos notas:
    -Nota C: La organización criminal cuenta con unos quince integrantes de varios rangos entre "estudiantes de academia" (en comparación), genin y chuunin (este último rango es opcional, pero no variará el rango de la misión), sin contar mercenarios afiliados o leales.
    -La organización criminal tiene muy buenos contactos y no será sencillo tomarla por sorpresa.
    -Se conoce que estos delincuentes tienen poder en una zona que alberga varios poblados.
     

Compartir esta página

Cargando...