+18 Fanfic EL Zorro de la Niebla (Capítulo 20 Actualizado - 01-03-2017)

Tema en 'Naruto Fanfics' iniciado por Kamen Rider Predator, 16 Sep 2014.

  1. hamura otsutsuki

    hamura otsutsuki *Incertar frase iconica de cualquie libro juvenil.

    Registrado:
    22 Oct 2014
    Mensajes:
    28
    Temas:
    5
    Calificaciones:
    +17 / -0
    Se dice que: "lo unico inebitable en esta vida es la muerte", "la vida es una feliz mentira y la muerte es una triste realidad", "un dia estas y el otro talvez". A la hora de describir una muerte de un ser querido en un fic nos enfrascamos en que el lector sienta cada palabra, pero al momento de vivirlo es algo que no se puede describir con palabras. Te comprendo, se lo dificil que es perder a una persona dificil. Te digo algo? Tranquilo, tus lectores te apoyamos. Que puedes hacer? Calmarte, asumirlo y en algun momento dejarlo ir. Que haremos nosotros? Esperar tu recuperacion y tus historias fabulosas.

    Hamura~.
     
  2. Autor
    Kamen Rider Predator

    Kamen Rider Predator

    Registrado:
    1 Oct 2011
    Mensajes:
    126
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +390 / -0
    -I’m Back –decía Kamen Rider Predator disfrazado al puro estilo de Terminator que le saco una gota de sudor a Bastemon y si Poké-Maid Lizlet-.

    -¿Y a este que le dio? –señalo la Digimon a su novio que se comportaba muy raro-.

    -No lo sé, ha estado comportándose así desde que puso a trabajar como loco en su laptop –menciono la Shiny Gardevoir-.

    -Eso explica la vestimenta rara –dijo Bastemon viendo lo que llevaba puesto- Predator-kun, me puedes explicar… ¿¡por qué rayos viste como un ridiculo!?

    -¡¡Mas respeto a Arnold Schwarzenegger, es mi ídolo!! –Decía el autor que se quitaba su disfraz menos los lentes de sol- solo me vestí para hacer una entrada impresionante.

    -Pues no fue nada impresionante –dijeron Bastemon y Lizlet con cara de Poker Face lo que deprimió mucho a Predator-.

    -Son malas –dijo el autor para luego recuperarse- bueno, mejor a lo que vine. Antes de empezar quiero agradecer de todo corazón a todos que me han enviado sus mensajes de apoyo con lo de la muerte de mi padre, fue una terrible perdida para justo cuando empecé a recobrar los lazos con mi viejo, pero al menos estoy en paz ya que me despedí el día que se llevaron su cuerpo al cementerio y que está al lado de la tumba de mi abuelo, así será más tranquilo cuando vaya a visitarlo. Así que de parte mía, de mis chicas y de familia les damos las gracias por todo. Ahora que estoy de vuelta, les dejo la continuación de Zorro de la Niebla, que lo disfruten.


    En memoria de Pablo Enrique Cabezas Plaza
    Q.E.P.D
    1957-2016
    -Blah blah blah (Personajes hablando)
    -"Blah blah blah" (Personas pensando)
    -["Blah blah blah"] (Jinchūriki comunicándose mentalmente con su Bijū)
    -Blah blah blah (Bijū o Invocación hablando)
    -"Blah blah blah" (Bijū o Invocación pensando)


    El heredero de Clan Terumī no sabía que decir o reaccionar cuando conoció a la dueña del Café Relish, Lizlet L. Chelsie, una chica con una bella sonrisa y que sin duda podría alcanzar en belleza a su madre. Por otro lado con Queen Bee, ella tenía el ceño fruncido viendo como SU Naruto no le quitaba el ojo de encima a su senpai que le robo toda la atención del joven Terumī.

    Lizlet L. Chelsie
    [​IMG]

    -¡¡OYE GAKI, ¿SE PUEDE SABER QUE TANTO LE VES A ESA RUBIA?!! –Reclamo una molesta Kurama en la cabeza del rubio- ¡¡DEJA DE ESTAR VIENDO ESAS COSAS, MIRA QUE NO VOLVERAN MAS GRANDES SI SIGUES MIRANDOLAS DE ESA MANERA!! –Menciono ella sobre el busto de la dueña del café-.


    -[“¡¡No grites de esa manera que me causa dolores de cabeza!!”] –Respondió Naruto mentalmente mientras se sujetaba la cabeza, cosa que preocupo a la Bee y Lizlet-.


    -¡Pues deja de comportarte como un idiota ante esa rubia! ¡No estoy ayudándote para hacerte el ridículo! –remarco la Bijū molesta-.


    -[“Lo siento si me distraje, pero es la primera vez que veo una chica tan hermosa como la amiga de Bee-chan”] –decía el joven Terumī que provoco los inesperados celos de la zorra-.


    -¡Para que te quede claro Gaki, la belleza no se mide por el tamaño del busto de otras! –para Naruto, ese comentario de Kurama casi sonó como si ella tuviera… ¿celos?-.


    -[“Eso sonó como si estuvieras celosa de Bee-chan y su amiga”] –bromeo Naruto para querer molestar a la Bijū-.


    -¿¡CELOSA!? ¿¡YO!? ¡La reina de los Bijūs y de la destrucción… ¿celosa?! –Decía Kurama fingiendo no tener celosa, cosa que no le salió bien- ¡¡para que lo sepas… y-yo no le tengo celos a dos chicas hermosas y que tienen mejor cuerpo que las demás chicas de sus edades!!


    -[“Pues suenas como si estas celosa de ellas, y mucho”] –volvió a mencionar el rubio para que la Bijū se ponga muy nerviosa-.


    -¡¡PERVERTIDO, IDIOTA, DEGENERADO, FETICHISTA, DEPRAVADO!! –La zorra comenzó a gritar muchos insultos y de causarle más dolores de cabeza-.


    -¿Te encuentras bien Naruto-kun? –Pregunto Bee preocupada por su amigo que se sostenía la cabeza-.


    -Si… estoy bien, solo tengo algo… de jaqueca –señalo Naruto con un gesto de dolor-.


    -Si quiere le puedo traer un té de hierbas para calmar el dolor de cabeza –sugirió Lizlet para que el rubio acepte la oferta- y tu Bee, ¿Qué es lo que vas a pedir? –Le pregunto a su mejor amiga-.


    -Lo de siempre senpai –dijo Bee mientras Lizlet anotaba el pedido de los chicos en una libreta-.


    -Bien, un té de hierba especial y un pastel grande de chocolate con fresas y un chocolate caliente. En unos minutos les traeré su pedido –dijo la dueña del café haciendo una reverencia y retirarse-.


    -Guau… en verdad tu amiga me impresiono –dijo Naruto para que Bee se ponga tensa- es difícil de creer que alguien tan amable como Lizlet paso por cosas terribles –menciono el para que su amiga se relajara-.


    -Siempre se recuperara cuando fallaba en algo, es algo característico de ella –menciono Bee para luego cambiar de tema- por saber, ¿Qué fue lo que te paso? ¿Por qué tenías tanto dolor de cabeza de repente? –le pregunto al rubio que solo sonrió algo nervioso-.


    -Digamos que una zorra celosa se levantó de la cama con el pie izquierdo –respondió el para escuchar los gruñidos de Kurama en su cabeza-.


    -¡¡Celosa tu abuela!! ¡¡Quien le tiene celos a una bolsa de carne y hueso con salvavidas integrados!! –Grito Kurama causándole más dolores de cabeza al joven Terumī-.


    -¡Ahhh! Espero que Lizlet se apresure con el pedido porque no sé cuándo poder aguantar –decía Naruto sujetándose la cabeza-


    -Si tú lo dices Naruto-kun -Bee no lucia muy convencida- “espero que no sea para peor” –pensaba la chica para luego escuchar las risas que Hachibi en su cabeza-.


    -¡JAJAJAJAJAJAJAJA, QUIEN DIRIA QUE MI HERMANA LE TENGA CELOS A UNAS HUMANAS! –Se reía como el Bijū que entendió lo que dijo Naruto-.


    -[“¿De qué te estas riendo, Octo-chan?”] –Pregunto Queen Bee escuchando las carcajadas de Gyūki-.


    -Créeme Bee, cuando crezcas te lo contare, ¡jajajajaja! –Dijo el Bijū sin parar de reír y Bee ponía una expresión de no entender nada-.


    -[“Nunca voy a entenderte”] –decía la chica para cortar la comunicación con Gyūki- este… Naruto-kun –llamando la atención de su mejor amigo- mientras esperamos que nos traigan nuestra orden, ¿te gustaría hablar de algún tema?


    -Suena interesante, ¿de qué quieres hablar? –pregunto Naruto interesado -.


    -Bueno, hay algo que he querido preguntarte pero… ¡ay me da pena decirlo! –Bee se sonrojo un poco porque le apenaba la pregunta que quería hacerle-.


    -“¿Qué cosa quiere preguntarle?” –pensaba Samui que seguía oculta en un Henge y escuchaba atentamente lo que su compañera de equipo decía-.


    -Tranquila Bee-chan, no creo que sea algo que te apene preguntar, recuerda que somos amigos –le dijo el Terumī para que Queen Bee se sienta con más confianza para hablar- así que, ¿Qué era esa pregunta que querías hacerme?


    -No es la gran cosa, solo quería saber si tenías una novia que este esperándote en tu aldea –fue la pregunta de la rubia que no pensó bien las consecuencias que causaría su pregunta-.


    -¿Novia? –Dijo el Terumī con un leve sonrojo en su cara-.


    -¡PFFFFFFF! –Samui escupió el té que tomaba en ese momento cuando escucho a Bee preguntando si Naruto tenía una novia- T-T-Terumī-san… ¿tiene novia? –Por primera vez ella se mostró nerviosa al pensar que el rubio de Kiri-.


    Por otro lado, Queen Bee se veía tranquila luego de preguntarle a Naruto ya que era algo que no lo pensó, si no que más bien fue una pregunta aventada.


    -“¡¡¡QUE ACABO DE DECIR!!!” –grito Bee en su mente mientras una versión de ella se alborota su cabello desesperadamente- “No puede ser… ¿Qué fue eso? ¿¡En que estaba pensando, o es que en realidad quería saber si tenía una novia esperándolo!? ¡¡Que voy a hacer!! –Luego la chica llevo sus manos al rostro para que no vean su rostro completamente rojo- “¡qué voy a hacer, que voy a hacer! ¡De seguro Naruto-kun pensara que soy una entrometida y se alejara de mí!”


    Mientras Bee seguía pensando, ella y Naruto no se percataron que Samui se movió discretamente y se cambió a una mesa más cercana para escuchar la respuesta.


    -Este… yo no tengo novia que me este espere en casa –respondió Naruto para el alivio de Queen Bee y Samui que soltaron suspiros de alivios- conozco a muchas chicas en Kiri pero ninguna me ha pedido que sea su novio.


    -“¡NO TENGO COMPETENCIA DIRECTA UJUUU!” –festejaba la pequeña morena bailando en su mente mientras por fuera suspiraba aliviada al igual que Samui- bueno, tal vez ellas no tienen el valor de declararse –menciono Bee pero Naruto lo niega con la cabeza-.


    -Se debe a que Kaa-san las espanta a todas –señalo el rubio- veras, mi Kaa-san es muy, muy sobreprotectora conmigo cuando una chica se me acercaba a hablarme para luego salir espantada, debido a eso no tengo no novio. Y creo que se pondrá mucho más protectora ahora que es la Mizukage –confeso algo pensando cómo serían las cosas cuando termine su entrenamiento y regrese a su aldea-.


    -Oh, entiendo –dijo Bee- “¡NO ME IMPORTA SI ME ENFRENTO AL MISMO SHINIGAMI, ME GANARE LA CONFIANZA DE OKA-SAMA Y GANARME SU BENDICION!” –Pensaba mientras una Chibi Queen Bee ardía en fuego anime de determinación-.


    -“Si quiero tener una oportunidad, primero debo ganarme la confianza de la Mizukage” –pensó Samui con una mirada de determinación-.


    En Kiri, Mei Terumī seguía con su trabajo de velar la paz de su aldea… y de soportar el tedioso papeleo de cada día, fue en ese momento que sintió una perturbación en el ambiente, como si le dijera que su hijo está a punto de tener a alguien en su vida. De inmediato la mujer tuvo el impulso de ir a buscar una katana mientras gritaba en voz alta "NO ME IMPORTA SI SOBREPROTEJO A MI HIJO, EL SE CASARA HASTA QUE CUMPLA LOS 40", cosa que saco gotas de sudor a muchos ninjas de la aldea que escuchaban las cosas que decía su Mizukage.


    De regreso en Kumo Naruto sintió que la famosa "espanta novias" de su madre había sido desenvainada y temía por la seguridad de Bee o de cualquiera. Luego de unos minutos Lizlet llego a la mesa de los chicos empujando un pequeño carrito con la orden que habían pedido.


    -Aquí tienen, un té de hierba especial para Goshūjin-sama –dijo Lizlet poniendo una taza de té en la mesa que tenía un buen olor- y para mi amiga, un pastel de chocolate con fresas y un chocolate caliente –Naruto abrió los ojos por completo cuando vio un gran pastel para 20 personas en la mesa-.


    -Jejeje, muchas gracias senpai –decía Bee con estrellas en los ojos y saliva saliendo de su boca-.


    -Guau, ¿piensas comerte sola ese pastel? –Pregunto Naruto viendo a Bee cortar un gran pedazo del pastel-.


    -Sipi, y es todo para mí, ¡Itadaki…! –antes de que la rubia completara la frase, Lizlet le dio un zape en la cabeza- ¡Itteeee! –chillo ella de dolor por el golpe que le dieron-.


    -Compórtate como se debe Bee-chan, o no habrá más pastel para ti -esas palabras dejaron helada a la pobre Bee- además seria de mala educación que no compartas el pastel con tu amigo-señalo Lizlet-.


    -H-Hai –respondió Bee de forma tímida para luego cortar un trozo más pequeño- toma Naruto-kun, espero que te guste el pastel –le ofreció a su amigo-.


    -Gracias Bee-chan –agradeció el para tomar una cuchara y probar el pastel- mmm… está muy bueno –declaro el para la felicidad de Bee-.


    -Los pasteles que preparan Lizlet-senpai junto con su té son muy populares en Kumo, muchas personas vienen al Café Relish para pasar tiempo y tomar un descanso –decía Bee, logrando que la dueña del local se sonroje levemente-.


    -No es para tanto Bee-chan, no creo ser tan buena -Samui discretamente debía darle la razón a su compañera, y piensa que ahora en adelante se relajaría en ese lugar- igual aprecio tus palabras, me ayudan a continuar con esto, los dejo solos y Bee-chan -la morocha que iba a darle su primera mordida al pedazo de pastel dirigió su mirada a Lizlet- compórtate, o de ahora en adelante te daré puro pastel bajo en azúcar, ¿Capichi? –Dijo de forma tajante que le produjo un gran escalofrío a Bee-.


    -H…H-Hai, e-e-entendí –respondió Queen Bee muy pálida- p-prometo que me p-portare bien –al decir eso, la expresión del rostro de Lizlet cambio a una más tranquila-.


    -Me alegra oír eso, con su permiso –dijo Lizlet que hizo una leve reverencia para después retirarse del lugar, dejando a un Naruto nervioso y a Queen Bee asustada-.


    -Este… no me esperaba que Lizlet sea tan… estricta –menciono Naruto impresionado por la forma que la dueña del local corrigió a su amiga-.


    -Puede que no lo parezca pero Lizlet-senpai es una de las personas que ve a su negocio como un niño. Si alguien lo ensucia...termina imitando a un avestruz –menciono Bee para que Naruto le pregunta que es un avestruz, a lo que su amiga le responde- ni siquiera tengo la más mínima idea que son los avestruces.


    -Bueno, mejor cambiemos de tema –sugirió Naruto- que te parece si hablamos de las cosas que nos gusta y nuestras metas –a Queen Bee pareció un buen tema para charlar mientras que Samui empezó a anotar en una servilleta todo sobre el Terumī-.


    -Me gusta cómo suena, yo comenzare –decía Bee que tomo la palabra- mis gustos es comer dulces, caramelos, galletas, chocolates, pasteles, helado… -a Naruto y Samui le salieron unas gotas de sudor, sabían que a Queen Bee le gustaba las cosas dulces pero quizás sea tiempo de que comiera cosas más saludables- otros de mis gustos es cantar, siempre me ha gustado escribir mis propias canciones.


    -Guau, no sabía que te gustaba cantar, de seguro debes tener una linda voz cuando cantas –elogio el rubio provocando que su amiga se sonrojara-.


    -No es la gran cosa. Empecé a cantar cuando Sis trajo un karaoke a la casa para tener algo de entretenimiento, y a medida que pasábamos cantando le tome el gusto a eso y escribí algunas canciones que tengo guardadas. Sis me dijo que si no tenía éxito como Kunoichi me iría mucho mejor como cantante –confeso la rubia-.


    -“¿De verdad Bee sabe cantar? ¿Por qué nunca nos contó sobre eso?” –Pensó Samui que no conocía esa faceta de su compañera de equipo-.


    -Oye, ¿crees que un día de estos me muestras algunas de tus canciones? Me gustaría escucharte cantar –pidió el rubio, cosa que enrojeció por completo a Queen Bee-.


    -E…Ehhh b…bueno, n-n-n-no lo sé –la pobre parecía una olla debido a que una enorme estela de vapor salía de sus orejas- “que voy a hacer, si se entera que tengo algunas canciones inspiradas en el… ¡¡Por Kami-sama, me moriría de la vergüenza!!” –Pensaba ella al punto de desmayarse- este, porque no me mejor hablamos de otras cosas… ¡cierto! ¡Cuéntame de tus gustos y metas!


    -¿Mis metas? –Al decir eso Naruto se puso a pensar sobre sus metas pero él nunca tuvo algo en mente- bueno, la verdad es que nunca pensé en tener un objetivo a futuro. He estado enfocado todo este tiempo en mi carrera ninja y en entrenar que jamás se me vino a la mente algo como eso –confeso el sorprendiendo a las chicas-.


    -¿No tienes una meta en la vida? –Decía Bee para que el Terumī asienta con la cabeza- pero ahora que tu madre es la Mizukage, ¿no te interesaría ser el próximo Mizukage? –Pregunto ella pero su amigo negó con la cabeza-.


    -No estoy interesado en ser Mizukage, siendo sincero, encuentro ese cargo demasiado aburrido y agotador. He visto a Yagura-sensei como trabaja con el informe, dice que no le molesta pero yo lo como la cosa más aburrida del mundo –menciono el que no le agradaba la idea de ser el próximo Mizukage-.


    -No eres el único que piensa que el trabajo de un Kage es aburrido. He visto a Sis trabajando y siempre la escucho detrás de la puerta gritando "¡Tiempo que podría ocupar en mis pesas lo gasto aquí!" –decía Bee que imito la voz de su hermana mayor- ojala que no me toque ser la siguiente al puesto de Raikage, porque si no preferiría renunciar y ser cantante.


    El rubio estaba más de acuerdo con su amiga, el tampoco quería ser el Mizukage sabiendo el trabajo que le tocaría y terminaría sofocándose con tanto papeleo. En pensar en eso sintió mucha lastima por su madre que debe estar sufriendo con su trabajo.


    Los chicos siguieron hablando de otras cosas que se le venían en mente, como sus pasatiempos, lugares favoritos, o de sus misiones. Mientras ellos seguían en lo suyo, Samui que aun usaba el Henge anotaba todo en la servilleta sobre el Terumī y usarlo como ventaja. Muchas de las maids sé que le acercaran para ofrecerle algo más que una taza de té eran espantadas por la mirada gélida de la rubia porque no quería ser interrumpida en su recolección de “datos importantes”.


    -Señorita, ¿le puedo ofrecer algo más que te? –Samui observo a su izquierda a Lizlet sonriéndole cálidamente- tenemos muchas variedades de pasteles que sin duda le gustaría –menciono la dueña del local-.


    -Ya he dicho a las demás que no quiero nada, solo sírvanme más té y me dejan en paz –ordeno Samui con su mirada gélida, la cual no le afecto en nada a Lizlet que seguía con esa cálida sonrisa adornando su rostro-.


    -Señorita, la intimidación no es aceptada en mi negocio…así que le pido que se tranquilice o m veré en la necesidad de diseminar su Henge –advirtió Lizlet dejando anonada a Samui al ser descubierta tan fácilmente- no creas que me di cuenta de eso, puede que me haya retirado del Programa Shinobi pero no he perdido el toque de descubrir a intrusos que vienen a arruinar la paz de mi clientela, asustar a mi personal o meterse con mi amiga –al decir eso Samui comenzó a sentir mucha presión ante la mirada de la dueña del local. Era increíble que alguien que se retiró hace años sea capaz de provocarle semejante nerviosismo- le pido una cosa, mejor pida algo para que no moleste a mis clientes, o se retire de forma tranquila –pidió la rubia con una sonrisa diminuta mientras que a sus espaldas aparecía una enorme máscara Hannya-.


    -H…Hai… -respondió Samui entrecortada- …q-quiero…yo quiero… -no sabía que pedir en ese instante por lo nerviosa que estaba hasta que vio el gran pastel que comían los rubios- y-yo quiero algo parecido a lo que pidieron ellos –señalo el pastel para que Lizlet anote el pedido-.


    -Buena elección, el pastel de chocolate con fresas es la especial del Café Relish –dijo la rubia anotando en la libreta- en unos minutos le traeré su pedido –se retiró dejando sola a Samui que suspiraba de alivio-.


    -Eso fue aterrador…nunca creí que alguien tan pasivo llegue a causarme escalofríos –decía Samui para darse cuenta de una cosa- momento, ¿Qué acabo de pedir? –entro en pánico al ver el menú y ver las características del pastel para luego ponerse como fantasma- e…esto debe ser una broma… ¿Cómo es posible que Bee pueda comer esta cosa llena de azúcar y calorías?


    -Su orden esta lista –en menos de 10 segundos Lizlet llego con el pedido para la rubia, un pastel de chocolate con fresas para 15 personas. El mismo que pidió Queen Bee-.


    -D-Disculpe, p-pero creo que no soy capaz de comer todo el pastel por si sola. ¿Es posible que pueda llevármelo a mí departamento? –pregunto Samui nerviosa-.


    -Lo siento pero no es posible, tendrá que comérselo aquí…y ahora –dijo Lizlet sin dejar de sonreír al momento que otra máscara Hannya más aterradora que la anterior apareció detrás de la rubia-.


    Ante aquella imagen aterradora, Samui se puso pálida como fantasma para empezar a comer TODO el pastel por si, y a pesar de lo bueno que estaba, Samui solo maldecía a Bee por meterla en ese embrollo. Lejos del problema, Naruto y Queen Bee continuaron su cita sin problemas y sin saber de lo que pasaba ante sus espaldas, una vez que terminaron de comer ambos se levantaron de la mesa para retirarse sin antes despedirse de Lizlet.


    -Espero que hayan disfrutado su día en el Café Relish. Cuando quieran pueden venir, las puertas de mi local estarán abiertas –dijo Lizlet a los dos rubios-.


    -Muchas gracias senpai, quizás uno de estos días en que no tenga misiones vendré a visitarte y de paso traeré a mi equipo para que conozcan tu local –menciono Bee-.


    -De nuevo gracias por la atención, es lugar es muy agradable. Para la próxima vez que venga traeré a Yagura-sensei –dijo Naruto para luego retirarse junto con Bee- nos veremos pronto Lizlet-san.


    -¡Cuídate Lizlet-senpai! –Se despidió Bee de su amiga y seguir a su amado Naruto-.


    -Hasta pronto –se despidió la dueña del local, segundos después Samui que dejo de usar su Henge salió del local y con mucha nausea- ¿are? pobre chica, no debía comer tanta azúcar si no está acostumbrada -veía la charola vacía, todo el pastel había sido comido- eso le servirá para que escarmiente a no acosar.


    -A-Aprendí… la lección. N-No lo v-volveré a hacer –decía la pobre Samui que se tapó la boca- uuugh… creo que voy a vomitar –no aguanto más y salió corriendo a buscar un baño dejando atrás una muy sonriente Lizlet que le decía “vuelva pronto”- “¡Ni loca regresaría a ese lugar!” –pensaba mientras se aguantaba las ganas de vomitar-.


    El atardecer comenzó a caer y la noche comenzó a reinar en Kumo, los aldeanos regresaban a sus hogares para descansar al igual que los chicos que pasaron un gran día los dos juntos.


    -Disfrute mucho de esta cita, lástima que mañana tenemos que volver a realizar misiones –decía Queen Bee caminando al lado de Naruto e hizo un leve puchero- será difícil de que Sis me dé otro día libre.


    -Tienes toda la razón. A veces se me olvida lo que es descansar de vez en cuando porque todo el tiempo me la paso entrenando con Yagura-sensei –menciono el Terumī a favor de su amiga- pero quien sabe, si un día no tenemos nada que hacer, podemos pasar otro día en el Café Relish.


    -¿Lo dices en serio? –A Bee se le ilumino el rostro, junto sus manos y a la vez se escuchó un coro de ángeles ante la posibilidad de tener una segunda cita-.


    -Además de que quiero conocer más a Lizlet-san –confeso Naruto con un leve sonrojo para que las esperanzas de Bee se hicieran pedazos-.


    -¡¡¡NOOOOOOOOOOOO!!! ¡¡¡LIZLET-SENPAI ME ROBO A MI NARUTO-KUN!!!” –Gritaba Bee dentro de su cabeza mientras que su versión Chibi planeaba algunos planes para eliminar a Lizlet-.


    Luego los chicos se detuvieron en una calle cercana al hotel donde se hospedaba Naruto junto con su sensei y padrino. Ese era el momento en que tenía que separase, y eso entristeció a la hermana de la Raikage.


    -Bien, creo que esto sería todo –dijo Naruto mientras que Bee bajo la vista- me la pase bien en esta cita, la primera que he tenido.


    -Y...Yo también me divertí bastante, gracias por librarme de un día de misiones -decía un poco avergonzada-.


    -No hay de que, espero que tengamos otro día para que estemos juntos –al decir eso el corazón de Bee latió de forma acelerada- bien, que te vaya bien mañana, adiós –se despidió el para tomar otra calle en dirección al hotel-.


    -No, no quiero que termine así –dijo Queen Bee que detuvo al rubio tomándolo de una mano, cuando este gira la morocha roba sus labios con un buen beso en los labios dejando sin habla al rubio- buenas noches Naruto-kun, esperare el día en que me lleves en tu caballo al horizonte -sacándole una gota al rubio por esas palabras, Bee se fue corriendo con una sonrisa que nadie se lo podía quitar- ¡¡MI PRIMER BESO CON NARUTO-KUN, KYAAAAAA!! –Grito lo más alto que pudo sin dejar de saltar de alegría-.


    -Woow… -el joven Terumī quedo impactado por el beso que recibió mientras observaba como Bee se alejaba- Yagura-sensei no me creerá cuando se lo cuente –decía con una sonrisa boba para ir de camino al hotel para descansar-.


    Queen Bee regresaba a casa después de finalizar su cita que podía catalogar ella misma como “perfecta” gracias a las atenciones de Naruto Terumī hacia ella, pero lo mejor de la noche, es que por fin tuvo su primer beso con el chico rubio de Kiri. En pensar lo de su primer beso su imaginación la llevo a otro momento.


    Imaginación de Queen Bee:


    -Bee-chan, me he divertido mucho en esta cita –Queen Bee se hallaba arrinconada contra la pared, pero su rostro no expresaba miedo, sino felicidad, quien le cierra todas las salidas, Naruto Terumī- espero poder repetirla antes de irme.


    -Naruto-kun yo también me divertí bastante –la chica es sorprendida porque el rubio la atrae hacia el con las manos del rubio en sus caderas- ¿Naruto-kun?


    -Shshshsh, no te hare algo que te perjudique Bee-chan, solo quiero finalizar esta cita con un momento inolvidable –la chica morocha de tentadoras curvas se ruborizo al tener más de mil pensamientos, entonces ella comenzó a humear por sus oídos, Naruto se acercaba lentamente para obtener sus labios, quien era ella para negarle el privilegio- mi Reina Abeja.


    Fin de Imaginación.


    -¡¡¡KYAAAA, NARU-KUN Y YO NOS BESAMOS!!! –volvió a gritar Bee- aunque fue un beso pero…pero… ¡¡¡PERO PARA MI CUENTA COMO UN SIMBOLO DE ENLACE ENTRE NOSOTROS!!! –Queen Bee estaba en su nube de fantasía viéndose salir de una iglesia con un vestido blanco y una larga cola del mismo, sosteniendo la mano de su esposo Naruto Terumī, mientras que Karui, Samui, Yugito y su hermana Akane lloraban mordiendo un pañuelo porque se quedarían como unas solteronas- jejejeje, les gane la partida bola de solteronas.


    Sin salir de sus sueños, Bee llego a una gran mansión donde vivía con su hermana, de pronto su ilusión se disemina al escuchar unos golpes por el pasillo de su casa, los cuales llamaron mucho su atención.


    -Que pasa, Sis no es de las que entrenan hasta tarde –murmuro Bee, con delicadeza y silencio la morocha se acercaba a la fuente de los golpes, llego a una puerta donde el marco de esta estaba iluminada, Bee dedujo que su hermana aún se encontraba en el gimnasio de la casa y ella iba anunciar su llegada, pero algo que decía la misma la detuvo de golpe, así que mejor entreabrió la puerta para poder ver y escuchar lo que decía su hermana-.


    -¡Maldita escuincla! ¡Aun cuando le preste mi mejor ropa cuando tenía su edad para su cita tuvo que soltar la lengua sobre mi persona! ¡Pero no se quedara así, cuando la vea le hare sufrir tanto que los ejercicios de papá serian simples calentamientos! –Decía la Raikage que golpeaba unos costales de boxeo con la imagen de Queen Bee plasmados en ellos, y a un costado de la Raikage se veían 8 costales rotos con la misma imagen de la pequeña-.


    Ante aquella y aterradora escena, Queen Bee palideció al pensar que fue lo que hizo para que su hermana se ponga de tan malhumor, pero lo que si sabía es que lo mejor era irse de forma silenciosa, pero no conto cuando ella piso una tabla un poco suelta del suelo y esta rechino haciendo que la pequeña brinque de miedo.


    -¡¡¡QUEEN BEE, PARATE AHÍ Y RECIBE TU MERECIDO!!! –rugió Akane que se pudo escuchar en toda la mansión, cuando la poderosa Raikage salió del gimnasio, expedía un enorme instinto asesino y sus ojos parecían arder de furia, ella murmuraba cosas como “¡Sé que estas aquí Queen!”, “¡Ven con Onee-sama!” y “¡Platiquemos sobre cómo te fue en tu cita!” y “¡No te puedes esconder de mí, puedo oler tu miedo!” mientras buscaba a su hermana menor por todos los rincones de su hogar.



    Mientras la Kage estaba en la caza de su hermana, la cual estaba pegada al techo como un gato aferrándose con sus garras, descendió temblando como gelatina, y sin tiempo que perder sale de su casa mientras su iracunda hermana revisaba la casa. Una vez a salvo al escapar de su propio hogar, solo tenía un destino en mente y esperaba que no le fallara y rezaba para que esta persona comprendiera su precaria situación.


    En otro sector de la aldea de Kumo.


    -Hoy fue un día producto pero muy provechoso, en especial con Bee-chan y su cita, ¿cómo se llamaba? Creo que no le pedí el nombre, ya le preguntare cuando la vea otra ve –decía Lizlet en su casa descansando, llevaba una pijama sencillo de color azul-.


    -¿Bee? ¿Qué estás haciendo aquí a estas horas de la noche? –pregunto Lizlet viendo como la mencionada temblaba como una hoja-.


    -L-L-Lizlet-senpai, espero no importunarte pero quería saber si podía quedarme unos días en tu casa –dijo Bee para que Lizlet le pregunte el por qué quiere quedarse- por una extraña razón, Sis está furiosa y temo que me use para descargar su frustración –la ex-Kunoichi soltó un suspiro para dejar que Bee entre a su casa, no quiso preguntar en que líos se metió, ahora solo quería dormir y descansar-.


    Fin del capítulo.

    Para el mes de Junio, siguen las continuaciones de La vida difícil de un Ex-Shinobi y El Ángel Guardián de Naruto, también les aviso que actualice mi perfil de FF para que vean los nuevos proyectos que se vienen. Nos leemos pronto.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3. luis felipe diaz fuentes

    luis felipe diaz fuentes

    Registrado:
    2 Dic 2015
    Mensajes:
    47
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +15 / -1
    por que no haces un crossover de naruto y sword art
    online
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4. ☼☼Lord Darkness ☼☼

    ☼☼Lord Darkness ☼☼ あなたのような夢想家

    Registrado:
    16 Jun 2015
    Mensajes:
    218
    Temas:
    13
    Calificaciones:
    +209 / -3
    Asu valió la pena esperar,me gustó la continuación de este fic además la parte de los celos de la señorita zorra que no dejaba de gritar al pobre rubio hasta el punto de causarle una migraña jajaja , espero que Lizlet L. Chelsie esté en el harm del rubio para que mantenga el orden por que se viene la mejor parte. solo eso sería por el momento me despido saludos

    PD : Espero te encuentres mejor,
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5. luisjf1979

    luisjf1979

    Registrado:
    11 Nov 2013
    Mensajes:
    38
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +2 / -2
    excelente
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6. balin_37

    balin_37

    Registrado:
    10 Nov 2011
    Mensajes:
    168
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +47 / -1
    Holassssss

    Muy bueno el capitulo, muy buena la forma de terminar una cita con un beso robado, la que los atendio da mucho miedo, ya veremos como es que se desquita su hermana.

    Esperando conti

    bye bye
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7. Cavaliere freddo

    Cavaliere freddo

    Registrado:
    6 Abr 2015
    Mensajes:
    71
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +22 / -0
    muy buena continuación soy persona de pocas palabras, espero que siga el fic
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8. Hanzo

    Hanzo Zlatan. Moderador

    Registrado:
    11 Mar 2014
    Mensajes:
    1,151
    Temas:
    19
    Calificaciones:
    +949 / -54
    Holas~ Estuvo entretenido el capítulo, bastante curiosas algunas partes, es bueno ver que vuelves a pesar de todo, eso da a entender que eres alguien con mentalidad fuerte, eso me agrada jeje.

    Naruto en la cita me recordó un poco al como soy yo x'D

    Espero ver pronto alguna conti, me despido, bye ~
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9. black dragon

    black dragon

    Registrado:
    28 Dic 2013
    Mensajes:
    61
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +11 / -0
    Después de algún tiempo sale este nuevo capítulo que No decepciona estuvo muy bueno. Ojalá pongas la conti pronto es una buena historia :)
     
  10. Autor
    Kamen Rider Predator

    Kamen Rider Predator

    Registrado:
    1 Oct 2011
    Mensajes:
    126
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +390 / -0
    ¡¡Wassup motherfucker!! Estoy de vuelta para traerle la ansiada conti… -el autor fue callado cuando le arrojaron una escoba por cortesía de Bastemon y atraparla- ehhh… amor estoy algo ocupado pero, ¿para qué me estás dando una escoba? –pregunto el sin entender las intenciones de su novia-.

    -¡¡No me vengas con nada de amor ni que nada, ahora mismo te pones a limpiar el desastre que causaste por la celebración del partido de la Copa América!! –Ordeno la Digimon señalando el gran desastre que había en la casa-.

    -P-pero si solo fue una pequeña con mis amigos, no causamos ningún alboroto –dijo Predator de forma nerviosa-.

    -¡¡MAS BIEN ARMARON UN CARRETE DESENFRENADO!! ¡¡LOS VECINOS NO PARARON DE QUEJARSE DE LA BULLA!! –Grito la Digimon mientras se escuchaba Jelly Fish Jam a todo volumen- ¡¡ENSERIO, A QUIEN LE GUSTA ESCUCHAR ESA PORQUERIA DE MÚSICA!! –Apagando el equipo de sonido-.

    -Tomamos el MP4 de la Chucky y… ahora que lo recuerdo, ¿en dónde está la bestia? –el autor empezó a buscar a su hermana menor a su alrededor-.

    -Tú y los demás la amarraron, amordazaron y la encerraron en el closet –respondió Bastemon que apuntaba el closet donde se escuchaban las quejas de una persona-.


    -Con que se encuentra ahí… mejor la dejo ahí hasta que se le paso la rabia xD –dijo Predator sin preocupaciones- pero sobre la limpieza, ¿dónde está Lizlet? Sería más rápido si ella me diera una mano.


    -¡Eso sí que no, esto paso por armar una fiesta sin avisarme! ¡Le di el día libre a senos de Miltank, así que tu solo limpiaras la casa! –Menciono Bastemon poniendo sus manos sobre sus caderas-.


    -¿¡Que!? ¿¡Le diste el día libre sin decírmelo!? ¡Pero si ella nunca pide un día libre porque vive con nosotros! –Exclamo Predator- ¡y en donde esta ella ahora mismo! –el preguntar en donde se encontraba la Poké-Maid, Bastemon se puso muy tensa y nerviosa-.

    -E-ella ahora mismo fue a visitar a Gardevoir y K-Kachorro –respondió ella desviando la mirada-.

    En la habitación de Lizlet, la Shiny Pokémon se encontraba atada de pies a cabezas al estilo Bondage y amordaza para que no pueda pedir ayuda, ¡y para el Bastemon cerro la habitación por fuera para que no escapara y ayudar a su querido Goshūjin-sama! Lo único que le quedaba era buscar una forma de liberarse y jurar venganza contra Bastemon-san.

    -¡Rayos, tendré que ir a buscarla a la casa del cara de guagua llorona! –el autor tomo sus llaves y se fue de la casa dejando a una preocupada Digimon de que descubra lo que le hizo a Bastemon pero apenas pasaron para que Predator regresara con una expresión de espanto- ¡¡mi camioneta, robaron mi camioneta!! ¡¡Algún malnacido se la robo, debo llamar rápido a los pacos para que la busquen!!

    -Cálmate de una vez, tu camioneta no fue robada, se encuentra en el techo –dijo la Digimon para que su novio se le caiga la mandíbula al suelo- ¿es que no lo recuerdas? Fue BloodEdge quien llevo el auto hasta allá… aun así es una gran incógnita el cómo logro poner la camioneta sin una grúa –finalizo ella con una pose pensativa-.

    -…Sí que estuvo buena la celebración –soltando un suspiro- Nota mental, nunca más invito a BloodEdge, excepto los cumpleaños de la Chucky –se dijo el autor a sí mismo- ni modo, tendré que limpiar este desastre pero primero… -se acercó a su laptop- subiré la continuación, así que disfruten de la historias mientras este limpiando, nos leemos luego.


    -Blah blah blah (Personajes hablando)
    -"Blah blah blah" (Personas pensando)
    -["Blah blah blah"] (Jinchūriki comunicándose mentalmente con su Bijū)
    -Blah blah blah (Bijū o Invocación hablando)
    -"Blah blah blah" (Bijū o Invocación pensando)

    Dos años han transcurrieron con la estadía del grupo de Kiri en Kumogakure no Sato para que Naruto Terumī entrenaba para aprender a usar el poder del Kyūbi. Durante ese tiempo el rubio ha logrado a usar el nivel de tres colas sin llegar a perder el control, pero antes ese gran avance no ha llegado a los otros niveles que quedan pero Yagura y Yugito estaban satisfecho de que el entrenamiento diera frutos. Una vez que finalizo que Yugito término con lo suyo, Jiraiya continuo el entrenamiento con ejercicios para mejorar el flujo de Chakra de su ahijado, Queen Bee también se unió a los ejercicios por petición de su sensei a cambio que ella no asesine al Sannin por estar fisgoneando en la sección de mujeres de los baños termales.


    Y hablando de los dos rubios, ahora mismo se encontraban de paso en una de las tiendas de golosinas favoritas de Queen Bee luego de una ardua rutina de entrenamiento con el Gama Sennin. Naruto y Bee se veían muy distinto en comparación de hace dos años. Queen Bee ahora era toda una belleza de 13 años que encantaba a todos los chicos de su generación por sus medidas 82-58-88, su cabello creció hasta llegar a media espalda amarrado a una cola de caballo y seguía usando sus lentes de sol favorito, media unos 1,57 de alto, sus traje de Kunoichi consta de una blusa top blanca que solo cubre sus senos más que desarrollados, dejando a la intemperie un vientre trabajado pero nada exagerado, unas mallas negras a media cadera encima de este una falda blanca como su top, y una pañoleta amarrada a su cadera, usa unas sandalias ninja color ceniza y unas largas espinilleras blancas con detalles en rojo, usa unas mangas blancas a juego con hilos rojos, y su banda de Kumo estaba amarrada en su brazo derecho. Naruto Terumī era el que más había cambiado aun teniendo 13 años pero con los entrenamientos que tuvo desde muy temprana edad, ahora lucia como todo un joven de 16 años, se dejó crecer un poco s cabello hasta casi parecerse al estilo de su difunto padre, media unos 1,66 de alto, vestía unos pantalones Anbu color negro ceniza, unas sandalias color gris más claras, unas espinilleras de metal con tallado de varios remolinos, una camisa negra sin mangas con el símbolo del Clan Terumī con el cuello azul, una chaqueta de medio cierre de manga corta azul marino, con remolinos naranjas en las mangas con una capucha naranja, y un cinturón negro con una placa metálica en su cintura, y como siempre llevaba con orgullo la banda de Kiri en su frente.


    -¡El entrenamiento de hoy fue una pesadilla, creí que iba a morir! –se quejó Bee saliendo de la tienda seguido por el Terumī que compro un refresco y una paleta de helado- quien diría que entrenar con uno de los Densetsu no Sannin fuera tan agotador, ¡mis brazos están hechos pedazos! –Señalo ella sobándose los brazos para aliviar un poco el dolor-.


    -Apenas llevas entrenando unos meses desde que comenzaste mientras que yo llevo más de 3 años al lado de un súper pervertido –hablo Naruto caminando al lado de su amiga que hacia un leve puchero-.


    -¡Eso no cambia nada el hecho que los entrenamientos de Ero-sennin son peor que entrenar con Sis! Pero al menos puedo salir de ellos con vida gracias a Kami-sama –murmuro la última parte. Desde lo que paso esa noche de su primera cita, la Raikage tenía unas sesiones de pelea con su hermana menor que terminaba llevándola directo al hospital, y para el colmo del problema, Karui siempre la visitaba para reírse en su cara por la terrible condición en que terminaba llena del vendajes y yesos en partes de su cuerpo-.


    -“Por esta vez le tomó la palabra” –pensó el rubio mirando a su amiga- vamos no te quejes tanto. Si no fuera por el entrenamiento que hemos tuvimos, jamás hubiéramos mejorado en nuestras habilidades, hasta tu hermana te felicito por el avance que llevas –menciono Naruto para animar a su amiga-.


    -Sigo insistiendo que los entrenamientos son de lo peor –insistió Queen Bee cruzándose de brazos y que el rubio suspire-.


    -“Ella jamás cambiara de parecer” –pensó Naruto para luego entregarle la paleta de helado a Queen Bee- ten eso, se lo mucho que te gusta el helado de vainilla –le dijo a la chica que le subió los ánimos-.


    -¡Muchas gracias Naruto-kun, eres el mejor! –Agradeció Bee recibiendo la paleta y le quito el envoltorio- Itadakimasu… -empezó a probar su helado al momento que Naruto bebía su refresco-.


    Cuando el Terumī dio el primer sorbo, de inmediato lo escupido al observar como Queen Bee lamia su paleta de una forma muy sugerente y por su expresión tanto facial y movimientos pareciera placentero para ella, además que no ayudaba en nada la situación con esos leve gemidos de placer que causo que muchos hombres tengan severas hemorragias nasales. Queen Bee seguía disfrutando de su paleta con los ojos cerrados, y cuando los abrió noto como un muy sonrojado Naruto y muchos hombres sé que quedaban viendo para darse cuenta de lo que estaba haciendo.


    -“M-Maldición… ¡metí la pata!” –maldijo mentalmente la chica para sonrojarse de a golpe- este… yo… la-lamento mucho eso… es que yo… -trato de disculparse pero Naruto la interrumpió-.


    -N-No es necesario que lo digas, es normal que te guste mucho el helado de vainilla –dijo el Terumī sonrojado- solo… solo hagamos que este momento jamás ocurrió, ¿de acuerdo?


    -¡H-Hai! ¡Tienes toda la razón, esto jamás ocurrió! –Decía Bee arrojando su paleta al suelo- ¡ahora vayamos a ver a Lizlet-senpai, quiero ver como se encuentra hoy!


    -Bee-chan –el rubio llamo a su amiga- para la próxima vez que pruebes un helado, te recomiendo que vayas a comerlo en un lugar privado, así evitaras estas incomodidades –sugirió el provocando que la hermana de la Raikage le salga vapor por los oídos-.


    -H…Hai. Lo tendré en cuenta –asistió Bee rojísima para que ella y Naruto vayan rumbo al Café Relish, pero a la vez no dejaba en pensar de lo que paso hace unos instantes- “¡¡por Kami, lo volví a hacer pero ahora frente a Naruto-kun, pensara que soy una pervertida de lo peor!!”


    -Hay algo que siempre he querido preguntarte, ¿Dónde aprendiste a comer de esa forma un helado? –Pregunto Gyūki cruzado de brazos esperando la respuesta de su Jinchūriki-.


    -[“Etto… lo aprendí de Sis cuando me compro mi primer helado. Cuando la observaba el cómo disfrutaba su helado, pensé que era el método correcto para hacerlo”] –respondió Bee dejando boquiabierto al Hachibi-.


    -¡Ustedes dos son unas pervertidas por naturaleza a pesar de no ser hermanas de sangre! –exclamo Gyūki sin poder creerlo-.


    -[“¡¡OYEME TU, NO HABLES DE ESA FORMA DE MI SIS!! ¡Puede que sea una solterona con mala suerte en las citas o lo hombres y que le gusta usar ropa interior atrevida, pero no una pervertida!] –Le dijo Bee al Gyūki-.


    -Oficina de la Raikage-


    -¡Aaaaa-chuuuuu! –Estornudo la líder de Kumo para empezar a gruñir- Esa tonta de Bee… ¡de seguro está volviendo a hablar estupideces sobre mí y de las cuales le tengo prohibido decir una de ellas! –exclamo molesta para que Tomoyo, quien la estaba vigilando para que cumpla con su trabajo, suelte una risa nerviosa-.


    -Pero eso demuestra que su hermana menor se acuerda de usted. Piense que es una forma de demostrar el cariño que le tiene –señalo la asistente de la Raikage-.


    -¡Que cariño ni que nada! ¡Esa mocosa solo me trae problemas y más problemas de los que puedo contar! –grito la Raikage que saco de su escritorio unas carpetas llenas de informes- ¡aquí tengo escrito a mano todas las locuras que ha hecho desde que llego a los ocho años! ¡¡Y esto es apenas la mitad de lo que tengo archivado!! –La aterrada asistente tuvo que alejarse un poco de la mujer por el miedo-.


    -Ella aun es una chica joven, es normal que los chicos de su edad cometan este tipo de errores –explico Tomoyo que siempre iba en defensa de Queen Bee-.


    -Si claro, si a esos errores son costos que tengo que pagar, por ejemplo que tenga que pagar por todos los dulces que ella consumió al secuestrar una dulcería –remarco la Raikage que no se olvidaba ese gran problema que paso hace mucho tiempo-.


    -Con Queen Bee y Naruto-Café Relish-


    -¡Aaaa-chuuuuu! –Ahora es Bee la que estornudo fuertemente justo cuando estaban en el local de Lizlet comiendo su pastel favorito- ay… demonios, parece que alguien debe estar hablando sobre mí.


    -Si… ya me di cuenta –menciono el Terumī sentado frente a la rubia con resto del pastel que le escupieron en la cara-.


    -¡¡Aaaahhh!! ¡¡Lo siento mucho Naruto-kun!! –se disculpó Bee buscando algo con que limpiarle la cara-.


    -Aquí tienes Naruto –en ese instante la dueña del local se encontraba cerca de la mesa de los chicos para entregarle un paño al Terumī- esta vez sí que te pasaste Bee, le estornudaste en la cara a tu amiga no es nada agradable –le dijo a su amiga como regaño-.


    -¡¡Pero fue sin querer, no lo hice a propósito!! –Dijo la chica en su defensa al momento que Naruto término de limpiarse la cara-.


    -Tranquila Bee-chan, solo fue un pequeño estornudo de repente. No lo hiciste a propósito, a muchas personas le –dijo Naruto que le entregaba el paño a Lizlet y de paso agradecerle por el gesto-.


    -Pero lo de ella se debe por golosa y llenarse la boca de pastel –menciono Lizlet para deprimir más a Bee-.


    -¡Eres muy cruel senpai! –se quejó ella pero sin para de comer su pastel-.


    -“Ni con lo deprimida que esta no puede dejar de comer” –pensaron Lizlet y Naruto observando a la roba con tremendas gotas de sudor-.


    Minutos después de que Queen Bee superaba su depresión, los chicos empezaron a charlar de las cosas que hacían y recordar buenos momentos que pasaron estos años. Luego el joven Terumī decidió tocar un tema que no le agradaría para a su amiga.


    -Umm… Bee-chan, no sé si lo sabes o no pero… dentro de poco terminare mi entrenamiento en Kumo, y sabes que significa una vez que termine –al decir eso causo que Queen Bee deje a un lado su pastel y poner una cara de tristeza-.


    -Sí, ya lo sé. Yagura-sensei me conto del asunto semanas atrás –menciono Bee desviando la mirada- nunca pensé que llegaría ese día tan pronto.


    -Veo que ya te informaron al respecto –dijo Naruto que maldecía a su sensei por abrir la boca- escucha, sé que es algo que no te gustaría hablar pero…


    -No, no lo digas o me dolerá mas Naruto-kun, las despedidas son de lo más doloroso –interrumpió Bee que se contenía las ganas de llorar, Naruto intento decir algo pero ella se le adelanto- ¡tienes que entender que eres el único y mejor amigo que he tenido! ¡Si no te tengo a tu lado… ya no sería la misma! –De pronto el local se oscureció por completo para que una luz se encendiera e iluminara la mesa donde estaban los chicos mientras se escuchaban las quejas de los demás clientes-.


    -Bee-chan… -decía Naruto mirando fijamente a su mejor amiga- comprendo cómo te sientes, me gustaría quedarme un tiempo más en Kumo pero tengo deberes que cumplir en mi aldea –dicho eso extendió su mano hacia la de su amiga para entrelazar sus dedos-.


    -Pero sin ti mi vida no tendría sentido, por ti por fin supe lo que es ser una chica normal sin preocuparme por las misiones –le dijo la rubia con lágrimas en los ojos- porque… ¿Por qué tenemos que separarnos cuando más estamos unido que nunca?


    -Tu eres la primera amiga a de verdad que conozco, eres a la que puedo ser sincero sin que actúes por el hijo de un clan importante. También me dolería en tener que separarte –fueron las palabras sinceras del Terumī que aceleraban el corazón de Bee-.


    -Naruto-kun, sé que esto puede sonar egoísta de mi parte pero quiero dos cosas, dos cosas que son muy importantes para mí –pidió Bee a su amigo que pregunte qué era lo que quería- si no interfiere con tus obligaciones, deseo que no perdamos nuestra amistad, quiero que mantengamos una comunicación continua, y lo segundo -los comensales estaban más a la expectativa, incluso las sirvientas no dejaba de mirar todo ese drama protagonizado en el Café, mucho más divertido que las novelas que pasan a las 10 de la noche- quiero tener una última cita contigo, que sea nuestra última noche juntos.


    -Me encantaría –acepto Naruto para la felicidad de su amiga- que te parece para mañana en la noche, ¿te parece bien?


    -PERFECTO –ella se levantó de su asiento de la alegría y de inmediato toma asiento roja de la pena por su reacción- m...mañana a las 7, en Kumo´s Sushi. Te esperare a que me busques a mi hogar.


    -Estaré a primera vista, es una promesa –prometió el rubio para que las luces volvieran y sacarlos de su mundo- ¿eh?


    -¡De acuerdo, ¿Quién fue el que apago las luces?! –Se escuchó gritar a una molesta Lizlet que encendió las luces, Naruto y Bee notaron que muchos clientes los observaban fijamente- ¿¡ustedes hicieron esto!? –Pregunto la rubia a sus empleadas que temblaban como hoja al momento de responder que solo querían darle una mano a Queen Bee- todas ustedes... ¡¡AL CUARTITO EN ESTE INSTANTE!! -todas se pusieron blancas de miedo al saber que les esperaba, y gracias a ello no podrían sentarse en un tiempo-.


    -¿Qué es eso del “cuartito que menciono Lizlet? –Pregunto Naruto a Queen Bee que también temblaba del miedo- ¿Bee-chan?


    -Aún tengo pesadillas sobre ese castigo. Naruto-kun, pase lo que pase nunca hagas enfadar a Lizlet-senpai –le advirtió Bee a su amigo que sin entender asintió con la cabeza-.



    -Con Jiraiya y Yagura-Calles de Kumo-


    -Quien diría que el Gaki terminaría el entrenamiento antes de lo estimado. Salió como su padre después de todo… lo malo es que no me respeta –decía el Gama Sennin caminando al lado del anterior Mizukage de Kiri hablando al respecto de su alumno- pero lo que cuenta es que le enseñamos lo necesario para que esté preparado para cualquier situación.


    -En eso tienes razón Ero-sennin –dijo Yagura cabreando al Sannin- Naruto se esforzó al máximo estos cuatro años para que aprender a usar el poder del Kyūbi a pesar que solo puede llegar hasta el nivel de tres colas. Yugito-san dijo que si sigue la misma rutina en Kiri, solo es cosa que en par de años su nivel aumente hasta alcanzar al nivel de 6 colas –menciono el ex Mizukage-.


    -Qué te parece si el Gaki entrene usando el método de los Kage Bunshin para acelerar más su desarrollo –sugirió Jiraiya al momento que Yagura pregunte sobre ese método- la cosa funciona así: con los Kage Bunshin multiplicas varias veces un entrenamiento, por ejemplo, realizas control de Chakra por unas 4 horas pero con seis clones realizando el mismo ejercicio. Pero al disiparlo tendrías la experiencia de todo un día de entrenamiento, pero con ello viene fatiga mental o una pequeña migraña.


    -No sé si ese método de entrenamiento sea una buena idea, no me gusta eso de que Naruto se fatigue demasiado. Y si Mei se entera de lo que le paso… seria mi fin –señalo el ex Mizukage preocupado por la vida de su alumno y casi hermanito menor. Eso y que Mei lo mataría si le llega a pasar algo a su bebe-.


    -Tú no te preocupes, yo responderé por ese entrenamiento -Jiraiya se veía muy seguro de sí mismo, hasta que recordó que un día Mei lo persiguió por toda la aldea solo cubriéndose con una toalla lista para fundirle las bolas por espiarla- ehhh mejor vamos a la segura y que el chico se toe su tiempo para que el chico entre a su modo. Pero para evitar algún accidente en el futuro –sacando un papel que tenía el sello con el Kanji escrito “restringir”- usa esto en caso que Naruto llegue a perder el control, es el Sello de Supresión de Chakra Bestia Con Cola. Lo diseñe específicamente para suprimir la influencia de los Bijūs en los Jinchūrikis. Solo debes ponerlo en su frente para detenerlo.


    -agradezco mucho esta ayuda, solo espero no llegue que el pierda el control –dijo Yagura tomando el papel al momento que Jiraiya le decía “más vale prevenir por cualquier emergencia”- pero a decir verdad, es algo difícil de creer que hayas elaborado un sello tan fuerte como para detener el poder de los Bijūs –menciono el viendo detalladamente el papel-.


    -¡Para que veas lo genial que soy en realidad! ¡Jajajajaja! –Se carcajeaba el Sannin hinchando su pecho con orgullo- he estudiado a fondo el Fūinjutsu para que pueda crear este tipo de sello que tienes en tus manos, ¡incluso puedo llamarme todo un maestro en la materia! ¡Jajajajaja! –Siguió riéndose presumiendo de sus habilidades-.


    -Maestro pero en la perversión –menciono el ex Mizukage para que Jiraiya se caiga de espalda- si eres tan "genio" como tú dices, ¿por qué siempre te descubren las mujeres cuando las espías? -pregunto Yagura dejando callado al Sannin- me lo imaginaba, que se iba a esperar de un pervertido. Deberías crear un Jutsu para poder salvarte tu propia vida –sin que se diera cuenta, el peligris le dio una gran idea al Gama Sennin que tenía los ojos abiertos por completo-.


    -Eres… un… ¡puto genio! ¡Muchacho me has salvado la vida! –Decía Jiraiya agarrando de los hombros al peligris que solo alcanzo a decir un simple “¿Eh?”- ¡te daría un enorme beso si no fuera porque soy homofóbico! ¡Nos vemos más tarde jajajajajajajajaja! ¡Brillante, simplemente brillante! –una vez que soltó a Yagura, el Sannin se fue corriendo a quien sabe dónde, dejando solo al peligris que comprendió el error que acaba de cometer-.


    -¿Qué es lo que acabo de hacer? ¡Ese viejo pervertido va a traerme más problemas de los que tengo! –Yagura fue corriendo tras Jiraiya armándose de su bastón- ¡¡regresa en este instante Ero-sennin, ni crea que voy a permitir que te salgas con la tuya!! –le grito al peliblanco que le decía “¡¡No me atraparan con vida!!” al momento de acelerar su huida-.


    -Ahora con Naruto-


    Ahora mismo el joven Terumī caminaba de regreso al hotel una vez que se fue del Café Relish, de despedirse de Queen Bee y recordarle que mañana a las 7 de la tarde pasaría a buscarla para su segunda cita. Luego recordó que aún no tenía experiencia en esto de las citas luego de la que tuvo hace dos años, pero por suerte contaba con la ayuda de cierta zorra gruñona y dormilona que le daría una mano.


    -[“Kyūbi-chan… Kyūbi-chan, ¿estas despierta”] –se comunicó mentalmente con la Bijū que en este momento se encontraba tomando otra de sus “siestas de belleza”-.


    -…Kyūbi no está disponible… zzzzzz… deje su mensaje… zzzzzz… después del ronquido… -respondió la Bijū acurrándose en el interior del Terumī que tenía una gota de sudor corriendo detrás de su cabeza-.


    -[“Eso fue la excusa más inútil y estúpida que he escuchado de parte tuya. Mucho más que aquella vez que dijiste que estabas muy ocupada limpiando la cueva”] –menciono el rubio escuchando los gruñidos de la zorra que quería seguir durmiendo-.


    -¡¡Cierra la boca Gaki!! ¡¡Si no me dejar dormir, te juro que para la próxima vez que desmayes y que tenga que controlar tu cuerpo, no serán “espasmos” lo que te lastimen las joyas de la familia!! –Amenazo la semi-despierta zorra a su Jinchūriki-.


    -[Te la pasas durmiendo un mes entero, ¿Qué te cuesta mantenerte despierta por al menos unos días?”] –le pregunto a la Bijū que le respondía con “no prometo nada” para que el suelte un suspiro de cansancio- [“Solo necesito que por al menos me des una mano para el día de mañana, solo te pido eso”] –eso llamo la atención de Kyūbi que lo pensó bien y que escucharía lo que el Terumī intenta decirle-.


    -De acuerdo, ahora sí que tiene mi atención. Ahora habla Gaki, ¿Qué es eso tan importante que requieres de mi ayuda para interrumpir mi sueño de belleza? –Pregunto Kyūbi al ojiazul-.


    -[“Lo que pasa es que mañana tendré una segunda cita con Bee-chan”] –respondió el rubio para que la zorra tenga un leve tic en uno de sus ojos- [“y esta vez iré a cenar con ella en un restaurante de Sushi que se localiza en el centro de la aldea. Así que quería pedirte algo de tu ayuda para que me dieras una mano”]


    -¡Y por eso me despertantes, ¿para qué te ayude con una tonta cita?! ¡A veces me olvido por completo la poca capacidad de retención que tienen algunos humanos! –Reclamo la zorra molesta- ¡¡no entiendo lo que le ves a esa… a esa humana de pechos inflados!! ¡¡Son tan falsos como llevar un sostén con un par de globos llenos de agua!! ¡¡Jamás comprenderé el por qué tienes tanto interés en esa chica!! ¡¡QUE TIENE ELLA QUE NO TENGA YO, LA REINA DE LOS BIJUS!!


    -[“Yo más bien diría que eres la reina de las celosas”] –le dijo el Terumī a la zorra justo en su orgullo- [“Desde que tuve mi primera cita con Bee-chan, empezaste a actuar de esa manera, ¡hasta te escucho cuando hablas durmiendo y diciendo cosas de rubias odiosas que están robando mi atención!”] –al decir eso la zorra empezó a ponerse nerviosa de que su tonto Jinchūriki escuchara las cosas que decía mientras dormía-.



    -¡Claro que me molesta, Y MUCHO! ¡Eres MI Jinchūriki, tu atención debe ser solo mía y de nadie más! –Reclamo la Bijū que sacaba al aire sus celos-.


    -[“Entonces si lo admites, le tienes celos a Bee-chan”] –señalo Naruto sin quitar esa enorme sonrisa de su cara al descubrir los celos que tiene Kyūbi a una simple humana-.


    -¡¡Deja de estar diciendo tonterías!! ¡¡El día que demuestre estar celosa será cuando me hayas demostrado ser digno de merecer mi absoluta confianza!! ¡¡Si lo que querías era consejos, pues ve a pedírselos al pervertido del Sannin y el rarito de sensei que tienes!! –dicho eso la zorra corto la comunicación con el Terumī que se aguantó las ganar de reírse-.


    -Jejeje, Kyūbi-chan resulto ser todo una Tsundere. Si se lo cuento a Isobu se mataría de la risa –dijo Naruto divertido para seguir su viaje de regreso al hotel-.


    -Mientras tanto con Queen Bee-


    La hermana menor de la Raikage iba en camino a su hogar con una gran sonrisa por lo que paso en el Café Relish. Ella entra saltando de alegría a la casa mientras su hermana mayor que descansaba en un sillón escucho la puerta abrirse, ve a su hermana pasando y que tenía una sonrisa más grande que haya visto, cosa que llamo mucho su atención.


    -“Y ahora que hizo para estar sonriendo de esa forma” –pensó la Raikage que se levantó de su sillón- ¡Bee, ven aquí ahora mismo! –Llamo a su hermana que no desobedeció el llamado-.


    -Que quieres Sis –pregunto Queen Bee sin dejar de sonreír para que su hermana mayor extendía su mano en frente suyo-.


    -De acuerdo, entrega esos dulces de inmediato –ordeno la mujer- solo sonríes de esa manera cuando estas comiendo esas porquerías en la que gastas todo tu dinero. No quiero oír mas pretextos tuyos y entrégalos ahora mismo –volvió a ordenar lo que causo mucha risa a Bee-.


    -¡Oh vamos! ¿Que no puedo ser feliz sin que tu creas que hay dulces de por medio? -Pregunto Bee mientras que su hermana alzaba una ceja-.


    -Me cuesta creer que no es por los dulces el que no dejes de sonreír. Así que, ¿a qué se debe esa sonrisa tuya? –pregunto la mujer al momento en que Bee salto sobre ella para abrazarla-.


    -Mañana será un día clave en mi vida Sis, en una cena de gala me le declarare a Naruto -decía la pequeña morocha muy ilusionada-.


    -¿¡Q-q-q-qué!? ¿¡Vas a tener otra cita con el alumno de Yagura!? –La líder de Kumo no podía creer que su tonta hermana tuviera esa increíble suerte para tener otra cita- ¡espera un momento, vas a tener una CITA con el chico Terumī, ¿POR SEGUNDA VEZ?! ¿¡Cómo es posible!?


    -Como Naruto-kun se ira de Kumo dentro de unos días, le pedí que si podemos tener una segunda cita mañana a las siete, y esta será una cena romántica en el Kumo´s Sushi –dijo Bee con una mirada soñadora para luego separarse de la Raikage- ahora si me disculpas, voy a salir a comprar un vestido para esta gran ocasión.


    Una vez que se fue, su hermana se quedó quieta como una estatua, boquiabierta y sus ojos como platos al enterarse que su tonta hermana fuera capaz de tener otra cita con el chico Terumī tan fácil.


    -Ehh… ¿¡EHHHHH!? ¡¡¡ESA NIÑA HA TENIDO MAS CITAS QUE YO A SU EDAD!!! -eso deprimió a la Raikage- porque no conocí a alguien como el Gaki cuando era más joven –murmuraba la líder de Kumo mientras hacía circulitos en el piso con un dedo-.


    Al día siguiente las cosas fueron tranquilas, y para la buena suerte de Queen Bee, no hubo muchas misiones porque la Raikage se le veía deprimida y con pocas ganas de trabajar, la pobre Tomoyo tuvo que encargarse de todo el trabajo. Una vez que terminaron unas misiones sencillas, Queen Bee se fue directo a su casa a cambiarse y arreglarse para su gran día. Con Naruto las cosas fueron fáciles gracias a que tuvo unos consejos útiles por cortesía de la asistente de la Raikage que conocía bien a Bee en vez de los tontos consejos de cierto Sannin pervertido, además de que consiguió el traje perfecto para esta noche, unos pantalones de mezclilla negro, zapatos boleados, una camisa de manga larga azul, por encima un saco o chaleco negro.


    -Guau, sí que es grande la casa de Bee-chan –decía Naruto que llego a la mansión donde vivía Queen Bee y la Raikage, la cual era un poco más grande que la suya en Kiri-.


    Sin perder tiempo, camino hacia la puerta para tocar pero antes de que pudiera hacerlo, la puerta se abre revelando a lo que a los ojos del Terumī, era una diosa en persona. Naruto quedo mudo al ver a Queen Bee con ese hermoso traje que compro. Un vestido de noche color morado con tirantes cruzados a la altura del cuello con detalles florales a la altura de los brazos, tiene un corte a lo largo para lucir sus piernas tonificadas, usa unas zapatillas del mismo color de su vestido de tacón corto para su fácil caminar, tiene unos largos y delicados guantes blancos que cubren hasta su antebrazo, su peinado amarrado a un bollo central con 2 mechones laterales.


    -Lamento mucho el retraso, digamos que tuve problemas con Ero-sennin que no me dejaba en paz –menciono Naruto por su retraso, si no fuera porque Yagura tuvo que noquear a Jiraiya para poder irse-.


    -No es necesario que te disculpes, no llevaba mucho esperándote –le mintió Bee al rubio, la verdad es que llevaba más de una hora cerca de la puerta esperando que llegaran para buscarla- “¡¡maldito pervertido queriendo arruinar mi noche, no sé como pero juro boicotear sus sucios libros!!” –pensó la chica para que detrás de su espalda aparezca otra Bee pero con apariencia más oscura y tenebrosa- mejor vallamos a nuestra cita, me muero de ganas de ir a Kumo´s Sushi y probar lo que preparan –dicho eso Naruto le ofreció su brazo para que ella entrelace con el suyo para irse juntos a su segunda cita, una que sería “inolvidable”-.​

    Para Agosto se siguen las continuaciones de "La vida difícil de un Ex-Shinobi" y "Ángel Guardián de Naruto", y para Julio tengo algo nuevo que subiré dentro de unos días, no es uno de los nuevos proyectos que anuncie en mi perfil, es algo que mucho les encantara, nos leemos luego.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  11. Janshin

    Janshin Pronto todos seremos libres

    Registrado:
    23 Dic 2013
    Mensajes:
    255
    Temas:
    3
    Calificaciones:
    +319 / -0
    Como siempre amigo, rtardaste, pero valio la pena la espera por un cap así [corto, pero muy entretenido y gracioso] y espero que las cosas mejoren para poder tener más cap así, aunque ganaste la copa américa contra mi pais ¬¬, pero no veo futbol así que ni me interesa ahora :D, como sea, espero leer otra continuación de el Zorro de la niebla, aunque parece más bien Zorra [es hembra la Kyubi :V] pero igual, nos vemos :D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12. ☼☼Lord Darkness ☼☼

    ☼☼Lord Darkness ☼☼ あなたのような夢想家

    Registrado:
    16 Jun 2015
    Mensajes:
    218
    Temas:
    13
    Calificaciones:
    +209 / -3
    Jejejej buen capitulo ,me gustó la parte de la Kyubi-chan Tsundere jejeje y la parte del helado hasta a mi me hizo sonrojar imaginándolo ( no soy pervertido solo tengo una gran imaginación activa)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13. black dragon

    black dragon

    Registrado:
    28 Dic 2013
    Mensajes:
    61
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +11 / -0
    jajaja interesante jajaja y jiraya por fin tendra un plan para que no lo atarpen espiando. la cita de naruto y queen bee sera interesante lo mas seguro es que tengan un amplio publico, se espera con ansias la conti :):):):)
     
  14. luisjf1979

    luisjf1979

    Registrado:
    11 Nov 2013
    Mensajes:
    38
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +2 / -2
    muy bueno
     
  15. Mizuri Namikaze

    Mizuri Namikaze

    Registrado:
    16 Jul 2016
    Mensajes:
    6
    Temas:
    4
    Calificaciones:
    +2 / -0
    Tu fic es bueno aunque no me gusta mucho la actitud de Bee
     
  16. Cavaliere freddo

    Cavaliere freddo

    Registrado:
    6 Abr 2015
    Mensajes:
    71
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +22 / -0
    espero ver un capitulo nuevo pronto
     
  17. Autor
    Kamen Rider Predator

    Kamen Rider Predator

    Registrado:
    1 Oct 2011
    Mensajes:
    126
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +390 / -0
    ¡¡Wassup Motherfuckers!! Lamento mucho si me demore con tenerles listo la continuación de Zorro de la Niebla pero como ya estamos en Septiembre ahora tengo el triple de trabajo en el taller… lo bueno de todo eso es que tendré mi merecido aguinaldo para estas fiestas patrias TTuTT.

    Regresando al tema este capítulo veremos lo que pasara en los últimos días de Naruto Terumī en la aldea de Kumo y de lo que ocurrirá en su segunda cita con Queen Bee ya que me inspire con cierta escena de una película que BloodEdge me recomendó, ¡así que disfruten de la continuación!

    -Blah blah blah (Personajes hablando)
    -"Blah blah blah" (Personas pensando)
    -["Blah blah blah"] (Jinchūriki comunicándose mentalmente con su Bijū)
    -Blah blah blah (Bijū o Invocación hablando)
    -"Blah blah blah" (Bijū o Invocación pensando)

    Kumo`s Sushi, el mejor restaurante de la aldea el cual no solo ofrecía comida de primera calidad, sino que también por su decoración y ambiente al estilo japonés tradicional, con meseras vistiendo como Geishas atendiendo las ordenes de los clientes que eran bien recibidos. Entre las decoraciones del mismo lugar se veían varias armas de utilería como son Katanas, martillos de guerra, escudos de madera o metal, fotos antiguas de guerreros de la antigüedad y arreglos florales.


    -Este lugar es increíble, tal como tú lo mencionaste Bee-chan –decía el joven Terumī probando una de las piezas de sushi que ordeno- sin mencionar que la comida es exquisita, nunca creí que comer pescado crudo fuera tan delicioso.


    -… -la rubia no decía nada debido a que estaba de malhumor, ni siquiera había tocado de lo que había pedido-.


    El motivo de por que Queen Bee esta tan molesta se debe a que su sensei y el resto del Equipo Yugito se auto-invitaron a comer en el mismo restaurante donde se llevaría su segunda cita, ¡y para el colmo su equipo termino arrastrándola a ella y a Naruto para una cena grupal!


    -“¿Cómo fue que termino así? ¿¡Por que tenían que aparecer ellas y arruinar mi cita!?” –Pensaba Bee con mucha rabia mientras le lanzaba una mirada asesina a sus compañeras y sensei-.


    -Oye Bee, te comerás ese rollo de queso-crema -pregunto Karui, que veía el plato de la seria Jinchūriki con ansiedad-.


    -Toma, es todo tuyo –dijo Queen Bee de mala para entregar el plato a Karui que con mucho gusto empezó a devorarlo-.


    -Deberías calmarte Karui, estamos en un restaurante para que comas como un animal –se quejó Samui a su compañera, Queen Bee ya tenía un tic en uno de sus ojos mientras se aguantaba la rabia que tenía-.


    -¡Déjame en paz, reina de hielo! ¡No sabes cuando he deseado venir a comer a este lugar! ¡Por primera vez quiero disfrutar de algo bueno y que no termine arruinándose! –grito Karui a su compañera sin dejar de comer-.


    -No se peleen chicas, hay que disfrutar de esta noche gracias al bono que me gane por cortesía de Raikage-sama –decía Yugito mas que contenta mientras mostraba el cheque que le entregaron- así que comamos todo lo que queramos porque yo invito –levantando una copa de Sake-.


    -“En serio… ¡¡COMO MIERDA PASO TODO ESTO!!” –Gritaba Queen Bee dentro de su cabeza mientras una versión Chibi de sí misma apuñalaba con una kunai a un muñeco idéntica a Yugito-.


    -Flashback-horas antes-


    Los dos rubios caminaban rumbo al restaurante donde tendrían su segunda cita días antes que Naruto regresara a su aldea natal. Cabe decir que la chica no dejaba de sonreír al poder pasar un buen tiempo con el chico que tanto amaba y pasar una velada nocturna a su lado.


    -“Muy bien Bee-chan esta es la noche, en estas situaciones las mujeres se separan de las niñas, nada podrá salir mal en esta maravillosa cita con Naruto-kun bajo la luz de la luna aunque estemos dentro de un restaurant, hubiese traído una cámara para grabar la cita perfecta” –pensaba la rubia que al mismo tiempo se imaginaba el cómo sería su boda de ensueño… y su luna de miel- jejeje –soltó una pequeña sonrisita que sonó algo pervertida-.


    -¿De qué te estas riendo? –Pregunto Naruto a Bee que salió de sus pensamientos-.


    -Solo recordé un chiste personal, no es nada –respondió la chica pegándose al brazo del Terumī que quedo entre su bien desarrollado busto- mejor concentrémonos en nuestra cita –señalo ella-.


    -¡Condenada humana, queriendo seducir a mi Jinchūriki con esas bolas de cebo! ¡Si no fuera por este tonto sello te machacaría para arrancarte esas cosas y que yo sea la que tenga esa cita! –Magullo una molesta Kyūbi viendo lo que hacia la rubia-.


    -[“Debería aprender a hablar en silencio porque puedo escuchar todo lo que dices”] –se comunicó el Terumī para la vergüenza de la Bijū-.


    -¡¡¡QUIEN PIDIO TU OPINION!!! –grito la zorra provocándole un fuerte dolor de cabeza al rubio y cortar la comunicación entre ellos-.


    Aguantándose el camino en el trayecto los chicos llegaron a Kumo`s Sushi, cosa que emociono a Bee, pero su alegría no duro mucho cuando tres personas aparecieron por detrás.


    -Vaya, que sorpresa verte aquí Bee –dijo una de las tres personas para que los dos rubios volteen a ver al resto del Equipo Yugito- como están Naruto, Queen Bee.


    -Yugito-sensei, Karui, Samui –dijo el Terumī al reconocer a las que llegaron (N/A: Karui y Samui siguen usando las mismas vestimentas que en el capítulo 12)- ¿Qué hacen ustedes aquí?


    -Verán chicos, venimos a cenar a este restaurante gracias al bono que me gane –respondió Yugito mostrando el cheque que tenía- quien diría que ser la sensei de la chica más insoportable de toda Kumo me beneficie mucho –empezó a darle besos a su cheque-.


    -¡Oiga, no soy insoportable! –Se defendió Queen- “¡¡por que tenían que venir a comer al mismo que sería mi cita!!” –pensaba la rubia molesta-.


    -Es una gran coincidencia de que nos encontremos aquí porque quería invitar a todo el equipo a comer en Kumo`s Sushi, y eso te incluye a ti Naruto. Después de todo eres uno de mis alumnos –dijo la Jinchūriki del Nibi, Naruto quiso hablar pero Queen Bee se le adelanto-.


    -Lo siento sensei, pero Naruto-kun y yo estamos en una c-i-t-a, y espero que comprenda que no queremos que nos interrumpan –decía Bee que abraza el brazo de Naruto de forma posesiva-.


    -Una… ¿cita? ¿Ustedes son están en otra cita? –pregunto Samui con evidentes celos, cosa que llamo la atención de Bee que se le ocurrió una idea para molestarla-.


    -Así es, Naruto-kun y yo estamos teniendo nuestra segunda cita antes que el regrese a su aldea –menciono la rubia muy apegada al brazo del Terumi y provocarle mucho celos a Samui- además… -se separó del rubio para acercarse a su compañera y susurrarle unas palabras- no pienso dejar que tú y tus enormes senos me lo quiten –Samui abrió por completo sus ojos al momento que Bee se apartó y regresar con el chico que ama-.


    -“Si lo que quieres es guerra, pues la tendrá, no pienso quedarme atrás” –pensó Samui mirando de forma desafiante a su compañera de equipo-.


    -Oiga sensei ¿hasta cuándo vamos a esperar para entrar? Me estoy muriendo de hambre –hablo Karui que solo le importaba comer-.


    -Ya no comas ansias ya vamos a entrar –dijo Yugito a la pelirroja para luego ver a los chicos, en especial a Naruto- así que dentro de unos días regresaras a tu aldea, bueno ¿Qué les parece si hacemos una pequeña fiesta de despedida? –propuso ella-.


    -¿¡Que!? ¡¡Espere un momento sensei, usted no tiene el derecho de arruinar mi cita!! –Se quejó Queen Bee que no estaba de acuerdo con Yugito-.


    -Vamos Bee, no hay nada de malo de que pasemos algo con nuestro cuarto miembro de equipo –menciono la rubia-.


    Yugito siempre consideraba al Terumi como el cuarto miembro de su equipo desde que comenzó a entrenarlo y que participara en varias misiones, además de que sus chicas se llevaban muy bien con él. Queen Bee nunca se apartaba de él y hacían un buen equipo porque se conocían bien, Samui era más abierta cuando conversaba con el dejando su actitud de reina de hielo, y Karui a pesar de que diga que lo detestaba mostraba algo de amabilidad a Naruto.


    -¡Vamos equipo no perdamos el tiempo y entremos de una vez! –ordeno Yugito para que Karui entre seguido de Samui que se encargaba de llevar a Naruto dentro del restaurante. La única persona que no entro era Queen Bee que no se movía de su lugar y que tenía la mirada clavada en el piso- oye Bee ¿vas a entrar o qué?


    -¡¡¡PORQUE DEMONIOS TENIAN QUE ARRUINAR MI ULTIMA CITA CON NARUTO-KUN!!! –gritaba Bee que comenzó a arañar el muro del edificio en frente de Kumo`s Sushi- ¡¡¡SE SUPONIA QUE ERA UNA CITA, UNA CITA!!! –Decía la chica que continuaba descargando su rabia contra el muro-.


    -Ya, ni que fuera la última que tendrán, entra ahora de una vez –dijo Yugito que tomo a su alumna de los tobillos para arrastrarla hacia el restaurante sin que ella dejara de maldecir por arruinar su gran cita-.


    -Fin del Flashback-


    -“¡¡¡Me vengare de esto sensei, se arrepentirá de haber arruinar mi cita!!!” –Pensaba Queen Bee planeando futuros planes contra la Jinchūriki del Nibi-.


    -¿En verdad no vas a comer? Eso es algo no muy común en ti –señalo Yugito notando que Bee no comía nada-.


    -Es que acabo de perder el apetito –respondió la rubia de mala gana causando que se escuchara el sonido de un disco rayado seguido por las mirada de shock del Equipo Yugito y Naruto- ¿Qué? ¿Por qué se quedan mirándome esa manera?


    -Es que jamás te escuche decir que perdiste el apetito, eso es… raro viniendo de ti porque siempre te la pasas comiendo dulces –el comentario de Naruto fueron como un flechazo con la palabra “GORDA” en el pecho de la chica-.


    -“Naruto-kun piensa que soy una glotona” –pensó Bee con cataratas de lágrimas cayendo de sus ojos-.


    -Lo que Naruto-kun dice es la verdad, tú eres la que más come en el equipo y te la pasas gastando todo el dinero que ganas en las misiones en esas porquerías llamadas dulces –le dijo Samui con su clásica actitud fría-.


    -¡¡Quien pidió tu maldi…!!! Momento ¿desde cuándo empezaste a llamar a Naruto-kun de esa manera? –pregunto Bee mirando fijamente a Samui que se sonrojo de a golpe y quedarse callada-.


    -Tampoco hay que olvidar lo que ocurrió hace años atrás cuando asaltaste una dulcería –comento la pelirroja del Equipo Yugito para que Bee se ponga roja de la vergüenza-.


    -¿Bee-chan asalto una dulcería completa? –El Terumī no podía creer que su amiga fuera capaz de hacer algo tan loco- ¿Cómo es que sucedió eso para que ella asalte una dulcería?


    -Jejeje, déjame que te cuente lo que paso ese día, sucedió dos años antes de tu llegada a la aldea –Yugito empezó a contarle a Naruto lo que ocurrió ese día- en ese tiempo vendían unos dulces muy populares para los niños que los compraban y Queen Bee era uno de ellos –apunto a su alumna que azoto la cabeza contra la mesa- un día Bee quiso comprar muchos de los dulces que le gustaron pero perdió el dinero que junto en el camino para que el dueño del local la eche y provocara que ella se enfade para luego ser capturado y tomar el control de la dulcería jajajajaja –la rubia comenzó a reír al igual que Karui- ¡Raikage-sama tuvo que disculparse personalmente con el pobre hombre y pagarle una buena cantidad de dinero para que no ponga una orden de arresto en contra de su hermana jajajajaja!


    -“¡¡¡POR QUE TENIA QUE CONTAR EL PEOR DIA DE MI VIDA!!! ¡¡¡AHORA SI QUE NARUTO-KUN PENSARA QUE ESTOY CHIFLADA POR LO QUE HICE AÑOS ATRÁS!!!” –Pensaba la pobre de Bee para levantar la cabeza de la mesa y notar que Naruto no se estaba riendo, sino que se veía serio-.


    -Muchos pueden cometer errores en la vida. Es algo normal en hacer cosas como eso –dijo el Terumī de forma filosófica que animo a Bee que solo lo miraba con estrellitas en los ojos por como el la defendía-.


    -Pero cuando se trata de Bee y sus errores eso no es errar o equivocarse, eso es porque ella es bruta de naci-GUUH –de pronto Karui se ahogó por tener mucho sushi en la boca por cortesía de Bee-.


    -¿Decías algo mi querida compañera? No te puedo entender bien con tanto sushi que tienes en la boca, primero debes tragar para que te pueda entenderte mejor –le dijo inocentemente al momento que la pelirroja escupa lo que tenía en su boca-.


    -¿¡Estás loca o que!? ¡¡Casi me ahogo por tu culpa senos de vaca!! –Le reclamo a la rubia y prepararse para darle su merecido a la rubia-.


    -¿Yo? Nunca querida, solo pienso que esas estúpidas dietas que haces no te ayudan en nada querida, estas bellezas las obtuve por comer lo que siempre quiero y ejercicios Pe-ttan-ko-chan –respondió Bee presumiendo su muy bien desarrollado busto que le pico en el orgullo de la única pelirroja del equipo-.


    -¡Ni se les ocurra ponerse a pelear en este lugar o les aplicare el Neko Henge como castigo! –Les amenazo Yugito a sus dos estudiantes para no arruinar la velada del grupo y de muchos clientes-.


    -¡¡Lo sentimos mucho, no volverá a pasar!! –Se disculparon sus dos alumnas para no ser castigadas pero a la vez tenían distintos pensamientos-.


    -“Karui-baka, Sensei-baka, solo tienen envidia de que yo tengo un futuro novio y ellas se quedaran solteronas cuidando gatos, fufufufu” –pensaba la rubia Jinchūriki del Hachibi-.


    -“Sensei idiota y maldita vaca lechera ¿porque se meten con mi casi nula medida de pechos? esto no se quedara así cuidadora de gatos y lechería ambulante” –pensaba Karui-.


    -Más les vale que no vuelvan a discutir porque no habrá una segunda oportunidad –les advirtió Yugito a las dos chicas que sintieron un leve escalofríos porque cuando ella se lo propone, puede ser una mujer espeluznante- bien, mejor sigo disfrutando de mi sake y de la comida –continuo bebiendo de forma moderada para no embriagarse-.


    -“Ya lo tengo” –a Bee se le ocurrió un brillante plan viendo como la Jinchūriki del Nibi bebía tranquilamente- Sensei, escuche por ahí sobre rumores de que usted está saliendo con Darui-san ¿es cierto? –Pregunto “inocentemente” para que la rubia mayor casi se ahogue con el sake que bebía-.


    -¿Saliendo con Darui? ¿Quién dijo semejante barbaridad? –pregunto Yugito que no le agrado nada sobre ese rumor que corría entre los aldeanos sobre su persona-.


    -Bueno, muchos dicen y ven que ustedes son muy unidos y que cuando conversan se nota que se tienen mucha confianza –decía Bee que jugaba con su vaso con agua- pero cuéntenos, ¿es cierto que usted está saliendo con Darui-san?


    -¡Por supuesto que no, él y yo solo somos viejos amigos! –respondió de inmediato la rubia mayor dando un leve golpe a la mesa con su copa de sake- puede que de vez en cuando nos vemos por simple casualidad en las calles y charlamos pero eso no quiere decir que tengamos una relación como parejas –respondió ella para llenar su copa y darle un sorbo-.


    -¿En serio? ¿Pero por qué no tiene una pareja? Usted es una mujer muy hermosa que debería tener muchos pretendientes en la aldea –menciono la chica para que Yugito se ponga demasiado tensa al no saber que responder-.


    -S…si… tengo a a-a-algunos que no d-dejan de pedirme q-q-que salgan en u-u-una cita –tuvo que mentir porque la verdad es que no tenía novio, amantes ni tampoco un pretendiente. En pensar que seguía soltera le destrozaba su orgullo como una de las mejores Kunoichis de Kumo para seguir bebiendo-.


    -¿Entonces admite que si tiene novio? ¿Cómo se llama el afortunado que la conquisto? “Veamos que dirás al respecto sensei” –pensó Bee que dentro de su cabeza una versión Chibi de sí misma con cuernos de demonio no dejaba de sonreír maléficamente-.


    -Este… su nombre… su nombre es… -la rubia mayor comenzó a sudar frio porque no se le ocurría un nombre que inventar o era lo que creía cuando tuvo algo que quizás sirva- su nombre es Dan, llevamos tiempo como novios –dicho eso se sirvió otra copa de sake-.


    -¿Solo Dan? ¿Es que su novio no tiene un apellido? –Bee siguió preguntando a su sensei que a simple vista estaba demasiado nerviosa-.


    -P-por supuesto que t-t-tiene uno… y es… es… –cada segundo que pasaba a Yugito se le acaban las ideas para buscar un apellido, pero eso no detuvo su ingenio cuando fijo su mirada en Naruto, en su botella de sake y en su plato de sushi- es… es… Terusashi –al decir el nombre de su “novio” sus cuatros alumnos se le quedaron viendo como si ella tuviera una segunda cabeza o algo por el estilo-.


    (N/A: Terusashi es por Terumī, sake y sushi… lo sé es muy poco original pero no se me ocurrió algo mejor para la situación -.-U)


    -“Ese es apellido más raro y ridículo que he escuchado en mi vida” –pensaron los chicos al mismo tiempo-.


    -Yugito-sensei, no es que quiera ofenderla ni nada parecido… pero pienso que el apellido de su novio suena como si alguien sin poca imaginación acaba de inventarlo –comento Samui para que la rubia mayor sintiera que le cayó una enorme roca en la cabeza-.


    -E-es que mi n-n-novio… viene de una familia de… extranjeros. ¡Si, es por eso que su apellido suena extraño! –Dijo de inmediato Yugito como pretexto-.


    -Para mí todo esto de su novio es solo una farsa para que no quiera confesar que sigue soltera –menciono Karui descubriendo la farsa de su sensei que quiso decir algo para salvarse pero Queen Bee se metió en la conversación-.


    -¡No puede ser cierto! ¡Nuestra sensei acaba de mentir a sus propias alumnas de que tenía un novio! –Exclamo ella levantando de su asiento y tomando una pose dramática que aprendió en una de sus teleseries que tanto le gusta- “¡OOOOHOHOHOHOH! ¡Te tengo en mis garras sensei, ooohohohoh!” –Pensaba como toda una villana mientras que la Chibi-Queen Bee tenía una mirada entrecerrada pero con una expresión de felicidad y una ancha sonrisa pero riendo con los dientes y su mano cubre una parte de su boca-.


    -E-e-e-e-espe… esperen, yo… yo… ¡YA ESTA BIEN, LO ADMITO, NO TENGO NOVIO Y SIGO SOLTERA ¿SATISFECHAS?! –confeso la rubia mayor para darle otro sorbo de su copa- no he tenido una relación debido a una razón, una maldito y estúpida razón… ¡y es que los hombres prefieren a las mujeres con pechos grandes! –Se quejó para ganarse la atención de los clientes y en especial las mujeres- ¡que chiste tienen, pechos son pechos aquí y en Iwa, ¿que los hace tan especiales?! ¡Solo son vanidades de mujeres que se sienten infravaloradas y se operan o se comportan como diosas por tenerlas infladas! -eso fue un pedrada a Bee y Samui que se cubrieron sus pechos de la vergüenza- ¡ya quiero ver cuando envejezcan y ver como se lee caen! ¡A ver si ya quieren seguir presumiendo! –dicho eso tiro su copa para empezar a beber directo de la botella hasta acabárselo-.


    -¡Yo la apoyo en eso sensei, tener los pechos grandes no te hacen las mejores sino que te hace ver más tontas! –Exclamo Karui estando de acuerdo con su sensei y de provocar a sus amigas que se sintieron ofendidas-.


    -Este… yo pienso que los pechos grandes no sean lo más importantes en el mundo –hablo Naruto para amenizar las cosas entre las chicas, además de que a las dos rubias del Equipo Yugito reaccionen con un “¿¡EHHH!?” y que casi se les iba el alma de sus cuerpos- lo que importa es su personalidad, pues yo no me fijo en el aspecto físico, yo veo lo que la persona misma aporta, además, cualquier chica es hermosa a mis ojos –sus palabras fueron lo suficiente para levantarle el ánimo a su sensei que le se acercó a su alumno y darle un buen abrazo-.


    -Sí que eres un chico especial Naruto. Si tan solo tuvieras unos años más que yo sin duda serias el perfecto novio para mí –decía la mujer algo pasada de copa y frotaba su mejilla con la del Terumī que se sonrojo bastante- pero quien sabe, con el tiempo me empiece a fijar en ti cuando crezcas –al decir eso provoco muchos celos a Samui y Bee-.


    -¡¡Oiga sensei se está aprovechando de la situación!! ¡¡Aléjese de Naruto-kun en este instante!! –Ordeno Queen Bee rodeada de fuego al ver como SU Naruto era abrazado por otra mujer que no era ella misma-.


    -Oblígame pechugona –desafío la Jinchūriki del Nibi haciendo un gesto con una mano y sin soltar a Naruto para provocar más a su alumna-.


    -Ya se está saliendo de control las cosas Samui, será mejor que calmemos a sensei y a Bee o tendremos problemas –dijo Karui a su compañera de equipo que no decía nada- ¿Samui? ¿Por qué estas más callada de lo habitual? –pregunto para notar un aura oscura rodeando a la mencionada que tomo un cuchillo y lo clavo con fuerza a la mesa espantando a la pelirroja-.


    -Yugito-sensei… será mejor que se controle… o si no tendré que hacerlo yo misma –dijo la rubia con una voz más fría de lo que acostumbraba usar que le causó un gran escalofrío a la pelirroja-.


    -¿Y quién me va a obligar? ¿Tú y tus gemelas infladas? –pregunto la rubia mayor señalando el abultado busto de Samui- ¿o la adicta al azúcar y sus bombones de chocolate? –Ahora señalo el busto de Queen Bee-.


    -Esto ya se está descontrolando más de lo debido –decía Karui viendo a las rubias más que molestas y dispuestas a matarse entre si- ¡de acuerdo ustedes tres ya dejen de pelear ahora mismo! –Intervino ella metiéndose entremedio de la pelea- ¡se supone que veníamos a pasar un buen rato pero ahora se está saliendo de control! ¡Sensei usted debería comportarse y dejar de beber en este momento! –Viendo como Yugito tomo otra botella de sake y empezar a tomar- ¡se supone que tú eres la que calma las peleas en el equipo pero ahora estás haciendo lo contrario Samui! –Menciono a su compañera que no se le bajaba la rabia- ¡y tu Bee, tu comenzaste todo esto cuando empezaste a meterse en la vida personal de sensei! –Culpando a Queen Bee quien inicio todo-.


    -¡¡Nadie pidió tu opinión pettanko!! –Grito Bee a la pelirroja que ardió en llamas por volverla a insultarla con ese apodo-.


    -¡¡¡A QUIEN LE DICE PLANA SENOS DE VACA!!! –estallo la pelirroja que le dio un buen derechazo que mando a Bee a estrellarse contra la mesa de unos clientes que se llevaron un buen susto- ¡¡¡QUERIA CALMAR LAS COSAS PERO CAMBIE DE PARECER!!! ¡¡¡PREPARATE A PELEAR BEE!!! –Declaro mientras se tronaba sus nudillos-.


    -Así que… ¿la pettanko quieres pelear? –Decía Bee que se levantó de la mesa rota y se quitaba restos de comida de su ropa y cabello- ¡si quieres una pelea te la daré ahora mismo! –Corría hacia la pelirroja y atacarla- ¡¡Doroppu Kikku!! (Drop Kick o Patada Descendente) –Usando la misma técnica que “aprendió” por cortesía de su hermana mayor conecto una fuerte patada a la pelirroja que se estrelle con algunas mesas y chocar contra un muro- ¡¡que te pareció eso planita, no eres la única que sabe pelear!!


    -Jejeje… -se carcajeo la pelirroja que se reponía del golpe, y a igual que Bee tenía resto de comida en su cuerpo- por fin podre ponerte las manos encima vaca lechera –decía ella tomando tres platos de sushi en cada mano como cuando un ninja tiene Shuriken entre sus dedos- desde hace mucho tiempo tenía ganas de darte tu merecido por todas las veces que te burlabas de mis pechos –finalizo al momento que sus ojos tenían un brillo maligno rojo que aterro a muchos clientes para cubrir los platos con Chakra-.


    -Ay mamá… -dijo Queen Bee viendo como la pelirroja le lanzo los platos- ¡¡AAAHHH!! –soltó un grito para esquivar el ataque pero al hacerlo parte de su vestido sufrió varias cortes- ¡¡MIRA LO QUE HICISTE, ESTE VESTIDO NO FUE NADA BARATO!! –Se quejó al ver los cortes en su vestido-.


    -¿Esa cosa fea que llevas? ¡Deberías agradecerme que te hago un favor al romperlo! -exclamo la pelirroja sin dejar de lanza platos-.


    -¡¡Pues al menos tengo el cuerpo para lucirlo y no como tu porque al menos los sushis tienen más carne que tu delgada figura!! –Señalo la rubia que seguía esquivando los platos con Chakra-.


    -¡¡HARE QUE TE TRAGUES TUS PALABRAS!! –en su arranque de ira Karui arrojo a algunos clientes que intentaron escapar y que terminaron en las garras de la chica- ¡¡AL MENOS TENGO UNA FIGURA TONIFICADA Y NO UN PAR DE BOLAS DE CEBO QUE TE CUELGAN DE ADORNO!!


    Ajeno a la batalla entre esas dos y de muchos clientes que corrían por sus vidas, Naruto Terumī estaba como pez fuera del agua viendo como sus dos amigas prácticamente destrozaban todo el restaurante.


    -Yugito-sensei debemos detenerla a Bee-chan y Karui antes que destruyan el lugar por completo –dijo el Terumī notando como su sensei seguía sentada y sin dejar de beber, hasta Samui se le fue la rabia que tenía antes- ¿sensei? ¿Samui? ¿Por qué siguen comiendo tranquilamente? ¿No piensan detenerlas? –pregunto el sin poder creer que las dos rubias seguían como si no les importaba la batalla entre sus dos miembros de equipo-.


    -Nah, no tiene caso porque cuando inician son como verduleras de mercado peleándose por la mejor fruta o verdura, además, solo la Raikage puede detenerlas en aquella vez –comento la rubia mayor que no dejaba de beber-.


    -Con el tiempo nos acostumbramos a las riñas de esas dos y que lo mejor es no meternos o las cosas terminaran peor. Nosotras lo sabemos por experiencia propia Naruto-kun –añadió Samui que comía e ignoraba el caos que se armaba-.


    El joven Terumī quedo boquiabierto ante la lógica de su sensei y Samui que era más que obvio que no moverían ni un dedo para detener la batalla de las otras dos integrantes de su equipo que no dejaban de lanzarse lo que tenían cerca. Al ver que no podía hacer algo solo soltó un largo suspiro, tomar una silla tirada en el piso y sentar al lado de Samui.


    -Si no puedes con ellas pues úneteles –dicho eso siguió comiendo sin quitarle los ojos de encima al pleito de las chicas-.


    Un gran caos se armaba dentro del Kumo`s Sushi por la disputa personal de las dos jóvenes Kunoichis que no paraban de arrojarse cosas e insultarse con apodo como “tabla de surf” y “pechitos de cerezas” para Karui y “cerebro de silicona” o “súper vaca lechera” para Queen Bee. Muchos de los clientes huían despavoridos, algunos ayudaban a los heridos que fueron usados como “armas arrojadizas” por cortesía de la pelirroja, unos pocos se quedaron viendo con cara de pervertidos viendo el desgarrado vestido de la hermana menor de la Raikage que apenas podía cubrir su divino y escultural cuerpo por los ataques de Karui.


    Karui lanzo un último plato con comida que por coincidencia tenia sushi, este fue esquivado por Bee y con la gran capa de Chakra que tenía este reboto en una pared cambiando de dirección dirigiéndose a Yugito, Samui y Naruto, este previendo el peligro tomo a ambas para que se inclinaran y no ser víctimas del golpe, el plato golpeo un pilar del restaurant, los restos del plato cayeron al suelo, pero ya sea coincidencia o no, un sushi perdido del plato volaba en dirección hacia Samui, que apenas se incorporaba sin saber que el pequeño pedazo de pescado se dirigía a ella, y unos segundos más tarde, este cayo entre sus enormes pechos. Cabe decir que fue un momento demasiado embarazoso para la rubia que se sonrojo de a golpe al notar como Naruto viendo su busto por unos segundos para que este desviara la mirada.


    -¡L-Lo siento, en verdad no quise mirar ahí! –se disculpó rápidamente el Terumī de lo que hizo-.


    -N-no es necesario que te disculpes –le dijo la rubia mientras pensaba que tal vez debía aprovechar este momento ahora o nunca- Naruto-kun, ¿a ti te gusta el sushi? –pregunto ella para que el mencionado responda con un si para que Samui levante sus enormes pechos donde en medio de ellos estaba un pequeño pedazo de sushi, ella con una sonrisita discreta pero por dentro sonriendo como todo una ganadora por tan brillante plan- ya que los platos están rotos, come de aquí, como eres tú, no hay problema –finalizo ella dejando callado al Terumī por semejante oferta-.


    -En algún sitio de Kumogakure no Sato-


    Cierto pervertido que se encontraba en lo alto de un edificio trabajaba en su próximo libro mientras observaba con la ayuda de su telescopio la sección femenina de los baños termales de la aldea. Era una gran suerte que muchas de las Kunoichis eran de piel morena y de buen cuerpo que le servían como inspiración la cual fue interrumpida cuando sintió una extraña sensación.


    -Porque de pronto tengo una enormes ganas de matar al Gaki y de estar en su lugar –dijo Jiraiya que no entendía el por qué se sentía así y en especial con su ahijado-.


    -De regreso a Kumo` Sushi-.


    -No te preocupes Naruto-kun que no me voy a enfadar contigo… solo te pido que seas gentil –pidió Samui que ofreció su busto como plato para comer al Terumī que tenía una leve línea de sangre corriendo por su sangre-.


    -Ehh…etto… “¡¡Que es lo que debo hacer!! ¡¡No puedo rechazar su oferta porque la lastimaría pero si acepto creerá que soy un pervertido!!” –Pensaba Naruto estando en el más grande lio de su vida-.


    Pero antes que él pueda decir una palabra Samui sintió que alguien la ataco y logro esquivar sin problemas unos platos cargados Chakra, pero no Chakra común sino que era Chakra Raiton. La rubia dirigió su mirada a su atacante quien se trata de Queen Bee que a simple vista, estaba furiosa a más no poder.


    -¡Así que ese es tu plan ¿eh?! ¡Finges que no te interesa Naruto-kun y aprovechas que te doy la espalda y lo seduces! –Señalo ella de forma acusatoria para que Samui se quite el sushi entre sus pechos- ¡¡no puedo creer que fueras capaz de hacerme esto Samui, me lo esperaba más de la pettanko pero menos de ti!! –ahora señalo a la pelirroja-.


    -¡¡No me metas en tus locuras tetona, yo no siento nada por Terumī!! –Dijo la pelirroja pero el enorme sonrojo en su cara decía otra cosa-.


    -Escúchame Bee, no tengo intenciones de quitarte a Naruto-kun. Yo… yo solo… le ofrecía algo de comer porque y nada más –se defendió Samui cruzándose de brazo y tratando de verse calmada-.


    -¿¡A eso le llamas ofrecer comida usando tus pechos!? –Remarco Bee- ¡¡no pienso aceptar que hagas esas cosas con Naruto-kun porque yo seré la que ofrezca sus pechos para lo que sea!! Declaro ella poniendo sus manos sobre su cintura y sacar pecho provocando que este rebotara por unos segundos–.


    Todo el mundo se quedó callado ante las palabras de la chica que sin querer término hablando de más, de las personas que se quedaron para fisgonear la figura de la rubia se desmayaron por una severa hemorragia nasal en pensar en lo que ella dijo mientras que Naruto se le desconecto el cerebro quedando como una estatua.


    -Guau… nunca pensé que fueras a ser tan atrevida para defender lo que te pertenece –decía Yugito que ahora está más que ebria- ¡mira como dejaste a Naruto, quedo encantado con tu declaración! –señalando al pobre rubio que no reaccionaba-.


    -Y luego dicen porque eres tan tonta para cuando te pones a hablar de más –dijo Samui decepcionada de tener a Queen Bee como compañera de equipo-.


    -¡Mira quién habla, señorita "no es cool"! ¡Porque no te vas a un convento para que te ordeñen para hacer rompope, vaca sobre-cargada! –Insulto Bee apuntando el gran busto de su amiga que puso una mirada ensombrecida por su cabello, ojos vidriosos, y una enorme vena palpitando en su mejilla-.


    -Date por muerta –Samui se armó con unos palillos para comer y cargarlos con Chakra y lanzarlos como si fueran unos Senbon-.


    -¡¡YYAAAHH!! –Queen Bee tuvo que tirarse al piso para esquivar los palillos-Senbon que le lanzaron para levantarse y encarar a la rubia- ¡¡QUE DIABLOS TE PASA SAMUI, ¿ACASO INTENTAS MATARME?!


    -Le estaba apuntando a esas bolsas de aire que tienes ahí adelante –señalo Samui con su clásico tono frio que le causo mucho miedo a la Jinchūriki del Hachibi- por suerte mi objetivo es lo suficientemente “grande” para que no pueda fallar la próxima vez –armándose de más palillos mientras que Bee se cubría su delantera con sus brazos-.


    -¡Jajajajaja, esta es la primera vez que Samui esté tan molesta con Bee jajajaja! –Se carcajeaba Karui viendo la escena para luego sentir que algo rozo a gran velocidad por su mejilla- ¿eh? ¿Qué demonios…? –Se llevó una mano a su mejilla para tocar un leve corte y ver a Samui con el brazo extendido- ¿S…Samui? –Decía con algo de miedo al ver que la mencionada le lanzo un palillo con Chakra a propósito-.


    -Ni creas que me olvide de ti porque tú también te dejaste llevar por las provocaciones de Bee –le dijo Samui a su nuevo objetivo- tampoco me he olvidado de las cosas que decías a mis espaldas sobre mis “exagerados y sobrealimentados senos y que con uno de ellos puedo alimentar un país entero” –Karui solo se puso más tensa- pude claramente ya que no eres buena para hablar en voz baja.


    -Eehh… eeettttooo… ¡FUE CULPA DE BEE! -la pelirroja señala a la rubia que de inmediato entra en shock- ¡¡ELLA COMENZO TODO ESTO DE LA COMPETENCIA SOBRE BROMEAR CON TUS SENOS!! –Samui tuvo un tic en su ojo al enterarse que sus dos “compañeras” hacían esas cosas sobre su persona-.


    -¿¡MI CULPA!? ¡YO NO ERA LA QUE DECIA A LAS ESPALDAS DE SAMUI QUE COMPARTA PECHOS CONTIGO! –Replico Bee- ¡INCLUSO QUERIA SABER SU SECRETO DE COMO ES QUE LAS TIENE TAN ENORME!


    -Con que soy la burla de ustedes ¿eh? –Decía Samui mas que molesta- ¡veamos si ahora sigue riéndose de mí una vez que las convierta en alfileteros! –grito al momento de lanzar los palillos-Senbon contra Bee y Karui que también empezaron a arrojar lo que sea-.


    Las chicas continuaron con su pleito personal y de insultarse cada vez que podían, a medida que continuaban peleando el restaurante quedaba más destrozado de lo que estaba antes que Samui se uniera y causara más daños. De pronto el dueño de Kumo`s Sushi llego para ver que estaba sucediendo y ver a tres Kunoichis peleando. El dueño hombre de estatura muy baja, lleva un traje que utiliza lentes negros, con un pequeño bigotillo cuadrado y su cabello tiene forma de dos cuernos. (N/A: el dueño del restaurante se parece al director pervertido que sale en To Love-ru) el pobre hombre casi se le para el corazón al ver como su querido restaurante es destruido frente a sus ojos y todo por culpa de esas tres chicas que seguían peleando.



    -¡Por favor señoritas dejen de pelear, están destrozando todo el lugar! –Rogo el dueño pero ellas no le hacían caso- ¡si no se detienen en este instante llamare a seguridad para que las detengan! –Les advirtió a las tres que solo voltearon para darle una mirada asesina-.


    -¡¡CIERRA LA BOCA ENANO!! –gritaron las tres Kunoichis que espantaron al dueño que retrocedió unos pasos hacia atrás-.


    -¡¡¡AAAHHHH!!! –grito el para luego reconocer a las causante de la destrucción de su restaurante- un momento… dos chicas rubias de enormes pechos… -viendo a Queen Bee y Samui que se cubrían su delantera con sus brazos creyendo que el tipo debe ser un mirón pervertido- y una pelirroja con cara de mono –Karui deseaba golpear al enano por llamarla mono- ¡ustedes son las tres revoltosas de Yugito! ¡Sabía que eran ustedes porque a donde van siempre traen el caos y desorden!


    -¡Así es~! ¡Esas tres son mis lindas y revoltosas Kunoichis~! –hablo Yugito levantando una botella de sake y con un brazo rodeaba el cuello de Naruto que aún no reaccionaba-.


    -¡¡Nadie pidió su comentario sensei!! –Gritaron las chicas a la ebria Yugito-.


    -¡Tsk! ¡he escuchado de su reputación en muchas tiendas que fueron destruidas por ustedes dos y su mono! –dijo el dueño para que Karui le grite “¡¡Que no soy un mono!!”- ¡pero por suerte estoy más que prepara para cuando llegara este momento! –chasqueo sus dedos para que todas las sirvientas que trabajan para el aparezcan detrás suyo-.


    -Uy que miedo, unas Geishas nos harán daño, que nos harán, ¿tomarnos órdenes hasta cansarnos? –sigo Karui burlándose de las mujeres que de un movimiento se quitaron sus prendas y revelar algo que dejo muda a la pelirroja-.


    -Tenías que hablar… -murmuraba Samui golpeándose la cara con su palma abierta-.


    -Jejeje. Deben saber que soy un hombre de negocio y se cuándo hay que estar preparado para cualquier situación –presumió el dueño de Kumo`s Sushi- es por eso que contrate a estas mujeres que no solo atienden a nuestros clientes, ¡si no que también saben pelear a sangre fría! –Cuando las Geishas se quitaron su vestimenta de trabajo revelaron que por debajo llevaban smoking y máscaras negras y armadas con Katanas- ¡les presento a las 88 Locas, las encargadas de proteger mi restaurantes de personas como ustedes!


    -Ummm… disculpe –de pronto Queen Bee levanto el brazo para ganarse la atención de todo el mundo- antes que comencemos con nuestra batalla a muerte en la que seguro muchas no sobrevivirán, hay una pregunta que quiero hacer. ¿Por qué su grupo se llaman las 88 Locas? ¿Es que en verdad todas están locas o qué? –pregunto ella para que se escuchó otro sonido de un disco rayado que dejo shockeadas las mujeres enmascaradas- es que no entiendo el por qué se llaman así o es que en realidad todas ustedes deben estar locas de remate para tener semejante nombre –ese comentario fue un duro golpe al orgullo de las empleadas- ahora que pienso ustedes deberían llamarse “Pétalos Sangrientos” o “Las Dragones Escarlatas”. Eso suena mejor que Las 88 Locas –al finalizar muchas de las enmascaradas estaban de acuerdo sobre eso y algunas empezaron a gritar “¡Les dije que no era una buena idea lo del nombre!”, “Las dragones suena mejor que locas”, “¡¡La culpa la tiene el jefe por nombrarnos así!!” y “¡¡Queremos un nuevo nombre, ya no queremos ser conocidas como Las 88 Locas!!”-.


    -¡¡Ya dejen de estar perdiendo el tiempo y acaben con esas chicas!! –Ordeno el dueño a sus empleadas que seguían alejando sobre cambiar el nombre del grupo- ¡¡más tarde les cambiare el nombre pero deténganlas antes que destruyan mi restaurante!! –las locas obedecieron a su jefe y dos de ellas corren para atacar a Bee que se les adelanto en el ataque-.


    -¡Daburu Rariatto! (Doble Lariat) –la rubia usando ambos brazos golpeo el cuello de las dos enmascaradas que soltaron sus Katanas y caer derribadas al suelo eliminados a dos de las ya 86 locas- todo el mundo tiene razón al decir que nosotras tres causamos problemas… -hablo Bee que las dos Katanas tiradas en el suelo- pero entre todos los equipos de la aldeas, ¡nosotras somos las numero uno! ¡Chicas! –Les arrojo las armas a sus compañeras de equipo que la atraparon de inmediato-.


    -En algo estamos de acuerdo –decía Samui con una leve sonrisa de sus labios para ponerse al lado de Bee- fuimos entrenadas por Yugito-sensei, la segunda Kunoichi más fuerte del país –finalizo para tomar una pose de pelea-.


    -Y no te olvides que es la sensei mas loca y demente de todas, pero aun con esos defectos somos sus alumnas y le enseñaron a esas locas de lo que pasa si se meten con el Equipo Yugito –decreto Karui uniéndose a sus compañeras-.


    -Mis chicas son las mejores sin duda –dijo la sensei de las chicas conmovidas por las palabras de sus alumnas- ¡demuestren lo que son capaz, denle su merecidos a esas locas! –Apoyando a sus alumnas-.


    Las enmascaradas se molestaron por el comentario de Yugito para luego ir contra sus alumnas para vencerlas, lo que ellas no sabían es que las tres chicas eran más agiles dándoles ventaja al poder separarse para dividir al resto de Las 86 Locas en tres grupos. Samui esquiva con gracias el filo de las armas de sus enemigas y contratacaba al aplicar Chakra en la hoja de su arma y cortar las Katanas para después golpearlas por la parte de abajo del mango de su arma. Karui era algo más violenta en sus ataques al combinar golpes y patadas mientras usaba su Katana para protegerse de sus oponentes y a la vez cortaba las vestimentas de las enmascaradas que salían corriendo en ropa interior. Por otro lado Queen Bee era una copia de su hermana mayor usando su estilo de pelea que aprendió de la forma más dolorosa posible y que ahora lo usaba contra las enmascaradas que caían una por una con su gran fuerza. En tan solo 5 minutos las temidas 88 Locas fueron derrotadas ante los del dueño de Kumo`s Sushi.


    -¡Noooo, mis chicas fueron derrotadas! –Lloraba el enano al ser derrotado por tres mocosas- ¡me las van a pagar, juro que me vengare! –Dicho eso se retiró del lugar dejando solas a las chicas-.


    -Bien, creo que hemos terminado con todas ellas –señalo Samui viendo como algunas de las locas restantes apenas se levantaban para irse del lugar derrotadas y humilladas-.


    -¡Sii, lárguense! ¡No son nada a comparación nuestra, son inferiores! –Grito Karui a las enmascaradas-.


    -Ya nos encargamos de estas molestias… ahora podemos seguir con nuestra pelea sin interrupciones –decía Bee mirando a sus compañeras que querían seguir con su pelea- espero que no estén cansadas porque tengo mucha energía para seguir con esto –dijo ella tomando pose de pelea-.


    -Cuando termine contigo Naruto-kun y yo iremos a otro lugar para nuestra cita, sin rencores, cierto Bee -dijo Samui queriendo sacar de quicio a la morena rubia, y lo consiguió porque la mencionada le lanzaba una mirada fulminante-.


    -Ohh vamos, le mostrare a Terumī-san que los pechos no son todo, pero unas anchas caderas como las mías podrían... debutar fufufufufu -expreso Karui para que las dos rubias de su equipos cambien de parecer para asesinarla primero-.


    -Tema de fondo: Kill Bill Vol.I Soundtrack - 10.Don't Let Me Be Misunderstood-


    Las tres chicas tomaron posición para esperar quien atacaría primero, ninguna se movió de su lugar mientras seguían observándose y ver quien daría el primer movimiento, Bee al ver que Karui y Samui tenían armas solo se maldijo por ese error pero detrás de esas dos había una mesa intacta y que tenía una bandeja llena de sushi, se le ocurrió un plan que podía usar a su favor y corrió hacia la mesa pasando de largo de sus compañeras y una vez que llego tomo la bandeja y la arrojo.


    -¡¡Coman sushi perdedoras!! –Grito al momento de lanzar la bandeja a Karui y Samui que lo esquivaron fácilmente y que término por golpear a una figura detrás de ellas-.


    -¡Hah! ¿Pensaste que con eso nos ibas a vencer? ¡Pues sigue soñando senos de vaca! –Se burló la pelirroja de Bee que por un extraño motivo ella se puso blanca como un fantasma y con una expresión de terror en su rostro- ¿y ahora que le pasa? ¿Por qué se quedó quieta?


    -No lo sé pero quizás sea otra de sus tretas, no bajes la guardia –le dijo Samui en caso de una trampa de Bee-.


    -Tema de fondo interrumpido-.


    -Ejem… -las dos integrantes voltearon atrás cuando escucharon a alguien toser y ver a una persona que las aterro al instante-.


    -S… s… s…sis… -apenas dijo Bee por el miedo por la inesperada llegada de su hermana menor, y lo peor aún es que ella le arrojo la bandeja con sushi que termino cubierta-.


    -¡R-R-R-Raikage-sama! –Gritaron la pelirroja y la rubia que soltaron rápidamente sus armas y alejarse de su líder-.


    -Miren quien tenemos aquí, si son las tres chifladas –decía la Raikage mas que molesta- escuche que mi restaurante favorito era destruido por tres Kunoichis que empezaron a arrojarse cosas y de inmediato supe que eran ustedes tres –empezó a quitarse los restos de comida que tenía para luego observar al responsable que le lanzo la bandeja- Bee, ven aquí en este instante –ordeno para que su hermana menor se pare frente a ella en un pestañeo- me puedes explicar ¿Por qué tú y tus amigas destrozaban este sitio? ¿No se suponía que estaban en una cita con el chico Terumī?


    -E-e-es que Y-Yugito-sensei llego a i-interrumpir m-mi cita cuando llegamos al r-r-restaurante –respondió su hermana menor que apuntaba a su sensei que se quedó dormida apoyando su cabeza en la mesa-.


    -Entiendo… ¡¡¡DESPIERTA YUGITO!!! –Grito la Kage bien alto para que la mencionada se despierte-.


    -Que… ¿que pasho…? ¿Dónde…? –decía la rubia mayor mirando a su alrededor completamente destrozado y que la Raikage se encontraba también- ¡R-R-Raikage-sama! –se aterro al ver como su líder le hizo una seña con la mano para que se pare frente a ella y de inmediato acato la orden- ¡Yugito Nii se presenta para recibir órdenes! –decía mientras hace un saludo militar sin notar que sostenía la botella de sake para luego tirarla lejos-.


    -Tienes un minuto para que me expliques que rayos sucedió aquí o me veré usar la fuerza y sacarte la información –amenazo la líder de Kumo para que Yugito con mucho miedo empiece a contar lo que paso cuando invito a los chicos a una cena grupal como despedida a Naruto, de la discusiones entre sus alumnas pero del resto no se acuerda debido a la borrachera que tenía ahora mismo- así que todo empezó porque Bee comenzó a hablar tonterías –señalo la Kage a lo que Yugito asiente con la cabeza mientras que Queen Bee se ponía a escribir su testamento en una servilleta- ahora veo el origen del problema –soltó un suspiro- pero aquí la responsable de no detenerlas eres tu –señalo a la Jinchūriki del Nibi que abrió sus ojos- tu eres su sensei y debiste detenerlas en vez de pasártela bebiendo y más si eres mala para beber alcohol. Ahora solo me queda que tener que darles a ustedes cuatro un correctivo –el Equipo Yugito se abrazaron temiendo de lo que les iba a pasar- pero primero –se dirigió hacia donde esta Naruto que todavía no salió del shock- hay que despertar al bello durmiente –dándole un leve golpe con su frente en la frente del rubio para que este reaccione-.


    -¡Aww, duele! –se quejo el rubio que lo primero que vio fue a la hemana mayor de Bee- ¿Raikage-sama? ¿Qué hace usted aquí? ¿Qué le paso al restaurante? –fueron sus preguntas viendo a su alrededor-.


    -El Equipo Yugito causo todo esto y fin de la conversación –respondio ella que no queria dar una charla de lo sucedido- pero ahora te pido que te retires, tengo cosas que hacer –dijo mientras observaba al grupo de chicas abrazandose-.


    -Entendido… -dijo Naruto que sin querer observo algo que llamo su atención y se sonrojo- este… Raikage-sama… ustede, etto… tiene algo entre sus… -señalo con mucha vergüenza el busto de la mujer que vio que tenia un sushi atrapado entre sus senos-.


    -Me quedo un sushi como sobreviviente –bromeo un poco para quitarse el sushi atrapado- toma, que lo disfrutes –metio el sushi en la boca del Terumi que se puso como un tomate-.


    -¿¡EEEEHHHHH!? –gritaron Bee y Samui por lo que vieron- ¡RAIKAGE-SAMA/SIS NO ES JUSTO, NOS QUITASTE NUESTRA FANTASIA! –se quejaron al mismo tiempo-


    -¡Cierren la boca que no les he dado permiso para hablar! –grito la Raikage para que las chicas se callen- Naruto vete ahora porque no te gustara lo que vas a ver –tronandose los nudillos para que el rubio abandone el lugar sin mirar atrás- ahora si, es hora de su castigo –finalizo ella con una mirada que aterro mucho mas a la chicas-.


    Habia mucha confusión entre los aldeanos en las afueras del restaurante queriendo saber que sucedia cuando vieron a los clientes saliendo muy asustados y se preguntaban que sudecia alla adentro, después se escucharon objetos romperse seguido de lo que parecía sernun combate que termino con la huida del dueño de Kumo`s Sushi seguido de muchas chicas vestidas de negro. Todos se veian preocupados de como se desarrollaban las cosas hasta que la Raikage llego para arreglar las cosas, una vez que ella entro el alboroto que se escucho ceso y luego vieron como el alumno del ex Mizukage, pero lo que no se esperaban y en especial el dueño fue lo que ocurrio segundos después.


    -¡¡¡Raigā Bomu!!! –todo el mundo escucho ese grito que provenia dentro para sacudir el suelo en un pequeño terremoto que los pilares de Kumo Sushi no soportaron el impacto y terminaron partiendose en dos y que todo el restaurante se venga abajo-.


    Esa misma noche fue el cierre de Kumo`s Sushi y de una gran perdida para su dueño que lloraba como niña al perder su muñeca favorita.


    -Días después-


    -Realmente le agradezco estos años de hospitalidad para que Naruto pueda completar su entrenamiento –dijo Yagura agradecido por la ayuda que le dio la Raikage, tanto el cómo su estudiante y Jiraiya partirían con su viaje de regreso a Kirigakure no Sato-.


    -Fue un honor para mí en tenerlo en Kumo, además de forjar una alianza entre nuestras aldeas para que nos ayudara en el futuro –menciono la Raikage que estrecho la mano con Yagura para sellar la alianza entre ambas aldeas- Naruto, fue divertido en conocer a alguien como tú y espero que nunca cambies –le dijo unas palabras al rubio para luego ver de mala gana al Sannin- …Jiraiya-san.


    -Dime hermosa Raikage-sama, –dijo el peliblanco tratando de encantar a la Kage con sus encantos de galán pero no le resulto para nada-.


    -Sigue intentándolo pervertido, el día en que caiga ante tus “encantos” será cuando a mi hermana le pierda el gusto al azúcar –dijo en un tono frio que dejaría en ridículo a Samui y que el Sannin se quede petrificado-.


    -Muchas gracias por todo que ha hecho por nosotros Raikage-sama, nunca olvidare la experiencia que pase estos años –agradeció Naruto que hizo una reverencia a la hermana mayor de Queen Bee- cuando vea a Bee-chan dígale que le enviare mensaje por medio de una de las invocaciones de Ero-sennin.


    -Se lo diré cuando pase a visitarle al hospital y le daré saludos de mi parte al resto del Equipo Yugito –menciono la Raikage, luego del terrible castigo que paso Yugito y sus alumnas el equipo entero termino en el hospital con varios huesos rotos, por eso ellas no pudieron despedirse del grupo de Kiri pero eso no permitió que el joven Terumī fuera a despedirse de ellas y de Bee que le prometió que cuando visite Kiri la llevara personalmente a que conozca su hogar- oye Gaki, quiero decirte algo antes que te vayas –llamando la atención del chico- quiero darte las gracias por ser tan cercano con mi hermanita, si no fuera por ti jamás se tomaría en serio rol como Kunoichi, fuiste de mucha ayuda.


    -No hay por qué agradecer, Bee-chan es alguien muy especial para mí y haría lo que sea por ella –confeso el para que la Raikage muestre una sonrisa cálida-.


    -Jejeje. En verdad le tengo mucha envidia a esa tonta de Bee por tener a alguien como tú –admitió la mujer- y que quede entre nosotros, puedes llamarme Akane. Solo lo más cercanos a mí me llaman por mi nombre –le dijo en voz baja para que solo el Terumī escuchara-.


    -Hai, espero que nos volvamos a vernos Akane-san –se despidió el rubio despidiéndose de la Kage para reunirse con su sensei y padrino-.


    -Creo ya que estamos listo para partir, ¿no olvidaron nada en Kumo? –Pregunto Jiraiya a su ahijado y Yagura-.


    -De hecho si, nos falta una persona más que aún no ha llegado –decía Yagura mientras que el Gama Sennin le pregunta quién era esa persona- ya lo vera, muy pronto llegara –señalo el peligris-.


    -¡Yagura-kun, ya estoy aquí! –El grupo de Kiri volteo a ver a una pelirroja conocida por ellos- lamento el retraso, tuve problemas en preparar mi cosas para el viaje –menciono la recién llegada-.


    -No es necesario que te disculpes Tomoyo, de todas formas no partiríamos sin ti –dijo Yagura sonriendo a la su novia y ex asistente de la Raikage-.


    No era noticia nueva de la relación entre Tomoyo y Yagura ya que ambos se le han visto tomados de las manos en varias ocasiones y que han tenido muchas citas en los últimos dos años, además de que Tomoyo se convirtió en la embajadora de Kumo en su nueva vida en la aldea de Kiri.


    -Ahora si podemos irnos Ero-sennin, ya estamos todo –dijo el ex Mizukage al peliblanco que empezó a murmurar cosas de mala gana-.


    -Estúpido Gaki y estúpido Yagura… siempre deben estar rodeados de las chicas hermosas –era las cosas que decía rodeado de un aura negativa-.


    -¿Qué le pasa a Jiraiya-sama? –Pregunto Tomoyo viendo como actuaba el Sannin-.


    -Solo ignóralo, solo está siendo el mismo, no es nada que tengas que preocuparte –le dijo Yagura a su novia-.


    -Tomoyo-chan, eres la mejor secretaria que he tenido en mi vida, será difícil encontrar a alguien tan eficiente como tú -diría Akane abrazando las piernas de su ex-trabajadora como si temiera perderla- ¡no sé qué es lo que voy a hacer si no te tengo a mi lado! ¡Quien me alegrara los días con un delicioso cafecito apenas llegando a la oficina, quien me ayudaría con mis ejercicios como tú, quien será la que me soporte cuando rompo cosas!


    -T-Tranquilícese Raikage-sama, no tiene que preocuparse por eso –decía la pelirroja que pudo separarse de la Kage- mi prima Mabui se encargara de reemplazarme mientras este en Kiri, no tiene que preocuparse de lo que pasara, ella sabe lo tiene que hacer.


    -¡Pero tu prima no sabe hacer café, ¿no recuerdas lo que paso cuando fui a tu casa y ella termino incendiando la cafetera que incluso pienso que es imposible?! -Tomoyo debía darle la razón, el café que hacia su prima no era muy bueno-.


    -Pero fue solo un accidente y ahora sabe manejar la cafetera sin problemas, hasta le enseñe como preparar el café que tanto le gusta –menciono la pelirroja que logró zafarse de la Raikage- ahora si me disculpa me tengo que ir porque los demás me esperan. Adiós Raikage-sama, fue un gran honor en servirle estos años, gracias por todo –se despidió para reunirse con los de Kiri para irse de la aldea dejando a una muy triste Akane por perder a tan valiosa secretaria-.


    -Ahí va la mejor elemento que Kumo tuvo una vez -Akane se limpiaba sus lágrimas- por ti Tomoyo, le daré una oportunidad a Mabui… a pesar que su café sabe a mierda –finaliza ella para regresar a su oficina pero antes le daría una pequeña visita a su hermana y comprar pastillas para el dolor de estómago para más adelante-.



    Fin del Capítulo.

    Y así termina el capítulo de Zorro y nuevamente me disculpo por la tardanza, apenas ni llegamos a mitad del mes y siento que he trabajado por meses sin mencionar el terrible olor que tienes los trenes por las fondas y fiestas que se hacen hasta muy tarde. Espero que este capítulo les sea de su agrado y que dejen un buen review sobre lo que leyeron y para Octubre se vienen las continuaciones de Ángel Guardián de Naruto y La vida difícil de un Ex-Shinobi, ¡nos leemos pronto!
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  18. Xanandrax_senpai

    Xanandrax_senpai

    Registrado:
    12 Ago 2015
    Mensajes:
    45
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +5 / -0
    buenísimo el cap valio la pena la espera por este cap espero lo sigas nos vemos :v
     
  19. black dragon

    black dragon

    Registrado:
    28 Dic 2013
    Mensajes:
    61
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +11 / -0
    jajaja un capitulo muy interesante la cita de bee arruinada pero no esta mal, samui debe tener oportunidades con naruto;>oo<;;^0^;, lo mas importante es que lo continues, no avandones el fic:*-*::*-*::*-*::*-*: continualo pronto:wii::wii:
     
  20. balin_37

    balin_37

    Registrado:
    10 Nov 2011
    Mensajes:
    168
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +47 / -1
    Hola

    Muy bueno el capitulo me encanto, el leer como destruian el restaurant al que fueron, ademas de que se emborracho su sensei, muy bueno.

    Esperando la conti

    bye bye
     

Compartir esta página