+18 Fanfic EL Zorro de la Niebla - ¡I`M BACK! Actualizado 03-11-2017

Tema en 'Naruto Fanfics' iniciado por Kamen Rider Predator, 16 Sep 2014.

  1. hamura otsutsuki

    hamura otsutsuki *Incertar frase iconica de cualquie libro juvenil.

    Registrado:
    22 Oct 2014
    Mensajes:
    31
    Temas:
    5
    Calificaciones:
    +19
    Satisfecho como siempre kamen, sigue así compañero.
     
  2. alcon negro

    alcon negro

    Registrado:
    31 Jul 2010
    Mensajes:
    129
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +12
    bacano el tema espero con ansias la continuacion
     
  3. luisjf1979

    luisjf1979

    Registrado:
    11 Nov 2013
    Mensajes:
    44
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +3
    espero el proximo
     
  4. Autor
    Kamen Rider Predator

    Kamen Rider Predator

    Registrado:
    1 Oct 2011
    Mensajes:
    144
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +473
    ¡¡Wassup Motherfucker!! Lamento mucho el retraso pero hace unas semanas atrás tuve un accidente en el trabajo y en el cual casi muero, y lo digo en serio. Recibí una descarga eléctrica que me dejo inconsciente y todo es por culpa de un idiota que se apresuró en su trabajo y dio la energía en donde trabajamos, por suerte no fue tan grave pero termine con algunas quemaduras en los brazos que me dificulta escribir.

    Pero cambiando de tema aquí les dejo la continuación de Zorro de la Niebla, solo que este es algo corto porque no aguantaba el dolor en mis brazo, solo espero que les sea de su agrado y que dejen sus reviews si les gusto, disfrútenlo.

    PD: Para los que me preguntan qué paso con Kachorro que no sube conti, pues él se rompió la pierna jugando Tetris xD


    -Blah blah blah (Personajes hablando)
    -"Blah blah blah" (Personas pensando)
    -["Blah blah blah"] (Jinchūriki comunicándose mentalmente con su Bijū)
    -Blah blah blah (Bijū o Invocación hablando)
    -"Blah blah blah" (Bijū o Invocación pensando)

    Capítulo 18: De regreso a Kirigakure no Sato


    Era todo un caos el que se formaba dentro de la oficina de la Mizukage desde que regreso el anterior líder de la aldea, varios ninjas de Kiri estaban frente a la puerta de la oficina oían como Yagura le gritaba y sermoneaba a la actual Kage. Dentro de la oficina Tomoyo hacia lo posible para calmar a su novio que no paraba de regañar a Mei que se sentía como una niña pequeña y Naruto se encontraba en una esquina de la oficina en posición fetal mientras que Kyūbi se mataba de la risa de lo que acaba de pasar. Quien diría que todo esto empezó con el regreso del grupo a la aldea.


    -Flashback-horas más tarde-


    La Godaime Hokage realizaba su trabajo de siempre, revisar documentos y firmarlos, revisar los informes de misiones de los ninjas de Kiri, encargarse de las misiones, además de tomar decisiones para la aldea, si se ocupa un presupuesto más alto para una zona ella se encarga de autorizarlo. Para resumirlo, seguía con el mismo trabajo tedioso de siempre desde que le dieron el cargo.


    -Otro día en el paraíso… que alegría -decía Mei de forma sarcástica sin dejar su trabajo- hasta cuando se les ocurrirá volver a Yagura-chan, a ese pervertido y a mi niño, espero que su entrenamiento haya rendido frutos, pero si se lastimo, por Kami espero que no haya pasado nada –rogo ella de que nada malo le pase a su hijo-.


    De pronto hubo una pequeña explosión de humo frente a su escritorio y cuando el humo se disipo revelo a un pequeño sapo naranjo con líneas moradas que llevaba una camiseta abierta de color azul, ese sapo era alguien muy familiar para la Mizukage que se alegró de verlo sabiendo a que se debía su aparición.


    -Me alegra de volver a verla Mei-sama –dijo el sapo naranjo saludo a la pelirroja-.


    -También me alegra en verte Gamakichi, ha pasado mucho tiempo desde tu última visita –le regreso el saludo al mencionado, Mei conoció a Gamakichi que se encargaba de llevarle los mensaje que le enviaba Jiraiya- supongo que me traes otro mensaje de ese Sannin pervertido –pregunto ella para que el sapo le entregue una carta-.


    -El mismo me pidió que leyera esto, dice que es importante que lo lea –dijo el sapo dándole la carta a la Mizukage- ahora me tengo que retirarme, nos veremos otro día Mei-sama –se despidió para retirar en una explosión de humo-.


    -Me pregunto que escribió ese viejo –decía Mei abriendo la carta y empezar- “Para mi hermosísima Mizukage-sama…” uggh, más tarde le daré un buen golpe en la cara cuando lo vea –menciono ella para seguir leyendo- “en el momento que usted lea esta carta nosotros ya estamos a unas horas para llegar a la aldea. Espero que nos espere en la entrada con los brazos abiertos. Se despide, Jiraiya el Galante”


    Al terminar de leer dejo caer la carta al suelo seguido de unas gotas de agua, pero estas no eran simples gotas sino que eran lágrimas, lágrimas de alegría al enterarse que volverá a ver a su hijo luego de tantos años que no lo veía.


    -Mi hijo… mi Naru-chan… ¡¡¡MI BEBE REGRESA A CASA!!! –Grito Mei que fue escuchada en toda la aldea, muchos pensaron que la Mizukage perdió la cabeza para gritar de esa forma-.


    -¡Mizukage-sama, ¿se encuentra bien?! –Gritaron unos Jōnin que entraron abruptamente a la oficina para ver si su líder se encontraba bien-.


    -¡Estoy bien, solo estoy emocionada de que mi hijo regresa hoy a la aldea! –Anuncio Mei- ¡tengo que ir a la entrada principal para esperarlo, quiero ver como mi Naru-chan ha crecido estos años que no le he visto! –la pelirroja abandono su oficina dejando a los Jōnin que analizaban lo que acaban de escuchar-.


    -¿Escuchaste eso? El hijo de Mizukage-sama por fin regresara –Hablo uno de los Jōnin más que sorprendido-.


    -Eso quiere decir… que Yagura-sama también volverá –menciono otro de los Jōnin-.


    -¡Esto es nuestro día de suerte! ¡Si Yagura-sama regresa, significa que por fin corregirán a Mizukage-sama! –declaro un tercer Jōnin que lloraba seguido de los demás, al fin tendrían a alguien que calmara las rabietas de Mei sin tener que sufrir-.


    -En la entrada principal de la aldea de Kiri-


    Mei había llegado a la entrada lo más pronto posible para esperar la llegada de su pequeño, deseaba volver a tenerlo entre sus brazos y abrazarlo con todo su amor, decirle lo mucho que le hizo falta estos años y que quería saber qué cosas hizo en Kumo.


    -Cuanto falta para que lleguen, ya quiero ver a mi hijo nuevamente –decía Mei esperando la llegada del grupo- espero que se encuentre o que no haya hecho algo estúpido porque juro que le daré un buen castigo que no olvidara –declaro ella que siguió esperando. Luego recordó algunas de las cartas de Yagura donde mencionaba sobre cierta amiga que conoció su hijo- más tarde le sacare la verdad a Naru-chan, quiero saber todo al respecto de esa harpía –sacando sus celos de madre protectora, o como muchos de la aldea prefieren llamarlo “Modo Asesina de Nueras”-.


    Mientras la mujer seguía esperando muchos de los aldeanos observaban con curiosidad a su líder parada en frente de la entrada preguntándose qué hacía ahí, algunos ninjas también la observaban y pensaban que de nuevo estaba escapándose de sus deberes.


    -Aún no han llegado… ¿¡cuando tiempo se van a tardar!? ¿¡Cuánto falta para que mi hijo regrese!? –Grito Mei asustando a varias personas cerca de la entrada pero a la vez llamo la atención de unas jóvenes Kunoichis que alcanzaron a escuchar-.


    -¿Escucharon eso? ¡El hijo de Mizukage-sama regresa hoy a la aldea! –Exclamo una Kunoichi del grupito para que las demas empiecen a chillar de emoción, cosa que alcanzo a escuchar la Mizukage-.


    -¡Por fin tendré la oportunidad de pedirle a Naruto-sama que tenga una cita conmigo! –Dijo la segunda Kunoichi con una mirada soñadora y que la Mizukage tuvo un leve tic en una de sus cejas-.


    -“Ni en un millón de años, mocosa. Mi hijo no saldría ni aunque el fuera el único hombre en el mundo” –pensó Mei tratando de no perder el control y freír a la Kunoichi el lava ardiente-.


    -Me pregunto cuanto ha cambiado estos años que se fue de viaje con Yagura-sama, de seguro se ha vuelto muy apuesto –dijo la tercera Kunoichi emocionada- me pregunto si me traería algún recuerdo de su viaje.


    -“Yo te regalaría un viaje directo al hospital si te atreves a tocarlo un cabello” –pensaba la madre de Naruto que empezó a rasgar la madera del enorme portón de la entrada con sus uñas que causo mucho miedo a los aldeanos-.


    -Ustedes sigan soñando si creen que tendrán una oportunidad con Naruto-sama porque yo pienso declararme para que me acepte como su novia –menciono la última Kunoichi del grupo que se ganó las quejas de sus compañeras, y de paso acabar con la poca paciencia que le quedaba a Mei-.


    -Jovencitas~ -dijo la Mizukage con una voz dulce mientras caminaba hacia el grupo de chicas que voltearon a ver a su líder- les pido de la mejor manera que no hablen de esa forma de mi querido hijo. Él no es un objeto para poseerlo de forma posesiva –dijo con una voz dulce que les helo la sangre al grupo de Kunoichis que prometieron volver a hablar de esa manera para salir huyendo- las chicas siempre se le alborotan las hormonas cuando se ponen a hablar de mi Naru-chan.


    Las horas seguían pasando y el rumor del regreso del Yondaime Mizukage corrió por la aldea, los aldeanos se veían contentos al enterarse que el héroe que venció al temido Sandaime Mizukage y liberar a Kiri de su tiranía. Para los Shinobis y Kunoichis que se enteraron de la noticia fue como una especie de señal divina porque así frenarían a la Godaime cuando haga de la suya para no hacer su trabajo.


    -Ellos aún no han llegado… -Mei seguía esperando a que Yagura y su llegaran mientras le daba una mordida a una manzana que le regalo un vendedor de frutas- ¡¡Y para el colmo debo estar aquí como tonta esperándolos!! ¿¡Es que no saben que es de mala educación en hacer a esperar a una mujer!? –Se quejaba para volverle a dar una mordida a la manzana- la verdad es que no me quejo en no tener que volver a seguir con el papeleo y todo eso… ¡¡pero no es correcto en tenerme aquí parada todo el día!!


    Pasaron unos minutos para que algo en el cielo llame la atención de la Mizukage para que levante la vista y vea una extraña figura volando hacia la entrada a gran velocidad, a medida que aquella figura se acercaba reconoció cierta cabellera blanca familiar para su desagrado.


    -¿Jiraiya-sama? –Mei reconoció al Gama-Sennin que seguía acercándose y que no había algo que lo detuviera- ¿¡pero qué diablos…!?


    -¡¡AYUUUUDAAAAAA!! –Grito el peliblanco que iba hacia la consternada Mizukage- ¡¡SALVAME MEI-CHAAAAN!! –pidió ayuda creyendo que la bellísima y sexy pelirroja se ofrecería para amortiguar su caída, y si tiene suerte en que su rostro termine en el busto de ella, pero no conto que ella se hiciera a un lado- ¡¡ESPERA POR FAVOR, NO TE MUE…!! –No termino la frase cuando termino estrellándose de cara contra el suelo-.


    -Eso sí que debe doler –murmuro la Mizukage que se acercó a ver cómo en qué estado quedo el Sannin, o al menos que este respirando- Jiraiya-sama, ¿sigue vivo? –Pregunto ella para escuchar un leve quejido como respuesta- maldición… sigue con vida –maldijo la Kage mientras que Jiraiya sacaba la cabeza de la tierra-.


    -¿P…Por qué… no me salvaste? –pregunto el todo adolorido por el aterrizaje que tuvo-.


    -¿Eh? ¿Quería que yo lo salvara? Jejeje, lo siento mucho pero creí escuchar que me apartara del camino –dijo la Mizukage que solo fingió haber escuchado mal- ¿y que le paso para terminar volando como un cohete? –pregunto ella-.


    -Fue… ese maldito de… Yagura… -respondió Jiraiya que se desmayó y dejar más confundida a Mei-.


    -¿Yagura-chan? ¿Qué habrá hecho ese pervertido para que termine lo mande a volar? –Se preguntó Mei- ¡bah! De seguro ese pervertido hizo alguna tontería para provocarlo –dicho eso se fue dejando al inconsciente Sannin y regresar a la entrada principal-.


    Al regresar a la entrada la Mizukage siguió esperando a que su hijo regrese junto con Yagura, luego de varias horas Mei pudo ver a tres personas acercándose a la aldea, una era Yagura y una pelirroja que no conocía y entre ellos pudo reconocer cierta cabellera rubia, una que jamás se olvidaría. Las lágrimas comenzaron a salir de sus ojos cuando vio a su pequeño de regreso y que ahora se veía como todo un hombre, ella empezó a correr para estar con él una vez más. Con el grupo de Yagura, el Mizukage se veía cabreado debido a lo que sucedió horas antes y que su novia hacia lo posible para calmarlo.


    -Por favor Yagura-kun debes calmarte, ¿no crees que exageraste demasiado? Jiraiya-sama no se lo merecía –decía la pelirroja-.


    -¡Ese viejo verde se lo merecía por estar fisgoneando el cómo te cambiabas! –Reclamo el Yondaime molesto al descubrir que el Gamma Sennin había tomado apuntes sobre el cuerpo de su novia y eso provoco que invocara a Isobu para que lo mandara a volar de un coletazo- ¡agradezca que no lo mato porque necesitamos de su ayuda al igual que su red de espionaje!


    -E-entiendo que Jiraiya-sama sea un poco fisgón… pero no es for… -hablo Tomoyo pero es interrumpida por Naruto-.


    -¿Un poco, dices? Ero-sennin es un viejo pervertido y mirón que se la pasa espiando a las mujeres para sus libros eróticos. Hasta intento fisgonear a Kāchan cuando se daba un baño –menciono Naruto dejando sin palabras a Tomoyo-.


    -Y hablando de tu madre, al parecer ella viene a recibirnos –señalo Yagura hacia adelante viendo a Mei acercándose-.


    -¡¡Naru-chaaaan!! –Gritaba la Mizukage que corría hacia el grupo con gran felicidad-.


    -Kāchan… -decía el joven Terumī viendo a su madre luego de tantos años, la extrañaba tanto que comenzó a llorar- ¡¡Kāchan!! –grito el levantando y moviendo los brazos en señal de saludo-.


    -¡¡Naru-chaaaan!! –Mei continuo corriendo sin dejar de sonreír, a Tomoyo le conmovió mucho la escena entre madre e hijo reuniéndose- …Naruto… -volvió a decir pero ahora su expresión de felicidad paso a ser una seria que poco a poco se volvió a una de rabia-.


    -Ay no… esto es malo, muy malo… -decía Yagura asustado viendo la expresión de Mei y eso no era nada bueno, Tomoyo le pregunto de que estaba hablando para que se ponga así- ya lo veras amor, muy pronto veras en acción a la temida Habanera Sangrienta de la aldea de Kiri.


    -¿Habanera…Sangrienta? –Tomoyo no comprendió para nada lo que quiso decir hasta que noto la cara que tenía la madre de Naruto-.


    -¡¡NARUTO TERUMI, PREPARATE PARA RECIBIR TU CASTIGO!! –grito Mei con su cabello moviéndose en el aire, señal clara que ella entro en su Modo Habanera que le provoco mucho miedo a su hijo que retrocedió unos pasos- ¡¡CUATRO AÑOS, CUATRO AÑOS QUE NO ME HAS ENVIADO NI UNA CARTA DESDE QUE TE FUISTE Y RESULTA QUE ANDABAS COQUETEANDO CON TU AMIGUITA DE KUMO!!


    -Ay mier… -Naruto tuvo que correr en la dirección contraria y huir de su madre- ¡¡perdóname Kāchan, me olvide por completo!! ¡¡Estaba muy concentrado en mi entrenamiento que me olvide de ese detalle!! –se disculpó sin dejar de correr-.


    -¡¡DETENTE AHORA MISMO JOVENCITO!! –Ordeno Mei que perseguía a su hijo- ¡¡DEJA DE HUIR A COMPORTATE COMO UN HOMBRECITO NARUTO TERUMI!!


    -Este… esa mujer que persigue a Naruto… ¿es su madre? –pregunto Tomoyo que no se le bajaba la sorpresa y observar como Mei atrapo a su hijo embistiendo por detrás-.


    -Sip, ella es la Godaime Mizukage y madre de Naruto, Mei Terumī –dijo Yagura viendo como la mencionada le aplicaba la famosa Dormilona a Naruto que empezó a decir “¡Me rindo!” una y otras vez- no te preocupes por él, aquí en la aldea estamos acostumbrados a estas cosas –le dijo a su novia para que no se preocupara- ¡oye Mei, ¿no crees que estas sobrepasándote al castigarlo de esa manera?!


    -¡¡TU NO TE METAS YAGURA-CHAN, TU TENIAS LA OBLIGACION DE CUIDARLO DE LAS HARPIAS QUE IBAN TRAS MI HIJO PERO NO LO HICISTE!! –Gritaba la furiosa Terumī sosteniendo a su hijo a las alturas e posición de Suplex Bandera pero término aplicándole un Jack Hammer sumamente doloroso sobre un terreno rocoso-.


    -¿No se suponía que debía protegerlo de Akatsuki mientras el entrenaba? –Corrigió el Yondaime para que Mei recuerde esa promesa- ¿lo ves? Siempre actuando tan exagerado como siempre, algo que no cambio mucho en ti.


    -¡E-en mi defensa, te dije que protegieras de mi niño, eso incluye a esa mujer que seguro lo sedujo para que la tome como novia! –Señalo de forma acusadora la Mizukage a Tomoyo que se puso nerviosa y que Yagura choque la palma de su mano contra su rostro-.


    -Ella no le hizo nada de lo que dices. Tomoyo solo viene conmigo para quedarse en Kiri como parte de la alianza entre nuestra aldea y Kumo –le aclaro el peligris para que la Godaime Mizukage solo alcance a decir “¿Eh?”- otra cosa que debes saber es que Tomoyo es mi novia –dicho eso tomo la mano de la pelirroja que le sonrió cálidamente-.


    -¿¡EEEEHHHH!? –Grito Mei que no se esperaba tremenda revelación- ¿¡TU!? ¿¡Tienes una novia!? –Señalo a Tomoyo sin que se le baje la sorpresa- ¿¡acaso me están tomando el pelo con esa mentira!?


    -¿Qué hay de malo el que tenga una novia? –Pregunto Yagura ofendido de las cosas que dijo Mei-.


    -¡¡Es que eres de lo más aburrido que jamás haya existido!! ¡¡Te la pasas todos los días firmando y aprobando misiones sin quejarte!! –Menciono Mei que no se le bajaba la sorpresa-.


    -Y-Yagura-sensei… dice la verdad… owww… -dijo un adolorido Naruto que se levantó lentamente- Tomoyo ha sido… su novia por mas… de un año en… Kumo. Por eso… ella vino a quedarse… en la aldea como parte… de la alianza…


    -Ehhh… etto… -la Mizukage se sonrojo por el malentendido que armo y más al culpar a una mujer de otra aldea que era inocente- bueno… no soy bueno para las disculpas, pero le pido perdón por la confusión jejeje –se disculpó con Tomoyo para extender la mano- me llamo Mei Terumi y soy la Godaime Mizukage.


    -El gusto es mío –dijo Tomoyo estrechando manos con Mei- he oído cosas buenas sobre usted de parte de Yagura-kun y su hijo –al decir eso Mei se sintió halagada- y ambos tenían razón que usted es algo… agresiva, sin ofenderla.


    -Con que agresiva, ¿eh? –decía la Mizukage que se veía serena que le causo miedo a Yagura y se alumno, los dos sabían que estaban en grandes aprietos- no crea todo lo que digan esos dos, alguna veces dicen cosas exageradas de mi persona pero dudo que vuelvan a hablar al respecto, ¿cierto? –Les dijo a su hijo y su sensei con una sonrisa dulce que prometía mucho dolor en el futuro para que ellos asientan con la cabeza rápidamente- pero mejor vayamos a Kiri para que conversemos mejor, de seguro deben estar cansados luego de un largo viaje.


    -Es muy amable de su parte Mizukage-sama –agradeció Tomoyo siendo acompañada por Mei rumbo a Kiri- que esperas Yagura-kun, ¿no que ibas a mostrarme tu aldea? –Le dijo a su novio-.


    -S-Si… eso es lo que voy a h-hacer –respondió Yagura- Naruto –llamando la atención de su alumno- algo me dice que tendremos que estar alertas a lo que nos haga tu madre –dijo para que el rubio baje la cabeza en señal de derrota-.


    -Estaba mucho mejor en Kumo –gimoteo el joven Terumi siguiendo a su sensei hacia la aldea-.


    El grupo dirigido por Mei entraron a la aldea donde todos los habitantes de Kiri se alegraban de tener de regreso a su más grande héroe junto con el hijo de la Godaime Mizukage, muchas chicas y estudiantes decían cosas del rubio como “El Príncipe Terumi” y “Naruto-Danna” para que el pobre se apene por tantos halagos.


    -Su hijo en verdad que es popular con las chicas –señalo Tomoyo viendo como un grupo de admiradoras de Naruto se desmayó cuando este les saludo- quien diría que fuera un rompecorazones.


    -Algo que nunca me agrado. Desde que empezó a estudiar en la academia ninja tenia a muchas harpías detrás de él y eso me ha fastidiado bastante –declaro Mei para que Tomoyo se ríe un poco al ver que la Mizukage era muy sobreprotectora con su hijo-.


    -Eso es porque todas ellas sufren del síndrome el que nombro como “Encanto Terumi” –dijo Yagura uniéndose a la conversación para que su novia pregunte sobre ese tal síndrome- solo te diré que cuando una chica se fija en mi alumno, esta cae enamorada perdidamente como lo que paso con Queen Bee –le susurro a su novia para que Mei no escuche sobre lo de Bee- por cierto Mei, debo decir que has hecho un buen trabajo como la nueva Mizukage –viendo con sorpresa de que la aldea siguiera en pie-.


    -Por supuesto que lo está, gracias a mi buen liderazgo Kiri ha progresado bastante –respondió Mei presumiendo su rol como líder-.


    -La verdad me esperaba uno y que otro desastres provocado por daños relacionados con lavas y cosas así –menciono el peligris dándole en el orgullo de la Mizukage- hasta esperaba que muchos de nuestros ninjas estuvieran en el hospital por alguna de tus rabietas pero no pasó y eso me alegra como no te imaginas.


    -M…Me alegra que digas eso –decía la pelirroja que empezó a rezar de que Yagura no pregunte nada mas-.


    -Pero para estar seguro me gustaría echar un vistazo a los informes de los últimos años durante mi ausencia –pidió el Yondaime Mizukage para que Mei se ponga muy tensa-.


    -¿Q-q-q-quieres verlos a-a-a-ahorita? ¿E-e-e-en ese i-i-i-instante? –pregunto Mei mas que nerviosa para que Yagura le responda con un si- ehhh… mejor olvídate del papeleo, de seguro que debes estar cansado de tan largo viaje que tuviste. Si quieres podemos ir a Ichiraku Ramen para comer algo y festejar su regreso –sugirió ella para que no vea los informes-.


    -Leer los informes no me agotara para nada, solo quiero ver cómo van las cosas y nada más –insistió Yagura que no cambiaría de parecer- yo solo quiero ver cómo te la arreglaste sin mi ayuda. No creo que sea algo tan malo para alarme.


    -Cinco minutos después-.


    -¡¡QUE LE HICISTE A LA OFICINA!! –grito el peligris viendo que su antigua oficina había cambiado más de lo que recordaba, ahora el lugar tenia los muros pintados y con cuadros colgados, algunas masetas y plantas para darle más vida, hasta había una pequeña fuente de agua como parte de la decoración-.


    -El lugar era aburrido, no tenía vida y se parecía más a una oficina de funeraria –menciono la Mizukage- compre algunas cosas para que se vea más animado, que tenga más vida para que sea más agradable para trabajar.


    -¡¡Pero no tenías que hacerle tantos cambios!! ¡¡Esto más parece una oficina de turismo!! –Señalo Yagura que veía la fuente- ¿¡cómo lo hiciste para poner una fuente aquí adentro!? –pregunto el para que Mei le diga “tuvo de demoler un muro pero luego lo repare”- ¿¡destruiste un muro para poner una fuente!? ¡¡Pero en qué diablos pensabas!!


    -A mí me gusta como se le oficina –decía Naruto sentado en la silla de su madre para ver mejor los cambios que hay- y lo de la fuente fue una gran idea, ahora el lugar se ve mucho mejor como se veía antes.


    -Esto debe ser una broma –decía Yagura que se pellizcaba el puente de su nariz- no sé cómo lo hiciste para hacer todo esto pero más tarde tendremos una conversación al respecto.


    -¡¡Vamos Yagura-chan, no seas tan amargado!! ¡¡Solo quería poner algo de Feng Shui para que la oficina se vea mejo!! –Dijo Mei defendiendo su nueva oficina- además que no viste la mejor parte de todas –ella apunto a un gran cuadro colgado en la parte izquierda de la oficina con una foto muy curiosa- puse esa foto para no sentirme sola al no tener a mi Naru-chan a mi lado.


    -¿Qué tu hiciste qué? –A Naruto no le gusto lo que escucho y se levantó de la silla ir hacia el cuadro y llevarse una desagradable sorpresa- ¡¡¡Noooooo!!! ¡¡¡Por qué lo hiciste Kāchan!!!


    -Quería darte una sorpresa para cuando volvieras, dime ¿te gusto? –pregunto su madre que abrazo con cariño a su hijo que estaba pálido viendo el cuadro que tenía una foto suya cuando era un bebe y que usaba ese vergonzoso pijama de zorrito que le gusto desde pequeño-.


    -¡¡NOOOOOOOOOOOOO!! ¡¡AHORA TODOS HABRAN VISTO ESA FOTO!! –Grito el rubio que se puso en posición fetal en el suelo- mi vida esta arruinada, mi vida esta arruinada, mi vida esta arruinada… -repetía una y otra vez mientras que su madre se acercó para ver si se encuentra bien-.


    -Naru-chan, mi bebe, ¿estás bien? Te noto algo pálido –preguntaba Mei viendo el estado de su hijo- no te preocupes, voy a traer a un médico para que te… -de pronto es detenida por Yagura que puso una mano encima de su hombro-.


    -Mei… tu y yo tenemos que hablar sobre estos reportes… -decía Yagura que sostenía con su otra mano los informes de los años en que ella estuvo a cargo- mandaste 300 Shinobis al hospital y destruiste varias casas, sin mencionar la renuncia de Ao que se cansó de estar haciendo tu trabajo, y que has intentado escapar de tus deberes solo con la excusa de querer salvar a tu hijo –decía con cara de pocos amigos para que la Mizukage se ponga nerviosa-.


    -¡PERO LA VIRGINIDAD DE MI BEBE ESTABA EN RIESGO Y COMO MADRE PREOCUPADA POR SU BIENESTAR ES MI DEBER CUIDARLO! –Grito la Godaime en su defensa, cosa que no le importo al Yondaime-.


    -¡¡ESO NO CAMBIA EL TEMA QUE CASI DESTRUYES TODA KIRI!! –Estallo Yagura haciendo que Mei se haga chiquita y que reciba el sermón de su vida-.


    -Fin del Flashback-


    Yagura no paraba de regañarle a Mei sobre las faltas que cometió estos años en que él no estaba para corregirla, y para asegurarse que no haya más problemas el mismo se encargara de ver que haga su trabajo sin la más mínima queja, cosa que deprimió mas a la Mizukage que tendría que hacer más trabajo de lo habitual. Tomoyo hacia lo posible para animar a Naruto que no paraba de decir cosas como que su vida se arruino por completo y que la culpa la tiene su madre y esa horrible foto suya de bebe. Y así, el regreso del Yondaime Mizukage Yagura y el Príncipe de Kiri Naruto Terumi termino en una situación cotidiana que dará lugar a días mucho más divertidos en Kirigakure no Sato.


    -A…aiudaaaa… -decía Jiraiya que seguía tirado en el piso, por más que el pedía que lo ayudaran nadie venía a socorrerlo-.


    Bueno… casi todo sería divertido para todos menos para el Gama Sennin.

    Fin del Capítulo.

    Otro capítulo ha terminado y espero que les agrado… mierda, me salió una rima. Para Diciembre se viene la continuación de “Ángel Guardián de Naruto” y la segunda parte de “La vida difícil de un Ex-Shinobi”, posiblemente que para este mes suba un nuevo especial en “Escogiendo Destinos” de un NaruSaku que se me vino a la mente gracias a un video que me mostro BloodEdge hace unos días. Nos leemos pronto.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  5. Xanandrax_senpai

    Xanandrax_senpai

    Registrado:
    12 Ago 2015
    Mensajes:
    46
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +6
    o.O al fin conti pensaba que ya no continuarías pero me alegro y me dio mucha risa el cap ahora espero la continuación con mas ganas para saber lo que vendra saludos nos vemos
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6. black dragon

    black dragon

    Registrado:
    28 Dic 2013
    Mensajes:
    64
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +11
    yo también pensé que no lo continuarías pero este capitulo estuvo agradable y simpático, creo que en otros capítulos deberías hacer que mei tenga unos grandes celos de madre, pero en fin decirte que es un buen capitulo y ojala la conti llegue pronto.
     
  7. Autor
    Kamen Rider Predator

    Kamen Rider Predator

    Registrado:
    1 Oct 2011
    Mensajes:
    144
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +473
    Para Xanandrax_senpaiXanandrax_senpai y black dragonblack dragon les digo que jamas abandonaría esta historia, el motivo de porque me demore es que estaba hospitalizado al ser electrocutado, salí vivo pero termine con algunas quemaduras en los brazos que me dificulta el poder escribir.
     
  8. Xanandrax_senpai

    Xanandrax_senpai

    Registrado:
    12 Ago 2015
    Mensajes:
    46
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +6
    uhhh eso de ve haber dolido mucho espero que estes :s
     
  9. black dragon

    black dragon

    Registrado:
    28 Dic 2013
    Mensajes:
    64
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +11
    chuu, ojala te encuentres mejor y ten cuidado, :*-*:
     
  10. balin_37

    balin_37

    Registrado:
    10 Nov 2011
    Mensajes:
    168
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +47
    Hola

    Espero que te recuperes pronto, se lo que es electrocutarse. Me quedaron algunas secuelas de ello, no puedo manejar bien el brazo derecho, pero aprendi ha hacer las cosas con el otro brazo, paso tiempo hasta que pude manejar algo el otro brazo, espero que no te pase lo que a mi.

    Esperamos tu pronta recuperacion.

    Bye bye
     
  11. Broly Van Hellsing

    Broly Van Hellsing Jose broly ruiz

    Registrado:
    22 Sep 2016
    Mensajes:
    215
    Temas:
    5
    Calificaciones:
    +115
    Viejo lamento no poder escribirte es que estuve con problemita y no sabia que te hubieras accidenta do, tal vez un poco de reposo te ayude y no confíes mucho en mujeres por ahora si tienes novia evita comprar un regalo por lo del buen fin ya que te dejara quebrado...y por cierto conti contó conti porta :*-*:.
     
  12. Autor
    Kamen Rider Predator

    Kamen Rider Predator

    Registrado:
    1 Oct 2011
    Mensajes:
    144
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +473
    …Hola todos… perdonen si no saludo como lo acostumbro siempre… estoy muy agotado y cansado… digamos que la fiesta de año nuevo se volvió demasiado loca… y las cosas se salieron de control… -decía Predator con cara de trasnochado- …por Kami… ni siquiera recuerdo hasta que hora duro la fiesta o de lo que paso -viendo alrededor de la sala y observar a su novia Bastemon durmiendo sobre su escritorio y abrazando una botella de champaña, su Poké-Maid Lizlet durmiendo en el sillón con el torso desnudo y dejando expuesto sus enormes pechos, BloodEdge no se encontraba entre los invitados porque dormía dentro del baño junto con Juri Han, ambos roncando en la bañera, y Kachorro estaba igual que los demás y tenía la cabeza dentro de la casa del perro mientras que sus chicas Gardevoir y Applejack dormían abrazadas sobre una mesa- nunca más… nunca más volveré a ser otra fiesta en mi vida… al menos si es para arruinar el cumpleaños de la Chucky… como sea, hoy les dejo la continuación de Zorro de la Niebla… disfruten de historia mientras… mientras yo me voy a echar una siesta -el autor cayo de espalda y empezó a roncar-.


    -Blah blah blah (Personajes hablando)
    -"Blah blah blah" (Personas pensando)
    -["Blah blah blah"] (Jinchūriki comunicándose mentalmente con su Bijū)
    -Blah blah blah (Bijū o Invocación hablando)
    -"Blah blah blah" (Bijū o Invocación pensando)


    Dentro de la mansión del Clan Terumī, una muy preocupada y alarmada Mizukage se encontraba atendiendo a su hijo tendido en la cama de su habitación, tenía algunas zonas de su cuerpo cubiertas con vendajes debido a las quemaduras que sufrió durante uno de sus entrenamientos con el Yondaime Mizukage que tan solo tenía algunos rasguños, leves cotes y su brazo izquierdo vendado. Y hablando de Yagura, él se encontraba al lado de Mei viendo a su alumno malherido y sin poder creer de lo que paso al detener al joven Terumī que había perdido el control por usar el Chakra del Kyūbi.

    Mi Naru-chan… mi bebe… eres todo lo que mami tiene en este mundo… por favor recupérate pronto -decía una afligida Mei sentada en la cama y atendía las otras heridas que tenía su pequeño y luego dirigir su mirada a Yagura- como es que esto paso… ¿Qué fue lo que paso para que el termine perdiendo el control? -le pregunto al Yondaime-.

    No tengo ni la más mínima idea… pero en parte tengo culpa en no haberlo detenido antes que la cuarta cola apareciera -decía Yagura dolido y observando en el estado de su primer alumno y hermano menor- Mei, quiero que hagas una revisión al sello que contiene al Kyūbi lo más pronto posible.

    ¿Crees que el sello se está debilitando? -menciono ella que se preocupó aún más por su hijo-.

    No soy un experto del Fūinjutsu como tú o Ero-sennin, pero quiero prevenir antes que esto se vuelva a repetir en un futuro cercano -explico el para que Mei asienta a su orden- por ahora tomate el tiempo que necesites para que recuperes fuerzas y que te encargues de la recuperación de Naruto. Yo me encargare de tus deberes mientras estés ocupada -dicho eso se retiró de la habitación, una vez fuera este se recargo sobre la puerta y soltar un gran suspiro- …nunca pensé que esto llegara a ocurrir, ni mucho menos con el -dijo el Yondaime mientras observaba su brazo derecho vendado por la batalla que tuvo con el joven Terumī y pensaba como es que ocurrió aquel accidente-.

    -Flashback-

    En el campo de entrenamiento privado que solo puede ser usado por el Mizukage, Naruto y su sensei Yagura seguían con el entrenamiento días después de regresar a la aldea, todo para no perder el tiempo sabiendo que Akatsuki no se detendrían en capturar a los Jinchūrikis.

    Vamos Naruto, debes concentrarte más o no podrás mantener la tercera cola -decía el Yondaime viendo como su estudiante intentaba mantener la tercera cola de Chakra del Kyūbi pero parecía tener muchos problemas en concentrarse-.

    Lo intento Yagura-sensei, pero… pero es difícil hacerlo -decía el joven Terumī que hacia lo posible para mantener el Chakra del Kyūbi pero le costaba demasiado- [“¡Que está pasando Kyūbi-chan! ¿¡Por qué me cuesta trabajo en concentrar tu Chakra!?”]


    No lo sé Gaki, algo debe estar pasando contigo. Yo solo sigo dándote de mí Chakra y nada más -respondió Kyūbi que tampoco entendía que ocurría con su Jinchūriki- ¿No estarás fallando en algo? Esto no te pasaba en tus entrenamientos anteriores.

    [“¡Algo debe estar saliendo mal, esto no pasaba cuando estaba en Kumo!”] -respondió Naruto que no pudo más y termino perdiendo la concentración- ¡¡GAAAHHHHH!! -lanzo un grito para caer de rodilla, luego el manto de Chakra junto con las tres colas desaparecieron-.

    ¡Naruto! -el Yondaime preocupado corrió y comenzar a examinar a su alumno y ver que solo estaba cansado por el entrenamiento- oye, no me asustes de esa forma. Por un momento creí que algo malo de paso.

    Lo lamento sensei… no sé lo que me paso… -decía el rubio agotado- algo debe estar pasando conmigo… no puedo controlar bien… el Chakra del Kyūbi… es como si algo… me dificultara en concentrarme

    Ya me di cuenta de eso, al parecer tenemos un gran problema -señalo Yagura que ayuda a su alumno en ponerse de pie- puede que tu concentración este fallando debido al estrés o porque estas muy tenso desde que regresamos -señalo el sabiendo que el agotamiento mental era causante del rendimientos de muchos ninjas- respóndeme a esta pregunta, ¿tu madre sigue molestándote con lo de tomarte fotos? -esa pregunta hizo que el rubio suelte un gruñido-.

    Desde que regresamos, Kāchan no para de fastidiarme con tomarme más fotos para su nuevo álbum -bufo el rubio, una cosa era soportar las locuras de su madre, pero tener que ser fotografiado de lo que haga a cada minuto era insoportable-.

    Jejeje… no sé si sentir lastima o reírte de tu mala suerte -dijo sin querer el Yondaime para que el joven Terumī se enfadara- lo siento pero es verdad, no muchos tienen a una madre tan obsesionada con tomar fotos para los recuerdos -siguió bromeando y que el rubio se enfadara más de lo que esta- ya, perdón, no va a pasar de nuevo.

    Porque no mejor seguimos con el entrenamiento en vez de estar restregándome en la cara sobre mi Kāchan -pidió Naruto molesto y que no soportaría que sigan bromeando-.

    Perdón, ya termine con los chiste -volvió a disculparse Yagura para enfocarse en el entrenamiento- intenta de nuevo en concentrar el Chakra del Kyūbi, y esta vez ignora toda molestia y cosas negativas que pasen por tu cabeza y eso te distraerá.

    Hai -dijo Naruto obedeciendo la orden de su sensei, cerro sus ojos y se concentró para volver a usar el Chakra de su Bijū- [“cuento con tu ayuda, Kyūbi-chan”] -se comunicó con su Bijū que de mala gana empezó a darle su Chakra-.

    Yagura se quedó observando a su estudiante y de buscar alguna falla que pudiera arruinar su concentración, pasaba el rato y Naruto logro llegar al manto de tres colas sin ningún problemas para el alivio del Yondaime, pero de pronto el rubio abrió sus ojos y sentir un terrible dolor en su estómago.

    ¡¡DETENTE IDIOTA, NO SIGAS USANDO MI PODER!! -grito Kyūbi que se escuchaba preocupada dentro de la cabeza de Naruto-.


    ¡¡GHHHAAAA!! -empezó a gritar el Terumī que rodeo con sus brazos al estómago y caer de rodilla por el dolor que sentía, como si algo le desgarraba desde el interior-.

    ¡¡Naruto!! -el Yondaime quizá acerco a su alumno pero unas de las colas de Chakra lo golpeo y lo mando con gran fuerza y que se estrelle contra un árbol- ¡uuugh! ¡Qué te pasa Naruto, ¿Por qué me atacas de repente?! -exigió molesto mientras se puso de pie-.

    ¡¡Me duele…es demasiado…dolor!! -decía Naruto que sufría en ese momento, las tres colas de Chakra se movían desenfrenadamente y destruían lo que se encontraba cerca- ¡¡sensei…ayúdemeeee!! -de pronto sus ojos azules se volvieron rojos como la sangre y empezó a liberar más Chakra del Kyūbi, lo que libero la cuarta cola que lo llevo a perder el control- ¡¡¡ROOOOOAAAAAHHHHH!!! -rugió este que empezó a destruir el campo de entrenamiento con las colas y garras de Chakra-.

    Yagura estaba atónito por lo que estaba sucediendo, y de paso evitaba algunos zarpazos de parte de parte de Naruto que se enfocó en atacarlo. El Yondaime no tuvo más opción que usar el poder de Isobu para hacerle frente a su estudiante y de detenerlo sin tener que lastimarlo.

    ¡Detente Naruto, no quiero tener que hacerte daño! -Yagura intentaba razonar con su alumno pero este no lo escuchaba, había perdido el control por completo- ¡maldición, porque tenía que pasar esto ahora mismo!

    ¡Menos quejas y más acción Yagura, ahora mismo el chico no puede razonar por sí mismo! -le advirtió el Sanbi a su Jinchūriki- ¡estoy seguro que algo debió ocurrir para que pierda el control, he tratado de contactarme con mi hermana pero parece que no puede escucharme ni ella a mí!

    ¡Este día no se puede poner peor! -se dijo a si mismo Yagura para tomar pose de batalla- ¡le prometí a tu madre que nada malo te pasaría durante mi cargo, pero tendré que romper esa promesa si es necesario detenerte! -tanto maestro como alumno se lanzan para luchar en una dura batalla-.

    -Oficina de la Godaime Mizukage-

    ¡Condenado chaparro, yo queriendo tomarme un tiempo para descansar pero este me lo prohíbe! ¡Cómo te odio Yagura-chan! -se quejaba Mei que hacia sus deberes como Mizukage… obligadamente, todo porque Yagura se volvió el nuevo consejero de la pelirroja para mantenerla a raya y que cumpla con su trabajo- ¡y para el colmo, Naru-chan volvió a irse a entrenar sin avisarme! ¡¡Y yo que quería tomar otras fotos para mi nuevo álbum fotográfico!!

    En ese momento se escuchó que algo cae, llamando la atención de Mei que buscaba lo que se cayó al suelo y ver una de los cuadros que colgó. Ella se levantó de su silla para ir a recoger el cuadro que tenía una foto de ella y su hijo en el día que se graduó de la academia ninja de Kiri, cuando tomo el cuadro noto una rajadura en el cristal, justo sobre la imagen de su hijo que le dio un mal augurio.

    ¡¡Mizukage-sama, tenemos graves problemas!! -un Jōnin entro repentinamente a la oficina- ¡¡se han escuchado varias explosiones en el campo privado como si se llevara un combate!! -al decir eso la pelirroja supo que algo no estaba bien-.

    ¡¡Llama de inmediato al grupo de defensa para que me acompañen al campo de entrenamiento!! ¡¡Lleven a los aldeanos a las zonas de seguridad y avisa a todos los ninjas que estén preparados en caso de un ataque enemigo!! -ordeno la Mizukage al Jōnin que se retire y de avisar a sus camaradas, Mei regreso a su escritorio para buscar un pergamino de color azul y que tenía el sello del Clan Uzumaki- solo espero que no pase lo que estoy temiendo -decía ella viendo el pergamino para luego retirarse de la oficina y reunirse con sus ninjas-.

    -Campo de entrenamiento privado-

    Todo la zona era un completo caos provocado por la batalla que sostenían el Yondaime Mizukage y su alumno que destruía todo a su paso, los arboles fueron arrancados de la tierra por las colas de Chakra, muchas rocas y parte del suelo fueron destruido los zarpazos del joven Terumī que no dejaba de atacar a Yagura que solo se usaba Jutsus Suiton defensivos.

    ¡Esto no es nada bueno! -decía Yagura esquivando cada ataque de Naruto- ¡cada vez sus ataques están ganando más poder, hasta su velocidad aumenta a medida que seguimos peleando!

    ¡¡Tienes que detenerlo pronto, si esto continua de esta manera terminara liberando la quinta cola y no podrás contra el!! -le advirtió Isobu a Yagura que abrió sus ojos por completo-.

    ¿¡Qué!? ¿¡Liberar la quinta!? -exclamo este que por descuido bajo la guardia y que el descontrolado Terumī lo ataque-.

    ¡¡RRROOOOAAAAAHHHH!! -rugió el rubio que dio un zarpazo al brazo izquierdo de Yagura que tuvo que soltar su bastón y caer de rodilla-.

    ¡¡¡AAHHHH!!! -grito el peligris que se llevó una a su herida- ¡¡RAYOS, COMO DUELE!! -sentía que lo hubieran cortado con un arma filosa al rojo vivo- ¡¡¡MALDICION NARUTO, REACCIONA DE UNA VEZ!!! ¡¡¡NO TE DEJES CONTROLAR POR EL PODER, TU ERES MUCHO MAS FUERTE QUE ESO!!! -exclamo este para que el rubio reaccionaba-.

    ¡¡¡GROOOAAAAAHHH!!! -soltó otro rugido como una bestia incontrolable que se preparaba para dar el golpe final a su presa, pero en ese momento una persona se interpuso en el camino de Naruto para darle un poderoso golpe en el rostro que lo saco volando lejos de un impactado Yondaime-.

    ¿¡Pero qué diablos…!? -alcanzo a decir para que varios Jōnin de Kiri aparezcan a su alrededor para protegerlo- ustedes... eso quiere decir… -viendo a la persona en frente suyo que llevaba un muy peculiar traje azul- ¿Mei? -la mencionada volteo para ver sobre su hombro y de paso alzo un puño humeante, revelando que ella golpeo a su hijo- muchas gracias… llegaste justo… ¡un momento! -exclamo este dándose cuenta que ella golpeo a su alumno como si nada- ¡¡Como hiciste eso!! ¡¡El Chakra de los Bijūs protege a los Jinchūriki de cualquier daño físico!! -señalo este para que Mei sonreí enormemente-.

    No hay defensa alguna en el mundo que pueda detener el Puño del Amor -declaro Mei orgullosamente, dejando a todos los Jōnin y el Yondaime con grandes gotas de sudor sobre sus cabezas-.

    ¿Puño del…? No, olvídalo… no quiero saberlo ¿sabes qué? Ni siquiera me expliques al respecto de tu Puño del Amor -decía Yagura cansado de tantas locuras- escucha Mei, tenemos que detener a Naruto y pronto, o si no va a liberar la quinta cola y será demasiado tarde -el grupo de defensa se preparaba para detener al joven e iracundo Terumī pero la Mizukage se interpuso en su camino haciendo una señal con una mano para detuvieran-.

    Que nadie se mueva, yo misma me encargare del problema -ordeno Mei dejando atónitos a todos- es el mi hijo, y como madre es mi deber ayudarlo.

    ¡¡¡No digas esas estupideces Mei!!! ¡¡¡En este momento Naruto nos ve como sus enemigos, y el no dudara en atacarte si te le acercas mucho!!! -le advirtió Yagura a la pelirroja que lo ignoro por completo y sacaba el pergamino que se trajo consigo- ¡¡¡DETENTE MEI, ESTO ES UNA OR…!!!

    ¡¡No te metas en mis asuntos Yagura!! ¡¡Yo sé lo que estoy haciendo!! -grito la Godaime que dejo sin habla al peligris, y que por primera vez no uso el sufijo “chan” en el Yondaime-.

    Aquellas palabras de Mei dejaron más que sorprendido a Yagura, y más cuando ella lo llamo de forma normal y sin ese molesto “chan” al final de su nombre. El soltó un largo suspiro sabiendo que sería imposible en hacer cambiar de parecer a la mujer cuando se pone muy molesta.

    Todo el mundo, dejen que Mei se encargue de la situación -ordeno el dejando a los Jōnin impactados, ninguno quería quedarse con los brazos cruzados y ver como la Godaime arriesgue su vida- si ella dice que puede detener a Naruto… entonces hay que creer en sus palabras. No por nada la escogí para que sea la Godaime por nada -el sabia a la perfección de las habilidades de la pelirroja- “ten mucho cuidado Mei” -pensó Yagura viendo a la pelirroja avanzado hacia donde esta Naruto-.

    El descontrolado Naruto se puso de pie luego de aquel puñetazo que recibió en la cara por cortesía de su madre que se acercaba a paso lento hacia su posición, este de inmediato se puso en cuatro patas y rugir para que retroceda.

    Tranquilo Naru-chan, no pienso hacer nada malo. Solo quiero ayudarte -le dijo su madre con una sonrisa dulce para calmarlo pero no funciono porque el chico no paraba de gruñir- lo comprendo, estés molesto por lo del puñetazo pero no tenía otra opción. Ibas a matar a la persona que consideras como tu hermano mayor -intento razonar pero su hijo seguía sin escuchar-.

    ¡¡¡GGRRRRR…GROAAAHHH!!! -el rubio comenzó a retroceder a medida que la Godaime se acercaba, los Jonin y el Yondaime solo se quedaron a observar como Mei abrió el pergamino que trajo consigo-.

    No te preocupes mi niño, Kāchan está aquí y hará que vuelvas a la normalidad para que luego vayamos a comer juntos a Ichiraku Ramen -decía la Mizukage extendió el pergamino revelando su contenido. Una especie de sello de tres círculos, un grande con el Kanji de “Captura” y dos pequeños a sus lados, luego comenzó a realizar una secuencia de sellos manuales y cerrar sus ojos- “por favor Kushina-sama, que este sello pueda detener a nuestro Naruto” -pensaba la pelirroja que termino los sellos manuales y poner ambas manos en los círculos pequeños- Fūinjutsu: Cadenas Sagradas de la Paz -al activar el Jutsu, el circulo con el Kanji de “Capturar” libero varias cadenas semitransparentes que se movieron en dirección hacia el joven Terumī que se movía de lado a lado, saltando de un árbol a otro para no ser capturado-.

    (N/A: A partir de ahora pondré algunos Jutsus inventado en español porque nunca sale bien el fucking traductor de Google)

    Las cadenas se movían en perfecta sincronía para capturar a su objetivo, dando vueltas en ángulos cerrados como relámpagos zigzagueantes, el chico tratando de perder las mismas cadenas en un salto a otro árbol una de ellas lo atrapa haciendo que caiga estrepitosamente al suelo, las demás cadenas aprisionaron al rubio que con rugidos bestiales y fuerza abrumadora trataba de liberarse. Los testigos de la hazaña de la Mizukage y empezaron a festejar, sin saber que la técnica que uso la Godaime consumía demasiado Chakra, pero a pesar de eso ella continuo. Poco a poco el Chakra del Kyūbi comenzó a disiparse del cuerpo del joven Terumī hasta que desapareció por completo y que él se desmaye.

    Lo… lo logre… -decía Mei entrecortada por el gran esfuerzo, retiro sus manos del sello para que las cadenas que sostenían a su hijo desaparezcan sin antes dejarlo en el piso. Com mucho esfuerzo la mujer se puso de pie y miro a Yagura con una sonrisa forzada- ¿lo ves? Te dije… que lo lograría… -al final no pudo más y la Mizukage cayó al suelo desmayada-.

    ¡¡¡Mei!!! -grito Yagura preocupado- ¡¡¡que están esperando, lleven de inmediato a Mei y mi alumno al hospital!!! -les ordeno a los Jōnin que llevaron a los caídos y desaparecer por medio del Shunshin no Jutsu, solo algunos Jōnin se quedaron en el lugar para revisar los daños causados por la batalla y ver como se encontraba el Yondaime-.

    Yagura-sama, será mejor que usted también vaya al hospital para que sea tratado -dijo uno de los Jōnin viendo como el Yondaime se sujetaba el brazo izquierdo que no dejaba de sangrar-.

    No se preocupen por eso, lo que más me importa es que Naruto y Mei estén a salvo -confeso Yagura que levanto su báculo para después retirarse junto con el resto de los ninjas-.

    -Fin del Flashback-

    Minutos después de que Yagura abandonará la mansión Terumī, este convoco a una reunión del consejo de Kiri para hablar de lo que sucedió en el campo de entrenamiento, del descontrol de su alumno por un error durante el entrenamiento y que Mei logro detenerlo antes que este libere la quinta cola.

    El consejo algo preocupado pregunto si el problema con el heredero del Clan Terumī volvería a tener el mismo problema en caso que se repite, Yagura los calmo cuando les explico que Mei era la mejor maestra en Fūinjutsu en la aldea y que se encargaría de arreglar el sello y de atender las lesiones de su hijo, y para evitar problemas el peligris tomaría el lugar de la pelirroja que tiene que recuperarse al usar ese sello que la dejo agotada y cuidar al mismo tiempo de su hijo. Al terminar la reunión el consejo se fue más tranquilo sabiendo que todo estaría bien, y de paso desearon una pronta recuperación del heredero del Clan Terumī.

    Por petición del Yondaime, su novia Tomoyo se mudó por un tiempo con los Terumīs para ayudar a Mei que seguía débil por usar ese Fūinjutsu del Clan Uzumaki. Tomoyo fue de gran ayuda para la Godaime porque tenía que lidiar con el cansancio, pero eso no la detuvo para revisar el sello y encontrar algún desperfecto y tratar las quemaduras en la piel de su hijo al exponerse demasiado al Chakra del Kyūbi.

    -Timeskip-Oficina de la Mizukage-

    Y cómo va la recuperación de Naruto, y de paso ¿Cómo te sientes? me preocupe cuando te desmayaste esa vez -pregunto Yagura a Mei que vino a hablar con él para informarle sobre su hijo-.

    Él ahora está mucho mejor que antes, sus quemaduras han sanado gracias al poder del Kyūbi -respondió Mei aliviada- solo que está muy débil para ponerse de pie y no para de quejarse que se aburre en la cama -ambos Kages se rieron al imaginarse a un Naruto aburriéndose en su habitación- los doctores dicen que le tomara unos días para que vuelta a estar mejor. Y sobre mi condición estoy bien, solo me desmaye porque gaste demasiado Chakra al usar uno de los sellos de Kushina-sama. Quien diría que fuera tan poderoso, pero al mismo tiempo casi todo tu Chakra al instante -señalo ella-.

    Sera mejor que no vuelvas a usar ese pergamino, es arriesgado si se requiere de mucho Chakra -advirtió el Yondaime a la pelirroja que asiente a eso- pero cambiando de tema, ¿pudiste averiguar si hay alguna falla en el sello que contiene al Kyūbi? -volvió a preguntar para que el semblante de Mei cambie a un de preocupación- veo que no es bueno.

    Resulta que el sello tiene falla grave cuando estuve revisando, por lo que eso esta perjudicando su función -declaro ella- al parecer en el entrenamiento de Kumo solo perjudico más las cosas. El sello tenía la función de mantener al Kyūbi encerrado y a la vez como un regulador para que el Chakra fluya de forma calmada en vez de soltarlo todo de a golpe -al final su explicación para que el Yondaime se lleve una mano a su frente y suspirar-.

    Porque no me detuve cuando vi las señales, ahora la vida de mi único alumno está en peligro -se maldijo el Yondaime, ahora las cosas se complicaron más de lo que están-.

    No tienes que cargar con toda la culpa. Ni tú, ni yo o nadie sabía al respecto de la falla que tiene el sello -le dijo la Godaime para quedarse callada cuando Yagura dio un manotazo al escritorio-.

    ¡¡¡TODO ESTO ES POR MI CULPA!!! ¡¡¡FUI YO QUIEN COMENZO CON LO DE SU ENTRENAMIENTO!!! ¡¡¡FUI YO QUIEN INSISTIO QUE EL ENTRENE PARA QUE APRENDA A USAR EL CHAKRA DEL KYUBI!!! ¡¡¡Y ES POR MI ERROR QUE EL…EL…!!! -no pudo continuar y se dejó caer en la silla por la impotencia de no poder arreglar las cosas- …que clase de sensei soy… como pude dejar que mi único alumno quede en ese estado.

    ¡Tú no tienes la culpa de todo! ¡Ya te dije que ninguno de nosotros sabias del desperfecto del sello! -dijo Mei que levanto la voz porque se cansó de oír como Yagura se culpaba a sí mismo- deja de atormentarte de algo que ya paso, tenemos que concentrarnos y seguir adelante -finalizo ella dejando muy impresionado a Yagura por tales palabras-.

    Muchas gracias Mei, necesitaba esas palabras para levantarme el ánimo. ¿Sabes? Lo que acabas de decir sino gracioso -la pelirroja más compuesta pregunta que lo era- que tú, una desobligada y vaga como Mizukage me diga tal discurso es muy gracioso.

    ¡¡Eso no fue nada gracioso Yagura-chan!! -se quejó Mei haciendo un puchero para que Yagura se mate de la risa-.

    -Habitación de Naruto-

    Nos encontramos dentro de la habitación del heredero del Clan Terumī que tomaba una siesta porque no tenía nada más que hacer por su condición, en el momento que este abrió los ojos se encontró en frente de la cueva donde se haya el Kyūbi.

    Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que vine -menciono Naruto que se puso de pie- es una suerte que estoy en mi mente, o no podría estar de pie. Lo malo es que me gustaría tener algo más de ropa -viendo que solo llevaba unos bóxer y playera como vestimenta- pero aprovechando que estoy aquí, le hare una visita a Kyūbi…

    El rubio se quedó callado cuando al ver lo que paso en la entrada de la cueva, vio como aquellas decoraciones que tenía la entrada fueron destruidas y que el Shimenawa (N/A: son cuerdas de paja de arroz usadas para la purificación ritual en el sintoísmo) que impedía que Kyūbi salga este en un estado deplorable.

    ¿¡Que paso en este lugar!? -exclamo el rubio que corrió hacia la entrada- ¡esto nunca ha pasado, pero ¿Cómo paso esto?! -se preguntaba el que revisaba los daños-.

    Por fin llegaste, Gaki -hablo la Bijū que se asomó por la entrada de la cueva con una mirada de lo sería- tu y yo tenemos que hablar de algo muy importante -Naruto solo se quedó escuchando lo que dirá la Bijū- escúchame bien, porque no lo repetiré dos veces. A partir de hoy dejaras de usar mi Chakra -el rubio sorprendido le pregunta el por qué no puede seguir usando su Chakra- mira, te lo pondré de forma más sencilla para que comprendas la situación. Si el sello se rompe, yo me liberare y tú morirás al instante.

    Fin de la primera parte.
    Y aquí tienen la primera parte de la primera parte, y ahora se viene la parte en que les explico el por qué me demore en subir la continuación. Lo que pasa es que Diciembre es el mes en que tenemos más trabajo que nunca, sin mencionar que muchos de los que trabajan en el taller se fueron de vacaciones, sin mencionar que esta semana ha estado como locos con tantas fallas que han reportado. Y para empeorar las cosas estoy haciendo turnos extras que me deja con poco tiempo… lo bueno es que me pagaran un bono extra. Pero bueno, cambiando de tema para Marzo tendré listo la segunda parte, y este será más largo que este capítulo ya que estoy acostumbrado a que mis historias tengas más 7000 palabras. Esto sería todo y nos leemos pronto.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  13. Xanandrax_senpai

    Xanandrax_senpai

    Registrado:
    12 Ago 2015
    Mensajes:
    46
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +6
    ohhh fur simple y bonito la explicación de kyubi jajajajja bueno al menos sabes que estas vivo buen cap y espero conti de este y de tus otros fics nos vemos
     
  14. Janshin

    Janshin Pronto todos seremos libres

    Registrado:
    23 Dic 2013
    Mensajes:
    275
    Temas:
    3
    Calificaciones:
    +338
    Al fin luego de quien sabe cuanto tiempo inactivo regreso y me encuentro con no no sino 2 capitulos de este gran fic que me tiene siempre pidiendo por más
    Lamento lo que ocurrió viejo...deberías ponerle ropa a la poke Maid pervertido XD ok ya dejo de bromear, iré a lo que importa
    el capitulo quedo de 10 cmo siempre, pelea epica entre bIJUS y mejor aun un puño de amor maternal para ayudar jaja, bueno no te sigo consumiendo tiempo, estaré mas al pendiente de esta historia que siempre me deja pidiendo por más [agradezco haber visto la alerta XD] y ahora me despido porque tengo cosas importantes que hacer y no pueden esperar más :D NOS VEMOS HASTA OTRA!!
     
  15. Broly Van Hellsing

    Broly Van Hellsing Jose broly ruiz

    Registrado:
    22 Sep 2016
    Mensajes:
    215
    Temas:
    5
    Calificaciones:
    +115
    Conti brother quiero ver mas acción y locuras de naruto y yagura.
     
  16. Sabbath

    Sabbath

    Registrado:
    14 Sep 2009
    Mensajes:
    52
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +22
    Eso es lo más gracioso que he leído en mucho tiempo XD
    gracias por el capitulo. ^^

    saludos
     
  17. Cavaliere freddo

    Cavaliere freddo

    Registrado:
    6 Abr 2015
    Mensajes:
    85
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +24
    ahora a esperar un nuevo capitulo, espero y sea pronto
     
  18. black dragon

    black dragon

    Registrado:
    28 Dic 2013
    Mensajes:
    64
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +11
    Bien fue un capítulo interesante, naruto se sale de control es lo mejor continuado pronto porque estoy ansioso de seguir leyendo tu historia.;^0^;
     
  19. Bakemono no akai

    Bakemono no akai

    Registrado:
    13 Dic 2016
    Mensajes:
    57
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +13
    Duda va a ver examen genin o no se jajaja me encanta
     
  20. Autor
    Kamen Rider Predator

    Kamen Rider Predator

    Registrado:
    1 Oct 2011
    Mensajes:
    144
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +473
    ¡¡Wassup Bitches!! Llego Marzo y eso significa un nuevo capítulo de “El Zorro de la Niebla” que tanto han pedido. Primero que nada quiero hacer una mención especial a la persona más importante que me apoyo en mis historias y que ya no está en mi familia, quiero dedicar este trabajo a mi padre Pablo Enrique Cabezas Plaza que cumple un año desde su fallecimiento.

    Siendo sincero me cuesta creer que se pase un año desde que mi viejo murió esa mañana del 26 de Marzo, a tan solo un día del cumpleaños de mi hermana que no paro de llorar, el 2016 fue un año sumamente difícil porque ella no podía superar la perdida, por suerte mi hermano y yo estuvimos a su lado para consolarla y que sepa que no está sola.

    Bien, mejor no me pongo más sentimental porque casi me pongo a llorar mientras escribía esta introducción, así vamos a divertirnos con la continuación de esta historia, ¡¡disfrútenlo puercas xD!!

    Aviso importante: Hubo algunos lectores que han tenido problemas en leer los textos de capítulos anteriores, es por esto que haré un cambio para facilitar la lectura, y este es el definitivo para todas mis historias a partir de ahora.


    “Blah blah blah” (Personajes hablando)
    ‘Blah blah blah’ (Personas pensando)
    [Blah blah blah] (Jinchūriki comunicándose mentalmente con su Bijū)
    “Blah blah blah” (Bijū o Invocación hablando)
    ‘Blah blah blah’ (Bijū o Invocación pensando)


    “Por fin llegaste, Gaki” -hablo la Bijū que se asomó por la entrada de la cueva con una mirada de lo sería- “tú y yo tenemos que hablar de algo muy importante” -Naruto solo se quedó escuchando lo que dirá la Bijū- “escúchame bien, porque no lo repetiré dos veces. A partir de hoy dejaras de usar mi Chakra” -el rubio sorprendido le pregunta el por qué no puede seguir usando su Chakra- “mira, te lo pondré de forma más sencilla para que comprendas la situación. Si el sello se rompe, yo me liberare y tú morirás al instante.”

    “¿¡Qué!?” -alcanzó a decir Naruto al oír la noticia- “¡espera un momento! ¡Me estás diciendo que si sigo usando tu Chakra, ¿terminare muerto!?” -preguntó el, a lo que la Bijū simplemente asiente con la cabeza- “¡eso es imposible! ¡Se supone que el sello sirve para…!”

    “El sello se ha deteriorado desde que comenzaste a entrenar en Kumo” -interrumpió Kyūbi al joven Terumī- “quien diría que el entrenamiento que tu querido sensei resulto ser el causante de que el sello se deteriorara. Tan concentrado en que logres controlar mi poder que no pensó bien las cosas” -se burló del sensei del rubio, cosa que no le agrado al chico-.

    “¡¡No te burles de Yagura-sensei!! ¡¡Él es el mejor maestro que he tenido y el héroe que salvo Kiri!!” -le reclamó a la Bijū- “¡¡más te vale que te disculpes de las cosas que dijiste, o sino…!!”

    “¿Qué vas a hacerme Gaki? ¿Encerrarme en este lugar? ¡Espera, yo ya estoy encerrada por 13 años!!” -ahora Kyūbi comenzó a burlarse del rubio- “¡te lo volveré a repetir, humano! ¡No vuelvas a usar mi poder o terminaras muerto antes de llegar a la pubertad!”

    “¡Eres de lo peor! ¡Pensé que éramos amigos luego de tanto tiempo que pasamos!” -mencionó el rubio-.

    “Sorpresa Gaki, todo este tiempo te he mentido” -reveló Kyūbi de forma tajante- “en serio que eres muy fácil de engañar. Yo, Kyūbi no Yōko, la reina de los Bijūs… ¿siendo amiga de un Ningen (Humano)? ¡Bah, eso es completamente absurdo!” -cada palabra causo más rabia en el joven Terumī- “No me digas que el bebé va a llorar, ¡rápido, que alguien llame a la loca de su madre para que lo consienta!”

    “Por qué… Por qué te comportas de esa manera conmigo… ¡que te hice para que me hables de esa manera! ¡¡Respóndeme Kyūbi!!” -exigió saber al momento que la gran zorra bufara-.

    “¡¡Estaría más feliz si saliera de este lugar!! ¡¡No tienes idea de lo frustrante que estar aquí encerrada y de dar mi poder a un mocoso que no deja de fastidiarme!!” -estallo la Bijū- “¡¡deseo mi libertad en vez de tener que escucharte tu voz todo el tiempo!! ¡¡Quiero salir para nunca más volver a ver tu estúpida cara, Ningen!!”

    Las duras palabras de Kyūbi fueron las más dolorosas que escucho, eso lo llevo a pensar que Kyūbi nunca quiso ser su amiga y que todo este tiempo estuvo engañándolo. Apretó con fuerza los puños que se pusieron rojos para luego lanzarla una mirada de odio y desprecio a la Bijū que no se inmuto.

    “¡Si eso es lo que quieres, entonces no volveré a hablarte, ni mucho menos pedir de tu tonto poder que me llevo a lastimar a mi sensei!” -gritó el Terumī dando media vuelta- “¡disfruta estando sola en este lugar hasta el día que muera en batalla!” -dicho eso desapareció para regresar al mundo real, dejando a una Bijū que cambio su semblante serio a una expresión de dolor y tristeza-.

    “Perdóname Gaki… pero es la única forma que dejes de usar mi poder” -dijo Kyūbi que se sintió como la peor cosa que exista al insultar a su querido Jinchūriki, pero no tenía otra opción, todo lo hizo para que el no pierda la vida- “espero que algún día me perdones…” -dicho eso se retiró al interior de la cueva-.

    -De regreso a la realidad-

    El joven Terumī empezó a abrir sus ojos pesadamente y observar que regreso a su habitación luego de terminar su conversación con Kyūbi. En tan solo recordar las palabras de ese desgraciado Bijū que jugo con él, empezó a rechinar los dientes. ¡¡Como pudo ser tan tonto!! ¡¡Tantos años en confiar en esa zorra y descubrir que lo engaño!! Pero esto no se va a quedar así, ahora mismo le demostraría de lo que es capaz sin requerir de su poder.

    “Cuando me recupere, le pediré a Ero-sennin que me entrene en serio” -decía el rubio más que decidido en probar a esa zorra mentirosa de lo equivocado que esta- “tal vez le pide ayuda a Kāchan que me enseñe más sobre el Fūinjutsu.”

    “¿Alguien mencionó mi nombre?” -como si fuera llamada, la Mizukage entró a la habitación con una bandeja y un gran tazón de ramen traído desde Ichiraku Ramen- “me alegras que hayas despertado, iba a despertarte para que comas lo que te trajo el señor Teuchi. Dijo que con esto recuperaras en cuestión de días” -decía con una gran sonrisa para que el estómago de su hijo ruga levemente-.

    “Muchas gracias Kāchan, ya me estaba muriendo de hambre” -agradeció el rubio a su madre que dejó la bandeja a un lado para ayudar a levantar un poco a su hijo debido a sus heridas, hecho eso le acerco la bandeja para que pueda comer- “Kāchan, ¿puedo pedirte un gran favor?” -su madre sin pensarlo le pregunto qué es lo que quería- “quiero que me enseñes todo sobre lo que sabes en Fūinjutsu. Quiero volverme en un maestro en ese arte.”

    “¿Por qué de pronto estas interesado en aprender en Fūinjutsu? Tú mismo decías que era muy aburrido en aprender el concepto y fórmulas de sellos junto con la caligrafía para hacerlos” -preguntó ella recordando como su hijo se quejaba de lo difícil que era aprender este arte ninja-.

    “Solo quiero aprender más cosas para ser un gran ninja. Tú mismo decías que con el Fūinjutsu se puede hacer cualquier tipo de cosas” -dijo como excusa para no decirle lo que pasó con el Kyūbi, pero su madre sabía leer bien a su hijo y supo que él le ocultaba algo-.

    “No me mientas Naru-chan. Te conozco bien y sé que no quieres decirme algo” -dijo ella para que su hijo se ponga nervioso- “Si no quieres decírmelo lo entenderé, pero tarde o temprano tendrás que contarme que te pasa” -para Naruto, eso fue como “más te vale decirlo o te saco la información a la mala”, el soltó un suspiro para contarle lo que paso cuando converso por última vez con la Bijū que le mintió estos años- “no entiendo… ¿Por qué el Kyūbi te dijo tal cosa?”

    “¿Qué no es obvio? ¡Ella solo estuvo jugando conmigo! ¡Esa maldita zorra mentirosa decía estupideces de que el sello estaba fallando por usar demasiado su Chakra! ¡Que estupidez más grande en creer en sus palabras!” -al mencionar lo del sello, Mei abrió sus ojos al enterarse que el mismo Kyūbi supo de la falla que tiene el sello-.

    ‘Al parecer Yagura-chan y yo no somos los únicos que saben del problema’ -pensó la Mizukage- “bueno… tal vez Kyūbi tiene sus razones para que no debas usar más su poder con ese desperfecto que tiene el sello” -comentó la mujer a su hijo que estaba a punto de comer-.

    “¿Qué quieres decir con eso?” -preguntó el rubio confuso, a lo que su madre toma asiento en la cama para contarle sobre el problema-.

    “Luego de que pierdas el control en tu entrenamiento, Yagura-chan me pidió que revisara el sello en caso que este fallando… y descubrí que si lo tenía” -le contó Mei a su hijo que quedo impactado por la noticia- “¿recuerdas de cómo funciona el sello que tienes?”

    “Hai. El sello sirve para regular de forma correcta el Chakra del Kyūbi y evitar que pierda el control… pero, ¿Qué es esa falla que hablas tanto? ¿En verdad es tan grave para preocuparme?” -preguntó este para que su madre asienta con la cabeza-.

    “Resulta que a medida que utilizabas ese Chakra, el sello empezó a debilitarse sin razón alguna… lo que llevo a que te descontrolaras y atacaras a Yagura-chan” -le contó a su hijo que abrió los ojos por completo- “sigo investigando el error en el sello y ver cómo puedo resolverlo, hasta le pedí ayuda a Jiraiya-sama que también tiene conocimientos en Fūinjutsu. Hasta que no encontremos una solución, lo mejor es que no vuelvas a usar el Chakra del Kyūbi” -le advirtió Mei-.

    “Eso quiere decir que estos años que entrene en Kumo… ¿fueron en vano?” -dijo Naruto cabizbajo de que todo su esfuerzo se fue a la basura-.

    “Nada fue en vano, Yagura-chan me enviaba informes de tu progreso mientras estaban en Kumo” -decía la Mizukage animando a su hijo- “te has vuelto un gran ninja aun sin tener que usar el poder del Kyūbi. Hasta menciono que tienes madera como líder de equipo” -señaló ella mientras Naruto recordó las misiones que hizo en el País del Rayo con otros equipos a parte del Equipo Yugito- “no te preocupes por lo que te pase, déjaselo todo a su Kāchan que lo arreglara en poco tiempo” -finalizó ella dándole una sonrisa cálida a su hijo-.

    “Muchas gracias Kāchan, en verdad eres la mejor” -agradeció Naruto que tomo unos palillos- “ahora si me disculpas, voy a empezar a comer antes que se enfrié el ramen” -de pronto su madre le arrebato los pasillos de la mano del rubio en un abrir y cerrar de ojos- “¿eh? ¿Y los palillos?” -preguntó viendo que la pelirroja los tenía-.

    “Antes que nada, me gustaría hablar contigo de algo muy importante” -dijo Mei rodeada de un aura roja al momento que su cabello cobraba vida, señal que Mei entro en su estado de la Habanera Sangrienta de Kirigakure no Sato, aterrando por completo a Naruto- “me puedes explicar sobre esa amiga que conociste, la que se llama Queen Bee” -exigió saber mientras liberaba más de esa aura roja-.

    “E-E-Etto… B-B-Bee-chan es una gran amiga… es una Jinchūriki como yo” -respondió el rubio asustado de lo que podía suceder- “e-es alguien alegre, divertida y muy linda…”

    “Conque linda, ¿eh?” -decía su madre con un tono de voz dulce que helaría la sangre al más sanguinario asesino que existiese- “¿Y que más hicieron tú y tu linda ‘amiga’? Naru-chan” -preguntó ella al momento que su hijo tragó saliva fuertemente. Hoy no era su día sin duda alguna-.

    -Timeskip-

    Pasaron 3 meses desde que el hijo de la Mizukage se recuperara por completo para continuar con su nuevo entrenamiento en su elemento, gracias a que su madre consiguió algunos Jutsus Fūton que compro por el país y de regresar a sus clases de Fūinjutsu que le serían muy útiles en misiones. El Yondaime Mizukage siguió entrenando a su alumno en otras materias que no estaban relacionados con usar el Chakra del Kyūbi por la falla del sello, Yagura le enseño Jutsu que usan los ninjas de Kiri, Kirigakure no Jutsu (Jutsu: Ocultación en la Niebla) y algo del estilo de Kenjutsu que usan los Kiri no Shinobigatana Nananin Shū.

    La Godaime Mizukage envió un mensaje a Jiraiya de la situación del sello que llevo a su hijo perder el control, sin perder ni un segundo el Gama Sennin llego a Kiri para conversar sobre el tema y buscar una solución. Lo primero que hizo el Sannin fue revisar cuidadosamente el sello que contiene el Kyūbi, y tal como menciono Mei, el sello tenía una falla. Jiraiya dedujo que algo debió ocurrir cuando activaron el sello, pero la pregunta era, ¿Qué fue lo que salió mal? Minato era un maestro con los sellos, era imposible que el cometa semejante error que le costaría a su hijo, hasta uso uno de las técnicas de sellado del Clan Uzumaki que poseía Kushina. Pero… ¿si resulta que en verdad Minato se habrá equivocado, o que algo pasó y que perjudique el sello? Ahora mismo no tenía ni una respuesta a tal incógnita.

    “Por más que sigamos investigando, no podemos encontrar cual la respuesta de cómo podemos arreglar el sello” -habló Jiraiya sentado en frente de la Mizukage, tanto el como Mei se encontraban en la Mansión del Clan Terumī mientras conversaban sobre el problema- “si tan solo tuviéramos ese pergamino que uso Minato, tal vez nos facilitaría las cosas en vez de estar rompiéndonos las cabezas”

    “Trate de buscar entre las pertenencia que me entrego el Sandaime Hokage, las cuales son pergaminos con las técnicas de Minato-san y Kushina-sama. Pero por más que revise, no he encontrado el pergamino que contiene la información del sello de Naru-chan” -dijo Mei que reviso una y otra vez todos los pergaminos, pero no encontró lo que buscaba-.

    “Lo mejor es que envié un mensaje codificado a Sarutobi-sensei para que mande a Kakashi y que registre la casa de Minato y su esposa, quizás él pueda encontrar ese dichoso pergamino” -mencionó el Sannin, en ese momento Mei pregunto por la persona llamada Kakashi, a lo que el peliblanco le responde- “Él fue uno de los alumnos de mi estudiante. Si se lo pedimos que busque el pergamino, podremos configurar el sello y arreglar ese desperfecto de una vez” -mencionó el- “pero…” -ese ‘pero’ no le gustó mucho a la Mizukage- “cabe la posibilidad de que Danzō haya mandado a sus Anbu al inspeccionar las cosas de Minato, si eso llegara a ocurrir…”

    “Nuestras esperanzas de salvar a Naru-chan se esfumaran de nuestras manos” -añadió Mei preocupada por su hijo-.

    “Lo mejor es no pensar en esa posibilidad, tenemos que ser positivos de que Danzō aún no haya encontrado el pergamino. Minato no es un tonto como para dejar sus cosas sin protección alguna” -mencionó Jiraiya que saco un papel, un pincel y tinta para escribir el mensaje secreto que le mandaría al Sandaime Hokage- “de lo que estoy seguro, es que la casa debe estar bajo una fuerte barrera de protección. Minato no solo velaba por la seguridad de la aldea y su gente, también se preocupaba por su familia” -finalizó el al igual de terminar de escribir la carta- “de seguro Kakashi debe saber cómo atravesar la barrera de protección, registrar la casa de pies a cabezas y encontrar el pergamino.”

    “Su idea es mucho mejor de lo que yo tenía en mente en caso de que tengamos que pasar a un plan B” -dijo Mei que tomo un pergamino, al abrirlo revelo su contenido de un sello sumamente complejo pero incompleto- “puede que no sea una Uzumaki de sangre como Kushina-sama, pero poseo un gran conocimientos gracias a los pergaminos de los Uzumakis. He estado elaborando un nuevo tipo de sello que puede reemplazar el que tiene Naru-chan, solo que aún no lo he terminado porque tengo que terminar los detalles que afinar y errores que corregir” -Jiraiya tuvo curiosidad e inspecciono el sello que elaboraba la Mizukage-.

    “Sello de Nueve Niveles” -leyó el nombre del sello mientras revisaba cada detalle- “a decir verdad… esto es muy impresionante” -confesó el Sannin sin quitarle los ojos al pergamino-.

    El nuevo sello que creo Mei sin duda era muy impresionante para alguien que estudio de los pergaminos Uzumakis. La función del sello era mantener el poder del Kyūbi en nueve partes iguales al número de colas de la bestia, y que la persona podía liberar el nivel que deseaba por voluntad propia y sin correr el riesgo de perder el control debido a la protección que cuenta el sello de volver a cerrar el Chakra de la zorra de forma automáticamente. Para resumirlo, este nuevo sello superaba con creces el sello defectuoso de Naruto a pesar que aún no está completado. El detalle del sello es que no está terminado, faltaba ciertos detalles que arreglar, ante el ojo experto del Sannin dedujo que el trabajo de Mei iba en 68% de su desarrollo

    “Te esforzarte mucho en crear esto a pesar que no está completado. Has hecho un buen trabajo” -el Sannin elogio el trabajo de Mei que enrollo el pergamino- “es mejor que termines ese sello en caso que Kakashi no encuentre el pergamino o que algo malo llegue a pasar con Naruto” -le dijo a la Mizukage que lo tomo en cuenta- “si me disculpas tengo que retirarme, voy a enviar el mensaje a Sarutobi-sensei para luego continuar con mi trabajo de recopilar información” -dicho eso se dispuso a retirarse de la mansión-.

    “Cuando te refieres a recopilar información, no querrá decir que vas a espiar a las mujeres en los baños terminales, ¿o me equivoco?” -dijo Mei para que el Sannin se detenga- “Oh Jiraiya-sama, no se haga el inocente, después de todo mi hijo ya me contó de todo los líos que causo en Kumo” -dijo con una voz fría-.

    ‘¡¡Maldito Gaki y su gran bocota!!’ -pensó Jiraiya preocupado- n-no es lo que usted cree Mizukage-sama, voy a ver a mi red de espionaje y nada mas -mintió para salvarse de una muerte segura a manos de Mei-.

    “No venga con esas mentiras Jiraiya, soy muy buena en descubrir cuando me están mintiendo” -mencionó Mei seria- “por mucho que sea un Sannin, solo te haré una pequeña advertencia” -al decir eso, saco una unas tijeras de podar viejas y oxidadas- “si descubro que estuviste fisgoneando en la sección de mujeres de los baños termales, o que trate de mirarme en ese lugar…” -decía mientras abría y cerraba las tijeras, provocando que el peliblanco se lleve sus manos a sus joyas familiar al entender bien el mensaje-.

    “¡¡A la orden Mizukage-sama!!” -gritó el aterrado Sannin que salió huyendo de la mansión para nunca más volver-.

    “Como me gusta ser la líder y que la gente coopere de manera voluntaria” -dijo la pelirroja guardando sus tijeras de podar- “pero Jiraiya-sama tiene la razón en algo, debo terminar esto antes que algo malo llegue a ocurrir a mi pequeño” -volvió a abrir el pergamino para que una explosión de humo en frente suyo aparezca- “¿¡pero que demo…!?”

    “¡Mizukage-sama, hubo un problema con su hijo y ahora está hospitalizado!” -dijo un Jōnin de Kiri que apareció al usar el Shunshin no Jutsu-.

    “¡¡Que le paso a mi hijo!!” -exigió la Mizukage- ‘¡por favor que no sea lo que estoy temiendo!’ -pensó Mei temiendo que su hijo pierda el control por segunda vez-.

    “¡Yagura-sama lo llevo al hospital! ¡No sé con exactitud de lo que paso pero su hijo llego inconsciente por un golpe en la cabeza!” -le explico el Jōnin a su líder que sintió alivio de que no sea otro descontrol, pero eso no le quito la preocupación-.

    “Muchas gracias por avisarme. Dile a los demás ninjas que ahora mismo estaré ocupada hablando con Yagura-chan de un tema muy importante, no quiero que nadie ni menos el consejo nos interrumpa. Es una orden Rango S, ¿entendiste?” -le dijo al Jōnin que asiente con la cabeza que se retiró de la misma forma que llego- “Por el momento no es nada grave… pero lo mejor es que no baje la guardia” -se fue a buscar unos pergaminos Uzumakis que podían serle útil, y de paso llevo su pergamino con la formula incompleta del Sello de Nueve Niveles- espero que ese tal Kakashi encuentre el pergamino, porque ahora mismo lo necesitamos” -se retiró de la sala para ir rápido rumbo al hospital-.

    -Hospital de Kirigakure no Sato-

    “Le he puesto unos puntos en su cabeza y unas vendas para evitar más pérdida de sangre. Dentro de unas horas el joven Terumī-san despertara con un gran dolor de cabeza” -dijo el Iryō-nin (Ninja Medico) que se encargó de curar la herida en la cabeza de un Naruto tendido en la camilla- “Por saber, ¿Cómo es que se provocó ese golpe? Porque a mi punto de vista, parece que alguien lo golpea con mucha para dejarlo inconsciente”

    “Fue Naruto quien me lo pidió” -respondió el Yondaime Mizukage para la sorpresa del Iryō-nin- “pasaron muchas cosas para que el me pide tal cosa. No le puedo decir mucho al respecto ya que es un secreto entre mi persona y Mei” -le dijo al Iryō-nin que decidió no preguntar más sobre el tema y dejar solos al Yondaime y su estudiante en la habitación- “demonios, no creí que tuve que llegar a tener que lastimarlo de esa manera” -se dijo a si mismo viendo a su alumno inconsciente-.

    “No había otra forma Yagura. Era eso o que el muchacho vuelva a perder el control y empiece a atacarte” -mencionó Isobu al Yondaime- “el mismo te pidió que lo noquearas para así evitar que el Chakra de mi hermana empiece a manifestarse.”

    “Tienes razón… pero me preocupa el hecho de como Mei llegue a tomarse la noticia” -señalo Yagura con algo de miedo para que la puerta sea pateada por una Godaime Mizukage que alcanzo a escuchar la conversación- “¿¡M-M-Mei!?”

    “¡¡Con que tú fuiste quien golpeo a mi Naru-chan!! ¡¡Nunca pensé que alguien como tú se vuelva un bravucón!! -reclamo la furiosa Mizukage que dejo caer los pergaminos que se trajo al instante que Yagura retrocedía para alejarse de ella- “¡¡quédate quieto para que te tu merecido!!”

    “¡¡Espera Mei!! ¡¡Déjame contarte lo que paso!!” -dijo el aterrado Yondaime para que Mei se detenga en asesinarlo- “¡¡es verdad que golpee a Naruto…!! ¡¡¡DONDE SACASTE ESAS TIJERAS!!!” -gritó este cuando la pelirroja saco las mismas tijeras de podar que uso para asustar a Jiraiya-.

    “No me vengas a cambiar el tema. Ahora explícate el por qué lastimaste a mí, o si no me veré a aplicarte una castración… personalmente” -ordenó la Mizukage al peligris que protegió su masculinidad-.

    “H-Hai… Mizukage-sama” -decía el Yondaime con una voz aguda-.

    El Yondaime comenzó a relatar lo que paso esta mañana cuando llevo a Naruto para la práctica de Kenjutsu que tenía planeado para hoy. Parecía que todo marchaba bien mientras le enseñaba las bases del Kenjutsu a su estudiante y de usar la naturaleza de su Chakra Fūton para aumentar el poder del filo de su arma. Todo parecía ir normal en la práctica a medida que Yagura observaba a su alumno blandiendo su katana, pero en ese momento el Chakra del Kyūbi empezó manifestarse en el cuerpo del rubio que detuvo su práctica para concentrarse y evitar que ese Chakra lo controle pero era imposible, como si la función del sello dejo de funcionar.

    “Justo cuando creí que llegaría a liberar la primera cola, Naruto me pidió que lo golpeara y lo deje inconsciente y así evitar que el Chakra del Kyūbi se salga de control” -Yagura termino de contar lo que paso en el entrenamiento a una más calmada Mei- “luego lo traje al hospital para que le curen la herida, y eso sería todo…. Ahora si eres tan amable de quitar esas tijeras lejos de mi te lo agradecería” -pidió porque las tijeras se encontraban muy cerca de su garganta-.

    “De acuerdo, por esta vez te hare caso” -dijo la Mizukage que arrojo las tijeras de podar por detrás y que se claven en el muro, cosa que fue un gran alivio para Yagura- “y con lo que mencionaste, creo que ya sé que le paso a Naru-chan. Me temo que el sello ha comenzado a debilitarse más rápido de lo que calcule con Jiraiya-sama” -esa noticia no fue nada agradable para Yagura-.

    “¿Qué tiene que ver ese Ero-sennin? ¿Qué fue lo que descubrieron?” -preguntó Yagura a Mei que recogió sus pergaminos y los coloco sobre la camilla en que la descansaba su hijo-.

    “Descubrimos que el sello está debilitándose rápidamente, pero no pensé que pasaría más rápido de lo que pensamos” -decía la Mizukage que abrió uno de los pergaminos Uzumaki el cual tenía unos sellos muy complejos- “ya no tenemos tiempo de que la persona que Jiraiya-sama mencionó busque el pergamino perdido, tenemos que actuar ahora o el sello se romperá”

    “¿Necesitas algo de ayuda?” -preguntó Yagura que no se quedaría con los brazos cruzados-.

    “Tráeme a varios Iryō-nin con grandes reservas de Chakra. Voy a necesitar toda la ayuda posible para reforzar el sello” -ordenó Mei que coloco el pergamino extendido sobre el estómago de su hijo, justo encima del sello que mantenía al Kyūbi al instante que Yagura salió de la habitación y buscar a todos los Iryō-nin que sean necesarios- “no te preocupes Naru-chan, mami arreglara todo” -le dijo al rubio acariciando suavemente su mejilla-.

    Bastaron unos minutos para que el Yondaime Mizukage volviera con seis Iryō-nin a la habitación del rubio y ver que él tenía un pergamino sobre su estómago. Muchos de los recién llegados querían preguntar el por qué el joven Terumī tenía eso pero las Mizukage tomo la palabra.

    “Escuchen bien, el motivo de por qué los llame es porque requeriré de toda su ayuda para reforzar el sello de mi hijo, el cual contiene al Kyūbi no Yōko” -les informo a los llegados que escuchaban a su líder sin preocupación, después de todos sabían de la condición como Jinchūriki-.

    “¿Cómo piensas hacer eso? La última vez que usaste uno de esos sellos Uzumakis, terminaste desmayada y agotada” -le recordó Yagura por el efecto de usar ese sello que pudo costarle la vida a la pelirroja-.

    “Fue un error mío al no darme cuenta que se requiere mucho Chakra. Después de todo, estos sellos fueron ellos por Uzumakis quienes poseen enormes reservas de Chakra” -menciono la pelirroja aclarando lo que le paso al desmayarse- “tenemos que comenzar con el reforzamiento del sello ahora mismo, estamos perdiendo tiempo valioso” -ordenó ella para que unos de los médicos presentes pregunten que tienen que hacer- “necesito que me den su Chakra mientras refuerzo el sello para que dure lo suficiente para que Jiraiya-sama traiga el pergamino que nos ayudara a resolver el problema” -todo el mundo asiente para empezar a trabajar mientras que Yagura aparto de ellos para que puedan trabajar mejor-.

    Mei comenzó el trabajo realizando una larga secuencia de sellos manuales mientras dos Iryō-nin se colocaron detrás suyo para poner sus manos en la espalda de la Mizukage y esperar el momento en que tengan que darle de su Chakra, los otros cuatro médicos tomaron posición detrás de sus dos colegas para tomar su lugar en caso que uno de ellos se agote por falta de Chakra. Una vez que Mei termino los sellos manuales, coloco una mano sobre el sello del pergamino y empezar el reforzamiento, ocurrió que todo a su alrededor se oscureció por unos segundos para que todo a su alrededor cambie drásticamente.

    “¿D-Dónde estoy? ¿Cómo es que llegue aquí?” -se preguntaba la Mizukage viendo a su alrededor y ver que ya no se encontraba en la habitación del hospital tampoco estaban los Iryō-nin, ni Yagura y Naruto. Ahora mismo se encontraba en frente de una gran cueva con decoraciones de templo destrozadas, un Shimenawa viejo y deteriorado- “¡Donde esta Naru-chan! ¡Que le paso a mi hijo y a los demás!”

    “Como es que llegaste a este lugar, solo el Gaki puede venir aquí” -dijo una voz aterradora que proviene desde el interior de la cueva-.

    “¿Hola? ¿Hay alguien ahí?” -preguntó Mei que se acercó a la entrada de la cueva y ver las decoraciones destruidas- “¿Qué habrá pasado en este sitio para que todo esto quede arruinado?” -decía mientras acerco una mano para tocar el Shimenawa arruinado-.

    “¡No te atrevas a tocar el sello!” -gritó aquella voz que escucho para que la Mizukage retrocediera- “¡no sé cómo diablos viniste a este sitio, así que responde de una vez!” -desde el interior de la cueva salió una molesta zorra que miraba fijamente a la Godaime Mizukage-.

    “¿¡K-K-Kyūbi no Yōko!?” -Mei reconoció sin problemas al Bijū porque hace tiempo tuvo su primer contacto visual con la bestia cuando fue a Konoha- “¡Cómo es posible que estés afuera si el sello no se ha roto!” -exigió ella apuntando con el dedo a la gran bestia-.

    “Solo estoy turisteando el interior de la cueva, nada más que eso” -explicó la zorra que sonó muy sarcástica- “Al parecer no lo comprendes Ningen, yo no me libere del sello, aún sigo en el”


    “¿Dentro del sello? Eso quiere decir…” -decía Mei que comprendió lo que la Bijū le dijo- “pero si lo que dices es cierto, ¿Qué es este sitio?”

    “Esto es el subconsciente del Gaki. Este es el lugar donde me mantengo sellada, y esto…” -decía la Bijū señalando el Shimenawa en frente de la cueva- “es el sello que está debilitándose” -la Mizukage no sabía que decir ante la noticia- “La razón del por qué estás aquí… es algo desconocido para mí. Se supone que solo los Jinchūrikis vienen a este lugar para hablar con nosotros, pero nunca pasa con alguien del exterior. La verdad es un gran misterio cuando tu tocaste el sello y su mente fue traída a este lugar.”

    “Quizás Naru-chan tuve que ver con algo para que yo viniera a este sitio. El de algún modo supo que quiero ayudarlo” -mencionó la pelirroja pero la Bijū negó con la cabeza-.

    “Imposible. Por mucho que sabemos de lo que el Gaki puede hacer, es imposible traer la mente de alguien de afuera a este lugar” -respondió Kyūbi- “pero tengo la leve sospecha de que algo te trajo a este lugar. Desde hace tiempo he sentido una extraña energía rondando por el lugar desde que el sello se debilito, tal vez eso sea el causante del por qué estás aquí… pero la pregunta es, ¿Por qué lo hizo?”

    “Eso es algo que yo pueda responder” -se escuchó una tercera voz que provenía detrás de la Mizukage que volteo para ver quien se trataba y llevarse una gran sorpresa al igual que el Kyūbi-.

    “No puede ser…” -dijo la zorra con los ojos bien abiertos al ver de qué se trataba- “cómo es posible que tu…”

    “Ha pasado mucho tiempo, Kyūbi” -saludó aquel extraño que se acercó a una sorprendida Mei- “también me alegra de conocerte otra vez, Godaime Mizukage Mei Terumī.”


    Fin del Capítulo.
     
    • Me gusta Me gusta x 3

Compartir esta página

Cargando...