+18 Original Fic Embriagadas De Amor En El Bar (14.5 + bonus 1)

Tema en 'Fanfics y Roles Yuri' iniciado por I-AM-WOLFIE, 30 Oct 2017.

  1. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE El Sol puede ser rojo ¿O no, Eloise y Mitsuki?

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,747
    Temas:
    55
    Calificaciones:
    +593
    Ok ok :3 Ale y Nile son protagonistas del fic THE WIDOW +18 - Original Fic - THE WIDOW -C8 FINAL- (30 VICIOS/4° RONDA) - Fanfics y Roles Yuri | Foros Dz
    [​IMG]
    Ella es la ruda, sexy y amorosa Alexandra Elric, de 27 años, :3 esposa de Nile Mannes, detective privada y ahora de seguridad privada de Camelia y Celtic, sobresale por su piel casi blanca y sus bellos ojos aguamarina (le acompleja su tamaño de busto :3 por lo que suele usar rellenito).
    [​IMG]
    Una de las más bellas y encantadoras chicas de mis fics, el sufrimiento de su pasado fue olvidado gracias a todo el amor y apoyo que le ha brindado Alexandra, :3 Nile Mannes de 21 años, prima de Kaam, nwn sobrina de Margaret, Leyte y Baltea. No solo sobresale por su amabilidad y su alegría, o3o su cuerpo resalta mucho para su baja estatura y como diría KissuKissu !Qué pechos! (Según las chicas, ella los tiene más grandes que Ofelia, u3u pues usa sostenes reductores para aparentar que no sean tan grandes pues le acompleja un poco).

    Camelia y Celtic son las protagonistas del fic FONS AMORIS +18 - Original Fic - Fons Amoris -FINAL- (5° RONDA 30 VICIOS) - Fanfics y Roles Yuri | Foros Dz

    [​IMG]
    Camelia Rosetti, de 27 años, la sensual dueña de los Vinos Rosetti, jefa de Mariela y esposa de Celtic, quien fue su mejor amiga desde que eran niñas y se amaban desde esa época :3 (uwu pura sensualidad está mujer, su sombrero simula tener orejas, uwu podría decir que junto a su pareja son de las más sexys parejas de todas).

    [​IMG]

    Celtic Bisconti, de 27 años, sirvienta y amiga de toda la vida de Camelia, enamoradas :3 tuvieron sus problemas de amor, pero aceptaron que no podían vivir la una sin la otra. Inteligente, sexy, dedicada (aún casada le gusta vestir de sirvienta solo para su esposa :3) A futuro, ambas serán madres orgullosas de una niña que adoptarán.



    :3 Estás son las preciosuras que no conocías.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2. Kissu

    Kissu Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    8,425
    Temas:
    433
    Calificaciones:
    +1,457
    Yo sólo vine a decir que oh sí, Celtic <3
     
  3. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE El Sol puede ser rojo ¿O no, Eloise y Mitsuki?

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,747
    Temas:
    55
    Calificaciones:
    +593
    :3 Seguimos con la pady



    NOCHE 11




    La fiesta seguía mientras Mitsuki, Alexandra y Valentine cuidaban atentamente de sus mujeres, pues sabía que más de una sentía atracción por ellas, Kaam resaltaba por brillante cabello rojo, su rostro lleno de ternura, sus ojos inocentes, su cuerpo delgado, delicado y esa llamativa cola que a más de una hacía voltear por qué inconscientemente la movía con cierto vaivén erótico al caminar, su madre no se quedaba atrás, su apariencia de niña adolescente, con su carita de ángel y corazón lleno de bondad para todas era atractivo para muchas, en especial, para Aida, y siguiendo la dulzura de las Mannes, Nile era esa exuberante rubia que arrancaba suspiros, su belleza solamente era comparado con su simpatía, esa risita amigable y esa sonrisa que a todas encantaba, toda una modelo de esposa devota y ama de casa.

    El tercio de mujeres no sabía que también ellas eran el blanco de la fantasía de varias, Mitsuki era toda una belleza japonesa, de largo cabello negro y lacio casi tan largo como él de su esposa, luciendo su espectacular cuerpo deportivo con un traje de baño turquesa, en especial, esos senos que gracias a Kaam poco a poco sentía menos pena por tenerlos así, Ale aunque se quejaba de su físico, tenía unas caderas muy coquetas y su piel pálida y ojos color turquesa rarísimos en el mundo, atraía la mirada de hombres y mujeres, y qué decir de Valentine, esa amazona de un metro noventa que le llevaba medio metro de altura a su esposa, de buenas medidas acorde a su gran estatura, con unos ojos almendrados estrellados, que parecían constelaciones brillantes.


    - ¿Qué se te ha ocurrido? -
    Preguntó Mitsuki mientras bebía un poco y cuidaba con su vista a Kaam quien estaba platicando con Nile, Justine y Aida sobre la universidad.

    - Tengo pensado embriagar a mi esposa, ella con unas cuantas gotas se marea, eso será un buen pretexto para decir que me retiro, mi hija sin dudarlo no va a querer dejar a su mamá sola así que se vendrá con nosotras. -


    - Y yo sé que Nile tampoco dejaría a su tía favorita así, por lo que nos iríamos con ustedes. -


    - Oigan ¿Planean sacar a sus novias de aquí, cierto? -
    Preguntó Narda al acercarse a las chicas.

    - Sh, no hables tan fuerte. -


    - Ayúdenme, esa tal Mariela y su prima ya me tienen harta, no dejan de clavarle los ojos a mi novia y Lizeth es medio pendeja para darse cuenta que se la están comiendo. -


    - ¿Quién es tu novia? -


    - Aquella, la que se la ha pasado recostada en el inflable dentro de la piscina. -
    Señaló Narda a Lizeth quien estaba dormida en el inflable.

    - Vaya, y yo pensé que solo Aida y tú salían con mujeres mayores, Valentine. -


    - No es tan joven, Lizeth luce jovencita de cara, pero tiene veinticinco, dice que por ahorrar energía y esfuerzo se mantiene más sana, a nadie engaña, es una floja. -

    - Mmm… Nos pones en un predicamento. -

    - ¿Por qué? -


    - Apenas te conocemos, no tenemos manera de sacarte de aquí sin que se vea sospechoso. -

    - ¡Por favor! He escuchado rumores. - Susurraba Narda asustada.- de que las jefas hacen fiestas con sus amigas, y ocurren cosas demasiado morbosas como para decirlas. -

    - No son un rumor. -


    - ¡No puede ser, tengo que sacar a Lizeth de aquí! Seguro si se entera que pasará eso, se va a querer quedar con tal de conseguir un aumento de las presidentas. -


    - ¿En serio haría eso? Suena algo muy bajo. -

    - Sí le conviene ganar mucho más dinero sin el mínimo esfuerzo, lo hará. -

    - ¿Qué haremos, Ale? -


    - Déjenme pensar… -



    Las cuatro reaccionaron al ver que Mariela alzaba sus manos para llamar la atención de todas que se fueron acercando a ella, al parecer, empezaría alguna actividad de la cual no tenían idea.


    - Chicas, estoy muy agradecidas por esta fiesta, nunca creí que mis esfuerzos rendirían frutos. -


    - Más que esfuerzos, es tener que aguantarnos. -


    - Vamos Camelia, ponte seria. -


    - Como decía, estoy muy contenta por todo esto, pero será mejor si ustedes también se divierten, así que se me ocurrió que hagamos algo para divertirnos mucho. -


    - Aquí vamos de nuevo con los juegos ¿Qué planearon ahora, Gaby? -


    - Mariela, por favor, que no sea nada incomodo, está la señora Leyte. -
    Susurraba Julia al oído de su novia quien solo sonrió.

    - Ay, vamos mi conejita, la señora Leyte ya es una mujer adulta. -


    - Pero ya viste como se puso el otro día. -


    - No será nada malo, así que vamos a empezar ¡Haremos un concurso de modelaje en traje de baño! -


    - ¡Mariela! -


    - Me parece bien. -
    Habló Gabrielle bebiendo de su copa. - varias de aquí tienen potencial, me encantaría tenerlas como modelos y así puedo saber si funcionarían o no. -

    - Yo soy muy torpe para caminar, no me ayuda mi altura y el tamaño de mis senos, señora Gabrielle. -


    - No te preocupes, a ti no te tengo contemplada para pasarelas, sino, para ser mi modelo de lencería personal. -


    - Gracias por ser tan considerada conmigo.
    - Sonreía Ofelia sintiendo como Gaby le acariciaba la mejilla y Julia llegaba para apartarla.

    - ¡Gabrielle, deja a Ofelia! -


    - Eres muy celosa, coneja ¿Sabes que no es tu pareja, verdad? -


    - No soy pareja de la señorita Julia, pero estoy contenta con estar bajo su cuidado y ser su aprendiz del amor. -


    - ¿Y cuál será el premio? -


    - ¡Eso es lo interesante Aida! ¡Justine, doble bombo por favor! -


    - Claro. -
    Respondió la joven golpeando la mesa como un tambor.

    - ¡La qué gane podrá elegir una de las lencerías del catálogo de Gaby´s Lust y elegir a una de las presentes para que tengan una sesión privada y caliente! -


    - Ay noooooooo.
    - Habló Leyte temblando de nervios al ver que Aida le sonreía.

    - Podré ver de nuevo a la señorita Leyte disfrazada de conejita. -


    - ¡Si, y yo podré hacer que Kaam o Justine vistan un disfraz de coneja como mi conejita! -


    - ¡Mariela! -

    - ¿Qué? Las presidentas dijeron que las reglas del juego que proponga son inmutables ¿Verdad, Señora Rosetti? -

    - Mmm… Sirvienta no estaría mal, tal vez de una princesita, mm… o de una bella ángel, con una corta falda de tul que deje ver sus bellas piernas y esa colita holandesa que parece un durazno en su punto.
    - Pensaba en voz alta Camelia mirando a Kaam quien llevaba sus manos al pecho en señal de nervios.

    - Ah, yo… ¡Mitsu, me están mirando raro! -


    - ¡Oigan, mi princesa no va a participar en esa estupidez! -


    - Oh, qué mal ¿Qué opina señora Leyte? Su nuera piensa que los juegos que realiza junto a sus “mejores amigas” son una estupidez, me siento ofendida. -
    Actuaba Mariela haciendo que Leyte pusiera unos ojitos tristes por esas palabras.

    - Ah.. Mitsuki, es solo un juego, a mí también me apena, pero… -


    - Son unas sinvergüenzas, es bajo aprovecharse del aprecio que Leyte les tiene. -


    - Vamos, será divertido chicas, además, podrías participar Valentine.
    - Le dijo Mago abrazándola y susurrándole. - participen ustedes y si ganan, se van a asegurar de salvar a mi primita y a mi sobrinita. -

    - Tenían esto planeado, ¿Verdad? -


    - Claro que lo teníamos planeado, Ale. -
    Habló Claire fumando con una sonrisa. - sabíamos que ustedes tres tratarían de irse, son un tercio de mojigatas. -

    - Prefiero ser una mojigata a una desvergonzada como tú, asaltacunas. -


    - ¿Quieres pelea, tablalexandra? -


    - ¡Hija de tu!... -


    - ¡Ale, no pelees! -
    Exclamó Nile abrazando a su novia. - vamos, solo es un juego. -

    - ¿Entonces qué? ¿Van a participar? -


    - ¿Qué haremos? -


    - Oigan, y si el premio lo prefiero en efectivo. -
    Habló Lizeth asomando su rostro desde el inflable.

    - ¿Quieres participar? -


    - ¿Por qué no? -
    Contestó la ojiazul agitando sus manos en el agua para orillarse. - ¿Y si prefiero dinero en vez de fotografías? -

    - Mmm… ¿Qué dicen, presidentas? -


    - No estaría mal, una sesión profesional con Gabrielle y la ropa, hablamos de unos mil euros. -


    - ¡Mil euros! ¡Vamos Narda, participa también, con esos mil euros puedo comprarme una estufa! -


    - ¿No te había dado para comprar una estufa? -


    - Sí, pero era más vital un Xbox Onetwothree para mi entretenimiento -


    - Narda ¿Por qué sigues manteniendo a esta haragana? -
    Cuestionó Celtic al ver como Narda abrazaba con mucho cariño a Lizeth.

    - Perezona, suena más bonito perezosa. -


    - Si no fuera tan floja, sería una linda chica. -


    - Mariela. -
    Señaló Julia con su mirada. - tú no te quedas atrás ¿No habías prometido comprar una secadora de ropa y te compraste un sofá cama que no ocupábamos? -

    - Oye, es cómoda, cuando no queremos irnos a dormir a la habitación, la convertimos y listo. -


    - Lo haré, voy a participar. -


    - Valentine ¿En serio vas a participar? -
    Dijo emocionada Leyte, sintiendo un beso en su frente por parte de su esposa.

    - Tengo que ganar, así nadie te ordene hacer algo que no te gusta. -

    - También yo. -

    - Mitsu, pero a ti no te gustan estas cosas. -


    - Es mi deber, como tu esposa, debo de evitarte pasar por cosas tan desvergonzadas como estas. -


    - ¡Yo participaré! -



    Todas voltearon sorprendidas al ver que Baltea levantaba la mano, teniendo un rostro decidido, siendo recibida con muchos aplausos y la cara de impacto de su joven novia rockera.


    - Mi señora ¿Y eso? -


    - Justine, me… me pongo celosa si otra chica te pidiera modelar para ella. -


    - ¡ESO PRIMA! DEFIENDE LO TUYO. -


    - Mago ¿Volviste a tomar? -


    - Claro que no ¿Cómo podría? Recuerda que traje a Shannon y tengo que amamantarla en una hora más. -


    - ¿Trajiste a mi sobrina? ¿Puedo verla? -
    Habló emocionada Leyte jalando la mano de su prima como una niña juguetona.

    - Claro, está en la habitación con Venus ¿La encaminas por favor, Celtic? -


    - Sígame señora Leyte. -


    - Bien chicas, ajusten esas tangas y esos sostenes de baño, que vamos a empezar. -


    - No sé por qué siento que voy a perder. -
    Pensó Alexandra mirando para todos lados a las que parecían que iban a competir. - Ojalá estuviera por aquí Rosemary, al menos me sentiría menos plana, bueno, con que esté Kaam basta, ella tiene menos que yo. -





    :d Y se viene concurso de modelaje x3 !!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4. Flor Kites

    Flor Kites | All I Want for Christmas Is You |

    Registrado:
    26 Mar 2014
    Mensajes:
    1,333
    Temas:
    67
    Calificaciones:
    +1,272
    Que interesante, se viene un concurso, estoy emocionada. /^_^/

    ¡Vamos, Baltea!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE El Sol puede ser rojo ¿O no, Eloise y Mitsuki?

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,747
    Temas:
    55
    Calificaciones:
    +593
    XD Anima a todas, jaja, esta fiesta durará por lo menos 2 o 3 capítulos más :d.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE El Sol puede ser rojo ¿O no, Eloise y Mitsuki?

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,747
    Temas:
    55
    Calificaciones:
    +593
    :d Se me olvidó mencionarlo Flor KitesFlor Kites y KissuKissu ; para estas fechas, Kaam ya es mamá :d, las edades de las bebés son así:

    Venus (Hija de Celtic y Camelia, 30 años ambas) 4 años
    Shannon (Hija de Gaby y Mago, 38 años ambas) 2 años
    Shirayuki (Hija de Kaam y Mitsuki 21 y 22 años respectivamente) unos meses :d
    Al final de está temporada, Claire y Aida adoptarían a Colette, de un año de edad =3.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7. Kissu

    Kissu Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    8,425
    Temas:
    433
    Calificaciones:
    +1,457
    ¿Shirayuki ya anda por aquí? ¿Entonces es cuando estas 2 vivían en Italia?
     
  8. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE El Sol puede ser rojo ¿O no, Eloise y Mitsuki?

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,747
    Temas:
    55
    Calificaciones:
    +593
    Si, owo la primera temporada del bar es a la par de las chicas aun en universidad, la segunda temporada es ya cuando Shannon nace, owo estas últimas temporadas ya son 4 años después, owo y es en el momento cuando ellas viven en Italia (Y eso explica por qué visitan tanto el bar en estas fechas)
     
  9. Kissu

    Kissu Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    8,425
    Temas:
    433
    Calificaciones:
    +1,457
    Ok, ok, me alegra tener esto claro :3

    P.D. Ya quiero ver quién gana esto xD

    P.D. 2 Pinche Lizeth

    P.D. 3 Aún más pinche Mariela lol
     
  10. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE El Sol puede ser rojo ¿O no, Eloise y Mitsuki?

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,747
    Temas:
    55
    Calificaciones:
    +593
    XD ¿Por qué los PD2 Y PD3? Jajaja
     
  11. Kissu

    Kissu Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    8,425
    Temas:
    433
    Calificaciones:
    +1,457
    El 2 por oportunista (que no está mal, pero Narda, Narda xD) y el 3 por querer con todas =P
     
  12. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE El Sol puede ser rojo ¿O no, Eloise y Mitsuki?

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,747
    Temas:
    55
    Calificaciones:
    +593
    Pues ya viste tanto aquí como en el otro fic, es culpa de Narda, XD ella le tolera su oportunismo y pereza, y pues es Mariela uwur.
     
  13. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE El Sol puede ser rojo ¿O no, Eloise y Mitsuki?

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,747
    Temas:
    55
    Calificaciones:
    +593
    nwn Seguimos



    NOCHE 12



    El desfile de modelos en traje de baño empezaría, con la participación de Mitsuki, Valentine, Mariela, Aida, Baltea, Lizeth, Camelia y Alexandra. Acomodándose en fila, Gaby ordenó las participaciones en una tómbola, siendo la primera en pasar la más chica de las participantes.


    - Bien chicas, nuestro jurado será mi preciosa esposa Margaret, Julia y Nile, quienes son más imparciales, cada una les dará tres puntos posibles para un máximo de nueve, empezaremos. -
    Dijo Gaby por un micrófono. - Pasa Aida. -


    La joven pasó caminando elegantemente, posando su traje de baño de dos piezas color blanco, luciendo su bello cuerpo juvenil, siendo aplaudida por todas.


    - Esa es mi esposa. -


    - ¡Bravo, Aida! -


    - ¿Qué puntaje le dan señoritas? -
    Preguntó Gaby mientras Aida se paraba frente a ellas.

    - Es muy bonita tu presentación, pero Aida camina demasiado recta, no relaja mucho sus piernas y brazos. -


    - Parecía que estaba marchando, jijiji.
    - Rio Nile tapando su boca de pena.

    - Creemos que merece un seis. -


    - Esto me lo pagarás, Julia, ya vi que me pusiste un dos. -


    - ¿Yo qué? -


    - La que sigue chicas, vamos vamos. -



    La siguiente en participar fue Mariela, quien trató de modelar lo mejor que podía, siendo que su madre era modelo, confiaba en que fuese algo nato, pero Gabrielle le señaló que se detuviera mientras frotaba su frente.


    - Espera un momento, estás eliminada. -


    - ¿Qué? ¿Por qué? -


    - Mariela, te… te viste ridícula. -
    Dijo de forma apenada Julia a su novia.

    - ¿Qué? -


    - Jiji, te relajaste demasiado y sacudías los brazos como un hombre y exageraste demasiado el movimiento de caderas. -


    - Creía que te ibas a caer al caminar así. -


    - Ustedes… mi… mi mamá me decía que lo hacía bien.
    - Habló sorpresivamente afectada Mariela llorando y corriendo al interior. - ¡Se pasan! -

    - ¡Mariela! ¡Disculpen, voy con ella! -


    - No esperaba que Mariela fuese afectada, tal vez, ser hija de una modelo es más estresante de lo que parece. -


    - Ocupamos otra juez ¡Leyte, tú serás la otra jueza! -


    - ¿Yo? Amm…
    - Titubeaba Leyte sentándose en la silla de Julia, quedando solo su cabeza asomando. - amm… ¿Pueden darme una silla más grande? -

    - Yo te ayudó mami. -



    Kaam corrió por unos cojines colocándolos en la silla de su madre, mientras Mariela volvía en sí tras haber corrido, acercándose para ver como seguía la competencia.


    - Perdonen chicas, se me vino un mal recuerdo. -
    Dijo Mariela apenada por la situación. - mi madre quería que fuera modelo y siempre me quedó ese trauma de si lo hacía bien o no. -

    - Tranquila, vamos a seguir, ahora viene Alexandra. -



    Ale empezó a modelar sorprendiendo a todas por el gran porte que mostraba, luciendo muy bella con su traje de una sola pieza que estaba finamente ajustado, perfecto para su cuerpo delgado, quedando frente a las jueces.


    - Jiji, Ale, me sorprendiste, siento mis mejillas rojas.
    - Reía Nile tapando su cara roja.

    - ¿Y bien? ¿Puntaje? -


    - Le dimos siete puntos, creemos que le faltó mostrarse más coqueta y con más personalidad. -


    - No lo tomes a mal Ale, lo hiciste bien, pero tu rostro y gestos son demasiado neutrales, una sonrisa no estaba de más. -


    - Lo entiendo… Al menos voy hasta arriba. -


    - ¡Siguiendo con el concurso, se viene una de las mujeres más bellas de aquí, Camelia! -


    La profesora empezó a modelar con un traje de baño muy revelador, sorprendiendo a todas las chicas por el erotismo que tenía al caminar y posar, se notaba que sabía usar sus encantos que incluso hicieron que Julia sintiera un escalofrío por un guiño que ella le mandaba.


    - La profesora es muy buena, jeje. -


    - Sí, a ella le gustaba jugar a ser modelo en la casa, se lo tomaba muy en serio. -


    - ¡Bravo! -
    Aplaudía Nile a la concursante quien sacudía su cabello al estar frente a las juezas. - usted es grandiosa profesora. -

    - Gracias. -


    - ¿Puntaje, señoritas? -


    - Le damos un ocho, lo hizo muy bien, pero creemos que exageró demasiado sus movimientos, resaltó mucho sus curvas, pero estás deben de lucir al natural. -


    - Bien dicho, por eso eres mi esposa, Mago. -


    - Gracias, está cerca mi premio, Kaam. -
    Dijo Camelia mandándole un beso a la pelirroja quien se rio nerviosa. - Ya te vi, como una niña exploradora queriendo venderme galletas. -

    - Ni creas que te voy a dejar molestar a la hija de nuestra socia. -


    - Es broma. -


    - Aún nos quedan tres participantes, sigue la mayor de todas, pero no por eso la menos bella, Baltea. -


    - ¡Esa es mi señora! -



    Baltea salió modelando elegantemente, impactando a todas pues se mostraba que tenía nociones del parado, pose, caminado, su cuerpo confrontaba al tiempo y a la naturaleza, su traje de baño escotado de la parte trasera le daba un aire muy erótico a su cuerpo maduro, que incluso hizo suspirar a Camelia.


    - Dios, esa mujer es tan sensual. -
    Murmuró Camelia al lado de Celtic. - No puedo creer que a su edad luzca tan perfecta. -

    - Mi tía es bellísima, como me gustaría haber heredado un cuerpo como el suyo. -


    - Sniff… sniff… perdóname hijita por ser pequeña.
    - Dijo Leyte frotando sus ojitos lagrimosos por lo que dijo su hija.

    - Ay, perdón mami, perdón, jeje, aunque no tengo el busto de mi tía, heredé tu linda colita. -


    - Ah… no digas eso hijita, me apenarás. -


    - Bien señoritas, el puntaje de esta hermosa mujer. -


    - Un ocho, íbamos a darte un nueve, prima, pero no nos pareció que no dejabas de estar mirando hacia Justine. -


    - Jiji, creo que más que modelar para todas, querías modelar para Justine. -


    - Vaya, vaya, eso no me lo esperaba. -
    Dijo Justine viendo como su novia madura se ruborizaba.

    - No digan esas cosas. -


    - Seguimos con la única oriental de todas las presentes. -


    - ¿Oriental? -


    - Habla de tu esposa, sobrina. -


    - ¡Ah! ¡Mitsu! -
    Aplaudió emocionada Kaam al ver como salía su esposa, luciendo su cuerpo con un traje de baño color turquesa.


    Las chicas miraron como Mitsuki empezó a modelar y para la seriedad que siempre mostraba, lo estaba haciendo muy bien, tenía unas piernas muy bellas por su actividad deportiva y física y unos llamativos senos que se mantenían firmes ante sus elegantes movimientos.


    - ¿Lo hice bien? -


    - Lo hiciste bien, Mitsu, jeje.
    - Rio nerviosa Kaam al ver la sonrisa de su esposa.

    - Mitsuki, lo hiciste muy bien, las chicas y yo pensamos que mereces un ocho también. -


    - Mitsuki, te pasó lo mismo que a Baltea, modelaste para tu esposa y no para todas, casi todo el recorrido lo hiciste frente a ella y posaste frente a ella. -


    - Es normal, es mi esposa, solo quiero que ella me vea. -
    Dijo apenada la japonesa bajándose para abrazar a Kaam.

    - Seguimos, viene una competidora fuerte, en todo el sentido de la palabra, Valentine. -



    Valentine caminó impactando a todas por su gran altura y físico sobresaliendo con un traje de baño de dos piezas en negro, los ojitos de Leyte brillaban al ver a su esposa, quien lanzaba miradas a todas, erizándoles la piel por esos preciosos ojos aceitunados que parecían galaxias en tonos verdosos y amarillentos, se detuvo frente a las juezas, quienes no dejaron de aplaudir.


    - Y Valentine nos da una gran sorpresa, espero que te animes a modelar para mí y no solo tu esposa. -


    - ¡Señora Valentine, es muy buena! -


    - Gracias ¿Qué te pareció, Leyte? -


    - Jeje… ay… yo.
    - Titubeaba la pelirroja tapando su cara toda roja.

    - Creo que eso dice todo, jiji, tía, creo que todas decimos que te mereces un nueve. -


    - Bien, parece que ya vamos teniendo una clara ganadora, pero aún tenemos una participante. -


    - ¿Estás segura de pasar? -


    - Claro, va por ti.
    - Sonrió Lizeth besándole los labios a Narda.


    Todas miraron a la última concursante, quien se soltó el cabello y dejó anonadadas a propias y extrañas pues empezó a caminar de manera sensual, elegante, coqueta, su rostro irradiaba sensualidad, erotismo, coquetería, su sonrisa era enervante, esa chica que parecía preocuparse más por dormir que otra cosa, escondía una fiera sexy del modelaje, que captó la atención de Gabrielle. Lizeth movía sus caderas con tanta seducción que arrancaba suspiros, sus poses eran las de una profesional y su largo cabello castaño brillaba mostrándose tan provocadora que Narda estaba impactada de que su novia ocultara ese lado.


    - ¡Tenemos una ganadora!
    - Gritó Margaret aplaudiendo a Lizeth quien se paró frente a ellas.

    - Eres muy buena Lizeth ¿Dónde aprendiste a modelar? -


    - Pues… que puedo decir. -


    - Esa cara, esos ojos y ese cuerpo, juro haberlo visto antes. -
    Hablaba Gabrielle acercándose a la ganadora. - ¿No eres algo de Mirra D Alibour? -

    - ¿Quién? -


    - Fue una famosa modelo, también conocida como cara de ángel, se retiró teniendo cuarenta y cinco años pero siempre se le conoció por qué nadie creía que ya era una señora madura, tenía un cuerpo que aunque no era muy curvilíneo, era muy bonito, como él de Lizeth, senos mediados bien puestos, un trasero redondo y levantado sin ser tan grande, una cintura delgada de avispa y lo que más llamaba la atención de ella, su rostro de ángel con esa sonrisa de niña buena que enamorada a quien sea, tengo una colección de fotos de ella… Ahora que lo pienso, te pareces muchísimo a ella. -


    - Es que es mi mamá. -


    - ¿Eres hija de una súper modelo? -


    - Bueno, es que me apena mucho. -
    Dijo Lizeth rascando su mejilla. - mamá siempre quiso que siguiera su carrera de modelo, pero me daba flojera, es mucho maquillarse, ir para todos lados, viajar, yo solo quiero relajarme. -

    - Pero niña ¿No lo ves? -


    - ¿Ver qué? -


    - ¡Naciste para ser modelo!
    - Exclamó Gabrielle sujetando los hombros de Lizeth sacudiéndola. - ¡Deja los mil euros, te pagaré más si te vuelves mi modelo! Tu mamá fue una de mis mejores modelos, no puedo creer que me ocultara que su hija era igual de bella y con tanto potencial. -

    - No me sacuda, me voy a marear. -


    - ¡Sé mía, te quiero para mí! -


    - ¡Oiga, deje a mi novia en paz!
    - Reclamó Narda abrazando por detrás a Lizeth.

    - ¡No seas egoísta, yo le pagaré lo que quiera, le pondré una casa sí así quiere, pero la quiero para mí! -


    - ¡Mi novia no tiene precio! -


    - Pues una casa no estaría mal. -


    - ¡Lizeth, dije que no tienes precio! -


    - Bueno, no gané conejita, pero al menos nos divertimos.
    - Dijo Mariela abrazando a Julia.

    - Sí, oye, Mariela ¿Puede ser una noche normal de amigas? -


    - ¿A qué te refieres? -


    - A seguir divirtiéndonos así, como ahora lo hacemos, solo mira. -



    Mariela vio como Ofelia y Karina traían con cuidados dos bebés pelirrojas, Shannon, la bebita de Margaret a quien rápido amamantó, y una bebé más pequeña, de unos cuantos meses, tan pequeña que cabría en una caja de zapatos, en los brazos de Kaam, era esa hijita de quien tanto habló. Otra niña un poco más grande, rubia, muy parecida a Celtic, quien fue entregada a los brazos de Camelia haciéndole sonreír.


    - Tienes razón, solo por hoy, estaremos tranquilas. -

    - Gracias. -

    - Pero en la noche, a solas tú y yo. -


    - No tienes remedio, ok, haremos lo que quieras. -
    Rio Julia abrazando fuertemente a Mariela.






    nwn Y así termina esta fiesta, :3 con mucha alegría y sorpresas.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  14. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE El Sol puede ser rojo ¿O no, Eloise y Mitsuki?

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,747
    Temas:
    55
    Calificaciones:
    +593
    BONUS SORPRESA

    BONUS 1



    Era una de esas tantas noches en el bar, en el que estaban la mayoría de las chicas habituales, si acaso faltaban ese día Justine y Baltea, por qué estaban viendo la opción de vivir en Roma, y Karina y Ofelia quienes se habían quedado en casa para estudiar. Julia limpiaba la barra mientras Mariela y Maryclaire platicaban sobre cómo le había ido a la castaña con su nuevo puesto de trabajo, en una de las mesas vip, Gabrielle tomaba algo de vino disfrutando de ver a su linda hija en los brazos de Margaret, quien se veía preciosa amamantando a la pequeña Shannon. La puerta se abrió y las chicas rápido reaccionaron, pues pensaban que Julia olvidó que era su rato privado, pero todas notaron que de las dos chicas que entraban, una era invidente. Esa joven, era una linda rubia con un rostro él cual les parecía muy conocido, con ropas que simulaban un uniforme escolar y con un delgado bastón. Quien ayudó a ingresar al bar, fue una joven alta, con una larga melena castaña, y por la apariencia de su ropa, parecía trabajar en algo relacionado a las ciencias.

    - Es pequeño, pero se nota que es un lugar agradable. -
    Dijo la joven de mayor altura sacando un cigarro. - ¿Qué tal, Claire? -

    [​IMG]

    - Tiene un aroma a café, vino y pan muy agradable. -

    [​IMG]


    - Me alegra que te guste ¿Quieres que te sirvan algo? -


    - No, gracias… Huele a pintura. -
    Murmuró la rubia alargando de nuevo su bastón para empezar a caminar.

    - ¿Qué hacemos mi conejita? -


    - No podemos pedir que se vayan, sería como discriminarla… Y… ¿Soy yo o esa rubia se parece mucho a la señora Leyte? -


    - Sí, su cara se parece mucho a ella, aunque en el cuerpo la deja lejos !Mira los pechos de esa jovencita! -


    - !Mariela, compórtate! -


    - Buenas noches, espero no molestarlas, escuché que este bar tiene noches muy selectas y no cualquiera puede entrar. -
    Habló la castaña fumando, sorprendiendo a una de ellas.

    - ¿Eres Alexa Devon? -


    - ¿Quién? -


    - Alexa Devon, es una reconocida inversionista e inventora italiana, aunque es joven, su inteligencia y mentalidad en los negocios son muy conocidos, creo que solo es superada a nivel mundial por Cecilia. -


    - No me la menciones por favor, no me agrada que nos comparen, ella tiene su trabajo, yo el mío.
    - Respondió Alexa con cierto orgullo. - me alegra saber que me conocen en este lugar. -

    - ¿Por qué no me dijeron que es famosa? No suelen visitarnos personas importantes, dejen busco mi mejor vino. -


    - Oye, eso es un insulto para mí ¿Sabes? -


    - Imposible, Gabrielle Marquezine ¿En este sitio tan pequeño? ¿Y su esposa, la gran repostera cinco estrellas, Margaret Mannes?-


    - Será pequeño, pero es un sitio muy cómodo y agradable para nosotras. -
    Habló Margaret mientras amamantaba a su bebé. - ¿Verdad, Shannon? -

    - Sino mal recuerdo, eres una compradora regular de mis ropas ¿O no? -


    - Claro, no eres italiana sino te gustan los modelos Marquezine, justo este atuendo que traigo es de tu marca. -


    - Tienes buen gusto jovencita, Julia, dale una copa de mi parte, por favor. -


    - Será bienvenida.
    - Respondió Alexa alzando su copa.

    - ¿Y que trae a una multimillonaria a este bar? Digo, mi conejita es muy bonita, pero dudo que vengas a verla a ella. -


    - ¡Mariela! -


    - Solo buscaba un lugar tranquilo donde disfrutar de una copa, alejarme del trabajo y sacar de la rutina a mi amiga. -


    Alexa estaba muy tranquila conversando con las chicas, mientras Claire, su amiga, caminaba a ciegas siguiendo el aroma de la pintura, quedando frente a los cuadros. Podía sentir su color, sus distintos aromas, notaba que eran de una gran artista, pues la esencia de su esfuerzo se sentía. Claire no sabía que la creadora de esas obras estaba cerca, ya que ella estaba sirviendo unos bocadillos recién hechos que sacaba de la cocina, quedando sorprendida al ver a esa joven mirando sus pinturas.


    - ¿Leyte? -
    Pensó Aida al ver el rostro de esa joven, parpadeando un poco para darse cuenta que, por su altura, curvas y rubio, no era su musa, no obstante, la belleza de esa chica captó su atención. - ¿Quién es ella? -

    - Es una invitada, trátala con cuidado por favor, Aida, ella es invidente. -


    - Ok. -



    Aida caminó para pararse al lado de la joven, quien parecía estar atenta a las pinturas, Claire olfateó el aroma del perfume de lilas de alguien a su lado, por lo que pensó que podría sacarle platica respecto a las pinturas.


    - Son pinturas muy bellas, aunque no puedo verlas, puedo sentirlo, cada una es la perspectiva del artista respecto a las estaciones del año. -


    - Eres muy buena, pero, no es una perspectiva sobre las estaciones del año, sino, de la mujer. -


    - ¿En serio? Juro que es de las estaciones. -


    - Las mujeres somos como las estaciones del año, tenemos una primavera infantil llena de alegrías, un verano juvenil lleno de calor, fiesta y pasión, un otoño para reflexionar y tratar de no dejar caer de nosotras lo más grato de nuestros recuerdos y un invierno frío que solamente se supera teniendo al lado alguien que nos brinde su calor. -


    - Suena como si tu fueses el artista de estas pinturas. -


    - Lo soy. -
    Sonrió Aida al disfrutar de la gentil voz de esa joven, atreviéndose a tomar su mano. - mucho gusto, me llamo Aida. -

    - Me llamo Claire… Me suena tu nombre, Aida… ¿Aida Lawless? -


    - No pensé que fuese conocida. -


    - Eres la ganadora del premio a la artista revelación del año, tus pinturas ya están en varias galerías, pero, estás pinturas, son mejores que las que presentas ¿Qué hacen en un bar? -


    - Por qué esta pintura las hice representando a mis amigas, al tiempo que he compartido con ellas, en especial, con mi esposa, un tiempo valioso que solo nos pertenece a nosotras. -


    - Suena tan romántico. -
    Dijo Claire empuñando sus manos con un rubor que cautivó a Aida, pues sin dudarlo, tenía la misma mirada que Leyte. - el tiempo compartido con la persona que quieres atrapado en el óleo. -

    - ¿Quieres tocarlo? Para sentir mi pintura. -


    - ¿Puedo? -


    - Claro, déjame ayudarte. -
    Habló Aida rodeando la cintura de Claire y sujetando la muñeca de su mano para llevarla hacia la pintura, rozando su mejilla con la de ella. - siente la textura, las capas, las pinceladas ¿Qué te dice mi pintura? -

    - Siento una calidez, hiciste esto con mucho amor, con mucha paciencia, fue solo un trazo, tu mano nunca tembló, estabas segura de lo que querías ver en tu pintura. -


    - Eres muy buena, mi trabajo tiene mucho de mis sentimientos encontrados, quiero que mi corazón traspase el lienzo y llegue a tocar él de las demás personas, que entiendan mi forma de ver el amor, la vida, la amistad, que entre rosas se puede amar, que entre estrellas puede haber fusión, aunque todos digan que se van a quemar. -


    - No sabía que eras también poeta. -


    - No lo soy, pero, hay cierta mujer que me inspira a ello… Bueno, ahora hay dos.
    - Susurró Aida acariciando el vientre de Claire mientras jugaba con su pulgar en la muñeca de ella.


    Alexa platicaba cómodamente con Mariela y Gabrielle sobre lo duro que era ser jefa de un grupo de incompetentes, pero toda la alegría del momento se fue cuando notó como Claire era sujetada de una manera muy cercana por otra rubia un poco más alta que ella, y fue mayor el coraje al notar como le rodeaba su delgada cintura y frotaba su mejilla con la de su amiga.


    - ¡Oye! ¿Quién mierda te crees? ¡Suéltala! -


    - Aida, te dije que trataras bien a la invitada. -


    - Yo no hice nada malo, Claire quería que le explicara mi trabajo. -
    Dijo Aida dándole vuelta con cuidado a la rubia sin soltar su cintura.

    - Es cierto Alexa, no te enojes, como artista, me hace feliz que alguien que ya tiene fama en el medio me muestre su trabajo, y más, un trabajo tan íntimo y privado como él que tiene aquí, las texturas de sus obras son perfectas. -


    - Eso no es para que dejes que te esté agarrando así, mira que atrevimiento.
    - Habló molesta Alexa acercándose a las dos rubias, haciendo que las demás se pararan al ver una posible pelea. - Aléjate de Claire. -

    - Alexa, compórtate, Aida no hacía nada malo, si me sujetó fue para apoyarme. -


    - ¡No hables, Claire! Eres demasiado inocente para ver las intenciones de está estúpida. -


    - Oye, no te permito que le faltes el respeto a mi esposa. -


    - ¡Pues controla a tu esposa y que deje de portarse como una golfa! -



    En un segundo, Maryclaire sacó un arma para apuntarle a la cabeza a Alexa, sorprendiéndose por qué debajo de su bata, la castaña guardaba una escuadra respondiéndole de la misma manera, asustando a todas por que las dos estaban armadas.


    - ¡Chicas, no hagan eso, van a cerrar mi bar si llegan a disparar una sola bala! -


    - ¿Estás levantando el arma contra una oficial? -


    - ¿Levantaste el arma contra una civil? -


    - En verdad, eres una mujer muy egoísta. -
    Expresó Aida haciendo que Alexa chitara sus dientes al escucharla. - Ahora veo porque la fascinación de Claire por mi trabajo, es como una bocanada de aire libre para la vida oprimida que ha de sentir. -

    - ¿Qué estás diciendo? ¿Acaso me dices que la mantengo encerrada? Para tu información, Claire siempre quiere acompañarme a donde yo voy. -


    - No es opresión física, sino, de corazón. -


    - Ya me tienes harta, Claire, vámonos de aquí. -
    Dijo Alexa tomándole la mano de ella, pero la retiró. - ¡Claire! ¿Ahora qué te pasa? -

    - No, no está bien Alexa, estás siendo descortés con todas, y yo quiero estar un rato más con Aida, me gustaría que me aconsejara en mis pinturas y si puede revisarlas. -


    - ¡Pueden platicar en otro lugar que no sea este bar! ¡Vámonos, Claire! -


    - ¿Podrías dejar de ser tan posesiva? Ella nunca logrará ser una gran artista si su novia se porta tan arrogante y pesada frente a ella. -


    - ¿Novia?
    - Reaccionó Claire ruborizándose, algo que notaron todas.

    - ¿Novias? Estás loca, ella no es mi novia, solo somos mejores amigas. -


    - Solo… -
    Murmuró Claire perdiendo el ánimo de hace un instante, algo que captó Aida y le dolió en el alma, ver ese rostro tan semejante a Leyte ponerse triste por la falta de amor, algo que ella no podía dejar así.

    - Con mayor motivo, si te consideras su amiga, deja de querer actuar como si ella no fuese capaz de tomar sus propias decisiones, solo la terminas lastimando. -


    - No eres nadie para decirme como cuidar de Claire, no conoces nada de ella, solo me tiene a mí y no necesita a nadie más. -


    - Eso es lo que tú crees. -


    - ¿Pueden callarse? Me tienen harta ustedes dos, harán llorar a mi hija.
    - Regañó Gabrielle a las dos mostrando un rostro verdaderamente molesto. - Aida, no dejas de ser una chiquilla aún, te gusta meterte en problemas, sé el motivo por qué actúas así, pero no te busques problemas, solo nos preocupas a todas… Y tú, señorita pistolas, que vuelves a sacar un arma aquí y vete olvidando de toda tu carrera científica. -

    - ¿Me estás amenazando? -


    - Usa la maldita lógica, chica genio ¿Qué pensará la prensa y tus compradores cuando sepan que la presidenta de las empresas Devon anda amenazando a cualquier persona con un arma que seguro ni permiso tiene para portar? -


    - Sh.. -
    Chitó sus dientes Alexa al darse cuenta que tenía razón, casi echaba todo a perder, sus esfuerzos de recuperar la vista de Alexa se irían al caño. - Perdón, como notarán, me preocupo demasiado por mi amiga, al no poder ver, es fácil que sea engañada por personas con malas intenciones. -

    - Nadie tiene malas intenciones aquí, dejen de portarse como histéricas, que si hacen llorar a Shannon, me conocerán. -


    - Ya chicas, no se peleen ¿Qué tal si les invitó una ronda de vino? -


    - Si te sientes más cómoda, no estaré tocándola. -


    - Hagan lo que quieran. -
    Dijo molesta la castaña sentándose de nuevo a tomar.


    Alexa no dejó de estar asomando su vista a Claire, pensando en que se veía algo triste, quizá estaba así por qué ella causó un revuelo, pero, estaba alejada de la realidad, la herida de Claire fue por la manera despectiva de llamarla “Solo amigas” casi como si lo dijera de mala manera.

    Claire intentaba ver de nuevo las pinturas, pero sus ojos querían llorar y esa sensación nublaba su capacidad de ver los colores, fue cuando una mano en su cintura y una voz en su oído le hizo regresar la calma.


    - No dejes que ella te deprima, vales mucho. -


    - Gracias, Aida… A veces, pienso que solo soy una carga para ella. -


    - No eres una carga, eres un diamante en bruto que no ha sido pulido, y ella no puede ver lo brillante que eres entre todo el metal y acero que maneja día con día.
    - Dijo Aida sujetando las mejillas de Claire, encantada por qué sin dudas, el rostro de esa jovencita era tan similar al de Leyte, su musa. - no dejes que sus palabras te hagan olvidar lo bella que eres, por dentro y por fuera. -

    - Gracias, Aida… Me hace tan feliz tener a alguien con quien hablar de arte. -


    - Podemos hablar de muchas cosas cuando tú quieras. -


    - Oye, soy yo o Aida está emocionada con la chiquilla esa, con la cieguita.
    - Murmuró Mariela a su prima.

    - ¡Mariela, no seas grosera! -

    - ¿Qué? Así se dice. -

    - Lo sé, prima, la conozco, Aida no es tan directa con alguien más que con Leyte, y como ven, esa chica se parece mucho a ella.
    - Contestó Maryclaire sacando un cigarro, sin dejar de ver a su esposa, pensando. - por favor Aida, no te metas en problemas. -




    nwn Y pues saco este bonus :3 como regalo a una seguidora Evie FauretEvie Fauret que quería relacionar su nuevo fic con el universo del bar, nwn y con mucho gusto hago este capítulo. :3
    PD: El motivo de por qué Claire, la invidente de ojos azules es tan parecida en el rostro a Leyte :d es un capricho de la naturaleza (Eso y qué son del mismo artista xd)

    Le deseo mucha suerte a Evie con su nuevo fic y tiene toda libertad de usar a estás chicas en su historia nwn/.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    Última edición: 3 Dic 2017
  15. Evie Fauret

    Evie Fauret

    Registrado:
    19 Sep 2015
    Mensajes:
    488
    Temas:
    62
    Calificaciones:
    +1,052
    Me gusto mucho jaja, veo que en partes tanto aida como Alexa tiene razon ya que en si Alexa tiene razon a que no es nadie para meterse ya que no conoce la vida de ambas y tambien que Alexa no puede andar de sobreprotectora siendo que solo son amigas

    PD : aqui esta el fic de la vida de ambas por si gustan saber de su vida

    +18 - Fanfic - Mi vida con tigo - Fanfics y Roles Yuri | Foros Dz
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE El Sol puede ser rojo ¿O no, Eloise y Mitsuki?

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,747
    Temas:
    55
    Calificaciones:
    +593
    nwn/ Pasen a leer su fic, es una historia interesante y tiene mucho que contarles con un gran ánimo.
     
  17. Flor Kites

    Flor Kites | All I Want for Christmas Is You |

    Registrado:
    26 Mar 2014
    Mensajes:
    1,333
    Temas:
    67
    Calificaciones:
    +1,272
    Baltea es una diosa, pobre Mariela. :3 u.u

    Con el bonus se armo el escandalo, pobre Claire y Maryclaire esta celosa de Aida cuando toca a la jovencita.

    O_O

    Claire es tan bonita, jovial y dulce. ^_^
     
  18. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE El Sol puede ser rojo ¿O no, Eloise y Mitsuki?

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,747
    Temas:
    55
    Calificaciones:
    +593
    :3 Chance y las veamos de nuevo en el bar nwn depende de como prosiga la autora xd
    Baltea es preciosa u3u pero perdió por que solo modeló para Justine 7w7 que lindo fue eso.
    Aida se fue por Claire por el parecido a Leyte y su belleza :d veremos como le irá a la más joven de la pandilla.

    nwn/ Desde el móvil
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  19. Kissu

    Kissu Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    8,425
    Temas:
    433
    Calificaciones:
    +1,457
    Mmm, total que Mariela y Aida adoran causar problemas lol
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE El Sol puede ser rojo ¿O no, Eloise y Mitsuki?

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,747
    Temas:
    55
    Calificaciones:
    +593
    MAÑANA 13



    Esa mañana, el bar se encontraba con la visita peculiar de dos chicas que no solían frecuentar dicho lugar, pero en ese momento, lo hacían debido a su presencia en Italia por el parto de Shirayuki y retiro momentáneo de Kaam del mundo del tenis, para cuidar de esa pequeñita que casi le costaba la vida, no obstante, esa niña valía todo el sufrimiento de Mitsuki y ella.


    - Jejeje, mi nietecita, ay, solo decirlo me pone roja, Valentine. -


    - Sí, se siente muy bien en el corazón saber que soy abuelo. -


    - ¿No serías abuela? -


    - Jeje, es tan linda ¿O no, Mitsu? -
    Decía Kaam teniendo en sus brazos a la pequeña Yuki que parecía una muñequita por su tamaño.

    - Sí, es toda una lindura, nuestro milagro. -


    - Que lindo cabello tiene, se ven tan lindos sus mechoncitos rojos, y yo pensaba que la hija de Margaret era linda, esta niña lo es más. -


    - Julia, voy a dejar de consumirte por ese comentario. -
    Habló Gaby tomando de su vino.

    - Gaby, no seas mala, además, a Shannon le gusta su sobrinita ¿Verdad, hija? -


    - ¿Yuki? -
    Decía una niña de unos dos años, con vestido rosa y melena roja como su madre.

    - Así es, ella es tu sobrinita, cuando crezcan, la cuidarás mucho y la vas a querer mucho. -


    - ¿Te imaginas como se llevarán nuestras hijas, tía? -


    - No lo sé, pero sé que serán unas lindas niñas y se van a querer mucho. -


    - ¿Y ya han pensado donde la piensan criar? -
    Preguntó Aida sirviendo un poco de jugo de uva a Kaam y una copa de vino suave a Mitsuki.

    - Me gustaría criarla en Japón, pero… Kaam no se ha recuperado por completo del parto y Thames me recomienda que esperemos a que Yuki y ella mejoren su condición antes de planear volar. -


    - Perdóname Mitsu, no quería arruinar tus planes. -


    - No te disculpes, mi princesa, lo importante es que estén las dos bien, creo que, por ahora, cuidaremos a Yuki aquí, en sus primeros años. -


    - Pero ¿Y los torneos? Hay muchos y no es justo que por mí no participes. -


    - Pero no puedo jugar así, mi deber es estar contigo, con nuestra hija. -


    - Mitsuki, a mí también me gustaría que estuvieras con Kaam en estos momentos, pero, conozco a mi hija y se deprimirá si tú también dejas las canchas.
    - Habló Valentine tocando el hombro de su nuera. - juega por las dos, sigue ganando torneos, además, ahora debes de pensar en ampliar tu casa, ya no serán solo dos en tu casa. -

    - Jejeje, sí, me gustaría que tuviera un cuarto para juegos, ocupamos un baño adaptado para ella, amm… un cuarto para sus peluches, jeje. -


    - Esta niña va a ser más consentida que tú, prima, jiji. -


    - ¿Ah? Yo no soy consentida ¿Verdad, mami? -


    - Claro que no, jeje.
    - Rio Leyte haciendo sonreír a su hija mientras todas suspiraban pensando que eran algo despistadas en esos detalles.

    - ¿Y dónde piensan quedarse, prima? -


    - Podrían quedarse con nosotras, la casa es grande y Ofelia nos ha estado apoyando con Shannon, seguro estaría encantada de cuidar a su hija. -


    - ¿Ofelia se la pasa en tu casa? -


    - No es lo que piensas coneja, ella trabaja de niñera de medio tiempo, no quería aceptar la cantidad que le daba por lo bien que ha cuidado de mi hija así que decidí pagarle sus mensualidades de la universidad. -


    - Am… no, jeje, me apenaría mucho que Yuki estuviera bajo el cuidado de Ofelia. -
    Rio apenada Kaam abrazando a su bebé- ¿Qué si mi hija luego ve los senos de Ofelia y los prefiere a mis duraznitos? -

    - Ay, es cierto, recuerdo que cuando eras bebé y tu tía Mago te cargó, no querías soltarla. -


    - ¿En serio? Ah… que pena.
    - Dijo la pelirroja cerrando lentamente sus ojos al sonrojarse.

    - Pues no tienes que preocuparte por eso, pues tu esposa tiene unos bellos... -


    - !Mariela! -


    - ¿Y qué hay de mi casa? Ale no creo que tenga peros, igual, si le comentamos a la profesora, yo creo que… -


    - No, gracias, mientras más lejos este Camelia de mi princesa, mejor. -


    - Vamos, japonesa, mi jefa es buena onda, no tienes por qué preocuparte. -


    - Si claro, pensé que había cambiado, pero esa mujer aún tiene intenciones sucias hacía mi esposa. -


    - ¿Y qué tal si se van con nosotras? -
    Preguntó Justine metiéndose a la plática junto a Baltea. - La casa es grande y no estaría mal tener más gente, así Baltea se siente más animada. -

    - No me molestaría, así comparto más tiempo con mi sobrina por el tiempo que no la vi. -


    - Amm… gracias, pero, me… me gustaría quedarme con mami.
    - Habló Kaam sujetando con cuidado a su hijita. - ¿Puedo? -

    - ¡Ay! Am… ¡Si, me encantaría! ¿Escuchaste, Valentine? Nuestra hijita quiere quedarse con nosotras, vamos a cuidar a nuestra nietecita. -


    - Eso suena muy lindo, mi amor. -


    - ¿Por qué quieres quedarte con ellas? ¿No sería mejor que como pareja casada busquen un lugar aparte? Es solo mi opinión, digo... Mi señora es la primera relación seria que tengo, ya saben, eso de platicar las cosas y tomar decisiones juntas, no solo cariños, así que no sé mucho de todo esto. -


    - Ah… Yo, tengo un problema y… pues mami sabe de eso y sería mejor estar con ella, no me gustaría preocuparlas. -


    - ¿Problema? ¿Cuál problema, sobrina? -


    - ¿Puedo, prima, Mitsuki?
    - Preguntó Nile pidiendo permiso para hablar de aquello, cosa que ellas afirmaron al sentirse entre amigas.- Chicas, mi primita tuvo un accidente hace unos años, no salió herida, pero el impacto le causó una crisis nerviosa y su mente tuvo una desestabilidad emocional muy fuerte… Y eso al final provocó que le naciera otra personalidad. -

    - Mi princesa y yo hemos estado tratando su problema con Thames. -
    Complementó Mitsuki abrazando a su esposa y besándole la mejilla al ver su cara tierna y preocupona. - ella nos dijo que, para estas fechas, es irreversible. -


    Las chicas se quedaron en silencio, sentándose alrededor de la pareja. La primera en mostrarse preocupada e incluso, arrepentida, era Mariela, quien cruzó la mirada con Julia, como diciéndole que era una idiota al estar molestándola.


    - ¿Tu otra personalidad es mala, Kaam? -


    - No, no tía, Kan es muy buena. -


    - ¿Kan? -


    - Así le llamamos a su otra personalidad. -
    Explicaba Leyte mientras tomaba un poco de jugo de naranja. - es como tener una segunda hija, es algo más tímida y su rostro es algo sereno, me recuerda un poco a como es Aida, pero se le nota que todavía en el fondo es mi hija… Kan es muy preocupona, siempre quiere demostrar que puede resolver los problemas, trata de no involucrar a los demás, intenta hacerse la fuerte, pero tiene ratos en que decae mucho pensando que solo causa preocupaciones a la familia. -

    - Para que la imaginen, es como ver a mi primita, pero sin esa risita nerviosa que la caracteriza, siempre tiene una cara como que quiere llorar o esconderse, unos ojos algo tristes y es muy formal al hablar, como si tuviera miedo de ser desaprobada incluso por como habla. -


    - Pero ya no es tanto así.
    - Dijo Kaam sin dejar de mirar a su bebé, besando su frente con una sonrisa. - ella se ha esforzado en cambiar, es más cariñosa con Mitsu, más positiva y desde que nació Yuki, ella me dijo que le echaría más ganas a nuestro tratamiento. -

    - ¿Platicas con ella? -


    - Si, en mi mente, en mis sueños, frente al espejo, siempre está aquí y a la vez no. -


    - Chica asíatica… -


    - ¿Si? -


    - Te admiro tanto, buaaaa. -
    Empezó a llorar Mariela para sorpresa de todas abrazando a Mitsuki. - Tú… ay dios mio, amas tanto a tu chica que… ay… yo con mis tonterías y tú…. Buaaaaa. -

    - ¿Acaso bebiste de más, Mariela? -

    - No…es que… Dios, es la historia más trágica que he escuchado. - Decía Mariela llorando, siendo abrazada por Julia. - ay… me hacen sentir como una estúpida. -

    - Créeme, no necesitas escuchar esa historia para que lo seas. -


    - ¡Mago, eres una mala, jeje! -


    - ¿Hay una forma en que podamos ayudarte, sobrina? -


    - Si, entre todas podemos ayudarte, sino, de que sirve este lugar, bueno, además de las or.. -


    - Sh,, sh, no digas eso.
    - Le susurró Margaret a Justine tapándole la boca y hablándole al oído. - mi primita Leyte y mi sobrina Kaam son demasiado pudorosas, si llegan a escuchar algo así de nosotras, las mandamos al hospital. -

    - ¿Tan así? -


    - Una vez Leyte se desmayó por quince minutos cuando le explicaron el significado del número sesenta y nueve. -


    - ¿Solo por eso? -


    - Así que, cuidado con lo que digas cuando ellas dos están. -


    - Amm… Pues, cuando ella hable con ustedes, trátenla bien, jeje, mi otra yo es buena chica, y sé que quiere esforzarse por nuestra hijita, ella también ama a Yuki como si fuera su hija. -


    - Pues, es su hija ¿O no? -


    - Ah… cierto, jeje, ella también estuvo conmigo cuando la pari… digo, la parimos.
    - Rio nerviosa Kaam al corregirse mientras veía que su hija le sonreía. - Mi linda Yuki, jeje, te amo. -

    - Y yo las amo a las dos, mi princesa. -


    - Jejeje, y yo a ti, Mitsu. -


    - Dios, esto es más empalagoso y trágico que las novelas que veía en Estados Unidos.
    - Lloraba Mariela abrazando a Julia.

    - No esperaba verte así, Mariela… pero… me hace feliz. -


    - ¿Te hace feliz todo lo que sufren ellas, mi conejita? -


    - No, no eso, me hace feliz que también, sepas llorar por empatía. -
    Sonrió Julia limpiándole las lágrimas a su novia, quien le correspondió con un fuerte abrazo.






    :3 Mariela tiene su lado dulce.
    PD: Con esto confirmamos que Kaam y Mitsuki estarán dándose vueltas en este bar por un ratito :3.
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Compartir esta página

Cargando...