Rol [HA] Marshall Finn

Tema en 'Hunter x Hunter' iniciado por LavaHunter, 21 May 2016.

  1. Marcheli

    Marcheli

    Registrado:
    16 May 2016
    Mensajes:
    69
    Temas:
    4
    Calificaciones:
    +22 / -0
    “-Estamos minutos antes de la pelea, categoría mastro del piso 200 que se celebrará ésta noche, se pueden observar gran cantidad de seguidores de ambos contendientes en la tribuna que esperan ansiosos que comience el encuentro, me encuentro junto al retador Marshall Finn, Señor Finn ¿Qué siente al ver un grupo en la tribuna usando sombrero y gritando su nombre?

    -Bueno señorita, si puedo hacer que un grupo de personas se vean así, siento que he contribuido a hacer del mundo un lugar un poco más elegante”


    (…)

    ¿En serio dije eso? Dios, no pensé que me vería tan ridículo tratando de quedar bien, después de todo ¿Qué clase de preguntas son esas? Pareciera que los periodistas nunca hablan lo que la gente realmente quiere saber.

    Yo era el retador y por tanto el primero en salir del túnel, debo reconocer que me sorprendió el ánimo y todas las palabras de aliento del público, pero no fue hasta que apareció mi rival que pude saber lo que es un verdadera ovación, ya había visto su entrada en otras ocasiones, él vestía su capa con capucha que se quitaba en cuanto subía a la Arena, para luego hacer una demostración lanzando golpes al Aire.

    -que sea una buena pelea- él me ofrecía su mano un vez acabado su rutina de presentación.

    -lo mismo digo- contesté su saludo se una forma mucho más fría de lo que se merecía.

    Como tantas otras veces el árbitro había anunciado el comienzo del encuentro, sin embargo mis acciones no serían iguales, normalmente disfrutaba un intercambio de golpes al comienzo de la batalla para medir habilidades, pero no esta vez, había visto como previamente “five stars” había reducido sin piedad a uno de usos retadores a no más que una bolsa de carne molida, no podía arriesgarme a probar la fuerza de sus golpes, así que en vez de eso decidí tomar una postura más defensiva.

    Tomé el alfiler que sujetaba mi faja y lo clave en mi guante, luego sin demora tomé mi látigo con mi mano derecha y transmití una onda a través de él, haciendo que este se moviera de forma irregular, como si de una serpiente con vida propia se tratase. “Five Stars” por su parte, con una agilidad sorprendente intentó eludir el látigo atacando por mi franco izquierdo, todo iba tal como lo había planeado, con mi mano izquierda tomé la larga faja de tela envuelta en mi cintura y transmití otra onda sobre ella, convirtiéndola así en mi segunda serpiente.

    Todo parecía ir bien, salvó por un pequeño error, había subestimado la agilidad de mi rival que en un abrir y cerrar de ojo, había dado dos pasos y un salto hacia atrás sin recibir ni un solo golpe. Él parecía concentrado, sin duda tramaba algo y no tardó demasiado en hace su siguiente movimiento, golpeó una de las losas del piso, creando con esto gran cantidad de rocas pequeñas, las cuales comenzaría a arrojarme con clara intención de romper mi defensa.

    Una de sus piedras logró golpear mi muñeca derecha, tirando con esto mi látigo al suelo, luego de esto, sin tardanza retomaba su ataque, sin duda intentaría lanzarme una horda de puñetazos, sus brazos eran ágiles fuertes y muy rápidos así que decidí dirigir mi ataque hacia otro punto. Aún tenía mi faja en la mano izquierda, así que decidí dirigir mi contraataque hacia un punto que parecía más indefenso, sus piernas.

    Luchaba con un rival formidable, de eso no había duda, como si alguien le hubiera dicho que era lo que yo planeaba hacer, él se agachó e interceptó la trayectoria del largo trozo de tela con su brazo derecho, el cual quedó envuelto en ésta, debía aprovechar la oportunidad para aumentar la intensidad de la onda y así inhabilitar uno de sus brazos, pero el nuevamente sería más rápido logrando de un paso atrás y un giro obtener el impulso suficiente para arrebatarme de un tirón la faja de mis manos.

    Pude notar un expresión de dolor en su mirada, lo cual me indicaba que si bien no había logrado que el juez me diera ningún punto por mi última acción, por lo menos había logrado causarlo cierto daño en su brazo lo que me podría resultar ventajoso más adelante.

    La pelea continuaba su curso y yo me encontraba con mi defensa completamente rota, sin mayor tardanza recibí tres certeros golpes en el pecho, dos zurdazos y un derechazo, de los cuales los dos primeros apenas los sentí pero el tercero si logró hacerme algo de daño, antes de recibir el siguiente di un apresurado salto hacia atrás, el cual no me dio tiempo ni para recuperar el equilibrio por lo cual quedé tirado irremediablemente en el suelo.

    -Tres puntos, un crítico y una caída- no era un juicio del todo justo, puesto que realmente no había sido un golpe crítico pero me lancé al suelo para evitar uno, así que no podía quejarme.

    -Lo siento amigo, no eres el primero que intenta atacarme las piernas, así que para la próxima te recomiendo ser un poco más original- dijo el maestro de piso, con un tono de superioridad pero también con algo de amabilidad en su voz, una amabilidad que no terminaba de convencerme- Por cierto, creo que me queda bastante bien, hasta podría conservarlo.

    Fue entonces cuando me levanté, había pedido mi sombrero al caer y ahora el muy maldito lo tenía puesto, claramente no iba a dejar que eso se quedara así, me puse en guardia, la hora del intercambio de golpes había llegado. Esta vez fui yo el que inició el ataque con un derechazo dirigido a su costado izquierdo el cual él, por supuesto interceptó, pero mi atención estaba puesto en el otro franco, donde su brazo estaba aún tembloso por la conmoción anterior causada por mi shockwave, allí tenía una pequeña sorpresa, el largo alfiler que tenía puesto en el guante estaba cargado con una potente onda y todo mi ímpetu dirigido hacia una de sus costillas.

    Vi dolor en su mirada y fue entonces que por primera vez lo había superado, el dolor era intenso, así que me permitiría un segundo de libertad para darle un golpe en la barbilla y así recuperar mi sombrero.

    -Hey amigo ¿Era eso necesario?- dijo el amo del piso colocándose la mano en la pequeña herida

    -Lo siento amigo, el sombrero se respeta- respondí

    -Pero si no era más que una broma-
    dijo sonriendo

    -Entonces supongo que lo siento- luego de decir esto ambos reímos, mientras la tribuna miraba en silencio, al parecer éramos los únicos dos que entendíamos lo que estaba pasando.

    LavaHunterLavaHunter
     
    Última edición: 19 Nov 2016
  2. Autor
    LavaHunter

    LavaHunter With every rotation we move forward Moderador

    Registrado:
    21 Abr 2015
    Mensajes:
    1,091
    Temas:
    97
    Calificaciones:
    +309 / -3
    Tiro dado, mientras mayor sea más daño te hará...
    Yaaay 9! Lo siento D:

    -----------------------

    Antes de que su oponente pudiese reaccionar, Ryohei se abalanzó directamente hacia su izquierda mientras daba una patada alta. El ataque tomó por sorpresa a Finn, quién instintivamente lo bloqueó con ambos brazos, dejando su costado desprotegido y recibiendo 5 golpes rápidos.
    Los puños de "5 stars" destrozaron varias costillas del vaquero, quién apenas se salvó gracias a que llegó a concentrar su aura para amedrentar el golpe a la vez que daba un salto fuera del alcance de Sasagawa. Con un dolor punzante en el costado izquierdo y dificultades para respirar, Finn se mantuvo de pie para continuar la pelea.
     
    LavaHunter tiró un dado de 10 caras por: Daño Total: 9
  3. Autor
    LavaHunter

    LavaHunter With every rotation we move forward Moderador

    Registrado:
    21 Abr 2015
    Mensajes:
    1,091
    Temas:
    97
    Calificaciones:
    +309 / -3
  4. Marcheli

    Marcheli

    Registrado:
    16 May 2016
    Mensajes:
    69
    Temas:
    4
    Calificaciones:
    +22 / -0
    Esto era lo que temía, bastaba sólo un momento de distracción para terminar completamente destrozado, pero no solo el dolor me inundaba sino también el miedo de recibir otra ráfaga de golpes y terminar aún peor, debía hacer algo.

    Intenté un contraataque, quería darle uno de mis mejores golpes, pero “Five Stars” lo bloqueó sin problema, normalmente no me hubiera desanimado y hubiera seguido peleando, pero antes de que pudiera mover mi otro brazo el dolor en mis costillas me anunció que el daño había sido cosa sería dejándome de rodillas frente a mi rival.

    - Tranquilo amigo, deberías ser un poco más cuidadoso- me dijo mi rival con algo de ¿preocupación? En su voz

    - Puede que estés perdiendo una buena oportunidad de sacar ventaja ¿lo sabías?- le contesté mientras intentaba volver a ponerme de pie

    - Puede ser, pero prefiero tener una pelea justa, después de todo tu no tienes intención de matarme ¿Verdad?- Hace un rato había sentido que comprendía su espíritu de lucha, ahora había comprendido su manera de pensar, no era el “Five Stars” frío y sin misericordia que había visto en una pelea anterior, él quería tener un pelea justa conmigo, al final el tipo del que tanto desconfiaba había resultado ser más parecido a mi de lo que esperaba- Además la pelea recién empezaba a ponerse interesante así que sería un pena terminarla aquí.

    Mientras terminaba de ponerme de pie noté como él sonreía pasando su dedo debajo de la nariz ¿Acaso estaba emocionado porque yo quisiera seguir peleando? Había pensado en rendirme, no era mi mejor día y estaba seguro que necesitaría visitar un médico al final de la pelea, pero yo no estaba solo ahí, tenía un público y un rival a los cuales respetar, además de energía para seguir luchando, no, no debía rendirme así, pero tampoco podía darme el lujo de atacar sin pensar, en mi situación debería pensarme las cosas un poco más de lo usual.

    Avancé hacia él preparando un golpe con mi mano, al igual que la vez anterior el parecía preparado para bloquearme y tal vez contraatacar, pero yo no sería tan estúpido como para hacer lo mismo que la vez anterior, tomé mi querido sombrero y lo lancé a la cara de mi contrincante, el cual, por supuesto lo lanzó rápidamente fuera del área, pero yo ya me encontraba lo suficientemente cerca como para descargarle una de mis ondas en la cadena metálica que "Five Stars" usaba en el cuello, el shock fue inmediato, oportunidad que aprovecharía para descargar una segunda shockwave en su estómago.

    -Usé este mismo truco contra Juni del piso 170 ¿sabias? - dije mientras le daba un respiro a mi rival, respetando lo de la “pelea justa”

    -¿En serio? Ha Ha… que interesante, pero sólo veo las peleas de mi piso- dijo mientras volvía a ponerse en guardia.

    No tardaría demasiado en reintegrarse a la pelea, usando al igual que las veces anteriores su característico estilo de ráfagas de golpes, su forma de pelear no era demasiado cambiante pero si era lo suficientemente rápida como para resultar tremendamente eficaz, pero también tenía una desventaja, al tratarse de un estilo de lucha tan fijo, se corría el peligro de ser predecible y yo ya había comprendido su patrón.

    “Five Stars” golpea rápido, tanto que no tiene tiempo para pensar sus movimientos, por lo tanto estos siguen un patrón simple el cual ya había descubierto, dos zurdazo rápidos y un derechazo con impulso, una estructura de golpes simples, que revelaban un plausible pasado como boxeador, y que permitían al mastro del piso golpear de forma rápida e instintiva, para de esa forma concentrarse mejor en su técnica Nen.

    Con esta comprensión de la forma de lucha de “Five Stars” pude con dificultad esquivar sus golpes, mientras pasó a paso esperaba la oportunidad de atrapar con mi látigo, el cual ya había sido recuperado, alguna de sus extremidades superiores. Después de un par de intentos pude ver mi oportunidad, había evitado los dos zurdazos y se encontraba tomando impulso para el derechazo, el cual tampoco llegó a darme, puesto que fue interceptado por mi látigo y atrapado por éste.

    -shockwave esta activa- la onda se propagó por el látigo para llegar a los músculos del ya dañado brazo, asegurándose esta de vez de dejarlo inutilizable el resto del encuentro.

    Mi ataque hubiera continuado de no ser porque mi dolor de costillas no me dejo dar un segundo ataaque, sino que al contrario, fui yo el que recibió el siguiente golpe quedando tirado en el suelo.

    Sin lugar a dudas, ninguno de los dos contrincantes se encontraba bien, aunque sabía que él tenía mucha más pelea que dar, pero no me importaría, seguiría luchando, no por que tuviera una razón en especial, sino que simplemente porque así quería hacerlo. Levanté la vista y vi a mi rival de pie, estaba parado casi al borde de la Arena, y yo arrodillado frente a él, a no más que unos pasos de distancia, quizás no era mala idea jugar el resto de mis energías al último alocado truco que se me acababa de ocurrir.

    Me levanté con rapidez, quizás incluso de manera un poco brusca, lo que hizo a “Five Stars” ponerse en guardia rápidamente, pero yo no tenía intenciones de ir a golpearlo, puesto que toda mi atención estaba fija en otra cosa, el panel de piedra en el que el maestro de piso estaba parado, hice un gran esfuerzo y lo levanté volteándolo hacia fuera de la arena, mi rival evidentemente se dio cuenta, pero no tenía hacia donde escapar, su única opción que saltar hacia atrás mientras la pesada placa de roca sólida le caía encima.

    Ese había sido mi movimiento final, mis fuerzas se habían agotado y me había desplomado sobre la Arena, mis costillas rotas se habían vuelto polvo por el esfuerzo desmedido y mi boca se llenaba de sangre, en estas condiciones no podría seguir peleando, por lo que el resultado del duelo dependía de cuánto tardara el amo del piso en volver a la Arena, me sentía cansado pero también en paz, la paz de una batalla que ha terminado, la misma paz que se desvaneció el ver el panel de roca resquebrajarse y ver cómo con dificultad el maestro de piso emergía entre los trozos de piedra.

    El pánico me llenaba, al parecer no tenía nada más que hacer, mis fuerzas estaban agotadas y mis trucos agotados, o eso parecía, tal vez me quedaba un pequeño truco, uno escondido en mi bolsillo que había reservado como celebración en caso de una posible victoria, un último truco que improvisadamente que vi obligado a usar como el último recurso del combate, una última acción que daría fin a la pelea, apuntar y disparar.

    -Boomburst está activa- el pequeño objeto se disparó provocando un fuerte y sorpresivo ruido que propagó la onda que confundiría los sentidos del amo del piso, haciéndolo caer antes poder volver a subirse al Arena de duelo.

    Tiré al suelo el ya vacío cono de cartón, mientras "Five Stars" se encontraba cubierto de confeti y aún intentado ponerse de pie, al parecer la pelea para él no había terminado, pero yo no compartía su espíritu, yo solo quería que el juez anunciara el final del encuentro para recibir tratamiento médico.

    (...)

    :109::109::109::109::109::109::109:

    LavaHunterLavaHunter bueno ha sido una larga pelea llena de contratiempos en los que no entraré en detalles (Perdón por eso), fue un poco más difícil de lo que pensé pero por lo menos me divertí haciéndola, ojalá les guste :fufu:
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 28 Nov 2016
  5. Autor
    LavaHunter

    LavaHunter With every rotation we move forward Moderador

    Registrado:
    21 Abr 2015
    Mensajes:
    1,091
    Temas:
    97
    Calificaciones:
    +309 / -3
    MarcheliMarcheli muy bueno! Me gustó mucho el final que le diste a la pelea, fue un uso bastante original de tu poder xD Además, lograste mantener cierto realismo a la vez que mantuviste clara la diferencia de poder entre ambos, y respetaste su personalidad y habilidades en todo momento. Respecto a la ortografía y eso, tu aporte está muy bien pero sigo notando faltas de puntuación y errores de dedo en varios lugares (ojo con el autocorrect :p). En cuanto a la narrativa, excelente, tu forma de escribir se hace muy fluida y fácil de leer, aunque quizá faltaron un poco más de descripciones.

    Obtienes 500.000J y avanzas al piso 210!
     

Compartir esta página