Misión C Koala|Juro Katsuki|Kumogakure.

Tema en 'Naruto World' iniciado por Alessandri, 29 Jun 2018.

Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas
  1. Autor
    Alessandri

    Alessandri There's no cure for being a cunt.

    Registrado:
    1 Jun 2018
    Mensajes:
    113
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +19
    Koala (C)

    Descripción de la misión: Por algún motivo que nadie puede explicar aún, un koala ha roto el “pacto silencioso” de los animales y ha entrado a Kumogakure. Es bastante ágil, agresivo y parece que está buscando algo, pero nadie sabe qué, el problema recae en que progresivamente se vuelve más y más violento y se acerca rápidamente al parque principal de la aldea, donde justamente se está llevando a cabo un evento benéfico. Debes evitar que llegue hasta allá.

    Objetivos:
    - Encontrar al koala y detenerlo.
    - Sacarlo de la aldea y regresarlo a su hábitat natural en el exterior.
    - Descubrir qué es lo que lo tiene tan alterado/qué es lo que está buscando. [Opcional]

    Datos Extra:
    - El koala, al igual que la mayoría de los animales que habitan en los alrededores de Kumogakure, es más alto de lo normal (150cm).
    - Se vuelve progresivamente más agresivo y aparentemente desesperado, se desconoce el motivo de esa actitud.
    - Debido a su tamaño, es relativamente peligroso, además de que sus garras son bastante afiladas, procede con cuidado.
     
  2. Autor
    Alessandri

    Alessandri There's no cure for being a cunt.

    Registrado:
    1 Jun 2018
    Mensajes:
    113
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +19
    Otro día y otra misión se venía por delante, una C nada menos. Juro no podía evitar sonreír para sí, agradecido con las autoridades por la oportunidad de probar sus talentos en una misión más avanzada, ello sin lugar a dudas traería gran honor a su familia. Hablando de los Katsuki, el núcleo parecía no muy interesado ni agradecido en demasía, más que una vaga palabra de felicitación en su brindis, el castaño no recibió congratulaciones.

    El chico se preparó para ir en búsqueda de la criatura que ocasionaba malestares, vistiéndose tranquilamente luego de un cuidadoso baño de tina. Salió de la casa sin más materiales que sus herramientas y Jutsu familiar, la gente de la mansión comunal despidiéndolo con más gestos perezosos que palabras. Una vez se encontraba camino hacia la plaza central, el joven recapituló.

    "Un koala gigante... quizá esté relacionado con el conejo de la primera misión, sin embargo..." el de lentes se llevó un dedo a la boca, apoyando una falange contra su labio inferior "Lo extraño es que habla ¿Se tratará de una invocación?". El Kumogakurense ponderó y ponderó hasta que finalmente llegó al área de reunión, puntual y a la espera del profesional que le daría los detalles más precisos de la misión, Katashi-san. Se trataba de un hombre fornido y de bastante edad, encargado de la paz ciudadana.

    -¿Juro? Un gusto- saludó el hombre, estrechando la mano del chico con firmeza. Correspondiendo al gesto, Katsuki sonrió y respondió.

    -El gusto es mío ¿Caminamos?- el viejo asintió y lideró el camino, comenzando su relato con respecto a la repentina invasión del mamífero.

    -Todo comenzó hace tres días, una mañana recibimos el grito de un robo en un puesto del mercado, creímos que perseguíamos a un muchacho con harapos pero...- el shinobi de sombra interrumpió con su voz calma.

    -¿Era el koala?- el civil asintió, prosiguiendo con su relato.

    -Sí, no sólo habla, sino que parece ser lo suficientemente inteligente para entender que su apariencia llama la atención- el caso parecía volverse más y más interesante, Katsuki conocía la fauna del área pero hasta donde habían registros esta era la primera vez que un animal se comportaba así -En fin, además de eso el animal tiene garras y es muy ágil, ya demasiado para nosotros, por eso los llamamos a ustedes- Juro sonrió y asintió de manera elocuente.

    -Hizo bien, pero hay algo que no entiendo... ¿Cómo sabe que el animal habla? ¿Dijo algo?- el viejo sacudió la cabeza y contestó.

    -No, bueno sí... pero bastante poco, hablaba como cavernícola la cosa esa- rememorando, el viejo Kumogakurense añadió -Dijo... "Dejen", "Tiempo".... y creo pero no estoy seguro que el nombre "Souta"- el ninja de sombras pudo rápidamente intuir que "Dejen" debía hacer referencia al contexto de la persecución ¿Pero tiempo y Souta? Esas dos palabras parecían demasiado aleatorias. Con la mayor cantidad de pistas con las que se podía contar, el muchacho deliberó.

    -Sea lo que sea ese koala ¿Robó comida, no?- el aldeano de la nube confirmó la aseveración asintiendo -Y si no sabe que pidieron ayuda shinobi, de seguro volverá a robar por más. Le sugiero mantener vigilia discreta en el mercado desde su apertura al cierre, si es inteligente como dice dudo que robe en el mismo lugar y hora, menos aún si ve mucha gente en guardia. Lo que es yo, estaré cerca y atento a cualquier llamada de auxilio- el chico confiaba en su rapidez, sabía que podía alcanzar a la criatura, pero antes tenía que encontrarla y pillarla con las garras en la masa, acorralarla y reducirla. El hombre estrechó la mano del shinobi en gesto de despedida y aseguró a Juro que se pondrían atentos en caso de cualquier cosa, el castaño sonrió en agradecimiento y pidió que le esperaran, tenía que hacer algo antes de comenzar con el patrullaje, sólo por si las dudas.

    Trotando, el muchacho del rayo se dirigió hacia la torre del kage y pidió para su misión un registro con todos los "Souta" en la aldea. Su intuición le decía que quienfuere esta persona, probablemente estaba involucrada en las intenciones del animal.
     
  3. Dee.

    Dee. You've forgotten about us.

    Registrado:
    8 Mar 2010
    Mensajes:
    1,155
    Temas:
    28
    Calificaciones:
    +390
  4. Autor
    Alessandri

    Alessandri There's no cure for being a cunt.

    Registrado:
    1 Jun 2018
    Mensajes:
    113
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +19
    Le tomó una hora de llenar formularios y pasar por distintas etapas burocráticas, pero el shinobi consiguió el documento que quería, una lista con alrededor de veinte personas de nombre "Souta". Cualquiera podría haberse decepcionado del gran número, pero se trataba de una aldea ninja, cualquier nombre estaba condenado a repetirse bastantes veces. Con el papel en mano, Juro se devolvió hacia la zona del mercado para comenzar con su labor de vigía.

    A lo largo de la mañana y comienzo de la tarde un par de hurtos fueron cometidos, pero ambos a manos de simples delincuentes comunes, los cuales Katsuki trató como dummies para la verdadera tarea. No fue hasta pasadas las tres de la tarde que una nueva alarma se disparó, a la cual sin perder un ápice de su diligencia, el ninja del rayo acudió ¿El perpetrador? A lo lejos podía dirimirse que se trataba de un ser bajo, cubierto de cabeza a pies por un harapiento kimono largo que sólo dejaba ver un par de redondeadas orejas.

    No tardó en presentarse la primera de las obstaculizaciones, la cantidad de gente que se encontraba comprando. El chico de lentes entrecerró los ojos y bajó la mirada, percatándose de que la altura y posición del sol permitía dirimir varias sombras conectadas. Mientras los hombres de seguridad ciudadana y el mismo koala luchaban contra la marea de compradores, el quinceañero hacía inmersión en las sombras de los civiles y navegaba su movimiento libremente desde ahí, aprovechando su combinación de Kage no Giso y Kage no Sanpo para transitar las conexiones entre las umbras.

    El jutsu de la mano de la velocidad increíble del joven le permitieron a este alcanzar al ágil koala, pero en vez de atacarlo prefirió apoderarse de la sombra animal y esperar desde ahí. Por su parte los civiles se quedaban más y más atrás, rindiéndose al ver que no sólo el koala volvía a alejarse de la multitud para perderse entre las edificaciones rocosas, sino que para colmo el Genin ya no estaba entre ellos. El shinobi pasaba a la fase 2, esperar el mejor momento para reducir al animal en solitario ¿Cuándo era eso? A la hora de la comida.

    Pasados cerca de tres minutos desde la persecución, el mamífero dejó de correr y descansó en la cima de una de las torres, depositando las frutas que acababa de hurtar sobre el firme piso. Juro tomó nota de que los movimientos del animal eran bastante humanos, por lo que decidió esperar un poco más para analizar la situación ¿En el peor de los casos? Perdía el tiempo antes de reducir al animal ¿En el mejor? Conseguía pistas con respecto a la naturaleza del ser. El animal se había sentado y comenzado a comer, refunfuñando con claro enojo.

    -Nnnghh nggghh maldito.... Mnngghh Souta maldito, tiempo..... Mmnnnggghh poco.... encontraré- el límite de tiempo de su Kage no Giso llegaba a su fin, y poco a poco el castaño emergió desde atrás del indefenso animal, cual levantándose de una charca de lodo negro. Aprovechando la guardia baja del animal, el shinobi céleremente tomó el cuello de su víctima en una llave de X, usando una palma para afirmar la peluda nuca del koala mientras que su otra mano apoyaba el filo del kunai que sostenía contra la yugular del peludo ser.

    -Tranquilo, colabora y no tendré que reportar la misión con un cadáver- susurró el joven con su profunda voz, sonando amenazante. El koala se petrificó, comprobando las sospechas que tenía el chico, un animal normal habría combatido pero este entendía la seriedad de la situación -Levanta las manos si entiendes lo que digo- ordenó el ninja de Kumogakure, a lo que el koala lentamente acató -Perfecto, no preguntaré por qué robas, es obvio que necesitas subsistir ¿Pero por qué estás en la aldea?- el koala comenzó a gruñir, a lo que el ninja apretó el filo de su arma aún más contra el cuello del animal. A regañadientes, el mamífero habló.

    -Souta... matar- el ninja del rayo entonces refraseó las palabras sueltas del raro espécimen, ligeramente soltando el agarre por reflejo.

    -¿Quieres.... matar a Souta?- aprovechando la baja en la guardia de su captor, el koala rápidamente afirmó el brazo del genin, hincando sus garras en este. Juro cerró un ojo por el dolor, soportando el agudo dolor pero soltando el kunai sin querer. El animal intentó zafarse fuera del agarre de Juro, pero la gran fuerza de este no sólo le impedía conseguirlo, sino que encima mantenía las mismas patas delanteras del animal contra su tórax.

    El enorme monstruo comenzó a patalear, a lo que Katsuki respondió azotándolo contra el piso, presionándolo contra la dura superficie antes de ejecutar su jutsu.

    -¡Himitsu no Te!- varias manos de negrura absoluta comenzaron a surgir desde el la sombra del mismo animal, restringiendo los movimientos de este. Forzando su brazo ensangrentado fuera de la merced de la criatura, un agitado Juro entonces ordenó -Muy bien, tranquilízate y empieza a contarme qué es lo que ocurre-
     
  5. Dee.

    Dee. You've forgotten about us.

    Registrado:
    8 Mar 2010
    Mensajes:
    1,155
    Temas:
    28
    Calificaciones:
    +390
  6. Autor
    Alessandri

    Alessandri There's no cure for being a cunt.

    Registrado:
    1 Jun 2018
    Mensajes:
    113
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +19
    Completamente apresada, la criatura pataleaba hasta que poco a poco su frenesí comenzaba a bajar. El mamífero dejó de gruñir y empezó a respirar ondo, recobrando la calma paso a paso. Juro se sostenía el antebrazo, tapando la herida sangrante antes de que el animal le dirigiese una pregunta.

    -¿Tú... no.... conoce.... Souta?- el castaño negó con la cabeza y se hincó, posicionándose lo más simétrico que podía para mantener contacto visual con la criatura.

    -No... ¿Tú eres una invocación? ¿Un ninja transformado?- interrogó el joven del rayo, procurando calma en su voz -Confiesa, no tienes nada que perder a estas alturas- a regañadientes, el animal apretó sus puños y soltó.

    -Souta... hizo.... yo... humana- el shinobi Kumogakurense abrió completamente los ojos, luego los volvió a su entrecerrada normalidad y continuó.

    -¿Cómo? ¿Qué hizo?- la criatura comenzó a retorcerse, mostrando una jaqueca como su luchase contra sí misma internamente.

    -Souta... Yamanaka... yo..... Keiko.... Jutsu...- Souta Yamanaka, el nombre le parecía familiar al Katsuki. Inmediatamente comenzó a repasar la lista de registrados a la aldea que se le había facilitado, encontrando en esta el nombre ahora musitado. Lamentablemente no estaba el nombre "Keiko", tendría que volver a la torre del Kage para poder adquirir más información con respecto a la persona recién citada -No.... tiempo..... chakra.... acaba- comenzó a quejarse el animal, estirando un brazo arrastrosamente en dirección al parque -Mañana.... él..... ahí.....- el adolescente rememoró, el día siguiente iba a haber un evento de caridad en el parque, festejo al que asistirían personalidades de apellidos bastante reconocibles. Poniendo ambas piezas juntas, el joven soltó una hipótesis.

    -Entonces... ¿Quieres matar a Souta porque te hizo... esto?- la adolorida bestia asintió, gruñendo mientras comenzaba a tironear de los brazos de sombra -¿Lo que querías hacer era verlo mañana en el evento del parque?- la criatura tomó un tiempo pero volvió a asintir. Sorpresivamente para el koala, al momento en que dijo esto el Himitsu no Te se desactivó, dejándolo libre. El pequeño monstruo se levantó pesadamente, Katsuki entendía que si continuaba con la interrogación la bestia volvería al frenesí, parecía que lo de hablar le requería demasiado esfuerzo -Muy bien, voy a reportar lo que dijiste, pero prométeme que no intentarás matar a Souta. Lo que sea que haya hecho tiene arreglo, no necesitas ir a la cárcel o morir por ello- el animal bajó la mirada y se dio la vuelta para marcharse, pero antes de irse murmuró una simple palabra.

    -Sígueme...-


    Al siguiente día un grupo de imponentes shinobi Kumogakurenses acompañaba al Genin, todos apostados en el parque una hora antes de que comenzase el evento. Al encuentro del grupo ninja llegó nada menos que el koala, quien agitado se sostenía la cabeza. Agradecido, Juro asintió y sonrió al animal.

    -Gracias, Keiko- el animal negó con la cabeza y simplemente respondió.

    -Muerte... piadosa.... Souta.... pudrir en cárcel- cual invocado por la mención de su nombre, uno de los Chuunin avistó al extranjero arrivar al parque y gesticuló a un par de ninja para que fueren a detenerlo. El koala gruñó, luchando por contener sus instintos agresivos hacia el noble, pero Katsuki dispuso una mano sobre su peludo hombro y sacudió la cabeza.

    -Guarda tu chakra Keiko, si quieres que él se pudra en la cárcel, necesitamos que todavía estés ahí dentro- el animal asintió, presenciando cómo detenían al confundido primo en medio de su llegada al bien ornamentado parque del rayo.

    Todo había sido aclarado el día anterior, específicamente en el momento en que el koala guió a Juro hacia un lugar escondido en uno de los bosques a las afueras de la aldea. Entre matorrales y pasto había un parche de tierra, y bajo este parche, el cadáver de una mujer a la que se identificó como Keiko Yamanaka, mujer que según los registros había llegado a la aldea junto con Souta hacia varios días atrás. No fue difícil identificar que la naturaleza de la muerte fue un asesinato, por el cual el animal culpaba a Souta.

    ¿Cómo había pasado esto? ¿Por qué si Keiko estaba muerta de repente podía manifestarse a través de un animal? Las autoridades interrogaron a la criatura, quien sin flaquear respondía preguntas que sólo la verdadera Keiko podría haber respondido. Todo tenía que ver con el asesinato, o al menos con las circunstancias de este. Una vez concluído interrogando a los Yamanaka, el profesional de inteligencia del rayo deliberó.

    -Estaban de caza, Souta Yamanaka instó a su prima a usar el Jutsu de transferencia de mente contra un animal. Aprovechando la vulnerabilidad de ella, hirió su cuerpo de muerte por una trifulca que tenían sus padres o algo así. Aparentemente el tipo no contó con que las reservas de Chakra de su prima le iban a permitir permanecer en el cuerpo del animal por mucho más de un día- otro shinobi del rayo soltó un cumplido.

    -Hay que ver a los límites que puede empujar a uno el rencor, esa chica trató de ejercer el menor control posible en la criatura con el fin de no malgastar chakra, llegar al día del evento y matar a su asesino- Katsuki, a quien se le permitió la presencia dada su relación con el caso, escuchó con atención antes de inquirir.

    -¿Se paseaba por la villa en caso de encontrarlo antes?- el Chuunin asintió y respondió.

    -Probablemente, no lo dijo expresamente pero uno puede inferir eso- el ninja de sombras entonces añadió una última pregunta que lo acomplejaba.

    -Pero... ¿Por qué no acudir a nosotros? Si ella hubiese dicho....- el interrogador negó con la cabeza y rió suavemente antes de responder con su grave y severa voz.

    -Mocoso... siendo un ninja deberías entender mejor que nadie ¿Si te quitaran lo más preciado de tu vida, te quedarías de brazos cruzados a esperar que otros hagan justicia? Lo que ella vio no fue la oportunidad de hacer justicia, sino de vengar su honor... son cosas muy distintas- el novato bajó la mirada, no pudiendo entender muy bien ello, al menos no todavía -Lo que me sorprende es que haya querido colaborar al final, supongo que le sirvió compartir su pena aunque fuere con un extraño-

    Una vez concluída la investigación y Souta fue puesto en proceso con respecto al asesinato de su prima, Juro decidió pasar el resto del día con Keiko, apenas conversando mientras que el Chakra de la mujer se agotaba poco a poco. Aquellas últimas palabras fueron tan vagas, simples preguntas con respecto a sus respectivas vidas, sus gustos, jamás tocando el tema de la muerte de la joven. Aquél diálogo quedó marcado en la mente del chico, quien mientras devolvía al dócil animal a su hábitat, evocaba con solemnidad en ecos dentro de su cabeza aquella última conversación con el fantasma de Keiko Yamanaka.


    FIN.
     
  7. Bishamon

    Bishamon Can you feel the rhythm? Running, running! Moderador

    Registrado:
    12 May 2008
    Mensajes:
    4,514
    Temas:
    236
    Calificaciones:
    +2,277
    Tu misión me ha sorprendido por la trama que has propuesto. Ya con NG pude constatar que esto de crear plots, explicarlos y plasmarlos de modo que sea fácil comprenderlo y entretenido, se te da bastante bien. Sobre la misión en sí solo tengo dos observaciones que hacer porque de resto estuvo 'impecable':

    Primero, aunque sea rango C y no precisamente deba tener una peligrosidad marcada por combates, se supone que para un genin que apenas inicia debería resultarle un poco más difícil solucionar estos encargos porque para el nivel, estas misiones son 'las más complejas'. Sé que el enunciado no proponía un peligro más allá del mismo koala y su actitud, pero por ej. Quizás su búsqueda, su captura, el convencerle... debió ser un poquito más complejo, pues esto cabe perfectamente en un rango D por la simpleza con la que tu personaje pudo atraparle y hacerle cambiar de postura para colaborar contigo. Aparte de que no hubo daños importantes más allá de robos simples.

    Segundo, decir ninjas del Rayo está bien, pero a veces usaste ese calificativo para referirte a cosas más relacionadas a Kumogakure y en español Kumo significa Nube. Rayo es el país donde está Kumo y no se debe asumir que el mismo es sinónimo de la aldea.

    No bajaré el rango porque realmente la corrección llega muy tarde, disculpa por eso pero imagino que comprendrás las razones. Te toca paga máxima y espero que sigas participando en el rol.

    250 Ryos, 4 PRs.
    Para Kumo: 0,5 PP.

    AlessandriAlessandri
     
Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas

Compartir esta página

Cargando...