1. Arreglado el problema de la barra lateral en Chrome
    Ya se puede dar click en los enlaces :D
    Descartar aviso

Los clásicos: El señor de las moscas

Tema en 'Comics' iniciado por Soichiro, 9 Jul 2017.

  1. Autor
    Soichiro

    Soichiro Yukino's boyfriend

    Registrado:
    11 Dic 2005
    Mensajes:
    5,609
    Temas:
    1,218
    Calificaciones:
    +476
    LOS CLÁSICOS

    EL SEÑOR DE LAS MOSCAS

    [​IMG]

    Título original: Le roi des mouches.
    Dibujo: Mezzo.
    Guion: Pirus.
    Primera edición: Albin Michel (Francia, 2005).

    En una pequeña ciudad, posiblemente al este de Francia, una docena de personajes de diversas edades mezclan el vacío de sus vidas con neurosis familiares, trabajos sin futuro, secretos mal guardados, diversiones sin sentido y adicciones de todo tipo. El trasfondo suburbano, como las evoluciones de los personajes, es de una terrible banalidad: centros comerciales, zonas residenciales, cafeterías asépticas, consultorios médicos e interiores tan anónimos que resultan inhumanos. En este mundo de psicosis, carcomido por la falta de comunicación, ¿cómo podrían los encuentros ser algo más que enfrentamientos violentos o sexuales?

    El señor de las moscas, que es también el apodo de uno de los personajes, actúa como una especie de coro narrativo. Los capítulos son desplegados desde la perspectiva de cada uno de los narradores, convirtiéndose finalmente en un vasto relato con numerosas ramificaciones, en el que todos los personajes acaban relacionándose. La subjetividad de cada capítulo permite realzar algunos detalles significativos, y ocultar otros.

    El señor de las moscas es un auténtico logro narrativo. La intensa toxicidad de los personajes y la sofocante naturaleza de su universo suburbano, que recuerda los suburbios estadounidenses, remite al Twin Peaks de David Lynch y a las historias artificialmente distantes de Brett Easton Ellis. Las increíbles ilustraciones de Mezzo ofrecen el contrapunto perfecto a la enfermiza identidad de los personajes. Este panorama de terror cotidiano presenta un tono obsesivo, oscuro, gélido y emocionante. "Poseído" sería quizá el término ideal.
     

Compartir esta página

Cargando...