+18 Original Fic !Mi gata me hizo pasiva! -FINAL-

Tema en 'Fanfics y Roles Yuri' iniciado por I-AM-WOLFIE, 5 Jun 2018.

  1. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE O-O¬¬ ¿Quién es la que anda ahí? Jajaja

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,803
    Temas:
    97
    Calificaciones:
    +807

    [​IMG]


    Aziuli era una joven de diecinueve años, amigable, soñadora, llena de alegría, educada, amable, gustosa de ir a la piscina, hacer ejercicio y las revistas en general, era la chica perfecta para cualquier hombre, así como la amiga perfecta con la cual contar, no por nada era una de las jóvenes más famosas de la universidad a la que asistía. Si había algo malo, por así decirlo, en Aziuli, era su amor por su gatita Moka, una gata con pelaje mestizo en tonos blancos, negros y amarillos, de brillantes ojos azules, una gata pequeña que su madre le regaló unos meses atrás, cuando apenas era una minina de un mes de nacida, desde que la vio, quedó enamorada de su mascota, la cual, le ocupaba día y noche su pensamiento, al punto de terminar con su novio por qué a él le molestaba que a veces no salían por qué le preocupaba quien cuidaría de Moka en su apartamento e incluso se negó a tener su primera vez, por qué no se atrevía a que su gatita los observara. Para sorpresa de sus amigas, ella parecía no verse afectada, hasta le alegraba haber terminado con su relación de cinco años, ya que tenía más tiempo para su gatita.


    - Aziuli, no tienes remedio, Johann era guapísimo y se portaba a todo dar contigo. -

    - Lo era, pero eso de que estuviera insistiendo con tener relaciones y que le dijera peste a Moka fue el colmo, mejor sola que mal acompañada. -

    - Esa gata está absorbiendo tu vida, ya ni sales tanto con nosotras. -

    - ¿Cómo quieres que salga? ¿Y quién va a cuidar de ella? -

    - Olvídenlo chicas, Aziuli está enamorada de su gata, capaz de que luego se casará con ella y llenará su casa de gatos como si fuese una loca. -


    - Nunca, Moka es única, no necesito más gatos.
    - Sonrió la joven mientras guardaba sus cosas en la mochila. - Por cierto, no se olviden chicas, once de Agosto ¿Saben lo que significa? -

    - Las perseidas, cada año nos los recuerdas. -


    - ¿Vamos a ir al mirador como todos los años? Mi novio llevará cerveza. -

    - Lo siento, esta noche tengo planes. -

    - Adivino, los vas a ver con tu gata ¿Cierto? -


    - ¿Cómo lo sabes? -


    - ¿Cómo lo sabré? -
    Dijo la amiga rotando sus ojos mientras las demás se reían.


    Llegó la noche y Aziuli estaba en el balcón de su apartamento, mirando el cielo estrellado, con su amada gatita Moka en sus brazos, a la cual envolvía con una toalla por el frío que hacía en el exterior. No había noche más perfecta para la joven que ese instante, esperando la lluvia de estrellas fugaces con su mascota.


    - Ay Moka, sí tan sólo entendieran las chicas cuanto te quiero, no necesito a nadie más, sólo tú me entiendes ¿Verdad? -
    Sonreía la chica moviendo la pata de la gata quien le miraba fijamente. - no necesito un novio, por qué tú eres mi novia, mi querida Moka. -


    La joven miró al cielo estrellado, viendo como las primeras estrellas fugaces empezaban a caer, disfrutando de ese evento que le gustaba contemplar desde que era niña. Con su corazón levantado al firmamento, Aziuli decidió hacer algo que no había hecho desde hacía años, pedir un deseo.


    - Desearía que pudieras hablar, Moka, quisiera que pudieras hablar y no separarnos nunca, por qué eres mi pareja perfecta. -



    Una luz iluminó el cuarto de Aziuli, cegándola por un instante, parpadeó rápidamente, notando que algo estaba en sus brazos que era más pesado que su gata, pero no bastante como para ser incomodo, cuando la luz se difuminó, la joven quedó sorprendida, ya que en sus brazos estaba una hermosa adolescente rubia de ojos azules, con un atuendo gótico que dejaba ver un cuerpo muy bien proporcionado, pero lo más llamativo, eran sus orejas y cola negras. Esa chica le miró furiosa de repente, empujándola para bajarse de ella y tirarla al suelo.

    [​IMG]

    - ¿Moka? ¿Tú eres mi Moka? -

    - Humana estúpida ¿Qué esperas? -


    - ¿Espero? -


    - Qué esperas para darme de comer, tengo mucha hambre, no salgas con tu whiskas pendejo, quiero un filete de pescado. -


    - Mi… Moka ¿Eres tú? -


    - ¿Qué esperas, pendeja? ¿Crees que un gato se alimenta solo? Mueve el culo y cocíname mi filete ¡YA!
    - Gritó la rubia haciendo que la chica corriera a la cocina sin saber que estaba pasando.


    Pronto, Aziuli entendería que a veces, los sueños podían ser pesadillas.




    Y así empieza este fic de capítulos cortos de la linda Aziuli Xd y Moka, su gata egoísta, malhablada, vulgar, floja, mandona y rezongona (cómo todo gato XD), que le hará ver a su dueña que tener una gata como novia no tiene nada de bonito. Aquí un poco más del arte de esta gata loca.


    [​IMG]
    [​IMG]
    [​IMG] [​IMG]
     
  2. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    10,058
    Temas:
    454
    Calificaciones:
    +1,806
    LOL Te dije que vendría a ver jajaja. Esto me recuerda a mi Bebé hermosa luz de mis ojos que me muerde y me exige cosas pero, ay, cómo la quiero xD

    Aziuli se ha metido en una cosa muy problemática.
     
  3. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE O-O¬¬ ¿Quién es la que anda ahí? Jajaja

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,803
    Temas:
    97
    Calificaciones:
    +807
    Por lo menos tu bebé no te insulta XD

    Enviado desde mi Moto C Plus mediante Tapatalk
     
  4. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE O-O¬¬ ¿Quién es la que anda ahí? Jajaja

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,803
    Temas:
    97
    Calificaciones:
    +807
    :3 Cómo tenía ratito libre, x3 un cortito más.



    Miau 2




    La gata convertida en una humana, se sentaba en el sofá, cruzando sus piernas, mientras Aziuli le servía su cena. Al intentar sentarse al lado de ella, sintió un pie sobre su trasero, mirando que le pertenecía a Moka.


    - ¡Quítate pendeja! -
    Dijo la gata empujando con su pie a su dueña, mandándola al suelo. - No me gusta que estés cerca de mí mientras como. -

    - ¿En verdad eres Moka? Mi querida Moka nunca me haría eso. -


    - “Mi querida Moka no haría eso” ¡Cállate! Sí, soy Moka, tu novia, sepa lo que signifique que es eso. -


    - ¿Pero qué te paso? ¿Por qué te ves así? -


    - ¿Así? -


    - ¿No lo notas? -
    Preguntó Aziuli mientras la gata empezaba a comer sujetando el filete con sus manos. - ¡No, Moka, no puedes comer así! -

    - ¿Mmm? ¿Womer así? -


    - ¡Mirate!
    - Exclamó la dueña mostrándole en el reflejo de su celular su apariencia.

    - ¡PUTA MADRE! ¿Y mi pelaje? ¿Por qué estoy sin pelo? -


    - ¿Eso te preocupa? ¡Eres una chica! -


    - ¿Y mis pezones? ¿Dónde están mis demás pezones?
    - Preguntaba la gata levantando su blusa enseñando sus grandes pechos a la joven que estaba asombrada.

    - ¡Tápate, no vayan a verte por la ventana! -


    - ¿Qué mierda me hiciste, humana? -


    - ¡Yo no hice nada, de repente, te convertiste así! -


    - Mmm… Bueno, ya que, dejó de importarme. -
    Dijo la gata encogiendo sus hombros, para seguir comiendo, sorprendiendo a Aziuli por su despreocupación.

    - Moka… No puedo creerlo, esto parece un sueño. -



    La joven no dejaba de ver a esa rubia, aún no creía que fuese su querida gatita, pero, el aroma a chicle que tenía de su shampoo así como el listón que le ponía en su oreja estaba presente. Aziuli empezó a acariciarle las orejas, el cabello, la piel, mientras la gata se erizaba del coraje por ser tocada, lanzándole una patada a la dueña que la lanzó hasta el otro sofá.


    - ¡Qué no me gusta que estés cerca mientras como! -


    - ¡En verdad, eres mi Moka!
    - Dijo la chica mientras la gata lamía sus dedos al terminar de comer el filete de pescado y le miraba con desdén.

    - Pendeja, claro que lo soy. -


    - Pero ¿Cómo? -


    - ¿Qué importa? No es como si cambien mucho las cosas ¿Tú me adoras o no? -


    - Claro que te adoro, eres mi Moka, pero, ahora eres una chica. -


    - Chica tu culo, soy un gato. -
    Habló Moka estirándose en el sofá, parando su trasero como lo haría un gato. - creo que tendremos que aclarar unas cosas desde ahora que puedes entenderme. -

    - ¿Unas cosas? -


    - Número uno, déjate de tus putas croquetas, quiero pescado, pollo, carne, todos los días ¿Entendido? -


    - ¿Qué? No puedo, Moka, mis papás no me mandan tanto para comer carnes todos los días y mi beca no me rendiría. -


    - ¿Disculpa? ¿Pedí tu opinión? O como pescado, pollo y carne diario, o me largo de aquí. -


    - ¡No, no te vayas!
    - Gritó la chica arrodillándose ante su gata suplicando. - Ya veré como le hago para darte lo que quieres, pero no te vayas, eres mi Moka. -

    - Así es, humana, ya vas entendiendo esto, número dos, dormiré en la cama. -

    - Pero. -

    - ¿Algún problema? -


    - Bueno, antes no te dejaba por qué te gustaba arañar las almohadas, pero… No tienes garras ¿O si?-
    Preguntó Aziuli tomándole la mano a Moka, haciendo que frunciera su ceja y le soltará un rasguño sobre los pechos.

    - ¡No me toques, puerca! -


    - ¡Auch, Moka, me rasguñaste los pechos!-


    - ¿Quién te dio permiso de tocarme, marrana? Número tres, nada de tocarme cuando yo no quiera recibir mimos, sólo yo decido cuando puedes acariciarme. -


    - ¿Por qué eres así conmigo, Moka? Te portabas tan linda hace unos minutos. -


    - ¿Linda? ¿Acaso eres estúpida? Los gatos nunca somos lindos, ustedes son una raza inferior que sólo sirven para cumplir nuestros caprichos, es la ley de la naturaleza.
    - Contestó Moka dándole un dedazo en la frente a Aziuli antes de pararse. - Bien, hora de dormir, deja me quito estas pendejadas que traigo en el cuerpo. -


    La gata caminó hasta la cama y se quitó la ropa quedando sólo con unas pantaletas, haciendo que Aziuli reaccionara y corriera hasta su closet, buscando algo que ponerse, poniéndose roja al ver un babydoll negro que su novio le insistió en probarse, pero era demasiado pequeño para ella, no obstante, parecía ser que le quedaría a Moka, así que decidió acercarse con cuidado a su gata.


    - Moka, no puedes dormir desnuda, ten, ponte esto. -


    - ¿Desnuda? Pero si siempre anduve desnuda. -


    - Pero ya no eres una gatita, eres una chica, no quiero que te miren por la ventana con lo linda que te ves. -


    - Cierto, no me gustaría que algún gato se alborote conmigo, no tengo ganas de que me cojan cuando apenas entro a la adolescencia gatuna.
    - Respondió la gata parándose frente a Aziuli. - ¿Qué esperas, pendeja? Pónmela. -

    - Listo… -


    - Bien, es hora de dormir. -



    Moka se acostó en la cama tras gatear y darle vueltas un poco, Aziuli no sabía que pensar sobre la situación, quizá era un sueño o sólo era algo temporal, quizá mañana volvería todo como antes. La joven se acostó en la cama al lado de la gata, quien le miró por su hombro con los ojos fruncidos, se dio la vuelta y con sus dos pies, empujó a la dueña afuera de la cama.


    - ¡QUIEN TE DIO PERMISO DE ACOSTARME A MI LADO! -


    - Pero Moka, es mi cama. -
    Lloraba la chica por el tremendo golpe en el trasero que había recibido al caer al piso.

    - ¡Mi casa, mi cama, mis reglas! ¡Tú duermes en el piso! -


    - Pero… Pero… -

    - ¿Me estás desobedeciendo, humana? - Preguntó la gata mostrando una cara amenazante, mientras Aziuli sonaba su nariz llorando.

    - No, perdóname Moka. -


    - Más te vale que no vuelvas a subirte a mi cama sin mi permiso. -



    La gata se hizo bolita para dormir, mientras Moka bajaba una cobija y una almohada para dormir en el piso, llorando aún por el golpe. Era una situación muy extraña la que pasaba, pero, no dejaba de ser su amada gatita Moka, aunque no entendía por qué se comportaba tan arisca, fue cuando recordó lo que dijo ella ¡Adolescencia gatuna! Aziuli abrazó la almohada y sonrió pensando que era sólo eso, su gatita estaba en la pubertad y por eso era algo rebelde, con el pasar del tiempo, volvería a ser una gatita bien portada. Pobre, no sabía que estaba muy equivocada, un gato siempre sería caprichoso, sin importar la edad.




    uwur Lo que hace el amor por su gata KissuKissu
     
  5. Tomie

    Tomie Jester

    Registrado:
    16 Ago 2014
    Mensajes:
    893
    Temas:
    10
    Calificaciones:
    +483
    Me pareció muy gracioso tu fic, creo que si los gatos tomaran forma humana serían tal y como tu los describes jaja ellos son los que mandan en casa pobre Aziulí, por cierto que bonitas ilustraciones de Moka ¿Las hiciste tu?
    Un saludo.
     
  6. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE O-O¬¬ ¿Quién es la que anda ahí? Jajaja

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,803
    Temas:
    97
    Calificaciones:
    +807
    No las hice yo, es de un dibujante de Pixiv, luego pondré el enlace para darle el mérito. Es una comedia con humor picante y negro, :3 todo surgió por una plática entre KissuKissu y yo, sobre una personaje que tiene ojos de gato y mirada de gato y es buena chica y me dijo que eso no existe, que no hay gatos buenos Xd así que eso me inspiró a esta historia.

    Enviado desde mi Moto C Plus mediante Tapatalk
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE O-O¬¬ ¿Quién es la que anda ahí? Jajaja

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,803
    Temas:
    97
    Calificaciones:
    +807
    :3 Sigamos


    Miau 3





    Aziuli despertó sintiendo algo pesado sobre ella, al abrir los ojos bien, pudo notar que Moka dormía sobre su cuerpo, cosa que le provocó mucha alegría y ternura, aunque ahora era una linda chica malhumorada, no dejaba de ser su linda gatita, que dormía sobre ella como lo solía hacer siempre. La joven acarició el cabello de Moka y su mejilla, despertándola, la gata no dijo nada, se bajó del cuerpo de su dueña y se puso boca arriba en la cobija, separando sus piernas y empuñando sus manos.


    - Acaríciame. -


    - ¿En serio puedo? -


    - Es una orden. -
    Dijo la gata mirando fijamente a Aziuli, quien tardó en reaccionar en que ya no era una felina, sino, una chica, estaría acariciando a una chica. - ¿Qué esperas, pendeja? Quiero mimos. -

    - Pero… -


    - ¡Hazlo! -



    Aziuli empezó a acariciar los brazos y vientre de Moka lentamente, recordó que, si un gato te ofrecía su vientre para acariciarlo, era por qué sentía confianza hacía ti, por lo que ese actuar de Moka le demostraba que no dejaba de ser su cariñosa gatita. A pesar del lindo momento, la joven no dejaba de ponerse roja, la piel de Moka era muy suave y su rostro se enrojecía y soltaba unos suaves suspiros que empezaban a ponerla nerviosa.


    - Moka, tengo que ir a clases, no salgas de la casa y pórtate bien ¿Si? -


    - ¿Crees que voy a salir a algún lado? Ni loca, no quiero que algún puto gato se me acerque y quiera cogerme.
    - Dijo la gata moviendo sus orejas y cola mientras era acariciada. - ¿Sabes lo doloroso que es que te coja un gato? -

    - Claro que no, no soy un gato como tú, pero… Moka, ningún gato se te ha acercado, no he dejado que lo haga ¿Cómo sabes si duele? -


    - Lo vi en el porno. -


    - ¿Porno? -


    - Mejor dicho, tu veías porno, mujer puerca, como esos vídeos que veías en la televisión de leones cogiendo, la pobre leona lloraba del dolor. -


    - ¡Eso no es porno, es un documental sobre la reproducción de los grandes felinos en peligro de extinción! -


    - ¿Documental? Grabar a los gatos teniendo intimidad es de gente enferma como tú ¿Te gustaría que te graben cogiendo y lo pasen por televisión? -


    - ¡Claro que no! ¿Pero qué tiene que ver que hayas visto eso? -


    - Ahí vi que el pene de los gatos tiene como púas que se aferran a la vagina de la gata. -


    - Así es, es para asegurar que se aferre. -

    - ¿Crees que quiero que me metan algo así por mi concha? ¡Ni loca! No voy a dejar que un gato cochino y pulgoso me desgarre la vagina por andar de caliente. -

    - Bueno, con ese cuerpo, tampoco te pasaría nada, tienes cuerpo de chica, un gato no podría tocarte. -
    Dijo Aziuli haciendo que la gata se levantara como resorte.

    - Es cierto… Entonces, puedo salir a la calle tranquila. -


    - ¡No, no puedes salir! -


    - ¿Por qué mierdas no? Tú lo dijiste, ni un gato puede cogerme, con este cuerpo, ni tengo que temerles a los perros ¡Soy poderosa! -


    - ¡Pero eres una chica y muy bonita! Los hombres podrían estar detrás de ti y más con las ropas que usas. -

    - ¿Los hombres? -

    - Sí… Cómo te lo explico ¡Ya sé! Son como los gatos, pero más grandes que nosotras y también quieren tener relaciones contigo. -


    - ¿Cómo sabré quiénes son? Nunca he visto uno. -


    - Es cierto, sólo conoces a mis amigas… Mmm… Mira. -
    Dijo la chica buscando su celular para mostrarle fotos. - estos son hombres, no puedes salir sola por qué no te podrías cuidar de ellos. -

    - Mmm… Pensé que darían miedo, pero, no parecen nada peligrosos…. ¿Y también su pene tiene espinas? -


    - ¡No! No tienen espinas. -


    - ¿Cómo lo sabes? ¿Has visto alguno? -


    - Sólo en libros…
    - Contestó la virgen poniéndose algo roja por la pregunta, mientras Moka le miraba molesta.

    - Enséñame uno. -


    - ¿Qué? -


    - ¡En esa pantalla chica, enséñame un pene de hombre! -


    - ¡CLARO QUE NO! -


    - ¡Enséñame un pene humano o saldré a buscar un hombre para que me lo enseñe! -


    - ¡No! No hagas eso, está bien… -
    Respondió Aziuli tecleando con nervios en el buscador, Moka se le pegó y ambas se pusieron rojas al ver las fotos.

    - ¡PUTA MADRE! ¿QUÉ CLASE DE MUJERES ENFERMAS SON? -


    - ¿Qué? Si tu querías verlo. -


    - ¡No es por eso! ¡Una mierda me dejo meter algo así de grande aquí!
    - Gritó Moka tocando su braga. - ¡Esos hombres son más peligrosos que los gatos! Un gato te desgarra la concha, pero él de esas bestias te desbarata, capaz de que me perfora el intestino. -

    - No creo que se pueda hacer eso. -


    - ¡Tú que vas a saber pendeja, si dijiste que no te han cogido! Espera… ¡ES ESO! ¿VERDAD? No te han cogido por qué tienes miedo de que te perforen el intestino también. -


    - ¡No me han cogido por eso! Digo, no, no he tenido relaciones, pero no es por eso, es por ti. -


    - ¿Por mí? -


    - Es que, no quería tener relaciones estando tú en la casa, no quería que me vieras hacer algo así. -
    Contestó Aziuli algo apenada, haciendo que, por un instante, Moka pusiera una cara tranquila.

    - Oh…Bueno, al menos sé que tienes un poquito de pudor, serás una cerda que le gusta agarrarle el culo y acariciarme, pero mínimo no eres una descarada para querer que te vea coger. -


    - ¿Podrías dejar de decir que soy una cerda? Yo nunca te he tratado mal, mi linda Moka. -


    - No… Tengo hambre. -


    - ¿Qué? Pero si es muy temprano. -


    - Quiero pollo, ahora. -


    - Pero… -


    - Y al pollo le pones más pollo, es una orden. -
    Dijo la gata subiéndose a la cama y metiéndose a la sabana para hacerse bolita. - me despiertas cuando esté listo. -


    Aziuli suspiró por tener que cocinar tan temprano, pero, estaba contenta de que Moka parecía estar tranquila, al menos no la había golpeado, hasta le permitió acariciarla, eso significaba que tal vez, Moka era una gatita bipolar ¿Existirán psicólogos para gatos? Pensó la joven mientras iba a la cocina. no sabía que su gata estaba pensativa por la plática que habían tenido.


    - Gatos, hombres, ambos son seres enfermos… Al carajo, no es como si los ocupara. -
    Pensó Moka mientras se iba durmiendo lentamente. - Sólo… Necesito a mi humana, no necesito a nadie más. -




    :d Pues al menos Moka le estima, parece. XD
     
  8. Nachos con queso

    Nachos con queso

    Registrado:
    27 Mar 2010
    Mensajes:
    1,139
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +3
    awwwwww que ternura!!!
    pobre aziuli!, no sabe lo que le espera cuando su gatita entre en celo
    no la dejara dormir xDDD
    se que si mi gata hablara me diria que me odia xDDD muy buen fic!! debes continuarlo pliiis
     
  9. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    10,058
    Temas:
    454
    Calificaciones:
    +1,806
    Jajaja, bueeeeno, hay gatos viejitos que sí son buena onda.


    Como en South Park xDDD


    Por eso di sí a la esterilización jaja, así te quitas de todos esos problemas :3
     
  10. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE O-O¬¬ ¿Quién es la que anda ahí? Jajaja

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,803
    Temas:
    97
    Calificaciones:
    +807
    Miau 4


    Una noche, Aziuli salía del baño, se secó su cuerpo frente al espejo, para luego, voltear a ver a Moka, quien estaba recostada en el suelo de la sala, con un libro de colorear que le había comprado su dueña para enseñarla poco a poco a escribir, siendo básico aprender a sostener el lápiz. Aziuli le encantaba ver como sacaba su lengua y parecía disfrutar de rayar los dibujos, moviendo sus orejas y cola, era como una niña, siempre y cuando no empezara a insultarle o pegarle.


    - ¿Te diviertes? -


    - ¡Esto es divertido! -
    Hablaba Moka con su lengua de fuera rayando sin respetar las líneas. - ¡Podría hacerlo todo el día! -

    - Me alegra eso… Moka, quítate tu ropa, calenté el agua para que te bañes. -


    - ¿Baño? ¿Estás pendeja? No quiero bañarme.
    - Dijo la gata mirando molesta a Aziuli por sus hombros. - no me gusta bañarme. -

    - Pero siempre te baño con tu shampoo de chicle. -

    - No me gusta, no quiero meterme al agua. -

    - Pero necesitas bañarte, ahora eres una chica, no puedes descuidar de tu higiene. -


    - Una mierda me baño, me convenciste de limpiarme la cola con papel, pero no me convencerás de bañarme, los gatos no necesitan bañarse. -


    - Te daré un filete de pescado empanizado.
    - Habló Aziuli haciendo que la gata diera un brinco al escuchar eso.

    - ¿En serio? Un minuto ¡Me quieres ver la cara de estúpida! ¿Crees que por un filete me voy a bañar? Jodida pendeja que eres. -


    - Moka, por favor, báñate. -


    - ¡Que no me voy a bañar, si sigues jodiendo te voy a romper la cara! -


    - Pero Moka. -


    - Además, no necesito bañarme, con lamerme basta, mira. -



    La gata se quitó la ropa quedando desnuda, haciendo que su dueña se sonrojara al ver su lindo y pequeño cuerpo delgado y de buenas curvas. Moka lamió sus brazos y piernas lentamente, de una manera que se veía muy erótica, la gata se dio cuenta que su cuerpo no era tan elástico como pensaba, siéndole imposible lamerse ciertas partes, en especial, las íntimas.


    - Oye, humana, lámeme. -


    - ¿Qué? -


    - No alcanzo a lamerme las mamas, la espalda, culo ni mi concha, ocupo que me lamas. -


    - ¡No, no puedo, Moka, no eres una gatita, eres una chica! ¡Lamerte significaría algo intimo! -

    - ¡No seas pendeja! Sólo quiero que me lamas la concha. - Reclamó la gata mirando furiosa a Aziuli, recostándose boca arriba con las puertas abiertas, enseñando su pequeña vagina sin vellos. - ¡Lámeme aquí, pronto! -

    - ¡No lo haré, Moka! No pienso lamerte. -


    - Antes me lamías, no veo la diferencia ahora. -


    - ¡Es que eres una chica! -

    - ¡Lámeme la concha o te morderé las tetas, pendeja! - Gritó Moka poniéndose arisca, haciendo que Aziuli temblara de nervios.


    La joven se acercó a su gata, poniéndose en cuatro patas, aun cubierta por la toalla, sus mejillas estaban rojas al ver de cerca una vagina que no era la suya, era tan pequeña, ya de cerca podía ver unos cuantos vellos rubios asomándose, por alguna razón, le gustaba verla, le daba curiosidad tocarla, saber, que tan suave era ahora su gatita en ese lugar.


    - ¿Qué esperas? Lame. -


    - ¡Espera, yo nunca he hecho estas cosas! No sé ni cómo debería hacerlo. -


    - Sólo lame, despacio, como cuando lames algo dulce.
    - Dijo la gata mirando fijamente a su dueña, quien empezaba a transpirar. - ¿Vas a estar así toda la noche? Tú eras quien jodías que necesitaba limpiarme. -

    - ¡Sí, pero no de esta forma! -


    - ¡Que lamas, pendeja!
    - Gritó Moka sujetando la cabeza de Aziuli, hundiéndola en su vagina, soltando un maullido mezclado con gemido al sentir los labios de ella en su intimidad. - ¡Ay, Dios gatuno! -

    - ¡Me estoy ahogando! -

    - ¡Hazlo despacio y no me muerdas! -


    Aziuli estaba totalmente estremecida, se le olvidó seguir sujetando su toalla, quedando desnuda como su gata, sus labios y lengua rozaban lentamente la vagina de Moka, que era tan suave y dulce que casi le hacía olvidar que estaba lamiendo la zona intima de otra mujer, estaba dándole sexo oral a otra chica. Aunque intentaba separarse, las manos de Moka sujetaban su cabeza impidiéndole hacerlo, fue cuando un lengüetazo inesperado causó un éxtasis en ambas, la punta de su lengua había llegado a pasar entre los labios mayores y tocar los labios inferiores, haciendo que la gata se arqueara y soltara un gemido más pronunciado.


    - Ay dios gatuno… ¿Por qué no dijiste que sabías lamer así? -


    - ¡No digas eso, creo que ya fue suficiente! -


    - ¡Una mierda, sigue lamiéndome, lo haces bien! -


    - ¡Moka, estoy dándote sexo oral! Auch.
    - Gritó Aziuli sintiendo las uñas de su gata clavándose en una de sus grandes tetas.

    - ¡Es una orden, pendeja, me sigues lamiendo la concha o te desinfló tus tetas! -


    La joven no le quedó otra más que seguir lamiendo la vagina de Moka, mirando como el rostro furioso de su gata cambiaba por uno sonrojado y jadeante, estaba estimulándola sexualmente, y le empezaba a gustar a ella. Sin que Moka se diera cuenta, llevó una de sus manos a su vulva, acariciándose e introduciéndose unos dedos, masturbándose y dejándose llevar, cerró los ojos y empezó a introducir su lengua en ella, subiendo su mano hasta uno de los pechos de la rubia, apretándolo suavemente. Los gemidos de ambas llenaban la sala, Aziuli se masturbaba más rápido al probar las mieles de Moka, quien de pronto tuvo su primer orgasmo, la joven subió sus labios por el cuerpo de su gata, lamiéndole los senos hasta llegar a su boca, y sin pensarlo, sujetó el rostro de su gatita, prendiéndose en un beso caliente, jugando con su lengua y compartiendo su saliva, hasta que se dio cuenta de lo que hacía ¡Estaba besando a otra chica!


    - ¡Moka! ¡Perdón! -


    - ¿Por qué te detienes?
    - Dijo la gata mientras la chica se levantaba con sus manos, mirando a Moka desnuda. - Hasta que haces algo bueno. -

    - ¿No te das cuenta que hicimos? -


    - ¡Bueno, sí no quieres seguir, déjame ahora limpiarte! -


    - ¿Qué? ¡No, Moka, espérate! -


    - ¡Cállate pendeja! ¡Ahora yo lo voy a hacer!
    - Gritó Moka empujando a Aziuli separando sus piernas para empezar a lamerla, haciéndola temblar al sentir su lengua áspera de gata. - mmm… No es tan distinto a cuando me lamía yo, hasta tienes tanto pelito como yo tenía. -

    - ¡Moka, no digas eso, me lo rebajo lo suficiente! ¡No, espera, no hagas eso! -


    - ¿Qué cosa? ¡No te quejes, tú me limpiaste y ahora me toca hacerlo por ti!
    - Dijo la gata mientras metía su lengua en la concha de la chica, quien se arqueó del gusto y empezó a apretarse los senos, disfrutando de recibir el primer sexo oral de su vida. - ¿Ves? Te gusta que te limpie. -

    - ¡No me estás limpiando, estamos teniendo sexo! -


    - ¿Sexo? ¡No es cierto, en la pantalla dicen que eso es entre los machos y hembras! Las dos somos hembras, solamente nos ayudamos a limpiarnos. -


    - ¡Moka, ay dios mío! Que rico se siente.
    - Susurró Aziuli cerrando los ojos y mordiendo sus labios al disfrutarlo.


    Llegó un momento, en que Moka se había acomodado sobre el cuerpo de Aziuli, dándole la oportunidad para que cada una estuviera lamiendo la vagina de la otra, la joven, en un momento de éxtasis, se animó a introducir un dedo en la estrecha intimidad de su gata, haciéndola respingar y mover las caderas de atrás hacia adelante, dándole a entender que le había gustado, por lo que empezó a masturbarla al mismo tiempo que la estimulaba con su boca. La excitación de Aziuli fue más allá de eso, gateando en el suelo para devorar los senos de Moka, disfrutando de ver como su cara huraña era muy distinta, se veía vulnerable al estar colorada, más aún cuando chupaba sus pequeños pezones rosados y sus bocas se fundían en besos que ella nunca había dado a novio alguno. Tras terminar la faena, Aziuli veía a su gatita dormir profundamente, se veía tan bonita al dormir así, como un ángel, fue cuando reaccionó y sus manos sonaron en sus mejillas por el susto.


    - ¡No manches, acabo de tener sexo con una chica! ¡Con mi gatita!
    - Dijo Aziuli dejando sus mejillas coloradas por las bofetadas. - ¡Mi primera vez fue con Moka! -







    CHANCHANCHAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAN!!
     
  11. Nachos con queso

    Nachos con queso

    Registrado:
    27 Mar 2010
    Mensajes:
    1,139
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +3
    kyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!
    no pense que subieras leemon tan rapido!!!
    y es tan.. tan.. tan.. asdasdasdasd!!!
    la primera vez de ambas! eso es muy tierno... y sexy al tiempo xDDD
    pobre aziuli! su vida es un caos por su gata!!
    creo que a moka le gustara bañarse mas seguido jeje
     
  12. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    10,058
    Temas:
    454
    Calificaciones:
    +1,806
    Jajajajajajaja, no sabes qué gracioso me parece esto.
    Lo curioso es que dos de mis hijitos hacen cosas bien homosexuales y es más o menos así lol
     
  13. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE O-O¬¬ ¿Quién es la que anda ahí? Jajaja

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,803
    Temas:
    97
    Calificaciones:
    +807
    XD Aziuli es bien homosensual jaja, Moka fue más como un acto felino, pero la morra sí que llevaba lo lesbiana dentro.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE O-O¬¬ ¿Quién es la que anda ahí? Jajaja

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,803
    Temas:
    97
    Calificaciones:
    +807
    :3 Seguimos



    MIAU 5





    Desde ese día en que Aziuli le dio esa limpieza tan peculiar a Moka, se había convertido en un hábito el sexo con su gata, día y noche, terminaba en la cama con esa linda gatita rubia, que parecía ser mansa en las cuestiones amatorias. Aunque la joven trataba de resistirse, le era difícil, Moka era muy linda y su cuerpo, a pesar de su baja altura, estaba muy bien proporcionado, por lo que terminaba cediendo y dándose de topes en la pared al darse cuenta que nuevamente había tenido sexo con otra chica, y peor aún, empezaba a disfrutarlo cada vez más, además, agregaba el hecho de que ese “trato especial” hacia su gatita, le relajaba en su actitud arisca.


    - Dios mío ¿Qué haré? Moka no ha querido de dejar de tener sexo conmigo y yo termino haciéndole caso.
    - Pensaba Aziuli suspirando al bañarse, colocando sus manos en la pared. - ¡No puede ser! ¡No soy lesbiana! Ella es mi gatita, es normal que ame tanto a mi gatita Moka, es por eso que lo hago, no es porque me gusten las mujeres… Diantres, si alguien se entera de esto, mis papás me van a regañar, van a decir que sus sueños de tener un nieto al final si fue frustrado por mi amor a mi gatita. -


    Mientras Aziuli seguía en la ducha, Moka dormía desnuda en la cama, algo cansada tras haber tenido sexo nuevamente con su dueña, al parecer, la gata no entendía que su supuesto “lavado de cuerpo”, era sexo puro y candente entre las dos. La gata escuchó un ruido molesto, se levantó y frunció sus ojos al escuchar que provenía de un aparato cuadrado y delgado, lo miró fijamente y le enseñó los colmillos, queriendo que se callara.


    - ¡Humana, humana! ¡Esta pendejada no deja de sonar! ¡Humana! -
    Gritaba Moka sin dejar de mirar el celular de Aziuli, al cual, empezó a tocar su pantalla con los dedos.

    - ¡Hola, Aziuli, ey, no te has dejado ver! Vamos a ir a la plaza Ark, habrá un descuento en libros y artículos para el deporte, no me digas que no vas a querer un traje de baño nuevo. -


    - ¿Qué mierda? Esta cosa me habla… -

    - ¿Quién eres tú? ¿Aziuli? -

    - ¡Esclava, te habla tu cosa esta! -


    - ¿Esclava? -


    - ¡Moka!
    - Gritó Aziuli al salir del baño, dejando caer la toalla para tomar el celular. - ¡Marcia, hola! Jajaja ¿Cómo estás? -

    - ¿Con quién estás? ¿Quién es la chica que te llamó esclava? -

    - Ah, no es nadie, jaja, es mi gata, Moka. -

    - ¿Qué? -

    - Digo, no es nada, jaja, es la televisión que encendió mi gatita al pisar el control. -

    - ¡Ey, yo no he hecho nada, pendeja! -


    - ¡Ahí hay alguien más! Te desapareces y de la nada tienes una nueva amiga, mira que bien. -


    - No es nadie, jaja, es solamente una vecina que me pidió la cocina un rato porque se le acabó el gas. -


    - Aziuli, eres pésima mintiendo y lo sabes. -


    - Ey, esclava ¿Cómo puedes hablar con esa cosa? -


    - Espera, Moka, estoy ocupada ¿Si? -
    Decía Aziuli tapando el micrófono del celular, aunque no servía de mucho.

    - ¿Y cómo que tú vecina? Si cuanto me lamías la concha me decías que era tu querida novia. -


    - Aziuli… ¿Le lames... la concha a tu vecina? -



    Hubo un silencio repentino en la conversación, la joven agachó su cabeza y sintió que su mundo se derrumbaba, su querida gatita Moka le miraba fijamente, molesta, al parecer, no le agradó el comentario de su dueña y sin querer, mencionó ese detalle tan íntimo.


    - Aziuli ¿Tienes novia? -


    - ¡Claro que no! -


    - ¿Cómo qué no? Me lo has dicho todos los días, además de pendeja, mentirosa. -


    - ¡Espera, luego platico contigo! -

    - ¡Lo sabía, estás con alguien! ¡Y no sólo eso, eres lesbiana! ¡Por eso no nos veíamos desde hace días, querías un rato feliz con tu novia! ¡Felicidades, Aziuli! Ya lo sospechábamos todas, pero, que lindo que por fin lo aceptarás. -

    - ¿Aceptar qué? -


    - Pues eso, que eres lesbiana. -


    - ¡Yo no soy lesbiana! Espera, Moka ¿Qué haces? -
    Hablaba la joven tratando de detener a su gatita que le lamía el vientre.

    - Hueles muy rico, me dan ganas de lamerte de nuevo. -


    - ¡Oh por dios, esto tienen que saberlo las demás! ¿Y cuándo nos las presentas? Espera un minuto… Moka… Moka ¡TODO TIENE SENTIDO! -


    - ¿Qué tiene sentido, Marcia? ¡Espera, Moka, no ahorita! -


    - ¡Cállate, yo te voy a lamer cuando yo quiera! -


    - ¡Y si saliste una pasiva! Alguien se ganó la apuesta. -


    - ¿De qué rayos hablas? -
    Trataba de contestar Aziuli empujando a Moka con sus pies mientras la gata quería lamerla. - ¡Moka, contrólate! -

    - ¡Cállate y abre las patas, te quiero lamer! -


    - ¡Ahorita no! -


    - Era tan claro, era demasiado raro que tuvieras tanto amor por un gato, hasta dejar a tu novio, Moka no era tu gata, era tu novia, decías que era un gato para que no supiéramos que eres lesbiana, muy mal señorita, somos amigas desde la primaria, sabes que te aceptaríamos como tal. -


    - ¡Qué no soy lesbiana! Ahh.. ¡Moka! -
    Contestó la joven con un gemido al sentir la lengua áspera de su gata sobre sus genitales.

    - ¿Qué? Hueles muy rico aquí. -


    - ¡Bien, te dejo para que pases a todo dar con tu novia, jajaja, nos vemos a las tres de la tarde en la plaza, no faltes, tráela para conocerla o iremos por ustedes! Ciao. -


    - Marcia, te juro que… -



    Iba a terminar de hablar cuando la amiga le había colgado, Aziuli estaba contra la espada y la pared, y para colmo, su cuerpo se arqueó al estímulo de las lamidas de Moka, a quien sujetó de las mejillas y jaló para prenderse en su boca. Fue al momento de besarla, cuando reaccionó.


    - ¡Dios mío! ¿Qué voy a hacer? ¡Mis amigas creen que soy lesbiana! ..Ay dios mio, que bien se siente tocar el cuerpo de Moka... !No, por dios, que no soy lesbiana! -


     
    Última edición: 18 Jun 2018
  15. Nachos con queso

    Nachos con queso

    Registrado:
    27 Mar 2010
    Mensajes:
    1,139
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +3
    xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
    jajajajajajajajajajaja me has hecho la noche. no.. la semana jajajaja
    pobre. es la pasiva de su neko pfff jajajaajjaja
    sorry, sorry, es que esta muy comico, debes continuarlo ehh!
    ¿como hara nuestra pobre protagonista ahora que debe presentar a su gata/novia? xDD
     
  16. Hourouka

    Hourouka Forzando una sonrisa.

    Registrado:
    4 Ene 2011
    Mensajes:
    1,035
    Temas:
    61
    Calificaciones:
    +316
    Y yo creía que escribías esto porque te dejó insatisfecha el final de mi relato. Al menos en este tienen una relación sexual. A ver cómo sigue.
     
  17. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE O-O¬¬ ¿Quién es la que anda ahí? Jajaja

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,803
    Temas:
    97
    Calificaciones:
    +807
    uwur Am, soy hombre (No sé por qué piensan que soy chica XD).
    Nah, tu historia terminó bien, pero siento que pudo darse más =3. Está historia la hago por diversión y por ese punto que tratamos Kissu y yo, sobre si hay gatos buenos o no, :d. Espero que te esté divirtiendo esta gatuna historia XD.
     
  18. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE O-O¬¬ ¿Quién es la que anda ahí? Jajaja

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,803
    Temas:
    97
    Calificaciones:
    +807
    Sigamos :3 Aprovecho que estos capis son cortitos para divertirme.



    MIAU 6


    Aziuli estaba frente a Moka, a quien con dificultades le había puesto una solera blanca con la cual podía ocultar su cola, ahora, tenía que buscar una forma de esconder sus orejas, sin poder decidirse por un sombrero, una mascara o una gorra. Moka le miraba con unos ojos fruncidos, no le gustaba usar ropa que no fuera la que le gustaba, pero, le habían prometido comer un pescado exquisito y eso valía usar ese vestido.


    - Mmm… Creo que será este, además, hace juego con la solera.
    - Dijo Aziuli poniéndole un sombrero de cubo a la gatita, quien se lo quitó tirándolo al suelo. - ¡Moka! -

    - No quiero eso, está culero. -


    - Pero no puedes salir así, se enterarían que eres una gata. -


    - ¿Y? No le veo lo malo, pendeja ¿Acaso no quieres que sepan que eres mi esclava? -


    - ¡No es eso! ¿Cómo te lo explico? Mmm… ¡Ya sé! Moka, sí descubren que eres una gata de verdad, te alejarán de mí. -


    - ¿Eso es grave? -


    - Claro que es grave, te harían experimentos, te revisarían gente desconocida, te harían cosas raras y… -


    - Para, que asco ¿Qué me toquen extraños? Pura madre dejo eso.
    - Contestó Moka sujetando el sombrero para cubrir sus orejas. - no voy a dejar que me hagan cosas raras ni me inserten cosas en el culo. -

    - Nunca dije eso. -


    - Lo vi en la televisión, unos seres raros se llevaban a una mujer en el espacio y empezaban a ensartarle cosas en la concha y el culo, luego empezaron a cogérsela, no voy a permitir que me hagan eso. -


    - Espera ¿Qué canal estabas viendo? -


    - No tengo la menor idea, pero la voz decía, estás viendo, Porongas espaciales. -


    - ¡Veías un canal pornográfico! -


    - ¿En serio? ¡Cómo chingados voy a saberlo! Los canales de documentales siempre ponen a gente desnuda y animales cogiendo, es la misma mierda. -


    - Bien, olvidemos eso, creo que ya estamos lista… Moka, es la primera vez que te saco de casa, no te apartes de mí ningún segundo ¿Si? -


    - ¿Cuándo me darás ese rico filete? -


    - Cuando lleguemos al centro comercial.
    - Dijo la joven tomando la mano de su gata, quien le siguió con mucha precaución.


    Moka parecía una niña al salir por primera vez de ese departamento, miraba para todos lados, sorprendida por tantas personas, casas, aromas, eso le causaba risa a Aziuli, se notaba que, a pesar de su físico de adolescente, Moka seguía siendo una gatita de algunos meses. La pareja tomó un taxi para llegar rápido al centro comercial, así como para evitar a la gente que le prestaba atención a esa linda jovencita rubia, que resaltaba entre la mayoría castaña y morena de la ciudad. Aziuli miró su celular buscando los mensajes de sus amigas, notando a una tercia que conocía muy bien, frente a la librería, esas chicas que vestían el uniforme de la preparatoria que dejó al entrar a la universidad. La de cabello corto y de menor estatura, era Jade, una chica algo rara de gustos y temas de interés, pero no quitaba que era buena persona, la de cabello más largo recogido con un moño blanco, se llamaba Brenda, era la razón del equipo, la típica chica de buenas notas, de novio universitario con buen futuro así como ella que por algún motivo se juntaba con chicas más que escandalosas, por último, estaba Marcia, de cabello a media melena, la cual, era una chica que era gustosa de las fiestas, el “noviar” y los chismes, ese tipo de vida fue la que la llevó a repetir el último año de preparatoria.

    [​IMG]

    - ¡Te tardaste! -


    - Chicas, perdón por la tardanza. -


    - Hace años que no te veíamos, ya te dábamos por muerta. -


    - Jade, no hagas esos comentarios tan fuera de lugar. -
    Reclamó Brenda a la de pelo corto que sólo cruzaba sus manos.

    - Deja de comportarte como la mamá del grupo. -


    - Así que está es Moka, vaya, sí que tienes buen gusto, es más bonita de lo que pensaba.
    - Dijo Marcia mientras todas volteaban a ver a la rubia, que se escondía detrás de Aziuli, mirando a las chicas con desdén de gata arisca.

    - ¡Que linda es! ¡Hola, Moka! -


    - Vamos a casa, esas humanas me ven muy feo. -


    - No te ven feo, es que eres muy bonita. -


    - Tienen cara de pendejas. -


    - Shh, no seas grosera, Moka, tienes que dar una buena impresión. -


    - Yo no quiero una buena impresión, quiero el filete que me prometiste, deja de hacerte la pendeja y dame mi puto filete. -


    - ¿Sólo viniste por el filete? -


    - ¿Y por qué otro puto motivo saldría de la casa? -


    - ¿Peleas maritales?
    - Preguntó Marcia mientras las dos recordaban que estaban frente a las chicas.

    - Perdón, chicas, ella es Moka, es mi… -


    - ¡Encantada de conocerte, Moka! Aziuli hablaba maravillas de ti, siempre pensamos que hablaba de su gatita, nunca pensamos que le diera un apodo tan lindo a su novia, nos alegra que seas su pareja y le ayudes a aceptar sus preferencias.
    - Habló Brenda tomándole la mano a Moka quien le miraba confundida por lo amable que era.

    - ¿Y está que se trae? -


    - Tranquila, sólo pórtate bien. -


    - ¿Y mi filete? -


    - Espera un poco, sólo estaremos un rato con ellas, aclararemos unas cosas y nos vamos a comprarte el filete que te prometí. -
    Le susurraba Aziuli a Moka mientras las chicas no dejaban de ver con sospecha a su amiga. - ¿Qué pasa? -

    - Estamos muy molestas contigo ¿Por qué no nos dijiste? -


    - ¿Decir qué? -


    - Qué te gustaban las tetas, la vagina, las tijeras, ya sabes, ese asunto. -

    - ¿Qué? ¡No! No ¡En serio, no! Moka es sólo mi… -

    - Ya no tienes por qué ocultarlo.
    - Habló Marcia abrazando a ambas por detrás. - Escuché muy bien como tu novia decía que tenían intimidad, viven juntas y no pueden evitar darse amor. -

    - En realidad, ella vive para mí. -


    - Esas son grandes palabras para una chica tan pequeña. -


    - ¡Moka, no digas esas cosas! -


    - Pero es cierto, tú siempre lo dices, que yo soy tu vida, tu adoración, que no necesitas a nadie, que conmigo basta para que seas feliz.
    - Hablaba Moka sin pensar en sus palabras, haciendo que su dueña se pusiera roja y las chicas le sonrieran con bufonería.

    - ¿Ves? A tu novia no le apena aceptarlo ¿Por qué sigues negándolo? ¿O me dirás que sólo es tu vecina de nuevo? -


    - ¡Chicas! -


    - Aziuli, nadie te va a criticar por qué seas lesbiana, eres nuestra mejor amiga, y no te miento si te digo que te ves muy feliz con ella. -


    - ¿En serio? Digo, no, es en serio, chicas, lo que hay entre Moka y yo...-


    - Cómo no va a estar feliz, le dejo lamerme el cuerpo todos los días, tiene que sentirse dichosa, es la única que tiene ese honor, además, sus gemidos me hacen saber que disfruta cuando yo la lamo.
    - Habló Moka interrumpiendo a su dueña, haciendo que Aziuli se quedara congelada mientras las chicas le sonreían con picareza.

    - ¡MOKAAAAAAAAAAAAAA! -







    REQUETECHANCHANCHANCHAN X3
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 18 Jun 2018
  19. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    10,058
    Temas:
    454
    Calificaciones:
    +1,806
    LOL A Moka le gusta decir las cosas cómo son y las amigas todas felices jajajaja.
    Por cierto, muy bueno el capítulo 5 =P
     
  20. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE O-O¬¬ ¿Quién es la que anda ahí? Jajaja

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,803
    Temas:
    97
    Calificaciones:
    +807
    Pero queda una incógnita en el aire: ¿Y el filete de Moka? QwQ
     

Compartir esta página

Cargando...