Sistema Mundo Digital: Ambientación e Historia [Actualmente: Capitulo IV γ]

Tema en 'Digital World' iniciado por Masaru, 15 Dic 2013.

  1. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    The Weekly Tengu Newspaper

    ¡Aumentan los avistamientos de Death-X!
    Este mes se han reportado cinco casos de ataques relacionados con Digimon de esta especie

    Folder, Marzo 20xx. Momentos de tensión se vivieron la noche del Domingo en el área residencial de Star City, donde un Death-X-Dorugremon fue avistado atacando las viviendas de los residentes de la zona. El hecho, ocurrido a las 11 PM fue recibido con confusión de los habitantes del área, que apenas lograron evacuar sus hogares mientras funcionarios de Digital Security se presentaron en el lugar de los hechos. Aunque el acto de neutralizar al Digimon atacante fue llevado a cabo veloz y eficientemente por los Tamers presentes, se desconoce el motivo de la aparición de la bestia, así como el responsable del ataque.
    ¿Cinco ataques conectados?. En lo que va de mes, se han reportado al menos cinco ataques relacionados con Digimon de la familia Death-X en el territorio de Folder, con al menos seis más en la espera de una confirmación. Estos Digimon, infames por su ferocidad y la dificultad para ser controlados, han aparecido en áreas pobladas donde han atacado a sus habitantes, causando ya un saldo de al menos diez fallecidos, treinta heridos y enormes pérdidas materiales. Al igual que el caso anterior, ninguno de estos casos han sido esclarecidos en su totalidad, por lo que la creencia de que están conectados aumenta entre testigos e investigadores. La hipótesis de que alguna Guild u Organización pueda estar controlando a estas bestias también está en aumento, por lo que las autoridades han solicitado que, si alguien posee información que permite dar con la identidad de los perpetradores de estos ataques, se ponga en contacto con las personas pertinentes. También se le ha aconsejado a los Tamers y Digimon ejercer extrema cautela ante la presencia de estas especies de Digimon. De ser posible se les pide enfrentarlos y devolverlos a un Digitama, sin embargo también se insta a evitar combate si se considera que no es posible vencerlos e informar a las autoridades de inmediato.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  2. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    The Weekly Tengu Newspaper

    Enloquece y mata a su Tamer
    Misterioso programa "Crack" es el principal sospechoso

    File. Marzo, 20xx. En la tarde de este sábado, un BlackGreymon (antes BlackAgumon) fue reducido a un Digitama luego de que repentinamente enloqueciera y atacara a su Tamer en plena vía pública, acabando con su vida. De acuerdo a los testimonios de los presentes, Yamashita Akito (16) se encontraba junto a su compañero en la calle Ophani cuando este empezó a demostrar una conducta extraña. Según los informes el Digimon habló de un dolor de cabeza, para acto seguido evolucionar y empezar a atacar todo a su alrededor, asesinando a su Tamer con una llamarada en pleno evento. Gracias a la cooperación de los Tamers del área BlackGreymon fue sometido y regresado a un Digitama, el cual fue confiscado por las autoridades para realizar la investigación. Aunque originalmente se manejó la teoría de control mental para justificar el súbito ataque del Digimon, no se pudo verificar la presencia de un Digimon con ese tipo de técnicas en las cercanías para confirmar esa teoría. Sus compañeros de Guild también negaron haber notado algo fuera de lo común entre ellos en los últimos días. "Black había tenido una especie de malestar, pero creímos que era gripe" declaró Floramon, la compañera de la Guild Leader al momento de ser entrevistada.
    ¿Digimon modificado?. A pesar de que la presencia de una técnica hipnótica fue descartada, fuentes del departamento de investigación de Digital Security informaron de la presencia de un programa en la data que conformaba el Digitama. Este "Crack" se considera el causante del estado del Digimon afectado, sin embargo se desconoce su procedencia o como lo pudo haber contraído. La investigación continúa, mientras tanto se le ha solicitado a los Tamers que, si notan algo extraño en sus Digimon, los lleven al hospital para un chequeo rutinario, como medida preventiva temporal.
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  3. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    The Weekly Tengu Newspaper

    ¿Accidente en el Área Desértica?
    Edificio abandonado es puesta en cuarentena luego de extraño fenómeno

    Metal Empire. Marzo 20xx. Un equipo de Digital Security fue movilizada la tarde de ayer a un edificio del sur del Área Desértica luego de que varios testigos reportaran la aparicion de un pilar de luz sobre este. La investigación llevó a los oficiales a encontrarse con un laboratorio ilegal, donde se llevaban a cabo experimentos con varios Digimon secuestrados. Aunque la redada no consiguió capturar a ningún responsable ni la data que investigaban, indicios en el área llevan a creer que algún tipo de incidente ocurrió, basándose en la enorme cantidad de Digitamas encontrados así como un declive en la salud de varios de los Digimon de los oficiales, los cuales debieron ser recluidos de emergencia en el hospital del imperio por corrupción en su Digicore. En el área también se encontraron un par de Dorumon y Ryudamon que no fueron afectados por el fenómeno. Por razones de seguridad el edificio ha sido puesto en cuarentena y se ha prohibido el ingreso a cualquier Tamer y Digimon hasta que se conozca la causa de los hechos, sin embargo investigaciones preliminares indican la posibilidad de que se estuviera tratando de experimentar con el X-Antibody, en base a que solo los Digimon portadores de este no han sido afectados por el área "contaminada"
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    The Weekly Tengu Newspaper

    "Collectors"
    Nueva práctica siembra polémica entre las comunidades de Digimon

    Holy Angel Citadel. Marzo 20xx. Una nueva polémica se sembró entre los habitantes de la ciudadela luego que se confirmara la existencia del Digicode de un Luminamon en una subasta en el área comercial de la ciudad. Los rumores de que un "Collector" (un Tamer de D-Scanner que se trabaja obteniendo y vendiendo DigiCodes por encargo, un estilo de vida que se ha hecho popular entre los poseedores del Digivice desde el descubrimiento de la función a principios de año) había obtenido el código de este Digimon había sido recibido con rechazo ante la idea de que este hubiese causado la muerte de una especie considerada "legendaria" por los habitantes del Mundo Digital e historiadores, desencadenando en una trifulca en la sede de la casa de subastas al comprobarse la presencia del DigiCode. Efectivos de Digital Security fueron enviados para controlar la situación y el evento planificado para ese día fue cancelado. Se desconoce públicamente la identidad de el que obtuvo el Digicode, sin embargo las autoridades están investigando para asegurarse que no se haya tratado de un homicidio. Por el momento, se exhorta a los Tamers usuarios de este Digivice que utilicen la función con consciencia, evitando de esta manera una posible alza en los crímenes y roces con la comunidad Digimon.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    The Weekly Tengu Newspaper

    "Revelada la fecha oficial de la [Tech-Expo]"
    Organizadores afirman que la presentación del "Proyecto -EVO-" revolucionará el concepto de los Tamers


    Holy Angel Citadel. Abril 20XX. Luego de ser pospuesto el mes pasado, los organizadores de la tercera "Tech-Expo" anual de la Ciudadela han confirmado la realización del evento para el 15 de Abril de este año. La Tech-Expo es un evento en el que cientificos humanos y Digimon se reunen para mostrar sus invenciones, famosa por relevar oficialmente objetos antes de ser puestos en tiendas. Aparte de la presentación de los "Multi-Interphase Goggles", Home Gate y Change Mirror, objetos salidos al mercado recientemente, también se tiene pautada la revelación de un último invento solo conocido como "Proyecto -EVO-" que, de acuerdo con sus desarrolladores, "traerá un nuevo capítulo al libro de estrategias de Tamers y Digimon, revolucionando por completo el concepto". Más información será revelado durante el evento, pautado para las 2 P.M. de ese día
     
    • Me gusta Me gusta x 6
  6. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    Reporte 12

    Proyecto Helhest

    El "Proyecto Helhest" es el nombre clave de un escuadrón táctico especializado perteneciente a Digital Security que responde única y directamente al creador de la iniciativa y líder del cuerpo policial: Siegfried Kahler. Esta división de DS destaca sobre otras debido a su confidencialidad, tratándose de una unidad de la cual el públco y la mayoría de los agentes no está enterado, reservando su conocimiento para los organizadores, miembros y un grupo selecto de oficiales al mando.

    Creación

    La iniciativa del Proyecto Helhest tuvo su origen a principios del presente año, en respuesta a una creciente alza en la tasa de mortalidad de agentes de Digital Security en misiones y redadas de alto riesgo. Con la intención de evitar la pérdida de los agentes de gran importancia para la organización así como prevenir una posible baja de personal por falta de nuevos reclutas (provocado por la desmoralización producto de las visiones de año nuevo), Siegfried Kahler ideó y aprobó la creación de este equipo, diseñado específicamete para lidiar con misiones de alto riesgo.

    Propósito

    A diferencia de otras unidades y divisiones de Digital Security, la rama "Helhest" no se encarga de la protección civil o patrullaje cotidianos, manteniéndose alejados de todo tipo de conflictos u operaciones hasta que les sea dada la orden de involucrarse. Las misiones reservadas para los miembros de Helhest son aquellas consideradas de alto riesgo para el oficial, al punto que Digital Security no puede arriesgar a sus miembros más "valiosos". A diferencia de otros agentes, los miembros de Helhest son anónimos y, teóricamente hablando, reemplazables, motivo por el que no se considera que exista un inconveniente si no sobreviven a la misión. Esto se debe a la "particularidad" que caracteriza a sus miembros.

    Integrantes

    La unidad de táctica especializada "Helhest" destaca sobre el resto por no estar compuesta por agentes entrenados de Digital Security ni Tamers proporcionados por la Central, si no por (antiguos) criminales imputados. Helhest es una unidad de ex-convictos y renegados que ofrecen sus servicios a cambio de amnistía por sus crímenes y protección de sus antiguos camaradas que pudieran considerarlos traidores. Como dato importante, la gran mayoría de los miembros (por no decir todos) son Bio-Híbridos que no fueron (o no pudieron ser) separados de su forma Digimon al momento de ser capturados.

    Utilidad

    Aunque la necesidad de llevar a cabo este proyecto ha sido puesta en duda por varios de los oficiales conocedores de su existencia (principalmente por el aspecto ético-moral), Helhest ha demostrado ser de gran utilidad en operaciones relacionadas con la captura y desmantelamiento de Rogue Guilds, algunas de las cuales solían ser antiguos compañeros de los agentes. Helhest también destaca por conocer el funcionamiento interno del "bajo mundo", haciéndoles más que aptos para labores de espionaje e infiltración en zonas donde la presencia de Digital Security causaría problemas para los oficiales. Por último, al ser usados en misiones de alto riesgo, se resguarda la vida de oficiales de alto rango que podrían ser de gran aporte para el cuerpo policial, pasando sus conocimientos, entrenando o inspirando a futuros nuevos cadetes.

    Desde el punto de vista pragmático, la unidad también le permite a los renegados una "segunda oportunidad de redención" ansiada por varios, así como la oportunidad de dar utilidad a sus poderes. También le permite a aquellos Tamers que se han "apegado" a su forma Bio-Híbrida el conservarla, siempre que mantengan su uso limitado a las misiones asignadas. Las promesas de indulto y amnistía también resultan atrayentes para aquellos convictos que, de no aceptar, les espera solo una vida de cárcel o una sentencia de muerte.

    Polémica

    La presentación y empleo de Helhest ha causado una enorme polémica entre los altos mandos de Digital Security por dos diversos motivos. El primero: El uso del Bio-Hybrid como arma, tratándose esta de una modificación ilegal que atenta contra la Ley de Yggdrasil. Mientras que el segundo son las implicaciones morales y éticas que conllevan el tratar la vida de humanos y Digimon como algo desechable y fácilmente reemplazable (desvalorizándola en comparación a aquellos soldados "valiosos" que el Proyecto busca proteger)

    Confidencialidad

    La existencia de Helhest es información clasificada dentro de Digital Security. Solo agentes de alto rango y de plena confianza del propio Siegfried Kahler conocen los detalles de la iniciativa y su "verdad", en algunos casos incluso conociendo a algunos miembros personalmente. Para el resto del cuerpo policial, "Helhest" no es un nombre que salga en la base de Datos y, a lo mucho, no pasa de ser un rumor de "un escuadrón de Elite secreto" sin más detalles al respecto. La razón de esta confidencialidad es para evitar que la polémica del proyecto cause malestar en el público civil u otros agentes, desmejore el prestigio de Digital Security o alerte a las comunidades del bajo mundo sobre posibles Bio-híbridos infiltrados en sus filas

    Lista de miembros:

    Jefe de División y Científico al mando: "Lily" (Nombre real desconocido)

    Miembros: - Censurado -

    Base de Operaciones: - Censurado -
     
    • Me gusta Me gusta x 6
  7. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    Reporte 13

    X-Program

    Mencionado en algunos libros de historia, este término hace referencia a un "programa de terminación" iniciado por Yggdrasil para eliminar al 99% de los Digimon a causa de un crecimiento exponencial que provocó que el Mundo Digital llegara a su máxima capacidad. De acuerdo con los registros, esta "limpieza" masiva estaba ideada para evitar un colapso fatal, salvando al 1% de la población y mudándola a un nuevo servidor conocido como el "NEW Digital World", sin embargo el número de sobrevivientes fue el doble, colocándose en el 2%. Ese porcentaje extra estuvo conformado por Digimon que sobrevivieron el X-Program, modificando sus cuerpos para oponerse a los efectos dañinos del programa. Este "antivirus", así como las mutaciones demostradas, es lo que comúnmente se conoce como el "X-Antibody"

    Veracidad histórica - ¿Mito o Leyenda?

    Uno de los aspectos más peculiares y polémicos de la historia del X-Program es la incapacidad para ubicarla en la línea cronológica de la historia conocida del Mundo Digital. La existencia comprobada de "Natural Carriers" y "Digimon X" sugieren que tanto el X-Program como el X-Antibody son reales, sin embargo no hay registros o pruebas de que, en los 12.000 años de historia, el X-Program haya sido activado por Yggdrasil sobre su población. De la misma forma, tampoco existe un registro de un "NEW Digital World" ni de un genocidio del 99% de la población existente en el momento del hecho. Algunos libros sugieren que esto puede estar relacionado con la "Historia Perdida", libros de desconocida procedencia que aseguran (y registran) hechos ocurridos hace más de 12.000 años, superando la época del Génesis mismo del Mundo Digital, sin embargo otros expertos e historiadores han demostrado contradicciones en la historia. La más famosa es el relato en el que Yggdrasil ordenó a sus vasallos, los "Royal Knights" exterminar a la población X no elegida y que ellos también, en algún punto, desarrollaron el X-Antibody en su cuerpo, sin embargo eso contrasta con los registros que demuestran que la orden no se fundó sino hasta la historia reciente, desapareciendo en la batalla contra UltimateKhaosmon y jamás demostrando el anticuerpo en ellos.

    Otros historiadores sugieren que el "lore" que rodea al X-Program no es más que un mito creado en tiempos antiguos para explicar la existencia de los Digimon X, a los cuales catalogan como simples mutaciones de especies conocidas. Aunque esta teoría es altamente probable, existen coincidencias claves que hacen demasiado "exacto" el mito, poniendo en duda su "invención al azar". El más notable es el hecho que los Royal Knights descritos en la historia coinciden en su totalidad con los miembros convocados milenios después y que los caballeros que, según la historia, recibieron el X-Antibody corresponden también con las especies que si pueden ser modificados por este (algo que no se pudo comprobar hasta la era reciente, gracias a los Tamers que aplicaron el suero en sus compañeros). Actualmente la explicación sigue sin ser descubierta, convirtiendo al X-Program en uno de los misterios históricos más famosos del Mundo Digital junto a la existencia de las DigiMemories

    Reaparición reciente

    En lo que se podría considerar una extraña coincidencia (o una prueba de la veracidad de la historia) recientemente se ha comprobado la existencia de un verdadero "X-Program" en el Mundo Digital, descubierto tras un accidente de origen desconocido en el Área Desértica de Folder. Este fenómeno, que se cree fue producto de experimentaciones ilegales, creó una zona "contaminada" en su epicentro con la capacidad de afectar y, en algunos casos, matar a los Digimon que eran expuestos a esta por un periodo considerable de tiempo. Las investigaciones al respecto continúan, sin embargo existe una posibilidad alta de que el X-Program haya sido armamentizado para el uso de renegados, convirtiéndolo en una especie (bizarra) de "Bioterrorismo" para la población de Digimon que no posee maneras de combatir sus efectos.

    Síntomas y Efectos del X-Program

    La razón por la que se cree que el accidente del Área Desértica estuvo relacionado por la recreación del X-Program radica en sus efectos y funcionamiento. A simple vista, un área "contaminada" no presenta características visuales que la delaten como tal, manteniendo intacto el entorno y la vegetación del Mundo Digital, no obstante sus efectos se hacen evidentes cuando un Digimon está presente en el área. En sus estados preliminares, la "víctima" puede presentar síntomas de cansancio, fatiga y debilidad; así como otros malestares varios como nauseas, dolores de cabeza, mareos entre otros. Si la exposición persiste, los sintomas se intensifican, llevando a pérdida del conocimiento, fuerza e incluso evolución. Los oficiales en la escena que fueron ingresados a la clínica por estos síntomas presentaron variados niveles de corrupción en sus DigiCore. Algunos de estos fatales, mientras que otros se recuperaron con tratamiento. Como dato interesante, los "Natural Carriers" presentes en el área se mostraron totalmente inmunes a la contaminación, como si esta no estuviera presente, sugiriendo la relación del X-Antibody con la protección contra este fenómeno.

    Recomendaciones

    Aunque actualmente la información no es vasta, distintas instituciones del Mundo Digital (Central y Digital Security) han publicado consejos para que los Tamers lleven a cabo en caso de encontrarse por un campo afectado por el X-Program: Si el Digimon empieza a demostrar síntomas de infección, se le recomienda a su compañero protegerlo dentro de un Digivice (el Xros Loader es el ideal por su capacidad curativa, sin embargo el iC, Burst y D-Pet también funcionan) o Digimon Storing Device (D.S.D.) para evitar prolongar la exposición. Luego de esto, el Tamer debe evacuar el área y avisar a las autoridades para que tomen las medidas pertinentes de clausura y cuarentena. Por último, si los síntomas del Digimon persisten o se agravan, llevarlo de inmediato al médico para descartar una posible corrupción del Digicore.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  8. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    Side Story
    "Viajeros"



    Era un día como cualquier otro en aquella Ciudad File. Mientras Jijimon se encargaba de recibir a los dos últimos Digimon reclutados al pueblo por los Tamers y guiarlos hacia sus trabajos, Angemon se mantenía en el hogar del anciano ayudándole a completar el papeleo que se le acumulaba como alcalde del lugar. La prosperidad de File crecía cada vez más, hecho que podía ser fácilmente evidenciado cuando se recorrían las animadas calles transitadas por Digimon de toda la isla y se notaba la amplia diferencia con el pueblo fantasma que había sido unas semanas atrás. Con solo pensar en eso una sonrisa se dibujaba en el rostro del ángel mientras trabajaba, a este paso la isla podría ser salvada pronto.

    El sonido de la puerta y la campanilla en su tope delató que alguien más había entrado en la vivienda. Angemon alzó la vista para dar la bienvenida y avisar del paradero de Jijimon (a quién normalmente venían a visitar) sin embargo se detuvo a medio camino al toparse con dos figuras desconocidas. Una de estas era un humano, un hombre alto de largo cabello canoso recogido en una cola de caballo, que venía vestido con un traje formal similar al de un mayordomo. El otro era un Digimon Máquina con la forma de un reloj, bastante más bajo que él. Ambos exhibían un aire amigable, sin embargo no se trataba de gente que Angemon hubiese visto hasta el momento. ¿Acaso acababan de llegar?

    - Buen día, ¿puedo ayudarlos? - preguntó el ángel. Fue entonces que el hombre, que había estado inspeccionando la casa con la mirada, se percató de su presencia, sonriendo amablemente mientras llevaba una mano a su pecho.

    - Buenos días - saludó. El reloj a su lado hizo un gesto similar, sin embargo no medió palabra - Estamos buscando a Jijimon.

    - El señor Jijimon no se encuentra... - informó Angemon - Ustedes son Tamers, ¿no? Disculpen, no recuerdo haberlos conocido antes.

    - Hmm... No exactamente - contestó el anciano - Somos conocidos de Jijimon, aunque la última vez que lo vi fue hace un tiempo. De hecho, no había nadie más aquí aparte de los bebés, nisiquiera los Tamers.

    Aquella respuesta llamó la atención del Adult: ¿Ambos habían llegado antes que los Tamers? Eso no tenía sentido, Jijimon había llamado a todos los humanos. Aunque la sonrisa del hombre no se había esfumado y no tenía aspecto de ser una amenaza, que su información no concordara con lo que el asistente de alcalde conocía era sospechoso, por lo que sus alertas se elevaron.

    - Le tendré que pedir que espere al Alcalde entonces - contestó - Hasta entonces...

    - ¿Hmm? ¿Qué sucede aquí?

    Aquella voz familiar interrumpió las palabras de Angemon e hizo que el Digimon máquina se moviera, revelando tras de él al Ultimate gobernante del pueblo observando con curiosidad el interior de su hogar. Sus ojos pasaron de Angemon al reloj, culminándo en el hombre que saludó con un gesto amable. Jijimon alzó una ceja, entrando en la casa y dejando su bastón recostado de una de las paredes.

    - Tiempo sin verlos, pasemos a mi despacho - dijo, para sorpresa del Digimon sagrado - Angemon, ¿podrías preparar bebidas para los tres?

    - Té para mi, por favor - solicitó el hombre, sin cambiar su semblante.

    - S-Sí, a la orden, señor.

    [...]
    - Ya veo, ya veo - soltó G mientras bajaba su taza - Entonces los chicos te han sido de ayuda, es bueno oír eso.

    El ambiente que se sentía en el despacho de Jijimon era tranquilo, aunque un tanto extraño considerando a sus ocupantes. Los dos ancianos habían pasado los últimos minutos poniéndose al "tanto" de la situación, mientras sus acompañantes (Clockmon y Angemon) sencilamente escuchaban la conversación sin intervenir en esta. Si bien en el caso del reloj esto se atribuía a su personalidad taciturna, en el ángel su silencio era debido a la enorme cantidad de información que estaba aprendiendo, no solo sobre el misterioso Tamer, a quien le habían solicitado que se refiriera simplemente como "Jii", sino también sobre su propósito y rol en los "eventos" de antes que el Adult fuera descongelado de Freezeland. Para su sorpresa, la explicación inicial del misterioso hombre resultó ser cierta: Conocía a Jijimon desde antes de la llegada de los Tamers, tratándose en realidad del que le había sugerido al alcalde traerlos en primer lugar.

    - No hay manera de empezar a agradecerles el trabajo que han hecho por este pueblo y sus habitantes - confesó Jijimon - Tampoco a usted por su contribución


    - Oh, para nada - rió el hombre - Que los Jijimon tengan la capacidad de invocar humanos de otros mundos es una habilidad natural de su especie, y algo que se ha visto anteriormente - contó - Lo único que hice fue decirle donde buscar - aclaró - Aunque si concedo que es el primer Jijimon que conozco que trae humanos de otro Mundo Digital paralelo, en lugar de un "Mundo Real"


    - Si me permite la pregunta - interrumpió Angemon, causando que las miradas se posaran sobre él - Usted viene del mismo Mundo Digital que los chicos que nos han ayudado, ¿no?


    - Eso es correcto.


    - Pero si ya estaba antes que Jijimon empezara a invocar... - continuó el Adult - ¿Cómo llegó usted aquí? ¿Los humanos poseen una habilidad como esa?


    Nuevamente G soltó una leve risa, sacando el Xros Loader negro de su bolsillo y posándolo tranquilamente sobre la mesa, para que ambos inquilinos lo pudieran detallar.

    - Ese es uno de los dipositivos de los Tamers - identificó el líder de File - El que permite evolucionar a los Digimon compañeros.


    - Así es - confirmó el relojero - Sin embargo el mio no está conectado a Clockmon, así que en su lugar lo uso para otros fines - Ambos Digimon sagrados intercambiaron miradas - De todos los Digivice, el Xros Loader es uno que sobresale en su capacidad de viajar entre Mundos paralelos con los ajustes correctos y el acompañante adecuado - explicó el anciano, haciendo un ademán entre el dispositivo y el Digimon reloj, que solo asintió - De hecho su lugar de origen es un Mundo Digital dividido en 108 áreas separadas por barreras dimensionales. Sin esto, sus usuarios nunca habrían logrado salir de ninguna de estas "Zonas" en primer lugar.


    - Suena como un Mundo Digital peculiar.


    - "Fascinante", diría yo - comentó Jii - Una de las configuraciones más "únicas", aunque tuve el placer de toparme con uno muy similar meses atrás. Es una lástima que en universos similares muchos eventos tienden a repetirse, a veces hasta de forma casi idéntica. Aquel Mundo de "Zonas" estaba en la víspera de una guerra contra un enemigo muy similar al de sus homólogos. - Se detuvo por un momento, sorbiendo un poco de su taza antes de continuar - Este Mundo Digital también. Digamos que no es primero donde ocurre el fenómeno de la amnesia colectiva, aunque a diferencia del "otro" aquí cuentas con mayor mano de obra que solo un muchacho y su Digimon.


    Jijimon asintió y suspiró. Si no se había sorprendido por ello, se debía a que ya había oído la explicación del anciano cuando lo conoció por primera vez. Para Angemon no obstante, su reacción fue otra, una de total sorpresa debido a lo irreal de aquellas palabras.

    - ¿Esto ha pasado antes en otros Mundos Digitales?


    - Más bien, digamos que este en particular está repitiendo la "Historia" de otro - contestó el anciano - Digimon perdiendo recuerdos, volviéndose más salvajes y abandonando la ciudad hasta volverse hostiles, todo mientras el "verdadero enemigo" acecha en algún lugar. Existen, no obstante, dos diferencias entre ambos escenarios: La primera es el oponente: Un "fantasma" del original, dispuesto a repetir sus pasos solo por instinto sin una motivación real. La otra es la "variable" propuesta por mi persona: Tamers de otro mundo para enfrentarlo.


    - ¿"Variable"?


    - Sí. Mi objetivo es descubrir que resultados otorga este "experimento" - explicó el hombre - Así como el efecto que tiene en nuestro mundo de origen.


    - ¿Quiere decir que esta amenaza también es un riesgo para el Mundo de los Tamers? - preguntó Angemon.


    - No exactamente, aunque el temblor dimensional causado por la cercanía de ambos mundos tuvo un efecto en la Isla File del "otro" lado - informó - Nada muy grave, solo un pequeño espacio "paralelo" nacido en aquel Mt. Infinito.


    - Entonces... - recapituló Jijimon - ¿A qué se refiere por "efecto"?


    Jii sonrió, al parecer esa era la interrogante que esperaba que hicieran.

    - A principios de año, en nuestro mundo, ocurrió un evento que afectó a toda la población humana y Digimon. El "Gjallarhorn" es un presagio de un conflicto venidero, cuyo propósito no es "advertir" sino "desmoralizar" a quien lo observa. Aquellos que vivieron el fenómeno pudieron observar el "peor escenario" de sus vidas; Ya fuera una ilusión, premonición o incluso una visión de uno de sus posibles "futuros", todo con el fin de atemorizarlos para que no pudieran enfrentarse a la amenaza cuando esta llegara. No es necesario que diga el efecto que tuvo en Tamers y Digimon este "ataque psicológico": Muchos han "colgado" su Digivice, atemorizados de ver aquella "profecía" de sus vidas cumplirse en un futuro. Otros han hallado el valor de proseguir, sin embargo las dudas se mantienen y crecen en su interior con cada paso en falso que dan.


    - Entonces su mundo también está en crisis...


    - Y es apenas el comienzo - continuó el anciano - Según mi hipótesis, en esas "condiciones" si la catástrofe ocurriera el día de mañana muy pocos prevalecerían, una lástima considerando el enorme poder y potencial que este Mundo Digital posee en comparación con otros, que no cuentan con tantas "variables", Tamers, en otras palabras. En los registros históricos solo unos pocos son elegidos para enfrentar el conflicto, en nuestro caso hablamos de miles. Un gran número de guerreros para enfrentar una crisis que, como ellos, superará lo visto en muchos Mundos Digitales.


    - Si eso es así... ¿De verdad tienen tiempo sus Tamers para encargarse de problemas de mundos no relacionados? - preguntó Angemon - Suena a que deberían estar preparándose para lo que tendrán que enfrentar.


    - Lo están haciendo, justo ahora, sin saberlo - explicó G - Antes que la catástrofe comience, los Tamers deben acostumbrarse en pelear en todo tipo de condiciones, incluso mundos ajenos al que ellos conocen - hizo un ademán a Jijimon - Venir acá es parte de un "entrenamiento", una nueva "variable" para afectar el cambio producido por el Gjallarhorn. Incluso aquellos que no viajaron a esta tierra podrán prepararse si enfrentan la zona paralela de la "otra" File Island.


    - Entonces... ¿lo está ayudando?


    - Estoy proporcionando los medios, pero a la hora que ocurra algo no pienso tomar un lado - aclaró el hombre - Mi labor es solo otorgarle las armas, el escenario y los medios, pero son los "guerreros" los que deben aprender a usarlos mientras yo observo. Esa es la "tarea" que me fue dada como "observante" de los eventos que están por venir.


    Jijimon se mantuvo en silencio, procesando la información recibida con un semblante oculto tras su barba. Angemon en cambio se mantuvo en duda, continuando su interrogatorio al anciano.

    - ¿"Armas", señor?


    En ese momento G sacó de sus pertenencias un Keychain, el cual activó para extraer de su interior un cofre y una bolsa. Colocó ambos en la mesa frente a él, abriéndolos para que ambos Digimon pudieran inspeccionar su interior. En uno, una serie de dispositivos cuadrados reposaban apagados. Eran herramientas que los habitantes de File nunca habían visto, sin embargo tenían un fuerte parecido con...

    - El Digivice es la principal y mayor arma que un Tamer posee - explicó - Este "D-Pet" es uno de ellos, un nuevo modelo diseñado para que el Tamer otorgue soporte a su compañero, incluso en tiempos donde provisiones como comida y medicinas pueden faltar. Aquellos que hayan progresado en su entrenamiento, trayendo suficiente "Prosperidad" a esta ciudad, son quienes deberán recibir este Digivice de parte de ti, Jijimon.


    - ¿De mi? - repitió el Ultimate - ¿No de usted?


    - Los Tamers no me conocen y no es el momento que lo hagan - explicó el relojero - Hasta que el día llegue prefiero que mi contribución sea anónima. Considéralo una forma de agradecerles por su ayuda a ellos el entregárselos - el hombre guiñó un ojo a medida que su semblante se iluminaba - y un favor de mi parte para que estemos a mano.


    - Entendido.


    - ¿Y en esa otra bolsa? - preguntó Angemon, notando el ligero resplandor verde que emitía ahora que estaba medio abierta. El relojero apartó la tela, revelando que la fuente de ese brillo eran unos cristales que el ángel nunca había visto en la isla.


    - Esto es algo aún más valioso, que solo debe ser otorgado a los que sobresalgan incluso entre los que trajeron "prosperidad"...


    Sin embargo, antes que el anciano pudiera explicarle a ambos Digimon, un ruido fuera de la cabaña llamó su atención. Un rugido estridente proveniente de las alturas, seguido del sonido inequívoco de algo siendo demolido, una edificación posiblemente. Jii suspiró, empujando ambos objetos para dejarlos cerca de Jijimon.

    - Lamentablemente nuestro "enemigo" no esperará más, así que tendremos que interrumpir la charla - dijo - Una vez venzan a ese enemigo, un Airdramon si mi memoria no me falla, pide a los Tamers que se encaminen al Mt. Infinito. El camino estará abierto. Les deseo suerte. Clockmon, si haces los honores.


    El reloj asintió y agradeció por la hospitalidad, moviendo sus manecillas al unísono que preparaba su Chrono Breaker para detener todo en el mundo a excepción de él y su acompañante. Cuando Jijimon hubo recobrado sus sentidos, producto de la técnica permitiendo fluir el tiempo de vuelta, ambas figuras misteriosas se habían retirado limpiamente de la cabaña, dejándolos con los objetos y una idea clara de que debían hacer a continuación.

     
    • Me gusta Me gusta x 3
  9. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    Side Story
    "Memories"



    - Oye, Vamdemon, ¡Vaaamdemon!


    - ¿Hmm?


    - ¿No te parece injusto?


    - ¿Pasar mi noche en compañía tuya? - soltó mordaz el vampiro, sin quitar la mirada del libro en sus manos - Bastante.


    En un restaurante de estilo oriental de Star City, dos Digimon en etapa Perfect compartían una mesa algo apartada del resto de comensales en lo que podría ser descrito como una "reunión" de amigos, de no ser por la poca camaradería que se podía exhibir entre ambos. El primero de los ocupantes era Vamdemon, un vampiro de aspecto refinado que se encontraba leyendo en ese momento una novela de misterio del mundo humano, acompañando su actividad con una copa de vino que reposaba en la mesa. El otro Perfect, mucho menos refinado y con nulo recato, era un Etemon que aferraba fuertemente una jarra llena de cerveza, la cual había estado usando para "ahogar sus penas" en los últimos minutos. El contexto era sencillo: Ambos Digimon, viejos conocidos, habían acordado juntarse en el establecimiento para pasar el rato, sin embargo entre el problema de la bebida del simio y el poco interés del vampiro en este, era obvio que la jornada no estaba transcurriendo como debería.

    - ¡Eso no! - soltó Etemon con molestia, golpeando su vaso contra la mesa y salpicando un poco del contenido en esta - ¡Los humanos! ¡Hu-ma-nos! ¡Llegan a nuestro mundo, se adueñan de nuestros hogares y nos quitan nuestros trabajos! ¿Quién les dió el derecho? ¡¿Huh?!


    - Ve a una capilla y quéjate con Yggdrasil - suspiró Vamdemon con exasperación, mirando de reojo el enrojecimiento en el rostro del primate a causa del alcohol - ¿Podrías dejar ese despliegue tan vergonzoso? Una chica te ganó el papel en ese show de talentos. No es el fin del mundo.


    - ¡Lo es, hombre! ¡Lo es! ¿Tienes idea de cuanto preparé mi melodiosa voz para esa audición? - preguntó el mono, reprimiendo un hipido - ¡Y el jurado me comparó con un animal moribundo! ¿Puedes creer eso?


    - Después de la última noche de karaoke, lo creo...


    - ¡AAAAARGH! - A pesar de que el vampiro estaba aprovechando cada oportunidad para lanzar un comentario sarcástico a expensas de sus desgracias, a Etemon no parecía importarle, estando demasiado ocupado lamentándose - En serio, a veces me gustaría ir a ese estudio y explotarlo, pero si lo hago me lloverán esos humanos policías en segundos. De verdad no es justo...


    - Seguro que no...


    - Aunque... - Vamdemon suspiró nuevamente al ver que Etemon no terminaba su rant. Resignado a que no podría seguir leyendo en paz, el vampiro marcó la hoja de su libro para no perder su progreso, cerrándolo y devolviéndolo a la mesa. Si no tenía más remedio escucharía a su acompañante, por lo menos el tiempo suficiente para idear una respuesta que lo callara por el resto de la noche - Ese tipo... Ogremon, una vez lo hizo. ¿no?


    - ¿Ogremon?


    - ¡Sí! ¡Sí! ¡El de File! - Etemon se dio una pausa, bebiendo un trago enorme de cerveza antes de continuar - Reunió unos bandidos, atacó la ciudad y logró conquistarla.


    - Correción: Lo mataron antes del amanecer - rebatió Vamdemon - Además fue en File y hace años. Hoy en día si lo intentas no durarás ni una hora.


    - Pft, ¡aguafiestas!


    Con ese último quejido el primate regresó a su bebida, lo que llenó de alivio a su acompañante. Interesado en continuar leyendo su historia, Vamdemon devolvió su atención al libro, descubriendo para su pesar que Etemon tendría pensado seguir con esa profunda "charla" luego de otro trago.

    - ¿A ti no te molesta, Vamdemon?


    - ¿Los humanos? No realmente.


    - ¿Ni un poco? - insistió Etemon - Vamos. ¿No te gustaría que nos obedecieran en lugar de tener que trabajar con ellos? No son de aquí y causan más molestias de las que solucionan...


    - Una audición fallida no es motivo para una revolución - suspiró el vampiro - Además, ¿que sugieres? ¿Conquistar la ciudad? ¿El continente? Suerte con eso...


    - Pues bien, genio - Un poco tarde pero finalmente la irritabilidad estaba alcanzando al simio. Cansado de que todo su discurso fuera menospreciado de esa manera - ¿Tú como lo harías?


    - No lo haría. Esa es la diferencia.


    - Es un supuesto. SU-PUES-TO - aclaró Etemon - ¿Cual sería tu brillante idea?


    Vamdemon se tuvo que llevar una mano a su sien. A esas alturas no sabía que le irritaba más: Que no le dejaran leer, que el mono estuviera claramente borracho o que este insistiera en un tema sin sentido alguno. Posiblemente era una mezcla de las tres, sin embargo igual le contestó, todo con el fin de dar fin con esa charada.

    - Si te interesa saber... Ignoraría el Mundo Digital y me enfocaría en el Humano - dijo, haciendo un ademán a su libro - Miles de humanos, pero sin Digimon que los defiendan o luchen por ellos. Caerían en cuestión de días ante un grupo numeroso de Digimon.


    - Oooh... ¡Esa es una idea genial! - elogió el mono, algo que evidentemente no alegró a su acompañante - ¡Por eso siempre fuistes el listo!


    - Comparado contigo eso no es una hazaña... - comentó Vamdemon - Y antes que digas otra brillante idea: No se puede ir al Mundo Humano. No te molestes.


    - Ya sé eso - Etemon dejó caer su cabeza en la mesa con derrota, bufando mientras veía, distraído, las burbujas en su bebida ascender por esta - Solo hago una conversación...


    Con la charla terminada, aquella mesa obtuvo el silencio que el Digimon de la Oscuridad tanto ansiaba. Etemon continuó murmurando algunas cosas ocasionales, posiblemente acerca de su mal día, sin embargo ninguna de estas llegaron a oídos del Perfect. Lo único que logró cortar su concentración ocurrió unos minutos después, cuando una mujer de ojos rojos como la sangre, cabello de un intenso color negro y vestida con un yukata de la misma tonalidad se les acercó con una bandeja en mano. En esta, dos platos contenían lo que parecían ser rodajas de manzanas, cada una clavada con un mondadientes para su fácil manipulación. Vamdemon posó su mirada en la joven mientras esta descargaba el pedido, posándolo con cuidado entre ambos corresponsales

    - Disculpe, no ordenamos esto - indicó el vampiro. La mujer sonrió con dulzura, haciendo una pequeña reverencia como parte de su protocolo.


    - Cortesía de la casa, señor - contestó simplemente.


    Vamdemon no discutió, agradeciendo el servicio e introducciendo uno de los aperitivos en su boca. Para su sorpresa, aquellas manzanas tenían un sabor único, dulce y atrayente que pronto lo llevó a tomar otro bocado. Era la primera vez que probaba una fruta con aquella calidad, en especial considerando que era un pasapalos de un restaurante en lugar de un platillo verdadero.

    - Etemon, deja de lamentarte y prueba esto - sugirió el Undead, apuntando al segundo plato en frente del primate. El aludido asintió con desgano, repitendo la acción de su amigo y notando, como él, que la comida estaba mejor delo que había imaginado. No podía decir que era suficiente para animarlo, pero al menos si le ayudaba un poco considerando su situación actual.

    [...]

    Con cuidado de no ser vista, la misma "camarera" salió del establecimiento por la puerta trasera, encontrándose con tres figuras esperándola. La primera, Izuna, se inclinó en pleitesía al verla, manteniendo el semblante servicial que lo caracterizaba. Las otras dos siluetas, en cambio, no mostraron tal respeto. El chico de cabello blanco la observó con desinterés, cruzado de brazos y recostado de la pared del establecimiento. Mephismon, en cambio, no prestó atención alguna a la llegada de la mercader. Se encontraba devorando ruidosamente un par de manzanas completas iguales a las ofrecidas, mascándolas con tan poco cuidado y educación que la saliva y jugo salpicaba con cada bocado.

    - Está listo - informó Kuzunoha con una sonrisa - Dos manzanas: Una para Etemon y una para Vamdemon.


    - Gracias - contestó simplemente Nizheg, observando de reojo al carnero demoniaco en medio de su actividad - Eso era todo lo que necesitaba.


    - ¿Puedo preguntar que eran? - inquirió la fémina - ¿O cual es su propósito?


    - Son para dar conocimientos - explicó vagamente el albino - "Memorias", si lo quieres llamar así.


    - ¿Memorias?


    - Sí. Memorias de "otros" Mundos. Lo entenderás en un par de días.


    Kuzunoha amplió su sonrisa, mostrando un aire enigmático en esta.

    - Esperaré con gusto el espectáculo.


    [...]

    A kilómetros de distancia de la ciudad, en el límite entre el Valle de los Dragones y el Bosque de las Pesadillas, dos figuras observaban con aprensión un extraño "fenómeno" que estaba sucediendo en el área. Como si de un espejismo se tratara, un castillo estaba "materializándose" en esa zona, con una apariencia traslúcida que se iba volviendo cada vez más opaca con el paso de los segundos, volviéndose cada vez más "real" ante los ojos de los presentes.

    - Milady, ¿esto es?...


    Freyja no contestó, observando la estructura con sus pensamientos firmemente guardados dentro de su ser. Casualmente, ella y Hackmon no eran los únicos testigos de un fenómeno así esa noche y ese castillo no era la única edificación materializándose de tal manera. Del otro lado de Folder, en medio del Área Desértica, una curiosa pirámide invertida se encontraba en el mismo proceso, siendo observada por el dúo compuesto del enigmático anciano y el Digimon reloj.

    - Hmm... - soltó Jii, llevando una mano a su mentón mientras detallaba el monumento ante sus ojos - Esto será interesante.


     
    • Me gusta Me gusta x 9
    Última edición: 2 Ago 2016
  10. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    The Weekly Tengu Newspaper

    Bebés "Eternos"
    Nueva práctica de "comercio" en el Mercado Negro basada en el rapto de Digimon recién nacido

    Folder. Agosto de 20xx. En la tarde de este Viernes, oficiales de Digital Security que investigaban un reciente aumento de desapariciones de Digimon bebé han desmantelado una red de secuestro, modificación y tráfico de Digmon de este nivel. De acuerdo con las declaraciones realizadas por el Jefe de División encargado del caso, los renegados habían creado un "negocio" que consistía en raptar a los Digimon e inyectarlos con un suero capaz de inhibir o anular su capacidad evolutiva, estancándolos en su fase actual para posteriormente ser vendidos a clientes en el mercado negro como mascotas y compañía. Reportes afirman que al menos cien bebés modificados de distintas especies fueron incautados en la zona y puestos a la orden de la Central de Tamers para decidir que medidas tomar al respecto de ellos. Autoridades siguen investigando para encontrar otras redes y criminales que operen bajo el mismo método
    ¿Rumores de adopción? Aunque la decisión final acerca de la acción que la Central no ha sido informada oficialmente, rumores afirman que podría estar en consideración el entregar estos Digimon en adopción a Tamers y Guilds voluntarias dispuestas a darles un nuevo hogar, así como a monitorear cualquier cambio o comportamiento extraño que los bebés puedan presentar como efecto secundario de las modificaciones recibidas.
     
    • Me gusta Me gusta x 8
  11. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    The Weekly Tengu Newspaper

    ¡Great Justice!
    "Superhéroe" frustra intento de robo en Star City

    Star City. Agosto de 20xx. En un episodio digno de un Cómic, el intento de robo a un almacén de cartas y DigiMemories de Star City fue frustrado por los valientes esfuerzos de un solitario Digimon. "Great Justice", como se hizo llamar un Justimon que apareció en el área, se encargó de interceptar y neutralizar al grupo de cinco renegados que intentaban cometer el crimen, capturándolos y retirándose de la escena antes de la llegada de Digital Security al lugar. Testigos afirman que el Digimon trabajó solo, sin embargo no se descarta la posibilidad de que se tratara del compañero de un Tamer. Aunque la aparición de Digimon y Tamers "heróicos" no es un suceso reciente en el Mundo Digital y los Justimon son conocidos por practicar estos actos, las acciones de "Great Justice" se suman a una serie de rumores acerca de este Digimon y otros incidentes resueltos sin necesidad de la intervención de los cuerpos de seguridad. Más información será revelada a medida que los avistamientos de este héroe aumenten.
     
    • Me gusta Me gusta x 7
  12. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    The Weekly Tengu Newspaper

    Se descubren ruinas en el Continente Directory
    Participantes del Proyecto Exodus afirman que estas "no habían estado presentes en una expedición anterior".

    Star City. Septiembre de 20xx. En un reporte reciente de los participantes del Proyecto Exodus se ha hecho público que, durante una expedición al Oeste del continente, se ha descubierto una extraña construcción cerca de la costa. Tamers y Digimon en el lugar reportan que estas "ruinas", descritas como "una amplia plataforma con la forma de un aro, de un kilómetro de diámetro y hueca en su centro", no habían estado en esa zona durante una exploración anterior llevada a cabo un mes atrás. Un equipo de científicos e investigadores afiliados al Proyecto ya han sido movilizados al área, con la intención de estudiar este extraño fenómeno y de donde provino. También se han interrogado a Digimon oriundos del continente que cooperan con los Tamers del equipo de expedición, los cuales afirman que estas ruinas son "desconocidas para ellos y para cualquier historia o leyenda de su gente". Más información pronto.
    ¿Construcciones misteriosas? La aparición de este anillo en Directory se suma al rumor generado en Folder durante Agosto que afirma la presencia de un castillo y una pirámide en el Valle de los Dragones y el Área Desértica respectivamente, los cuales no han sido confirmados o encontrados desde entonces. Se desconoce si los tres fenómenos están conectados entre sí, sin embargo se maneja la posibilidad debido a lo cercano de sus fechas de aparición. La Central ha emitido un comunicado al respecto incitando a la población humana y Digimon a reportar cualquier otro caso similar que conozcan, de manera que se pueda llevar a cabo una investigación completa al respecto.
    Proyecto Exodus. Anunciado hace cerca de dos años, se trata de una colaboración a gran escala entre las "Guilds Masivas" del Mundo Digital con el propósito de explorar y colonizar un continente salvaja al noroeste de Folder, ahora denominado "Continente Directory". Actualmente el viaje a esta área se encuentra restringido para aquellos que no participan en el proyecto, sin embargo rumores e información afirman que esta prohibición podría levantarse poco. La reciente inauguración de la "capital" del Continente: Digital City; junto con los reportes de la finalización de la exploración a toda la tierra conocida han llevado a pensar que el final del proyecto se acerca, sin embargo aún quedan misterios en Directory por descubrir, a los cuales se suma esta nueva ruina. Mantendremos informados acerca del avance del Proyecto y cualquier otra noticia pertinente a este.
     
    • Me gusta Me gusta x 7
    Última edición: 6 Sep 2016
  13. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    Side Story
    "Aftermath I ~ Angel"

    Aclaratoria: Cronológicamente ocurre alrededor de Abril


    Si se pudiera describir el ánimo que se vivía en el renacido pueblo de File con una sola palabra, esta sería "agridulce". La derrota de Mugendramon y promesa de paz y prosperidad para la isla habían sido motivo de alivio y alegría para todos los habitantes de la ciudad, sin embargo esta había sido ligeramente contrarrestada por la inevitable despedida de los Tamers, que tenían que regresar a su Mundo luego de culminar su misión. Habían sido unas semanas llenas de eventos y encuentros, breves en esencia pero eternas para algunos, que les había dado la oportunidad de entrabar amistad y lazos con más de uno de esos viajeros de otra dimensión. El saber que tenían que irse significaba que posiblemente no se volverían a encontrar, al menos no por un tiempo, algo que tuvo que ser aceptado con pesar mientras Jijimon hacía los preparativos para la transportaciones. Agradecimientos fueron entregados, palabras fueron dedicadas e incluso unos obsequios de "desconocida procedecencia" fueron recibidos por aquellos Tamers que habían dejado una marca inborrable en la historia de esa isla alterna. Luego de que toda esta "ceremonia" culminó, los humanos y sus respectivos compañeros se reunieron en la plaza, donde una torre de luz creada por el anciano se encargó de elevarlos hacia el cielo, convirtiéndolos en una "estrella" brillante en el firmamento nocturno que simplemente desapareció luego de un abrir y cerrar de ojos. Aquel encuentro había llegado a su fin, sin embargo no sería olvidado ni por los Tamers ni por los Digimon cuyos hogares fueron salvados durante esa aventura.

    - Hasta el día que nos volvamos a ver - soltó el anciano a la nada como última despedida. La sensación de melancolía aún quedaba, nacida principalmente por la enorme gratitud que el alcalde tenía por los Tamers por su asistencia. Sin ellos, File City no habría recuperado su imagen de antaño y habría perecido ante Mugendramon. Con un suspiro por lo bajo que movió su bigote, el Ultimate se giró para encarar su humilde hogar, disponiéndose a retirarse a su despacho a descansar.

    No obstante, antes que Jijimon pudiera retirarse y los habitantes regresaran a sus actividades, un estridente rugido rompió la tranquilidad de la noche. Las miradas se alzaron al cielo hacia Megadramon, el nuevo vigilante aéreo de la ciudad, que estaba alertando con su voz de la aparición de un intruso. Efectivamente, solo fue cuestión de segundos para que varios, Jijimon incluído, se percataran de una figura volando a gran velocidad desde el Monte Infinito, más rápido de lo que cualquiera presente pudo haber interceptado. Con tensión, los habitantes solo pudieron observar el momento en el que el recién llegado se posicionó sobre sus cabezas, manifestando y extendiendo su majestuosa envergadura de los arcos en su espalda para detener su avance. Su figura, iluminada y resaltada por la luna a su espalda, solo acrecentó su belleza e imponencia. No era un Digimon que los habitantes de esa isla conocieran, ni siquiera en leyendas, lo cual solo acrecentaba su misterio.

    - ¿Un angel? - preguntó Angemon - No... ¿Un demonio?

    La duda del Adult era fácilmente justificable con solo vislumbras la apariencia de aquel Digimon. Portaba una figura humana femenina, cubierta de pies a cabeza con una armadura metalizada que combinaba tonalidades de blanco y negro con brillantes piezas azules y rosa que emitían una luz propia. Sus doce alas, muestra de su alta jerarquía, eran tan largas como su cuerpo y tenían la particular de estar divididas de la misma manera que su armadura. El lado izquierdo, el angélical, exhibía plumas tan blancas que parecían irradiar su propio resplandor. Las otras, demoniacas, estaban teñidas de un negro tan profundo que creaban la ilusión de vacío, anulando y absorbiendo la luz circundante como si estuvieran hechos de la "nada" misma. Nadie se atrevió a comentar o cuestionar la aparición de aquella magnífica criatura que, en su lugar, los observó en silencio, como si estuviera estudiando y juzgando a cada uno de ellos.

    - ¿Quién abrió la puerta a otro Mundo Digital? - preguntó la desconocida directamente y con voz alta, sin perder tiempo en ningún tipo de presentación. Ninguno de los Digimon presentes contestó para no delatar a su líder, algo que no habría sido necesario puesto que Jijimon no tardó en hacer notar su presencia. Aferrando su bastón, el anciano dio un paso al frente, sin apartar la vista de la nueva invitada - ¿Tú?

    - Así es - contestó. Su disposición se mantenía serena, producto de un deseo de creer que la Digimon, al menos por su parte angelical, no venía con malas intenciones - ¿Puedo preguntar quién es usted?

    - Mi nombre es Mastemon - informó la fémina con seriedad antes de volver al tema que le concernía - Contéstame: ¿Quién te dio autorización de algo como eso? ¿Conoces las consecuencias de manipular la barrera interdimensional para conectar otro plano Digital?

    - Era una medida necesaria para salvar esta isla.

    - ¿Y salvar esta isla tiene más importancia que las Leyes Fundamentales? - Mientras hacia esta pregunta, las luces rosáceas de su mitad demoniaca "destellaron", mientras que su voz se hizo más gélida - Las historias de los Mundo Digitales no deben cruzarse y los "mortales" no tienen derecho a irrespetar esa ley.

    - Me temo que no tenía idea de esa "Ley Fundamental" - sinceró Jijimon, manteniendo la calma aún y cuando era obvio para los presentes que aquel Digimon era hostil - De hecho, no sé de que me habla...

    - La ignorancia no es motivo para apelar a mi indulgencia - Con esta declaración Mastemon extendió su brazo derecho, manifestando un sable de luz azulina que brilló tanto como sus alas - Por el bien del "Área Única", es mi deber ejecutarte ahora mismo.

    Sin esperar respuesta, el ángel se lanzó repentinamente en picada con su espada preparada, teniendo al anciano Digital como único objetivo en mente. Los habitantes presentes en ese momento solo atinaron a advertirle a su líder, sin embargo este no tenía los reflejos necesarios para evitar tal asalto. Así, los siguientes segundos transcurrieron en una tensión insoportable mientras ambos Ultimate estaban a punto de hacer contacto hasta que...

    [!]

    Sucedió en un instante. La figura de Jijimon desapareció de la vista de Mastemon tan repentinamente que el ángel tuvo que volver a extender sus alas para frenar de golpe, aterrizando y raspando los pies en la tierra en el proceso. Sin perder más tiempo el Digimon empezó a buscar a su objetivo frenéticamente a su alrededor, dando con él al cabo de unos segundos al encontrarlo en compañía de dos figuras. La expresión de sorpresa de Mastemon fue notable al identificarlas como un Clockmon, cuyas manecillas delataban que había usado su Chrono Breaker recientemente y un humano de cabello canoso y vestimenta formal.

    - Como imaginé, nisiquiera el poder de Clockmon puede afectar por mucho el "tiempo" de un habitante del Área Única - comentó Jii, dedicándole una leve sonrisa de soslayo a Jijimon, que aún se encontraba ligeramente confundido por lo ocurrido - Cuanto sin verte, Mastemon. ¿Cómo has estado?

    - Tú... - La sorpresa del ángel pronto cambió a seriedad, sin embargo fue evidente que su hostilidad no era la misma ante el anciano relojero - ¿Apelarás por él?

    - "Aclararé" - corrigió el hombre - Fui yo quien le dio a Jijimon la "idea" de traer a los Tamers del otro Mundo. La responsabilidad de cualquier "Ley" rota recae sobre mí.

    - Debí suponer que tú tendrías algo que ver en esto... - chistó el ángel, haciendo desaparecer su espada. Los espectadores respiraron de alivio ante esto, mientras que Jii solo sonrió - ¿"Ellos dos" también están aquí?

    - Me temo que no. Aunque considerando los tiempos actuales, seguramente te encontrarás con esos niños tarde o temprano - respondió puntualmente el anciano - Me encantaría ponerme al día contigo pero me parece que estamos haciendo una escena... - comentó, apuntando a los habitantes de la ciudad que observaban el intercambio - ¿Me acompañas a una caminata? Clockmon y yo queríamos visitar el "nido" de Mugendramon...



     
    • Me gusta Me gusta x 4
  14. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    Side Story
    "Aftermath II ~ Prelude"

    Aclaratoria: Cronológicamente ocurre alrededor de Abril. Continuación de la SS anterior.



    En aquel espacio infinito el sepulcral silencio que reinaba fue roto por el fuerte eco que generaban un par de pasos, unos pequeños y de humano, otros pesados y mecánicos, al recorrer con parsimonia la plataforma que conformaba el último piso de aquella extraña dimensión. Ni Jii ni Clockmon hacían comentarios, simplemente avanzaban por el lugar como si lo "inspeccionaran", acompañados del enigmático ser angelical que en ese momento flotaba en el aire sin hacer uso de sus alas. Aquel extraño trío se detuvo al llegar al centro del área, donde fueron recibidos por una monumental figura que en ese momento estaba en proceso de regeneración. Ninguno pareció sorprenderse por la presencia de Mugendramon, el cual solo les devolvió un gruñido gutural de su mandíbula, a la par que los fulminaba con aquel distintivo brillo rojo que emanaba de las cuencas de su incompleto casco.

    - Se regenera rápido - admitió Jii, examinando la imponente silueta del Ultimate - ¿Asumo que es por su conexión con "ese" lugar?

    Mastemon no contestó. Su expresión pasó a ser una de molestia al toparse con el Digimon por lo que, sin mediar palabra o advertencia previa, repentinamente materializó sus alas y se elevó en una pirueta, despidiendo estelas de luz de sus brazos durante su ascenso. Al llegar a cierto punto, el ángel combinó estos haces en una esfera, la cual arrojó sin más contra el Digimon máquina. Al contacto, la esfera se expandió en un vórtice, que se encargó de despedazar y absorber sin piedad alguna a la criatura en su interior. En cuestión de segundos, en el lugar donde Mugendramon había estado solo quedaba vacío, sin una partícula de Data que pudiera atestiguar que la criatura hubiese estado ahí antes.

    - Basura...

    - ¿Había necesidad de tanta violencia? - preguntó Jii que, aunque su tono sonaba decepcionado, su expresión se mantenía apacible e indiferente a la ejecución - Pudo haber sido un buen espécimen para observar...

    - Los humanos crean porquerías como esta todo el tiempo - masculló Mastemon con asco - Ya encontrarás otro.

    - Esa actitud es impropia de un ente neutral, Mastemon - puntualizó el anciano - La "Maldición de Analogman" es un fenómeno peculiar. Rara vez la ambición de un humano llega al punto de dejar estos "residuos" luego de su desaparición. Así mismo, tampoco es normal que estos lleguen, por accidente o no, a otros Mundos Digitales.

    - No te hagas el ignorante...

    - Oh, no lo hago - sinceró el hombre - Las emociones humanas tienen un enorme poder dentro del Mundo Digital, ese es conocimiento general para cualquiera. Desde permitir la evolución hasta influenciar a los Digimon. El Mundo de la "Digisoul" presentó muchos casos relacionados con este fenómeno...

    - También tuvo a una basura que destruyó la barrera interdimensional.

    - No puedes responsabilizar a la humanidad por las acciones de unos pocos individuos - reprochó el anciano con un suspiro, reanudando la marcha hacia el final de la plataforma - Es cierto que incidentes como este "vestigio" hablan mal del "potencial" que se tiene, pero por cada "villano" siempre ha habido un "héroe" dispuesto a enfrentarlo. Tú y yo lo sabemos, Mastemon, ¿Cuantos Mundos Digitales y Humanos han sido salvados por "Tamers"? Incluso en mundos donde este concepto no existe, la unión entre Humano - Digimon, con otro término o nombre ha tenido el mismo efecto.

    - Ese debate está trillado.

    - Como no tienes idea - admitió Jii con una risa - Más de una vez se ha discutido que tan beneficiosa es esta "conexión", en incontables escenarios y contextos - comentó - Sin embargo, el mérito es innegable para cualquiera que, como nosotros, conoce estas "historias". Que la emoción humana cree "fantasmas" como estos, influencien de manera negativa a algunos Digimon o hasta alimenten a los Demon Lords no son más que el otro lado de la moneda. Una simbiosis imperfecta, pero interesante de estudiar.

    - No trates de convencerme - Fue la respuesta de Mastemon, que no había parado de acompañar al hombre en sus pasos - Que ese despojo sin mente haya llegado al Área Única y la haya usado para entrar en otro Mundo Digital y regenerarse es una muestra de la peligrosidad de los humanos. ¿Qué crees que haría alguien con esa "ambición" si tuviera acceso a esa zona?

    - Eso es algo que, me temo, ocurrirá tarde o temprano - contestó Jii - Afortunadamente, cuando pase sabemos que existirá más de un Tamer dispuest a detenerlo. En lo que a mi respecta, ese es un escenario que me gustaría estudiar.

    - Tsk, ¿y arrastrar a incontables lugares con ello?

    - Si Yggdrasil decidió que era prudente traer miles de Tamers a un Mundo como el nuestro, es porque confía en su potencial. Además, no es la primera vez que humanos de nuestro Mundo son llevados a otras dimensiones o tiempos, individualmente o en público.

    - Como si Yggdrasil no cometiera errores.

    - Que nuestra deidad los cometa y aprenda de ellos también es parte de su "crecimiento" - puntualizó el anciano - Después de todo, Yggdrasil ha vivido y presenciado ya incontables batallas.

    - Y la más reciente le costó la tierra a su pueblo y creó otro "Fantasma" en el Área Única.

    Al escuchar esto Jii se detuvo, preso de una sincera curiosidad.

    - ¿Nuestro Mundo también? - preguntó. El asentimiento hizo que su semblante pasara a uno más enigmático. Serio, pero había un "vestigio" de... ¿alegría? en él - Interesante, así que también creó algo como eso...

    - Me irrita tu despreocupación.

    - Es parte de mi labor - contestó el hombre - Así como la tuya es proteger el Área Única, la mía es presenciar y estudiar todos los escenarios posibles. El encuentro de los Tamers con un fantasma del pasado de su historia será algo digno de documentar.

    - ¿Incluso si lleva nuevamente a la destrucción?

    - Si ese es el resultado, no hay nada que se pueda hacer. Sin embargo tengo altas expectativas de las variables de esta vez.

    - Ya veo... - Sin más el ángel suspiró. Al parecer había llegado a la conclusión que esa charla no llegaría más lejos - Y bien, ¿qué querías ver aquí?

    Ante la pregunta el anciano reanudó su marcha, terminando de recorrer la distancia corta que quedaba hasta llegar al fin de la plataforma, donde la nada misma se extendía hasta el infinito. El hombre se inclinó entonces para ver hacia abajo, sonriendo levemente al confirmar sus sospechas.

    - Imagino que sabrás que el "temblor dimensional" que le permitió a Jijimon traer a los Tamers también abrió una brecha en el Monte Infinito del otro lado - informó Jii, a lo que el ángel asintió - Ambos espacios se parecen en forma y funcionamiento, sin embargo me extrañó que allá se abriera por este "incidente" mientras que acá parece que siempre ha existido.

    - Así es, esta área existe para que la "Puerta" no sea accesible a cualquiera.

    - Eso supuse - sonrió el anciano - Sin embargo quería confirmarlo. En el otro espacio no hay una "Puerta" en el mismo lugar.

    - Incluso en lugares similares la ubicación de las Puertas puede variar - informó Mastemon - De todas formas, las Puertas en tu Mundo deben estar cerradas, ¿no? Que esta se abriera fue una anomalía.

    - Lo están - afirmó Jii, mirando a Clockmon que asintió para corroborarlo - De hecho, me atrevo a decir que ningún Tamer ha logrado encontrar una, aunque supongo que es cuestión de tiempo - Se detuvo por un momento para dejar salir una pequeña risa - Hay uno en particular que debe estar cerca, con su esmero en investigar el área que la oculta.

    El ángel no comentó ante esto. Sin embargo no fue necesario que lo hiciera para que Jii supiera que esa noticia no le había hecho gracia.

    - Si tienes interés en las Puertas, no creerás que...

    - Asumo - indicó Jii - Que es posible que las Puertas de mi Mundo se abran pronto. Ese podría ser el presagio que se les trató de advertir a principios de año.

    Mientras el hombre y el ángel hablaban, Clockmon simplemente bajó la mirada hacia donde el relojero había estado observando un instante atrás. Ahí, flotando en la oscuridad y solo visible por la tenue luz azul que emanaba de su centro, se encontraba un "aro de piedra"; una plataforma cuyo tamaño considerable se podía discernir a pesar de la distancia a la que se encontraba.


     
    • Me gusta Me gusta x 4
  15. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    Side Story
    "Contacto"



    En los despejados cielos de la región Este del Continente WWW, aquel que alzara la vista podría ver a una magnífica ave negra rondando con un rumbo fijo. Yatagaramon se encontraba en una pequeña misión de "exploración", acompañado de su Tamer que, sobre el lomo de la criatura, se encargaba de tomar fotos al panorama bajo ellos, con el fin de complementar las notas que, ocasionalmente, redactaba en una pequeña libreta negra. La sonrisa en el rostro de la Líder del Tengu era notable, llena de energía y sed de información por una primicia en particular que, ese día, estaba dispuesta a conseguir: "El misterio de Crescent Island", algo que había eludido a Tamers, Digimon y a la misma Central por años.

    - ¡Ahí está! - señaló con ánimo la Commander, apuntando a la extraña isla artificial ubicada al final del puente que sobrevolaban. Como de costumbre, Crescent se mostraba impasible, presentando su peculiar apariencia conformado de suelo amarillo que resaltaba aún más por la luz del sol que le golpeaba - Yatagaramon, acerquémonos más.

    - Entendido - Con un batir de sus alas el Perfect aceleró ligeramente, para luego empezar a dar vueltas alrededor del perímetro de la isla. Aprovechando su nueva posición Minamoto empezó a tomar fotografías una tras otra, comparándolas en busca de comprobar su calidad y si estas traían algún indicio de por donde empezar a investigar. No había nada relevante a simple vista, sin embargo esto no mermó las intenciones de la chica que, tras indicarle a su compañero que descendiera, se dispuso a revisar más a fondo. Tantos rumores e historias sobre aquella área tenían que tener un resultado, su instinto de periodista le decía eso.

    - Como siempre, no hay ningún Digimon en la superficie... - puntualizó luego de hacer una revisión del área lisa de la isla - Tampoco veo marinos... Yatagaramon, continúa descendiendo.

    - ¿Tiene algo en mente, Ms. Shouko?

    - Si no encontramos nada hoy, contrataremos a un Submarimon que nos lleve a explorar las profundidades - anunció la Commander - Alguien debe haberlo hecho antes, pero estoy segura que algo debe ocultar este lugar... Por ahora llévame a la zona central.

    El ave obedeció, sin necesidad de preguntarle motivos a su Tamer. Él también manejaba información del lugar: En esa zona se rumoraba que aparecía un pilar de luz ocasionalmente, algo que aumentaba los misterios de la isla. Poco a poco el Perfect se acercó al área indicada y aterrizó, agachando su cuerpo de forma que la chica no tuvo problemas para bajar de su lomo y toca finalmente la tierra. Inmediatamente empezó a inspeccionar la zona, tomando más fotografías sin dejar de prestar atención al más ínfimo detalle. Sin embargo y lamentablemente para la reportera, los primeros minutos de búsqueda no arrojaron ningún resultado. La zona estaba tranquila, con solo el sonido del oleaje como lo único que rompía aquel silencio.

    - Nada... - suspiró al llegar al centro del círculo y comprobar que estaba tan simple como el resto. No había nada que pudiera guiarla, ya fuera un mecanismo o inscripción - Yatagaramon, ¿se te ocurre algo?

    - La verdad, no... - sinceró el ave - Sin embargo...

    Antes que pudiera dar su idea algo llamó la atención del Perfect, que de inmediato agudizó la vista y erizó las plumas en una muestra de que había sido alertado. Inmediatamente después, dos torres de agua salieron disparadas desde la superficie del mar, alcanzando alturas considerables y esparciéndose en el cielo de tal forma que no tardaron en dejar un arcoiris en el lugar. Los responsables fueron identificados por la Tamer como especies Perfect de Whamon que, sin mediar palabra, rondaron la zona en un lento nado circular, casi asemejando tiburones.

    - ¿Cuanto tiempo llevan aquí? - Se preguntó la Commander aún aferrando su Digivice por seguridad. La función de radar había sido activada señalando, para su sorpresa, un punto por el que no estaban nadando los Whamon en ese instantes. Segundos después el responsable se hizo presente: Una enorme serpiente revestida de metal dorado, que rompió la superficie del agua para imponerse con su enorme altura sobre las dos figuras en tierra. Shouko no tardó en mostrar su desconfianza ante MetalSeadramon, el cual les apuntó con su morro, pero sin empezar a emanar energía de este.

    - Humano - llamó la serpiente - ¿Tú eres quien se hace llamar "Tamer"?

    - Sí, soy una Tamer - informó Shouko. Que el Ultimate le hablara y no mostrara hostilidad podía considerarse un alivio, sin embargo no por eso bajó la guardia. Yatagaramon tampoco lo hizo, avanzando hacia su Tamer en un claro intento de tomarla para huir si llegara a ser necesario.

    - ¿Qué hacen aquí?

    - Estamos investigando los rumores de esta isla - La respuesta de la periodista fue sincera. Si esos Digimon podían ayudarla o al menos darle una pista, mejor - Queremos saber que misterios oculta.

    - ¿Con qué propósito?

    - Para informar - contestó Shouko - Somos periodistas del Tengu. Nuestra labor es llevar información a Tamers y Digimon de todo el Mundo Digital.

    - ¿"Informantes"? - repitió la serpiente. En ese momento uno de los Whamon salió hacia la superficie, dejando ver el "casco" que cubría su cabeza - ¿Ustedes entregarían un mensaje a todos los humanos y Digimon de la superficie?

    "Mensaje". Aquella palabra sin duda captó el interés de la Tengu, que empezaba a sentir que había alcanzado lo que buscaba o que, al menos, estaba muy cerca de ello. Confirmó la pregunta de MetalSeadramon, el cual a su vez dio un pequeño asentimiento con la cabeza. En ese momento, las dos ballenas volvieron a sumergirse en las profundidades, dejando visibles sus colas por unos segundos antes de desaparecer en el manto del océano. Un silencio incómodo quedó en el ambiente, durante el cual el Ultimate solo se quedó observando a los forasteros, sin mediar más palabra de la necesaria.

    - Hum... - soltó la japonesa luego de un rato en el que nada ocurrió. Ahora que podía confirmar que el MetalSeadramon no era hostil, su curiosidad por él había aumentado - ¿De qué se trata esto?

    - Tenemos un mensaje que otorgar a la superficie, todo por orden de nuestro Lord Plesiomon - informó la serpiente - Si tu puedes transmitirlo a todos lo Tamers, eso nos ayudaría.

    - ¿Lord Plesiomon? - De inmediato, casi por reflejo, la joven abrió su libreta y colocó su pluma en mano - ¿Quién es? ¿Podrías contarme sobre él? ¿Quienes son ustedes?

    - Ya lo sabrás.

    En ese instante, unas especies de grabados aparecieron en el suelo en un patrón circular, del cual se originó el fenómeno por el que la Tengu había venido ahí en primer lugar. De inmediato Shouko se dispuso a tomar fotos del pilar de luz en pleno proceso, sin embargo se detuvo al comprobar que alguien estaba surgiendo de este. No era un Plesiomon, pero si se trataba de un Ultimate marino que ella reconocía como poco común: Una mezcla de dragón y tiburón con armadura azul en todo su cuerpo, que llevaba una tabla colgada a sus espaldas.

    - ¿Son ellos? - preguntó el recién llegado al toparse con el dúo, recibiendo un asentimiento de parte de MetalSeadramon - Soy Surfymon. Bienvenida a nuestra ciudad, "periodistas del Tengu".

    - ¿"Ciudad"? - No había duda. La Commander había dado con una verdadera primicia.


     
    • Me gusta Me gusta x 4
  16. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    The Weekly Tengu Newspaper

    Rei Nishimura: ¿Desaparecido?
    Rumores afirman que el contacto con el afamado Commander y arqueólogo se ha perdido por completo

    File City. Diciembre de 20xx. En los últimos días ha estado surgiendo un extraño rumor acerca de la súbita desaparición de Rei Nishimura (26 años, Commander, de origen japonés) así como de su compañero, KoKabuterimon. El Tamer, afamado en nuestra sociedad por sus múltiples hallazgos arqueológicos y maestría en la historia y leyendas del Mundo Digital, fue visto por última vez en File hace una semana, aparentemente en vía a una nueva expedición al Bosque Amida. Desde entonces, ciertas fuentes no oficiales han corrido la noticia de que el contacto con el Tamer se perdió por completo, haciendo imposible conocer su ubicación o situación actual, sea por Digivice o D-Terminal. Aunque no se ha comprobado la veracidad de esta noticia, el hecho que el Commander no ha hecho apariciones públicas y que varios miembros de Digital Security han estado patrullando el Bosque Amida (en cooperación con el Guardián de la misma, Centarumon), llevan a creer que estos rumores pueden ser ciertos. Seguiremos informando.
    ¿Los secretos de Amida? Durante años, el origen y propósito de las afamadas Ruinas de Amida han llamado la atención del arqueólogo y muchos otros Tamers con similar espíritu aventurero, invitand al primero a hacer múltiples expediciones al lugar. Luego de obtener la cooperación de Centarumon, se le ha preguntado acerca de que secretos pueden albergar estas ruinas y si pueden tener relación con la desaparición del Commander. "Los Humanos y Digimon no deben acercarse a las Ruinas de Amida" - declaró - "Es terreno sagrado que no debe ser perturbado. Hacerlo podría traer consecuencias graves para el Mundo Digital"
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  17. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    Side Story
    "CodeSmith"


    - Aquí tienes, una DigiMemory de Allomon tal como encargaste.

    - ¡Genial, gracias!

    En una pequeña tienda que podía ser descrita mejor como un depósito de libros, un Wisemon se encargaba de hacer "negocios", entregando una pequeña tarjeta a un emocionado Tamer que había llegado al lugar en compañía de su compañero, un Falcomon. El joven recibió de manos del Perfect el objeto, alzándolo para verlo de más cerca. Efectivamente, la memoria portaba la imagen de un Allomon, uno idéntico al que tanto le había costado derrotar para obtener su DigiCode. Depositó el objeto en su cinturón y, tras pasarle al forjador una suma de Bits por sus servicios, se despidió y salió de la tienda, ansioso por probar su nueva adquisición en una batalla.

    - Vuelva cuando gusten.

    Con esa despedida hecha, el enigmático Digimon se estiró en su puesto, observando su "local" provisional sin nada más interesante que hacer. Ya había terminado con los pedidos del día y, juzgando por la hora, era poco probable que otro cliente llegara en ese momento. ¿Tal vez era momento de cerrar por el día? Miró el reloj en la pared y contestó su pregunta, por lo que a continuación se introdujo en su libro, desapareciendo del Mundo Digital y dejando esa pequeña tienda completamente desolada.

    En el interior de "The Book", Wisemon avanzó por su despacho y laboratorio con parsimonia, buscando alguna actividad en la cual matar un poco de su aburrimiento. En su inspección el Perfect se detuvo frente a su propia estantería de libros, inspeccionando los elegantes lomos de cada uno de los ejemplares que, diligentemente, había recolectado durante años. No tardó mucho antes que uno en específico captara su atención: Un grueso y pesado libro enciclopédico de color verde, justo lo que el erudito necesitaba para una noche de lectura ligera.

    - Veamos...

    Con cuidado de no dañar el preciado ejemplar con sus garras, Wisemon lo extrajo de la estantería y lo posó entre sus manos, soplando por costumbre aunque en su dimensión no había polvo para acumularse en sus pertenencias. Al ver su portada el Digimon recordó automáticamente de que era el libro y cual era su origen: Se trataba de una enciclopedia de leyendas del Mundo Digital, escrita a mano por un colega que había conocido año atrás y obsequiada por él mismo. Rió para sus adentros al memorar esos días. Aquel Digimon compartía su sed de conocimiento y pasión, sin embargo también era bastante terco cuando algo llamaba su atención. Si su memoria no fallaba - y rara vez lo hacía - Wisemon podía recordar que ese colega incluso había convencido a un conocido de ambos de crear en masa y comercializar una especie de "Canalizador" en base de una investigación que él había publicado en su libro. El resultado, tal y como había podido predecir el Perfect, había sido un fracaso: Al no ser accesible el objeto a "canalizar", el invento había resultado inutil, al menos para cualquiera que no le hallara propósito a un "brazalete muy caro".

    - Ah, me pregunto sí...

    Aquella pequeña divagación había encendido la curiosidad del alquimista, interesado en descubrir más sobre que había llevado al autor a convencer a su amigo de que tal patraña era posible en primer lugar. Recordando que no había leído ese libro en más de un año, antes de empezar su "trabajo" como CodeSmith, se decidió entonces por desentrañar ese misterio, volviendo a su silla para empezar la ardua lectura. Aquel despacho quedó entonces en un silencio sepulcral, solo roto por el ocasional sonido de las páginas al pasar.

    [...]​

    - Ah, ahí está.

    Le había tomado un rato, producto de entretenerse en los múltiples interesantes pasajes que aquel ejemplar ofrecía, pero finalmente Wisemon había hallado lo que buscaba: El origen de la teoría del autor del libro. Leyendo detenidamente y analizando al detalle, la hábil mente del Perfect pronto comprendió de que se trataba el tema: Era una simple teoría sobre transformar códigos en esos objetos, con un método muy similar a la alquimia que él mismo utilizaba. Un tema interesante sin duda, pero que tenía una falla primordial: Aquellos "códigos de data" descritas en el pasaje no existían en el Mundo Digital. En otras palabras, los "ingredientes" eran el problema. Wisemon se extrañó, ¿de donde había sacado su colega esa teoría? Sonaba como un mito, no un hecho que justificara llevar a la ruina económica a otro con un invento que...

    Fue ahí cuando lo entendió, cuando el sabio miró de reojo a su propia mesa de trabajo. Al momento de la publicación del libro, aquellos códigos no existían, sin embargo... ¿Podían ser lo mismo que los DigiCode que él utilizaba? Su mente inquisitiva empezó a trabajar a toda marcha ante esta interesante posibilidad por lo que pronto, luego de despejar su escritorio para tener el espacio libre, Wisemon sostuvo el libro y volvió a releer el pasaje, tomándolo esta vez no como un texto acádemico sino como, en un sentido más literal, un "libro de recetas".

    - "Primero el código raíz" - leyó Wisemon para luego hurgar entre sus pertenencias. Al parecer esa era la parte primordial del experimento, un código específico que debía estar en la fórmula y que determinaría su resultado final. Leyendo las teorías del autor y combinándolos con sus conocimientos, pronto el historiador descrifó la clave de ese fragmento: De acuerdo a sus cálculos, solo cerca de veinte, tal vez un poco más, códigos servirían; basándose en las leyendas e ilustraciones y comparándolo con las especies actuales que correspondían a aquellas descripciones. Pronto encontró el DigiCode adecuado, extraído por él mismo de un guerrero ígneo que había conocido tiempo atrás. Diligentemente, Wisemon extrajo la cinta y la colocó con cuidado en la mesa, para luego continuar leyendo.

    - Lo siguiente es... "códigos compatibles"

    Eso era más subjetivo, puesto que el alquimista había descubierto anteriormente, mediante la siempre confiable "prueba y error", que tratar de combinar DigiCodes en uno solo, puro u objeto, provocaba un rechazo inmediato -casi siempre acompañado de una explosión y/o pérdida de ambos códigos-. Aún así, la sed de conocimiento de Wisemon era suficiente para seguir experimentando, por lo que pronto su mente se dedicó a descifrar la nueva parte del acertijo frente a él. "Compatibilidad con la raíz"... Debía pensar en base al Guerrero ígneo y, por ende, en la leyenda que lo rodeaba, lo cual lo hacía más sencillo. La respuesta pronto llegó en la forma de dos códigos más, pertenecientes a Digimon del mismo nivel que, de acuerdo con la teoría de Wisemon, cumplían el requisito. Los tres DigiCodes quedaron entonces desplegados en la mesa, dejando a Wisemon listo para la siguiente parte de su experimento.

    - Ahora...

    Aunque su expresión era impasible, su decepción fue notable al ver que el próximo paso era mucho más vago, algo de esperarse considerando que la teoría que estaba leyendo se había hecho sin una demostración práctica o sin la existencia del objeto en primer lugar. Después de leer la poca información, Wisemon decidió aplicar sus propios conocimientos en ese momento para completar el experimento. Así fue como, empleando sus destrezas como forjador de DigiCode, el Perfect empezó a crear algo nuevo: No buscaba que el resultado fuera una carta o DigiMemory, esta vez deseaba obtener algo similar a lo que proponía el libro. De hacerlo, no solo un nuevo mundo de posibilidades se abriría ante él y el Mundo Digital entero, también redimiría el "cuento de hadas" y la "ruina económica" de sus dos antiguos colegas.

    [...]​

    Con la noción del tiempo perdida por completo, Wisemon no supo cuanto le tomó culminar aquel experimento, sin embargo eso no le importó en lo absoluto puesto que su pequeño "proyecto" había resultado un éxito. Frente a él el DigiCode había desaparecido, forjado y convertido en un objeto que, a diferencia de trabajos anteriores, no era una carta o una DigiMemory. Era más bien una pequeña estatuilla, un "tótem" idéntico al de los pasajes de las leyendas que aquel libro con tanta emoción narraba. Wisemon se reclinó de su asiento y contempló, satisfecho, su creación. No había duda, eso revolucionaría su negocio de una manera inesperada.

    - Ahora, me pregunto si...

    Por supuesto, que estuviera satisfecho no significaba que se iba a conformar con lo que ya había logrado. Su mente siempre le pedía más, ir más allá de la teoría, llevar una hipótesis hacia sus límites lógicos. Preso de la emoción, el Historiador pronto empezó a ojear los pasajes en busca de inspiración para su siguiente paso. Había creado ya un tótem, faltaba confirmar si funcionaba en realidad pero, siendo él, estaba seguro que lo haría. Siguiendo y adaptando la "receta", podría hacer lo mismo con los otros ventiún modelos conocidos restantes así que eso tampoco le interesaba probar eso en ese momento. Quería algo nuevo: ¿Tal vez un tipo nuevo? ¿Una fusión de varios? Las posibilidades eran infinitas para alguien con recursos y una mente como la suya. Pronto varios DigiCode estuvieron en la mesa, siendo hábilmente disecados y fusionados nuevamente alrededor del tótem ya creado. Las manos del Digimon se movían con velocidad mientras sus ojos pasaban como dardos del libro a la mesa de trabajo. Al cabo de unos instantes, una reacción ocurrió: Los datos se juntaron y empezaron a brillar intensamente, aumentando al tope las expectativas del forjador.

    [!]​

    Una sonora explosión y humo llenó el taller del Perfect, que pronto salió del caos creado tosiendo levemente. Podía intuir que había "sobrecargado" su experimento, puesto que en lugar de este y los DigiCodes usados ahora solo quedaba cenizas y una marca en su escritorio que posiblemente no se borraría. Suspiró mientras se sacudía la ropa, para luego buscar el lado positivo. Había aprendido una valiosa lección: "Abstenerse de añadir Data de más y solo seguir la receta del-"

    -... Ah....

    Si bien su escritorio había sido lo suficientemente robusto para aguantar el estallido de su experimento, lo mismo no podía decirse del preciado libro que había provocado todo, el cual ahora estaba reducido a papel chamuscado, totalmente inservible y imposible de leer en ese estado. La decepción pronto llegó a Wisemon, que solo pudo tomar los restos de su posesión y lanzarlo a una papelera cercana. Eso sería un problema, podía tratar de contactar a su colega pero, conociéndolo, este se sentiría ofendido por lo ocurrido con el libro, al punto de tal vez no querer darle otra copia. Su única esperanza sería que, por azares del destino, llegara a él alguien que tuviera una. Tal vez así el forjador podría volver a intentar ese experimento más adelante.

     
    • Me gusta Me gusta x 5
  18. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    Side Story
    "Invitation"




    Una calma sepulcral, únicamente rota por el eco de pasos y un goteo ocasional, era lo que se vivía en aquel estrecho y oscuro pasaje. Utilizando una linterna para iluminar su camino, Rei lideraba el descenso por una escalera de caracol que había descubierto en su más reciente expedición al Bosque Amida. Sus predisposición era cautelosa a causa de su enorme experiencia, sin embargo sus pasos resultaban bastante apresurados producto de la enorme emoción que sentía en ese momento. Todo había comenzado una semana atrás, cuando el arqueólogo se había topado con un viejo libro que estaba en exhibición en una tienda de antiguedades de Star City. Aunque originalmente el Commander no esperaba obtener de esa compra más que una lectura interesante, su sorpresa fue grande al hallar un pasaje acerca de las Ruinas Amida, que contenía información que él mismo no había visto antes. Con esto en mente el japonés había organizado una nueva expedición en solitario, utilizando los datos del libro como una guía para encontrar una nueva área nunca antes explorada, la cual lo llevó a la escalera que en ese momento recorría. Su corazón palpitaba fuertemente por la expectativa, ese podría ser el día que descubriría el origen y propósito real de los antiguos monumentos que había estado investigando durante años.

    - Rei, allá - Blitzmon, que escoltaba el paso de su Tamer para protegerlo de cualquier imprevisto, llamó su atención en cuanto el dúo se acercó al final de las escaleras, donde se podía apreciar lo que parecía ser una tenue luz azul. Nishimura la confirmó y, valiéndose de ella para dirigir su último avance, apagó su linterna para conservar su energía. El último escalón fue alcanzado con un pequeño salto, dejando al arqueólogo envuelto en aquel brillo y enmudecido de lo que vio al frente de él a continuación.

    Para su sorpresa, la nueva sala era amplia, más que cualquier otra cámara o ruina superficial que el dúo hubiera investigado antes. Su extensión era tanta que el final era apenas visible, sin embargo al hombre no le costó mucho calcular que debía ser, fácilmente, un kilómetro de extensión. ¿Que lo había llevado a esta cifra? El "contenido" de la sala y, sin duda, lo más interesante de esta. Estaba ante algo curiosamente familar, una estructura que había tenido la oportunidad de conocer anteriormente en un viaje a Directory cuando su descubrimiento había llegado a los títulares del Tengu. Sin embargo, a diferencia de la "plataforma" del Nuevo Continente, esta no tenía un centro "hueco". El aro de piedra estaba "rodeando" lo que parecía ser un cuerpo de agua calma, la cual emanaba el brillo azul que iluminaba la sala entera. Blitzmon sobrepasó a su Tamer y, extendiendo sus alas, se elevó un poco en el aire, permitiéndole detallar mejor la misteriosa estructura.

    - Rei... ¿esto es lo mismo que...?

    - ¡Lo es! - contestó el Commander casi de inmediato, dejando salir su emoción de tal forma que su voz hizo eco en los muros cercanos. Preso del momento, el hombre empezó a hurgar entre sus pertenencias, sacando su libro de anotaciones y una cámara que le lanzó al escarabajo, el cual atajó con destreza para luego empezar a fotografiar indiscriminadamente el descubrimiento - ¡La misma estructura que apareció en Directory! ¿Quién diría que el secreto de Amida podía verse a simple vista en otro continente?

    - Sí, pero... ¿qué es? - preguntó el escarabajo, aún en su labor. Aunque no paraba de tomar fotografías, se mantenía alerta en todo momento, cauteloso de cualquier sopresa que pudiera ocurrir. Lo que le causaba más recelo, sin duda, era el centro de la plataforma, aquella extraña luz que resultaba constante y atrayente de esa forma - Esa luz no estaba en Directory.

    - Así es, y eso es lo que me intriga... - contestó el Commander, que ahora buscaba grabados o símbolos que le permitieran conocer más acerca de la sala - Cuando visitamos allá creí que eran solo unas ruinas, una construcción simple hecha por algún motivo cultural o religioso, pero esto... - Se detuvo un momento, esta vez para apreciar más la zona central de la reliquia - ¿Puede ser algún tipo de mecanismo? Con la diferencia que este está "activo" y el otro no... - teorizó a la vez que alzaba su Digivice para comprobar si había alguna reacción, sin éxito alguno.

    - Rei, no te acerques demasiado - previno Blitzmon - Puede ser peligroso.

    - Lo sé - rió el Commander. Aunque era cierto que se moría por averiguar más acerca del descubrimiento, no era tan imprudente como para meter las manos en una sustancia desconocida - Pero no te mentiré, me interesa mucho saber que es eso... Si tuviera una DigiMemory para ordenarle que lo toque... - En vista que esa idea era imposible con su equipo actual, el Commander empezó a pensar maneras de improvisar, dando con una en cuestión de unos segundos. Buscó entre sus pertenencias algo desechable, decantándose por una pequeña muestra de piedra que había recolectado anteriormente. La verdad había pretendido llevársela para estudiarla, pero en la situación actual usarla de ese modo sería más beneficioso para ellos. Ya luego podría conseguir otra muestra - Blitzmon, retrocede un poco - indicó - Veamos primero que pasa cuando algo cae en esa luz.

    Apenas terminó de dar su orden el arqueólogo lanzó la piedra hacia el interior de la plataforma, esperando escuchar algún tipo de chapoteo o golpe seco al momento que esta aterrizara. No obstante, ninguno de los dos ocurrió: En su lugar la piedra tocó la luz y fue "absorbida" por esta, intensificando por un instante su brillo para luego volver inmediatamente a la normalidad. Rei se detuvo entonces a analizar lo ocurrido, compartiendo sus ideas con su compañero en el aire.

    - No es sólido ni líquido, tampoco parece haber algo abajo de esto... - comentó - También tuvo una reacción al contacto con la piedra, así que no creo que sea intangible. ¿Crees que si lanzamos algo más grande tendremos una mejor pista?

    - Por favor no arroje cosas a la "puerta", es irrespetuoso.

    Aquella repentina voz hizo que el arqueólogo diera un respingo, mientras que su Digimon descendió como un rayo hasta él para protegerlo sin dudarlo. Ambos miraron en todas direcciones en busca del origen de esas palabras, topándose con una figura que, elegantemente, apareció de detrás de uno de los pilares de la sala. Se trataba de una bella mujer de piel pálida, penetrantes ojos rojizos y cabello negro como la noche, cuyas dos últimas cualidades hacían juego con el kimono que portaba como vestimenta. Sobre su cabeza, una máscara de kitsune reposaba y, a su lado, un Renamon de pelaje blanco seguía sus pasos como si de un escolta se tratara. La mujer perfiló una sonrisa y realizó una inclinación leve como saludo.

    - Ara, lamento haberlos asustado - prosiguió la mujer - Donde quedaron mis modales.

    - ¿Quién eres, como entraste aquí? - preguntó el escarabajo, observando atentamente al Digimon de la desconocida. Como si la extraña coloración del Child no fuera suficiente para llamar la atención, también estaba el hecho que parecía emanar luz propia, aunque ese podía ser solo un reflejo del brillo de la estructura aledaña.

    - Kuzunoha, él es Izuna - presentó la morena - Sobre como llegué aquí... usé la entrada trasera, por supuesto.

    Su tono de voz era apacible y tan sereno que Rei no supo si estaba siendo sincera o si les estaba tomando el pelo a ambos con esa respuesta. Sin embargo, no cuestionó más acerca de ello. Ahora que se había recuperado de la impresión inicial, algo en las palabras de la mujer le había llamado enormemente la atención.

    - ¿Dijiste que esto era una "Puerta"? - preguntó - ¿Sabes que es esta estructura?

    - Por supuesto - admitió Kuzunoha - Esta es una de las construcciones más importantes del Mundo Digital, sin embargo lo fascinante es lo que está tras ella. Como dije, es una "Puerta"; un portal, si quieres verlo así.

    - ¿Un portal? - repitió el Commander, mirando de reojo el área a donde había lanzado la piedra anteriormente. No era una idea descabellada, eso podía concordar con su observación y tendría sentido considerando su ubicación y lo dificil que había sido acceder a ella. No obstante también le daba una duda aún más grande - ¿A donde?

    - A donde quieras, suponiendo que sabes a donde te diriges - contestó Kuzunoha. Al ver que su explicación no estaba resultando ser lo suficiente, la mujer tomó su máscara y la arrojó sin reparo a la estructura, repitiendo el mismo fenómeno que Rei había provocado segundos atrás. Cuando todo volvió a la normalidad, le hizo un ademán a Izuna, que sin chistar se lanzó ágilmente en el mismo punto en que la preciada prenda había caído. Los segundos posteriores transcurrieron de manera lenta hasta que, finalmente, el zorro emergió una vez más en medio de un destello de luz, sosteniendo entre sus manos la máscara que le devolvió servicialmente a su ama - ¿Ves? Se trata de algo que cualquiera puede atravesar cuando está abierta sin consecuencias, es por esto que esta y otras puertas no están en lugares que cualquiera puede acceder.

    - "Otras" ¿Hay más? - La respuesta podía parecer obvia, principalmente porque el japonés ya había visitado anteriormente otra estructura similar, sin embargo su duda no iba por ese camino. Las ruinas de Directory no tenían el mismo "fenómeno" que esta. Podía decirse que no estaba "abierta", por lo que él quería saber si habían otras iguales a la que tenía ante él en ese momento.

    - Muchas más de las que puedes imaginarte - contestó la mujer con una sonrisa - Por supuesto, no todas están en este Mundo Digital, pero si quieres comprobarlo por ti mismo solo tendrías que entrar en esta y ver hacia donde te lleva. Que hayas llegado hasta aquí significa que tienes una curiosidad enorme, ¿no es así? Estoy segura que te encantaría conocer un nuevo lugar en el que muy pocos han estado.

    Ni Rei ni Blitzmon contestaron. La idea sonaba más que tentadora, sin embargo ninguno podía dudar que toda la situación estaba resultando sospechosa en más de un sentido, principalmente a causa de aquella mujer y su súbita aparición en el lugar. Kuzunoha también pareció notar esto, por lo que luego de unos segundos suspiró y metió la mano en su kimono, sacando un pequeño objeto envuelto en una bolsa de tela. Lo arrojó sin advertencia al japonés, el cual apenas alcanzó a atajarlo entre sus manos para luego ver a su homóloga con confusión.

    - Creo que esto te interesará - dijo - Revísalo. No muerde.

    Con cautela, el hombre sujetó entonces el objeto y se dispuso a quitarle la tira que mantenía la tela cerrada, retirándola junto a esta para revisar que había en su interior. Por el peso y forma parecía ser una especie de estatuilla, una hipótesis que resultó estar muy cerca de la realidad al momento que descubrió de que se trataba. Su sorpresa fue más que evidente cuando el arqueólogo sostuvo el pequeño tótem desnudo entre sus dedos, el cual era idéntico a uno de los que él había visto hasta el cansancio en los registros antiguos que tanto había estudiado. Blitzmon también pudo confirmar lo que era cuando lo vio, exhibiendo una expresión muy similar a la de su Tamer. No había duda, eso era...

    - Es genuino - aseguró la comerciante - Si no me crees puedes probarlo con tu Digivice.

    Sometido a su propia curiosidad, Rei no tuvo reparos en atender esa discusión, por lo que pronto su D-Scanner estuvo al lado de la estatuilla para comprobar su autenticidad. Al accionar la función de DigiCode del dispositivo, el objeto misterioso se desintegró en datos que se introdujeron en el Digivice, que mostró en su pantalla una imagen del tótem transformado seguido de un símbolo parecido a un kanji que él también reconocía. No quedaba lugar para la equivocación, era exactamente igual a la vez que había tenido (brevemente) un Spirit en sus manos.

    - Cómo... Dónde...

    - Todas tus dudas quedarán resueltas si visitas la frontera que hay detrás de la puerta - Fue la respuesta, sencilla pero enigmática, de la mujer de cabello azabache - Puedo guiarte por ella y hasta el origen de ese tótem, pero la decisión es tuya.

    - Rei...

    Aun cuando normalmente la expresión de Nishimura en un momento así sería una de jubilo total por tantos descubrimientos, en ese instante su semblante era serio y sin lugar a alegrías infantiles. Estaba ponderando muy fuertemente todo lo aprendido y escuchado, buscando decidir a partir de eso lo que haría a continuación.

    - ¿Por qué me cuentas esto? - preguntó.

    - Eso es mi secreto - contestó sin vergüenza alguna la mujer - Pero te aseguro que no deseo ningún daño para ti o tu compañero. Ese tótem es mi "ofrenda", puedes quedártelo como muestra de buena voluntad.

    Rei Nishimura respiró profundo y, tras unos segundos, exhaló. Si ese viaje podía traer un nuevo mar de información a sus investigaciones y al Mundo Digital, entonces era una expedición que valía la pena hacer. Su instinto y profesión se lo pedían, debía llegar al fondo de ese misterio.

    - Está bien. - dijo - Escucharé lo que tienes que decir.

     
    • Me gusta Me gusta x 2
  19. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    Reporte 14

    "La 11va Reencarnación"

    Fragmento extraído del libro: "Mitos y Leyendas que transcienden la barrera del Mundo Digital", ubicado en la Biblioteca de Holy Angel Citadel. Autor desconocido

    "Estoy seguro que en esta época de eruditos y académicos no existe Digimon civilizado que no haya escuchado sobre la leyenda de los Juttoushi, aquellos diez poderosos Digimon que, 2.000 años atrás, dieron sus vidas para acabar con la opresión de Lucemon, quien sería desterrado a la Dark Area, Yggdrasil quiera que eternamente. Sus nombres, ilustraciones y elementos son cultura general para cualquiera, al igual que su "destino" final luego de su muerte: Su "existencia" separada en dos reliquias diferentes, cada una representativa de los dos bandos que crearon la guerra que el propio Lucemon detuvo con su descenso: Los Humanos, conocidos por su inteligencia y las Bestias, conocidos por su fuerza. Según las leyendas, aquel guerrero que tuviera contacto con estas reliquias podría obtener el poder del Juttoushi, permitiéndole a este reencarnar una vez más con su "usuario" como un medio.

    Ahora, para poder hablar del tema de este capítulo es necesario que me enfoque brevemente en lo anteriormente expuesto: La guerra entre Humanos y Bestias. Oficialmente esta batalla culminó, ¿pero qué garantía tenemos de que verdad haya sido así en todas partes? Sonará pesimista, pero es dificil de creer que tan amplio conflicto haya terminado en su totalidad, considerando que ambos bandos cesaron únicamente por la intervención de Lucemon. Sin este, la inteligencia de los Humanos volvería a crear soberbia y opresión, mientras que la fuerza de los Bestias llevaría una vez más a que generaran violencia y destrucción. Lamentablemente, la sed de conflicto está grabada en los Digicores de todos nosotros, algo que es fácil de comprobar al observar cuan sangrienta está resultando la historia de nuestra Era actual, "Illias".

    La historia que les traigo es una que me topé en mis viajes, un relato de desconocida procedencia que funciona bajo esta premisa de que hoy en día, en algún lugar del Mundo Digital (o quizás tal vez más allá de este) el conflicto entre Humanos y Bestias sigue existiendo, prolongado indefinidamente por las ansias de batalla, venganza y supremacía de sus descendientes. Esta cultura bélica posee una leyenda: "Aquellos Guerreros que demuestren su valía y honor en el campo de batalla son bendecidos por los ángeles con la oportunidad de ser el recipiente de la reencarnación de estos Digimon, mientras que solo aquellos que posean lealtad absoluta a su causa y la de su gente podrán ser bañados en la bendición de un tipo diferente de reliquia: Una ajena a las veinte de la leyenda y a los Juttoushi, que actuará como el verdadero avatar de la voluntad de los ángeles. Estas reliquias, que representan una propiedad ajena a los Diez <<elementos>>, otorgarán magníficas formas a los Guerreros que las porten: Una dama de guerra llena de esplendor o una criatura de mitología con un aura de supremacía, ambos caracterizados por sus inmaculadas alas blancas que les permiten descender al campo de batalla desde los "Cielos" <<>> que los representan. A simple vista puede parecer un simple "embellecimiento" de un folclor conocido, en especial considerando que los registros históricos solo hablan de veinte reliquias, dos por cada uno de los Diez Guerreros, así como del hecho de que la Guerra entre Humanos y Digimon ha culminado. Sin embargo en un lugar como el Mundo Digital, donde los sucesos más inverosímiles pueden ocurrir, la posibilidad de que estas dos extraordinarias reliquias también existan no está en el plano de lo imposible. De ser verdad esta anécdota, esta "11va Reencarnación" daría un nuevo giro a la leyenda, presentando consigo nuevas dudas digna del estudio de investigadores e historiadores: ¿Cuál es el origen de estas reliquias? ¿De qué o quién fueron creadas y qué formas otorgan? ¿Qué significa que representen el "Cielo" y "La voluntad de los ángeles"? ¿Por qué requieren lealtad a la causa de un conflicto? Y finalmente, ¿En qué se asemeja y diferencia esta reencarnación de las de los Guerreros que dieron su vida para traer paz al Mundo Digital? Ya sea Mito o Leyenda, es una historia de la que espero conocer más en el futuro, aunque sea solo por saciar mi sana curiosidad"
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  20. Autor
    Masaru

    Masaru 存在証明 Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    14,151
    Temas:
    1,104
    Calificaciones:
    +4,297 / -3
    The Weekly Tengu Newspaper

    "Anunciada la próxima edición de la [Tech-Expo]"
    En esta ocasión la atracción principal será el rumorado "Proyecto D-BT"


    Metal Empire. Marzo 20XX. Tras semanas de rumores y secretismo, la cuarta "Tech-Expo" anual ha sido confirmada oficialmente, cambiando por primera vez su sede al Metal Empire y con fecha pautada para Abril de este año. Este evento reune a científicos e inventores de la población humana y Digimon del Mundo Digital, los cuales presentan y exponen al público los últimos avances e invenciones en el plazo científico y tecnológico. En esta ocasión el itinerario se centra en avances en las funciones de Digivice (cuyo campo fue revolucionado en Diciembre del año pasado) así como la revelación oficial del "Proyecto D-BT". Si bien no hay detalles sobre que se trata esta nueva invención, se conoce que fue creada por la colaboración entre diversos ingenieros, mecánicos e investigadores del Imperio y con el fin de "brindar apoyo y seguridad a los Tamers exploradores de zonas desconocidas, salvajes o peligrosas". Más información será revelado durante el evento, cuya fecha exacta será confirmada más adelante.
     

Compartir esta página