Misión D Suena Inofensivo/Juro Katsuki/Kumogakure

Tema en 'Naruto World' iniciado por Alessandri, 5 Jun 2018.

Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas
  1. Autor
    Alessandri

    Alessandri There's no cure for being a cunt.

    Registrado:
    1 Jun 2018
    Mensajes:
    115
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +20
    (D) Suena Inofensivo

    Descripción de la misión: Un grupo de niños ha venido llorando para informarle a las autoridades que hay un peligroso y temible monstruo en los alrededores de la aldea. Normalmente nadie les hizo mucho caso pues se supuso que sólo habrían visto algún animal silvestre que los asustó, pero cuando llegaron reportes de viajeros que afirmaron ver a un ser vivo extraño, con pinta de ser peligroso, dieron mayor importancia al asunto.

    Objetivos:
    - Encontrar y detener a la bestia (si es que existe)
    - Asegurarse de que las cercanías de la aldea esté libres de monstruos (?)

    Notas:
    - Todos los encuentros sucedieron en horas de la mañana, cerca de la entrada principal a la villa
    - Los niños podrían tener más información sobre dónde y cuándo se encontraron con la bestia
    - Uno de los jóvenes dice que es un conejo​
     
  2. Autor
    Alessandri

    Alessandri There's no cure for being a cunt.

    Registrado:
    1 Jun 2018
    Mensajes:
    115
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +20
    El amigable genin daba unos pasos fuera de su hogar, arreglando su calzado tranquilamente antes de salir a por su primera misión, sin importarle la estricta mirada de sus padres. "No podía fallar", "Debía dar honor al apellido", el castaño había escuchado tanto esas palabras por parte de sus familiares que se había vuelto prácticamente inmune a la presión, sabía lo que debía hacer bastante bien, agradecía la inasana preocupación de su estricto linaje pero también validaba el entrenamiento otorgado por ellos como más que suficiente para lidiar con misiones menores. Con completa calma, el sonriente Juro caminó hasta que eventualmente llegó a la plaza principal de la aldea de las nubes, donde un grupo de chiquillos le esperaba.​


    -Caballeros- saludó Katsuki sin ningún resquemor ante la diferencia de edad o el cómo se veía el que un ninja saludase tan formalmente a un grupo de mocosos, ellos eran ante nada los clientes, los que habían solicitado la misión, y el Katsuki estaba más que dispuesto a tratarles con el respeto correspondiente. El grupo de seis chicos parpadeó un par de veces ante la presentación del genin, pero uno de ellos se adelantó y con el pecho inflado saludó de vuelta, cual siguiendo el juego.

    -¿Señor Katsuki, asumo?- las risas contenidas no se hicieron esperar, sólo el pálido shinobi no entendía el chiste, así que continuó con su trato formal.

    -En efecto, me gustaría que me guiasen a las cercanías del último lugar donde avistaron a la criatura- solicitó el ninja, sonriendo de manera cálida a su interlocutor -Además, datos con respecto al encuentro y la apariencia del monstruo en cuestión-

    Los siete se encaminaron entonces hacia la entrada de la villa, lugar donde se había visto por última vez al rumorado monstruo. Durante el trayecto, Juro fue proporcionado con los datos que requirió, o al menos lo mejor que pudo captar a través de los atropellados testimonios de la juventud de la nube. Él escuchaba silentemente y tomaba nota de cada minúsculo detalle que se le brindaba, asintiendo una que otra vez.

    Una vez el peculiar grupo se encontró a unos cien metros del último punto de encuentro, Katsuki citó el texto resultante de los numerosos testimonios, deteniéndose en seco.

    -Un monstruo los atacó a las 10 de la mañana el sábado cuando jugaban a los ninja a las afueras de la villa, específicamente cuando Daichi se acercó a un arbusto para sacar una vara para usarla de katana contra la legendaria espada Masamune que tenía Yoko...- la aludida espada no era más que un pedazo de caña de bambú que solía romper las varas de los demás -... el monstruo en cuestión es rápido, muy estéticamente repelente y en teoría un conejo- dejando de lado lo risible que era ver al solemne ninja graduado citar tal resumen, lo último fue lo que les llamó aún más la atención la atención.

    -¿Un conejo? ¡NO! Tenia cuernos y era del tamaño de un perro, además dos lenguas y...- Katsuki interrumpió al exaltado chico y señaló a uno de los amigos de este -Daichi dice que vio un conejo, no pienso descartar la posibilidad hasta que se compruebe lo contrario, ahora si me disculpan- Juro se dispuso a marchar hacia la escena del crimen, mas fue interceptado por las palabras de uno de sus clientes.

    -¡Nosotros vamos también!- Juro simplemente negó con la cabeza.

    -Negativo, el cliente jamás debe ser puesto en peligro, en especial si hay un monstruo suelto- en lo personal, el castaño no creía que hubiese una bestia o algo así, pero si bastaba recordarles ello para evitar que estorbaran, iba a utilizar ese recurso. Efectivamente el grupo bajó sus cabezas, murmurando a regañadientes antes de que Juro palmara la cabeza de uno de ellos -Si quieren ayudar, repórtenme lo que recuerden al mediodía, en este punto- sin más que agregar, el genin se disparó a su mayor velocidad, procurando que no le siguiesen mientras iba al punto preciso del incidente.

    Kumogakure era una aldea bastante rocosa, poseedora de uno que otro parche verde de árboles o arbustos que se nutrían del flujo de agua que corría por la planicie. El terreno favorecía al shinobi en lo que se refería a avistar, lo que sí iba a ser agotador recorrer cada elevación rocosa con el fin de peinar el área de manera efectiva. Suspirando, el shinobi comenzó a meditar su proceder a frases sueltas.

    "Tenemos un animal... el animal necesita alimentarse, es rápido por lo que si hubiese querido hubiese atrapado a uno de los niños- además de lo anterior, no se había reportado ninguna desaparición ni avistado animales o ganado muertos en aumento, la vista del Katsuki se volvió hacia los parches verdes de vegetación -No estaba cazando... estaba protegiendo su territorio, atacó cuando uno de ellos se acercó a un arbusto- tomando en cuenta ello, el joven comenzó a repetir la palabra arbusto en voz alta, extrayendo desde su porta shuriken el pergamino de la misión, escrito que contenía el testimonio y perfil de los comerciantes que habían sido atacados.

    -Un importador de zanahorias, una de lechuga y frutos secos...- el intelectual frunció el ceño, concluyendo -Lo que sea que está atacando es hervíboro ¿Un conejo?- Juro recordó el testimonio de Daichi, pero un conejo no cuadraba en absoluto con la descripción de los comerciantes y los niños ¿Qué hizo especial a Daichi? Entonces lo recordó ¡Fue Daichi quien le vió por primera vez! ¿Acaso era posible que este "monstruo" fuese un simple conejo con la habilidad de transformarse? ¿Qué clase de locura era esa? Fuere lo que fuere, no bastaba con identificarlo, debía encontrarlo y detenerlo.

    Juro pasó el resto de la mañana rastreando al animal sin aval, atribuyendo que era muy tarde como para encontrarle, todos los ataques se habían perpetrado en la mañana y él inició su investigación a las 11 del día, si quería encontrarle, debía volver al menos entre las 8 y 10 en punto, horas que englobaban las apariciones del ser. Determinado a encontrarle el siguiente día, y luego de recibir un reporte por parte de los chicos que sólo ensalzaba los rasgos más horrorosos de la criatura, Juro volvió a su casa para dibujar el retrato hablado de la criatura y prepararse para combatirla de ser necesario.
     
  3. Autor
    Alessandri

    Alessandri There's no cure for being a cunt.

    Registrado:
    1 Jun 2018
    Mensajes:
    115
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +20
  4. Bishamon

    Bishamon Can you feel the rhythm? Running, running! Moderador

    Registrado:
    12 May 2008
    Mensajes:
    4,809
    Temas:
    239
    Calificaciones:
    +2,352
  5. Autor
    Alessandri

    Alessandri There's no cure for being a cunt.

    Registrado:
    1 Jun 2018
    Mensajes:
    115
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +20
    A la madrugada del día siguiente, Juro se encontraba listo para empezar con la misión, herramientas a mano y su estrategia ya establecida después de una noche de ponderar. Se levantó a las siete en punto y fue de inmediato hacia la entrada de la aldea, esperando con ansias toparse con algún mercader. Una larga hora pasó, pero la paciencia del shinobi rindió frutos, recompensándole con la presencia de un vendedor ambulante que se disponía a comerciar a las afueras de la villa.​


    -Disculpe señor- solicitó Juro, aproximándose al individuo con una sonrisa simpática. El sujeto paró y se volvió hacia el genin castaño.

    -¿Sí? ¿Qué pasa?- inquirió algo confundido el sujeto.

    -Verá, necesito de su ayuda para una misión, un trabajo por el bien de la aldea- Katsuki entonces mostró la reluciente hebilla de su cinturón, la cual tenía enmarcada el símbolo de la aldea que le certificaba como genin. Un tanto preocupado, el hombre arqueó una ceja ante el completo desconocido.

    -Ya veo... ¿Y qué quieres?-

    El muchacho se explayó cordialmente y reservando ciertos detalles, principalmente aquellos que comprometían el bienestar del ciudadano, resumiendo su historia en que necesitaba que el comerciante trajese consigo una caja de verduras para que un "ladrón de verduras" fuese aprehendido con las manos en la masa. El hombre era un artesano que no comerciaba en el rubro gastronómico, por lo que Katsuki tuvo que pagar con el dinero de sus padres por una caja de zanahorias y lechugas, las cuales insistió que el mercante debía cargar. Molesto, el hombre preguntó.


    -¡Espera! ¿Por qué tengo que llevar las cosas yo?- Juro se explicó de manera calma.

    -De llevar yo la caja, mi tiempo de reacción se vería afectado, y la criatura de la que le hablé es aparentemente muy rápida- al mercader le seguía pareciendo muy raro todo esto, pero el ninja había prometido unos cuantos Ryos por el esfuerzo así que se resignó a completar la labor y seguir con lo suyo cuanto antes.

    Eran poco más de las ocho y cuarto, el obligado asistente caminaba aparentemente sólo con su mochila y una caja de verduras de 30 por 30 a mano. Poco a poco el comerciante de las nubes se acercaba al lugar donde Daichi había sido atacado, lugar que Juro estimaba debía estar cerca de una madriguera o algo así. De ser un conejo tenía sentido, la razón por la que no se le veía durante el resto del día era porque de seguro había hecho su hogar alguna grieta entre las numerosas formaciones rocosas aledañas a la villa, y como no había tiempo para investigarlas todas, lo mejor era salir a pescar así.

    Un par de ojos rojos brillaron desde un arbusto seco mientras que el vendedor ambulante caminaba con ligero nerviosismo, y antes de que este pudiese reaccionar ¡ZAS! Una bestia del tamaño de un perro saltó desde su escondite, con sus garras y mirada fijas en la caja. Completamente sorprendido, el hombre gritó del espanto, pero el ataque fue inmediatamente interceptado por Juro, quien saltó desde la sombra del comerciante para atacar al monstruo, haciendo brillante uso de su Kekkei Genkai para sorprender a este último.

    Tal y como describían, la criatura tenía cuernos afilados de carnero, dos lenguas salivantes que colgaban de la boca y un pelaje oscuro que la hacía ver como un demonio del averno. La bestia mostró su afilada dentadura y saltó al ataque de manera súbita, pero las reacciones del veloz genin no se quedaban atrás. La bestia se topó con un golpe de mano abierta a la nariz que se deslizó justo entre sus patas delanteras, desorientándola a la vez que era empujada de vuelta al polvo. Aprovechando la apertura, Katsuki entrecerró los ojos y se abalanzó hacia adelante para evitar que la criatura de cuernos intentase escapar.


    -¿....qué está pasando?- se preguntaba el mercader, temblando de rodillas mientras veía una pelea a gran velocidad entre un conejo mutante y un ninja de la nube. La mezcla entre asombro y simple cuestionamiento existencial era fuerte en el civil.

    El monstruo giraba en sí con espléndida agilidad y saltaba desde las mismas extremidades y hombros de Juro cuando este la atacaba, reincorporándose en el aire para rasguñarle de manera feral. El último interceptaba las patas de la criatura con sus propias manos a los últimos momentos, aguantando el dolor a favor de impedir daños mayores al rostro o peor, al cuello. Mientras más se prolongaba la pelea, más la criatura parecía entrar en frenesí, babeando y atacando en patrones más erráticos, haciendo que el estilo de pelea defensivo de Katsuki fuere menos y menos efectivo, resultando en más y más cortes en contra del shinobi. El conejo dio un salto más en el cenit de su hambre e ira, y quiso reducir a Juro con una doble patada a la cabeza, haciendo uso de sus poderosas patas traseras. Pero el genin logró balancear su cuerpo hacia el lado y agarró las patas de la criatura cuando estas se estiraron como un pistón, aferrándose a estas con la misma fuerza brutal que la azotó contra el camino rocoso, llegando a hacerla rebotar tras el knock out.


    Jadeante tras la corta pero intensa pelea, el ensangrentado Katsuki sacudió la cabeza antes de dirigirse hacia el incrédulo hombre de la caja.

    -Estoo.... eso era todo señor, puede seguir con lo suyo- el hombre asintió lentamente, mientras que el conejo parecía revertir a su estado normal.

    De vuelta en la aldea, Juro presentó su hallazgo a las autoridades, reportando que si bien el mamífero parecía ser el único de su tipo, seguiría el caso un par de días más por si algo más ocurría. En cuanto se dio vuelta para marcharse, el ninja de sombra escuchó a los shinobi de rango mayor mencionar algo sobre alguien jugando con "Chakra Natural" o algo así mientras hablaban sobre el inconsciente y ahora enjaulado animal, pero Juro dirimió que no era de su incumbencia si es que no se lo decían directamente, y siguió con su camino.


    FIN BishamonBishamon
     
  6. Bishamon

    Bishamon Can you feel the rhythm? Running, running! Moderador

    Registrado:
    12 May 2008
    Mensajes:
    4,809
    Temas:
    239
    Calificaciones:
    +2,352
    Las misiones se reportan en el tema llamado "reporte de misiones", búscalo dando clic a una etiqueta que diga sistema.
     
  7. Bishamon

    Bishamon Can you feel the rhythm? Running, running! Moderador

    Registrado:
    12 May 2008
    Mensajes:
    4,809
    Temas:
    239
    Calificaciones:
    +2,352
    Jelo!

    He aquí tu corrección, misma que no será para nada extensa por ser una misión corta y porque en general lo has hecho bastante bien. De hecho, cosas que debas mejorar por ahora no capté ningún detalle que remarcar, pues diste un inicio, medio y final adecuados. Se te da bien el describir escenarios y dar a entender las emociones de los personajes y sus pensamientos. Me alegra que no te quedaras corto sobre el conejo, sino que realizaras un mini combate asumiendo la baja peligrosidad que indica el rango y que formularas la manera de cómo actuar para resolver la situación. También debo felicitarte por tu escritura, lo haces muy bien. Sigue así y mejor :)

    150 Ryos. 3 PRs.
    Para Kumo: 75 Ryos.

    AlessandriAlessandri
     
Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas

Compartir esta página

Cargando...