Original Fic THE LAST SCORE -FINAL-

Tema en 'Fanfics y Roles Yuri' iniciado por I-AM-WOLFIE, 26 Ago 2018.

  1. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE O-O¬¬ ¿Quién es la que anda ahí? Jajaja

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,740
    Temas:
    93
    Calificaciones:
    +798
    :3 Sigamos.



    SCORE 8




    El partido final de basquetbol estaba a punto de empezar, el equipo integrado por Shirayuki, Lucia, Liguria, Kyoko, Blanche y Colette, contra el equipo de Saori, Shandee, Karma, Katherine, Yasmina y Kokina. Por sugerencia de la profesora Farah, quedaron en que Kokina quedaría en la banca de su equipo, para emparejar las cosas al tener ella mayor experiencia al ser una jugadora olímpica.


    - Te apuesto veinte dólares a que gana el equipo de Ligu. -


    - Que sean cincuenta.
    - Dijo Meli a su hermana. - Yo creo que ganará el equipo de Kath. -

    - Igual creo que ellas ganarán. -


    - ¿En serio? -


    - También yo, aunque el equipo de Ligu es más veloz, al tenerla a ella, a Yuki y Colette, y tienen a Kyoko y Blanche para la defensa, el equipo de Katherine en promedio es más alto, la más baja es Karma y aun así es más alta que Yuki, eso influirá mucho, no olviden que tienen de consejera a Kokina. -


    - ¡Va! -



    El balón fue lanzado al aire, Blanche y Kath brincaron por él, aprovechando que eran las más altas de cada equipo, siendo ganado por la joven de ojos color ámbar, que dio pase hacía Colette, la castaña esquivó a las rivales hasta dar un pase perfecto a Yuki, que corrió a toda velocidad hasta el área debajo de la canasta, cuando Saori intentó quitarle el balón a su hermana, ella lo pasó a Kyoko, quien dio un gran salto para encestar.


    - ¡Yei! -


    - Mierda, soy casi tan rápida como Yuki, pero no puedo cubrir a Kyoko. -
    Dijo Saori mientras recogía el balón para el saque.

    - Mientras no le lleguen los balones, Kyoko y Blanche no serán de peligro, Karma, cubre a Ligu, Saori, cubre a Yuki. -


    - ¡Si! -



    El equipo intentó cubrir a las dos pelirrojas, pero se les complicaba por la gran velocidad de ambas, mientras todo eso ocurría, Kokina planeaba la manera en como contrarrestarlas, sin saber que, de la misma manera, Karma lo hacía, aunque sus planes parecían ser menos ortodoxos. Terminó el primer tiempo y el puntaje iba 17 - 9 a favor del equipo de Kyoko, cosa que calaba un poco en su novia, ya que, si algo compartían, era el hambre de la victoria.


    - A este ritmo vamos a perder… Si tan sólo nos quitáramos a esas dos. -

    - ¡Tengo un plan! -

    - Habla, cualquier idea es bienvenida. -


    - ¡Tú! ¡Quítate el sostén! -


    - ¿Qué? -


    - No estamos para juegos. -


    - ¡Hablo en serio! Esa tal Ligu es una depravada, seguro al ver tus enormes tetas botando, se distraerá ¿O no? -


    - Bueno, a Liguria le gustan mucho mis senos. -
    Hablaba Shandee tapando su busto al pensar en la cara de libidinosa de su esposa.

    - Oye, quiero que ganemos de forma legal. -


    - Hazlo. -


    - ¿Qué? Oye, Yasmina, no está… -


    - ¿Quieres perder con Kyoko? No me importa si una de nosotras se sacrifica, quiero ganar. -


    - Yo… -


    - ¡Ok, lo haré, cúbranme! -



    Todas hicieron teamback cubriendo a Shandee, mientras las demás miraban a ese equipo, pensando en que plan se les habrá ocurrido, teniendo sus propias opciones para derrotarlas.


    - Seguro tienen un plan en contra nuestra, algo sucio. -


    - ¿Qué opciones tenemos? -


    - ¿Y si juegan a lo mismo? -
    Sugirió Lucia sorprendiendo a las chicas. - Conociéndola, Karma hará algo malo, nunca sigue las reglas de los juegos, termina inventando algo a su favor. -

    - Entonces ¿Qué hacemos? -


    - Blanche, Colette, ustedes hagan lo suyo. -


    - ¿Lo suyo? -


    - ¿Son las dominantes de la relación o no?
    - Dijo la pelirroja mientras Blanche y Colette se volteaban a ver confundidas.

    - No te entiendo. -


    - Ya saben, sus parejas son las que si ustedes chasquean los dedos ellas aplauden, así como Shandee me obedece. -


    - Amm… Ligu ¿Qué no Shandee siempre te regaña y manda? -


    - Eso es fuera de la casa, pero dentro, uff, si supieras hermanita, hasta me besa los pies. -

    - Mmm… Tengo una idea. -

    - Yo también, aunque, es algo riesgoso.
    - Habló Blanche sacando su celular.

    - ¿Qué haces? -


    - Sí da resultado, con un mensaje tendremos la ventaja. -



    En cuanto iba a empezar el segundo tiempo propuesto, Katherine y Blanche pelearon por el balón, por alguna razón, Kath no dio un buen brinco, perdiendo el balón con su novia, Liguria intentó recuperarla, pero sus ojos se clavaron en el bote de los pechos de su esposa, chocando con Yuki al correr desconcentrada, cuando el pase llegó hasta Colette, quien fue cubierta por Saori, pero, bastó una sonrisa y una mirada fija, para que la pelirroja sacara ese lado nervioso que escondía, volteando a otro lado por su sonrojo, dejando pasar a la castaña, quien cedió el esférico al balón a Kyoko obteniendo tres puntos.


    - ¿Qué rayos pasó? -


    - Perdón, yo no alcancé a nadie. -
    Dijo Yuki jugando con sus dedos apenada. - La prima Karma me susurró que, si intentaba esquivarla, me iba a pellizcar la colita. -

    - ¿Qué? ¡Profesora, están haciendo trampa! -


    - Ay ajá, la prima Yuki pudo haberlo imaginado ¿O no? jaja, lo que le dije, es que me parecía muy bonita. -


    - Bueno, pudo haber dicho eso. -


    - Saori ¿Qué te paso? Colette no es tan veloz como tú. -


    - Fue un momento de debilidad. -
    Hablaba Saori tallando su hombro y volteando al estar sonrojada.

    - Vamos, no podemos dejarnos caer, seguimos arriba. -


    - Concéntrense, no quiero perder, no contra Kyoko. -



    El encuentro siguió y como pasó anteriormente, Saori no podía evitar ponerse nerviosa por las miradas de su esposa, Liguria estaba distraída con los senos de Shandee, Yuki evitaba pasar al lado de Karma por la amenaza de atentado contra su colita y Katherine parecía siempre perder en el aire contra Blanche. Kokina se jalaba las mejillas al no entender que estaba pasando, el partido parecía un juego callejero, la única de su equipo que parecía concentrada era Yasmina, pero no podía contra Kyoko y Blanche, haciendo que la castaña brincara de nervios.


    - ¡Profesora, por favor, deje que participe! -


    - Claro que no, sería mucha ventaja para tu equipo. -


    - ¿Equipo? ¡Mire como están! -
    Señaló Kokina mientras Cassandra cruzaba sus brazos y observaba con detenimiento lo que ocurría.

    - Mmm… No, no veo la diferencia, ambos equipos están igual de parejos en estupidez. -


    - ¡Profesora! -


    - Ok, saca una rápido. -


    - ¡Gracias! ¡Saori, fuera! -


    - ¿Qué? -


    - Oiga, no es justo.
    - Gritó Liguria.


    El juego seguía y poco a poco los puntajes se emparejaron, Kokina no esperaba que pusieran a Shirayuki contra ella, que, aunque era pequeña, su velocidad y reacción la convertía en una defensa muy difícil, teniendo que estar dando pases consecutivos. El tiempo pasaba y los puntos iban similares, Kokina se sintió tranquila al ver que Yuki estaba agotándose y Lucía entraría en cambio por ella, esa joven no era buena en los deportes y eso le daba una gran oportunidad. A los últimos segundos del encuentro, el puntaje iba 52 a 51 con ventaja a favor del equipo de Kokina, Colette traía el balón, veía todas cubiertas, menos a Lucifer que estaba en una esquina, Liguria le hizo una señal de curvatura sobre sus senos y con una mirada le dio a entender un plan, descabellado, pero que sería efectivo.


    - ¡Lucia!
    - Gritó Collete, lanzando el balón directo a la joven que cerró los ojos y extendió las manos.

    - ¡Espera! -



    El balón golpeó sobre los grandes senos de la joven, rebotando en forma angular por la dirección que lanzó la italiana, Kokina se descuidó un instante de cubrir a Liguria, que, con toda su velocidad, alcanzó el balón, la castaña trató de quitársela, pero no esperaba un pase hacia atrás de la pelirroja a Kyoko, quien lanzó en busca de los tres puntos.


    - ¡Fin de juego, gana el equipo de Yuki! -


    - ¡Yei, ganamos! -


    - ¡Ganamos por tus tetas, prima! -
    Hablaba Liguria abrazando a Lucia quien estaba roja por el comentario.

    - ¡No presiones tu rostro en mi pecho! -


    - No puedo creerlo, perdí contra novatas en el basquetbol.
    - Dijo Kokina sintiendo que alguien le arrojaba una toalla y le abrazaba por detrás, mirando por el hombro a su novia quien le sonrió.

    - Lo importante es que te divertiste ¿O no? -


    - Si… Pero, no me gusta perder. -


    - A nadie le gusta perder, pero ¿No sientes que ganaste al verlas así? -



    Kokina miró a su alrededor, todas sus amigas riéndose, estando animadas, las hijas de las profesoras que tanto les hacían falta, sonriendo, llenas de alegría, esa sensación de calidez y amistad que había, era lo que le dio fuerzas a Kokina para volver a jugar, ese grupo fue quien le hizo entender que tener una mano biónica no te impedía sentirte completa.


    - Tienes razón… No las había visto así desde hace dos años.
    - Susurró la castaña mientras era abrazada por Kyoko, quien besaba su nuca.

    - Eso es lo que quería nuestra profesora Noihara, que disfrutáramos de la amistad, del amor, aunque ella cayó en el vacío de la tristeza por perder a su esposa, nosotras, debemos esforzarnos por demostrarle que seremos más fuerte que ella, que podremos superar la adversidad, todas juntas. -


    Kokina sintió algo húmedo en su nuca, notando que era, aferró los brazos de su novia y se mantuvo tranquila, ya que, Kyoko lloraba por la ausencia de su profesora, aquella que hizo que ella, Yasmina y Seiji, reforzaran esa vieja amistad que tuvieron en la preparatoria, así, como fortalecer sus relaciones con las chicas de las cuales se enamoraron.

    - ¿En verdad vas a cumplir lo que dijiste?
    - Preguntaba Katherine mientras estaba sentada en las gradas al lado de su novia.

    - Sí, esta noche es seguro. -


    - Una fiesta en la habitación de Meli… ¿En verdad Seiji no sabe nada? -


    - Te lo juro, aunque esa mocosa me cae mal, no bromearía con lo que dijo. -


    - Así que esta noche, podremos divertirnos con Seiji.
    - Pensó Kath con una sonrisa, mirando a lo lejos a la morena que era abrazada por Melissa. - Me pregunto, que tan cierto es el rumor que dijo Samy sobre su cuerpo. -







    CHANCHANCHAN OAO
     
  2. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE O-O¬¬ ¿Quién es la que anda ahí? Jajaja

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,740
    Temas:
    93
    Calificaciones:
    +798
    :3 CHANCHANCHAN, ya mero acabo esta historia nwn/ y empezamos con los fics para OCTUBRE Y NOVIEMBRE, alusivos a Halloween.






    SCORE 9





    En la habitación de Melissa, una fiesta se realizaba en compañía de todo el equipo de amigas del volibol que tenían, pero la fiesta era rara, al menos, para el pensamiento de Seiji, ya que, no venía porqué de repente todas estaban en lencería, con licor de por medio. Ella, siendo de ropas ligeras, usaba una tanga y sostén de encaje color blanco, su esposa, Melissa, usaba un conjunto deportivo de color celeste que resaltaba su figura atlética y curvilínea. En el mismo cuarto, estaban Samantha, hermana menor de su pareja cuyo físico era casi idéntico al de Meli y lo aprovechaba usando una ropa interior similar de color rojo, por algunos detalles la brasileña rápidamente las distinguía a diferencia de sus amigas que sólo en la voz las conocían, al lado de ella, podía verse a Mikaela, su novia y la cual tenía un cuerpo muy exuberante que no se veía exagerado por su altura, siendo la que usaba una lencería más sencilla, siendo una ropa interior de algodón de color blanco con encaje en los costados. De quien se sorprendió por su presencia fue por Katherine y Blanche, no sólo porque solían evitar esas reuniones, sino, por verlas en ropas tan ligeras fuera de los vestidores, sin dudas, las dos eran chicas muy bellas, Kath de piel bronceada tenía un cuerpo muy sensual que lucía con su ropa interior de color rosa, de un encaje casi transparente, mientras que Blanche parecía presumir de sus grandes pechos y su bien formado trasero con una tanga y un sostén negro más que reveladores. Tanta belleza y erotismo en una sola habitación empezaban a incomodar a la sudamericana, ya que sospechaba, que algo no cuadraba.


    - Vamos Seiji, bebe más, que estamos festejando que nos volvemos a reunir como equipo.
    - Hablaba Samy sirviéndole más al vaso de su cuñada.

    - ¿Hasta cuándo se pondrá borracha? -


    - No tengo idea. -


    - Si creen que Seiji se va a poner así, olvídenlo.
    - Río Mika haciendo que Blanche y Kath voltearan con ella. - Ella tiene mucho aguante con el alcohol, creo que la única que podía tomar tanto como ella era la profesora Noihara. -

    - ¿En serio? -


    - ¿Qué tienes, Arashi? Te noto muy extraña. -


    - Mmm… Creo que mejor nos vamos a otra habitación, estoy presintiendo algo. -


    - ¡Ay, no seas aguafiestas! ¿O me dirás que las casadas se hicieron mojigatas? -


    - Yo no soy una mojigata, Arashi y yo nos vamos a quedar todavía más. -


    - ¡Así se dice hermana! -


    - Meli, hablo en serio, creo que tienen planeado algo. -
    Susurró la trigueña al oído de su esposa quien se había parado para subir el volumen de la música. - Esas dos no dejan de mirarme. -

    - No pasará nada malo, además, no es como si no te hubieran visto antes, nos hemos cambiado todas en el vestidor del equipo. -


    - No es lo mismo, es como si me vieran como lo hacen tú o tu hermana. -


    - Ya, tranquila, te juro que no pasará nada. -


    - ¿Lo juras?
    - Preguntó Seiji alzando una ceja viendo como su esposa sacaba la lengua de forma traviesa. - Lo sabías ¿Cierto? -

    - Ya, no hagas drama y juguemos a algo ¿Qué tal a verdad o mentira? -


    - Ya no somos unas chicas de secundaria para jugar a eso. -


    - Vamos, será divertido, Meli, dime ¿Quién besa mejor? ¿Seiji o tu exnovia, Kath? -


    Antes de que la trigueña se fuera, se sentó algo curiosa por la pregunta, no era como si dudara del amor que había entre ella y Melissa, ambas se amaban y eran sexualmente activas, tenían ciertas libertades de tener sexo tanto con Samantha como Mikaela o entre todas, no en situación de afectar sus relaciones amorosas, solamente era por placer, aunque casi siempre era forzada por las tres aprovechando su cuerpo sensible. Para Kath y Blanche fue la señal, seguro Samy sabía que el plan de emborrachar a la brasileña no funcionó y tenían que ir directo al asunto, poco pensaba Seiji que el plan de todas esa noche era “divertirse” juntas, en especial, la amiga y ex de su hermana estaban encantadas con la idea de desquitarse con esa chica de ojos felinos.


    - Creo que Arashi. -


    - Seguro lo dices porque es tu esposa. -


    - Bueno, la verdad, no recuerdo mucho como besa Kath. -


    - Entonces, déjame recordártelo.
    - Dijo Katherine parándose para luego arrodillarse frente a Meli, sujetando su rostro y prendiéndose a su boca.

    - ¡Ay dios! ¡Mi hermana está besándose con su ex frente a su esposa! -


    - Lo sabía, pero no esperaba que te prestaras a esto, Kath ya fue…
    - Iba a hablar Seiji, cuando fue sujetada por detrás por Blanche, quien sujetó su rostro y le robó un beso incrustando su lengua en ella.

    - Relájate, no es más que darnos un gusto ¿O no? -


    - ¡Oh por dios! ¡Y ahora se besan ellas! ¿A poco no es muy sexy el intercambio de parejas, Mika? -


    - Diría que sí, pero, Blanche está forzándola. -


    - ¿Y cómo esperabas que pasara? Sabes cómo se pone Seiji ¡Qué empiece la verdadera fiesta! -


    Seiji sintió que se le iba de las manos nuevamente la situación, Samy había sacado unas esposas las cuales usó Blanche para esposar sus manos atrás de su espalda, y sin más que esperar, sus pechos fueron sacados de su sostén, empezando a ser apretados y lamidos por Blanche, quien le miraba con unos ojos muy sensuales, la brasileña nunca había pensado que ella pudiese ser tan sensual o que pudiera mirar así, pero en ese instante, se sentía intimidada, sin saber que le esperaba al estar con alguien que no fuese su esposa o sus otras dos conocidas en el sexo.


    - ¿Qué pasa, Seiji? ¿Te excita lo que ves? Tu esposa besando a su ex ¿Te parece ardiente?-
    Le susurraba Blanche lamiendo la mejilla a la brasileña mientras sujetaba su rostro para que viera a esas dos besarse y apretaba uno de sus pechos.

    - No puedo creer que te prestes también a esto… -


    - ¿Prestarme? Si tenía hace tiempo ganas de desquitarme de ti ¿Crees que te perdonamos habernos hecho quedar en ridículo en la academia?
    - Dijo Blanche deslizando la braga de Seiji, mientras ella volteaba a otro lado, tratando de cerrar sus piernas. - Pero que vemos aquí… Era cierto… Seiji… Es tan pequeña. -

    - Ni se te ocurra… Ay… -


    - No seas tan mala Blanche, ocupas jugar primero con ella. -
    Habló Samy mientras suspiraba al estar en cuatro patas, recibiendo sexo oral de su novia y sintiendo un consolador frotándose en sus labios íntimos. - ¡Ey, Mika, empieza por uno más pequeño! -

    - Se me olvidaron en el cuarto ¿Voy por ellos? -


    - Ya que… Al menos lámeme más, para que entre mejor. -


    - Espera… No… -
    Suspiraba Seiji cerrando sus ojos al sentir sus pezones siendo mordisqueados por Blanche y uno de sus dedos metiéndose lentamente en su vagina pequeña.

    - Mmm… Eres tan deliciosa… Pensar que tu actitud indiferente a todo no va con lo rica que estas. -


    - Cállate… Ay… No tan fuerte. -


    ¿Te gusta? ¿Samy tenía razón? ¿Te gusta ser la prisionera sexual de todas? -


    Seiji sólo volteó a otro lado para no aceptarlo, ya que sus caderas se movían al ritmo de ese dedo que la masturbaba, cerrando los ojos nuevamente al sentir las manos hábiles de Blanche recorriendo su cuerpo, sabía bien como estimular a una mujer y le sorprendía siendo que siempre pensó en ella como una chica más seria que las demás. En unos minutos, Seiji se encontraba arqueándose de gusto al sentir la boca de Blanche degustando su pequeña intimidad mientras apretaba sus pechos trigueños, al lado de ella, podía ver como su esposa y su exnovia tenían sus piernas atrapadas, rozando sus zonas erógenas y acariciaban sus senos, gimiendo y mordiéndose sus labios por la excitación, sobre la cama, Samy montaba con salvajismo a su novia, insertando una y otra vez el strapon que Mika tenía puesto, jugando con sus hermosos senos y mirando con coquetería a Seiji dándole a entender que ella había planeado todo.

    Los gemidos y suspiros de placer se escuchaban por todo el cuarto, para fortuna de ellas, la casa de Mitsuki Noihara tenía cuartos reforzados para evitar ruidos, todo por qué su esposa tenía miedo a los sonidos nocturnos. Se podía ver en la alfombra, a Melissa y Katherine dándose placer oral en la posición del seis y nueve, Blanche besando con candela a la brasileña y masturbándola con frenesí, disfrutando de verla llorar por su sensible cuerpo, por su parte, Mika tenía en cuatro a su novia, abriendo su ano con cierta fuerza, ya que a Samantha le encantaba sentir que la trataban como la niña mala que era.


    - Oye, ya me toca un poco ¿No? -
    Dijo Kath separandose de Meli y acercándose a Seiji.

    - ¡Ey, Kath, usa esto! -

    - ¿Qué? -

    - Oh, no. -


    - Oh, sí. -
    Sonrió Katherine al recibir de la más chica un consolador con arnés, haciendo que Seiji se esforzara por alejarse.

    - No seas brusca, es hacerlo con cuidado. -


    - Sí, con mucho cuidado. -



    No pasaron unos segundos cuando los gritos de Seiji y sus lágrimas empezaron a brotar, mordiendo una almohada al estar recostada y siendo penetrada por Kath, quien disfrutaba de apretarle los pechos y morder sus pezones, sin parar de penetrarla con fuerza. Más que preocuparla, los gemidos y gritos de su esposa provocaban más a Melissa, que estaba llenando de caricias y besos a Blanche, que jugueteaba con ella con su lengua, masturbándose mutuamente en el piso, todo mientras Samy se acercaba a las de la cama para ver de cerca a la castaña y a la trigueña y Mika a sus amigas besuqueándose y manoseándose de esa manera.


    - Ya… Por favor.
    - Lloraba Seiji mordiendo la almohada mientras sentía como Samy se le prendía a uno de sus pezones, siendo ahora dos bocas la que se alimentaban de ella.

    - Mmm… Saben tan rico. -

    - ¿No está siendo muy brusca con ella? -

    - Es normal, aunque ya no siente más que atracción por Meli, no quita que, por ser competitivas entre nosotras, que Seiji se la bajara siendo novias sigue provocándole coraje, así que al menos deja que se desquite un poco. -


    - Y pues… Seiji lo está disfrutando.
    - Dijo Meli mientras se besaban entre las tres sin parar de acariciar sus cuerpos. - Si en verdad le molestara, ya hubiera molestado en verdad, sabes que cuando algo no le gusta empieza a gritar o tirar patadas. -

    - ¿Te gusta, maldita? ¿Te gusta siempre traer esa cara indiferente para todas sabiendo lo sexy que es tu cuerpo? -


    - No… No me… Samy, no muerdas tan fuerte.
    - Susurraba la trigueña cerrando los ojos al sentir como sus pezones eran mordisqueados.

    - Bueno, entonces… -



    Samy buscó la boca de Kath, besándola con mucha pasión, acariciándose entre las dos sin que la castaña dejara de penetrar a la esposada. Por otro lado, Meli, Kath y Blanche se alimentaban la una a la otra en un triángulo erótico, una figura ardiente entre una rubia, una castaña y una morena de cuerpos sensuales. Pasado unos minutos, las dos hermanas hacían un sándwich a Mikaela usando sus juguetes para penetrarla doblemente, algo imitado por Kath y Blanche, que disfrutaron de ensartar al mismo ritmo a la chica por la cual Melissa las ignoró, disfrutando de su cuerpo latino tan delicioso, así como el sabor de sus lágrimas por la mezcla de dolor y placer. Tras correrse por enésima vez, las chicas descansaron un poco, Samy, queriendo calentarlas nuevamente, hizo esa rutina que sabía que le gustaba a Seiji y tanto se negaba a aceptarlo, tomó de las manos a su hermana y fueron al closet, para vestirse con los uniformes de colegio que usaron y que por sus cuerpos ya quedaban algo cortos.


    - ¿Qué dicen, chicas? ¿Quieren ver a unas casi gemelas darse amor?
    - Hablaba Samy abrazando a Meli, subiendo su falda para enseñar su culo desnudo, ambas sonriendo con la lengua de fuera.

    - Así, sí que se nos dificulta diferenciarlas ¿O no? -


    - Sí, no puedo creer que la mocosa haya crecido tan bien. -


    - Melissa tiene una peca en su glúteo derecho, Samy tiene un lunar en la nuca. -


    - ¿Cómo lo sabes? -


    - Arashi tiene algo así como memoria fotográfica, recuerda muy bien cada detalle de nosotras. -


    - Ven aquí, Meli, dejémosle ver a todas cuanto nos amamos. -
    Dijo Samy empezando a toquetearse entre las dos, besándose y jugando con sus lenguas, estimulando a sus amigas al ver a esas dos bellas rubias propasándose de afecto de hermanas.


    En un instante, Meli y Samy estaban en la cama besándose y masturbándose mutuamente, mientras Mikaela las grababa, algo que disfrutaban mucho ya que les excitaba ver sus vídeos, así como mostrárselos a Seiji para estimularla previo al sexo. En el suelo, Seiji estaba entre los brazos de Blanche y Kath, que no paraban de besarla con tanto deseo y manosearla a su gusto, siendo que ella ya había cedido ante la excitación. Para cuando terminó la faena, todas estaban en la cama King size, descansando y dándose besos más suaves y risas ante la orgía planeada de la cual la única que no estaba enterada era la brasileña, por obvias razones.


    - Guau… Nunca esperé que se divirtieran tanto entre ustedes. -


    - Fue una gran noche, la primera de muchas ¿Verdad? -


    - Nada que la primera de muchas.
    - Dijo Seiji escondiendo su rostro con una almohada.

    - No pensé que Seiji fuese tan penosa. -


    - No es penosa, sólo no le gusta aceptar que disfruta del sexo. -


    - Vamos, Arashi, sabes que sólo es por diversión y placer. -


    - Lo sé… Pero… No me gustó que Kath fuese tan brusca conmigo. -
    Susurró la brasileña asomando su mirada de gato a su esposa.

    - ¿Qué esperabas? Me bajaste a mi novia hace mucho, eres su esposa, dame al menos un día para sentir que me desquité de tantos años de coraje. -


    - Eso no significa que por eso tuvieras que… Ya sabes… -
    Contestó la trigueña sonrojándose y escondiendo su entrepierna con otra almohada.

    - Bueno, no pensé que cuando empezaste a llorar era porque te doliera tanto, creí que era parte de tu papel, con eso que Samy me dice que lo que más te prende es sentir que abusan de ti. -


    - Me gusta, pero no por eso significa que no me duela cuando me tocan con tanta agresividad mi … Ya sabes. -


    - Por eso usamos los dedos más chicos y juguetes más pequeños con Arashi, por su “cosita”. -


    - Oh, perdón, es que Samy me dio uno y pensé que ese usaban con ella. -


    - Jajaja, yo sólo agarré el más grande, pensé que querías abrirle su hermosa cola brasileña. -


    - Y lo hizo, pero primero me lastimó ya sabes dónde. -


    - Perdónala, a veces es muy bruta. -
    Habló Blanche abrazando a Seiji, acariciando cariñosamente su zona intima, haciendo que todas empezaran a mimar a la brasileña y mayor del grupo. - ¿No has pensado ir con un cirujano plástico? -

    - Lo he pensado, pero, me da miedo, temo que me pueda salir mal la cirugía. -


    - Igual así es linda, solamente, tengan cuidado para la próxima. -


    - ¿Cuál próxima? No volveremos a pasar esto, ellas son pareja, no me agrada que las enreden en esto también. -


    - Por mí no hay problema ¿Y para ti, Blanche? -


    - Pues, siempre dije que Seiji me gustaba mucho, y la verdad, no pensé que fuese tan excitante tener sexo con tantas chicas. -


    - Ja, cinco contra una, perdiste. -


    - ¿Y quién dijo que esto era una votación? Meli, esto ya se salió de las manos. -


    - Ya, te gustó ¿O no?-
    Sonrió Meli sacando su lengua, mientras todas se reían al ver como Seiji escondía su rostro en la almohada.


    Aunque la brasileña no lo aceptaba, había disfrutado mucho con sus amigas, así que, no era de extrañar que, en su corazón y mente, sabía que no sería la única vez que pasara eso.








    :3 Y así, las chicas del voli fortalecieron su amistad x3.
     
  3. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    9,987
    Temas:
    449
    Calificaciones:
    +1,786
    Jajajaja, orgía orgía. Se veía venir esto :3 (nada que ver con que me hayas dicho). Pobre Seiji abusada (?)
     
  4. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE O-O¬¬ ¿Quién es la que anda ahí? Jajaja

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,740
    Temas:
    93
    Calificaciones:
    +798
    :3 Acercándonos al final.



    SCORE 10





    En una piscina olímpica de la academia, todas las chicas se preparaban para enfrentarse en natación, como la ultima actividad planeada para divertirse y animar a las hijas de las difuntas profesoras. Yasmina miraba su reloj y marcaba el piso desesperado al ver que las chicas del volibol no llegaban, por lo que los equipos estaban disparejos y tendrían que acomodar los eventos.


    - Kokina ¿No te dijeron algo? -


    - Nada, ya es raro que nadie de ellas esté. -


    - Deja le llamo… -
    Dijo la rubia tomando su celular y marcando a Seiji. - ¡Oye, negra! ¿Dónde estás? -

    - ¡Coño! La rubia es racista. -


    - Para nada, así le dicen de cariño a Seiji. -


    - Oh, bueno, jaja, ya iba a sacar una asbastica y gritar ¡Hi Hitler! -


    - ¿Quién es Hitler? -


    - Nadie Yuki, nadie. -


    - ¿Cómo que no te dejan salir de la habitación? ¿Están todas contigo? Oh… Dios, ya no digas nada más.
    - Colgó Yasmina suspirando, sonrojándose un poco. - Ninguna vendrá. -

    - ¿Y eso? -


    - ¿Qué paso? -


    - No quieres saberlo. -


    - ¿Y como será el juego ahora? -


    - Dejen que la profesora lo arregle. -
    Dijo Cassandra acercándose a todas. - participaran en trinas, cien metros estilo libre, la trina que obtenga un mejor promedio de tiempo, gana. -

    - Me parece bien. -


    - Las primeras en participar serán ustedes tres. -


    - ¿Nosotras?
    - Preguntó Yuki acompañada de sus hermanas.

    - Yasmina, Kyoko y Mina serán sus couches, elijan a otras dos chicas cada una para que sean sus compañeras. -


    - Mmm… Esto es difícil. -


    - ¡Profesora! ¿Y si participan las tetonas después? -


    - ¿Esa chica quien es? -


    - Es mi prima, es, digamos que es especial. -


    - ¿Las tetonas? -


    - Si, que participen Lucifer, esa tetona castaña y mi tía tetona. -


    - ¿Podrías dejar de decir eso de nosotras? Bastante batallo con ellas. -


    - Dichosas unas, aunque, sería algo interesante, no es muy bueno tener pechos grandes para la natación, sería divertido ver como lo compensan entre ustedes ¡Bien, ustedes tres participaran! -


    - Cassy, sí sabías eso ¿Por qué insististe en que aprendiera a nadar tan bien como tú? -


    - Fue el mejor pretexto para que hicieras ejercicio y verte en traje de baño, en verdad, no sabes lo bella que te veías desde la secu. -


    - Profesora ¿Se conocen desde chicas? -


    - Raanee y yo nos conocimos en la secundaria.
    - Habló la profesora metiendo las manos los bolsillos de su sudadera. - No hablábamos mucho, pero, era una chica hermosa y muy lista, algo tímida y dulce, pensé que era la chica perfecta, hasta que descubrí sus asquerosos hábitos alimenticios y su holgazanería. -

    - ¡Cassy! ¿Para que dices cosas tan bonitas si luego me haces sentir mal? -

    - ¿Qué clase de cerda come papas fritas hasta el hartazgo por la noche? Y no me salgas de nuevo con tus malditos genes, que, si no fuera por ellos, ya fueras la hermana perdida de Pacman. -

    - Yo…Yo… Buaaaaaaaa. -


    - No otra vez, Raanee, espera, no era mi intención… Mierda ¿Ya ven lo que provocan? -


    - Pero no dijimos nada. -



    Cassandra corrió detrás de su novia para tratar de animarla, al parecer, a pesar de los años, aun le faltaba progresar en el tacto respecto a señalar las debilidades o aspectos negativos de los demás sin ser tan agresiva. Al no estar la maestra, Yasmina tomó la pistola de salva y el silbato y aplaudió para apresurar a las chicas.


    - Bien, empecemos, Yuki, tú estarás con Lucifer, Shannon, tú estarás con Liguria, y por último, Shandee estará con Saori, para la tercer integrante, Karma se irá con Saori, Colette pasa al equipo de Yuki y Kokina, tú estarás con Shannon. -


    - ¿Qué? ¿Por qué con ella?
    - Preguntó Liguria algo nerviosa por la mirada de su tía encima de ella. - ¿Sabes que mi tía me odia? -

    - No te odio, me incomoda la manera en como ves a tu propia hermana y tu apetito sexual hacía ella. -


    - Tía, no es por defender a mi hermana menor, pero ¿No crees que tú no tienes derecho a decir eso cuando Yuki es tu sobrina más cercana en el árbol genealógico y aun así la desposaste? -


    - Buen punto. -


    - Yo… ¡Lo mío es distinto! Además, tú también sientes gusto por Yuki. -


    - Eso es porqué como hermana mayor, no puedo evitar amar a mi hermanita Yuki. -


    - Jejeje, no entiendo de que hablan, pero las quiero a todas. -


    - ¿En serio? -


    - Yuki no es buena para seguir las conversaciones que sean muy largas y tengan muchas cosas que analizar al momento. -
    Dijo Colette a Lucia palpando la cabeza de su cuñada como un cachorrito. - Mejoró mucho a cuando la conocí, pero, a veces se distrae muy fácil, seguro vio algo por aquí y eso la distrajo un segundo. -

    - Oh, es interesante, me gustaría saber más de ella, por interés científico. -


    - Podrías preguntarle a mi tía Thames, ella ha tratado a Yuki desde niña. -


    - Oigan ¿Venimos a nadar o a platicar? Por qué si vinieron a lo segundo, mejor váyanse al carajo. -


    - Yasmina ¿Y ese vocabulario? -


    - Perdón, trataba de imitar a la profesora Farah. -
    Rio algo apenada la rubia rascando su mejilla. - Cuando nos daba clases a Kyoko y a mí, eso nos decía. -

    - Una vez le pegó en la cabeza a Yasmina con un salvavidas por andar distraída por cierta pelirroja recién llegada. -


    - ¿En serio? ¿Cuál pelirroja? -
    Preguntó Mina haciendo sonreír a todas las que entendían que se refería a ella, en esencia, Yuki no era la única distraída, tal cual lo fue Kaam.


    En la salida, las tres hermanas estaban alistándose, colocándose los gorros con cuidado, siendo asistidas por sus compañeras. El primer equipo estaba formado por Yuki, Lucifer y Colette, el segundo por Liguria, Shannon y Kokina, por último, el tercero se formó con Saori, Shandee y Karma.


    - ¿Quién crees que gane la primera ronda? -


    - Creo que ganará Ligu, mi prima Saori no sé que tan bien nade, pero, mi prima Yuki nada muy lento, le gusta nadar, aunque su natación es muy paciente, como si buscara más divertirse que ir rápido. -


    - ¡Bien, ya estoy lista! -
    Gritó Ligu alzando sus manos.

    - ¿No deberías de hacer calentamiento primero? -


    - Ja, no lo necesito, ya verás como dejo a mis hermanas atrás, aunque, ir detrás de Yuki y ver su… -


    - ¿Ya vas a empezar? -


    - Es broma, es broma, ay tía, no seas celosa. -


    - ¿Tienes pensado un plan? -


    - Sí, Yuki nada despacio y Liguria creo que está a la par de mí, así que lo que haré, será salir normal y en los últimos cincuenta metros, apretar con todo lo que pueda. -


    - Saori, pero, tú no eres muy buena nadando tampoco. -


    - Claro que lo soy. -




    Las tres pelirrojas se pusieron en posición de salida, esperando la señal, el disparo sonó y las tres hicieron su clavado inicial para entrar al agua. Tal como dijo Mina, Yuki empezó a nadar pacientemente, asomando apenas su cabeza fuera del agua y pataleando casi como una niña que apenas aprendió a nadar, quedando atrás de Saori que nadaba a buena velocidad, la sorpresa fue Liguria, que empezó a gritar al caer al agua.


    - ¡Aaaaaay, ayuda, un calambre! -


    - ¡Te lo dijimooooooooooos! -
    Gritaron todas al mismo tiempo mientras Kyoko entraba al agua para sacarla a la orilla.

    - ¿En verdad eres estúpida o qué? ¿No se supone que eres una atleta profesional? -


    - ¡No me grites que ni mi prometida lo hace! Auch, auch, auch, auch. -


    - Dios mío, por está chica, ya estamos en dificultades.
    - Pensó Kokina siempre queriendo ganar. así como lo hacía Kyoko, pero, algo sorprendente pasó.


    Al momento de tocar la orilla y querer dar la vuelta de regreso, Saori sintió un calambre en sus piernas, quiso imitar la vuelta americana de las profesionales, haciéndolo mal, golpeando sus tobillos en la pared de la piscina, asomando su cabeza y sujetándose de la corchera.


    - ¡Ayuda! -


    - ¡Otra idiota!
    - Gritó Kyoko lanzándose al agua para llegar hasta Saori y ayudarla a sujetarse de la orilla. - ¿Qué rayos paso? -

    - Quise dar la vuelta como lo hace Mina y… Auch, auch. -


    - Otra eliminada. -


    - ¿Cómo va Yuki? -



    Todas miraban anonadadas a Shirayuki, quien, a nado lento, tocaba con su mano la orilla del otro lado, para luego, darse la vuelta con cuidado y empezar a nadar otra vez, poco a poco. Mina, Yas y Kyoko no pudieron evitar reírse, la que menos sabía nadar, tuvo más paciencia y cuidado, bastándole eso para poder terminar la carrera en seis minutos y treinta y dos segundos, siendo la única marca promediar para después. -


    - ¡Yei! ¡Llegué!
    - Gritó Yuki al llegar a la orilla, siendo ayudada por las demás para salir del agua.

    - Bien hecho, Yuki. -


    - ¡Lo hiciste genial, Yuki!
    - Habló Shannon abrazando con fuerza a su pequeña esposa.

    - Creo que este evento será más inesperado de lo que pensábamos. -


    - Sí, quien diría que, nadar lento te ayudaría a ganar una competencia de cien metros. -
    Rio Mina al ver a su prima festejando por su victoria. -









    :3 Yuki, Flawless Victory!
     
    Última edición: 7 Oct 2018
  5. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE O-O¬¬ ¿Quién es la que anda ahí? Jajaja

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,740
    Temas:
    93
    Calificaciones:
    +798
    :3 Ya casi acabamos


    SCORE 11




    En la salida, Shannon, Shandee y Lucia estaban listas para la segunda ronda de natación. Las chicas estaban indecisas sobre quien podría ganar, por condición física y altura, Shannon parecía tener posibilidades, pero, Shandee y Lucia eran más jóvenes que ella y la edad podía ser definitoria, la doctora tenía ya treinta y cuatro años, contra los veintiuno de Shandee y diecinueve de Lucia. La más emocionada por el encuentro era Liguria, ya que ver a esas tres bellezas de grandes atributos, en traje de baño, era un éxtasis muy especial.


    - ¡Vamos Shannon! -


    - Yuki, tu esposa es del otro equipo, anima a Lucia. -


    - Perdón, jeje, es que, me gusta ver a Shannon participar, por su trabajo, ya casi no juega con nosotras.
    - Comentó Yuki siendo escuchada por los finos oídos de Shannon, quien miraba al frente y lo reflexionó.

    - Tiene razón, desde que mi prima partió, me he dedicado todo lo que pueda al trabajo y mantener en calma a Yuki, para no pensar en su ausencia… Se me ha olvidado, que, también la extraño, que también, necesitaba relajarme. -


    - ¿Te sientes bien? -
    Preguntó Lucia a Shannon viéndola algo pensativa, mientras ella sonreía.

    - Estoy bien. -


    - ¿Quién crees que gane? -


    - Lo veo difícil para todas, tener senos grandes es estorboso al momento de querer nadar. -


    - ¡Inicien! -



    Las tres chicas se lanzaron en clavados, cayendo Shannon un poco más delante de las demás, la doctora, pensando en su obvio problema, empezó a nadar de espalda, con brazadas largas, dejando sus senos fuera del agua, haciendo sonreír a las del equipo de natación al ver como se la había ingeniado la doctora.


    - Bien pensado, doctora. -


    - Al tenerlos fuera del agua, esos pechos no le estorbaran. -


    - Aa…Aa… Yo… Yo también puedo. -
    Pensó Lucia que nadaba más despacio que las otras e imitó a Shannon, que, al mismo tiempo, era copiada por Shandee.


    Las tres mujeres nadaban con el mismo estilo, yendo primera la pelirroja, detrás le seguía Shandee y por último Lucia, dieron la vuelta y se prepararon para los últimos cincuenta metros, provocando que todas aceleraran para tratar de ganar, siendo la ganadora la mayor de las tres.


    - ¡Gana Shannon! -


    - ¡Yei, ganó Shannon! -


    - Yuki ¿Recuerdas lo de apoyar a nuestro equipo? -


    - Que cansado es nadar en competencia.
    - Dijo Shannon sujetándose de la orilla y mirando a las demás competidoras. - Lo hicieron bien, chicas. -

    - Doctora, en verdad, usted es muy buena en todo. -

    - No es cierto, ustedes casi me alcanzaban, me ayuda ser un poco más alta que ustedes y mi braceo es más largo. -

    - Esto va a dejar un punto para el equipo de Yuki y otro para el de Ligu ¿O no? -


    - Lo siento, chicas.
    - Dijo Lucia mientras Colette y Yuki la abrazaban para animarla.

    - Lo hiciste bien, ahora, me tocará a mí ganar. -


    - ¡Las que siguen! -


    - Karma, Colette y Kokina, les toca. -


    - Tú puedes. -


    - Estoy algo nerviosa, debería de ganar porqué me enseñaste a nadar bien, pero, la profesora Colette es muy atlética y no sé nada de la chica nueva.
    - Dijo Kokina mientras Kyoko le frotaba los hombros.

    - Nunca pienses en sí las otras son mejores que tú, en la natación, no tienes tiempo de voltear a ver a las demás, solamente tienes que tener a tu vista la orilla, la victoria, no existe nada más que eso, y el agua es aquello que te separa entre ganar o perder. -


    - Gracias. -



    Las tres castañas se acomodaron en la salida, sorprendiéndose todas por la postura profesional que usaba Karma, volteando las chicas a Lucia, que se ponía nerviosa por tantas miradas sobre ella.


    - ¿Qué pasa, chicas? -


    - ¿Y esa postura? -


    - Karma practicaba natación en la preparatoria, solamente se metió porque le dije que necesitaba entrar a un club y como no quiso entrar al de literatura y los demás deportes los llamaba de trogloditas por ser de contacto, prefirió la natación. -


    - ¡Ya! -


    - ¡Espera, Yasmina! -



    Las castañas saltaron al agua, notándose rápidamente la ventaja de Karma sobre Colette y Kokina, haciendo que todas miraran con reproche a Yasmina al no escuchar a Mina.


    - ¿Por qué no lo dijeron antes? -


    - Es que, pensé que todas ustedes ya sabían nadar bien, no creí que sería importante, perdón. -


    - Esa mocosa no lo hace nada mal. -
    Dijo Kyoko con las manos en la cintura. - Hasta podría entrar al equipo de la academia ¿No crees, Yas? -

    - No lo sé, no creo que su personalidad le sea del agrado a la maestra. -


    - Me importa una mierda su personalidad, es buena y con eso basta. -


    - Profesora ¿Cuándo llegó? -


    - Cuando logré que mi novia se calmara y la dejé dormir un rato, es una dormilona, pero, sí eso le ayuda a sentirse mejor, no me importa.
    - Contestó Cassandra mirando a Karma. - Nada mal, un poco más de trabajo con ella y podría ser la nadadora que ocupamos para completar el equipo. -

    - ¿En serio? Pero, sabe que esa chiquilla es algo rara ¿Verdad? Creo que está igual o peor que Lugira. -


    - ¡Oye, estoy aquí! -


    - No es mala, Karma tiene varias complicaciones por su hiperactividad y gran inteligencia, es como dijo su tía Thames, necesita enfocarse. -


    - Enfocarse, es justo lo que logro en mis estudiantes. -


    - No le hagas caso, está loca, nos hacía nadar con ropa de mezclilla como castigo ¿Sabes lo cansado que es? -


    - ¿Dijeron algo? -


    - Nada, profesora. -


    - ¡Gané! -
    Gritó Karma al llegar a la orilla y salir corriendo hacia Lucia. - ¡Gané, Lucifer! -

    - Bien hecho, Karma. -


    - Oigan, eso no es justo, ella nada como una profesional. -


    - ¿No dijimos que no podían participar las que ya eran del equipo de natación, Kyoko? -


    - Sí, pero, un detalle, ella no es parte del equipo. -


    - Oh. -


    - Esto nos deja a todas con un punto ¿Cómo lo resolvemos? -


    - ¿Y si no lo resolvemos?
    - Dijo Shannon con una gran sonrisa. - ¿Y si nos metemos a nadar todas y nos divertimos? -

    - ¡Yei, vamos a nadar! -


    - Pero ¿Competimos por nada? -


    - A veces, competir por diversión no está de más.
    - Río Kyoko por la insistencia de Kokina.

    - Entonces ¡Al agua, patos! -


    - Liguria ¡No te metas todavía! -


    - ¡AAAAAAH, UN CALAMBREEE! -


    - ¿Estás segura que te quieres casar con ella? -


    - Sí, nunca te aburres con lo que le pasa o lo que hace. -
    Río Shandee por la pregunta de Colette.


    Todas se metieron a nadar para disfrutar del resto del día, llegando de último las chicas del equipo de volibol, que al ver a todas jugando en la alberca, decidieron agregarse a la fiesta. Meli y Seiji tuvieron la idea de ir a comprar comida y bebidas, para convertir ese día de competencias, en una piscinada como tal, invitando a la profesora a acompañarlas, pero ella lo negó con su mano, y con sus manos en los bolsillos, caminó de regreso a su oficina, donde le esperaba su novia.


    - Que diferencia hay de estas chicas a lo que fue mi equipo.
    - Pensaba Cassandra con una sonrisa en su rostro. - ¿O sería yo quien no se prestaba a convivir como ellas lo hacen? No, yo no era la culpable, ellas, en vez de envidiarse o verse mal, como lo hacían las demás conmigo, se inspiran, se motivan, se ven como rivales y amigas, crecen juntas. -


    Cassandra llegó a la oficina, abriéndola con cuidado para no levantar a Raanee, que dormía en el sofá, tomó una silla y se sentó al lado de su cabeza, para acariciarle la mejilla con mucho cuidado, disfrutando de ver su lindo rostro al dormir.


    - Si no fuera por ti, mis días escolares hubieran sido tan amargos, tan solitarios, no necesitaba un grupo enorme de amigas como ellas para sentirme satisfecha, solamente, te necesitaba a ti, tal vez, debí serte sincera desde esos días y así, no habernos distanciado tantos años, pero, el pasado ya fue, me alegra tenerte a mi lado, Raanee. -









    x3 Wiiiiiiiii
     
  6. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    9,987
    Temas:
    449
    Calificaciones:
    +1,786
    Jajaja, qué risa la respuesta de Shandee. Y lo de Cassy :3

    Btw, qué bien que Karma nade (y que las de la orgía ni hayan llegado a tiempo lol).
     
  7. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE O-O¬¬ ¿Quién es la que anda ahí? Jajaja

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,740
    Temas:
    93
    Calificaciones:
    +798
    Y llegó el final u3u.




    *** LAST SCORE ***






    A ritmo de “Rain” de Mika, Yuki bailaba, moviendo las manos de Saori para que le siguiera el paso, aunque a ella le avergonzaba bailar como su hermana, verla tan contenta le motivaba a hacerlo, al compás de los aplausos de todas las que estaban en esa lunada. Tras los juegos que tuvieron, las chicas decidieron festejar en el gran patio que daba a la arena de la mansión de la playa, con la luna a todo lo que podía brillar, comida, bebidas y música a gusto de la más consentida de la familia. Al parecer, la misión se había cumplido, volver a ver a las hijas de esas dos apreciadas profesoras, sonriendo y divirtiéndose como siempre lo habían hecho, se había logrado.

    A pesar de que varias de sus primas estaban ausentes por sus propias actividades, más familia se había sumado a ese evento, siendo varias las tías que se presentaron a él, Thames, Cecilia, Rosemary y Lily, querían ver con sus propios ojos la mejoría del animo en sus sobrinas, deseando que sus hijas estuvieran presentes, pero Rosetta estaba dando una conferencia sobre la física en los deportes en Nueva York, Rose junto a su esposa estaban participando en un rally con un prototipo totalmente ecológico y Cecil se fue a Italia tras romper con su novia, al entender que Mimy nunca suplantaría a su amada real, Lily.


    - ¡Tía Rosyyy!
    - Gritó Yuki corriendo a abrazar a Rosemary.

    - ¡Yukiiiii! ¿Está buena la fiesta? -


    - ¡Yei! Ven, vamos a bailar. -


    - ¿Vamos, tesoro? -


    - Un rato más les acompaño.
    - Dijo Cecilia caminando hacía la barra del bar libre que tenían puesta, sirviéndose una copa mientras alguien se le acercaba con una dulce mirada.

    - Señora Cecilia. -


    - Buenas noches, Lucia. -


    - Hola, Lucia ¿Cómo te ha ido con tus primas?
    - Preguntó Thames tomando el hombro de su sobrina política, a quien le notó cierto sonrojo.

    - Bien, tenías razón, me aceptaron rápido como su familia… Se… Señora Cecilia ¿Necesita algo? ¿Quiere que le sirva algo de la comida? -


    - Yo puedo hacerlo, ve y disfruta de la fiesta. -


    - Gracias. -
    Respondió tímidamente la joven mientras Thames suspiraba y cruzaba sus brazos, mirando a su prima mayor y esposa.

    - Ceci, por favor, no me digas que esa jovencita está enamorada de ti. -


    - Tal vez. -


    - Te conozco bien, desde niñas fuimos muy unidas y como tu esposa, conozco cada detalle de tu alrededor. -


    - ¿Estás celosa? -
    Preguntó Cecilia a su prima con una sonrisa, haciendo que ella se sonrojara y evitara verla. - Ella me recuerda mucho a ti, cuando nos conocimos, pero, no significa que la cambie por ti, solamente, le estoy enseñando sobre el amor. -

    - A veces me pregunto, si en verdad Rosemary te hizo cambiar o solamente fuiste muy buena ocultando tu manera de ser. -


    - Eso debes de saberlo bien tú ¿O no? Eres psicóloga. -


    - Sí, pero, me es difícil comprenderte, sé que lo haces sólo por sexo… Pero, no puedo evitar… Eso. -


    - Rosemary, tú y Lily son lo más importante para mí.
    - Habló Ceci dejando su copa para abrazar a su prima y acurrucarla en su pecho.

    - Entonces, demuéstralo, se más prudente con tus aventuras, por favor. -


    - Te has vuelto muy sensible con ese tema. -


    - Sólo… No quiero que estés tan lejos de nosotras. -
    Susurró Thames mientras Ceci besaba su frente y la acercaba más a ella. - Desde que Kaam se fue de nuestro lado, he tenido miedo de perder a alguien más, por eso… -

    - No eres la única, todas lo sentimos, te juro, que nunca las abandonaré. -

    - Ceci… -

    - Thames. -
    Susurró Cecilia sujetando el rostro de su esposa, besándola suavemente mientras Lily las grababa.

    - ¿En verdad son primas o es puro cuento? -


    - En verdad lo son. -


    - Doctora Lily ¿Cómo es que han llevado su matrimonio entre las cuatro? -


    - No estamos en terapia para platicar sobre eso, vinimos a festejar. -


    - Es curiosidad, sabe… Creo que aunque estamos casadas, diría que Arashi y yo tenemos una relación muy abierta, me preocupa que ella empiece a incomodarse o que piense que no tenemos seriedad en la misma al tener encuentros con tantas chicas. -


    - Mmm… Creo que debes de priorizarla, tomar en cuenta su opinión. -
    Hablaba Lily tomando un poco de café.

    - ¿No le hace daño el café? -


    - Estamos tratando tu problema, deja lo mío a mi criterio… Mmm… Ocupas dejarle claro a tu pareja que sus practicas sexuales son parte de las motivaciones y fortalecimiento de su relación. -


    - ¿Cómo? -


    - Recuerda que ella sigue teniendo inseguridad por su cuerpo debido a ya sabes que, ella no lo dice, pero, sí permite que sean tan libres en el sexo, es porque piensa que con eso te compensa no ser tan abierta en ello. -


    - No lo había pensado. -


    - Claro que no, eres muy parecida a tu hermana en lo despreocupadas.
    - Contestó la pequeña doctora sentándose en una banca acompañada de Melissa. - Ella tiene que entender, así como tú, que nosotros como personas, buscamos llegar autolograrnos como individuos, ya sea propiamente o en una relación, para ello, tratamos de completar algo similar a lo que es la pirámide de Maslow. -

    - ¿La pirámide de Maslow? -


    - Mm… Siendo tú tan similar a Ceci en que te gusta el sexo, te lo explicaré brevemente, hay cinco niveles de necesidades básicas, de abajo hacia arriba, fisiológicas, seguridad, social, estima y autorrealización.
    -Explicaba Lily mirando fijamente a Melissa. - Con toda la vida sexual que llevan, ustedes satisfacen lo fisiológico, seguridad y social, pero, les falta tener una mayor vinculación como pareja para lograr una mayor estima y autorrealizarse, si quieres que tu esposa disfrute más de esa vida y que tenga mayor confianza en sí misma, debes empezar por darle más espacio de decisiones dentro del mismo, conociéndola, seguro que eres tú quien tiene siempre la iniciativa, no es porque ella no tenga, sino, que no se lo has permitido. -

    - No pensé nunca eso, no creía que Arashi se sintiera así. -


    - Por qué ella es muy serena, no se enoja, no se frustra, me recuerda a mi esposa, trata de mantener una paz interna y se deja llevar por ti, no digo que sea malo, pero, trata de dejarle claro que en cuestiones amatorias y otras actividades intimas, ella también tiene voz y voto. -


    - Lo haré, muchas gracias doctora. -


    - Nada que gracias.
    - Contestó Lily mirando con su rostro sin cambios a la rubia. - Consígueme chocolates envinados. -

    - ¿No dijo la doctora Thames que no debe de comer nada de licor ni azúcar? -


    - Soy una mujer adulta y me hago responsable de lo que haga. -


    - Bueno… Si preguntan, usted lo tomó. -


    Por otro lado de la fiesta, Shannon y Colette bebían vino italiano, mirando a las demás festejando en una pequeña esplanada que montaron. La pelirroja sonreía al ver a su esposa bailando contenta, con esa sonrisa que había heredado de su querida prima Kaam, sintiéndose satisfecha de que el esfuerzo de todas le hiciera bien.


    - Es bueno verlas así. -


    - Sí, Yuki estaba muy deprimida todavía, pero, ver a todas sus amigas y pasar el tiempo así le ha servido bastante, y a Saori también. -

    - Ella siempre se quiere hacer la fuerte. - Habló Colette tomando de su copa, sonriendo ligeramente. - Es una necia y tonta, pero, es mi tonta, amo que siempre quiera demostrar que nada la derrumba, fue fuerte por sus hermanas, todo esto le sirve para relajarse y que sienta que no tiene que cargar toda la presión de sus pérdidas… ¿Y tú, como te sientes? -

    - Bien, mi mamá y mi tía Leyte son las que no lo tomaron tan bien, lo bueno es que todas las amigas que tienen en Omen Mind les han ayudado. -

    - Parece que las amigas siempre son la solución. -

    - Hay veces que pensamos que apartarnos y estar en soledad, es lo mejor para las penas, pero, contar con la compañía de los seres que más te estiman, te contagia su ánimo y te hace pensar que no todo está perdido. -


    - Así es… ¿Y? ¿Qué harás con Yuki? ¿Te la llevarás de nuevo a Italia? -


    - No, lo mejor es que sigamos aquí, con sus amigas, aunque, tal vez volvamos luego a Italia, dentro de unos años más, Yuki trae en su cabecita la idea de ser madre. -



    Colette se quedó congelada de la sorpresa, fue cuando volteó a ver a Saori que no paraba de bailar al ritmo de su hermana, recordando que ella había mencionado hace días el mismo tema, como si ella no quisiera quedarse atrás.


    - Quiere ir a la misma clínica donde ella nació, para tratarse, le pido que tengamos más paciencia, aunque ya casi llega a los treinta años, su físico es pequeño y podría tener complicaciones en el embarazo. -


    - No puede ser. -


    - ¿Qué tienes? Tienes la cara de susto. -


    - Saori me pidió lo mismo. -


    - Oh, eso si es una sorpresa. -


    - Mmm… Creo que también tendré que convencerla de ser paciente. -


    - Pero el cuerpo de ella es sano y su estructura física es idónea para ello. -


    - Lo sé, soy yo quien no se siente lista para tener familia.
    - Dijo Colette pasando saliva. - ¿Qué si nuestro hijo sale igual que yo? Mis mamás batallaron conmigo en la adolescencia, no me imagino yo tratando de aconsejarle siendo que fui una necia y fumadora empedernida. -

    - Sólo lo sabrás cuando llegue el tiempo. -


    Shannon empezó a reírse abrazando a su amiga que agachaba la cabeza al pensar en cómo le iría teniendo hijos o hijas. Esas risas se escuchaban hasta el balcón de la mansión, donde un par de francesas miraban el paisaje que brindaba la playa en la noche. La rubia de la pareja, bebía algo de cerveza, teniendo algo sonrojadas las mejillas mientras su esposa le acompañaba, mirando su rostro fijamente.


    - Es un lindo ambiente él que tiene ahí abajo, me alegra… -


    - Entonces, deberías de sonreír más.
    - Sonrió Hinoko frotando la mejilla de Eloise, quien sonrió por el gesto.

    - Perdón si me puse así, sólo… Estar en esta casa, escuchar a todas ellas divertirse, me trae tantos recuerdos. -


    - También a mí… Pero, sí te pones en ese plan, ella se enojará. -


    - Lo sé. -
    Rio Eloise mirando al cielo con algunas lágrimas. - Seguro esa loca samurái ha de estar peleándose con los ángeles que se acercan a rojita, por ser el ángel más bello y dulce de todos. -

    - Tenlo por seguro. -


    - ¿Por qué? ¿Por qué tuvieron que irse así? -


    - No lo sabemos, la vida tiene formas extrañas de decidir el destino de unos. -
    Habló la pelirroja abrazando con fuerza a su esposa. - Pero, lo que sí sé, es que, ellas nos necesitan, Ely. -

    - Sí… Mi fraise y sus hermanas no están solas, por ellas, por mis mejores amigas, por rojita, siempre estaré ahí, como si fuese una segunda madre. -


    - Tercera madre, dirás. -


    - Ajá, todas sabían que Mitsuki actuaba más como un papá que como mamá, sólo le faltaba tener pene, y de seguro muchas veces pensó en tenerlo. -


    - No estaría mal ¿O no? -


    - ¡Hinoko! ¡Qué asco! -


    - Sólo decía. -
    Río la francesa provocando que Eloise empezara a reírse al imaginarlo, limpiando sus lágrimas al abrazarla, dejándola pensativa.

    - Las extrañaremos siempre, Mitsuki, rojita, les juramos, que daremos lo mejor, por seguir adelante. -


    Apartadas de la fiesta, Cassandra estaba sentada en la arena, teniendo a Raanee entre sus brazos, disfrutando de ver las estrellas y compartir una botella de vino entre las dos. La noruega quería tener un tiempo a solas con su novia, ya que, había decidido algo que seguro le iba a agradar.


    - Cassy… La fiesta es atrás, allá están las botanas. -


    - Deja de pensar un rato en tragar ¿Si? Intento ser romántica.
    - Dijo la europea mientras Raanee la miraba por su hombro.

    - Cassy… -


    - Lo que pasó con las maestras, ver a las chicas divertirse, me hizo pensar en muchas cosas, sobre lo nuestro, mejor dicho, sobre mí. -

    - ¿Qué cosas? -

    - Hemos salido por seis años, disfrutamos estar juntas, pero, me he enfrascado tanto en mi trabajo, que me doy cuenta que no he sido la mejor novia para ti, debería darte más tu lugar y que te sientas parte de mi mundo, no parte de mi empleo y mi tiempo. -


    - No digas eso, sabes que te amo mucho y sé que te importa mucho la natación y tus estudiantes. -


    - Pero, me importas más tú.
    - Contestó Cassandra haciendo que la hindú se ruborizara al sentir su mano en la mejilla. - No hemos tenido vacaciones en seis años trabajando en la academia, aunque acabo de hacerme subdirectora, no estaría mal pedir esos días. -

    - Cassy… -

    - No puedo darte una boda, pero, puedo darte una luna de miel ¿Qué te parece? ¿Quieres viajar conmigo? -

    - ¡Cassyyyy!
    - Gritó la morena abrazando con fuerza a su novia, tirándola a la arena, llorando de alegría.

    - No te pongas a llorar o luego me harás llorar a mí. -


    - Perdón. -


    - Ya… No te preocupes.
    - Susurró Cassandra envolviendo en sus brazos a Raanee, mirando al cielo y pensando. - Perdóname a mí, por no haberte buscando desde mucho antes, Raanee. -

    - ¡Chicas, chicas! -


    Todas voltearon hacia la esplanada, donde Yuki gritaba por el micrófono, haciendo que todas se acercaran. Al lado de la pelirroja en traje de baño blanco, estaba su prima, Mina, quien vistiendo uno de color violeta, tomaba otro micrófono y se paraba algo nerviosa al lado de Shirayuki.


    - Gracias a todas por venir a festejar, jeje, pronto Mina se va a casar con Yasmina y se vendrá otra fiesta ¿Verdad? -


    - Así es, gracias por siempre acompañarnos, por apoyar a nuestra familia.
    - Hablaba Mina mientras todas las chicas las observaban. - Les agradecemos de todo corazón. -

    - Aunque… Aunque mi mami y mi papi ya no están aquí, sé que nos miran desde el cielo, ellas han de estar contentas al ver como nos divertimos y jugamos juntas, sé que lo están. -


    - Lo están, Yuki.
    - Dijo Mina tomando el hombro de su prima, para hacerla sonreír. - Por ellas, siempre estaremos juntas, familia y amigas, en su nombre, dejaremos una huella tan grande como la que dejaron para todas nosotras. -

    - ¿Y bien, que esperamos? ¿Vamos a seguir divirtiéndonos? -


    - ¡Yei! -


    - ¡Vamos a nadar! -


    - Rosemary, acabas de quitarte la ropa, te dará un calambre por el cambio de temperatura.-
    Habló Thames mientras Rosemary corría al agua y al entrar empezaba a retorcerse. - ¡Rosemary! -

    - ¡Aaaah, un calambre! -



    Todas las chicas corrieron a la playa, a disfrutar del agua fría, de la fiesta, de la amistad, aunque Kaam y Mitsuki ya no estaban a su lado, eso no significaba que su mundo se acababa, había mucho por que vivir, mucho que disfrutar, mucho amor que brindar a quienes siempre estaban a su lado, teniendo siempre en mente que el mejor y último récord del mundo que se puede conseguir, era dejar huella en los corazones de los demás, tal cual, lo hicieron ellas.










    uwu Y así, termina esta etapa de Hardest Touch, owo y parte de una gran historia que empezó hace dos años y medio. nwn/ Aún queda más que contar, pero, se viene otra generación y otro rumbo para la historia =3 Gracias por seguirme.
     
  8. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    9,987
    Temas:
    449
    Calificaciones:
    +1,786
    Jajajajaja, esto me recordó tanto a mí (dice mi novia que soy toda una "romántica").

    La parte de Eli y de Hinoko sí me dio tristeza. Y fue un buen final porque todas podrán seguir con sus vidas aunque Kaam y Mitsuki ya no estén.
     
  9. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE O-O¬¬ ¿Quién es la que anda ahí? Jajaja

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,740
    Temas:
    93
    Calificaciones:
    +798
    u3u Era lo que se buscaba, hacer de este final una mezcla de sentimientos, tristeza por que Kaam y Mitsuki ya no estarán, pero alegría de que ellas se esfuercen por superar su perdida apoyándose entre todas.
    PD: Lo de Ely y Hinoko te dije que a mí me dio tristeza escribirlo, uwu recuerda que a Eloise le tocó encontrar a Mitsuki ya sin vida, le rompió el corazón saber que su mejor amiga murió de depresión, perder a su mejor amiga de toda la vida y a su amiga y amor platónico tan pronto y tan seguido, le dolió más que a nadie, u3u pero ella es fuerte, siempre lo ha sido.
     
  10. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    9,987
    Temas:
    449
    Calificaciones:
    +1,786
    Esa Eloise uwu Igual ella sí puede seguir.
     

Compartir esta página

Cargando...