Estos días se suceden las noticias que afectan al mercado del streaming en Europa. Hemos visto como las plataformas más importantes Apple TV+, Disney+, Netflix, YouTube, Amazon Prime Video se han sumado a la petición de la Unión Europea para reducir la calidad del vídeo que emiten bajo demanda: el objetivo número uno con esta medida es evitar el colapso de Internet y no dificultar el teletrabajo y otros servicios básicos.

Con esta medida, aseguran, se logra reducir en un 25% el impacto en la red ahora que muchos ciudadanos, confinados, hacemos uso del streaming para pasar las horas de ocio encerrados en casa. Una medida impulsada por Thierry Breton que sin embargo, y según este experto del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), no tiene ningún fundamento.

En declaraciones a Decrypt, David Clark, un investigador en el Laboratorio de Ciencias de la Computación e IA del MIT, asegura que se trata de una medida totalmente innecesaria, puesto que según el mismo, el ancho de banda existente es más que suficiente, tanto en Europa como en el resto del mundo.

"Eso solo me dice que no entienden cómo funciona Internet"
El mismo Clark asegura que no hay necesidad de reducir la calidad del streaming de vídeo, como así han decidido Amazon, Disney, Netflix, Apple o YouTube ante la petición de la UE. Sostiene que la idea de que se pueda "duplicar la carga máxima no es realista", puesto que la red está diseñada para hacer frente a las sobrecargas.

Según este investigador, el tráfico generado por servicios de teletrabajo y otras aplicaciones para comunicaciones tales como Zoom, Hangouts de Google, Skype y otros, se puede asumir fácilmente por la red en la actualidad.

Para Clark, la red no es algo que permanezca estático. Es algo dinámico, el ancho de banda de Internet va ganando en capacidad todo el tiempo y en el caso que se de un aumento transitorio en la demanda, la respuesta es agregar más capacidad. Según el mismo, es un mito que Internet pueda llegar a alcanzar un pico.

"La respuesta es que hay una gran capacidad en el sistema para absorber el shock de la demanda".
Sí que se puede dar alguna congestión en un punto en concreto, agregó Clark. En sus propias palabras, “podría haber un rincón de Cambridge [Massachusetts] donde necesiten extraer más fibra. Y podría estar teniendo una mala experiencia, pero eso no significa una congestión del sistema".

En lo que respecta a la bajada de calidad en el streaming pone a Netflix como ejemplo. Según Clark, el que baje la el bitrate o la calidad a SD es una excusa, ya que que Netflix automáticamente baja de alta definición a definición estándar siempre que encuentra congestión.

“Ya lo hace automáticamente. No tienes que decirles que lo hagan. Simplemente lo hace. A menos que su objetivo sea bajar la calidad de la televisión de entretenimiento para asegurarse del funcionamiento de otras cosas, sólo debería dejar que el sistema funcione porque se adapta por sí mismo".
Unas declaraciones que reman contra la decisión adoptada en los países de la UE y que perjudica a los usuarios y que sin embargo concuerda con la opinión de algunos directivos de grandes teleoperadoras, como es el caso de Howard Watson, CTO de BT en el Reino Unido:

"Tenemos una capacidad más que suficiente en nuestra red de banda ancha del Reino Unido para manejar la tarea a gran escala. Incluso si el mismo tráfico pesado de datos que vemos cada noche se ejecute durante el día, todavía hay suficiente capacidad para que las aplicaciones de trabajo se ejecuten simultáneamente"
Unas declaraciones en la línea de las efectuadas por Mark Jackson, editor de ISP Review:

" Nadie debería esperar que la banda ancha se bloquee ni nada de eso. No es así como funcionan estas cosas".
Una opinión a la que añadió que "es posible una cierta desaceleración en la velocidad durante los períodos de uso realmente intenso. Esperaría que esto sea bastante limitado, y eso es cierto incluso en tiempos normales". En este sentido, ** es una opinión similar a la de David Clark**.

Todos estos datos y opiniones de expertos contradicen los fundamentos en los que se basa la petición de la Unión Europea, pero también discuten los datos facilitados por DownDetector, donde puede verse que Movistar, MásMóvil, Vodafone y Orange han sufrido problemas en horas pico, principalmente entre las 9:00 y 14:00 y las 18:00 y 21:00 a la par que le quitan peso a las voces que piden no usar las redes de forma intensiva para el ocio entre las 08:00 am y las 14:00 pm, así como entre las 16:00 pm y las 24:00 pm.

¿Quiere decir que los problemas pueden ser sólo puntuales y no hace falta tomar medidas? ¿Tenemos en España y otros países una infraestructura de red peor de lo que pensamos? ¿Es la excusa de las plataformas de vídeo en streaming para así poder responder a una enorme demanda?

Fuente: Este investigador del MIT asegura que no es necesario reducir la calidad del streaming: la red no puede colapsar