Un niño de entre unos 9 y 10 años despierta desnudo, encadenado a una pared con brazos y piernas, con sus espalda apoyada a ella y con los brazos y piernas en cruz... su pene era pequeño, con testículos pequeños pero redondos... mirando hacia la oscuridad. El niño está completamente confuso y nervioso... intenta moverse; salir de ahí... pero las esposas son completamente resistentes. Notaba algo muy frío en su pene... una mano muy fría... no veía a nadie... haciendo que se estremece más. Después, esa mano dejo de tocar su pirula... no entendía lo que pasaba, no veía a nadie... solo escuchaba crujir el suelo, que parecía estar echo de madera y escuchar un ruido de movimiento de cubiertos. No recuerda como llegó aquí, y piensa que ha sido secuestrado por algo o alguien...

Entonces, en las sombras... vio un especie de pequeño cuchillo de cocina afilado; portando por una mano seminvisible... mueve el cuchillo y le atraviesa el pene del niño... entrando por encima del glande y sobresaliendo por debajo de uno de sus testículos haciendo que el niño grite de dolor... estando encadenado a la pared. No pudo hacer nada... ese cuchillo empezó apuñalar más en su pene; agujereándola y desmembrándolo a trozos... salpicando sangre en sus piernas y suelos... y pedazos de la pirula y de los testículos caia al frío suelo de madera... seguía apuñalándolo... desmembrando los testículos del niño mientras gritaba, hasta que su pene se quedo reducido en trozos de carnes y sangre en el suelo. La hemorragia que tenía entre sus piernas eran muy grande, causando que muera desangrado... en menos de un 1 minuto.