Habréis oído acerca de cómo MLK defendió los derechos de los afroamericanos con un movimiento no-violento en una época donde los afroamericanos eran ciudadanos de segunda. Pero quizás no conozcáis su ideología en detalle. Quiero darla a conocer.

Empecemos recordando que las protestas de MLK se dieron en una época donde los afroamericanos sufrían muchas limitaciones. Su estrategia fue rebelarse contra estas limitaciones, pero siempre de un modo que no causara daños físicos a nadie. Esto le ganó las críticas de compañeros que le consideraban demasiado blando. Pero hay que tener en cuenta que los blancos marginaban a los negros por tener una imagen negativa de ellos. Les veían como bárbaros que intentarían agredirles si les daban la oportunidad, con esa visión tan racista es como justificaban tenerlos controlados. La violencia solo confirmaría esta visión. Lo correcto era actuar de forma pacífica, para que vieran que también eran personas civilizadas.

Entrando en más detalle, MLK usaba mucho la dialéctica religiosa, ya que era pastor. El cristianismo enseña que todos somos iguales, creados por Dios como hermanos. Por tanto, toda discriminación de una raza a otra está mal. Hay que hacer que el racista te vea como igual. Para ello realizas la defensa no-violenta. No entres en su juego. Si te niegas a devolver el golpe, le demuestras no ser el enemigo que crees que eres. Al verse a sí mismo agrediendo a alguien que solo se protege, terminará viendo que él es el agresor y tú la víctima. Sentirá vergüenza, como debería ya que él es tu hermano y no está bien que te trate así. Ese es el momento donde debes perdonarle. Así os reconciliáis. El objetivo no es que la minoría oprimida se vengue, sino que haya paz entre razas.

A esto se refería MLK cuando dijo “El negro necesita al blanco para que le libere, pero el blanco necesita al negro para que le perdone”. Por supuesto, sus detractores seguirían viéndole como alguien demasiado blando, ya que no es fácil olvidar el odio y perdonar. Pero es verdad que mucha gente racista no lo es de forma extrema, solo son gente ignorante que temen lo que no conocen. Con su método, mucha gente que había temido a los afrocamericanos acabó viendo que solo eran gente como ellos.

Por supuesto, MLK acabaría asesinado, pero estaba preparado para dar su vida por la causa. A la larga su método funcionó y mejor que el de ningún otro.

Creo que la estrategia de MLK también podría usarse en la comunidad LGTBIQ, que sufre una demonización similar. Muchos tienen la idea de que todo el que sea gay es también un pervertido que intentará violarles si bajan la guardia o que también son pedófilos. Los que son religiosos creen que están poseídos por demonios o son demonios, que están condenados al Infierno. Se les niega tener hijos porque estos acabarían mal al ser criados por gente así.
  • 1Caca
Reacciones: Y0gur