No va más

No va más

Iván Ariel Díaz

El día 14 de febrero del año 2021 he renunciado a uno de mis trabajos como operador en la radio en la que trabajo y tengo, de momento, mis dos programas radiales propios por la noche a lo largo de la semana, aparte de también operar para otros programas por la tarde o la noche.

La cuestión es que los días martes y jueves con tantos programas, incluido uno de los míos que está los sábados y esos días mencionados, terminaba estando más de 12 horas en total en la radio; ese es uno de los motivos para haber tomado mi decisión, otro motivo es que ya desde un inicio el tipo para el que trabajaba no quiso pagarme la cantidad de dinero que le pedía por hora, siendo que ese número ya era un precio atrasado de mediados del 2019 y esto pasó en febrero del 2020, así que terminé accediendo a hacer unas divisiones y acepté, por aquél entonces, a que me pagara una cantidad menor pero que me diera dos espacios publicitarios en el programa, puesto que si llegaba a vender bien la publicidad y al precio que tiene que ser llegaría a la tarifa necesaria con ese precio viejo... Tonto de mí... Resulta que el pueblo en el que estoy viviendo y trabajando en este momento parece ser que a muchos comerciantes les importa más con quién tienen la publicidad que el programa en el que la van a pasar porque varios que me rechazaron, algunos hasta tres veces a lo largo de varios meses, terminaron yendo con él a los pocos días de la última vez que me rechazaran… Con lo que en todo ese tiempo tan sólo pude conseguir a una persona que me aceptara la publicidad y esto a unos cuantos meses de aceptar el trato y no poder vender ni una publicidad, ganando lo mínimo que podía con el acuerdo al que llegamos... Así fueron pasando los meses y él iba consiguiendo más y más auspiciantes, mientras que yo seguía en las mismas y cobrando la misma miseria desde FEBRERO DEL 2020 hasta el viernes 12 de febrero del 2021, cuando me pagó nuevamente otro ciclo concluido de dos semanas… El último ciclo que le trabajaría…

También está el asunto de que el acuerdo lo hicimos cuando el programa iba a durar sólo dos horas pero hubo un tiempo en el que se extendió hasta por cuatro horas dado que el programa que iba a continuación se tomó unas vacaciones y después el programa se terminó estableciendo fijamente como de tres horas, pero nunca me quiso pagar esa tercera hora y cuando le quise pedir que me pague la tercera hora, incluso con el mismo mísero precio viejo y atrasado del comienzo, me hizo la manipulación de que entonces hasta ahí nomás lo dejábamos y que yo le iba a tener que enseñar cómo operarse él mismo, siendo esto último literalmente un desprecio hacia mi trabajo y experiencia adquirida como algo que no mereciera la pena de ser pagado... Esa misma noche caminando hasta el culo del mundo conseguí, por un tiempo, mi segundo auspiciante así que decidí continuar nomás con el viejo trato... Tonto de mí... Con el tiempo el segundo auspiciante me terminó cortando el trato y nuevamente me quedé con un solo auspiciante…, cobrando una miseria que no aumentó ni un solo centavo desde FEBRERO DEL 2020...

Sumarle que a comienzos del mes de octubre del 2020 comencé con mi propio programa radial llamado “FRIKIJANO” y que ese mismo mes también me invitaron a ser operador y co-conductor en otro programa llamado “Noche Explosiva”, programa que desde el 29 de diciembre del 2020 por cuestiones de tiempos de los demás miembros, incluido el que inició el programa, quedó en mis manos el hacer un trato con el director de la radio y continuarlo yo solo o no, y por supuesto que lo continué hasta el día de hoy y lo voy a seguir haciendo mientras pueda…

Todo esto llevó a que desde octubre del 2020 me quedara en la radio hasta muy tarde por la noche teniendo que ir a trabajar muy temprano en ese trabajo que, como ya se habrán dado cuenta, ya no me era conveniente ni mucho menos rentable puesto que en ese programa tan sólo tenía dos espacios para vender..., algo que el tipo ese ya hasta me estaba comenzando a criticar como si le estuviera robando el tiempo con mi único auspiciante al cual habíamos quedado que iba a pasar dos veces por hora a cada uno de mis dos espacios y aún así me estaba queriendo forzar a pasarlo una única vez por hora, mientras que en mis programas puedo vender cuanto yo quiera y la cantidad de veces que yo quiera... Pero aún así se me hacía imposible poder vender o conseguir auspiciantes para mis programas puesto que al trabajar tanto a la mañana como a la tarde y la noche en todos los horarios comerciales se me hacía imposible salir a ofrecer publicidad a muchos locales y negocios porque muchos de ellos no están en casa propia y alquilan el local, yéndose para su casa al cerrar el negocio…

Estos últimos meses y debido a todo esto me he estado sintiendo cada vez más y más cansado, tanto física como mentalmente, teniendo el sueño alterado y llegando a despertarme asustado al poco tiempo de haber podido finalmente dormir, mirando la hora pensando que se me pasó el tiempo y que iba a llegar tarde al trabajo siendo que aún me quedan unas cuantas horas para dormir... Así que tenía planeado dejar de trabajar para este tipo a fin del mes de febrero del 2021, pues justo me tocaba cobrar la misma miseria el último viernes del mes al concluir otro ciclo de dos semanas, sumándole que el miércoles 17 de febrero el programa cumpliría un año... Pero no, sin importarme para nada el inminente cumpleaños del programa me negué a soportar dos semanas más de lo mismo y que se me exigiera profesionalismo e ir más allá de los límites de muchos operadores por un pago tan miserable dado por un tipo que además dice orgullosamente ser un "peronista", siendo él uno de los menos indicados para denominarse con tal título puesto que nunca vio realmente por este trabajador que en este momento se encuentra escribiendo, nunca me dio ni un misero medio aguinaldo como para compensar el hecho de que me estaba explotando laboralmente, y esto del aguinaldo es algo de lo que hacen bastante alarde los peronistas…

Y ni hablar de vacaciones pagadas..., se me murió mi perro a pocos días previos a su tercer cumpleaños y yo estaba destrozado emocionalmente al punto en el que el mundo ya ni siquiera era del gris habitual sino que era totalmente oscuro, sombrío y me invadían una gran cantidad de viejos pensamientos negativos y extremadamente autodestructivos, tuve que ir a trabajar; me jodió por varias semanas una de las muelas del juicio inferiores con un terrible dolor y perdiendo por un tiempo muy largo el sentido del tacto en media cara, tuve que ir a trabajar; pleno pico de casos positivos de la pandemia, tuve que ir a trabajar; hubo un caso positivo de coronavirus asintomático de un pariente extremadamente cercano de una señora que trabaja en la misma radio en el programa que está justo antes del que renuncié, tuve que ir a trabajar… Y tenía que ir a trabajar porque este tipo es extremadamente manipulador y amenaza con el despido sin tolerar que uno llegue ni dos segundos “tarde”, cuando él varias veces largó el programa desde su propia casa por vía telefónica durante la primera hora… Y pese a todo esto éste sujeto llega a ser idolatrado por varias personas que no tienen ni idea de cómo es él realmente… Gente que se olvida de que el responsable de que el programa salga al aire en buenas condiciones es el operador y que el conductor/locutor no hace más que hablar y hablar, le piden y le agradecen a él por la música, música que muchas veces ni saben realmente el título del tema y está en el operador el poder encontrarla, no en el conductor/locutor que se dedica a revisar mensajes e ir haciéndole petición tras petición al operador mientras que el operador tiene que ir adivinando cuál es el tema que pasaron con el nombre mal e ir buscando los otros pedidos a la par que regula los niveles de sonido y va poniendo música y cortinas musicales…

Por todo esto y mucho más es que tomé la decisión de dejar de trabajar con ese tipo y enfocarme en continuar, de momento, trabajando como operador para los otros programas y meterle ganas a mis programas propios con el objetivo de poder dejar en algún momento de trabajar para otros y dedicarme única y exclusivamente a mis programas ya que son parte de proyectos personales que tengo a futuro…


En fin, mi yo del presente y futuro pasado le desea lo mejor a mi yo del presente del futuro.

Iván Ariel Díaz

15/02/2021
Acerca del autor
IVARDI
Friki. Remedo de escritor fallido. Operador y conductor radial trucho. Asocial hasta la médula.
Arriba Pie