Hola nuevamente gente dezeta, vengo a traer de nuevo otra entrada de música de animación de Japón.

La temática de esta ocasión es la música que te da un sentimiento de relajación, pero además en conjunción con un sentimiento de ligero escalofrío, en un sentido positivo. Van a ver claramente como este tipo de tonada es de lo más disfrutable. Comienzo:

Canción: GLORY -Kimi ga Iru Kara-
Cantante: Uehara Takako
Anime: One Piece > Ending 7

Podemos reconocer en esta canción el ligero tune agudo que va pasando con un ritmo lento, acompañado con el canto relajado de la intérprete. Una sensación de relajación que se ve implicada en la animación que la acompaña, un viaje a pie en las frías noches del desierto de Arabasta. Diría yo que la joya en la animación representa la identidad de Arabasta, país en conflicto, que se confronta con la esperanza de un mejor futuro, presente en la tripulación de protagonistas de One Piece, además de centrar el foco en Vivi quien es la parte media de estos 2 cabos. Chill ligero con mucho sentimiento, las primeras veces que vi este ending me movía los sentimientos frecuentemente:


Canción: Break
Cantante: Uru
Anime: Hanyou no Yashahime > Ending 1

La voz ligera de la cantante nos invita a la relajación junto con los agudos cortos y graves alargados, presentando a las protagonistas de la misma forma relajada, diría yo hasta misteriosa, y es justificable debido al misterio que involucra esta primera parte de la temporada. El beat de la canción es el último integrante de esta composición que nos da una sensación notablemente smooth. Seguramente ya habrán visto algunas veces este tipo de sentido y propósito musical en las canciones pasadas de Inuyasha:


Canción: The Real Folk Blues
Grupo: The Seatbelts
Anime: Cowboy Bebop > Ending

Este chill es más animado, activo, debido a su naturaleza del Blues. Notamos un canto con notas primeramente tristes, que van avanzando hacía el grito de aflicción y emoción. Se acompaña de tonadas de instrumentos de viento y de percusión propios de la planicie de ritmos sostenidos del blues. En la animación nos muestra al protagonista en un escenario nostálgico y melancólico, donde recuerda su pasado en unas calles lluviosas de no me acuerdo que planeta. Un vaivén de seres queridos y soledad dispuestos en escenas de color azul grisáceo. No por nada es un clásico de la animación japonesa:


Por ahora eso es todo, saludos, que tengan un buen día.