Cuando terminé de bañarme, salí de la regadera y me dispuse a sacar mi cuerpo con las toallas, mientras lo hacía me di cuenta de que el espejo del baño se había empañado, gracias al vapor del agua caliente.
Después de limpiar el espejo me quede por unos segundos viendo mi rostro y juraría que lo que veía reflejado no era yo, parecía una mujer joven con rasgos faciales parecidos a los míos solo un poco más finos, incluso mi barba y bigote siendo conformados por finos vellos, se había ido; ese rostro de mantuvo uno segundos y poco después cambio, esta vez mi cara parecía la de un hombre adulto, con rasgos fuertes... pensé que podría ser de "ascendencia checa" o "alemana", pero este pensamiento se disipo rápidamente, al mismo tiempo mi rostro cambio una última vez, parecía un niño... pero solo fue una suposición, ya que lo vi por menos tiempo que los anteriores.

No estoy seguro de lo que paso, pero suelo asociarlo con algo mental.

¿Han tenido alguna experiencia similar?
Los leo en los comentarios.

Espero que tengan un buen día.