Oneshot 7 days of Love (20 de Febrero): Las cosas no eran como parecían.

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,197
Offline

O-O- Esto ocurre unos meses después de este fic:



— Así que todo terminó.


— Si, no pensé que esto terminaría así, tantos meses que lloré por volver a tenerte a mi lado y ahora siento esto.


— No puedo decirte que no lo entiendo, pues me pasa lo mismo.


— Creí que íbamos bien pero me equivoqué.


— ¿En qué te equivocaste?



— Todo el tiempo pensaba en verte feliz, en amarte como nunca lo hice cuando nos separamos, pero se me olvidó pensar en mi.


Había silencio a pesar de hacía poco acabó un concierto en el auditorio de la academia Bella Signora Dei Sentieri. Era la primera vez que Sinistra Boyard tocaba el violonchelo en un concierto, no le gustaba presumir que entre algunas de sus cualidades personales estaba ser una gran músico, sólo su familia y sus madrinas conocían de sus habilidades con el violín, violonchelo y la guitarra. Lo mantuvo en secreto por considerar que la música clásica era algo de “ricachonas”, pero no pudo decir que no a esa presentación cuando la nueva directora de orquesta de la escuela lo habló con su madre, ya conocía a Sinistra por ser quien la descubrió al dar clases para primaria y la quería en la orquesta.



— Nunca me dijiste que eras tan buena con los instrumentos de cuerda.


— Hay muchas cosas de mí que no conoces — Sonrió Sinistra mirando hacía la noche —. Igual desconozco tanto de mi, me dediqué tanto tiempo a conocerte, a mostrarte lo mejor de mi que olvidé y oculté muchas cosas de mi misma.


— No me digas que dejaste esto por mi.


— Para nada, la música clásica me aburre, pero a mamá la hace feliz cuando toco y por ella soy capaz de vestirme así y tocar.


— A veces siento celos de tu madre, el amor que le tienes, entiendo que sea tu madre pero por ella estás dispuesta a hacer cosas, a cambiar.


— Ese es uno de tantos detalles, para estar contigo tenía que cambiar, sino fuera porque tu padre cambió de parecer por saber quien era mi mamá no hubiéramos estado juntas, al final todo cae donde mismo, cambiar, cambiar… Y yo quiero cambiar por quien quiero ser en la vida, no por los demás.


— Es decir que volverás a hacer cada tontería y vagancia como antes — Advirtió la chica de coletas negras mientras la chica con cicatriz en el ojo izquierdo sonreía con una calma que le entristecía.



— Tal vez.


— Detesto esto, quisiera llorar o enojarme contigo pero no puedo.


— Porque sientes lo mismo, lo nuestro no da para más, queremos estar juntas pero porque nos divierte estar juntas, no porque podamos vivir sin la otra.


— Si me dijeras que esto es por tu hermana, al menos que me dieras algo para reclamarte y no sentir que si te pido que sigamos me convierta en la mala el cuento.


— No tiene nada que ver mi hermana.


— Te acuestas con ella.



De nuevo un silencio entre las dos, Sinistra cerró los ojos por un momento recordando las noches intermitentes en que su gemela y ella compartían el mismo colchón a pesar de tener camas gemelas. Aunque empezó como un intento de Destra para animarla por su ruptura amorosa, ahora parecía más un hábito entre ellas que preferían ocultarle a su madre y no causarle un susto, más cuando sus planes de vivir junto a su novio Luca y sus hijas estaba más cerca que nunca.


— A veces era tuya, pero toda la vida seré de ella.


— Entonces si es por ella.


— No, amo a mi hermana porque es mi hermana, porque siempre me presta sus alas cuando necesito volar, porque sé que daría la vida entera por hacerme sonreír y cuando estoy cerca de ella es cuando en verdad puedo ser quien soy.


— Una idiota.


— Si, una idiota que no sabe que hacer con su vida y que ha tratado de ver todo lo maravilloso en ti y nunca busqué que hay en mi más allá de lo que soy ahora.


— ¿Ves? Al final yo soy la culpable, piensas que no vales por mi culpa.


— Por el contrario, creo que valgo mucho pero quisiera saber en verdad cual es ese valor — Sonrió la joven castaña poniéndose de pie y sacudiendo su falda —. Debí darme cuenta, nos divertíamos tanto antes de volver, que no hubo diferencias entre ese tiempo que fuimos sólo amigas a ser de nuevo tu novia.


— Entonces, esto es un adiós.


— Será un hasta mañana, nos veremos de nuevo en la escuela, tenemos las mismas amigas, estamos en el mismo salón, sí no quieres hablarme lo entenderé.



Una bofetada sacudió la cabeza de Sinistra, si fuera la de “siempre” hubiera respondido con un puñetazo y la lanzara al suelo para agarrarla a golpes, pero sabía que se lo merecía, estaba rompiendo con su novia tras dos meses de haber vuelto. Helena la abrazó y le dio golpes en el puño que poco a poco bajaban de intensidad mientras ocultaba su rostro en el hombro de su ahora ex novia.



— Piensas que será tan fácil olvidarte.


— Yo nunca dije que será fácil para las dos, ya estoy harta de perderme a mi misma, de vivir soñando, tú lo sabías ¿O no? Las cosas no eran como parecían.


— Ojalá encuentres lo que quieres y perdóname, por no ser quien necesitas.


— No se trata de que seas la persona que necesito, sino de la persona con la que quiero estar — Respondió Sinistra abrazando a Helena cada una mirando por el hombro de la otra —. Y en este momento no quiero estar con nadie, sólo conmigo, si es que puedo encontrarme.



— Estúpida, me dices eso y de seguro esta noche tu hermana va aprovechar que rompimos para volver a acostarse contigo.


— Si, Destra de seguro lo conseguirá.


— Incestuosas.


— Así somos tus amigas — Río Sinistra al separarse de Helena quien limpió sus ojos y le sonrió algo forzada —. Gigi estará muy feliz por esto, pasar el tiempo con Destra le abrió los ojos.


— ¿Gigi?


— Olvídalo… Helena, no odies a Destra ni a mis amigas por esto, fui yo quien lo decidió.


— No podría, me llevo bien con ellas, aunque no sé como será ahora, me da miedo seguir teniendo sentimientos por ti y volver a verte mañana.


— Créeme, no hay más miedo que el que se siente cuando ya no sientes nada.


Helena se sorprendió por esas palabras, que Sinistra tomara esa decisión le hacía ver que en verdad duró mucho tiempo reflexionando sobre lo que sentía y deseaba ¿Era eso entrar a la madurez? Si así era eso no quería vivirlo, pues en los ojos bellos de su exnovia se notaba una intensa soledad en sus ojos verde oliva. Quería encontrar que decirle, ella estaba sufriendo esta ruptura más de lo que aparentaba, aunque aguantó las ganas de llorar para mostrarse fuerte, Sinistra debió haber llorado días y días, tenía razón, las cosas no eran como parecían, creía que todo era una maravilla y nunca se preocupó por preguntar como se sentía, cuales eran sus sueños, sólo en tenerla a su lado. No hay mayor miedo cuando ya no se siente nada y Sinistra atravesó una pesadilla sin que nadie más la acompañara.


— ¿Lista?


— Si, gracias por cuidarlo — Dijo Sinistra tomando su violonchelo mientras su hermana la miraba atentamente —. ¿Qué tanto me miras?



— Debió ser duro lo que hicieras en el baño, tienes cara bastante decaída.


— Es la regla.


— Ajá, solemos tener la regla por los mismos días, tranquila que no le diré a mamá que tapaste un baño.


— Babosa, se me cayó un pendiente y lo anduve buscando.


— Así le diremos — Sonrió Destra tomando la mano de su hermana viendo esa sonrisa que ponía para fingir estar bien —. Sini, te quiero.


— ¿Y eso a que viene?


— Nada más te lo digo, Luca y mamá traen el estuche, nos esperan para celebrar tu presentación, iremos al Roma House.


— Puaj, odio ese lugar, todo lleno de gente ricachona y presumida.


— Es broma, iremos al McDonalds.


— ¡Genial!


1613866997523.png



Las gemelas caminaban en dirección hacía la puerta, Destra no dijo nada, había espiado un poco la platica de su hermana y comprendía que en esos momentos lo que más necesitaba era espacio aunque eso no quitaba que en la noche trataría de animarla sólo como ella sabía. Lo único que deseaba en ese momento era volver a ver la sonrisa natural de su gemela, pues no había nada más triste para ella que verla en esa condición.



— Esperaba más.


— No estuvo tan malo — Dijo una peliazul en vestido blanco que caminaba con una chica platinada tomada de su brazo.


— Oly, estabas dormida.



— Mmm, ey Nek, no esperaba que quisieras venir al concierto de mi academia o que te gustara la música clásica.


— Me ayuda a relajarme después de los partidos, no lo hicieron tan mal los de su escuela, pero si hubo algunos músicos que dejan mucho que desear, aunque me gustó la del violonchelo, su forma de tocar era tan emotiva, como si estuviera llorando su instrumento — Contestó la otra peliazul de vestido negro que tenía una silueta más fina que las curvas de su prima.


— No conozco a esa chica ¿La habías visto antes Majo?


— No, es muy bonita y toca precioso, Nek parecía hipnotizada al verla, aunque ahora que pienso se me hace algo conocida.


— Es ella — Señaló Nek al ver a la que estaban mencionado.


— ¿No es Destra quien va con esa chica?


— No puedo creerlo, era Sinistra, vaya cambiazo, con ese cabello tapándole parte del ojo ni cuando ubicarla por su lunar.


— Parece que es de la gente que con un cambio de ropa y peinado lucen completamente diferente — Habló la chica que tomaba del brazo a Oly.


Los ojos de Nek se sorprendieron, era como ver a dos personas completamente distintas, conocía a esa chica, Sinistra era una de las gemelas que eran amigas de toda la vida de su prima Oliva, pero la recordaba vestida de ropas holgadas, chaquetas, botas y un look más rebelde, en ese momento veía a una hermosa chica de aspecto delgado y frágil decorado con un vestido negro, con una cara dulce y ojos nostálgicos que le hacían preguntarse ¿Qué causaría que unos ojos tan bellos se pusieran así? Tal vez por eso su violonchelo se escuchó tan perfecto en el concierto, porque esas cuerdas transmitieron lo que tenía su corazón.









-O-O A veces es mejor aceptar cuando no te sientes contigo misma y necesitas espacio, me alegra que Helena lo comprendiera (igual se sentía así y no se animaba a decirlo)
O-O- Parece que cierta chica ya le echó ojo a esa flaquita adorable jaja (Vaya cambiazo diría Oly jaja, es como otra persona con ropas así jaja).
PD: Kissu Kissu Soy yo o Sinistra es la que le hace competencia a Xcaret por la más plana de los fics de wolfito jaja O-O- nomás, pequeñeces en las que me fijo jaja.
 
Última edición:

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!
Registrado
26 May 2016
Mensajes
5,197
Offline
Creo que tienes razón, pero me hace gracia en las cosas a las que pones atención.


Duraron muy poquito, por cierto.
-O-O Si, creo que ese era el detalle, duraron un rato separadas pero cada una anduvo bien, no se extrañaban ni nada, se vieron en la escuela y eso les devolvió sentimientos una a la otra, salieron nuevamente y fue cuando Sinistra entendió que no era lo mismo.
-O-O Me agrada como pareja futura de Nek, se ve que Sinistra poco a poco se hace alguien más centrada y madura en lo que desea en su vida, cosa que le ayudaría a nuestra sabrosa tenista pues también necesita centrarse en algunas cosas jaja. Por cierto, Nek me da risa que al principio que conoció a las gemelas eran como las amigas de su prima, pero nomás vio que Sinistra es una flaquita con un lado adorable y en chinga la vio con otros ojos jaja.
PD: -O-O ¿Helena habrá tenido razón con lo de que Destra se va a acostar con su hermana para animarla? Jaja.
 
Arriba Pie