Quest C Air Dragon [Ringo y Law]

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

スパークル
Supermoderador
Offline

"Air Dragon" (C)​

a) NPC que la solicita: -
b) Descripción de la misión: Tenemos reporte de un Airdramon excepcionalmente agresivo que ronda el Monte Infinito. No sólo está atacando viajeros, también amenaza con descender a la ciudad. Es imperativo detenerlo antes que deje la montaña
c) Descripción del campo de juego: Monte Infinito
d) Objetivos a cumplir:
  • Viajar al Monte Infinito en busca de Airdramon
  • Detenerlo, evitando que baje a la ciudad
e) Notas
  • Quest disponible en modalidad Party
  • Este Airdramon es más violento de lo común, no sólo ataca a los Tamers, tambien puede intentar causar derrumbes atacando el terreno
    • Mínimo de post en Party/Guild: 3 por persona
    • Paga máxima: 300 Bits
    • Tiempo Límite para Completarla: 14 Dias
    • En caso de activo: Máximo 2 puntos de fama/infamia.
Tizza V.G.Tizza [Ficha] iC
.Wolfe .Wolfe [Ficha] iC
 

Reflejo
Moderador
Offline
Ringo respiró profundamente hasta que sus pulmones se llenaron por completo, luego, exhaló de manera exagerada y formó una sonrisa con sus labios. Parecía contenta, el día era precioso, no había ni una nube en el cielo y pronto se dirigiría a una "excursión" hacía el Monte Infinito. En otras palabras, para ella sería como un día de campo. Law por otro lado mantenía una expresión aburrida en su rostro, sin darle demasiada importancia al entorno. En su boca reposaba un cigarrillo apagado que usaba para calmar sus ansías, si lo prendía, muy probablemente su compañera de equipo se lo recriminaría. ¿Cuál era la misión de estos dos? Debían escalar aquella monstruosa montaña y encontrar a cierto digimon, uno que estaba causando estragos por los alrededores siendo preciso detenerlo cuanto antes. Por supuesto, tanto Betamon como Tentomon reposaban dentro del iC, iba a ser mejor que guardasen sus energías para después.

- Entonces jefa...¿te dijo algo más el cliente? - él no usaba honoríficos porque la respetase como líder, era su forma de mantener la distancia con las personas. Tener una relación laboral hacía más sencillo el trabajo en equipo.

- Mm~ Algo como que es peligroso estar en la base del monte por los constantes derrumbes. ¿...? ¿Pero para que me dijo eso? - contestó ella tratando de recordar aquella conversación a la que ni había prestado atención. Una voz grave salió del digivice para responder su pregunta.

- Dijo específicamente que era peligroso que peleemos de cara a la ciudad, por eso mencionó lo de los derrumbes Master. - su tono parecía reflejar algo de impaciencia, más que nada porque tenía que prestar atención por su tamer.

- De cualquier modo ya dieron el aviso, si un curioso se acerca y sale herido será su problema. - comentó Law al tiempo que alargaba la distancia entre él y Ringo. Prendió el primer cigarro del día y siguió a su compañera desde dos metros atrás. Levantó su cabeza y observó como el imponente Monte Infinito se extendía hasta las nubes. - ...Espero que lleguemos antes del atardecer. - concluyó asumiendo que iba a ser un largo día.

Escalar ese coloso natural no era complicado como parecía, los primeros dos kilómetros destacaban por ser sencillos de atravesar. Los senderos eran lo suficientemente amplios como para permitir que un camión pudiese pasar. En resumen, la primera parte del trayecto terminaba siendo una simple caminata maratónica. Por otro lado, ellos no necesitaban llegar a la cima como fue con el caso de Devimon, bastaba con que rodearan el monte y dieran con su objetivo; el agresivo Airdramon. Como era bastante temprano se lo tomaron con calma, subir despacio era ideal para que el cuerpo se acostumbrase a los cambios de oxigeno. Aunque tampoco podían hacerlo sobre el lomo de su digimon, era peligroso llamar tanto la atención así que no lo harían hasta que fuese en extremo necesario.

- Mm~♪ - la distraída parecía cada vez más animada, mientras más subía más fuerte se volvían los vientos y por ende más aceleraba su paso. Eso fue a tal punto que el pobre Law comenzaba a perder el aliento. Él estaba a punto de decirle a ella que era tiempo de tomar un descanso, sin embargo, un fuerte estruendo interrumpió su linea de pensamientos.

- ¿¡...?! ¡¿Qué fue eso?! - miró hacía sus alrededores en busca de la fuente del sonido. Un pequeño temblor sacudió el área y una enorme nube de polvo se levantó en la ladera del monte. Poco después, ese cumulo de tierra fue disipado por dos enormes figuras que salieron volando a alta velocidad. Uno efectivamente era su objetivo, la serpiente alada, el otro era un Unimon.

- Están peleando, no será bueno meternos en su camino. - Tentomon se materializó al lado de su tamer por precaución, Betamon imitó ese acto. Tanto el pegaso como el dramon dieron incontables vueltas en el aire, el primero trataba de evadir las potentes embestidas del segundo pero su capacidad para maniobrar era bastante inferior. El anfibio explicó que esto se debía, a que Airdramon, al igual que Seadramon, no volaba con sus alas, éste último simplemente las usaba para optimizar sus movimientos. Todos observaron prestando mucha atención, ese era el digimon que iban a enfrentar. Unimon disparó una potente bola de energía desde sus fauses, la misma fue evadida con relativa facilidad y se terminó estrellando a una distancia peligrosamente cercana de los humanos, provocando a su vez un pequeño derrumbe y cerrando el camino. Acto seguido, la serpiente tomó ventaja de su tamaño y utilizó toda la fuerza de su cuerpo para arrancarle un ala a su contrincante con sus dientes. Un grito agónico fue expedido por el cuadrúpedo el cual cayó en picada de forma bastante violenta. Chocó repetidas veces contra la montaña, era similar a ver una piedra rebotar sobre el agua sólo que en forma vertical, dicha acción se repitió hasta que el caballo se convirtió en datos, lastimosamente su digitama también llegó a su fin.

Law y Betamon tragaron saliva con nerviosismo, en unos pocos segundos el objetivo mató a otro digimon. El grupo de Nastrand's Maze no tenía experiencia en batallas aéreas de este nivel por lo que no sabían si iban a poder manejarlo correctamente, un error podía acabar con sus vidas. Airdramon no tardó en notarlos, expulsó un bramido bestial digno de un berserker y cargó contra sus nuevos blancos.

- ¡Mierda, aquí viene! - exclamó el verdecito maldiciendo su mala suerte.

.Wolfe .Wolfe sé que dije que lo iba a hacer ayer, pero me distraje con muchas cosas xDu después le hago corrección, espero que se entienda la cosa esta.
 
Última edición:

.Wolfe

Lobo. Mi ojo es la luna, mi pelaje la noche.
Registrado
6 Jul 2009
Mensajes
2,898
Offline
La aparición de Airdramon desde un costado de la montaña paralizo los sentidos del cuarteto; encontrándose dominados por un fuerte escalofríos e incertidumbre. Ninguno podía prever o imaginar un suceso tan inesperado y a la vez tan conveniente, contemplando de primera mano las habilidades y modo de combate de su próximo adversario. Los Nastrand's Maze apenas pudieron concentrarse y analizar cada movimiento que éste desarrollaba, pero el nerviosismo hacía estragos en sus mentes: llenándolos de pensamientos irracionales. En el instante que la data del pegaso no fuera más que un simple espejismo, Airdramon los amenazo soltando un poderoso rugido.

––
¡Mierda, aquí viene!
–– Seguramente nos vio desde el inicio, tiene toda esta zona como un área de caza. –– Mencionó el insecto, contemplando como la serpiente voladora se lanzó sobre ellos; mostrando sus enorme colmillos.
––
Betamon, es momento de lucirte~. ¡Digisoul Charge! –– Exclamó la joven en traje deportivo, concentrando rapidamente su digisoul sobre la cabeza del digivice IC, cambiando la forma de su compañero digital.

Seadramon contuvo a Airdramon con su Ice Arrow; las flechas heladas volaron a gran velocidad y lograron intersectarlo en pleno vuelo, impactando contra la máscara de hueso y creando una especie de capa congelada sobre su rostro, reteniéndolo y cegándolo momentáneamente. El dragón respondió a la ofensiva exhalando un poderoso tornado de fuego entre sus fauces, ignorando su deteriorada visión, el ataque apenas roso el espacio aéreo de su objetivo e impactó contra la montaña, provocando un pequeño derrumbe. Law y Ringo intentaron alejarse lo más posible del punto de impacto mientras Tentomon los protegía. El insecto carmín destruyo cada proyectil de roca saliente que se acercara a los tamers, hasta ponerlos a salvo y volver a enfocar su mente en el combate; reconocía que no podrían apoyar a su compañero sin una estrategia o solo sería un estorbo, debían encontrar alguna manera de alejarlo de la montaña o se verían a merced de su poder. Seadramon por su parte intentaba conservar la atención del digital dramon sobre sí mismo usando su aliento de agua y hielo para bloquear su visión, manteniéndolo alejado del trio y la montaña, no obstante cada movimiento desenfrenado que esquivaba o confrontaba directamente limitaban su avance y lo encerraba en un callejón sin salida.

––
Seadramon perderá sí sigue protegiéndonos. –– Declaró la joven con total tranquilidad y seriedad en sus ojos, posando su espalda contra la pared de la montaña.
––
Eso es evidente, esa cosa se mueve como si no tuviera conciencia. Seguramente atrapara a Seadramon o a Kuwagamon si intentan huir para llamar su atención. –– Aclaró el emparchado, rasgando el pedernal de su encendedor y posaba el fuego sobre la punta de un cigarrillo ––. El constante ataque de Seadramon es lo único que lo mantiene vivo.
–– Es lo más probable… Lo mejor en este momento es buscar la forma de llevarlo a la Sabana Engrane. –– Comunicó el alado mostrándose claramente impaciente por unirse al combate.
––
… Eso solo lo lograran a la fuerza y en eso se especializan ustedes. –– Dedicó encargándoselo al dúo.

Tras acabar las palabras de su Leader, Law cubrió su mano diestra con un manto de energía color carmín antes de depositar su Digisoul sobre el dispositivo IC, digievolucionando a Tentomon en Kuwagamon. El escarabajo gigante atravesó el cielo elevando prolongadamente su velocidad mientras se dirigía hacia ambos dramon. Seadramon en esos instantes mantenía distancia con su contrincante y aprovechó la distracción generada por su compañero para disparar nuevamente su Ice Arrow e impactar una serie de flechas congeladas contra el largo abdomen de Airdramon. El efecto congelante lo retuvo por poco tiempo, permitiéndole a Law emplear un conjunto de cartas: Powerful Will y Devimon Death Claw. Kuwagamon atacó directamente, su cuerpo se encontraba revestido completamente en una brillante luz blanca con la forma de Omegamon mientras sus brazos eran modificados por los del ángel caído: Devimon. Airdramon al encontrarse rodeado presionó el aire bajo sus alas para mantener distancia entre ellos.

Las capacidades mejoradas de Kuwgamon le permitieron ser el primero en acercarse, alargando sus enormes brazos frontales para tomarlo entre sus garras demoniacas. El dragón alado liberó rápidamente un torrente de fuego, pero fue contrarrestado por el Water Breath de Seadramon; siguiendo muy de cerca el trayecto del escarabajo, ambos ataques elementales produjeron un manto de niebla que cubrió a los digitales de Nastrand's Maze completamente en un abrir y cerrar de ojos. Airdramon reconoció las intenciones de la pareja y empleó su Wing Cutter; lanzando una serie de cuchillas de viento, dispersando todo obstáculo frente a él. Sin embargo, sus enemigos habían desaparecido completamente. El sonido de las alas de Kuwagamon fue lo único que alertó al dramon sobre su posición, recorriendo la pared de la montaña a gran velocidad. El insecto gigante apenas fue capaz de tomar el extremo inferior de su objetivo y encajar sus garras dentro de su piel mientras el aura de Omegamon comenzó a quemar su piel y provocar un grito de dolor de parte de Airdramon.

––
Seadramon, ¡Ahora! –– Avisó el carmín provocando que su compañero se acercara, ocultó por la montaña, y rodeara el cuerpo de Airdramon con el suyo, evitándole cualquier libertad de movimiento ––. ¡Prepárate! ¡No lo dejes ir! –– Exclamó antes de ponerse en posición y arrastrar el cuerpo del dramon en el aire, combinando su fuerza con la de Seadramon para tenerlo a su merced. Kuwagamon al encontrarse a ciertos metros de la tierra árida y marchita de la Sabana Engrane, lanzó el cuerpo de Airdramon, permitiéndole a su compañero ser capaz de someterlo y liberarlo cerca de la frontera con el Monte Miharashi.

El efecto de las cartas desapareció segundos después. Kuwagamon intentaba llegar rápidamente a la zona mientras sus compañeros humanos observaban desde su posición el avance del combate. Law sujetaba firmemente el catalejo en su ojo diestro mientras conservaba su lector de cartas a su lado, esperando cualquier oportunidad para apoyar a su compañero, sin embargo la lejanía actual parecía que ahora jugaba en su contra.

––
Tal parece que el plan resulto… –– Describió el emparchado con una expresión un tanto nerviosa.
––
Se tomaron muchas molestias para lograrlo, espero que sirva de algo. –– Dijo sentándose sobre el suelo, intentando observar la batalla con dificultad.


Tizza V.G.Tizza Lamento la demora, Jefe. Espero te guste, no sabia bien con que continuar xD​
 
Última edición:

Reflejo
Moderador
Offline
La ventaja de terreno era bastante clara, sí Seadramon tocaba los límites de un adult en lo que respecta a su fuerza elemental, Airdramon lo hacía en el área de velocidad y movimiento. La anguila lo entendió perfectamente en el momento que intentó llevar la lucha a una altura menor, notó como la serpiente alada hacía uso de la gravedad para aumentar la fuerza de sus picadas, para maniobrar con más agilidad y posicionarse en el lugar más ventajoso. La experiencia de su objetivo en combates aéreos estaba muy por encima de su nivel y el de su compañero. Afortunadamente sus otras estadísticas eran bastante normales para un digimon de su nivel. Quizás se podía aplaudir su tenacidad, pues recibió varios ataques y continuó desplazándose con la misma intensidad. ¿Cómo lo hizo? Los pulmones del dragón estaban muy acostumbrados a la cima del Monte Infinito, tanto así que desarrolló una especie de resistencia contra el frío. Las garras del escarabajo rojo habían dejado unos cortes bastante profundos, pero nada que pudiese mitigar su incontrolable ansía de sangre.

El dramon acuático chasqueó su lengua y encaró a su rival con un nerviosismo poco común en su actitud. Parecía que ver como aquel Unimon murió de una forma bastante horrible le había intimidado un poco. - (¡No joder, el caballo murió por la caída no por la fuerza de este asqueroso digimon!) - pensó él con la intención de mantener su mente clara. - Maldición Kuwagamon, ven rápido.

Al ser una zona relativamente cercana a la montaña de basura, el aire de los alrededores se mostraba contaminado, esos distintos olores invadían el interior de Airdramon y alimentaban su mala actitud. Sus afilados ojos rojos reflejaban fácilmente su violenta personalidad y sus movimientos rabiosos denotaban su incomodidad con el campo de juego. Expandió sus alas, rugió y se impulsó decenas de metros en el aire a una velocidad absurda. Seadramon no tuvo tiempo de frenarle, de hecho, como fue tomado por sorpresa, instintivamente siguió a su objetivo lo más rápido que pudo. El primero volvió a blandir sus alas, creó una fuerte ráfaga de viento y con un movimiento anti-natural, cambió su dirección hacía dónde estaba Kuwagamon.

- ¡...! ¿Cuando fue que me vio? - replicó el escarabajo rojo al tiempo que adoptaba una postura para "recibir" la embestida de la serpiente. Ésta última impactó su cuerpo contra el escarlata y le arrastró una buena distancia como si se tratase de un tren. Al no tener ninguna resistencia solida en el aire, podía empujar a sus enemigos sin mucha dificultad. - ¡¡..........!! - un brazo de Kuwagamon fue atrapado por esas enormes fauses, él podía escuchar como salía un crujido alarmante de su caparazón, para evitar que lo quebrase, respondió con todas sus energías. A tal corta distancia, fácilmente pudo enterrar su pinza en el ojo izquierdo del dramon. Éste emitió un grito ensordecedor y agonizante, luego, expulsó un torrente de llamas azules que mandó a volar al insecto y le obligó a estrellarse contra la tierra. Un calor abrazador inundó su pecho, las quemaduras no era tan fuertes como para matarle pero por esa misma razón eran tan dolorosas.

- ¿Qué...? - la expresión de Law era bastante pálida, se quedó casi mudo después de ver dicha escena. La distancia entre él y su digimon superaba los dos kilometros por lo que no podía entender todos los detalles incluso con su catalejo, sin embargo, ver esa pequeña corriente de fuego estallar contra su camarada no fue una buena señal.

- ¿Mm~? ¿Estas bien? - preguntó la distraída sin entender la situación. - ¿Ya ganamos~?

- ...No. - el tuerto entrecerró su ojo con cierto desprecio. - Kuwagamon está en problemas, tenemos que ayudarle.

- ¿Cómo? No creo que podamos juzgar bien la situación desde aquí, así que el soporte de cartas puede ser ineficaz. - ella miró hacia arriba como si estuviese tratando de elegir sus palabras, aunque parecía estar divagando más que otra cosa. - Mm~ Tampoco podemos bajar, tardaríamos mucho. - no era una mala idea, incluso si Airdramon intentaba ganar un poco de altura, no iba a dejar escapar a sus presas, por lo que podían guiarle a dónde quisiesen. El problema es que los tamers no podían llegar a tiempo, al menos no antes de que la evolución del insecto terminase.

- Tch...parece que tenemos que vencerlo aquí arriba. - decirlo era fácil, pero tanto Seadramon como Kuwagamon estaban dando todo de sí mismos para mantenerlo controlado allí abajo, ellos debían darse cuenta que necesitaban el soporte de sus tamers y una comunicación medianamente decente. La anguila escupió su gélido aliento con la intención de mantener a raya al otro dramon y defender a su compañero, lastimosamente el mismo ataque no iba a funcionar dos veces pues Airdramon cambió su dirección de vuelo y lo evadió sin problemas.

- ¡Joder, joder, joder! ¡Con tanta libertad de movimientos es un infierno atinar un ataque! - y tenía un buen punto, no podía estar toda la pelea disparando una ráfaga elemental tras otra, se iba a cansar muy rápido. Si querían detener a ese ágil berserker, debían encontrar una forma de sellar sus movimientos.

.Wolfe .Wolfe al ritmo del vago pero llegamos tranquilos xD
 
Última edición:

.Wolfe

Lobo. Mi ojo es la luna, mi pelaje la noche.
Registrado
6 Jul 2009
Mensajes
2,898
Offline

El rostro de Wolfe dibujaba una pequeña mueca llena de disgusto, observando cada cambio que tomaba el combate mientras presionaba con sus labios la boquilla de su cigarrillo aun encendido. La presencia del humo a veces bloqueaba el espejo inferior del catalejo, pero necesitaba cualquier disponible medio para relajarse y buscar alguna manera de aumentar sus posibilidades de victoria. Por otra parte, la mente de Ringo vagaba en su propio limbo existencial, conservando como siempre una expresión distraída e indiferente: siendo demasiado relajada e indiferente, sin importar las circunstancias donde se encuentre. En el momento que el ataque llameante de Airdramon impacto contra Kuwgamon, Law no pudo resistir sentirse impotente, se encontraban separados de sus compañeros y no conservaban un medio de comunicación viable, convirtiendo las palabras de su Leader en un balde de agua fría.

––
Tch... Parece que tenemos que vencerlo aquí arriba. –– Respondió alejando su ojo del catalejo y sacando inmediatamente dos cartas de los bolsillos de su chaqueta ––. Quizás no tengamos un plan, pero no puedo dejarlo solo. ¡3rd Familiar: Vampire Wolf! –– Inmediatamente deslizo el borde izquierdo de la carta por la ranura de su lector.

Los dramon seguían midiendo aun sus fuerzas, intentando aplacarse mutuamente. La anguila logró retener a su adversario con ataques elementales, aprovechando la falta de movilidad que poseía debido a las heridas en el área inferior de su cuerpo. Kuwagamon tras recuperar el conocimiento y reincorporarse lentamente, resintiendo los efectos del ataque. Seadramon por otra parte, no se apartaba en ningún momento de su lado, esperando a que el carmín recuperara al menos el control sobre sí mismo. Repentinamente una especie de bruma cubrió al carmín, confundiendo a ambos digitales ante tan extraño suceso a lo que comenzó a canalizarse al costado del carmín, tomando la forma de Sangloupmon. El lobo digital sin mediar palabra alguna, observó el rostro de su invocador esperando sus primeras órdenes.

––
¡¿Qué significa esto?! –– Exclamó Seadramon, posándose a la defensiva.
––
Es el efecto de una carta… Seadramon, necesitamos acercarnos lo suficiente a Airdramon para atacarlo mientras me encuentro en esta forma.. –– Aclaró el insecto digital, posando el cuerpo de Sangloupmon sobre su hombro.
––
No entiendo que estas planeando, pero sabes tan bien como yo que si otro ataque te impacta no podrás resistirlo, idiota. –– Expresó intentando hacerlo entrar en razón, sin embargo fue completamente ignorado, contemplando como su compañero se elevaba sobre su cabeza a una velocidad moderada, demostrando la gravedad de sus heridas ––. Tamer y digimon son igual de inconscientes. –– Refunfuño entre dientes, acercándose sin demasiadas dificultades al carmín.

El olor de un enemigo lastimado alimentaba los actos de locura en Airdramon, tomando altura nuevamente mientras expulsaba una serie de cuchillas elementales desde sus alas para luego escupir un tornado de fuego, evitando cualquier posibilidad de error. La visión limitada y obstruida por el ataque llamante lo obligó a esperar unos segundos antes de caer en picada y tomar desprevenido a cualquiera de sus objetivos, tomándolos por sorpresa. No obstante, en un abrir y cerrar de ojos un poderoso rayo destruyo completamente su ofensiva y atravesó la membrana de su ala izquierda, convirtiéndolo en la presa en lugar del cazador. Un rugido desgarrador cortó el aire como una navaja, enviando a todo el que lo escuchara su dolor. El cuerpo de Seadramon se reveló cubierto por una armadura dorada: Chrondigizoit Metal Body.

Kuwagamon aumentó como pudo su velocidad e intentó tomar a su enemigo desprevenido, lamentablemente la furia de Airdramon era mucho mayor que su sufrimiento, aprovechando la aproximación del escarabajo para lanzarse en picada y tomarlo entre sus fauces. Al contemplar sus intenciones, lanzó el cuerpo de Sangloupmon contra su enemigo. El lobo digital, impulsadolo por una de las manos de su creador, aprovechando su tamaño para posicionarse correctamente y aferrarse con sus colmillos contra el cuello de Airdramon e inmovilizándolo. La parálisis se hizo inmediata, ni siquiera el dragón con su constante esfuerzo y locura fue capaz de resistir los efectos del vampiro digital mientras absorbía su esencia vital, transmitiéndola a su invocador.

––
¡Es momento! ¡Debemos aprovechar que no puede defenderse para atacarlo! –– Exclamó el carmín sintiendo cada vez más fuerte, recuperando en menor medida sus fuerzas.

Tizza V.G.Tizza listo, lamento la demora, mi padre me tomo la pc Dx editare mis post estos dias.
 
Última edición:

Reflejo
Moderador
Offline
Para Airdramon, sentir como su energía era drenada era parecido a tener una herida abierta la cual no paraba de sangrar. Emociones desesperadas pero violentas invadieron su ser, más cuando notó que el enorme escarabajo estaba cayendo en picada con la intención de aplastarle. Con su peso sumado a la fuerza de gravedad, éste último era capaz de efectuar un poderoso ataque capaz de poner fin al combate. El dragón lo sintió, su instinto le estaba advirtiendo que luchase con todas sus fuerzas, forcejeó hasta que el espectro materializado por la carta se esfumó. Luego, se arrastró por la tierra como una serpiente normal y de a poco se fue elevando del suelo. El insecto tuvo que frenar pues no quería terminar estampado contra la tierra, sin embargo, parecía algo frustrado por no poder completar su movimiento. Quizás era porque esa había sido su última oportunidad, él no podía seguir aguantando esa forma por mucho más tiempo.

- ¡...! ¡Esta huyendo! - exclamó el dramon acuático con sorpresa. No esperaba que la rabiosa bestia fuese capaz de entender cuando retirarse. El problema es que no estaba volviendo a la cima del Monte Infinito, si le dejaban seguir su camino tranquilamente, Airdramon terminaría llegando a File City. - ¡Vamos Kuwagamon tenemos que segui-! - cuando se volteó a ver a su compañero, vio que había perdido su evolución regresando a ser un simple Tentomon. Chasqueó su lengua, le dio la espalda y empezó a perseguir a su blanco por su cuenta. El child no criticó esa acción, la prioridad era cumplir con el trabajo y él ya había hecho su parte. Se encargó de recibir la mayoría de los ataques y debilitar a su objetivo lo más que pudo. Seadramon debía ser capaz de terminar el combate por su cuenta.

- ...¿Qué está pasando? - susurró Law siendo incapaz de comprender como se desarrollaba la situación. Debido a su posición actual, no pudo seguir los movimientos de Airdramon y Seadramon, era necesario volver por dónde vinieron y reunirse con él, de otro modo ni siquiera podía usar las cartas. - El reloj evolutivo de Tentomon ha terminado, confío en que pronto nos alcanzará. - comentó el tuerto sugiriéndole a su compañera de volver.

- Por mi está bien, sin embargo~ - ella se levantó del suelo, sacudió el polvo en su chándal y señaló el camino destruido por el ataque de Unimon. - ¿Crees que puedas saltar eso~? - era la única forma de bajar, la ladera de la montaña estaba demasiado empinada como para tomar otros rumbos. Law tragó saliva y calculo la distancia del salto.

- Em, es sólo un salto de un metro y medio...creo que puedo. - dijo con un tono bastante dudoso. Daba algo de vértigo intentarlo, él sabía que sólo necesitaba dar un paso en falso para terminar como una mancha roja en el suelo. Ringo fue la primera en hacerlo, lanzó su mochila al otro lado del sendero, tomó distancia para conseguir el impulso necesario y sin ninguna dificultad atravesó el obstáculo. Por suerte el viento no estaba en su contra, era mucho más sencillo de lo que parecía. El joven repitió el mismo procedimiento, por alguna razón sus piernas se sentía mucho más pesadas, la altura le estaba afectando. Pero aún así era consciente de que tenía un trabajo que terminar, se guardó sus quejas y brincó como si su vida dependiese de ello. Obviamente lo logró, aunque perdió un poco el equilibrio cuando aterrizó.

- ¡Bien~! ¡Vamos por Seadramon y Tentomon! - exclamó la distraída mientras emprendía un trote ligero.

Mientras tanto la anguila seguía persiguiendo a su objetivo, aún con todas esas heridas, el dragón mantenía una velocidad superior. Podía decirse que Seadramon no estaba ni lastimado, no obstante, su fatiga si era mayor que la de su contrincante. - (A este paso no lo voy a atrapar a tiempo, tengo que llamar su atención.) - pensó al tiempo que buscaba soluciones. Recordó la cascada del Monte Infinito y el arroyo que estaba en su base. - (Sí...ahí puedo ganar.) - formó una distorcionada sonrisa y aceleró su paso, ya estando muy cerca, disparó su Ice Arrow contra el alado. Cuando éste último recibió el ataque, pudo notar que su anterior presa le estaba siguiendo. Ya no estaba en la postura de "el cazador", ahora se sentía acorralado y cuando eso sucedía respondía de forma violenta. - ¡¿Qué pasa mierdero!? ¡¿No me ibas a matar como a ese tal Unimon?! ¡¿Eh!? - sus provocaciones sin sentido eran solo una fachada pues él en realidad no confiaba tanto en su fuerza como aparentaba. Por supuesto el dragón no respondió a esas burdas palabras, sino al ataque gélido. Un gruñido bestial fue emitido desde las fauces del berserker, luego, cargó contra la pequeña interferencia. Seadramon huyó casi al instante. - (¡Eso es! ¡Ven bastardo!). - su respiración comenzó a agitarse y la intensidad de sus palpitaciones cardíacas aumentaron considerablemente. Él entendía que no debía dejarse morder por la serpiente, esos dientes estaban diseñados para desgarrar la carne como si se tratase de mantequilla.

Después de volar siete minutos a toda velocidad, ambos por fin llegaron. La catarata dejaba caer cientos de galones de agua por minuto, era un caudal bastante animado. El arroyo en su base por otro lado, conectaba con el interior de la montaña y una especie de cuevas subterráneas, aunque claro, ninguno de los dos presente sabía eso. Ambas serpientes se miraron la una la otra, un momento de silencio y serenidad invadió el área. ¿Cual de estos dos sería el primero en atacar?

.Wolfe .Wolfe

 

.Wolfe

Lobo. Mi ojo es la luna, mi pelaje la noche.
Registrado
6 Jul 2009
Mensajes
2,898
Offline

Law y Ringo avanzaron por el sendero de la montaña mientras intentaban deducir a donde se dirigían ambos dramon. El sonido de sus pasos y jadeos generaban pequeños ecos entre las paredes rocosas, corriendo a toda prisa. Desde su posición observaban a simple vista como Airdramon intentaba vagamente atrapar a la serpiente marina, usando únicamente con sus fauces, sin embargo con la gravedad de sus heridas había perdido gran parte de su velocidad y destrezas en vuelo. Lo único que seguía alimentando su ira era su inquebrantable espíritu de lucha; un hecho evidente para Seadramon. La serpiente sabían perfectamente que no podía confiarse, el constante uso de ataques elementales lo llevaron al límite y a diferencia de Kuwagamon, estaba seguro que no podria resistir un golpe directo. Debía hallar alguna forma de vencerlo de una vez por todas, pero esta vez en su territorio.

El dúo de tamer pudieron comprender luego de unos minutos las intenciones del digital marino, sintiendo una fresca brisa que baño sus rostros con roció, La cascada del Monte Infinito le permitiría a Seadramon usar sus facultades acuáticas para defenderse de los ataques de Airdramon y fortalecer los suyos. La serpiente no perdió tiempo en escurrirse entre la cascada, usando el manto de agua descendente como escudo entretanto limpiaba por completo su cuerpo. Airdramon soltó un alarido cargado de cólera al ver como su presa intentaba huir, ejecutando su God Tornado contra el agua. El efecto provoco un manto de niebla que comenzó a elevarse obstruyendo nuevamente su visión. Apenas fue capaz de notar como el cuerpo de Seadramon salía entre la cascada, acercándosele a gran velocidad y cubriendo nuevamente su cuerpo con el suyo. En esta ocasión Kuwagamon no fue necesario para someterlo, la serpiente únicamente necesito morder con sus fauces el ala herida de su víctima, aprovechando sus rugidos de dolor y movimientos inconscientes para arrastrarlo hacia el arroyo en la base de la cascada.

––
Pero, ¿Qué está haciendo? –– Cuestionó el emparchado al detener sus pasos y permitirle a su único ojo poder enfocarse completamente en la batalla.
––
Va a ganar, eso hace… ¡Vamos, Seadramon~! –– Victorio con una sonrisa satisfecha la japonesa, intentando apoyar a su compañero desde lejos.

El agua envolvió a ambos digitales, tragándolos en segundos. Seadramon al encontrarse en su ambiente contrajo aún más su cuerpo mientras Airdramon perdía el poco oxigeno que conservaba, los movimientos frenéticos y su constante desesperación solo lograba hacerlo más vulnerable. Tras llegar a cierta profundidad, la serpiente marina sujeto con sus colmillos la nuca de su adversario y empleo su Cold Breath: creando una capa de hielo que fue congelando su piel escamosa hasta el punto de volverla quebradiza. Con un solo mordisco, toda el área que cubría la boca de Seadramon fue destruido. El cuerpo de Airdramon desapareció en una explosión de datos, dejando en su lugar un pequeño digihuevo y voló fuera del agua por un rumbo desconocido. Seadramon no fue capaz de resistir por más tiempo su forma y de-evolucion a Betamon. Al llegar a la zona de combate, Law y Ringo se reunieron con su compañero anfibio; encontrándolo aún en el agua. Esperaron unos minutos para reorganizarse y buscar a Tentomon; desconocían donde podría encontrarse y el estado del pequeño. Law sabía perfectamente que el combate entre los dramon debió a ver llamado su atención y no debía encontrarse demasiado lejos.

––
¿Crees que pueda encontrarse en problemas?
–– No lo creo… –– Respondió el pelinegro sacando nuevamente su lector de cartas de su mochila ––. Intentare ver si esto aún funciona, ¡Illusion Mist! –– Tras deslizar la carta por el lector tomo nuevamente su catalejo e inspeccionar el área, encontrándose con una suave neblina apareciendo desde el costado sur-este del Monte Infinito, dibujando una sonrisa en el rostro de Wolfe ––. Lo encontré.

Tizza V.G.Tizza Blair Blair Finito~
 

Soncarmela

Moderador
Offline

Disculpad por la tardanza. Seré yo la que traiga la evaluación.

Narrativa: Ambos tienen una narrativa bastante buena, consiguiendo que me imaginara las escenas estupendamente. Ahora bien, los dos cometen fallos en la acentuación y también en las comas. Wolfe, por tu parte, sí encontré más errores, palabras que van con otra letra, como “roso/rozó” Y en algunas ocasiones no entendía muy bien lo que querías describir, por lo que me tocó leer de nuevo. También solías repetir una palabra que hacía muy poco que habías usado. V.G, de ti debo decir que me gustó mucho tu escritura, es fluida y se me hizo muy sencilla, así que felicidades. Errores de typeo la verdad es que no encontré muchos. Wolfe 22/25 V.G. 24/25

Realismo: Bueno… Me alegro que se tomaran su tiempo para hacer una pelea larga y muy bien elaborada. Ahora bien, algo que me hizo ruido es que primero se mencionara que las cartas no iban a funcionar por la distancia pero luego probaran. Y no, es imposible que estando en el Monte Infinito y los digimon en la Selva, consigan el aporte de la carta. Estaban demasiado lejos para ello, y ya se me hacía un tanto raro que ocurriera dos veces. Hubiera sido mejor continuar con la primera idea. Otra cosa que me llamó la atención es que, bien, Tentomon regresó a su etapa anterior, pero igualmente yo, leyéndolo, me dio la sensación que pasó bastante más tiempo. Quizá fue el hecho de comenzar enseguida evolucionando. Más que nada porque Tentomon lo hizo después, así que aunque Seadramon tiene más tiempo, noté que fue exagerado. 17/25

Desarrollo: En este rumbo os felicitaré porque fue un gran trabajo. Todos los post tenían buen contenido y la pelea me gustó mucho, siendo que jamás se lo pusisteis fácil a vuestros camaradas. Lo hicisteis sufrir e incluso me dio lástima el pobre Kuwagamon. Así que poco más puedo comentaros en esta parte. Quizá yo hubiera añadido algo más al final, pero se cumplieron los objetivos por completo. 25/25

Interpretación: Nada que acotar, me gustó como manejaron las distintas zonas que usaron para la pelea. Al igual que se nota que ya saben usar el personaje de otro como si fuera el propio. Betamon me hizo mucha gracia al igual que Ringo, más la segunda, porque se comportó muy tranquila en toda la quest. Lo único que podría decir sería lo de la distancia, pero eso ya lo mencioné antes 25/25



V.G. 91/100 = 275 Bits
Wolfe 89/100 = 270 Bits
+ 1 Evo a Tentomon & Betamon
+ 2 Fama a Ringo
Tizza V.G.Tizza Masaru Masaru .Wolfe .Wolfe Yggdrasil
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie