Algo cambió, no puedo identificar bien qué, y siendo sincero tampoco me importa tanto que digamos

A

Anon (13a06f)

Invitado

Offline
Desde hace un tiempo largo vengo experimentando un apagón emocional, como una neutralidad. Podría decir también que es un equilibrio. Hasta hace no tanto solía preocuparme por algunas cosas del mundo, lo cotidiano me afectaba en cierta medida, a veces más a veces menos, y pensaba en el futuro con ansiedad. Recordaba el pasado con anhelo, cabe decir.

Quizá sea el hecho de que empecé a vivir más el presente, vaya uno a saber. Recordar a veces el pasado, pero sin querer volver ahí, y ver ocasionalmente el futuro, pero sin apuro por llegar.

Mí química cerebral está en un equilibrio nunca antes visto. ¿Será el enfoque sobre el presente? No estoy del todo seguro qué fue lo qué desencadenó el cambio, pero fue un cambio heavy.
 
¿Eres hombre o mujer?
Quimera

Ultimate Warrior
Moderador

Offline
lo que esta pasando en este momento es una situación que tiene llamado el overthinking, ( sobrepensar.) cuando hay demasiada ociosidad puede pasar eso, mejor distraete, desde lectura hasta hacer pequeño ejercicio matematico así te relaja y no tiene por que preocuparte demasiado, o si no, haz algo que te gusta y no sobrepiense la cosas.
 

Registrado
20 Ago 2008
Mensajes
2,039
Offline
Vulgarmente a la depresión se le dice pensar mucho en el pasado y a la ansiedad pensar mucho en el futuro. Aunque estar tranquilo con eso no está mal también hay que estar pendiente de que más bien no estés ignorando tus sentimientos o que dices tener dicho equilibrio para no enfrentarlos. Que, por una manera de superar estos sentimientos, hayas caido en un mecanismo de defensa como el de represión de emociones, ninguno de ambos extremos es bueno.

Si este no es el caso entonces te felicito por haber llegado a ese equilibrio, no es fácil y se requiere de mucha disciplina. Si quieres reforzar estos sentimientos podrías probar con las meditaciones tipo Mindfulness.
 
A

Anon (13a06f)

Invitado

Offline
Aunque estar tranquilo con eso no está mal también hay que estar pendiente de que más bien no estés ignorando tus sentimientos o que dices tener dicho equilibrio para no enfrentarlos. Que, por una manera de superar estos sentimientos, hayas caido en un mecanismo de defensa como el de represión de emociones, ninguno de ambos extremos es bueno.
Hace poco menos de 15 años llegó a mi vida alguien que hoy en día está en sus últimos tiempos por una enfermedad grave, quizá le quedan unas semanas, quizá un par de meses. Cuando lo conocí mi vida cambió para mejor de una manera que no te podrías imaginar. Nos recorrimos casi todo el país juntos y pasamos infinidad de momentos, alegrías, tristezas, complicidades, salud, enfermedad, y un etcétera largo de anécdotas que daría para hacer un libro. Con él descubrí lo que es realmente el amor y la entrega total.

Estos días los estamos viviendo casi como si todo estuviera bien, en gran parte gracias a que su voluntad es increíble. Paso tiempo a su lado, también me ocupo de mi trabajo, hago un poco de ejercicio, y pareciera que la cuenta regresiva en rojo no existiera. Puede ser que sea un mecanismo de defensa ante lo inevitable o puede ser una mezcla de otros temas también como dije en el primer post de la confesión, de todas formas probablemente haya cambiado algo en mi cabeza e incluso después de su muerte perdure el equilibrio, más allá de los desahogos que pueda tener tiempo después. El tiempo lo dirá.
 
Arriba Pie