+18 Rol Fic Colectivo Año 100 D. V.

Registrado
28 Dic 2015
Mensajes
72
Offline
La humanidad a sufrido un virus mortal, la cura contra el cáncer estaba a la vuelta de la esquina, y una organización llamada Luz del alba, no detuvo sus experimentos cuando tenia que hacerlo, pues primero experimentaron con animales, y en diferentes especies tenían diferentes resultados, primero, los lobos eran mas grandes de lo normal, llegaban a crecer hasta medir cinco pies, 1,5 metros en su edad adulta, los leones en cambio, eran mas fuertes y listos, pero su color era ahora albino, luego estaban los simios, tal vez, la especie mas explotada por aquella empresa, pues, estos animales ahora se encuentran viviendo en poblados pequeños en los bosques, se comunicaban a través de lenguaje de señas, son muy recelosos de sus comunidades y comúnmente agresivos con otras especies, alguno que otro simio podía soltar pocas palabras, algo que era indiscutible era que estaban evolucionando generación tras generación podía hablar, luego estaban los gorilas, especia que, ahora es del tamaño de elefantes, capaces de aplastar a un humano en una mano, estos a diferencia de los simios, viven solos y solo buscan compañía en temporada de apareamiento, por lo general les atrae vivir en un las alturas, sea arboles en montañas muy altas, o , en muy escasas ocasiones, viven en edificios altos en ciudades abandonadas.

Entonces te preguntaras, ¿Qué paso con la humanidad? Luz del alba, la organización a cargo de todo, encontró una cura para el cáncer, la humanidad estaba feliz, y la dicha les duro poco, ya que en poco tiempo muchas personas demostraron tener no solo un recupera miento rápido de su cáncer, la mayoría lograba curarse pero, algunos pocos empezaban a volverse, un tanto, estúpidos, pues empezaban a volverse mas primitivos, primero perdían la capacidad de hablar, luego no reconocían a nadie, para después volverse violentos, poco después se descubrió de no solo pasaba eso, sino que estas personas portaban un virus que se expandía por el aire, se cree que todo esto empezó en Chicago, sea como sea, el virus llego demasiado rápido a todos los rincones del mundo, los humanos y las especies nombradas empezaron a mostrar sus cambios.

La humanidad poco a poco se hundió en el caos, la anarquía reino por muchas generaciones, si no eran las guerras entre nosotros mismos por recursos, eran los nuevos animales peligrosos e indómitos que querían probar sus nuevas habilidades, después de muchos años, poco a poco la humanidad se quedo casi sin comunicación, el ya no existía, la radio apenas funcionaba en escasas ocasiones, los científicos, con la poca información que quedo que tantos años de trifulcas, apenas van por el inicio de como pudo empezar el virus.


Las ciudades donde la humanidad vive tienen murallas, bastante grande para esperar un crecimiento de la humanidad, si es que se da uno, ya no son ni la mitad de lo que eran pues, se cree que apenas de las grandes ciudades, un treinta porciento se ocupa, y eso es mas que suficiente, pues una gran mayoría apenas se encuentra ocupada, se especula que la humanidad apenas tiene 40000 especímenes vivos, distribuidos por todo el mundo, solo hay unas cuantas ciudades, reconocidas, que pudieron, hacer contacto con otras, New York, en EU, Tokio en Japón y, Marsella en Francia. La mayoría de humanos infectados fueron expulsados de las nuevas ciudades, ahora vagan por ahí, peleando por comida y territorio, peleando por mujeres y cualquier cosa. En las ciudades hay trabajos, como el cultivo, construcción, crianza de ganado o caballos, pues son importantes ahora para moverse, mas rápido, conseguir gasolina y, un coche que funcione es muy complicado, en estos últimos años, con la esperanza de poder encontrar una manera de poder volver a tener luz, la ciudad de New York, creo un grupo de exploración, pocos tiempo es que se implemento este grupo, y muy pocas veces traen alguna novedad, ahora, en su ultima expedición, creen poder encontrar la manera de que esa pequeña parte de la ciudad ocupada por los humanos pueda volver a tener, luz, pues carece de esta.



1603161878868.png
4a4b56cf0cdf3212c5b66e5a815ed4ce.jpg




Ficha:
Apariencia: imagen, descripción o ambas.
Nombre:
Edad: entre 16 a 40 años
Sexualidad:
Personalidad:
Historia:
Extras:

Reglas:
- Un compromiso con el tema, pues si entran traten de postear una vez a la semana.
-No spam en el tema.
-Se tendrá una conversación para poder interactuar mejor y poder estar mas cómodos.
-Las discusiones entre usuarios lo resuelven en dm.
-Cualquier duda al dm.
-SI quieren hacer lemon, tiene que ser con el consentimiento del otro.




Se tendrá solo siete cupos.
 
Última edición:

DekuKero

Chale, ¿a que vine?
Registrado
24 Oct 2020
Mensajes
17
Ubicación
En la orilla de la tierra plana
Offline
1603919919314.png


-Nombre:
Jamie Narsh

-Edad:
17 años

-Sexualidad:
Pansexual. En cuanto a su identidad, no sabe si es hombre o mujer.

Personalidad:
Se nota al principio como una persona que no habla mucho y parece poco amigable, pero solo hablarle un poco notas que se vuelve una persona agradable, y hasta burlona. Tiende a treparse a todo lo que parece teprable y no parece tener nada de tacto; si hay algo que tiene que decir, lo dice y ya. Suele hablarle a la gente con amiguismos, y solo se toma las figuras de autoridad en serio cuando existe lo que cree, es una necesidad real. Tiende a analizar bastante las situaciones y la posición donde se encuentra, por lo que a veces puede llegar a tomar decisiones que ha vista de algunos pueden parecer crueles, y para otros necesarias; Jamie dice que no ha sobrevivido por su cuenta tanto tiempo como para meter la pata por una pequeñez.

Historia:
Jamie no suele hablar mucho de su pasado porque no lo conoce muy bien. Siendo un infante siempre estuvo solo en una casa de un pueblo cuasi fantasma en Estados Unidos, solo viviendo gracias a que una vecina lo frecuentaba de vez en cuando. Según la anciana que lo cuido en sus primeros años, ella logro rescatarlo de sus padres cuando noto que estos estaban infectados, pues no solo se volvieron salvajes, estaban tratando de comérselo. Jamie tuvo que ser evacuado de su ciudad natal a Nueva York cuando la población fue infestada por el virus, lo cual termino en la muerte de su vecina, actualmente se dedica al comercio y arreglar cosas.

Extras:
- Tiene algunas habilidades de reparación como bordardo, carpinteria y mecanica.
- Solia trabajar cuidando animales en nueva york, pero luego empezó a trabajar intercambiando cosas para el dueño y termino comerciando cosas por medio de trueques.
- Le gustan los juegos de azar con naipes
- Lleva puesta su mascara de gas a todos lados debido al peligro de contagio
 
Registrado
28 Dic 2015
Mensajes
72
Offline
Apariencia:
Haikyuu!!  One-Shots.jpg


Nombre: Jon Penvert

Edad: 20

Sexualidad: heterosexual.

Personalidad: Es un chico que se esfuerza mucho por tratar de seguir su vida adelante, la muerte de su padre a manos de su madre expuesta al virus le había marcado, se había dicho que si surgía el momento de salvar una vida por otra que ya estaba perdida no lo dudaría, no esperaría, su espíritu de aventura le llevo a ser un cazador reconocido en la ciudad de New York, de niño vivió en las costas de esa ciudad y odia el olor a pescado, es precavido cuando esta fuera de la gran muralla, pues el virus no era el único problema que afrontaba, frio de mente cuando esta en apuros trata de siempre pensar una forma de poder solucionar sus problemas, su personalidad fuera del muro siempre es tensa, cautelosa y vigilante.

Trata de ser amable la mayor parte del tiempo, pero su cortesía es fría, amigable cuando logran entablar amistad con el siente que puede llegar a ser amigo de todo si se lo propone.

Historia: Desde pequeño sabe lo que es el negocio del comercio de carne pieles y otras cosas, su padre había sido ex líder de un grupo de cazadores, su madre igual estaba en aquellos grupos y fue ahí cuando se conocieron, a sus doce años pudo cazar por primera vez junto a sus padres, fue la peor excursión que habían tenido, humanos infectados por el virus les habían atacado, su padre que tenia armas con ellos trato de que subieran al auto lo mas rápido posible y cuando pronto creían que estaban a salvo, su madre fue tocada por un infectado. su padre no quería aceptar aquello, era el amor de su vida, entonces al volver su padre se quedo con la enferma de su esposa en el bosque, dejaron a su hijo cerca de la puerta. le habían abandonado.

Durante los años siguientes se unió a un grupo de cazadores que primero lo usaron para cargar y llevar cosas, practicaba con el arco todos los días hasta que al final a sus diecisiete años logro demostrar que no era cualquier novato desde ese entonces, el grupo donde el estaba se encontraba entre los mejores cazadores, menos bajas, mayor recompensa, parecían mas unos mercenarios que cazadores decentes, pero así eran las cosas para el, después de salir de ese lugar con olor a pescado, ahora esta en su grupo como mano derecha de su líder. un gran logro para alguien tan joven.

Extras:
-Gusta de los animales de compañía.
-Odia la deslealtad y traiciones.
-No le gusta la leche.
-Es bueno para las peleas aunque le disgusten.
-Aprende rápido pero pierde el interés de igual manera.








New York


— Señor, se cree que el resto de humanos que queda, son inmunes al virus. — dijo un hombre de cara larga, un mostacho ojos de color morado, y cabellos de color negro al igual que su extravagante bigote. Frente a el, otro hombre, aparentaba tener mas de sesenta años, pues su cabello grueso era blanco como la nieve, las arugas bajo sus ojos junto a unas ojeras, barba blanca que cabria muchas cicatrices.

— Tal vez sea así, desde que tengo uso de razón no use una mascara, pero muchos otros si los usan. — su voz áspera, fuerte, pero la duda estaba en su voz, <<¿solo unos pocos son inmunes o lo son todos?>> paso su gran mano por su cabello canoso y suspiro, tal vez la vejes les estaba llegando recién, años de vida en acción le habían dado una vida activa y pesada, su cuerpo a pesar de la edad era musculoso bajo esas telas.

— Tal vez una prueba de sangre los tranquilice será un gran alivio para las personas saber quienes son y quienes no son inmunes.

— ¿Cómo harás eso? no tenemos luz. — no quería sonar pesimista, hace diez años que habían dejado de tener luz, la una forma que tenían era encontrar una presa a tres días de salida de la ciudad.

— Robert, los exploradores saben de esa presa, solo necesitamos un equipo para poder ir, tratar de arreglar las cosas. — El del mostacho se puso de pie de su silla, puso sus manos sobre el escritorio de su presidente con brusquedad y enojo.

— Muy pocos están dispuestos a correr ese riesgo.

— Déjame intentarlo.

— Walter...

— Por favor.

— Aceptare esta misión tan peligrosa, si tu te quedas. — Walter dio un paso atrás, su seño se frunció.

— Si pasa algo, necesitaran alguien que les cure o guie.

— Tendrán un líder, Maglor es muy capas, solo necesita buenos hombres, pero, yo solo tengo pocos científicos, tu eres el mas importante y valioso, entiende porque no quiero ponerte en peligro. — Los codos del hombre viejo estaban sobre su escritorio, sus dedos entrelazados y ocultando un poco su rostro, la luz naranja del sol entrenado por su espalda por la ventada tras de el. el científico apretó los puños, solo asintió y salió de la oficina. necesitaba alguien elegir a alguien experimentado para ir con el grupo que partiría a la presa.

— Necesitare hablar con Maglor, necesitamos hablar sobre reclutar nuevos miembros, alguien que sepa reparar la presa, si logramos volver a tener luz, será un gran paso para nosotros.



Instrucciones.

-Notas de papel escritas a mano se repartieron por la ciudad fortalecida. la promesa de unas cuantas tierras y dinero estaba ahí, no era mucho, pero era lo suficiente para que alguien se lo piense.

-Tu capitulo puede durar todo lo que quieras, ¿Por qué tu personaje quiere ingresar a la expedición? ¿esta dispuesto realmente?

-Donde se reunirán es el viejo edificio de un banco, ese es el "cuartel" de los exploradores, hay apenas cinco hombres veteranos del grupo de Maglor, estos están organizando y preguntando en que son buenos. pocos hombres y mujeres jóvenes se encuentran esperando para poder ingresar.
 

DekuKero

Chale, ¿a que vine?
Registrado
24 Oct 2020
Mensajes
17
Ubicación
En la orilla de la tierra plana
Offline
Escribire algo corto, solo para introducir a mi personaje :)

00000000000000000000000000000000000000000000000000000000

El ruido de una rondana y una tuerca sonaban frente a un chico (o chica) con una mascara de gas, mientras un anciano andaba en su mecedora viendo al chico trabajar. Aquel chico, o seria chica, tenia un cuerpo andrógino cubierto por una gruesa chamarra color verde bosque, debajo un cuello de tortuga negro y una mascara de gas que lo único que no tapaba era su cabello color plateado. Llevaba pantalones de mezclilla entallados y un par de botas de campo puestas, esto, mientras reparaba una simple maquina de manija para cortar grama.

Le dio un par de estirones para hacer que el motor manual arrancara y la maquina volvió a funcionar.

- Vaya Jamie, gracias.
- No hay de que - la voz de Jamie sonaba joven, pero distorsionada por la mascara.
- Aquí lo acordado hijo - le dijo el viejo dándole un par de bolsas de tela con algo dentro - Pan de nuez de mi mujer, una sandia, y los cachivaches de la parte trasera para que los lleves con el herrero, igual a lo mejor el viejo te da buen precio por la chatarra.
- Gracias Don Homer, lo veo mas tarde.

Jamie salió de la casa del anciano con una mochila gigante llena de cachibaches y bolsas atadas por los costados, la razón por la que el delgado adolescente no se iba de boca era un completo misterio. Mientras iba de camino, una mujer que andaba de la mano de una niña detuvo al joven para pedirle ver su mercancía.

- Hola Jamie.
- Hola Doña Mckalister
- ¿Qué traes contigo?
- Bueno, hoy para variar me dieron hortalizas, traigo maíz para gallina, una sandia y una sierra de motor manual que me dieron a reparar.
- Siempre haz sido buena con las manos Jamie - le menciono la chica que venia con su madre, a Jamie no le importaba si usaban pronombres femeninos o masculinos para referirse a su persona - Deberías de postularte para lo del anuncio.
- Camie, no digas eso.
- ¿Cuál anuncio?
- No creo que sea algo que debas hacer Jamie. Están reclutando gente con ciertas capacidades para ir a las afueras de la muralla a tratar de restaurar la luz eléctrica de la comunidad yendo a la presa. Mi marido quería ir, pero se rompió la pierna tratando de arreglar el techo de la casa, le dije que eso era una señal de que se quedara, sabes lo peligroso que es fuera de la muralla.

Jamie carraspeo fuera de la mascara y y se rasco la cabeza.

- Se me hace raro que la gente quiera ir fuera, deben estar ofreciendo algo bastante gordo como para que la gente quiera ir a arriesgar el pellejo a que algo se lo coma vivo fuera del muro.
- Papá hablaba de tierras de cultivo y cosas así, creo que por eso quería ir - dijo la joven Camie - Dice que seria bueno para nosotros tener algo en que sustentarnos.
- Pero no arriesgar la vida por eso querida Camie, creo que tu padre debería pensar en que tiene mucho que perder si hace y no meterte esas ideas en la cabeza - la mujer suspiro - Bueno cariño, te cambio la sandia por un saco de naranjas.
- Trato hecho.

Jamie llego a la granja donde trabajaba para un hombre mayor y sus dos hijas. Solía hacer esto después de vender, se quedaba a cuidar ganado para ganar unas cuantas monedas, al menos la suficientes como para mantener un pequeño piso en uno de los edificios donde la poca población se guarecía del frio y del calor extremo que hacia en las afueras. Jamie generalmente en querer aspirar a mas que tener solo eso, alguien solitario como su persona debía conseguir algo de patrimonio si quería prosperar en aquel sitio derruido, pero tener plata o cosas para tener un pedazo de tierra, una casa propia y quizás ganado propio era algo a lo que pocos podían aspirar, y los que lo hacían, lo lograban después de trabajar sus traseros sol a sol por años.

- Oye Jamie, ¿en que piensas? - interrumpio su tren de pensamiento una de las hijas de su jefe.
- Nada, solo pensando en algo que me dijeron cuando venia para aca. Andan reclutando gente para ir fuera de la muralla.
- Si, hombres y mujeres fuertes que quieran volver a poner a funcionar la presa, están ofreciendo tierras y muchos créditos para comprar cosas. Pero creo que solo van a mandar a los mas capacitados.
- Sabes Joselinne, quiero tratar.
- No creo que sea conveniente para ti Jamie, eres solo un crio. Aunque te postules, no creo que te dejen.
- Habría que tratar, no digo que vaya a ser trabajo fácil, pero si algo saco de eso, que mas da.
- Te lo digo porque nos preocupamos por ti. No tendrás padres, pero nosotros buscamos como funcionar como tal para ti.
- Y entiendo tu preocupacion, pero vale, tengo que buscar como sacar mi propio patrimonio, no tengo ganas de esperar.
- Sera como quiera.
 
Registrado
28 Dic 2015
Mensajes
72
Offline
Un golpe en su mandíbula le hizo doblar la cara y caer al piso como un saco de papas arrojado desde lo alto, su vista estaba nublada y todo le daba vueltas, <<mierda, mierda, levántate>> se decía en su mente, puso las palmas de sus manos y recogió el arma que había salido volando, sus oídos empezaban a escuchar mejor, el sonido de las ordenes gritadas por su líder, y las balas, gritos y muerte. Recostó la espalda en una biga, agachado y alerta, no muy lejos de su lugar estaba Frank, Franco, no recordaba, disparaba para abrir paso para la salida, su excursión se había dificultado, pues salieron de casa hace bastantes días, y al volver un gran grupo de humanos infectados les atacaron, los autos fueron los primeros en irse, ellos tenían las presas que habían conseguido, pieles, frutas. con ellos se quedaron algunos heridos no infectados, estos iban en carrozas tiradas por caballos, los caballos los ocultaron con ellos, habiendo salido trescientas personas, tenían ahora cuarenta heridos, y habían perdido cien en la persecución y cacerías.

Disparo hacia una ventana tapada con madera por donde intentaba entrar un infectado, un hombre calvo, desnudo, y con un agujero en la cabeza callo muerto, otro tomo su puesto tratando de romper aquella barricada, y otro disparo salió de su arma — si esto sigue así moriremos todos. — Luis tenia razón, era un herido con el hueso roto de la pierna que disparaba junto a su líder dos bigas por delante de el,

— ¿Quiénes de los heridos pueden correr? — su líder hablo después de un tiempo, sabían lo que pasaría después, Jon miro a los heridos, y se dio cuenta que ninguno abandonaba su puesto, tal vez estaban dolidos, con algunos huesos rotos o sangrando, pero peleaban, peleaban por su vida y, ahora pelearían para darles vida a otros. miro a Luis, recargaba su ametralladora, le dolía saber que tenia que dejarlo, había sido su guía desde que había entrado en ese mundo, apenas tenia treinta años, pero ya no podía hacer mas por el.

— No puedo asegurar que allá suficientes caballos para todos, todos ustedes saben donde están, corran dos manzanas de manera recta, y habrá un invernadero enorme, están ahí, saldremos por las gradas traseras, hay un edificio que callo ahí, pasaremos por las paredes rotas, el espacio es suficiente para que puedan salir rápido. Vivan, vivan por su futuro, por sus seres queridos, por mirar la luz del sol un día mas, Corran.

Jon se puso de pie lo mas rápido que pudo, y empezó a correr, volteo a ver a Luis, el cual recibía una mirada de su líder, y luego este corrió al igual que ellos, como su líder había dicho había una pared de las gradas caída, vio como muchos corrían como había dicho su líder, dentro, los disparos seguían y seguían, los gritos y las ordenes que gritaba Luis, se vio tentado a volver a cargarlo a como de lugar y llevarlo a un caballo, pero sabia que era imposible, Stuart, su líder, cabello rubio y ojos azules, mandíbula cuadrada, alto y de cuerpo muy bien definido, veía que todos salieran junto a su mano derecha.

Jon y Stuart salieron corriendo después que el ultimo miembro atravesara la pared, entonces los gritos y disparos pararon, unos cuantos metros habían avanzado hasta voltear su mirada y ver a los infectados tratando de salir por ese agujero, empujándose lastimándose entre ellos, salvajes, vio como salían poco a poco, y su velocidad empezó a aumentar, su corazón latía a mil por hora, sentía que la respiración le faltaba pero no se detenía, quería vivir. la ciudad estaba a diez minutos a caballo a todo galope, y esos humanos parecían nunca cansarse, nunca paraban de aparecer. Volteo su mirada de nuevo, y vio como un infectado saltaba sobre un compañero que había pasado corriendo, después de abalanzarse ese, fue otro, y luego otro, entonces sus gritos se escucharon, vio un brazo salir volando, y volteo su mirada, quería un caballo. necesitaba un caballo.

Se volvía a repetir la misma acción, escucho como tres de sus compañeros caían ante esos depredadores, las dos manzanas que había corrido se le había hecho eterna, y al voltear pudo ver que muchos otros salían montando un caballo, otros sostenían las riendas y trataban de calmar a los animales para que no salieran corriendo y perdieran su único método de escape, rápidamente tomo un caballo negro, de uno de sus compañeros que sujetaba a dos, los caballos restantes rápidamente fueron ocupados. estando sobre el caballo, antes de espolear al caballo, vio como un infectado salía disparado de un segundo piso de una casa y caía sobre un hombre adulto, derrumbándolo del caballo y empezando a devorarlo ahí mismo. Jon espoleo a su caballo y empezó a cabalgar en dirección a las puertas de la ciudad fortificada, unos cuantos mas habían muerto mientras trataban de tomar un caballo y salir corriendo, las bajas en esa casería fueron muchas, y su organización no se recuperaría fácil de aquellas bajas.

Las puertas se vieron después de cabalgar unos minutos, sus manos temblaban, sentía que su corazón latía con fuera, demasiada fuerza, el ritmo del corazón de un conejo seria adecuado para el en ese momento, le dolía, y vio como las puertas se habrían, las murallas que tiene una altura de seis metros, no lo suficientemente grande para detener a un gorila, pero era suficiente para protegerse de esos humanos. Al pasar vio a su dirigiéndose directamente a su guarida pero, el se quedo, seguramente descansaría, todos lo harían, quería volver a su hogar, la vieja casa de sus padres, en la costa pesquera. Al dejar su caballo en su "garaje" con comida y agua, su casa era pequeña, había derrumbado la pared de una habitación para poner unas puertas de granja, necesitaba un lugar para su caballo.

Entonces en la puerta de su casa, estaba una nota, sintió una punzada de miedo, pero al tomarla y ver un sello, se tranquilizó, empezó a leer las notas, mientras entraba y cerraba su puerta, se tumbo en su casa, y termino de leer la nota — una granja seria buena, — se recostó de lado, acomodando una vieja almohada de plumas, soltó un suspiro — necesito un lugar donde poder estar de viejo, supongo, y podría mantenerme como granjero o, un ganadero, entrenador de cazadores, tal vez. — una sonrisa salió de sus labios, antes de quedar dormido, tal vez iría, en cuanto despertara, solo esperaba que no terminaran las inscripciones.



Secundarios.

Un Heroe Entre Demonios_ RE.jpg


Erina BlackWood segunda líder a cargo de la operación y encargada de entrenar a los nuevos reclutas que llegan, porque si, se entrenaran, su personalidad es dulce y trata bien a todos por igual, tienen a ser muy animada cuando las cosas le salen bien, es seria esta al mando de una misión, tiene una estatura alta, 1.70, sus ojos son de un color ambas claro, nariz pequeña y labios finos, piel blanca y delicada, tiene unas cuantas heridas en los brazos y tiende a no esperar a un plan, pues es buena improvisando en el camino. Se dice que en su primera expedición que salió perdió a su novio y compañero de vida. tiene 22 años, pero siente que ya perdió mucho, es por eso que no dejara a nadie atrás. <<Todos son importantes, desde la planta mas pequeña hasta el gorila mas grande>>

Izuku_ Cazador Del Invierno [Reanudada].jpg


Maglor, 28 años, líder del grupo Lanza de expedición en New York, es un hábil franco tirador, líder nato, planeador y serio, no dudara en disparar a quien cree que pone en peligro todo lo que se esta trabajando, pues antes de que el "presidente" llegara a donde estaba, había otro, mas estúpido y despiadado, haciendo pasar hambre y muerte a la pobre ciudad que ya no tenia nada, así que a sus apenas 17 años, ingresa a Lanza, donde conoció a Robert, ambos junto a su grupo tomaron el poder por la fuerza, se llego a una mini guerrilla dentro de la ciudad, por suerte, solo con bajas mínimas, Maglor fue el encargado de des espejar, y matar a quienes viera que se interponían por la ventana, en los años posteriores Maglor avanzo en lanza hasta que todos le consideraran un líder, ya que Robert no podía quedarse siempre como líder y ser presidente. <<no mueras de forma estúpida, la vida solo es una, el regalo mas grande que puedes apreciar en estos tiempo>>

-
I spot friendlies by medders on DeviantArt.jpg


Mia Strong, 20 años, científica y medica enviada por Walter, sus ojos son azules, labios gruesos y nariz respingada, cabello castaño que le llegaba antes hasta la cintura y ahora por la expedición se la corto hasta los hombros, es la encargada de curar cuidar y dar primeros auxilios a quien lo necesite, es muy lista, pues aprendió rápidamente lo que el gran científico tardo unos años en averiguar, es una chica que trata de sonreír ante las adversidades de su vida, sus padres habían muerto por unos maleantes que querían comida, siendo sobrina del profesor, este decidió enseñarle todo lo que sabia, tiene una resistencia increíble para el ejercicio pero solo eso, detesta tener que entablar combate discutir o el simple hecho de caerle mal a alguien, pues trata de siempre ser amable y tener una buena relación con todos, responsable y ordenada seria una buena forma de describir su forma de comportarse en un laboratorio, <<no soy una líder, siempre me considere un becerro que si y apoya a muerte a su grupo>>


Instrucciones.

-Un nuevo día llego a New york, y Maglor tiene ansias de empezar con el entrenamiento de los nuevos reclutas, tiene una pista de obstáculos, una prueba de tiro y reparación, teorías y mapas que se cartografearon durante sus expediciones, ¿están listos para impresionar y conseguir un puesto en Lanza?

-Puedes trata de concentrarte en socializar solo con uno o con todo, depende de que quieres que tu personaje haga, puede ser el que ira al frente de toda la misión, o puede volverse un medico, mecánico, o soldado.


-Todos están en el banco abandonado, las practicas comienzan desde el amanecer y terminan al anochecer se comer en ese lugar. Los dos lideres de Lanza son quienes estarán supervisando a los reclutas durante su entrenamiento, no dudes en tratar de impresionarlos, pero sin correr riesgos, pues tienen planeado realizar esto en unos meses.
 
Última edición:

DekuKero

Chale, ¿a que vine?
Registrado
24 Oct 2020
Mensajes
17
Ubicación
En la orilla de la tierra plana
Offline
Jamie llego al banco central de la ciudad de Nueva York, abandonado de hace años y ahora el cuartel general y centro de mando del grupo LANZA, aquel que se encargaba de monitorear la actividad fuera de las zonas de protección. Ahí había una fila importante de mujeres y hombres adultos de varias edades, pero con un buen físico, esperando a entrar al edificio para hacer las pruebas que les prometían darles una buena recompensa si iban con ellos. Jamie parecía ser el de menor en el grupo, pero no se notaba, su altura quizás le ayudaba un poco en el ruedo.

Pronto fueron siendo pasados de uno en uno dentro del edificio, donde fueron registrados con su nombre, su lugar de nacimiento y su ID como ciudadano de Nueva York. Tras ver los papeles, se les junto en un grupo y los recibió una joven pelirroja con ropa japonesa y con una amplia sonrisa.

- Bienvenidos sean a los cuarteles de LANZA - dijo de forma jovial - Soy Erina Blackwood, espero que estén preparados para las pruebas, solo unos cuantos de ustedes serán seleccionados para volverse parte del escuadrón. Tendremos pistas de obstáculos, de armamento, de tiro y de cartografía. Primero se hará la pista de obstáculos, después podrán ingresar a la prueba que deseen, aunque deberán cumplir con todas. Nos quedaremos aquí hasta el anochecer, tendrán un descanso de 1 hora para un alimento en la sala comunal, y al finalizar, sus resultados serán entregados en sus domicilios por miembros de LANZA después de los análisis. Ahora, si pueden formar filas de 5 de manera ordenada a mi mano derecha.

Jamie siguió las instrucciones metiendo las manos en los bolsillos de sus pantalones y se vio al lado de un hombre joven de pelo azabache y mirada algo melancólica. Ambos se miraron el uno al otro y el joven al lado de Jamie levanto un poco la ceja.

- Traes la mascara, pero puedo ver desde aquí que eres algo joven - menciono.
- Me lo dijo también el guardia.
- ¿Tus padres saben que estas aquí?
- No tengo padres - le contesto Jamie de forma cordial.
- Interesante - menciono el hombre - Supongo que si te han dejado entrar, entonces LANZA no ha tenido ningún inconveniente por eso; Jon Penvert
- Jamie Narsh, un gusto conocerte - le sonrió Jamie debajo de la mascara.

La fila de Jon fue la primera en moverse hacia el campo de obstáculos, Jamie simplemente levanto su dedo pulgar para el.

- Suerte.

El hombre le sonrió de medio lado.

0000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

Después de que el primer grupo fuera pasado, tras una hora, toco el turno de Jamie. La pista de obstáculos estaba en un pequeño jardín, acondicionado con sacos de arena, zanjas escavadas, algunos lugares para trepar, otros para ir boca abajo, pintas con lodo y algunos hoyos con agua que se notaba helada. La joven pelirroja de hacia rato los estaba formando, y les dijo que los iba a pasar de uno en uno, mientras ella se iba hacia la zona de meta con un silbato. Ahí también estaban algunos hombres a los márgenes de las pistas con pequeños cuadros de tiza, que seguramente eran los evaluadores. También noto la presencia de un hombre azabache ligeramente apuesto, pero con una cara de enorme cansancio. Estaba fumando mientras daba algunas instrucciones, notaba que la gente a su alrededor parecía confirmarle bastante respeto.

Después de ver a una chica comenzar a correr monitoreada por un reloj de pulso, le toco el turno a Jamie. Si bien su fuerte no era exactamente su velocidad, Jamie era ágil y tenia buena zancada por su altura. Parecía que podía maniobrar bien en los obstáculos, sobre todo los que conferían a trepar, a pesar de no quitarse la mascara, algo que ninguno de los evaluadores objetò. Ir agachado en algunos obstáculos le resulto problemático, pocas veces había tenido que hacerlo, tenia buena resistencia. Al parecer su tiempo cargando cachivaches pesados en una mochila por varias manzanas en Nueva York le termino rindiendo fruto.

Termino la pista en 1 minuto y 20 segundos, la joven pelirroja le dio un par de palmadas en la espalda.

- Bien hecho chico, tienes un record promedio, pero te noto con buena energía.
- Bueno, vendo cosas de manera ambulante, si pierdo tiempo descansando, otros me ganan la venta.
- Jejeje, parece que tienes pensamiento de emprendedor.

Jamie salió de la pista, mientras el hombre azabache le observaba.

000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

Decido ir al taller de armado, donde se suponía que iban a tener una prueba monitoreada por otra mujer joven, una adorable joven castaña con brillantes ojos azules que se presento a ellos como Mia Strong. En el taller, debían armar y desarmar un fusil, reparar un pequeño motor de mano, y revisar un plano para terminar de armar un circuito. Esta vez iban a entrar en un grupo de tres que iba a ser revisado en tres mesas diferentes, y cuando terminaran una prueba, se les iba a pasar a la siguiente.

Al darles las cosas, la joven iba hablando.

- Tómense su tiempo - comentaba Mia - La evaluación no solo corresponde a la velocidad, si no también a su capacidad para armar y hacerle funcionar.
- Termine con el fusil - anuncio Jamie.

Los acompañantes y Mia miraron a Jamie con cierto asombro. El hombre al lado de Jamie le confirmo a Mia que en efecto, había desarmado y rearmado el fusil en el poco tiempo que ella estuvo hablando para motivar a los participantes. Mia tomo el fusil y apretó el gatillo, obviamente no hizo disparo, pero hizo un satisfactorio "click".

- Increíble, hasta ahora eres el participante mas rápido en esto - le felicito - ¿Quieres continuar?
- No veo porque no señorita, deme el otro.

Jamie termino aquella prueba en tiempo record, Mia parecía impresionada, pues al parece Jamie tenia buena habilidad con las manos.

0000000000000000000000000000000000000000000000000000000

Llego el turno de la prueba de cartografía y Jamie fue pareada con un hombre barbón de cabello cano que parecía un santa clos fornido, era una actividad en pareja donde debían encontrar un punto en el mapa con una serie de instrucciones puestas en una hoja de papel.

- Creo que ahí le voy a fallar Mr. Jewnkins - anuncio Jamie a su acompañante - No soy mucho de leer mapas.
- Bueno hija... ¿eres niña, verdad?
- Da lo mismo
- Como sea, los puntos cartográficos no son tan difíciles de leer, solo debes saber que saber cual punto marca grados, cual punto marca minutos y cual punto marca segundos. No como medidas de tiempo claro esta, si no como unidades direccionales...

El azabache del cigarro miraba detrás de un vidrio polarizado todo lo que la pareja hacia. Si bien el viejo parecía muy versado, pues según si currículo era marinero y pescador; Jamie, por su lado, no, pero eso no dejaba de lado que aquel adolescente fuera bastante atento y receptivo a las instrucciones rápidas. Finalmente dieron con los puntos indicados, no en buen tiempo, pero lo hicieron.

00000000000000000000000000000000000000000000000000000000

Llego la hora del almuerzo y a todos los estaban sirviendo lo mismo, una crema con albóndigas, papas, calabacín y zanahoria con arroz blanco o pan, dependiera de lo que quisieran, y un trozo de queso, con café o te. Era comida botada para ganar energías, pues Jamie sabia que no iban a poder salir de la facilidad hasta que todos terminaran las pruebas. El comedor estaba al aire libre, la gente se sentaba a comer en el pasto, y los platos eran de madera. Una vez terminada la comida, debían dejar todo en una bandeja. Jon Penvert se sentó a comer y cruzo las piernas para recargar la comida cuando escucho pasos a su lado.

- Eh Jon, es bueno verte de vuelta.
- ¿Jamie, no es así?
- Si claro, ¿puedo sentarme?
- Haz lo que quieras.

Penvert se hizo a un lado y dejo que el chico se sentara, en cuanto Jamie se acomodo, le mostro el pedazo de queso y le pregunto si lo quería.

- ¿No te gusta el queso? - pregunto Jamie.
- No soy muy amante de la leche, ni del pescado. La crema parece apetitosa, pero no como mucho esto.

Jamie tomo entre sus dedos el pedazo de queso extra, solo para notar que las manos de Jon estaban un poco, si no es que muy, llenas de cicatrices. Jamie ya había escuchado de eso, era algo típico de los que se aventuraban fuera de la muralla para matar animales salvajes y conseguir carne y pieles, todo esto lo conocía gracias a platicas con sus clientes. Esto significaba que este hombre ya era versado en lo que había en el exterior y eso llamo la atención del adolescente.

- Eres cazador, no es así.
- Si, ¿Cómo sabes eso?
- Los callos y las cicatrices de tus manos, quemaduras de arco y roses de espinas. Se eso por que soy comerciante - dijo moviendo su mascara de gas hacia arriba para poder comerse el queso que le dio Jon -*Ñan ñam* Algunos de mis clientes me intercambian pieles y carne a cambio de que les afile bien cuchillos, les traiga encurtidos y les venda algunos de sus embutidos, dicen que un buen cazador debe tener algunas cicatrices en su cuerpo, sobre todo entre sus dedos.
- Eres comerciante, ¿sabes usar un arma?
- Suelo usar un revolver y siempre traigo una navaja conmigo, eso es de ley si no quiero que me asalten. El anciano para el que trabajo me enseño a usar una escopeta, pero no es mi fuerte, casi siempre se me hace un retroceso.

Jon sorbió una de las albóndigas y le dio una mordida a su pan.

- Bueno chico, debes de tomar en cuenta que si vas a ser parte de LANZA, seguramente te entrenaran con armas largas. El blowback te puede llegar a hacer perder balas. Sabes que en muchos casos las municiones están contadas y eso puede generarte problemas. Si quieres evitarlo, apunta, y cuando tengas necesidad de disparar, pon los hombros rígidos y las muñecas firmes. Asegúrate que el impacto vaya hacia la dirección que quieres disparar, y nunca pegues la escopeta a tu cuerpo.
- Muchas gracias por el consejo.

Comieron en silencio por unos minutos hasta que el hombre de la prueba de cartografía llego a saludar a Jamie gritando "eh, muchacha", desde lejos. Le pregunto al par si podía sentarse y le dejaron comer con ellos. Fue una hora amena escuchando las historias del marinero, quien Jamie descubrió que sabia mucho de primeros auxilios, y con Jon comentando una vez que vivió cercano al puerto cuando era mas joven. Jamie pensaba que eran buena gente, esperaba encontrar compañeros así en caso de ser de los seleccionados.

0000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

Estaba cayendo la tarde cuando Jamie pudo ingresar al campo de tiro. Ahí había un tablón con resultados de puntaje puestos en tiza mientras los participantes eran dejados entrar uno a uno a un recinto protegido al aire libre. Jamie leyó el tablón de forma rápida y noto que Penvert tenia el puntaje mas alto. Jon no solo había tomado la prueba antes que su persona, la había destruido. Eso hizo sonreír bastante al adolescente.

- Oye, cría, es tu turno...

El azabache del cigarro otra vez, claro, esta vez no traía su cigarro, pero si traía una armadura de cuerpo. El sujeto le dio una escopeta y apunto al campo de tiro.

- La prueba es bastante simple. Usaran poleas para levantar blancos móviles, lo único que debes hacer es disparar a tantos como puedas.

Jamie abrió el compartimiento de municiones de la escopeta y luego la volvió a cerrar. El evaluador comenzó a anotar y Jamie se coloco en posición. Fueron levantando blancos, pero Jamie no disparo por un par de segundos. Fue que acomodaron varios tiros que Jamie apunto y dio un disparo. Por poco y sintió irse para atrás de no ser por los consejos de Penvert. Logro darle a dos blancos de madera y papel con una sola bala.

- Termine - le dijo Jamie al capitán.
- Interesante, ¿Por qué solo disparaste una vez?
- Las escopetas generalmente tienen dos balas, ustedes le pusieron una, debía de pensar bien en mi tiro si no quería gastar balas a lo bruto.

El hombre le sonrió.

- Bueno cría, anda afuera, dile al siguiente que se prepare.

000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

Jamie salió del recinto entrada la noche, junto con el resto de los participantes. Vio a Jon salir con las manos en los bolsillos y le deseo suerte antes de despedirse, agarrando camino hacia la granja con su mochila a cuestas.

AioraLuis72 AioraLuis72 aqui esta, espero haber hecho bien a los personajes :x
 

mimi_sakura🌸

Dama Oscura
Registrado
19 Mar 2007
Mensajes
897
Offline
LAYLA LEONHARDT

19 AÑOS

Sexualidad
Heterosexual

Apariencia


Personalidad.

Es una joven que no es de socializar con los de a su alrededor por primera vez, debido a ello le cuesta entablar conversaciones o tener amistades fácilmente, aunque su actitud pueda ser lo contrario al principio, incluso prefiere mantenerse de una manera ajena junto con el resto de personas. Ella en el fondo desea tener amistades y ser comprendida por otros, sin embargo su actitud la hace ver que puede ser muy hostil o poco confiable. pero en el fondo es una joven que puede dar el todo por sus seres queridos.

En el ámbito de lucha ella suele actuar por su propia cuenta, muy sádica podría decirse, por ende no dudara en eliminar algo que afecte su entorno o el de sus compañeros, por lo cual es alguien impulsiva, que no duda en tirarse a batalla. Lo cual puede causa un poco de problemas.


Historia.
No recuerda en lo absoluto su procedencia o si ha tenido familia. Encontrada junto con otros niños de su edad. Layla fue hallada por un líder anciano que decidió fundar una pequeño grupo de adultos para cuidar ala futura generación de exploradores. Con el tiempo Layla aprendió a defenderse, sobrevivir y matar en el duro mundo que le había tocado. Enfocada siempre en ser una de las mejores dentro del grupo, se convirtió en la nieta de aquel hombre, el cual siempre le enseño que la vida no era nada fácil y que debía siempre estar alerta a todo lo que le rodease, imponiéndole el deseo de convertirse en una guerrera y que en cualquier momento podría ser escogida para llevar a cabo la misión de entrar a un grupo de exploradores y salir de las murallas para ver la realidad.

Extras.
— Una katana que lleva consigo dada por su maestro.
— Una daga.
Dedicada al ámbito de pelea cuerpo a cuerpo de tal manera que se defiende muy bien en ello. Lo cual no necesita solo de una katana para defenderse.
— Es muy escurridiza de tal manera que su velocidad ayuda para esquivar ataques.

— Puede usar cualquier tipo de arma con filo, haciéndola defenderse muy bien.


Listo. Cualquier cosa me avisas AioraLuis72 AioraLuis72
 
Registrado
28 Dic 2015
Mensajes
72
Offline
El no era alguien ágil, para nada, se diferenciaba porque tenia una fuerza sobresaliente para su delgadez, su respiración era dificultosa, tiene buena resistencia pero aun así no puede escalar rápido y es precipitado cuando trato de pasar muy rápido el alambre las púas en el obstáculo de arrastrarse por la tierra, pero su velocidad era buena, tal vez no no podría escalar como se esperaba pero, podía correr como quien lleva el diablo, y fuera era el mismo infierno.

— Lo hiciste bastante bien, Jon. — la pelirroja lo miraba con una sonrisa de lado, y el solo trataba de limpiarse la tierra y el lodo de sus ropas.

— Fui torpe en los obstáculos. — se reprocho a si mismo, tal vez tendría que practicar mas, o estaría en problemas.

— Pero eres un gran corredor, date méritos y, — hizo un pausa, sonriéndole al chico — a un tienes muchas pruebas que hacer, no me sorprendería si fueras el mejor.

— ¿De que me sirve ser el mejor? ¿te podría reemplazar como mano derecha de LANZA?

La pelirroja seguía sonriendo pero, esa sonrisa era amenazadora, no estaba contenta con su comentario — Eres la mano derecha de un grupo de cazadores, muy reconocido pero, tienen demasiadas cosas, para tal negocio de donde sacan todos sus suministros.

— Soy mano derecha no por inmiscuirme en donde no me llaman, soy bueno en lo que hago, y si tuvieras cerebro no tratarías de meterte con mi líder.

— ¿Si tanto poder tiene porque te alejas de el?

— No quiero tener que aguantar sus gruñidos siempre.

Antes de que aquel interrogatorio llegue a mas, Jon empezó a caminar y dejo con la palabra a Erina, tenia muchas pruebas que hacer y estaba seguro que no seria difíciles, la prueba de teoría, cartografía, desarmado y armado de armas las realizaría en ese orden, tenia hambre, soltó un suspiro, antes de ver que había demasiada fila para el armado y desarmado de armas, <<¿se van primero por lo mas interesante?>> pensó para si mismo, el letrero de cartografía en una puerta se le hizo interesante, acabaría rápido con eso, la sala era pequeña, y miro a las personas que se encontraban ahí, un chico tal vez mas joven que el, y un hombre mayor, tenia la armadura de cuerpo característica de LANZA.

— Tienen que encontrar estas locaciones y... — dejo una pequeña lista, sabia donde quedaban, la mayoría de lugares, hubo un año que salió fuera del muro, conociendo lugares antiguos, habían llegado con ese grupo hasta la estatua de la libertad, su misión en aquella ocasión fue conseguir unos estudios de un laboratorio, les habían pagado mas que bien, pero costo mucho. Sus pensamientos se terminaron cuando su compañero le toco el hombro.

— Sonara mal pero, por favor no arruines esta prueba, en verdad quiero entrar a LANZA. — aquel chico tenia cabello negro, piel morena y ojos azules, labios gruesos largos, cejas gruesas pero no juntas, era un poco mas alto que el, fornido, era la palabra que mejor lo describía, <<¿mucha masa y poco cerebro?>>

— No tienes de que preocuparte — tomo el papel que les dejaron y leyó las coordenadas o, descripciones donde tendrían que buscar, no le importo mucho si su compañero entendía lo que el hacia, como leía el mapa o porque lo giraba o el marcaba algún lugar — esto es todo, aquí se encuentra el bosque negro, a tres semanas de viaje, mas lejos de lo que se espera que vayamos.

— ¿Tu fuiste a ese lugar no es así?

— No es algo que quiera revivir.

Se dirigió al campo de tiro, la siguiente prueba que había elegido para realizar, muchas armas estaban colgadas en la pared, desde espadas, mandobles, katanas, pistolas escopetas, rifes de largo alcance, y lo único que le llamo la atención fue el arco, unas cuantas flechas ahí también, tomo ambas y empezó a practicar, no había nadie, y prefería perder el tiempo haciendo eso que no hacer nada. Entonces recordaba su líder, y su grupo de cazadores, tendría que decirles que saldría de sus servicios, una flecha salió silbando por la velocidad y el tranquilo aire que se sentía, justo en medio de la cabeza de un maniquí, entonces tomo otra, y disparo, partiendo en medio la flecha que antes ya estaba en medio de la cabeza del maniquí.

— eres bueno con el arco, ¿puedes usar algo mas? — un hombre estaba en la puerta de aquel lugar, con un cigarrillo y apoyado en el marco, parecía haber visto todo desde un principio.

— Se usar las escopetas, prefiero las pistolas, las clock, son comunes, cómodas de llevar, eficientes, la espada también es una buena opción si me quedo sin balas o flechas.

— Vas
bien cubierto ¿no es así?

— Tengo que, señor.

Durante un tiempo estuvo conversando con aquel sujeto, Maglor, resulto se un hombre bueno, bastante extraño y un poco sombrío pero un buen tipo, resultaba interesante que el líder de LANZA contrastaba bastante con su líder de cazadores, este sujeto parecía mas transparente que el otro. su pasos y pensamientos le llevaron al tercer piso, donde se realizaba la prueba de primeros auxilios, el sabia todas esas cosas, le resultaba tedioso realizar las pruebas de nuevo, cuando tenia quince años habría sufrido mucho para que le acepten para entrar entre los cazadores, <<los callos y cicatrices de tus manos>> si, era verdad que las manos tenían bastantes heridas, sonrió al verlas, cada una tenia su historia, desde una tonto, hasta una heroica, <<Fuera de estos muros no hay héroes, no hay buenos o malos>> una de sus primeras lecciones fue esa, ¿sus padres también pensaban así?

— ¿Esperas para hacer la prueba de primeros auxilios? — una castaña le hablo, mientras el entraba para realizar la prueba.

— Jon Penvert. — se presento el chico, la castaña reviso unas listas, y encontró su nombre, con una sonrisa le indico que se acercara a un muñeco de prueba, y empezó con su procedimiento.

— ¿SI tiene una fractura?

— Detener el sangrado presionando la herida, con algún trapo estéril, inmovilizar la zona lesionada. — La chica termino de anotar unas cosas en sus papeles y luego miro con una linda sonrisa a Jon.

— Eso es todo, pronto llegara la hora de comida deberías ir, hay queso. — Jon estaba en el umbral de la puerta cuando escucho eso, queso. <<que asco>> pensó antes de bajar a donde estarían dando la comida.

— eh Jon, es bueno verte de nuevo — Por el patio se venia acercando un chico, ¿chica? Jon estaba confundido con eso, si era un chico, podría ser por la altura que tiene ese cuerpo tan, ¿plano? y si era plano, y era chica, carecía de las proporciones que le puede llegar a atraer aun hombre. ¿Cómo era que se llamaba? le había conocido en las filas del inicio, parecía mas joven que el.

— Jaime, ¿no es así? — soltó al aire, bajo la mascara no podía ver su reacción pero tampoco parecía detenerse en su andar, directo hacia el.

Después de darle un consejo con las armas, estuvo comiendo en silencio, no tenia mucho de que hablar, al día siguiente tendría que hablar con su líder sobre lo que tenia pensado hacer, solo esperaba que no se lo tomara a mal.

— !eh Muchacha¡ — Jaime se puso de pie, para recibir a aquel viejo sujeto, parecía un santa, solo que mas fornido, <<un toro viejo>> sonrió para si mismo el muchacho mientras escuchaba lo que hablaban.

— ... Entonces logramos matar a dos ballenas, nos costo mucho, y dos personas terminaron ahogándose. Fue una gran caza, pero es fue peligroso. — Jon sabia a que se refería, el no podía estar feliz por sus victorias, las sentía vacías siempre que perdía muchas personas, y siempre había bajas. — ¿y tu chico tienes una historia así?

— Viví fuera del muro por un año, fue la expedición mas ambiciosa de mi grupo de caza, dos mil hombres y mujeres salieron, solo quinientos regresaron, pero, lo que habíamos conseguido era increíble. — lo era, realmente lo era — no puedo dar muchos detalles, pero valió la pena, volvimos con baterías de autos de ciudades abandonadas, logramos matar a un gorrilla, conseguimos cazas cincuenta ciervos, atravesamos llegamos hasta, las vegas, no es lo que era, esta en ruinas, en esa ciudad hay mas hombres infectados que en cualquier lugar.

— ¿Por qué se arriesgaron tanto chico? — las miradas de ambos eran curiosas, no esperaba que les gustara tanto, no tenia la intención de que fuera así.

— Se decía que en las vegas existía un laboratorio de la organización que causo esta catástrofe. No encontramos mucho, unas carpetas, notas, y cajas con sueros, el doctor dijo que servirían, y así fue, logro crear algunos medicamentos y replicarlos, tuvimos una batalla contra los simios, en el camino de vuelta, parecían estarse mudando, tenían a los bebes, y hembras, los bosques son extraños ¿saben? al principio las copas de los arboles son bajas, y los troncos no son mas gruesos que dos metros, pero entre mas te adentres en el bosque y salgas del camino, los arboles son mas gruesos, mas frondosos, la luz del sol difícilmente pasa entre tanto árbol, los simios no se mueven por los arboles de copa baja, se sienten cómodos en los arboles altos, son listos, las ramas en esa especie de bosque no son tanto ramas, son lanzas que están clavadas en los arboles, los simios tienen mas maniobrabilidad así, saltan mas, se mueven mas, y es fácil para ellos distraerte y matarte a golpes, o clavarte una lanza de las que tienen.

— ¿Son tan organizados? ¿Cómo sobrevivieron a eso?

— la batalla no se estaba dando, no hasta que un nervioso soltó el gatillo, nadie quería ese enfrentamiento.

— ¿Qué paso? — el viejo pregunto curioso, <<no existen héroes fuera de los muros>>

— lanzamos granadas y disparamos hacia las hembras y los bebes para ganar tiempo y escapar.

Jon se alejo de ellos después de darles las gracias, la comida no le gusto, pero no tenia nada mas para el. las ultimas pruebas le esperaban y tendría que esforzarse un poco mas pues estaba bastante desganado y aburrido, quería dormir y descansar, tal vez salir a cabalgar un poco en su caballo. Recorrer los terrenos que se ofrecían seria una buena forma de empezar, podría ver cual le gustaba mas, no sabia mucho de cultivos, pero podía aprender, quería un viñedo, un viejo de la generación que habia levantado el muro, siempre solía quejarse de que nunca reconocían su merito, el merito de todos los que se habían quebrado la espalda para cuidar a cientos de personas habia sido quien se encargo de el después de que sus padres murieran y solo llegara Jon a la gran puerta de metal, el viejo tenia un viñedo, sus vinos eran buenos, siempre habia personas comprando sus vinos.

—Termine... — Jon se habia tomado su tiempo para armar y desarmar todos los objetos que le pusieron en frente, el mismo sujeto de la prueba de tiro junto a Erina eran quienes se fijaban en los movimientos de Jon.

—Parece que alguien te gano esta vez — Erina le hablo un poco burlona, estaba oscureciendo ya, esa habia sido la ultima prueba, justo cuando iba saliendo del lugar, pusieron una lista de nombres con tiza y Jaime habia conseguido el tiempo en armado y desarmado mas rápido de todos.

— Esta lleno de sorpresas. —Jon sonrió de lado, le agradaba saber que alguien podía superarlo en algo, y sabia que podría necesitar de todas las habilidades se requieran a la hora de salir en esa misión tan peligrosa.

— ¿No es ella?

— ¿Acaso importa? — No espero respuesta alguna, el ligero viento de la noche en las gastadas calles de New York era algo que le gustaba, era una paz, un paz que no le gustaba.





Instrucciones.

¿Estas dentro de lanza? revisa una carta en la entrada de tu casa (lo estas) muy bien, si estas dentro de LANZA, aproxímate a las instalaciones, recibirás el gran uniforme que Maglor luce, un horario de entrenamientos que cumplir, y se te ofrecerá establecimiento en el cuartel, tendrás comida tres veces al día, y convivirás con los lideres, claro que tu decides si quedarte o no.

-Maglor empezara su entrenamiento en unos cuantos días, tienen tiempo suficiente para darle la noticia a sus seres queridos.

-Su entrenamiento consiste en, combate cuerpo a cuerpo, combate con armas, combate con arma de fuego, cartografía, y primeros auxilios. Erina se encargara de instruirles en combate de armas de filo y combate cuerpo a cuerpo ella no se toma los entrenamientos a la ligera, siempre pide que den lo mejor de si mismo, exigirá y presionara para que sea así, Maglor se encargara de darles clases de cartografía, ensenarles rutas marcadas por ellos mismos y también será su instructor de armas de fuego tiende a no decir mucho, te dará unos consejos pero si no puedes hacer las cosas bien, si aun sigues fallando se replanteara si debes o no estar en LANZA, Mia por otra parte se encargara de darles clases de primeros auxilios y supervivencia fuera de los muros, es muy amable cervical y tratara de explicarte de la mejor manera todo lo que no entiendas.

-Aproxímense a las instalaciones de LANZA, se les entregara el uniforme que nuestro guapísimo Maglor tiene puesto. No es necesario que usen el uniforme dentro de la ciudad o para los entrenamientos, será de uso obligatorio solo fuera del muro cuando se salga con LANZA, y el horario son de siete de la mañana, hasta cinco de la tarde, como siempre tendrán la hora de comida, y descansos entre actividades.

-También se les dará la oportunidad de quedarse en los cuarteles, lanza tienes habitaciones, no muy lujosas, pero tiene lo necesario para la estadía "temporal" de muchos. Esto de igual manera es opcional pero, estarían mas cerca de los lideres y podrían tener una mejor comunicación con ellos.





DekuKero DekuKero perdona la demora en actualizar estaba súper ocupado con lo de la uní y solo lograba entrar para ver algunas cosas a lo rápido, me gusto mucho como manejaste a los personajes y como entregaste a Santa, espero verlo en el grupo. y ver como relacionas a los personajes.

mimi_sakura🌸 mimi_sakura🌸 Bienvenida, espero disfrutes de este fic un poco bizarro, supongo que puedes saltarte las primeras instrucciones, si quieres puedes darle un repaso rápido, espero leerte pronto y gracias por participar.
 

DekuKero

Chale, ¿a que vine?
Registrado
24 Oct 2020
Mensajes
17
Ubicación
En la orilla de la tierra plana
Offline
Un sujeto entrego una carta en el buzón del rancho donde trabajaba Jamie, resultaba que la zona de apartamentos donde dormía el adolescente no tenia una dirección registrada per se, por lo que generalmente daba como dirección la casa de su anciano jefe. El sujeto en cuestión vio la correspondencia que iba directo a Jamie y le mando a llamar a través de sus hijas. Jamie por su parte estaba echando heno en los comederos de los animales cuando una de las chicas se le acerco.

- Eh, Jamie
- Oh, hola Josseline
- Te llego una carta, creo que es de la asociación LANZA
- Supongo que deben ser los resultados de mis exámenes.

Jamie recibió una carta escrita a mano por parte de su jefe unos minutos después, abriéndola, noto su aceptación a la asociación.

- ¿Y bien, que dice?
- Me aceptaron
- Bueno, supongo que felicidades - dijo una de las hijas del viejo.
- Jamie - dijo Josselin - si por alguna razón pasa algo, siempre serás bienvenido acá.
- Mi único problema ahora es que voy a tener que conseguirme otro empleado.

Jamie simplemente le dio un abrazo al anciano, y este se quedo un rato estático antes de palparle la cabeza.

- Ya lo dijo mi hija menor, te estaremos esperando por acá si algo pasa.

Bueno, al menos esperaba tener donde volver.

00000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

A las 6:03 de la mañana, un par de días después, Jamie estaba de vuelta en los cuarteles de LANZA con sus pocas pertenencias en la mochila y algunas para intercambiar. Ahí le recibió una persona que se estaba encargando del registro, y le dio gusto ver al viejo Jenkins en la misma cola de entrada.

- Jamie niña, es un gusto verte de vuelta.
- Así que lo seleccionaron sr. Jenkins
- Algunas tropelías, no se. Ahora que lo noto, quizás no sea el hombre mas joven de este pelotón, pero supongo que algo vieron en mi persona.
- Es un hombre fuerte, supongo que su edad en este caso no lo es todo.
- Pase el siguiente - se escucho.

Jenkins se fue registrando. Jamie logro escuchar que su nombre completo era Marcus Jenkins Collins, tenia 58 años, y como era de esperarse, llevaba mucho como pescador. También, mientras le daban el uniforme oficial, le dieron como opción el quedarse en los cuarteles, a lo que el declino amablemente. Ahora, eso si que era novedad, Jamie pensaba que quedarse en el cuartel era obligatorio. Pero de tener un catre en el cuartel con un poco de luz, a los apartamentos sin drenaje y luz en los que dormía que le hacían preferir dormir en los establos de su jefe, la primera era una mucho mejor opción.

- Pase el siguiente.

Jamie camino hacia el sujeto del registro.

- ¿Nombre completo?
- Jamie Narsh
- ¿Solo un apellido?
- Fue de mi nana
- Entiendo. ¿Edad?
- 17
- ¿Te dedicabas a algo antes de venir acá?
- Soy comerciante.
- ¿Vas a quedarte en el cuartel o tomaras horario parcial?
- Me quedare en el cuartel señor.

A Jamie le dieron una llave con un numero y su uniforme, si bien le dijeron que no era obligatorio usarlo completo mientras estuviera en el cuartel, era requerido en un 100% cuando fuera a salir del muro. Terminado su registro, Jamie acompaño a Jenkins a ver una tabla con tiza la cual tenia instrucciones. Las actividades empezaban a las 7 y terminaban a las 5, donde los horarios de las actividades, al igual que en las pruebas, no eran exactamente fijos, pero debían de asegurar activar por semana una cierta cantidad de horas de practica, que según el letrero, serian en el algún momento cambiados a conveniencia de los encargados según vieran sus aptitudes. Antes de hacer eso, claro, se les llamaría al cuartel.

Ahí, un hombre les dio un par de trozos de papel, para que escribieran los horarios, así como decirle a Jamie que podía cambiarse en los cuartos, si así lo deseaba. Jamie se despidió de Jenkins, no sin antes ser instruida por el hombre que debía de presentarse en sus primeras actividades a las 7 en punto.

000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

La clase de cartografía, vigilada por el que Jamie identificaba como "el tipo del cigarro", y al que ahora se debían de dirigir como capitán Manglor, tenia al grupo dividido. El primero era en expertos, y el otro en principiantes. Los expertos estaban con una persona, o un pequeño grupo de principiantes revisando mapas de la zonas donde generalmente exploraba LANZA, describiendo las rutas generalmente tomadas por ellos, y mas que nada se trataba de identificar los puntos por donde debían de guiarse. En la clase se topo con Jon Penvert, a quien Manglor le asigno como instructor experto. Al menos Jamie se sentía en calma al poder hablar con mas facilidad que con un completo extraño.

- Notando la escala, es un sitio de exploración bastante grande - exclamo Jamie.
- Tienen varios kilómetros, son varios días de viaje.
- Algo parecido a lo que me contaste cuando fuiste a Las Vegas, o que quedaba de ella - sonrio Jamie.
- Mas o menos, puedo notar que buena parte de las exploraciones las hacen hacia el noroeste de la muralla - le decía Penvert.
- De hecho, creo que puedo notar un pequeño patrón acá...
- ¿Cómo es eso?
- Cuando hable con el viejo pescador, llego a contarme que estos diagramas de acá representan ríos y zonas lacustres, generalmente están en terrenos escarpados. Noto que algunas de las zonas de exploración mas revisadas son estos ríos de por acá. Si junto mas o menos lo que me dijo Jenkins, probablemente estén revisando de forma general un terreno que esta a varios kilómetros al noroeste de Nueva York.

El azabache se quedo pensando mientras Jamie le miraba acomodando su cabeza en su mano. Penvert se volvió al adolescente.

- Es la presa.
- ¿La presa? - pregunto Jamie.
- Hay varios cuentos de que en la zona noroeste hay una presa que alguna vez alimento la ciudad, claro, eso antes de que el virus irrumpiera todo - exclamo Jon metiéndose las manos en los bolsillos - Un proyecto que consistía en usar el agua de la presa que estaba en la Bahía de Husdson para darle energía a Nueva York, y lo que antes era Boston, pero ha estado infuncional desde hace años. Supongo que la idea actual de LANZA es observarla para ver si la pueden hacer funcionar, o recrearla, como ya se ha visto con algunos escarnios de tecnología abandonada.
- Si me lo pones así suena mas fácil decirlo que hacerlo - dijo Jamie sentándose en la mesa.
- No creo que te alejes de la realidad. Se del lugar por habladurías, y por ende de lo peligroso que es llegar a esa zona. Es un viaje de días, hay muchas ciudades abandonadas en medio, y son nideros de infectados y animales salvajes. Tendremos mucho trabajo si realmente tienen planes de ir para allá.

Jamie cruzo sus piernas y agarro el mapa, revisando la zona. Tomo pues, apuntes del sitio, mientras Jon le pedía de vuelta el papel.

- Si es lo que creo que es, te recomendaría que tomes buenas clases de uso de armamento Jamie, es mejor que vayas preparado - le aconsejo Jon - Quizás también deberías revisar las clases con la pelirroja, es bueno que pulas un poco tu habilidad callejera para pelear.
- ¿La pelirroja, Jon? - menciono Jamie con una sonrisa picara debajo de la mascara - Me imagino que te refieres a Erina, ¿un día conociéndola y ya vas para esos términos? No sabia que te gustaran las mujeres con carácter fuerte.

Se escucho una risa ligera proveniente del comandante Manglor, quien estaba pasando cerca de su mesa.

- No asumas cosas donde no las hay, criatura - le respondió Jon.

0000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

En la clase de Erina, todos los de la segunda tanda estaban haciendo un calentamiento, Jamie entro a la clase para que la joven pelirroja le dijera que se acercara a la línea y se preparara para hacer los ejercicios de sus compañeros.

- Generalmente no objeto los accesorios que otros traigan dentro de la zona. Pero cría, te voy a tener que pedir que te quites la mascara.
- ¿Y porque eso?
- Probablemente te hayas acostumbrado a usarla por miedo al contagio, es común eso, pero aquí puede resultarte estorbosa para el combate cuerpo a cuerpo. Si luego deseas practicar con ella será después del entrenamiento oficial. Por el momento, es una orden de tu superior.

Jamie accedió, y desabrocho la mascara para dejar ver su rostro a la capitana y al sujeto que estaba a su lado. Las facciones de su cara también eran algo andróginas, quizás con algunos puntos mas femeninos que masculinos, como que tenia pestañas largas, pero su rostro afilado no ayudaba en nada. Mucho menos frente a la ligera sonrisa siniestra que Jamie tenia en el momento de ver a los ojos a Erina. Incluso el tipo que estaba al lado de Jamie sintió cierto escalofrió al ver la expresión del adolescente peliplata.

1605565260526.png

Jamie parecía bastante consiente de su rostro. No le avergonzaba, pero ya había recibido algunos comentarios similares.

- Relájese - le dijo Jamie a su compañero en tono burlón - De psicópata solo tengo la cara.
- Ajemh, bueno, fuera de eso, necesito que comiencen a hacer 20 sentadillas y 20 lagartijas para calentar sus músculos, después pasaremos a estiramientos y les pediré que corran alrededor de la pista.

Así siguió Jamie los ejercicios hasta pasar a una zona donde algunas personas estaba enfrentándose entre ellas. Según lo que estaba escuchando de Erina, esto era para revisar su nivel inicial de pelea, y pasarlos a cosas mas avanzadas.

-Combates de prueba - le dijo Erina - Aquí las únicas reglas es no matar y no herir de gravedad.

Pronto vio en la pista a alguien que le llamaba bastante la atención. Era una joven de largo cabello y figura voluptuosa que se notaba entre la camisa y los pantalones del uniforme. Pero lo que le llamo a Jamie la atención no era eso, si no que no tardaba mucho entre lo que le tocaban el silbato y terminaba derribando a tipos quizás un poco mas grandes que ella.

- Oye Jamie, note que vez mucho a ese combatiente - de repente le dijo Erina - Vas...
- ¿Yo?
- No conoces tus limites hasta que tienes un combate de verdad, mueve el trasero - le dijo al adolescente.

Jamie pronto noto que la chica tenia mas o menos su misma altura y peso. Sonó el silbato y la chica arremetió contra Jamie a una velocidad impresionante, casi no le venia venir, pero le esquivo por un pelo. Ya Jamie había tenido que agarrarse a golpes múltiples veces con tipos que trataban de robarle, y se habia tenido que meter en peleas callejeras, pero esta persona obviamente usaba movimientos mucho mas calculados. Jamie sintió un agarre al cuello, así que agarro sus brazos y se doblo para hacerle una llave. Aquella joven casi cayo de costal al suelo, de no ser porque uso sus piernas para empujarse de vuelta, y voltearse para quedar de frente a Jamie.

Ahora estaba un poco mas a la defensiva, Jamie también. Muy probablemente esta chica le haría morder el polvo si no cuidaba sus flancos. No fue mucho lo que tuvo que pensar, pues Jamie pronto la vio moverse en zigzag, darle una patada en un costado y luego voltear su cuerpo para hacerle caer. Jamie azoto sin mas, pero obviamente no se quedo ahí, pateo su rodilla y la chica retilo un poco, quizás un poco confiada en que su oponente ya estaba en el suelo, así la hizo caer a ella también. Pero obviamente aquella joven no se quedo con los brazos cruzados, antes de que pudiese darse cuenta, tomo a Jamie del brazo y le hizo una llave entre el brazo y el cuello para dejarla contra el piso. Jamie hizo lo que le generalmente hacia cuando le sometían, mordió el brazo que sostenía su cuerpo. La chica hizo una mueca, pero se distrajo lo suficiente para romper la llave y quitársela de encima.

- Me mordió - la escucho murmurar.
- Es un combate de prueba, dije que aquí las únicas reglas es no matar y no herir de gravedad - rio Erina.

La otra chica levanto la ceja, y Jamie le sonrió

- Perdona eso, es inercia.

Pronto Jamie se vio en un tacleo contra el piso, y la chica le agarro el cabello para poder sostener su cara en su lugar, Jamie logro esquivar un par de golpes, luego sintió uno en su nariz, y el adolescente peliplata le pego con el codo en la barbilla. La chica volvió la cabeza rápidamente hacia su oponente y le respondió golpeando su costado con la rodilla, pero sin soltar su cabello. Erina dio un silbatazo al ver sangre correr de la nariz del peliplata y la joven soltó a Jamie.

- Diantres - reclamo Jamie. Acto seguido procedió a arreglar su tabique con los dedos y acomodarse el cartílago, para que terminara de sangrar. Una vez que hizo eso, Jamie se termino de quitar la sangre de la nariz con el antebrazo y trato de saludar a su oponente, la cual a pesar de recibir un par de golpes, pareció no resentir nada del castigo - Buen combate, eres ruda. ¿Cómo te llamas?

Aquella joven no gusto tanto del gesto, probablemente, porque prefirió alejarse un poco de Jamie cuando trato de saludarle. Jamie solo parpadeo un par de segundos.

- Creo que en algún momento menciono que su nombre es Layla - sonrió Erina a Jamie - No es muy sociable que digamos.
- Oh, bueno.
- Ejejeje, claramente vimos quien fue la ganadora del combate, pero no por eso estuviste tan mal. Necesitas pulirte claro, pero nada que no pueda mejorar. Layla hasta ahora a mostrado bastante capacidad para el combate cuerpo a cuerpo.
- Eso lo noto.
- Te recomiendo que vayas con el sargento allá - apunto Erina - Esta explicando unos puntos sobre el uso de navajas y cuchillos de guerra. Layla, si quieres puedes quedarte un poco mas en el cuadrilátero, aun no te han vencido.
- Muchas gracias Erina, te veré luego Layla - dijo despidiéndose ante la mirada de la chica.

0000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

Jamie estaba de vuelta con su mascara de gas, por dentro una bandita en la nariz, caminando por los pasillos de los dormitorios. Era tiempo de descanso, y la mayoría se había ido a comer y a observar la zona. Jamie por su parte se estaba paseando para identificar el cuartel. Llego a una habitación mas o menos grande donde estaban unas cuantas bancas de madera y un piano, dentro se volvió a encontrar con Jenkins, quien estaba fumando un cigarrillo al lado de Mia. La dama castaña estaba tocando ligeramente las teclas del instrumento y Jamie se acerco un poco.

- Hola chica - le saludo Jenkins
- Como esta don Jenkins, ¿escuchando la música?
- Oh si, la capitana Mia me conto sobre este cuarto, dicen que el anterior jefe de LANZA encontró este piano viejo entre los basureros y lo restauro. Por el momento sirve como medio de entretenimiento de quien pueda tocarlo, y puedo ver que la capitana es una chica talentosa.
- Oh cielos, hace que me sonroje - exclamo la joven castaña - En realidad no soy tan buena con el piano, solo me se un par de canciones. El que sabe es el capitán Manglor.
- No me digas, ¿a poco el señor de pocas palabras sabe de música? - dijo Jamie con una falsa sorpresa.
- Jujuju. Te sorprenderías las cosas que hace, es un tipo duro, pero se preocupa por sus hombres. A veces trae a gente a este cuarto para calmar las ansias de las personas.
- Y ya que andas en eso, ¿Por qué no nos tocas una canción? - le dijo Jamie.
- Bueno, no se.
- Anda, en una media hora voy a la clase de armamento porque quiero aprender a tirar con arco. A lo mejor me relajo un poco.

Mia comenzó a tocar el piano y comenzó a cantar con su suave voz. Tanto Jenkins como Jamie estaban atentos al pequeño minuto que la joven estuvo en el piano, y dejaron que la música los envolviera.


Al terminar Mia, cerro el piano y se volvió al peliplata.

- Jamie, mientras revisábamos tu ingreso, hable un poco con el doctor sobre tus habilidades. ¿No te gustaría estudiar ciencia o ingenieria?
- ¿Ciencia?
- Eres joven, bastante mas joven que el resto de los reclutas. Creemos que quizás tengas cierto talento para trabajar dentro del campo y ayudar un poco mas a la zona neoyorkina.
- Creo que primero debería de aprender a defender mejor allá afuera madame.
- Eso no significa que vamos a dejarte sin entrenamiento, solo quizás acumular algunos estudios extra, además de primeros auxilios.

Jamie comenzó a pensarlo y Jenkins le dio un codazo.

- Dile que si niña, creo que puedes aplicar tus talentos mas allá de trabajar en el campo y vender tus triques.

La verdad es que Jamie no era una persona particularmente ambiciosa, entro a LANZA para tener un patrimonio, pero no tenia una meta real. Quizas eso le podia ayudar un poco en encontrarse por propia cuenta.

- Tal vez capitana Mia.

====================================================================

AioraLuis72 AioraLuis72 me comentas si algo esta mal :x
mimi_sakura🌸 mimi_sakura🌸 si tu personaje esta mal, o por cualquier cosa, me dices para cambiar o borrar :s

Por cierto, don Marcus Jenkins Collins es un NPC que pueden usar todos. Es bonachón, y su apariencia esta basada en el personaje de Emile del videojuego de Valiant Hearts
 
Registrado
28 Dic 2015
Mensajes
72
Offline
—¿ Entonces aceptaste la misión? — el cuarto donde normalmente recibía Stuart a sus visitas era poco iluminado, solo un candelabro enorme sobre la mesa, la mesa era de mármol oscuro, y en este estaba tallado todo estados unidos. o lo que antaño solía serlo, lo que su grupo de cazadores habia explorado, era lo que mas resaltaba, pequeñas casas que tenían números en ellas, refugios que habían construido y establecido en su travesía hacia las Vegas.

Stuart apuntaba con su dedo un punto de su ultimo refugio, Jon miraba el lugar, era un refugio que quedaba al sur de Illinois, un pueblito donde no habia quedado casi nada, habían logrado amurallar con madera y cavando al rededor unas trampas, pusieron metales afilados, el pozo media almenos tres metros y dentro habia metales afilados, les habia tomado mucho cavar alrededor de la iglesia, encontraron túneles que limpiaron desempolvaron cavaron y reforzaron, tal vez en tiempos mas antiguos, esos tules les sirvieron para escapar de amenazas.

— Es un gran refugio, tiene túneles de escape y lo dejamos bien resguardado. — Stuart miraba otro lugar mas al sur, su líder solo le habia dicho que tenían que revisar un laboratorio al sur.

— La misión es ir hacia Florida, a la maldita punta, mientras ustedes, LANZA, tratan de devolver la luz con esa presa. —Jon sintió un poco de ira por parte de su líder.

—¿Qué es lo que pasa ahora? — los cabellos rubios no dejaban ver sus ojos, y la cera de las velas colgando en el candelabro caían sobre la mesa como lluvia.

— Te necesito conmigo, LANZA puede encargarse de tratar con la luz, y en poco mas de tres meses empezara el invierno, el anterior año fue uno demasiado largo — era cierto, Jon habia sentido aquel invierno muy largo, el frio y la humedad le eran molestos, siempre tenia que estar cerca del fuego de la pequeña chimenea de su casa, o en todo caso con un poco de vodka en la cantinflera. — ese invierno duro cinco meses, Jon, mis bolas se congelarían.

— Lo recuerdo, pero deberías ver el gran grupo de LANZA, no son lo que solían ser, es por eso que están mandando a los cazadores para hacer ese trabajo. — un click hizo que los pensamientos de Jon se dispararan, miro el mapa, todo ese recorrido no lo habían hecho gratis, su recompensa habia sido dinero, armas, y comida, en ese momento el dinero les sirvió de mucho, nuevos reclutas maquinaria y reparaciones, — ¿Qué es lo que ganaran ahora si parten?

— Dentro de poco el alcance comenzara expediciones alrededor de la muralla, piensa expandirse unos cuantos kilómetros, no estamos muy lejos de Central Park, anexar todo ese lugar seria un gran avance.

— ¿Qué es lo que ustedes quieren?

— Central Park.

— ¿Cuándo piensas partir? — Jon se haba quedado en silencio un buen momento, central park para el grupo de cazadores de Stuart seria lo mas grande que se podría presentar después de mucho. ¿habrá problemas si eso llega a pasar?

— De dos semanas, y conseguiremos mas provisiones en el pueblo de Illinois. — Stuart apunto con su dedo índice hacia el lugar que indicaba, ese puesto de avanzada habia sido construido con dificultad, lograron rodear un pequeño pueblo de tablones de madera altos, y clavados profundamente, fuera del muero de madera improvisado, habían cavado un pozo de cuatro metros y clavado metales con punta afilada. la única forma de entrar era que uno entrara por los túneles secretos que se encontraban un poco alejados del pueblo y que salían a la iglesia. — Solo poco conocemos la forma de entrar, la puerta solo se abre por dentro y no dejamos a nadie en ese lugar.

— ¿Vendrás con nosotros?

— LANZA se vera involucrado con el acoplamiento de los nuevos metros cuadrados, será como un entrenamiento para los novatos, — Stuart se quedo pensativo, sus ojos azules no parecían muy convencidos.

— Sin la luz no podremos hacer nada con las cosas que puedan traer de ese laboratorio.



— ¿Hey? — Jon se habia quedado pensando en aquella conversación que habia tenido con Stuart días antes de estar haciendo la fila para poder ser parte de LANZA.

— Los siento. — se disculpo mientras veía en una mesa los uniformes del grupo junto con una mochila.

— No te disculpes, puedes recoger tus cosas ya terminamos. — la chica terminaba de anotar unas cosas, y le entrego un collar de metal, un numero de serie venia en ella, y su nombre. — Si no podremos traer de vuelta tu cadáver, queremos que tus seres queridos sepan que ya no estas con ellos.

— Entiendo.

— El uniforme no se usa estrictamente dentro de los muros o en el cuartel, puedes usarlo si quieres, pero tendrás que ponértelo fuera de los muros.

Jon simplemente se limito a asentir y entrar al cuarte de la organización, se dirigió al baño, para poder ver bien el uniforme, se encontró con que otros muchos estaban igual que el, probándose el uniforme, no le molesto que otros le vieran en bóxer, estaban limpios, cosa que su madre siempre le habia gritado tener. El uniforme era calentito, como y se ajustaba lo justo a su cuerpo, su cabello estaba empezando a crecer, pues le quedaba ahora un poco por debajo de las cejas, y su barbilla le picaba cada vez mas. Guardo sus demás cosas en la mochila y salió del lugar.

— Ahí estas, tenemos un trabajo especial para ti — Erina, la pelirroja, con esa sonrisa tan característica le era extraño, demasiado animada para el.

— ¿Qué se supone que es eso? — Jon miraba el horario que le habían entregado, todas las mañas tenia lectura de mapas y teorías, en las tardes tenia todas las actividades físicas, — Hubiera preferido que me toque el esfuerzo físico en la mañana.

— Pues, en las mañanas serás instructor de la lectura de mapas junto a otros mas. — Jon se quedo extrañado, ¿era normal que esas cosas pasaran ahí?

— Parece que me agarraste cariño.

— Ven al campo de entrenamiento en la tarde, te mostrare mi cariño. — Sus palabras hicieron que sintiera un poco de miedo — Suerte, instructor.


Después de su charla a primera hora con Jaime se quedo examinando los lugares que ambos habían estado viendo, los lugares tenían pantanos, sin contar con los cocodrilos, era difícil acceder por el Este, tendrían que rodear todos esos pantanos, tal vez les llevaría un día o dos, ir mas al oeste, e ingresar por el bosque, su ruta se vería cortada, no podrían avanzar con los autos, tendrían que ir caminando o en caballos hasta llegar a la presa. Jon trazaba todo eso con su dedo, su papa parecía todo borrones de diferentes colores pero, para el eran lugares faciles de diferenciar, el verde casi azulado eran los pantanos que tenían cocodrilos o caimanes, y el verde claro con motas oscuras era el boque, sus lideres tendrían que decidir por donde ir, pero viendo los mapas que LANZA compartió con ellos y comparando con la suya, tal vez irían por el bosque.

— ¿Puedes encontrar donde esta el camino al pueblo mas cercano de esta zona? — Jon trataba de instruir a una chica de cabellos plateados, Parecía que sus habilidades para tratar de ubicarse en un mapa eran muy escazas, no lo hacia mal, pero tomaba bastante tiempo que ella lograra ubicarse con solo números y datos.

— ¿Eso te lo hiciste en la practica de combate cuerpo a cuerpo? — La chica simplemente se limito mover la cabeza de forma afirmativa, tenia una venda en el brazo, entonces vio como usaba su lápiz, para marcar un lugar donde Jon le habia dicho que se encontraba, lo habia hecho bien. — Estas líneas representan un desnivel, ¿puede ser a lo alto o hacia adentro del suelo? — la chica hizo como que su dedo se elevaba, — si ese lugar es una colina, muy alta por cierto, tal vez sea una montaña. te seria mas fácil rodearla.

— ¿sabias que hay otro con cabellos plateados como tu? — Jon empezaba a aburrirse de tratar de sacarle algo de que hablar a la chica, pero cada pregunta que el hacia ella los respondía con un asentimiento de cabeza o moviendo la mano, esta vez su expresión fue distinta, estaba concentrada en el mapa, y luego sus cejas se juntaron un poco enojadas, tocando la venda que tenia en el brazo — ¿Eso te lo hizo Jaime?

— Me mordió — dijo, por primera vez, y sintió que su cuerpo se calentaba, no sabia si era por la suave voz de la chica, o por el trago al vodka que le habia dado.

— No esta permitido beber en el trabajo — Maglor le quito, su pequeña botella de metal, si era muy obvio que estaba bebiendo pero, el no esperaba ser un instructor en sus primeros días.

— Es para ambientarse un poco — Maglor rio un poco, y le dio un trago, ofreció a la chica, y esta tomo la botellita, olio un poco la bebida y su cara dijo que no le gustaría, y aun así ella tomo, sus ojos se abrieron y tomo su garganta con una mano mientras la otra apretaba el mando de su katana como si pudiera salvarla.

— No tenias que tomar si no querías. Jon. — la expresión de su rostro cambio de manera tan abrupta que hizo que el poco efecto del alcohol en Jon se esfumara — Vamos a tener una reunión, ven a la sala después de las instrucciones.


En la reunión se encontraban pocas personas, Jon estaba junto a Maglor y Mia, Erina se encontraba frente a el pero su mirada era seria, todo lo contrario a lo que era cuando estaba en los cuarteles. la sala era grande, y la luz natural entraba por las grandes ventanas que tenían a un lado, junto a ellos se encontraba el alcalde Robert, viejo, alto, fuerte, esas eran las palabras que tal vez mejor describían ese sujeto, y luego estaba el otro hombre, corpulento pero pequeño, sus manos eran lo sufrientemente grande como para aplastar la cabeza de alguien, y los músculos de sus brazos le ayudarían bastante, ambos estaban hablando sobre como seria la expansión de la que Stuart estaba hablando.

— ¿Entonces podremos llegar a ocupar Central Park? — Erina pregunto, mirando todos los planos que se habían expuesto en carpetas.

— Si empezamos ahora, terminaremos a mitad del invierno, tal vez para enero esto se termine, estamos por mediados de octubre. — Exclamo Trevolt, en hombre musculoso, Jon estaba seguro que era un constructor habido, se le notaba de lejos.

— Central park será para los cazadores. — Robert hablo, y todos los capitanes miraron a Jon, sus expresiones variaban, confundidos, enojados, sentía que lo juzgaban como.

— ¿Por qué esa zona será para ellos? — Pregunto Jon, quería excluirse, pero aun pertenecía a los cazadores, ¿le daría problemas eso?

— LANZA en las ultimas décadas fue menguando su fuerza, y los cazadores eran quienes hacían los trabajos mas difíciles, hicieron muchos, y ahora harán otro, no se si Jon ira como lo hizo antes, pero, ustedes tienen el trabajo de ayudarnos a expandir mas, la población aumenta, y no faltara mas de tres décadas para que todos nos estemos peleando por tierras y hogares, por granjas o trigo. — Robert miraba por la ventana, en el patio muchos estaban comiendo y riendo, se sentía la nostalgia en su mirada.

— ¿iras? — Erina miraba fijamente a Jon, la mirada melancólica del chico no decía mucho, ni el sabia la respuesta.

—Stuart puede ir sin mi, tiene hombres fuertes y capaces, ustedes necesitaran lo mejor... — Jon seguía viendo a los ojos de la chica, quien apretaba los puños sobre la mesa.

— No somos ningunos débiles.

— Solo son novatos. — Soltó Jon, no con desdén ni desprecio, se sentía preocupado, los cazadores habían logrado llamar la atencion con su incursión fuera de las murallas eso habia hecho que solo en esos días perdieran veinte hombres, veteranos y novatos.

— Ya basta. — la voz de Robert retumbo en la sala, y Jon juraba que las ventanas por poco se rompían. — Lanza ayudara con la construcción del muro, darán protección a los trabajadores y exploraran las zonas de este lugar mejor, necesitamos sacar a todos los infectados posibles, tienes tres semanas para prepararse.

— Vamos a practicar Jon.

En el patio Jon vio que se habia formado un circulo de pintura blanca y, las personas estaban aglomeradas alrededor de esta, unos metros por detrás pero, habia muchas, el pelinegro se saco la chaqueta y playera quedando semidesnudo del torso para arriba, Erina no se habia dado vuelta aun, Maglor parecía divertirse con aquel asunto, entonces volteo y se sonrojo un poco, el cuerpo de Jon no era de fisiculturista o muy grande, pero tenia los justo para hacer frente a cualquiera.

— Eres muy bueno escondiendo tu ego. — le dijo Erina, que tomo una respiración y su posición rígida cambio, cerro los ojos y se puso en una posición bastante callejera.

— Tu no tienes como esconder lo tuyo. — Jon miro su busco con descaro, y ella se volvió a sonrojar, todos a su alrededor gritaban y en un movimiento rápido el pelinegro se acerco y trato de golpear el costado derecho de Erina, que logro protegen desviando el puño con el antebrazo.

Tratando de devolver el golpe Erina trato de golpear a Jon en el rostro con su mano libre contrario de lo que se esperaba Jon recibió el golpe pero, con la espalda haciendo que su puño le doliera a la pelirroja, Jon entonces tomo la pierna de su capitana y haciendo que pierda el equilibrio la tumbo a la tierra, el movimiento tomo a Erina por sorpresa, se sentía aturdida mientras Jon festejaba junto a los gritos que lo vitoreaban. Con ambas piernas Erina tomo a Jon de la cintura y le puso a la misma altura que ella, estando el el piso, Erina se puso sobre el y empezó a golpearle el rostro, Jon se cubrió con los brazos pero sintió como Erina hacia que sus propios brazos golpearan su cara. Entones sintió que el puño tardo en llegar y, sin perder el tiempo, le dio un cabezazo que la dejo un poco mareada, se arrastro lo suficiente para sacar una pierna, y empujar a Erina con la planta de su pie. Jon escupió sangre se sentía cansado y mareado.

Ambos contendientes se pusieron de pie, y sus posiciones ahora parecían de unos boxeadores, se volvieron a aproximar y el primer golpe en conectar fue el de Erina en la mejilla de Jon, este devolvió el golpe pero fue bloqueado por los brazos de Erina, entonces ella golpeo el estomago de Jon, casi le habia quitado el aire, y sin que se diera cuenta, Erina le dio un derechazo que venia desde lo bajo, justo en la barbilla, su cabeza dio un ligero giro y sintió como el piso se aproximaba a su altura. Jon se volvió a poner de pie, esta vez era Erina quien festejaba y vitoreaba lo que habia conseguido, entonces Jon corrió hacia ella, estaba mareado, y si no funcionaba igual seria su ultimo intento. La reacción de Erina fue lenta por el cansancio, y Jon consiguió taclear a su capitana para hacerle una llave que le quitaba el aire poco a poco.

— Vamos ríndete. — decía, en su odio, los jadeos de Erina y los codazos que trabaja de pegarle eran inútiles. su fuerza se iba poco a poco. — Vamos solo golpéame tres veces.

Jon entonces vio como su cabeza se movía estaba seguro que ya la tenia, pero, sin previo aviso la nuca de la chica golpeo la nariz del chico, esto hizo que el agarre se soltara un poco, siendo lo suficiente para que la pelirroja se liberara. Erina se abalanzo sobre el pelinegro, y de nuevo empezó a golpearlo en la cara, Jon tomo ambas muñecas después de recibir los golpes, y la sangre empezó a recorrer por su nariz y labio inferior.

— Yo digo que gano Erina. — Maglor tomo a la chica de la cintura para alejar a los peleadores. — ya sangraste Jon.

— Ella gano. — acepto Jon se sentía cansado, y aun estaba en el piso, su respiración era agitada, y sus pulmones le ardían,

— Fue una buena pelea. — Jaime se acerco, mientras los otros miembros se alejaban del lugar. desde el piso aquel chico parecía mas alto de lo normal.

— Jaime.

— Dime

— no se si partir con los cazadores o permanecer en LANZA.





Instrucciones.

-Nuevas tareas se presentan, Jaime, necesitara aprender a cabalgar pues los recorridos de territorio son extensos y cubrir a los constructores será una prioridad.

-El lugar de expansión esta a tres horas a caballo del muro, irán pegados a este, y tendrán que ser cuidadosos.

-Se crearan grupos de caza, grupos de protección y grupos de expedición, puedes participar en cualquiera. Las afueras de la ciudad son peligrosas, no te fíes si no ves infectados y no dispares si no lo crees estrictamente necesario.







DekuKero DekuKero Me gusta mucho como manejas los personajes no esta nada mal,

Estaremos fuera de los muros, y las ciudades están plagadas de cosas valiosas armas, alimentos y habrá eventos especiales.
 
Arriba Pie