Quest C Aprendiendo a ser un Líder [Theo Vryzas & Vorvomon]

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Reflejo
Moderador
Registrado
4 Feb 2009
Mensajes
6,804
Ubicación
Dirac Sea
Aprendiendo a ser un Líder

- NPC involucrado: -
- Sinopsis: En un suceso que no ocurre todos los días un grupo de niños, compañeros de clase en el Mundo Real, tuvieron la fortuna de ser llamados y convertirse en Tamers al mismo tiempo. Lo peculiar de su situación llevó a que decidieran formar su propio "grupo", apoyándose mutuamente para adaptarse a su nueva vida. No obstante, con el paso de los días empieza a ser evidente que el grupo no prosperará por mucho tiempo sin un líder que los encamine. Un chico, inspirado por las "supersticiones" acerca de las cualidades de liderazgo en los Tamers, desea tomar ese rol para sus amigos, sin embargo se necesita más que un par de goggles y ser el compañero de un Agumon para tener ese papel. ¿Crees que puedas enseñarle lo que se necesita para convertirse en un líder para sus amigos?
- Escenario: Ciudad File - Mt. Miharashi
- Objetivos:

  • Acompañar al grupo en una misión
  • Enseñar al chico a convertirse en un líder en su grupo
- Notas:

  • El día de hoy el grupo (compuesto de tres a siete Tamers, chico del Agumon incluido) tienen una misión de derrotar bandidos en Mt. Miharashi. Ustedes los acompañarán en labor de "escoltas", para velar por su seguridad y de forma que los demás no sepan cual es su verdadera razón para estar ahí.
  • Aunque el grupo está compuesto de viejos amigos y compañeros de clases, sus diferentes personalidades suelen causar roces entre ellos, en especial en momentos de tensión. Deben enseñar al chico a lidiar con estos momentos, no resolverlos ustedes
Tamer: Theo Vryzas & Vorvomon
Digivice: D-3

Puedes comenzar Blair Blair
 

スパークル
Luego de su rutina diaria de ejercicios, Theo volvió al Inn para encontrarse con su compañero digital, el cual ya se encontraba degustando los alimentos que su tamer le había dejado preparados antes de salir.
¿Te gustó?
¡Te quedó delicioso! ¿Qué haremos hoy? – Lo último lo dijo mientras seguía masticando la comida, ganándose una mirada de parte de su tamer.
No hables con la boca llena. – Le recriminó, tras lo que se quitó la camisa, preparándose para darse una ducha. – Tenía pensado ir a la central, a ver qué nos encontrábamos… ¿Te parece bien?
¡Espero que sea algo en lo que podamos pelear! – Nuevamente, su boca estaba llena de comida.
Vorvomon, traga antes de hablar.

Una vez terminó su ducha, el azabache estaba dispuesto a desayunar algo antes de salir; buscó en el refrigerador el platillo que se había preparado para sí mismo y lo calentó, tras lo que se sirvió algo de jugo en un vaso. Vorvomon para ese momento ya se encontraba mirando la televisión, esperando a que su tamer estuviera listo para salir.

¿Qué tipo de quest crees que encontremos? – Cuestionó el dragón de piedra sin separar la mirada de la pantalla.
No lo sé, cualquier cosa es buena, nos servirá de práctica y ganaremos algo de dinero. – Le dio un sorbo a su vaso antes de desviar sus ojos hacia la televisión, observando el programa de comedia que su compañero había elegido. Cuando terminó, el dúo finalmente salió del Inn con dirección a la central, curiosos de qué tarea se dedicarían a realizar ese día.


[…]


Esta me gusta, esta también, ¿qué tal si hacemos esto? – Enérgico, rayando en lo hiperactivo, Vorvomon se movía de un lado a otro apuntando distintos papeles que se encontraban pegados en una pizarra, Theo los leía de uno en uno y su gesto empeoraba cada vez más, el dragón estaba atraído por misiones que definitivamente pondrían en peligro su vida. Agradecía internamente a que el sistema de la central no les permitiera tomar ninguna de esas en ese momento debido a su inexperiencia, evitaban que tamers inexpertos se convirtieran en carne de cañón innecesariamente.
¿Qué te parece si buscamos algo más acorde a lo que podemos hacer? No tengo deseos suicidas el día de hoy. – Sonrió ligeramente, el tipo virus hizo un gesto a modo de berrinche.
Está bien… ¡Pero tenemos que hacer algo si queremos ser más fuertes!
Lo sé, deberemos entrenar en nuestro tiempo libre. – El dúo seguía debatiendo qué quest deberían realizar para cuando una joven, con vestimenta que obviaba su posición como empleada de la central, se acercó a la pizarra para colgar un nuevo volante, deteniéndose en medio de aquella acción.

Disculpa, no te he visto mucho por aquí, ¿eres nuevo?
Algo así, podría decirse – soltó una risa nerviosa y se rascó la nuca –, soy médium, pero no hemos hecho muchas misiones después del examen.
¡Vaya, qué coincidencia! ¿Me podrías hacer un favor? Un medium sería excelente para el encargo que tengo en mente...
¿Favor?
Mira, hay un grupo de chicos que saldrán a una quest pronto… Uno de ellos me pidió ayuda con un tema algo…peculiar. Pero no puedo abandonar mi puesto y no quiere que ponga una solicitud en la central, ya que dice que arruinaría todo. – Para ese momento, Vorvomon ya se encontraba mirando fijamente a la desconocida. – No es algo complicado, pero me ayudaría mucho si…

¿De qué se trata? – El dragón le sonrió alegremente y movió uno de sus brazos para saludarla, la chica respondió el gesto de la misma manera.
El grupo irá a una quest al Mt. Miarashi, no es complicado, solo enfrentarán a unos bandidos. Pero no tienen un líder y el que trata de tomar esa posición, no sabe cómo hacerlo. ¿Creen que podrían acompañarlos? Tendrían que fingir ser sus escoltas, pero en realidad todo gira en torno a enseñarle al “líder” – simuló las comillas – a realmente ser un líder.
¿Y si algo sale mal durante lo de los bandidos?
Podrías ser un escolta de verdad. No queremos que salgan heridos, pero lo ideal sería que ellos aprendan a lidiar con esas cosas sin que tú hagas todo por ellos. ¿Crees que podrías hacerlo?
No creo ser el más indicado para dar consejos sobre cómo ser un líder, pero puedo intentarlo. – El azabache se rascó la mejilla ante la mirada aliviada de la joven.
¡Lo harás bien!

¿Y dónde están los chicos? – Vorvomon intervino nuevamente, haciendo la pregunta realmente importante.
Vengan, se los presentaré. Solo recuerden, es un secreto que le enseñarán a ser un líder, ustedes son sus escoltas, ¿sí? – Les sonrió a la par que guiñaba uno de sus ojos y se colocaba el dedo índice sobre sus labios, en señal de guardar silencio.



Tizza Tizza

Edit. Solo agregué colores al post :)
 
Última edición:

スパークル
El dúo observó cómo la chica colocó nuevos avisos en la pizarra antes de girarse y comenzar a caminar, haciéndoles una seña para que le siguieran; Theo y Vorvomon avanzaron detrás de ella, abriéndose paso entre la cantidad de gente que se encontraba en la central, evidenciando que era un día normal y ajetreado, con tamers yendo y viniendo por todas partes. Luego de unos minutos ella se detuvo cerca de un grupo de 4 niños, todos aparentaban rondar los 10 a 12 años.
Agumon volteó a ver a la chica recién llegada y jaló la camisa de uno de los niños, provocando que éste girara y trotara para acercarse a ella, dejando al resto del grupo donde estaba.

¿Entonces podrás acompañarnos?
Como te dije antes, no, pero él me hará el favor de ir con ustedes. – Le sonrió a la par que apuntaba al varón a su lado, el griego levantó la mano a modo de saludo y el de menor edad sonrió ampliamente en respuesta.
¡Hola! Me llamo Marco.
Hola Marco, yo soy Theo y él es Vorvomon.
Es rango médium, será su escolta y te podrá ayudar con el otro tema también. – Lo último lo dijo con un tono de voz mucho más discreto, a lo que el aludido asintió y luego miró nuevamente al de mayor rango.
Gracias por tu tiempo. – Alzó el pulgar y miró a sus amigos por sobre el hombro, luego regresó su atención a la trabajadora de la central. – ¿Ya podemos irnos?
Sí, ya tienen luz verde para partir – nuevamente le sonrió y acto seguido miró a Theo –, no te preocupes, se te tomará en cuenta como una quest. Haré el papeleo para cuando regreses. – Y sin más se retiró de vuelta a su escritorio, dejando al par de varones en el sitio.
¿Listo? – Vryzas llamó la atención del niño, el cual asintió luego de unos segundos.
Estaremos bien, ¿cierto?
¡Claro que sí! Arriba esa seguridad amigo, tienes que irradiarla. – Vorvomon agitó sus alas frente al muchacho, irradiando una enorme sonrisa que hizo reír al otro.
Gracias, lo tendré en cuenta. Vengan, les presentaré a los demás. – Caminaron hacia el resto del grupo, donde Marco llamó la atención de los demás en un santiamén. – Chicos, ellos son Theo y Vorvomon, la central les pidió que fueran nuestros escoltas por si llegaba a ocurrir algo.


¿Nos pasará algo? ¿La misión es muy complicada? Quizá no deberíamos hacerla. – Una chica titubeó todo aquello, su rostro definitivamente expresó miedo. Tenía el pelo rubio hasta los hombros y ojos de color verde bastante llamativos, Penmon se ocultaba tras las piernas de la menor, aparentemente él tampoco se sentía muy seguro.
No, Ali, no nos pasará nada. No es una misión difícil. – Alegó el auto proclamado líder, ajustándose sus googles. – Juntos podremos con cualquier cosa. – Sonrió y alzó su pulgar. – Ahora, hagamos una ronda rápida de presentaciones para que él nos conozca, ¿sí?
Alice, pero me dicen Ali… Él es Penmon. – La chica habló con nerviosismo, siendo la primera únicamente porque Marco se le colocó a un lado, incitando a que se presentara.
Mi nombre es Joel, mi compañero es Spadamon. – El varón tenía pelo negro bastante corto, casi rapado y ojos marrones; el digimon en cuestión movió la cabeza a modo de saludo.
Yo soy Rachel, ella es Palmon. – La joven tenía pelo castaño largo y ondulado, ojos color avellana, su tono fue mucho más seguro que el de la otra fémina.

A mí ya me conoces, mi compañero es Agumon. – Marco se acomodó nuevamente los googles, casi parecía un tic o un ritual que tenía que cumplir; su cabello era castaño un poco largo y desordenado – los googles los portaba sobre su cabello, apenas encima de la frente. – ¡Andando! – Animó, alzando el puño hacia el cielo, tras aquella declaración todos se pusieron en marcha, con Theo caminando detrás de todo el grupo tranquilamente. El mayor simplemente se limitaría a observar mientras tanto, para conocer un poco más al grupo y averiguar la forma de cumplir con la tarea “secreta” que se le hubo pedido.

El trayecto comenzó sin ningún problema, salvo ciertos comentarios provenientes de Ali, quien seguía no muy convencida de ir a hacer aquel encargo. El de mayor rango tomó nota mental de aquellas constantes negativas y las respuestas del “líder” del grupo, quien parecía ignorar por completo los pedidos de la joven de hacer algo distinto; por otra parte, Joel se mostraba distante, incluso algo fastidiado cada que Marco hablaba y finalmente, Rachel en repetidas ocasiones hizo algún comentario sarcástico, como haciendo menos los sentimientos ajenos de una manera pasivo agresiva, oculta entre comentarios “bromistas”. La combinación tan extraña de personalidades dejó pensando a Theo sobre cuál sería la mejor manera de abordar la situación.


Tizza Tizza
 

スパークル
Conforme seguían avanzando por la ciudad y con rumbo a la salida que les permitiría dirigirse hacia el Monte Miharashi, Theo pudo observar más interacciones entre los niños que llamaron su atención, mismas que trataba de anotar mentalmente para más adelante. Cuando por fin salieron de entre los edificios de File los árboles comenzaron a ser visibles de manera mucho más constante y el murmullo de las personas se apaciguó rápidamente, abriendo paso al sonido del aire, las hojas o ramas rompiéndose bajo los pies del grupo y el inconstante intento de plática entre los compañeros de clase.

Vorvomon paseaba la vista entre los digimon, curioso por la actitud tan asustadiza de uno de ellos y preguntándose si podría acercarse a entablar una conversación con él. Dio un par de pasos ligeramente más veloces que antes, pasando de largo a su amigo humano y alcanzando a los menores a los que acompañaban, tocando apenas ligeramente la espalda de Penmon cuando estuvo lo suficientemente cerca. El pingüino digital se sorprendió, saltando unos centímetros en su posición antes de girarse, alarmado.

¿¡Quién fue!? – La repentina exclamación del digimon asustó a su tamer, quien tuvo una reacción bastante similar antes de romper en llanto, sus nervios definitivamente estaban a tope y Vryzas no atinó más que a parpadear ante la situación.
Disculpa, no quería asustarte. – El dragón de piedra retrocedió un poco, notando que el otro digimon tenía los ojos ligeramente humedecidos.
¡Chicos, ya casi llegamos! – Nuevamente el pseudo-líder se encontraba “animando” al resto del grupo a avanzar, ignorando astronómicamente la situación que estaba desenvolviéndose o las lágrimas en el rostro de una de sus amigas. Joel, tras rodar los ojos, se acercó a la chica en cuestión y trató de calmarla, mencionándole en voz queda que todo estaría bien – aquello pareció ser bastante efectivo y la rubia respiró profundamente, calmándose poco a poco.

Tras el incidente, el grupo reanudó la marcha y siguieron caminando por unos treinta minutos, desde su posición ahora podían observar parte del Monte Miharashi; ya quedaba a máximo 10 minutos a pie. Theo miró a Marco, el cual en voz alta anunció un “descanso de 5 minutos” para sus amigos, quienes casi al instante se sentaron bajo un árbol cercano – el de los googles luego se movió hacia el de mayor rango, sonriéndole ampliamente y parándose muy erguido, con los puños recargados en su cadera.

Vamos bastante bien, ¿no crees? ¡El viaje ya casi termina! – La sonrisa se le fue de los labios al notar que el azabache hizo una mueca medianamente negativa, como desaprobando sus palabras. – ¿Hice algo mal? – El griego se puso de cuclillas a un lado del menor y comenzó a mover las manos para simular como si estuviera dando una explicación de alguna estrategia de combate grupal, en realidad sus palabras eran algo completamente distinto, solamente trataba de mantener el secreto del menor.
Creo que ignoras mucho los sentimientos de tus amigos…
Pero ella llora siempre.
A eso me refiero. No es bueno que solo los ignores, ella no quería venir, parece estar al borde de un colapso… En este tipo de situaciones sería bueno conversar, supongo. – Se rascó la nuca, comenzando a dudar un poco de si su consejo sería el adecuado. – Vaya, quizá una conversación la habría tranquilizado más y estaría de acuerdo con la quest, pero parece que viene porque no tiene otra opción y eso no le ayuda.
Hmmm…
¿Hablaste con Joel sobre quién sería el líder?
No, yo debo serlo, tengo los googles y a Agumon.
Eso… No tiene mucho que ver. – Theo se llevó la mano a la boca, esforzándose descomunalmente por no sonar muy tosco con el niño; empezaba a sospechar que la actitud de Joel tenía mucho que ver con la auto proclamación de Marco.
Claro que sí, los líderes tienen a un digimon genial como el mío. El de Joel no lo es, además es color azul, todos saben que los de color azul son la mano derecha del líder. – Sonrió tras decir aquello, como si su lógica fuera inamovible y el médium se las arregló para no golpearse el rostro ante tal respuesta que, honestamente, consideraba ridícula. ¿Cuál sería la mejor manera de hacerle entender que ese argumento no era para nada válido? Se rascó la mejilla y sonrió nervioso, tras lo que simplemente señaló a sus amigos, quienes parecían estar tratando de llamar su atención.

Aún tendría algo de tiempo para pensar la forma correcta de abordar ese tema, mientras tanto debía seguir observando y acompañando al grupo para encontrar otras áreas de oportunidad que mencionarle al líder inexperto.


Tizza Tizza más tarde le pongo color :D
 
Última edición:

スパークル
Una vez Marco y Theo se acercaron al grupo, ambos escucharon la sugerencia de Joel: armar una estrategia; el de los googles sonrió ampliamente, convencido de que aquello era brillante y acto seguido, tras inflar el pecho, se apuntó a sí mismo con el pulgar.
Agumon y yo iremos al frente, somos los más fuertes… Despué…
Claro que no, la idea fue mía, yo debería ir al frente. – Rebatió el azabache, aparentemente inconforme con la situación en general y que el castaño se hubiese autoproclamado el líder del grupo por las razones más ridículas que se le pudieron ocurrir. El compañero de Spadamon arrugó el entrecejo y al mismo tiempo extrajo su lector de memorias, sorprendiendo incluso al de los googles. – Además, soy el mejor preparado para ir al frente.
¿Cómo conseguiste eso?
Estuve ahorrando, a diferencia tuya. – Replicó tajante, Rachel se aguantó la risa como pudo, pero era evidente que estaba disfrutando de aquella confrontación; Ali, por su parte, se mostraba nerviosa y al borde del llanto, a ella le desagradaba la discusión.
¡Basta! – Palmon intervino con notorio fastidio, la planta extendió sus dedos como lianas e infló las mejillas. – Yo iré al frente, puedo cubrir más terreno. – Rachel asintió y sin más, el par se puso en marcha, seguidas de mala gana por Ali, Joel y finalmente, Marco, el cual iba con los puños apretados y la cabeza gacha.

Psst. – Theo le llamó discretamente, el castaño se acercó sin que ninguno de los dos se detuviera y tanto Agumon como Vorvomon se adelantaron para que el resto del grupo no sospechara mucho ni se percataran de que los dos humanos iban más rezagados. El de mayor altura le puso la mano en el hombro y agitó la cabeza de manera negativa.
Quizá no sirvo para esto.
Nadie nace siendo líder – Vryzas se llevó la mano al mentón y luego se rascó la nuca, estaba buscando las palabras adecuadas para que el menor le entendiera –, mira… Sé que es complicado y que tienes buenas intenciones, es cosa de que trabajes la forma de hacer las cosas.
¿Cómo? El destino quería que yo fuera el líder. Agumon…
Primero, quítate eso de la cabeza, ¿vale? – Aquello desconcertó al amateur, el cual le dedicó una mirada larga. – Sé que te emociona, pero no es una regla del universo que vayas a ser un líder solo por el compañero digital que tienes. Es algo que debes trabajar. El ejemplo más rápido que se me ocurre… Shouko, la líder de Tengu, una tamer muy reconocida y de rango alto. No tiene a Agumon como compañero y eso no la hace mala líder.

Marco pensó lo dicho por su acompañante, el cual le sonrió antes de que ambos se quedaran en silencio nuevamente; Theo trató de acomodar sus palabras, no quería sonar muy tosco con el de menor edad, pero a la vez no era parte de su naturaleza no hablar con honestidad. Aunque pudiera doler, el griego era partidario de la honestidad.
Creo que necesitas hablar con ellos, no puedes solo decidir las cosas por ti solo, un líder no hace eso… Te estás comportando más como un dictador, aunque no tengas la actitud exacta, sí algunas acciones. Tomar en cuenta los sentimientos y pensamientos de los demás es lo que hace un buen líder y grupo como tal. – Le sonrió nuevamente, esperando que su mensaje llegara a los oídos de Marco de buena manera.

La plática fue cortada abruptamente por el grito de Ali, Theo y Marco se apresuraron a alcanzar al resto del grupo, el cual ya se encontraba en la cima de Mt. Miharashi, a escasos metros de donde ellos estaban. Vryzas fue el primero en llegar, observando a los bandidos que rodeaban a los niños y sus digimon; Agumon y Vorvomon los esperaban con un bajo perfil, ya que habían decidido no actuar sin sus tamer y al ver la emboscada, procedieron a ocultarse para esperarlos.
Oh no, ¿ahora qué? – Su voz se quebró ligeramente, el griego le colocó la mano en la cabeza, el grupo se estaba defendiendo de los Grazimon como le fuera posible.
Trata de organizarlos para que salgan del aprieto. Los apoyaré si algo sale mal, pero creo que pueden lograrlo. Ya conoces a los digimon de tus amigos, ¿no? Trata de usar eso a su favor. – El castaño asintió y arrugó el entrecejo, pidió a Agumon atacar a los Gazimon, tras lo que gritó para que Rachel y Palmon atacaran y así buscaran recuperar algo de espacio entre ellos y los enemigos. Acto seguido, pidió a Joel utilizar su objeto nuevo, ya que eso los pondría en igualdad de números contra los bandidos.

Theo miraba todo desde la distancia, si bien Vorvomon anteriormente había mostrado un deseo intenso de pelear, tanto él como su tamer sabían que se trataba de su deseo constante de hacer algo (y su energía en sí) sin embargo, realmente no tenía intenciones de poner en riesgo la vida de su tamer. En ese momento, la faceta seria del digimon de piedra entró y se encontraba observando atentamente la situación, listo para entrar a auxiliar al grupo de menores en caso de que fuese necesario.
¿Estás bien?
Estoy concentrado. – La respuesta corta del digimon le recordó al azabache cómo se portaba éste durante las misiones; hasta ahora había olvidado el cambio tan abrupto de actuar de su compañero cuando la situación lo ameritaba.

Tizza Tizza
 

スパークル
Vryzas se encontraba listo para intervenir en cualquier momento, con su digivice en mano y Vorvomon preparado para evolucionar y pelear; sin embargo, el par pudo observar cómo el grupo comenzaba a organizarse, aunque fuese ligeramente. Si bien no eran los más coordinados ni se percibía un trabajo en equipo “limpio”, los amateur comenzaban a “entenderse” un poco más, recuperando el espacio entre ellos y los enemigos.

Les tomó varios intentos –así como unos cuantos sustos- el poder realizar una estrategia más clara, derrotando finalmente a los agresores y terminando así con el encargo que éstos tenían. El grupo entonces regresó hasta donde estaba su “escolta”, el médium les sonrió ampliamente y alzó su pulgar a modo de aprobación.
Lo lograron, chicos.
Apenas. Increíblemente esta fue una misión de rango bajo, en una más peligrosa nos hubieran matado. – Chistó Rachel de mala gana, aquello pareció poner instantáneamente más nervios a Ali, quien comenzó a bajar la cabeza para ocultar las lágrimas que atentaban con salir de sus ojos; Penmon se abrazó de su pierna rápidamente en un intento de confortarla.
Volvamos a File, allí podremos hablar. – Marco alzó la voz, después miró a la rubia y se acercó a ella. – No tendrás que ir a otra misión si no quieres, discúlpame por obligarte. – Aquellas palabras sorprendieron a todos, incluido al de mayor rango, quien optó por no intervenir, ya que debía dejar que ellos solucionaran las cosas. – Sé que debe haber alguna otra forma de que consigas dinero, no todos los tamer que están aquí se dedican a las quest. – Le sonrió ligeramente y luego tomó su mano entre las propias en señal de apoyo, la chica asintió débilmente.
¿Qué te picó?
Solo… Desubrí que estaba haciendo mal las cosas. Lo siento chicos. – Su mirada cayó en Rachel y finalmente en Joel, a quien se acercó mientras se rascaba la nuca, nervioso. – Somos amigos, ¿no? Perdón. – Agachó la cabeza mientras recordaba las veces que habían hecho travesuras juntos en el mundo humano y cómo su amistad se deterioraba desde que llegaron a aquel lugar. Antes no lo había entendido, pero tras algunas palabras de Theo y las acciones de Joel, pudo ver que el azabache definitivamente estaba molesto con él.
Sí, sí… No te pongas sentimental. Hablemos al regresar a la ciudad. – Chistó el otro varón, completamente desorientado por el repentino actuar del castaño. El grupo comenzó su camino de regreso, con Vryzas aún en labor de escolta por si algo llegaba a ocurrir; Marco encontró un momento para apartarse de los demás cuando ya estaban entrando a la ciudad, diciendo al resto que se adelantaran a la Central y que los alcanzaría allí.

¿Lo hice bien?
Es un avance. – Le sonrió con honestidad, luego le puso la mano en la cabeza, revolviéndole un poco el cabello. – Sí hay formas de que los tamer ganen dinero sin salir a misiones peligrosas, pero es importante que sepas que así no podrá subir de rango y si todos deciden moverse a los otros continentes al seguir avanzando en su camino como tamer, ella no podrá ir. Ten en cuenta eso cuando hablen como grupo y…
Ella debe decidir, ¿no? No debo obligarla, ¿no es así?
Exacto.
Qué complicado es esto de ser un líder. – Suspiró audiblemente, Vorvomon y Agumon los miraban con curiosidad, el de piedra se adelantó ligeramente y luego se giró, mirando de frente a ambos humanos.
Si lo logras, podrás ponerte delante de ellos e inspirarlos… ¡Como Apollomon!
¿Apollomon?
Lo siento, admira mucho a los Apollomon.
La espalda de un líder debe inspirar a los demás a seguirlo.
¿Qué? – Theo y Marco dijeron eso al unísono, confundidos, el griego ni siquiera sabía dónde había escuchado esa oración y Vorvomon comenzó a reír.
Lo escuché en la televisión, pero es verdad ¿no? Si solo los ordenas a ir por delante, no confiarán en ti. Si alguien se siente inspirado a seguirte cuando tú empieces a hacer algo, sabrás que eres un buen líder. – El de menor edad parpadeó un par de veces, aún sin comprender lo que el digimon trataba de decirle, Vryzas se llevó la mano al mentón mientras analizaba las palabras de su compañero. No era un mal ejemplo, pero le tomaría tiempo al humano comprenderlo – esperaba que eventualmente lo hiciera y que el grupo llegara a un acuerdo; por mientras, se sentía tranquilo por el avance que había hecho Marco con sus amigos, parecía que ahora todos estaban dispuestos a escucharse entre sí y decidir lo mejor para el grupo.


Tizza Tizza fin
 

Esposo Canon de Hoppie
Registrado
20 Jul 2006
Mensajes
7,527
Blair Blair me da gusto poder volver a evaluarte. Así que vamos a lo que nos compete.

Narrativa: Realmente hay poco que comentar en este apartado, ya que siempre te has caracterizado por tener una buena narrativa. No obstante, encontré algunos errores. Afortunadamente no son muchos y tampoco rompen el ritmo que uno necesita para leer la misión. Lo primero que noté es que de repente usas las mismas palabras o derivadas en una misma oración o párrafo y eso hace que todo se torne un tanto extraño. Por ejemplo:

Agradecía internamente a que el sistema de la central no les permitiera tomar ninguna de esas en ese momento debido a su inexperiencia, evitaban que tamers inexpertos se convirtieran en carne de cañón innecesariamente.
Tendrían que fingir ser sus escoltas, pero en realidad todo gira en torno a enseñarle al “líder” – simuló las comillas – a realmente ser un líder.
Ambos ejemplos se pueden solucionar con cambiar un poco las cosas y releyendo. Considero que son errores que se nos pueden escapar al momento de escribir y no releer con atención el post. Por otro lado, también noté que de repente abusas de las comas o de los puntos o simplemente faltan. Y también encontré algunos errores de tipeo u ortografía como: Mt. Miarashi > Mt. Miharashi, nervios a > nerviosa, solo > sólo (aunque técnicamente no aplica, según la RAE). Realmente fueron pocos, nada grave. Te recomiendo acortar algunas oraciones porque pueden perder el ritmo al momento de leer cuando son muy largas, incluso cuando se usan comas. Fuera de eso, no tengo mucho más que añadir [22/25].

Interpretación: En general, considero que esta parte se te da muy bien también. Siento que la ser una quest relativamente pequeña o sencilla, pudiste haberte enfocado un tanto más en los escenarios. Me confundió que de pronto se encontraban en el Mt. Miharashi, específicamente en la cima. Sabemos que el Mt. Miharashi tiene algunas secciones y hubiera sido bueno describirlas en un par de líneas para no sentir que llegaban abruptamente a la cima. Si bien te esforzaste mucho en los diálogos y la forma de resolver el conflicto, siento que el ambiente pasó a un segundo plano y eso dañó un poco la forma de interpretar las cosas (tiempo, espacio, entre otros) [23/25].

Realismo: Aquí no hay nada que deba mencionar. Todo se movió en un realismo aceptable y la misión era bastante sencilla en realidad [25/25].

Desarrollo: Me gustó el desarrollo psicológico que le diste a los personajes y todo lo relacionado al conflicto de ser un líder. Se notaba a leguas que había problemas, eran muy visibles y el “líder” simplemente no se había percatado y eso estaba mal. No obstante, considero que al ser una misión de rango C debía tener un poco de mayor de dificultad (para Theo, no para los niños). De igual forma, creo que te había ayudado más el desarrollo de la pelea de los Gazimon y los niños con sus Digimon. La pelea se sintió que simplemente sucedió y ya, como una pequeña brisa. Creo que tenías material para explotar un poco más ahí y enfocarte en la forma de pelear para evidenciar el entendimiento que estaban obteniendo y que narrabas. Si bien tu objetivo fue acompañarlos y ayudarle a ser un buen líder al niño, de haberte enfocado un poco más en la pelea de los muchachos habría ayudado a evidenciar más el cumplimiento de tu objetivo principal [22/25].

Total: 92/100.
Paga: 275 bits.
Fama: +1 punto.
EVO: -
Stats: -

Tizza Tizza todo listo.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie