Fic Colectivo Ascension to meet God (Continuamos)

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,030
Ubicación
Argentina
Buen cap. Al final nada se pudo hacer para evitar que Akari matara a Shinichiro tal vez Naomi podía haber intervenido un poco para evitarlo pero no XD
Ahora Izumi está de decaida y tal ves también frustrada por no poder hacer justicia como se debe :v
A esperar que pasa...
 

Candy Candy~
Moderador
Buenas, aquí ya estamos con otro cap del grupal para que lean, vamos a responder.

Ya me cayó mal Izumi.
Entonces en este cap estará peor jaja.

es un arma muy clasica para locas :63:


como seria el mundo si todos tomaran justicia por su mano

Naomi entonces ella pensaba eso antes de saber la verdad :18: ella es mala tambien


si un psicologo o tal ves un manicomio por que estas loquita :7474:
Si que Naomi no muestra nada bueno y al menos con Akari, ella se recuperará.

Buen cap. Al final nada se pudo hacer para evitar que Akari matara a Shinichiro tal vez Naomi podía haber intervenido un poco para evitarlo pero no XD
Ahora Izumi está de decaida y tal ves también frustrada por no poder hacer justicia como se debe :v
A esperar que pasa...
Si que fue un golpe duro, pero ya se verá qué pasará ahora.

Akari justifica su crimen con otro crimen que se cometió contra ella con la única diferencia de que ese se podía remediar. Como dice esta frase ''todo tiene solución menos la muerte'' .Buen capitulo y por cierto el color de cabello podría tener una relación.
Si se pudo evitar, pero bueno, las cosas no salieron bien. Pues en este cap ya veremos un descanso de todo, ahora todos los personajes presentados al momento se conocerán ¿como irán las cosas? Ya verán.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 13.
Karaoke



Después de haber cumplido con su primera misión, el primer grupo ya estaba de regreso y lograron reportar de todo lo sucedido a Hana, la cual guardó la información en un expediente y se llevó el sello con ella, ahora finalmente podían descansar.


- Me alegra que se terminara, ahora puedo descansar… - Airi se había tirado sobre un sofá, deslizándose como si solo fuera gelatina.


- No hay que relajarse demasiado, no es todo después de todo. – Comentó Minato, Battler estaba en el asiento frente a él.


- Es seguro, no tenemos una cantidad exacta de cuantos sellos pudieron caer aquí y quienes lo tendrán.


- ¡Aaaah, quiero jugar, necesito mis juegos! – Airi comenzó a quejarse, Minato le dio un pequeño golpe en la cabeza - ¡Por qué fue eso!


- Estás molestando, además de que quejarte no ayudará en nada a nuestra situación, así que mantente callada.


- Eres muy malo. – Le sacó la lengua a su contraparte masculina. – Por cierto ¿Dónde está Luna-chan?


- En ocasiones quiere tener momentos para ella sola, pero no creo que tarde mucho en venir. – En ese momento vieron a la pelirroja entrar, y no estaba sola. – Ahí está… y veo que ya volvieron.


- ¡Hola! – Quien había entrado era Takumi, él igual ya estaba de regreso, saludando a Battler con un choque de puños. – Oh, parece que tenemos nuevos compañeros.


- Gusto en conocerles son Tsukuda Minato. – El peliazul se levantó para presentarse, mientras Airi seguía recostada perezosamente.


- Airi~ - Respondió desde su cómoda posición, Takumi soltó una risa al verla.


- Siempre es mejor tener más compañeros.


- ¿Dónde está Izumi? Ella seguro le encantará saberlo. – preguntó Battler, al oír eso, Takumi puso una mueca extraña. - ¿Takumi?


- Bueno… la verdad es que sucedió algo cuando estábamos en Kioto, nosotros igual buscamos un sello, pero… las cosas no resultaron como esperábamos y ella está algo deprimida.


- ¿No lo recuperaron? – Preguntó Luna.


- No es eso, si lo pudimos obtener, pero la chica que lo poseía era algo… especial, hizo cosas que a Izumi no le gustaron y ella no pudo detenerla, decidí dejarla a solas, esperando que pueda recuperarse. Pasando a otra cosa, nosotros igual encontramos a otros en nuestra situación.


- Pero que veo aquí. – Observaron la puerta, Naomi había entrado junto a Sousuke. – No pensé que hubiera chicos tan apuestos juju~


- No intentes nada. – Su compañero la sujetó del hombro. – Soy Tachibana Sousuke, esta chica de aquí es Naomi.


- Un gusto saludarlos~ - Comentó Naomi con una sonrisa.


- Ahora somos ocho entonces. – Pensó Minato al ver a los recién llegados. – Ese Pixie si debió reclutar a muchos para esto.


- Ya que somos muchos, deberíamos llevarnos bien y trabajar como un equipo. – Comentó Takumi.


- Me parece excelente. – Naomi ya estaba sentado al lado de Battler, queriendo seducirlo. – No me molestaría estar al lado de hombres tan fuertes y varoniles.


- Se ve que eres alguien muy proactiva, pero deberías tener cuidado con lo que haces. – Aquellas palabras del pelirrojo causaron que Naomi se sintiera algo extraña, ya alejándose un poco. Por su parte, Luna solo se estaba mordiendo el pulgar en frustración.


- (Por qué todas las chicas que aparecen tienen pechos más grandes) – Pensaba mientras tenía un lagrimón en el ojo.


- Para celebrar esto, deberíamos hacer algo juntos. – sugirió Takumi, ahí Airi se levantó como si la energía hubiera regresado a ella.


- ¡¿Hacer algo!? Quiero jugar videojuegos. – Exclamó emocionada.


- Veo que están empezando a llevarse bien. – Yagen entró a la sala, con su sonrisa jovial de siempre al observar a los jóvenes.


- Si es para conocernos mejor, no hay mejor forma que realizar una actividad juntos. – Takumi ya quería saber algo de los nuevos.


- Entonces, déjenme echarles la mano con eso, conozco de un lugar que seguro les ayudará a estrechar los lazos que recién están formando, igual llevaré ahí a la joven Izumi, será lo que ella necesita.


- Se lo encargo viejo, así que vamos a prepararnos para disfrutar el día de hoy.


- ¡Si, voy a divertirme demasiado! – Airi estaba muy emocionada, tenía en mente de que se trataba y esperaba que fuera eso.


(…)


- ¡Noooooo! – Ahora la peliazul estaba en el suelo, intentando huir, el sitio donde justamente estaban se trataba de un karaoke. - ¡Retiro lo dicho, quiero irme!


- ¿Por qué tanto drama? Es solo un karaoke. – Le habló Minato mientras la sujetaba de las piernas.


- ¿Solo un karaoke? Este es el lugar más normie que existe en la faz de la tierra, es un repelente total para gente como yo. – Minato trataba por todos los medios el no enfadarse con ella.


- Vamos, no hay nada de malo en querer cantar con todos, estar encerrados en un cuarto y cantar a todo volumen se ve como una actividad para que podamos llevarnos mejor. – Battler se veía de acuerdo con eso.


- Así es, por hoy vamos a divertirnos ¿no es así Izumi? – Takumi le habló a la pelinegra que tenía a su lado, esta aún seguía callada. – Bueno… vamos.


Contra su voluntad, Airi fue llevada hasta la sala donde estarían, Yagen se encargó de pagarles la cabina y también todas las bebidas que ellos pedirían. Ya dentro, era una sala grande para los ocho, al frente se encontraba una pantalla LED, luces de colores en el techo, así como dos micrófonos en la mesa, junto a panderetas y una Tablet.


- Y bien ¿Quién quiere comenzar? – Preguntó el castaño, Naomi agarró un micrófono.


- Espero no les moleste, pero me gustaría ser la primera.


- Claro, adelante. – La pelinegra agarró la Tablet y comenzó a buscar entre las canciones que había, una vez hecha su elección, lo dejó asentado.


La elección de Naomi fue bastante peculiar, se trataba de una canción bastante sensual en inglés, algo raro para ellos ya que no sabían que ella pudiera cantar en otro idioma, solo la pudieron observar frente a ellos con el micrófono en la mano, el ritmo de la canción era acompañado por los movimientos de cadera de la pelinegra, pasando por los lados y sujetando a los chicos ya sea del mentón o de su pecho, cantando con la voz más sexy que tenía, dejaba salir toda la sensualidad en el baile hipnotizante que realizaba, de alguna forma el ambiente en la cabina se había puesto caliente. Una vez la canción terminó, no hubo ningún otro ruido, eso hasta que Takumi comenzó a aplaudir.


- Bueno… eso fue… interesante… entonces ¿Quién sigue? – Izumi aún seguía sin decir nada, su compañero la estaba observando – Izumi, estamos aquí para divertirnos, lo que pasó, sé que no pudiste hacer nada, pero ahora necesitamos relajarnos, tu más que nadie.


- Yo… eh… ¡Aaaaaahhh! – Ahí ella se levantó con ese grito, sorprendiendo al resto. - ¡Rayos, estoy muy frustrada, quiero sacarlo de alguna forma! – Tomó el micrófono y la Tablet. – Bien, voy a cantar hasta que esté satisfecha.


Izumi fue la siguiente, escogiendo ya una canción en japonés y más movida, Takumi le acompañaba con las panderetas, era mucho mejor que ella estuviera alegre de esa forma. Mientras tanto, Naomi ya se sentó después de haber cantado.


- No cantas mal. – Le habló Battler a su lado, Naomi aún estaba algo fuera de onda por lo que le dijo antes, pero lo disimuló.


- Soy muy buena para estas cosas, y de otro tipo también~ si no te molesta, podríamos salir de la sala e ir a otro lado, a hacer cosas privadas. – Naomi pasaba sus dedos por el pecho del pelirrojo, juntando su busto a este para que lo sintiera, para él, eso sonaba como algo bastante tentador.


- Parece bien… pero de alguna forma lo siento falso. – Eso solo sacó un pequeño “¿eh?” de parte de la pelinegra. – He vivido en un ambiente donde he observado muchas cosas, bastante gente en un ambiente donde la mayoría tienen que esconder sus verdaderos pensamientos solo para agradar a los demás, de alguna forma, me das la misma sensación, como que escondes algo detrás de esa fachada.


- … Eres aburrido, no vale la pena hablar contigo. – Naomi decidió cortarlo todo ahí e ir a sentarse a otro lado, Battler solo la pudo seguir observando, había algo en ella que estaba escondiendo, quizás era un nuevo desafío ¿es lo que buscaba? De momento no podía saberlo.


En otra parte, Sousuke simplemente estaba sentado ahí, ese tipo de lugares no eran de su estilo, tampoco era como para que tomara la iniciativa y quisiera cantar, a su lado estaba Luna la cual estaba bebiendo de una soda de melón que pidió, ella estaba dudando si pedir un parfait al ver el menú, le tentaba demasiado, pero podría verse mal si solo ella sola lo come, el chico se dio cuenta de esto.


- ¿Quieres pedirlo? – Le preguntó, sorprendiendo a la pelirroja.


- Bueno… si, se ve delicioso…


- Está bien. – Se levantó para ir al teléfono. – Hola… quisiera pedir el parfait de chocobanana… si, ese mismo… ok, gracias. – Colgó y entonces regresó a su asiento, Luna estaba algo asombrada. – Listo, lo traerán dentro de poco.


- Gracias… pero es mucho para mi sola, se verá raro que una chica coma algo así.


- Entonces lo podemos compartir. – Comentó, logrando que ella se pusiera nerviosa, no era bastante de hablar con otros chicos, solamente con Battler puesto que se ganó su confianza, pero Sousuke era alguien relativamente nuevo y ahora quería que compartieran un postre.


- … Si no tienes problema… ¿te gusta lo dulce?


- Me encanta el chocolate, y como veo que tiene, no debe haber problema.


- Ya veo… Luna Schwarz, lamento no haberme presentado antes.


- No importa, somos compañeros en todo esto, así que conocernos y llevarnos bien es lo mejor.


- Es cierto… aunque este tipo de lugares no es algo que frecuente.


- ¿Tienes otras preferencias?


- Bueno… preferiría un lugar más tranquilo, tampoco es que me moleste demasiado el ruido.


- Bueno, podemos hacer algo más. – De su bolsillo sacó un mazo de cartas. – Siempre llevo estas conmigo ¿sabes jugar?


- ¿Cartas? Lo lamento, no soy muy buena en eso.


- ¿Te gustaría aprender? Hasta el momento solo he jugado con Naomi y ella… digamos que su estilo de juego va más allá del normal, me gustaría tener juegos un poco más tranquilos.


- … Si no te molesta que falle un poco.


- Para nada, nadie empieza siendo experto, yo tuve que aprender a las malas, pero tengo confianza en mis habilidades.


- Entonces que así sea. – Luna sonrió un poco.


Una vez terminó la canción, Izumi ya se sentó, estaba cansada, pero, de alguna forma, estaba aliviada, como todo lo que tenía dentro fue liberado.


- Quizás si era lo que necesitaba… - Tomó el vaso con té que estaba sobre la mesa para refrescarse. – Lo sucedido fue algo malo… realmente me enoja no haber hecho nada para detener a esa chica, ahora solo puedo hacer que el error no se repita dos veces.


- La verdad, es mucho mejor cuando sonríes. – Comentó Takumi, Izumi le vio con asombro, segundos después le sujeto del cuello con una llave y comenzó a acariciarle el cabello.


- Que cosas estás diciendo tú, pelos parados, no busques avergonzarme después de estar deprimida. – Le soltó. – De igual forma, gracias por haberme animado, ahora que recuerdo, no me he presentado con los nuevos. – Tenía a su lado a Minato y Airi, volteó a verles. – Soy Izanagi Izumi, mucho gusto.


- Tsukuda Minato, ella es Airi. – Respondió el peliazul.


- Lamento bastante que me conocieran en mi peor forma, no soy así realmente, pero descuiden, ya estoy mejor y pueden confiar en mi como su onee-chan.


- Si es así, Onee-chan, quiero videojuegos ¿puedes comprármelos? – Preguntó Airi desde el otro lado, Izumi empezó a reír.


- Pides cosas muy caras, pero no soy una máquina de dinero, así que eso no puede ser posible.


- Al menos lo intenté.


- ¿Cómo fue que ella estaba así? – Preguntó Minato, Takumi se encargó de responderle.


- Bueno, fue mientras buscábamos el sello en Kioto, la chica que lo poseía cometió algunas cosas horrorosas, según escuché de lo poco que supe, ella fue víctima de una violación y agarró un rencor fuerte contra sus violadores, parece que el sello respondió a esos sentimientos y ganó poderes con los cuales se encargó de asesinarlos. –Escuchar eso sorprendió a Minato. – Uno de los violadores estaba junto a nosotros en el campo, aunque no sabíamos que era uno de ellos, la chica lo capturó y quiso matarlo, Izumi trató de detenerla pero la chica la derrotó, al final ello lo asesinó y el sello salió de su cuerpo, como Izumi es una chica que trata de ser oficial de policía y tiene un sentido fuerte de la justicia, se sentía culpable e inútil por no conseguir evitarlo.


- Ya veo… es un suceso que realmente no se podía evitar, dado que la chica tenía poderes conseguidos por el sello, era alguien que no se podía detener, de igual forma la entiendo un poco.


- ¿La entiendes? A que te estás refiriendo. – Izumi le escuchó por encima, ya metiéndose en la conversación de ambos.


- Solo piensa por un momento, si, fue un suceso triste que esa chica fuera violada y que quizás pudo tener alternativas, pero no todos pueden llegar a la misma solución, sus sentimientos fueron tan fuertes que no podía pensar en nada más, ser una víctima no le daba muchas posibilidades y solo agarró lo que tenía más cerca, aunque no era lo correcto.


- Por eso mismo, no era correcto que cometiera esos asesinatos, si lo hubiera reportado, la policía pudo haberlos capturado y encarcelarlos, al menos la ley hubiera hecho que pagaran sus crímenes.


- Quizás, pero siento que ella no se hubiera sentido satisfecha con solo eso, ser violado por alguien no es poca cosa, y ella pudo haber terminado de una peor forma que esa, al menos agradece que no tuvo secuelas bastante grandes y solo se limitó a lastimar a sus agresores, pudo ser peor, quizás ella se hubiera suicidado o lastimado a sus seres queridos.


- Ok, admito que es algo mejor a todo eso, pero no deja de ser algo totalmente equivocado, yo sé que pude haberla ayudado en algo, si me hubiera escuchado, pudimos llegar a una solución que fuera lo mejor para ambas partes, no necesariamente todo debe acabar en tragedia. – El solo escuchar a la pelinegra hacia que Minato pensara sobre el hecho de que ella estaba completamente mal.


- Siento que tienes una forma muy idealista de ver las cosas. – Comentó el peliazul, escuchar eso no le gustó para nada a Izumi. – Entiendo que tienes un compromiso con el hecho de que quieres ser policía, ayudar a la gente está bien, no hay nada de malo en ello, pero debes entender que no siempre se puede lograr lo que uno quiere, en ocasiones habrán fallas, fracasos y es algo que no se puede evitar, el mundo funciona de esa forma.


- Entonces ¿me dices que mis esfuerzos son inútiles? ¿Qué sería mejor que deje a esa chica matar a gente que tenía familia, amigos? ¿Ignore simplemente acciones que tienen graves consecuencias? ¿Eso me estás diciendo?


- Parece que estás malinterpretando mis palabras, no exactamente que dejes de intentar ser una heroína, es algo bonito, seguro es tu sueño de la infancia, solo quiero que te des cuenta que no todo saldrá como tú lo quieres, eso simplemente es imposible.


- ¡Tú eres el que no entiende! – Gritó Izumi, en ese momento todos se quedaron callados, observando a los dos que se habían levantado de sus asientos. – Si hay la posibilidad de que pueda hacer algo por ellos, lo haré, no importa lo grave que sea, porque es lo correcto, no hay nada de equivocado como estás diciendo.


- … Siento que no hay ganancia en hacerte cambiar de opinión, está bien, si eso es lo que quieres, puedes seguir, ojalá que vivirlo logre que veas las cosas de otra perspectiva y entonces te des cuenta de la realidad, espero que al final no termines llorando al ver que…


Minato fue callado de forma repentina, la mano de Izumi golpeó fuertemente su mejilla con una cachetada, un sonido que retumbó en toda la sala. Izumi estaba gruñendo con lágrimas en sus ojos, Minato solo le vio sorprendido por unos segundos antes de regresar a su expresión de siempre, sujetándose donde fue golpeado, Izumi salió corriendo de la sala sin decir nada, nuevamente todo quedó en silencio.


- … Entonces… sería mejor que nos vayamos.


(…)


Al día siguiente, todos se encontraban reunidos nuevamente en la fundación, el ambiente era pesado por lo sucedido en el karaoke, todos se mantenían callados, solamente Izumi seguía ausente, aunque Takumi dijo que no pasaba nada, nadie quiso preguntar más. En ese momento Yagen entró junto con Hana.


- Veo que todos están aquí… bueno, casi todos. De cualquier forma, tenemos algo que anunciar, Hana.


- Ok. Chicos, ya tenemos dos nuevas localizaciones de sellos. – Ese anunció hizo que todos prestaran atención. – Y no es solo eso, la novedad es que ahora estos sellos se encuentran en el extranjero, más específicamente, Italia y Rusia.


- ¿Vamos a viajar? – Preguntó Sousuke, Hana asintió con una sonrisa.


- Gracias a los sellos que me trajeron, logré usar el poder para potenciar el radar, ahora no solo podemos buscar sellos en otros países, sino que también puede localizarlos aún sin estar activos, aunque tampoco es muy fuerte, pero he podido conocer que estos sellos están en un estado semiactivo, por lo que sus poderes no se han manifestado totalmente, pero que en cualquier momento lo harán.


- Nunca he viajado ¿No habrá problema con los pasaportes? – Preguntó Minato, en ese momento Yagen mostró unas cartillas en su mano.


- Ya he preparado pasaportes para todos, además estarán saliendo mañana por lo que deberán prepararse. – Mostró los pasaportes, todos menos Battler y Luna que no los necesitaban, ellos ya tenían con anterioridad.


- Además, como son dos lugares distintos, nuevamente deberán ir en grupos. Para Italia irán Minato-kun, Airi-chan, Takumi-kun e Izumi-chan; para Rusia irán los demás, Battler-kun, Luna-chan, Naomi-chan y Sousuke-kun. – Anunció Hana, aquella división como que causó algo de nervios.


- Espero que puedan cumplir nuevamente y traer los sellos a salvo, estaré esperando sus expedientes para entonces. – Salieron de la sala, nuevamente se quedaron en silencio, sabiendo todo lo que ha sucedido, ir con esos grupos solo podía acabar en un desastre, tenían un día para prepararse, nuevos sellos esperan y con ello, más personas para conocer.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El drama se armó y hay roces entre ellos, ya finalmente veremos la captura de otros sellos, pero con esos grupos que se armaron jaja, ya verán como se arreglará la cosa. En el próximo cap ya veremos nuevos personajes a presentar, espérenlo. Bye bye.

Lorde Slayer Lorde Slayer
Kuro Kirishiki Kuro Kirishiki
Lockhart Lockhart
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ Zero-sempai
Laharl Laharl
Reencarna Reencarna
Yuukuru Yuukuru
Björn Björn
Cacao Cacao
 

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,030
Ubicación
Argentina
Un momento de relajacion pero la cosa se está poniendo tensa :v
Ahora hay roses entre Minato e Izumi y Naomi e Battler, no puedo esperar a ver que pasará OWO
Buen Cap. espero el próx.
 

Candy Candy~
Moderador
Hola, hemos vuelto, sí. Ahora que el foro está de regreso, quiero aprovechar para dar un aviso respecto a esta historia.

Primero que nada, no tengo pensado abandonarla, la continuaré, eso es algo seguro, el caso es que la tendré que dejar en hiatus por el momento, ya la uni empezará a pegar duro y además tengo otras ocupaciones que casi no podré escribir, además que tengo que recuperar las imagenes de las apariencias xD así que tardaré un poco en volver a ponerme al día con todo y así buscar recuperar todo lo que he perdido con tal de que vuelva a verse bonito. Lo mismo haré con mis otros fics que volveré a subir las imagenes. Si no les importa que puedan esperarme para que después regrese con todo a esta historia que tengo cosas realmente grandes para ella. Igual me gustaría si vuelven a subir sus imagenes de apariencias si no es molestia. Ya cuando esté disponible, avisaré para que sepan cuando continuaré el fic, por mientras, nos vemos.

Bye bye.
 

Be strong
Registrado
1 Oct 2011
Mensajes
2,202
Hola, hemos vuelto, sí. Ahora que el foro está de regreso, quiero aprovechar para dar un aviso respecto a esta historia.

Primero que nada, no tengo pensado abandonarla, la continuaré, eso es algo seguro, el caso es que la tendré que dejar en hiatus por el momento, ya la uni empezará a pegar duro y además tengo otras ocupaciones que casi no podré escribir, además que tengo que recuperar las imagenes de las apariencias xD así que tardaré un poco en volver a ponerme al día con todo y así buscar recuperar todo lo que he perdido con tal de que vuelva a verse bonito. Lo mismo haré con mis otros fics que volveré a subir las imagenes. Si no les importa que puedan esperarme para que después regrese con todo a esta historia que tengo cosas realmente grandes para ella. Igual me gustaría si vuelven a subir sus imagenes de apariencias si no es molestia. Ya cuando esté disponible, avisaré para que sepan cuando continuaré el fic, por mientras, nos vemos.

Bye bye.

Después de siete meses, otro tiempecito no es nada. (?)
 

No sign of wings as you turn your back on me
Registrado
16 Feb 2009
Mensajes
970
que tanto es tantito dijeran por ahí.

según yo, las imagenes de los mios eran de fuentes externas así que no deberían haber muerto
 

The Blazing Flash That Shatters The Darkness
Registrado
7 May 2016
Mensajes
925
hola digimaster bueno ya que tienes que poner la historia en hiatsu yo aprovechare ese tiempo para releer hay cosas que no recuerdo, bueno si esperamos que el foro reviviera mas de 7 meses esperarte a ti para saber como continua tu historia no sera ningun problema
 

Giga Drill Breaker
Registrado
2 Jul 2009
Mensajes
918
Cuando me dijeron que el foro había vuelto pensé en que si valía la pena volver y me acorde de tu fic pendiente, cuando entro y leo tu post me dije ''lo valió''. Me paso un buen rato leyendo tus fics y me alegra saber que no abandonaste este ultimo.

Tomate tu tiempo y cuando puedas continua, yo subiré las imágenes de mis fichas en estos días.
 

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,030
Ubicación
Argentina
Hola, hemos vuelto, sí. Ahora que el foro está de regreso, quiero aprovechar para dar un aviso respecto a esta historia.

Primero que nada, no tengo pensado abandonarla, la continuaré, eso es algo seguro, el caso es que la tendré que dejar en hiatus por el momento, ya la uni empezará a pegar duro y además tengo otras ocupaciones que casi no podré escribir, además que tengo que recuperar las imagenes de las apariencias xD así que tardaré un poco en volver a ponerme al día con todo y así buscar recuperar todo lo que he perdido con tal de que vuelva a verse bonito. Lo mismo haré con mis otros fics que volveré a subir las imagenes. Si no les importa que puedan esperarme para que después regrese con todo a esta historia que tengo cosas realmente grandes para ella. Igual me gustaría si vuelven a subir sus imagenes de apariencias si no es molestia. Ya cuando esté disponible, avisaré para que sepan cuando continuaré el fic, por mientras, nos vemos.

Bye bye.
No te preocupes no me molesta esperar *Se muere* XD
Ya edite mi ficha y volví a poner las imagenes de la apariencia ^^
 

Candy Candy~
Moderador
*redoble de tambores*

¡Hemos vuelto!

Pasó un tiempo pero ya pude acomodar lo que necesitaba y podemos volver con esta historia, ya daré más detalles al final, pero por ahora disfruten del cap que debí traer ya hace meses.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 14

Tercer expediente: Hogar.




Con aquella división de equipos, las cosas no podían ponerse peor para todos ellos, debido a los roces que ahora sucedía entre algunos, el trabajar en equipo se veía como algo imposible ahora. No les quedaba mucho tiempo para partir a los diferentes países, de esa forma Battler junto a su equipo se adelantaron, solo quedando Minato con Airi mientras Takumi intentaba llamar a Izumi.



- Este es el peor panorama posible. – Murmuraba el peliazul, Airi estaba ocupada jugando con una consola portátil mientras Takumi contactaba a su compañera. – De toda la gente, tuvo que ser ella…



- No parece que conteste… debería ir a buscarla. – Anunció a los otros dos, Minato le restó importancia.



- Haz lo que quieras. – Fue todo lo que dijo mientras se iba, ellos ahora se estaban dirigiendo al aeropuerto escoltados por una de las limosinas.



- Minato, deberías arreglar esto. – Habló Airi ya despegando su vista un poco de la consola.



- ¿Cómo que arreglarlo? No tengo la culpa de nada.



-
No hablo acerca de quien tuvo la culpa, sabes que esto nos perjudicará en esta misión ¿no?



- Es cierto, pero no logro encontrar la forma, lo más seguro es que no me dirija la palabra.



-
Pues intenta buscar algo, si se da la oportunidad, haz las paces con ella lo más pronto posible ¿entendido?



- … Lo intentaré.



En poco tiempo llegaron al aeropuerto, se bajaron ahí, solo les dejaron tiempo para llevar poco puesto que tampoco iban a tardar demasiado en el país, dependiendo de cuánto tiempo les tome encontrar a la poseedora del sello. Por mientras fueron a sentarse en los asientos para esperar su vuelo, quedaban unas dos horas antes por lo que daba tiempo para que Takumi e Izumi llegaran.



Una limosina más llegó media hora después, ahí ya bajó el castaño, por suerte logró convencer a su compañera de ir, ya ella bajaba llevando una maleta.




- ¿Era necesario traer demasiado equipaje? – Preguntó el castaño con un gotón en la frente.



- Si vamos a ir a un país extranjero, será mejor que lo aprovechemos, a pesar de todo iré, pero solo para poder relajarme después de todo esto… lo necesito y en serio, además sabes que igual quieres hacer turismo por ahí.



- Bueno… es verdad, pero…



- No se diga más, vamos. La pelinegra entró con su equipaje seguido por un Takumi que soltó un suspiro, solo portando una mochila. Al entrar vieron ahí a Minato y Airi, la peliazul saludó, Izumi, en cuanto vio a Minato, solo desvió la mirada. - ¡Hmph! – Le ignoró para sentarse en otro lado, seguía bastante molesta con él, Minato suspiró.



- Será difícil…



-
Lo lamento, de por sí ya fue complicado hacer que venga aquí. – Takumi se disculpó rascándose la nuca.



- No importa, este es un asunto que ellos dos deben de arreglar. – Airi se levantó de su asiento. – Y si nada funciona, quedará en nuestras manos completar el trabajo, además de poder conocernos un poco más.



- Estaré esperando eso, me gusta bastante conocer a otras personas. – Exclamó Takumi con una sonrisa.



- Así se habla. – Airi levantó el pulgar. Minato solo pudo observar todo, para después ponerse un pañuelo sobre los ojos y recostarse en su asiento.



- (Este será un viaje muy largo…)



Su vuelo ya iba a salir, fueron para abordar al avión con destino a Italia, así ya finalmente para ir a buscar el siguiente sello, esperando encontrar muchas cosas en su estancia ahí.



(…)



“Milán, Italia”



Sebastián POV



En alturas como esta, es fácil que uno llegue a perderse en sus pensamientos cuando se encuentra en situaciones como esta… lo mía… me llego a preguntar algo respecto lo que mi padre dijo una vez: “Con un sueño comienza también una responsabilidad que lo vuelve realidad” Es fácil que, en cierto punto de la vida, las palabras de alguien más lleguen a cavar profundo en el corazón de alguien y se queden ahí, respecto a mi persona, me pregunto qué hago en esta situación.



Puede parecer que esta reflexión es algo común, he regresado aquí luego de un tiempo y creo que han sido tres años desde la última vez que vine… ciertamente, encontrarme justo en la punta de la torre más alta en toda la ciudad no es un panorama muy simple de denotar, más eso no es lo importante ahora. Tengo estos asuntos pendientes respecto a mi padre, no sé qué hacer respecto a ello más que solo encontrarme aquí, agitar mis pies colgando del precipicio donde estoy sentado e idear alguna forma de resolverlo, quizás este sitio me trae la paz mental que busco para despejar mi mente y obtener ideas frescas… la verdad, ni siquiera sé lo que estoy haciendo.



Me limito a levantarme y ponerme justo en la orilla mirando hacia abajo, puede que una persona con vértigo le afecte una vista como esta pero claramente yo no soy una de esas personas.




- ¡Ey! – Escuché voces a mis espaldas, llegaron hombre que, por sus uniformes, debo intuir que son guardias. – Que haces ahí, es peligroso.



Por un momento me mostré confundido, como es que se ven tan alarmados, fue entonces que recaí en la situación donde estaba, ciertamente una persona común no estaría aquí a menos que busque terminar su vida, fue entonces que un pensamiento gracioso pasó por mi mente, quizás le saque algo de provecho para divertirme.



- Disculpe oficiales, es que… necesito esto para callar las voces en mi cabeza… - Intenté sonar como si realmente estuviera por saltar. – Es demasiado tarde…



- No lo es joven, solamente avanza hacia aquí y hablaremos. – Intentaba aguantar la risa observando sus rostros de desesperación, puede que esté siendo malo en este momento, pero todo tiene un límite, y me gusta romperlos.



- Lo siento… - Sin decir más salté del precipicio, pude verlos desde arriba como me observaban caer, si solo supieran…



Un paracaídas se abrió a mis espaldas, empezando un descenso lento, seguro ahora mismo tenían tremendas caras de incredulidad que me sacaban una gran carcajada, la verdad que disfrutar de grandes momentos extremos como este era uno de los pocos placeres que podía darme en una situación como esta.



¿Cuál es mi razón de estar aquí? Estoy en una banda y resulta que la última parada del festival es justamente en esta ciudad, muy conveniente ¿no? Regresar justo a mi sitio de origen donde mi padre está y debatirme si finalmente confrontarlo como se debe o no, parece que estar horas mirando al horizonte no es suficiente para reacomodar los pensamientos en mi cabeza y llegar a una conclusión, quizás lo haga… finalmente ir con él y expresarle todo lo que debí haber hecho hace tiempo…



Aterricé finalmente en un parque detrás de unos árboles, controlé el impulso para caer justamente ahí y pude hacerlo sin muchas complicaciones. Una vez me retiré todo el equipo, estaba totalmente decidido a ir, tenía que hacerlo, no iba a tener otra oportunidad, así que era ahora o nunca…




- … Tengo hambre. – El estómago me rugía, no era que pudiera ir de esa forma y con el estómago vacío, quizás comer algo antes de acudir sería lo mejor; lo bueno es que conozco un buen restaurante aquí con una buena pizza que podrá satisfacerme.



Llegué al sitio es cuestión para ordenar una pizza de triple queso para mí solo… si, puedo acabarme una por mi cuenta, si solo el resto de la banda estuviera aquí para compartir esto conmigo…



A quien engaño, solamente lo puse como una excusa para evitar ir a verlo, soy un cobarde nuevamente, suelto un suspiro en lo que mi pedido salió. Me senté en una de las mesas de afuera asentando la bandeja con la pizza y agarrando un pedazo, el queso derretido escurría por la orilla lo cual lo volvía muy apetitoso y me propongo a darle una mordida.



En ese momento mi teléfono suena, reviso para quien de quien se trataba, siendo una persona conocida.



- … Donna. – Una miembro de la banda en la que estoy, más en específico es la bajista, una buena amiga de ya años que conozco y alguien en quien tengo plena confianza de contar mis problemas, no es problema decir que a ella le avisé de que saldría justamente por ver a mi padre, seguro hace esta llamada para asegurarse de que cumplí. – Buenas ¿necesitas algo?



- Nada de buenas, simplemente quiero saber si pudiste resolver el asunto pendiente que tenías. – Directo al punto, eso es tan de su persona.



- No te preocupes, he podido resolverlo, no me falta mucho. – Respondí con la boca llena, quizás no era una buena coartada si sospecha que estoy comienzo pizza, ella sabe lo mucho que me gusta devorar.



- No preguntaré detalles sobre lo que estás haciendo ahora, necesitamos que regreses pronto, esta noche tendremos nuestra presentación y debemos calentar para que nada salga mal en el momento.



- No te preocupes. – Respondí de manera relajada. – Todo saldrá bien, hemos calentado y practicado miles de veces ya en el pasado como para que perderse una haga algo de daño, llegaré justo a tiempo, lo prometo.



- … Bueno, si tú lo dices, es que realmente todos deseamos que esto salga bien, es nuestra última presentación en el festival y hemos trabajado duramente para conseguirlo, incluso ganar esta plaza no fue sencillo.



- Lo sé, lamento un poco si los estoy preocupando, deberían relajarse un poco, ir totalmente tensos al escenario no es bueno para nadie.



- En eso tienes razón… quizás debamos aprender algo de ti. – Ella soltó una pequeña risa al otro lado de la línea. - … Solamente no tardes mucho en venir ¿entendido?



- Entendido, nos veremos en unas cuantas horas.



- Bien, nos vemos. – Colgó el teléfono. Donna es una buena chica, puedo decir que es de las mejores personas que he conocido, alguien muy amable, atenta y confiable, la verdad es que mentirle es algo doloroso tener que mentirle, pero mi cobardía era mayor en ese momento, ya después buscaría una forma de poder expiarme de este sentimiento… quizás deba guardar unos pedazos para el resto de la banda.



Ya era el momento de regresar, el sol estaba ocultándose y no quedaría mucho tiempo para que la presentación de la banda se llevara a cabo, tampoco quería preocupar mucho a Donna y el resto de los miembros por lo que hice mi camino de regreso. Justo volví a pasar por aquella torre desde la que me lancé, la verdad que lo de hace poco consiguió que volvieran esos pensamientos… quizás me tome algo de tiempo pero volveré algo tarde, accedo a volver a subir.



Estaba nuevamente en la cima, el sol estaba en su ocaso y estos pensamientos se sentían pesados, como si tuviera un yunque encima de hombros el cual me estaba hundiendo totalmente en el suelo… ni siquiera yo sabía que hacer, fui un cobarde por mucho tiempo desde el momento en que decidí alejarme de todo para seguir mi propio camino, ahora que regreso al punto en cuestión, vuelvo a pensar sobre escapar, abandonarlo todo y no regresar nunca más, sin haber visto su cara en una sola ocasión.




- ¿Qué puedo hacer? – Una pregunta tan sencilla de formular pero complicada de responder, mi mente estaba hecha un desastre con tantas cosas que no sabía por dónde empezar, realmente me gustaría tener un punto de partida o una referencia que pueda guiarme… quizás ayuda divina, puede parecer estúpido pero incluso la gente busca algo de apoyo en figuras autoritarias mucho más grandes, un dios… algo que pueda ayudarme. – Dios… necesito ayuda. - En ese momento mi teléfono volvió a sonar, esta vez me llegó un mensaje.



“¿Necesitas ayuda tomando una decisión importante en tu vida? Acepta nuestro reto cumpliendo una misión y tendrás tu respuesta”



Solamente pude observar esto con mucha sospecha, normalmente a la gente le llega este tipo de correos basura que pueden ser estafas o algo por el estilo, además de que proclamaba algo que justamente necesito, muy conveniente la verdad, me hace sospechar si alguien me está escuchando ahora mismo. ¿Había alguna razón para esto? Realmente no tengo idea, quizás ponga que acepto solo por el hecho de no perder nada, antes de saber ya estaba escribiendo la respuesta y estaba lista para enviarse.



- … Lo que sea. – Apreté para enviar, si era un engaño, simplemente no iba a responder nada más.



Lo siguiente sucedió tan rápido que no tengo idea de cómo pasó. El edificio ya no estaba, más bien todo desapareció, no me encontraba en ningún lado, era como un espacio en blanco y neblina, no creo haber enloquecido o quedarme dormido debido a que comí demasiado, estoy totalmente seguro de estar despierto.




- Gracias por aceptar. – Una voz graciosa se presentó, volteé a ver a mi lado encontrando una especie de bola peluda flotando en el aire. – Me alegra que alguien más acceda a ayudarme.



- … ¿Qué eres? – Puede ser estúpido, pero si, hice esa pregunta.



- Me llamo Pixie, estoy en una misión de la cual necesito toda la ayuda, quiero que me ayudes a buscar algo.



Justamente me soltó toda esa explicación totalmente increíble de reconocer, primero que este pequeño sea un sirviente de dios es algo increíble; segundo, eso de los sellos se oye como la cosa más fumada que jamás he oído en mi vida, siendo que el ser es omnipotente y todopoderoso, como pudo perder algo tan valioso con facilidad, ciertamente había muchos huecos en esa explicación.



- Esto es un engaño ¿cierto? Solo dime que estoy en un programa de cámara oculta y que todos salgan, porque la verdad es que siendo una cosa tan pequeña para ser a alguien como dios cuya existencia no está comprobada es totalmente una falsedad.



- … Sé muy bien que lo que estás diciendo no es nada lindo, pero necesito toda la ayuda posible con esta tarea por lo que lo dejaré pasar. – Quizás realizar esos comentarios no le agradó más no tuvo otra opción. – Escucha, si realmente no reconoces todo esto, necesitas una prueba fútil de que estoy diciendo la verdad. Obtener estos sellos y reunirlos todos te dará acceso a conocer a dios para que pueda concederte un deseo ¿acaso no tienes algo que quieras conseguir en todo el mundo?



- Bueno… - Por un momento pasó por mi mente el hecho de encarar a mi padre aunque alejé esos pensamientos al instante, solamente solté un suspiro. – Escucha Pixie o lo que seas, necesito regresar rápidamente, tengo un concierto el cual realizar y no puedo llegar tarde.



- Lo lamento pero ya aceptaste mi petición, no tienes de otra. – Expresó lo que parecía estar haciendo una sonrisa burlona, no era algo que pudiera aceptar, quizás haberlo tomado a juego fue un error. – Pero descuida, no estarás solo en esta tarea, necesitas el mejor apoyo que pueda proporcionarte y justo llegará en unos cuantos segundos.



- ¿A qué te refieres? – Pregunté sin entender mucho de la cuestión.



- Solo te diré que extiendas los brazos y la atrapes, hubo una pequeña interferencia en su llegada y caerá aquí de forma abrupta. – Ciertamente esta bola peluda decía las cosas sin mucho contexto, fue entonces que lo entendí, escuché gritos provenir de arriba y fue justo lo que esa cosa me dijo.



Vi a alguien justamente caer desde el cielo, parecía un chico por el hecho de que llevaba un traje, no sabía realmente que sucedía pero busqué atraparlo, por poco y logré sujetarlo en brazos aunque el impacto fue tan grande que incluso me arrastró al suelo.



- Eso fue peligroso… ¿Qué hace este chico cayendo del cielo?



- Corrección, deberías decir mejor chica. - ¿Chica? Pero si claramente es un hombre, viendo el traje que lleva y tampoco es que tenga un cuerpo femenino. – Quizás no me creas, deberías revisar más de cerca, además de que al menos logré avisarte en comparación a otra persona que sufrió lo mismo.



Hice caso a su sugerencia y empecé a verlo. El polvo se fue totalmente y pude revisar, tenía cabello negro y su cuerpo era algo pequeña, llevaba lo que parecía un traje negro con saco y pantalones, pero observando su rostro de alguna forma, parecía ser delicado, como de una chica ¿realmente lo será? Solo había una forma de comprobarlo.



Llevé mi mano a su pecho, si podía sentir algo, entonces mis sospechas serían afirmadas, justamente lo hice y logré sentir un pequeño bulto sobresaliendo, era suave, parece que tenía razón…




- ¡Waaaaaahhh! – Le escuché gritar, al parecer despertó y se dio cuenta que la estaba tocando, se alejó muy rápidamente. - ¡Que rayos haces tocándome, tu, pervertido violador!



- ¿Violador? No hice nada. – Expresé claramente molesto, aquello no me gustó, sin embargo esa chica vestida de hombre se siguió cubriendo el pecho mientras me veía con enojo.



- Muy bien Sebastián Bozzarelli, conoce a tu yo de otro mundo, Makoto Bozarelli. – Me quedé totalmente atónito, esta chica soy yo pero de otro mundo… no sabía que pensar. Ella siguió de esa forma, yo solo quería saber más respuestas… parece que el haber aceptado ese correo me costó mucho más de lo que tenía pensado…


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bien, comencemos con los detalles.

Tardé poco más de un mes pero ya volví a reacomodar toda la historia, diré los detalles a quitar primeramente. Ya no haré más expedientes, eso me cuesta tiempo por lo que pueden considerar que ese apartado será quitado del post principal, en cambio estaré haciendo minifichas de cada chica que tenga un sello, ya luego verán las de las otras dos primeras en algún momento.

Segundo, quité un 30% de la historia que tenía pensado, este fic será un poco más corto en comparación a otros que he hecho y del cual tuve que quitar muchas chicas y problemas solo para conservar las que considero que son interesantes, sumado a las tramas personales de sus pjs y otros caps fillers, no es que sea muy corto, no dejaré de lado los desarrollos personales y ya verán que la mayoría, si puedo decir todos, tendrán sus momentos.

Por el momento es todo, ahora estaré actualizando los domingos ya que se me hace cómodo dado como estoy actualmente, espero sigamos con esta historia hasta el final. Nos vemos la próxima semana, bye bye.

Lorde Slayer Lorde Slayer
Kuro Kirishiki Kuro Kirishiki
Lockhart Lockhart
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂
Laharl Laharl
Reencarna Reencarna
Yuukuru Yuukuru
Björn Björn
Cacao Cacao
 

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,030
Ubicación
Argentina
Es bueno tenerte de vuelta, eh igualmente espero sigamos asta el final, que se va poniendo interesante ^^
Esperar una semana es como una tortura XD pero vale la pena, esperaré lo que haya que esperar ;)
 

Giga Drill Breaker
Registrado
2 Jul 2009
Mensajes
918
Es bueno tenerte de vuelta compañero que cuando se fue el foro una de las cosas que me lamentada era no poder continuar leyendo tu fic : )

Bueno capitulo.... :46: pero hay una cosa que te lo diré en privado
 

Looney Tunes
Registrado
22 Sep 2015
Mensajes
1,421
woooooooo casi se me olvida pero es super que regreses con la historia y fue una sorpresa cuando me llego la mencion :244: ya quiero ver el dia que llegue damien y diane ;215;
 

The Blazing Flash That Shatters The Darkness
Registrado
7 May 2016
Mensajes
925
Bueno me toca dejar mi comentario ya unos días tarde pero aquí está xD
que puedo decir sinceramente la relación de Airi y Takumi es mucho mejor que la de sus contra partes Minato e Izumi, será interesante ver cómo arreglan su situación y como resuelven su nuevo caso así como también ver qué hará el nuevo aparecido que se unirá al grupo dentro de poco en su mision
 

Candy Candy~
Moderador
Buenas, ya es día de subir un nuevo cap, ya volvemos con las respuestas.

Es bueno tenerte de vuelta, eh igualmente espero sigamos asta el final, que se va poniendo interesante ^^
Esperar una semana es como una tortura XD pero vale la pena, esperaré lo que haya que esperar ;)
Si, ya finalmente como puedo volver con todo en esta historia.

Es bueno tenerte de vuelta compañero que cuando se fue el foro una de las cosas que me lamentada era no poder continuar leyendo tu fic : )

Bueno capitulo.... :46: pero hay una cosa que te lo diré en privado
Bueno, ya lo hablamos, así que estaré haciendo lo mejor con la introducción de estos dos.

woooooooo casi se me olvida pero es super que regreses con la historia y fue una sorpresa cuando me llego la mencion :244: ya quiero ver el dia que llegue damien y diane ;215;
Puede que no tarden mucho en salir, ya tengo más o menos en que tiempos saldrán todos los personajes.

Bueno me toca dejar mi comentario ya unos días tarde pero aquí está xD
que puedo decir sinceramente la relación de Airi y Takumi es mucho mejor que la de sus contra partes Minato e Izumi, será interesante ver cómo arreglan su situación y como resuelven su nuevo caso así como también ver qué hará el nuevo aparecido que se unirá al grupo dentro de poco en su mision
Si que Minato e Izumi tienen una relación tensa, ya es algo que buscaré mejorar. Bueno, vamos con el cap de hoy.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 15

Tercer expediente: Conexión.



“Makoto POV”


Como fue que llegué aquí, realmente no deseaba este tipo de desarrollo y ahora, por alguna razón este hombre me tocó el pecho, realmente estaba muy confundida en este instante… solo de algo estaba segura, esa maldita bola de pelos tiene que ver en esto.



- ¡Oye! – le reclamé estando enojada. – Regrésame directamente a mi casa o me las pagarás.



- Lo lamento, pero no hay vuelta atrás, debes colaborar con lo que te dije.
– No me gustaba ese tono burlón en su voz.



- Te voy a matar. – Antes de que pudiera hacer algo, aquel hombre me detuvo. – Oye, suéltame pervertido.



- Ya te dije que no fue mi intención, no creía que fueras una chica.



- ¡Pues lo soy!



- No lo pareces llevando esa ropa.
- ¿Esta ropa? Fue entonces que me fijé, aún tenía este traje, fue ahí que me di cuenta de mi error.



- Bueno… jaja… - me rasqué la nuca sin saber qué decir.



- ¿Ella realmente es mi persona de otro mundo?
- ¿Persona de otro mundo? Observé a la bola de pelos para conocer la respuesta, prácticamente me parece una gran estupidez.



- Es cierto. – Afirmó como si fuera lo más normal del mundo. – Ya aceptaste el trato en el momento que decidiste revisar el mensaje que se te llegó, no puedes retroceder.



- ¿Qué hay de mí?
– Decidí finalmente hablar para no quedar fuera. – Yo ni tengo idea de esto, me han involucrado en algo que claramente jamás acepté, esto es un secuestro.



- Puede que ahora estén enojados, pero podrán salir de esta juntos, son prácticamente la misma persona, podrán entenderse mejor que nadie.



- ¿Podremos?
– Pregunté ante la duda, fue entonces que decidí mirar de reojo a ese hombre que decía ser yo, la verdad no entendía, pero… quizás podría confiar en él, no sé si él siente lo mismo.



- Si es todo lo que tienen, debo irme.



- ¡Espera!
– Buscó detenerlo pero desapareció, luego de ello, no sé qué sucedió pero creo que terminé dormida.



“POV End”



Sebastián logró darse cuenta que estaba de regreso en la torre, como si nada hubiera cambiado, el sol seguía ocultándose, la única diferencia fue tener justamente a esa chica a su lado dormida, el pelinegro no sabía en qué se metió pero ahora no podía escapar, según se le explicó por Pixie.




- Todo es real… no puedo creer que esto haya sucedido. – Por cualquier caso, decidió revisar su reloj, en ese momento sus ojos se abrieron totalmente como platos al ver la hora. - ¡Rayos!



- ¡Eeeh, que fue eso!
– Makoto despertó de manera repentina por el grito, ya viendo a Sebastián. - ¡Que rayos, por qué gritaste!



- No hay tiempo, debo llegar rápido con mi banda o perderemos la oportunidad.



- Eso no, tienes que explicarme que sucede, ahora.
– Replicó Makoto bastante molesta, Sebastián no tenía tiempo para ello.



-. Luego te lo diré, ahora es importante irnos.



- ¿Eso crees? Prácticamente me asustaste, idiota, ya que todo esto resultó ser verdad, estoy claramente decepcionada y no pienso moverme de aquí hasta que esa bola de pelos vuelva y me regrese a mi casa.




La situación ya era bastante mala para el pelinegro, algo que pasó a peor cuando aquellos guardias volvieron a hacer acto de presencia, reconociendo con facilidad a Sebastián.


- ¡Es él otra vez!



- Esta vez no escaparás.




Chasqueó la lengua, no tenía otra forma de ir, fue entonces que miró a Makoto.



- Sujétate con fuerza. – Fue todo lo que dijo mientras la sujetó de la cintura, Makoto estaba claramente confundida con lo que iba a pasar, algo que no esperaba.



- Un momento… que vas a hacer. – Sus miedos se hicieron realidad cuando prácticamente el pelinegro saltó de la torre, sentía como su sangre se helaba. - ¡Espera, no lo hagas, idiotaaaaaaaa!



Gritó en su totalidad mientras caían, aunque luego el paracaídas volvió a abrirse, escapando otra vez de los guardias, aunque ahora una Makoto enfadada se movía bruscamente.



- Espera, no te muevas tanto o te resbalarás.



- ¡No me sueltes, tengo miedo!
– Prácticamente buscaba sujetarse de él en todos lados lo que impedía controlar el descenso al suelo.



- Solo quédate quieta. – le ordenó, ya Makoto pudo mantenerse calmada hasta que lograron aterrizar a tierra.



- Jamás creí extrañar el suelo. – En ese momento Sebastián la sujetó de la mano para empezar a correr, justo llegaron a donde tenía estacionada su motocicleta, pasándole un casco. - ¿Eh? ¿Por qué la prisa?



- Luego te lo diré, pero es necesario que nos vayamos ahora, por favor.
– Respondió con un rostro serio, Makoto no sabía que decir al verle de esta forma, ella simplemente asintió. – Rápido.



Se puso el casco y se subió atrás de él, de ese modo decidió arrancar para llegar lo más pronto posible, Makoto tuvo que sujetarse fuertemente para no irse hacia atrás por la fuerza. El camino fue realmente silencioso para ambos cuando ya estaban muy cerca, la pelinegra logró ver muchos tipos de personas ahí reunidos en lo que parecían llegar a un tipo de anfiteatro, ya entonces se estacionó con las demás motocicletas y se bajaron.



- Espera aquí, ya te conseguiré algo para que pases junto conmigo. – Dijo y se fue antes de que pudiera responder algo, Makoto simplemente no entendía nada.



- (Que rayos estaré haciendo aquí… todo sigue siendo tan confuso con esto de esa bola de pelos y algo de unos sellos… todo lo que dejé atrás…) – Dirigió su mirada al suelo, jamás pensó que estar en otro sitio totalmente desconocido para ella iba a dejarla tan intranquila, alejada de todo conocido por algún tipo de estupidez, la ansiedad no podía evitar que la invada. Al poco tiempo regresó Sebastián llevando una especie de colgante.



- Ponte esto, es un pase para que vayas tras bastidores conmigo, así no es necesario que te alejes.



- … Bien.
– Makoto miró con cierta curiosidad para luego ponerse el pase. Empezó a seguir a Sebastián hasta una puerta que decía “Solo personal autorizado” de ese modo los dos entraron. Lo que había dentro eran otras personas pero estas llevaban instrumentos, eran una especie de camerinos.



- Espérame aquí mientras me presento con mi banda, ya después podremos hablar. – Dijo el pelinegro antes de irse con ellos, Makoto simplemente se quedó ahí observando.



- Una banda… supongo que ahora lo entiendo… - Ella no era totalmente ajena al asunto después de todo, ahora ver que su yo de aquel mundo estaba involucrado en la música le hacía sentir realmente esa conexión que Pixie señaló. Solo pudo observar como ya él y su banda entraban al escenario.



- Hola a todos, somos Backlighting, espero disfruten el día de hoy.


Comenzaron a tocar, Makoto realmente quedó asombrada por la música, nunca se imaginó que fuera a ser de esa forma, solamente pudo disfrutar del resto mientras estaba ahí.



(…)



Una hora y media después terminaron con las canciones, Sebastián sentía la emoción recorrer todo su cuerpo, así como la satisfacción de haberlo conseguido y toda esa energía concentrada en el público.



- ¡Muchas gracias! – Agradeció una última vez antes de ya salir del escenario para dar paso a la siguiente banda, fue en ese momento que Makoto se acercó.



- ¡Eso fue asombroso! – Expresó bastante emocionada, por unos momentos se había olvidado de ella. – No pensé que fueras músico ¿Por qué no lo dijiste?



- No se pudo dar la oportunidad.
– Respondió este, ya el resto de su banda estaba detrás.


- ¿Quién es este chico? – Preguntó el que parecía ser el baterista de la banda, en ese momento recibió un codazo por la que era la única mujer de la banda. De largo cabello castaño, llevando una ropa ligera y de un cuerpo totalmente esbelto.


- Es de mala educación decirle eso a una chica.



- ¿Sabes que es chica?
– Preguntó Sebastián asombrado, Makoto estaba de la misma manera, esta sonrió.



- Es bastante obvio, tiene facciones muy delicadas propias de una mujer, solo un bruto como Federico no se daría cuenta. – Respondió ella causando unas cuantas risas.



- Eso no es gracioso. – Se defendió este. Ya la chica se acercó a Makoto.



- Hola, me llamo Donna, soy amiga de Sebastián. – Sonrió, ella quedó asombrada, era alguien amable y bonita además, pudo entenderla a la primera.



- Esto… me llamo Makoto.



- Un gusto conocerte Makoto, ahora me gustaría preguntarte ¿de qué conoces a Sebastián? Parecen tener cierto parecido.
– Esto despertó un sentido de peligro en ambos, ella buscó ayuda con la mirada al pelinegro, este simplemente hizo ademán de que se le ocurriera algo, aunque la situación no ayudaba en mucho.



- Bueno… él y yo somos… ¡Hermanos! Eso. – Respondió lo primero que se le vino a la mente, Sebastián simplemente tenía que aceptarlo, aunque hubiera sido mejor si respondiera que primos a su propio juicio.



- ¿Es cierto? Su nombre no es italiano. – preguntó Donna, Sebastián asintió.



- Resulta que en realidad es mi medio hermana… su madre es japonesa y cuando supo que regresaba, quiso verme… sería mejor si no respondieras nada más. – Estaba mintiendo y además ponía en la mira a su padre de un posible amorío, Donna pareció entender.



- Muy bien, no diré nada más.



- Pero ciertamente esto nos tomó por sorpresa, lo tenías bien escondido.
– Rafaello que era guitarrista codeó de lado a Sebastián. – Soy Rafaello, el guitarrista de la banda, mucho gusto.



- Y yo Federico, lamento haber dicho que eras un chico, esa ropa que llevas no ayuda.



- Lo sé…
- Un gotón surgió en su frente.



- De cualquier modo ¿por qué la usas? – Se atrevió a preguntar cuando sintió una gran presión a sus espaldas, ahí estaba Donna cruzada de brazos y con una sonrisa peligrosa, cosa que le dio escalofríos. – Está bien, no diré nada más.



- Excelente.
– Ya ella se calmó, juntando sus manos. – Ya que nuestra presentación se terminó, vamos a festejar como siempre lo hacemos ¿tienes el sitio Sebastián? – Preguntó ella, este asintió.



- Respecto a ello ¿Qué edad tienes Makoto? No sabemos si puedas ir con nosotros. – preguntó Rafaello, totalmente ignorante a enfrentar la ira de Donna por esta pregunta pero a ella no le importó.



- 15 años ¿acaso representa un problema?



- Bueno, el lugar a donde pensábamos ir es para mayores de 18.
– Fue entonces que ella entendió, bajando la mirada.



- Ya veo… supongo que llegué en mal momento ¿no? No importa si solo se van ustedes, puedo regresar por mi cuenta. – Expresó ella con una sonrisa afligida, Sebastián la observó, se veía triste, además de que no podía dejarla sola en un lugar donde no tiene a donde ir.



- ¿Saben? Mejor me regreso al hotel, me encuentro cansado luego de la presentación. – Makoto miró al pelinegro con asombro.



- No es necesario que hagas eso, solo tienes que decirme dónde estás y listo.



- No es por ello, realmente estoy agotado por hoy y un descanso me vendría perfecto.



- Ya veo… supongo que festejaremos sin ti, te perderás toda la diversión.
– Expresó Federico.



- Luego me pasan las fotos por WhatsApp. – Respondió Sebastián, se despidió de ellos dos mientras ya iban al estacionamiento, ahí Donna les siguió.



- Es amable de tu parte el no dejar sola a tu hermanita. – Respondió ella con una sonrisa suave.



- Como tú digas, la verdad es que deseo recostarme ya en mi cama, jamás creí estar tan cansado el día de hoy.



- No eres honesto.
– Expresó ella mientras abrazaba al pelinegro, este empezó a sentirse incómodo. – No me digas que tienes vergüenza cuando anteriormente nos abrazábamos en muchas ocasiones.



- Eso fue el pasado… cuando salíamos, ahora ya no es ese caso, solamente somos amigos.



- ¿Qué hay de malo que dos amigos quieran abrazarse? No puedo olvidar esos maravillosos momentos que pasábamos juntos, los dos tuvimos la misma idea de formar esta banda para avanzar en nuestros sueños, si por algo te estoy agradecida es por llevarme de la mano en esta aventura.



- Yo me siento de la misma forma… pero igual debemos de avanzar, te sigo viendo como mi mejor amiga, pero solo eso.



- … Supongo que entiendo, quizás me pasé un poco de la raya.
– Finalmente dejó el abrazo, no sin antes darle un pequeño golpe en el hombro al pelinegro.



- ¿Y eso por qué?



- No ibas a creer que te quedarías sin castigo luego de hacernos esperar tanto.
– Expresó ella frunciendo el ceño para luego sonreír. – Al menos agradece que no sea tan severa contigo respecto a los otros dos.



- Muchas gracias por tu comprensión… ya mejor me voy, Makoto debe estar esperando.



- Muy bien, nos vemos.
– Se despidió con la mano. Sebastián llegó con Makoto los cuales abordaron la motocicleta para irse, Donna les vio irse, en ese momento su sonrisa se fue borrando poco a poco.



(…)


El aeropuerto abarcó el último avión en llegar a su destino en ese momento. Ya pasando por las puertas se pudo observar al grupo de cuatro avanzar para salir ya con sus maletas en mano.



- No creí que volar iba a ser tan agotador. – Minato estiró sus brazos. – Estar sentados tantas horas deja mi cuerpo muy tieso.



- Eso te sucede por estar durmiendo varias horas.
– Expresó Airi. – Debiste jugar mi 3Ds y tener unas cuantas batallas de Smash.



- No tengo tanta energía como tú.
– Respondió este, aún agotado. – Además ya se hizo de noche, sería mejor buscar un hotel donde quedarnos.



- Creó que Yagen-san arregló eso para nosotros.
– Respondió Takumi sacando un folleto de un hotel. – Sería este, solo debemos conseguir un taxi para ir y entonces descansar.



- Eso sería bueno, deseo recostarme en una cama ahora.



- Vaya, no creí que tendrías un cuerpo de anciano, supongo que tu mentalidad será igual.
– Respondió Izumi a modo de burla, Minato buscó ignorarla.



- Vámonos ahora, ya mañana empezaremos la búsqueda de la chica con el sello.



- ¿Realmente estará aquí? Milán es una ciudad muy grande y el radar sigue siendo impreciso
– Preguntó Airi, ciertamente no tenían un lugar donde empezar a buscar.



- Eso averiguaremos mañana, por obligación deberemos pasear por la ciudad.



- ¡Perfecto, haremos turismo!
– Expresó Izumi con una sonrisa. – Mucho mejor ya que no tendré que ver tu cara amargada, me iré por mi cuenta.



- Izumi, hasta cuando seguirás esto, tenemos que trabajar todos juntos.
– Preguntó Takumi con un rostro exhausto.



- Seguiré hasta que él decida disculparse conmigo por todo lo que dijo, no es realmente bueno que expresara todo aquello respecto a mi persona.



- ¿Expresar qué? Claramente todo lo que dije es verdad, que no quieras aceptarlo es cosa tuya.



- Cállate.
– Le interrumpió la pelinegra. – No importa si esto impide que consigamos el sello o no, no trabajaré contigo hasta que te disculpes, lo hagas por las buenas o por las malas. – Minato resistió la tentación de hacerse un facepalm.



- No puedo creer que sea tan terca…



- Realmente lamento todo esto, no puedo controlarla.
– Se disculpó Takumi, Minato negó con la cabeza.



-No tienes la culpa de lo que otros hacen… solo vamos al hotel, realmente deseo descansar.



- Perfecto, vamos entonces.
– Anunció Airi de forma alegre aunque el ambiente no fuera así. Ya hicieron su camino al hotel, al día siguiente ya comenzarían la búsqueda de la chica que contiene el sello, no saben quién es pero las cosas pueden darse de una forma que nadie espera y encuentros suceden en todos lados, es algo que ellos ya comprobarían después.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------​
Hasta aquí paramos, ya entonces para el siguiente cap veremos de ambos lados ¿llegarán a cruzarse en alguna ocasión? Y bueno, quizás igual la chica que contiene el sello está muy cerca, ya deben tener cierta idea con este cap, nos vemos la próxima semana entonces, bye bye.

Lorde Slayer Lorde Slayer
Kuro Kirishiki Kuro Kirishiki
Lockhart Lockhart
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂
Laharl Laharl
Reencarna Reencarna
Yuukuru Yuukuru
Björn Björn
Cacao Cacao
 

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,030
Ubicación
Argentina
Creo saber quién es la chica del sello, lo voy a serví para mi que es Donna (aunque estoy un 80% seguro de que sea ella), en la parte cuando Sebastián ya se había ido, ella borro su sonrisa (ahi me dio la corazonada de que es ella XD). Lo sentí corto pero se está poniendo emocionante, a esperar al prox. Domingo :'3
 

Looney Tunes
Registrado
22 Sep 2015
Mensajes
1,421
- ¿Quién es este chico? – Preguntó el que parecía ser el baterista de la banda, en ese momento recibió un codazo por la que era la única mujer de la banda. De largo cabello castaño, llevando una ropa ligera y de un cuerpo totalmente esbelto.

- Es de mala educación decirle eso a una chica.
Santa waifu :22::22: como es posible que dejara a una hermosura asi. Se merece un castigo por tal atrevimiento :201:

- Bueno… él y yo somos… ¡Hermanos! Eso. – Respondió lo primero que se le vino a la mente, Sebastián simplemente tenía que aceptarlo, aunque hubiera sido mejor si respondiera que primos a su propio juicio.
la mejor forma de pasar desapercibidos xD
- Muy bien, nos vemos. – Se despidió con la mano. Sebastián llegó con Makoto los cuales abordaron la motocicleta para irse, Donna les vio irse, en ese momento su sonrisa se fue borrando poco a poco.
Eso huele a problemas

- Perfecto, vamos entonces. – Anunció Airi de forma alegre aunque el ambiente no fuera así. Ya hicieron su camino al hotel, al día siguiente ya comenzarían la búsqueda de la chica que contiene el sello, no saben quién es pero las cosas pueden darse de una forma que nadie espera y encuentros suceden en todos lados, es algo que ellos ya comprobarían después.
yo tambien creo que donna es el sello
 

Candy Candy~
Moderador
Buenas, aquí estamos en otro día para subir el cap, así que respondamos primero con los mensajes.

Creo saber quién es la chica del sello, lo voy a serví para mi que es Donna (aunque estoy un 80% seguro de que sea ella), en la parte cuando Sebastián ya se había ido, ella borro su sonrisa (ahi me dio la corazonada de que es ella XD). Lo sentí corto pero se está poniendo emocionante, a esperar al prox. Domingo :'3
Bueno, ya respecto a quien será la chica, si es obvio pero falta mucho para dar con ella, al menos unos caps más antes de pasar a todo el asunto.

Santa waifu :22::22: como es posible que dejara a una hermosura asi. Se merece un castigo por tal atrevimiento :201:


la mejor forma de pasar desapercibidos xD

Eso huele a problemas


yo tambien creo que donna es el sello
Sebastián si que tuvo una buena relación en el pasado ¿esto afectará en algo? ya se verá. Entonces vamos con el cap de esta semana.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 16

Tercer Expediente: Similitud.


Sebastián y Makoto hicieron su regreso justo al hotel donde el pelinegro se estaba hospedando, a pesar de lo sucedido, la chica seguía creyendo que solo lo hizo para no dejarla sola y eso le carcomía algo de culpa. Finalmente llegaron al estacionamiento donde dejó la moto y encadenó.



- … No debiste hacer eso… - Expresó ella en voz baja, a pesar de todo Sebastián logró escucharla. – Son tus amigos ¿no? Debiste ir a divertirte con ellos. – Solamente pudo escucharse un suspiro por parte de él.



- Creo que fui claro al expresar que estoy cansado… porque realmente lo estoy, los sucesos de hace poco fueron demasiados.



-
Bueno, si lo dices de esa forma… - En ese momento se escuchó el rugido de un estómago, Makoto se sintió avergonzada al haber sido ella el origen del ruido, Sebastián no pudo evitar reír un poco.



-
Supongo que tienes hambre ¿quieres una pizza?



-
Puedes apostar por ello. – Expresó ella ya un poco más alegre. – Eso me recuerda que no he comido nada desde que llegué aquí.



-
Entonces no se diga más, vamos a mi habitación y ahí haré el pedido. – Makoto asintió mientras ya entraban por la puerta para la recepción. En ese momento otros más se presentaron pasando por la esquina, el grupo que llegó para buscar el sello estaba caminando por ahí, con Airi revisando su celular.



-
Aquí está, este es el hotel donde nos quedaremos. – Expresó la peliazul con una sonrisa. – No se ve bastante mal, parece que Yagen-san logró conseguirnos un buen sitio donde quedarnos.



-
¿Cuántas habitaciones reservó? – Preguntó Minato, Airi seguía revisando en su teléfono que tenía la información del pedido.



-
Bueno… solo pidió dos habitaciones, supongo que una será para Takumi-kun y para ti y la otra para Izumi-chan y yo.



-
Entonces vamos a dormir juntas. – La pelinegra abrazó a Airi. – Nos divertiremos bastante las dos, será la pijamada que siempre quise hacer. – Izumi se veía feliz en cambio Airi tenía una expresión de asco, sacando su lengua.



-
No gracias, detesto esas actividades de normies…



-
Vamos a la recepción para reclamar las habitaciones. – Señaló Takumi, el grupo de cuatro ya había pasado la puerta para pedir las llaves de las habitaciones. Al mismo tiempo, Sebastián y Makoto llegaron a la habitación donde el pelinegro se estaba quedando, al entrar, este se dejó sentar en la cama luego de un día pesado.



-
¿No te molestará si uso la ducha? Realmente quisiera un baño ahora. – Pidió Makoto, no tuvo problemas en aceptar, de esa forma ella entró al baño, por mientras podría realizar el pedido de una vez y así esté listo una vez ella salga. No tardó más de unos quince minutos en lo que la pelinegra terminó y la pizza llegó, claro que antes Makoto ya llevaba una ropa un poco más femenina, siendo justamente una blusa color blanco sin mangas y unos pantaloncillos verdes, logrando acentuar ya un poco su figura.



-
Ahora si no hay dudas, realmente eres una chica. – Buscó burlarse, cosa que no lo tomó bien ella.



-
Ya basta, esa broma dejó de ser graciosa hace tiempo. – Expresó con rostro inexpresivo.



-
Para mí lo es. – Contraatacó, en ese momento la pizza llegó, salió justamente a buscarla a la puerta, Makoto tenía un brillo en sus ojos al ver la caja. – No tienes porque reservarte, puedes comer los pedazos que quieras.



-
Excelente, ya tenía ganas de una. – Asentaron la caja en una pequeña mesa y la abrieron, una pizza llena de queso el cual se derretía conforme tomaban un pedazo, Makoto disfrutó cada mordida de ella, sintiéndose como en el cielo. – Realmente no puedo cansarme de esta pizza… la comería todo el día si pudiera.



-
Supongo que eso es algo que tenemos en común… siendo que, como esa cosa peluda dijo, somos exactamente la misma persona.



-
Al menos debo admitir que tenemos buen gusto. – Respondió la chica tomando otra mordida la cual disfrutó con gusto. – Pasando a otra cosa, respecto a esa cosa que te explicó esa bola de pelos, con estos sellos o lo que sean ¿realmente deberemos hacerlo?



-
Ese parece ser el caso, decirlo así como así, sin pista alguna, realmente no obtuvimos más que solo eso.



-
En eso tienes razón, al menos pudo habernos dado una pista o algo para localizarlos. – Makoto frunció el ceño. – Ahora, por mientras estaré aquí y sin saber nada de mi familia o mundo, eso es simplemente genial.



-
Eso me lleva a preguntar lo siguiente ¿Cómo es que tenías puesto ese traje de hombre al momento de llegar aquí? – La pelinegra parpadeó un par de ocasiones antes de soltar una risa nerviosa.



-
Bueno… la verdad es que una historia muy graciosa ahora que lo dices, supongo que para conocernos mejor será que te lo diga.



“Flashback”


Makoto terminó regresando a Italia, no era realmente algo que tenía previsto pero regresar a tu hogar de vez en cuando es algo que debe hacerse, ella realmente no estaba en el humor debido al problema que tiene con su madre, la única razón por la cual estuvo en Japón fue porque ella pensó que así Makoto podría tomar una postura más femenina, más no es que haya tenido resultado, si bien disfrutó bastante el ser una idol, eso no consiguió el efecto que deseaba, más bien, el hecho de tener ese porte masculino la hacía atractiva de otra manera para las chicas, igual por esa razón recibió muchas restricciones respecto a hacer actividades consideradas para hombres, fue en ese momento que decidió tomarse un descanso y regresar, pasando un mes desde su arribo. La pelinegra soltó un suspiro mientras iba por las calles.



-
Sería mejor si evitara encontrarme con ella… - Pensó en la forma de conseguirlo, fue entonces que escuchó su teléfono sonar y en la pantalla vio el número de una amiga que no veía hace tiempo, una sonrisa cruzó su rostro al contestar. – Silvia ¿Qué tal?... entiendo, así que quieres salir, cuenta conmigo. – Sonrió mientras ya esperaba salir con ella y su otra amiga.



De ese modo fueron a encontrarse, dos chicas con los respectivos nombres de Silvia y Stella, amigas de Makoto desde mucho antes que ella se fuera a vivir a Japón. En un principio fue una salida para el karaoke pero igual fue arrastrada a ir de compras, no es que tales actividades la entusiasmaran demasiado pero mientras pudiera divertirse con ellas. Una vez terminaron, las tres disfrutaban de helados que compraron.



-
Es divertido escuchar todo lo que hiciste en Japón. – Expresó Silvia comiendo de su helado de vainilla.



-
Algunas cosas fueron muy divertidas, otras no tanto, supongo que terminé por entender lo duro que es ser una idol.



-
Eso y que la mayoría de tus admiradores fueron chicas. – Respondió Stella, causando que ambas chicas soltaran una risa.



-
Supongo que haber nacido de esta forma sin mucho encanto femenino me dio esas facultades.



-
Pero que dices, si no tuviera novio y fueras un chico, ya te habría invitado a salir. – Comentó Stella, Makoto no sabía que responder.



-
La verdad es que si quisiera al menos ser atractiva para los hombres… supongo es mucho pedir.



-
No digas eso, eres bonita, seguro algún hombre verá ese lado tuyo y quedará encantado. – Soltó un guiño Silvia. En ese momento vieron a un chico caminar con una chica agarrando su brazo, Stella puso una expresión de pánico al verlo.



-
… Es mi novio. – Escuchar eso alertó a las otras dos, vieron a la distancia como aquella pareja parecía divertirse. – No puede ser…



-
Stella… - Makoto vio con tristeza a su amiga mientras Silvia apretó el puño con fuerza.



-
Lo sabía… ya había escuchado ciertos rumores de que él era un mujeriego, ahora hacerle eso a mi amiga.



La pelinegra vio a su amiga como estaba al borde del llanto por haber sido traicionada, tenía que hacer algo para ayudarla, fue entonces que tuvo una idea.



-
Chicas, síganme. – Sujetó del brazo a ambas y empezaron a moverse, las dos no entendían que sucedía cuando entraron justamente a un baño, ya entonces las soltó. – No puedo dejar que esto se quede así, no después de ver el daño que le hizo a Stella, así que vamos a darle una cucharada de su propia medicina con esto. – Sacó justamente de la mochila que llevaba un smoking, las dos chicas le vieron con asombro.



-
¿Por qué llevas un traje dentro? – Preguntó Stella, Makoto sonrió de lado.



-
En Japón nunca tuve la libertad de vestirme como quisiera y este traje me ayudaba a huir y camuflarme en ocasiones, vamos a demostrarle a ese idiota de tu novio cómo se siente ser traicionado. – Sonrió mientras ya estaba por ejecutar su plan, solo podía pensar en lo gracioso que sería.



(…)


El novio de Stella estaba junto a la chica, los dos se divertían y platicaban cuando vio algo, justamente a su novia y parecía ir agarrada del brazo con un chico de baja estatura, según por el traje que llevaba, eso no le gustó, soltó a su acompañante y se apresuró a ir donde estaba ella.



-
¡Stella! – Gritó hacia la chica y su acompañante. - ¿Qué estás haciendo? Saliendo con otro chico. - La chica no sabía que responder debido a los nervios, ahí Makoto tenía que intervenir, tomando un paso al frente.



-
¿En serio te ves en la necesidad de preguntarlo? Eso mismo pensamos cuando te vimos con aquella chica. – Respondió ella, el chico sujetó rápidamente del cuello del traje a Makoto, levantándolo.



-
Stella es mi novia, no creas que un enano como tu tiene derecho a estar con ella, de igual forma, aquella chica es solo una amiga.



-
En ese caso, soy un amigo de Stella, no tienes necesidad de mostrarte celoso siguiendo esa lógica.



-
No te pases de gracioso conmigo, ahora tengo que llevármela, vamos a hablar en privado acerca de esto. – Soltó a Makoto para ir a sujetar del brazo a Stella, esta sintió como le apretaba por lo que le estaba doliendo, Makoto vio esto, no iba a permitir que lastimara a su amiga.



-
Parece que no eres más que un patán, eso solo hace que te merezcas algo. – Makoto fue rápidamente y sujetó justamente el brazo libre del chico, este no supo que sucedía cuando su espalda impactó el suelo, le había hecho una derribada de judo.



-
¡Maldición! – Se levantó con algo de dolor pero su enojo hacia Makoto fue mucho mayor. – Enano hijo de puta, vas a pagar por eso.



-
Ven con todo idiota. – Lo desafío a atacar. El chico se lanzó al ataque hacia Makoto con un puñetazo, ella simplemente sonrió al ver lo poco organizado que fue en su ataque, se le hizo fácil esquivar y lanzarle una patada en el abdomen por lo cual se dobló por el dolor. – Parece que no solo eres bruto de personalidad sino también peleando.



-
Maldito. – Se levantó nuevamente con la intención de atacar, Makoto una vez le soltó un golpe, en esta ocasión un codazo en sus costillas seguido de un puño en el rostro para acabar por sujetarlo de la cadera y derribarlo de frente.



-
¿Quieres seguir? Puedo estar prácticamente todo el día pateando tu trasero. – El chico se levantó con dolor, a pesar de expresar furia, simplemente empezó a retroceder, sabía que no tenía oportunidad.



-
¡Me las pagarás! – Gritó mientras se fue, la pelinegra se limpió el poco sudor que tenía cuando recibió un abrazo de Stella.



-
Eso fue peligroso… pero te lo agradezco.



-
Para eso están las amigas. – Sonrió ella. Al poco tiempo se despidió de ellas, eso no estaba en sus planes, en ese momento recibió una llamada, era su hermano, tuvo que contestar. - ¿Si?



-
Makoto, ya necesitaba ubicarte, recuerda que tienes que ir a casa para hablar con mamá. – Escuchar eso causó que ella chasqueara la lengua. - ¿Escuché un chasquido de lengua?



-
No… ya voy, prometo no huir.



-
Eso espero, recuerda que hablamos acerca de esto y necesitas arreglar tus diferencias con ella.



-
Lo sé… nos vemos… - Colgó mientras soltaba un suspiro, ella realmente deseaba no tener que ir a su casa para confrontar a su madre, no luego de los malos términos en los que ambas estaban. – Esto apesta, quisiera encontrar la forma de poder evitar esto.



-
Pareces tener problemas. – No supo en que momento una adivina se puso a su lado con un puesto, la pelinegra enarcó una ceja ante tal suceso. – Según tu expresión, debe ser un problema familiar.



-
¿Qué importa? No creo necesitar ayuda de algún tipo para mis propios asuntos.



-
No estés tan segura de ello querida, solo mira las cartas, escoge una y ve lo que el destino tiene preparado para ti. – Vio las dos cartas sobre la mesa, Makoto no era realmente una creyente de cosas místicas pero esa adivina no parecía que la dejaría en paz, al final fue agarrando una.



-
Ya lo hice ¿feliz?



-
Por supuesto… esto cierra el trato.



-
¿Cómo? – Antes de darse cuenta, todo el espacio a su alrededor desapareció, ahora no veía nada, y la adivina se convirtió en algo más, una bola de pelos con manos y pies.



-
Gracias por aceptar el trato para ayudarme, te estoy agradecido.



-
¿Qué es esto? – Preguntó ella observando a Pixie. - ¿Una bola de pelos? Que rayos pasa, debo estar dormida, eso debe ser.



-
No lo estás, Makoto Bozarelli. – Se sorprendió al saber que conocía su nombre. – Ahora que estamos aquí, te explicaré todo a detalle…



(…)


Ella no sabía que pensar, cosas estúpidas como sellos y reunirlos, que dios existe y todo eso, le parecía una gran tontería, al final Pixie le dejó ir con la advertencia que no podía escapar ahora que aceptó ayudar. Al final terminó regresando a la casa de su hermano, este abrió la puerta.



-
… No fuiste ¿cierto? Y además llevas ese traje… increíble… - Este soltó un suspiro, Makoto no estaba de humor para sus sermones.



-
Ya luego podrás regañarme todo lo que quieras, por ahora deseo un baño.



-
Entendido… una vez termines y cenemos, iremos con mamá, no podrás escapar en esta ocasión.



-
Si… - Exclamó muy cansada. Llegó hasta su habitación, ya deseaba poder descansar y todo aunque le esperaba algo muy cansado, justo al abrir la puerta, una luz la rodeó, y antes de darse cuenta, estaba cayendo.



"Fin del Flashback"



-
Eso fue lo que pasó. – Terminó de explicar, Sebastián soltó una risa. - ¿Qué es tan gracioso? No creo que mi historia sea motivo de risa.



-
No es eso ¿puedes ver esa torre de afuera? – Señaló justo a la ventana, era la misma torre por la cual se habían lanzado con anterioridad. – Mi padre la hizo. – Aquello sorprendió a la chica.



-
¿Tu padre?



-
Así es… yo igual regresé a esta ciudad… y tenía pensado hablar con él… pero me sucedió lo mismo que a ti y hui. Parece que al final si somos la misma persona, tenemos miedo de enfrentar a nuestras propias familias. – Makoto bajó la mirada al escuchar eso.



-
¿Igual huiste?



-
Se supone que iba a ser el heredero de todo lo que mi padre ha construido, pero hemos tenido diferencias y entonces acabé buscando el camino de la música, alejándome de él por mucho tiempo, resultamos haciendo lo mismo.



-
Pero eso no lo considero malo. – Replicó la pelinegra. – Querer seguir tus sueños es algo bueno, en cuanto a mí, mi madre me quiere imponer los suyos y me llevó a ser una idol… no digo que esté mal, lo disfruto pero quisiera tener más libertad de decisión, algo como lo que hiciste.



-
No es nada bonito si lo estás pensando. – Comentó el pelinegro con seriedad. – Al final puedes terminar tomando una decisión de la cual puedas arrepentirte después, yo busqué cortar lazos con mi padre, ahora se me hace complicado restaurarlos, tu aún estás a tiempo de poder arreglar las cosas con tu madre, yo ya perdí esa oportunidad.



-
Hablas como si nunca más volvieras a tenerla. – Makoto se llevó las manos a la cintura, viendo al pelinegro con molestia. – Si dices que yo tengo la oportunidad, tu igual, solo necesitas ser valiente y confrontarlo, no es nada sencillo pero seguro las cosas podrían salir bien.



-
… Es irónico que digas eso cuando justamente somos la misma persona y pensamos igual. Hablar en sencillo, actuar es una cosa totalmente diferente, si realmente buscas convencerme, deberías hacer caso de tus propias palabras e igual confrontar los miedos que tienes.



-
Eso lo sé, pero… - La chica apretó su puño con fuerza, sabía que estaba siendo hipócrita con ese comentario.



-
Por ahora no busquemos pensar en ello, tenemos problemas más importantes ¿no? Como esa cosa de los sellos.



-
Es verdad… parece que, si no los obtenemos todos, jamás podré volver a mi mundo original, al final nos metieron en esta situación totalmente engorrosa.



-
Trabajaremos juntos para conseguirlos entonces, hasta ese momento vamos a esforzarnos. – Sebastián levantó su puño, Makoto sonrió de forma segura, haciendo lo mismo, chocándolos en ese momento.



-
Será un placer trabajar contigo, mi otro yo.



-
Lo mismo digo. – De esa forma ya todo arreglado, apagaron las luces para descansar, después de todo, al día siguiente les esperaría un día agitado.



(…)


El día siguiente llegó. Minato ya estaba despierto y fue justo a la cafetería por algo de desayuno, para ese entonces Takumi seguía durmiendo, al parecer igual estuvo agotado por el viaje y decidió dejarlo descansar. Una vez llegó, vio el buffet para decidir que agarrar, en ese momento alguien más le vio, era Izumi, esto causó que él desviara la mirada.



Una vez escogió su desayuno lo cual fue unos panes dulces con café, fue a una mesa para sentarse, lo sorprendente para él fue que la pelinegra se sentó al otro lado.



-
No creas que quiero estar contigo, es solo que las otras mesas están ocupadas. – Respondió, justamente otros huéspedes ya habían ocupado mesas.



-
No importa… - Fue todo lo que dijo él. Ambos empezaron a desayunar en lo que era un ambiente muy incómodo para el peliazul, no soportaba que Izumi siguiera en ese plan de estar enojada con él, no cuando estaban en una misión para recuperar un sello, si al menos quisiera seguir la petición de Airi y que hagan las paces, ese era el momento.



-
… Esto… ¿Airi sigue dormida? – Preguntó buscando romper el hielo, la pelinegra le vio con el ceño fruncido.



-
… Ella sigue durmiendo… - Fue todo lo que dijo, igual Minato ya lo sabía, fue estúpido preguntar pero debía sacarle conversación.



-
Si te lo preguntas, Takumi está igual. – Izumi no dijo nada, lo cual solo empeoró la cosa para el chico, al menos debía responder algo. - … Ya tuve suficiente. – La pelinegra enarcó una ceja. – Detengamos esto, de esta forma nunca podremos llegar a capturar el sello, no mientras nunca trabajemos en equipo.



-
Ya veo… ¿finalmente vas a disculparte y admitir que estabas equivocado?



-
No te daré ese gusto, en cambio, por ahora propongo que tengamos una tregua. – Izumi mostró un poco de confusión. – No digo que dejes de odiarme, pero que al menos puedas trabajar en equipo sin obstaculizar nuestra misión, debemos conseguir este sello, ya después podrás odiarme e ignorarme todo lo que quieras, solo te pido que puedas trabajar dejando de lado tus asuntos personales ¿Qué dices?



Izumi se mantuvo callada por unos segundos, Minato no estaba tan seguro en si ella pudiera aceptar tales términos, al menos esperaba que tuviera una respuesta.



-
… Está bien. – Minato mostró asombro ante la respuesta de la pelinegra. – Aceptaré que trabajemos juntos en esta misión, fue poco profesional de mi parte haber metido mis propios sentimientos en esto, no es algo que una oficial de policía deba hacer.



-
Entonces… ¿si trabajarás conmigo para obtener el sello?



-
Fue lo que dije, pero hasta ahí, sigo odiándote y no te perdonaré hasta que te disculpes, pero si podré trabajar de manera profesional contigo en esta misión. – La chica extendió su mano. – Seremos compañeros en esta misión pero hasta ahí, los dos entenderemos nuestros lugares.



-
… Muy bien. – Minato aceptó el apretón de manos. – Por ahora esperemos a que los otros dos dormilones despierten para ya irnos a investigar, no sabemos en qué parte de la ciudad pueda estar la chica con el sello.



-
Entendido. – Fue todo lo que dijo Izumi mientras los dos siguieron desayunando en silencio. Por ahora lograron llegar a un acuerdo para poder trabajar en conjunto, era un avance, ahora solo quedaba poder encontrar el sello, no sabían quién pueda tenerlo, pero se pondrían en la pronta búsqueda para localizarlo.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Por aquí terminará, ya entonces para el siguiente cap comenzarán a buscar a quien tenga el sello ¿llegarán a encontrarse ambos lados? Eso es algo que se sabrá y pues ya igual tengo en mente el desarrollo de la captura, será algo totalmente nuevo e interesante cuando salga, ya lo verán, nos vemos en el próximo cap, bye bye.

Lorde Slayer Lorde Slayer
Kuro Kirishiki Kuro Kirishiki
Lockhart Lockhart
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂
Laharl Laharl
Reencarna Reencarna
Yuukuru Yuukuru
Björn Björn
Cacao Cacao
 
Arriba Pie