Fic Colectivo Ascension to meet God (Continuamos)

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,030
Ubicación
Argentina
Buen Cap.
Vaya que Makoto le dio su merecido al novio de su amiga, así es como se saca la basura XD
Y Casi por poco se encuentran el Grupo de Minato con Sebastián y Makoto en el Hotel. Ya lo veremos en el prox. Cap. que por desgracia tendemos soportar toda la semana asta que llegue el prox. Domingo (espero poder seguír vivo XD)
 

Looney Tunes
Registrado
22 Sep 2015
Mensajes
1,421
- No gracias, detesto esas actividades de normies…
se me olvidaba que airi usaba esa palabra todo el tiempo :212:


- … Es mi novio. – Escuchar eso alertó a las otras dos, vieron a la distancia como aquella pareja parecía divertirse. – No puede ser…
ese compa ya esta muerto nomas no le han avisado xD

- En Japón nunca tuve la libertad de vestirme como quisiera y este traje me ayudaba a huir y camuflarme en ocasiones, vamos a demostrarle a ese idiota de tu novio cómo se siente ser traicionado. – Sonrió mientras ya estaba por ejecutar su plan, solo podía pensar en lo gracioso que sería.
eso explica el traje tan polemico


- ¿Quieres seguir? Puedo estar prácticamente todo el día pateando tu trasero. – El chico se levantó con dolor, a pesar de expresar furia, simplemente empezó a retroceder, sabía que no tenía oportunidad.
:11: eso me recordo mucho al capitan america, pero que bien recibio su merecido el patan




- No es eso ¿puedes ver esa torre de afuera? – Señaló justo a la ventana, era la misma torre por la cual se habían lanzado con anterioridad. – Mi padre la hizo. – Aquello sorprendió a la chica.



-
¿Tu padre?



- Así es… yo igual regresé a esta ciudad… y tenía pensado hablar con él… pero me sucedió lo mismo que a ti y hui. Parece que al final si somos la misma persona, tenemos miedo de enfrentar a nuestras propias familias. – Makoto bajó la mirada al escuchar eso.
tambien tienen eso en comun, vaya no puede ser casualidad xD

- No te daré ese gusto, en cambio, por ahora propongo que tengamos una tregua. – Izumi mostró un poco de confusión. – No digo que dejes de odiarme, pero que al menos puedas trabajar en equipo sin obstaculizar nuestra misión, debemos conseguir este sello, ya después podrás odiarme e ignorarme todo lo que quieras, solo te pido que puedas trabajar dejando de lado tus asuntos personales ¿Qué dices?
todavia continuan peleandoo xD es la doble moral
 

Giga Drill Breaker
Registrado
2 Jul 2009
Mensajes
918
El capitulo me gusto mucho ''ahora si'' como guante en mano, los agregados le dieron mas coherencia y prolijidad. Me interesa ver como estos dos se encuentran con los demás.
 

Candy Candy~
Moderador
Buenas, aquí ya estamos para otro cap del fic, vamos a responder.

Buen Cap.
Vaya que Makoto le dio su merecido al novio de su amiga, así es como se saca la basura XD
Y Casi por poco se encuentran el Grupo de Minato con Sebastián y Makoto en el Hotel. Ya lo veremos en el prox. Cap. que por desgracia tendemos soportar toda la semana asta que llegue el prox. Domingo (espero poder seguír vivo XD)
Ya en este cap hay avance y pues ya verán algo interesante al final, lo aseguro.

se me olvidaba que airi usaba esa palabra todo el tiempo :212:



ese compa ya esta muerto nomas no le han avisado xD


eso explica el traje tan polemico



:11: eso me recordo mucho al capitan america, pero que bien recibio su merecido el patan






tambien tienen eso en comun, vaya no puede ser casualidad xD


todavia continuan peleandoo xD es la doble moral
Los dos pueden seguir teniendo diferencias pero al menos trabajan juntos, es un avance.

El capitulo me gusto mucho ''ahora si'' como guante en mano, los agregados le dieron mas coherencia y prolijidad. Me interesa ver como estos dos se encuentran con los demás.
Ya por ahí vamos. Ahora en este cap se da la búsqueda, nada más les digo que ya lean hasta el final que se viene algo bueno, sin más, ahí va el cap.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 17.

Tercer expediente: Dolor.



Makoto durmió profundamente debido al agotamiento de lo que sucedió ese día, por ello no podía culpársele por haber quedado profundamente dormida, eso hasta que ya los rayos del sol alcanzaron su rostro, empezando a gruñir por lo bajo.



- Que rayos… que alguien apague las luces. – Al final fue obligada a levantarse, soltando un gran bostezo para estirarse.



- Tardaste en despertar. – Pudo escuchar a Sebastián a su lado el cual ya estaba totalmente listo.



-
¿Eh? ¿Qué horas son?



-
Las diez, te quedaste dormida profundamente.



-
Rayos… cuando como logro dormir demasiado tiempo.



-
Supongo que no querrás que salgamos sin desayunar.



-
Ya rugiste. Solo deja que me prepare para salir, sal de la habitación, no pienso cambiarme contigo viéndome. – Expresó la pelinegra, Sebastián solo se encogió de hombros mientras iba a otro lado.



Una vez ya se preparó, fueron para desayunar, el buffet del hotel ofrecía muchas cosas, no cabe decir que ella agarró lo posible.



-
¿Comerás todo eso? – Preguntó el pelinegro observando una buena cantidad de platillos en frente de Makoto.



-
Desperté con hambre, no creo que la pizza fuera suficiente ayer. – Expresó ella. – Hoy tenemos que realizar la búsqueda de esos sellos ¿no? No contamos con mucha información la verdad.



-
Pensaba en ir a un sitio en específico, si es que realmente es verdad, la iglesia. – Sugirió el pelinegro, Makoto enarcó una ceja.



-
¿En serio? Creo que ese es el último sitio al que quisiera ir averiguando algo llamado sellos de dios.



-
Tampoco es que tenga muchas ideas, sí que esa bola de pelos debió dejarnos más pistas.



-
Bueno, quejarnos no nos llevará a nada, una vez terminemos, salgamos a averiguar eso. – Sebastián asintió mientras continuaban desayunando.



En otro lado, ya el grupo estaba listo para buscar a la posible chica portadora del sello. Ya todos reunidos afuera una vez Airi y Takumi lograron despertarse y desayunar.



-
Supongo que haber jugado hasta las cuatro de la madrugada no fue lo mejor. – Expresó Airi soltando un bostezo. – Izumi-san, debiste obligarme a dormir.



-
Lo intenté, créelo pero no te separabas de ese juego. – Una sonrisa nerviosa surgió de la peliazul.



-
¿Ustedes dos ya están bien? Digo, si pudieron arreglar sus diferencias. – Preguntó Takumi.



-
Por ahora hemos llegado a un acuerdo para trabajar juntos y encontrar este sello, pero hasta ahí, no necesariamente tiene que agradarme o llevarme bien con él. – Expresó la pelinegra.



-
Es un avance. – Respondió él un poco más relajado.



-
Entonces, tenemos que realizar esa búsqueda. – Minato tomó la iniciativa. – Milán es una ciudad bastante grande, no sabemos en qué parte podríamos encontrarlo.



-
En nuestro caso, fue por causalidad que llegamos a cierto punto. – Comentó Takumi cruzado de brazos. – Ahora que estamos en otro país, será mucho más complicado al no saber en qué sitio estamos o cómo manejarnos.



-
Solo hay una opción. – Expresó Izumi con una sonrisa. – vamos a hacer turismo y visitar lugares donde la gente frecuenta mayormente, quizás así tengamos una idea.



-
Es nuestra mejor opción. – Minato se vio de acuerdo con aquella sugerencia. – Los sitios con mucha gente son el mejor sitio para averiguar un posible portador.



-
¡Vamos! – La pelinegra tomó la iniciativa mientras ya todos se iban. En ese momento Sebastián y Makoto salieron.


-
Eso fue más que suficiente. – proclamó Makoto bastante satisfecha de desayunar. – Dijiste que iremos a una iglesia ¿cierto? Luego no me digas que te lo advertí cuando suceda algo fuera de tu alcance.



-
No estoy seguro de ello, ya lo verás cuando lleguemos. – Con eso empezaron a hacer su camino hacia una. Siendo que el país italiano se encuentra bastante cerca del Vaticano, encontrar iglesias católicas no es raro, así que pudieron llegar a la primera a la cual estaba cerca, en ese momento hicieron su entrada, unas cuantas personas estaban ahí rezando o simplemente sentadas.



-
Te lo dejo todo a ti, quiero ahorrarme un sermón. – Comentó Makoto, Sebastián asintió mientras ya hacía su entrada hacia una casilla de confesiones, fue entonces que se sentó.



-
¿Tienes algo que decirme hijo? – Escuchó la voz del sacerdote al otro lado, ahí el pelinegro tenía que pensar bien como decir las cosas.



-
Resulta que tengo un problema…



-
¿Cuál problema? Estoy aquí para escuchar todo lo que tengas que decir y ayudarte.



-
Es algo relacionado a dios.



-
¿Relacionado a dios? Supongo que tu fe inquebrantable puede estar en duda, cualquier caso que quieras saber, puedes preguntármelo.



-
Resulta de algo que realmente no había escuchado… no sé si lo sepan o algo por el estilo, pero recientemente he recibido una petición para recolectar algo relacionado a dios, como si fuera su poder o algo así y que son llamados los sellos de dios, no sé si sepan algo al respecto o una información acerca de donde encontrarlos.



-




Lo siguiente que supieron fue que terminaron siendo sacados de la iglesia sin ninguna otra explicación, no fue el resultado que Sebastián esperaba.



-
Te lo dije. – Expresó Makoto con una sonrisa burlona.



-
Ya lo entendí, supongo que realmente esas cosas son desconocidas para el conocimiento humano.



-
Si ya terminaste con tu intento, ahora vamos con el mío.



-
¿Y qué tienes en mente? – Preguntó Sebastián, Makoto solo mantuvo una sonrisa mientras ya pensaba acerca del sitio a donde pensaban ir.



(…)



-
¡Foto! – El grupo hizo su camino hacia los mayores destinos turísticos que la ciudad podía ofrecer, no quedaba decir sobre el hecho de que Izumi estaba disfrutando del paseo, Airi simplemente llevaba jugando su consola todo el rato, incluso caminando y, de alguna forma, no lograba chocar con nada, Takumi y Minato eran los únicos que no hacían nada.



-
Creo que Hana debió darnos un pequeño dispositivo rastreador para estos casos. – Comentó el peliazul.



-
Esa sería una buena sugerencia para decirle una vez regresemos.



-
Airi-chan, vamos a tomarnos una foto ahí. – Izumi ya estaba arrastrando de cualquier forma a la peliazul que mostraba un absoluto rechazo a tomarse una foto.



-
¡Por favor, que alguien me salve de este calvario de actividades normies, los videojuegos son mi vida!



-
Realmente no llegamos a nada… - Soltó un suspiro, los dos tuvieron que seguir a las chicas que se estaban alejando. Justo en ese momento hicieron su aparición Sebastián y Makoto quienes recién llegaron.



-
¿Esta es tu idea? – Preguntó el pelinegro con algo de duda.



-
Tengo la corazonada de que estos sellos deben encontrarse en sitios con grandes multitudes, así que buscar en sitios turísticos debe ser lo mejor. – Expresó ella con una sonrisa segura.



-
Tampoco es que sea mejor que mi idea, con tanta gente no podremos encontrar lo que buscamos.



-
Es mucho mejor que ser sacado de un sitio por decir cosas “incorrectas” – Makoto aprovechaba de todo para burlarse del pelinegro.



-
Puedes parar con eso, dejó de ser gracioso hace mucho.



-
Lo siento, es que no creí que reaccionarían de esa forma, verte tan acorralado es divertido.



-
Eres una mocosa ¿sabías? – Buscó esconder su enojo contra ella.


-
¿Sebastián? – Escuchó una voz no muy lejos de ahí, Donna se encontraba en ese sitio, logró verlos a ambos por lo cual se acercó. – Veo que están paseando ¿no?



-
Bueno… tenía que mostrarle a mi hermanita la ciudad ¿no? – Buscó que ella le siguiera la corriente.



-
E-Es cierto, es un buen hermano mayor por hacer eso. – Se sujetó del brazo de Sebastián para hacerlo más convincente.



-
Es bueno saber que pasas tiempo con ella, de seguro tienes muchos sitios que mostrarle. – Fue una suerte para ellos que se lo creyera.



-
¿Qué hay de Rafaello y Federico? No es común que andes sola. – preguntó el pelinegro, ella puso un rostro de cansancio.



-
Ya sabes cómo son ellos, no desaprovecharon la más mínima oportunidad para ir al árcade para jugar, dejar a una chica frágil como yo sola, no son unos caballeros. – Expresó molestia, el pelinegro empezó a reír. - ¿Qué es gracioso?



-
La parte de frágil, no eres realmente una doncella que digamos, siendo que puedes vencer a ambos en vencidas.



-
¿Dices que soy una gorila? Prepárate para las consecuencias. – Un aura oscura cubría a Donna.



-
Nada de eso, las chicas fuertes son bastante geniales y atractivas, no cabe duda que eres una de ellas.



-
No conseguirás nada adulándome ¿sabes? – Los dos empezaron a reír, Makoto solo podía observar la interacción entre ambos, como era algo tan natural para dos amigos.



-
Parecen una pareja… - Soltó ese comentario sin querer, causando que los dos le vean. – Lo lamento, no quise decir eso.



-
No importa. – Respondió Sebastián. – Hubo un tiempo donde salimos, creo que fue ya hace unos años cuando apenas estábamos formando la banda.



-
Fueron momentos muy divertidos, realmente los obligué a todos a tocar bien porque no me gustaba que fallaran en alguna nota. – Soltó una risa la pelinegra.



-
Dirás que le obligaste a Rafaello y Federico, conmigo fuiste más suave.



-
Fuiste muy amoroso en ese tiempo, pude hacer excepciones. – Los dos se veían muy alegres hablando del pasado, aunque Sebastián lo veía como solo eso, experiencias pasadas, el rostro de Donna mostraba algo distinto, sus ojos tenían cierto dolor afligido que intentaba retener.



-
Y si eran tan buena pareja ¿por qué terminaron? – Preguntó la pelinegra, ahí sus sonrisas cambiaron a unas más suaves.



-
Digamos que fue más por la dirección en la cual queríamos que nuestra banda fuera, si queremos alcanzar un buen estatus, cosas como relaciones entre miembros no es algo que es muy bien visto entre los fanáticos, fui yo quien decidí terminar nuestra relación. – Confesó el pelinegro.



-
Pero tampoco es como si me doliera demasiado, entendí las cosas y seguimos siendo buenos amigos hasta la fecha. – Respondió Donna. – Aquellos fueron momentos muy valiosos para mí, pero igual la banda es importante, todos hemos trabajado muy duro y cargamos con los sueños de todos como para anteponer nuestros intereses personales.



-
Eso es muy maduro de sus partes, supongo que los entiendo mejor. – Expresó Makoto, los dos sonrieron. – Aunque es una lástima, admito que Donna es una chica muy hermosa, no es que yo sea muy femenina de todos modos.



-
No digas eso. – Ella se puso a la altura de Makoto. – Todas las chicas son hermosas a su propia manera, con esfuerzo puedes demostrar a la gente que se equivoca acerca de la imagen que tienes, yo demostré que no soy tan débil como piensan y estoy en esta banda para seguir forjando como quiero que me vean ante los ojos de otros.



-
Ese es un buen consejo, lo tomaré en cuenta. – Sonrió Makoto.



-
Sebastián, seguro no tendrán problemas si les acompaño en su paseo. – Sugirió Donna, Sebastián no lo vio mal.



-
Para nada, estaremos gustosos de que vengas con nosotros. – Makoto tampoco tuvo objeción, en ese momento los dos se fueron para seguir con el paseo. En otro lado, ya que Izumi obligó a Airi a posar para una foto frente a un edificio y que además ella tenga el rostro de pesadez más extremos del mundo, Minato recibió una llamada de su teléfono en ese momento, teniendo que contestar.



-
¿Si?



-
Minato, ya finalmente puedo contactarlos. – Hana era quien estaba al otro lado de la línea. – Solo llamo para decirles que he logrado calibrar mejor el rastreador de sellos, ahora ya tengo una señal de donde está el sello de Italia. – Escuchar eso asombró al peliazul.



-
¿En serio? Dinos donde.



-
La verdad es que no está muy lejos de donde se encuentran ustedes, está al norte, a unos 3 kilómetros.



-
Ya entiendo, gracias por la información.



-
Con gusto~ - Colgó el teléfono, tenía que pasar la noticia.



-
Ya tengo la localización exacta del sello. – Eso llamó la atención de los tres, apuntando a un sitio en específico. – Es por ahí, tenemos que alcanzarlo.



-
¡Finalmente, vamos! – Airi fue la primera en avanzar con tal de estar siendo jalada del brazo por Izumi y así finalmente recuperar el sello. En otro lado, estaban Sebastián, Makoto y Donna en un café, así como la tercera sugirió acerca de que ahí venden buenos postres que quería probar, fue a pedirlos, dejando a los otros dos en una mesa.



-
Donna realmente es una buena chica, muy amable, atenta y bonita. – Comentó Makoto, Sebastián asintió. – Me da un poco de lástima que hayas terminado tu relación con ella.



-
Ella dijo una razón pero en realidad hay otra más… en aquellos momentos mi pelea con mi padre estaba en un punto máximo, justamente fue durante esos tiempos donde decidí salirme de mi casa, no estaba en un buen momento a decir verdad y no deseaba arrastrarla a mis problemas, lo hice más que nada protegerla, ya que es algo que debo afrontar yo solo… - Makoto le vio con algo de preocupación, es duro el tener que abandonar lo que fue su felicidad por protegerla de algo personal.



-
¿No lo sabe? Siento que deberías decirle, quizás lo entienda.



-
Ya es tarde, igual no ha habido problema alguno entre nosotros, las cosas están mejor así. – La pelinegra quería decirle algo pero era un asunto entre ellos, no quería sonar entrometida, en ese momento llegó Donna.



-
Sebastián, tengo unos cuantos problemas decidiendo, quizás podrías ayudarme a ver. – Le preguntó, el pelinegro no tenía de otra que aceptar.



-
Es raro que tardes tanto en ello, vamos a ver entonces. – La italiana asintió con una sonrisa, de esa forma los dos empezaron a ir, dejando a Makoto en la mesa.



-
Vamos por aquí. – Empezó a jalar a Sebastián hacia otro lado, el pelinegro ya no sentía que estuvieran dentro del café, más bien salieron a fuera, justo yendo a un callejón.



-
¿Donna? Que haces, salimos del café, deberíamos ver esos postres.


-
No digas nada… - la voz de Donna se volvió inusualmente suave. – Yo… esperaba este momento, desde hace tiempo…



Abrazó sin previo aviso a Sebastián, este no sabía cómo reaccionar a la acción repentina de su amiga.



-
¿Donna?



-
Sebastián… yo realmente no puedo aceptarlo, no quiero que acabe, nuestra relación, siempre quise que continuáramos juntos.



-
¿Qué estás diciendo? Los dos acordamos que…



-
Lo sé… pero eso no es lo que realmente sentía, la verdad es que me dolió bastante cuando dijiste que termináramos, fuiste el mejor hombre que jamás pude haber tenido, ahora… incluso cuando seguimos estando juntos como amigos, siento este dolor en mi pecho, extraño los besos y caricias que me dabas, realmente deseo volver a ese tiempo.



-
… Donna… - Sebastián miró a su amiga con cierta pena, nunca pensó que ella se sintiera de esa forma. - … Sabes muy bien que no podemos volver a esos tiempos… es algo que debemos superar, yo lo hice…



-
¡Yo no lo acepto! – Levantó la voz para su sorpresa. – No acepto que las cosas hayan terminado de esa forma, cada noche duermo siempre con lágrimas en ojos, estar contigo y saber que nunca volveremos a tener la misma distancia de antes me lastima bastante en el corazón ¿Por qué no es posible el que no volvamos a ser pareja? No tengo problemas en esconderlo de la banda, solamente quiero estar contigo.



-
… yo… - El pelinegro apretó fuertemente el puño, no tenía el valor para decirle la verdad, estaba huyendo nuevamente.



-
No importa… - Respondió Donna ya calmada. – Si no es posible que pueda hacer de la forma pacífica, deberé usar la fuerza. – En ese momento un brillo empezó a rodear a la pelinegra, sorprendiendo totalmente a Sebastián.



-
¿Qué es eso?



-
No lo sé… un día algo cayó del cielo, como una especie de luz que me golpeó, desde ese momento siento algo como un poder dentro de mí, en un principio tuve miedo pero, poco a poco logré entender que puedo usarlo para mi beneficio… usarlo para que volvamos a estar juntos.



-
¿Sebastián? ¿Qué haces aquí? Se han tardado mucho… - Makoto apareció de repente, viendo como Donna brillaba. - ¿Qué rayos es eso?



-
¡Makoto, aléjate! – Gritó Sebastián, en el otro lado del callejón aparecieron Minato y los demás.



-
De aquí dijo Hana que viene la señal. – Aparecieron en ese momento, viendo a los dos.



-
¿Es ella? – Preguntó Airi.



-
Sebastián… a partir de ahora volveremos a estar juntos, serás mío nuevamente y nadie me lo quitará. – En ese momento una luz se extendió, cubriendo totalmente el sitio, tuvieron que cubrirse sus ojos debido al gran resplandor, después de todo, todo en sus mentes se puso blanco…


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El próximo cap ya se viene el mundo formado por el sello en el corazón de Donna y les digo, será algo totalmente distinto a lo que han visto anteriormente, digamos que será algo muy interesante de ver y en lo cual Sebastián estará en medio de ello, nos vemos en el próximo cap para averiguarlo. Bye bye.

Lorde Slayer Lorde Slayer
Kuro Kirishiki Kuro Kirishiki
Lockhart Lockhart
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂
Laharl Laharl
Reencarna Reencarna
Yuukuru Yuukuru
Björn Björn
Cacao Cacao
 

Giga Drill Breaker
Registrado
2 Jul 2009
Mensajes
918
- Resulta de algo que realmente no había escuchado… no sé si lo sepan o algo por el estilo, pero recientemente he recibido una petición para recolectar algo relacionado a dios, como si fuera su poder o algo así y que son llamados los sellos de dios, no sé si sepan algo al respecto o una información acerca de donde encontrarlos.
jajajajaja madre mia Sebastian tenias que preguntar de una manera no tan directa xD. Que recuerde en la biblia si se menciona algo de algunos sellos y creo que están en apocalipsis, pero son eventos mas que otra cosa.

Lo de Donna siendo el sello me lo olía pero que le confesara a Sebastian que quiere volver fue una sorpresa y la verdad es una pena que una pareja con buena química no puedan estar juntos por circunstancia del trabajo.
 

Looney Tunes
Registrado
22 Sep 2015
Mensajes
1,421
- ¿Relacionado a dios? Supongo que tu fe inquebrantable puede estar en duda, cualquier caso que quieras saber, puedes preguntármelo.



- Resulta de algo que realmente no había escuchado… no sé si lo sepan o algo por el estilo, pero recientemente he recibido una petición para recolectar algo relacionado a dios, como si fuera su poder o algo así y que son llamados los sellos de dios, no sé si sepan algo al respecto o una información acerca de donde encontrarlos.



-
:08::09::10: quedaria como el sacerdote si alguien me dijera eso

- Parecen una pareja… - Soltó ese comentario sin querer, causando que los dos le vean. – Lo lamento, no quise decir eso.
eso seria muy incomodo :51: por algo terminaron
- No importa… - Respondió Donna ya calmada. – Si no es posible que pueda hacer de la forma pacífica, deberé usar la fuerza. – En ese momento un brillo empezó a rodear a la pelinegra, sorprendiendo totalmente a Sebastián.
ella era sello todo lo sabiamos :06


- ¡Makoto, aléjate! – Gritó Sebastián, en el otro lado del callejón aparecieron Minato y los demás.



-
De aquí dijo Hana que viene la señal. – Aparecieron en ese momento, viendo a los dos.



-
¿Es ella? – Preguntó Airi.



-
Sebastián… a partir de ahora volveremos a estar juntos, serás mío nuevamente y nadie me lo quitará. – En ese momento una luz se extendió, cubriendo totalmente el sitio, tuvieron que cubrirse sus ojos debido al gran resplandor, después de todo, todo en sus mentes se puso blanco…
todo el mundo reunido porfin, aver que tipo de poder tiene este sello
 

Candy Candy~
Moderador
Muy bien, ya estamos aquí para subir un nuevo cap, vamos a responder.

jajajajaja madre mia Sebastian tenias que preguntar de una manera no tan directa xD. Que recuerde en la biblia si se menciona algo de algunos sellos y creo que están en apocalipsis, pero son eventos mas que otra cosa.

Lo de Donna siendo el sello me lo olía pero que le confesara a Sebastian que quiere volver fue una sorpresa y la verdad es una pena que una pareja con buena química no puedan estar juntos por circunstancia del trabajo.
Bueno, como se llevaron las cosas, si era obvio que le dolió aquello y pues actuará.

:08::09::10: quedaria como el sacerdote si alguien me dijera eso


eso seria muy incomodo :51: por algo terminaron

ella era sello todo lo sabiamos :06



todo el mundo reunido porfin, aver que tipo de poder tiene este sello
Justamente eso se verá. Bien, este nuevo cap traerá una gran novedad que tenía en mente durante un tiempo, verán un mundo del sello muy distinto al resto, solo dejenme decirles esto ¿Han escuchado esa leyenda?...

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 18

Tercer expediente: Leyenda



En esta escuela existe una historia… acerca de un árbol, se dice que, si una persona llega a confesarse a su ser amado justo debajo de la copa, sus sentimientos serán correspondidos… y estarán juntos por siempre… esta es la historia de un joven que vivirá de cerca esa leyenda…



Lovely Dovely Love Memorial”


--> Start

Options​














*Beep* *Beep*



Un ruido molesto comenzó a inundar mis oídos, tan bien que estaba durmiendo y eso me molesta, realmente quisiera seguir durmiendo.



?????: Despierta… onii-chan, despierta.



Ahora escucho una voz molesta que busca despertarme y siento unas manos tocarme, realmente a uno no lo pueden dejar dormir en paz.



??????: Dije que te despiertas.



??????: ¡Aargh!



Sentí un agudo dolor en mi estómago, justamente lo que sucedió fue que esta chica se tiró encima de mí con su codo. Observándola con su cabello negro corto y esa sonrisa segura.



??????: Finalmente despiertas ¿acaso ibas a quedarte en la cama para siempre?



??????: Parece que ya no…



Suelto un suspiro… enserio que esta chica me matará algún día…



??????: Ahora que despertaste, apúrate que espero el desayuno, onii-chan.



??????: Si, ya voy…



Me levanto de mala gana para hacer el desayuno. Esta chica que tengo frente a mí se llama Makoto Bozzarelli, ya deben de haberlo notado, es mi hermana menor.



Mi nombre es Sebastián Bozzarelli, un simple joven normal el cual no tiene una vida exactamente emocionante, solo esperando que acabe el día para volver a la cama. Normalmente un joven esperaría cosas interesantes, algo como un romance… pero eso no es algo que me pueda suceder.



Makoto: Onii-chan, te tardaste demasiado.



Sebastián: Déjame ir a mi propio ritmo… ya pronto estará listo el desayuno.



Makoto: Excelente.



En serio… esta hermana menor es todo un problema, en ocasiones me pregunto si tiene algo contra mí como para hacerme daño, realmente no puedo decir que tengamos la mejor relación de hermanos.



Preparos los huevos en la olla mientras revuelvo con aceite y hago algo de pan tostado, puedo observar a Makoto la cual está sentada en la mesa, esperando impacientemente el desayuno.



Sebastián: Aquí tienes.



Le paso el plato a su mesa el cual recibe con alegría.



Makoto: Por fin, me moría de hambre.



Empieza a comer como si no hubiera un mañana, a pesar de ser una chica, no puedo decir que tenga los encantos de una, en ocasiones siento que es más como un molesto hermano pequeño que nada.



Makoto: Fuah~ estuvo delicioso. Gracias onii-chan, ahora debo irme, me esperan las prácticas de baloncesto.



Sebastián: Nos vemos.



Y así como llegó, se fue, sí que tiene mucha energía. Menos mal no soy así.



Decido ya preparar todo para ir directo al instituto, aunque no tenga ganas de ir realmente, hoy regresamos de vacaciones, es un nuevo semestre y no podría perderlo.



Una vez cierro la casa con llave, camino por las calles, los árboles que adornan los costados han florecido con pétalos de sakura… esto realmente señala que la primavera ha llegado y los estudiantes regresamos al instituto. Observo a algunos caminar en las calles, sea en grupo o solos, la verdad que pueden decir que esta es la primavera de la juventud, aunque no lo siento de esa forma.



??????: Sebastián…



Escucho una voz a mis espaldas, volteo a verme para encontrar con una cara conocida.


Sebastián: Donna.



Donna: Buenos días Sebastián, veo que pudiste levantarte temprano.



Sebastián: No me tomes por flojo, no puedo perder este día.



Donna: Ya veo.



Esta chica de largo cabello negro y sonrisa que ven se llama Donna, pueden decir que es una de las pocas amigas que llevo teniendo desde que estábamos en primaria, puede ser raro que dos personas coincidan justo desde primaria hasta instituto, pero ese es nuestro caso… pueden decir que somos casi amigos de la infancia.



Donna: ¿Qué hay de Makoto? Seguro se habrá ido antes.



Sebastián: Así es, sigue igual de siempre.



Donna: Jeje… no podría ser de otra forma.



En ocasiones me pregunto que hice para merecer tener una amiga tan linda y atenta como ella, puede que, por nuestra historia juntos, nunca llegué a valorar lo que tengo cerca, supongo que, dentro de toda mi vida monótona de preparatoria, esto es lo mejor que tengo.



Donna: Hoy empieza un nuevo semestre, solo espero que nos vuelva a tocar en el mismo salón.



Sebastián: Reza por ello, esa sería la menor de mis preocupaciones.



Donna: No seas malo, realmente deseo que sigamos juntos hasta graduarnos, eso me haría muy feliz.



Sebastián: Muy bien, esperemos aquello.



Nuestra caminata hasta la entrada del instituto terminó, ahora solo nos quedaba ir a donde tomaríamos clases.



(…)


Realmente si quedamos en la misma clase, justamente entré y pude observar unas caras conocidas, así junto a Donna que, por azares del destino, su asiento está a un lado del mío.



Donna: Es genial ¿no lo crees?



Sebastián: Si lo es.



Tampoco es que lo vea mal, tengo muy pocos amigos como Donna así que mantenerlos cerca es lo mejor.



?????: Veo que quedamos en el mismo salón otra vez.



Veo a alguien acercarse, este joven de cabello castaño y de peinado algo extravagante es Takumi Izanagi, puedes decir que somos amigos debido a nuestra cercanía de asientos en un principio.


Takumi: Es grandioso tenerte en el mismo salón Sebastián, lo mismo con Donna.



Donna: Juju, igual aprecio el sentimiento Takumi.



Takumi: Ya espero volver a golpear justamente en el club de artes marciales, no he perdido mi técnica en todo este tiempo



Pueden verlo, pero es un adicto a las artes marciales.



?????: ¡Takumi, olvidaste tu almuerzo otra vez!



Takumi: Izumi…



Izumi: Realmente eres descuidado, eso es un mal ejemplo para los estudiantes.



Esta chica mandona es Izumi Izanagi, prima de Takumi y la representante de la clase, dice ser bastante recta y seguir las reglas, la verdad es que es una molestia.



Izumi: Buenos días Sebastián, Donna, espero que el tonto de mi primo no les esté molestando.



Donna: Para nada, solo teníamos una plática amena.



Izumi: Es bueno saber eso, hay ocasiones en que no puedo controlarlo, me causa problemas.



Takumi: Me hiere escuchar eso.



Estos dos realmente parecen un dúo cómico por el acto que forman juntos, no me sería extraño si se dedicaran a eso en un futuro.



Izumi: Por cierto, me enteré de algo, parece que llegará un nuevo estudiante transferido.



Takumi: ¿En serio? Puede que sea un luchador excelente igual que yo.



Izumi: No es eso idiota. Según escuché, es una chica, seguro armará un gran jaleo aquí, ya sabes cómo son todos los chicos del salón.



Donna: Lo sé jeje…



Se supone que esto es un secreto solo entre hombres del instituto, pero existe un ranking secreto de las chicas más lindas que hay, Donna encabeza la lista, siendo etiquetada como la chica soñada con la cual todos quisieran tener de pareja.



Por cierto, Izumi está en el lugar 50.



Izumi: Si llega a ser linda, puede que pierdas tu lugar como la reina del instituto.



Donna: Izumi, ese tipo de cosas no me importan, si es alguien amable, no me molestaría ser su amiga.



Izumi: Justo lo que esperaba de la número uno que todos quieren tener de pareja.



Maestro: Muy bien, todos siéntense.



En ese momento llegó el profesor, ya todos regresaron a sus asientos en ese momento.



Maestro: Vengo a dar un anuncio, justamente el día de hoy tenemos un estudiante transferido, me gustaría que todos sean amables con ella. Puedes pasar.



?????: Si…



Observo pasar de la puerta a una chica de cabello rojo la cual caminaba tímidamente hasta llegar justo a la pizarra donde escribe su nombre.



Luna: Me llamo Luna Schwarz… mucho gusto…



En ese momento los chicos del salón estallaron.



Estudiante 1: ¡Es una chica, y es muy linda!



Estudiante 2: ¡Ganamos la lotería!



Estudiante 3: Esta vez es mi oportunidad, haré que sea mi novia.



No entiendo a todos estos que se emocionan solo por la llegada de una chica, no tiene nada de especial.



Izumi: ¡Todos, cálmense de una vez o los golpearé!



Estudiante 1: Será mejor que hagan caso, la representante Izumi es un ogro hambriento.



Izumi: ¡Hmph!



Maestro: Muy bien… si no hay nada más, puedes ir a sentarte... hay un asiento libre delante de Sebastián.



No esperé que justamente la nueva estudiante se sentara delante de mí, ella llegó justo como entró y se sentó, quizás podría dar una buena primera impresión.



Sebastián: Parece que seremos vecinos, me llamo Sebastián Bozzarelli, un gusto.



Luna: … Un gusto…



Parece que ella no es de hablar mucho, sin embargo, siento que tendremos una buena relación.



Las clases terminaron y, como era de esperarse, ella fue rodeada por múltiples estudiantes que empezaron a preguntarle todo tipo de cosas, debe ser sofocante para la nueva el estar así.



Donna: Sí que ha llamado bastante la atención.



Sebastián: Eso se ve, los chicos de este salón son como lobos hambrientos al ver a su presa.



Donna: Es cierto, jejeje.



Sebastián: Por lo menos no soy como ellos, no estoy tan necesitado de una pareja como otros.



Donna: ¿No tienes interés en enamorarte?



Sebastián: No digo eso, simplemente no entiendo el por qué acelerar las cosas de tal forma, es algo que solo un necesitado haría.



Donna: Ya sabes lo que dicen, nuestra etapa de instituto es la mejor que existe para enamorarte, además de que está esa famosa leyenda del instituto.



Sebastián: Esa…



La había escuchado antes. Como una pareja llegó a confesarse bajo el gran árbol que existe justo detrás del edificio, si una chica se llega a confesar ahí, sus sentimientos serán correspondidos.



Sebastián: Es una tontería.



Donna: No eres romántico ¿verdad?



??????: Luna, te esperaba.



En ese momento la puerta del salón se abrió, un chico de cabello rojo estaba ahí parado, apoyado del marco y teniendo una sonrisa segura.



??????: Mi querida hermana, realmente acaparaste toda la atención, como lo esperaba.



Luna: Hermano…



No sé, como pero este “hermano” de Luna dio un salto en el aire, de alguna forma reflectores estaban sobre él mientras caminaba, alejando al resto de alumnos que tenían rodeado a su hermana.



Battler: Yo, Battler Schwarz, veo que están totalmente interesados en mi hermana, era de esperarse dado la fama de nuestro apellido, pero no es bueno que la agobien con tantas preguntas, hay que darle su espacio ¿no lo crees querida hermanita?



Luna: Si…



Battler: Muy bien, si ya entendieron, entonces es momento de retirarme, nos vemos.



Así como llegó, se fue, bastante extravagante. Observé a Luna, parecía tener su rostro mirando al suelo.



Donna: Era raro ¿no?



Izumi: Escuché de él, es otro estudiante transferido de otro salón, no esperaba que fuera su hermano.



Takumi: ¿Creen que tenga interés en pelear?



Izumi: Takumi, no todo son peleas aquí.



No se veía como un mal hermano, pero Luna, por alguna razón se veía afligida, tampoco es algo en lo que pueda meterme totalmente.



(…)


Hora del almuerzo, uno de mis momentos preferidos del instituto, esperaba poder llegar pronto a la cafetería para alcanzar unos pedazos de esa pizza de doble queso que siempre se agota, aunque Donna dijo que me preparó un almuerzo de emergencia si no lo conseguía, realmente tengo una amiga muy atenta.



?????: ¡Kyah!



Sin querer terminé chocando con alguien, veo una pila de hojas caerse al suelo.



?????: Eso dolió…



Encuentro a una chica en el suelo, su cabello azul corto era algo singular y la veía un poco adolorida al caer de trasero, un detalle era que sus piernas casi estaban abiertas que podría observar bajo su falda.



Sebastián: Deberías cerrar tus piernas.



?????: ¿Eh?.... ¡Kyah!



Se dio cuenta y lo hizo, realmente me siento un poco mal por ella viendo su rostro rojo.



?????: No viste ¿cierto?



Sebastián: Descuida, no vi nada.



Su rostro no parecía expresar confianza, en ese momento ella empezó a recoger las hojas que se le cayeron.



Sebastián: Déjame ayudarte por las molestias pasadas.



Ella no dijo nada, de ese modo ayudé a levantar las hojas restantes, entre los dos terminamos relativamente rápido.



?????: Esto… gracias por la ayuda.



Sebastián: No hay de qué, aunque debido a este accidente parece que perdí la batalla por la pizza.



?????: Lo siento, no quise atrasarte.



Sebastián: Tampoco es algo por lo cual llorar, ahora no tendrás más problemas.



?????: Si… esto, me llamo Airi Tsukuda.



Sebastián: Sebastián Bozzarelli, un gusto conocerte.



Airi: Si… esto, tengo que irme, debo entregar estas hojas al presidente.



Sebastián: Entiendo, nos vemos después.



Ella se fue en ese momento, supongo que, al decir presidente, debe trabajar en el consejo estudiantil. Tengo entendido que el nombre del presidente es Minato, así que incluso empezando ya tienen trabajo, si es un hombre muy ocupado.



(…)


Las clases terminaron, estaba en mi salida caminando junto a Donna, no vivimos muy lejos uno del otro por lo que podemos darnos este lujo de irnos juntos.



Donna: Fue un primer día de clases muy interesante ¿no crees?



Sebastián: Yo lo sentí muy normal.



Donna: ¿Sabes? Deberías alegrarte un poco más, quien sabe lo que nos esperen en los próximos días.



Sebastián: Solo sé que no cambiará mucho al respecto.



Donna: Deberías pensar un poco en lo sucedido hoy, hay cosas realmente nuevas y quizás esta experiencia haga que tu vida cambie totalmente.



Sebastián: … Me lo pensaré.



Donna: Bien, yo me voy por aquí, nos vemos.



Me despedí de ella e hice mi camino a mi casa, Makoto no volvería hasta después debido a sus actividades de club así que iba a estar solo.



Llegué a la casa, me quité los zapatos y fui directamente a mi habitación para recostarme en la cama. Me puse a pensar en las palabras de Donnna y observar los cambios que tuve hoy.



Sebastián: … Si tuve varios encuentros.



Mi amiga de la infancia Donna, la presentante de la clase Izumi, la estudiante transferida Luna y la trabajadora del consejo estudiantil Airi, me encontré con muchas chicas el día de hoy.



Sebastián: No creo que esto sea una señal… no hay forma de que algo así ocurra.



Mi vida de estudiante es normal, ni siquiera buscando acercarme a una de ellas podrá darme lo que quiero, aunque bueno, tampoco sé lo que el futuro me espere, quizás relacionarme con alguna pueda darme más cambios de lo que busco.















(Esto está mal)


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Y ese es el mundo generado por el sello de Donna, uno estilo novela visual de esos típicos de instituto con leyendas y conocer chicas etc. Sebastián es lo que sería el protagonista de esa historia e irá conociendo chicas las cuales son, obviamente, las que acabaron con el resto en ese mundo ¿Acaso podrá librarse de la influencia que ejerce el mundo? Ya se verá en el próximo cap, bye bye.

Lorde Slayer Lorde Slayer
Kuro Kirishiki Kuro Kirishiki
Lockhart Lockhart
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂
Laharl Laharl
Reencarna Reencarna
Yuukuru Yuukuru
Björn Björn
Cacao Cacao
 

Looney Tunes
Registrado
22 Sep 2015
Mensajes
1,421
Es como un video juego de citas donde el protagonista puede tener a muchas chicas dependiendo de sus decisiones :17: seria un mundo perfecto
 

Candy Candy~
Moderador
Muy buenas, ya es domingo y estamos por subir cap, así que respondamos por ahora.

Es como un video juego de citas donde el protagonista puede tener a muchas chicas dependiendo de sus decisiones :17: seria un mundo perfecto
Bueno, esa es mi intención con este mundo, ya digo que varios mundos sufrirán algo así en caps más adelantados, osea que tengan influencia en los personajes, pero este trae algo distinto ¿que será? lo averiguarán en este cap.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 19

Tercer expediente: Alteración


--> Restart Game.





…​

Makoto: Onii-chan, despierta.


Makoto de nuevo… es otro día sin nada interesante desde que regresé al instituto, más allá de solo conocer a nuevas chicas, la verdad es que siento que esta vida escolar no llegará a nada, no creo que pueda hacer algo al respecto con este día.

(Rayos, necesito recuperar el control de mi cuerpo… que está pasando)

Sebastián: Ya voy… solo dame un tiempo para que me esté totalmente despierto y prepare el desayuno.

Makoto: Ok.

(Makoto, lucha tú también, líbrate de esto)

Finalmente desperté e hice mi camino, a Makoto realmente le gusta mucho los huevos que hago, se los termino y desayunamos, aunque ella come rápidamente.

Makoto: Muy bien onii-chan, debo irme, nos vemos.

Así de rápido como comió, se fue, si pudiera usar esa energía en otras actividades de provecho quizás tendría una mejor popularidad ya que tanto se queja de no recibir tanta atención.

Finalmente termino de prepararme y salgo para caminar nuevamente por esos pasillos que llevan directamente al instituto, el mismo paisaje el cual veré durante los próximos días.

Donna: Sebastián.

Veo a mi amiga Donna acercarse, la saludo.

(Tu… eres la responsable de esto, libérame)

Sebastián: Buenos días.

Donna: Buenos días, apenas es el segundo día y ya te veo cansado.

Sebastián: No puedes culparme, solamente espero que suceda lo mismo de siempre, sin nada interesante.

Donna: ¿Realmente seguirás así? Ya te dije que las cosas podrían cambiar este semestre, seguro sucederá algo que te alegre, tal vez un encuentro que cambie tu vida, un enamoramiento o un suceso bastante inédito.

Sebastián: Como si esas cosas pasaran, por ahora solo me limitaré a seguir yendo y nada más.

Donna: Eres aburrido, si sigues de esa forma, nunca tendrás novia.

Sebastián: Tampoco es que tenga mucho interés, me gusta mi vida como es actualmente.

No sé si mis palabras la lastiman realmente, ella solo expresa su preocupación hacia mí, estar tantos años juntos como amigos ha llegado a construir esta relación a ese ritmo que en ocasiones me hace sentir culpable… quizás pueda intentar disfrutar lo que suceda en los próximos días, por mientras seguiré con mi rutina de siempre.

(…)

Finalmente llegamos al salón de clases, Takumi e Izumi nos saludan mientras vamos a nuestros respectivos asientos, en eso veo a aquella chica nueva que se transfirió, Luna Schwarz si no mal recuerdo. Ella se veía un poco adolorida el día de ayer cuando su hermano se presentó, no es que sea un entrometido totalmente, pero ya que nuestros asientos están prácticamente uno al lado del otro.

Sebastián: Ey.


Luna: ¿Wah?

Parece que la terminé asustando, esa no fue mi intención, pero verla tan sola, después de toda la atención que recibió el día de ayer, ahora verla sola hace que por lo menos desee hablarle.

Sebastián: No hay necesidad de asustarse, solamente soy yo.

Luna: … Ya veo… lo siento.

Sebastián: No es nada por lo que debas disculparte, fui yo el que accedió a hablarte.

Luna: Entiendo… es que todo esto es nuevo para mí… mi hermano ya pudo adecuarse a su salón, yo no.

Sebastián: Supongo que estar sola se te hace incomodo ¿no?

Luna: No realmente… hay cosas que solo uno puede hacer cuando está solo, así que tener paz de esa forma me agrada.

Sebastián: Siento lo mismo

Ya parece que pudo sonreír en ese momento, no sé si tendré una naturaleza de ese tipo pero no puedo dejar a alguien solo, de tal modo que buscaría ayudarlo, quizás llegar a conocer a esta chica más a fondo no estaría nada mal.

Donna: Ya haces tú movimiento ¿Eh?

Sebastián: No sé a qué te refieres.

Donna: A mí no me engañas, tienes interés por la chica nueva ¿no?

No entiendo de donde habrá sacado esa idea, solamente le hablé por unos minutos y ya cree que siento interés por ella, en ese caso iba a contraatacar.

Sebastián: ¿Acaso estás celosa?

Donna: ¿Eh? Para nada, no es lo que crees.

Al menos me alegra el poder molestarla de esa forma. Ya entonces que las clases empezaron y el tiempo pasó, llegó la hora del almuerzo, Takumi e Izumi se irían por su lado, el primero como siempre su obsesión con las artes marciales y la segunda con sus amigas, mientras vi a Luna la cual seguía sola.

Sebastián: ¿No tienes a nadie con quien comer?

Luna: No, doy esa sensación ¿no?

Sebastián: Es cierto, supongo que no te molestaría comer conmigo.

Luna: … para nada.

Parece que la sorprendí con ello, debo admitir que su reacción fue graciosa, ya de ese modo los dos vamos a la cafetería para comer algo.

Battler: Querida hermana, veo que ya hiciste un amigo.

Luna: …

Su hermano se acerca a nosotros, observo a Luna la cual mantuvo su rostro sobre la mesa todo el tiempo.

Sebastián: ¿Tienes un asunto con nosotros?

Battler: No es mucho, solo quería cerciorarme de que mi querida hermana estuviera bien, tiene un tiempo un poco complicado el acostumbrarse a un nuevo lugar, supongo te habrás dado cuenta.

Sebastián: lo he hecho.

Battler: Muy bien, solamente te pido, cuídala y sé un buen amigo para ella.

Sebastián: … Eso haré…

Después de decir aquello se retiró, Luna ya pudo calmarse por lo que veo.

Sebastián: ¿Sucede algo con él?

Luna: No es nada… lo juro… vamos a comer.

Algo me decía que ella estaba escondiendo algo, tampoco es que iba a averiguar bastante, si deseaba contármelo, ya lo haría en su momento, por ahora disfrutaríamos de nuestro almuerzo en paz.

Luna: No sé bastante de lo que hay aquí ¿Recomiendas algo?

Sebastián: Bueno, esta es una opinión personal, pero la pizza de extra queso es buena.

Luna: Supongo que intentaré probarla.

Sebastián: Pues tienes que apurarte, se acaba rápido.

No quería dejarla sin que la pruebe así que hice mi camino para alcanzar unos pedazos para ambos, como siempre, la lucha por alcanzarla era una prueba de vida o muerte de la cual pude salir ileso, ahora llevaba dos pedazos para ambos, dejando el suyo frente a ella.

Luna: Gracias por conseguirme una…

Sebastián: No hay de qué, pruébala.

Ella asiente y se lleva el pedazo, puedo observar su expresión que me dice que está deliciosa, por el hecho de que sus ojos están totalmente abiertos.

Luna: Es buena…

Sebastián: Te lo dije.

Luna: … Ya entiendo por qué se acaba rápido.

Sebastián: Supongo que te unirás a la lucha por un pedazo entonces.

Luna: No si cuento contigo para que consigas por ambos.

Sebastián: No querrás ponerme un peso extra encima, ya tengo suficiente con querer conseguir para mí.

Puedo verla sonreír y reír, ella pudo haber parecido solitaria en un inicio pero realmente es una chica que solo desea hacer cosas normales de la edad, necesitaba un empujón por el cual pudiera empezar a relacionarse con otros, parece que yo fui el indicado para ello.

(…)


Una vez terminaron las clases, vi como Luna ya estaba por irse, me acerqué para detenerla por unos momentos.

Sebastián: Oye ¿tienes que irte temprano? Pensé que quisieras ver los alrededores, tal vez pueda mostrarte unos sitios interesantes.

Luna: Eso me gustaría…

Ella se veía convencida pero entonces su rostro cambió, bajó la mirada.

Luna: Lo lamento… debo regresar a mi casa, lo siento…

Sebastián: No importa, supongo que nos vemos mañana.

Luna: Si…

Dicho eso, ella se fue, realmente algo parecía sucederle y que no podía contar tan fácilmente. Ya en eso me regresé junto a Donna, ambos estábamos en silencio, más bien yo lo estaba.

Donna: ¿Ocurre algo?

Sebastián: … Nada, solo pensaba en si algo le pasa a Luna.

Donna: Así que realmente le agarraste interés entonces.

Sebastián: … Piensa lo que quieras, a estas alturas ella ya es como una amiga.

Donna: Eso pensé… bueno, la verdad es que escuché algo y referente a su hermano Battler.

Sebastián: ¿Algo?

Donna: Bueno… parece que su familia es bastante estricta, ambos se esperan que lleguen a ser refinados y muy educados según los principios de su familia, mientras que Battler tiene la confianza de sus padres… Luna no sufre lo mismo.

Sebastián: Entonces… por eso ella se ve triste al estar cerca de él, debe sentirse inferior o acomplejada.

Donna: Por decir algo, si realmente deseas ayudarla, este sería el momento.

Sebastián: Es verdad… gracias por la información Donna, eres una gran amiga.

Donna: Estoy para ayudarte.

Una vez nos separamos, regresé a mi casa y me recosté en la cama, así que era el problema que ella sufre, espero ayudarle para mañana.

(…)

Sebastián: Luna.

En esta ocasión llegué temprano, ahí pude ver a Luna llegar, me acerqué a ella para saludarla viéndose confundida.

Luna: Sebastián…

Sebastián: Decidí llegar temprano para saludarte, supongo que prefieres estar acompañada.

Luna: Quizás…

Se veía cansancio en su rostro, sus padres realmente deben ser muy exigentes con ella como para terminar tan cansada y con ojeras en su rostro.

Sebastián: ¿Por qué te ves tan agotada?

Luna: … No es por nada, solamente no pude dormir bien, es todo.

Sebastián: ¿En serio?

Luna: Así es…

Ella obviamente estaba mintiendo, yo ya sabía todo, pero ella se rehusaba a contarme, no debería querer que me preocupe por ella.

Luna: Si no tienes nada más que decir, vamos dentro…

Solamente pude seguirla por detrás, ella realmente piensa que sus problemas son grandes, esperaba ayudarla con algo al respecto.

Una vez fue el almuerzo, fui con ella una vez más para comer, aunque algo sucedía, se estaba tambaleando.

Sebastián: ¿Luna?

Luna: Estoy… bien…

Entonces ocurrió lo que pensaba, acabó desmayándose, en ese momento toda la clase empezó a alertarse, actué rápido y la sujeté en mis brazos para llevarla a la enfermería de ese modo fui lo más rápido que pude, alcanzando el sitio, le dije a la enfermera lo sucedido y ella asintió dejando que recostara a Luna en la cama, me quedé a su lado todo el tiempo.

Luna: Que pasó…

Sebastián: Veo que ya despertaste.

Luna: ¿Me desmayé?

Sebastián: Eso sucedió.

Luna: Ya veo…

Ella bajó la mirada, parecía no tener una excusa para decirme como pasó.

Sebastián: Deberías contarme la verdad ¿te pasa algo?

Luna: … Es de mi familia, yo… ellos me presionan bastante para intentar ser una hija acorde a sus expectativas, yo… no lo soporto, no me gusta, quisiera ser libre.

Sebastián: Entonces tienes que decírselos, no puedes seguir así por siempre ¿verdad?

Luna: … Es cierto, pero tengo miedo, no sé si pueda hacer algo al respecto.

Sebastián: No estás sola, yo estaré contigo.

Sujeté su mano, no sé por qué pero ella actuó extrañamente, su rostro se puso rojo, no sé si tenía fiebre o algo así.

Luna: … Gracias por apoyarme en esto… yo… no sé cómo agradecerte lo suficiente por lo que haces.

Sebastián: No es necesario, dese ayudarte, es todo.

Luna: … Realmente, gracias.

Ella sonrió, esa sonrisa ahora mismo se veía muy hermosa, ella era una chica solitaria que sufría en silencio, pero ya no, ahora yo estaba con ella y ambos enfrentaríamos aquello.

Luna: Supongo que… podría decirle aquello… de ir tras la escuela y en ese árbol…

Sebastián: ¿Dijiste algo?

Luna: Nada…

Por ahora era más importante ayudarla, así entonces confrontaríamos a sus padres y entonces… que suceda lo que tenga que suceder…

(…)


Este era el día en el cual acompañaría a Luna a confrontar a sus padres, como era sábado, fui a su casa, llamé a su timbre pero no respondió nadie, lo cual se me hizo extraño.

Sebastián: ¿Eh?

Probé una vez más pero nada, ya entonces vi la reja y estaba abierta, no sé qué sucedía pero entré, así igual la puerta de su casa estaba abierta. Entré a su casa aunque eso significaba que estuviera invadiendo propiedad privada.

Sebastián: ¿Luna? ¿por qué no hay nadie aquí? ¿Y tus padres?

No recibí respuesta alguna, entonces subí las escaleras y vi por ahí una puerta con un signo rosa, esa parecía ser su habitación, tal vez debería tocar.

Sebastián: ¿Luna?

No respondía para nada ¿Acaso le había sucedido algo?

Sebastián: Si no respondes, entonces…

Entré a su habitación…

Sebastián: …

No podía creer lo que estaba viendo, Luna estaba ahí en un charco de sangre, su muñeca totalmente cortada y con un rostro de exasperación… no podía creerlo, ella realmente…

Sebastián: ¡Luna!

Fui hacia ella pero no respondía, no puede ser… como pudo acabar así, terminar su vida de esa forma no es la solución… por qué pasó esto… quisiera olvidarlo, que esto no haya sucedido.

“Final malo”

“Reseteando ruta”

“Borrando Luna.chr”

“Nuevo juego”



---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bien, esta era la parte que quería mostrar al respecto, puede que el mundo en el corazón de Donna sea como una novela visual pero trae algo distinto ¿Como es que Luna decidió suicidarse? Y de alguna forma parece que desapareció de ese mundo ¿habrá sido de forma permanente? ¿ella realmente está muerta? Hay muchas cosas por saber, ya en el próximo cap verán qué pasará, bye bye.

Lorde Slayer Lorde Slayer
Kuro Kirishiki Kuro Kirishiki
Lockhart Lockhart
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂
Laharl Laharl
Reencarna Reencarna
Yuukuru Yuukuru
Björn Björn
Cacao Cacao
 

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,030
Ubicación
Argentina
Aaaah Que intrigante, todo de volvió un completo caos, Sebastián está tratando y tratando de salir de ese mundo pero es inútil. Yo creo que Luna solo está muerta en ese mundo que creo Donna y que la realidad es otra. No podré soportar la espera, cuando llegue el prox. Domingo vamos a morir todos :950: XDXDDDDD Buen Cap. espero el siguiente (en mi tumba XD)
 

Looney Tunes
Registrado
22 Sep 2015
Mensajes
1,421
Veo a mi amiga Donna acercarse, la saludo.

(Tu… eres la responsable de esto, libérame)

Sebastián: Buenos días.
tener al responsable tan cerca y no poder hacer nada es desesperante :70:

Sebastián: ¿Sucede algo con él?

Luna: No es nada… lo juro… vamos a comer.

Algo me decía que ella estaba escondiendo algo, tampoco es que iba a averiguar bastante, si deseaba contármelo, ya lo haría en su momento, por ahora disfrutaríamos de nuestro almuerzo en paz.
parece como si le tuviera miedo


Sebastián: ¿Acaso estás celosa?

Donna: ¿Eh? Para nada, no es lo que crees.
mintiendo incluso en su propio mundo :30: si tanto lo quiere por que no lo obliga de una ves :31:

No podía creer lo que estaba viendo, Luna estaba ahí en un charco de sangre, su muñeca totalmente cortada y con un rostro de exasperación… no podía creerlo, ella realmente…
se volvio gore y aterrador de repente :86:

“Final malo”

“Reseteando ruta”

“Borrando Luna.chr”

“Nuevo juego”
:08: el final malo supongo, volvamos a jugar
 

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,030
Ubicación
Argentina
:08: el final malo supongo, volvamos a jugar
Yo me imaguino que va a pasar todo caso igual la única diferencia que Luna no va a existir en el mundo que va a crear Donna. Que está ves la chica que se enamore de Sebastián va a ser Naomi por Ejemplo, la cual Donna también asesine pero no en la realidad sino que en el mundo que creo :v
Bueno aunque no sabemos que va a pasar pero yo supuse eso XD
Aún sigo vivo, espero el Domingo llegue pronto :')
 

Looney Tunes
Registrado
22 Sep 2015
Mensajes
1,421
Yo me imaguino que va a pasar todo caso igual la única diferencia que Luna no va a existir en el mundo que va a crear Donna. Que está ves la chica que se enamore de Sebastián va a ser Naomi por Ejemplo, la cual Donna también asesine pero no en la realidad sino que en el mundo que creo :v
Bueno aunque no sabemos que va a pasar pero yo supuse eso XD
Aún sigo vivo, espero el Domingo llegue pronto :')
:43: tiene mucho sentido ya que ella podria eliminar a toda la competencia. Es buena teoria me diste en que pensar y a ver si tenias razon el domingo
 

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,030
Ubicación
Argentina
:43: tiene mucho sentido ya que ella podria eliminar a toda la competencia. Es buena teoria me diste en que pensar y a ver si tenias razon el domingo
tal ves un 50% puede que yo tenga razón y 50% que no XD
pero es cierto que Donna se quiere deshacer de toda competencia llegando a matar, llegando ya a su límite en que por tercera ves que lo intente por que creo que habrá asta una tercera chica que esta mate pero ahí es cuando Sebastián se libera del mundo que creo Donna inpidiendo que asesine a esta última chica :V almenos eso podría pasar XDXDDDD
 

Chica Índigo.
Registrado
11 Jul 2009
Mensajes
333
Ubicación
Sin importancia
Hola a todos, disculpen mi repentina aparición (?), pero soy lectora desde las sombras :3

Me he encontrado un "bug", la compañera Luna no puede estar muerta, ya que se supone está en Rusia sino mal recuerdo, así que... ¿Cómo es posible que Donna tenga conciencia de esta persona?, sólo podría "aparecer" por las memorias de los otros, pero no de los principales implicados.

Y al no estar en "físico" no estaría muerta, por lo tanto es mejor cuidar a Airi e Izumi.

Es todo, bye -vuelve a ocultarse-
 

Candy Candy~
Moderador
Buenas a todos, ya es momento de subir cap, vamos a responder entonces.

Aaaah Que intrigante, todo de volvió un completo caos, Sebastián está tratando y tratando de salir de ese mundo pero es inútil. Yo creo que Luna solo está muerta en ese mundo que creo Donna y que la realidad es otra. No podré soportar la espera, cuando llegue el prox. Domingo vamos a morir todos :950: XDXDDDDD Buen Cap. espero el siguiente (en mi tumba XD)
El como funciona eso, ya es algo que se verá, por ahora en este cap se pasó a otro.

tener al responsable tan cerca y no poder hacer nada es desesperante :70:


parece como si le tuviera miedo



mintiendo incluso en su propio mundo :30: si tanto lo quiere por que no lo obliga de una ves :31:


se volvio gore y aterrador de repente :86:


:08: el final malo supongo, volvamos a jugar
Pues las respuestas serán resueltas pronto y es que tengo algo en mente.

Hola a todos, disculpen mi repentina aparición (?), pero soy lectora desde las sombras :3

Me he encontrado un "bug", la compañera Luna no puede estar muerta, ya que se supone está en Rusia sino mal recuerdo, así que... ¿Cómo es posible que Donna tenga conciencia de esta persona?, sólo podría "aparecer" por las memorias de los otros, pero no de los principales implicados.

Y al no estar en "físico" no estaría muerta, por lo tanto es mejor cuidar a Airi e Izumi.

Es todo, bye -vuelve a ocultarse-
Si me di cuenta de ello, escribí aquel cap en un momento que realmente estuve ocupado con muchos trabajos de la uni que me distrajeron jaja, pero bueno, ya lo arreglé en este cap, ahora si podemos decir que empezará lo verdadero al respecto con estas "muertes" de las chicas, para eso vean este cap.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 20.

Tercer expediente: Comenzar de nuevo



En una habitación totalmente separada y con solo una pantalla mostrándose frente, ahí se encontraba una chica sentada en un sofá con su mano reposada a un costado la cual usaba para sostener su cabeza, esta soltó un suspiro.



- Bueno… puedo decir que la prueba fue un éxito. – Expresó con algo de desgano. – Al menos estos dos personajes, Luna y Battler que extraje de los recuerdos de la chica llamada Airi sirvieron para hacer la prueba de cómo funciona el mundo… ahora si comenzará lo verdadero… Sebastián, vas a ser mío…



Una vez dijo eso, todo se apagó ahí mientras poco a poco se regresaba a la pantalla que tenía un título de inicio de un juego…



(…)


Escucho una voz molesta que busca despertarme y siento unas manos tocarme, realmente a uno no lo pueden dejar dormir en paz.



Makoto: Dije que te despiertas.



Sebastián: ¡Aargh!



Sentí un agudo dolor en mi estómago, justamente lo que sucedió fue que esta chica se tiró encima de mí con su codo. Observándola con su cabello negro corto y esa sonrisa segura.



Makoto: Finalmente despiertas ¿acaso ibas a quedarte en la cama para siempre?



Sebastián: Parece que ya no…



Suelto un suspiro… enserio que esta chica me matará algún día…



Makoto: Ahora que despertaste, apúrate que espero el desayuno, onii-chan.



Sebastián: Si, ya voy…



Me levanto de mala gana para hacer el desayuno. Esta chica que tengo frente a mí se llama Makoto Bozzarelli, ya deben de haberlo notado, es mi hermana menor.



Mi nombre es Sebastián Bozzarelli, un simple joven normal el cual no tiene una vida exactamente emocionante, solo esperando que acabe el día para volver a la cama. Normalmente un joven esperaría cosas interesantes, algo como un romance… pero eso no es algo que me pueda suceder.



Makoto: Onii-chan, te tardaste demasiado.



Sebastián: Déjame ir a mi propio ritmo… ya pronto estará listo el desayuno.



Makoto: Excelente.



En serio… esta hermana menor es todo un problema, en ocasiones me pregunto si tiene algo contra mí como para hacerme daño, realmente no puedo decir que tengamos la mejor relación de hermanos.



Preparos los huevos en la olla mientras revuelvo con aceite y hago algo de pan tostado, puedo observar a Makoto la cual está sentada en la mesa, esperando impacientemente el desayuno.



Sebastián: Aquí tienes.



Le paso el plato a su mesa el cual recibe con alegría.



Makoto: Por fin, me moría de hambre.



Empieza a comer como si no hubiera un mañana, a pesar de ser una chica, no puedo decir que tenga los encantos de una, en ocasiones siento que es más como un molesto hermano pequeño que nada.



Makoto: Fuah~ estuvo delicioso. Gracias onii-chan, ahora debo irme, me esperan las prácticas de baloncesto.



Sebastián: Nos vemos.



Y así como llegó, se fue, sí que tiene mucha energía. Menos mal no soy así.



Decido ya preparar todo para ir directo al instituto, aunque no tenga ganas de ir realmente, hoy regresamos de vacaciones, es un nuevo semestre y no podría perderlo.



Una vez cierro la casa con llave, camino por las calles, los árboles que adornan los costados han florecido con pétalos de sakura… esto realmente señala que la primavera ha llegado y los estudiantes regresamos al instituto. Observo a algunos caminar en las calles, sea en grupo o solos, la verdad que pueden decir que esta es la primavera de la juventud, aunque no lo siento de esa forma.



Donna: Sebastián…



Escucho una voz a mis espaldas, volteo a verme para encontrar con una cara conocida.


Sebastián: Donna.



Donna: Buenos días Sebastián, veo que pudiste levantarte temprano.



Sebastián: No me tomes por flojo, no puedo perder este día.



Donna: Ya veo.



Esta chica de largo cabello negro y sonrisa que ven se llama Donna, pueden decir que es una de las pocas amigas que llevo teniendo desde que estábamos en primaria, puede ser raro que dos personas coincidan justo desde primaria hasta instituto, pero ese es nuestro caso… pueden decir que somos casi amigos de la infancia.



Donna: ¿Qué hay de Makoto? Seguro se habrá ido antes.



Sebastián: Así es, sigue igual de siempre.



Donna: Jeje… no podría ser de otra forma.



En ocasiones me pregunto que hice para merecer tener una amiga tan linda y atenta como ella, puede que, por nuestra historia juntos, nunca llegué a valorar lo que tengo cerca, supongo que, dentro de toda mi vida monótona de preparatoria, esto es lo mejor que tengo.



Donna: Hoy empieza un nuevo semestre, solo espero que nos vuelva a tocar en el mismo salón.



Sebastián: Reza por ello, esa sería la menor de mis preocupaciones.



Donna: No seas malo, realmente deseo que sigamos juntos hasta graduarnos, eso me haría muy feliz.



Sebastián: Muy bien, esperemos aquello.



Nuestra caminata hasta la entrada del instituto terminó, ahora solo nos quedaba ir a donde tomaríamos clases…



(…)


No resultó una sorpresa el hecho de que Donna y yo termináramos en la misma clase, incluso ya se presentó otro amigo mío el cual es Takumi y junto a él estaba su prima Izumi.



Izumi: ¡Oigan ustedes, dejen de hacer eso!



Donna: Ella nuevamente vuelve a intentar poner orden.



Takumi: Debería rendirse, habla acerca del orden y justicia pero no ha conseguido mucho aquí.



Donna: Ciertamente.



Ella de alguna forma siempre buscaba esforzarse porque otros sigan las reglas, en un principio puede parecer un gasto innecesario de energía, más que nada porque realmente nadie busca hacerle caso.



Izumi: Dije que se detuvieran.



Estudiante 1: Cuidado que ahí viene el ogro.



Estudiante 2: Tienes razón, huyamos.



Izumi: Esperen…



La vi soltar un suspiro, sí que tiene la vida muy complicada desde que aceptó el ser la representante del salón.



Takumi: Que alguien se lo diga, que no tiene caso.



Donna: No me veas a mí.



De repente sentí dos miradas sobre mi persona, parece que ahora me están poniendo presión para actuar, realmente…



Sebastián: ¿Debo ser yo?



Los dos asintieron, parece que me dejaron solo a la deriva, sí que son buenos amigos…



Sebastián: Izumi, deberías detenerte, de esa forma no van a escucharte.



Izumi: Sí que lo harán, no importa lo que haga, convenceré a esos chicos de comportarse.



La vi salir del salón, sí que parecía algo muy complicado para ella el no ser tan terca y detenerse, realmente no entendía la razón por la cual es así.



Izumi: ¡Kyaaah!



La escuché gritar, salí rápidamente del salón para ver, se encontraba en el suelo, una cubeta de agua le cayó encima, ahora estaba totalmente empapada.



Estudiante 1: No puedo creerlo, realmente cayó en eso.



Estudiante 2: Bien hecho amigo.



Los dos empezaron a reír, realmente se pasaron.



Izumi: … *Sob*



Sebastián: ¿Izumi?


No pude hacer nada cuando la vi correr rápidamente, estaba llorando.



Sebastián: Ustedes, no debieron hacer eso.



Estudiante 1: ¿Por qué? Ella prácticamente nos obliga a seguir sus reglas y todo.



Estudiante 2: Es verdad, solo queremos divertirnos.



Sebastián: A pesar de ello, no están en su derecho de hacerle algo así a una chica, tienen que sentir vergüenza por ello.



Estudiante 1: Tsk, no es asunto tuyo lo que hagamos… vámonos de aquí.



Esos dos chicos se fueron, yo no podía dejar sola a Izumi, ella ahora mismo necesitaba un apoyo.



Había un rastro de agua en el pasillo, como su ropa sigue mojada, quizás de esa forma pueda encontrarla, seguí el rastro hasta ver que pasó justamente hacia las escaleras para subir al tercer piso y ahí se detuvo.



Sebastián: … Aquí debes de estar.



Pasé justo hacia atrás de las escaleras, ahí la encontré, sentada y con las rodillas juntas mientras sollozaba.



Izumi: … ¿Qué haces aquí?



Sebastián: Estaba preocupado por ti, corriste rápidamente.



Izumi: … Ya veo…



No dijo nada más, realmente no quería dejarla sola, así que me mantuve justo hasta el momento en que finalmente pudiera estar calmada.



Izumi: … No lo entiendo…



Sebastián: ¿Qué?



Izumi: ¿Por qué es tan difícil obedecer las reglas?



Sebastián: Si te refieres a lo de hace rato, ellos…



Izumi: No solo eso, prácticamente todos hacen lo que quieren, yo solo intento poner orden como la representante del salón pero nadie me escucha… pensé que con esto podría conseguir mi sueño…



Sebastián: ¿Sueño?



Izumi: Si… quiero ser una oficial de policía como mis padres, ellos son mi inspiración y tienen un gran sentido de la justicia, por eso deseo seguir sus pasos y comenzando aquí con mis compañeros… veo que no puedo hacerlo.



Sebastian: Si puedes… puede que ahora nadie te esté apoyando, pero yo lo haré, ellos simplemente son malos al no entender que buscas perseguir tu sueño, yo estaré contigo, no estás sola después de todo.



Izumi: … Gracias… quería escuchar eso…



Supongo que dentro de toda su fachada de chica mandona realmente se esconde alguien buena, de esa forma buscaré apoyarla en todo lo posible que se pueda.



(…)


Un nuevo día, ya había llegado al salón y ahí pude encontrar a Izumi.



Izumi: Sebastián, buenos días, llegas justo a tiempo.



Sebastián: ¿A tiempo para qué?



Izumi: Para ayudarme, me lo prometiste ¿no?



Sebastián: ¿Prometer que? ¿Acaso dije algo?



Izumi: ¿Qué no recuerdas? Dijiste que me ayudarías con lo de seguir mi sueño y poner orden en el salón… después de todo… lo que dijiste ayer me ayudó bastante…



No entiendo por qué se sonroja, pero si realmente dije eso… creo que acabo de meterme en un gran problema.



Takumi: Te acabas de meter en un gran problema amigo.



Sebastián: Era lo que pensaba.



Takumi: Mira que ayudar a mi prima con su trabajo de representante puede ser un fastidio, entendería si lo abandonas.



Sebastián: Para nada… ya se lo prometí, así que debo cumplir mi palabra, igual he visto lados de ella que nadie más y la entiendo, seguro podré hacerlo.



Takumi: Como tú digas, espero puedas resistir todo eso.



No entendía la razón de la advertencia, ya después de eso, fui con ella.



Izumi: Muy bien, vamos a esforzarnos el día de hoy por mantener a raya a los revoltosos ¿entendido?



Sebastián: Si…



Izumi: ¡Oigan, no corran en el salón!



Si puedo resumir como fue este día… agotador… no pensé que Izumi tuviera tantos problemas con los alumnos los cuales regañaba a cada minuto por cualquier cosa que estuviera fuera de lugar.



Izumi: Tu, no dibujes esas cosas en la pizarra.



Estudiante 3: ¿Qué? Es normal querer dibujar penes.



Izumi: ¡No lo es!



Sebastián: Oye, comer y dejar migajas en el salón…



Estudiante 4: ¿Qué te importa? Son mis frituras.



Sebastián: Que pesado…



Izumi: ¡No arrojen los borradores!



Estudiante 5: ¡Toma!



Izumi: ¡Wah, me dio en el ojo!



Finalmente las clases terminaron y los dos estábamos totalmente agotados.



Sebastián: Así que esto es lo que vives cada día… es duro…



Izumi: ¿Cómo pueden ser tan malos?



Sebastián: Pfft…



Izumi ¿Qué es gracioso?



Sebastián: Tu ojo… ese golpe con el borrador si tuvo su efecto…



Izumi: No seas malo, no fue porque quisiera.



Ella realmente se veía graciosa con el polvo blanco en su ojo, admito que verla así de avergonzada era divertido.



Sebastián: ¿Sabes? No deberías ser tan correcta, aprende a relajarte un poco y disfruta con los demás.



Izumi: No puedo, creo que yo y el resto somos muy incompatibles, jamás podré tener el mismo sentido de diversión que ellos.



Sebastián: Eso no es cierto, te lo comprobaré ahora, vamos a un lado juntos.



Izumi: ¡Eh?


Sujeto su mano para irnos, una lástima por Donna con quien siempre regreso pero hoy tengo otros planes, esta vez iría justo por la ciudad con Izumi.



Izumi: Espera un momento, se hará tarde y debo regresar temprano a mi casa.



Sebastián: No hay problema con ello, solo disfruta.



Izumi: No puedo creerlo… me voy a sentir sucia.



Llegamos a la ciudad, aún se encontraban estudiantes de nuestro instituto en las calles.



Izumi: No puedo creerlo… estar afuera a estas horas.



Sebastián: Vamos aquí.



Entramos a una tienda de pasteles, se encontraban bastantes tipos que se veía deliciosos, miré de reojo a Izumi, ella parecía verlos igual.



Izumi: Bueno… ¿Qué hacemos en este lugar?



Sebastián: Solo quería saber si quieres uno, no hay problema que yo lo pago.



Izumi: No puedo permitirme eso, yo lo haré.



Sebastián: ya dije que yo.



Izumi: … Bueno, ese me interesa.



Señala a uno de fresas con crema, lo pido y lo empaquetan, así vamos a sentarnos a una de las mesas para que coma, veo como agarra la cuchara y toma un pedazo.



Izumi: Que delicioso, esto realmente me encanta.



Expresó con felicidad, me siento de la misma manera al verla así, ella estaba comiendo alegremente antes de darse cuenta que seguía ahí, veo cómo se pone avergonzada.



Izumi: Bueno… aprecio el pastel, pero no será suficiente para hacerme cambiar de opinión.



Sebastián: No era el único sitio al que tenía pensado ir.



Me vio con curiosidad, por ahora dejé que terminara su pastel, ya entonces fuimos a otro sitio, un árcade, entramos viendo las distintas maquinas.



Izumi: Este sitio es donde se reúnen más delincuentes, no puedo soportarlo.



Sebastián: Ven aquí.



La llevé hasta una máquina en concreto de hockey de aire, pedí las paletas e inserté la moneda para el disco.



Sebastián: Quien gane deberá pagar un helado al otro.



Izumi: No creas que jugaré contigo, puesto que yo…



Sebastián: Ahí va.



Ataque, en eso ella se distrajo lo suficiente que anoté un punto, una sonrisa se formó en mi rostro.



Sebastián: Lo hice.



Izumi: ¡No es justo! No estaba preparada.



Sebastián: Quien se duerme, pierde.



Después de ello, finalmente empezó a jugar, me sorprende lo rápido que logró acomodarse, ahora ella me metía goles.



Izumi: Bien~



Esto se veía mal, quise contraatacar pero ella era buena, ya al final no hubo, me ganó.



Izumi: Lo conseguí, ahora deberás comprarme ese helado.



Sebastián: Como digas…


Cumplí la apuesta y le compré, un helado, ambos caminábamos mientras ella disfrutaba el suyo de fresa.



Izumi: Realmente es delicioso~



Sebastián: Me alegra que te guste.



Izumi: Si… bueno… me divertí mucho el día de hoy… gracias por mostrarme esto… todo nuevo para mí…



Sebastián: No hay de qué, esperaba que disfrutaras.



Izumi: Si…



De repente la vi nerviosa, me observó a los ojos y tenía una expresión suave, sus mejillas estaban rojas.



Sebastián: ¿Quieres decir algo?



Izumi: N-No es nada… nos vemos mañana.



Después de eso se fue, extraño pero tampoco podía decirle nada, ya esperaré hasta mañana para ello.



(…)



Despierto nuevamente, parece que Makoto se fue temprano por la nota que dejó, en esta ocasión me tomaré mi tiempo para desayunar, enciendo la tele en ese momento.


Reportera: Aquí estamos desde la escena del crimen donde una joven estudiante fue hallada sin vida, al parecer asesinada brutalmente, su cuerpo fue llevado al hospital para la autopsia y hemos comprobado su identidad, Izanagi Izumi.



Sebastián: … No puede ser… como…



Izumi… fue asesinada… no quiero creerlo, como es que pasó, por qué, ella prácticamente estuvo sonriendo y divirtiéndose conmigo el día de ayer, ahora ocurre esto…



Sebastián: No quiero creerlo… por favor… que esto desaparezca…



(Otra vez pasó… ¿Cómo sucede esto? Quiero librarme y recuperar el control de mi cuerpo…)



“Final malo


Borrando Izumi.chr.



Borrando Takumi.chr


Reseteando…”




------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ahora si ocurren las verdaderas desapariciones y más reinicios del juego, ya digo que al menos la primera escena se repetirá una vez más según lo que tengo planeado ¿Como se librará Sebastián de esto? Ya lo verán, nos vemos en el próximo cap entonces, bye bye.

Lorde Slayer Lorde Slayer
Kuro Kirishiki Kuro Kirishiki
Lockhart Lockhart
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂
Laharl Laharl
Reencarna Reencarna
Yuukuru Yuukuru
Björn Björn
Cacao Cacao
 

Looney Tunes
Registrado
22 Sep 2015
Mensajes
1,421
Izumi: Si… quiero ser una oficial de policía como mis padres, ellos son mi inspiración y tienen un gran sentido de la justicia, por eso deseo seguir sus pasos y comenzando aquí con mis compañeros… veo que no puedo hacerlo.
incluso en un mundo paralelo ella actua con su sentido de la justicia :05: que yo estaba un poco de acuerdo con ella en el anterior sello


Estudiante 5: ¡Toma!



Izumi: ¡Wah, me dio en el ojo!
parece poca cosa pero un borrador en el ojo si duele mucho :203:

Reportera: Aquí estamos desde la escena del crimen donde una joven estudiante fue hallada sin vida, al parecer asesinada brutalmente, su cuerpo fue llevado al hospital para la autopsia y hemos comprobado su identidad, Izanagi Izumi.



Sebastián: … No puede ser… como…



Izumi… fue asesinada… no quiero creerlo, como es que pasó, por qué, ella prácticamente estuvo sonriendo y divirtiéndose conmigo el día de ayer, ahora ocurre esto…



Sebastián: No quiero creerlo… por favor… que esto desaparezca…



(Otra vez pasó… ¿Cómo sucede esto? Quiero librarme y recuperar el control de mi cuerpo…)
la siguiente vicitma de donna seria airi supongo :202:
 

Candy Candy~
Moderador
Buenas, ya ha llegado el día de subir cap, vamos a responder ahora.

incluso en un mundo paralelo ella actua con su sentido de la justicia :05: que yo estaba un poco de acuerdo con ella en el anterior sello




parece poca cosa pero un borrador en el ojo si duele mucho :203:



la siguiente vicitma de donna seria airi supongo :202:
Ya justamente eso se vería en este cap, como ya pasa a la siguiente chica. Bueno, pues aquí viene el cap, pero antes debo decirles algo, una noticia que les diré justamente al final del cap, leanlo para saber qué es.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 21.

Tercer Expediente: Concurso



Sebastián: Es momento de ir a la escuela…


(... ¿Cuánto más repetiré esto? Ver como matan y se deshacen de otros que llegaron conmigo, si pudiera encontrar una forma de lograr desviar la atención de Donna y controlar mi cuerpo… me gustaría que existiera alguna ayuda posible…)



Hice mi camino a la escuela, hoy regresamos nuevamente y seguro será tan aburrido como siempre…



(Aburrido es repetir la misma escena ya en muchas ocasiones…)



Donna: Hola Sebastián.



Sebastián: Donna.



Donna: Te ves decaído, deberías animarte, es un nuevo ciclo escolar, seguro sucederá algo emocionante.



Sebastián: Como si eso fuera posible, no espero más que días aburridos.



Donna: Nunca sabes.



Ella podía decir lo que quisiera, solamente esperaría a que lograra ver algo diferente en este año.


(…)


El mismo salón, mismos compañeros, no hay nada nuevo aquí, solamente Donna sentada a mi lado como ya es algo habitual.



Donna: Parece que nos tocó en el mismo salón, eso es bueno.



Sebastián: Quizás, supongo que estaremos igual este año.



Donna: Eso me gustaría.



(Una vez me libre de esto, ya hablaré contigo seriamente)



Las clases avanzaron de manera normal, llegó el almuerzo, tenía que apurarme si deseaba alcanzar la pizza de doble queso que siempre se agota cuando intento dirigirme a la cafetería.


Sebastián: ¡Cuidado!



Airi: ¡Kyah!



Terminé chocando con una chica, según vi, se le cayeron hojas que iba transportando de repente, yo iba bien apurado por lo que no me di cuenta.



Sebastián: Lamento si terminé chocando, no veía mi camino.



Airi: No hay problema…



La ayudé a levantar aquellas hojas, de primera se veía un poco tímida puesto que no dijo nada más mientras recojíamos las hojas, ya entonces se las pasé.



Airi: Esto… gracias por ayudarme…



Sebastián: No es nada, era lo menos que podía hacer.



Airi: Bueno… debor irme…



Sebastián: Claro, me llamo Sebastián.



Airi: Airi… nos vemos…



Después de aquello, terminó por irse, realmente esa chica se veía muy ocupada, solamente hojeé por encima lo que decía, parecía ser el anuncio de un concurso organizado por el consejo estudiantil. Sabía algo de ellos, el hecho de que el presidente se llama Minato, seguramente ella trabaja ahí.



Hice mi regreso al salón, nuevamente saludando a Donna.



Donna: ¿No lo conseguiste?



Sebastián: Por mala suerte, pero encontré a una chica que trabaja en el consejo y llevaba unas hojas respecto a un concurso.



Donna: ¿Cuál concurso?



Sebastián: Parecía ser de un concurso de belleza para chicas que se organizará.



Donna: ¿En serio? Eso parece algo raro.



Sebastián: Deberías participar, como eres la chica más popular, ganarías.



Donna: No lo sé… la verdad es que no sería justo para otras ¿no crees?



Sebastián: Te lo digo yo, seguro podrás conseguir algo.



Donna: Bueno… si tú lo dices…



Quizás aquel concurso podría ser interesante, así que apoyaría en todo a Donna para que logre ganar, aunque quizás no sea tan necesario, sabiendo la cantidad de gente que tiene detrás, quizás pueda dedicarme a otra cosa.


(…)


Ya esas noticias del concurso se hicieron públicas y todo se extendió tan rápido como pensaba, claro que no se tardó en posicionar a Donna como fuerte ganadora del concurso, claro que no habría alguna otra chica que logre hacerle frente.



Sebastián: Ahí está ella…



Esa misma chica con la que choqué ayer, se llamaba Airi si no mal recuerdo y se encontraba repartiendo esas hojas que anunciaban el concurso.



Sebastián: Hola.



Airi: Eeek.



Parece que la terminé asustando por mi repentina aparición, ella se vio un poco asombrada hasta que ya se calmó.



Airi: Lo siento…



Sebastián: No hay razón para disculparse ¿Andas repartiendo panfletos?



Airi: Si… ayudo al consejo con la realización de este concurso, como no tengo nada más que hacer, es lo mejor que puedo realizar con tal de ganar favores.


Sebastián: ¿Favores de quién?



Airi: El presidente, tengo algo que quiero pedirle pero no puede ser posible si no ayudo, por eso soy asistente personal en el consejo, ese es mi trabajo.



Ella expresaba eso con un rostro seguro, la verdad era que dudaba un poco, puesto que le tenían asignado un trabajo un poco aburrido.



Sebastián: ¿Estás bien con esto? Todo por un favor.



Airi: Es importante para mí, después de todo es mi sueño…



Sebastián: ¿Cuál sueño?



Airi: Es algo simple… ¡Quiero formar el club de videojuegos!



Ella se veía muy decidida al declarar eso, aunque no es que tuviera tanta razón de peso si es un simple club.



Airi: La verdad es que no puedo formar un club que no tiene ni un solo miembro más que yo… por eso es que estoy ayudando, esperando que, de esa forma, logre aceptar mi solicitud.



Sebastián: Por lo menos tienes una meta, yo realmente no sé qué hacer en este nuevo periodo escolar.



Airi: Si no te importa… ¿Quisiera unirte a mi club cuando lo forme? Necesito más miembros.



Sebastián: Lo siento, pero los videojuegos no van conmigo.



Airi: Ya veo…



No es que buscara desanimarla de esa forma, pero era la verdad, al menos era bueno que buscara conseguir esa meta para ella.



Sebastián: Sin embargo, estaré apoyándote para consigas formar el club.



Airi: Gracias… para eso debo seguir esforzándome, lo haré.



Sebastián: Estaré observándolo.



??????: Airi.



En eso escuché unas voces, justamente un grupo de chicas se acercaba a donde estábamos, al parecer queriendo hablar con ella.



Airi: … Monique…



Monique: Ahí estás, ya debes saber qué horas es ¿cierto?



Airi: Si… toma…



En ese momento la vi sacar su cartera y darle dinero, esta chica llamada Monique se veía complacida mientras observaba el dinero.



Monique: Gracias Airi, es un placer contar contigo.



Airi: Si…



Una vez se lo entregó, esta se fue y quedé nuevamente a solas con ella, que habrá pasado ahí.



Sebastián: ¿Quién es ella?



Airi: Bueno… es Monique… mi amiga…



Sebastián: Pues las amigas no piden dinero así como así, sucede algo ¿no?



Airi: Bueno…



Se quedó callada, al parecer no era tan amiga como decía que era y quizás Airi estaba siendo intimidada de alguna forma, algo que no podía dejar pasar.



Airi: Debo seguir, nos vemos…



Ella se fue en ese momento, algo estaba ocurriendo con ella y deseaba averiguarlo, si es que logro ayudarla de alguna forma, eso estaría bien.


(…)


Donna: Sebastián, parece que más chicas se han inscrito al concurso.



Donna me pasó una hoja con participantes y chequé bastantes chicas que se encontraban ahí, fue que reconocí el nombre de esta Monique, observándolo fijamente.



Donna: ¿Interesada en alguna?



Sebastián: Bueno, vi esta que se llama Monique.



Donna: Ya veo, ella igual es una fuerte contendiente a ganar, una chica que viene de Francia y que todos ven por decir que es hermosa, hija de una modelo.



Sebastián: Ya veo…



Así que una chica así es la que está intimidando a Airi, quizás pueda hacer algo por ahí.



Sebastián: ¿Crees que aún puedan inscribirse chicas?



Donna: Creo que sí ¿por qué lo dices?



Sebastián: Tengo algo en mente…



Ya un rato después, estaba buscando a Airi, no tardé demasiado en encontrarla, estaba cerca de la cafetería, la saludé al verla.



Airi: Sebastián…



Sebastián: Te estaba buscando, tengo algo en mente para que esa chica Monique no te siga molestando, te inscribí al concurso de belleza.



Airi: ¿¡Cómo!? ¿Por qué lo hiciste?



Sebastián: Si logras derrotarla, tal vez de esa forma deje de molestarte, así que aproveché para hacerlo, seguro podrás lograrlo.



Airi: No puede ser…



No se veía muy feliz por ello, si bien lo hice en un impulso, quizás pueda conseguirlo.



Sebastián: No es tan malo, eres bonita y seguro la gente podrá verlo.



Airi: ¿Eh? Eso es imposible, no puedo…



Se veía avergonzada, pero no importa, tengo confianza en ella.



Sebastián: Lo conseguirás, te estaré apoyando y ayudando en lo posible para hacerlo, realzaremos tu belleza lo suficiente para apantallar a los jueces.



Airi: Bueno… si lo dices…



No parecía estar muy segura, pero la ayudaré con tal de que pueda librarse de aquella chica, solo así tal vez ella pueda ser feliz y la acerque a su sueño de formar ese club, podrá hacerlo…


(…)


En aquella sala con televisor, Donna observaba todo lo sucedido con una sonrisa, después de todo Sebastián estaba jugando en la palma de su mano, tal y como esperaba.


- Esto está a punto de llegar a su final, solo una más y serás totalmente mío, no puedo esperar… - Exclamó ella con júbilo, algo que no observaba era que, en cierto rincón se encontraba un par de ojos observando como Donna estaba realizando su plan, estos pertenecían a alguien más que no estaba totalmente bajo su control, solo esperando por una oportunidad para contraatacar cuando ella menos se lo espere…


----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bueno, en lo que así ya digo que en un par de caps terminaremos justo este sello, pero esa no es la noticia que daré, es otra.

Ando preparando una nueva historia, ya digo que en unas semanas estaré posteando un nuevo grupal y que además es una que deseo escribir desde hace un tiempo, pensaba hacerlo antes de la gran caída que hubo y pues durante ese tiempo he visto otras cosas que me han ocupado, ahora finalmente tengo el tiempo, así que esperen esta nueva historia que postearé pronto ;D nos vemos entonces la próxima semana. Bye bye.

Lorde Slayer Lorde Slayer
Kuro Kirishiki Kuro Kirishiki
Lockhart Lockhart
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂
Laharl Laharl
Reencarna Reencarna
Yuukuru Yuukuru
Björn Björn
Cacao Cacao
 

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,030
Ubicación
Argentina
Aaaagg que intrigante, por que nos haces esto 😢
Buen Cap aun que cortito, ya quiero saber quién es la persona que está detrás de Donna... pero no me imaguino quien podría ser :'v

Com respecto a tu nueva Historia, voy a estar super atento, ya quiero ver de que se tratará, y quiero que sepas que tienes mi apoyo ;)
 

Giga Drill Breaker
Registrado
2 Jul 2009
Mensajes
918
Es interesante ver como cada personaje termina de una manera trágica diferente y que se relacione con su personalidad. Una de ella represiva "suicidio" otra con sentido de la justicia "asesinada" ahora ¿una chica gamer como debería terminar? xD

- Esto está a punto de llegar a su final, solo una más y serás totalmente mío, no puedo esperar… - Exclamó ella con júbilo, algo que no observaba era que, en cierto rincón se encontraba un par de ojos observando como Donna estaba realizando su plan, estos pertenecían a alguien más que no estaba totalmente bajo su control, solo esperando por una oportunidad para contraatacar cuando ella menos se lo espere…
Ya tenes toda mi atención ¿quien sera nuestro personaje misterioso?
 
Arriba Pie