Crossover Ash campeón de campeones 31 "Encuentro de colosos".

Registrado
1 Ago 2016
Mensajes
10
Offline
Lamento mucho lo que voy a decirte pero...

Odio este fic, francamente es insultante como transformaste a los personajes del LoL en simples perritos de ese Ash que no es la basura del anime pero aun así. Tu dramática y presentación tienen mucho que mejorar pero ignorar muchos de los puntos que hacen a los personajes del LoL ser brillantes es simplemente asqueroso.

Yo entiendo que todos son libres de escribir lo que quieren y espero que tengas suerte en tus proyectos. Pero, por favor, es un asco ver a los personajes femeninos del LoL estas abajo de uno prota tan posilanime. Por favor mira las historias del LoL nuevamente.
 

MaxiCamarkun

El alto, pendejo y amigo de todos.
Registrado
13 Oct 2014
Mensajes
487
Ubicación
Argentina.
Offline
Lamento mucho lo que voy a decirte pero...

Odio este fic, francamente es insultante como transformaste a los personajes del LoL en simples perritos de ese Ash que no es la basura del anime pero aun así. Tu dramática y presentación tienen mucho que mejorar pero ignorar muchos de los puntos que hacen a los personajes del LoL ser brillantes es simplemente asqueroso.

Yo entiendo que todos son libres de escribir lo que quieren y espero que tengas suerte en tus proyectos. Pero, por favor, es un asco ver a los personajes femeninos del LoL estas abajo de uno prota tan posilanime. Por favor mira las historias del LoL nuevamente.
Bien, ya me esperaba algo como esto, pero está bien, es tu opinión y no está lejos de la realidad, aunque este sea mi primer fic aceptó el echo de que tengo MUCHO por mejorar, en especial en el apartado de desarrollo de personajes.
Gracias por tomarte el tiempo de dar una crítica argumentativa, y intentare que, en un futuro, el fic mejore :D
 

RedSatoshiKetchum

...........
Registrado
30 Jul 2016
Mensajes
117
Offline
:951::951:No harem porque:36::36: y nuevo ropa para ash como de Dante de Devil May Cry 1 and Anime version.Esta fanfiction esta bueno y Ash va a transformar en super saiyan 2,3,God,SSjgod super saiyan
 

MaxiCamarkun

El alto, pendejo y amigo de todos.
Registrado
13 Oct 2014
Mensajes
487
Ubicación
Argentina.
Offline
¡Hola!, bien antes de comenzar este capítulo quisiera agradecer muchísimo a todas aquellas personas que me comentan la historia y me ayudan a seguir adelante dando sus like y siempre aportando su crítica constructiva. Sin mucho más que agregar, este capítulo será bastante bastante largo por el simple hecho de que tengo que introducir de manera correcta a un personaje que va a tener un una importancia vital de la historia. Además, tengo que aclarar que este fragmento tendrá algunas petes pegadas de la historia oficial de este personaje, aunque el 80% del escrito fue alterado para que sea conveniente para la historia. Y por último, si alguien es buen dibujante, por favor contáctese conmigo, estoy dispuesto a pagar honorarios por un trabajo bien echo e.e




AURELION SOL EL FORJADOR DE ESTRELLAS
"Encogerse de miedo, adorarlo, maravillarse... las tres son reacciones apropiadas."


Ver el archivo adjunto 331898

"Papa, te extraño..."
El sol de este mundo todavía está oculto en el horizonte. La tierra, tosca y cruda, todo lo cubre. Las montañas forman barreras a lo largo de vacías estepas. Palacios, o más bien intentos de palacios, apenas se asoman por encima de las colinas más ridículas. La curvatura del planeta combina con las estrellas con una gracia serena que pocos de sus habitantes podrán presenciar jamás. Se hallan tan dispersos por el planeta y se aferran tan ciegamente a cualquier tipo de entendimiento que es normal que hayan sido conquistados y no comprendan su apuro.

El brillo que he reunido por el camino ilumina este mundo. Pequeñas burbujas de vida experimentan felicidad, ira y miedo en cada recoveco fértil que encuentran. Oh, cómo me contemplan y señalan mientras me cierno sobre sus cabezas. He oído los nombres con los que me llaman: profeta, cometa, monstruo, dios, demonio... tantos nombres, y ninguno se acerca a la realidad.

En una vasta extensión desértica, siento como una punzada de magia familiar emana del seno de la primera civilización de estos salvajes. El Disco Solar está siendo construido. Los pobres trabajadores esclavizados aplauden y se desgarran las vestiduras en mi presencia. Sus crueles maestros me ven como una bola de fuego que supone un buen augurio, sin duda. Inmortalizarán mi visita en sus burdos pictogramas, homenajearán al gran cometa, la bendición del dios celestial que honra su sacro trabajo y todo eso. El único propósito del Disco es canalizar la majestuosidad del sol en el interior de los humanoides con más ''renombre'' y transformarlos exactamente en lo que este planeta necesita: más semidioses insufribles. Sin duda alguna, les saldrá el tiro por la culata. Aunque supongo que aún durarán un breve periodo, puede que unos mil años, antes de hundirse y ser suplantados por otros.

La noche se cierne sobre el desierto, y yo me aproximo a las solitarias estepas y a colinas marrones parcialmente cubiertas por mechones de vegetación. Esta imagen pastoril disimula los campos manchados de sangre y cubiertos de muertos y moribundos. Los supervivientes se trocean entre ellos con hachas rudimentarias y vociferan gritos de guerra. Uno de los bandos está sufriendo una derrota sangrienta. Los guerreros se retuercen de dolor y las calaveras de venado clavadas en estacas parecen observarlos. Los pocos que aún se tienen en pie han sido rodeados por soldados montados en bestias peludas.

Derrotados y rodeados, ven mi imagen en el cielo y sienten cómo el valor vuelve a correr por sus venas. Los heridos se alzan para plantar cara una última vez ante el asombro de sus enemigos. No me quedo a ver el desenlace de su pequeña refriega porque ya lo he visto un millar de veces: Los supervivientes reproducirán la figura del cometa que parezco en las paredes de sus cuevas. Dentro de mil años, sus descendientes utilizarán mi imagen en los estandartes y sin duda entablarán una batalla tediosamente similar. Después de tantos esfuerzos en capturar y registrar la historia, uno se pregunta por qué no aprenden de sus errores. Aunque es una lección que incluso yo he tenido que asimilar por las malas.

Dejo que perpetúen este ciclo deprimente.

Mi trayectoria revela más habitantes. El repertorio de reacciones del colectivo no se sale de lo típico: señalarme, arrodillarse, y sacrificar vírgenes sobre altares de piedra. Elevan la vista y ven un cometa, y no se preguntan qué yace bajo tal ardiente fachada. En su lugar, deciden centrarse en su egocéntrica visión del mundo, que embarra el esplendor de mi rostro. Las pocas formas de vida avanzadas (y tengo que ser generoso con ese término) anotan mis coordenadas en almanaques científicos en vez de verme como un simple augurio. Es ligeramente renovador, pero ni siquiera su noción de intelecto en desarrollo parece indicar que sea nada más que un fenómeno aparente con una órbita predecible. Si supieran hasta dónde podrían llegar si... bueno, no vale la pena lamentarse en el potencial malgastado por estos terrestres de mente simple. La culpa no es del todo suya. A la evolución parece que le cuesta aferrarse a este mundo.

Pero ya no hay novedad alguna en sus bufonerías infantiles. Mi cautiverio mágico me ha llevado de un irrisorio planeta a otro durante siglos. Ahora vuelvo a estar ante esta familiar y desagradable roca. La estrella que alumbra su superficie fue una de mis primeras creaciones, una confluencia forjada a base de amor y brillantez. Ah, aquel precioso momento en el que su vida refulgió con colores que solo su creador pudo ver. Cómo echo de menos la calidez de la energía bañando mi cara y recorriéndome por completo. Cada estrella desprende una energía única, preciosa y que refleja el alma de su creador. Son como copos de nieve cósmicos, que arden para desafiar la oscuridad infinita.

Por desgracia, los recuerdos que residen en mi interior están mancillados por la traición. Sí, este es el lugar en el que Targon me engañó y forzó a la servidumbre. Aunque ahora no es momento de lamentarse de los errores del pasado. Estos rancios Aspectos quieren que selle otra brecha...

Y entonces, la veo a ella. La guerrera imbuida de este mundo está sola en la cúspide de una de las cimas más pequeñas, blandiendo una lanza de piedra estelar. Me observa a través de un velo de carne, una mera chispa disfrazada de relámpago. Una larga cabellera castaña cae sobre sus hombros, y una armadura dorada cubre su piel pálida y moteada. Sus ojos, la única parte de su cara que el casco no cubre, irradian un discordante matiz rojizo.

Se hace llamar Pantheon, la encarnación de la furia de Targon. No es la primera de este mundo en ser Pantheon. Y tampoco será la última.

Su reluciente capa ondea tras ella a la vez que su musculoso brazo se alza en un gesto parecido a si estuviera tirando de una enorme cadena. Obviamente mi atadura mágica me atrae hacia la montaña con un tirón violento. Veo que me grita.

Sus gritos retumban en mi cabeza, transmitidos a través de esta insufrible corona de gemas estelares. Los demás sonidos se desvanecen cuando ella invade mi mente.

"¡Dragón!", grita ella, como si yo fuera una de esas criaturas inferiores que apenas vuelan y que con suerte son capaces de prender un árbol.

"Sella su portal" ordena, señalando el fondo de una fisura rocosa con la punta de su lanza. No me hace falta ver la erosión violeta de la realidad arremolinada ahí abajo. Incluso antes de llegar ya podía oler la polución supurante que envenena este mundo. Pero, en su lugar, poso mi vista en Pantheon. Ella espera que me comporte como un perro con su correa. Hoy será distinto, he aprendido de mis errores.

" Dragón ", repito. "¿Seguro que darme órdenes bajo un nombre tan insignificante es buena idea?"

El agarre de Pantheon afloja durante una fracción de segundo, lo suficiente para que su arma se deslice un poco más abajo en su mano. Da un paso atrás, alejándose de mí, como si una simple zancada la pudiera proteger de mi ira.

"¡Sella su portal!", ladra, alzando la voz como si no hubiera oído su comentario anterior. Por mucho que alce la voz, no deja de ser temblorosa. Me apunta con la lanza, como si un arma tan diminuta pudiera hacerme algo.

Es la primera vez que veo conmoción en un Aspecto de Targon. No está acostumbrada a tener que repetir una orden.

"Me encargaré de esos pequeños horrores a su debido momento, querida Pantheon".

"Haz lo que se te ordena, dragón, o será el fin de este mundo", grita ella.

"El fin de este mundo fue sentenciado en el momento en que Targon cayó presa de su arrogancia".

Siento que la confusión y la ira se apoderan de Pantheon, y ella lucha por mantener firmes mis riendas inmateriales. Justo ahora, se da cuenta de lo que yo ya sabía. Targon está distraído y no es consciente de que mis ataduras están menguando.

Pantheon ruge la orden una vez más, y en esta ocasión no logro resistirme. Mi voluntad se somete de nuevo a ese vulgar encantamiento. Mi atención se dirige ahora al origen de la brecha, que antaño fue una fértil cuenca, pero ahora padece la estrangulación de este veneno púrpura. Siento que las perversiones del Vacío avanzan hacia el firmamento de esta realidad, y envían mareas de energía invisible que mancillan el éter. Su paso non grato desgarra el velo que separara la nada de la forma.

Se sienten atraídos hacia mí, esas abominaciones encaparazonadas. Tienen la intención de devorarme a mí, la mayor de sus amenazas. Desde los confines de mi alma, conjuro la imagen de los hornos solares que encendí antes de mi encadenamiento, los que prendieron el corazón de las estrellas. Incinero una oleada tras otra de esos horrores con rayos de fuego estelar y los mando de vuelta a su oblicua infinidad. Ahora llueven cascarones humeantes. Me sorprende no haberlos desintegrado por completo, pero al fin y al cabo, estas criaturas del Vacío no saben cómo van las cosas en este universo.

El aire está viciado. Desde el epicentro de la corrupción, siento una voluntad hambrienta e indomable, y muy distinta de la falta de consciencia a la que estoy acostumbrado en estas aberraciones del Vacío. La herida de la realidad se abre y se cierra, y distorsiona todo lo que entra en contacto con ella. Lo que sea que exista al otro lado se está riendo.

Pantheon me está gritando otra orden, pero ignoro sus palabras. Esta fisura anómala en el universo capta toda mi atención. Ya he tratado con otras de este tipo en el pasado, pero esta tiene algo diferente, y no puedo evitar admirar embelesado la terrorífica y a la vez maravillosa manipulación de la barrera que separa ambos reinos. Pocos seres serían capaces de comprender su complejidad, y aún menos contar con el inconmensurable poder necesario para rasgar las fibras de la existencia. Mi corazón sabe que una herida tan exquisita no puede ser obra de tales criaturas escurridizas. No. Hay algo más tras esa intrusión. No puedo evitar estremecerme al pensar en qué entidad sería capaz de inducir una grieta tan volátil. No necesito que Pantheon me ladre más órdenes, sé lo que tengo que hacer a continuación; de todos modos, sus peticiones siempre han carecido de imaginación. Quiere que arroje una estrella a la grieta, como si uno pudiera cauterizar una herida interdimensional de tal calibre y olvidarse del tema.

¿Estos semidioses obtusos son mis captores?

Lo son. Pero por lo menos su "lógica" no va tan desencaminada al pensar que unas cuantas maravillas cósmicas pueden remediar el problema. Jugaré mi papel de esclavo obediente, solo un poco más.

Disfruto de lo que hago a continuación, en parte porque sé que lo recordarán, y en parte porque sienta bien desatar parte de mi poder ancestral, pero sobre todo porque quiero que le quede claro al ser inteligente que aguarda al otro lado; nadie se ríe de mí en mi plano de existencia.

Los elementos básicos de la atmósfera acuden a mi llamado y se concentran hasta formar una anomalía cósmica. A mi orden, el polvo estelar explota. El resultado es una réplica enana de una de mis obras más majestuosas, que brilla en el confín del espacio. Al fin y al cabo, este frágil mundo no soportaría una de mis estrellas completas.

La radiante estrella se separa de mis manos. Y se une a sus dos hermanas, siempre unidas a mí. Circulan a mi alrededor en un rutilante ballet, y sus núcleos devoran las nubes de polvo y materia que les procuro. Nos convertimos en una tormenta estelar, en la encarnación del cielo nocturno, un torbellino enloquecedor de fuego estelar. Invoco remolinos de polvo estelar y exhalo un calor tan puro y denso que el aura de este mundo se colapsa un instante; la curvatura del planeta jamás volverá a ser la misma. Las llamas estelares hacen piruetas desde el centro de la grieta. La gravedad se funde en ondas de color que la mayoría de ojos jamás podrá presenciar. Mis estrellas distorsionan la materia a medida que el fuel converge en sus núcleos, y cada vez brillan más, arden más. El espectáculo es asombroso, una danza en cascada de luz cegadora y un calor intensísimo. La sensación es tan placentera que un escalofrío me recorre la columna.

Los árboles se astillan. Los ríos se evaporan. Las montañas se derrumban, formando humeantes avalanchas. Los incansables trabajadores del Disco Solar, los soldados que estaban tomando la colina, los oteadores de estrellas, los adoradores, los aterrorizados, los profetas del juicio final, los desesperados, los reyes en ciernes... todos aquellos que contemplaban el cometa contemplan la supernova como un amanecer temprano. A lo ancho y largo de tan problemático mundo, mi brillo convierte en día la más oscura de las noches. ¿Qué ficciones inventarán para explicar este fenómeno?

Ni siquiera mis amos de Targon suelen presenciar una muestra así de mi poder. De hecho, ningún mundo terrestre había sufrido cicatrices tan severas como estas, donde antes había un valle repleto de flora. Ahora ya no queda nada.

Ni siquiera la encarnación de Pantheon. Mentiría si dijera que la echaré de menos a ella o a sus órdenes.

Los humeantes restos que habían sido montañas se derrumban, y los restos fundidos fluyen por el valle. Es la cicatriz que dejo en este mundo. Una oleada de dolor recorre mi cuerpo a partir de la maldita corona. Es hora de mi castigo.

Mi cabeza se alza, y mis ojos son forzados a presenciar la amarga muerte de una estrella. Se me encoge el corazón. Mi mente se tambalea. Un sentimiento de desesperación anida en el centro de mi alma y despierta una profunda melancolía, como cuando uno se da cuenta de que ha perdido algo realmente valioso y la culpa es solo suya.

Hace tiempo, unas curiosas formas de vida me preguntaron cómo podía acordarme de cada una de las estrellas que he creado. Si pudieran sentirlo que se siente al crear una sola estrella, comprenderían la irrelevancia absoluta de su pregunta. Así es como sé cuando una de mis preciadas estrellas se extingue de la existencia, expulsando su energía y, también, la esencia de mi espíritu. Veo su muerte sobre mí, en el cielo. Observo cómo brilla una última vez en una detonación ígnea que, por un instante, eclipsa a sus hermanos y hermanas. Mi corazón se hace añicos, y los cielos se reducen en una brutal retribución por haber usado mi poder sobre uno de los de Targon.

Un sol es el precio por un Pantheon. Ese es el coste de desatar mi furia. Este es el burdo hechizo que me atormenta.

A los pocos segundos, recuperan el control de mis riendas y me encomiendan una nueva tarea. En ningún otro mundo había exhibido este nivel de libertad, por breve que fuera. Y además, he aprendido de sus errores. Una parte de mí ahora se halla libre y, a su debido momento, volveré a este mundo, beberé de este misterioso pozo de energía y me desharé del resto de las cadenas.

Me fijo en la esencia de la guerra, que se retuerce y se contorsiona en los receptáculos esparcidos por el cosmos. No se ha alegrado de perder su avatar mortal en este mundo. De hecho, un nuevo huésped ya ha sido elegido para convertirse en la nueva versión de Pantheon. Parece ser un soldado de los rakkor, una tribu que habita en la base de la montaña de Targon y malversa su poder como un grupo de percebes. Algún día puede que conozca a la nueva encarnación de Pantheon. Puede que este aprenda a usar una nueva arma y abandone su estúpida lanza. Puedo sentir la presencia celestial de Pantheon dispersa por el cosmos. Por una vez, toda su atención se centra en este mundo, uno en el que uno de sus Aspectos ha sido vaporizado por su propia arma. Su confusión se entremezcla con un sentimiento creciente de desesperación, y todos se pelean entre ellos por recuperar su control sobre mí. Ojalá pudiera ver sus caras.

Ahora me alejo de la gravedad de este mundo, Runaterra, y disfruto de una emoción que jamás había visto en Targon:

Miedo a mí y a mi padre...

Ah pasado ya un tiempo, no sé cuánto la verdad, pero algo llamo mi atención, una sensación, como si algo no estuviera bien.
Vagando en la inmensa oscuridad del espacio lo sentí de nuevo, no podía ser...
Ellos regresaron, después de tantos millones de años, mis queridos hermanos regresaron.
Dialga, Palkia, Giratina, hermanos, los eh echado tanto de menos...
Alguien más está aquí, es... ¿un humano?.
....
¿Qué diablos estás tramando papa?
 
Última edición:

Rein

Ya po
Registrado
13 Jun 2016
Mensajes
132
Offline
En contra de la opinión de Viktor a mi me gusta mucho la historia, aunque tengo que admitir que lo de saiyajin estuvo algo fuera de lugar.
 
Registrado
14 May 2015
Mensajes
592
Ubicación
Loquendo city
Offline
Interesante capituló, centrado en un personaje de Lol, la verdad ahora si no sabria que decir por que como bien te dije Maxi no me se la historia de este juego XD aun asi me parecio genial el capitulo, espero con ansias el proximo n.n
 

DarkSatoshi

Mi psicologo va a terapia por mi culpa
Registrado
9 Ago 2015
Mensajes
23
Offline
Lamento haberme tardado tanto en comentar el capítulo, falta de tiempo y un poco de flojera XD talvez un poco más de lo segundo ¬_¬ con respecto al capítulo, bueno que puedo decir estuvo muy bueno, quien diría que papi Arceus andaba de loquillo por otras dimensiones y era el padre de Aurelion Sol XD el capítulo funciona muy bien como capítulo de relleno y te hace desear ver que pasara cuando se encuentre con sus hermanos y con nuestro guerrero dorado, estaré esperando el siguiente capítulo y si no comento pronto será por falta de tiempo, flojera o porque ya estoy muerto, uno nunca sabe XD
 

VICTORELNAZI

El Francotirador
Registrado
12 Jun 2015
Mensajes
356
Offline
Se que esta historia continuara ya que esta realmente bueno y ya ansio ver cuando ahri se voltee a ash y le muestre sus cualidades de ser mitad animal


with


o sino es ella entonces ash with

 
Arriba Pie