Crossover Ash campeón de campeones 31 "Encuentro de colosos".

VICTORELNAZI

El Francotirador
Registrado
12 Jun 2015
Mensajes
356
Offline
Me pregunto si seran todas o habra alguna otra sorpresa porque veo muy buen material para este gran fic como estas:


Ashe



Nidalee



Fiora




Sirvir




Janna





Irelia







Aunque este fic esta bien como esta
 

MaxiCamarkun

El alto, pendejo y amigo de todos.
Registrado
13 Oct 2014
Mensajes
487
Ubicación
Argentina.
Offline
Estaba sentada en aquella pequeña banca mirando el atardecer por la ventana, su mente era un tumulto de ideas y emociones, aunque no uno muy agradable.

Sentía curiosidad, por aquel enigmático chico que apareció solo para parar aquella masacre, sentía sospecha, por si todo esto era solo una artimaña mas de sus sanguinarios enemigos, y sentía preocupación por su hermano y su amigo, quienes, si bien se encontraban fuera de peligro, estaban muy heridos, y si algo llegara a pasar, solo ella podría defenderlos.

Pero lo que mas sentía, era decepción.

Decepción por que aquellas personas que tanto estimaba, actuaron como aquellos enemigos a los que querían derrotar, hicieron todo lo que ellos despreciaban, se convirtieron en quienes querían destruir.

La rubia se levanto de la banca mientras tomaba si bastón color platino y caminaba lentamente en dirección a unas puertas de color azul con el símbolo de un circulo con alas.

Lentamente la abrió y se adentro en aquella gran habitación, en ella, había muchas personas en camas siendo atendidas por doctores, algunos con todo el cuerpo envuelto en vendas, otros extremidades faltantes, e incluso algunos que estaban completamente envueltos en yeso.

Tras algunos segundos de pasar entre camillas llego a una en particular, en ella, se alzaba un hombre joven, muy grande y musculoso, con pelo de color castaño y ojos azules, con la ropa blanca característica de quienes están hospitalizados, aparentemente estaba leyendo una revista, aunque cuando vio a la rubia dejo de prestarle atención al trozo de papel y le sonrío.

-¡Hermana!, que gusto verte.- El tono del chico era amigable, aunque la cara de la rubia no denotaba nada de alegría, y esto no paso desapercibido.

-Te noto afligida luxxana, ¿Sucede algo?- Su curiosidad le gano y pregunto el motivo de las emociones negativas de su hermana.

-Garen, quiero preguntarte algo.- L a rubia mantenía un tono neutral mientras su hermano se estiraba un poco.

-Lo que quieras hermanita, soy todo oídos.- El chico no entendía el por que su hermana se veía desanimada.

-Si alguien defiende a una persona que le importa desconociendo las intenciones maliciosas de esta, ¿eso estaría mal?.- La jovencita denoto un tono muy tranquilo, pero algo decaído en su pregunta.

-Por su puesto que no, el esta haciendo lo correcto, el que se equivoca es aquel con intenciones maliciosas por aprovecharse de la bondad de el que la defiende.- El castaño respondió sin titubear, pues su repuesta fue muy clara, parecía muy convencido de lo que decía.

La rubia de ojos azules se tomo un momento, cerro los ojos y suspiro, luego de un momento los abrió y miro a su hermano con firmeza.

-Bien, ahora responde esto, ¿ Si nosotros queremos hacer que las injusticias y maldades de Noxus sean acabadas, ¿No tendríamos que atacar a sus gobernantes en vez de masacrar a su pueblo, quien es engañado, en nuestras sangrientas cruzada?.- La rubia no tuvo pelos en la lengua al realizar esta pregunta, y gran parte de la habitación la escucho, quedando la misma en un absoluto silencio.

La cara de el castaño cambio, su rostro paso de uno alegre y comprensivo a uno muy serio.

-Escúchame bien lux, la UNICA cosa que no voy a discutir contigo es sobre nuestro propósito, la UNICA, y escucha bien ¡UNICA¡ cosa que importa para nosotros es el enterrar bien hondo el estandarte de Noxus, fuimos entrenados, criados y entrenados SOLO para hacer justicia ante esos canallas cobardes, ¿o acaso no recuerdas las cosas horribles que les han hecho a la gente de runaterra?, a la gente de Demacia, A NUESTRA GENTE LUX.- La subida de tono de su hermano hizo retroceder a la rubia, quien estaba bastante intimidada por la cara de enojo de su hermano, aunque no se corto demasiado, ya que, con lagrimas en los ojos comenzó a gritarle.

-¡¿Y acaso nosotros no hemos echo cosas horribles?!, NOSOTROS declaramos la guerra, NOSOTROS los enviamos a campos de concertación para esclavizarlos, NOSOTROS quemamos sus pueblos, NOSOTROS sabíamos quienes eran sus cabecillas y aún así no los atacamos a ellos, y TU fuiste quien tiro a la basura TODOS los valores que nos enseñaron, justicia, dignidad y honor, TU atacaste a un inocente con la intención de matarte en vez de hacerle entender que estaba equivocado y gracias TI y a jarvan, el mejora aliado que pudimos haber tenido nos DETESTA y cuando Noxus nos ataque de nuevo, y por supuesto que lo ara EL los defenderá, Y DEMACIA VA A CAER ANTE AQUELLOS QUE TRATAMOS DE ELIMINAR.- Gritando con los ojos llenos de lagrimas la rubia saco todos los sentimientos malos en aquellos alaridos de tristeza.

Garen estaba furioso, se levanto de aquella camilla y se acerco estrepitosamente a su hermana, pero fue detenido por una lanza, la cual fue puesta entre los 2.

-¡SILENCIO LOS DOS!- La voz de un furioso jarvan corto la discusión de los Conguard.

-¡Pero Jarvan ella…!- Garen trato de argumentar, pero nuevamente fue interrumpido.

-¡Silencio, no pienso dar lugar a discusiones tontas cuando hay asuntos mas importantes que atender.- La orden estaba puesta, así que ambos se callaron y bajaron la cabeza.

-Lux.-Jarvan no demostraba emoción alguna en sus palabras.-Quiero que salgas a buscar al guerrero dorado y le pidas una disculpa en nombre de Demacia, lo ultimo que necesitamos es que alguien con esa potencia de combate se vuelva nuestro enemigo.- Las palabras de el príncipe trajeron calma al ambiente, aunque no mucha.

-Y Garen, tu hermana tiene razón, en esa batalla no peleaste para proteger a los nuestros, peleaste para hacer daño al que tenias delante, y no voy a tolerar que eso se vuelva a repetir, ¿quedo claro?.- EL príncipe parecía muy enojado con el castaño, y este no parecía muy feliz con que su hermana y su mejor amigo lo recriminaran.

-Si Jarvan…- Con un suspiro el castaño se sento de nuevo en su camilla y se puso a leer la revista.

Lux miro al príncipe y este le regalo una sonrisa, con sus labios, sin hablar, articulo la palabra “ve”, y sin mas se retiro.

Atravesó la puerta, corrió por las escaleras, bajo los 11 pisos con una velocidad increíble y salio corriendo del hospital en busca de aquel que había vencido a la armada escudo de luz.


Mientras esto ocurría y el ultimo sol terminaba de esconderse para dar paso al inicio de la noche, nuestro azabache favorito había divisado a lo lejos el gran edificio de color blanco.

Caminaba despreocupadamente por las calles de la ciudad del progreso mientras veía como el ultimo de los soles se escondía en el horizonte, aunque si camino se vio interrumpido por una sensación rara, como si algo lo siguiera.

-“¿Pasa algo elegido?”- la voz inconfundible de el dragón eléctrico resonó en su cabeza mientras el poco a poco frenaba el paso.

-Es… raro, se siente como si alguien…- El azabache se llevo la mano a la barbilla mientras cerraba los ojos un momento, pero rápidamente los abrió señalando un callejón con el dedo.

-¡Quisiera venderme algo!- y gritando señalo a la parte mas oscura del callejón, pero no obtuvo respuesta.

-“¿Por qué hiciste eso?”- Pregunto con curiosidad el rey.

-Por nada, lo vi en un episodio de Roberto Estropajo y quería ver si me salía, jejeje.- Aclaro su amigo fantasmal. –Pero cambiando de tema, ahora es un momento bueno para que me expliques que esta pasando zekrom.- Dijo Ash con un tono serio.

El dragón no dijo nada en unos segundos, pero pronto comenzó a hablar.

-“Muy bien ash, por favor no me interrumpas y guárdate las preguntas para el final.”- con este primer aviso el Pokémon negro puro se dispuso a dar la explicación a sus compañeros de que estaba pasando.

-“Hace mucho, mucho tiempo, miles de millones de años atrás, nuestro creador, Arceus, se dio cuenta que no podía estar cuidando el universo y sus diferentes dimensiones solo, no es que no pudiera, simplemente es muy flojo”.- Ash rio ante este y siguió su camino, aún quedaban unas quince cuadras para llegar.

-“Entonces, bajo el pensamiento de dar paz al universo creo a los Pokémon legendarios, criaturas con una fracción de su poder que se encargarían de mantener el orden, pero pasado un tiempo, se dio cuenta que tampoco eso seria suficiente, asi que creo a los Guardianes del Aura, humanos que utilizan la energía del universo y la manipulan para hacer cosas increíbles”-.

Ash y el rey de Pokélantis escuchaban atentamente este relato, tratando de prestar la mayor atención posible.

-“Así pues, los guardianes cada vez se fueron haciendo mas poderosos, hasta que un día, nació el primer elegido, un niño con capacidades superiores y muy raras, capaz de usar el Aura a otro nivel, haciendo cosas como volar, lanzar energía de distintas maneras, controlar elementos, transformarse y fusionarse.”- Esto ultimo despertó curiosidad en el moreno.

-¿Fusionarse?, ¿y como es eso?.- Zekrom río un momento antes de responder.

-“La fusión es una técnica especial que consiste en que el usuario se conecta con otro ser conciente y unen sus cuerpos y sus mentes en uno solo”.- Zekrom hizo énfasis en lo del ser.

-“¿Podrías darme un ejemplo?”.- Pregunto el rey sentado en el sofá bebiendo una cerveza.

-“Si, pero rimero debes saber que hay distintos tipos de fusiones, y todas deben cumplir la misma condición”- La voz del dragón era casi como la de un profesor enseñando a sus alumnos.

-¿Y cual es esa condición?- pregunto Ash mientras cruzaba la calle.

-“Confianza, entre los usuarios debe haber confianza, así pues, el elegido de turno puede fusionarse con Pokémon, esto ocasionara que el elegido porte una armadura físicamente similar a la del Pokémon y consiga habilidades similares, pero ligeramente alteradas, ahora bien, si la fusión es con un Pokémon legendario, el tamaño del elegido se ajustara al tamaño del Pokemon en cuestión, mientras que si es con un humano, o humanoide, esto dará paso a un nuevo ser, que tendrá las habilidades físicas de ambos, y en cuando a fuerza, se multiplica el poder de los dos individuos, y el resultado es el poder de la fusión”.- Zekrom parecía bastante calmado después de dar una explicación tan impresionante.

-¿Confianza?, explícate mejor, por favor.-Ahora Ash, quien no parecía entender muy bien.

-“Para poder ejecutar una fusión exitosa ambas partes deben tener un vinculo, deben confiar su vida en el otro, así la fusión será estables.”- Explico más detalladamente la bestia eléctrica.

La charla siguió mientras el azabache se dirigía al hospital, aunque este no sabia que se encontraría una GRAN sorpresa dentro.

Mientras zona practicaba tocar su arpa, Lissandra miraba la ventana sin inmutarse y Cait hacia papeleo en la planta baja, Ahri estaba sentada al lado de Sona mientras sse llevaba la mano al mentón y parecía pensativa.

-Hmmm….- De un momento a otro se paro de su asiento y se dirigió a la bruja de hielo.

-Lissandra, ¿puedes venir un momento?.- Trato de sonar lo mas educada posible, y, consiguiendo atraer la atención de la bruja, la misma se acerco.

-¿Qué pasa?.- El tono de Lissandra era neutro, casi como si no le importara en lo absoluto.

Ahri miro para todos lados y vio que no había nadie, entonces comenzó su artimaña.

-Chicas, creo que es momento que les diga algo.-Sona volteo a ver a su amiga mientras esta dab un paso al frente.

-Verán, desde que conocí a Ash siempre me pareció una persona interesante, y a medida que pasaba tiempo con el me di cuenta de una cosa, el me interesa.- La zorra no tuvo pelos en la lengua en su declaración, y a ninguna de las otras dos féminas les gustaba a donde se dirigía el asunto.

-Y francamente, estoy cansada de que el se fije en mi, asi que are mi jugada ahora.-Sona se puso de pie y miro con molestia a su amiga, aunque la Lissandra fue la que alzo la voz (y la única que podía hacerlo).

-¿Y se puede saber por que nos cuentas esto?- Dijo la fría chica con molestia.

Ahri esbozo una sonrisa que denotaba mucha confianza.

-Porque se que a ustedes también les interesa Ash, pero tristemente, no me gusta compartir.-Ahri abrió ligeramente las piernas, como si se preparara para algo, Sona se levanto de su asiento y Edwal comenzó a levitar para ponerse a su alcance, mientras Lissandra fruncía el seño.

-¿Y que piensas hacer?, ¿pelear?- Lissandra parecía tratar de bajar la tensión de la situación.

Ahri rió mientras, sin que se dieran cuenta, se llevaba la mano a la espalada.

-No querida, no soy un animal, y nunca mas lo seré.- Con esta ultima afirmación, la zorra de nueve colas formo un corazón rosa en la mano que tenia en la espalda, era de color rosa y parecía estar echo de una sustancia parecida al humo.

Sin darle tiempo a ninguna de sus compañeras de hacer algo, lo arrojo al suelo y este exploto ocacionando una gran nube de color rosa que cubrió toda la zona en donde ellas estaban.

Sona tosía e intentaba ver a donde retirarse, pero no alcanzaba a ver nada, incluso había perdido a Edwal de vista, y cuando todo parecía ir mal algo la tomo del brazo, miro de que se trataba y vio un guante de color azul con una gema transparente, lo reconoció de inmediato.

-“¡Ash!”- Pensó alegre la chica mientras veía la cara del azabache aclararse en el humo.

-¡Corre, hay que refugiarnos!- Dijo con firmeza el chico mientras jalaba a la chica, y, tras unos segundos de correr, ambos entraron a un baño.

Al cerrar la puerta, ambos respiraban agitadamente, pero se compusieron rápido.

Sona miro a Ash como si de un caballero de brillante armadura se tratase, este le regalo una sonrisa y, sin previo aviso corto la distancia entre ellos y la abrazo, mirándola muy de cerca a los ojos.

Sona estaba paralizada, Ash la abrazaba de la cintura mientras cada vez se acercaba mas a su rostro, ella no estaba pensando con claridad, solo se dejaba llevar por la felicidad y el momento, tras unos segundos, ambos cerraron la distancia de sus rostros en un tierno beso, el cual se mantuvo así durante varios segundos.

Con los ojos todavía cerrados, ambos se separaron por falta de aire, pero se dio cuenta d una cosa, Ash no estaba allí, pero si estaba abrazando a alguien

-Unos momentos antes, vista de Lissandra-

El humo creado por la zorra se expandió rápido y Lissandra sin darse cuenta lo respiro, ahora estaba tosiendo y no veía señales de Sona ni de Ahri.

-Esa desgraciada, cuando la encuentre me las va a pagar.-Decía una furia Lissandra mientras dejaba que sus piernas se congelaran y se unieran para poder desplazarse con mas agilidad, pero antes de emplear la retirada escucho una voz muy familiar.

-¡P-por favor, ayúdenme!- Pedía la voz con desesperación desde la derecha de Lissandra.

Sin perder tiempo, la peliblanca se deslizo hacia donde venia la voz y se llevo una gran sorpresa.

Arrodillado se encontraba Ash, tosía muy fuerte y parecía que en cualquier momento perdería el conocimiento.

No entendía lo que pasaba, pero tenia en claro una cosa, tenia que sacarlo de ahí.

Rápidamente corto la distancia entre los dos y lo tomo del brazo, lo levanto y lo miro, el azabache parecía muy sorprendido de verla, pero rápidamente ojos del chico se iluminaron y conectaron con los de ella.

-¡Corre, hay que refugiarnos!- Dijo con firmeza la chica mientras jalaba al moreno, luego de unos segundos corriendo, la chica diviso una puerta y los metió ahí, tras cerrarla, creo una barrera con su mas poderoso hielo negro para que cierta zorra no los atrapara, y tras esto volteo a ver el estado de su amigo.

Ambos respiraban agitadamente, y la bruja se sentía extraña, como si no pudiera controlarse.

Rápidamente abrazo al azabache por la cintura, este parecía sorprendido, pero no parecía tener interés en resistirse.

La bruja cerro los ojos, y, haciendo caso omiso a su parte cuerda, planto un beso en los labios del moreno.

El beso fue tierno, largo, y muy irónicamente calido, y, al separarse por falta de aire, la chica estaba muy sonrojada y muy excitada.

Pero todo esto se fue al caño cuando vio a quien estaba abrazando.

Con sus enormes pechos y su vestido azul claro Sona respiraba de forma agitada mientras un pequeño hilo de baba salía de su boca, y , mientras Lissandra trataba de entender que diablaos estaba pasando, escucho una risa que venia de afuera de la habitación, y sabia muy bien de quien era.

Las piezas lentamente empezaban a encajar, y sus ojos se abrieron como platos al darse cuenta de lo que había pasado.

Antes de que Lissandra pudiera maldecir a Ahri, escucho sollozos, volteo a ver a Sona, y, efectivamente, se trataba de ella.

Sona estaba arrodillada en el suelo mientras tenia las manos en la boca y muchas lagrimas escurrían por su cara, sus ojos lucían desesperados y no parecía querer detenerse pronto.

-¡MALDITA SEA AHRI, SONA ES TU AMGIA, ¿QUE MIERDA TIENES EN LA CABEZA?!- Grito furica Lissandra mientras el hielo sobro el que se movía comenzaba a ponerse en punta y a expandirse por todo el baño, rompiendo el espejo y el tocador, pero sin hacercase a Sona.

-Grita y maldíceme todo lo que quieras Lissandra, ni tu puedes romper el hielo negro, y Sona…- La voz de Ahri con esto ultimo pareció quebrarse, y una lagrima escurrio por su megilla.

-No te pido que me perdones, solo que me entiendas, si quieres dejar de hablarme lo entenderé, pero no puedo dejar que ustedes me roben al unico chico que de verdad me intereso en la vida.

Tras esto, la zorra comenzó a caminar lejos de ahí, tomo el ascensor y se dirigió a la planta baja, ya ahí, se sentó en un sillón mirando a la puerta principal.

Esperando.
 

VICTORELNAZI

El Francotirador
Registrado
12 Jun 2015
Mensajes
356
Offline
Qué buen capítulo, estuvo excelente, ahri parece antagonista pero aun asi en la guerra y el amor todo se vale y no puedo esperar el momento el siguiente para ver si ash y ahri se encuentran y esten solos aunque aun falta caytlin que de seguro no le va a agradar nada todo esto
 
Última edición:

Lector Luigi

El eterno lector del fanfiction
Registrado
11 Sep 2012
Mensajes
441
Offline
Buen capitulo entre la discución de los demacianos, la sección de Ash y el inicio del conflicto entre las chicas...entones se acabo el harem y empieza la pelea por ser la unica. como sea, seguire leyendo para ver como acaba esto. Pobre de Sona.
 

DarkSatoshi

Mi psicologo va a terapia por mi culpa
Registrado
9 Ago 2015
Mensajes
23
Offline
wow wow wooow que puedo decir el capitulo estuvo buenísimo, aunque creo Ahri se le paso un poco la mano, pero cuando uno esta enamorado hace muchas estupideces, algo que me pareció algo irónico y me dio algo de risa fue que Ahri piensa que Sona dejara de hablarle, como si alguna vez hubiera hablado Sona XD claro que no toda la culpa es de Ahri, es decir si las hipnotizo, pero no es como si ella fue y las obligo a agarrarse a besos, ese Ash y su maldita suerte con las chicas XD
 

MaxiCamarkun

El alto, pendejo y amigo de todos.
Registrado
13 Oct 2014
Mensajes
487
Ubicación
Argentina.
Offline
Dentro de la cabeza de nuestro idiota favorito, los protagonistas de la primera parte de este capítulo se encontraban bebiendo unas deliciosas cervezas sentados en sus cómodos sillones mientras veían lo que pasaba afuera del cuerpo de Ash en una televisión de pantalla plana.

Pasaron algunos minutos desde que la conversación de los 3 termino y ellos regresaron al interior de su cuerpo, mientras Ash caminaba al hospital.

-Oye, ¿quién crees que ara su movida primero? - Preguntaba el rey mientras subía sus piernas al sillón.

-Para serte sincero, yo apostaría por la Khumino, o la del pelo azul, quizá la bruja, pero las otras son muy tímidas. - Dijo el Pokémon negro puro mientras le daba un sorbo al alcohol.

-Hmmm, oye, ¿qué tal si apostamos?.- Dijo el rey mirando directamente al dragón.

-Te escucho. - Dijo el legendario volteando.

-Los dos apostaremos porque chica ara el primer movimiento con Ash, si yo gano tu tendrás que bailar frente a todos. - Aclaro el rey con malicia.

Zekrom sonrió con confianza.

-Muy bien, pero si yo gano, tomaras control del cuerpo de Ash y lo vestirás de mujer. - Dijo el dragón mientras se ponía de pie.

-¡Ja!, eso lo aria sin apostar, ¿cuál es el truco?- Pregunto bebiendo más del alcohol.

-El truco es que el que estará vestido serás tú, mientras Ash esta cómodo aquí. - Dijo el sacando otra cerveza de la nevera.

El rey casi escupe su bebida, miro con odio al dragón, pero sonrió.

-Bien, acepto, y yo apostare por Ahri.- Dijo el rey de Pokelantis.

-Entonces, yo apuesto por la oficial pelirrosa.- Dijo el dragón alejándose del rey, mientras este miraba confundido.

-¿Ella?, entiendo que es enérgica, pero ¿no es algo nueva?, además, ¿A dónde vas?.- Pregunto mientras recibía una señalación para que lo siguiera.

El rey se puso de pie y comenzó a seguir al dragón.

Salieron de la sala de estar y recorrieron un largo pasillo de alfombra roja y paredes de mármol, doblaron a la izquierda y se encontraron con unas grandes puerta de color amarillo.

El rey quería preguntar, pero antes de poder hacerlo Zekrom hizo un gesto con la mano y las puertas se abrieron solas, dando lugar a un salón totalmente oscuro, pero que por la tenue luz que venía de afuera se podía divisar algo en el centro.

Ambos entraron y Zekrom cerró la puerta.

El rey no entendía muy bien lo que pasaba, pero poco tiempo tuvo para pensar, pues Zekrom lanzo un leve drago aliento al centro de la habitación, y con la luz del ataque vieron a algo, mejor dicho, a alguien parado en medio de la habitación.

El drago aliento comenzó a moverse por toda la habitación encendiendo unas lámparas que había a los costados, luego de un momento, todo era visible.

La habitación era amplia, tenía unos 10x10 metros, las paredes de mármol de color amarillo con detalles de relojes le daba un ambiente raro, y todo estaba de color dorado.

Pero sin duda lo que más llamaba la atención de ese lugar, era que, en el centro, había una estatua humanoide, era alto, casi 2 metros, de color blanco, no tenía pelo, no tenía ojos, tampoco boca, pero si una larga cola, parecía un maniquí al cual se le pone en las tiendas, era extremadamente poco detallistico y parecía una especie de hombre gigante.

Zekrom avanzo hacia la escultura seguido del rey, al llegar el Pokémon toco la escultura y esta comenzó a brillar con un color blanco muy intenso.

Ambos retrocedieron mientras todo el lugar temblaba, ellos no lo sabían, pero Ash detuvo su andar y se llevó las manos a la cabeza del dolor.

Los temblores pararon tras unos segundos y la luz proveniente de la estatua se fue, pero ahora esta parecía mas articulada, ya no parecía una estatua, si no una especie de lagarto gordo, aunque esta no mostraba emoción alguna, aunque tampoco es que pudiera, después de todo, no tenia rostro.

-¡Janemba!- Grito aquella mientras las puertas se abrían detrás de los dos entes y de aquel misterioso ser emanaba mucha energía.

-¿Qué es esa cosa?.-Pregunto sorprendido ante tal demostración el rey.

-Esa cosa, amigo mío es la manifestación del espíritu de Ash combinado con su aura y el espíritu de batalla de Ash, este se ah manifestando antes, cuando el libraba combates Pokémon, pero ahora está empezando a liberarse, esto es gracias a las ultimas peleas que tuvo Ash, y sobre todo por las emociones tan fuertes que ha experimentado durante su viaje.- Explico el dragón viendo como aquel extraño ser volvía a quedarse quieto.

-Entonces, ¿esa cosa es el alma de Ash? - pregunto intimidado el rey de Pokelantis.

-En términos simples, sí, pero es más complicado que eso, veras, todos los guardianes del aura pueden manifestar su espíritu en el mundo exterior, esto es usado generalmente para pelear, y, una vez que el sale, se quedara a acompañar a su portador durante toda su vida, además adoptan una forma física basándose en el estilo de pelea del usuario y sus emociones, también, si dañan al espíritu del usuario, este recibirá una buena parte del mismo, y si el usuario esta exhausto la fuerza del espíritu de verá reducida.- El dragón tomo al rey del brazo y lo saco de la habitación y cerro la gran puerta tras de sí.

El rey trataba de asimilar lo que pasaba, pero era difícil, así que escogería con cuidado sus próximas preguntas.

-Entonces, si el espíritu debe parecerse al usuario, ¿Por qué esa cosa parecía un maniquí?.- Pregunto el rey mientras caminaba junto al dragón a través del largo pasillo.

-Eso se debe a diferentes factores, en primera, Ash todavía no lo ha utilizado, el uso esas trasformaciones para pelear, por lo que no necesito de su uso, segundo, el desconoce la existencia de su propio Stand, por lo que le es imposible utilizarlo, y tercero, el Stand del tipo de elegido que es Ash solo se muestra cuando un Pokémon y él se encuentran luchando al mismo tiempo, entonces el Stand se manifestara con alguna característica del Pokémon en cuestión y una apariencia física basada en cómo se sienta el usuario.- Luego de explicar esto, ambos llegaron de nuevo a la sala de estar donde se sentaron cada uno en un sillón diferente para continuar la conversación.

-Espera espera, ¿Stand?.- El rey parecía no entender lo que esa palabra significaba.

-Es el nombre que se le da al espíritu, lo pase por alto, perdón. -Se disculpó por olvidar explicar el asunto.

-Bien, con ese tema cerrado, háblame sobre esas “transformaciones” que sufre Ash cuando está peleando, ¿qué son?.- La gran incógnita fue lanzada, ¿Cuál era el secreto de esas misteriosas transformaciones?.

-Bien, voy a extenderme un poco, pero tratare de ser claro, esas transformaciones son lo que se conoce como “estallido aural”, y suceden cuando el usuario necesita aumentar su poder en una batalla, generalmente esto se disparara las primeras veces por arrebatos de ira, pero con entrenamiento se pueden controlar, esta transformación hace que Ash aumente su poder basándose en su fuerza normal, multiplicándola por el número que sea necesario, a su vez, el mero hecho de ser un guardián aural, y en este caso un elegido, hace que el entrenamiento físico que tenga Ash sea mucho más progresivo que el de una persona normal, y siendo capaz de aprender asombrosas técnicas usando el aura.- Todo esto sorprendió mucho al rey quien guardo silencio un momento, eran bastante impresionante estas revelaciones.

-Pero el no entreno su cuerpo, sin embargo fue capaz de vencer a esa armada.- Aclaro anonadado el rey.

-Exacto, ahora imagínate, ¿que conseguiría con un correcto entrenamiento?.- Zekrom se levantó mientras decía eso, se fue al refrigerador y saco pan, jamón, queso, entre otras cosa.

-Hmmm, supongo que solo queda esperar y ver qué sucede. - Con esta última aclaración el rey fue con el dragón a hacerse un sándwich.

Mientras esto ocurría, Ash había logrado avanzar lo suficiente como para divisar el hospital, debía encontrarse a unas 3 cuadras del mismo, todo parecía en orden, pero algo le pareció raro, desde las puertas del hospital una chica salió corriendo, tenía el pelo rubio corto, una pechera de metal color platino, con algunos detalles de tela, un falda de metal del mismo color de la pechera.

La extraña chica detuvo su avance a pocos metros de salir de la entrada, tras esto, comenzó a voltear de un lado al otro, como si buscara algo, aunque no parecía que encontrara algo, luego de esto, con la misma velocidad con la que salió, se fue por una calle a la derecha del hospital, perdiéndola Ash de vista casi al instante.

Con paso calmado Ash avanzo hasta que, finalmente, logro entrar a establecimiento, la recepción se veía igual, solo que había menos gente que antes, avanzo lentamente dirigiéndose al ascensor, pero se detuvo casi al instante, pues vio algo bastante…, interesante.

A algunos metros de el, Garen se alzaba con su atuendo normal y el brazo derecho enyesado, Ash frunció el ceño y avanzo hacia el con paso molesto, ¿cuándo ese idiota había llegado al hospital?

La ira le duro poco, pues recordó una cosa, Katarina todavía seguía en cama, y si ese idiota estaba allí, sus compañeros también lo estaban, y la pelirroja corría peligro.

Con velocidad se dirigió al ascensor, pero fue detenido por el agarre de alguien.

-¡Ash, que bueno que regresaste, te extrañe mucho¡- La Khumino tomó por sorpresa a Ash abrazándolo por la espalda y apoyando su cara en su cuello.

-A-Ahri, a mi t-también me da gusto verte. - No mentiría, la presencia de Ahri tan cerca de él lo ponía nervioso, era la misma sensación que experimento cuando se bañó con Sona.

-A mi también me da mucho gusto verte, más de lo que crees, ven Ash, sígueme, tengo algo especial para ti. - Ni corta ni perezosa, la chica sabía perfectamente que tenía que alejar a Ash del piso donde atendían a Katarina, pues allí estaban Lissandra y Sona atrapadas en el baño.

La pelinegra de nueve colas tomo por la mano al chico y lo llevo al ascensor, allí, presiono el botón del piso número 12, el lugar en donde Ash, Sona y Lissandra habían pasado la noche anterior.

Ash no estaba demasiado seguro de que era lo que ella quería mostrarle, pero se la vei bastante feliz, pues tarareaba una canción mientras estaban en el ascensor.

-Ash, ¿tienes la llave de la habitación en la que durmieron ayer?.- Pregunto la Khumino al chico.

-Sí, la tengo en el bolsillo. - Dijo Ash sacando la tarjeta que le dio Akali el día anterior.

-Dámela por favor. - Dijo la chica extendiendo la mano.

-Claro, toma. - Ash le dio la tarjeta de manera rápida. -Pero, ¿Qué clase de sorpresa me darás?- Pregunto con curiosidad el chico.

Ahri sonrió y se puso directamente frente a Ash, llevo su cara a la oreja de Ash poniéndolo algo nervioso y le susurro.

-Ya lo veras…-

Mientras la Khumino llevaba a al chico a su habitación con no muy buenas intenciones, dos pisos más arriba, una bastante enojada Lissandra luchaba por destruir su propio hielo negro, aunque sus intentos parecían poco eficaces.

Tras unos momentos, ella dejo de intentarlo y se recostó sobre la congelada puerta, alzó la mirada a Sona, se la veía bastante triste.

-Oye, tranquila, pronto saldremos de aquí. - Lissandra trataba de subirle los ánimos a la muda, pero no parecía dar resultado.

La bruja de hielo suspiro con pesadez, tenía que encontrar la manera de salir, pero también quería levantarle los ánimos a su “compañera”.

-Sona, mira, sé que no somos “las mejores amigas”.- Dijo Lissandra ganándose la atención de la peli azul. –Pero, en este pequeño “viaje”, pude ver que eres una persona dulce y agradable, y, si te sirve de consuelo, sé que Ash sería muy feliz a tu lado. - Dijo la peliblanca un poco sonrojada.

Sona se sonrojo y desvió la mirada muy apenada, Lissandra dio una pequeña risa y creo un pequeño fragmento de hielo con forma de bolígrafo, luego, creo una pequeña tabla de hielo, de unos 10x10 cm, y le dio ambas cosas a la chica, que estaba entada en el espacio de la ducha.

-Úsalo, deberías poder escribir allí, supongo que estaremos aquí hasta que alguien se dé cuenta y nos saque de este lugar, o hasta que se nos ocurra algo, y mientras tanto, no quiero estar hablando sola como una loca mientras no tienes como responderme. - Lissandra fue muy amable, mucho más de lo que estaba acostumbrada a ser con la gente, y fue así porque sabía que Sona era una persona muy sensible.

Sona estaba impactada, era la primera vez que aquella bruja era amable con alguien sin que fuera para conseguir algo.

Utilizando los elementos proporcionados por la peliblanca, Sona comenzó a escribir, finalmente, volteo la tabla y se podía leer lo siguiente:

-Si no salimos de aquí rápido Ahri va a hacerle algo muy malo a Ash. - El rostro de Sona denotaba preocupación, y el de Lissandra se veía igual.

-Lo sé, pero quiero saber, ¿qué piensa hacerle?, tu eres una buena amiga de ella, la conoces, así que supongo que sabes que tiene pensado hacerle. - Lissandra fue muy directa con la peli azul, ambas intercambiaron miradas, entonces, Sona borro lo que escribió anteriormente y uso aquellos utensilios para elaborar un nuevo texto, este fue un poco más largo, pues tardo algo más de tiempo en terminarlo.

-“Ahri es mi amiga, la conozco desde hace algunos años, las dos sabemos qué clase de persona era ella antes, así que no pienso entrar en detalles, pero ahora es diferente, ella no va a hacerlo para alimentarse, lo hará por que Ash le gusta, pero temo que no se controle y acabe asesinándolo tal y como asesino a esas personas.”- Sona mostraba preocupación, le dolía mucho escribir eso sobre su amiga, pero era la verdad.

-Bueno, pero y ¿si simplemente quiere estas a solas con él?, a pesar de que sus medidas fueron algo drásticas, no creo que sea tan tonta para hacerlo con e sabiendo que su vida está en riesgo. - La bruja de hielo trataba de no ser tan pesimista, pero la mirada de la peli azul no decía nada bueno.

Sona escribió de nuevo en la tabla, esta vez con más rapidez, tras unos segundos, volteo la misma para que Lissandra la viera.

-“Las dos sabemos que eso no va a pasar, Ahri es una mujer muy “coqueta”, por lo que dudo que nos encerrara aquí solo para hablar con él a solas, además, esto es personal, es mi amiga, pero eso no quiere decir que voy a tomar a la ligera sus errores, ella arruino mi primer beso, algo que se supone seria especial, con alguien que de verdad me gustara, pero ahora todo se fue al caño, y todo por su culpa. La perdonare, sí, pero no sin antes arrojarle un buen balde de agua fría para que se le pase la calentura.”- A Sona se le marco la vena en la frente como esto último, Ahri era su amiga, pero fue muy lejos y la reprendería por sus equivocas acciones.

Lissandra se cruzó de brazos y miro de manera rara a la hermosa chica de ojos azules, luego de esto, se llevó la mano a la nuca y desabrocho su visera, tras esto, se quitó su casco revelándole a Sona su pequeño secreto.
Ver el archivo adjunto 353450
Sona se llevó las manos a la boca (algo un poco inútil) y sus ojos se abrieron como platos al ver a Lissandra sin aquella cosa.

-Mira, no hago esto por nada, trato de demostrarte que puedes confiar en mí, no sé si te diste cuenta, pero confesaste que te gusta Ash, así que para estar a mano, yo también te daré un secreto mío, espero que puedas mantener mi confianza, pues es algo que muy pocas personas tienen, ah y por cierto…- Lissandra se puso rápidamente su casco de nuevo ante la muy roja Sona que se tapaba la cara de la vergüenza por lo que la bruja le había dicho.

-A mí también me gusta…, mucho, pero no pienso jugar sucio, no te mentiré, tratare de ganármelo, después de todo, para alguien que ha vivido tantos cientos de años como yo, no es muy fácil que se diga encontrar alguien que de verdad te guste, así que, ¿aceptas mi tregua de competencia sana? - La bruja de puso de pie y le extendió la mano a la muda, regalándole una sonrisa no muy amplia, pero sí muy sincera.

Sona estaba muy impactada por la cantidad de cosas tan fuertes que le había dicho aquella poderosa maga del hielo, pero ella ya lo sabía, sin notarlo se habían vuelto amigas, así que, sin tardarse mucho, se puso de pie y le dio un apretón de manos a la peliblanca.

Era un momento memorable, pero se vieron interrumpidos por algo, el baño se sacudió, una, dos tres veces, hasta que finalmente, una de las paredes que no estaba afectada por el irrompible hielo de Lissandra cedió, revelando a ni más ni menos que al gran golem de vapor con su traje de policía, quien abrió un agujero en la pared para que salgan.

Ambas sonrieron y salieron del baño, solo para ver que cierta pelinegra tenía la mano en la cara mientras se apretaba la cien con los dedos.

-Miren, no me importa porque hicieron esto, pero no quiero problemas en mi turno, así que más vale que vallan a recepción a reportar esto y decir que fueron ustedes, y más les vale que alguna de ustedes pague por el muro y los daños, o me voy a enfadar MUCHO, ¿! EH SIDO CLARA ! ?. - El grito de Akali sacudió todo el edificio mientras, con una asentida rápida ambas mujeres bajaron a la recepción para no sentir la ira de “el puño de la sombra”.

Akali giro su cabeza lentamente hacia Blitzcrank con una vena marcada en la frente mientras sacaba su Kama y la apuntaba hacia el golem quien parecía muy asustado.

-Vete antes de que te convierta en una tostadora…- La amenaza fue rápida, pero más rápida fue la sobre marcha del golem quien se retiró del lugar cual auto de carreras.

Akali respiro onda y se tranquilizó al dirigirse hacia una ventana y mirar la cuidad, se veía muy hermosa con el cielo nocturno, las estrellas, la luna, los cohetes dirigiéndose hacia el edificio principal desde lo lejos.

Si todo era muy hermoso…

Mientras tanto, dos pisos más abajo, Ash y Ahri entraron a la habitación guiados por Ash (pues era el único de los 2 que sabía cuál era la habitación correcta), Ahri cerró la puerta mientras Ash, con desconocimiento de lo que pasaba, avanzo inocentemente hacia el centro de la misma, dejo su mochila en la cama, y volteo a ver a la chica.

-Bien, ¿cuál es mi sorpresa Ahri?.- Ash parecía bastante alegre, como si a un niño le compraran una barra de chocolate.

Ahri dio una sonrisa y se sonrojo bastante, se puso frente a Ash, lo tomo de los hombros y lo sentó en la cama.

-Cierra los ojos. - Dijo Ahri mirando de forma tierna al moreno.

-¿Qué?, ¿pero por qué?.- Ash no estaba entendiendo las peticiones de su amiga.

-¿Acaso no confías en mí..?- A la chica comenzaron a brillarle los ojos, mientras hacia una pose dramática llevándose la mano a la cara y Ash sabía muy bien que significaba esto.

-¡No, espera, está bien los cerrare!- Ash obedeció de manera rápida.-¡Mira, están cerrados, pero por favor no llores!.- Ash parecía hacerle una plegaria a la chica, Ahri dibujo una sonrisa macabra mientras le llevaba la mano a la espalda y generaba uno de sus corazones de humo.

-Ash, eres un chico increíble, eres amable, sincero, atento, no te importa tomar riesgos si eso significa proteger a las personas, eres caritativo bueno…- Como era de esperarse Ash, comenzó a sonrojarse mucho, pero con Ahri era distinto, ella saco su mano con el corazón de su espalda y lo alzo, como si lo fuera a arrojar a Ash.

Las lágrimas comenzaron a brotar de la chica, quien apretaba los dientes mientras su mano temblaba junto con todo su cuerpo, ella no podía, no podía hacerle eso, no al él.

-Y yo… soy una mala persona, una mala amiga, soy egoísta, mala, una traidora, una asesina…, yo, yo no merezco seguir a tu lado…, yo...- El corazón de la chica desapareció, y ella cayó al suelo llorando desconsoladamente mientras se tapaba la cara con ambas manos.

Ash se dio cuenta de que algo andaba mal, abrió los ojos, y esa escena, junto con lo que le había dicho la chica, le rompieron el corazón, se puso de rodillas en el suelo y le dio un fuerte abrazo a la chica, quien fue tomada de sorpresa.

Se sentía cálido, su corazón palpitaba muy rápido, su respiración era entrecortada, y las lágrimas no paraban de salir, Ahri le devolvió el abrazo a Ash con mucha fuerza mientras enterraba su cabeza en el pecho del chico.

-¡Per.. perdóname, por favor perdóname!.- Los sollozos de la chica eran desesperados, la tristeza en su voz era muy evidente.

-Ya, tranquila, todo está bien, yo estoy aquí, y te prometo que nunca te dejare…- La voz de Ash era suave, reconfortante, cálida, y de un momento a otro, las gemas en sus guantes brillaron de un color rosa, aquella luz cubrió sus cuerpos, era una sensación agradableque los dos no podía describir, aunque no necesitaban hacerlo, pues esa sensación era pura, desnuda, perfecta, cálida y reconfortante.

Ahri no soltaba el agarre, y así levanto su mirada, solo para que dorado mas puro, se encontraban con el chocolate mas dulce.

Ambos brillaron con aquel color rosa, y sin darse cuenta, ambos se miraron con aquella luz, y así, se hicieron uno, fue solo un segundo, pero fue el segundo mas lagro y mas puro de sus vidas, ese segundo en el que sus miradas fueron una, sus corazones uno, y sus almas una.

-Gracias…- Dijo la pelinegra recostándose en el cerrando sus ojos, mientras, con sus colas, rodeaba al chico.

-Siempre que quieras Ahri. - Susurro el chico acariciando la cabeza de la Khumino.



-¿Qué estás haciendo?-

-Erigiéndote un lindo vestido de ballet. –

-No eres gracioso-

-Si, si lo soy.-
............

-Cuéntame una historia, querido lobo.-
-Habia una vez un chico que creía que podía escapar de la muerte, querida oveja.-
-¿Y lo logro, querido lobo?-
-Lo sabremos pronto, querida oveja.-
 

VICTORELNAZI

El Francotirador
Registrado
12 Jun 2015
Mensajes
356
Offline
Emocionante Capítulo, al final ahri intentaba lastimar a ash pero sus sentimientos se lo impidieron, hay que ver si se recontentan ahri con lyssandra y sona
Y por último ya son 4 las que admitieron abiertamente en este fic que estan enamoradas del azabache katarina (en su carta), ahri, sona y Lyssandra, hasta donde pude leer faltan caytlin, Vi, riven y sarah fortune que es muy obvio y no se si akali

Y sin nada más que decir me despido hasta el próximo capítulo para ver quien más admite su amor
 

TheFat Cartman

Hoy es un buen día para morir (Excepto los Lunes)
Registrado
4 Jul 2016
Mensajes
357
Ubicación
México,Sinaloa,mazatlan
Offline
exelente cap , y lo de janemba eso me dio un infarto y pense que llegara a tener los mismos poderes que janemba como materializarse y desmaterializarse y el momento de ash y ahri me pregunto q pasara con ellos en la habitacion
 
Registrado
14 May 2015
Mensajes
592
Ubicación
Loquendo city
Offline
Valla capitulaso, Se revelo algo del poder aura, la apuesta de esas dos (lastima por el que perdio XD) las acciones de Ahri pudieron tener peores consecuencias pero se pudo controlar, pero que podria pasar con esos dos solos ahora, claro si es que Sona y Lis no llegan a interrumpir el momento y ver si no se desata la guerra.

Buen cap espero el proximo pronto n.n
 

DarkSatoshi

Mi psicologo va a terapia por mi culpa
Registrado
9 Ago 2015
Mensajes
23
Offline
un capitulo excelente, yo pienso que la intención principal de Ahri no era hacerle daño a Ash con ese ataque, ya que si no mal recuerdo ese ataque sirve para encantar los corazones de las personas, pienso que lo planeaba utilizar para que Ash se... dejara querer XD si se arrepintió fue por que se dio cuenta que no era la manera correcta de hacer las cosas, eso no quita el hecho de que por un error pudiera terminar lastimando a Ash y pobre de Lux si se hubiera esperado un minuto mas en salir del hospital se hubiera topado de frente con Ash :v
PD: Acaso fui el único que se dio cuenta de los cohetes acercándose al hospital, esto me huele a la llegada de Jinx XD
 
Arriba Pie