Fanfic Ash the Reaper Capítulo 10 (Conociendo al Enenmigo)

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Lazy

I'm Morpheus, owner of a dream
Registrado
22 May 2016
Mensajes
2,813
Ubicación
por ahí marico
Offline
Después de haber sufrido un pequeño accidente en mi pie derecho y que tenga un reposo de 5 días, me he dignado a empezar el fic que quería escribir. Este fic es la continuación del OS:

Oneshot - Lo que sucedió aquella noche (extra 3/3) - Poké Fics | Foros Dz

Como sea. Alguien que me ayude con el Titulo del Fic, si, ya sé que una de las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de escribir es el Título, pero, realmente no sé me ocurre como llamarlo.

En fin. Si ven algún error comenten, lo mismo para las criticas, sean buenas o malas son bienvenidas.

Capítulo 1

En el pueblo de Twin Leaf, una joven adulta de unos 25 años, de piel blanca como porcelana y cabello azul como el cielo o el mar. Despertaba de manera abrupta, su respiración era agitada, al parecer había tenido una pesadilla no muy agradable. Miró a su alrededor y, aunque no fue al instante, reconoció esa habitación en la que estaba, era su habitación pero en la casa de su madre—¿Qué hago aquí?— Se cuestionó ella misma. Trató de levantarse de la cama, pero algo la sostenía de la camisa.

Al mirar a su izquierda, observo a su hija profundamente dormida. Una sonrisa que reflejaba tranquilidad se formó en su cara. Movió el pequeño brazo de su pequeña y se levantó de la cama.

Miró hacia el suelo y pudo observar a 3 pequeños Pokémon que estaban en el mismo estado que su hija, dormidos. Caminó con precaución para no despertarlos.

Llegó al frente de una peinadora, se observó en el espejo y notó que sus ojos estaban rojos y, que tenía rastros de lágrimas secas en sus mejillas. Tal vez ella no recordaba lo que había pasado hace 6 horas.

Sin darle importancia, salió de su habitación con el mismo cuidado de antes. Al salir escuchó dos voces, una era de una mujer mayor y la reconocía, pero la otra, la otra voz era de un hombre y la había escuchado antes, pero no recordaba al dueño.

—Yo… Yo no puedo creer que él…— No pudo continuar la voz femenina, pues había empezado a llorar.

—Lo sé señora Johana… Es algo difícil de creer— Dijo la voz masculina con un grado de pesar.

—¿Qué le voy a decir a Dawn y a mi nieta?... Yuna es… Es muy joven.

Todo era escuchado por Dawn desde el piso superior. Decidió bajar las escalares, quería saber quién era la persona que estaba hablando con su madre. Al estar en lo que parecía una sala amplia, observo a su madre que estaba en el sofá de frente a la escalera. La otra persona, o más bien el hombre, estaba de espaldas a la escaleras. Su madre se dio cuenta de su presencia. Se levantó del sillón y, camino con algo de rapidez para abrazarla. No entendió el gesto de su madre.

—Dawn… Yo… Yo lo siento tanto— Dijo su madre entre llantos.

—¿Qu-Qué pasa mamá?— Pregunto con temor y algo de confusión— ¿Dónde está Ash?— Al hacer esa pregunta, el abrazo de su madre se volvió más fuerte al igual que el llanto de esta.

Solo en ese momento el hombre se levantó. Saludo a Dawn levantando su mano izquierda y con una sonrisa en los labios—Buenos días, señorita Dawn… Tch… En realidad, no tiene nada de “Buenos” este día— Su sonrisa se borró y, mostro una cara de pena.

—Handsome… ¿Qué haces aquí?... ¿Dónde está Ash?

Antes de responder, el detective, del bolsillo derecho de su abrigo, sacó un cigarrillo y del izquierdo sacó un encendedor. Se puso el cigarrillo en la boca y antes de encenderlo, preguntó— ¿Le molesta si fumo, señorita Dawn?— En respuesta a su pregunta, Dawn, negó con la cabeza. Encendió el cigarrillo, aspiro el contenido de este y unos segundos después exhaló el humo— Bien… Estoy aquí para hacerle unas preguntas… Algunas de las preguntas pueden ser incomodas… ¿Hay algún problema?— Nuevamente, Dawn, negó con la cabeza— Bien… Señora Johana, si no es mucha molestia, ¿podría preparar más de su delicioso café?—.

Johana se separó de Dawn y con lágrimas en los ojos, respondió— N-no hay problema… Ya lo preparo— Dijo mientras iba a la cocina.

—Bueno eso nos dará algo de tiempo… Tome asiento— Dijo Handsome, mientras del bolsillo interno de su abrigo sacó una pequeña libreta con un bolígrafo. Dawn se sentó con algo de confusión.

—Antes de que me interrogue… Necesito saber, ¿Dónde está Ash?— Preguntó con algo de seriedad la peli azul.

Handsome con el cigarro en la boca respondió—Esa pregunta… Será respondida cuando el interrogatorio termine— Al no recibir una respuesta, decidió empezar con la ronda de preguntas—Para empezar, ¿Cómo se siente?—.

—Me siento algo cansada.

—¿Recuerda que paso anoche?— Preguntaba Handsome al mismo tiempo que anotaba las respuestas en la libreta.

—Yo… No recuerdo muy bien… lo que paso— Dijo mientras cerraba los ojos y trataba de recordar lo que había pasado.

—¿Qué es, lo que usted recuerda?— Pregunto mientras exhalaba el humo del cigarro.

—Recuerdo que Yuna y yo estábamos cenando… Una de las ventanas de la cocina fue rota, por una granada cegadora… Protegí a Yuna y recuerdo que tuve una conversación con dos homb…— En ese momento, Dawn lo recordó todo. Sus ojos se abrieron como platos y de ellos empezaron a salir lágrimas.

Handsome la observaba y entendió que lo estaba recordando, no quiso interrumpirla. Ella necesitaba desahogarse después de esa terrible experiencia.

Pasaron 10 minutos y Johana había llegado con las bebidas calientes. Dawn se había tranquilizado, su mirada había cambiado, ahora, era una mirada vacía y sin emociones. Era de esperarse, para ella, su esposo había muerto hace 6 horas.

—¿Podemos continuar, señorita?— Preguntó con algo de temor el detective.

—Si…— Respondió Dawn en un susurro poco audible.

Handsome, apagando lo que quedaba del cigarro, decidió preguntar—¿Quiénes fueron los que atacaron su hogar?—.

—Fueron soldados del Team Rocket y el Team Galactic— Respondió al instante, sin dejar de mirar el suelo.

Handsome se sorprendió, dos equipos criminales trabajando juntos, le parecía extraño. El detective creía que el único responsable de esta tragedia era el Team Galactic, pues los cuerpos noqueados que habían encontrado en el campo que estaba alrededor de la casa de la víctimas, tenían el uniforme representativo de la organización antes nombrada—¿Qué es lo que ellos que…?

—No lo sé, no dijeron nada, antes de decirme. El comandante del Team Rocket me noqueó, solo recuerdo que su nombre era Petrel— Interrumpió al detective. Su voz mostraba que ya no estaba interesada en el interrogatorio.

Handsome bebió lo último que le quedaba de su café. Dejo la taza en la mesa que estaba en el centro y dijo—Petrel ¿eh?

Dawn levantó la cabeza y lo miró—¿Lo conoces? — Preguntó con seriedad.

—No, no lo conozco pero, sé de su expediente criminal… Él es muy peligroso— Dijo mientras suspiraba—¿Qué fue lo último que recuerda?— Preguntó volviendo a su postura para poder escribir en la libreta.

—Lo último que recuerdo…— Las lágrimas volvieron a aparecer—Ash había sido apuñalado por Petrel mientras nos desataba… Petrel, me acorralo mientras protegía a Yuna… Me sujeto del cuello…— Su voz se quebraba mientras contaba la historia— Ash inmediatamente se abalanzo sobre Petrel… La pared derecha de la casa fue destrozada por Charizard… Petrel dijo que una bomba iba a explotar y que el radio de esta llegaba hasta los 10Km… Yo estaba totalmente aterrada, Ash lo notó y le dio la orden a Charizard que sacara a todos de la casa menos a él y a Petrel, obviamente… También le dio a orden de usar Anillo Ígneo en la casa. En su momento no lo había entendido… Pero ahora si, Ash quería destruir la bomba que estaba oculta.

Handsome no sabía cómo responder, la verdad no se imaginaba lo que había pasado. Dawn se tapó la cara con sus manos y empezó a llorar nuevamente.

—Él dijo… Dijo que hoy me llevaría a cenar… Que iba a ser una noche inolvidable… A-ahora estoy sola… N-no sé qué le diré a Yuna— Sus llantos se hacían más fuertes. Johana la abrazó, le sobaba la cabeza, quería calmarla un poco.

—¿Acaso hoy es un día especial?— Preguntó Handsome con algo de curiosidad.

—Hoy es el día en el que Ash le propuso matrimonio a Dawn— Respondió Johana con una mirada algo nostálgica.

—Ya veo. Disculpe mi ignorancia.

Pasado un buen rato, Dawn se había tranquilizado nuevamente— Discúlpame Handsome, no es nada fácil asumir que tu marido acaba de morir— Dijo mientras quitaba las pocas lágrimas que quedaban en sus mejillas.

—Dije que le iba a responder donde estaba Ash, cuando terminara el interrogatorio ¿No?— Respondió Handsome confundiendo a las dos mujeres presentes— La verdad el único que murió hace unas horas fue Saturno uno de los comandantes del Team Galactic—.

—¿Qué?— Preguntó Dawn con sorpresa.

—Lo que quiero decir es… Que tanto los cuerpos de Ash como Petrel, no pudimos encontrarlos, están desaparecidos— Dijo Handsome levantándose y acomodándose el abrigo.

—Pero… Yo vi como la casa estaba quemándose.

—Si, lo sé… Pero ¿Y si Ash, pudo escapar antes de que la casa se volviera cenizas?— La duda en Dawn se hacía más grande—Por ahora investigaremos más a fondo, pero tampoco hay que descartar la posibilidad de que Ash esté muerto… Lamento no poder responderte claramente… Si llego a tener más información, serás la primera en ser informada— El detective había terminado el interrogatorio y estaba dispuesto a marcharse, pero fue interrumpido por la voz de Dawn.

—¿Quieres decir que Ash sigue con vida?... Entonces ¿Qué hago?— Dawn nuevamente empezó a llorar. No sabía que sentir.

—Por ahora… Debes descansar… Como dije, si consigo más información serás la primera en saber del paradero de Ash— Respondió Handsome con una pequeña sonrisa.

—Yo... Te lo agradezco— Dawn decía esto mientras sonreía y lloraba a la vez. Realmente no sabía cómo tomar las palabras del detective.

—No hay de que… Nos vemos…. Gracias por todo señora Johana— El detective abrió la puerta y se marchó. Dejando la semilla de la duda plantada.

Dawn cayó arrodillada mientras seguía llorando— Tal vez… Solo, tal vez… Ash pueda volver—.

Mientras esto pasaba, muy lejos de Twin Leaf, específicamente en una isla. Un joven adulto despertaba adolorido.

—¡UGH!... ¿Dónde estoy?

—Por fin despiertas niño— Exclamó una voz que estaba oculta en las sombras de la habitación.

—¿Quién eres?

—¿Mm, no me recuerdas?... Bueno han pasado muchos años, no te culpo— Dijo la voz mientras soltaba un suspiro. Se escuchaban unos pasos—Soy Blaine… Y yo, te he salvado.
 
Última edición:

Lazy

I'm Morpheus, owner of a dream
Registrado
22 May 2016
Mensajes
2,813
Ubicación
por ahí marico
Offline
Bueno... Traigo la continuación. Pensaba subirlo la semana que viene, pero recordé que tengo la agenda llena así que lo subiré hoy la continuación.
Subiré la continuación los días viernes, ya que, siempre los tengo libres. En fin, si ven cualquier error, díganmelo y las criticas buenas o malas siempre son bienvenidas. Espero que les guste, nos vemos la semana que viene.


Capítulo 2

—¿Me salvaste? —No entendía lo que estaba pasando.

—Bueno, no te salve del todo… En realidad fue él —Me respondió mientras señalaba a la sombra que estaba detrás de él.

Dentro de la sombra pude observar unos ojos brillosos de color morado. Los ojos empezaron a moverse hacia adelante y pude observa a un Pokémon que hace mucho no veía.

—Hola, Ash —Me saludo el Pokémon.

—Mewtwo… —Respondí con un grado de sorpresa.

—Parece que estás viendo a un fantasma… ¿Cuánto ha pasado, 5 o 6 años? —Me pregunta.

—No lo sé, pero no te veo desde que ocurrió el incidente con Genesect en Unova —Le respondí con un grado de nostalgia en mis palabras. Recordar esos viajes me hacía feliz.

—¡Je! Ese reencuentro no fue el más agradable, te trate muy mal y tus amigos, disculpa.

—A no te preocupes… ¿Y cómo has estado? —Le pregunté con una sonrisa en la cara.

—Bueno, ya tendrán tiempo de sobra para charlar —Dijo Blaine. Sacó de su bolsillo una chupeta de color rojo— Ten Chico, necesitas algo de azúcar para recuperar fuerzas —Me la arrojó pero al intentar tomarla con mi mano derecha…

—¿Uh? —La chupeta cayó en la cama. Al mirar a mi lado derecho me di cuenta… Que había perdido mi brazo entero, miré con horror mi muñón y exclamé—¡¿Q-qué demonios paso?!

Miré a Mewtwo, parecía que me quería contestar pero Blaine lo detuvo—¿No es obvio chico?... Perdiste el brazo —Me respondió con indiferencia, al parecer no le importaba el hecho de que yo perdiera el brazo—Tan solo mírate, estas en un mal estado… Tienes suerte de que solo perdiste un brazo y no la mitad del cuerpo.

—Ash… Cuando te rescate fue demasiado tarde. Mientras tu casa se quemaba por el Anillo Ígneo de tu Charizard, una biga estaba traspasándote el hombro… Estabas inconsciente, así que no sentiste nada —Me dijo Mewtwo, no estaba contento al parecer.

—Ya tratamos la herida, no te preocupes.

—¿Qué no me preocupe?, ¡No tengo un brazo! —Estaba enojado, intenté levantarme de la cama, pero no pude, estaba agotado. Ahora empezaba a sentir las heridas que me había dejado la pelea—¡Ugh! —Antes de caer al suelo, Mewtwo me hizo levitar y me acomodo en la cama.

—No te esfuerces Ash… Ya Blaine te dijo que no te preocuparas —Dijo esto a la vez que con sus poderes psíquicos levitaba el dulce que me arrojó Blaine hace unos momentos. Lo tomé con mi mano izquierda. Observé mi mano, específicamente mi dedo anular, y noté que mi anillo de bodas tampoco estaba. Palidezco a la vez que comienzo a sudar frio, si Dawn se entera que perdí el anillo, ella terminará el trabajo que el Team Rocket no pudo—¿D-dónde es-está mi anillo?

Blaine levantó una ceja a la par que soltaba un suspiro—Chico, no eres nada observador… Ahí está —Señaló una mesa de noche, encima de esta, estaba mi anillo, mi collar con la piedra activadora y una foto con los bordes quemados.

Suspiro con tranquilidad—Gracias… Supongo que debo disculparme por mi actitud de hace rato.

—No te preocupes, yo también reaccionaría de esa forma si perdiera un brazo… Imagino que debes tener muchas peguntas ¿No? —Blaine decía esto mientras se acomodaba sus gafas.

—Si, tengo muchas preguntas. La mayoría son para ti, Mewtwo.

—Contestaré todas tus preguntas, pero ahora debes descansar, hoy en la noche Blaine hará una operación muy importante —Me dijo mientras abría la puerta con sus poderes.

—¿Y eso que tiene que ver conmigo? —Preguntó con algo de curiosidad.

—Tiene que ver y mucho… Tú eres el paciente —Dijo Blaine dándome la espalda mientras salía de la habitación con Mewtwo.

—¡Esperen!, ¿Qué me harán? —No obtuve respuesta pues Mewtwo cerró la puerta.

Suspiré y dejé caer mi cuerpo sobre la cama. Saqué de mi boca el dulce, lo observé unos momentos—Fresa, es una de las frutas favoritas de Dawn… Dawn… Yuna… —Susurré. Recordaba perfectamente lo que había pasado la noche anterior. Unas cuantas lágrimas escapan de mis ojos, tan solo pensar que las pude perder a las dos, era horrible. Recordar sus caras con esa expresión de miedo, era una tortura.

Pasaron algunos minutos y logro calmarme. Tomé la foto que estaba en la mesita—Espero que estén bien —Con mi pulgar izquierdo sobé el rostro de Dawn—Disculpa por no darte el aniversario que esperabas —Y con eso caí en un profundo sueño.

En el Laboratorio

Blaine se había sentado en una silla frente a un escritorio que tenía varios papeles regados, en el centro había un artefacto, en el cual llevaba horas trabajando. Se puso unas gafas de soldador y se dispuso a terminar su proyecto. Mewtwo lo observaba desde una distancia de 5 metros—Desde que traje a Ash, no has dejado de modificar esa cosa, ¿no crees que debes descansar y, posponer la operación hasta mañana? —Preguntó el Pokémon legendario.

—No… —Respondió el científico, siguiendo su labor—Ese chico, quiere venganza… Yo no soy nadie para impedir que la cumpla.

—¿Cómo sabes que todavía tiene esos deseos de venganza? —Preguntó el Pokémon con curiosidad.

—Sabes Mewtwo… Para un hombre, la familia es lo más importante —Respondió sin dejar de trabajar—Si algo les llega a causar daño, hacemos lo impensable, por su seguridad… Yo haría lo mismo por ella.

—Entiendo… —Dijo mientras se disponía a salir del laboratorio—Entonces yo también ayudare a Ash, se lo debo después de todo —Exclamó antes de salir.

—Bien… ¡Oh! Si ves a Claire, dile que se prepare para la operación.

—Claro —Respondió al momento de marcharse.

Al salir de la casa, Mewtwo comenzó a levitar, parecía que estaba buscando algo en la gran selva. Se detuvo al frente de lo que parecía un almacén, abrió la puerta y entró. Las luces estaban apagadas.

—¿Claire?, no intentes sorprenderme —Dijo mientras sus ojos comenzaban a brillar—Recuerda que soy un Pokémon y, sobretodo que soy del tipo psíquico.

Al decir esto una sombra cayó desde el techo. Mewtwo la detuvo con sus poderes y la arrojó al frente de ella. Las luces se encendieron.

—¡Ah!, Mewtwo eres un tramposo —Se quejó la persona que estaba frente a él—Siempre haces lo mismo.

—Y tú, siempre intentas sorprenderme, ¿No estas cansada de fracasar? —Mewtwo decía esto mientras le quitaba la capucha a su agresor.

El cabello castaño de la chica cayó por la gravedad, le llegaba hasta la cintura. Su rostro reflejaba lo poco molesta que estaba.

—Pues, no me rendiré, hasta que logré vencerte— Dijo mientras hacía un puchero—¿Cuántas veces van?— Preguntó la chica de nombre Claire.

Mewtwo suspiro de resignación—Van 70 a mi favor y 0 al tuyo… Sabes, tienes 21 años, deberías enfocar todo tu talento hacia otra parte.

—¡¿QUÉ, HE PERDIDO 70 VECES?!— Dijo la chica, al parecer había ignorado por completo la última frase del Pokémon.

Mewtwo volvió a suspirar, al parecer ella no cambiaría su objetivo, el cual era tratar de sorprender a Mewtwo por lo menos una sola vez, obviamente el Pokémon no se lo iba permitir, simplemente, porque sabía cómo era esa chica, era molesta a veces. Si dejaba que ganara, se lo iba a recordar todos los días y a cada momento.

—Como sea… Tu padre dijo que estuvieras lista, hoy harán la operación.

—¿Hoy? Creí que papá no lo iba terminar… ¡Ah! Que fastidio —Se quejó la chica mientras se rascaba la cabeza. Mewtwo empezó a levitar, se disponía a irse cuando Claire lo detuvo—¡Ey! ¿A dónde vas?

—A donde siempre, voy a meditar un rato… Si necesitan algo, sabes dónde encontrarme —Dijo mientras se iba.

—Bien veamos que quiere mi papá —Se detuvo unos momentos y se devolvió— Jejeje no puedo ayudar si estoy en mi traje de entrenamiento.

En la Habitación de Ash, 2 horas más tarde
—Dawn… Ah… Yo… Ahh… Yuna ¡NOOOOO! —Me levanté de golpe, mi respiración estaba muy acelerada, trataba de calmarme pero no podía. Me empezó a doler la cabeza—¡Ah! ¡¿Qué me está pasando?! —Me pregunté con desesperación. Al instante una chica entro a la habitación, tenía puesto una bata de laboratorio. Una ayudante de Blaine quizás.

—Sufres de hipertensión —Me dijo mientras que del bolsillo de su bata sacaba un frasco con pastillas adentro—Toma —Me lo arrojó—Debes tomar una cada 6 horas.

Tome una de las patillas y la trague al instante. El dolor de cabeza desapareció a los segundos y mi respiración se normalizó—Ah… Ah… Gracias… ¿Quién eres? —Pregunte a la chica.

—Soy Claire, la hija de Blaine —Me dijo mientras salía de la habitación. Escuche unas ruedas acercarse—Ya es hora de tu operación… Necesito que vengas conmigo —Ella entró otra vez a la habitación, con la diferencia de que esta vez traía una camilla.

—Espera, ¿Qué es lo que se supone que me harán? —Le pregunté, pero no recibí respuesta alguna. Ella me ayudó a montarme en la camilla.

—No hay necesidad de decírtelo… Cuando despiertes te darás cuenta del porqué de la operación —Me respondió con una sonrisa sincera. Me puso una mascarilla y un gas empezó a salir de ella. El sueño invade mi cuerpo, pero trato de luchar contra el—Tranquilo, todo estará bien, mi papá sabe lo que hace —Al escuchar esto la anestesia me ganó y quede profundamente dormido.
 
Última edición:

Hildergan

urgente un cafe!!
Registrado
5 Feb 2006
Mensajes
1,373
Offline
interesante continuación, ya quiero leer la tercera parte

pd: acaso a Ash le pondrá un automail?
 
  • 1Me gusta
Reacciones: Lazy

Lazy

I'm Morpheus, owner of a dream
Registrado
22 May 2016
Mensajes
2,813
Ubicación
por ahí marico
Offline
Aquí está la continuación de este Fic. Solo faltan un par de capítulos para que la verdadera acción empiece (espero que falten un par). Como sea, cualquier critica sea buena o mala es bienvenida y será tomada en cuenta.

Capítulo 3

Habían pasado varias horas, la operación que fue realizada por parte de Blaine y su hija, había sido todo un éxito en términos de medicina, pero había dudas en el científico, pues a pesar de que le dieran a Ash un remplazo para su brazo, no era seguro de que funcionara, había una probabilidad del 50%.

El hombre estaba cansado, desde que Mewtwo había traído a Ash a su hogar, lo único que hizo fue trabajar sin descanso, por suerte estaba su hija con él, ella era la que se encargó de curar las muchas heridas que tenía el azabache. Agradecía enormemente a su hija y, por ende se sintió como si hubiera aumentado el número de cosas que le debía a ella.

Se levantó de la silla donde estaba sentado y se dirigió a la cocina, quería beber algo que lo relajara y aparte, que lo mantuviera despierto. Agarró una hoya y vertió dentro de ella un poco de agua, la puso en la hornilla, la encendió y, se quedó esperando a que el agua hirviera un poco. No se sentó porque sabía que si lo hacia el sueño se apoderaría de él y, tal vez no despertaría si no dentro de dos días.

Pasaron los minutos y el agua comenzó a hervir, Blaine apago la hornilla, tomo el mango de la hoya, un quejido salió de su boca, pues el mango estaba algo caliente. Sacó una taza de una de las muchas gavetas que habían en la cocina, la lleno hasta la mitad con el agua —Esto sabrá espantoso —Dijo mientras tomaba un envase, lo destapó, al hacerlo el olor a café lo lleno con algo de fuerza, Vertió dos cucharadas llenas de café en la taza y se dispuso a revolverla, tomo la taza y se dispuso a ingerir su bebida. Un sabor amargo de ese café tan puro se quedó en su boca—Ugh… Qué asco —Se quejó—Pero por lo menos será suficiente, espero que el chico despierte pronto —Habló refiriéndose a Ash—Quizá los efectos de la anestesia ya deben estar por terminar… Esperaré en su habitación.

Al llegar a la habitación del azabache notó que Mewtwo estaba recostado en unas de las paredes.

—¿No piensas descansar? —Preguntó el científico.

—No crees que esa es mi línea —Dijo el Pokémon sin mirarlo—No has dormido en 2 días, pronto llegaras a tu limite y como humano que eres no es saludable.

—No sabía que te preocuparas por mí —Dijo mientras una sonrisa burlona aparecía en su cansado rostro—Pero no hace falta que lo hagas, preocuparse no ayuda de nada, solo empeora las cosas.

Charlaron unos cuantos segundos, hasta que escucharon gruñir al azabache, al parecer estaba despertando. Blaine sonrió, tenía algo de curiosidad, quería saber que reacción iba a tener Ash.

—Uh… mm… ¿Do-dónde estoy? —Se preguntó el azabache mientras despertaba de su sueños. Movió la cabeza un poco y vio a Mewtwo y a Blaine.

—Buenos días chico —Saludo el científico—¿Dormiste bien? —Preguntó mientras buscaba algo en su bata de laboratorio.

—¿Uh?... Si, dormí de maravilla —Dijo estirándose, al momento de estirarse, los dedos de su mano izquierda tocaron algo frio, la punta tenía la forma de un dedo.

—Piensa rápido —Dijo Blaine lanzándole otra chupeta.

Inconscientemente Ash intentó agarrar el dulce que le había arrojado Blaine con su mano derecha, al parecer había olvidado que su brazo ya no estaba. Grande fue su sorpresa al observar, como sujetaba el dulce en lo que parecía una mano metálica, miró detalladamente y notó que, al igual que su mano, su brazo también presentaba el mismo color plateado que su mano tenía.

—¿Qué es esto? —La cara del azabache era un poema, mezclaba expresiones de asombro y confusión.

—Es una pierna —Dijo Blaine sarcásticamente—Obviamente es una prótesis que creé para ti —Exclamó el científico mientras sacaba otras dos chupetas de su bata—¿Quieres Mewtwo? —Preguntó ofreciéndole el dulce al Pokémon que, hasta ahora no había dicho nada.

—Gracias, pero no se me antoja —Respondió tranquilamente.

—Bueno, tú te lo pierdes —Le respondió encogiéndose de brazos. Quitó la envoltura del dulce y se lo metió a la boca.

—¿Cómo te sientes Ash? —Preguntó el Pokémon con algo de curiosidad.

—Me siento bien… Pero… Esto… —Dijo mientras hacía movimientos con su nuevo brazo—Es sumamente ligero.

Una sonrisa se formó en la cara de Blaine—Que bueno que lo digas, por lo menos me quito un peso de encima.

—¿De qué está hecho?... En serio esto es demasiado ligero —Exclamó el azabache mientras continuaba moviendo el brazo.

—De muchos materiales, la mayoría son de Hoenn y hay algunos que… Bueno vienen de Pokémon —Blaine al decir esto apretó un poco los dientes, pues había recordado algunas cosas un tanto difíciles de digerir.

—¿A que te refieres con que algunos materiales vienen de Pokémon? —Preguntó intrigado el azabache, esa respuesta lo había aturdido un poco.

—Bueno… Hay materiales como parte del cuerpo de un Steelix, un Aegislash, Magnezone y un Aggron —Respondió con tranquilidad.

—¿Cómo los obtuviste? —Preguntó serió y con una mirada amenazante el azabache.

—Los obtuve gracias a un amigo que es cazador —Respondió sin preocupación alguna, al parecer le importaba poco lo que pensara el azabache de él.

—Sabes que es ilegal lo que hiciste —Dijo con algo de furia el azabache. Cazar y lastimar de esa forma era un crimen internacional y se pagaba con la cárcel.

—Corrección… Lo que hizo mi amigo, yo no toque a esos Pokémon —Dijo Blaine haciendo enojar al azabache. Aunque no lo mostraba, Mewtwo también estaba molesto, pero no decía nada, pues sabía que Blaine también estaba igual de molesto por lo que había hecho.

—Demonios Blaine deberías es…

—Si lo sé, debería pudrirme en una cárcel, por esto y, por muchos crímenes más, que preferiría no recordar, gracias —Respondió el científico de manera tajante, reconocía los errores que había cometido y recordarlos era como ponerle sal a la herida.

Ash quedó mudo, no esperó que Blaine respondiera de esa manera—Yo… Lo siento… No sabía que te afectara —Dijo el azabache con arrepentimiento—Es solo que…

—Sé, exactamente cómo te sientes chico… Es frustrante que exista gente tan podrida en este mundo… Pero aun sabiendo eso, quejarse y no hacer nad- al respecto. No hará ningún cambio, lo que dices solo son palabras vacías —Dijo de manera seria el científico.

La tensión en el ambiente se podía cortar con un cuchillo. Se quedaron en silencio por un tiempo, hasta que Mewtwo decidió hablar.

—Blaine… Creo que deberías decirle lo otro.

—¿Mm?—Exclamó—Oh cierto, eso… Gracias amigo, se me había olvidado —Agradeció con una sonrisa en los labios. Se aclaró un poco la garganta y decidió hablar—Ash… Ese brazo tiene otras habilidades, que te pueden servir.

—¿Cómo cuál? —Preguntó con curiosidad.

—Para empezar tiene integrado una modalidad de descarga eléctrica… Pero solo sirve en combate cercano, puedes activarlo con solo pensar en eso… La verdad todas las habilidades que tiene tu brazo puedes activarlas con solo pensarlo.

Ash intrigado, se relajó un poco y pensó. Su mano derecha comenzó a generar un poco de electricidad, no era tan intensa como pensó desde un principio, pero de seguro se le ocurrirían formas de utilizar esa función eficientemente—Interesante… ¿Qué otras funciones tiene? —Preguntó interesado en la respuesta que tendría por parte del científico.

—Bueno, puedes generar ligeros Pulsos Electromagnéticos que solo servirían para pequeñas armas que sirvan con electricidad. Resistencia al calor y munición de armas… Ah sí, y puedes generar un holograma en el abrazo, haciendo que parezca un brazo normal…

Al mencionar lo último, Ash no dudó dos veces y activo el sistema del holograma. En segundos su brazo cambió totalmente, ya no se veía metálico se veía como si fuera aun brazo normal. Suspiro y después sonrió, ver su “brazo de carne” le traía tranquilidad.

Miró a Blaine y dijo—Gracias, supongo.

—No me agradezcas todavía, tengo muchas cosas que darte y enseñarte…—Dijo mientras se estiraba un poco. Al parecer el sueño estaba volviendo a él—Bueno, ya mi labor por hoy está terminada, te dejaré con Mewtwo para que puedan charlar —Exclamó mientras salía de la habitación.

Al cerrar la puerta y quedar ellos solos Mewtwo lo miró y dijo—Bueno como prometí, contestaré todas tus preguntas.

Ash miró seriamente al Pokémon—Para empezar, ¿Cómo sabias que estaba en peligro? —Preguntó sin dejar de mirarlo.

—Últimamente he estado entrenando mi mente y, descubrí que tengo muchas habilidades que no había usado, entre esas la habilidad de ver a largas distancias con mi poder, lamentablemente no llego al grado de ser omnipresente —Respondió seriamente el Pokémon de tipo psíquico.

—Eso explica muchas cosas… —Dijo pensativo el azabache—¿Por qué decidiste salvarme?

—Bueno Ash, para mí tú has sido el único humano que me ha entendido, exceptuando claro a Blaine y Claire. Pero tú fuiste el primer humano que me tendió la mano en forma de apoyo y no pediste nada a cambio… Por eso te debo mucho Ash —Dijo sinceramente el Pokémon que antes solo tenía pensamientos sobre la destrucción de la humanidad.

—Vaya, no sabía que era tan importante para ti… Gracias— Respondió Ash con una sonrisa sincera.

—No tienes por qué agradecerme, estaré dispuesto a ayudarte y apoyarte en todas las decisiones que tomes ahora —Dijo esta vez con una sonrisa el Pokémon.

—Es bueno escuchar eso, nuevamente te lo agradezco Mewtwo.

—Bueno me retiro, mañana Blaine o Claire te enseñaran la casa y sus alrededores —Dijo Mewtwo retirándose de la habitación.

Ash al quedarse solo, miró la mesa de noche que estaba del lado derecho de su cama, decidió buscar en los cajones sus pocas pertenencias. Del cajón sacó la foto con los bordes quemados. La observó por un rato y viéndola dijo—Dawn, Yuna… Prometo que iré apenas termine mi tarea —Dijo frunciendo el ceño—Apenas acabe con el Team Rocket, iré a reunirme con ustedes —Exclamó con una voz seria y decidida.

 
Última edición:

Hildergan

urgente un cafe!!
Registrado
5 Feb 2006
Mensajes
1,373
Offline
buen final algo abierto pero creo que pronto habrá continuación

pd: ya sabia de antemano que Ash se convertiría en fullmetal trainer
 
  • 1Me gusta
Reacciones: Lazy

Thomas200029

Los obstáculos no significa que debas rendirte.
Registrado
29 Mar 2016
Mensajes
513
Offline
Se convirtió Ash en un mini transformer xD, digo, por el brazo, ya espero la continuación, se ve interesante

Saludos, Thomas
 
  • 1Me gusta
Reacciones: Lazy
Registrado
10 Mar 2015
Mensajes
298
Offline
Genial, Ash perdió su brazo pero el metálico seguro le sera útil ademas del sistema de holograma para que parezca real, esperare la conti :51:
 
  • 1Me gusta
Reacciones: Lazy

Lazy

I'm Morpheus, owner of a dream
Registrado
22 May 2016
Mensajes
2,813
Ubicación
por ahí marico
Offline
Bueno señores y señoras, les traigo la continuación de este Fic... La verdad tenía flojera de escribir, pero me prometí a mi mismo que este sería un Hobby que mantendría.

Ferstec: otro soldado del invierno
¿Soldado del que?... ¿Quien es ese? *Pregunta mientras apaga el Pc y se va lentamente*

Bueno como sea, espero que les guste. Criticas buenas o malas son totalmente bienvenidas.



Capítulo 4

Ya había amanecido en la isla, y una persona se había levantado temprano. Bueno en realidad no había dormido en toda la noche, pues, estaba pensando en todo lo que haría a partir de ese momento, tenía que prepararse lo suficiente para lo que había planeado. Tomó de un armario que estaba en su habitación, una camisa roja de mangas largas y un pantalón negro de entrenamiento, se arremango las mangas de la camisa y descalzo, decidió salir de la casa en donde estaba.

Al caminar por los pasillos con cautela, notó que la casa era de un solo piso, su cuarto estaba al final del pasillo, habían dos cuartos más en el pasillo, pero estaban más alejados, no les prestó atención porque sabía que esos cuartos aparte, eran de Blaine y la chica de la cual no sabía su nombre. Siguió caminando, saliendo del pasillo pudo ver una gran sala de estar, con un gran sofá, un televisor.

—¿Habrá señal en este lugar?— Se preguntó el azabache. Encogiéndose de hombros siguió su camino por la casa. Caminó girando a su derecha, encontrándose con una gran cocina. Giró su cabeza un poco a la derecha y observó el comedor, no era tan grande, podrían comer en él un máximo de seis personas. Sonrió con nostalgia, ese comedor le recordó al que estaba en su casa.

—Je… Recuerdo las veces en que Dawn y yo usábamos la mesa para divertirnos jajaja… Hasta que en una de nuestras aventuras se rompió la mesa— Habló con picardía y gracia el azabache—Quisiera estar con ella en estos momentos… No pude terminar lo que empecé— Exclamo esta vez con desanimo mientras agachaba la cabeza.

Recorrió un poco más la casa y vio una puerta de acero, sellada con un panel con números al lado derecho de esta—Este debe ser el laboratorio en donde me operaron— Mientras hablaba, inconscientemente se tocó el antebrazo derecho.

Se quedó mirando la puerta, preguntándose qué habría adentro. Después de un tiempo decidió alejarse de la puerta, no era su problema que haría Blaine en ese lugar. Caminó hasta llegar a una puerta de madera, giró la perilla y empujó un poco, para que esta se abriera.

El olor a humedad invadió su nariz, observó que alrededor de la casa habían grandes árboles, no tan grandes como los de Fortree City en Hoenn, pero si eran altos. Tronándose el cuello y los dedos de la mano izquierda. Comenzó a realizar una serie de ejercicios, sentadillas, flexiones, abdominales, entre otros ejercicios.

Pasado un tiempo, el azabache terminó su serie de calentamiento, se paró enfrente de un gran árbol y estiró un poco el brazo izquierdo—Bien… Veamos lo que puedes hacer— Dijo, refiriéndose a su nuevo brazo.

Cerró los ojos, comenzó a respirar lentamente, inhalando y exhalando de manera calmada, sus músculos empezaron a relajarse un poco. Repentinamente abrió los ojos, separó sus piernas un poco, levantó su brazo derecho y lo encogió para atrás, estiró su brazo izquierdo lo más que pudo hasta que tocó el tronco húmedo del árbol.

—¡AAAAHHHH!— Gritando y con un brusco y fugaz movimiento de su brazo derecho, golpeó el gran árbol. Se quedó estático por unos segundos, retiró su brazo derecho, juntó sus piernas y nuevamente cerró sus ojos, respiró lentamente y se agachó en señal de respeto hacia el gran árbol.

Al momento de agacharse un sonido provino del árbol, el lugar donde le había acertado el golpe, comenzó a agrietarse de manera horizontal. El gran árbol comenzó a caer hacia el suelo.

Cuando cayó el sonido fue tan fuerte que despertó a un adulto mayor—¡¿Qué demonios?!— Dijo el hombre levantándose rápidamente de su habitación. Salió rápidamente de la casa y observó que el azabache estaba al frente del gran árbol caído—¿Qué rayos tienes metido en la cabeza chico?— Preguntó enojado el hombre.

—Oh Buenos días Blaine, creí que dormirías hasta mañana— Dijo el azabache de manera despreocupada.

—Ese era el plan, hasta que decidiste ser un maldito loco y partir arboles a la mitad… Sabes pudiste destruir la casa— Blaine seguía enojado… Y quien no lo estaría, su vida pudo correr peligro.

—Pues… Yo no veo un árbol encima de una casa— Dijo el azabache nuevamente despreocupado—Además no tengo en donde entrenar—.

Blaine suspiró mientras se frotaba los ojos—Idiota… Pudiste haber llamado a Mewtwo y él te llevaría al centro de entrenamiento que hice aquí en la isla— Dijo el científico.

—¿Tienes un Gimnasio aquí? Porque no lo dijiste antes— Dijo Ash reclamándole al exlíder de gimnasio de tipo fuego.

—Chico… ¿No crees que era más sencillo, haberle preguntado a Mewtwo?—.

—Oh bueno yo… No sé en donde está Mewtwo—.

—Idiota… Que acaso, Mewtwo no te dijo que él puede ver todo lo que pasa en esta isla— Dijo el científico, reprochándole su falta de atención al joven.

—Si me lo dijo, pero no sabía que lo hacia todo el tiempo— Dijo excusándose de su ignorancia el azabache.

Nuevamente Blaine suspiró y chocó su mano con su cara—Es tan idiota, que no deja de sorprenderme— Exclamo el científico, refiriéndose al azabache.

—¡Hey! Te escuché— Se quejó por la falta de respeto hacia su persona.

—Mewtwo, es como el guardián de esta isla, de seguro está escuchando nuestra conversación—.

—¿En serio?— Dijo el azabache algo intrigado.

—Si Ash, lo estoy escuchando… Blaine tiene razón, ¿Por qué no me llamaste?— Preguntó el Pokémon a través de la telepatía.

—No lo sabía Mewtwo creí que te habías ido a descansar—.

—Ash yo cada vez que cuido de la isla estoy descansando, es como si mi mente saliera de mi cuerpo— Explicó el Pokémon de tipo psíquico.

—Ya veo… Ento…—.

Interrumpiendo al azabache, Blaine preguntó—Oye chico se supone que el brazo que te di, puede romper máximo una pared de 2 metros de grueso… ¿Cómo pudiste romper este árbol?— Preguntó curioso el científico.

—¡Oh! Bueno eso es gracias al viaje de entrenamiento que hice después de convertirme en el Campeón de Kalos— Respondió tranquilamente el azabache.

—¿Viaje de entrenamiento?— Preguntaron a la vez Mewtwo y Blaine.

—Si… Recorrí todas las regiones entrenando con todos los Líderes y Alto Mandos de tipo lucha, además un Capitán de las fuerzas especiales de Kalos también me entrenó— Dijo con una sonrisa nostálgica—Aprendí mucho en ese viaje… Bruno el Alto Mando de Kanto, me enseñó una técnica peligrosa, que solo debe ser usada, si creo que es necesaria… Consiste en acertar un golpe rápido y potente, que destruya por dentro al enemigo— Exclamó esta vez con seriedad.

—Ya veo, entonces con esa técnica destruiste el árbol— Dijo, comprendiendo el científico—Bueno Mewtwo—.

—¿Si Blaine?—.

—Lleva a este loco al Centro de Entrenamiento, antes que destruya la selva entera— Dijo bostezando el científico mientras se retiraba.

—Bien— Al decir esto, se teletransportó al frente de Ash, asustando un poco al azabache—¿Nos vamos?— Le preguntó al azabache.

—Cl-claro— Dijo siguiendo al Pokémon. Mientras caminaban el azabache estaba pensando en algo.

—Si Ash, si puedo hacerlo— Dijo Mewtwo, impresionando al azabache.

—¿Puedes leer mi mente?— Preguntó asombrado el azabache—Eso es genial—.

—Sí, pero preferiría no hacerlo—.

—Entonces ¿Por qué lo haces?—.

—Es algo que a veces no puedo controlar— Respondió serio el Pokémon.

—Ya veo… Bueno, cambiando de tema, puedes hacerlo, quisiera saber si están bien—.

—Como dije antes, si puedo hacerlo, pero, para transmitir lo que veo, tu mente debe estar completamente en blanco—.

—Ah eso es sencillo, también aprendí eso en mi viaje—.

—Oh entonces cuando termines de entrenar llámame y lo haremos— Respondió Mewtwo.

—Gracias amigo— Dijo con una sonrisa tranquila en sus labios.

Pasaron 5 minutos y Mewtwo se detuvo de repente, el azabache lo imitó, confundido preguntó—¿Qué sucede?—.

—Ya llegamos— Respondió.

Ash miró el lugar, parecía un gimnasio de escuela, por fuera no mostraba nada fuera de lo usual. Se rascó la cabeza y decidió preguntar—¿Este es el centro de entrenamiento?... Parece más un gimnasio de escuela—.

—Cuando entres veras que no es lo que parece— Respondió sin dejar de mirar la entrada—Vamos entra—.

Al momento de entrar, notaron que las luces del lugar estaban apagadas. Mewtwo suspiró mentalmente, sabía exactamente lo que iba a pasar. Sus ojos empezaron a brillar con una tenue luz morada, señalando que estaba listo.

Pasaron unos segundos y una sombra cayó del techo del establecimiento.

—¡Ja! Por fin lo logré, te vencí Mewtwo— Exclamo una voz femenina.

—¿Eh? Claire…— Dijo el Pokémon con una gota de sudor en su cabeza.

—¿Qué pasa Mewtwo? Admitirás que soy lo mejor de lo mejor— Dijo de manera presumida la chica.

—No, no diré eso, solo diré que te equivocaste de objetivo— Respondió de manera burlona.

—¿Eh?— Las luces se encendieron y se mostraba a la chica de nombre Claire encima del azabache.

—Por favor… Quítate de encima, pesas mucho— Dijo el azabache con la cara en el suelo.

La chica se sonrojó y rápidamente se levantó—Y-yo lo siento, no quise… Un momento, ¿Me dijiste gorda?— Ahora Claire estaba molesta por el comentario del azabache.

—No, solo dije que pesabas un poco, no es para exagerar— Dijo Ash levantándose del suelo, mientras se sobaba la espalda.

—Me estás diciendo Gorda— Respondió nuevamente Claire.

Mewtwo suspiro y levitó hasta quedar en una de las vigas del techo—Ah esto será para largo, lo mejor es que sea un espectador—.

—Sabes, si no fueras tan tonto, habrías anticipado mi ataque, eres un bueno para nada— Dijo la chica provocando que Ash se molestará un poco.

—Estoy muy viejo, para estar peleando con una niña como tú— Respondió el azabache, ignorando el comentario anterior de la castaña.

—Aparte de gorda, ¿Me dices niña?—.

—Lo de gorda esta en tu cabeza, pero admito que estas actuando como una niña— Respondió Ash dándole la espalda a la chica.

Esa actitud tan despreocupada del azabache, hizo que Claire se enojara más, tomando impulso, corrió un poco y le acertó una patada en la cara.

—¡Whooa!— El azabache cayó al suelo de manera estrepitosa.

—Jum eso te pasa por meterte conmigo— Dijo la castaña cruzándose de brazos.

El azabache se levantó sobándose la nariz, su cara mostraba lo molesto que estaba—Bien niña, tú lo pediste— Dijo el azabache poniéndose en una postura de combate.

—Je… Estas listo, si sales herido, no vayas llorando a donde mi papá para que te cure— Dijo la chica imitando al azabache, solo que ella tomaba un postura diferente.

Mewtwo veía todo desde arriba, nuevamente suspiro y dijo—Esto no terminará nada bien—.

Los chicos se veían de manera desafiante, parecía que se querían matar con la mirada. Pasaron alrededor de 2 minutos y se abalanzaron el uno contra el otro.


#PrayForGranÁrbol :37:
 
Última edición:
Registrado
23 Jul 2015
Mensajes
441
Ubicación
Argentina
Offline
Bueno, me leí los anteriores OS 's y ahora por fin alcance hasta donde va el fic y la historia me encanta, es bastante interesante y entretenido ademas de que esta Mewtwo! hasta ahora buen trabajo.

PD: Quien dijo Bucky? XD
 
  • 1Me gusta
Reacciones: Lazy

John Mactavish

Guardian de la Joya mas Preciosa (Korrina)
Registrado
10 May 2015
Mensajes
5,749
Ubicación
Buenos Aires,Argentina
Offline
buen lei los tres cap y debo decir que son muy buenos y espero continues la historia ya que tiene un gran futuro , sigue asi . bueno nos leemos en otro cap sin nada que decir me despido Capitan Jhon Mactavish ............. cambio y fuera

PD: He leido los 3 primeros caps ahora leo el cap 4 y comento
 
Última edición:
  • 1Me gusta
Reacciones: Lazy
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie