Fic Colectivo Azur Lane: Apocalyptic World (Cupos cerrados, comenzamos)

Digimaster

Candy Candy~
Moderador
Offline
Buenas, aquí estamos otro día para postear cap, vamos a responder primero.

Al final la chica si era lo que sospechábamos pero se resolvió rápidamente al principio del capitulo. Elizabeth me dejo un poco atonito ya que ella tendría la fuerza para librarse pero supongo que no esta acostumbrada a las batallas. Muy bien Sascha sale a relucir cuando alguien importante para el esta en peligro, sin embargo tiene que aprender a luchar fuera de esa situación.

Buen capitulo.
Con Elizabeth, ella ha sido tratada como reina desde que se sabe y siempre estuvo al cuidado de su escuadrón de maids, además de que Wales y KGV se encargaban de las estrategias, así que si, no tiene mucha experiencia en combate excepto en el mar, obviamente por su alma de barco.

Ufff sasha enojado vaya eso no esperaba verlo, ha sido bastante feroz al atacar, la misión de reconocimiento a tenido la primera situación inesperada me hace pensar que tendrán más se un problema de esta forma por suerte de momento nadie ha salido herido, ni los shikikans ni las kansen al menos de momento no
Por ahora se libran porque son humanos comunes con armas y soldados bajos, pero ya pronto vendrá lo feo y la verdad, tengo muchos planes para hacerlos sufrir (?)

Bueno, ya sin más que decir ahí vamos, que disfruten del cap.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 49



Los dos grupos lograron adentrarse al acuario para descubrir lo que tenían dentro, por ahora se movían con cuidado para evitar alguna otra pelea que pudiera ser un problema.


- ¿Cómo va la vigilancia? – Preguntó Takumi a Belfast, esta se encontraba con unos binoculares.


- De momento no he visto nada ¿ya se encargaron de los que estaban adentro?


- Recibí el aviso de Sascha y dijo que no queda nadie, ya su equipo pudo encargarse de todos, solo nos queda revisar lo que tienen por aquí.


- Amo, encontramos una habitación con materiales. – Informó Sheffield al llegar en ese momento.


- Entendido, ya voy, sigue vigilando por mientras.


- Como diga amo. – Belfast se quedó en la vigilancia mientras que el peliazul bajó junto con Sheffield a la zona donde encontraron tales materiales, de ese modo se movieron, en el sitio estaban Unicorn y Gloucester.


- Encontramos este como almacén con distintas cosas. – Informó la albina, Takumi se puso a revisar lo que había en algunas cajas que abrió la maid pelimorada.


- Estas son armas… y son muchas… - Revisó la gran variedad de pistolas, rifles e incluso lanzamisiles que había dentro. – Esto debe ser como su armería por la cantidad que hay.


- Sugiero que deberíamos transportar algo, podría sernos útil. – Expresó Sheffield.


- Obviamente ella se siente cómo niño en juguetería y no quiere dejar pasar esta oportunidad. – Respondió Gloucester a lo cual Sheffield se avergonzó ligeramente.


- No tenía por qué señalar eso señorita Gloucester.


- Solo digo lo que pienso.


- Bien, igual pienso que los demás estarán más que complacidos con todo esto así que intentemos transportar lo que podamos, muevan lo que pueda entrar en las camionetas. – Las dos maids asintieron, en ese momento Takumi siguió revisando con Unicorn a su lado.


- ¿Qué más veremos onii-chan?


- Puede que encontremos más cosas aquí que podamos llevar, lo que sea que estos terroristas vayan a hacer, se llevarán una sorpresa cuando vean que no tendrán sus preciadas armas. – En ese momento la pelilila sujetó la mano del japonés. - ¿Hmmm?


- Quiero ir de esta forma ¿puedo? – Miró al peliazul con brillo en sus ojos a lo cual lo puso incomodo, era demasiado tierna como para ignorarlo.


- C-Claro… no tengo problemas.


- Jeje~ - Soltó una pequeña risa y sonrió mientras avanzaban, por ahora solo se encontraba más cosas como municiones, incluso comida enlatada y preconservada que podía usarse, era simplemente lo necesario para supervivencia, nada raro.


- Parece que no encontraremos nada más, espero logremos llevar todo esto.


- Onii-chan, veo algo ahí. – Unicorn señaló a una caja apartada del resto, fueron a ver y esta se encontraba sellada.


- Parece que está algo cerrada y no podemos ver lo que hay dentro.


- M-Me encargaré… U-chan… - El peluche de unicornio se movió y en ese momento fue hacia el candado que cerraba la caja, este peluche levantó su pequeña pata y de un golpe logró romperlo, eso sorprendió a Takumi, entonces volvió a Unicorn. – Gracias.


- ¿Cómo lo hizo?


- U-chan es muy fuerte, me ayuda bastante. – Sonrió mientras lo acariciaba.


- Revisemos dentro. – Abrieron el compartimento de aquella caja para observar su contenido, en ese momento Takumi vio que adentro había una cápsula, otra igual a la de las chicas. – Así que tenían esto…


Se acercó a ver a través del cristal y como tal, una chica se encontraba dentro, al abrirlo, esta abrió los ojos para analizar a Takumi y entonces volvió a un estado de sueño para luego abrirlos totalmente.


- ¿Eh? ¿Dónde estoy? – En ese momento la chica miró a Takumi y entonces sus ojos se iluminaron. – Wow… lo encontré… mi querido Shikikan-sama~ - La mujer se lanzó sobre Takumi para abrazarlos, quedando sorprendido.


- ¡Wow, espera! – La apartó. – Eso fue demasiado repentino.


- Es que me alegra finalmente encontrar a mi querido Shikikan-sama, estoy tan feliz por ello.


- Antes de todo, es mejor si te presentas.


- Es verdad. – Sonrió esta. – Orgullosa portaaviones de mi misma clase, me llamo Taihou, es un gusto conocerlo Shikikan-sama.


IJN Portaaviones Taihou. Una mujer que se observa en sus 20 años, de cabello negro largo atado con dos coletas, ojos de color rojo rubí, un cuerpo sumamente esbelto con un busto excepcionalmente grande, su vestimenta consiste en una especie de kimono rojo sin mangas lo cual deja ver bastante de su escote y falda corta, medias negras largas hasta la pantorrilla y zapatillas.


- Ok Taihou, por ahora estamos en una misión, no creo que te importe ayudar a los demás.


- Claro que no Shikikan-sama, por usted haría de todo. – Sonrió de forma peligrosa, Takumi se dio cuenta que ella no era alguien a quien dejar por su cuenta.


- ¡Amo, hay problemas! – Escuchó a Belfast la cual bajó.


- ¿Qué sucede?


- Llegaron más enemigos a atacar, parece que están por algo. – Informó, Takumi soltó un suspiro.


- Parece que no se rinden, entonces hay que luchar ¿Qué dicen?


- O-Ok, Unicorn hará lo que pueda.


- Jeje~ presencie mi fuerza Shikikan-sama, seguro con eso quedará encantado con mis habilidades.


- Ok, vamos entonces. – Se movieron para ayudar en la pelea de los nuevos enemigos que recién llegaron. Por su lado, Sascha y su grupo también presenciaron esa llegada, tenían que alistarse.


- Haré lo posible para que no pasen de aquí. – Exclamó Akatsuki, lista con un kunai en sus manos.


- Hazte cargo por favor. – Respondió el pelirrojo. – No tenemos que luchar de frente, es mejor si seguimos aquí y simplemente defender, disparar solo para que no se acerquen.


- Eso podemos hacerlo. – Aseguró Furutaka. – Debería volver a mostrar esos geniales movimientos de pelea.


- Es cierto Tono-sama, se vio bastante hábil en combate. – Exclamó Fusou, el ruso desvió la mirada. - ¿Pasa algo?


- B-Bueno… eso solo fue una ocasión especial, yo realmente no deseo pelear.


- Ahí va de nuevo… - Shiranui desvió la mirada. – No le hagan caso, solamente se desprecia porque sí, aunque sea fuerte, es un idiota.


- No deberías hablar así de Tono-sama, Shiranui-chan. – Reclamó Fusou pero Sascha la detuvo.


- No te preocupes… después de todo, lo que dice es verdad, soy un cobarde.


- Tono-sama… - Fusou bajó la mirada.


- ¡No digas eso! – En ese momento Elizabeth habló. – Hace unos momentos peleaste porque estaba en peligro ¿no? Eso no es ningún acto de cobarde, yo mismo testifico que es más valiente de lo que cree.


- Gracias Elizabeth… eso me ayuda un poco.


- Solo estoy diciendo que no se vea de menos, si mostrara más ese lado, seguro no estaría tanto acomplejado como se encuentra actualmente… en realidad no es nada malo que pelee, después de todo termina ayudando a los demás, así como me salvó a mí, puede hacerlo con los demás, no lo haga solo por pelear, tenga un objetivo en mente, ayudar a otros, salvar gente, lo que sea.


- Supongo que es verdad… podría ponerlo en práctica, gracias. – Sonrió a lo que la rubia se sonrojó.


- Grandes palabras su majestad. – Aplaudió Suffolk, la reina carraspeó su garganta.


- E-Es verdad, como la reina, debo estar atenta a mis súbditos, jojojojo~ - Empezó a reír, en ese momento se escucharon disparos. – ¡Kyah!


- Están atacando. – Avisó Langley.


- Es momento de ir, no podemos perder el tiempo. – Avisó el ruso a lo cual sus chicas asintieron, poniéndose en marcha. Takumi logró llegar hasta la vista en un balcón donde observaron varios vehículos cercanos a la entrada del acuario.


- Alguien debió llamar a refuerzos y acudieron para que recuperen sus posesiones. – Comentó Belfast.


- Ya lo tengo, entonces hay que evitar que se acerquen.


- Yo me encargo Shikikan-sama, sus enemigos, son también míos. – Sonrió mientras hizo aparecer de su espalda aviones los cuales empezaron a volar. – Es hora de que conozcan la fuerza del imperio Sakura.


- ¿Dónde la encontró amo? – Preguntó la peligris.


- Ella estaba junto al resto de cajas ahí abajo.


- No es necesario que hagas algo maid del Royal Navy, yo puedo hacerlo sola. – Informó la pelinegra.


- Soy la maid personal del amo, estaré a su lado todo el tiempo que sea necesario.


- Pues ya no es necesario, ahora estoy yo y protegeré a Shikikan-sama con todas mis fuerzas. – Sonrió Taihou. – Así que lárgate que estorbas.


Ambas chicas chocaron sus miradas las cuales sacaban chispas, Takumi y Unicorn solo podían observar.


- Unicorn, ayuda igual.


- S-Si… vayan. – Ella igual invocó aviones los cuales empezaron a volar en dirección a los vehículos.


- ¿Qué es eso? – Habló uno de los soldados de aquel grupo al ver los aviones, estos sin previo aviso comenzaron a disparar. - ¡Cúbranse!


Todos se cubrían de los disparos y también respondían de su parte a ver si lograban derribarlos.


- ¡Tomen esto! – Akatsuki llegó al lado de uno y cortó rápidamente su garganta con su kunai para luego volver a desaparecer.


- ¡Que pasó! – Exclamó otro cuando un disparo le perforó la cabeza, Sheffield había llegado y corrió rápidamente entre ellos mientras disparaba de sus propias armas, derribando y matando a varios.


- ¡Jajaja, que inútiles, caigan ante mi fuerza! – Deutschland no perdió el tiempo y también atacó, sintiéndose feliz de ser de utilidad y también dominar a gente más débil que ella. – No son nada para mí.


- Menos palabrería, más ataque. – Comentó Sheffield a su lado.


- Hago lo posible, además no arruines mi momento de gloria. – Disparó para seguir matando a otros. Por ahora los terroristas no podían hacer mucho para defenderse de las chicas que eran más fuertes y hábiles que ellos.


- ¡Retirada! – Exclamó uno de ellos a lo cual empezaron a retroceder a sus vehículos para irse de ahí, escapando sin importarles nada.


- ¡Eso, huyan como los cobardes que son! – gritó la alemana con aires de grandeza. – Que bien se sintió eso.


- Parece que hemos asegurado todo aquí. – Comentó Sascha al acercarse, Takumi asintió.


- En la base estarán más que felices de saber que reunimos muchas armas, servirá perfecto para las peleas futuras.


- ¡Shikikan-sama! – Taihou saltó hacia Takumi para abrazarlo por la espalda. - ¿Lo hice bien? Por favor, espero que me alabe mucho más. – No pudo hablar debido a las dos grandes razones que se estaban aplastando contra su espalda.


- ¿Y ella es? – preguntó el ruso.


- Taihou-san, es bueno tenerte con nosotras. – Comentó Fusou. – Ella puede tener una personalidad algo problemática pero en realidad es una buena chica y muy fuerte.


- Problemática es muy suave para llamarlo así. – Comentó Shiranui, Sascha soltó una risa nerviosa. Lograron reunir algo que pudo entrar en las camionetas para regresar a la base, tenían que reportar lo sucedido.


(…)


Llegaron sin problemas a la base, sin perder el tiempo, los dos chicos fueron con el resto para informar de lo encontrado así como dejar que sus chicas cargaran con las armas y demás cosas que pudieron llevar.


- Entiendo, luego enviaremos para buscar el resto. – Stan sonrió complacido. – Nada es mejor que tener más armas y municiones, nos hacen falta.


- Así que el TSLF se está abasteciendo y usaban ese acuario como almacén. – Dalton se llevó la mano a la barbilla. – Según he escuchado, es un grupo con mucha influencia a lo largo del país, no es raro que podamos encontrar problemas con ellos en alguna ciudad.


- Parece que Nixon nos dejó su problema de encargarnos de ellos para que no se ensucie las manos. – Pensó el pelirrojo. – No sé si llamarlo cobarde o astuto.


- Sin importar lo que suceda, ya no podemos hacer nada más que seguir adelante. – Expresó Sebastián. – Lo que sigue ahora es atacar ese barco ¿no?


- Exactamente. – Jeff tecleó en su laptop, mostrando unas imágenes de este. – He logrado localizar y es que se encuentra en las aguas al oeste del país, parece que busca desembarcar en algún punto con un puerto abandonado para no levantar sospechas, siempre aquí ubicado en California.


- Entonces nuestro destino es ir a ese lugar. – Expresó Edric. – Es mejor si movilizamos a todos en esto.


- No podemos saber cuánta gente puedan tener pero es lo mejor, además de otra cosa que me molesta… - Dalton miró a Takumi. – Encontraste a una Kansen ahí ¿no?


- Si, Taihou estaba dentro de una caja que tenían en sus suministros.


- Entonces podría encontrarse la posibilidad de que posean chicas con ellos y quizás debamos pelear contra ellas, en ese caso tengo un plan al respecto que podría servir. – El científico empezó a explicar lo que tenía en mente, cada uno de los presentes escuchó con atención a lo que decía.


- Podría servir, en tal caso lograríamos evitar un ataque sorpresa si es que tienen chicas con ellos. – Comentó Adrien.


- Yo tampoco tengo problemas con ello… - Secundó Cossethe.


- Parece que es unánime, haremos eso para atacar el barco y evitar que transporten lo que sea que tengan ahí, eso lo realizaremos en unas cuantas horas, póngase en marcha. – Todos se movieron para prepararse, una nueva misión estaba por hacerse y con ello evitarían lo que sea que lleven ellos.

- Hola-nya, soy Akashi y les doy la bienvenida a otro rincón histórico, el día de hoy tendremos de invitada a otro submarino, de Iris Libre, Surcouf-san.


La pelivino entró en ese momento entre aplausos para luego sentarse en el sofá contiguo.


- Hola Akashi, me alegra estar aquí.


- Igualmente Surcouf-san, ahora que veo de cerca, eres distinta de los demás submarinos-nya, ellas son más pequeñas.


- Bueno, por alguna razón creo que soy de las más altas, no lo entiendo pero tampoco me molesta.


- Ok-nya, ahora revisemos tu historia… parece que estuviste en varias misiones de reconocimiento-nya, aunque no tuviste mucha acción en batalla, lo más interesante es la forma en cómo te hundiste, ya que hay distintas versiones de ello.


- Es cierto. – Respondió ella. – Quizás yo, como el submarino en cuestión, podría dar alguna versión oficial pero es que… - Desvió la mirada. – Mis recuerdos son algo confusos en ese momento, creo que juntaron todas las versiones en mi cubo y entonces no sé cuál es la verdadera.


- Supongo que eso se quedará en misterio-nya… ahora veamos tu posición actual ¿Qué se siente?


- Me encanta. – Respondió ella. – Creía que estaría bajo el mundo de algún comandante serio y estricto pero mi actual comandante está lejos de ello, es amable, aunque siento algo al respecto con él… como si mantuviera la guardia alta y no nos deja acercarnos demasiado.


- Supongo que querrás acercarte más-nya.


- Ciertamente, los dos pertenecemos a la misma patria después de todo, así que deseo ser quien más cerca esté de él.


- Para finalizar-nya ¿Qué planes tienes a futuro?


- Bueno… de por sí como submarino adoro nadar, pero me gustaría no hacerlo como parte de un ataque o misión, quisiera ser libre, como dicen que hay playas, divertirme en estas junto a mi comandante, quizás llevar un hermoso traje de baño y que me preste atención, supongo que es un poco egoísta, pero… realmente quiero hacer eso.


- Buenos pensamientos-nya, no cabe duda que muchas chicas sienten afecto hacia su Shikikan-nya, quizás veamos duras batallas por delante y no solo en las misiones-nya.


- Yo no pienso rendirme, además, creo que como somos kansen, hay una forma en que todas podamos estar juntas con él.


- Ciertamente, la poligamia está permitida con nosotras-nya… aunque es extraño… como sea, eso es todo por hoy, gracias por acompañarnos-nya.


- No es nada. – Sonrió.


- La siguiente edición tendremos a Pola-san, nos vemos-nya.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Una chica nueva apareció y además ya se viene el ataque a ese barco, no cabe duda que veremos a más chicas nuevas del lado enemigo y unas cuantas sorpresas que tengo por ahí preparadas, de momento es todo en este cap, nos vemos en el próximo, bye bye.

Flotas actualizadas.

Lockhart Lockhart
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂
Popyland. Popyland.
Laharl Laharl
Yuukuru Yuukuru
Reencarna Reencarna
ragnok22 ragnok22
Lorde Slayer Lorde Slayer
Ahkilendra Ahkilendra
 

Lorde Slayer

The Blazing Flash That Shatters The Darkness
Registrado
7 May 2016
Mensajes
952
Offline
tengo muchos planes para hacerlos sufrir (?)
Malo, ya nos metes miedo desde ahora :'v

Bien la inclusión de taihou no me la esperaba xD
Takumi debería ir preparándose para los problemas que ella pueda causar y tal ves debería pedirle prestada a albacore a stan en ocaciones para que se mantenga tranquila(?)
Sheffy también seguro se sentía en una juguetería como dijo gloucester con todas esas armas, bien se han llevado un buen botín y tienen un plan para la siguiente futura batalla veamos cómo lo hacen
 

Laharl

Giga Drill Breaker
Registrado
2 Jul 2009
Mensajes
976
Offline
Es la primera ves que veo a Elizabeth hablar con sentido y fuera de su rol de reina xD si el enemigo utiliza chicas del proyecto existe la posibilidad de que sean amigos o familia y allí se armaría nuevamente otro lió.

Buen capitulo
 

Digimaster

Candy Candy~
Moderador
Offline
Buenas a todos, aquí estamos otro lunes con un nuevo cap, vamos a responder como siempre.

Malo, ya nos metes miedo desde ahora :'v

Bien la inclusión de taihou no me la esperaba xD
Takumi debería ir preparándose para los problemas que ella pueda causar y tal ves debería pedirle prestada a albacore a stan en ocaciones para que se mantenga tranquila(?)
Sheffy también seguro se sentía en una juguetería como dijo gloucester con todas esas armas, bien se han llevado un buen botín y tienen un plan para la siguiente futura batalla veamos cómo lo hacen
Si que al menos Taihou puede causar problemas pero ya veremos más de ella, así que sabremos lo que sucederá y al menos tengo algunos planes al respecto.

Es la primera ves que veo a Elizabeth hablar con sentido y fuera de su rol de reina xD si el enemigo utiliza chicas del proyecto existe la posibilidad de que sean amigos o familia y allí se armaría nuevamente otro lió.

Buen capitulo
Elizabeth entra dentro de la lista de chicas tsunderes que están en el juego, ella se preocupa obviamente por su comandante pero escuda toda preocupación diciendo que es su deber como reina, así que nunca expresará lo que siente de forma sincera jaja.

Bueno, aquí vamos con esta misión y asalto al barco, lean para saber como se desarrolla.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 50



La operación para asaltar el barco de transporte del TSLF estaba por dar inicio, algunas de las chicas irían por mar mientras rodean el barco y el resto estaría por vehículos para un acercamiento en caso de que ataquen cerca de ahí, comenzaron a movilizarse para viajar al sitio de avistamiento de tal barco.


- ¡Taihou!


- ¡KYAAAAAAH!


Albacore vio la llegada de la pelinegra y buscó sorprenderla, no contó con el hecho de que esta se asustaría, escondiéndose detrás de Takumi.


- ¿No me extrañas?


- ¡Vete de aquí! – Gritó con miedo, el peliazul solo pudo verla con asombro de que reaccionara de tal forma. - ¡Shikikan-sama, protéjame de ella!


- ¿Qué le pasa? – Preguntó.


- Parece que es debido a nuestra historia. – Empezó a explicar la rubia. – Resulta que, hace muchos años, yo fui quien hundió su buque en un ataque sorpresa, por eso ella no tuvo mucha participación y fue hundida rápidamente, parece que me tiene miedo por ese suceso.


- ¡Solo vete, por favor!


- Vamos Taihou, estamos en el mismo equipo, seamos amigas.


- ¡Nooooooo! – Abrazó con más fuerza a Takumi, este pudo sentir como ella temblaba, soltó un suspiro.


- Lo siento, pero no creo que sea un buen momento ¿puedes dejarlo para después? Estamos por empezar una misión y quiero que esté en buenas condiciones.


- Entiendo… nos vemos entonces. – La rubia se fue en ese momento, debido a ello Taihou pudo relajarse al saber que no estaba cerca.


- Gracias por eso Shikikan-sama y… lamento que me viera así.


- No es nada, supongo que lo entiendo pero debes saber que eso no podrá ser para siempre, todos estamos en un mismo equipo, deberás llevarte bien con ella tarde o temprano.


- Pero eso… - Apretó los dientes. – No puedo hacerlo, mi mente se pone en blanco al verla, mi cuerpo se paraliza, al recordar ese momento… me entra mucho miedo… - Se abrazó a sí misma.


- Hay que esforzarse, no solo por los demás o por mí, hazlo por ti igual, esta vida que tienes ahora puedes aprovecharla.


- Shikikan-sama… lo intentaré, aunque no puedo prometerlo.


- Eso espero, considero que es mejor cuando todos se llevan bien. – Sonrió, la pelinegra se sonrojó levemente en ese momento.


- Joo~ Shikikan-sama, no es justo, yo debería ganarme su corazón, no usted el mío… - Expresó con un pequeño puchero.


- Estamos por partir. – Avisó Belfast al llegar en ese momento o, más bien, estar al lado de ambos.


- ¿En qué momento llegaste aquí? – Preguntó el peliazul.


- Estuve todo el tiempo, lamento interrumpir su momento pero hay que empezar. – Respondió profesionalmente, Taihou maldijo en su mente a la maid por interrumpir su momento a solas con Takumi.


- Vamos entonces. – Dicho eso, partió junto a las dos. Ya estaban reunidos todos, así como se decidió, un grupo de chicas iría por mar para acercarse al barco, los comandantes y otras kansen estarían junto a ellos por cualquier cosa o ataque de terroristas que puedan estar cerca.


- Estaré manteniendo su ubicación. – Informó Jeff en ese momento, Hiei llegó para darle una taza de café. – Gracias Hiei.


- No es nada. – Respondió la castaña con una sonrisa, Cossethe vio esa interacción con asombro, cuando ella volvió a su lado, quiso preguntarle.


- ¿Desde cuando hablas con Jeff?


- Ah Shikikan, durante el tiempo que estuvimos en esos apartamentos, logré pasar tiempo con él, es un chico amable y rápidamente nos hicimos amigos.


- Entiendo, me sorprendió un poco.


- ¿Acaso pasa algo con eso?


- No es nada, me alegra que hagas amigos. – Comentó ella, aunque por dentro sentía una incertidumbre al respecto. Por el momento ya debían empezar, el grupo de kansen que irían por mar ya estaban listas al partir desde el muelle de la base.


- Hood, cuento contigo para que logres dirigir el grupo cerca del barco. – Informó Stan, habiendo asignado a la rubia británica como buque insignia.


- No defraudaré su confianza comandante, nos encargaremos de cualquier cosa que llegue a suceder cerca de ahí… bien todas, es momento de irnos. – Ella y su grupo empezaron a partir en ese momento.


- Nosotros debemos movernos también. – Informó Dalton a lo cual comenzaron a subir a los vehículos.


- Buena suerte Stan, que no te pase nada. – Informó Sophie, el pelirrojo asintió ante la despedida de su tía y también se agachó para acariciar la cabeza de Jenny.


- Vuelvo pronto.


- Entendido, Diamond desea que no le pase nada a Stan.


- Nos vemos.


El grupo partió en las camionetas para avanzar, esperando a ver que lograrían encontrar en aquel sitio cerca del barco y lo que podría suceder al respecto.


(…)


El grupo de kansen moviéndose por mar avanzó a una velocidad constante, gracias a los esfuerzos de Jeff, se logró establecer un canal privado de comunicaciones entre ellas y sus comandantes para estar conectados en todo momento.


- No bajen la velocidad ni se adelanten demasiado. – Informó la rubia.


- Eso lo sabemos. – Respondió Baltimore. – Creo que será una misión tranquila.


- No hay que estar totalmente relajadas. – Comentó Enterprise. – El enemigo puede atacar en cualquier momento.


- Estás demasiado tensa Enterprise. – Expresó Cleveland. – Esto podremos manejarlo, no es que tengan tanques o armas que puedan hacernos daño, si son solo personas, no hay nada que podamos enfrentar.


Mientras tanto, en tierra, los vehículos estaban en movimiento, Jeff supervisaba el avance del grupo en mar con Hiei a su lado.


- Solo nos quedan unos quince kilómetros para llegar al destino. – Informó el pelinaranja por medio de la radio.


- Entendido, quizás debamos detenernos unos metros antes de llegar. – Sugirió Stan. – No sabemos que enemigos puedan estar en la cercanía y tampoco hay que ser muy descuidados al respecto.


- Deberíamos posicionar cerca a algunas chicas para que vigilen el perímetro. – Comentó Sebastián. – Los ataques sorpresa podrían suceder.


- Es cierto. – Asintió Adrien. – Lo tendremos en cuenta.


- Amagi ¿Cómo crees que saldrá esto? – Preguntó el pelirrojo, la kitsune castaña se puso a pensar.


- Considerando el grupo, no creo que haya problema, pero tampoco podemos relajarnos ante cualquier posible sorpresa que llegue, no sé pero… tengo un mal presentimiento al respecto, espero que el grupo en el mar no tenga muchos problemas.


- Aquí Hood, tengo a la mira el objetivo. – Informó la rubia por medio de la radio. El grupo en el mar ya estaba viendo el barco que se movía lentamente, estaba acercando a un muelle en la orilla.


- ¿Qué hacemos con esto? – Preguntó Javelin.


- Por ahora debemos esperar instrucciones de nuestros comandantes, no creo que actuar por cuenta propia sea lo mejor. – Respondió Ranger, a primera vista no veían algún tipo de protección en tal barco, eso llamó la atención de Enterprise.


- ¿Sucede algo? – Preguntó Laffey.


- Siento que hay algo mal en ese barco… que no tenga protección a pesar de llevar cargamento importante parece muy sospechoso.


- Ahora que lo dices, es cierto. – Comentó Illustrious. – No debería ser normal dejar sin protección el hecho de que lleve cargamento que ese grupo considere una prioridad, es como si no fuera necesario que lo tengan.


- ¿Creen que están escondiendo algo? – Preguntó Furutaka.


- Esa podría ser una posibilidad. – Respondió Wales. – En cualquier momento algo sucederá. – Y como si fuera dicho, proyectiles fueron lanzados desde ese barco. - ¡Esquívenlos!


El grupo se movió para evitar los disparos que impactaron directamente en el agua, agitándola totalmente.


- ¿De dónde vino eso? – Preguntó Edinburgh.


- Estoy en ello. – Ranger envió aviones para para que pudiera ver quien fue el responsable de tales disparos, estuvo al pendiente pero entonces ocurrió algo, estos fueron derribados. – No puede ser… derribaron mis aviones.


- ¡Cuidado! – Una nueva ronda de proyectiles fue directo hacia ellas, esquivando una vez más.


- Tsk, parece que no desean que nos acerquemos. – Cleveland apretó el puño con fuerza.


- ¡Algo se mueve por detrás del barco! – Señaló Javelin, en ese momento figuras salieron, las chicas de la Eagle Union reconocieron a dos de ellas.


- Son Washington y North Carolina… - Exclamó Enterprise por debajo.


- Mierda, no sabía que el enemigo las tenía. – Cleveland estaba molesta.


- ¿Qué hacen ahí? Somos aliadas. – Preguntó Laffey.


- Parece que no tenemos de otra, van a disparar una vez más, Ark. – Hood señaló a la pelinegra que asintió, Ark Royal desplegó sus aviones para que atacaran pero fueron derribados.


- ¡Que está pasando! – Exclamó ella con asombro, entonces salió otra chica por detrás.


- ¡Ella es Phoenix! – Expresó Cleveland. – Maldición, tiene cañones anti aéreos así que enviar aviones sirve de muy poco. – Una nueva ronda de proyectiles voló. - ¡Que rayos pasa con esos proyectiles, son muy potentes!


- Conozco a alguien que puede lanzar tal potencia… - Exclamó Noshiro por debajo, sus sospechas se hicieron realidad cuando alguien más apareció, sus pupilas se dilataron. – Nagato-sama…


- ¡Oigan, no nos dijeron que tendrían enemigos fuertes de su lado! – Se quejó Deutschland.


- No tenemos de otra. – Expresó Enterprise con seriedad. – Debemos de responder al ataque, no importa que sean nuestras compañeras, ahora mismo están con el enemigo.


- Eso es verdad. – Respondió Hood. - ¡Todas, fuego!


Respondieron el ataque con sus propios cañones, a pesar de la gran distancia que estaban entre ambos bandos, cada ataque lograba alcanzar al otro. Mientras tanto en las camionetas, seguían moviéndose, ahí Jeff captó el mensaje enviado por Hood, entonces decidió transmitirlo al resto.


- Escuchen, Hood y su grupo han entrado en combate con enemigos, tal parece que son kansen que están con el TSLF, han sido reconocidas como Washington, North Carolina, Phoenix, Nagato, Kawakaze, Pennsylvania, Maryland, Nachi y Kumano.


- Debimos saberlo. – Expresó Dalton. – Desde que tenían a Taihou en ese almacén del acuario, parece que igual encontraron a kansen con ellos.


- No sabemos si son todas las que tienen, puede que escondan más. – Pensó Edric. – Hay que avanzar con cuidado.


En ese momento escucharon disparos dirigidos a sus vehículos.


- ¡Estamos bajo ataque! – Avisó Sebastián, se tuvieron que detener cuando las llantas de una camioneta fueron ponchadas, en ese momento bajaron él junto a Haruna, Aurora y Cygnet. – Estén alerta, no sabemos de dónde ataquen.


- ¡Comandante! – Aurora logró prever una bala y usar su cuerpo para bloquearla, recibiendo el disparo en el pecho. – Urrgh.


- ¡Aurora! – Cygnet se mostró preocupada.


- No es nada… mi trabajo es proteger al comandante…


- Rayos, desde donde atacan. – Comentó Haruna, entonces vieron dos camionetas llegar y entonces se asomaron M4 de estas. - ¡Es el enemigo!


- ¡Disparen! – Informó Sebastián, él y sus chicas comenzaron con los disparos, una de las camionetas empezó a perder el control cuando lograron darle al conductor y esta se volteó.


- Vienen más. – Informó Aurora, se pusieron en posición, en ese momento logró bajar Edric junto a Vampire, Dido y Atago.


- Daremos apoyo. – Informó el peligris, Sebastián asintió, comenzando a disparar en ese momento.


En el grupo de mar, continuaban los ataques entre ambos bandos, en ese momento Laffey, Javelin y Ayanami empezaron a moverse para acercarse al barco.


- ¡Laffey, es peligroso! – Expresó la pelimorada al no estar segura.


- Es nuestra oportunidad, mientras estén distraídas, podremos ver que transporte este barco. – Comentó la peligris, Javelin no creía que era buena idea pero ya estaban muy cerca. – Subamos.


Las tres chicas saltaron desde el agua para abordar el barco, desactivando sus cañones y observar, en ese momento se escondieron.


- No hay enemigos cerca-des. – Informó Ayanami, las tres se movieron con sigilo, viendo a algunos hombres en la cubierta, por suerte estaban escondidas para no ser encontradas.


- ¿Deberíamos ir más a fondo? – Preguntó Javelin, Laffey vio una puerta que parecía dar con el interior, señalando a las otras dos, entraron en ese momento, sin haber nadie cerca, avanzaron por el pasillo sin saber a donde les llevaba, entonces escucharon pasos, necesitaban buscar un sitio donde esconderse, encontrando unos casilleros, en ese momento Javelin y Laffey entraron a uno y Ayanami en otro, quedándose calladas.


- Javelin… tus pechos me aplastan el rostro. – Expresó la peligris.


- ¡Shhhh! – la calló con vergüenza de saber eso, escucharon los pasos que se acercaron al sitio donde estaban ellas y luego alejarse, momento después salieron de su escondite. – Eso estuvo cerca…


- Parece que hay algo aquí. – La japonesa señaló a una puerta de metal, las tres fueron a inspeccionar esta, al abrirla, encontraron varios contenedores.


- Encontramos la sala donde tienen sus materiales. – Empezaron a ver los alrededores, estos estaban sellados por lo que no podían ver que había dentro. - ¿Creen que debamos llevar dos o tres?


- Es lo mejor-des. – Ayanami asintió ante la sugerencia de Javelin, en ese momento escucharon pasos, las tres chicas se pusieron tensas, ya entonces fue que vieron una pequeña figura, casi una niña la cual avanzaba ahí, Ayanami la reconoció. – Mutsu-sama…


- ¿Qué hacemos? – Preguntó Laffey, la castaña palida puso rostro serio.


- Déjenme esto-des…


- Ah… estar de vigía aquí es cansado… - Expresó la niña, ya que avanzó para doblar, se topó con una espada en su cuello. - ¡¿Eh!?


- No haga ruido Mutsu-sama…


- ¿Ayanami-chan? ¿Qué haces?


- Silencio. – La amenazó la castaña palida, Mutsu asintió mientras aún tenía la espada en su garganta. – Laffey-chan, Javelin-chan, pueden cargar dos contenedores-des.


- Entendido~ - Ambas chicas agarraron dos de esos contenedores mientras Ayanami mantenía a raya a Mutsu.


- Lo sentimos Mutsu-sama, pero es parte del enemigo.


- Y-Yo nunca quise hacer esto, es porque Nagato-neesan está aquí que debo protegerla, Ayanami-chan, déjame ir.


- … Lo siento Mutsu-sama. – En ese momento ella le dio un fuerte golpe con su espada a Mutsu, a lo cual la mandó a volar y estrellarse contra la pared del barco, cayendo desmayada, en ese momento la sujetó. – hay que irnos-des.


- Entendido Ayanami, puedes sujetar otro contenedor si puedes. – Sugirió Javelin a lo cual asintió. Mientras tanto afuera, seguía la batalla entre ambos grupos, Enterprise interceptó disparos con sus aviones aunque eran derribados, recibió apoyo de Duke of York por unos proyectiles que iban hacia ella.


- Esto no tiene fin. – Exclamó Hood. - ¿Qué podemos hacer? – En ese momento que estaban en una mala situación, de repente las kansen enemigas parecieron retroceder al barco.


- ¿Qué sucede? – Preguntó Renown, sin saber nada, habían desaparecido.


- Parece que huyeron… algo debió suceder. – Comentó Ranger, en ese momento recibieron un mensaje de Jeff.


- Aquí Jeff, sufrimos un ataque de TSLF pero parece que retrocedieron ¿Qué tal por su lado?


- Aquí Hood, el enemigo retrocedió, no sabemos que habrá pasado pero por ahora estamos a salvo…


- ¡Ey! – En ese momento vieron a Laffey, Ayanami y Javelin ir hacia ellas, las tres cargaban contenedores y también llevaban a una Mutsu inhabilitada. - ¡Estamos de regreso!


- … Estas chicas… - Hood sonrió por debajo. – Llevamos tres contenedores que debían estar cargando, volveremos con ustedes pronto.


- Entendido, buen trabajo. – La transmisión terminó en ese momento a lo cual las chicas podían sentirse aliviadas, fue una batalla dura pero salieron sin muchos daños o casualidades, se merecían un descanso.


(…)


El grupo de kansen del mar llegó hasta el muelle donde ya estaban los demás, de tal modo pudieron observar los contenedores llevados por Laffey, Ayanami y Javelin así como Mutsu que seguía inconsciente.


- Al menos no fue una pérdida total, conseguimos algo. – Comentó Dalton. - ¿Echamos un visto al contenido?


- Obviamente íbamos a hacer eso. – Expresó Stan, en ese momento que las chicas abrieron los contenedores, vieron los contenidos. – Esto es…


En dos de esos se encontraban cápsulas, por lo cual estaban transportando chicas barco, así que no solo contaban con kansen ya activadas sino que igual llevaban otras por activar, el tercer contenedor contenía más armas y munición, algo que les sería útil.


- Parece que aquí tenemos un buen número de kansen. – Expresó Dalton. – Ya podríamos activarlas.


- Es cierto, entonces… - En ese momento Mirt observó en específico a cuatro de esas cápsulas.


- Tomaré estas. – Dijo, no supieron la razón pero luego se averiguaría. Por ahora pudieron terminar la misión, tendrían un tiempo de descanso pero las cosas no terminarían ahí, sabiendo que el grupo terrorista cuenta con kansen de su lado, la batalla seguiría.

- Hola a todos-nya, soy Akashi y bienvenidos a una nueva edición del rincón histórico, el día de hoy nuestra invitada es la primera del imperio Sardegna, Pola-san.


La peliazul entró al set en ese momento, sentándose a un lado mientras cruzó sus piernas.


- Gracias por la invitación Akashi.


- No es nada-nya, a decir verdad, puedo decir que Zara-san y tú son hermanas, tienen el mismo parecido-nya, como si fueran gemelas.


- Nos dicen eso todo el tiempo, incluso poseemos el mismo armamento y habilidades, claro que, a diferencia de mi querida hermana, mis habilidades son un poco inferiores.


- Entiendo-nya, ahora, revisando tu historia… estuviste involucrada desde la segunda guerra-nya, tuviste participaciones importantes, pero al final recibiste un torpedo, aunque enviaron rescate, no pudiste resurgir.


- Eso lo sé… en ocasiones me lamento de ese error pero ahora mismo no me importa, tengo una nueva vida.


- ¿Qué opinas de ella-nya?


- Es interesante, primero me alegra estar nuevamente reunida con mi querida hermana, deseo ver a las demás de mi patria, donde sea que se encuentren.


- ¿Y en cuanto a tu Shikikan?


- Es un hombre interesante, lo he observado poco pero es muy disciplinado, me gustaría conocerlo mejor.


- Para terminar-nya ¿algo para el futuro?


- Volver a mi patria, quiero estar junto a mis demás compañeras, eso es obvio, pero igual deseo ser de utilidad a mi flota actual, seguro el tiempo lo dirá.


- Grandioso-nya, eso sería todo por hoy.


- Gracias.


- Nos vemos en la próxima edición, la invitada será Nimu-san, adios~


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ese fue el asalto, el próximo cap veremos una buena cantidad de chicas nuevas que se unirán, ya sabrán quienes serán cuando llegue el momento y al menos cuatro irán con Mirt, a pesar del asalto, no es todo, hay que recuperar a las otras, eso lo veremos pronto, hasta el próximo cap. Bye bye.

Lockhart Lockhart
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂
Popyland. Popyland.
Laharl Laharl
Yuukuru Yuukuru
Reencarna Reencarna
ragnok22 ragnok22
Lorde Slayer Lorde Slayer
Ahkilendra Ahkilendra
 

Lorde Slayer

The Blazing Flash That Shatters The Darkness
Registrado
7 May 2016
Mensajes
952
Offline
Vaya taihou si que tiene el trauma bien profundo, será divertido ver como se desarrolla su relación con albacore

Tambien tienen ahora Mutsu "secuestrada" y más chicas recuperas, mutsu podría ser la clave para tratar con la potencia de fuego de Nagato la cual parece ser un problema, ahora la cuestión seria como tratar con el anti-aereo de Phoenix
El trío de ayanami, laffey y javelin se merecen alguna recompensa por su misión de infiltración xD
 

Ahkilendra

Comenzando pillaje.
Registrado
26 Sep 2009
Mensajes
1,372
Ubicación
Chile
Offline
Así que el TSLF ha obtenido Kansen. Eso no es bueno ¿Como las obtuvieron? ¿Que es lo que planean con ellas? Me parece curioso que justo sean Washington y North Carolina considerando lo Supremacista/nacionalista que es el grupo les serviría de propaganda. Phoenix y Nagato son problemas igual, pues les mantendrian en zona.

Esto parece el comienzo de algo largo o un intento de anexión de California.

Taihou, ya te tienen tu Albacore cerca si molestas mucho al Shikikan
 

Laharl

Giga Drill Breaker
Registrado
2 Jul 2009
Mensajes
976
Offline
Tienen a muchas chicas a su disposición y de seguro tendrán mas en otro lugar. Cada ves que encuentran chicas captan mi atención por saber como serán y que personalidad tendrán. Y estoy de acuerdo el grupo de mejores amigas lo hicieron muy bien robando los contenedores.

Buen capitulo.
 

Digimaster

Candy Candy~
Moderador
Offline
Buenas, aquí vengo con un nuevo cap del grupal, respondamos antes.

Vaya taihou si que tiene el trauma bien profundo, será divertido ver como se desarrolla su relación con albacore

Tambien tienen ahora Mutsu "secuestrada" y más chicas recuperas, mutsu podría ser la clave para tratar con la potencia de fuego de Nagato la cual parece ser un problema, ahora la cuestión seria como tratar con el anti-aereo de Phoenix
El trío de ayanami, laffey y javelin se merecen alguna recompensa por su misión de infiltración xD
Si que por ahí necesitarán un poco más para manejar justamente a las chicas enemigas que será algo complicado por lo que pueda venir.

Así que el TSLF ha obtenido Kansen. Eso no es bueno ¿Como las obtuvieron? ¿Que es lo que planean con ellas? Me parece curioso que justo sean Washington y North Carolina considerando lo Supremacista/nacionalista que es el grupo les serviría de propaganda. Phoenix y Nagato son problemas igual, pues les mantendrian en zona.

Esto parece el comienzo de algo largo o un intento de anexión de California.

Taihou, ya te tienen tu Albacore cerca si molestas mucho al Shikikan
Ciertamente va acorde a lo que sienten ellos y es que usan todo lo posible, ya veremos lo que será de todo esto más adelante.

Tienen a muchas chicas a su disposición y de seguro tendrán mas en otro lugar. Cada ves que encuentran chicas captan mi atención por saber como serán y que personalidad tendrán. Y estoy de acuerdo el grupo de mejores amigas lo hicieron muy bien robando los contenedores.

Buen capitulo.
Aquí ya veremos a esas chicas y si son varias.

Bueno, ya entonces vayamos con el cap.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 51



Luego del asalto al barco, lograron llevarse tres contenedores y dos de ellos contenían kansen dormidas las cuales podían despertar, eso sería una gran adición a su fuerza que necesitaba crecer cada vez más, debido a ese hecho ya comenzaron las activaciones y por ello igual varios de ellos tuvieron a las suyas, Dorian se llevó una, Mirt cuatro, Stan tomó a Mutsu que estaba desmayada al hackearla, Cossethe tomó otra, Hajime otra, así como Edric y Takumi, ya en ese momento estaban enfiladas.


IJN Battleship Mutsu. Físicamente se ve como una niña de 11 años, cabello corto color café oscuro, ojos de color amatista, su vestimenta es como un traje de sacerdotisa sin mangas, falda roja corta, llevando también una especie de diadema sobre su cabeza, medias negras hasta la pantorrilla y zapatillas.


IJN Destructor Mutsuki. Una niña de diez años de cabello castaño corto, ojos verdes, siendo realmente baja en estatura y su ropaje es como un uniforme de preescolar de aquellos que llevan en las escuelas de Japón, su uniforme color azul cielo, falda amarilla corta y gorro del mismo color, sobresalen orejas de gato y una cola de ella.


IJN Destructor Kisaragi. Otra niña de diez años en apariencia, esta teniendo un largo cabello rosado, ojos del mismo color, lleva el mismo atuendo que Mutsuki y cuenta con las mismas características de cola y orejas de gato.


IJN Destructor Minazuki. Igual que las otras dos, tiene una apariencia de diez años, solo que cuenta con diferencias, su cabello es de un color azul oscuro con ojos color amatista, sus orejas son caninas así como su cola y su uniforme ahora es de una tonalidad de color azul pavo que parece más un vestido de una sola pieza con botas y medias hasta la parte media de la pantorrilla.


IJN Destructor Mikazuki. Otra niña de diez años, con su cabello de color verde claro, ojos de color azul, el mismo uniforme que Minazuki, solo que esta vez sus rasgos animales son como los de un ratón fijándose más en sus orejas en esta ocasión.


IJN Portaaviones Zuikaku. Una mujer con una apariencia de unos veinte años, de largo cabello castaño atado a una cola de caballo, ojos de color miel, un cuerpo totalmente esbelto con una vestimenta que se conforma de de una blusa y falda de color rojo con un kimono abierto que lleva encima a modo de abrigo, medias de color negro y zapatillas.


USS Crucero ligero Helena. Una chica con una apariencia de 19 años, de un cabello azul cobalto, ojos de color purpura, su ropaje es una especie de vestido blanco con franjas azules de una sola pieza en la que la falda es corta, medias azules hasta la pantorrilla y zapatillas.


USS Destructor Bache. Se ve como una chica de unos 13 años, de cabello castaño claro atado en dos coletas, sus ojos son de un color purpura claro, su vestimenta es bastante reveladora, teniendo una blusa color azul oscuro sin mangas, dos mangas de color color amarillos con franjas negras que están separadas, un short realmente corto que parece más de un tipo de ropa interior, un gorro, medias grises y zapatillas.


USS Crucero ligero Atlanta. Una chica que se ve de unos 17 años, su cabello es de un color rosado, ojos de color azul, su vestimenta es una blusa blanca sin mangas, falda color azul, llevando calcetines blancos y zapatillas.


USS Crucero pesado Astoria. Una chica de 18 años, cabello rubio atado a una coleta, ojos azules oscuros, un cuerpo esbelto llevando un ropaje de un vestido sin mangas por lo cual se observa su escote, falda color rojo, mangas azules separadas, llevando botas con calcetas hasta la pantorrilla.


- Así que son todas. – Comentó Stan al verlas, realmente hay una variedad pero que existan niñas llamó más su atención, dirigiendo su mirada a Dalton.


- No me veas, no sé que tenían en mente los desarrolladores al hacer las apariencias.


- Como sea… atentas todas, soy Stan Sandford, uno de los comandantes aquí, fueron despertadas así que no deben conocer mucho de lo que sucede actualmente, dando el resumen, es un mundo post apocalíptico, todos aquí peleamos bajo un objetivo en común y hay un enemigo que enfrentar.


- ¿Es todo? – Comentó Zuikaku con duda. – Además de eso ¿no está nee-sama aquí?


- Fueron las únicas que encontramos pero constantemente estamos en busca de otras, así que de eso no tienen qué preocuparse, si ya se enteraron, pueden ir con sus respectivos comandantes. – Por ahora fue un éxito a medias por obtener a esas chicas y solo tenían que pensar en el siguiente movimiento o lo que se fuera a realizar, el asunto con el TSLF no ha terminado y seguro un ataque próximo iba a realizarse.


- ¡Grey Ghost!


- No puede ser… - Enterprise se llevó la mano a la frente cuando vio a la figura cerca de ahí.


- Finalmente nos volvemos a ver, esta ocasión voy a derrotarte. – Zuikaku estaba segura de que vencería a Enterprise, esta tenía una expresión de cansancio en el rostro.


- No esta vez, además somos aliadas ahora a mi pesar… no podemos batallar.


- Pero debo derrotarte, solo para eso vivo.


- Zuikaku-san~ - Escuchó la voz de Akagi a un lado.


- Akagi-senpai, así que igual se encuentra aquí, rápido, unamos fuerzas para que finalmente derrotemos a Grey Ghost.


- Por más que me gustaría deshacerme de esa peste, tiene razón, estamos en el mismo bando… ya debiste observar que esta flota no es normal.


- … Es cierto, hay chicas de todas las facciones aquí y trabajando juntas…


- Nuestros shikikans son algo raros pero nada malos, podemos ser de utilidad y seguro podrás obtener lo que deseas, solo cede un poco de tiempo y lo verás.


- … Si lo dice usted senpai, como sea, grey Ghost. – Señaló a la peligris. – Algún día te venceré, tal vez no en batalla pero si en otras cosas, espera pacientemente ese momento. – Y se retiró.


- Es cansado lidiar con ella…


- Tu sufrimiento me alegra. – Sonrió Akagi a lo que Enterprise le dedicó una mirada asesina.


- E-Estás niñas… - Ark Royal solo podía observar a las cuatro niñas de la clase Mutsuki que estaban junto a Mirt. – C-Comandante, esto…


- Si, las escogí, puesto que no podía dejarlas solas, a poco no son lindas.


- Shikikan ¿quiere un dulce? – Mutsuki ofreció una de sus paletas a lo que Mirt asintió y la tomó.


- Son amables, me gustaría protegerlas y que no estén mucho en batalla ¿me ayudarás con eso Ark?


- ¡Claro! – Declaró rápidamente con un hilo de sangre en su nariz. – Estas hermosas niñas no sufrirán siempre que estén bajo mi protección, lo juro como su hermana mayor. – Declaró con convicción aunque sus mejillas estaban sonrojadas.


- Da miedo… - Comentó Kisaragi por debajo, Minazuki y Mikazuki asintieron.


- Así que eres mi comandante, jeje, un gusto. – Saludó Bache a Dorian, este la vio. - ¿Acaso ves algo? Debo haberte llamado la atención.


- No es nada, parece que no solo vistes como perra, te comportas como una.


- Jeje, gracias por el cumplido~


- Bache, cuídate de este bastardo pervertido, no dudará en follarte si se lo permites. – Avisó Tennessee, Bache soltó una pequeña risa.


- No me molestaría, algo de diversión no estaría mal. – Hizo un gesto con la mano cerca de su boca, Dorian enarcó una ceja.


- ¿No será una puta? – preguntó, Tennessee soltó un suspiro. Sin nada más que decir, hicieron su regreso a la base, no harían más que esperar hasta nuevas órdenes de Nixon o lo que deba de suceder, igual algunas de las chicas necesitarían reparaciones ligeras y Seijuro se encargaría de ello.


(…)

Pudieron volver a la base, siendo recibidos por los que se quedaron atrás, las chicas nuevas fueron a instalarse en sus habitaciones, en eso Stan pensaba en algo.


- ¿Sucede algo? – Preguntó Annie.


- Solamente pienso que, si vamos a estar recibiendo más chicas, deberíamos pedir algunas expansiones para la base, ya que podríamos acabar con más de cien chicas a futuro.


- Igual creo lo mismo, podrías sugerirlo a Nixon cuando volvamos a verlo. – El pelirrojo asintió.


- Parece que están hablando de expansiones. – Amagi se acercó por atrás. – Shikikan-sama, ya que estamos en eso, me gustaría sugerir algo.


- ¿Qué puede ser?


- No sé, pero podríamos hacer dormitorios exclusivos para cada facción, así la Eagle Union tiene el suyo, el Royal Navy otro, Ironblood y el imperio Sakura tendrían los suyos, para convivir todas bajo el mismo techo. Esto de tener habitaciones individuales no está mal pero, para llamar a cierta facción, haría las cosas más rápidas.


- Puede ser útil… lo tomaré en cuenta. – Amagi sonrió levemente.


- Gracias por tomar en consideración mi sugerencia Shikikan-sama.


- ¡Atlanta!


- ¡Suéltame San Diego! – Vieron a la pelirroja estar abrazada de Atlanta, según supo, eran hermanas. – Pesas.


- Lo siento, es que estoy realmente feliz de verte, a ti y a Juneau, estamos casi juntas, solo faltan Reno y San Juan.


- Ok, lo entendí, ahora apártate… maldición, soy la mayor y soy pequeña en comparación a esta idiota.


- jeje~ - Stan soltó una pequeña risa al verlas.


- Supongo que cada facción preferirá estar con sus compañeras y convivir con estas en un mismo dormitorio, si sería una buena idea para el futuro.


- Gracias Shikikan-sama… además de eso, le tengo un favor que pedir. – Expresó Amagi, Stan escuchó lo que tenía que decir. No muy lejos de ahí, se encontraba Mutsu, veía al puerto en soledad, apartada del resto, soltando un suspiro.


- Nagato-neesan…


- Aquí estás. – Escuchó los pasos por detrás, Stan había llegado donde se encontraba. – Pensé que estarías relacionándote con tus compañeras.


- Si bien es verdad… el saber que abandoné a mi nee-san…


- ¿Está con las demás en el enemigo?


- Si, debo volver, tengo que protegerla, ella es el pilar del Imperio Sakura y no puedo dejar su lado.


- Un momento ¿deseas volver ahí? A pesar de que aquí puedes ser libre.


- Es que mi nee-san. – Mutsu se veía desesperada en ese momento, se notaba en su mirada, Stan soltó un suspiro.


- Escucha… supongo que debes entender pero ¿Cómo eras tratada ahí?


- Bueno… me usaban de vigía para el cargamento, a pesar de que soy realmente fuerte, prefirieron a mi nee-san por encima debido a su potencia de fuego, pero las cosas no son bonitas ahí, algunas han sido tratadas mal, las golpean, les hacen daño, como sacerdotisa mayor del Imperio Sakura, es mi deber protegerlas, tengo que regresar.


- Alto, no es algo que pueda permitir. – Expresó Stan, Mutsu le vio con incredulidad.


- ¿Cómo que no puedo volver? Es mi deber.


- No puedes hacerlo, ahora eres mía, soy tu comandante, así que no puedes desobedecer mis órdenes.


- ¡P-Pero!


- ¡Realmente lo harás! – gritó, asustando a Mutsu, esta bajó la mirada. - ¿Tan importante es tu hermana para ti que estás dispuesta a abandonar tu libertad solo para volver a su lado y sufrir? Si pensara lo de ella, no quisiera que pases por eso.


- Pero… nee-san… - Mutsu estaba entre la espalda y la pared, quería volver con Nagato pero eso significaría el hecho de que solo regresaría a lo mismo.


- Hay una razón importante por la que no te dejo ir, porque eres importante para mis planes, para eso estamos reuniendo a todas aquí bajo una sola flota, para cumplir mis planes, así que dejar ir una sería perjudicial.


- ¿Solo por eso? ¿Acaso nuestro bienestar no es importante? No puede ser tan desalmado.


- Lo seré tanto como se requiera por mis objetivos, así que solo puedo pedirte algo: se paciente, recuperaremos a tu hermana, eso es algo seguro y si ella es tan valiosa, no la dañarán mucho, solo puedo pedirte eso. – Mutsu bajó la mirada, ella realmente deseaba regresar pero viendo la cantidad de chicas que hay en esa flota, quizás podía tener algo de esperanza.


- Bien… confiaré en usted Shikikan…


- Eso esperaba escuchar. – Soltó un suspiro. – Me diste mucho trabajo, para ser pequeña, eres muy testaruda.


- Es grosero de su parte llamarme así, soy un pilar importante del Imperio Sakura.


- Claro, depender de niñas, deben estar locos.


- Pero es cierto… bueno… Shinano-san es más importante que nosotras… pero no importa, realmente prométame que salvará a Nagato-neesan.


- Lo haré, es seguro. – Expresó Stan, Mutsu podía sentirse un poco más tranquila al respecto con ello de que podría salvar tanto a Nagato como a las demás que están bajo el control del TSLF.


(…)


Stan regresó al cuartel donde esperaban Dalton y Jeff, también se encontraba Sebastián y Edric ahí.


- ¿Pasó algo mientras estaba fuera?


- Más allá de que Belfast y compañía tendrán la cena lista, no ha sucedido nada. – Respondió Dalton. – Parece que nuestra siguiente operación esperará un poco.


- Es cierto, pero solo si pudiéramos tener una mejor fuente de información. – Comentó Jeff. – No siempre puedo andar hackeando servidores para entrar y obtener datos.


- Es verdad, necesitamos una mejor fuente. – Pensó Sebastián, en ese momento una llamada comenzó a resonar desde la laptop de Jeff, era un número desconocido.


- ¿Qué será esto? – Decidió contestar, hubo un silencio donde no recibía nada, entonces se escuchó algo.


- ¿Hola? ¿Hablo con la base del Cabo Cañaveral?


- Ciertamente. – Comentó Dalton. – Julien Dalton al teléfono.


- Parece que lo hice. – Expresó la voz que era un hombre. – Iré directo al grano, mi nombre es Owen Nicols, soy el CEO de Techstone Corporation.


- ¿Un CEO? ¿Qué quiere de nosotros? – preguntó Edric.


- Es fácil… deseo tener una alianza con ustedes, más que nada porque esto me beneficiaría a futuro.


- Dependiendo de qué tipo de alianza estás buscando. – A Stan se le hacía un poco sospechoso. – Si no es molestia, comparte un poco de estos objetivos tuyos.


- Entendido, Techstone es una compañía dedicada a la investigación y manufacturación de distintos proyectos para el futuro, estamos ubicados en Canadá pero puedo asegurar que soy totalmente estadounidense, lo que estoy buscando de esta asociación que, espero pase por debajo de la mesa, es que deseo tomar el lugar de Nixon como presidente de los Estados Unidos.


- ¿Tomar el lugar de Nixon? Oye, parece que deseas un golpe de estado. – Expresó Sebastián.


- Pero bueno, tampoco es que él sea un santo total. – Respondió Dalton.


- Exactamente, a pesar de que tengo contacto con él y somos aliados, no sospecha de que busco hacerme con el poder, han pasado años que la situación del país no ha mejorado en nada y no ha intentado ni lo más mínimo para hacer algo, deseo recuperar la gloria de lo que alguna vez fue nuestro país, contar con la ayuda de ustedes y sus kansen sería lo mejor para ello cuando decide actuar, a cambio, proporcionaré toda la tecnología de Techstone a su disposición, incluso les daré un satélite de comunicaciones exclusivo.


- ¿Un satélite? Eso es demasiado, pero nos sería muy útil. – Expresó Jeff.


- ¿Qué dicen? No es un mal trato. – Ciertamente no lo era, aunque fue una llamada repentina, contar con un apoyo así sería de lo más útil, además del hecho de que Nixon ciertamente tenía muchos problemas detrás de él y sacarlo podría resolver bastante.


- Puedes considerarlo hecho. – Informó Stan, el resto pensaba lo mismo.


- Una excelente decisión señor Sandford, si pregunta como sé de usted, Nixon me informó de antemano.


- Ya veo, no se guarda nada.


- En cualquier momento del día de mañana lanzaré el satélite de forma incógnita y tendrán conexión a través de él, espero que nuestra alianza sea prospera. – Sin decir nada más, se desconectó, Dalton miró a Stan.


- Puede ser lo mejor, mientras más rápido se vaya Nixon, mejor.


- Es cierto… - Hicieron una alianza jugosa, algo que daría a juego más adelante, por ahora aseguraron un valioso aliado, ahora solo restaba esperar a ese satélite para tener más rango por delante.

- Hola a todos-nya, soy Akashi y bienvenidos a otra edición del rincón histórico, nuestra invitada del día de hoy ya está aquí, denle la bienvenida a I-26, mejor conocida como Nimu-san. – La submarino morena entró al set entre aplausos para sentarse. – Bienvenida-nya.


- Gracias Akashi-san.


- Entonces Nimu-san, eres el tercer submarino invitado y que está en la flota-nya, seguro no son muchos.


- Eso puede ser verdad, faltan más de nuestro lado pero espero que el resto de mis amigas lleguen pronto.


- Buen pensamiento-nya, ahora revisemos un poco de tu historia… según esto, tuviste un gran papel en Guadalcanal-nya, hundiste a Juneau-san, ahora que están en una flota ¿Cómo están las cosas?


- Bueno… realmente no he tratado mucho con ella, sé que algunas cosas del pasado no se olvidan y no sé cómo reaccionaría ante mi presencia, así que no he tenido la posibilidad… - Se rascó la nuca.


- Entiendo-nya, siguiendo con la línea presente ¿Qué opinas de tu vida actual?


- Es interesante, me alegra poder estar con mis compañeras del Imperio Sakura y nadar libremente en el mar, aunque igual ayudo a mi Shikikan.


- Sobre él ¿Qué opinas-nya?


- Puede ser un poco rudo y todo pero creo que es amable en el fondo, se preocupó mucho por una kansen que fue ultrajada que mató al tipo que lo hizo, puede parecer frío pero se vio que realmente la protegió… no muchos lo ven pero es buena persona.


- Así que viste a través de él-nya ¿Qué harás a futuro?


- Por ahora, seguir sirviendo a esta flota, deseo obtener logros y luego estar todo el Imperio Sakura reunido una vez más, seguro podremos hacerlo.


- Buen pensamiento-nya, eso sería todo, gracias por venir-nya.


- A ti. – Sonrió la morena.


- La siguiente invitada será Furutaka-san, nos vemos-nya.



----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ya vimos a las chicas nuevas y el grupo se armó una alianza muy importante, ya digo que Owen será un personaje que jugará papeles importantes en el futuro de la historia así que esperaba sacarlo, pero no veremos su ficha aún, por mientras el siguiente cap será igual de relajado, ya lo verán, nos vemos en el próximo cap. Bye bye.

Flotas actualizadas.

Lockhart Lockhart
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂
Popyland. Popyland.
Laharl Laharl
Yuukuru Yuukuru
Reencarna Reencarna
ragnok22 ragnok22
Lorde Slayer Lorde Slayer
Ahkilendra Ahkilendra
 

Reencarna

Looney Tunes
Registrado
22 Sep 2015
Mensajes
1,629
Offline
- Así que son todas. – Comentó Stan al verlas, realmente hay una variedad pero que existan niñas llamó más su atención, dirigiendo su mirada a Dalton.


- No me veas, no sé que tenían en mente los desarrolladores al hacer las apariencias.
me imagino lo que tenian en mente :51: malos pensamientos fuera fuera :72:

- E-Estás niñas… - Ark Royal solo podía observar a las cuatro niñas de la clase Mutsuki que estaban junto a Mirt. – C-Comandante, esto…


- Si, las escogí, puesto que no podía dejarlas solas, a poco no son lindas.
- ¡Claro! – Declaró rápidamente con un hilo de sangre en su nariz. – Estas hermosas niñas no sufrirán siempre que estén bajo mi protección, lo juro como su hermana mayor. – Declaró con convicción aunque sus mejillas estaban sonrojadas.


- Da miedo… - Comentó Kisaragi por debajo, Minazuki y Mikazuki asintieron.
creo que Ark Royal perdera el control :08:


No me molestaría, algo de diversión no estaría mal. – Hizo un gesto con la mano cerca de su boca, Dorian enarcó una ceja.


- ¿No será una puta? – preguntó, Tennessee soltó un suspiro. Sin nada más que decir, hicieron su regreso a la base, no harían más que esperar hasta nuevas órdenes de Nixon o lo que deba de suceder, igual algunas de las chicas necesitarían reparaciones ligeras y Seijuro se encargaría de ello.
:962: esto se pondra bueno


- Entendido, Techstone es una compañía dedicada a la investigación y manufacturación de distintos proyectos para el futuro, estamos ubicados en Canadá pero puedo asegurar que soy totalmente estadounidense, lo que estoy buscando de esta asociación que, espero pase por debajo de la mesa, es que deseo tomar el lugar de Nixon como presidente de los Estados Unidos.
eso huele a problemas :40: casi no se puede confiar en nadie
 

Laharl

Giga Drill Breaker
Registrado
2 Jul 2009
Mensajes
976
Offline
Sabia que Bache seria una sorpresa y la verdad las apariencias en ocasiones no engañan xD. No confió en Owen Nicols la verdad que no me convence sus buenas intenciones aunque podría equivocarme.

Buen capitulo.
 

Lorde Slayer

The Blazing Flash That Shatters The Darkness
Registrado
7 May 2016
Mensajes
952
Offline
Ufff ese owen no da ninguna buena espina por alguna razón se siente que no se puede confiar en el, pero bueno al menos mientras sea útil deberían poder usar su satélite
 

Digimaster

Candy Candy~
Moderador
Offline
Buenas, aquí estamos otro lunes para subir cap, vamos a responder.

me imagino lo que tenian en mente :51: malos pensamientos fuera fuera :72:




creo que Ark Royal perdera el control :08:



:962: esto se pondra bueno



eso huele a problemas :40: casi no se puede confiar en nadie
Ya verás respecto a Owen y si puede ser de fiar así como de otras chicas, al menos este cap traerá algo así.

Sabia que Bache seria una sorpresa y la verdad las apariencias en ocasiones no engañan xD. No confió en Owen Nicols la verdad que no me convence sus buenas intenciones aunque podría equivocarme.

Buen capitulo.
Así es Bache, la verdad es que la ficha dice que ella se comporta más como una mocosa malcriada, distando mucho del resto de sus hermanas, pero viendo sus trajes, si da la imagen de que se prostituye jaja.

Ufff ese owen no da ninguna buena espina por alguna razón se siente que no se puede confiar en el, pero bueno al menos mientras sea útil deberían poder usar su satélite
Ya veremos con Owen, como dije, tengo planes con él y será un pj muy importante en el futuro.

Ni Nixon ni Owen. Esos tipos son políticos o involucrados en ella y los políticos suelen tener agendas personales. Las Kansen son el "recurso estratégico" de ese mundo
Así puede verse, Nixon se ha quedado muy callado respecto a la situación de su país y no ha hecho nada, solo reuniendo kansen, los comandantes al menos no las ven como recursos sino como amigas, compañeras.

Bueno, vamos a ver lo que nos espera en este cap, que lo disfruten.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 52



Era algo temprano en la mañana, se podía ver una figura que estaba entrenando con su espada en ese momento, necesitaba mantenerse en forma por lo que de esa forma era que se estaba condicionando y no perder el filo, no mucho después cierto peliazul se cruzó por ahí debido a las mismas razones de entrenamiento.


- Zuikaku.


- Oh Shikikan. – La castaña sonrió al ver a Takumi. - ¿Igual busca entrenar?


- Es algo que hago frecuentemente, parece que tu igual.


- Necesito mantener mi espada afilada para futuras batallas, del mismo modo para cumplir mis objetivos, algún día, si me esfuerzo mucho, podré superar a Grey Ghost. – Respondió con seguridad.


- Llevo pensando esto ¿por qué buscas derrotarla? – Preguntó, la castaña miró al suelo.


- Supongo que debería saber algo de mi historia, la batalla que tuvimos en Midway, fuimos derrotadas por ella, esa misma razón ha hecho que la vea como una enemiga fuerte, ahora que tengo esta nueva vida, desearía aprovecharla para enmendar ese error sucedido en aquel tiempo y finalmente pueda superarla en algo, sea batallando o en entrenamientos, quiero demostrar que puedo ser mejor en algo.


- Realmente estás muy motivada. – Respondió Takumi. – Lo mío es más precisamente pelear con los puños pero, si necesitas un compañero de entrenamiento, aquí me encuentro.


- Apreciaría mucho la ayuda Shikikan. – Respondió esta de forma alegre. – En un principio me sorprendió ver una base con todas las facciones cooperando pero veo que teniendo varios shikikans que manejan la situación, no hay nada de qué preocuparse.


- Estaremos reuniendo más kansens en un futuro, ese es el plan.


- Eso espero, me gustaría encontrar a mi Onee-sama aquí y estar juntas como hace tiempo. – En ese momento se escuchó un ruido de helicópteros. – Algo se acerca.


- Veamos que es, hay que avisar. – Se pusieron en movimiento, justo como Zuikaku detectó, helicópteros estaban acercándose a la base, la mayoría se levantó para observar lo que era.


- ¿Qué buscarán al llegar? – Preguntó Sebastián.


- No tenemos idea… quizás cuando desciendan sepamos. – Respondió Edric. Uno helicóptero descendió, este tenía un logo que llevaba el nombre de dos tuercas con una placa de metal atrás, ya de tal modo bajaron unos hombres y también otro que iba trajeado, tenía cabello negro corto, viéndose elegante.


- ¿Qué buscan? – Quiso saber Stan, este hombre que se observaba joven asintió.


- Así que eres Stan Sandford, hasta que nos conocemos en persona. – Extendió su mano. – Hablamos el día de ayer precisamente, soy Owen Nicols.


- … Oh, ese CEO. – El pelirrojo recordó acerca de la plática que tuvieron. – Entonces viniste por…


- Esto. – Señaló por un gran camión que estaba llegando y transportaba algo, ya entonces este se estacionó. – Como CEO de Techstone siempre cumplo mis promesas, dije que les traería un satélite de comunicaciones exclusivo.


- ¡Joder! Entonces no fue pura bulla, realmente lo tendremos. – Exclamó con asombro, Owen sonrió.


- Esto debería afianzar más nuestros lazos de cooperación en un futuro, además de lo que hablamos anteriormente.


- Es cierto… eso lo recuerdo bien, pronto deberemos ponerlo en órbita.


- Eso tenía pensado, lo lanzaremos justo aquí. – Respondió Owen, en ese momento puso en marcha a sus hombres para que prepararan todo del lanzamiento del satélite, algo así realmente les sería de mucha ayuda para las próximas misiones y tener mejor visión.


- Esto me entusiasma, contar con nuestro propio satélite significa que podremos tener acceso a una mejor comunicación. – Exclamó Jeff alegre.


- Sabía que te gustaría. – Expresó Stan. – Así que pronto lo tendremos en órbita, así las próximas misiones serán más sencillas.


- Esto apenas es el inicio de una larga lista de proyectos que tengo en mente para implementar a futuro en la base. – Respondió Owen de forma casual, a pesar de ser un CEO, se comportaba de un modo muy familiar. – Aseguro que será muy beneficioso para todos en la base.


- Nos llegaste como un ángel del cielo. – Stan soltó una risa. – Así que realmente buscas el hecho de destronar a Nixon del trono.


- Es más que obvio. – El pelinegro puso rostro serio. – Durante muchos años el país ha estado estancado, nadie en posiciones de poder del gobierno ha hecho nada para remediarlo y Nixon es la clara prueba de que prefiere mantener todo en un estatus quo y llenarse los bolsillos él y sus allegados, por esa razón deseo tomar el poder y hacer de América la superpotencia que alguna vez fue.


- Piensas en grande chico. – Exclamó Dalton en ese momento. – No es nada fácil, Nixon sigue teniendo muchos adeptos que le lamen las botas a cada rato, así que buscar patearlo fuera será una operación titánica.


- Ya pensaré todo en su momento, por ahora me mantengo en una posición baja y le sigo el juego como un aliado, cuando menos se lo espere, haré mi movimiento.


- En cualquier caso, estarás contando con nosotros, igual pensamos que Nixon es mierda pura. – Owen sonrió ante esas palabras.


- Lo tendré en cuenta, el lanzamiento del satélite tomará su tiempo, pueden hacer otras cosas por mientras. – Por el momento todos se separaron y tomaron caminos distintos, el satélite sería lanzado pronto y eso les daría muchos beneficios.


- Buen trabajo. – Hiei llegó a darle una taza de té a Jeff, este agradeció mientras volvía a su trabajo. – Te ves realmente feliz.


- ¿Cómo no estarlo? Llegar a poseer un satélite personal es un sueño, mis habilidades de hackeo están vibrando mucho ahora mismo. – La pelinegra soltó una pequeña risa.


- Eres como un niño pequeño cuando se trata de lo que te gusta.


- No puedo evitarlo… de cualquier modo, gracias por ayudarme siempre Hiei.


- No es nada. – Respondió esta de forma amable. – No hago bastante realmente en la base, se puede decir que tengo tiempo libre.


- ¿Seth no trabaja mucho?


- Mi Shikikan no es precisamente de esos que hagan mucho trabajo de oficina, sin embargo tengo mucha confianza en sus habilidades, sé que puede manejar las cosas por su cuenta.


- Sí que le quieres mucho.


- Es algo obvio. – Respondió ella. – Normalmente, como kansen, tenemos cariño a nuestro Shikikan, pero eso no evita que podamos preocuparnos por otros, sea amigos o familiares, incluso no estamos restringidas a sentir afecto únicamente hacia nuestro comandante, si queremos, podríamos buscar una pareja en alguien más.


- Eso es interesante… hay mucho sobre el funcionamiento de todas ustedes que no conozco aun, mantener estos registros puede ser para el futuro.


- Puedo ayudarte en lo que sea al respecto. – Respondió Hiei, ya de tal modo Jeff continuó haciendo su trabajo ahí.


(…)


- Sigue trabajando. – Baltimore y Tennessee estaban teniendo una pequeña sesión de entrenamiento, la morena lanzaba puños a su compañera la cual esquivaba cada ataque. – No te pongas lenta.


- No es necesario que me digas eso. – Reclamó mientras volvía, en cierto momento le llegó el rostro de Dorian a la mente lo cual la enojó bastante, recordando lo que hizo con Brooklyn, de tal modo lanzó un puñetazo tan fuerte que hizo un cráter en la pared, Baltimore apenas logró esquivarlo.


- ¡O-Oye, eso fue peligroso!


- Lo siento… - La morena tomó un largo respiro para calmarse.


- Ese golpe iba con malas intenciones ¿acaso pasó algo?


- B-Bueno… - Tennessee no sabía si podía contárselo a Baltimore, a pesar de ser amigas, era algo personal… quizás debía endulzarlo un poco. – Baltimore… ¿alguna vez has sentido atracción hacia alguien?


- ¿Eh? – La castaña se quedó callada durante unos segundos, procesando la pregunta. - ¿Por qué preguntas eso?


- No me respondas con otra pregunta… lo que quiero decir, es si alguna vez has sentido algo por alguien.


- B-Bueno… - recordó a Sebastián lo cual la avergonzó. – No soy la persona más indicada, no soy precisamente lo que llamas, alguien femenina.


- Yo tampoco lo soy, pero… digamos que esta es una situación hipotética, terminas descubriendo que una amiga tuya tiene una relación con un hombre que ambas conocen, la amiga ha ido muy lejos en esa relación que incluso ambos se… se… acostaron juntos y entonces descubres a los dos en ese momento, llegándote a sentir algo rara… precisamente no es que tengas algo hacia ese hombre, pero te deja una sensación de vacío en el pecho… - La morena bajó la mirada, Baltimore no era precisamente una experta en ese tipo de situaciones, Bremerton era la psicóloga oficial del Eagle Union pero llegó a saber que quizás ese era el caso de Tennessee, escondió una risa.


- Así que es algo de ese tipo… bueno, ya dije que no soy la más idónea al respecto, pero si podría decirte algo, quizás lo que sientas es que realmente ese hombre te atraiga, solo lo estás negando.


- ¡¿Aaaaah!? ¡Yo no siento nada por ese idiota! – Gritó, entonces se dio cuenta de lo que dijo, sonrojándose y tapando su boca, Baltimore sonrió de forma burlona. - ¡Maldita!


- Parece que di en el clavo… si debo adivinar, se trata de tu comandante. – Tennessee no pudo decir nada ante ello. – Nunca pensé que la ruda y siempre segura Tennessee llegaría a enamorarse como cualquier chica.


- Di algo más y prometo que te rompo los dientes. – Amenazó pero no tuvo efecto alguno en Baltimore.


- No soy una experta en temas amorosos, lo único que podría decir es que tomes la oportunidad, aprovéchala o quizás te arrepientas en el futuro.


- Es que… ese sujeto me saca de quicio, siempre me dice gorila, que soy bruta, es un maldito al que deseo arrancarle la cabeza. – Buscó calmarse para no sacar su ira. – Es un idiota pero… no puedo evitar sentir esto, lo odio pero…


- Eres bastante complicada ¿sabes? – Baltimore soltó un suspiro. – Será mejor que lo pienses mejor, lo odias o lo amas, solo puede ser una de esos dos, cuando ya tengas tu respuesta, has lo que se debe de hacer.


- … Bien… - Fue todo lo que pudo decir, Tennessee tenía la cabeza llena de bastantes pensamientos al respecto, no sabía que sentir respecto a eso, era algo que tomaría su tiempo, esperaba que eso pudiera funcionar.


- Aquí tiene su té.


- Gracias. – La mayoría de las chicas del Royal Navy estaban reunidas, tenían la costumbre de realizar una fiesta de té por lo que tomaban uno de los hangares para ello, Belfast servía con cuidado a Elizabeth, Hood, Illustrious y Formidable.


- Puede que no estemos en nuestra tierra pero no es excusa para no tener nuestra fiesta de té diaria. – Exclamó Hood con una sonrisa.


- ¿En serio? Tener estas fiestas diarias me agota. – Exclamó Formidable con rostro cansado.


- ¡Tonterías! Es nuestra tradición, no puedes alejarte de esto. – Exclamó Elizabeth, Formidable se veía cansada, Illustrious soltó una pequeña risa.


- Lo siento su majestad, ya sabe cómo es mi hermana respecto a las fiestas de té.


- Por cierto, escuché esto que se ha propagado últimamente, parece que pronto cada facción podría tener un dormitorio personalizado. – Comentó Aurora.


- Eso estaría perfecto, en esta base solo hay puro concreto, le hace falta el toque de gracia que nos caracteriza y es necesario contar con un jardín para que nuestras fiestas sean más amenas. – Exclamó Elizabeth con orgullo.


- Solo desea jugar golf… - Exclamó Formidable por debajo a lo cual Elizabeth la miró, la peligris empezó a silbar.


- Estoy de acuerdo en que cada facción tenga un dormitorio, a pesar de que todas estemos en flotas distintas, seguimos bajo esta misma base y deseamos estar en un dormitorio todas juntas. – Exclamó Hood luego de beber algo de su té. – La forma en como estamos ahora, todas desorganizadas no nos permitirá actuar rápidamente en caso de emergencia.


- En sí, tener a nuestro cuerpo de maids cerca también lo hace útil. – Expresó Illustrious.


- A pesar de todo, hay mucho por delante antes de que pueda hacerse, esperemos que sea pronto, realmente ayudaría mucho al confort de todas. – Sin decir más, continuaron su fiesta de té, Formidable buscó irse en varias ocasiones pero fue detenida por Elizabeth que le ordenó a Sheffield para que lo evitara, a punta de pistola.


- ¡Vamos Kisaragi-chan!


- ¡Espera~! – Las cuatro niñas de la clase Mutsuki estaban recorriendo la base, como era su primera vez llegando, deseaban explorar los alrededores debido a su naturaleza curiosa.


- ¿Qué no desean ver que hay? Somos libres~ - Expresó Minazuki dando saltos.


- Solo quiero comer mi taiyaki. – Mikazuki estaba comiendo en ese momento, la peliazul hizo un puchero.


- No tienen espíritu aventurero, si no piensan seguirme, iré sola.


- ¡N-No te vayas Minazuki-chan! – Exclamó Kisaragi con temor.


- Mutsuki-chan, dile algo a estas dos. – Miró a la niña castaña, esta tenía una paleta en su boca.


- La verdad es que igual tengo curiosidad… Shikikan ha sido muy amable con nosotras y esa Onee-san es un poco rara… - Se refería a Ark Royal. – No hemos visto mucho de esta base, creo que deberíamos recorrerla.


- Ya la escucharon, ahora deberían estar convencidas. – Kisaragi estaba dudando y Mikazuki no quería moverse para nada, a pesar de todo, no podían estar solas.


- B-Bien… iremos… - Exclamó Kisaragi, Minazuki sonrió.


- ¡Vamos tropa Mutsuki! – Empezaron a moverse, ya sabían de varias kansen de distintas facciones que convivían en la base y las observaban de lejos algo asombradas, más viendo a las mayores.


- D-Dan miedo… - Exclamó Kisaragi por debajo.


- No hay de qué preocuparse, después de todo tenemos esto. – Minazuki mostró un artefacto en forma de pollo. – Solo debemos jalar esto y hará un pitido que alejará a las malas personas.


- ¿Les gustarán mis dulces si les doy? – Preguntó Mutsuki, en ese momento Enterprise pasó cerca y las vio de reojo, Kisaragi se puso tensa. - ¿Quieres?


- … Gracias. – Enterprise sonrió suavemente para agacharse a su altura, aceptando la paleta de Mutsuki y acariciando su cabello, al ver que no era mala, las otras tres la rodearon. – Son tan jóvenes… y a pesar de esto, deben pelear… - Bajó la mirada mientras tenía una mirada triste. – (Que niñas incluso deban pelear en la guerra… es algo que no puede evitarse, es nuestro destino pelear… la guerra siempre va a continuar, no importa la era donde nos encontremos…)


(…)


El satélite terminó sus preparaciones y fue lanzado con éxito, todos observaron cómo fue lanzado al espacio, siendo un espectáculo para las kansen que nunca antes vieron un lanzamiento de ese tipo, una vez ya estaba en órbita, Jeff se encargó de enlazarlo a la base y de tal modo el canal de comunicaciones fue hecho, ahora ya contaban con este, en ese momento llegó una llamada de Nixon.


- Parece que el señor Nicols les proporcionó un apoyo, eso será útil para las próximas misiones.


- Si, sabemos eso, no creo que tampoco hayas llamado por esa simple razón. – Expresó Stan.


- Justamente, hemos localizado cuatro ciudades que están bajo el mando del TSLF y necesito que su base se ponga en posición para liberar estas ciudades ya que perjudican con la soberanía del país.


- ¿A qué se refiere exactamente?


- Llegó un mensaje directamente que, Las Vegas, Phoenix, Santa Fe y Denver han hecho un pacto para volverse una coalición independiente bajo el mando de ese grupo terrorista y ahora están siendo controlados por cuatro personas que son los mandamases de tales ciudades, por esa razón se requiere que liberen esas ciudades de tales mandatos.


- … Ya veo, así que iremos al trabajo sucio otra vez.


- Velo como usted quiera señor Sandford, es para asegurar al país.


- Si claro, patriotismo y todo eso, ok, lo haremos. – Colgó, soltando un suspiro. – Nos dieron un nuevo trabajo, esta vez iremos a cuatro distintas ciudades.


- Eso puede ser un problema… - Pensó Dalton. – Si estas cuatro, como dijo Nixon, están bajo el control del TSLF, quizás contengan a las kansen que poseen en estos lugares.


- Mejor para nosotros, acabamos con ellos y nos la llevamos. – Expresó Takumi apretando el puño.


- Haremos esto, nos dividiremos en cuatro equipos que asaltarán estas ciudades para liberarlas, aprovechando que somos varios, es el mejor curso de acción. – Sugirió Dalton, y era precisamente lo mejor.


- Es momento de movilizar, parece que desea que hagamos esto, igual contamos con el satélite para ello, vamos. – Una nueva misión iba a comenzar, en esas cuatro ciudades ocurrirían distintas cosas para los equipos que irían, algo que estaría por verse.

Sentada en el asiento del set se encontraba Akashi que esperaba a dar inicio al segmento, una vez empezó a sonar la música, miró a la cámara.


- Hola a todos-nya, soy Akashi y les doy la bienvenida a otro segmento más del rincón histórico, nuestra invitada de hoy ya se encuentra aquí-nya, denle la bienvenida a Furutaka-san. – La castaña entró en ese momento al set, sentándose en el otro sillón. – Hola Furutaka-san.


- Ey Akashi-san, un gusto verte.


- Igualmente-nya, parece que no has cambiado en nada durante este tiempo que no te vi-nya,


- ¿Qué dices? Nunca cambiaría. – Soltó una risa.


- Entonces veamos tu historial-nya… participaste en algunas batallas y fuiste escolta, así que Guam, isla Wake, isla de Savo pero en cabo Esperanza te hundiste.


- No puedo decir que haya tenido una historia muy interesante. – Se rascó la nuca. – fui en apoyo junto a Kako-chan, solo peleé de ahí por allá, nada importante.


- Eres muy modesta-nya… ahora con el presente ¿Qué opinas?


- Me gusta, nunca antes tuve esta sensación de caminar, igual ir por mar es divertido, pero ahora puedo hacer varias cosas como dormir y comer, es raro.


- Es parte de ser kansen-nya ¿alguna opinión de tu Shikikan?


- No puedo decir nada concreto, pero es muy interesante, de ver esa forma en como pelea llama mucho la atención, creo que puede proteger a quien sea si se lo propone, al menos espero eso de él.


- Y en el futuro ¿algún plan en mente-nya?


- Creo que es obvio que deseo encontrar a Kako-chan, como tal debemos estar juntas y. quizás en el futuro, volver a nuestra patria, aunque mi posición actual no es mala, tener una base y futuros dormitorios conjuntos se ve bastante bien.


- Grandes respuestas-nya, gracias por acompañarnos.


- No es nada~


- Y eso es todo en la edición de hoy, la siguiente invitada será Atago-san, no se lo pierdan-nya, nos vemos.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Se viene una nueva misión, y esta la haremos por partes, ya digo que en estas partes puede abarcarse cosas largas así que esto irá para rato según lo que tengo en mente, ya verán cuando venga todo eso, el primer destino será Las Vegas y un equipo irá ahí ¿quienes? ya lo sabrán en el próximo cap, nos vemos, bye bye.

NPCs Actualizados.

Lockhart Lockhart
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂
Popyland. Popyland.
Laharl Laharl
Yuukuru Yuukuru
Reencarna Reencarna
ragnok22 ragnok22
Lorde Slayer Lorde Slayer
Ahkilendra Ahkilendra
 

Laharl

Giga Drill Breaker
Registrado
2 Jul 2009
Mensajes
976
Offline
Pensaba que el satélite ya estaba en órbita pero no me esperaba que lo tuvieran que lanzar xD y lo de Tennessee el corazón es caprichoso y siente lo que siente ¿que se le puede hacer?. Asi que ciudades controladas y cada una tiene un gobernante "me gusta"

Buen capitulo.
 

Digimaster

Candy Candy~
Moderador
Offline
Buenas, aquí estamos otro lunes con otro cap del grupal, primero respondamos.

Pensaba que el satélite ya estaba en órbita pero no me esperaba que lo tuvieran que lanzar xD y lo de Tennessee el corazón es caprichoso y siente lo que siente ¿que se le puede hacer?. Asi que ciudades controladas y cada una tiene un gobernante "me gusta"

Buen capitulo.
Para esta parte de las ciudades tengo grandes planes y será una parte larga al respecto de la historia, ya lo verán con lo que tengo en mente.

Bueno, ahora vamos con el cap, que lo disfruten.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 53



El desierto de Nevada, incluso después del desastre nuclear, no es que haya cambiado mucho excepto en muchos letreros y espectaculares que fueron destruidos, seguía siendo un lugar inhóspito, de tal modo unas cuatro camionetas se estaban moviendo en ese momento. Stan, Sebastián, Cossethe y Takumi iban en camino para la primera locación de esa alianza del TSLF que debían de derrotar, ubicado en Las Vegas pero que, en sí, su influencia se propagó por todo el estado, así que acabar con el líder posicionado en la ciudad del pecado traería la liberación de este mismo.


- Ey chico, cuando lleguemos, me iré un rato para probar las máquinas, no hay nada mejor que ganar algo de pasta segura. – Expresó Dalton.


- Has lo que quieras, nuestra misión es acabar con quien sea que controle esa zona, si deseas perder dinero en máquinas, hazlo.


- Deberías entender el placer de apostar chico, por eso nunca crecerás.


- Shikikan-sama ¿Qué es esta ciudad a la que iremos? – Preguntó Amagi.


- No es nada que una ciudad donde gente sucia va directo a desperdiciar lo que han ahorrado en su vida solo por una mínima oportunidad de ganar más, cosa que es imposible porque esos establecimientos están adulterados para que les termines debiendo y pagues cantidades grandes de dinero.


- Eso no parece un sitio donde la gente disfrute. – Expresó Albacore.


- Lo sé, pero la gente, por alguna razón, es tan codiciosa que lo sigue haciendo solo para llenarse los bolsillos, y prepárense porque iremos a un lugar así pero necesitamos estar en el ambiente y es que nuestras ropas habituales no servirán de nada si no nos vemos “elegantes” como la ciudad sugiere.


Las camionetas siguieron avanzando por el camino, por el lado se veía como una especie de sitio de renta de vehículos lujosos, contando con BMWs, Ferraris y otras marcas consideradas de lujo en su tiempo, todos bien preservados, ahí se bajaron Stan, Sebastián junto a Laffey y Javelin para ver, se encontraban unas cuantas personas que les observaron de reojo, llegando hasta el mostrador.


- Disculpe ¿usted es quien maneja este sitio de renta? – Habló el pelirrojo al tendero.


- Claro, si estás buscando rentar alguno de estos vehículos, estoy para servirte. – habló el hombre a cargo, corpulento y lleno de vellos en los brazos.


- Requerimos de rentar cuatro vehículos, nos dirigimos a Las Vegas. – Respondió Sebastián.


- Entiendo, así que irán a jugar, pasen por aquí para que echen un vistazo a lo que tengo, no quedarán decepcionados. – De tal modo los cuatro siguieron al dueño del sitio de renta para observar los vehículos, ahí vieron que realmente se encontraban vehículos de lujo bien conservados a pesar del desastre. – Hermosos ¿no lo creen? Me tomó tiempo poder conservarlos y son únicos en todo el país, desde que la comunicación se perdió, la exportación es bastante cara.


- Podemos pagarlo. – Stan sacó el fajo de billetes que llevaba, los ojos del hombre se iluminaron.


- Tienes buen gusto chico, con mucho placer puedes observar cada vehículo, escoge los que quieras. – Respondió, así empezaron a ver, y había muchas marcas realmente caras, bastante pulcros y enteros.


- Comandante, no pensé que hubiera vehículos hermosos. – Exclamó Javelin.


- En el pasado, tener este tipo de autos era el sueño de cada hombre, actualmente no valen nada pero igual otorga una buena vista.


- A Laffey le gusta este. – Señaló un Maserati rojo.


- Lo tomaremos entonces. – Respondió Sebastián. Estuvieron viendo más vehículos, al final se llevaron un Lamborghini, un Ferrari, un Maserati y un Alfa Romeo, ya estaban por pagar cuando Javelin vio algo.


- ¿Qué es eso? – Preguntó, se acercó a ver junto con Laffey pues estaba cubierto por una cortina, decidió hacerla a un lado, lo que vio sorprendió a ambas, niños totalmente sucios, con solamente trapos como ropas estaban ahí. – Que horrible…


- Esto… a Laffey no le gusta…


- Parece que lo vieron. – Señaló el dueño. – Mantener estos vehículos limpios no es poca cosa, así que estos niños se encargan de todo el trabajo a cambio de una cuanta comida, es negocio seguro.


- Pero se supone que jueguen libres, eso no debería ser. – Reclamó la pelimorada, el dueño chasqueó la lengua.


- Métanse en sus propios asuntos… ahora, como iba a diciendo. – Miró a Stan y Sebastián, estos observaron a Javelin y Laffey que deseaban hacer algo con esos niños, no podían dejarlos así, el pelirrojo soltó un suspiro.


- … No lo hacen nada fácil. – Sacó su pistola y disparó directamente a la cabeza al dueño, matándolo al instante, el resto de sus trabajadores que observaban se pusieron en alerta y sacaron pistolas, en ese momento Sebastián se puso a espaldas del pelirrojo disparando a estos y derribándolos.


- Laffey, abre la reja para que salgan. – Ordenó el italiano, la pequeña asintió, liberando a los niños que estaban un poco temerosos, Javelin se acercó con una sonrisa.


- No deben de tener miedo, pueden salir de aquí.


- ¿En serio? – Preguntó uno de ellos, la pelimorada asintió. Dicho eso, los niños empezaron a salir, Stan y Sebastián acabaron con los últimos hombres del sitio y entonces los niños empezaron a correr de ahí, poco después salieron los cuatro.


- Parece que los problemas siempre los acompañarán. – Comentó Dalton.


- No tuve otra opción, sino Javelin no dejaría de reclamarme el no haber hecho nada. – En eso ella se acercó.


- Gracias comandante por lo que hizo, es mejor que estén libres.


- Solo ten en cuenta algo, este sitio seguro les daba de comer a esos niños, ahora que estarán por su cuenta, deberán arreglárselas por sobrevivir y seguro no durarán demasiado. – Al escuchar eso, sus ánimos se bajaron.


- P-Pero… ellos estaban encerrados…


- No siempre hacer buenos actos es lo correcto, quizás estaban sucios y encerrados pero al menos tenían un techo, comida y alguien que los cuidara, y siendo pequeños, deberán adaptarse o morir. – En ese momento Javelin se puso triste.


- Comandante idiota, no hables que ves que solo al deprimiste. – Expresó Hammann.


- Solo dije los hechos, si llegan a ser inteligentes, entonces podrán arreglárselas por su cuenta, al final es cuestión de ellos.


- Es entendible, pero igual creo que fue un buen acto el ayudarlos. – Expresó Hood. – Aunque al final haya sido algo equivocado, merecen ser libres.


- Como sea… tomemos los vehículos y vamos, al final nos salió gratis. – Tomaron los autos para seguir en camino a Las Vegas, ya de plano Sebastián tenía un mal presentimiento.


(…)


No fueron más que solo 4 kilometros para llegar, así manejaron tanto los autos de lujo como las camionetas, demostrando que algunas chicas saben manejar como es el caso de Hood, Belfast y Hiei que demostraron tener buena habilidad al volante, de ese modo se vio el letrero de la ciudad.


- Ya estamos aquí. – Señaló Dalton, como tal, no tenía la misma energía de lo que alguna vez fue la ciudad con tantas luces pero conservaba una buena cantidad y bastante gente estaba paseando por las calles, las chicas lo veían con interés.


- Cuantas luces… - Expresó Laffey, Sebastián manejaba el Maserati con ella a bordo e igual Cleveland.


- Ey comandante, esta ciudad parece interesante, quizás debamos dar un paseo. – Expresó la rubia, el italiano mantuvo la mirada al frente. - ¿Comandante?


- No es nada… - Respondió, para Cleveland le pareció algo rara la actitud de su comandante pero no dijo nada. Los vehículos llegaron hasta estacionarse en un hotel de clase media, pero era suficiente para poder alojarse ahí.


- Ese fue un largo viaje. – Charles estiró los brazos. – Ya deseo ver que tanto hay por esta ciudad.


- Es mejor si antes nos registramos en el hotel. – Señaló la francesa, así fueron, por el momento Sebastián se quedó mirando al frente, tenía una mala espina por la ciudad y había su razón, después de todo, momentos antes de irse, recibió una llamada.


“Flashback”


El italiano había recibido acerca de la zona por la cual irían para encargarse del líder encargado del TSLF estacionado en Las Vegas, ya que estaba por salir, su teléfono sonó.


- Quien será. – Contestó para ver.


- Buen día señor Leone.


- Usted es…


- Parece que me recuerda, Owen Nichols.


- ¿Para qué me llama?


- Estoy al tanto de los planes que tiene Nixon y parece que los enviará a hacer el trabajo sucio de acabar con ellos, en realidad le hablo porque considero que es la persona más adecuada para este trabajo. He investigado un poco sobre Las Vegas y es que tiene un lado oscuro, siendo manejado internamente por organizaciones criminales, algo de lo cual la líder de la ciudad permite, debido a ello, las apuestas, el tráfico de drogas y prostitución es constante en la ciudad, pero ese no es el caso, lo importante es que localicé algo interesante en uno de estos… una cápsula, le enviaré las fotos. – En eso le llegaron y vio, era una como la que tienen las chicas.


- Así que poseen a una.


- Exactamente, y no es cualquier cosa, se hacen subastas subterráneas y no cabe duda que ella estará en la lista, si pudieras recuperarla.


- … Entiendo… haré lo que pueda. – Dicho eso colgó, pero había algo, realmente no podía confiar en Owen a la primera, después de todo, no existe una persona totalmente buena en el mundo.


“Fin del flashback”


- ¿Comandante? – Fue sacado de sus pensamientos por Laffey que le vio, el italiano sonrió levemente.


- No pasa nada, entremos por el momento. – En eso entraron, por detrás Cleveland le vigiló y si sentía algo raro en él.


- Habitaciones por favor. – Stan se encargó de pedir las habitaciones para todos, la secretaria empezó a anotar todo mientras pasaba las llaves, de ese modo fue que ya tuvieron sus habitaciones.


- Ey chico, ya tengo todo listo. – Informó Dalton y es que no solo necesitan de los vehículos de lujo, igualmente las chicas necesitaban llevar vestidos elegantes para la ocasión, en sí había un plan para ejecutar y es que la información del nuevo satélite que tenían les ayudó a recabar lo necesario, sabían dónde se encontraba la líder de la ciudad, solo era prepararlo todo en ese momento. – Ya me comunicaré con Jeff para que prepare su lado igual.


- Claro. – Asintió, cuando el científico salió, Portland y San Diego entraron.


- ¡Comandante, me veo muy linda! – Señaló Sandy, llevando un vestido de una pieza color blanco.


- Claro, te ves bien.


- Jeje~


- Estos vestidos son todos hermosos ¿haremos algo con ellos? – Preguntó Portland.


- Es para algo más adelante, por ahora deberán estar atentas a lo que pueda realizarse.


- Ya quiero mostrar esto a las demás, realmente seré la número uno. – Exclamó Sandy. Mientras tanto, Sebastián seguía afuera, según más de lo que explicó Owen, podía encontrar a alguien que le proporcionaría información al respecto de la ubicación de esa chica, así que estaba esperando.


- Comandante. – Laffey llegó en ese momento. - ¿Hace algo?


- Nada, simplemente estoy viendo.


- Entiendo, Laffey le hará compañía.


- No es que sea necesario… - Por ahora no deseaba involucrar realmente a Laffey, si era algo de lo que pudiera encargarse él solo, lo haría, en eso, un vendedor se acercó.


- Aquí tengo artículos que podrían ser de gusto para la niña, pueden observar. – Señaló, Laffey observó todo con asombro, pero Sebastián no era igual.


- No queremos nada, gracias. – Respondió, el vendedor enarcó una ceja.


- ¿En serio? Quizás algo como esto le interesaría…


- Ya dije que no. – Ahora su tono de voz era más autoritario, asustando al vendedor.


- E-Entendido, lamento molestar… - Y se fue, el italiano soltó un suspiro.


- Comandante, yo realmente quería algo…


- No sabemos que podría haber vendido, quizás hubiera ofrecido droga o algo así.


- Yo veía que era algo normal. – En ese momento llegó Cleveland, teniendo rostro serio. – Comandante, desde un rato lo he estado observando y he notado algo extraño, se ha mantenido en distancia con los demás, como que realmente no desea relacionarse con ellos, responda.


- … Es simplemente como soy, no puedo estar confiando completamente en los demás, había olvidado eso y bajé la guardia.


- Comandante ¿realmente no confía en otros? Los demás comandantes, en nosotras. – Preguntó la rubia mirando fijamente a Sebastián, este desvió la mirada por unos cuantos segundos, recordando el momento en el que Laffey fue herida debido a que se confió, no quería permitir que eso volviera a suceder.


- No confío totalmente en los otros, pero sí en ustedes, sabiendo que están bajo mis órdenes y que no pueden desobedecerme.


- Así que solo porque no podemos desobedecerlo. – La rubia apretó el puño. – Piensa que somos simples robots ¿no? Ya me había dado cuenta pero quise negarlo, pensar que sería un comandante distinto pero en realidad no cambia nada de otros, ser un solitario, buscar alejar a otros solo porque no siente confianza hacia estos, que tipo de vida ha pasado para pensar de esa forma.


- Yo… - En ese momento el italiano se dio cuenta de lo que dijo y que estuvo mal. – Escucha…


- ¡No quiero escuchar nada más! – gritó Cleveland con enojo. – Si realmente desea que las cosas sean así, lo será… no tengo otra opción más que obedecerlo pero a mi opinión, no es más que un hijo de puta… lo odio… - Sin decir nada más, ella se fue, quedando Sebastián sin nada que decir.


- Comandante… - Laffey miró al italiano con preocupación. - ¿Realmente piensa eso de nosotras?


- … Por ahora quiero estar solo… - Se fue, dejando a Laffey en ese lugar, el asunto estaba tenso entre ambos y no era algo que pudiera arreglarse rápidamente, eso le pesaría pero por ahora Sebastián haría ese trabajo.


Para Takumi, no era realmente un ambiente que le diera emoción como Las Vegas, realmente no entiende el gusto por apostar en ello.


- Onii-chan. – Unicorn estaba a su lado. – Tengo hambre.


- Oh, entonces… - Vio un puesto de Hot Dogs. - ¿Quieres? – Ella asintió, así es que fueron a este para acercarse. – Dos, por favor.


- Saliendo para ti y tu novia.


- ¡¿Novia!? – Unicorn se sonrojó en ese momento, estaba muy avergonzada.


- Jaja, solo somos amigos. – Respondió Takumi a lo que un aura deprimente apareció alrededor de la pelimorada, una vez tuvieron sus Hot Dogs, fueron a sentarse a un lado, U-chan se posicionó en la cabeza de la chica. - ¿Está bueno?


- Si… nunca antes había comido esto…


- Ya es algo nuevo que has probado. – Sonrió el peliazul. - ¿Cómo te sientes por esta misión?


- ¿Eh? – Esa pregunta sacó de reojo a Unicorn. – Bueno… es algo que debemos cumplir.


- Eso lo sé, pero hasta ahora no has tenido una batalla real como esta y no creo que puedas pelear.


- ¡E-Eso no es verdad! – Reclamó ella. – Soy fuerte, puedo pelear igual que los demás, eso lo juro.


- Pero, según vi, te da miedo disparar un arma ¿no? – Ante eso, ella no pudo responder nada, bajando la mirada.


- … Si puedo ser un poco miedosa, pero no quiero depender de otros por mucho tiempo, he estado detrás de mi hermana Illustrious por bastante tiempo, deseo hacer las cosas por mí misma…


- Entiendo… seguro en esta misión podrás encontrar lo que requieres y estaré a tu lado. – Sonrió, la pelimorada se sonrojó en ese momento.


- P-Por favor… - Sujetó su mano. Por ahora la llegada a Las Vegas fue tranquila pero las cosas no serían así por mucho, ya pronto empezaría algo y para ello ocurriría una cosa antes, una que involucraría a Sebastián.

- Hola a todos, soy Akashi y les doy la bienvenida a una nueva edición del rincón histórico, el día de hoy vamos a darle la bienvenida a la autoproclamada Onee-san, Atago-san.


La castaña entró en ese momento saludando suavemente hasta sentarse en el sofá, cruzando sus piernas.


- Un gusto estar aquí Akashi-san, me alegra hablar contigo. – Respondió con una sonrisa suave.


- Igualmente Atago-san, ahora-nya, veamos tu historia y es que tuviste muchas salidas junto a tus hermanas-nya, a decir verdad, unas batallas como la de Guadalcanal, islas Santa Cruz y Salomón, salir de todas ellas ilesa es increíble-nya.


- Fufufufu~ no es fue nada para Onee-san el haberlo hecho, a decir verdad no había podido hacerlo sin el apoyo de mis queridas hermanas.


- Pero entonces fuiste hundida junto a Maya-san, a pesar de todo tuviste mucha acción, eso nos lleva a la situación actual ¿Qué opinas?


- Me alegra totalmente, más que nada el poder interactuar con otras compañeras y por supuesto, con mi querido Shikikan.


- En cuanto a tu Shikikan-nya ¿Qué opinas de él?


- Un caballero totalmente, a lo que Onee-san realmente está muy feliz, realmente deseo poder pasar mucho tiempo junto a él y de igual modo… - Sus ojos se iluminaron. – Tener la oportunidad de asaltarlo en la cama.


- ¿Nya?


- Oh… ¿dije eso? Fufufu~ olvídalo.


- B-Bueno-nya… - Akashi desvió la mirada. – Ahora respecto al futuro ¿Qué esperas-nya?


- Obviamente reencontrarme con mis hermanas, Takao-chan es muy seria así que necesita a alguien como yo para que pueda ser menos recta, Maya-chan igualmente necesita mimos y Choukai-chan para poder hablar juntas.


- Eso sería todo-nya, gracias por acompañarnos, y nos veremos en la próxima edición con nuestra invitada Terror-san, hasta pronto-nya.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Empezamos este arco de las ciudades con Las Vegas, habrá una gran operación que tengo en mente para esto, pero igual Sebastián enfrentará su propio problema con esa cápsula con una chica y además lidiar con Cleveland que ahora le odia, las cosas serán complicadas pero se resolverá, nos vemos en el próximo cap, bye bye.

Lockhart Lockhart
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂
Popyland. Popyland.
Laharl Laharl
Yuukuru Yuukuru
Reencarna Reencarna
ragnok22 ragnok22
Lorde Slayer Lorde Slayer
Ahkilendra Ahkilendra
 

Lorde Slayer

The Blazing Flash That Shatters The Darkness
Registrado
7 May 2016
Mensajes
952
Offline
La verdad me ha sorprendido un poco Sebastián y su pensamiento, aunque se dio cuenta que estaba mal como dijo las cosas al final aún así no es algo que uno esperará
Javelin por su lado sigue teniendo buenas intenciones pero en ese mundo actual las buenas intenciones pueden ser malas elecciones a veces, ells fue golpeada bastante fuerte con ese hecho

Por otro lado pobre unicord fue desilusionada rápidamente xD
Bueno tengo curiosidad el como manejaran esta misión las ansias me pueden xD
 

Laharl

Giga Drill Breaker
Registrado
2 Jul 2009
Mensajes
976
Offline
Liberar a los niños o no? esas decisiones en la cual creemos que hacemos lo correcto o pensamos que podemos solucionarlo todo pero en ocasiones pueden ser contraproducentes. En fin estos son problemas que solo se pueden solucionar si todo el mundo dejara de ser egoísta.

No me esperaba semejante insulto de parte de Cleveland y cuando lo leí dije what? luego me rei por un rato. Luego Sebastian dejo a Laffey con la duda y yo pensando "vamos cabrón decile que no piensas eso" xD

Buen capitulo.
 

Digimaster

Candy Candy~
Moderador
Offline
Buenas, aquí estoy con un nuevo cap, vamos a responder antes.

La verdad me ha sorprendido un poco Sebastián y su pensamiento, aunque se dio cuenta que estaba mal como dijo las cosas al final aún así no es algo que uno esperará
Javelin por su lado sigue teniendo buenas intenciones pero en ese mundo actual las buenas intenciones pueden ser malas elecciones a veces, ells fue golpeada bastante fuerte con ese hecho

Por otro lado pobre unicord fue desilusionada rápidamente xD
Bueno tengo curiosidad el como manejaran esta misión las ansias me pueden xD
Bueno, ahí tengo mis planes con Sebastián y pues como tal, sucederán cosas interesantes y sí que la pobre Unicorn quedó decepcionada en ese momento jaja.

Liberar a los niños o no? esas decisiones en la cual creemos que hacemos lo correcto o pensamos que podemos solucionarlo todo pero en ocasiones pueden ser contraproducentes. En fin estos son problemas que solo se pueden solucionar si todo el mundo dejara de ser egoísta.

No me esperaba semejante insulto de parte de Cleveland y cuando lo leí dije what? luego me rei por un rato. Luego Sebastian dejo a Laffey con la duda y yo pensando "vamos cabrón decile que no piensas eso" xD

Buen capitulo.
Eso realmente es relativo, las chicas, se entienden que apenas despertaron en ese mundo y no saben mucho, así que incluso cosas que podrían ser buenos actos acaban siendo perjudiciales, pienso jugar con esto más en el futuro.

Bueno, aquí seguiremos con esta parte en Las Vegas, hay más por delante, ahí vamos.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 54



- Oh Illustrious, te ves bien. – Aurora, Haruna e Illustrious estaban probándose los vestidos que tendrían para llevar al momento de ejecutar el plan, ya se había hablado de antemano entre los comandantes para poder asegurar el casino donde la gobernadora de la ciudad está residiendo.


- Gracias Aurora, no pensé que se me vería bien, sobre todo por… ya sabes qué. – Señaló a su pecho que era realmente grande, Haruna se quedó asombrada para mirar al suyo y encontrar la diferencia, en ese momento apareció Cleveland. – Estamos probando vestidos ¿deseas unirte?


- No… lo siento, necesito estar a solas… - Dicho eso, se retiró dejando a las tres confundidas.


- ¿Pasó algo? – Preguntó Haruna.


- No sé, pero se veía que algo sucedió. – Pensó la peligris, poco después llegó Laffey. – Esto ¿pasó algo? Vimos que Cleveland está un poco decaída.


- - La chica con orejas de conejo pensó en decir algo pero se lo calló, pensó que no era necesario preocupar al resto en ese asunto, negó con la cabeza. – Todo bien.


- Entiendo… en cualquier caso, si algo sucede, pueden decirnos, sabes que somos parte de la misma flota.


- Entendido. – Levantó el pulgar mientras se fue para su propio lado. Mientras tanto, Sebastián estaba en otro sitio, por el momento debía actuar solo, que debe de ser, al menos eso pensó, si era mejor que ninguna de ellas se involucrara y acabara lastimada como Laffey, resultaría de mejor forma; por ahora no podría tratar con Cleveland, lo dejaría de lado para enfocarse en lo que tiene al frente.


Según recibió la información de Owen, un infiltrado de su compañía estaría ahí para proporcionarle información sobre el paradero de la kansen que iba a subastarse en algún lado. Las Vegas no solo ha seguido funcionando como una ciudad llena de casinos, igual ha dado lugar a tratos en el bajo mundo, mafias y otras organizaciones criminales, así que ellos obtuvieran cierta información no era nada raro, ya que era mejor obtenerlas antes de que caigan en manos equivocadas, tenía que actuar.


- Aquí. – Escuchó la voz de un susurro, se acercó hasta llegar a un callejón en el cual entró, ahí dentro se encontraba un hombre encapuchado.


- ¿Eres el informante? – Preguntó el italiano, este asintió.


- Actué según lo que ese rico me pagó para averiguar esta ubicación, no es nada fácil ¿no lo crees? Tuve que arriesgar mi culo bastante para siquiera encontrar una dirección. – Le pasó la hoja. – Estas subastas del bajo mundo cambian de ubicación constantemente para no ser rastreados por oficiales gubernamentales, debido a ello obtener un sitio en particular se vuelve más complicado, ya respecto al paquete que deseas obtener, se hará en este casino. – Tenía el nombre de “Grand Salon” – Descubrí que lo rentaron para un evento privado, seguro es esa subasta.


- Entiendo, se aprecia.


- Menos mal, solo porque me agradas, te daré información extra: He averiguado que la seguridad será bastante pesada, parece que sospechan que alguien podría robar, pero eso poco me importa, solo estarás por tu cuenta, igual podría ser que solo sea una trampa y revelen una ubicación real.


- Lo tengo, solo deberé ir por si acaso.


- Estarás por tu cuenta amigo, suerte. – Dicho eso, el informante se fue, dejando al italiano solo.


- Así que una trampa… - Pensó mientras se iba, sin darse cuenta que alguien le vio en ese momento.


(…)


Stan se había cambiado a un traje y es que haría algo de reconocimiento en el casino que sería el lugar objetivo a asaltar donde se encontraría la gobernadora y miembro del TSLF que está a cargo del lugar.


- ¿Ya estás listo? – Expresó Dalton, igualmente con un traje. – No puedo esperar para echarme unas partidas en las tragamonedas.


- Estos viejos y sus ansias de ganar…


- No lo entenderías. – Al decir eso, los dos salieron, en aquel momento Yuugure los vio, algo curiosa, se acercó.


- Shikikan ¿a dónde va?


- Vamos a observar de cerca el objetivo que atacaremos dentro de un par de días, no tardaremos en volver.


- E-Esto… igual quiero decir, bueno, puede ser peligroso así que podría defenderle si algo sucede. – Sugirió la chica gato pelinegra con algo de vergüenza, el pelirrojo no creía que fuera buena idea, pero seguro ella no le dejaría ir a la boca del lobo solo.


- Bien, puedes venir. – En eso ella sonrió.


- Haré lo posible por protegerlo.


- Vamos ahora, mientras más rápido lo hagamos, mejor. – Ya de tal modo salieron del hotel para moverse, subiendo a uno de los vehículos lujosos que se llevaron, empezaron a conducir por las calles, Yuugure observaba por la ventana mientras Stan conducía y Dalton simplemente estaba ansioso.


- Espero que no olvides que solo haremos reconocimiento del lugar. – Comentó Stan, Dalton sonrió.


- Eso lo sé, pero tampoco me prives del hecho de poder disfrutar un poco del sitil, ganar algo de pasta adicional no está de más.


- Si por alguna razón acabas endeudado, no haré nada para salvar tu culo arrugado.


- ¿Con quién crees que hablas? Tengo más experiencia en las apuestas de lo que nunca tendrás.


- Claro, solo cierra el pico que ya llegamos. – Pudieron observar el hotel en sí, se podía decir que las primeras plantas eran de casino y el resto, casi tan alto como un rascacielos, eran habitaciones así que funcionaba igual que un hotel. De ese modo pasaron por la entrada donde un trabajador les dijo que llevaría el vehículo a estacionarse, los tres se bajaron para pasar por la entrada.


- Hay mucha gente… - Expresó Yuugure por debajo, fue entonces que un trabajador llegó a ofrecer una copa a Dalton.


- Parece que hay buen servicio, era de esperarse, ahora si me permites chico, debo ir a ganar algo. – Y de tal modo Dalton se fue por su lado, el pelirrojo soltó un suspiro.


- Ahora que estamos por nuestra cuenta, hay que recorrer el lugar, algo me dice que aquí podrían haber más chicas si realmente cada gobernador cuenta con los suyos.


- Si intentan atacar, yo me encargaré Shikikan. – Declaró Yuugure. De ese modo empezaron a avanzar y realmente se encontraban muchos lugares ahí, no solo maquinas, otros juegos de apuestas y mucho más, ya con Yuugure, quizás ella podría detectar algunas kansen cercanas, por su parte Stan sacó su teléfono para llamar a Jeff.


- Ey Jeff, ya estamos dentro, espero que no te haya costado involucrarte dentro del sistema del casino.


- Es un juego de niños, parece que ni se preocuparon acerca de la seguridad así que ahora tengo acceso a todo y, según las descripciones, he podido detectar cinco lugares donde podrían estar las chicas.


- Así que hay cinco, dinos el más cercano. – Comentó el pelirrojo.


- Vayan a la barra de bebidas que se encuentran a la derecha. – Stan asintió.


- Vamos Yuugure. – Se movieron hacia el sitio que señaló Jeff, avanzando por el sitio pudieron llegar, justamente detrás de la barra había una chica la cual estaba sirviendo estas, decidió sentarse.


- Aquí, una. – Pidió, la mujer le vio.


- Pareces algo joven para beber, pero que puedo decir.


- Precisamente pediría sin alcohol. – Respondió, Yuugure se sentó a un lado, fue entonces que ella sirvió y la vio a ella.


- Ella…


- Parece que lo sabes. – Expresó Stan.


- Si estás con esta… debes ser su comandante.


- Exactamente, Stan Sandford, estoy aquí de reconocimiento porque asaltaremos este casino dentro de un par de días, solo aviso para decir que podríamos liberarte a ti y a las demás atrapadas.


- Eso sería un alivio. – Contestó ella. – prácticamente me tienen aquí trabajando casi todo el tiempo, no me molesta preparar bebidas pero mi comandante actual es una basura.


- Nos encargaremos de ello. – Asintió Stan.


- Por supuesto, no me he presentado antes, soy Washington.


USS Battleship Washington. Una mujer de cabello grisáceo corto, ojos azules, teniendo un cuerpo esbelto, su ropa conforma de una blusa negra sin mangas con escote abierto y falda corta del mismo color, llevando un blazer de almirante por encima, también unas medias negras largas y botas.


- Haremos lo posible por sacarlas de aquí, solo pido que esperen un poco más.


- Por supuesto, quien podría haber algo de problemas es la que está hasta arriba… - En eso Washington se acercó a susurrarles. – la única razón por la cual no hacemos nada al respecto es porque mantienen a una como rehén, dijo que se llamaba Nagara.


- ¿Nagara-san? – Expresó Yuugure en asombro.


- Así que les gusta tener un rehén, ya verá esta mujer en lo que se meterá… por ahora debemos ir por las demás para avisarles de esto.


- Entendido, nos veremos después. – Washington hizo su mejor esfuerzo por sonreír aunque le salió forzado. Dicho eso ya se movieron hacia la siguiente ubicación, según esta se encontraba justo en el segundo piso, al subir vieron que era uno con mayor población de hombres y es que encontraron una puerta con un letrero que decía “cabaret”


- ¿Realmente es aquí? – Preguntó el pelirrojo.


- Es lo que muestra la señal. – Respondió Jeff. Sin decir más, entraron, se encontraban muchas mujeres hermosas vestidas con trajes de conejitas, Yuugure se sonrojó al ver eso.


- S-Shikikan…


- Solo debemos encontrar donde está ella. – Dicho eso siguieron la instrucción de Jeff hasta llegar a una puerta que era para una sala privada, abriéndola.


- Así que eres el siguiente cliente. – Una mujer de cabello rubio y llevando el mismo traje estaba ahí. – Solamente recuéstate que haré todo el trabajo. – Empujó a Stan a la cama para ponerse encima de él.

North.Carolina.(Azur.Lane).600.2424080.jpg

- Espera un momento, no soy un cliente, vine aquí para avisarte que vamos a liberarte.


- ¿Eh? – Expresó ella con confusión, ya observando a Yuugure que se cubría los ojos para no ver por la vergüenza. – Oh, ya veo… mi error, jeje.


Finalmente se apartó de él mientras este se sentaba en la cama, la chica se sentó a un costado con las piernas cruzadas.


- Ya le avisé a Washington del plan, así que vine a hacer lo mismo.


- Así que ella lo sabe, supongo que debe tener un mejor trabajo, yo hasta ahora he estado dejando pasar clientes, me dieron este trabajo por mi actitud y cuerpo, aunque solo han llegado puros hombres gordos, nada como un chico lindo como tú.


- ¿Q-que haces? – Buscó preguntar Yuugure, estando algo celosa, la rubia soltó una pequeña risa.


- ¿Eres la pareja de tu comandante? – Al escuchar eso, ella se sonrojó al máximo.


- Solo pasamos a decir eso, dentro de un par de día si puedes resistir.


- Claro, ya saben que estoy aquí.


- Bien, yo soy Stan Sandford y ella es Yuugure.


- Soy la Battleship de mi misma clase, North Carolina.


USS Battleship North Carolina. Una mujer en su adultez joven, largo cabello rubio, ojos azules, un cuerpo sumamente esbelto con pechos grandes, unas piernas tornadas y abdomen plano, su vestimenta usual es un traje que lo conforme una blusa y falda corta de color gris, medias largas negras con zapatillas grises, aunque actualmente llevaba un traje de conejita.


- Lo tengo, volveremos pronto. – Señaló Stan mientras salían.


- Estaré esperando. – Ella se despidió al salir, ya de tal modo fueron al siguiente lugar, estaba en las escaleras entre el segundo y tercer piso, ahí se vio a una niña que llevaba un trapeador.


- Que duro es esto…


- Tanikaze-chan. – Al escuchar esa voz, volteó a ver.


- ¿Oh? Yuugure-chan~ - La pequeña saludó a la chica gato la cual abrazó. – Que sorpresa verte aquí.


- Igualmente, venimos a decirte junto a mi Shikikan que vamos a liberarte a ti y las demás.


- ¿Shikikan? – En eso vio a Stan. – Oh, así que tienes uno, un gusto, soy Tanikaze.


IJN destructor Tanikaze. Viéndose como una niña de trece años, lleva un largo cabello rubio oscuro, ojos color verde, su vestimenta es algo reveladora, siendo una especie de kimono pequeño que deja al aire su estómago, dejando ver algo de su escote y una falda chica, todo de color verde, lleva medias blancas hasta la pantorrilla y zapatillas.


- Soy Stan Sandford, ya las liberaremos en el menor tiempo posible.


- Eso me alegra, Nagara-san… seguro ya saben sobre ella. – Ambos asintieron. – No hemos podido verla debido a que la mantienen cautiva, espero que puedan liberarla.


- Haremos eso Tanikaze-chan, lo prometo. – Yuugure sujetó sus manos, la rubia sonrió.


- Esperaré entonces, nos vemos luego. – Se despidieron de ella para ir al siguiente lugar. Llegaron hasta una mesa de juego, ahí una chica estaba haciendo de groupier repartiendo cartas.


- Aquí tienen las suyas… - Fue entonces que lo vio. - ¿Yuugure-san? ¿Qué haces aquí?


- Mogami-san, me alegra verte. – Sonrió ella.


- No creo que vinieras sola así que él debe ser tu Shikikan. – Observó a Stan. – Soy un crucero ligero de mi misma clase, Mogami.


IJN Crucero ligero Mogami. Una chica que se observa de 18 años, cabello castaño corto, la particularidad que tiene es el cuerno que está en su frente, ojos de color café, su ropaje es una blusa negra de mallas y sin mangas, una falda roja corta, medias y zapatillas del mismo color.


- No te preocupes Mogami-san, haremos lo posible para rescatarlas, tenemos más compañeras en otro lugar.


- Lo tengo. – Sonrió ella suavemente. – Entonces Shikikan, estaré esperando para su rescate.


- Entendido, volveremos después. – Y con eso se movieron al último lugar donde estaba la quinta señal, fue entonces que llegaron al último lugar que era un almacén, abrieron la puerta observando que nadie estaba ahí, observándose una chica cargando cajas.


- Bien… - en eso les vio.


- ¡Nagato-sama!


- Oh Yuugure… así que por consiguiente debes ser su Shikikan. – La niña le observó haciendo una pequeña reverencia. – Un gusto Shikikan, soy la líder del Imperio Sakura y battleship Nagato.


IJN Battleship Nagato. Se le observa como una niña de doce años, cabello castaño largo, ojos color miel, llevando orejas de zorro, su vestimenta es un kimono de color rojo con un gran velo blanco transparente.


- Así que eres la hermana de Mutsu. – Expresó Stan.


- Si lo mencionas, ella debe estar a salvo a tu lado. – Sonrió suavemente. – Me alegra que se librara de este trabajo pesado.


- No se preocupe Nagato-sama, estamos planeando liberarlas a todas – Declaró la pelinegra.


- Lo entiendo, estaría bien encontrarme en una mejor flota, según veo por las reacciones de Yuugure, deben estar en un buen sitio, lejos de toda penuria, ojalá pueda vivir algo igual.


- Eso nos aseguraremos. – Asintió Stan. – Dentro de un par de días lo haremos, acabaremos con la encargada y saldrán de aquí.


- Lo tengo, estaré rezando por su éxito y que nos volvamos a encontrar. – Señaló Nagato. Con eso ya salieron y volvieron a la entrada, Dalton esperaba ahí.


- Hasta que vuelves chico, déjame decirte que pude ganar unos cien mil dólares, nada mal ¿eh?


- Claro, mientras jugabas como un perro, pudimos localizar a las chicas que están aquí, mantienen a una como rehén.


- Entiendo… así que eso podría complicar las cosas.


- Luego daré detalles, por ahora hay que irnos. – Salieron donde ya el trabajador regresó con su vehículo el cual abordaron para regresar al hotel, con eso ya sabían que chicas estaban ahí y lo siguiente a realizar, pero antes había algo más pendiente.

- Buenas-nya, aquí Akashi con una nueva edición del rincón histórico-nya, nuestra invitada de hoy es Terror-san.


La llamada entró en ese momento con algo de pena, sentándose en el sofá.


- G-Gracias por invitarme aquí…


- Entonces, ya tuvimos a tu hermana Erebus-san aquí y, según tengo entendido, comparten historia.


- Bueno… las dos partimos juntas en varias misiones pero siempre fueron de reconocimiento, aunque igual actué por mi cuenta.


- Entonces fue que tuviste una participación menor-nya, eso hasta que fuiste bombardeada.


- No quisiera recordar eso…


- Entonces-nya, pasemos a la situación actual ¿Qué opinas?


- Me alegra totalmente, no solo estoy con mi hermana, igual con un comandante que me trata bien y es atento… he vivido nada más que desastres y conocer algo de cariño me conforta el corazón… - Sonrió suavemente.


- Que opinión más sincera-nya, realmente aprecias a tu Shikikan.


- Ciertamente, espero poder vivir más cosas a su lado.


- En cuanto al futuro-nya ¿Qué piensas hacer?


- Ayudaré en lo posible, no quiero estar simplemente como un estorbo así que pelearé con todo lo que tenga.


- Grandioso-nya, eso sería todo por hoy, gracias por acompañarnos-nya.


- Igualmente.


- Y aquí terminamos el rincón de hoy, nuestra siguiente invitada será Deutschland-san, así que no se lo pierdan-nya, adiós.


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Como ya observaron, aparecieron las chicas que están con la encargada de Las Vegas y tienen a una cautiva, así que por lo menos ya saben por donde empezar y que las liberarán pronto de ahí, pero antes tendremos otra cosa y eso lo sabrán en el siguiente cap, bye bye.

Lockhart Lockhart
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂
Popyland. Popyland.
Laharl Laharl
Yuukuru Yuukuru
Reencarna Reencarna
ragnok22 ragnok22
Lorde Slayer Lorde Slayer
Ahkilendra Ahkilendra
 
Arriba Pie