Rol Bloody Money

Registrado
22 Abr 2007
Mensajes
4,957
Título: Bloody Money
Máster: Tatsumaru Igrata
Géneros Principales: Terror - Drama - Gore
Tipos de Hentai: ¡¡TODOS!!


¡ADVERTENCIA!
Este Rol contiene descripciones que pueden herir la sensibilidad de sus jugadores. Rol pensado principalmente para aquellos con un estómago muy fuerte y una mente completamente abierta. (¿Os atreveréis?)


[Historia]

Humano. Una simple palabra, ¿Verdad? ¿Qué os viene a la cabeza cuando escucháis esa palabra? Cada uno tiene su propia respuesta de diferente tipo. Unos a nivel científico, otros a nivel religioso... ¡Las posibilidades son infinitas! Y ahora pensad en estos grupos de palabras. Malo y Bueno. Luz y Oscuridad. Demonio y Ángel. Inocente y Culpable. Criminal y Víctima. Verdad y Mentira. Todas son diferentes, pero todas tienen un punto en común. Son las dos caras de una misma moneda. Los dos platillos de la misma balanza. Y la naturaleza mantiene el equilibrio perfecto. Todo ser vivo puede sentirlo. Pero con los humanos, el equilibrio se rompe. Tienen la costumbre de juzgar todo lo que perciben a su alrededor. Pero... ¿Realmente conocen aquello que juzgan? ¿Ven el libro entero o ven solo la portada? En este mundo, hay realidades que nadie podría soportar jamás. Y falsedades a las que necesitan aferrarse.

Nos encontramos en Maraíso. Una próspera ciudad costera y considerada como territorio independiente. Justo en medio de la frontera que separa Panamá y Colombia. En la costa Oeste. Debido a ello, los extranjeros han tenido la costumbre de afirmar que son dos ciudades juntas, a las cuales identifican como Maraíso Norte (la mitad Norte que está donde se consideraría Panamá) y Maraíso Sur (la otra mitad de la ciudad que está donde se consideraría Colombia), aunque a los habitantes de esta ciudad en territorio independiente no les agradan esas afirmaciones. Ellos no se consideran ni de Panamá ni de Colombia. Se consideran como habitantes de Maraíso. Única y unida. Rodeada por kilómetros de paisaje natural y campos de cultivo. Y en los límites terrestres, rodeada por un gran muro, el cual solo tiene dos accesos al exterior. Uno al Norte y otro al Sur. (Sí, una para cada país vecino.) Originalmente, la vista hacia el océano estaba despejada. Pero con el tiempo, múltiples inmigrantes intentaron entrar a la fuerza. Y ante la imposibilidad de sortear el sólido y alto muro, su única alternativa fué entrar por el océano. Por supuesto, todo el que entraba sin permiso o lo intentaba, era inmediatamente interceptado por las autoridades de Maraíso. Pero aunque no se lograba colar ninguno (y quienes lo lograban no tardaban en ser capturados y expulsados), eso no disuadía a nadie de intentar entrar a la fuerza. Por eso se vieron obligados a levantar un muro en el océano rodeando todos los límites cercanos a la costa del territorio y por el cual solo se puede cruzar a través de unas grandes compuertas bien vigiladas justo en el centro de dicho muro. Y para no dejar nada al azar, invirtieron en defensas anti-aéreas en los límites internos del territorio por si se les ocurría la estúpida idea de intentarlo por aire. Actualmente, unos ya lo consideran una ciudad prisión a modo de burla y protesta. Pero para sus habitantes natales, es un lugar complétamente pacífico y bien protegido. Y donde los extranjeros solo pueden entrar si lo hacen de forma legal y su estancia es temporal. El tiempo varía según el individuo. Horas, días, semanas o meses dependiendo del motivo de su visita al territorio. Lo máximo que se ha podido conceder a un extranjero es un año.

Y mientras esta ciudad vive su vida diaria de forma pacífica, en el resto de países del continente americano tiene lugar desde el año 2002 un fotalecimiento en determinados sectores del mercado negro. En concreto, películas snuff y pornografía. Donde los protagonistas son menores de edad. Desde bebés recién nacidos hasta niños que no han llegado ni a los trece años. Y se han producido numerosas visitas de extranjeros ricos al territorio independiente de Maraíso. Además de que... desde el año 2000... se han reportado numerosos casos de personas desaparecidas en todas partes de América Central y América Sur incluyendo turistas extranjeros de todas partes del mundo y que viajaron al continente y desaparecieron. Parece que los casos son más frecuentes en los países cercanos a Maraiso, pero puede que sea solo una coincidencia. ¿O no? Ahora estamos en el 2020. ¿Qué ocurrirá en este año?

[Resumen]

Como ya habréis imaginado, es una historia centrada en la brutalidad y crueldad contra menores de edad. Pero si pensáis que será solo sexo y asesinato... ¡Os equivocáis! XD Hay cosas mucho peores que lo que se ve a simple vista. Los que penséis que he narrado todos los detalles del Rol, debéis saber que no es así. Las masacres y violaciones... ¡Solo son la punta del iceberg! ¡Y a saber hasta que profundidad llegará! XD ¿Os atrevéis a participar?


[Fichas]

Nombre: (El que queráis.)

Tipo: (Elegir entre Víctima, Criminal o Neutral dependiendo de hasta que punto queréis veros involucrados en el terror del argumento dentro el Rol. Aún así, si algún Neutral mete las narices en lo que se esconde o se encuentra en el lugar y momento equivocados... ¡Puede acabar siendo una víctima! Incluso algún adulto de forma muy excepcional. XD)

Trabajo: (A qué os dedicáis.)

Edad: (La edad que queráis. ¡Sin limites! Sin embargo... si queréis ser víctimas en el Rol, tendréis que elegir sí o sí una edad que sea igual o inferior a los doce años. Puedo hacer unas escasas excepciones con edades entre los trece y los quince años, pero no más. También puede haber criminales menores de edad. Es posible que algunos adultos o adolescentes acaben siendo víctimas en el Rol de forma muy excepcional, pero todo depende de como avance el Rol.)

Sexualidad: (Elegir entre Heterosexual o Bisexual. No pongo Homosexual en sentido Gay o Lesbiana, porque deduzco que si venís a la zona Hentai, entonces seguro que a los chicos os van las chicas y a las chicas os van los chicos. Incluso aunque también puedan gustaros los chicos y las chicas por igual.)

Historia: (Lo que queráis reflejar de vuestro personaje.)

Personalidad: (Como es vuestro personaje a nivel psicológico.)

Extra: (Cualquier cosa que se os ocurra. Algo que lleve encima siempre, algún tatuaje o cicatriz... ¡Lo que sea!)

Apariencia: (Aquí ponéis una imagen física de vuestro personaje. Podéis hacerlo en Spoiler.)

[Reglas]

-Las del foro.
-Si tenéis cualquier duda, queja o petición referentes al Rol, comunicármelo por mensaje de perfil para que pueda atenderos lo mejor posible.
-Si un usuario deja de postear durante siete días seguidos (Una semana), se le avisará para que se acuerde de postear. Y si el tiempo sin postear llega a los catorce días seguidos (Dos semanas), se considerará que ha abandonado el Rol y su personaje quedará eliminado.
-Si un usuario queda fuera del Rol por inactividad de dos semanas o más y desea reintegrarse más adelante en el Rol, se le permitirá regresar.
-Respeto mutuo en todo momento.
-Por supuesto, el Hentai en todos sus sentidos será complétamente voluntario. Sin embargo, recomiendo encarecidamente que todos los que quieran participar en el Rol se hagan a la idea de dicho contenido en el Rol para evitar posibles conflictos.
-Se permiten un máximo de dos fichas por persona.


[Detalles Finales]

El juego está inspirado del juego de terror 2DARK para el PC y la PS4. Pero la historia no será exactamente la misma. Sin embargo, si alguno ha jugado a ese juego, entonces ya se hará una idea de lo que podrá encontrar en el Rol.
 
Última edición:

Solo un monstruomaniaco más..
Registrado
22 Oct 2017
Mensajes
93

"Es hora de ponerse a trabajar. Puede ser un trabajo sucio, pero alguien debe hacerlo.."

Nombre: Elira Honos
Tipo: Neutral.
Trabajo: Investigadora amateur. Psicologa profesional.
Edad: 24
Sexualidad: Heterosexual.
Personalidad: Seria, analista, aventurera, valiente.

-Historia-
Elira ha estado siendo una investigadora por hobby desde que tuvo la edad para hacerlo. Ella ha estado trabajando con una editorial, brindándole noticias de ultimo momento, y con ello ha ganado cierta fama. Aun no ha expuesto su identidad ya que se sabe lo que le haría a su carrera. Con todos los rumores sobre Maraiso ha decidido hacerlo su próximo objetivo.

-Apariencia-
Ella porta ropajes de colores anaranjados oscuros, y siempre cómoda. A menudo se la ve con anteojos de sol para así ser difícil el reconocerla. Mujer de estatura promedia, cabello rojizo anaranjado y de ojos color miel.

-Extra-

Conocimientos intermedios de defensa personal. Porta siempre consigo una picana eléctrica junto con el gas pimienta. Ha estado investigando Maraiso, aun sabiendo lo que eso podría llegar a causarle.
 
Última edición:

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,030
Ubicación
Argentina
Nombre: Sazaki Iori

Tipo: Criminal

Trabajo: Mafia

Edad: 15 años

Sexualidad: Heterosexual

Historia:
Ambos fueron innegablemente dos copias exactas el uno del otro durante la mayor parte de su vida, creando confusiones allá donde fueran, lo cual los molestaba notablemente, pues en el fondo esperaban que alguien pudiera reconocerlos. Desde muy jóvenes, ambos hermanos crearon una barrera que los separaba del resto de mundo, en cuyo interior sólo se encontraban ellos dos.

Con el paso de los años los gemelos Ichi y Iori desarrollaron una molesta actitud la cual dirigían hacia todos aquellos que trataran de atravesar su barrera. Eran bastante antipáticos con sus compañeros, pero sobre todo eran muy crueles con sus compañeras cuando alguna de éstas se le declaraba a alguno de los dos. En pocas palabras, no les carcomía la conciencia el dejar de vez en cuando algún que otro corazón roto.

Claro que todo esto quedó atrás cuando su Madre para terminar con los cnflictos que sus gemelos traian, toma la dificil decicion de separarlos, donde por primera vez ambos gemelos no podían oponerse a tal desición y menos cuando se trataba de su madre, les daba la oportunidad de sociabilizar con alguien más.

Pero Iori no permitiría ser separado de su hermano, cambiando su personalidad drásticamente, adoptando un carácter frío hacia su madre, cegado por el enojo y miedo de ser separado de su hermano. Con una navaja Asecino a su madre pero en medio de la pelea que dio su madre por vivir Iori fue herido en el lado izquierdo de su estómago dejándole una cicatriz.
Cambio de eso tubo que convertirse en un criminal prófugo y verse forzado a separarse de su hermano, para que no sufriera por su culpa pero si algo el sabor era que su gemelo lo odiaria para siempre por lo que hizo.

Personalidad: Iori cuando está junto a su gemelo se comporta de una forma mucho amigable, bromista y simpático, aún que también es algo Autoritario, sin embargo, cuando no esta junto a su gemelo Iori es como el más infantil y risueño de los dos, un joven algo más alocado que Ichi y cuyas acciones son más grotescas que las que realiza su hermano.

Extra:
-
Al igual que su hermano, posee el mismo brazalete, sólo que "Ichi" lo lleva en la muñeca derecha.
- Cuando era Niño se hirió con una navaja de la cual le quedó una cicatriz en el lado izquierdo de su abdomen.
- No soporta a los Adultos, ya que siempre son los que dan ordenes.
- Sin importar que siempre estará protegiendo a su Hermano, aunque sea de lejos.
- Como deuda a unos hombres que le ayudaron a escapar de la policía, se unió a ellos en la Mafia.
- Su trabajo es armas, drogas y inmigración ilegal (hara loque sea para saldar su deuda, claro que eso no incluye su cuerpo y alma)

Apariencia:




_____________________________________________

Ficha 2.

Nombre:
Sazaki Ichi

Tipo: Neutal

Trabajo: Estudiante (su Padre es un hombre rico por lo que Ichi no tiene que asistir a escuelas, sino que tiene varios profesores personales que le enseñan todo lo que tiene que saber para ser un gran Policía)

Edad: 15 Años

Sexualidad: Bisexual

Historia:
Siempre fue muy unido a Iori, siendo el mayor de los gemelos para el era su deber cuidar y proteger a Iori, pero aveces se metían en problemas y mucho más cuando Iori creo una barrera la cual alejaba a cualquiera de ellos, por Iori e incluso el, desarrollaron una molesta actitud la cual dirigían hacia todos aquellos que trataran de atravesar su barrera. Eran bastante antipáticos con sus compañeros, pero sobre todo eran muy crueles con sus compañeras cuando alguna de éstas se le declaraba a alguno de los dos. En pocas palabras, no les carcomía la conciencia el dejar de vez en cuando algún que otro corazón roto.

Por lo cual su madre decido separarlos, Ichi se hirió a vivir con su madre y Iori con su padre, Icho no se opuso a la desición de su madre pero Iorio no lo permitiría, y paso lo peor que Ichi no podía imaginar que su hermano gemelo haría, hacesinar a su propia madre.
Ahora jura esforzarse mucho en sus estudios para ser un gran policía y llevar a su hermano ante la justicia, y pague por lo que hizo.

Personalidad: Ichi es más consciente de sus acciones, sensato, calmado y algo menos retorcido cuando no está junto a su gemelo.

Extra:
-
Lleva puesto un brazalete del cual "Iori" también posee pero en la muñeca izquierda.
- Siente Odio y Rencor hacia Iori por haber asesinado a su madre.
- Actualmente vive con su Padre y desconoce donde se encuentra Iori.

Apariencia:

 

Registrado
22 Abr 2007
Mensajes
4,957
¡¡ATENCIÓN!!

Quienes sigáis vivos y todavía queráis participar en el Rol, por favor, avisadme de inmediato. :3
 

¡Fuck off!
Registrado
13 Jun 2006
Mensajes
2,468

    Shin Hans


    • Nombre: Shin.
      Tipo: Criminal.
      Trabajo: Trabajos varios para el bajo mundo.
      Edad: Desconocida, pero aparenta como 28 años aproximadamente.
      Sexualidad: Bisexual.

      Historia: De origen desconocido, Shin fue secuestrado de niño y llevado a Maraíso para participar contra su voluntad de unos macabros juegos de cacería humana, que al ser atrapados eran sometidos a diferentes torturas y vejaciones varias. Manifestando un gran sentido de sobrevivencia aguantó este ritmo de vida un tiempo hasta que finalmente paso de presa a cazador, tanto que llamó la atención de los organizadores de “esos juegos” cuando logró eliminar a sus cazadores, quienes le otorgaron una amnistía volviéndose ciudadano honorario de Maraíso.
      Ya de adulto (midiendo 1,96 mt y de contextura musculosa que ejercita a diario) Shin se dedica a realizar varios trabajos para el bajo mundo, contratado por distintas mafias como asesino a sueldo debido a su eficacia e ingenio, además de participar en las grabaciones de distintas películas snuf sin importarle nada quien sea su blanco, desde adultos, ancianos, niños o animales.
      Básicamente, el regalo que Maraíso le dio de niño, él lo devuelve de adulto… y el realmente ama ese lugar.

      Personalidad: A pesar de su pasado difícil Shin es un hombre relajado y generalmente feliz que disfruta de las cosas simples, dejando escapar su lado brutal y salvaje solo cuando está trabajando.
      Se siente libre de conceptos como el bien o el mal, así como de dilemas morales de cualquier tipo. Para él matar o morir son conceptos naturales, su filosofía de vida se arraiga en eso, conceptos simples que estableció de niño debido a su pasado. No se considera ni bueno ni malo, solo un animal mas en este mundo salvaje y a la vez bello. Aún así, pierde el control cuando las cosas se le complican mas de la cuenta y actúa como un matón sanguinario si la situación le jode los nervios, volviéndose agresivo e imprudente.
      Ah ganado suficiente dinero sangriento para retirarse del bajo mundo y tener una vida lujosa, pero es un asesino por naturaleza por lo cual la sangre y la avaricia lo llevan siempre de vuelta a Maraíso.
      Esta vez le han encomendado un trabajo que consiste en matar un grupo de escurridizos niños que se han organizado bien e incluso han logrado acabar con algunos asesinos enviados antes y han fallado, por lo cual la misión es en parte un reto para él.

      Extra:
      Tiene notorias cicatrices en manos y brazos.
      Tiene la costumbre de comer rápidamente y de manera algo desagradable. Habito que arrastra desde su infancia.
      Sus asesinatos suelen ser repentinos y violentos sin hacer sufrir demasiado a sus víctimas por lo cual algunos de sus “colegas” lo tachan de falto de imaginación o "aburrido"
      Cuando actúa en películas snuf o algunas cacerías especiales donde lo puedan reconocer, suele ocultar su rostro con una bolsa, una media o lo que tenga a la mano, incluso esas mascaras baratas de halloween que venden en tiendas chinas.
      Su arma predilecta es un martillo que es a la vez una especie de amuleto de la suerte, ya que con él mató a su primera víctima cuando era niño.

      Apariencia:



    • Nombre: Hans Kaneda.
      Tipo: Victima.
      Trabajo: De perro (puto)
      Edad: 12
      Sexualidad: Le da igual

      Historia: Tras la muerte de sus padres a temprana edad, Hans comenzó a vivir con su tío, un ebrio bueno para nada quien no se preocupaba mucho por el. Tras dejar la escuela y su casa comenzó a vivir en las calles donde conoció a "la vieja" quien le ofreció trabajar para ella y vivir bajo la categoría de perro; niños reconocidos por la organización que son tratados como objetos sexuales de arriendo obteniendo un pequeño porcentaje de ganancia por sus servicios, pero a cambio reciben cierta protección mientras cumplan los requisitos de sus clientes. en caso conttrario son eliminados.
      Si bien la vida de perro se le hizo llevadera durante un tiempo, Hans tuvo una crisis de que no terminaría por soportar ese estilo de vida y terminó lastimando a un cliente sabiendo lo que eso implicaba. Para su sorpresa, el ejecutor a cargo no solo perdonó su vida momentáneamente sino que le ofreció un trato inusual. Participar en un peligros y macabro juego que cambiará su vida completamente.

      Personalidad: Pese a la adversidad y condiciones de vida Hans solía tener una actitud optimista frente a las complicaciones pero últimamente ese optimismo lo ah perdido cayendo en una profunda depresión y personalidad retraída. Creyó que obtener el beneficio de la organización le libraría de ser cazado y estaría a salvo pero el precio a pagar le es difícil de pagar. Fue aceptando su realidad de ser el objeto de otros perdiendo poco a poco los rasgos alegres de su personalidad y a cambio, una ira reprimida y sed de sangre parecen desencadenarse en deseos no consumados en lo profundo de su mente.

      Extra: Conoce hasta los rincones "obscuros" Maraíso siendo elusivo y difícil de pillar si se lo propone.
 
Última edición:

Registrado
22 Abr 2007
Mensajes
4,957
¡COMENZAMOS!

En el mercado negro del mundo entero, se pueden encontrar cosas realmente sorprendentes. Unas superan la ficción, pero otras... ¡Podrían inducir la locura total! Y de todos los sectores de este mercado oculto, se ha fortalecido con una fuerza impresionante y una alta demanda determinados tipos de material. Material en el que los niños y niñas, desde recién nacidos hasta jóvenes que no han alcanzado la pubertad son los protagonistas. Películas de sexo, tortura, asesinato, humillación y cosas mucho peores. Órganos en perfecto estado para aquellos que los necesitan y no quieren esperar ni dar explicaciones a nadie. Alimentos preparados con... un determinado tipo de carne muy específica... ¡Carne humana! Zonas de apuestas donde el motivo para apostar es... ¡Mejor ni saberlo! En todo caso, es un sector que con el paso del tiempo ha conseguido incluso liderar las ventas.


A parte de eso, durante veinte años han ocurrido numerosas desapariciones de niños y niñas en las zonas de América Central y América Sur. Aunque se sospecha que también en otras partes del mundo. Nunca se les volvieorn ha encontrar...

Y mientras tanto, se habla mucho de un verdadero paraíso en el continente Americano. Entre la frontera que separa Panamá y Colombia justo en la costa Oeste se encuentra Maraíso. Un país complétamente hermético, pero los pocos extranjeros que han entrado legalmente afirman que es un verdadero paraíso. ¡Un lugar que realmente merece su nombre! De hecho, muchos dicen que el nombre Maraíso significa... 'El paraíso junto al mar'. En el exterior hay muchos que lo critican, pero todos son inmigrantes que quieren entrar a la fuerza y determinadas ONG que solo quieren ejercer presión o dejarse notar.

En el interior de Maraíso...


Como todos los días, la vida diaria en este diminuto país es una vida sin apenas preocupaciones. Las calles son seguras, la gente se relaciona abiertamente, los trabajos son honrados y cada día hay algún motivo para sonreír. Aunque... ignorado incluso por los habitantes de Maraíso... en determinados lugares y zonas bajo tierra... se oculta un horrible secreto...

Lian wolf 16 Lian wolf 16
Tarantulas Tarantulas

(¡Comienza el Rol! Escribir vuestra introducción de la forma que más queráis. Los que os falte terminar vuestras fichas, podéis hacerlo tranquilamente y comenzar el Rol igualmente. Pero no tardéis en terminarlas, por favor. Y bueno... ¡Bienvenidos al Rol! :3)
 

Registrado
9 Oct 2017
Mensajes
339
Ubicación
Chile
Amy


"Tengo miedo". Ese era mi pensamiento constante el día de hoy.

Estaba desde hace varios días encerrada en aquella bodega junto a varios niños de mi edad. Estábamos sucios y hambrientos y las peleas ya habían comenzando a aparecer entre ellos.

Cuando dos chicos se ponían a pelear yo solo me apartaba para abrazar mi peluche favorito e intentar soñar con un mundo mejor. Entre mis sueños recurrentes había una que me gustaba mucho, en el una mujer de largos cabellos y rostro suave me tomaba en sus brazos y me cantaba una canción bonita que no lograba reconocer, luego comíamos un pastel muy dulce y papá con su alto porte me llevaba a mi cama y me arropaba deseandome las buenas noches con un beso en la frente. Era un bonito sueño ,pero claro, solo era eso.

Sabía que tarde o temprano la única puerta de la bodega se abriría y entonces habría un niño menos. Suelen venir periódicamente a sacar a uno o dos niños todos los miércoles y cada vez quedaban menos, actualmente solo quedábamos 6 contándome.

Hundí mi rostro entre la felpa sucia de mi peluche y aspirando su familiar aroma lentamente y de puntitas entré al reino de los sueños.

Lamentablemente mi entrada no duró mucho. Un fuerte portazo me hizo despertar de golpe y quedé brevemente encandilada por la fuerte luz que entraba desde la puerta abierta de par en par. Pronto mi vista se ajustó y pude ver a un hombre alto y fornido parado en el umbral. Este paseó su mirada por todos los presentes y Rogué para mis adentros que no me viese.

Sin embargo el hombre detuvo su mirada en mi y sonrió. Eso sólo significaba que...

-tu, niña, nos vamos- dijo con una voz profunda acercándose a mi y jalandome del brazo hacia afuera.

Al salir la puerta se cerró automáticamente y solo pude desear que nada malo ocurriese...

_____
Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata aquí mi primero post con Amy, espero sea suficiente.
Tarantulas Tarantulas pos...podría ser tu pj el que se lleva a Amy ;)
 

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,030
Ubicación
Argentina
[Introducción]

Narración Iori


"El mundo en el que vivimos está podrido de eso no cabe duda alguna, pero sólo para los pobres ingenuos que viven una vida próspera y feliz en Maraiso son los que ignoran o mejor dicho desconocen que debajo de ese hermoso paraíso, es un infierno, ese paraíso la cual lleva una mascara para ocultar lo que en verdad es, eso es un mundo lleno de maldad y odio o aún peor, tanto que no se le puede describir con palabras, con tan sólo echarle un vistazo sabrían como es en realidad".

"Aveces pienso en que pasaría si todo el mundo viera como es todo en realidad. Se armaria un completo caos, una guerra sin fin".

[Lejanias De Maraiso]

Narración Normal

Se en encontraba un chico de cabellos Anaranjados sentado en la azotea de una casa em ruinas muy pensativo, mas bien hablando solo o como si hablará con alguien.

- Es acaso eso lo que quiero - dijo en voz baja - si tal vez así es como deberían ser las cosa, un mundo sin mentiras donde salga a relucir la verdad - Exclamo - Si en donde se le caiga la mascara a ese maldito lugar al cual llaman Paraiso, si supieran la verdad - rie zadicamente - Y tu que piensas hermano!? - expreso mirando hacia el cielo y en la lejanía Maraiso.


[Costa Oeste, Maraiso/Residencia Sazaki]

Narración Normal

En una gran casa lujosa la cual era de llamar vastante la atencion, se encontraba un chico sentado en el patio detrás de su casa con una pila de libros junto a su profesor, en efecto era el mismo chico que ya hacía observando Maraiso desde la lejanía pero este no era ese mismo chico, sino que era totalmente diferente al menos no en apariencia.

- Ichi - Se acerco el adulto al joven - terminaste de leer los libros - pregunto el adulto.

- Si, profesor ya he acabado de leerlos todos sólo me falta un... - no terminó de hablar a causa por un leve mareo.

- Le sucede algo Joven Ichi!?
- pregunto preocupado el profesor.

- No es nada, fue sólo un pequeño mareo es algo que me suele pasar de ves en cuando - dijo con despreocupación - sólo necesito descansar un poco, con permiso - puso una sonrisa en su rostro para demostrarle al adulto que no tenia por que preocuparse, para luego levantarse de su asiento e irse directo a su recámara a descansar.

[Residencia Sazaki, Habitación de Ichi]

Narración Ichi


"Hermano Mío, se que estas pensando en mi pero despreocupate, muy pronto y mas de lo que tu piensas nos volveremos a ver. Pero será para que pagues por tus crímenes, o de otra forma mi conciencia nunca estará tranquila aste que te entregues ante la ley".

"Por más que seamos una réplica perfecta no tendré piedad contigo. Sin importa donde estés te encontraré y se que estas cerca, y demasiado, en alguna parte será de Maraiso puedo sentirlo. De no ser asi Dios quiso que seamos almas Gemelas, yo soy tu y tu yo".

- Esperame un poco más Iori - dijo apretando su puño.

________________________________________


Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata aquí mi primer post, no tenia ganas de ser el primero en postear XD
Lian wolf 16 Lian wolf 16
Tarantulas Tarantulas
 

Registrado
22 Abr 2007
Mensajes
4,957
Nombre: Rodrigo Rodriguez

Tipo: Criminal

Trabajo: Sub-Jefe

Edad: 35

Sexualidad: Bisexual

Historia: Toda su vida fué una verdadera mierda. Maltrato en casa. Maltrato en la escuela. ¡Maltrato en todas partes! Incluso le cargaban con castigos que no se merecía. Aprendió de esa forma lo podrido que están los humanos. Que ninguno merece piedad. Que ojalá todos se pudriesen en el infierno. Al alcanzar los dieciocho años, mató lenta y dolorosamente a sus propios padres provocándoles un sufrimiento inimaginable. Haciéndolos agonizar. Incluso mató a su hermano de quince años, el cual era realmente culpable de la mayoría de las cosas malas que sucedían en casa y que luego acusaba a Rodrigo de ser el responsable. También tenía una hermana de solo ocho años, la cual a pesar de no haber hecho nada, siempre se reía cuando Rodrigo sufría algún castigo. Ella acabó siendo violada antes de ser ahogada en la bañera. Fué fácil deshacerse de los cadáveres, pues la familia poseía una carnicería y eso le hizo aprender el oficio a base de observar y escuchar casi todos los días a escondidas. Fué realmente sencillo triturar los cuerpos y convertirlos en salchichas para venderlos como si fuesen cerdos. Esa masacre... ¡Fué realmente un acierto! Esa fué la primera vez en su vida que percibió calma. Silencio. Ningún solo grito. Ni un solo golpe. ¡Se había liberado de sus cadenas! En todo caso, no pensaba quedarse en esa casa y en esa ciudad que tanto le hizo sufrir. Al cumplir viente años, vendió la casa junto con el negocio familiar por una buena suma, pues era un barrio muy codiciado por los pequeños y medianos empresarios. Usó el dinero para un mes de vacaciones en Maraiso. No dudó en gastarlo todo en vacaciones lujosas. Su deseo era vivir a lo grande y luego suicidarse. Sin embargo, cuando quedaba una semana de vacaciones y de permiso para residir en Maraiso, se tropezó por la noche de forma accidental con una puerta secreta oculta ne un callejón y que al cerrarseparecía simular ser pared. Entró y pudo ver a escondidas que era un lugar para torturar y apalear a niños y niñas. Y eso... ¡Le encantaba! Vió a una de las niñas intentar escapar y no se lo pensó dos veces. Delató su posición solo para darle un puñetazo y hacerla caer al suelo. Los guardia se sorprendieron, pero Rodrigo solo sonrió satisfecho. Como era de esperar, lo apresaron ahí mismo para interrogarlo. Aún así, permaneció tranquilo. Como si naa le importase lo que fuese a pasar. Les explicó un poco su vida y pidió que le matasen. Sin embargo, le orecieron la oportunidad de hacerse valer. Le dieron la misma niña y le dijeron que les enseñasen de lo que es capaz. La tortura y la masacre fué tan vrutal que incluso hizo algunos guardias reír o vomitar. ¡Realmente impresionante! Y no lo dudaron. Le ofrecieron un puesto en la organización. Con el tiempo, fué aprendiendo poco a poco el trabajo. Demostrando valer en todo. Fué escalando con rapidez hasta alcanzar el puesto de Sub-Jefe en la gran organización. Obviamente, hicieron quedar de forma falsa que Rodrigo se marchó de Maraiso cuando acabó su permiso y nunca volvió. Pero en realidad, consiguió rápidamente papeles falsos que lo identifican como nativo de Maraiso y hasta pudo comprarse rápidamente un lujoso piso en el centro de la ciudad con el dinero que ganaba trabajando de eso. Aunque públicamente, aparenta ser un músico muy bien pagado que trabaja solo dos horas en uno de los restaurantes tapadera de Maraiso como pianista que cobra una buena pasta por noche. En su tiempo libre aprendió a tocar el piano por cuenta propia. Actualmente, supervisa cada sector de la organización y se desfoga de uan forma u otra con los niños y niñas. Incluso sugirió como potenciales víctimas a los actuales hijos e hijas de todos y ada uno de los que le torturaron en su vida escolar. Y si es posible, que secuestren también a esos adultos y sus parejas para que sea más divertido.

Personalidad: Tranquilo - Calculador - Frío - Psicótico - Pervertido

Extra: Casi todas las evidencias del maltrato sufrido toda su vida parece que se han ido borrando, pero todavía quedan marcas y cicatrices permanentes en algunas partes del cuerpo.

Apariencia:



__________

¡SEGUIMOS AVANZANDO EN EL ROL!

[Criminales] (Lian Wolf - Zero Sempai)


Recibís a través de vuestras cuentas de correo electrónico exclusivas de un servidor de correo oculto en la Deep Web un mensaje encriptado, el cual es una invitación exclusiva. ¡Un espectáculo de Circo! La ubicación está escrita en coordenadas que indican un punto específico de Maraiso. ¡El parque de atracciones! El precio es elevado, como siempre. Pues no es un espectáculo cualquiera, aunque eso ya lo sabéis. Hay un enlace para hacer la transferencia de forma segura. Una vez hecho, recibís una invitación para imprimir, la cual es como una propaganda de una atracción específica. Pero quien tiene la vista afinada, puede darse cuenta de que determinadas letras están del revés y que hay detalles que normalmente no habría como una carita sonriente de color extraño y en una posición totalmente fuera de contexto. Además de otros detalles. Obviamente, son para identificar auténticas de falsas. Y incluye una frase divertida. '¡Qué divertido es el payasete narimorado!' Obviamente, una contraseña. Obviamente, ya habéis estado alguna vez. Así que sabéis qué atracción es. Después de todo, las coordenadas no indican solo esa atracción, sino la ubicación totalmente precisa de la entrada oculta, la cual estará vigilada por el típico payaso haciendo gracias y cosas divertidas para no llamar la atención. ¿Acudiréis a divertiros? XD

__________

[Víctimas] (Lian Wolf)

Un hombre ha llegado. y se ha centrado en tí. (Esta vez, ese hombre es mi personaje. pero sin duda tendrás ocasión de ver al personaje de Tarantulas. XD) (A partir de aquí, escribo en primera persona.) Miro a esa jovencita son una sonrisa y le hablo.

(Rodrigo) ¡Tú, Niña! ¡Nos vamos!

La agarro de la camisa por la zona del cuello por si intenta escapar. Si camina sin rechistar, no notará ningún tipo de incomodidad o tirón. La llevo hasta una sala con una televisión y la hago sentarse en una silla con correas, las cuales uso para atar sus muñecas y tobillos. Y una en el cuello para que mantenga la cabeza alzada y no la agache. Pongo su peluche en sus piernas a modo de que él también verá la tele.

(Rodrigo) Así... ¡Buena chica! Que tu amiguito de peluche vea bien esto...

Enciendo la televisión y se ven imágenes horribles. Niños y niñas de forma individual, los cuales quizás conoció de la bodega. Unos son brutalmente golpeados. Otros son violados. Y entonces, le hablo.

(Rodrigo) Eres hermosa, jovencita... Por eso has sido elegida para jugar a juegos divertidos que solo los adultos hacen. Juegos que te convetirán en toda una mujer. Y de vez en cuando, dejarás que te peguemos un buen rato. Si te dejas... recibirás muchos regalitos y muchas comodidades. Pero si te niegas, intentas escapar o te resistes...

Puse de nuevo la televisión. Ahora aparecieron niños y niñas que quizás conoció n la bodega o quizás no. De forma individual también. Algunos fueron asesinados de forma sencilla como ahogarlos, estrangularloso apuñalarlos. Otros eran brutalmente destripados o aplastados o algo peor. Y otros... bueno... eran quemados y convertidos en comida servida en platos. Seguramente esa niña quedará aterrorizada o solamente traumatizada o en shock. En todo caso, apagué la televisión y me acerqué a ella con un cuchillo.

(Rodrigo) Y no solo tú, jovencita. También puede acabar herido o incluso muerto... tu amiguito de peluche...

Dije con una sonrisa paseando ese cuchillo suavemente y sin hacer ni un solo corte o rasguño a su tierno peluche. Pero sin hacerle ni un solo corte o punzada. Que sepa que es solo una advertencia.

(Rodrigo) ¿Lo has entendido? O mejor dicho... ¿lo habéis entendido tú y tu amiguito?

Dije mirándola a los ojos de forma intensa.

__________

[Tarantulas]

(Espero tu post compañero. Tengo una misión para tí. Pero primero pon tu Intro. :3)
 

¡Fuck off!
Registrado
13 Jun 2006
Mensajes
2,468
Plaza de Maraíso (una de tantas)

Era un día soleado en una de las tantas plazas que se podían encontrar en Maraíso.
Había una gran cantidad gente ese día ya que se habían instalado unos puestos de feria artesanales formando una especie de bazaar.
Bajo la sombra de un gran árbol había un puesto de una viejita que llevaba el cabello tapado por una pañoleta de varios colores y unos lentes de sol color naranja. Atendía a una mujer que llevaba sujetada de la mano a su pequeña hija.

Este de aquí es particularmente especial - dijo la vieja sujetando un collar de pequeñas piedras de color púrpura - sirve para alejar a los "malos espíritus" - le dijo a la mujer abriendo los ojos grandes como platos para dar mas espectacularidad a su baratija de collar.
La mujer tomó el collar sin mucho interés dándole una mirada mas cercana y después se lo mostró a su hija quien lo miró con especial atención.

¿Te sirve este? - le preguntó la mujer a su hija.
Si, es perfecto. Les quedará muy bien... creo, que me alcanzará para tres - dijo la niña.
¿Eh? - miró la vieja confundida a la niña.
Es para sus muñecas... Lo llevamos - dijo finalmente la mujer sacando un monedero de su cartera y pagando a la anciana.

La mujer y la niña se despidieron y esta ultima le hizo un gesto de despedida a la anciana sacudiendo su mano, cosa que la anciana imitó dandole una sonrisa a pesar de que le faltaban dientes.

Jé, muñecas - murmuró la anciana con cierta nostalgia.
Justo en ese momento una mano grande y llena de cicatrices se posó pesadamente en su hombro, sobresaltándola momentáneamente, hasta que la anciana le echo una mirada a esas cicatrices comenzó a relajarse.

Ahh.... Shiiiiin... - exclamó la anciana sonríendo de oreja a oreja como si le hubiesen dado un regalo de cumpleaños.
Hola vieja - exclamó un sujeto rubio alto y fornido a sus espaldas.


SHIN

¿Que tienes para mí? - le pregunté sin rodeos.

Que impaciencia Shin... ¿y donde están tus modales? acaso ya se te... - comenzaba a decir entonces apreté un poco mi mano en su hombro.

Ahrgh... - se quejó - Luces algo... desesperado, ¿hace cuanto que llegaste a Maraíso? - preguntó como queriendo ganar tiempo.

Hace tres días - respondí - y no eh visto nada bueno desde que llegué. Las cosas han cambiado un poco en la perrera... no puedo acceder abajo como siempre... me están pidiendo "requisitos" - dije soltando su hombro y abrazándola por detrás, dejando caer gran parte de mi peso corporal sobre ella.

Y... vinis..te... hacia mi.... por que... - decía apenas.

La aprobación de una de las organizadoras de las "perreras" pasadas, ese es uno de los requisitos - le dije - supongo que puedo contar con ello, digo, no por nada somos grandes amigos, ¿verdad vieja? - dije cargándome mas en su cuerpo.

SiiiiiA... ahhrgh... .. siiiii, sabes que sí... pero ya quitateeee... tú...perro estúpido! - reclamó.

Me incorporé de su cuerpo al instante y me dirigí a la mesa. Aparté toda esa basura artesanal que tenía encima de manera algo brusca haciendo caer parte de esas chucherías al suelo.

Cuidado! - reclamó de nuevo, pero ya estaba sentándome en la mesa.

Sé que todos los años van cambiando las reglas... pero este año si están fastidiosas - me quejé sacando un encendedor y un cigarrillo de mi chaqueta y encendiéndolo.

A mayor complejidad mayor es el premio Shin... dime, ¿que es lo que te piden esta vez para volver abajo? - dijo la vieja sobándose un poco el hombro.

Saqué mi teléfono del bolsillo, busqué "la lista" y se lo pasé a la vieja. Esta sacó unos lentes y revisó el teléfono con grán interés.

Umm... autorización de un organizador pasado... 10 ratones, 5 conejos conejos...tres perros, un gato...ummm... - murmuró en voz baja mientras leía.

¡¿Que¡! salvo lo de la autorización no veo nada fuera de lo común en esto - dijo volviéndome el teléfono y haciéndome una mueca infantil.

La lista no tiene nada de raro, solo se restringieron muchos lugares - dije guardando el teléfono en mi bolsillo - y además los animales ya no deambulan en "esas zonas"... al menos hasta ahora no eh encontrado nada... - dije escupiendo hacia el suelo.

No te estarás volviendo demasiado flojo Shin, quizás solo debas esforzarte un poco más jiji - parecía burlarse.

En respuesta a eso solo la miré un buen rato de forma inexpresiva.

Ya, ya, esta bien, no te me pongas así. Mira, te diré que, le debo un favor al pelado de mierda ese de la tienda de tatuajes - dijo la anciana.

¿El de ciudad Forek? - pregunté de mala gana, haciéndome a la idea del aburrido viaje que sería ir allí.

Ese mismo - me confirmó la vieja - el tiene un perro que creo que le esta dando problemas. Dile que vas de mi parte y encárgate. Si lo ayudas a él, me ayudas a mi y así te daré la información que me pides, como siempre.

O quizás encuentre una mejor informante - dije levantándome de la mesa bruscamente.

Jajaja, buena suerte con eso... sabes que soy la mejor, por eso siempre vienes a mi Shin - se río con esa sonrisa que le faltaban varios dientes. Le sonreí de vuelta mientras me iba ya que en el fondo, sabía que tenía razón, esa vieja zorra era la mejor en su área. Y seguro gracias a ese pequeño favor que le haría no tardaría en encaminarme rápidamente a lo que me interesaba.

La gente caminaba feliz bajo la cálida luz del sol en aquella plaza, no cabía duda de que Maraíso ofrecía belleza y tranquilidad hasta en sus lugares mas sencillos como ese plaza. Pero como siempre la verdadera diversión, la que a mi me interesaba, estaba abajo... bien abajo.

Entre mas rápido me moviera mas rápido alcanzaría mis objetivo, por ahora no tenía mas remedio que ir a ciudad Foresk.
 
Última edición:

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,030
Ubicación
Argentina
[Lejanía de Maraiso/Casa en Ruinas]

Narración Iori

- Aburrido, muy aburrido - me estaba mascando e mi silla esperando nuevas órdenes.

"Me encontraba undido en mis pensamientos, en esta casa la cual a simple vista no llamaba mucho la atención pero, eso era sólo de fachada, ya que por dentro había una puerta subterránea la cual al entrar era un túnel el cual se conectaba a distintas partes de Maraiso, también funcionaba como vos de escape, de igual forma para infiltrarse o exportar mercancía en este caso Drogas y estupefacientes todo lo que sea positivo para cocaína, en inclusive armas de todo tipo."

"Me encontraba sentado en una silla frente a un computador, está ves me tocaba vigilar la entrada del túnel, por si algún curioso se le ocurría pasar por aquí."

"Todo estaba tranquilo por lo que no había por que preocuparse, solo tenia que esperar nuevas órdenes asta que me llegó un correo, pensé que era del Jefe de la Mafia por el cual trabajaba pero no."

- Esto es una Invitación a un Circo - dije confuso, ya que no recibía correos de nadie más que mi Jefe.

"Era un correo electrónico exclusivo de un servidor de correo oculto en la Deep Web un mensaje encriptado, una invitación exclusiva el cual me estaban invitadonsdo a ¡Un espectáculo de Circo!
Tenia la ubicación escrita en coordenadas que indican un punto específico de Maraiso

- ¡El parque de atracciones! - no me seria dificil llegar solo devia pedir permiso sin levantar sospechas o sino - Seria tener a la Mafia en mi contra, ya tengo suficiente con la Policía y mi Hermano como para tener que rendirle cuentas a la Mafia - Eso pensé pero....

"El correo especificaba que no era un espectáculo cualquiera, aunque ya lo sospechaba. Habia un enlace para hacer una transferencia de forma segura. Una vez hecho eso, recibí una invitación para imprimir, la qua parecia ser como una propaganda de una atracción específica."

- No puedo fiarme fácilmente de esto, debería investigar más a fondo - me inquietaba el tan sólo pensar que fuera una especie de trampa.

"Pero al chequear bien la invitacion pude notar que tenia determinadas letras al revés y detalles que normalmente no habría como una carita sonriente de color, y en una posición totalmente fuera de contexto. Además de otros detalles. Lo que me llamó la atención fue que incluía una frase divertida."

- '¡Qué divertido es el payasete narimorado!', acaso era una especie de clave o contraseña - era todo muy confuso, quien habría enviado este correo...

"Pero eso no era todo, las coordenadas no indican solo esa atracción, sino la ubicación totalmente precisa de una entrada oculta, la cual estará vigilada por..."

- El payaso, así que sólo debo entrar a Maraiso, no será difícil, el jefe de la Mafia me dio una tarjeta la cual me permite entrar y salir cuando quiera, pero ese no es el mayor de mis problemas - Debería evadir a los policías, tal ves pueda entrar por medio del túnel me ahoraria problemas - Bien aceptó su invitación, en más seria Descortes rechazarlo, es una buena oportunidad para visitar a mi querido Hermano - sólo espero que le agrade mi visita después de 4 largos años...

[Maraiso/Residencia Sazaki]

Narración Ichi

"Me encontraba en mi habitación terminando una cuántas tareas que tenía pendiente en cuanto entro mi Padre entro a mi habitación, hoy tenia el día libre, casi nunca tenia tiempo para estar con migo."

- Aún sigues estudiando - dijo mi padre posando su mano en mi hombro.

- Ya casi terminó, en más esto es necesario, haré todo lo posible para encontrar a Iori y que pague por lo que hizo - dije apretando mi puño, mi padre lo noto por lo que se preocupó un poco.

- Creo que te estar esforzando demasiado, por que no te descansas un poco, te ara bien - dijo cerrando mi libreta de estudios, no sabía que se preocuparia tanto por mi, claro es mi padre y no quiere perderme como a Iori.

- Esta bien, descansa te un poco pero luego seguiré estudiando ya saber el porque, con tan sólo recordarlo de me revuelven las tripas del odio hacia mi herma... - de repente sentí un mareo brusco que casi me hace caer de mi haciento.

- Hijo te encuentras bien - dijo preocupado, sujentandome de los hombros para que no gallega al suelo - ves está ves te centraste mucho en tus estudio que estás descuidando tu propia salud - tal ves tenia razón no lo culpo, creo que debería tomarme un tiempo para descansar pero eso sólo atrasaria mi deseo de ver a mi hermano tras las rejas aunque me duela.

- Como tu digas dejaré a un lado mis estudios por un tiempo - al escuchar eso mi padre me habarzo con una gran sonrisa en su rostro.

- Mañana saldre tempraño de mi trabajo y habrá un Circo que tal si vamos juntos - me sorprendía que de un momento a otro haya un Circo en Maraiso, buen en verdad no iba a un circo desde que mama murió.

- Suena bien, sería bueno para despejar mi mente.

- Bien asi sera, pero ahora descansa mañana nos espera un gran día - dicho me dejó mi habitación para que descansará.

"Con que un Circo por alguna razón me inquietaba, tenia la sensación de que si voy me lo voy a encontrar. Si es así no perdería la oportunidad de por fin acabar de una buena ves con el tormento que siento al saber que sigues en liberta Hermano."

______________________________________________________

Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata aquí mi segundo post ^^
Lian wolf 16 Lian wolf 16
Tarantulas Tarantulas
 

¡Fuck off!
Registrado
13 Jun 2006
Mensajes
2,468
Shin - Ciudad Foresk.

En una solitaria casa de madera roñosa cerca de un pantano...

Y entonces esas es la situación, compré un perro dócil por una semana y ese infeliz casi me arranca la verga de mordisco - se quejó "el pelado" un sujeto flaco, calvo y lleno de tatuajes.

Ummm.. ya veo... algo así me dijeron - dije rascándome la barbilla - mira, pasa lo siguiente, puedo hablar con él para que sea mas "dócil" y venir a buscarlo en una semana cumpliendo el trato.... o sino, me lo llevo enseguida, pero debo ejecutarlo aquí mismo.

El pelado puso una cara en blanco y luego se apresuró a decir.

No... no, tampoco es para tanto... digo, no quiero presentar tampoco tal reclamo a la organización - dijo nervioso.

Pero si esta inconforme con el servicio lo normal es que se queje... y nuestro empleado pague su falta con su vida, esta... - me rasqué la nariz mirando hacia arriba - en su contrato jeje - agregué finalmente.

Este... bueno, se portó muy dócil los primeros días pero de un día para otro se volvió agresivo y después de morderme no quiso hacer nada más... y así de estoico a estado desde ayer - explicó.

Decidido, no perdamos más el tiempo - le dije impaciente sacando mi martillo de entre mi chaqueta.

Espera loco, pasa que no quiero que lo hagas aquí!!... no me gusta la idea de que maten a alguien en mi casa, aunque solo sea un perro! - se quejó ese pelado de mierda supersticioso.

Ya veo... - dije levantándome de la silla - haremos esto, si no lo tengo mamandome la verga en un minuto lo llevo ahora... y lo haré aquí mismo, lo siento - le dije caminando por un pesillo largo de madera hasta una habitación final, mientras el pelado me seguía a paso apresurado.

Entré en un cuarto obscuro que parecía una bodega y al final de este vi un niño esposado de manos que tenía un parche en la cara - la luz entraba por una ventana baja así que podía ver su rostro claramente.
Tenía la mirada típica de "no querer vivir" como me advirtió la vieja así que debía escoger bien mis palabras. Me agaché para quedar cerca de su oído.


Hans, ¿cierto?... vengo de parte de la vieja...

Vienes a matarme, lo sé - dijo sin tonalidad en su voz y moviendo la cabeza para mirarme de frente.

Si - le dije sinceramente.

....Lo... lo harás rápido? - pregunto con la garganta seca.

Con esto - dije mostrándole mi martillo.

Hazlo.... HAZLO YA! - dijo cerrando los ojos y soltando lágrimas.

Como dije, vengo de parte de la vieja... - dije lenta y calmádamente mientras encendía un cigarrillo - le debo un favor y ella quiere evitarse un reclamo de la organización.

fuhhh- expulse humo.

El sujeto este esta dispuesto a dejarlo pasar así que depende de ti - le dije soplando más humo - te quedas unos días más siendo buen chico o te muelo la cabeza aquí mismo - dije palpando mi martillo

No dijo nada y solo se puso a tiritar transpirando frío.

Y además, necesito un perro para un trabajo especial la próxima semana - le conté - será algo riesgoso pero la paga será mucha... y si me haces este favor de quedar bien con la vieja te recompensaré generosamente - dije poniendo el cigarrillo en su boca y tras un momento de duda el niño le dio una aspirada larga. Mantuvo un poco el humo dentro y luego lo expulsó por la boca tosiendo un poco.

Cof cof - Se quedó pensativo pero sin cambiar su mirada de angustia.

Pero lo primero es convencer a este sujeto de que serás realmente dócil así que tienes que mamármela aquí y ahora - dije desabrochándome el pantalón y sacando mi verga no erecta sobre su cara.

Como vez no estoy excitado en este momento así que será fácil, solo convencer al pelado de allá atrás - dije señalándolo con la cabeza.

No, te va a morder! - me advirtió el pelado que se había atrás en la entrada.

Le sujeté fuerte el mentón en caso de que sintiese algo de presión ante alguna posible mordida pero no hubo señal de resistencia, aunque no lo solté por si acaso. Deslice mi verga lacia en su boca y comenzó hacerme una mamada instantánea. Era bueno en ello, no por nada llevaba siendo perro durante seis meses. No tardó provocarme una erección y entonces quiso apartarme al sentir la presión demasiado dentro a medida que mi verga se erectaba.
Intento jalarme con ambas manos esposadas tirándome del pantalón hacia atrás pero logro moverme para nada pese a que se estaba ahogando genuinamente.

¿Hey que rayos?! Vas a matarlo de una mamada o algo así? - preguntó el pelado preocupado quien se acercó a mirar pero no lo tome en cuenta.

Me acabe el cigarro mientras me follaba a ese perro por la boca de manera rápida. No había visto nada de acción ni me había masturbado desde que volví a Maraíso en tres días así que estaba bien templado, no tardé en eyacular larga y profundamente en su cavidad, mientras vi como el niño ponía los ojos blancos y se retorcía en un intento por escupir o tan siquiera respirar. Tras quedarme un rato haciendo presión me retiré dejando ese cuerpo inerte con la boca goteando de semen.

Lo.. lo mataste... ¡¡te dije que no lo mataras aquí maldito bastardo!! - me reclamó el pelado.

Me limpié la verga con la palma de mi mano y la guardé en mi pantalón abrochándolo. Me incorporé hacia el pelado frente a mi y limpié mi mano directo en su camisa. Obviamente eso no le gustó pero antes de que me reclamará lo miré fijamente y le dije.

Volveré por él en una semana. Te aseguro será dócil desde ahora... la vieja no quiere mas problemas con la organización... ni yo tampoco - dije mirandolo inexpresivamente.
El niño comenzó a toser escupiendo y volviendo en sí poco a poco. Me agaché para hablarle de vuelta al oído.

Una semana... no me defraudes... o volveré muy enojado... y no me limitaré a usar solo el martillo - le susurré al oído.

Salí rápidamente de la habitación y de la casa cuando el pelado me alcanzó en la entrada.

Oye Shin... vas a participar en "ese juego" ¿verdad? - preguntó.

¡Y a ti que rayos te importa eso! - le dije algo molesto.

Ten cuidado Shin... escuché que Noi también volvió a Maraíso, una semana antes que tu... y te estaba buscando - me advirtió.

Sentí un escalofrío recorriendome la espalda pero traté de disimularlo - ¿en serio? que interesante - le contesté.
Escucha bien pelado. - le dije apuntándole con el dedo - desde ahora Hans Kaneda es mío, ¡es perro de Shin!... así que no te pases de la raya con él... ¿te queda claro? - le advertí.

Ss...si Shin, entiendo - me dijo. - Así que... si participarás en el juego jajaja - se alegró momentáneamente.

Métete en tus asunto - le dije para caminar de vuelta hasta mi coche y lo eché a andar. Partió de inmediato ya que no había apagado el motor, la visita fue breve y arranqué el vehículo para salir de esa basura de pantano.
Saqué mi teléfono y lo puse en mi oído.

Shiiiin, por que mierda me llamas a esta ahora, sabes que estoy viendo mi telenovela pedazo de animal - escuché la voz de la vieja.

Está echo - le informé secamente.

¡¿Que.. tan rápido?!!... o sea que mataste Hans... ¡¡perro de estúpido, te dije que lo quería vivo de vuelta, no quiero mas problemas con...

Ahh ya caaallate vieja puta y escucha bien. - le dije de manera cortante - Te dije que te haría el favor y cumplí. Volveré por él en una semana y el pelado no se quejará ni nada. Pero a cambio el será mi perro, lo usaré para el juego - le dije seriamente.

Ahh... lo usarás a él... jijiji... si que estas desesperado por participar... pero Noi también lo hará y te lleva ventaja - se burlo la maldita.

Si si si... ya me lo advirtieron... yo lidiaré con Noi, como siempre... y entonces ¿me ayudarás? - dije rebajandome a contar de nueva con la ayuda de esa zorra senil.

Si.. siii, esta bien, te prestaré unas conejas para cubrir la cuota de entrada, pero el gato y los ratones van por tu cuenta, solo te queda una semana Shin jijiji.... deberías mejor asociarte con Noi, tendrías mas oportunidad - aconsejó.

Ni de coña - le dije decidido - prefiero quedar fuera este año si ese es el caso. Como sea, ya voy de vuelta, dame la información de donde encontrar esa madriguera de ratas cuanto antes y no me hagas perder mas tiempo - dije impaciente.

Te lo diré en persona... cuando vuelvas a mi... - dijo la anciana - de paso, quizás te tenga una misión interesante donde podrías encontrarlos aquí mismo en Maraíso, quizás mates dos pájaros de un tiro.... quizas debas revisar tu correo... el privado - dijo enigmaticamente.

Tsk, nah... sabes que no soy bueno en esas cosas informáticas... - me quejé

sigues siendo el mismo animal simple de siempre ¿eh mi perrito? - se burló la condenada - Como quieras... ah y Shin, lo de que no me llames en este horario va en serio hijo de puta, si vuelves a llamarme durante mi telenovela haré que te cuelguen de las bolas, ¡¡te queda claro pedazo de mierda!! ni por muchos músculos que hayas acumulado no dejas de ser mas que un perro crecido, me debes respeto y ademas...

Le corté y guardé en el teléfono en el bolsillo de mi cartera en mi camisa.

Vieja de mierda, eres muy valiente tras el teléfono ¿verdad? - dije apretando los dientes - ya verás cuando vuelva y te agarre de nuevo....

Eché a andar mi coche a toda velocidad saltando como conejo entre tanto bache de ese accidentado camino rural pero no tardé en salir a la carretera de vuelta a Maraíso.


Roll of:
Agregada ficha de "victima"
Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata voy de vuelta a Maraíso, si quieres puedo anexar la misión en este punto.
 
Última edición:

Registrado
9 Oct 2017
Mensajes
339
Ubicación
Chile
AMY

-lo has entendido?- me dijo aquel hombre. Solo pude asentir rápidamente sin mirarlo.

Mi respiración era muy agitada, las imágenes que se desarrollaban frente a mi me parecían horribles y extrañas, hacían que se me revolviera el estómago, pero había algo más que me preocupaba. -bonnie! N-no mires eso!- grité intentando apartar la mirada del peluche de la televisión frente a nosotros. Entre todas las cosas que nos sucedían no podía dejar que Bonnie (el nombre del conejo) sufriera, yo era como su madre, no debo dejar de protegerlo.

El hombre que nos había traído parecía que se había ido puesto que como estaba no lo podía ver y aprovechando eso moví un poco mi pierna logrando mover al peluche y hacer que callera al suelo boca abajo apartando así su mirada de la televisión. -l-lo siento…- me disculpé con él.

Las palabras del hombre aún me hacían eco en la cabeza pero no comprendía, ¿Que es lo que quiere conmigo? ¿No entiendo,porque mis padres me vendieron? ¿Cómo llegué a esa bodega?...

-m-me quiero ir….mamá…- susurré comenzado a lagrimear un poco.

_______

Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata estoy con poca inspiración ahora mismo, pero dame algo de tiempo jeje
 

Registrado
22 Abr 2007
Mensajes
4,957
[Tarantulas]

La niña recién solicitada la dejé sola un ratito atada a la silla para que no se vaya. Me marché a una sala contigua para hacer una llamada. (Llamo a tu personaje.) Al responder al teléfono, te doy una misión.

(Rodrigo) Hola de nuevo, niño bonito. Los jefes me han comunicado tus éxitos en las misiones anteriores. De verdad, hiciste muy bien matando a esas parejas de adultos y traernos a sus hijos e hijas. Creeme cuando te digo que con ellos hiciste un verdadero acto de justicia.

Diciendo eso, revisaba un esquema que tenía guardado en el bolsillo y que había sacado para revisarlo. En él aparecen fotos de hombres y mujeres unidos por parejas. Y unidos a esas parejas, las fotos de sus hijos e hijas conocidos. Algunos ya estaban tachados con rotulador de color rojo sangre, pero ensañándome más al pintarrajear la foto de uno de cada pareja. Los que más odiaba. Ya están casi todos. Solo faltan tres parejas...

(Rodrigo) Sé que tu siguiente misión es fuera de aquí en una ciudad del país vecino. No sé si lo habrás hecho ya, pero ya que estás allí, te animo para acudir a la siguiente dirección que te digo en esa ciudad.

Le dije la dirección y la vivienda exacta.

(Rodrigo) Por lo que dijo nuestro investigador personal, viven solos con dos preciosas niñas. Una de ocho años y un tierno bebé de cuatro meses. Con ellos decidí esperar para que naciera y así tener más producto para la organización. Máta a los padres, pero asegúrate de que el hombre sufra sacándole las tripas. Luego llévate a las hijas y tráelas aquí.

No hay temor de hablar, porque estos teléfonos fueron creados especialmente para ser imposible de hackear. Una tecnología que no está al alcance del público en general. Todos los de la organización tenemos uno. Adema´s de contar con explosivo de control remoto por si alguien se revela o por si deben deshacerse del teléfono.

(Rodrigo) Haz fotos de los cadáveres. Serán la prueba de tu éxito. Te compensaré, como siempre. Tienes mi palabra.

Y acto seguido...

(Rodrigo) ¡Oh, sí! Y una cosa más. Si el 'perro' sigue vivo... cuando lo recojas, te pido que me lo traigas. Te compensaré generosamente a cambio de tenerlo un rato en privado. Sabes que siempre pago generosamente. Y esta noche habrá un circo especial en el lugar de siempre. Ya sabes que vamos gratis usándo el código secreto al sacar la invitación. Pero necesitarás un ordenador para imprimirla. Sería genial que pudieses venir, si lo deseas. Buena suerte, amigo.

Cuelgo y sonrío satisfecho.

__________

[Víctimas] (Lian Wolf 16)

Velvo con ella y veo a su conejo en el suelo.

(Rodrigo) Vaya... Tu amiguito se ha caido...

Lo cogí con cariño y lo puse junto a ella de nuevo.

(Rodrigo) Pues ya lo sabes, bonita. Jugarás a cosas que solo los adultos hacen. Y de vez en cuando, dejarás que te peguen fuerte. A cambio... te tratarán como a un reina. Y si no, pues... ya viste lo que os puede pasar a tí y a tu amiguito.

Dije con calma. Y añadí algo más.

(Rodrigo) ¿Sabes? Es horrible que tu belleza quede escondida bajo cualquier tipo de ropa. Pero no dudes en que muchos podrán contemplar tu belleza y te admirarán por ello.

Cogí de nuevo a su peluche para ponerlo sobre otra sila cómodamente sentado. Entonces me acerqué a la joven niña y la hice levantarse.

(Rodrigo) ya no necesitarás esto...

Saqué mi cuchillo para enseñárselo. Hice un habilidoso corte sin hacerle daño alguno. Solo rajé su solitario camisón haciendo que caiga al suelo roto.

(Rodrigo) Eres muy hermosa, de verdad. Me das mucha envidia, ¿Sabes?

Eso es verdad. Ahora está en ropa interior. Pero eso no lo corté. Solo se lo bajé para dejarlo en el suelo.

(Rodrigo) Si pudiese, me gustaría tener un cuerpo tan bonito como el tuyo.

Que no dude que la haré mía en muchas ocasiones. Eso lo tengo muy claro. Cogí sus braguitas y las acerqué a mi nariz para respirar profundo. Me encanta mucho ese aroma a hormonas jóvenes. Y cualquier posible mancha o rastro de orina o de... otra cosa... hace que resulte más excitante. Me las guardé en el bolsillo y la tomé de su mano.

(Rodrigo) Sígueme...

Tomé también a su amiguito. Los conduje hasta una caja metálica y guardé ahí al conejito. Tomé un paño con cloroformo.

(Rodrigo) Ahora respira hondo cuando te diga. Haz lo que te digo, ¿Vale?

La abracé por la espalda y le puse el paño suavemente en su nariz y boca a la ve dándole la señal de respirar profundo. (Aquí tú decides si se resiste o si obedece sin rechistar. Dependiendo de lo que elijas, podrás recibir recompensa o castigo.) Una vez dormida, la metí en la caja junto con su peluche y cerré la caja con los sellos. Tiene incorporada una bombona de oxígeno exterior para suministrar aire al interior, pues es hermético y se asfixiaria. Así podrá respirar. Lo llevé donde cargaban otras cajas y se las llevaron rumbo a su destino. Iré con ellos...

Un tiempo después...

Abrieron la caja y te acercaron un paño con otro líquido, el cual es tanhorrible que obliga al cuerpo a despertar y apartarse.

(Rodrigo) ¡Hola! Es hora de prepararte, pequeña.

Estamos en otro lugar. Hay jaulas con leonas, tigres, leopardos y otras criaturas salvajes. Los empleados te ayudan a salir de la caja y ves a otras niñas y algún que otro niño. Todos desnudos. Os llevan a una sala y os empiezan a pintar con un aparato que funciona similar a los spray o los fumigadores. A tí te pintan en color blanco. El mismo color que tu cabello. A los demás con colores específicos. Pero a tí todo de color blanco. Teniendo especial cuidado para no pintar tu vagina o tu ano, pues pusieron algodones duros y firmes para protegerlos de la pintura. Es uan pintura especial que no se quita ni con agua. Para quitarlo, solo se puede con un producto químico específico. Y además, es transpirable para que el cuerpo y la piel respiren bien. Cuando terminan de pintarte del todo de blanco, usan pintauñas de color blanco transparente parap intar tus uñas de manos y pies. Y luego, usando unas plantillas, pintan de negro en tu espalda, brazos y piernas en puntos específicos unas rayas de forma específica. Entonces te enseñan la foto de un tigre blanco. ¡Eso hacen! Pintarte para que te parezcan ha uno. Con los otros usan otros colores para que parezcan otras especies. ¡Quedaste realmente hermosa! Incluso peinan cuidadosamente tu cabello. Y aplican algunos tintes similares a los que usaron en tu cuerpo, pero diseñados especialente para cabello. Es para ponerle un efecto más salvaje a tu largo y hermoso cabello blanco. Y peinan de tal forma que ocultan tus orejas. En su lugar, te ponen una diadema de orejas de tigresa blanca, pero ocultando la diadema y viendo solo las orejas. Ponen toques finales como un cinturón blanco que lleva incorporada una cola de tigre blanco del tamaño adecuado a tu tamaño. Y finalment,e detalles en la cara como bigotes de tigre y poner en tus dientes caninos unos dientes postizos bien acoplados con un tamaño solo un poquitín más largo. Ahora sí que pareces toda ua tigresa de verdad.

(Rodrigo) ¡Que guapa eres! Seguro que tu amiguito de peluche opina lo mismo. A partir de ahora, irás a cuatro patas gateando. Pero primero...

La verán desnuda, pero primero... a tentar a los posibles clientes. Retiraron las protecciones puestas en su vagina y ano ya que terminaron la pintura y los preparativos. Y le pusieron unas braguitas blancas de diseño de tigre blanco que parecen parte de su piel. Y unos pantaloncitos tan cortos que parecen otras braguitas, pero del mismo color y diseño. Y como toque final, una prenda más tipo camiseta extremadamente corta para ocultar sus tetitas temporalmente. Con las otras niñas hicieron diseños en plan loba, leona, osa... ¡Cosas así! Lo mismo con los niños. Confirmaron que todo estaba listo. Les dieron indicaciones a los menores. A partir de ahor,a a cuatro patas. Harán los movimientos que les exijan. Si no obedecen o si intentan escapar, recibirán un horrible castigo. Y como ya fueron ifnroamdos con aquél macabro video informativo, pues se hicieron una idea. Los hicieron ponerse a cuatro patas y seguir al os encargados por un largo pasillo. Y entonces, las puertas se abrieron, se encendieron los focos y... ¡Sonido de tambores y trompetas! Es el escenario de un circo con todo lo necesario. Hay un payaso con un látigo en el centro dando la bienvenida al público, el cual no es muy numeroso, pero igualmente hay muchos. Deseando que disfruten del espectáculo y presentando a los que define como las criaturas salvajes más hermosas del mundo. Les hacen la indicación de entrar corriendo a cuatro patas y ponerse en fila. Llega la hora de la verdad. El payaso señala a cada 'animalito' y le indica que vaya hacia algo en concreto. La gran pelota, el trapecio, el anillo de fuego, ¡Lo que sea! Y dando la señal a base de dar un latigazo al suelo, toca lo que toque. Subirse a la pelota y mantener el equilibrio, pasar por el trapecio, saltar a cuatro patas a través del anillo. ¡Cosas así! (Te confío libremente lo que quieras hacer y la forma en que lo haces. Puedes fallar en alguno, algunos o en todos los juegos de circo, si quieres. XD) Yo observo todo entre el público. Que la jovencita vea que su conejito está sentado a mi lado viendo el espectáculo. Oigo al público aplaudir, reir y animar a los niños y niñas. Desean disfrutar del espectáculo. Sobre todo, porque saben lo que tocará al final...

__________

[Criminales] (Lian Wolf 16 - Zero Sempai - Tarantulas)

Los que halláis aceptado ir al circo, llegáis a la hora acordada al parque de atracciones. Aparentemente, todo es tan vulgar como siempre. Adultos y niños de todas las edades disfrutando de las atracciones. Pero vosotros váis a una atracción específica. Consiste en una atracción de esas en las que subís a un vagón y haceis un recorrido específico. Pero no váis a montar en ella. En su lugar, vais a una puerta trasera y apartada de los ojos de os demás donde hay un gracioso payaso haciendo gracias, peor en realidad vigilando. Cada visitante enseña la invitación y da la contraseña. Y entonces, lo deja pasar. Entran a un circo aislado. Toman sus asientos y entonces empieza el espectáculo. ¡Y ven a los niños y niñas disfrazados de forma profesional! Todos desean con emoción ver el espectaculo. Pero obviamente, no han venido solo para ver todo eso. Verán cosas más... interesantes.... XD
 

¡Fuck off!
Registrado
13 Jun 2006
Mensajes
2,468
En una casa amplia y algo vieja de ciudad Foresk...

¡No lo entiendo, por que nos mudamos de nuestra bella Maraíso a esta horrible ciudad... el aroma del pantano llega hasta aquí mismo! - se quejó una mujer que estaba levemente ebria y alterada.

Ya te lo dije, tengo mis razones... a su tiempo volveremos a Maraíso... solo aguanta un poco mas y deja de gritar tanto, vas a despertar a las niñas! - le respondió el hombre con poca paciencia aunque mas molesto por los intensos ladridos de un perro en el patio. delantero.

¿Que aguante un poco más?! - eso dijiste el mes pasado y aún seguimos en esta pocilga! - alegaba la mujer mas alterada.

Ahhh ya cállate, necesito pensar!! - le gritó el hombro a la vez que un llanto de bebé comenzó a escucharse en el piso de arriba.

Mira lo que hiciste, ya se despertó la bebé! - alegó el hombre.

Guauuu grrr woof woof!!!- se escuchaba cada vez mas sonoros los ladridos del perro afuera.

Argh perro de mierda callate de una vez!! - gritó el hombre fastidiado al triple, por el perro, el llanto del bebe y su mujer.

¡¡¡Grrrr graurr wooo wooof wooff woofff grrrooowllll!!!!.... oouuuiiilllllllll!!!! - se escuchó un agudo quejido canino y los ladridos cesaron de repente.

El hombre se alegró momentáneamente de que al menos uno de esos molestos ruidos cesara pero de pronto su instinto lo puso en alerta de inmediato.

Ve... ve arriba... ahora! - le ordenó a su mujer.

Que por que tengo que... - decía la mujer cuando de repente...

CRASHHH!!!!

Se escuchó un estruendo y un cuerpo peludo y mediano entró volando rompiendo la ventana y se estrelló tan violentamente en un mueble que casi todas las cosas que habían en él en su mayoría platos de loza y copas de cristal ,cayeron al suelo haciendo mas ruido.
La mujer gritó cerrando los ojos ante la desagradable sorpresa y el hombre apenas tuvo tiempo de echarle una breve mirada al que fuera su perro, un grande y fornido pastor alemán al que le habían reventado la cabeza. Se convulsionaba agonizante con la lengua bien afuera, los ojos bien abiertos y desorientados.
Antes que el sujeto reaccionará el ventanal roto volvió a quebrarse en lo que quedaba de vidrio y esta vez apareció a través de él un sujeto grande, rubio con lentes y que tenía un martillo en su mano, rompiendo mas vidrios e incrustándose algunos pedazos pequeños en la ropa y rasgándose levemente una mano.


Shin.


El escándalo se escuchaba desde afuera... ¿Todo bien en casa? jeje - le pregunté al sujeto de contextura fornida pero mirada asustada que seguro era el padre de familia.

¿Quien eres t... ahhhh - gritó cuando de un salto me deslicé hasta él impulsandome agachado y le propiné un certero martillazo directo en la rodilla que lo dejó gritando de dolor y maldiciéndome - dame un momento, ya vuelvo - le dije girando hacia la mujer y dándole una mirada perversa.

No.. no te acerques.. ahhh!!! - quiso escapar dándome la espalda pero la tome del moño y la jalé hasta mi mientras le daba un martillazo certero en la cabeza quedando inerte enseguida. La lancé junto al hombre adolorido de su rodilla y que quedó tumbada junto a él, manando una gran cantidad de sangre de su roto cráneo.

Lo... lo que te hayan pagado lo doblaré aquí... y ahora mismo! - se apresuró a decirme esa basura pese a que le había arrojado a su esposa muerta al lado.

No hago esto por dinero... tenemos reglas, y aunque odio estas mierdas de secuestros debo portarme bien y cumplir, para variar... - le dije caminando lento hacia él.

El triple... ahora mismo... por transferencia... te lo juro - dijo arrastrándose hacia atrás mientras se sujetaba la rodilla empapada de sangre.

No tengo idea ni me importa cual era tu situación, deuda... o a quien jodiste, pero no preocupes... tus hijas cubrirán cualquier pago... ahora te liberaré de todos tus problemas... pero a cambio... lo siento, me pidieron algo especifico y debo cumplir - le dije con expresión sombría.

Ahh.. esperarghhh auuu nooooo noooooo!!! - gritaba cuando primero le di martillazos en las piernas para que no intentara escapar y luego en los hombros y manos para que quedara totalmente incapacitado. Al reventarle una mano pareció tender a desmayarse quedándose quieto.
Entonces rasgué su camisa, saqué mi teléfono y lo puse a grabar. Con el mismo martillo use los dientes para arrancar clavos y le di con esa parte abriéndole el abdomen y luego comencé a rasgar, golpear, entrar y rasgar, varias veces hasta que de repente comenzaron a asomarse las tripas. Lamentablemente lo había dejado muy lastimado inmovilizándolo y a esa altura de la paliza solo se convulsionó escupiendo sangre y apenas se movía, no gritaba nada, no se vio tan espectacular o doloroso como hubiera querido, pero en fin, esto no era hollywood y solo había una toma, tendría que bastar. Dejé de grabar con el teléfono.

Eres aburrido igual que tu perro, pedazo de mierda. Ya, muere de una vez - dije dándole un martillazo en la cara que le hundió todo el rostro. Sus manos se tambalearon en el aire y tras una breve convulsión finalmente dejo de moverse totalmente.

Subí hasta el piso de arriba guiado por el mismo llanto del bebe hasta que vi una cuna con esa niña d meses llorando a mares. Me acerqué y metí uno de mis dedos en su boca haciéndola atragantarse y silenciando así ese maldito sonido de llanto un momento.

Shhh... tranquila, solo lame la sangre de mami y papi de mis dedos je je jeeee - le dije sintiendo el calor en mis dedos.

A... aléjate de ella - escuché una voz temblorosa de niña en un rincón que al girar a verla vi que me apuntaba con un revolver. Si bien tiritaba lo estaba sujetando correctamente y tenía el dedo en el gatillo... ¿ estaría realmente cargada?

Jejeje... tranquila niña... baja eso ahora y relajémosnos un momento... ¿vale? - le dije en tono amable.

Aléjate de mi hermana ahora o te vuelo la cabeza!! - dijo algo histerica apuntándome a la frente.

Je... esa cosa ni siquiera tiene balas... y apuesto que nunca has disparado - le dije confiado.

Mi padre me enseñó.... me advirtió que algún día basura como tu vendría aquí... - me advirtió y sentía por su mirada que hablaba en serio.

Umm... verás es complicado... se supone que tengo que... - no terminé mi frase y me abalancé directo hacia ella y escuché un sonido fuerte de disparo y un dolor repentino en la muñeca y de pronto... mi martillo... ¡¡¡mi martillo ya no estaba en mi mano!!!

Enseguida sentí el sonido de metal cayendo al suelo y en un instante capté que había pasado. El balazo le dio directo a la parte metálica del martillo e hizo que lo soltara dejándome la muñeca adolorida, pero peor aún, tenía el martillo a la altura del cuello así que por poco y esa cabrona me mata!... y ahora mi martillo estaba "herido" en el suelo".
Una enorme rabia se apoderó de mí y no pude pensar en nada más. Me abalancé de nuevo hacia ella y escuché un segundo balazo sintiendo un ardor instantáneo en mi hombro pero llegué hasta ella y el di un puñetazo directo en la cara. Tal fue el impacto que la dejé un lapso estampada en la pared y al retirar mi brazo su cuerpo cayó pesadamente al suelo.

Oh no... mierda! - exclamé asustado. La revisé... estaba viva, pero tenía el cuello roto... y no tardaría en morir. Naturalmente no había manera en que le ofreciera asistencia sin delatarme...
Luego sentí un gran ardor en el hombro. Mme palpé y en dolor no era tan intenso, seguramente solo me raspó. Pero me dio rabia y entonces comencé a patear su cuerpo moribundo contra el rincón frenéticamente.

Maldita tenías que hacerte la valiente, ¡¡¡toma tomaa!!! - la pateaba tan fuerte y al no poder oponer ninguna resistencia la movía como una muñeca de trapo y se escucharon sonidos de huesos rompiéndose, después de todo lo que parecían mis zapatillas deportivas tenían en realidad fierro en la punta pues eran en el fondo como zapatos de seguridad.

Me aburrí de patearla y solo cuando fui a recoger mi martillo noté que el bebe lloraba de nuevo. Recogí mi martillo y efectivamente, vi una hendidura que antes no tenía en la pare metálica.

No... mi martillo! - pensé agobiado mientras el llanto se incrementaba.... y se incrementaba... mi martillo... se incrementaba... mi puto martillo.... SE INCREMENTABA!

CAAAALLATÉ!!!! - grité enrabiado a la vez que tomaba al bebe del cráneo con la palma y al tenerlo a la altura de los ojos lo solté y luego lo estampe en el suelo de un sonoro martillazo para enseguida reventar el cuerpo a puros martillazos sin importar el ardor en el hombro ni el dolor en mi muñeca.

¡¡CALLATE CALLATE CALAAATEEEE!!!

................................................................................................................

Rato después, en la cocina.

Traje la cuna completa hasta la cocina con los restos dentro. Ya había dejado los otros tres cuerpo justo al lado de un gran cilindro de gas al que había dejado conectado a la cocina largando todos los conectores al mismo tiempo. El aire era tan pasado a gas que hasta me hizo marearme y toser un poco.
Luego salí de la casa y fui hasta mi vehículo estacionado en la vereda de enfrente para sacar un bidón de bencina y cargándolo de vuelta a la entrada de la casa y formé una hilera que marque en reversa desde la cocina hasta salir de vuelta a la entrada del patio delantero.

Me calmé fumando y cuando solo faltaba un cuarto del cigarrillo lo arrojé a la hilera de bencina y salí de allí a toda prisa. Estaba entrando en mi auto cuando escuché un estallido ensordecedor y un incendio instantáneo brotó en el lado derecho de la casa. Arranque rapidamenye mi vehículo y me largué de allí.

La has cagado Shin... realmente estas fuera de práctica... pero todo estará bien - pensé encendiendo otro cigarro y fumando nerviosamente.
Llamé a la vieja.

..... emm... soy yo... hay un problema con el ultimo trabajo - dije sonriendo nervioso.

¿El ultimo... el encargo de Rodrigo?... ¿Que wea pasó Shin? - preguntó la vieja en tono sombrío y preocupado.

Pasa que... hubo una.. "barbacoa familiar" jeje... los accidentes.... pasan... - comencé a explicar.

Pedazo de animal, ya la cagaste de nuevo Shin!... te encargo algo simple y fallas como un novato!!! - alegó.

Ah... sido una semana de mierda aquí en Foresk, vieja - le dije cansado.

Y se te viene peor, por inútil. Ya.. Vuelve ahora mismo, te tengo algo aquí en Maraíso.... pero trae a Hans, lo necesitaremos - ordenó.

Pero aún le quedan dos días con el pelado - (tanto la persona como en sentido literal XD) - Le recordé.

Ve por él, yo ya hable con el pelado ayer y no lo quiere, tampoco pondrá quejas - me informó.

Muy bien. Lo haré. ¿y que me tienes en Maraíso?... ¿tiene que ver con el juego? - pregunté intrigado

Yo me disculparé por que llegues con las manos vacías... bueno irás al menos con Hans... llévalo al circo - dijo la vieja.

Ya te dije que no participaré en esos eventos de mierda. Solo vine por la cacería - le dije sin pensar claramente mientras sacudía mi muñeca adolorida.

A la que no entraras sin mi ayuda y casi se te acaba el tiempo... y ahora tras esta cagada no tienes opción Shin, yo le hablaré a Rodrigo de como ese tipo se sentía tan acorralado que terminó matándose junto con su familia...

Y perro - agregué.

Ah y mas encima aún te quedan ganas de webiarme, perro culiao?!! - dijo molesta.
Pero no te queda de otra Shin - dijo calmándose de repente - así que ahora o vas al circo... o te asocias con Noi... asi de simple - la escuché aguantando una risita tras el teléfono.

Apreté los dientes enfadado y parecía que iba a moler el volante del vehículo con la fuerza de mis manos. Tras pensarlo brevemente le confirmé.

Ya vale. Iré al circo - dije a regañadientes - asegúrate de tener la cosa esa... que se imprime,... para poder entrar... sabes que soy malo en esas mierdas tecnológicas.

Si, sii.. ya sé que vales callampa para muchas cosas como esas... pero aún así vuelve pronto, Shin, mi perro asesino favorito - dijo con cierto orgullo - ¿te divertiste al menos? - preguntó ansiosa.

Tsk... la verdad no mucho... lo mas entretenido fue matar al perro -le dije sin interés.

Ya ya... te prometo que todos estos jueguitos y trabajitos tontos tendrán su recompensa si entramos al juego! ji ji jiii - dijo contenta pese a las malas noticias, al parecer esa noche estaba de buen humor... eso o estaba bebiendo.

En camino - dije terminando la llamada.

Cuando menos me largo de esta ciudad pantanosa de mierda... aunque si las cosas van para donde creo seguro deberé volver aquí varias veces - dije lanzando la colilla del cigarro por la ventana.


Roll of:
Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata las cosas no salieron bien pero voy al circo en mi otro post y lo relataré desde el punto de vista de mi otro personaje.
 
Última edición:

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,030
Ubicación
Argentina
[Maraiso/Pasadizo Subterraneo]

Narración Iori


"Me encontraba rumbo a Maraiso, por suerte conseguí el permiso del Jefe de la Mafia para q me dejara ir a ese dichoso Circo, claro sin antes cumplir con otra misión. Creía que me mandaría transportar armas, droga o otra cosa pero jamás pensé que me enviaría a llevar una Imprimidora, supuestamente le debía un favor a un Viejo Amigo la cual le consevio información valiosa."

- Bueno, si asi puedo ir a ese Circo no me queda de otra - dije a regañadientes.

"Despues de un buen rato caminando por ese túnel, llegue a una escalera la cual conentraba a una puerta. Cruse por esa puerta, la cual se encontraba bien oculta en un callejón. Me encontraba dentro de Maraiso, sólo tenia que ir a la dirección que me ordenó mi Jefe."

"Antes de salir de dicho callejón, me coloque la capucha para no llamar la atención de ningún guarda que andar por ahí, sería un desperdicio que me atraparan en ese momento. Des pues de caminar por una de las tantas calles de Maraiso, llegue al lugar que me había indicado, Era una casa no tan llamativa, me acerco y toque la puerta. Despues de un momento de espera se abrio la puerla la cual me atendio una niña, de cabellos rubio y largo, de ojos cafe claros "


- Adenlante, el amo le esta esperando - dijo sonriente la niña aciendoce a un lado para que pasará.

"Me guío asta la sala y tome haciendo, mientras ella se fue a llamar a su supuesto Amo, Des pues de esperar unos minutos llego un Hombre de alta estatura el cual tomó asiento."

- Hola, me trajiste lo que necesito - me dijo sin quitarme el ojo de encimo.

- Si aquí está lo que pidió - dije dejando la Imprimidora sobre la mesa.

- Bien, al parecer tu jefe no mentía cuando dijo que llegarías puntualmente - dijo formando una gran sonrisa en su rostro.

- Ah.. si, bueno yo ya debo irme - dije algo nervioso, ese tipo me inquietaba y me por alguna razón me provocaba desconfianza. Me levanté de mi lugar decidido a irme lo más pronto posible pero ese tipo me detuvo tomándome de mi brazo.

- Espera piensas irme así no más sin tomar algo o simplemente sin decirme tu nombre - me dijo gentilmente al tiempo que soltaba mi brazo.

- No gracias, no es necesario en más no tengo mucho tiempo en este momento - dije caminando hacia la puerta.

- Te ves un poco alterado, deberías descansar un poco en más irás al Circo, ¿¡Verdad!? - exclamó.

Este maldito es tan extraño que mierda es lo que planea - Como sabe eso, que demonios pretende!? - Pregunté nervioso.

- Jajaja no calma, no te pongas a la defensiva, sólo jugaba contigo un poco - dijo ese maldito soltando un carcajada - Pero hablando en serio irás al Circo verdad, si es así ahí algo que tengo que darte, Ven aquí Cariño - dijo.

"Por otra puerta se asomó la misma niña que me había atendido, que demonios significaba esto, ese tipo no estará pensando en que me llevará a esa niña o si."

- Ella se irá contigo - Exclamo.

- Que.. QUEEEEEE!!!!!! - Grite sin entender nada.

[Maraiso/Plaza]

"Des pues de unos minutos me encontraba, sentado en una banda de las tantas plazas de Maraiso, pero no estaba sólo, a mi lado ya hacía una niña de Cabellos

Estaba tratando de entender lo que habia pasado pero no podia, solo podia recordar lo que ese sujeto me dijo.

[Flash Back]

"No entendía nada de lo que estaba pasando ese sujeto me estaba entregando a esa niña como si nada."

- Por que me la está entregando, expliquece mejor para poder entenderlo! - Pregunté confuso.

- Que acaso tu Jefe no te lo a dicho, van a lío - dijo rascándose la nunca - Sería más facil si el te lo dice, así que mejor espera su llamada - dijo al tiempo que me giño un ojo.

- No mejodas malditasea, dime ahora mismo por que debo llevarme está niña conmigo - Alege alterado y al mismo tiempo enojado.

- Ya calambre en más ya debes irte, me dijiste que no tenías tiempo, ¿verdad? - se excuso para no responder mis preguntas.

- No te hagas el imbécil, contesta por un demonio - dije a ponte de partirle la cara a golpes.

- Anda ya váyanse - dijo empujandome asta la puerta junto a la niña - y descuida que esa niña aún es Virge es como una Joya valiosa, tanto que vales más que todo el dinero de el mundo, Diviertance - Exclamó sonriente.

- Eper... - traté de detenerlo pero me cerró la puerta en la cara.

[Fin del Flash Back]

"No entendia como mierda termine asi, sólo podía esperar que mi Maldito Jefe me llamará para pedirle una buena explicación"

- Disculpa Oni-Chan - Dijo la niña jalándome de la ropa - Tengo que ir al baño.

"Maldita sea el momento en que termine convirtiéndome en el niñero de esta mocosa, pero no podía hacer nada asta recibir nuevas ordenes. Lleve a la niña a uno de los baños públicos que había cerca de la plaza."

- "Por que se tarda tanto" - Pensé enojado, más enojado no podía estar.

- Listo Oni-chan - dijo la niña saliendo del baño.

- Bien, ahora vámonos y por cierto deja de llamarme Oni-chan - Le dije en un tono cortante.

- Por que!? - me pregunto.

- Simplemente me trae malos recuerdo es todo - le respondo sin más.

- Pero si eres como si fueras mi hermano mayor, Oni-cha - nuevamente me llamó así sonriendo.

- "Pero que niña más testaruda es", bien puedes llamarme como quieras me da igual - dije tomando haciendo en una banca.

- Que bien, Oni-chan - dijo al tiempo que se abalanzó hacia mi para abrazarme.

- O..oye *Suspira* por Dios no tienes remedio - dije sin esforzarme por quitarmela de emcima.

Biiiippp Biiiiippp

"Derrepente comenzó a soñar mi Móvil, el que estaba llamándo era mi Jefe, por fin le pediría que me dijera la razón por la que tengo que estar con está niña."

- Hola Iori, como va toda ahi en Maraiso - dijo desde el otro lado del Móvil.

- Todo marcharía a las mil maravillas si no fuera por un pequeño inconveniente - dije a regañadientes - me puede explicar que demonios hacer con está niña - Me queje.

- Ya tranquilizante, el hombre que acabas de conocer se llama Scot, y veo que ya te entrego el regalo que te tenia preparado - Dijo soltando una pequeña carcajada.

- Regalo, de que estupidez me está hablando - Le contesté groseramente.

- En estos últimos 3 años has echo muchos trabajos impecables sin cometer errores, por lo que he querido recomensarte con algo valioso - aclaró- y como mi viejo amigo dijo que ya no podía mantener oculta a esa niña por mas tiempo, que mejor regalo que tener a tu propia perrita jajaja - respomdio con su típica risa la cual me molestaba mucho - Puedes hacer con ella lo que se te plazca sólo una advertencia Iori - dijo poniendo un tono serio derepente.

- Dígame por que debo tener cuidado, responda no se quede callado - dije, su silencio sólo me incomodaba cada ves mas.

- Esa niña es hija de uno de los hombre más importantes y una de las mujeres más prestigiosas de Maraiso, Scot es el asesino de los padres de esa niña - dijo sin cambiar su tono serio - Scot solía trabajar para un hombre llamado "Rodrigo", es un sujeto sumamente peligroso asta para ti, ese sujeto le ordenó a Scot acabar con los padres de esa niña, secuestrarla, y por ultimo llevarla con el - se quedó en silencio un minuto antes de seguir contándome - Pero el tan estúpido se dejó llevar por sus sentimientos por lo que se quedó con la niña asta entonces y se ocultó de "Rodrigo" en Maraiso, si este lo encuentra es el fin para el por haberle fallado y traicionado - Dijo terminando de contar todo ese enrrollo - La verdad es que no debes de preocuparye tanto, croe que ese hombre ya debe de dar por muerta a esa niña por lo que no creo que sepa de que aun vive, sin más te deseo suerte si necesitas algo sólo llamame - dijo Despues de colgar.

"Mierda en que lío me estás metiendo Jefe, si es verdad que ese tal Rodrigo es tan peligroso como dice, entonces tendré que andar con cuidad y peor aún, no debe de saber que está niña sigue con vida. Ahora tengo que cargar con la responsabilidad de proteger a está mocoso, asta con mi propia vida, que mierda hice para merecer esto."

- Oni-chan te encuentras Bien!? - pregunto mostrando preocupación hasia mi en su rostro.

- Estoy bien, a todo esto por que estas tan tranquila con alguien como yo soy un simple desconocido, en más asta podría ser un asesino - dije en un tono frío, quería probar como reaccionaria.

- Es que puedo ver en tus ojos que no me aras daño, Oni-chan puede que hayas cometido errores pero se que no eres malo - dijo regalandome nuevamente una sorrisa.

"Por alguna razón me traía paz y tranquilidad, ¿¡por que!? No podia enterderlo, está niña es muy especial en más es...."

- Eres muy Linda, eh... eeeeehhh - sin darme cuenta se me escaparon esas palabras al mismo tiempo que no pude evitar sonrojarme un poco.

- Gracias Oni-chan - dijo alegremente.

"Demonios no debería apegarme mucho a ella, eso sólo me traería más problemas."

[Maraiso/Hotel]

"No podía llevar a la niña al Circo por lo que, reserve una habitación en uno de los tantos hoteles de Maraiso, para dejar a la niña ahí asta saber que hacer con ella"

- Eschuchame bien, aaamm como es que te llamas y claro que edad tienes!? - Pregunté confuso, con tanto enrrollo olvidé preguntar como se llamaba o por lo menos su edad.

- Shiraguchi Hime y tengo 9 años - respondió gentilmente.

- Bien Hime, escuchar bien lo que tengo que decirte es de suma importancia - dije poniéndome serio - Oni-chan debe irse a un lugar muy importante tu te quedarás aquí, cerrarse la puerta con seguro, si alguien toca la puerta no contestaras, debes de quedarte en silencio entendido - dije a tiempo que ella hacentia con la cabeza - Bien y una cosa más por nada en el mundo te asomes por las ventanas y menos habras las cortinas, te quedó claro - volví a preguntar a lo que ella volvió a asentir con la cabeza - Muy bien, aquí te dejo un móvil, mi número es el primero en la lista, por lo que si llega a suceder algo llamame de inmediato - dije por ultimo.

- Esta bien Oni-chan - respondió feliz.

- Bien, tienes suficiente comida aquí por lo que no necesitas nada más, pero por ultimo si llega a entrar alguien por la fuerza, quiero que escapes lo más lejos posible y me llames en cuanto tengas oportunidad pero sobre todo que no te atrape, y recuerda este nombre si un tal Rodrigo te encuentra escapa de el - Le ordene.

- Cuenta con eso Oni-chan - dijo sería.

- Bien nos vemos más tarde o quién sabe a qué hora regresé - dicho eso último cerre la puerta con llave mientras que Hime cerró por dentro con seguro.

"Espero que nada malo le pase en mi ausencia, antes de irme avise al señor de la recepcion que nadie se hacerque a esa habitacion o que no le diera el paso a nadie q no sea yo, y por precaución le pague una buena suma por si las moscas."

[Maraiso/Entrada al Circo]

"Por fin había llegado adonde debía estar, solo debia ir hacia donde estaba el Payazo y mostrarle mi entrada, ahora es cuando la diversión estaba al punto de dar comienzo. Asta que por desgracia me topé con el."

- Hermano... - apenas pude pronunciar esa palabra en cuanto lo vi.

- Iori... - fue lo único que dijo, con una mirada fria y penetrate.
___________________________________________________

[Maraiso/Residencia Sazaki]

(Unos momentos antes del encuentro de los gemelos en el Circo)

Narración Ichi

"Me encontraba preparandome para acompañar a mi padre al supuesto Circo, por lo cual me inquietaba tanto el simple echo de pensar en que por pura casualidad me lo fuera a encontrar allí. Una vez listo, salí de mi cuarto y me dirijo asta la puerta, espere a que mi padre estuviera listo para irnos."

"Despues de unos cuantos minutos, mi padre bajo por las escaleras listo para partir hacia el Circo. No tardariamos mucho en llegar, gracias a que hibamos en auto, todo el viaje nos la pasamos en silencio. No tenía cabeza para pensar en otra cosa que no sea en que pasaría o como reaccionaria si me lo encontrase. Maldición necesito distraerme un poco."

[Maraiso/Entrada al Circo]

"Como había dicho en menos de 30 minutos llegamos al Circo, mi padre le entrego las llave al Valet pera que lo estacionace. Todo parecía normal, al menos así me hubiera gustado que siguiese, asta que no se si fue por pura casualidad o por causa del destino, pero lo que sólo parecía ser la sensación de encontrarmelo, fue exactamente lo que sucedió."

- Hermano...- Fue lo único que pudo decir, estaba realmente sorprendido de verme Despues de tanto tiempo.

- Iori...- dije mirándolo fríamente.

- Hijo por no vamos a una las atracciones principales que esta.... - Mi padre se quedó en completo silencio al ver a Iori.

- Padre que están haciendo aquí!? - pregunto Iori sorprendido.

- Eso no es de tu incumbencia, me sorprende pensar verte Iori y pensar que sólo fue un siemple presentimiento - respondi cortante.

- Ump ya veo que me odias, no te culpo hermano - dijo con una pequeña sonrisa algo triste.

- Y que creías, que te habrasaria y hablará como si nada hubiera pasado - dije a punto de darle una buena paliza.

- No, no esperaba eso pero me alegra ver que estas Bien, pero este no es lugar para que alguien inocente como este aquí - dijo en tono serio, podia verlo en sus ojos que no mentía, que algo no anda bien en este Circo - Si yo fuera tu volveria a casa inmediatamente o no es asi padre - dijo desviando dirigiendo la mirada a mi padre.

- Que quieres decir con eso, que insinuas! - Pregunté desconcertado - Siempre fuiste así de misterioso Iori, por que no me dices directamente lo que está pasnado - Exclame.

- Y por que no se lo preguntas a nuestro querido Padre, Ichi no permitiré que nada malo te suceda - dijo en tono serio y a la ves preocupante - Si el no te lo dice pies yo tampoco lo haré, si supieras la verdad tal vez te darías cuenta que Maraiso no es el Paraíso que piensas que es, espero que te conviertas en un gran Policía así harás justicia con tus propias manos te estaré esperando, asta entonces Ichi - dicho eso último se marchó sin más al interior del circo.

- Espera Iori - traté de detenerlo pero lo perdí de vista en la multitud - "Que demonios está pasando aquí" - pensé sin encontrar respuesta alguna - Padre quiero que me respondas con la verdad, ¿¡Que demonios está pasando!?, ¿¡que me estás ocultando!? RESPONDE - Grite fuerte que llame la atención de las demás personas.

- Hijo yo, no puedo decirte si lo hago te convertiras en una Víctima más de... - dijo para luego quedarse en silencio.

- De quién Padre, acaso ahi alguien a quien le tengas miedo como para no decirmelo - Le reclame.

- Sería mejor que vuelva a casa, tal y como dijo Iori este llegar no es para ti, tomate un taxi de regreso - dijo alejándose a tiempo que se pierde entre la multitud.

"Que diablos me estás ocultando Padre, que te pone tan nervioso, acaso la persona con la que estas trabajando es alguien peligroso."

- Tantas preguntas y ningunasola respuesta - Dije con la cabeza gacha.

- Hola Iori - dijo una voz desconocida.

- Quien es usted y como conoce a mi Hermano - alege un tanto alterado.

- Eh! acaso tu no eres Iori, espera un momento acaso Iori tiene un gemelo no puedo creerlo - dijo aquel hombre desconocido.

- Quien demonios eres? - volví a preguntar.

- Disculpa mis malos modales, me llamó Scot y tu joven? - dijo con una sonrisa la cual me inquietó un poco.

- Sazaki Ichi, y de donde conoces a mi Hermano? - le pregunte por tercera ves, está es la vencida.

- Bueno pese decirte que el me hizo un pequeño favor, eso es todo - respondió - Te veo algo confuzo, parece que estas en busca de respuestas pero nadie te da razones alguna - dijo mirándome fijamente.

- C....como lo sabes!? - respondi con inquietud.

- Por algo son gemelos verdad, bueno lo único que puedo decirte es que tengas cuidad con un hombre en específico el cual se llama "Rodrigo" - me advirtio mirándome aún más fijamente - Al parecer tu padre está trabajando para el, si comente un error ese sujeto lo asesinara y te secuestrada - exclamó - Bueno eso es todo lo que puedo decirte asta ahora, ahora tengo que ir a una atracción la cual debe de ser muy interesante y, de seguro yo y Rodrigo nos volveremos a ver las cara quién sabe como reaccionara, almenos la niña ahora está en buenas manos, Adiós Ichi fue un placer conocerte - Dijo para luego marcharse como si nada al interior del Curco como si no le importarce lo que estaba sucediendo a su alrededor.

"Mierda en estos momentos no puedo hacer nada más que quedarme con los brazos cruzados e irme a casa, Padre en lío estas metido, si es verdad que ese tal Rodrigo es capas de matarte y de secuetrarme, entonces estoy en un gran lío. No quiero ni imaguinarme a cuantos habra asecinado para cumplir con sus ambisiones"
___________________________________________________

Tatsumaru Igrata Tatsumaru Al parecer tu PJ es mucho más peligroso de lo que parece XD Está ves hice mi post más extenso jeje

Lian wolf 16 Lian wolf 16 Pobre Amy, está sufriendo demasía :'v

Tarantulas Tarantulas WTF! tu PJ esta loco, esa forma de matar a sus objetivos XDXDXDDD
 
Última edición:

¡Fuck off!
Registrado
13 Jun 2006
Mensajes
2,468
Ciudad Foresk

Hans

Hace 7 meses que dejé mi último hogar para comenzar a vivir en las calles.
Fueron días difíciles, pero me las arreglé para sobrevivir. Me uní a una “pandilla de ratones” escapando, robando y vendiendo mi cuerpo si hacía falta. Pero poco a poco mis compañeros fueron cayendo uno a uno, atrapados por la policía, o peor aún, por esos “ejecutores”
Sabía que no conseguiría evadir ese mismo destino por mucho tiempo hasta que de suerte, aunque no estoy seguro si fue de la buena, conocí a “la vieja” quien me ofreció una vida de perro. En la jerga oculta de los veteranos de Maraíso, los perros son niños que se ofrecen voluntariamente a la organización, haciendo trabajos para esta, poco más que meros objetos multi usos. Pero a cambio reciben cierta protección, no son cazados por la policía ni son lastimados tan cruelmente… o marcados por los clientes. A cambio, hay reglas que seguir, quizás las más importante es no revelarse ni atacar nunca a un cliente… error que en un momento de sumo estrés cometí y con ello eh sellado mi destino… ahora, solo espero que el ejecutor se apiade y lo haga de manera rápida.

Flasback:
Vienes a matarme, lo sé… - dije cuando vi aquella figura enorme a contraluz parada en la entrada de la bodega donde me tenían. El hombre hablo en tono frío y hasta me mostró un martillo que sería el que terminaría con mi miseria. Le grité para provocarlo, esperando que lo hiciera rápido, pero para mi sorpresa, solo me hablo al oído y me ofreció no solo una aspirada de cigarrillo sino un trato. Por el estrés del momento no comprendí bien ni sabía que decir, solo reaccioné cuando puso su pene en mi boca y comencé a atragantarme a medida que se le endurecía bien dentro de mi garganta. Intenté apartarlo pero no logré moverlo, me asfixiaba.

Es el fin… hubiese preferido el martillo… que muerte tan patética tendré– pensé mientras mi mente se fue a blanco y dejé de resistir. Al menos ya se terminaría esta angustia y esta mierda de vida. Extrañamente en ese momento sentí algo de paz, todo estaba muy luminoso… pero luego esa luz se tornó demasiado blanca, comence a asfixiarme y a toser. De pronto volví a estar de vuelta en esa bodega roñosa, aún esposado de manos, escupiendo y vomitando el semen de ese sujeto quien me dijo al oído antes de irme:

"Una semana... no me defraudes... o volveré muy enojado... y no me limitaré a usar solo el martillo"

Fin del flashback

Los días siguientes fueron tranquilos, el pelado lleno de tatuajes no volvió a tocarme y solo lo ayudé en tareas del aseo de esa pocilga que llamaba casa. Era ya de noche, estaba limpiando la cocina cuando de pronto sentí el sonido de un auto afuera. Mi corazón se aceleró y comencé a transpirar frío de repente.

No… aun no es tiempo – dije en voz alta asustado. Me acerqué a la ventana y vi un auto estacionarse. Un hombre alto bajó de él. El pelado se dirigió hasta la puerta y un sudor frío como nunca me recorrió la espina.

Hey, hola Shin… ¿qué te pasó?, no tienes buena cara – escuché al pelado decir al otro lado de la cocina

¿Dónde está? – escuché una voz… definitivamente era el mismo sujeto, el ejecutor ¿Por qué vino antes?!

Está en la cocina… se ha portado mejor – dijo el pelado.

Sentí el impulso de escapar, quizás en ese pantano pudiera eludirlo… pero mis piernas no se movían. No, ya era tarde, había entrado ya en la cocina. Ahora que podía verlo claramente. ¡Era una mole!, debía medir como dos metros. Tenía la ropa manchada de sangre.

Hans, sube al auto, ahora – dijo en tono calmado.

¡Me... me eh portado bien… cumplí mi parte… ¡¡no quiero morir!! – le grité sintiendo que perdía el control de mi mente.

Ah, veo que ya no tienes tantas ganas de morir, eso esta bien. Ve al auto ahora, no me gusta repetirme – dijo en tono más impaciente.

Caminé lentamente y pasé a su lado con gran temor mientras él seguía mis movimientos con una mirada inexpresiva.

Salí afuera de la casa y vi ese bosque pantanoso a lo lejos como llamándome. Estuve muy tentado a huir, pero… ¿a dónde iría, cuanto tiempo escaparía antes de que me atraparan y mataran? No, lo mejor era subir al auto. Me fui al asiento de atrás, la puerta estaba sin seguro. Justo en ese momento comenzó a llover. Me quedé en el auto mirando como a lluvia empapaba poco a poco el vidrio cuando de repente la puerta se abrió.

Ve al asiento del copiloto – ordenó el sujeto grande y rubio.

¡Hey Hans, si sobrevives y quieres un tatuaje ya sabes donde venir. ¡Buena suerte! – dijo el pelado despidiéndose de manera jovial desde la entrada de la casa.Decidí devolverle el gesto y me despedí moviendo la mano. Me subí al asiento del copiloto casi al mismo tiempo que el sujeto grande se sentaba en el asiento del conductor.

Cinturón – dijo en tono frío abrochándose el cinturón de seguridad. Lo imité, aunque tuve dificultad para abrocharlo, el auto ya había partido para cuando lo logré. Lo siguiente fue un camino lleno de baches por lo que saltábamos bastante en el auto y aún así ese sujeto no disminuía la velocidad. De no ser por el cinturón de seguridad habría saltado como palomita de maíz ahí dentro.
Finalmente, luego de un rato dejamos de saltar tanto y llegamos hasta una carretera, para ese entonces me dolía todo el cuerpo. Paso un buen rato de silencio hasta que finalmente me decidí a hablar.

Ehh… este… en… ¿en qué consiste… el trabajo… para que me necesita? – pregunte en voz baja.

Cada cierto tiempo se realizan unos juegos muy especiales en los que yo participo – dijo sacando un cigarrillo y encendiéndolo - Los requisitos varían siempre, pero casi siempre piden un perro, y esta vez no es la excepción – dijo el sujeto soltando humo por la nariz.

Entonces… no es solo a ti sino a otros… a quien debo complacer – dije en tono sombrío

Algo asi – dijo sin inmutarse – ahora vamos al circo, tengo cosas que hacer ahí, y te entregaré a un sujeto llamado Rodrigo… y después volveré por ti.

¿Después, cuando… cuantos días? – pregunté impaciente.

Ni idea. Quizás al rato, quizás horas o quizás días después, no sé – dijo pasándome la mitad de su cigarrillo.

No gracias… en realidad yo no fumo... – le dije. Obtuve una mirada de desdén de su parte como si le molestase que no aceptara. Volvió a poner el cigarro en su labios y aceleró aún más.

¿No te habló la vieja de Rodrigo? – preguntó extrañado.

No… ¿Que.. clase de cliente es Rodrigo? – le pregunté.

¿Cliente?... el no es un mero cliente. La vieja está asociada con él y parece tenerle cierto aprecio, así que por tanto él es mi jefe, al menos de momento - expulsó humo – eh realizado unos cuantos trabajos para él pero solo lo eh visto un par de veces, brevemente.

¿Trabajas para él… o sea que, es peligroso? – pregunté inquieto.

Je, y quien no lo es en la organización – dijo con una sonrisa – Como sea, el no es como nosotros – aseguró.

¿Nosotros? – me dio curiosidad que hablara como si tuviéramos algo en común.

Claro, nosotros, ambos somos perros de Maraíso – dijo en tono orgulloso y botando humo para luego lanzar la colilla de cigarro por la ventana.

Perro… acaso el también fue un perro – pensé extrañado pero a la vez algo contento de tener algo en común, quizá ese sujeto tuviese cierta simpatía por mi pese a ser un ejecutor.

Como sea, según la vieja, Rodrigo tiene "el toque". Aunque para mí, no es más que un cerdo de granja, de esos que comen cualquier basura y nunca están satisfechos. Prueba de ello es que si bien a él nunca le falta la mercancía te solicitó a ti, si saber quién eres ni como luces. Asi son los cerdos, comen lo que sea.

O tal vez tenga buena intuición por una buena mercancía, digo, los cerdos tienen buen olfato - dije tratando de darme algo de valor. Después de todo si decía que ese sujeto era una cerdo indirectamente me estaba diciéndome a mi que era solo basura, pese a que antes digo con orgullo que eramos perros. Si, claro, como si ser perro tuviese algo de orgullo.

Me miró seriamente. Era obvio que mi comentario no le agradó para nada.

Como sea Hans, tu lidiaras con él, no yo - agregó finalmente - lo único que tienes que decirle antes que nada es que eres el perro de Shin… ¿te queda claro? - ordenó

Emmm… si… si – dije sin saber exactamente qué significaba eso.

Bien – dijo satisfecho con una sonrisa mientras aceleraba aún más, cosa que me hizo hundirme en el asiento.

Vas… vas muy rápido… no… no me gusta esta velocidad! – le dije angustiado, pero naturalmente no desaceleró. Como caído del cielo, un policía en moto apareció detrás de nosotros y se gano al costado de la cabina, haciendo una seña de que se estacionará.

Ah, gracias a Dios – exclamé en voz alta y sin pensar, por lo que enseguida me lleve las manos a la boca mientras Shin me daba una mirada enfadada.

El policía bajo de la moto y se acercó a la ventana del conductor.

Te esperé ayer en la intersección de calle Dent y nunca apareciste – le dijo Shin al policía como llamándole la atención.

Tuve una emergencia – dijo el poli sin preocuparse – Toma – dijo pasándole una bolsita con algo dentro. Shin abrió la bolsita y también sacó una pipita de marihuana. Puso la yerbita en esta y le dio una aspirada ahí mismo.

Tsk, menudo policía – pensé mirándolo enfadado.

¿Y ese quién? – preguntó el poli mirándome a la vez que aparté mi mirada de la suya.

Shin no dijo nada pues mantenía el humo en sus pulmones.

Hola niño… debes ser conejo o perro – me dijo el poli dándome una mirada pervertida – y debes ser bueno en ello o de lo contrario no estarías con Shin.

Es de la vieja – dijo Shin botando el humo por la nariz y luego tosió un poco- Lo llevo al circo.

¿Al circo?... entonces ya vas tarde Shin… rayos que mal turno me tocó, hubiese querido ir! – se lamentó el poli.

Escucha Roger… tuve un mal trabajo hace un rato… ahora mismo hay una barbacoa y quizá pillen algo por ahí…

No te preocupes Shin, yo me encargo – se acomodó en la ventana del conductor y extendió su mano tocando pecho de Shin metiendo su mano por debajo de su camisa.

Estas más grande Shin, estuviste haciendo ejercicio ¿eh? Por que mejor no me pagas a la antigua como en los viejos tiempos… igual me gustó tu perro, tráelo después si tienes tiempo - dijo el rancio policía sin quitarme la mirada de encima. Yo lo veía de reojo.

Ok. Nos arreglamos después…– le dijo Shin dándole un breve beso en los labios y echó a andar el motor del auto.

Por cierto, ten cuidado Shin… escuché que Noi… - le comenzaba a decir el poli

Si si sii, ya sé… adios Roger – le dijo Shin momentáneamente fastidiado y arrancando el coche.
Al rato íbamos a la misma velocidad frenética deantes, quizás más.

Hasta ciudad Foresk esta comprada por Maraíso – le dije a Shin tratando de olvidarme lo rápido que íbamos y que esa droga no tardaría en hacerle efecto.

Por ser la frontera con nuestra ciudad, Foresk ha sido y seguirá siendo la perra de Maraíso… pero no solo ciudad Foresk, la influencia de la organización se extiende más.. mucho más allá, jeje – dijo mirándome brevemente ahora con los ojos algo dilatados.

Mas allá… ¿qué tanto? – pregunté.

Te lo diré así… con el dinero que tengo podría comprar una puta isla paradisiaca en otro país y construir en ella una puta mansión… pero no me gusta dormir con un ojo abierto, por eso siempre regreso a casa…. – dijo con la mirada perdida en la carretera.

… ya veo… - dije con aire desesperanzado, aunque en parte contento por no haber ido a esconderme en ese bosque pantanoso. Era obvio que no había manera de salir de la organización una vez dentro, ni siquiera a otro país, a la larga, alguien terminaría encargándose de los que escapaban sin permiso.



Aduana de Foresk /Maraíso.

Tras poco más de dos horas de viaje en coche finalmente llegamos a la aduana. Shin se bajó del auto y me disponía a seguirlo, pero me ordeno quedarme.
Sacó del portamaletas una caja y se la entregó a los sujetos encargados, dos hombres y tres mujeres con quienes pareció bromear un rato y hasta repartió besos de despedida a los cinco antes de volver a subir al auto. No demoramos ni 5 minutos ahí, ni siquiera apagó el motor.
Cuando Shin subía al auto una de las chicas le dijo.

Cuidado Shin, escuché que Noi… - le advertía.

Carajo, ya lo sé – le respondió de mala gana.

En breve ya estábamos en camino otra vez a esa endemoniada velocidad.
Desde ahí hicimos una parada en una bencinera donde nos bajamos a orinar y echarle bencina al coche. Shin bromeo un rato de paso con en encargado de la bencina de cual se despidió con un beso en la boca asi como cada persona que hablaba con él esa noche. Era obvio que era un tipo conocido y quizás hasta querido, eso o su trabajo como ejecutor hacía que los demás quisieran estar en buenos términos con él.

Después hicimos otra parada en una calle vacía donde no había nada y esperamos por 10 minutos, tras un largo silencio me preguntó:

Dime Hans… ¿has matado a alguien? – preguntó fríamente.

Ehhh …. No… - le respondí nervioso.

Mhff…. Mal ahí – dijo molesto y encendiendo un cigarrillo. Este tipo era una chimenea ambulante – según la vieja eres bueno para follar, pero no quiero un perro sin dientes… así que ya arreglaremos eso – agregó seguro de sí.

...No… yo nunca voy a… - empezaba a decir cuando una chica joven de falda muy corta y chaqueta negra apareció en una moto. Se bajó y le entregó un sobre a Shin.

Hooola Sghin - le dijo en tono sensual moviendo las caderas. Toma, ahí está impresa la… - le decía mascando chicle cuando Shin la interrumpió.

¡Sabes cuánto rato llevo esperando aquí… 10 minutos, 10 putos minutos! – le dijo a la chica algo alterado y quitándole el sobre de las manos.

Yo… lo siento… no conozco bien este sector y…. – comenzó a decir la chica cambiando de animo de repente con genuino miedo.

Nah, solo bromeo, aun me queda harto tiempo jeje. Toma – dijo metiéndose la mano a la cartera de la camisa y pasándole una bolsa de marihuana y unos billetes.

No… este, la vieja ya me pago… -dijo nerviosa.

Tranquila conejita, es un bonus, por venir a estas horas y tan lejos. Ahora vete de este sector, y te aconsejó que rápido - le advirtió.

Gracias Shin – le dijo la chica dándole un beso en los labios y después se retiro de vuelta a su motocicleta. Ah, por cierto, ten cuiado Shin, escuché que Noi te está buscando…

Lo vi apretar los dientes y abrir los ojos de par en par con una mirada furiosa. Su rostro cambió tan rápido que me dio miedo verle. No le contestó y solo nos pusimos en macha nuevamente.

Luego de media hora más de viaje, cuando el sueño ya me afectaba, llegamos finalmente al circo.


Maraíso – Circo.

Al ambiente, la música, las luces y sobre todo el aroma a algodón de azúcar me produjo un gran sentimiento de nostalgia… cuando visité un circo por primera vez en compañía de mis padres.
Me quedé de pie un momento recordando eso y mis ojos se humedecieron sin que pudiera evitarlo, hasta que sentí un tirón brusco en el brazo que me hizo reanudar la marcha.

Que haces, no te quedes ahí parado… y ni se te ocurra perderte entre esta multitud – dijo Shin jalándome del brazo en tono impaciente.
Parecía que el ambiente y la gente no eran para nada de su agrado. Me tomó de la mano para que no apartara de él y avanzaba como si nada entre tanta gente en la entrada. Los mas listos le abrían paso y otros solo eran movidos por su cuerpo. Ni siquiera una señora muy gorda fue obstáculo para él ya que le dio una sacudida con su hombro apartándola de manera algo brusca.

¡¡¡Responde!!! – escuché gritar a alguien que llamó la atención de los que estábamos cerca. De reojo solo noté que era un chico joven de cabellos naranja.

Tsk, ñiñatos escandalosos… ¡por eso odio el circo! – se quejó Shin caminando más rápido.

Salimos de esa multitud y llegamos a una zona menos iluminada donde había una atracción tipo montaña rusa y en una esquina de esta un payaso que por alguna razón me dio muy mala espina nada mas verle.
Shin le enseñó la invitación pero el payaso se quedó de todas formas como esperando algo más. Entonces Shin me dio una palmada algo brusca en la espalda.

Ah… este... si… era…. “¡Qué divertido es el payasete narimorado!” - grité algo fuerte.

No grites… pedazo de animal – dijo el payaso en tono bajo apretando los dientes y mirando a los costados pese a que no había nadie cerca – y además, se supone que seas tu quien lo dijera - dijo levantando la mirada para ver a Shin a los ojos.

¿Quieres ver que divertido es el martillo nari-ensengrentado? – le dijo Shin en tono amenazante.

Tsk… tu debes ser Shin… ya, ya vale, como sea, solo pasen y diviértanse – dijo el payaso con una sonrisa cínica.

Shin apartó al payaso de manera brusca jalándolo de la ropa y lo arrojó con facilidad hacia atrás haciendolo caer de bruces al suelo.

Jeje, si es divertido el payado narimorado despues de todo - dijo en tono cinico.

Pasamos por una puerta hasta que llegamos a un circo apartado, menos iluminado y de aspecto algo siniestro. Pasamos a sentarnos en las butacas.
Había mas gente ahí, casi todos mayores, pero no vi otros niños, de momento parecía ser él único y por lo mismo varios sujetos en las galerías no me quitaban los ojos de encima. Me senté lo más cerca que pude de Shin quedando pegado a él y aunque me miró extrañado por pegarme a su cuerpo no me reclamo nada. De echo se le veía de mejor humor cuando vio los animales más atrás en jaulas.

Vaya, quizás esto si sea divertido después de todo – dijo sonriendo de momento.

Había harto espacio entre las butacas por lo cual era fácil ver quienes estaban en grupo y quienes no, aunque los que iban acompañados eran grupos pequeños, de tres o 6 personas a lo mucho. La mayoría eran duplas o gente solitaria.
En la misma butaca en que estábamos pero a varios metros de mi vi al mismo joven de cabello anaranjado que gritó antes en la entrada… pero si llegamos a paso adelantado, casi que corriendo, ¿Cómo llegó antes que nosotros aquí? Lo vi desviar la mirada del escenario hacia mi como si se hubiera dado cuenta que lo estaba mirando así que escondí mi mirada observando en dirección opuesta. Era mejor no hacer contacto visual con nadie, si bien se veía mas joven que cualquiera debía ser realmente peligroso si estaba ahí.

En ese momento el espectáculo comenzó, apareció un payaso con un látigo y presentó “la mercancía”; niños disfrazados de animales con algún tipo de disfraz pegado al cuerpo, quizás pintura, no me daba muchas ganas de ver, era claro que la mayoría tenía la mirada perdida o desesperanzadora cono los ojos llorosos. Como perro, no terminaría así, pero por lo mismo sentía lástima por ellos. Había una niña que llamaba mi atención, quizás por que el blanco de su pintura la hacía resaltar más que los demás con esas luces.

Ah, te gustó la tigresa, eh pillín - me molestó Shin dándome un golpecito con el codo.

Tsk, no me interesan los gusanos - dije dandome importancia.

Umfhh.. los gusanos nos comeran a todos algun día... a menos que nos quemen... o nos ahogemos en tal caso nos comen los cangrejos jeje - dijo Shin con aire jovial.

Aparté la mirada del "espectaculo" y comencé a mirar hacia arriba, a la lona/techo del circo y traté de pensar en otra cosa.. algún buen recuerdo, aunque claro, no había mucho de donde elegir.

Soy Shin. Estoy en el circo y traje al perro que querías – dijo Shin hablando por un teléfono móvil – Si.. si.. ajá… ok, si, veré el espectáculo… y no, no se lo entregaré a nadie, si lo quieres ven por él, en persona… y no te preocupes, yo no muerdo… je je jeee – dijo Shin en tono medio burlón y colgó la llamada.

Ya sabes Hans – me dijo en tono serio – este sujeto es peligroso, pero no creo que llegue a marcarte ni se le pase la mano si te portas bien.

¡¡Que la entrega será hoy? – dije preocupado - pero, no me eh preparado correctamente… ni siquiera me eh bañado desde hace dos días…

Jaja, no te preocupes, mejor así, como te dije antes este sujeto es un cerdo, y no uno cualquiera sino todo un cerdo de granja – dijo sacando y encendiendo un cigarrillo.

Según mi contrato hay cosas que… - le empecé a reclamar.

A la mierda tu contrato Hans, estas son las ligas mayores! – dijo impaciente – En mis tiempos ni “contrato” había, hacíamos de todo, ahora los perros estan muy mimados - dijo en tono molesto.

Pero la vieja... - le decía.

La vieja no te podrá ayudar esta vez. Pero no te preocupes, eres perro de Shin y Rodrigo lo sabe… si es inteligente no querrá tener problemas conmigo – digo seguro de si.

“El perro de Shin”– le dije algo molesto.

Exacto, el perro de Shin - reafirmó – dile eso a cualquiera que intente fastidiarte mas de la cuenta, bastará para alejar a las gallinas de ti… aunque es una apuesta, también tengo enemigos de cuidado y podría salirte el tiro por la culata, podrían usarte para enviarme “un mensaje”

¡¿Y como rayos sabré quien es aliado y quien es enemigo?! – pregunté exaltado.

Me puso el cigarro en la boca y esta vez si le di una fumada larga. Al rato estaba tosiendo un poco.

Como dije es una apuesta – digo Shin volviendo a fumar – es cara o sello Hans, juégatela... je je jeee - agregó sonriendo volviendo a fumar.



Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata Listo, mis personajes llegaron al circo y puedes recoger al perro cuando quieras.
Lian wolf 16 Lian wolf 16 mención a tu tigresa.
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ mención a tus gemelos.

Por cierto, quien tenga alguna idea de interacción a futuro o inmediata con mis personajes que me contacte por perfil/privado para ponernos de acuerdo en desarrollar alguna idea de como podrían interactuar.
 
Última edición:

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,030
Ubicación
Argentina
Maraiso/Interior del Circo

Narración Iori


"Despues pues del inesperado encuentro con mi hermano por primera vez me sentí aliviado ver que está sano y salvo, al menos si no sigue los pasos de nuestro Padre, ya me encargaría de que eso no suceda en otra ocasión. Ahora me diriguia al una zona menos iluminada donde había una atracción tipo montaña rusa donde en una esquina de esta se encontraba el payaso. Le enseñe la invitación y luego le dije la supuesta contraseña."

- “¡Qué divertido es el payasete narimorado!” - dije en un tono de disgusto.

- Al menos dilo con más ánimo – dijo el payaso con una sonrisa pervertida en su rostro.

- A mi nadie me da ordenes, y quita esa mirada lasiva de mi, me das asco - dije con desagrado apartandolo de mi camino.

Tsk… ok, ok, sigue tu camino - dijo el payaso algo molesto.

"Pase por una puerta hasta que llege a un circo apartado, algo menos iluminado y que le daba un aspecto siniestro. Tome asiento en una de las tantas butacas. Había mucha gente, casi todos mayores, pero no vi niños, atas que un Hombre llego sujetando de la mano a un niño de momento parecía ser él único. Al verlo lo unico que se me benia a la cabeza era si Hime se encontrba bien, solo esperaba que si."

"Por un momento me sentí observado, desvíe mi vista un momento del escenario hacia el noño que se encontraba sentado junto a ese sujeto a unos cuantos metros de mi, en cuanto lo mire rápidamente se escondio la mirada observando en dirección opuesta. No sabia el por que pero me huele a que ese niño era el perro de ese sujeto, mejor no me meto y mejor no hacer contacto visual con nadie, ese hombre se ve peligroso sería mejor que no baje la guardia este lugar está lleno de degenerados debo de andar con cuidado."

"Luego de un rato el espectáculo comenzó, apareció un payaso con un látigo y presentó “la mercancía”; niños y niñas disfrazados de animales, parecían disfraces de alta calidad ya que se veían muy realistas, quizás pintura. A pesar de todo estaba claro que la mayoría de los niñ@s tenian la mirada perdida, como si ya no tuvieran ganas de vivir, algunos estaban a punto de romper a llorar. Por un momento senti lástima por ellos pero algo en pafticular llamo mi atencion, una niña la cual hiba disfrazada de Tigresa Blanca, muchos comenzaban a aplaudir, gritar groserías y un que otro piropo desagradable, al parecer esa niña se llevaba toda la atención del público que asco me daban."

- Veo que algo te desagrada - dijo una voz la cual pude reconocer rápidamente.

- Scot - exactamente era el - que haces aqui!? ¿¡acaso me estás siguiendo!? - interrogue ese maldito, está vez no permitiré que me imponga ninguna excusa.

- Calma, no te estoy acozando ni nada que te parezca, solo vine por que aquí se encuentra un viejo amigo mío - Dijo buscando con la mirado entre las tantas personas que se encontraban sentadas viendo el espectáculo - Y creo que ya lo he encontrado, me imagino que tu Jefe te hablo de el!? - dijo incrédulo.

- Si, te refieres a... - dije haciendo una pausa.

- Si, precisamente el, Rodrigo - dijo borrando la sonrisa de su rotro.

"Al parecer el sujeto con el niño que se encontraba a uno cuantos metros de mosotros parecio escuchar nuestra conversacion a pesar de todo el ruido que había, por lo que desvió su vista del escenario hacia nosotros, lo cual me inquietó un poco."

- Bueno espero encuentre a quien buscas - dije algo nervioso tratando de cambiar la conversación para que aquí sujeto deje de mirarnos raro.

- oh antes de irme, y que tal te fue con la pequeña princesita!? A que es muy bonita!? - Dijo en un tono infantil.

- Si lo es, pero ya no quiero quitarte tanto tiempo, será mejor que te vayas - Dije alterado y al mismo tiempo algo nervioso.

- Bien como quieras, nos vemos más tarde - dicho eso se fue en dirección a las butacas que se encontraban más cerca del escenario.

"Para mis adentro fue unalivio de que se haya ido ya que ese sujeto no paraba de mirarnos de una manera sospechosa, tal vez fue cuando Scot mencionó a Rodrigo o amenos fue por eso. Pero cuando creia que no podia ponerce peor, paso lo que no quería que pasará, aquel sujeto se estaba acercando hacia donde yo estaba sentado. Por lo que me levanté rápidamente como para alejarme de ahí lo más que podía pero el fue más rápido que yo por lo que me sujeto de la muñeca fuertemente, tanto que me iso soltar un pequeño e inaudible quejido por el dolor que me gustaba su agarre."

- Oiga que se supone que está haciendo, no soy ese tipo de personas, suelteme - Elege alterado.

- Necesito preguntarte algo - fue lo único que dijo con una mirada que me el está los huesos, pero no me niña a dejar intimidar por el.

Narración Normal

"Luego de tener una pequeña charla con Iori Scot, se encaminó hacia las butacas de la primera fila las chelas se encontraban frente de el escenario donde se podía tener una buena vista de esos Niños y Niñas disfrazados de Distintos animales de varios colores."

"Scot se quedó parado al lado de un Hombre el cual se encontraba disfrutando del espectaculo, este no se dio cuenta de su presencia por lo que decidió tomar la palabra primero."

- Hola Rodrigo, ha pasado mucho tiempo que no nos vemos - Dijo sonriente Scot.

"Por lo cual Rodrigo ni se inmutó en saludarlo o dirigirme la palabra, puesto que tal ves se haya dado cuenta de quien se tratase. Scot solo se limitó a tomar asiento al lado de este."

- Es un gran espectáculo el que has dado, y veo que esa niña se lleva toda la atención del publico - dijo acariciando su barbilla - Es muy linda, pero no es eso para lo que vine aquí, iré directo al punto - Dijo poniéndome serio pero sin quitar la sonrisa de su rostro - Se que me recuerdas bien, en algún tiempo atrás fuimos colegas se puede decir que fui como tu mano derecha - dijo sin quitar las vista del escenario - Me imagino que te debes de acordar de aquella niña que apenas tenía 4 años, sin mal no recuerdo su apellido era Shiraguchi - Suspira antes de proseguir - una gran familia adinerada, lástima que tu me ordenaste acabar con ellos, y secuestrar a su hija - dijo cruzandoce de brazos.

"Rodrigo solo escuchaba atentamente todo lo que le contaba Scot sin quitar su vista del escenario."

- Me imagino que después de haberte traicionado, tras estos dos últimos años lo único que deseas es matarme no es verdad - dijo desviando su mirada hacia el - pero creo que no te convieme mi querido amigo, ya que soy el unico que conoce el paradero de esa hermosa niña, si tan solo la vierad a crecido vastante - Dijo suspirando como un padre orgulloso - Te cuento todo esto por que necesito Trabajo amigo mío, tu decides si darme trabajo o no - Dijo levantándose de su asiento - Aqui te dejo mi numero, si quieres negociar conmigo - dijo dejando su número en su asiento al lado de Rodrigo - Nos vemos cuando quieras Cariño, lo único que tienes que hacer es llamar - Dijo haciendo seña con su mano como si sosteniera un teléfono - Recuerda que puedo ser igual de peligroso como tu - dijo tras alejarse caminado con una sonrisa en su rostro.
__________________________________________________


Tatsumaru Igrata Tatsumaru Ya el traidor que desobedecio a tu Pj se apareció frente a el, si quieres puedes responderle como quieras, yo solo puse que lo escuchaba en silencio como para que parezca más Autoritario XD

Lian wolf 16 Lian wolf 16 Mencioné a tu Tigresa ^^

Tarantulas Tarantulas Ya cree una pequeña escena en la que nuestros Pj puedan tener una conversación :v
 

Registrado
22 Abr 2007
Mensajes
4,957
(¡Bien! Como hago normalmente, dividiré cada texto por nombres para que sepáis que os toca leer. Sin embargo, en esta ocasión recomiendo que leáis todo el post. :3)

[Zero Sempai]

Me senté a disfrutar del espectáculo. Sin duda, será algo realmente maravilloso. Es increible lo que se puede lograr con algo de pintura especial y algunos complementos. Por ahora, solo comienzan con lo básico. Caminar en círculos gateando para pasar cerca de las gradas y que el público pueda observarlos detenidamente con mayor claridad. Me percaté de alguien detrás mío. Permanecía inalterable ante sus palabras. Como si no existiera. Sin embargo, le prestaba mi total atención, aunque no lo pareciera. Dejé que hablase, pero antes de que se fuese, levanté mi mano para sujetarle el extremo trasero de su prenda superior haciendo que note el tirón al moverse y se quede quieto. Sonreí levemente sin girarme a mirarle. Y cuando le solté, le hice una indicación de que se acercase. Incluso con el más absoluto silencio, puedo hacer que a uno se le hiela la sangre quedando paralizado de terror, pues saben de lo que soy capaz. Sobre todo ese bravucón cobarde. No le quedó otra que acercarse intentando aparentar tranquilidad. Entonces, le miré. Cogí el papel con su número para guardarlo en mi bolsillo y le hice una señal de que se sentase en esa silla a mi lado. Cuando obedeció, le hablé sin mirarle.

(Rodrigo) Tengo ojos y oidos en todas partes, ¿Lo has olvidado? Supe de tu traición desde el principio. Toda la organización lo sabe. Y si no fuera por mi recomendación, ellos te hubiesen matado desde la misma noche del día en el que les fallaste ocultando a esa niña.

Parece que ls sorprendí, pero mostré una leve sonrisa de satisfacción sin mirarle todavía.

(Rodrigo) Con el paso del tiempo, fuí recibiendo fotos que os hicieron incluso dentro de tu casa. Sí, tenemos acceso a todo en esta ciudad. Como mimabas a ese angelito hasta alcanzar un aspecto mucho más apetecible para un público más variado. Incluso poder llegar... a reproducirse, por ejemplo. Una buena manera de conseguir 'producto' sin preocupaciones...

Sabe que hablo muy en serio. Entonces, m giré a verle como si nada hubiese pasado.

(Rodrigo) A la organización no le han faltado ocasiones para matarte cada día. Y siempre las tendrán. Sin embargo... Si tanto interés tienes en trabajar... y de paso quieres redimirte de tu gravísimo fallo... pensaré en un buen trabajo para tí. Y a partir de ahora, dispondré de tu niña siempre que quiera, incluso aunque ahora esté en manos de ese joven sentado ahí.

No importa donde se encuentre uno en Maraiso. Siempre sabremos tarde o temprano todo. La red de reconocimiento de la organización no tiene límites...

(Rodrigo) No te preocupes. Me encargaré de que ese chico lo comprenda. Pero ten presente una cosa... A partir de ahora, el destino de esa niña está ligado a tu vida. Si ese chico de niega a ceder... el que morirás serás tú. Así que encárgate de decirle que no la saque de Maraiso, porque igualmente la encontraremos. Y si sale o se niega a prestármela cuando yo quiera, el que morirás serás tú.

Quiero que comprenda que una traición a la organización no se puede perdonar, a menos que se pague un precio muy, pero que muy elevado. Y que debe agradecer seguir con vida, pues hace tiempo que la organización desea matarle. De mí depende que siga vivo. Le hice la señal de que puede retirarse añadiendo que ya le llamaré con el trabajo que tenga pensado. Se retiró y, entonces, cargando el tierno conejito de peluche de esa niña tan guapa que ahora actúa como una cachorrita de tigre blanco, me dirigí hacia aquél chico con toda tranquilidad. Parecía que se marcharía. Por eso le sujeté la mano haciendo un leve movimiento y apretón para que sepa que no se irá sin sufrir dolor. Tras escuchar sus palabras y sin mostrar expresión alguna, aflojé el apretón y me puse ante él para, ahora con la otra mano, darle un diminuto empujón para hacer que se siente.

(Rodrigo) Solo te podrás ir cuando te diga unas cuatas cosas, ¿De acuerdo?

Seguramente se marchará sin oirme. Así que le daré un motivo para escucharme.

(Rodrigo) Si te vas sin escucharme, tu hermanito gemelo nos pertenecerá.

Eso le hizo reaccionar. Quiero que sepa que lo conozco. Ahora ya tengo su total atención.

(Rodrigo) Tu padre recibió órdenes claras de que viniese ha este evento con tu hermano. Me pregunto por qué no lo hizo. Sin embargo, ya hablaré con él para que me lo explique y para que nos compense por faltar a la orden.

Eso lo primero. Ahora lo segundo.

(Rodrigo) Maraiso es nuestro hogar. Tenemos ojos y oidos por todas partes. Y sabemos que tienes a una niña en concreto, la cual debió morir hace años. Incluso sabemos donde se encuentra ahora mismo. No se puede dar un paso en Maraiso sin que lo sepamos, ¿Sabes?

A pesar de su expresión, yo me mantenía tranquilo. Como si fuese un amigo de total confianza para todos.

(Rodrigo) No te preocupes. La dejarán en paz. Sin embargo... debes hacer algo por mí. Siempre que yo te lo diga, la traerás a mi presencia para que pueda divertirme. A cambio, prometo que no morirá. De hecho, seguro que siempre volverá a tí con una sonrisa de haber sentido puro placer...

Mis ojos parecían los de un verdadero demonio sin corazón.

(Rodrigo) Seguramente pensarás en pedir ayuda a la misma mafia a la que hemos ayudado y concedido tantos favores cuando vienen de vacaciones sexuales a nuestra organización en Maraiso. La misma mafia a la que ayudamos liquidando a esas dos mafias rivales que les hacían la competencia. Además de erradicar determinados cárteles de la droga hasta su disolución. Sí... No imaginas el poder que tenemos... Así que saben que no les conviene ponerse en nuestra contra.

Que sepa que la Mafia para la que trabaja no intervendrá contra nosotros, a menos que quieran desaparecer. Así que se olvide de ello.

(Rodrigo) Si la sacas de Maraiso, la encontraremso tarde o temprano. Lo sabes muy bien. Pero además, tu hermano ocupará su lugar. Así que no te queda otra opción.

Se ve que intenta no sentirse intimidado, pero parece que le cuesta un poco. Me gusta ver ese intento de coraje en él.

(Rodrigo) ¿Sabes? Me sientoe generoso. Así que te permitiré una cosa. Cuando yo reclame a tu niña, debes traerla sin excepción. Sin poder negarte a nada. Sin embargo... puedo hacer excepciones en la que tú ocupes el lugar de ella en determinadas ocasiones. Después de todo, quieres protegerla, ¿No es así?

Que sepa que no tiene elección. No espero una respuesta suya. Sabré como localizarlo. Conozco su número de teléfono. Y aunque cambie, lo averiguaré de uan forma u otra.

(Rodrigo) Disfruta del espectáculo. Tengo asuntos que atender. A sido un placer hablar contigo...

Y me marché sin más. Como si nada hubiese ocurrido. Tengo un detalle final que tratar...

[Tarantulas]

Me senté a su lado. Y le miré con toda confianza.

(Rodrigo) Felicidades por tu última misión. Ya pude ver las fotos. Hiciste un trabajo excelente. Sin embargo...

Quiero que sepa que, aunque agradezco su eficacia en la misión anterior, hay un tema que me ha disgustado muchísimo.

(Rodrigo) La organización estaba muy interesada en esas dos lindas criaturas. De hecho, me permitieron esperar los años que fuesen necesarios para que la primera hija madurase lo suficiente y la segunda naciera. Y tú hiciste que esa espera fuese en vano. Sí, a la organización y a mí mismo... no nos hizo ninguna gracia que nos hallas dejado sin 'mercancía' nueva.

Parece que hablará, pero yo pongo un dedo índice en sus labios.

(Rodrigo) Sshh... No digas nada...

Dije en un tono de voz cariñoso, aunque con uan mirada que hiela la sangre.

(Rodrigo) ya sabes lo que pasa cuando fallas. Sin embargo... me siento generoso. Pensaba darte una buena suma de dinero a cambio de solo una sesión con tu 'perro'. Sin embargo... debes pagar el castigo por dejarnos sin esas dos preciosas jovencitas. Y ya he decidido el precio.

Es hora de que lo sepa.

(Rodrigo) Dispondré de tu 'perro' gratis siempre que yo quiera durante dos meses. Sí, dis meses. Uno por cada una de las niñas. Eran dos criaturas... así que son dos meses. Y tendré permiso para hacerle lo que quiera, incluso dejarle marcas. A cambio, me comprometo a que tu 'perro' conservará su vida y su salud física en todo su esplendor. Y que le compensaré generosamente por un trabajo bien hecho. No con dinero, pero sí de otras maneras. Como ya he dicho... me siento generoso.

Ya sabe lo que hay. Que le quede claro que la próxima vez que falle o se pase de la raya, el precio será increiblemente superior al actual.

[Lian Wolf 16]

Sigues las indicaciones. Empiezas con algo sencillo. Avanzáis gateando en fila alrededor del escenario para que el público os vea bien. Eso lo puede hacer bien cualquiera. Así que es fácil. Y entonces, comienzan los juegos. La pelota gigante, el trapecio, el balancín, el anillo de fuego... ¡Todo lo habitual en un circo! Por supuesto, todos los juegos son a nivel del suelo. No son tan locos como para exigir cosas peligrosas como algo que requiera grandes alturas, caidas mortales ni nada de eso. Solo juegos sencillos a nivel del suelo. (Aquí tú decides si haces bien los juegos, si eres torpe y caes siempre de frma graciosa o divertida, si maullas como una gatita... ¡Lo que quieras! El espectáculo continúa y surge el primer imprevisto. Una de las jovencitas, concretamente la vestida de pantera negra, se pone de pie e intenta escapar hacia las gradas. Sin embargo, al instante es frenada por algunos de los payasos que hacen gracias habituales de un circo. La sujetan y el público está emocionado. Porque ante ese atrevimiento, ¡ya saben lo que toca! ¡¡CASTIGO!! La llevan hasta el centro y atan sus muñecas al suelo con unas correas puestas en el propio suelo. Si alguien se preguntaba para que eran, era para eso. Así no puede levantarse y está obligada a esta a cuatro patas. Entonces, se abre la gran compuerta de antes y entra un domador con una pantera que lleva un collar y una correa. Cuando se cierran las compuertas, el domador no duda en desatar la correa. No hay temor alguno, pues a pesar de su actitud amenazadora, es muy sumiso. Sí, es un macho. Solo ataca si su Amo se lo ordena. Consuce a la pantera hacia la jovencita. El payaso principal le quita a la víctima sus pantaloncitos de pelaje negro y sus braguitas también de color negro y así expone ese culito y su entrepierna virgen. La pantera se acerca. La niña tiembla de miedo. Está convencida de que ese animal se la va a comer. De hecho, todos están convencidos de ello. Sin embargo... notan algo curioso. En las patas delanteras, lleva unos guantes protectores especiales. Lo que es... ¡Montarse a la chica! Es obvio lo que piensa hacer... Se arrima y abraza más a ese cuerpo. Y... ¡La penetra de golpe! Haciéndoal gritar aterrada. Su vagina sangra un poquito, pues era virgen. Aunque si lo hacen con craituras exóticas conservan su valor o incluso aumenta. Y se aparea con la joven a la vista de todos, los cuales dan su aprobación o incluso se rien de esa situación. Mientras tanto, el espectáculo debe continuar. Así que sigue sonando la música y el payaso sigue dando latigazos al suelo para dar las indicaciones a los demás de que sigan con los juegos. No importa si lo ahcen mal. Pero si intentan huir o no obedecen, les pasará lo mismo. De hecho, viendo al suelo cerca del centro, se ve que hay correas exactamente iguales en otros puntos alineadas. Y hay para el mismo número de jóvenes que son. Lo que significa que todos pueden acabar en esa situación al mismo tiempo sin problema alguno. ¡Que continúen los juegos!


(La pantera no hará daño a nadie. Así que no pongáis que enloquece hay una masacre. Es una bestia muy bien entrenada. XD)

Tarantulas Tarantulas
Lian wolf 16 Lian wolf 16
(Me había olvidado de las menciones. Pido perdón por ello. >.< Ya sabéis que no puedo mencionar a Zero Sempai debido a que no cuento con los símbolos que incorpora su nombre. Y si no escribo con precisión el nombre, no puedo mencionarle.)
 
Última edición:
Arriba Pie