Rol Bloody Money

Ejecutor de Maraíso
Registrado
13 Jun 2006
Mensajes
2,492
Shin - Arena clandestina.

Toma - dije dándole dinero a un vendedor a cambio de un generoso envase de palomitas y una bebida los cuales le pasé a la niña, antes de subirla a mis hombros. Ella acomodó el envase sobre mi cabeza pero no me importo.

Solo no vayas a derramarme bebida en la cabeza ¿ok? - le avisé.

La lucha empezó como lo esperaba, con la dupla favorita del publico dominando a mis muchachos causando los vitoreos del publico y abucheando cuando los míos llegaban a conectar algún que otro golpe. Eso no haría bien a su moral, solo espero que si pierden lo hagan rápido y no los dejen muy lastimados.
De pronto el ritmo del combate cambio de repente cuando uno de ellos pareció molestarse de repente.con tanto ajetreo no podía oír bien que decían pese a estar cerca del ring, pero parece que la chica dijo algo que molestó a uno de ellos. Por desgracia, no duró mucho pues luego ambos contraatacaron.

Aun así no resultaron ser tan malos como pensaba, considerando que uno era un criminal novato y el otro un niño consentido. Eran rápidos y algo coordinados, ademas la chica resulto ser algo impulsiva y descontrolada y el otro niño se mostraba con mas técnica. Por eso nunca juzgar un libro por su portada.

De pronto pasó algo que me sorprendió... ¡se quitaron sus mascaras! al parecer se habían enfrascado tanto en la lucha al punto que ya no les importaba mantener su identidad oculta sino ganar, eso decía mucho de ellos pues bien pudieron dejarse perder para no quedar tan lastimados.

Tus oni chan´s si tienen espíritu de lucha - le dije a la niña sobre mis hombros.

¡Humf! - me respondió ella mientras devoraba palomitas. Estaba disfrutando del combate tanto como yo.

Después ambos gemelos parecieron tomar la delantera del combate, provocando a sus rivales y les dijeron algo al parecer sincronizados, no supe bien que, ya que el publico se había vuelto loco, incluso ahora eran mas lo que apoyaban a los míos que los que abucheaban.
de pronto ambos se combinaron estratégicamente para derribar al mas pequeño de ellos... ¡pero el arbitro no contaba!

¡¡Cuenta hijo de puta!!! - le grité al referí y al parecer uno de los gemelos también le gritó algo. Entonces el referí se quedo en silencio un momento anonadado antes de comenzar a contar y si... finalmente ¡fueron tres!
El locutor dio el anuncio oficial y mis muchachos habían ganado. Se que apenas y los conocía y los traje aquí casi a la fuerza pero me sentí orgulloso de ellos. Por su parte, sus rivales parece que no se tomaron muy bien su derrota y mas al escuchar que el publico les gritaba "perdedores" por decir los insultos menos llamativos. El chica Jane golpeo la lona con frustración mientras su hermano Joe no pudo evitar contener una lagrima de rabia, quizás por haber recibido el la cuenta del referí.

Ja, así es el público, te levantan a lo mas alto solo para dejarte caer en un instante - murmuré.

Baje a la niña de mis hombros y la tome con un solo brazo caminado hacia los gemelos que ya salían del ring.

"todo lo que estaba planeando, y sobre que participare en lo que tu ya sabes" escuche parte de lo que uno alegaba.

Iori, no quiero hablar acerca de lo que pasó entre Shin y yo - dije el otro con un leve rubor.

No se... parece que lo disfrutaste! - le dijo su hermano.
Acaso estas celoso!? - dijo el que estaba ruborizado y luego se tapó la boca con ambas manos al notar mi presencia. Aún así el otro siguio hablando pese a notar que ya estaba ahí.

"Así que es cierto... -admitelo.. te gustó que Shin te tocará, no puedo creerlo - le dijo

Que no es cierto! - dijo el otro completamente rojo y nervioso.

¿De que hablan Oni-Chan? - pregunto la niña cuando la baje de mi brazo y se fue hasta uno de los Iori´s.

No es nada Hime, es solo un juego... ¿verdad Ichi? - dijo a regañadientes.

¿Ichi? ... Así que así se llama el que estuvo conmigo en la mansión - pensé.

Si solo un juego jeje - dijo Ichi nervioso.

Así que te llamas Ichi... ¿si son iguales no deberían tener el mismo nombre?- pensé un momento. Luego miré a Ichi seriamente y le dije.

Tuviste mucho valor al venir aquí. Tal vez anoche solo te vi como un niño consentido... pero ahora te veo como todo un hombre - le dije seriamente.

Me giré a Iori y le dije. - Tu hermano a cumplido su parte del trato. Ya no lo molestaré más. - le dije viendolo a los ojos - Si sobrevivo y aún te interesa mi propuesta, hablaremos después... en caso contrario...

Se escuchó un sonido desde el techo donde comenzó a bajar una estructura metálica.

Shin, ve adentro para que hagas tu entrada... - me avisó el referí. - Le hice un gesto con la mano de que ya iba.

El siguiente combate es un evento especial sorpresa solo para ustedes... una lucha en jaula de acero, dos veteranos de esta arena, dos ex compañeros de equipo que alguna vez fueron campeones en parejas, pero se han enemistado y ahora lucharan a MUERTE! - comenzó a decir el anunciador.

Como decía - le seguí hablando a Iori - si muero, ve con la vieja y ella te compensará con una gran cantidad de dinero. Ademas... ¡¡!!

De pronto la arena quedó casi a obscuras pues la luz se fue de repente.

¡¡¡Diiiiiissssscuuuulpeeeeeeenn!!! - se escuchó una voz de niña hablando con un altavoz en lo alto de las galerías del publico. Unos reflectores la enfocaron, tenía una vestimenta roja muy llamativa y una corona vistosa en la cabeza... por tanto supe de inmediato quien era... Shanon, la gata de Noi.


¡¡¿¿¿Combate especial??!! ... ¡¡¿¿¿dijiste combate especial??!! Esto será una MASACRE, que clase de presentación barata fue esa... - dijo la niña por el megáfono - ¡¡Esta es LA EJECUCIÓN DE SHIN!!! - dijo a la vez que las luces volvían a irse.

¡¡¡TUUUMPPPPPP!!!

Sentí un enorme peso que cayó directo en la espalda, estampándome en el suelo de bruces, el dolor fue inmediato e intenso, quizás fueron dos enormes rodillas pero las sentí de metal... debía de estar usando rodilleras metálicas. Que estúpido fui al descuidarme así.
Luego sentí que ese enorme peso caminando por mi espalda, y luego golpes, uno tras otro, rápidos y violentos.

Que demonios esta pasando, que alguien arregle la maldita luz! - escuché a alguien reclamar por ahí.

Idiota... imbécil - me recriminaba a mi mismo. Seguro debía de haber estado sobre la estructura metálica mientras esta bajaba y de ahí saló justo hacia mi... De pronto sentí un golpe de lleno en a cabeza que me dejo semi aturdido. Si, seguro ese fue bate.
Apenas podía acostumbrar mis ojos a la obscuridad y ya sentía que estaba viendo doble. Sentí que me jalaban del cabello y luego un frío en la garganta. Había puesto su bate directo en mi cuello y me jalaba hacia atrás con fuerza, sentía que me iban a arrancar la cabeza. Luego escuché su voz hablándome al oído.

Saludos compañerito... que gusto que vinieras!

...Nn... Noi..... - dije apenas.

Ahora me llaman "rompe-columnas"... un tanto obvio pero conciso... ¿no te parece?

grhhmmm.... arghh... - sujeté su bate con mis manos en un esfuerzo por liberarme de esa asfixia pero resultaba inútil. en esa posición no podía forcejear.

Tu desesperación es adorable... pero necesito tu MIEDO... haría echo mucho mas divertido...

Quieres... div..vertirte... alimaña!..... - Dije comenzando a empujar mi cuerpo hacia el suyo, si no podía liberarme hacia adelante lo empujaría hacia atrás. Una rápida caminata hizo el truco y no tardamos en chocar contra la mesa de los locutores, el agarre se aflojó y le di un codazo hacia atrás, di unos pasos hacia adelante para recuperar el aliento pero sentí un batazo de lleno en la espalda que me arrojó al suelo. Y despues otro, y otro y otro más, me estaba vapuleando en el suelo.

Se escuchaban los abucheos del publico que no podían ver nada ni sabían que estaba pasando. De pronto los golpes cesaron y me arrastré un poco para luego ponerme de pie con dificultad.

Maldito tramposo! - escuché a... uno de mis muchachos... ¿cual sería, Iori o Ichi?... en ese momento lamenté que tuvieran las voces idénticas pero eso no importaba, si no tomaba la delantera Noi lo haría papilla en segundos.

¡No te metas en esto! - ¡¡¡Tummp!!! - escuché un golpe seco y en ese instante las luces volvieron.

Noi tenía a uno de los gemelos en el aire haciéndole un "levantamiento militar" así que supe de inmediato que lo siguiente que haría sería bajarlo con violencia para quebrarle la espina usando su rodilla.
Me lancé con violencia contra su cuerpo embistiéndolo y abrazándolo por la cintura obligándolo a caminar hacia atrás, haciendo que soltara el cuerpo del gemelo quien cayó pesadamente al suelo. De reojo vi que estaba sangrando de la cabeza y parecía incosciente... ¿le habría dado un batazo en la cabeza? - pensé agobiado.

La idea me llenó de rabia y no paré de empujar a Noi hasta hacerlo chocar contra la superficie del ring y luego comencé a darle una lluvia de golpes. Estaba en mejor posición ahora golpeando hacia abajo lo que hacía mis golpes mas potentes.

Al fin volvió la maldita luz, ahora damas y cab... ehh.. ¡¡esperen,!! los contrincantes ya han comenzado la lucha... ¿que esta pasando aquí?, ¡¡Shin esta sangrando de la cabeza!!

¿Sangrando, yo? - pensé confuso al notar que mi ropa estaba manchada de sangre y casi al instante noté un calor extraño en mi frente.
Solo ese leve descuido y Noi me sujetó la garganta con ambas manos y me empujo haciéndome chocar contra el poste del ring, para luego arrojarme hacia adentro por debajo de la tercera cuerda. comencé a gatear hacia el centro del ring para recuperar un poco de aire, cuando vi que la estructura metálica seguí descendiendo.

Noi ni se molesto en subir al ring por la escalerilla metálica, sino que de un salto llego hasta la lona.

¡¡Largo de mi ring!! - rugió. Entonces mi di cuenta que la dupla rival de mis luchadores seguían ahí, quizás el apagón los confundió también.

La chica ruda quedo momentáneamente inmovilizada al escuchar el grito de Noi y ver su imponente figura. Noi se abalanzó hasta ella como un camión y le dio un antebrazo directo en el cuerpo, que por la magnitud de su brazo abarco cuello y pecho a la vez. Jane giro en el aire producto del golpe, esparciendo sangre en el aire antes de caer totalmente K.O a la lona.

¡Hermana! - gritó su compañero consternado.

Que haces, lárgate de aquí ahora!!! - le grité. Pero Noi ya estaba casi sobre él.

Linda pintura niño - le dijo Noi tomándolo de la cabellera. Joe solo levantó la mirada asustado antes de recibir un golpe de puño directo en la cara que lo dejo casi inconsciente de inmediato. Su nariz se convirtió en una manguera de sangre saliendo a chorro.

Pero la mejor pintura para un luchador... - Dijo Noi dándole un puñetazo mas fuerte que esta vez si lo noqueó. Su cara había quedado completamente ensangrentada.

¡¡¡ES LA SANGRE!!! - completó de decir Noi dándole un sádico puñetazo al cuerpo inconsciente de ese luchador, haciendo que sonara ruidosamente como si su cara se hubiese roto. Tres golpes bastaron para dejar ese bello rostro convertido en una masa sanguinolenta.

¡¡Infeliz!!.... le grité a Noi cuando volteó hacia mi.

La jaula casi esta en su sitio... ¿seguro que no quieres huir con el rabo entre las patas? - me dijo Noi caminando hacia mi mientras arrastraba el cuerpo inerte de ese joven luchador tomándolo de la cabellera. Camino hasta la inconsciente Jane y le puso su enorme bota en la cabeza haciendo presión.

Esto es increíble, aún no ah sonado la campana ni la jaula esta en su sitio pero ya hemos visto brutalidad que siempre nos ofrece "Noi Rompe-columnas"... esta vez Tiger Jane y Tiger Joe se han llevado la peor parte.
Quizás sea lo ultimo que veamos de ellos...
- dijo el locutor con cierto pesar.

A pesar de sus palabras la gente se había vuelto loca. Seguro en este momento las apuestas estaban en su punto máximo.
consideré la "oferta" de Noi cuando vi que la jaula había descendido lentamente hasta la altura de la primera cuerda del ring.

Podía escuchar claramente el sonido que hacía la bota de Noi aplastando la cabeza de Jane y entonces me lancé hasta esa mole de músculos para atacar primero sus piernas pero el adivinó el movimiento y me lazó al niño inconsciente que me golpeó el hombro y rebotó hacia el lado.
De inmediato estaba casi sobre mi y había puesto una rodilla sobre mi hombro cazandome un brazo y lanzándome puños a la cara que apenas podía bloquear con mi brazo libre. De pronto dejo de golpear y extendió su brazo libre hasta el costado, sentí un golpe seco en la cabeza... demasiado duro para ser su puño... no podía ser su bate pues vi que se quedó afuera del ring.

Esto es brutal... ¡¡BRUTAL!! - escuché decir al locutor - Noi esta esta usando el cuerpo de Tiger Joe como arma, jamás había visto algo así - gritó asombrado.

Y eso era, el cráneo de ese pequeño infeliz estaba siendo usado como arma. Tuve que taparme con el brazo que tenía libre para protegerme del inusual castigo. De pronto Noi sujetó mi brazo libre con uno de los suyos y me acercó el rostro del inerte Tiger joe.

Que te parece, a que lo deje mas lindo de lo que estaba ¿si? ... vamos, vamos, dale un besito jajaja - dijo restregándome el ensangrentado rostro de Joe en la cara mientras yo solo trataba de que la sangre no me cayera en los ojos.

De reojo vi que personal de la arena había ingresado al ring, eran dos sujetos grandes. Uno comenzó a arrastrar a Jane hacia afuera jalándola de un pie. El otro le gritó a Noi.

Ya basta Noi, ese niño es mercancía valiosa. ¡Suéltalo ahora para llevarlo al hospital! - grito con algo de preocupación.

¡¡¡¡GRHHRR... GRRAAAOOWWWGGRRRRR!!!!! - les gruño Noi en lo que parecía mas una mezcla entre ladrido de perro y rugido de león. El hombre que le grito puso una cara de pánico e incredulidad y se retiró rápidamente del ring. El que jalaba a a Jane del pie vio que la jaula estaba ya cerca de encerrarnos y decidió dejarla allí para escapar. La verdad no lo culpo, en ese momento Noi parecía mas un animal salvaje que una persona, cualquiera en su sano juicio no hubiese querido quedar encerrado con ese animal dentro de una jaula.
Aproveche el descuido de Noi con el personal de la arena para darle un rodillazo en la entrepierna y de un movimiento rápido le quité el cuerpo de Tiger Joe y pateé a Noi haciendo que cayera hacia atrás.

Sigues siendo el mismo animal salvaje de siempre Noi - solo se me quedó viendo pero tuve la impresión de que se reía tras su máscara.

¡Y para pelear contra un animal, debes volverte uno! - Dije levantando el cuerpo de Joe con una sola mano. Luego lo acerqué a mi y lamí sangre de su rostro, dándole una mirada maligna a Noi.

Mujajajaaaah, así es Shin, ¡¡HAZLO!!, como en los viejos tiempos... te lo concedo - Dijo Noi apoyándose en las cuerdas y entrecruzándose de brazos.

¡¡¡Quieren ver SANGREEEE!!! - grité a la multitud maneando el cuerpo de ese chico con una sola mano

MÁTALO - MÁTALO - MÁTALO - MÁTALO - MÁTALO - MÁTALO - MÁTALO - MÁTALO - Cantaba la multitud.

Las damas primero - dije caminando hacia el cuerpo de Jane. La tome de la cabellera y la levanté, también con un solo brazo. Ahora los tenía a ambos en el aire, lo cierto es que pese a su peso no me costó trabajo levantar a Jane, sabía que me había vuelto legítimamente fuerte, pero mi adrenalina estaba a tope. Los golpes que me dieron apenas los sentía en ese momento.

Parece que estamos a punto de ver una de las especialidades de Shin, ¡¡el choque mortal de cráneos!! - dijo el locutor emocionado.

No lo hagas Shin, esos chicos son mercancía valiosa... dicen que "Los tigres de Maraíso" fueron patrocinados el mismísimo jefe de turno, te meterás en problemas - me advirtió uno de los encargados de la arena.

Mfh... tigres... ¿estos cachorros? - murmuré desinteresado y luego lo miré fijamente - ¡¡No me digas que hacer, imbecil!!

Hazlo rápido, hasta cuando me harás esperar - se quejó Noi impaciente.

No hay que ser desconsiderado con el público, Noi - le dije mientras exhibía los cuerpos de esos dos a la multitud acercándome a a las cuerdas. y cuando estaba bien cerca.

Arrojé ambos cuerpos bien fuerte hacia afuera del cuadrilátero con tal impulso que pasaron desde la lona del ring y por debajo de la jaula que estaba ya a un metro de tocar el suelo. De haberlo hecho antes corría el riesgo de que Noi fuera por ellos saliendo de la jaula.

¡¡¡Buuuuuuuuuuuuu!!! - comenzó a abucheare el público de inmediato y a modo de respuesta forme dos puños y levante los dedos del medio hacia la multitud, incrementando los abucheos e insultos hacia mi.

Jajaja, sigues tan blando como siempre - me dijo Noi mientras el personal médico de la arena asistía a Jane y Joe sacándolos rápidamente en camillas.

No tengo que matar a nadie... no estoy trabajando, vine aquí a divertirme - le dije sonriendo despreocupadamente.

¡¡¡Toooommmppp!!! - la jaula hizo un sonido al tocar el suelo rodeando el ring y quedamos encerrados.

Saque mi martillo de la cartera de mi chaqueta - Sabes que no mato por diversión, solo por trabajo... pero en tu caso Noi, a ti si te mataré por diversión - le dije apuntando con mi martillo al frente.

¡¡¡¡DING DING DING!!!!

Finalmente suena la campana y el combate comienza oficialmente. Así es amigos, todo lo demás fue gratis y demás esta decir que este combate es a MUERTE, ni conteos ni K.O ni rendición se acepta aquí, solo que uno o ambos contendientes mueran - aviso el locutor.

Noi se abalanza sobre Shin, este la esquiva y... que demonios, Shin le da un martillazo en toda la rodilla, Noi esta en el suelo... ¿acaso eso sonó como metal? al parecer Noi esta usando protecciones bajo su traje... ahora Shin intenta rematar a martillazos, Noi bloquea con... con su codo, definitivamente esta usando protección pero aquí todo vale, culpa de Shin si no trajo protecciones para él, ahora parece cambiar de táctica, esta pateando a Noi en el suelo quien solo bloquea los puntapiés, se sigue escuchando metal, esos zapatos de Shin no son cualquier cosa, son de seguridad, y han probado tanta sangre como su martillo eso es seguro, Noi se arrastra, intenta escapar.... ¡¡¡oh guauuu!!! recibe tremenda patada en la cabeza cortesía de Shin.... este no le da tiempo para recuperarse, sigue con su ataque de patadas. Noi reacciona, sujeta su pierna, arroja a Shin al suelo, ambos forcejean revolcándose, Noi le quita su martillo a Shin, lo usar... no, Noi arroja el martillo fuera del ring, eso no le gusta Shin quien toma la ofensiva, se acomoda sobre Noi a quien ahora le llueven los golpes... y sigue.. y sigue, ¡¡¡que lluvia de puños!!!, Shin esta realmente furioso, le esta dando una paliza a Noi!! - comentaba el locutor emocionado.

Nunca- puñetazo - te metas - puñetazo - con - puñetazo - mi martillo - puñetazo

Esta fuera... ¡¡¡NOI ESTA AFUERA!!!... Nunca te metas con el martillo de Shin, esa frase ya es casi un refrán aquí en Maraíso... Y Noi ah pagado las consecuencias... pero la arena pide sangre, la arena pide muerte, la arena pide ¡¡¡Voltios!! - gritó el locutor cuando un sonido de rayos se escuchó y la corriente se hizo sentir electrificando la celda.

Que es esto, Noi reacciona, ¡¡acaba de patear la rodilla de Shin!! quien retrocede resentido, estaba jugando al perro muerto, después de esa paliza se levanta como si nada, avanza hacia Shin quien corre a recoger su martillo, Noi lo alcanza primero, lo jala de la chaqueta, Shin logra zafarse quitandosela, Noi hace un gesto como si se limpiase la nariz con ella, Shin vuelve atacar, eso no le gustó nada, Noi le lanza un puñetazo, Shin lo esquiva, se pone detrás y... ¡¡Suplex!! ¡¡Suplex para Noi!! el cuerpo de Noi cae pesadamente hacia atrás, increible, Shin se ah fortalecido bastante para levantar a esa mole, pero no sera suficiente, Shin sube al poste, se lanza y... ¡Da en el blanco!! Noi intento girar a ultimo minuto pero fue peor, Shin cayó sobre su cuello, Shin toma a Noi de la cabeza con ambas manos, le pone una rodilla en la nuca, quizás veamos un cuello romperse justo ahora... no, quizás veamos una decapitación.... Oh, Noi se tumba hacia atrás, pero Shin no lo suelta, ahora la llave se transforma en una dormilona, le esta cortando el oxigeno a Noi... pero esperen, Noi se esta levantando, poco a poco, Shin no afloja la llave, ahora esta sobre el cuerpo de Noi, esta en su espalda, Shin esta.. ¡¡esta mordiéndole el cuello a Noi!!!... directo en el cuello, o quizás en el hombro, están muy pegados, no se puede apreciar bien... se puede ver sangre goteando, definitivamente Shin esta mordiendo con todo... Noi se aleja, esta tomando impulso aún con Shin en su espalda... Noi corre y salta por la tercera cuerda, ¡¡¡oh santa mierda!!! - exclamó el locutor extasiado.

¡¡¡¡spaaaarrkkk!!!!!

Que movimiento, que maniobra desesperada, Noi se ah lanzado junto con Shin fuera del ring y hacia la reja electrificada, en el ultimo momento Noi giró su cuerpo y ambos recibieron el voltaje, pero la peor parte de la llevo Shin quien ahora esta tirado en el suelo. Noi no esta atacando, parece que se esfuerza en poder respirar, se sujeta el cuello, quizás esa mordida si fue profunda.... esa fue la primera descarga, ¡¡¡ahora el voltaje subirá al doble!!! - avisó el locutor.

Mierda... es un animal... esta mucho mas fuerte que antes - pensé agobiado - ¿como pudo llevar su peso y el mío para pasar por la tercera cuerda? nunca espere eso.
Mi mirada estaba perdida, veía borroso, lo peor de ser electrocutado es que te deja sin respirar un buen rato, si no logro calmarme a tiempo podría desmayarme por la falta de oxigeno en los pulmones. Solo me quedé tirado un rato esperando que la mordida y esa dormilona que le aplique me de tiempo y me recupere antes - pensé esperanzado.

Ambos luchadores están en el suelo, algo de humo sale del cuerpo de Shin, no parece que ninguno de los dos podrá... esperen amigos, Noi se esta levantando primero, con algo de dificultad pero si... ya esta en pie... esta caminando lentamente hacia Shin.... ah sacado algo de su traje... son... son... ¡¡Son unas esposas!!... Noi esta tratando de esposar a Shin, si lo logra será el fin de martillo loco, Shin esta forcejeando apenas, parece que Noi lo esta consiguiendo, ya le ah puesto una en la mano - relataba el locutor.

Mierda... aun no puedo respirar... - pensé desesperado cuando escuché un segundo "click"

¡¡Lo ah conseguido, Noi lo consiguió, Shin esta esposado, pero se las arregló para que sus manos quedaran adelante... quizás aun pueda hacer algo!! - comentó el locutor.

¡¡¡¡Fiiiiiiiiiiiiuuuuu!!!!!! - silbó fuertemente Noi.

Noi ah silbado.... ¿será alguna especie de señal de victoria?.... No, algo han lanzado al ring... es, ¡¡¡es su bate!!! - la chica que habló antes por el megáfono acaba de arrojar el bate dentro de la jaula, paso directo por uno de los espacios de la jaula.... Y no esta perdiendo el tiempo en usarlo, ahora si amigos, este parece ser el final de martillo loco Shin, apenas se esta protegiendo, lo están vapuleando totalmente, que ironía que uno de los ejecutores mas emblemáticos de Maraíso vaya a ver su final esposado de esta manera... Noi está levantando su bate en señal de victoria - dijo el locutor como con cierto pesar.

Había aguantado todos los golpes y estaba al límite, pero como lo pensé, ese animal maldito estaba celebrando antes de tiempo, levantando su bate y escuchando las alabanzas del público. Entonces me levanté con un ultimo esfuerzo y usé todo el peso de mi cuerpo para llevarlo directo contra la reja electrificada. El chispazo fue tan potente que las luces parpadearon y recibí parte del impacto que me arrojó hacia atrás dejándome sin aire de nuevo y Noi cayó humeante al suelo, el golpe eléctrico lo mandó hasta el borde de la escalerilla del ring.

Guuauuu, que contraataque, parece que Shin también aprendió a hacerse el perro muerto, vaya que ah sorprendido a Noi, la reja estaba al doble de potencia, pocos han sobrevivido a eso y nadie ah vuelto a levantarse tras recibir ese voltaje... pero, hablamos de Noi, el ejecutor mas implacable de la Costa Norte de Maraíso, este animal nos ah sorprendido muchas veces con su fuerza y estimina sobre humanas!!! ¿será suficiente? ¿caerá Noi esta vez?.... - se regocijaba relatando el locutor.

No... obvio que no caerá solo con eso.... murmuré levantándome esposado, apoyándome en el borde del ring... tuve una convulsión repentinamente y comencé a vomitar una gran cantidad de sangre, pero no le quite los ojos de envcima a Noi.

Parece que Shin esta en su limite, si el combate no termina pronto podríamos tener una doble fatalidad... NOI... Noi se esta levantando... y ahora mismo el voltaje de la celda sube AL NIVEL LETAL!!!! - avisó el locutor.

Estaba justo donde quería, se apoyaba en la escalerilla metálica al costado del ring. Seguramente su orgullo pesóo mas y se levantó antes de tiempo, antes de recuperar el aire.

Debiste quedarte en el suelo Noi... - dije comenzando a correr, me apoyé en la misma escalerilla metálica y lo pateé con ambos zapatos directo en su fea máscara. El golpe lo arrojó hacia atrás estrellándose nuevamente en la jaula electrificada, ahora de voltaje letal.

Las luces parpadearon y Noi dio un grito terrible, pareció quedar pegado a la reja y escuché algo explotar afuera, parece que la fuente de poder que alimentaba la celda falló pues los chispazos comenzaron a reventar en toda la celda y la luz volvió a irse por momentos, solo iluminando el lugar por los chispazos de la diabólica estructura.

Hubo un largo momento de silencio y la celda se apagó perdiendo su voltaje. El cuerpo de Noi quedó tumbado en el suelo humeante y el olor a carne chamuscada comenzó a impregnar rápidamente el coliseo.

Ah ganado... increíble, Shin ah ganado!!! - chilló el locutor - Noi recibió el voltaje letal cuando parecía que tenía la lucha ganada, el bate ah caído y el martillo se levanta, seguirá cobrando victimas en Maraíso al parecer por un laaargo tiempo - chilló el locutor.

Mi martillo - pensé de inmediato - subí al ring y fui a recogerlo justo la jaula comenzaba a subir, esta vez de manera rápida, pues solo bajaba lento por efectos de dramatismo. La gente se había vuelto loca, incluso todos vitoreaban ahora. Malditos vendidos, cuando hace un momento me estaban abucheando.

Mantuve la compostura pero debía salir de allí y rápido, sentía que las tripas se me iban a salir. Transpiraba frío y por primera vez en mucho tiempo pensé que tal vez no lograría a llegar a recuperarme.

El locutor seguí chillando y la gente seguía enardecida, aunque estaba vagamente iluminada la arena. Caminando hacia la zona donde estaban mis muchachos y la niña, vi que uno de ellos tenía sangre en la cabeza pero estaba conciente y se apoyaba en su hermano para mantenerse en pie. El que no sangraba se sonrojo un poco al verme, entonces presumí que el que recibió el golpe fue Iori.

¿Que hacen aquí, deberían haberse largado ya? - les dije adolorido, pero agradeciendo en el fondo que hayan visto la pelea.

iban a responder algo pero de pronto ambos pusieron una caras de asombro y miedo de repente. La multitud enardecida se cayó de pronto. Sentí un escalofrío como nunca recorriendome la espalda.

No... es... es imposible - dije preocupado volteandome. Y lo vi.

Esa enorme mole, ahora humeante, ¡Se levantaba! aún tenía su mascara pero salía sangre de su cara.

No puede ser... sus ojos deberían haberse reventado con ese voltaje... nadie sobrevive a eso - grité entre asustado y enrabiado.

...Shhh.... SHIII ... SHHINNN... ganaste el combate, pero no la guerra.... ¿puedes seguir?... ¿o nos veremos después... en el Bloody Money?.... - dijo con un tono que hasta parecía espectral.

Increíble, estoy en shock, Noi se ah levantado, por primera vez alguien sobrevive al voltaje letal de la celda... definitivamente Noi no es humano... - comenzaba a decir el locutor.

...no es humano.... pensé. Esas palabras se me quedaron grabadas en la mente y no escuché nada mas de lo que dijo el locutor, ni Noi, ni los gemelos ni nadie. Ya no me quedaba nada mas para pelear, apenas me mantenía en pie... solo tuve un ultimo impulso de sobrevivencia básico... ¡Huir!

Tome a la niña y junto con ella comencé a alejarme tan rápido como podía de esa arena. Solo esperaba que los gemelos me siguieran.
Aún en esa condición pude empujar a la gente para abrirme paso junto con la niña y no paré hasta alejarme lo mas que pude de ese lugar.


꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ¡¡Es hora de huir!! XD

Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata
 
Última edición:

Registrado
22 Abr 2007
Mensajes
4,972
En un solitario departamento...

Los dos terminamos sin ropa antes de empezar. Hubiese preferido algo más intenso, pero parece que sigue en shock debido a que no se esperaba que yo fuese un jefe. Yo me desnudé del todo, pero él lo hizo siguiendo mis indicaciones. Dando vueltas alrededor suyo para que pueda verle bien de arriba a abajo por delante y por detrás. Me puse ante él y enseguida empezó a lamer mi verga. Primero como un cachorro obediente que quiere demostrar su lealtad y luego engullirlo para mamarlo como es debido. No le dejé detenerse hasta que me corrí en su boca. Entonces, lo puse contra la pared y empecé a saborearle como si quisiera comérmelo. Desde el cuello hacia abajo. Dejando claro que yo soy el macho alfa. Lo que le pilló por sorpresa fué la mamada. ¡Estos cachorros son increibles! No sé como los cuidarán sus respectivos amos, pero actúa como si nunca jamás se lo hubiesen chupado. Igual que hizo Hans. ¿Nunca les han permitido conocer el placer de una buena mamada? ¿Que sepan el verdadero trabajo y lo honorable que es complacer a los hombres con sus lenguas? Como era de esperar, eyaculó demasiado rápido. Es evidente que no está acostumbrado. Me bebí esos jugos y entonces le hice girarse para separar sus piernas y sus nalgas. Lamiendo bien ese agujerito. Aunque obviamente, luego le hice lamerme a mí en el mismo sitio. Le retuve un tiempo más de lo normal para ponerle a prueba. Efectivamente, sabe complacer a un macho. Y llegó el momento. Le puse en esa posición. Con las manos apoyadas contra la pared y bien inclinado para exponer bien su culito. Le sujeté de las caderas y se la metí de golpe. Se nota que no es la primera vez que se la clavan por el culete. Sus gritos, gemidos y vibraciones corporales eran algo mágico para mí. Fuí rudo y rápido desde el primer instante. Igual que un animal salvaje en el proceso sexual. Cuando un perro la mete, empieza rudo hasta que se le hincha. Y se queda pegado y quieto hasta que se corren. Me dan pena las hembras caninas. Sus semejantes no las complacen como deberían. Un humano sí que sabe como hacerlas gozar y alcanzar un orgasmo. En todo caso, el cachorrito humano que tengo ante mí sabe estarse quieto y facilitarme el acceso a su culito. Me corrí en abundancia en su interior y él se corrió en el suelo y la pared. Lo aparté de ahí para ver la bonita escena de su semen goteando. ¡Salió mucho! Se nota que le hice una buena estimulación. Retiré mi verga y lo guié hasta la ducha para que se diese un aseo completo. Yo solo me lavé la verga en el lavabo, pues no me había manchado nada más.

(Rodrigo) Sé un buen niño y quédate aquí. En la nevera hay mucha comida y bebida. Frutas, yogures, zumos, leche... ¡Ya sabes! Volveré en unas horas. Quiero ir a comprobar una cosa.

Terminé de secar la zona lavada y me empecé a vestir.

(Rodrigo) No sé como te trataba Noi, pero... espero que estés a gusto bajo mi cuidado. A diferencia de otros, sé cuidar muy bien a mis perros. Mis mascotas. Solo los castigo cuando lo merecen. Y el castigo siempre es proporcional a sus errores cometidos. También hay una cama. Descansa, perrito. Y limpia tu semen del suelo y la pared.

Dije muy tranquilo. Salí del lugar y me marché a la calle. Cogí uno de mis coches y conducí por le lugar. Con el manos libres, llamé a los encargados del ring.

(Rodrigo) Hola, compañero. ¿Cómo les va a mis chicos? ¿Ganaron su último combate?

Me confirma que no. Que sus contrincantes lograron vencerlos. Eso me sorprende, pero no me siento dolido. Conozco lo que es patrocinar a un equipo. A veces se pirde y a veces se gana. El que no sabe perder, no es un hombre de verdad. Por eso yo acepto incluso las derrotas.

(Rodrigo) Ya veo. Bueno... ¡Otra vez será! ¿Lucharon contra uno de los equipos más veteranos?

Me dice que no. Que fueron un dúo recién aparecido. Se quitaron las máscaras durante el combate. Eran dos gemelos pelirrojos. Eso me pilló desprevenido.

(Rodrigo) ¿De verdad? ¿Qué aspecto tenían?

Cuando me los describió, adiviné al instante. ¡Iori! Pero... ¡Espera! ¿Dos gemelos? Entonces... ¿Su hermano gemelo también? ¿Se ha metido en este asunto?

(Rodrigo) Dime... ¿Iban acompañados por alguien?

Me dijo que sí. Yo esperaba que fuese el padre de ambos. Que por fin ha aceptado comprometerse todavía más en la organización. Pero parece que no. Era... ¡Shin!

(Rodrigo) ¡Vaya! Pues... ¡Supongo que tendré que darle la enhorabuena por su victoria! Bueno... Pasaré a recoger a mis chicos, ¿Vale?

Entonces me avisa de que están en el hospital. Y que están en estado crítico.

(Rodrigo) ¡¿CÓMO?! ¡¿Qué pasó?!

Dije alarmado. No creo que esos gemelos se hallan excedido. Aunque de ser así, tendría que aceptarlo. Son gages del oficio, después de todo. Pero no creo que Iori halla llegado tan lejos,. Y mucho menos el cobardica de su hermanito. Me confirma que no. Que fué Noi.

(Rodrigo) ¿Noi? ¿NOI? Pero... ¿Acaso habéis autorizado un combate entre mis chicos y ese psicópata? ¡Conocéis las normas! ¡Los combates deben ser equilibrados! ¡Meterlos con Noi es un suicidio!

Me dice que no fué así. Que surgió un combate entre Noi y el propio Shin. Pero una de las mascotas de Noi se puso a jugar con los controles desconcertando a mis chicos. Y Noi aprovechó para torturarlos con violencia. Shin parece que también jugó con sus cuerpos, pero parece que mantuvo su honor intacto y los sacó de la arena para ser atendidos.

(Rodrigo) ¿Y por qué no lo sacaron antes?

Me dice nervioso que lo intentaron, pero Noi los acobardó a todos. Me sentí muy furioso. Noi... Atacó a mis chicos cuando no era un combate acordado, lo hizo saltándose las normas y estuvo a punto de matarlos. Primero Hans... ¡Y ahora el equipo en el que he invertido mucho dinero! Noi... ¡Esto sí que te costará caro! A pesar de todo, respiré hondo para calmarme.

(Rodrigo) Gracias por avisarme. Imagino que fueron al hospital privado, ¿Verdad?

Es evidente. No pueden enviarlos al hospital público de Maraiso y tampoco a los privados ajenos a la organización. Darían el aviso a las autoridades y avisarían a sus correspondientes padres por estar heridos y por ser menores. (A juzgar por sus nobmres, no sé si son el chico y su hermana miembros de la organización o si son nativos de Maraiso que simplemente les gusta pelear. Ya me dirás. :3)

(Rodrigo) Gracias por avisarme. Voy para el hospital.

Colgué el teléfono y cambié el rumbo.

En el hospital privado...

Obviamente, los metieron por la puerta trasera y solo se encargaron empleados que pertenecen a la organización en un ala específica y restringida del hospital al que solo los miembros de la organización pueden entrar. Es como un segundo hospital, pero para tratar a los heridos de nuestra organización. Enseguida llegué con mis chicos. Los han tenido que intumbar Tiene mala pinta...

(Rodrigo) ¿Cómo están?

Me confirman que tienen fractura de craneo, posibles daños cerebrales y hemorragia interna. En uno de ellos el daño llegó incluso a las cervicales. Harán lo que puedan, pero las posibilidades son bajas. Me sentí frustrado. Perder a esos chicos, es perder mi inversión. Como mueran... juro que Noi pagará. Ni siquiera el Bloody Money le protegerá de esto. Pero aún queda esperanza. Conozco una forma, pero... será muy caro. No me queda otra. Marcó un teléfono muy específico y espero la respuesta. Cuando responde, solo digo...

(Rodrigo) Necesito tu ayuda...

Una hiora después...

Los prepararon. Los cargaron en la ambulancia y se fueron hacia un lugar que les dije. Yo me fuí con mi coche a donde tengo mis mascotas. Cogí algo que necesitaba y conduje hacia el sito específico. Entré en un parking privado. Ahí está la ambulancia. Me bajo y ya me esperan. Me escoltan.

En algún lugar desconocido...

Una gran sala extrañamente iluminada. Los dos luchadores desnudos del todo, limpiados y puestos en máquinas similares mientras son escaneados. Termina el escáner y la voz robótica que incorporan confirman el escáner, el proceso completado y lo detectado. Fracturas, hemorragias... ¡Todo lo esperado! Incluso detecta numerosos hematomas antiguos o recientes, además de algunas bacterias o enfermedades ocultas o leves. ¡Sí que son milagrosas esas máquinas! Una vez termina esos largos diagnósticos, inicia el proceso principal. Libera a modo de rocío organismos celulares artificiales y nanorobots orgánicos. Son rociados con eso y se infiltran en sus cuerpos. Corrigiendo los problemas, eliminando lo malo, regenerando hueso, uniendo músculo... ¡Tod a gran velocidad! Una tecnología extremadamente avanzada que no está al alcance del público. El proceso terminó en unos diez minutos y se veían como nuevos. Me acerqué a ellos y despertaron poco a poco. Se les veía confusos, pero me reconocieron.

(Rodrigo) Estáis a salvo. Todo terminó.

Se tocan a sí mismos. ¡No tienen heridas! ¡Ni dolor! ¡Nada! ¡Están como nuevos!

(Rodrigo) Esto e un secreto, ¿Vale? Pero sí, os he salvado.

Me lo agradecen, pero entonces se ponen tristes. Me confirman que han perdido su último combate.

(Rodrigo) ¿Qué más da? En el noble deporte, a veces se gana y a veces se pierde. Eso es algo que tuve claro desde el principio. Perdistes un combate, pero todos los grandes luchadores también tuvieron su derrotas. y tarde o temprano tendrán más derrotas.

Se sintieron mejor, aunque son conscientes de que les he salvado la vida. De hecho, ahora se sienten incluso mejor que antes.

(Rodrigo) Acompañad a los médicos a la ambulancia. Me reuniré con vosotros enseguida.

Me fuí en otra dirección. Me escoltaron hasta un moderno ascensor que subía rápido. Pero al llegar, iba ralentizando para parar con mucha suavidad. Bajé y llegué a un extraordinario despacho, donde esperaba alguien en las sombras.

(Rodrigo) Gracias. Aquí está el pago.

En todo momento, uno del os guardias llevaba una caja metálica con la que vine. El individuo se acercó y abrió la caja. Dentro hay dos bebés. Uno macho y otro hembra. Sedados y con bombona de oxígeno ymascarilla para respirar. Me dijo que soy un hombre de palabra. Que eso le gusta. Y sí, en dos meses me los devolverá. Pero yo le digo...

(Rodrigo) Puedes quedártelos. Has hecho algo muy grande por mí. Considéralo pago, propina y regalo de agradecimiento todo a la vez. Ahora son tuyos. Lo que hagas con ellos ya me da igual.

No me duele desprenderme de bebés. No he estado ocn ellos lo suficiente para educaerlos, entrenarlos ni tener ningún lazo afectivo por ellos. Es más fácil. Se sorprende de mis palabras, pero me sonríe. Puedo notarlo.

(Rodrigo) Me retiro. Es un placer hacer negocios contigo.

Me voy sin más. Me guian al aparcamiento y le digo a la ambulancia que se vuelva al centro médico. Los chicos vienen conmigo en mi coche. Se montan y nos largamos de allí. Cada uno por su carretera específica.

(Rodrigo) Bueno... Ya he pensado como compensarme. Tú ya lo imaginas, ¿Verdad, Joe?

Solo me sonríe sonrojado.

(Rodrigo) Y tú, Jane... Todavía no tuvimos oportunidad, pero... ya tendrmeos nuestro momento, ¿Verdad? Y ya sabes que sigue en pie la oferta que te hice...

Se tocó el vientre y me dijo que aún necesita pensarlo. A parte de eso, me dan las gracias por salvarles la vida.

(Rodrigo) Recordad. Secreto...

Asienten. Los llevo donde viven, pero aparco escondido para que no los vean desnudos. Entran en donde viven y me largo como si nada. Vuelvo a donde antes.

De regreso al departamento...

Llego y veo a Tobias dormido en el sofá con la tele encendida. Y en la mesa algunos yogures y zumos vacíos o medio vacíos. Me acerco para apagar la tele, pero entonces noto que hay alguien más. No niego que eso me pone alerta sin que casi se note, pero enseguida le reconozco.

(Rodrigo) Tristán... Veo que sigues manteniendo tu fama intacta.

Dije como si nada. Me dice que tiene un mensaje de Noi. (Aquí ya me muestras cual era tu mensaje. Y si quieres, puedes decir que incluyes el mensaje extra sobre lo del combate.)

Tarantulas Tarantulas

꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ (En mi siguiente post ya contactaré con Iori. :3)

__________

[Lian Wolf 16]


Tomaste tu decisión. La caja blanca de la mesa verde y bonita. La abres. Y ves que dentro tiene diez cajas de colores. Y todas ellas numeradas del 1 al 10. En la tapa interior de la caja hay otro mensaje.

- Diez cajas. Diez Pruebas.
- Supera todas las pruebas. Supera todas tus debilidades.
- Cada prueba tiene un comodín. Cada prueba tiene dos finales.
- Completarlas con comodines. Completarlas sin comodines.
- ¡Tú decides!

Parece evidente lo que debnes hacer. Coges la primera caja. Numerada con el número uno. Es de color blanco. La abres. Y dentro hay una tarjeta blanca. Tien el dibujo de un pequeño rayo. Y tien dentro uno de esos envases de tubo similar al de las pomadas, pero no lleva etiqueta. Los que te escoltaron se acercan y te guían hasta una sala. En esa sala, te untan la crema de ese tubo. Son muy concienzudos. No desatienden ningún punto. Ni siquiera dudan en tocarte tus zonas íntimas. Te estremeces, pues está frío. De hecho, te quejas diciendo que está muy frío. Preguntas para qué es, pero no dicen nada. Cuando acaban, te señalan algo que está en esa sala. Ves que es una sala diminuta y que no tiene nada. Solo la entrada a una especie de tunel cuadrado. Como si fuese un conducto de ventilación. Te metes dentro y sosteniendo al conejito de una oreja con tu boquita, empiezas a gatear. Te preguntas a donde llevará ese tunel, pero cuando has avanzado lo suficiente, los otros cierran la entrada por la que entraste dejándote atrapada ahí dentro. Pero aunque está oscuro, ves luz al fondo. ¡Una salida! Sigues gateando, pero entonces... ¡¡BBZZZZZZTTT!! Gritas y te revuelves agitada. Para en tres segundos. Empiezas a llorar, pues eso dolió mucho. ¡Una descarga eléctrica! Empiezas a llorar. Abrazas al conejito. Pides ayuda, pero nadie te atiende. Al cabo de veinte segundos... ¡¡BBZZZZZZTTTT!! ¡Otra vez! ¡Y ahora más fuerte! Sientes que la sensación de calambre se prolonga y mantiene. No lo sabes, pero es a causa de la crema que te untaron. Un gel conductor para que joda aún más las descargas. Te reincorporas léntamente y cuando te pones de nuevo a cuatro patas... ¡¡¡BBBZZZZZTTT!!! ¡Cada vez más fuerte! Lloras y lloras. Gritas asustada. Ya te ha quedado claro que quedarte ahí solo te hará más daño. Agarras con firmeza la oreja dle ocnejito con los dientes y empiezas a gatear a gran velocidad. Casi patinando un poco por la fricción con el gel conductor. Te acercas a la salida y... ¡¡¡BBZZZZZZTTT!!! Esta vez aprietas los dientes manteniendo el conejito bien agarrado. Aprietasl os puños. Y cuando pasa la descarga, gateas de nuevo a gran velocidad. Ya llegas a la salida. Estás tan asustada que, literalmente, saltas al exterior aterizando de golpe en el suelo. Justo a tiempo antes de que suceda la siguiente descarga. Sueltas al ocnejito y lloras desconsoladamente. Pero al fijarte mejor, ves que hay un hombre desnudo ante tí. Pero con una máscara. Una máscara de bufón junto con el gorro de cascabeles. Y cuando te levantas abrazando al conejito, ves pegado en la pared un cartel con el símbolo del comodín con un joker feliz y que pone lo siguiente.

- Este es tu comodín. Este es tu punto intermedio.
- El comodín te saca de la prueba logrando cumplirla, pero un precio debes pagar.
- Puedes rechazar el comodín. Puedes rechazar la salida fácil.
- Si decides continuar, entra en el segundo túnel y sigue adelante.
- Las descargas serán más dolorosas. Las descargas serán más frecuentes.
- Al final de la prueba, te espera una recompensa doble.
- Si no te atreves, utiliza el comodín. Si no te atreves, aprovecha tu oportunidad.
- Tu recompensa será sencilla, pero el comodín requiere tener mucho valor.
- La televisión te guiará. La televisión refleja el pago.

Sí, hay una televisión. Está encendida. Y muestra la misma secuencia una y otra vez. Aparece un adulto y una niña. Y se ve como con una mano masturba el pene del adulto. Y con la otra mano se acaricia su clítoris y se los mete por su vagian para hacerse un dedo.

Lian wolf 16 Lian wolf 16 (Tras pedir tu decisión en el post anterior, tuve una idea. :3 hasta que decidas reincorporarte al Rol, podemos hacerlo así. Te acerco a decisiones difíciles. Y tú debes elegir lo que quieres que ocurra. ¿Qué prefieres? ¿Seguir la prueba hacia adelante sufriendo calambrazos? ¿O tomar la salida fácil complaciendo al hombre ahí presente? Elige... XD Dame tu decisión por mensaje de perfil, ya sabes. :3)
 

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,088
Ubicación
Argentina
[Maraiso/Arena Clandestina]

Narración Ichi

"Después de nuestra pelea siguió el turno de Shin, el cual antes de subir a la arena se quedó platicando con nosotros un momento en cuánto hubo un apagón, y de repente se escuchó una voz de niña hablando con un altavoz en lo alto de las galerías del publico. Unos reflectores la enfocaron, tenía una vestimenta roja muy llamativa y una corona vistosa en la cabeza. Luego de hablar hacerla del supuesto combate especial, las luces volvíeron a irse. Pero luego se escuchó el sonido de un compa, y como alguien caía al suelo."

- Que demonios esta pasando, que alguien arregle la maldita luz! - se escucho a alguien reclamar por ahí.

"Apenas podía ver en la oscuridad o acostumbrar mis ojos a la obscuridad. Solo podia divisar dos sombras luchando en la oscuridad."

- Maldito tramposo! - escuché decir a Ichi.

- ¡No te metas en esto! - dije en ese momento Iori reacciono y se interpuso frente de mi - ¡¡¡Tummp!!! - Se escucho de lleno un golpe seco y en ese instante las luces volvieron.

"Ese Gorila tenía a Iori en el aire haciéndole un "levantamiento militar". si no hacía al ese monstruo lo mataría, estaba apunto de intervenía pero apenas pude ver como Shin de inmediato se lanzo con violencia contra su cuerpo embistiéndolo y abrazándolo por la cintura obligándolo a caminar hacia atrás, haciendo que lo soltara, cayendo pesadamente al suelo. Le estaba sangrando de la cabeza desde ese momento se quedo incosciente..."

- Iori! IORI!!! reacciona! - intente despertarlo pero no hubo caso, el golpe que recibió fue tan fuerte, que lo dejo completamente imconciente.

- Oni-Chan!! - se acercó Hime con lágrimas en los ojos - Oni-Chan no te mieras!!! - dijo tomando la mano de Iori gritándole en su mejilla, mientras lloraba.

- "Es mi culpa, otra vez fue mi culpa" - pensé culpandome.

- Al fin volvió la maldita luz, ahora damas y cab... ehh.. ¡¡esperen,!! los contrincantes ya han comenzado la lucha... ¿que esta pasando aquí?, ¡¡Shin esta sangrando de la cabeza!!

"Ante la desesperación no había notado que Shin también estaba herido, ese gorila tomo a Shin de la garganta y lo arrojó contra el poste del Ring, este gato asta adentro del Ring. Ese Gorila ni se molesto en subir por las escalerilla, sino que entro de un salto."

- Largo de mi ring!! - rugió.

"Le habia gritado a la dupla rival con la que habiamos luchado jace un momento los cuales seguían ahí, debido a el apagón los confundieron también. La chica qiw parecia ruda se quedo momentáneamente inmovilizada al escuchar el grito del Gorila y ver su imponente figura. Ese monstruo se abalanzó hasta ella como un camión y le dio un antebrazo directo en el cuerpo, haciendo que está de un giro en el aire producto del golpe, esparciendo sangre en el aire antes de caer totalmente K.O a la lona. El gorila escucho al otro chico, y al instante lo tomá de la cabellera, el pobre chico solo levantó la mirada asustado antes de recibir un golpe directo en la cara que lo dejo casi inconsciente de inmediato. Su nariz se convirtió en una manguera de sangre saliendo a chorro. Ese Demonio le dio un puñetazo mas fuerte que esta vez si lo noqueó. Su cara había quedado completamente ensangrentada. Y luego le dio un ultimo sádico puñetazo al cuerpo inconsciente de ese chico, haciendo que sonara ruidosamente como si su cara se hubiese roto. Tres golpes bastaron para dejar su rostro convertido en pure."

- Esto es increíble, aún no ah sonado la campana ni la jaula esta en su sitio pero ya hemos visto brutalidad que siempre nos ofrece "Noi Rompe-columnas"... esta vez Tiger Jane y Tiger Joe se han llevado la peor parte. Quizás sea lo ultimo que veamos de ellos... - dijo el locutor con cierto pesar - Esto es brutal... ¡¡BRUTAL!! Noi esta... esta usando el cuerpo de Tiger Joe como arma, jamás había visto algo así - gritó asombrado.

- Es un monstruo, está completamente fuera de control - alege horrorizado...

"Toda la lucha fue devastadora, golpes y sangre por todas partes e incluso descargas eléctricas brutales las cuales ni un ser humano normal aguantaría una descarga de esa magnitud. Todo lo que podia pensar era en que esos dos no eran humanos. Shin golpeó al Gorila haciendo que este chocara por tercera vez contra la jaula electrificada, haciendo que las luces parpadearan y ese Demonio dio un grito terrible, pareció quedar pegado a la reja y asta se escucho algo explotar afuera, parece que la fuente de poder que alimentaba la celda falló, los chispazos comenzaron a reventar en toda la celda y la luz volvió a irse por momentos, solo iluminando el lugar por los chispazos de la diabólica estructura. Hubo un largo momento de silencio y la celda se apagó perdiendo su voltaje y el cuerpo de ese Demonio quedó tumbado en el suelo humeante y el olor a carne chamuscada comenzó a impregnar rápidamente todo el lugar."

- Ah ganado... increíble, Shin ah ganado!!! - chilló el locutor - Noi recibió el voltaje letal cuando parecía que tenía la lucha ganada, el bate ah caído y el martillo se levanta, seguirá cobrando victimas en Maraíso al parecer por un laaargo tiempo - chilló el locutor.

"La gente se había vuelto loca, incluso todos vitoreaban ahoran, cuando hace un momento me estaban abucheando. Shin mantubo la compostura. El locutor seguí chillando y la gente seguía enardecida."

"Shin camino hacia la zona donde estábamos yo, Hime y Iori el cual ya había despertado pero algo adolorido y mareado, lo ayude apoyandolo en mi hombro para que se mantenoese de pie. Cuando Shin se acercó a nosotros no pide evitar sonrojarme un poco al verle."

- ¿Que hacen aquí, deberían haberse largado ya? - nos dije adolorido.

"Iba responderle pero de pronto vi con asomnro y miedo, como detras de Shin, ese Gorila se levantaba humeante y con su mascara la cual salía sangre. La multitud enardecida se cayó de pronto."

- No... es... es imposible - dijo preocupado volteadoce - No puede ser... sus ojos deberían haberse reventado con ese voltaje... nadie sobrevive a eso - grito Shin entre asustado y enrabiado.

- Todo el mundo quedo en shock, Noi se ah levantado, por primera vez alguien sobrevive al voltaje letal de la celda... definitivamente Noi no es humano... - comenzaba a decir el locutor.

- ...no es humano.... - solo logro tartamudear Iori.

- Que hacemos ahora... Shin!!! - le pregunté nervioso y asustado.

"Este solo tomo a la niña y junto con ella comenzo a alejarme tan rápido como podía de esa arena. Todo el mundo igual comenzó a correr, enpujandome a mi y a Iori.."

- Mierda!! tenemos que salir de aquí... - alege levantando a Iori el cual no tenía fuerzas para nada - vamos has un esfuerzo - le dije observando como ese monstruo comenzaba a acercarse lentamente hacia nosotros.


{...}

______________________________________________________


[Maraiso/Arena Clandestina]


Narración Iori

No tenía fuerzas para levantarme, solo podía ver como Noi se hacercaba con su bat en mano, también escuchaba la voz de desesperación de Ichi tratando de levantarme e incluso arrastrarse asta la salida. Pero no podia más, de todos modos ese monstruo nos alcanzaría, no permitiré que Ichi muera por tratar de ayudarme a escapar de ahí."

- Vete! - logre formular.

- Que!!! que demonios dices, escaparemos juntos de aqui - dijo alterado - no piemso dejarte, tu has echo mucho por mi, ahora es mi turno devolverte el favor - alegó jalandome.

- No puedo, ya no tengo fuerzas para levantarme, siento que la cabeza me va a estallar - le dije observando como me veía - no te preocupes por mi y escapa - dije sonriendo.

- No! NO!!! No te dejaré!!! - comenzó a derramar lágrimas - si tu mueres yo tambien - exclamo.

- Veo que Noi está cada vez más cerca - VETE!!! ICHI YA LARGATE!!! - dije viendo como no levanta su bate para golpearlo.

"Empujó a Ichi con las pocas fuerzas que me quedaban, recibiendo de lleno el brazo de Mío en la espalda..."

- IORI!!! - grito con desesperación.

- Aaahg!!! Q-que esperas ¡¡¡LARGO!!! - le grite estando en el suelo.

"Ichi observaba con desesperación como Noi, pisaba mi espalda con su enorme pie, com sus botas metálicas. Luego lebanta su bat dispuesto a darme el golpe de gracia."

- C-cuida a Hime y dile q-que la q-quiero - alege con dificultad.

"Ichi observo como Noi abalanzó su bat para luego golpearme en la cabeza... Antes de irse corriendo"


¡¡¡¡Pummmp!!!!


"Sentia como sangre brotaba de mi cabeza, la vista se me comenzava a nublar, ya no sentia nada... Así se siente morir... Asi se sintio mi madre cuando la asesine... Ichi por fin e pagado mi deuda con tigo..."


- JAJAJAJA K.O Lindo Gatito JAJAJAJA -


{...}

______________________________________________________

Tatsumaru Igrata Tatsumaru Creo que debemos decile adiós a Iori...

Lian wolf 16 Lian wolf 16

Tarantulas Tarantulas Tarantulas usé a tu NPC para matar a uno de los gemelos para darle un toque de Dramatismo al rol y también vi una gran oportunidad ya que este estaba completamente erido casi que ya ni podía, en la realidad así es como serían las cosas XD, si te molesta lo edito ^^
 
Última edición:

Ejecutor de Maraíso
Registrado
13 Jun 2006
Mensajes
2,492
Maraíso - Departamento de Rodrigo.

Tristán... Veo que sigues manteniendo tu fama intacta. - dijo Rodrigo al entrar a su departamento.

Vaya, es un honor ser reconocido por el jefe de turno, siendo que es la primera vez que nos vemos... o quizás le habían avisado de que venía a verlo... - dijo Tristán.

Tengo un mensaje de parte Noi... pero antes.... - dijo Tristán sonriendole al jefe mientras le daba una mirada pervertida de arriba a abajo y se desabrochaba la camisa.


Shin - (Afuera de la arena clandestina)

Nada más salir junto con la niña de la arena escuché que la multitud gritaba sorprendida, era demasiado pronto para que otro combate comenzará así que quizás Noi hizo algo mas que emocionara al público. Pero no había tiempo de mirar hacia atrás solo salí hacia la zona de estacionamientos y metí a la niña en mi coche echando a andar el motor, esperé un poco.

¿Donde están Ichi Ni y Iori ni? - preguntó la niña algo nerviosa.

Ya.. ya vienen - le dije tratando de aparentar seguridad - pero si no venían pronto me largaría de allí sin ellos - pensé. Justo en ese momento vi que venía corriendo uno de ellos, ni idea de cual.

... Iori... Iori está... - comenzó a decir uno con lagrimas en los ojos - solo eso bastaba, no necesitaba decir más.

¡Sube al auto ahora! - le ordené - Tú! - dije refiriéndome a la niña - acompáñalo - le dije.

En el asiento de atrás, la niña notó el animo de Ichi y lo abrazó mientras yo solo me alejaba a toda velocidad de ese lugar.

¿Donde esta Iori ni chan? - volvió a preguntar la niña.

Tranquila, Iori estará bien, el solo... tenía cosas que hacer... después se reunirá con nosotros - le dije para que se calmara. No necesitaba a una niña histérica fastidiándome. Ademas, me dolía todo y sentía que podía desmayarme en cualquier momento. Eché una mirada atrás a Ichi quien solo tenía una mirada perdida, aun si supiera conducir un coche, no sería aconsejable pedirle que lo hiciera en ese estado. Debía aguantar y seguir conduciendo.


Maraíso - Departamento.

Hubiera querido llevar a Ichi y la niña directo a la residencia Sazaki pero no estaba en condiciones de seguir conduciendo más. Estacioné el auto en la calle y me bajé con dificultad, para luego abrir la puerta trasera.

Bajen... - les ordené a mis pasajeros.

¿Donde estamos?... este no es el barrio donde vivo - dijo Ichi mirando alrededor. Aun se le veía shockeado pero al menos reaccionaba, eso era bueno.

Necesito hacer una parada aquí... o no llegaré muy lejos - les avisé. Usé la llave en la puerta y la abrí pero algo la bloqueaba desde adentro.

¿Shin... eres tú? - preguntó una voz de niño desde el otro lado. Me desconcertó un momento pero luego reconocí la voz, era el niño albino con el que había hablado antes esa misma tarde.

Si... abre la maldita puerta... ya... - le dije con poca paciencia.

¿Quien viene contigo? - preguntó alerta.

¡¡Que importa!!... solo abr... - sentí un mareo repentino y debilitante, un espasmo frío y violento en la columna y como si mis piernas se hubiesen vuelto de papel. Me desplomé golpeándome el hombro en la puerta y mi mente se fue a negro...

.............................................................................

No... no creo que podamos... moverlo... - escuché a lo lejos la voz de Ichi.

Solo un poco mas, hasta que este adentro... - dijo el albino.

Sentía que me jalaban de los hombros, arrastrándome, pero lentamente. Comencé a mover un brazo a medida que mi mente se aclaraba, como ayudando a levantar mi cuerpo y me pudieran arrastrar mas fácil.

Eso es... ya está - dijo el niño y escuché una puerta cerrarse.

Si que te dieron duro, ¿eh Shin?... jaja... tranquilo, tengo algo para ti - dijo el albino en tono despreocupado. Mi vista estaba borrosa pero lo vi acercarse a un rincón del departamento y tomar una maleta de metal, la cual abrió. Desde ahí sacó unos frascos pequeños, uno con un liquido azul y una jeringa. Con esta, absorbió todo el liquido azul del frasco.

¡¿Que es eso, que le vas hacer a Shin?! - pregunto Ichi en un tono desconfiado.

Tran... tranquilo... Ichi... eso me hará bien... - le dije sintiendo la dificultad al hablar. El niño albino comenzó a arremangar la manga de mi camisa para dejar mi brazo descubierto pero de un movimiento sujeté su brazo y con el otro tome la jeringa yo mismo.

¡Hey, cuidado! - dijo quejándose del apretón que le di en su muñeca. - ¿estas seguro, puedes hacerlo tu mismo? - preguntó.

No le dije nada y me clavé la jeringa directamente en la parte superior izquierda del pecho, justo arriba de la zona de corazón. De inmediato sentí una sensación tibia y agradable, que luego se fue volviendo en un calor mas intenso... hasta convertirse en verdaderas brazas que se extendían desde mi pecho hasta el resto de cuerpo, en oleadas que parecían eléctricas y llameantes a la vez. Comencé a convulsionarme y aunque traté de mantener la compostura no pude evitar arquear la espalda hacia atrás mientras apretaba los dientes y cerraba los ojos en una expresión intensa de dolor.

¿Que le pasa, que le has dado? - preguntó Ichi.

Medicina especial para perros especiales jiji- dijo el niño jovialmente - lo cierto es que es la primera vez que veo que alguien se la clava directamente en el pecho, le hará efecto mas rápido, pero debe estar en el verdadero infierno ahora mismo... en fin, ¿te molesta como algo mientras te veo sufrir? - dijo el albino sacando un chocolate de la cartera de su camisa.

¿Quieren? - les ofreció a los otros, pero solo la niña aceptó - Bueno, eso es todo para él, yo lo cuidaré bien, así que si quieren pueden irse a su casa... - les decía el niño albino.

No... Ichi... queda...tee - le dije apenas. Lo cierto es que no confiaba del todo en ese mocoso albino y no quería quedarme a solas con él.

Aquí estoy Shin - dijo Ichi acercándose y me tomó la mano. Resultaba increíble que tras semejante perdida demostrara algo de preocupación por otra persona, así que no pude evitar sonrojarme un poco, pero le echaría la culpa a la medicina en caso de que se diera cuenta y lo mencionara despues.

Ah si... la vieja me dijo que había una cierta "deuda" con el jefe... - comentó el albino de repente - bueno, en tal caso dejaré que se queden, pero dormirán en el sillón ¿eh?... solo hay dos camas aquí y no voy a compartir la mía con nadie - dijo ese niño de manera altanera.
Que se cree... ya le enseñaré modales, aunque hasta ahora me estaba siendo realmente útil, no solo mantenía este lugar vigilado sino que me había conseguido medicina sin que le ordenase, aunque seguro eso fue cosa de la vieja al saber que pelearía contra Noi.

Me has... servido bien... ¿como te llamas, niño? - le pregunté al albino.

Ja, me sorprenda que puedas hablar después de ese pinchazo... como sea, mi nombre no es asunto tuyo... no al menos hasta que comience el Bloody Money y sea parte de tu equipo - dijo seguro de si.

Tsk, no me la dejarás fácil, ¿eh?... escucha "armiño" estos son mis invitados especiales...

¡¿Armiño?! - se quejó el albino. Pero es su culpa si no quería decir su nombre, así lo llamaría mientras tanto.

Ichi... también fue golpeado... ademas... - le comenzaba a decir.

Si, vi lo que pasó en la lucha través de la "Dip Gueb" jeje - dijo el niño en un aire mas tranquilo dándole una mirada a Ichi - Tranquilo amigo, prepararé un té especial para ti - le dijo despreocupadamente - Tu, bonita, ¿quieres ayudarme en la cocina? - le dijo jovialmente a la niña y esta se río un poco y luego lo siguió.

No me apetece tomar nada ahora. Necesito volver con mi padre, debe estar preocupado... ademas debo contarle... debo... - dijo Ichi en tono abatido.

Tranquilo Ichi... seguro ese niño le agregará un calmante a tu té para tratar el dolor muscular... y también algo que te ayudará a relajarte.... y a conciliar el sueño esta noche... te hará falta.... - le dije.

¡Pero! - alegaba.

Escucha bien... tu hermano tenía una deuda con el jefe de turno, Rodrigo... si te agarra... no solo te convertirá en su puta... sino que también a la niña... la cual protegía tu herm... ¡¡argh!! - me dio un espasmo muscular algo fuerte.

¡¿Estas bien?! - pregunto acercándose. Tsk, no te me acerques tanto - pensé algo nervioso. No, ¿en que estas pensando Shin? ¡no es el momento! Mi mirada se volvió seria y lo vi a los ojos. Puse una mano en su hombro y seguí hablando.

Lo siento, lamento mucho lo que pasó, pero que cuides tu vida y la de esta niña ahora es tu prioridad, se lo debes a tu hermano. Sea que quieras escapar, esconderte... o incluso vengarte... lo primero que debes hacer es aceptar la perdida, descansar y recuperarte lo mejor que puedas... cof cof... - tosí un poco de manera adolorida antes de continuar hablando.
Apaga tu teléfono y desaparece unos días, hasta que encuentre una manera de resolver esto, no deberías volver a tu casa.... no aún, es pe..peligroso... Pero te aseguro, no dejaré que el jefe de turno te ponga las manos encima, ni a la niña - le dije sinceramente - puedes quedarte aquí... o puedo llevarte a un lugar donde ese infeliz no los encontrará... tu decides - le comenté.

Es la hora del té, amigos - dijo el abino que volvía sonriendo con una bandeja, con té, galletas y algo de comida diversa - también preparé uno para ti, Shin - dijo pasándome un vaso que recibí con gusto y bebí de un jalón quemándome un poco la garganta.

Fiiiuuuu - silbó el albino - suerte que no estaba muy caliente, la vieja me advirtió que eras un tragón... ¡Cuidado, no deberías moverte tan pronto - alego el albino cuando me vio levantarme poco a poco.

Necesito dormir un poco, tengo un trabajo imp...portante mañana... - dije sintiendo ciertos calambres y un gran cansancio pero al menos ya no sentía como si me fuese a morir - Tráeme agua, mucha agua y déjala al lado de mi cama - le dije al albino quien me hizo un gesto de aprobación.

Ese té te hará sentir un poco mejor, pero debes comer algo, Ichi... - le aconsejé - mañana después de mi trabajo junto a unos colegas, me encargaré de hablar con el jefe por el tema de la deuda que tenía tu hermano.... y lo solucionaré, lo prometo - dije haciendole un poco de cariño en la cabeza.

Si es que "aún hay un jefe" de aquí a mañana - dijo el albino en tono suspicaz.

¿A que te refieres? - le pregunté de inmediato, temiendo que ese pequeño idiota hubiese hecho algo contra el jefe sin mi consentimiento.

Supe que Noi envió a sus perros con el jefe, entre ellos su perro estrella... "Toby el asesino" - comentó como si nada.

¿Toby?... ¡¿Tobías Nechi?! - pregunté algo asombrado y molesto a la vez - Grrhgrh - gruñí sin poder evitarlo - Si llegaban a matar a ese infeliz me quitaba de encima el problema de la deuda de Iori... pero me traería muchos mas problemas con el Bloody Money a punto de comenzar, no solo a mi sino a todos los ejecutores, incluido Noi... y ahora ese perro lunático de mierda estaba con él.... como te gusta jugar con fuego, Noi - pensé apretando los puños.

No entiendo... ¿que no sería mejor si ese maldito se muriera?! - preguntó Ichi enfadado.

No con el juego tan cerca de comenzar - le dije tajantemente - si lo matan ahora, la organización enviará a un jefe con mayor experiencia, algún mafioso extranjero... y eso es malas noticias para nosotros... ademas, como ejecutores nuestro deber es defender la ciudad y eso incluye al jefe de turno... y créeme, este tipo no es para nada tan hijo de puta comparado a otros que hemos tenido - le dije sinceramente.

Bueeeeno - dijo el albino jovialmente - supongo que nuestro destino de aquí a mañana depende de que pase entre ese jefe pederasta hijo de la gran puta y ese perro lunático de mierda de Tobías.... ¡¡Salud!! - dijo sacando una pequeña petaca con licor dispuesto a darle un sorbo, pero se lo arrebaté de las manos dejándolo con su hociquito estirado.

Hey!! - me reclamó de inmediato.

¡Glup! - le di un trago a esa cosa y no estaba nada mal - No creo que Noi intenté matar al jefe, sino lo contrario, tratará de ganarse su buena voluntad, al igual que yo y mis colegas con el movimiento que haremos mañana - les expliqué - seguro ya habrá preparado su buena mercancía para él... pero ese pequeño bastardo de Tobías esta loco, le excita el peligro más que nada, y presionará a Rodrigo seguramente... y si ese incauto lastima Tobías... Noi es capaz de violar a Rodrigo con su bate en la plaza pública - comenté mientras sudaba frío y de pronto me llegó el cansancio de sobremanera.

Como sea, ya veremos que pasa mañana... confío en que todo irá bien - les comenté a los demás. - Descansen, mañana me espera un día largo.

Caminé apoyándome un poco en la pared y llegué hasta una habitación bastante limpia donde había una cama que se veía amplia y acogedora. Caminé hasta allí y me dejé caer pesadamente.

¡¡Hey!! ese no es el cuarto de huéspedes... ¡¡esa es mi cama... oye... me escuchas ¡¡saco de pulgas!!... - Y así tras segundos de caer en la cama me quedé profundamente dormido.


Maraíso - Departamento de Rodrigo.

Tristán se acercó cautelosamente y sacó un teléfono en que se veía una panorámica que mostraba varios niños vestidos de manera muy llamativa, cabellos y ojos de distintos colores además de ropa muy llamativa. Era similar a lo que ya le habían mostrado pero mas a detalle. Luego se vio a Noi en pantalla y comenzó a hablar.

Muy bonitos, ¿cierto? Tengo un negocio de venta de niños muy especiales para una clientela muy especial.... jeje... aprovecho de pasar dos datos muy interesante...
Numero uno... si esta mercancía se retrasa, se pierde o sufre daños... y no llegase así a mi selecta clientela... ellos estarían muy enfadados... y eso causaría muchos problemas al jefe de turno.... dicho de otra manera, sería una pena que alguien que no es un ejecutor me matara entorpeciendo el negocio.... ¿no te parece?
Numero dos... aunque están bien entrenados para satisfacer a mis clientes... pueden ser "probados"... y da la casualidad de que busco a un degustador con talento... ¿te interesa?
Ademas, hay cierta mercancía que debe mantenerse bajo estricto cuidado, libre de perversiones, a petición de ciertos clientes muy poderosos, por lo cual... si, siempre tengo material virgen de primer nivel y algunos no se han vendido todavía... estoy dispuesto a compartir algunos de estos sagrados tesoros a fin de entablar una buena relación con el jefe de turno.

Ah... y algo mas... tritán es solo un novato, sea bueno con él... por otra parte, mi Toby...


¡Eh! - Rodrigo se alertó cuando sigilosamente Tobías se había puesto detrás de él poniéndole un revolver en la nuca - Shhhh - le susurró al oído.

¿¡Que.. .que haces Toby!? - se sorprendió tristán.

Aunque es buen perro, debo reconocer que es algo travieso... le ordene que no hiciera ninguna estupidez, pero me resulta algo difícil de controlar... tras sobrevivir al ultimo -bloody Money junto a mi se ah vuelto algo mas temerario y rebelde... le excita el peligro y mas que nada, los hombres poderosos... como tú, jeje... pero, si lo complaces como es debido... no conseguirás un perro mas eficiente que él.
Estoy tan encariñado con mi Toby... que si lo lastiman en su linda carita... soy capaz de ir contra quien sea que lo toque, sin importar las consecuencias... sobre aviso, no hay engaño. Claro, otras zonas del cuerpo no importan, mientras pueda caminar, jejeje.

Mi travieso Toby, si estás escuchando esto, pórtate bien ¿ok?... Si recibo solo una queja de Rodrigo sama... ¡¡te daré una tunda que no te dejará sentarte en una semana!!... avisado estás.
Eso es todo, estamos en contacto, jefecito - ¡Smuack
- Se escuchó un besito tras la mascara y el mensaje terminó abruptamente.

Es imponente, ¿verdad?... pero ¿sabes que,? después de pasar tiempo a su lado te acostumbras a esos músculos, a esa mascara, a esa voz y toda esa parafernalia... - dijo Tobias

¡¡¿Que estas haciendo Tobías, guarda esa arma ahora??!! - le aconsejó Tristan.

Piérdete cobarde, o la usaré primero contigo - amenazó Tobías - Anda, escapa como siempre sueles hacerlo, cobarde de mierda... él es mío - digo con seguridad.

Tranquilo jefe... el no se atreverá, sabe que si lo hace, Noi es capaz de comérselo vivo - amenazó Tristán.

Jajaja... la debilidad de Noi es encariñarse con la gente, en especial sus perros... aunque... lo es también la mía -admitió Tobías reflexionando un momento.

¿Sabe que jefecito? - continuó hablando - algunos me llaman "Toby el asesino" aunque es algo exagerado, fuera del Bloody Money solo eh matado a cuatro personas, aunque eran peces algo gordos... y mire, aun estoy vivo... una prueba de que la organización reconoce el talento, es mas, hasta me felicitaron y dijeron que tenía un gran futuro por delante - dijo alejándose pero sin dejar de apuntar el arma.

Pero tener un futuro y ser reconocido no es lo que me interesa, me gusta el poder y me excita el peligro, por eso soy tan buen perro para Noi, ¡pero quiero más!... por eso vine aquí y jugué al niño y bueno y temeroso esperando obtener algo bueno de ti, pero solo obtuve sexo común y corriente.. que, ¿esta estresado? ¿fue una mala semana para ti?... hasta ahora si eh de ponerte un apodo sería "Rodrigo el blando" jajaja - se burló

¡Toby... ya cállate! - le gritó Tristán.

¡Cállate tu, novato!... ¿acaso no te excita esta situación? ¿No sientes la energía que emana este sujeto?... solo míralo, le apunto con un arma y no dice nada, no esta rogando por su vida ni mira desesperado buscando como escapar, el solo... - Tobías paso por delante y se sentó en las piernas de Rodrigo poniendo el arma en su sien - el disfruta el momento tanto como yo... - Dijo Tobías sonriendole tan cerca de su cara que casi lo besaba. Rodrigo solo lo miró con una sonrisa.

La organización eligió bien, como le consulte a la vieja, el tiene "el toque" y ahora mismo el esta comprobando que no soy un perro ordinario... ¿verdad?... ¡¡Soy el perro de Noi!! - le gritó en la cara y se levantó rápidamente - pero falta algo - agregó apuntándole directamente al corazón.

En esta arma solo hay una bala... jugaremos a la ruleta rusa - dijo sonriendo.

No lo hagas Toby, si lo matas los guardias escucharan el balazo y...

No me importa - dijo Toby seriamente - ¿algo que decir, jefe?

Umff... adelante... Toby - dijo Rodrigo sonriendo tranquilamente.

Jajajaa, ¿vez?, no le importa, ¡lo disfruta!... Es igual que Noi, es igual que Shin, igual Copper y los demás... no sé como habrá sido su vida o lo que le habrá hecho la organización... pero no le importa morir, es un verdadero Maraísino... casi que no quiero apretar el gatillo... pero... pero debo hacerlo - dijo Toby cambiando su tono excitado a uno sombrío. Tristán miró hacia otro lado cerrando los ojos ante el inminente disparo.

¡Click!

Toby apretó el gatillo pero el arma no disparó. en todo momento Rodrigo no dejo de sonreír ni le quito la vista de encima.

Ahh... oohh... no... no me mires así... o sino... ahhhhh... ¡¡rayos!! - Tobias se tomo la entrepierna mientras su pantalón se humedecía rápidamente tras un intenso orgasmo.

¡Estás loco, Toby! - le reclamó Tristán.

Ahhh ahhhh... ¿me disculpa un momento jefe?... esto es parte de mi trabajo... debo juzgar a este novato - dijo dándole una vuelta al cargador y apuntando ahora a Tristan.

No ensucies mi departamento, Toby - le dijo Rodrigo tranquilamente.

¡¡¿Que estas haciendo?!!... No... ¡¡¡Noooooo, por favor no!!! - le rogó Tristán escondiendo su cabeza entre sus brazos.

Por favor, ¡¡eres un perro de Noi!!, trata de mantener la puta compostura - le regañó Tobías - Puaj... esto es como comer tierra después de comer helado, creo que debí haber empezado contigo - reclamó Tobías.

¡Click!.... - nuevamente no salio ningún disparo. Tristán estaba conmocionado mirando el piso con los ojos bien abiertos mientras lagrimas corrían deprisa por sus mejillas.

Grrrhh... bastardo con suerte - puteó Tobías dándole una vuelta más al cargador del arma.

Tristán reaccionó cuando vio que Tobías volvía a girar el cargador.

Hijo de puta... ¡¿por que arriesgarse así?! No tienes que hacerlo - le reclamó.

Pero... debo hacerlo... es mi propio código.... - dijo Tobías con expresión algo sombría. Puso el arma en su sien pero se detuvo nervioso un tenso momento y no apretó el gatillo. Luego bajo el arma transpirando helado con una expresión reflexiva.

Eso es Toby... solo baja el arma... todo estará bien... el jefe te perdonara... y no le diremos a Noi nada de esto, ¿si? El jefe le dirá a Noi que te portaste bien ¿si?... - dijo Tristán nervioso mirando a Rodrigo.

¡Te dije que te callaras imbécil!... no me arruines el momento - le dijo Tobías de mala gana.
Abrió el cargador de seis balas del arma de alto calibre que solo tenía una. Luego sacó dos balas más y las puso en el cargador, haciéndolo girar nuevamente.

Que sea un 50 y 50 - dijo a modo de juego mientras se excitaba rápidamente.

No... no es necesario que lo hagas... ya probaste de lo que eres capaz, no necesitas apostar también tu vida - Dijo Rodrigo un poco preocupado.

Oh... ¿te preocupa que ensucie tu departamento?... prométeme algo, si me vuelo la cabeza, masturbate en mi cadáver, ¿ok?... eso me haría feliz jajaaaa - río como un lunático - luego cerró los ojos y apretó los dientes.... Y...

¡Click!

Del arma no salió ningún tiró.

Rodrigo suspiró levemente y Tristán cerró los ojos suspirando cansado.

Ah.... erghhh.... ¡¡AHHHHH!! - Tobías tuvo otro orgasmo intenso y cayó de rodillas al suelo, soltando el arma.

Ahhh... fuuuhhh.... eso... se sintió... muy bien - dijo Tobías exhausto. Luego fue recuperando el aire y la compostura.


Emm... quizás exageré un "poquito" con esto jijiji... pero es que tanto tiempo con Noi me ah trastornado un poco, debo admitir... y mis mejores corridas las logro de esa manera... al menos hubiese muerto feliz... ¿verdad? - dijo Tobías de manera jovial.

Tristán se apresuró en tomar el arma y le quitó las balas - Od... odio estas cosas - confesó nervioso y tiró el revolver lejos hasta un rincón del apartamento.
Luego se acercó gateando a Rodrigo y comenzó hacer el gesto típico de sumisión de los perros, lamer la mano de su amo de turno. Entonces Tobías se acercó de igual forma para lamer su otra mano.

Y entonces, jefe... supongo que después de esto hará que esta sesión si valga la pena.... - le dijo Tobías de manera altanera - ¿que castigo me dará?... De paso... ¿sabía usted que fue Tristán el que vendió a Hans ante Noi?... creo que el se merece un mejor castigo que el mío... jijiji... - dijo malignamente Tobías.

Tristán dejo de lamerle la mano el jefe pues se había quedado helado.

Ups... creo que ademas de loco soy un soplón, jiji... creo que eso merece un castigo extra... - dijo el lunático pervertido.


Shin - Departamento.

Había dormido como un lirón y me sentía mucho mejor por la mañana. Para mi sorpresa, el niño albino estaba durmiendo a mis pies, o mas bien, "aplastando mis pies". Me sacudí y lo hice caer enrollado en una manta abajo de la cama.

Eh... ¡que rayos! - dijo entre sueños despertando de pronto. Nada mas ver su reacción me di cuenta de que era algo paranoico pues se fue de inmediato hasta un rincón mirando en todas direcciones. Me levanté de la cama y me fui directo a darme una ducha de agua fría para quitarme el sueño que me quedaba, ademas eso le haría bien a los múltiples moretones que tenía por todo el cuerpo.
Tras ducharme me sentía renovado y sin nada de sueño, eché una mirada en el cuarto de al lado donde Ichi dormía abrazado junto a la niña. Me acerqué a ellos con cuidado y vi como una tenue lagrima en el ojo cerrado de Ichi, la cual seque con cuidado usando mi dedo.

..... Io..Iori... - murmuró entre sueños.

Salí del cuarto y cerré la puerta con sumo cuidado.

Tomé una libreta de notas y escribí un mensaje para Ichi:

Ichi, te dejaré las llaves de este departamento.
Lo mejor es que mantengas un bajo perfil,
pero entenderé si quieres regresar con tu padre.
Ante cualquier inconveniente, llámame.

Shin.

Escucha armiño - le dije al niño albino quien me puso mala cara por llamarlo así de nuevo - voy a reunirme con Copper y los demás ejecutores en la Hoguera. Te necesitaré mas tarde para que operes el dron. Atiende bien a nuestros invitados y ante cualquier cosa sospechosa, me llamas de inmediato. ¿ok?

Esta bien, Shin - dijo aún con cara de sueño.

Le eché una mirada al refrigerador y aunque había harta comida no quise comer ahí para no acabarme todo yo solo y dejarle a Ios demás, ya compraría algo en el camino o comería en la casa de Copper.

Salí del departamento y comencé a conducir, una vez alejado de la zona centro, encendí un cigarrillo.
Si Noi ya le había ofrecido mercancía al jefe no podía quedarme atrás, así como mis colegas. Pero si todo va bien y es como dice el viejo Copper, me reivindicaría en grande y tendríamos a ese cabronazo de Rodrigo besándonos las patas. En lo que a mi respectaba, El Bloody Money comenzaba esa misma tarde, mi destino dependía de esta operación.



꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ Ahí decides si mantienes un bajo perfil quedándote en el departamento o regresas a la mansión.

Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata Tristán se ah presentado ante el jefe y le dio un mensaje... y como verás el perro estrella de Noi no es cualquier cosa.
 
Última edición:

Registrado
22 Abr 2007
Mensajes
4,972
En uno de mis departamentos...

Estaba junto con Tobias y Tristán. El propio Tristán me transmitió un nuevo mensaje de Noi. Ahora cuando veo a Noi, solo puedo quedarme neutral, pero al mismo tiempo enfadado. Noi está fuera de control y eso puede implicar problemas para todos. Y además...

(Rodrigo) ¿? ¡Eh!

Parece que me he vuelto demasiado confiado con las mascotas. Mi reacción fué solo por no haberlo visto venir al distraerme y dejarme envolver por el odio que ahora mismo sentía hacia Noi. Pero... ¿Un revolver? ¿En serio? Menuda mariconada de arma... ¡Una bola de petanca es más efectiva que eso! Si se cree que me voy ha amedrentar con eso, ¡Lo lleva claro! Vivo todos los días asumiendo que cada día puede ser mi último día. Los humanos tenemos ese ciclo. Si vivimos un día completo, eso solo significa que moriremos otro día. ¡Eso es todo! No mostré el más mínimo temblor. Solo me quedé escuchando y analizando cada detalle. Parecía que miraba fíjamente el cañón del arma, pero en realidad mi visión se centraba más en ese dedo en el gatillo. Y en lo poco que se ve de esos agujeros del tambor para colocar las balas. Sé hacia donde gira ese tambor cuando el gatillo se empieza ha pulsar. Si veo en el agujero del turno siguiente que sale un atisbo de luz por el otro lado, eso solo significa que está vacío. De estar lleno, hubiese usado mi mejor técnica para moverme y arrebatarle el arma.

(Rodrigo) ...

Sin embargo, Tristán estaba realmente acojonado. No sé por qué, pero me acabó dando pena. Más de lo normal. Lo más sorprendente, era que Tobías incluso intentaba dispararse a sí mismo. Es como si estuviese jugando a la ruleta rusa. Y cada intento de matar o suicidarse... ¡Lo excitaba! ¿Le excitan las experiencias cercanas a la muerte? Yo podría darle experiencias realmente cercanas a la muerte sin problema. Pero cuando too terminó, su personalidad cambió repentinamente. Normalmente cualquiera lo interpretaría como que solo está disimulando, pero enseguida pude notar que algo no cuadraba. porque los humanos pueden mentir, pero los ojos no. Y ese brillo asesino que pude percibir en él, se había desvanecido en un instante. A pesar de todo, incluso conservaba un toque travieso. ¡Hasta se chivó de su compañero! Pero...

(Rodrigo) Lo sé, Toby... Lo sé...

Miré ahora a Tristán, el cual estaba realmente acojonado de miedo.

(Rodrigo) Solo seguías órdenes de tu amo, ¿Verdad?

Sabe que no sirve de nada mentir. Solo asintió con la cabeza. Yo arrimé mi mano para acariciar su cabello.

(Rodrigo) Buen chico... La honestidad demuestra un gran coraje, pequeño. Y... ¿Sabes qué? ¡Ya he decidido lo que haré con vosotros!

Me levanté y abracé a los dos. Luego me retiré y...

(Rodrigo) Tengo que salir un momento. Traeré lo que necesito para aplicarme a fondo con los dos. Son sorpresas muy bonitas, creedme. Y Toby...

Dije para enseñarle que... ¡He logrado quitarle el arma sin saberlo!

(Rodrigo) Esto es una verdadera porquería. Yo puedo conseguirte un revolver como dios manda. Y no estas baratijas para nenas...

Moví el revolver entre mis dedos como todo un vaquero del oeste.

(Rodrigo) Portaos bien mientras estoy fuera, ¿Vale? No tardaré mucho...

Me fuí del departamento. Esta vez me encargué de que mis guardias condujesen.

De camino a mi destino actual...

Recibí una llamada. Uno de mis esbirros. Cuando respondí, me dió una confirmación de última hora. Como es uno de mis guardias en el rancho donde tuve diversión con Iori, estaba enterado del motivo de lo que hicimos allí. Me confirmó la muerte de Iori.

(Rodrigo) ¿Qué? ¿Está muerto? ¿Quién fué?

Otra vez lo mismo. ¡Noi! ¡Ya es la tercera vez! Ese psicópata está empezando a hincharme la bolas...

(Rodrigo) Gracias por avisarme. Yo me encargo.

Colgué y llegué a mi destino.

En el restaurante...

El dueño me saludó. Me dijo que no me esperaba para hoy.

(Rodrigo) Lo sé. Pero también sé que hoy viene a comer y cenar... ya sabes quién. ¿Ha llegado?

Me dice que sí.

(Rodrigo) Bien. Iré ha hablar con él.

Se le ve algo aterrado, pero es normal. Como estamos hablando en la sala de empleados, salgo de ahí y camino por el restaurante viendo a los clientes degustar deliciosos platos. Me acerco a una de las puertas que da hacia los baños y hacia el despacho del encargado, el cual siente está vigilado por un individuo vestido como guardia de seguridad. No necesito decir nada, porque me conoce. Así que me deja pasar sin más. El despacho es como cualquier otro. Pero... ¡Con uan falsa pared! La desplazo a un lado revelando qeu en ralidad es una puerta oculta y bajo por unas escaleras. Al final hay una lujosa puerta y al entrar... ¡Es otro restaurante! Pero en este hay una pequeña diferencia. Solo es para gente con reserva a través de la Deep Web y dando la contraseña adecuada. Y lo que están comiendo son todo tipo de platos, pero casi todos tienen carne. ¡Y no cualquier tipo de carne! Es carne humana. Y muy joven, la verdad. Se les ve disfrutar. Incluso hay platos que son, literalmente, un equeño cuerpo humano asado y relleno. Se dan un verdadero festín, sin duda. Incluso algunas familias vienen con sus hijos pequeños... XD Me acerco hacia una cortina cerrada. Es una de las mesas privadas para los más selectos, pero está bien vigilada. Hago una señal con la mano a uno de los guardias y entra tras la cortina. Espero unos segundos y sale haciendome la señal de que puedo pasar. Entro dentro y me quedo solo con alguien. Alguien... que casi no se ve quien es. Solo hay una luz central iluminando la mesa. Pero me siento frente a él mientras veo como se come unos filetes humanos con patatas fritas y un buen vino.

(Rodrigo) Me alegra mucho verle en este humilde restaurante, señor...

Casi nadie puede afirmar haberle visto y hablado con él. Pero su presencia realmente haría que incluso Noi se mease encima. Yo ya no, pues hablo con frecuencia con él y estoy acostumbrado. Para mí, es un gran honor hablar con... el gran jefe...

(Rodrigo) Vengo por un asunto muy serio, la verdad. Es...

hace un gesto con la mano. Así que guardo silencio. Chasquea los dedos y entra uno d los guardias. Me pasa un detector de metales y frecuencias. Aquí abajo hay inhibidores para anular los teléfonos y las señales, pero igualmente toda precaución es poca. Evidentemente, no encuentra nada salvo mi móvil, el cual indica que está sin señal. Pero igualmente, lo apaga por si acaso y desmonta la batería. Con todo en orden, el guardia se retira y puedo seguir hablando.

(Rodrigo) Es sobre Noi, mi señor. Últimamente se está excediendo en exceso. No duda incluso en cabrear a los jefes. Especialmente a mí. Sin embargo, no negaré que al rato me compensa para redimir su error. Sin embargo... me preocupa que si se atreve contra mí, se atrevería contra cualquiera. Y por lo que he podido averiguar, me temo que podría incluso atreverse contra usted, señor. Las acciones de Noi no son solo peligrosas para el propio Noi, sino para toda la organización. Y conozco el procedimiento a seguir, pero... se ve que ha calculado adecuadamente cada paso que realiza. Sabe como evitar de forma honorable las represalias sin que podamos hacer nada. Además, si supera el próximo torneo podría pedir algo que le haga intocable.

Permanece tranquilo y en silencio. No puedo verle la cara, pero sé que me mira fíjamente todo el tiempo.

(Rodrigo) Y esa es la situación, mi señor. Se nos avecina un problema demasiado gordo. Y ese psicópata lo tiene todo demasiado bien estudiado. Quiero resolver el problema por el bien de la organización, pero cada paso está previamente bloqueado. Por tanto... necesito de su sabio consejo...

Inclino la cabeza sumisamente demostrando mi respeto y lealtad. Le escucho reír levemente y por fin habla. Escucho atentamente cada palabra que dice. Es muy breve, pero enseguida capto el mensaje.

(Rodrigo) Gracias, mi señor. Me retiro ahora, porque sé que está muy ocupado.

me retiro sin más. Es hora de salir.

De vuelta en mi coche... recorriendo las calles de Maraiso...

Mi siguiente destino está fijado. Enseguida llego allí.

(Rodrigo) ¿Es aquí?

Pregunto al conductor, el cual confirma que sí. Que eso le han dicho. Me bajo el coche y me acerco a la puerta. Llamando de uan forma específica a la puerta. Si hay alguien dentro, ya sabrá que quien llama es alguien importante. Así que no le queda otra que abrir. Y me atiende... ese niño albino...

(Rodrigo) Hola, chico.

Dije muy tranquilo. Se apartó enseguida dejándome pasar. Entré sin más y localicé al instante a Ichi y la joven niña, la cual me reconoció. Diciendo que yo soy el que jugó con Iori Nii-Chan. En cuanto al chico... sí, el parecido es asombroso. Pero en sus ojos no brilla ese toque especial que tenía Iori.

(Rodrigo) Supongo que has oido hablar de mí, ¿Verdad? De hecho... tú y yo hablamos por teléfono una vez, ¿Recuerdas? Fué más o menos durante o después del día en el que tuvo lugar un maravilloso espectáculo de circo.

No me molesta la actitud que muestre hacia mí. Solo me mantengo tranquilo y sigo hablando.

(Rodrigo) Verás... Tengo un trato con un hombre llamado Scott. Digamos que es casi como el papá de esa hermosa niña. Está pactado ue ella y yo jugaremos juntos de vez en cuando. De hecho, en la primera ocasión, tu hermano Iori ya se había convertido en el hermanito de esa preciosidad de niña. Y cuando llegó el momento de poder jugar, Iori suplicó ante mí que yo jugase con él exclusivamente.

Dije como si estuviese en una charla tranquila de esas que incluyen té y pastas.

(Rodrigo) Iori realmente se divirtió mucho conmigo, a pesar de que solo hicimos el juego más básico de probar al contrario. Incluso esa hermosa chica se divirtió tanto que se empezó a acariciarse a sí misma en ciertos lugares. Y muy pronto, la llamaré para que por fin podamos jugar de forma plena en múltiples ocasiones. Sin embargo...

Aquí hice una pausa y me mostré tranquilo, pero serio.

(Rodrigo) A pesar de lo que le ha sucedido ha Iori, soy un hombre de honor y de palabra. Y le prometí a Iori que no te obligaría a jugar ha esos juegos específicos. Y tampoco te involucraría en ningún asunto personal o colectivo de la organización. Así que tú y yo no tenemos nada que decir o hacer. Pero...

Aquí hice otra breve pausa y me centré mucho en mirarle a los ojos.

(Rodrigo) Si interfieres en cualquier asunto mío o de la organización, si intentas imponerte contra nosotros o si haces tratos conmigo voluntariamente, entonces me darás el pretexto adecuado para relacionarme contigo y llegar a ciertas cuestiones. De modo que, si quieres mantenerte al margen y que tú y yo no tengamos nada que hacer o decir, lo mejor será que no hagas nada. ¿Entendido? Este asunto actual es entre esa chica y yo. Así que si contacto con ella o si vengo a buscarla, limítate a no interferir. Y si lo haces, será mejor que sea en plan negociar conmigo. Cuentas con una gran protección gracias a tu hermano. Pero esa protección podría desaparecer dependiendo de lo que hagas o digas.

Que sepa que para mí, ahora Ichi es intocable debido a la promesa que le hice a Iori. Incluso muerto, honraré esa palabra. No seré yo quien obligue ha Ichi ha nada. Pero si interfiere o si quiere negociar voluntariamente, entonce la cosa cambia. La protección no cuenta por lo que el propio Ichi haga voluntariamente.

(Rodrigo) Bueno...

Ahora miré a la jovencita.

(Rodrigo) En los próximos días contactaré contigo, bonita. Tú y yo por fin podremos jugar juntos. Al menos, esa es mi intención.

Ahora volví a mirar a Ichi. Metí mi mano en mi bolsillo y saqué un enorme fajo de billetes.

(Rodrigo) Por cierto... Ya me he enterado de que tú y tu hermano lograsteis vencer en un combate limpio a mi dúo de luchadores. Sí, soy su patrocinador. Logré ayudarles a llegar a ser grandes luchadores y hasta ahora, no perdieron ninguna pelea. Pero me juré a mi mismo que, si alguien lograba derrotar en un único combate a mis chicos, recompensaría tanto al equipo luchador como a su patrocinador o asistente una buena cantidad por esa victoria. Y voy a cumplir mi palabra.

De entrel os billetes separé dos mitades iguales de cincuenta mil cada una. Le entregué a Ichi las dos mitades.

(Rodrigo) Una es para Shin. Entrégasela y dile que es un regalo de parte de Rodrigo por vuestra victoria contra mis chicos. Y la otra mitad es para tí y para Iori. O para ser exactos... es solo para tí. Haz lo que quieras con tu parte, pero asegúrate de que Shin recibe la suya. Yo le haré saber que le hice llegar ese dinero. Así que, si lo descubre y no se lo entregas, sin duda podría preguntarte sobre ello. Y a Shin no le gusta que se la juguen...

Dije para hacerle saber ese detalle. Que no se olvide de darle esa parte a Shin.

(Rodrigo) Ahora me retiro. Que tengáis un bonito día.

Salí dle lugar como si nada. Volviendo al coche y marchándome.

De vuelta al departamento donde dejé a los dos chicos...

Regresé, pero lo hic con varias sorpresas. Pude ver que los dos me esperaban.

(Rodrigo) Bien, chicos. Ya está todo preparado.

Les acompañé a mi habitación. Y tuve ciertas sorpresas para ellos.

(Rodrigo) Tobías... Ya he deciido el castigo que te impondré. Te presento a unos de mis mejores amigos...

En la sala habían dos hombres. Un adulto solo un poquitín más joven que yo y otro que es algo más mayor que yo, pero no demasiado. El joven es de piel morena, cabello azúl y ojos azúles. Y el mayor es de piel blanca, pelo marrón con numerosas canas y ojos grises.

(Rodrigo) Tanto ellos como yo jugaremos contigo, Tobias. Serás el cachoro más sumiso, complaciente y obediente del mundo. En cuanto a tí, Tristán...

me acerqué a él. Sigue asustado, pero yo acaricio su cabeza otra vez.

(Rodrigo) Reconocer tus errores te ha hecho merecedor de un trato especial. Y creo que mereces una recompensa...

Eso le deja confundido. ¿En serio? ¿una recompensa? Hago una señal y entran dos niñas muy jóvenes. La más joven parece tener unos nueve años y tiene el cabello rubio, la piel blanca y los ojos en tono azúl clarito. Y la otra ronda los once años y tiene cabello pelirrojo, la piel blanca y ojos miel.

(Rodrigo) Tristán... Yo contigo seré el dominante y tú el perrito sumiso y obediente, ya lo sabes. Pero primero, jugarás con estas dos jovencitas. Con ellas, tú serás el macho alfa. Harán todo lo que quieras, pero ni se te ocurra poner sus vidas en peligro, ¿De acuerdo? Y por supuesto... hay una pequeña condición. Y es que no te contengas para nada. No tengas miedo de posibles embarazos. Quiero que, hagas lo que hagas, cuando las penetres te corras dentro de ellas. Puedes también fuera, pero cuando uses sus entrepiernas, asegúrate de hacerlo dentro, ¿Vale? Eso las hará sentirse muy felices...

Acaricié el hombro de ambas, las cuales se restregaban en mí como gatitas agradecidas. Me giré a Tobias. Tanto yo como mis compañeros nos empezamos a desvestir, pero quedando en ropa interior. Entre los tres sujetamos a Tobias y lo llevamos a la cama para empezar a desnudarle, manosearle y tanto besar como lamer su cuerpo. No le dejaremos tomar la iniciativa. Y para Tristán, las dos jovencitas se acercaron a él. Una daba lamidas en su mejillas mientras intenta desvestirle. Y la otra lame una de las manos de Tristán y no duda en incluso lamerle los pies, tanto con calzado como sin calzado. Quieren demostrar su total sumisión y que estarán a su merced y capricho.

Tarantulas Tarantulas (Más tarde Rodrigo hablará con Shin de algo muy importante. Y ya ves que situación con Tristán y Tobias... XD)
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ (Ichi recibió uan visita y una recompensa... XD)

__________

[Lian Wolf 16]


Miras aterrada las dos direcciones. Un conducto similar al que atravesaste y un hombre desnudo. ¿Qué te conviene más? Ese hombre te da mala espina. Mientras abrazas al conejito de peluche con fuerza, cierras los ojos con intensidad y niegas rápidamente con la cabeza. Decides elegir el camino difícil. ¡El conducto! Respiras agitada. Cazas al conejito con los dientes justo en una de sus orejas. Coges aire con fuerza y saltas dentro dle conducto. Gateando con una velocidad asombrosa. Asombrosamente, por ahora no recibiste una descarga. Pero entonces... ¡¡¡BBBBBZZZZZZZZZZZZTTT!!! Gritas con fuerza soltando al conejito y temblando de forma loca tendida en el conducto. Esta vez es más largo y se oyen tus gritos resonando con eco en el conducto. Y cuando parece que ha terminado... ¡Otra vez! De forma irregular tanto en tiempo como en intensidad. Cuando acaba, sientes una parálisis tremenda. Y cuando puedes moverte levemente... ¡Otra vez! Lloras sin parar, pero notas que eso te perjudica. No solo porque el gel conductor untado en tu cuerpo, sino porque las lágrimas conducen la electricidad. Te arrastras como na lombriz. Empujando a rastras al conejito y parándote ante las nuevas descargas. Cada vez más dolorosas y más intensas. Sientes que morirás ahí dentro. No quieres morir. ¡No quieres morir! Te repites esa idea una vez y otra vez y otra vez... ¡Suficiente! Ahora solo piensas más en el conejito que en tí misma. Lo agarras volentamente con una de tus manitas y gateas como una desquiciada. A ratos incluso impulsándote para deslizarte gracias a la fricción del gel conductor. ¡¡¡¡BBBBBZZZZZZTTTTT!!! Cada vez es peor. Ya notas incluso leves irritaciones en la piel. Pero vez la salida. Corres a gatas todo lo posible. Y finalmente... ¡Logras llegar! Cayendo al suelo y llorando desconsoladamente. Abrazando a tu conejito mientras le pides perdón por haberlo estrujado con la mano y mordido con los dientes. Le dices cuanto le quieres. Consigues levantarte. Ves que hay dos hombres vestidos con túnicas y capuchas que cubren sus rostros. Algo similar a lo que viste desde el principio. Custodian un cofre muy bonito de colores llamarivos como el rojo y el amarillo. De aspecto muy elegante. Lo abres. Sientes que es tu recompensa. Dentro hay varias cosas. Una de ellas es... ¡Un lingote de oro! ¡Sí, es auténtico! ¡De un kilo, nada menos! También hay... ¿Una tarjeta blanca? Solo tiene una banda magnética en un lado y el símbolo de una interrogación en el otro. Y la otra, es una botellita pequeña de cristal con un líquido blanco. Y una etiqueta en la que dice... ''Bébeme''. Le quitas el tapón y te lo bebes. Parece que no tiene un sabor muy definido, pero casi parece leche. Y poco a poco, te empiezas a sentir relajada. Muy a gusto. Tanto que sientes la necesidad de tumbarte. Sonríes, pues te sientes rejuvenecida. Y te ves junto a tu peluche en un lugar muy bonito. Un paisaje con el cielo azúl, el sol brillante, el tacto del pasto, una suave brisa y el sonido de la naturaleza. Te sientes mejor que nunca. Pero... eso es solo lo que ves. En la realidad, estás tumbada en el suelo de esa misma habitación. Pero pareces ida. Los dos hombres ahí presentes, los cuales ahora no ves, te inyectan algo que hace que las marcas de quemaduras por electricidad se curen y desaparezcan enseguida. Realmente solo te hiciste unas marcas muy leves, pero ahora desaparecerán. No notas ningún pinchazo. Ves a conejitos acercarse a tus dos lados. Y los acaricias con gusto. Sientes que uno de ellos olfatea tu entrepierna, lo cual te hace una agradable sensación. Sientes la necesidad de dejarte hacer. Pero en realidad... no es lo que parece. En realidad, lo que haces es masturbar a esos dos hombres. Y ellos acarician tu entrepierna estimulándote suavemente. No eres consciente de la realidad.

Lian wolf 16 Lian wolf 16
 
Última edición:

Ejecutor de Maraíso
Registrado
13 Jun 2006
Mensajes
2,492
Departamento.

Tristán... Yo contigo seré el dominante y tú el perrito sumiso y obediente, ya lo sabes. Pero primero, jugarás con estas dos jovencitas. Con ellas, tú serás el macho alfa. Harán todo lo que quieras, pero ni se te ocurra poner sus vidas en peligro, ¿De acuerdo? Y por supuesto... hay una pequeña condición. Y es que no te contengas para nada. No tengas miedo de posibles embarazos. Quiero que, hagas lo que hagas, cuando las penetres te corras dentro de ellas. Puedes también fuera, pero cuando uses sus entrepiernas, asegúrate de hacerlo dentro, ¿Vale? Eso las hará sentirse muy felices...


¿Es en serio?... ¿me ofrece la posibilidad de tener hijos? - dijo Tristán meditando - claro... hijos... gracias jefe, es lo que siempre quise, ser padre a los 13 años, y tener hijos para que sean sometidos por la organización - dijo Tristán sarcásticamente - gracias, pero no gracias - agregó.

Se va a escapaaaarrr.... tarareó Tobías.

Vine a entregar un mensaje de Noi y ya cumplí... ¡Hasta nunca! - dijo justo en el momento en que hubo un apagón y enseguida se escuchó un chillido de un hombre adulto y seguido de otro sonido como de navaja ensartándose en la carne.

Tras escupirle su propio testículo al hombre de ojos azules Toby se apresuró en tomar su ropa y le habló a Rodrigo.

Yo si habría aceptado a las chicas... pero te habría preferido a ti... lástima que no te sientas lo suficientemente hombre y hayas pedido ayuda a estos tipos... - se acercó a una de las niñas que estaba aún confundida por el apagón y le entregó el corazón que arrancó de cuajó al otro hombre - toma, es un regalo - dijo poniéndolo en su mano. La niña al sentir la sangre lo dejó caer de inmediato y lanzó un grito asustada.

Olvida a Noi, no tienes idea de la clase de animal que soy yo - dijo Toby con una mirada fría y con la misma mano que arrancó el corazón a aquel hombre lanzó un golpe al picaporte de la puerta arrancándolo bruscamente, para luego salir rápidamente del departamento.

De su ropa sacó el nuevo revolver que le había llevado Tristán y con el abatió a tiros a un guardia más que estaba afuera del departamento. Las luces se encendieron y no tardaría en armarse un escándalo ahí pero al llegar a la calle un motociclista pasó por la vereda y disminuyó un poco la velocidad. Toby se subio detrás de él y se fueron a toda velocidad.

Y... ¿como te fue? - preguntó el motociclista.

Tsk, regular... vaya jefe, mira que insultarme así... tiene suerte de que Noi lo quiera vivo, debería de haberlo matado.

¿Y Tristán? - pregunto el motociclista.

Se escapó como siempre... ya aparecerá... en fin, vamonos de aquí... necesito una buena ducha, me arrepiento de dejar que ese infeliz me haya tocado - se quejó Toby y lamió la sangre de su mano.



Shin - La Hoguera.

Nada más llegar al lugar me encontré con Willard y Rena quienes conversaban apoyadas en el coche de la última, un audi rojo que desentonaba con lo rural del lugar.

Vaya, Shin, no te ves nada mal... se nota que le has dado duro a las pesas - me dijo Rena saludándome.

Y a ti te daría más duro, Rena... - le dije seriamente - ¿Ya llegaron los demás? - pregunté.

Jajaja, brutalmente sincero, y directo y al punto - se río Willard

Si, mas músculos, pero la misma mentalidad de perro de siempre - dijo Rena dándome una mirada divertida.

Esta él.... - dije preguntando algo nervioso.

Sip... ¿por que crees que te esperamos aquí afuera?... esta adentro con Copper y Marisse.... solo falta el gordo Tony, que ya viene en camino - dijo Willard.

Tsk, el no es importante, comencemos ya - dije entrando a la casa - Al paso darle prisa - pensé.

A medida que entraba a gran casa campestre que olía a cigarrillo y alcohol pude escuchar la voz de ese bastardo al fondo.

Oh... si es posible mi querrida Marrise... te sorprendaría cuanto puede estrirrarrrse la piel humana... en si es un materrial demasiado útil parra mis.....

Oh, gracias a Dios - Dijo Marisse al vernos entrar.... Eh Shin, que te pasó en la cara, luces fatal - me comentó.

Justo a tiempo... ya estaba harto de tener que escuchar las asquerosas historias de este cabrón - se alegró Copper también de verme.

Ahhh, Shhhinnn... vaya, como has crrrrecido muchacho... hace muchos... "cortes", que no te veía.. - me saludo ese alemán hijo de puta.

Hola Marisse... Muller - dije dándole una mirada rápida evadiendo su mirada fría, o mas bien su ojo, ya que solo tenía uno funcional.

Y bien, solo falta el gordo Tony, pero ya debe estar... - decía Copper.

Comenzamos ahora mismo... lo interrumpí - Rena - le pedi con un ademan de mano.
Rena se acercó a la mesa y dejo un aparato que parecía un híbrido entre teléfono móvil y carcasa de insecto medio raro. El bicho tecnológico proyecto una imagen a la pared. Copper cerró la cortina dejando el cuarto mas obscuro mejorando la visión de la imagen, la cual mostraba un plano de la Correccional de menores femenina de Maraíso. Nos sentamos en una gran mesa donde había comida y bebida.

Bien - dijo Copper poniéndose en el asiento principal - La situación es esta, damas y caballeros:
Cada vez que se realiza un Bloody Money, los ejecutores Maraisínos formamos nuestro equipo según dicte la organización... y la vez, esta permite que nuevos equipos extranjeros compitan en base a las mismas reglas, en función de obtener nueva fuerza en la ciudad... dicho de otra forma, una "sana competencia" para nosotros.
Como jugamos con ventaja de local, a los equipos extranjeros se les dan ciertas... "ventajas", como formar su equipo antes que a nosotros, por lo cual, eliminar ciertos elementos antes de que comience el juego es una regla habitual no establecida... pero este año, casi no hay ratones en Maraíso... esto siempre pasa, pues la policía especial siempre evitará que haya menos ejecutores participando a fin de proteger su posición, ya que ellos no compiten - explicó Copper.

Pero este año además fuimos convocados muy tarde al juego. El objetivo es claro, es una vil mariconada bien planeada entre los equipos extranjeros y esos bastardos de la policía especial - se quejó Willard. Todos asentimos de acuerdo.

Desde que Copper quemó la correccional de menores de varones la última vez - dijo Marisse dandole una mirada al viejo - la correccional de niñas se volvió mixta y pasó a control de la poli especial - la mujer de cabello celeste encendió un cigarrillo - entonces comenzaron a armar unas verdaderas bacanales para los niños de ahí... y después fueron soltando algunos para que corrieran la voz - explicó.

Y sí la prrrisión se transforrrmó en un parrraíso... por eso los rrrraaatones comenzarron a etrregarrse voluntarriamente a los polis - agregó el alemán.

Dejándonos fuera por falta de requisitos... entonces - comenzaba a decir, pero escuchamos un vehículo que llegaba. Hicimos una pausa para beber un poco y al instante ese gordo sudoroso entró a la reunión.

Ya estoy aquí... hola a todos - dijo algo nervioso el gordo Tony... - ¿de que me perdí? - preguntó.

Llegas tarde bolsa de grasa- se quejó Willard.

Recién comenzamos Tony... luces cansado, anda, tomate una cerveza bien fría - le dijo el siempre hospitalario Copper.

Como decía - dije saludándolo con la mano - la intención es dejarnos fuera quitándonos a NUESTROS ratones, pero les saldrá el tiro por la culata... en su lugar, solo los reunieron para que nosotros se los quitemos - dije apretando el puño - Desde hace unos meses Sara es la psiquiatra de esa correccional y le ah facilitado información detallada a Copper de como son las cosas ahí dentro - expliqué.

Hace unos cuantos días mi gato Nataniel y su nuevo amigo Jerónimo, a quien gane JUSTAMENTE en una apuesta - dijo Copper mirando al alemán que trató de disimular una mueca de fastidio sin mucho éxito - se dejaron atrapar para quedar bajo disposición de los polis... o mas bien debería decir de Sara. Mi gato es listo y seguro ya habrá convencido a varios candidatos prometedores ahí para que participen en el juego - dijo Copper.

Hay tres accesos... y mas bien debería decir "escapes" de esa correccional. - comentó Rena - Con mis Drones mantendré esos puntos vigilados para que den cuenta de cualquier ratón o policía que no caiga en nuestra trampa principal - dijo saboreandose.

La comida que le sirven a esos niños es diferente a la que come el personal - Dijo Marisse - Gracias a Tony, quien controla la ruta de ese abastecimiento, eh podido poner pequeñas dosis de mi droga especial, la cual se viene administrando en la comida desde el último mes. En realidad lo hace ese compuesto es crear una resistencia al efectivo gas efectivo que esparcirá Muller esta noche - Explicó Marisse.

Así es... mi gas parralizante altamente concentrrrado actúa en segundos tras ser inhalado... gracias a los drrones de Rrrrena esparrrcirrré el gas necesarrio para dejar a cualquierrr guardia fuerrra de combate... - dijo el alemán orgulloso de sus químicos.

Pero no a los niños, que quedaran en un estado semi drogado, haciéndolos mas fácil de manipular y meter en mis camiones - agregó Tony.

Guiados por mis muchachos y por quienes hayán convencido ahí dentro... quienes ya recibieron un antídoto completo por parte de Sara y no se verían afectados por el gas - dijo Copper - aunque es posible que algunos intenten escapar, les afecte más el gas o presenten cualquier otro inconveniente - añadió.

Los que den prrroblemas serran eliminados o abandonados ahí - dijo el alemán fríamente.

Y los guardias que no se vean afectados serán eliminados por nosotros - añadí - quienes a su vez seremos guiados por drones de Rena dándonos una mayor visual de todo el recinto. Copper, Muller, Willard, y yo entraremos y nos encargaremos de ellos personalmente - dije decidido.

Ok entiendo... yo facilité la ruta de abastecimiento para que Marisse pusiera esa droga en los alimentos - dijo Tony preocupado - y ahora pondré mis camiones para sacar a esos pequeños bastardos de ahí... ¿pero que gano yo y mis camioneros exactamente?... yo no soy un ejecutor como ustedes y no me interesa participar en el Bloody Money - se quejó el gordo.

Gran parte del botín se lo entregaremos al jefe de turno... - dijo Copper dándole un trago a una botella de licor - para que nos de su visto bueno en el juego y tenerlo de nuestro lado frente a los equipos extranjeros - comentó el vejo.

Y eso que, sigo sin entender... ademas no me llevo mal con el jefe de turno, que lo maten antes de iniciar el juego no me beneficiará de nada sino que al contrario, me afecta - se quejo de nuevo el gordo.

Entendiste mal Tony, la idea no es eliminar Rodrigo sino protegerlo proponiendole una alianza en el juego... - explicó Copper - esto ya se ah hecho antes y no hay ninguna regla que lo impida. Si nos va bien en este ataque los ratones sobrarán y gran parte del botín se la ofreceremos a él. además, eh tratado con el y hasta ahora parece un jefe justo, sobre todo en relación a varios cabronazos que hemos tenido antes - comentó el viejo.

Parece un sujeto razonable, pero es inexperto, nunca ah experimentado un Bloody money... y no creo que sepa siquiera todo lo que esto significa para nosotros - comentó Rena preocupada.

No tengo el placerrrr de conocerrlo aún pero hay rumorrres de que es algún tipo de coleccionista... quizás podrrríamos tener algun interres en comun... - comentó el alemán, lo que causó un incomodó silencio ante su comentario.

Tsk, yo me encargaré de él - dije rompiendo el silencio - si es tan insensato para rechazar los beneficios que le daremos probará mi martillo... pero si debo convencerlo necesito que todos estén de acuerdo en que estará de nuestro lado y respetaremos su autoridad... ¿cuento con ustedes? - pregunté.

Por mi no hay problema, como dije, hasta ahora no eh tenido ningún problema con él... y solo le prendería fuego si le hace algo a mi equipo - comentó Copper.

Estoy dispuesta a compartir mi territorio con él... e incluso mis drogas, a fin de que respete nuestro juego - Dijo Marisse decidida.

No lo sé... no lo conozco... y seguro le interesarían mis drones - dijo Rena poco convencida - pero ya estoy poscionada en la zona alta de Maraíso... no veo que beneficios me podría traer asociarme con un jefe inexperto de baja categoría - dijo esa presumida - pero segun como se den las cosas lo pensaré - dijo finalmente.

Rodrigo ya conoce mi mercancía, lo cual significa que sus hombres están bien armados - nos advirtió Willard - por lo mismo estoy a favor de asociarme con él en el juego, no me gusta eliminar a mis propios clientes - argumentó.

A mi me da igual sincerramente, una vez que comience el Bloody money pasarre por encima de quien haga falta, incluido el jefe o cualquiera de ustedes que se meta en mi camino - amenazó el alemán.

Eso esta demás decirlo... todos pensamos igual - comenté Copper - dándole una mirada fría.

Aún sigo sin saber que putas hago yo metido en esto - se quejo el gordo Tony.

Imbecil mierrrda - le reclamó el alemán.
Marisse y Rena suspiraron
¿estas siquiera escuchando lo que decimos? - le reclamó Willard.

Usa la cabeza Tony - le dijo Copper de manera jovial pero como perdiendo la paciencia. - Tu serás el mas beneficiado de esto. Con el jefe de nuestro lado tendrás las regalías para ir por donde quieras. nuevas rutas, nuevos contratos, nuevos territorios... incluso hasta Foresk donde la influencia de Maraíso es cada vez mayor... y ahi no hay jefe, podrías dominar ese sector a tu pinta - le dijo Copper.

O bien declinar ahora... y que te muela a martillazos - le amenacé.

Nah, primero lo drogaré, quiero ver como chilla alucinando antes de que le de un paro cardíaco - le dijo Marisse.

Jajaja - se río Rena - La imagen proyectada se apagó y su bicho tecnológico sacó una luz roja como mira lasér apuntando al gordo Tony.

O bien podríamos cocinar a este cerdito ahora mismo - dijo Copper encendiendo y apagando su encendedor varias veces alumbrando su rostro barbudo y mirada amenazante.

Exxxcelente idea... hace tiempo que no me como un buen cerdo humano - se relamió el alemán.

Willard sonrió y de un rápido movimiento ya le estaba apuntando con un revolver.

Ya ya lunáticos de mierda!!!... estoy dentro - dijo en tono abatido.

Bien... eso es todo - dije levantadome de la silla bruscamente.

Espera Shin - dijo Copper seriamente dejando su encendedor prendido, mostrándome una cara muy seria - Dijiste que te encargarías Noi.... - comentó seriamente a la vez que todos me miraron al mismo tiempo.

Me concentraré en esta operación... y después lidiaré con Noi, como prometí, Copper. - le dije.

Pues mas te vale... Noi se trajo de vuelta a "Toby el Asesino"... ese pequeño lunático representa un peligro para esta operación... - dijo Copper preocupado.

¿Toby el asesino? - Dijo Marisse - ¿Que no ese perro de Noi que participó el el Bloody Money pasado?

Si, ese que desarrolló un trastorno de doble personalidad... después que le reventaste una mano de un martillazo, Shin - me recordó Rena.

Debiste haberrrlo matado Shin... ese pequeño bastardo ya era peligrrrroso con 7 años... ahorrra tiene catorrrce y una mano modificada... sabes que Noi siempre invierte en sus perrros... y no hablo solo de reparrrar sus cuerrrpos - me recriminó el alemán - ese pequeño asesino será un hueso durrro de roerrr... con algo de mala suerte puede que el jefe ya sea historrrria.

Tsk, no lo creo, y dudo que ese Toby sea tan peligroso... su trastorno solo lo hace.... impredecible - me defendí.

Ojalá no le pase nada malo a ese cabrón... o si no esta operación no será tan buena como esperamos... traeran otro jefe y habrá que comenzar a ganarselo toooodo de nuevo... - se lamentó Copper.

Tsk... no sean fatalistas... además, si Rodrigo es an descuidado para distraerse con un niño perro se merece que lo maten... estará acostumbrado a tratar con niños... pero que aprenda mas temprano que tarde que los niños aquí pueden ser mas peligrosos que los adultos... - se me vino a la mente mi primer asesinato a los 7 años cuando les dije eso - como sea, nos vemos mas tarde en el punto acordado - les avisé a todos. Di media vuelta y salí de la casa en dirección a mi coche.


Shin - Maraíso. Departamento.

¡¡¿Como que Rodrigo estuvo aquí hablando con Ichi??... y lo dejaste entrar??!! - para que rayos tengo armiño inútil - me quejé. Esa vieja de mierda, me envía los perros más inútiles mientras que Noi tiene un veterano peligroso del Bloody Money pasado.

¡¡¿Y Que querías que hiciera?... que me fuera contra él... no soy precisamente del tipo luchador, sabes... yo soy mas... un oficial táctico - dijo ese pequeño albino con su molesta actitud altanera. No tenía caso discutir con él y fui a donde estaban Ichi y Hime.

Escucha Ichi, ese cabrón de Rodrigo ya sabe que estas aquí y aunque te haya prometido no hacerte nada, no me fiaré de él hasta que haya realizado la operación de esta noche... ya es peligroso quedarnos aquí... escucha, esto haremos... ve con este niño a tu casa, hazle saber a tu padre que estas bien, asi te sacaras un problema de encima. yo pasaré a recogerlos mas tarde, como a las 20:00 horas - les avisé.

¿Disculpa?... ahora me pondrás de ñiñero de este niño pijo - se quejó el albino.

¿Pero que le diré a mi padre, se enfadará por no llegar a dormir a casa anoche?... ¿y que pasará con Hime? - preguntpo alterado.

A ella yo la esconderé. Se de alguien que la cuidará bien. Me aseguraré de que nadie de la organización la encuentre - le avisé.

¿Y como le explicaré a mi padre sobre este niño? - se quejó Ichi.

No lo sé... inventa algo... escóndelo en tu casa así como con la niña, este perro es mas listo... el te enseñará de la operación y operar el dron - le dije

Ah, por lo menos ahora volví a ser perro... solo lo dices cuando te conviene, Shin - se quejó el albino.

¿El dron? - preguntó Ichi.

Es la tarea que originalmente tenía para tu hermano... me seras de gran ayuda si monitoreas el lugar y me avisas donde hay guardias activos, para poder neutralizarlos... el albino te explicará mas a detalle... ahora, vayan - les pedí.

Umff, como sea, espero que seas listo y tengas cojones, "niño" - le dijo el albino altaneramente.

Escucha Ichi - dije inclinándome ante el y tomándolo de los hombros - Te prometo que todo se arreglará, lo que le prometí a tu hermano te lo ofrezco a ti... una salida de esto, para ti y para la niña... ahora no te dejes abrumar por la pena o la desesperación... se que no nos conocemos y yo solo soy un criminal... pero siempre cumplo mi palabra... confía en mi, por favor - sin su permiso le di un beso en la mejilla para luego apartarme y tomar a la niña de la mano.

Ven conmigo, Hime - me giré a ver al albino - Tu, mas te vale que no le pase nada, esa será tu primera misión - le ordené.

De echo sería la segunda, la primera fue cuando me pediste que fuera con esa tal Rena a por el Dron.... - le dí una mirada fulminante y se quedó callado.

Ok... ya entendí... cielos que carácter - dijo en voz baja.

Los llevé en mi coche hasta unas cuadras cerca de la mansión Sazaki y luego volví al centro de Maraíso junto con la niña. Saqué mi teléfono y marqué un número.

Soy yo... necesito que cuides algo por mi - dije por el teléfono mientras me dirigía a ese lugar.



Maraíso - Lugar desconocido.

Emm... si.. soy yo... entregué tu mensaje... pero... las cosas no salieron como lo esperaba.... - dijo Toby por el teléfono.

Ahora que hiciste... Toby... ¿Tristan esta bien? - se escuchó la tétrica voz de Noi.

Si ese cobarde está bien... Emmm... yo... quizás exageré un poco... y medio castré a uno de los guardias del jefe... y a uno lo baleé un poquito... pero no le disparé en sus partes vitales... seguro vivirá... y al otro... bueno... al otro....

........................................................

¿Y al otro?..... - preguntó Noi con voz tranquila pero amenazante.

Bueno al otro... este... me puse algo nervioso... y... y... bueno, le hice "un Killua" - dijo Toby nerviosamente.

Ahhh... Toby... Toby... mi Toby... ¿que voy a hacer contigo?.... - suspiró Noi.

Lo que siempre haces Noi... podrías... ¿perdonarme?.... sabes que soy tu perro favorito... arfhh arfhh arfhhh - Toby le jadeó a través del teléfono.

Umm.... no se... quizás no esta vez Toby.... te di ordenes muy explicitas... y eso no incluía arrancar testículos ni jugar al cazador X... el juego esta a punto de comenzar y no tenías que causarme problemas ahora... - le dijo Noi.

Pero.. snif... sobb... - la mirada del niño cambió de inmediato y comenzó a sollozar - pero Noi.... todo estaba.. sob... bien al inicio... hasta jugamos a la ruleta rusa... fue muy divertido y excitante.... pero es que el jefe me insultó... trajo a unos hombres feos para que someterme... snif...

¿Tobías?... ¿eres tú?...

.... si.... soy yo....

No seas mal educado Tobías... estaba hablando con Toby - le recriminó Noi.

..... Ya Noi, déjate de tonterías y perdóname de una vez ¿si?... - dijo el niño recuperando una mirada mas seria - no querrás perder tu mejor arma antes de comenzar el juego - le dijo Toby sonriendo de repente.

Escucha Toby... me causaste problemas... te encontraré... y te castigaré.... ¿esta claro?...

No te tengo miedo Noi... ni a ti, ni al jefe... no le tengo miedo ni a la muerte - le dijo Toby seguro de si.

Pero seguro Tobías si... no quieres que nada le pase a él, ¿o si?....

....... no, claro que no.... - Dijo Toby preocupado.

Buen chico. Cuida a Tobías hasta que te encuentre, dile que no tenga miedo, no lo castigaré a él... solo a ti.... hasta pronto....


Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata ya vez lo que puede pasar con los perros de Maraíso....pueden escapar o morder XD

꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ Ahi te dejo para que acomodes tu personaje y te animes a participar en mi pequeña misión. Te deje a mi NPC albino para que te expliqué todo (que sería lo que expuse en este post)
 
Última edición:

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,088
Ubicación
Argentina
[Maraiso/Residencia Sazaki]

Narración Ichi

"Después de la visita inesperada de Rodrigo al departamento, Shin nos llevó a mi junto al Armiño asta mi casa dejándonos a unas cuantas cuadras. Solo debía aclarar un poco las cosas con mi padre claro sólo esperaba que no se altere tanto. Si era necesario pase lo que pase no le diría donde estuve en realidad."

- Escucha Armiño la puerta de servicio se encuentra detrás de la casa, casi siempre esta abierta. Quiero que entres subas al segundo piso y la segunda puerta es mi habitación - explique - esperame ahí - ordene

- Tu no me das órdenes y no me llames Armiño - alegó

- Sólo hazlo quieres! - exclame, haciendo que de esa forma me haga caso

"Di unos cuantos pasos para quedar frente al pomo de la puerta, tome un poco de aire y abrí la puerta, entre. Encontrándome a Padre con una expresión de enojo y preocupación en el rostro."

- Se lo que vas a decir... Y tengo una explicación para eso, Yo... -

- SILENCIO!!! - interrumpió alterado - no es necesario que me expliques nada Ichi - dijo haciendo una pausa - Ya me lo acaba de Explicar todo detalladamente Rodrigo en persona - alegó tranquilizandoce

- Acaso ese tipo esta... -

- Si... Esta en mi despacho, acabamos de tener una larga charla y no me gustó para nada en lo que andas metido - dijo inclinandoce para quedar a mi altura tomarme de los hombros - lo se todo hijo e incluso lo de Iori... - alegó triste

- Padre yo, no quería involucrarme en nada de esto pero... estoy artículo de ser el único al que le ocultan todo!!! - alegó frustrado

- Era por tu bien, pero ahora las cosas se complicaron... En estos momentos Rodrigo esta ahí preguntando por una niña la traes con tigo!?

- No, no se donde esta... - dije bajando la cabeza

- Está bien! No te precionare más... Solo prometerme que no volverás a interferir en nada más - ordenó

- Lo prometo - dije viendo como se calmaba y se encaminaba en camino al despacho - "Perdóname Padre pero me temo que ya no puedo confiar en ti" - caminé asta el despacho para escuchar que tanto charlaban.

"Al parecer hablaban de Hime, si era así entonces eso quería decir que ese sujeto no se comió la Hitoría de que no se sobre su paradero, Aun que es cierto...No se donde se la habrá llevado Shin. Luego de un intercambio de palabras oí decir a Rodrigo que quería hablar con migo. Mi padre obedeció y salio de allí para buscarme, aunque un no tardó en encontrarme estaba justo ahí. "

- Lo se no necesitas decírmelo, hablaré con ese tipo - dije entrando al despacho.

"Se entraba sentado en una silla de oficina de espaldas, bebiendo una copa de vino."

- Diga lo que quiere!? - respondi altaneramente - "no me importaba que tan poderoso sea no pienso ser amables con el, debo estar atento por si intenta hacer algo..."


{...}


_____________________________________________________________



[Maraiso/Hotel de Lujo]


Narración Scot

"Me encontraba frente a aquel Hotel el cual Rodrigo había reservado a mi nombre, aun que desconfiaba un poco de su cortesía."

- Anda Elena en donde estas - dije mirando mi reloj la hora.

"Pero en ese momento suena mi teléfono, quede estatico al ver quien era el que llamaba. No le di tantos rodeas e conteste de inmediato."

- Hola Rodrigo, que se le ofrece!? - conteste

- No quiero molestar a mis agentes sabes, quiero que lo pongas fácil - dijo en tono suave - sabes donde esta la niña!? - pregunto

- Hime, tiene que estar Iori claro está - alege nervioso.

- No quiero al armarlo pero Iori esta muerto... -

- Quede en silencio unos cuantos o minutos sin poder creermelo - Si el Está muerto, a cargo de quien esta Hime!? - pregunté algo alterado

- Está con su Hermano Gemelo Ichi, pero el problema aquí este estoy con el y no veo a la niña por ningún lado - dijo haciendo una pausa - si intentan ocultarla de nada les servirá, será mejor que no juegues con migo... - dijo en tono serio

"En ese momento llegó Elena, la campana me había salvado."

- Oye no piensas saludarme, que descortés eres... Con quien hablas!? - dijo quitándome el teléfono

- Espera Elena es importen es... - me interrumpió posando un dedo en mis labios en señal que haga silencio.

- Hola cariñito, espero que mi tonto perro te halla hablado bien - contestó Elena - mire por favor no sea cruel con mi problema perrito virgen, aveces se altera con facilidad y es malo para su salud - dijo senil soltando una pequeña risa - me imagino que su llamada se debe al la pequeña, si es así puedo asegurarle que no se encuentra con nosotros... No se preocupe debe de estar jugando al escondite tarde o temprano aparecerá...- dijo cortando la llamada

- Pero que haces tonta - dije quitando le el teléfono - acabas de contarle groseramente estas loca - dije nervioso

- Uff casi me da un infarto, podía escuchar su respiración desde el otro lado del teléfono - dijo llebandoce una mano al pecho - agradeceme que te salve el pellejo, sabes como se pone ese tipo cuando no tienes lo que quiere y esa niña será de el tarde o temprano - dijo cruzándose de brazos

- Lo se, y eso me pone los pelos de punta, ahora con Iori muerto debo de encargarme nuevamente de ella - dije dejándome caer pesadamente sobre la pared

- Ya encontraremos una solución, yo te ayudo como la última vez... después de todo eres mi perro virgen - se río

- jeje tienes razón, creo que dejaremos el descanso para después - dije activando el GPS - Aquí está la Pluma de Canario, are que los esfuerzos de Iori no sean en vano - dije decidido

- Recuerda Rodrigo no da segundas oportunidades, esta ves tu vida Está en juego y está ves podré mi vida en juego junto a la tuya - dijo acariciando mi mejilla - cuanto has crecido perro tonto jaja

- Si, y pensar que fue ayer cuando era un pobre niño ratón, de no ser por ti jamás me hubiera convertido en un perro - dije acariciando su mano.

- A pesar de todo eres el más fiel perro que pude averme conseguido en aquel entonces - dijo acercándose a mi - se que no te gusta que te besen pero por está vez, has una pequeña excepción - acenti para luego epositar un beso suave en sus labios

- Ahora tenemos trabajo que hacer - alege y ella solo asintió con una sonrisa

"Ambos subimos a nuestros respectivos coche y partimos en dirección a donde se encontraba Hime."


{...}


______________________________________________________________

Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata Cree una pequeña escena de tensión entre Rodrigo e Ichi (jeje puedes proseguir)

Tarantulas Tarantulas Creo que tendrás una pequeña básica de parte de Scot a Hime (tantantaaaaan jajaja)
 

Registrado
22 Abr 2007
Mensajes
4,972
En uno de mis departamentos...

Parece que Tristán no estaba muy convencido del detalle que le concedía. Sobre todo por la posibilidad de dejarlas embarazadas. Estaba por decirle que, si ese era el problema, no se preocupase. Que no surgirá nada de eso. Pero entonces, la luz se fué. Y cuando volvió, uno de los dos hombres que traje conmigo estaba muerto. Una de dos dos niñas gritaba aterrada por tener las manos ensangrentadas al haber tocado el corazón del hombre asesinado y ese psicópata de Toby se largó rápidamente. Me acerqué a la ventana para verle escapar en una moto.

(Rodrigo) Ya veo... Así que quieres jugar de esta manera, ¿Verdad? Muy bien...

Es evidente que ese apagón fué demasiado casual. Y duró el tiempo preciso. ¿Y ese motorista? Está claro que sabía cuando debía aparecer y a quién debía recoger. Seguramente fué quien cortó la coriente. O quizás halla un tercero implicado. En todo caso, es imposible que incluso el propio Toby supiese la sorpresa que le tenía reservada. Lo que significa que él tenía pensado hacer esto desde el principio. Habria apagón y moto de escape sí o sí. Y si no dudó en matar a uno de los dos hombres que traje, entonces a saber lo que hubiese pasado si no hubiese traido compañía. Seguramente el muerto hubiese sido yo, quizás Tristán o incluso una de mis chicas. La lógica lo demuestra. Ese niñato quería matarme, incluso aunque hubiese hecho todo lo que él quisiese. (Uniendo las piezas de los acontecimientos, todo encaja. XD) La única duda que queda es... ¿Actuó por su cuenta? ¿O siguió órdenes de Noi? Habrá que investigarlo. En parte, espero que halla ocurrido ordenador por Noi. Así tendré el pretexto adecuado para cargarme yo mismo a ese cabrón y podré eliminar a esa cucaracha de Tobías sin temor a represalias. Pero si lo hizo Toby por su cuenta, entonces todavía estoy agarrado por la compensación de Noi y por las represalias si ese niñato sufre daño alguno. Entró uno de mis guardias herido. Le ayudé ha sentarse. Me dice que el otro está muerto.

(Rodrigo) Yo me encargo.

Utilicé el teléfono para hacer una llamada importante.

(Rodrigo) Enviad al equipo oscuridad a mi departamento ubicado en la siguiente dirección. Y traed al médico junto a otros dos guardias.

Les di la dirección y le acerqué al herido el botiquín para que pueda hacerse un apaño improvisado. Volví a la habitación, donde mis dos jovencitas lloraban.

(Rodrigo) Tranquilas... Estáis a salvo y eso es lo que importa. Vamos. Te lavaré un poco.

Las llevé al baño y lavé a la joven con manchas de sangre dejándola limpia de nuevo. La abracé y sentí como correspondía mi abrazo. Dándole ánimos.

Un rato después...

El equipo oscuridad llegó. Se les llama así, porque son los encargads de deshacerse de los cadáveres y limpiarlo todo eliminando incluso la sangre. Nadie podría encontrarla. Y de encontrar algún rastro, estaría tan alterado que podría confundirse con lejía, la cual puede dar falsos positivos. En los casos más extremos, utilizar el luminol que suelen usar los investigadores para hallar sangre oculta o limpiada, pues se ha demostrado que echar demasiado de ese producto acaba destruyendo el ADN. Obviamente, se llevarán y destruirán aquello que no pueda recuperarse y será reemplazado por algo similar o mejor. Todo quedará para mañana como si nada hubiese ocurrido. Uno de nuestros médicos atendió al guardia herido.

(Rodrigo) Llevad a estas jovencitas a la dirección que os he dado. Y con esto compradles algunos dulces.

Para animarlas un poco. Me marché de allí con mis nuevos guardias. No dejo que envíen a cualquiera al azar. Tienen una lista detallada de aquellos en los que tengo toda mi confianza. Que los conozco bien. Después de lo sucedido, necesitaba algo de placer. Es hora de ir con esa joven chiquilla...

De vuelta al refugio de antes...

Por lo visto, no hay nadie en casa. Lo que me faltaba...

(Rodrigo) ¿Alguna idea de a donde han ido?

Me dice que los que vigilan todo el tiempo e informan a los nuestros confirmaron que Shin se los llevó poco después de regresar. Eso sí que es interesante...

(Rodrigo) Shin... ¿Qué haces...?

Me dije para mí mismo. No entiendo lo que pretende, pero lo acabaré averiguando. Solo me queda otra opción.

(Rodrigo) A la residencia Sazaki...

Y ese era el nuevo objetivo.

En la residencia Sazaki...

Llegué y llamé al timbre. Como es de esperar, los guardias tienen órdenes del señor Sazaki de dejarme pasar sin hacer preguntas. Mis guardias personales esperarán fuera. Solo me acompañarán dos. Como era de esperar, el hombre me recibió sin cuestionar nada.

(Rodrigo) Lamento molestarte ha esta hora, pero tenemos que hablar.

Me invitó a pasar. Fuimos a su despacho y le conté información sobre Iori y también Ichi. Y sobre todo, de una chica llamada Hime...

Más tarde...

Yo estaba en el despacho del señor Sazaki tomando vino. Mis guardias se aseguraron de que no hubiese peligros en la sala, en el vino o algo de vigilancia o espionaje en el despacho. Y esperé pacientemente la llegada de quien esperaba apareciese tarde o temprano. Les escuchaba desde el otro lado de la puerta. Así que ya llegó. Primero entró su padre. Hablamos un poco más sobre Hime y finalmente solicité hablar con Ichi. Ahora estamos solos. Me giré en la silla con copa en mano para verle con toda naturalidad. Es desafiante, pero seguro que no tiene coraje para ciertas cosas. Le observé un momento y por fin hablé.

(Rodrigo) ¿Dónde está Hime?

Tal y como imaginé, dijo que no lo sabe. Solo suspiré he hice una llamada a Scot. Hablé con él. Normalmente no hubiese sido brusco, pero han sucedido tantas cosas que siento los nervios a flor de piel. Pero contestó esa mujer, la cual lograba calmarme un poco con su voz, aunque me hacía gracia su forma grosera de actuar. Al menos conseguí animarme un poco. Con la llamada terminada, llegó el momento de hablar de nuevo. Ya más tranquilo. Terminando la copa de vino y hablando con calma.

(Rodrigo) Tienes la misma belleza que tenía Iori, pero no parece que tengas su coraje.

Dije muy tranquilo sin importarme que mi comentario le guste o no.

(Rodrigo) Seguramente ya te lo dije, pero un hombre llamado Scot era el 'padre' de Hime.

Dije recalcando ese nombre entre comilla para que sepa a que me refiero.

(Rodrigo) Verás... ese 'padre' recibió órdenes de eliminarla, pero no lo hizo. Así que los que dieron las órdenes de su ejecución me encargaron que me ocupase del caso. Pero yo pude hablar con los adecuados para conseguir que Hime no muriese. Sí, se podría decir que le salvé la vida. A cambio, tendría acceso a ella siempre que yo quisiera. Y parece que a esa jovencita fué preparada por Scot para saber que ese día llegaría. Pero para entonces, la había regalado a Iori debido a que la mafia para la que trabajaba tu hermano la compró como un regalo por los servicios que Iori hizo a esa misma mafia.

Que sepa como Hime llegó a sus manos.

(Rodrigo) Iori tenía orden mía de facilitármela de vez en cuando. Y a cambio, no le pasaría nada ni a él... ni tampoco a tí. Pero... me sentí generoso y le prometí mantenerte al margen de todo. Y cuando llegó el momento, tu hermano se vió más interesado en ello que yo. De hecho, se arrodilló y me suplicó qu él ocupase el lugar de Hime. Y bueno... nos divertimos juntos, pero no hicimos ningún completo. Solo probanos mutuamente. Pero noté que a Hime le encantó lo que vió, pues su curiosidad aumentó y hasta se tocó a sí misma.

Que conozca cada detalle. Sin dejarme nada.

(Rodrigo) De hecho, estoy convencido de que en la siguiente vez, él me habría pedido repetir. Sí, tu hermano sabía como disfrutar a tope. Era todo un valiente. Pero no parece que tú tengas ese coraje. De hecho, escuché que Shin se coló aquí una vez y te hizo una pequeña demostración física del tipo de juegos que me gustaría tener con Hime. Por eso, te daré el beneficio de la duda. Quizás no seas tan cobarde como tus ojos parecen reflejar ahora.

Dije decidido. Es hora de poner todas las cartas sobre la mesa.

(Rodrigo) Por honor hacia Iori, no te haré nada. Siempre y cuando no interfieras en mis planes o los de la organización. Y eso implica también a Hime. Es decir, que cuando yo quiera, la encontraré, jugaremos un rato y luego os la devolveré sana y salva. Por otro lado, en ocasiones te permitiré ocupar su lugar, si así lo deseas. Pero solo en ocasiones. No siempre. No lo olvides. Pero si intentas ocultarla de mí o sabotear esta situación, te puede ir muy mal. Y si te va mal, tu padre podría cambiar de parecer hacia nosotros. Y si lo hace y nos intenta traicionar, pues... imaginas lo que puede pasarle por tu culpa, ¿Verdad?

Que tenga muy claro que ya no es cuestión solo de él o de Hime, sino de cualquiera que los rodean.

(Rodrigo) Justo ahora, iba ha reclaamr a Hime. Pero no está. Así que... ¿Ocuparás su lugar de forma excepcional o tendré que salir a buscarla? Pero si la busco y descubro que tú o alguien aliado contigo la ocultó, serás tan culpable como él. Y las consecuencias pueden ser muy graves incluso para tí. Pero si aceptas, demostrarás tu confianza y te llevaré a un sitio durante un rato para que puedas culminar lo que Hime debería hacer. La decisión es tuya...

Por supuesto, puede intentar ofrecerme algo mejor, si quiere. Espero que sepa negociar...

Tarantulas Tarantulas
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂

__________

Unas semanas antes... En un departamento... (Esto ocurre fuera de tiempo. En el pasado. No ahora.)

Conduje hasta uno de mis departamentos privados con alguien muy especial. Le traje hasta aquí para algo muy especial. Entramos y cerré la puerta, ventanas, persianas y cortinas para luego encender unas luces a modo de crear ambiente. Me giré a ver a quien había traido.

(Rodrigo) Bienvenido, Tiger Joe.

Sí, el chico que pertenece al dúo de luchadores que patrocino. Desde que comenzaron en la lucha libre él y su hermana, me gustó al instante lo que veía. Por eso al instante me convertí en su patrocinador. Era todo lo que necesitaban para poder participar y que los tomasen en serio. Y se nota que elegí muy bien, pues jamás perdieron ni una pelea. Ellos y yo ganamos dinero a montones y yo les concedía ciertos privilegios, extras y beneficios. Seguramente su familia desconozca a lo que se dedican o de donde sacan tanto dinero, pero son todo un orgullo para mí. Así que esta vez tengo preparado algo muy, pero que muy especial para uno de ellos. El chico, para ser exactos. Pero antes de traerle aquí, encargué que le pintasen el cuerpo de la misma forma en que suelen pintarle para la lucha, pero con la diferencia de que esta vez le pintasen el cuerpo completo de arriba a abajo. Al ser una pintura transpirable, no hay peligro de asfixia a nivel de piel. Además es una pintura especial que no deja olores y no mancha. No se quita ni frotando. La única manera de eliminarla es con un producto especial o quitándoles la piel por completo. Obviamente, se le quita con dicho producto especial. Pero hoy lo quiero pintado. Fueron tan concienzudos que incluso pintaron sus zonas íntimas. Que parezca que lleva un traje o que esa es su verdadera piel. Me dió las gracias por traerle y me preguntó emocionado cual era su sorpresa especial.

(Rodrigo) Verás... ¿Recuerdas cuando me confesaste en plena confianza que te masturbas desde los ocho años?

Me dice que sí. De hecho, em contó que vió en secreto un video porno que tenía escondido su padre y imitó en su pene lo mismo que hacían ahí. Lo de masturbarse. y al sentirse bien, lo hace desde entoncesi maginando que hace esas cosas.

(Rodrigo) Dime... ¿Te gustaría probar esas cosas de verdad con chicas de verdad?

Me dijo emocionado que sí. Que le encantaría. Así que le acompañé hasta el dormitorio. Y ahí están. Dos niñas preciosas. (Las mismas que quería ofrecerle a Tristán.) Se quedó con los ojos y la boca abiertos. Diciendo que son muy guapas. ¡Y que están desnudas!

(Rodrigo) ¡Adelante! Vamos a jugar con ellas a esas cosas, ¿Vale?

Me abrazxó a modo de agradecimiento.

(Rodrigo) Por cierto... No te dará vergüenza desnudarte ante nosotros, ¿Verdad?

Me dedicó una sonrisa amplia y se quitó la ropa revelando su piel pintada. Y no dudó en quitarse la ropa interior. Las niñas se emocionaron diciendo que parece un superhéroe. Hoy Tiger Joe podrá llevar su imaginación al a realidad. Subió de un salto a la cama y abrazó a la primera, la cual correspondió su abrazo. Acariciaba su cuerpo todo el rato para asegurarse de que es verdad. Arrimñandose a ella. La otra le acariciaba también. Lo primero que pasó por su mente fué hacer lo mismo que en las películas. Comnenzar por un beso. y así lo hizo. Primero unión de labios y luego con la lengua. Primero él, luego ella y por fin unidos. Derritiéndose y temblando de emoción ante lo que sentía. Su pene ya se puso como un plátano bien erecto. Lo siguiente en la película es la mamada. Así que eso pidió. Viendo como desciende y... ¡Lo hace! Quedándose tumbado boca arrib en la cama en la posición de rendido y cerrando los ojos para disfrutar el momento. Por mi parte, solo me desnudo y me siento a un lado de la cama para que la otra jovencita me haga lo mismo a mí. A ratos les miro a ellos. Cuando Tiger Joe me ve mirarle, me sonríe. Se siente agradecido. Y no deja de gemir, igual que yo.

(Continuará... XD)

Tarantulas Tarantulas (Te menciono aquí para que sepas que aquí uso a tu personaje, tal y como te comenté. :3)

__________

[Lian Wolf 16]


Despiertas. Vuelves a estar en la celda del principio. La de antes de las pruebas. Pero notas unas horribles ganas de orinar. Aunque tu cuerpo está completamente limpio. ¡No hay dolor ni irritaciones! Como si hubiese sido un sueño. Pero abren la puerta de la celda. El encapuchado está ahí. Te señala una dirección. La misma de la otra vez. La sigues hasta regresar a la sala de los manjares, pero esta vez no hay nada de eso. Recuerdas la sala con el baño. Corres dentro y te sientas en el retrete. Sientes un gran alivio al poder orinar tranquila. Obviamente, cerraste la puerta primero. Al terminar, te lavas las manos como una niña bien limpia y educada. Te miras al espejo. Preguntándote si habrá sido un sueño. Entonces, abren el pestillo de la puerta. Sí, pueden abrirla desde fuera. Está todo planeado. Solo abrió para asegurarse de tenerte vigilada. Abrazando a tu conejito, te guía hacia las cajas. Ves que la primera caja no está. Y sobre la mesita donde antes estaba la nota, ahora están las recompensas que recuerdas. El lingote de oro y la tarjeta blanca con banda magnética. Esto no ha acabado. No fué un sueño. Así que ya imaginas que en las demás cajas debe haber pruebas igual de horribles. Solo recordar los calambres te hace sentir como si todavía estuvieses recibiendo descargas. Es solo la sensación. Miras la siguiente caja. De color rojo y numerada con el número dos. La abres. Dentro hay una tarjeta roja con otro pequeño dibujo. El de un bate de beisbol. Y hay un objeto. Un anillo metálico grande. Similar a un aro o una pulsera. Y tiene enganchadas diez llaves. Como era de esperar, los encapuchados te guian hasta una puerta, pero esta es diferente a la de la primera vez. La abren, te indican que pases y una vez dentro, ¡Te encierran! Ves que es un pasillo. Y en la puerta hay un mensaje tallado.

- ¿Quieres salir? ¿Quieres escapar?
- ¡Encuentra la salida!
- Recorre los pasillos. Recorre lo desconocido.
- ¡Diez puertas en total!
- ¿Será la correcta? ¿Será la incorrecta?
- Nueve son falsas. Una es verdadera.
- Pero tenlo en cuenta... ¡No estás sola!
- Algo deambula. Algo patrulla.
- Si te encuentra... ¡Sufrirás!

Claramente, quedarte ahí parada no servirá de nada. Empiezas a correr. Son largos pasillos con diferentes direcciones. Unos son pasillos únuicos. Otros tienen diferentes desvíos. Y otros... ¡Llevan a zonas sin salida! Te sientes perdida. Le preguntas a tu conejito qué dirección tomar. Sientes como si te contestase. Al menos, eso te parece. Pero entonces... ¡Escuchas pasos! Detrás de tí. Algo aparece cruzando la esquina y se te queda mirando. Te horrorizas. Es un hombre. Vestido como un jugador de beisbol. Lleva a mano un bate de madera y tiene puesta una máscara de niño feliz. e acerca. ¡Se acerca! No sabes donde ir. ¡Pero corres! A pesar de todo, aunque el individuo te persigue, se ve que no tiene prisa. ¡Se toma su tiempo! Corres sin saber a donde vas. Giras la esquina, la siguiente y cuando giras una más... ¡HORROR! ¡Está delante tuyo! No lo sabes, pero has andado en círculos. Supo que acabarías en el mismo lugar por el camino que elegiste. Lo tienes bien cerca. Mirándote sin más tras esa máscara. Mueve rápido su bate y... ¡Te golpea en un brazo! Sientes un dolor intenso. Llevas tu manita a la ona golpeada, pero eso solo hace que te de otro golpe y ahora tu mano esté dañada. Te levantas y corres. ¡Te persigue corriendo! Pero no parece que corra mucho. Cierras los ojos horrorizada. Y cuando parece que te tiene, giras rápido hacia otra dirección. Al no mirar hacia atrás, no te das cuenta de que, aunque el individuo te tenía a su alcance, ¡Giró en otra dirección! Para que pienses que ha desaparecido. Realmente, te está dando cierto nivel de ventaja. ¡Está jugando contigo! Quiere atormentarte. Pero tienes el cruel presentimiento de que solo irá a peor si te quedas ahí. Logras llegar a... ¡Una puerta! Pruebas suerte con el llavero. Vas probando las llaves. ¡No funcionan! Pero sigues probando. Y... ¡La abres! Y al abrirla... ¡Explosiones! Explosiones de petardos seguido de fogonazos por las explosiones. La puerta lleva a un sin salida en el cual tenía los petardos distribuidos en pequeñso comaprtimentos y en dicha pared está pintado a modo de grafiti las palabras... ¡JA! ¡JA! ¡JA! ¡JA! Además, suena una grabación de una sonrisa maligna. (Similar a la risa del muñeco de la saga SAW.) La puerta era mala. Retrocedes de espaldas y nota que chocas contra algo. Levantas la mirada y ves... ¡Al individuo del bate! Gritas aterrada y echas a correr. Ve como te alejas, pero cuando te giras a verle, inicia el camino... ¡A toda prisa! Eso te hace huir de forma más aterrada. Ya ni miras hacia donde vas. El individuo te ve girar en otro pasillo y toma un desvío. ¡Ya sabe a donde vas! Llegas al final del pasillo y... ¡¡ZAS!! Te paras en seco al recibir un fuerte golpe en el estómago. El tipo dió un rodeo y esperó tras la esquina para golpearte por sorpresa. Caes adolorida al suelo y sientes otro golpe directo a tu espalda. Justo en la columna. Cortando tu respiración. Quieres levantarte, pero tiene miedo. Entonces ves al conejito en el suelo delante tuyo. El hombre alza el bate y... ¡Golpea fuertemente al conejito! Gritas desesperada. ''¡¡NNOOOO!!'' Acercas la mano para agarrarle y te levantas rápido para echar a correr. Sigues a la deseserada. Y llegas a otro sin salida, pero este tiene puerta. Empiezas a probar las llaves. Lo haces cada vez más nerviosa, porque escuchas pasos detrás de tí. ¡Y ves su sombra acercarse! Cada vez más cerca. Lo oyes incluso respirar. ¡No logras dar con la llave! El hombre llega y te agiras aterrada. Abrazando al conejito mientras suplicas. Pero ocurre algo raro. ¡No te ataca! Se agacha a tí y te quita las llaves. Ahora no sabes que hacer. Sin ellas, ¡No saldrás jamás! Busca entre las llaves seleccionando una en concreto y... ¡Abre la puerta! ¿Por qué? Y cuando la abre... Se encuende una luz interiior mostrando... ¡Una cara de miedo! Como una máscara blanca de uan cara gritando. Acompañada del sonido de un grito desgarrador que te aterra. Obviamente, está incluido el grafiti con las risas. ¡Por eso la abrió! Para desmoralizarte. Hacerte ver que, aunque hubieses acertado, ¡No habría servido de nada! Deja caer las llaves al suelo. Te apresuras gateando para cogerlas, pero cuando las agarras... ¡¡ZAS!! Te golpe con fuerza en el trasero. Y empieza a golpearte con una fuerza exagerada. Dejando tus nalgas bien rojas y doloridas. Y no solo eso, sino que también tus muslos. Pero lo que más te aterra, es que con la punta del bate empieza a restregarlo por tu entrepierna. Chillas y te reincorporas para correr. El hombre te ve huir y se queda ahí para levantar levemente su máscara y así olfatear y lamer el bate, en el cual se impregnaron tus fluidos involuntarios que mantienen humedecida tu intimidad. No le importa si es lubricación natural o si es orina. Lo lame con gusto. Y luego, se ajusta la máscara de nuevo y te persigue otra vez. Llegas hasta otra puerta tras tanto correr. ya notas que tus fuerzas te abandonan. No crees poder correr más tiempo. Estás fatigada, adolorida y traumatizada. Llegas hasta otra puerta. Intentas abrirla... ¡Y rápido! ¡Ahí viene de nuevo! ¡Y rápido! Parece que diste con la llave correcta, pero sobre todo suplicas que no sea otra puerta falsa. La abres y... ¡Entras! Esta vez sí puedes entrar. ¡Hay salida a otra sala! Pero justo antes de entrar, el individuo usa su pie para pisar tu espalda y embestirte hacia dentro haciéndote pasar. Te giras aterrada mientras abrazas al conejito. Pero... ¡No entra! Solo asoma la mano libre para agarrar el pomo de la puerta y... ¡Cerrarla de golpe! Usando una llave que lleva encima, por supuesto. Parece que superast el peligro. ¡Esto fué mucho peor! En la sala, hay otra salida. Y otra vez, hay una televisión y el hombre desnudo con máscara y gorro de bufón. Un cartel idéntico al que encontraste a la mitad de la primera prueba. Por el dibujo del Joker, ya sabes que es tu comodín. Pone lo siguiente.

- Este es tu comodín. Este es tu punto intermedio.
- El comodín te saca de la prueba logrando cumplirla, pero un precio debes pagar.
- Puedes rechazar el comodín. Puedes rechazar la salida fácil.
- Si decides continuar, entra en la puerta delante tuyo y sigue adelante.
- Los golpes serán más dolorosos. Los golpes serán más frecuentes.
- Al final de la prueba, te espera una recompensa doble.
- Si no te atreves, utiliza el comodín. Si no te atreves, aprovecha tu oportunidad.
- Tu recompensa será sencilla, pero el comodín requiere tener mucho valor.
- La televisión te guiará. La televisión refleja el pago.

Tal y como viste, hay una televisión. Está encendida. Y al igual que la primera vez, muestra la misma secuencia una y otra vez. Aparece un adulto y una niña. Y se ve como la niña lame las bolas del adulto.

Lian wolf 16 Lian wolf 16 (Me costó más de lo esperado. Pido disculpas. Pero como puedes imaginar... ¡Tienes que elegir! En esta ocasión... ¿Enfrentará sus miedos y pasará por una versión más intensa de la misma prueba otra vez para una gran recompensa? ¿O esta vez habrá superado la prueba su límite de resistencia y aceptará el comodín? Ya sabes... ¡Dame tu decisión por mensaje de perfil! :3)
 
Última edición:

Ejecutor de Maraíso
Registrado
13 Jun 2006
Mensajes
2,492
Maraiso - Lugar desconocido.

En una ambiente obscuro tipo subterráneo, una niña con una corona se acercó a una enorme mole que estaba en un sillón viendo tv. El programa mostraba un anime de mechas donde había una batalla de robots en un campo de guerra.

Nooooiiii… Tristan volviooooó – le dijo Shanon, la niña con la corona como cantadole

……………………. Ah… Tristan… entregaste mi mensaje, supongo… ¿Cómo te fue con el jefazo?... ahhrg… - Noi se quejó un poco al girar a ver a Tristan.

Entregue tu mensaje - dijo Tristán sin emoción - Creo Toby mató a alguien… escuché un grito de niña mientras salía de ahí- decía Tristán sin emoción y evidentemente algo afectado por lo que relataba, como shockeado.


Si, si, lo sé… ya hablé con Toby…. Apenas la cabeza me deje de dar tantas vueltas iré por ese pequeño granuja… ve a descansar Tristan, te llamaré si te necesito - dijo haciéndole un gesto con la mano de que se fuera.

No… no mas… renuncio, Noi - dijo Tristán decidido.

…. Renuncias… ¿que quieres decir con eso? – pregunto Noi intrigado.

Pues eso idiota… ¡Renuncio!… ya no jugaré más a tus estúpidos juegos… vine para cobrarte la promesa que me hiciste ayer. Terminemos con esto ya – dijo Tristán en tono sombrío.

…… ¿estas seguro niño?… si es así, ¿por que no te suicidaste tu mismo?… ah si… en tal caso no irías al paraíso, con tu amigo Hans… jaja - Dijo Noi en tono burlón.

No creo ni en el paraíso ni el infierno… pero, si existiese un paraíso… no me siento digno de ir allí… no sería capaz de mirar a Hans a la cara – alegó Tristán.

Espera Tristán… solo tuviste un mal día, eso es todo… piénsalo bien… te preparé un tecito y… - le decía Shannon.

¡Callate Shanon!... ¿acaso no estas harta de vivir así, estresada y con miedo todo el tiempo?

Ja, tu no sabes nada de mi… yo no le temo a Noi... así que mejor cierra tu ese hocico de perro, basura escapista – le reclamó Shanon.

Shanon… ¡Eres igual que Toby, estas loca!… todos los aliados de Noi lo están… y no dejaré que eso me pase a mi – Dijo Tristán decidido –La única manera en que este bastardo pierda es saliendo de su estúpido juego, al menos me queda de consuelo eso… así que mientras aún tenga algo de cordura… escaparé… escaparé de ti Noi, escaparé de este infierno… y escaparé tambièn... de mi propia culpa – Dijo Tristán con leves lágrimas.

Fuhhh… suspiró Noi – ya ya, esta bien niño, baja la maldita voz que se me parte la cabeza… Shanon… trae mi bate – le ordenó a su gata.

Jaja.. con gusto… pero esta vez yo no limpiare el cuarto, Noi – dijo la niña alejándose. Noi se levantó con algo de dificultad y se acercó a Tristán.

¡Espera!… dijiste una muerte rápida… esa fue tu promesa – Dijo Tristán retrocediendo unos pasos.

Tranquilo niño, cumpliré… aunque en verdad lamento tu decisión… comenzaba a apreciar tus habilidades e incluso tu actitud algo rebelde… ya sabes, es difícil encontrar buenos perros – se lamentó Noi sinceramente.

Tsk… esta cosa… pesa mas de lo que parece – dijo Shannon acercándose mientras arrastraba el bate de metal con ambas manos. Noi estiró la mano y tomo el arma.

¡Espera!… - dijo Tristán otra vez.

Ahora que... deja de interrumpir, no ves que me duele todo... ademas - miró la TV - me estoy perdiendo la mejor parte.

Es un DVD Noi, si te pierdes algo solo tienes que retroceder un poco la pista del vídeo - se burló Shannon.

Ya que no tengo nada que perder, quiero comprobar algo…. - Dijo Tristán. Se acercó algo tímido a Noi y sin aviso le dio un puntapié directo en la entrepierna. Sin embargo, casi no hubo ningún tipo de reacción de parte de Noi quien solo lo miró hacia abajo.

Ja… entonces los rumores son ciertos… - dijo Tristán levemente alegre - Shin realmente te castró con su martillo… y te perdonó la vida en el último Bloody Money… 7 años esperando por una venganza… y no pudiste matarlo en la arena… jajah, te compadezco Noi… por eso le odias tanto y estas tan demente… aún con todos esos músculos tu debes ser mas miserable que nadie – Dijo Tristán mirando hacia arriba con los ojos llorosos, pero tenía una mirada desafiante.
Ante esas palabras Noi gruñó y expulsó una especie de vapor negro de la boca, pero luego se calmó un poco.


Jajaja… ¡¿qué sabes tú del sexo, perrito virgen?! – dijo Noi en tono agresivo… - ¿una ultima palabra? – preguntó poniéndose en posición para batear.

¡Solo hazlo maldito enfermo… estoy harto de escuchar tu horrible voz! – gritó Tristán llorando finalmente.

Ahora… ¡¡Te reunirás con Hans!! ¡¡¡Muajhaaaaahhhhh!!! – gritó y río Noi lunáticamente.

Que quede claro Noi… ya te lo dije... yo no limpiaré el cuarto esta vez – le advirtió Shannon acomodando su corona.


Maraíso – Casa desconocida.

En una casa desconocida una pareja, hombre y mujer se adentraron con cuidado al perímetro.

¡¿Es aquí?!... aunque es bastante grande, parece una casa común y corriente … y eso me da mala espina - dijo algo preocupado el sujeto viendo el lugar.

Si… aquí marca la ubicación… - dijo la mujer tocando el timbre.

Ambos esperaron impacientes un buen rato hasta que se escuchó una voz senil desde el otro lado de la puerta.

¡¿Quién mierda es?! – dijo la voz del otro lado de la puerta.

Emm, disculpe… estoy buscando a una niña… y creo que está aquí – Dijo Scott

Ahh… tu debes ser Scott. Mmmm.. una voz… joven… seeeeexxxy… ummm... quizás… ¿virgen?. Jijiji- río.

Se escucharon abrirse unos cerrojos y la persona abrió la puerta.

Uhhhh, que guapo – dijo la vieja… debes venir por esa niña llamada Hime.

¿Entonces si está aquí?... ¿quiero verla ahora! – dijo el hombre, pero la mujer que lo acompañaba lo interrumpió con un gesto de mano.

Lady Denisse – Dijo Elena con cierto respeto.

¿Te conozco querida?... me eres vagamente familiar – dijo la vieja.

Hicimos unos negocios hace un tiempo… - dijo Elena - ella... Hime, tiene una de sus piedras… la trajo un tal Shin - explicó.

Ah si… mi perro Shin… verás querida, ese perro por lo general es algo bruto, pero a veces piensa bien las cosas… así que puso a esa niña Hime en el servicio especial de taxis – reveló la vieja.

Oh… entiendo - Dijo Elena comprendiendo de inmediato. Entonces aquí solo esta…

Si, solo dejo la Pluma de Canario… y me dijo que se la diera un tal Scott – Dijo la vieja sacando la piedra y pasándosela al hombre.

Muchas gracias, Lady Denisse, no le quitamos más tiempo– dijo la mujer gentilmente – Vámonos Scott.

Espera… ¿Qué es eso del servicio especial de taxis? – preguntó Scott.

Es tal como suena querido – dijo la vieja - un servicio especial contratado por… la gente lista y con contactos. Se usa para ocultar personas y mantenerlas a salvo en ciertos casos… ahora mismo, esa niña ah sido llevado por un taxista a un lugar desconocido… y luego a otro lugar y a otro taxista... y a otro, y a otro… ¿entiendes?... ni yo ni el mismo Shin sabremos a donde estará esa niña ahora mismo - explicó la vieja.

Pero entonces… ¿como? – decía Scott confuso.

Ese tal Shin solo debió acordar una hora y un lugar especifico para que se la entreguen – aclaró Elena – mientras, ni el sabe su paradero. Se hace así en caso de que alguien llegase a agarrarlo a él y lo interrogue - comentó elena.

Mientras su niña estará viajando por aquí y por haya... parando ocasionalmente para comer o ir al baño… viajara tanto en taxi que cuando la vuelvan a ver tendrán que dibujarle la raya del culo de tanto estar sentada – se mofó la vieja.

Ya veo – dijo Scott apretando los dientes… ¿y de casualidad, usted sabe en qué lugar y hora será entregada? – le preguntó a la anciana.

Ni idea cariño… pero si eh de apostar, el lugar sería la Hoguera… tu ya has estado ahí ¿verdad? - Dijo con un brillo en sus gafas anaranjadas – sabes como llegar… aunque les advierto, ahí se reunirá Shin con gente muy… particular… ¿Cuándo?… ni idea – confesó la vieja.

De nuevo gracias – dijo Elena - y lamentamos haberla molestado - dijo gentilmente.

No es molestia querida, por lo poco que estuve con ella, Hime me pareció una niña muy dulce, espero se reúna con ustedes pronto. Mientras tanto relajanse… las cosas deberían cambiar… para bien… al menos eso me dijeron los huesos - Elena y Scott se miraron algo confundidos por eso.

Ahora, si me disculpan, mi telenovela esta a punto de comenzar – dijo la vieja sonriendo y entrando a la casa, cerrando la puerta.



Maraíso – Correccional de menores.

En una celda obscura de la correccional escuchaban unos leves quejidos de una agotada niña de 12 años quien era violada por tres hombres a la vez, cada uno ocupando un orificio diferente. Tras eyacular cada uno de ellos, el que la follaba por la boca exclamó.

Eso es, trágatelo todo maldita zorra – acto seguido le dio un puñetazo en la sien dejándola tumbada en el suelo.

Han dejado de resistirse, esto se ah vuelto muy aburrido… y ya casi no hemos atrapado carne fresca en los últimos días – dijo el sujeto limpiándose la verga y guardándola en su pantalón.

¿Y que más quieres?... Ya casi no hay ratones que atrapar, lo cual significa que hemos hecho un buen trabajo. Ya quisiera ver la cara de esos malditos ejecutores cuando se queden fuera de su estúpido Bloody Money – dijo otro sujeto que también se limpiaba la verga.

Pero tenemos muchos ratones… quizás podríamos dar cuenta de algunos cuantos… ya sabes, me refiero “verdadera diversión” como antes… - dijo algo esperanzado el otro guardia.

Nah… sin muertes aún, hasta que ese juego comience. Con los principales ejecutores de la ciudad fuera de esto ya podremos divertirnos a la grande, como en los viejos tiempos – se saboreó el otro.

Entonces, le ofreceremos algunos de estos mocosos a ese tal Rodrigo, ¿verdad? Así le pediremos que nos deje matar a unos cuantos aquí… - decía otro guardia que no participó en la acción y estaba en la entrada de la celda fumando.

No seas idiota…. Cuando los ejecutores ya no puedan hacer nada serán deportados fuera de los territorios del juego, incluso con algo de suerte, fuera de Maraíso. Entonces nuestros asociados extranjeros darán cuenta de ese tal Rodrigo, ganarán el Bloody Money y nos recompensarán en grande – dijo con una sonrisa satisfecha.

Claro, ¿o es que acaso pensaste que nos íbamos a conformar con pasar otros años en esta correccional de mierda, con estos ratones callejeros? Una vez que… - decía, pero el guardia de la entrada lo interrumpió con un gesto de silencio y diciéndole “Shhh… ahí viene – le advirtió.

Fuera de la celda apareció una mujer rubia de hermosa figura. En su mano traía una cadena la cual se dividía en dos y en sus extremos estaban unidos unos collares en el cuello de dos niños, uno de cabello negro que llevaba un gorro y otro niño rubio. Este último estaba claramente drogado pues tenía la mirada perdida.

¿Se divierten, caballeros? – dijo la mujer en tono sensual echando una mirada dentro de la celda – Les dije que sin golpes – cambió su tono a uno mas autoritario al ver la chica tumbada.

Lo siento, señorita Sara… es… que se resistía – dijo el sujeto que le dio el golpe en la sien a la niña.

Uhm... no importa… ya la revisaré después. Diviértanse cuanto quieran, pero no golpeen a los internos – dijo marchándose y llevándose con ella a sus encadenados niños.

…Es ella… ¿leal a policía especial? – comentó el guardia que se había disculpado, cuando Sara ya estaba lejos de ellos.

Ni idea, solo sé que está media loca… y se ve que le gusta mucho ese niño del gorro azul -comentó uno de los guardias.

Já, no me extraña, yo registré a ese chico cuando lo atrapamos, tiene 17… o tal vez 18 jaja – dijo jovialmente uno de los guardias.

Creí que tenía 14… como sea, no aparenta mas edad que esa – dijo otro guardia extrañado.

No me refiero a eso imbécil, “tiene 18” centímetros jajajaa… de echo la tiene más grande que la mía, y definitivamente que la tuya jajaja – se burló de su colega - y seguro esa perra de Sara se la estará comiendo bien doblada.

No es solo por eso – dijo otro guardia en tono más serio – ese chico... creo que es el gato de Copper -añadió algo nervioso.

Hubo un silencio momentáneo e incómodo, hasta que otro guardia agregó - Bah, seguro ese viejo pirómano también se la comerá doblada, como sea, está acabado sin ratones y ahora, sin su querido gato… quizás cuando salga del territorio del juego le romperemos ese culo a ese gatito infeliz – dijo perversamente.

Jajaja, tal vez la tengamos más chica que él, pero lo veremos gritar cuando se la pongamos los dos al mismo tiempo - dijo un guardia dándole un toque con el brazo al otro quien le devolvió el gesto sonriendole.

Clik click… - sonó un dispositivo en la oreja de uno de ellos - ¿sí? – contestó seriamente. - ¿eh… que?… ok. ¡vamos enseguida! – dijo alertando a los demás.

¿Qué pasa? – preguntó otro extrañado.

Hablando del diablo… es Copper, está afuera, quiere… “negociar” jajajaa. Seguro vino por su gatito. ¡Vamos! Quizás podamos dar cuenta de ese viejo, y así follaremos a ese chico pija grande y a su amiguito rubio esta misma noche – se relamió.

¿Y Sara? – pregunto dudoso otro de ellos - si a esa perra se le da la gana puede diagnosticarnos una enfermedad mental falsa lo cual sería un boleto solo de ida al hospital psiquiátrico – comentó nervioso.

Su jurisdicción solo abarca lo que pasa dentro de la correccional y la salud mental del personal y esos ratones… y el viejo Copper está afuera, ¿o no? - dijo confiado el guardia.

Siempre quise matar a una leyenda – comentó otro guardia. Los tres salieron a toda prisa de la celda.


Correccional - Armería.

Para sorpresa de los guardias, en la entrada de la armería estaba Sara esperándolos junto a otros guardias. Y seguían llegando más de ellos.

¿Qué pasa? – preguntó uno de los guardias recién llegados.

Ya fui informada de lo que pasa. Lo que harán… - decía Sara.

Con todo respeto señorita Sara – le interrumpió un guardia macizo de bigote blanco que lucía algo más experimentado y el era el capitán del grupo – ante este tipo de contingencias usted no tiene jurisdicción. El hombre que esta afuera es muy peligroso y nuestro deber como policía especial de Maraíso es proteger este lugar, a sus internos y por su supuesto… a usted – dijo el guardia elocuentemente.

Oh… entiendo… yo solo decía, que si capturasen a ese pobre viejo con vida… sería un gran logro para ustedes… ahh, el viejo y senil Copper - dijo sara caminando alrededor del capitán - que enloqueció mas de la cuenta al ser traicionado por su propio gato Nathaniel… sería una pena que acabase sus días internado en el hospital psiquiátrico de la organización… - comentó malignamente. Los guardias se miraron sonriendo entre ellos de manera cómplice.

Y por llevar a un paciente tan peligroso a ese reciento yo sería muy bien recompensada… estaría muy… muy agradecida, tanto que no me importaría dar ciertos… permisos frente a algunos ratones muy especiales… que accidentalmente tuvieron un accidente cayendo del tercer piso… o resbalándose en la ducha y golpeándose la cabeza en una baldosa… - siguió comentando.

El guardia líder meditó ante las palabras de la psiquiatra – "Y con suerte, te darían un ascenso y te transferirían a otro sitio… y así nos dejarías divertirnos en paz, perra" – pensó atando cabos.

Muy bien señorita, usted gana. Trataremos de capturarlo con vida, pero necesitaremos las armas de contención de internos, ya sabe, esas especiales que no matan, pero noquean al instante de un solo tiro – dijo con un brillo en sus ojos.

Umm... deberé rellenar unos buenos formularios para autorizar esas armas…. Pero esta bien capitán, usted gana, vayamos a la armería especial – dijo Sara girándose mientras el capitán hacia unas señas a un grupo de soldados que lo acompañaran y otros entraran a la armería normal.


Correccional - Armería especial.

Los guardias del capitán entraron a la armería especial que tenía una puerta blindada, la cual Sara abrió con una tarjeta de autorización. Antes de que el capitán entrara de último, Sara le dijo:

Veo que es usted un hombre listo capitán. Se trajo a sus mejores hombres para darles estas armas y enfrentar a ese pobre viejo senil- le comentó.

Ese viejo no tiene nada de pobre ni de senil – comentó secamente – pero me alaga que lo notara, señorita… y sí, yo también recibiré mi ascenso por esto… es más, estaré en gran deuda con usted… quizás, para celebrar podríamos – comentaba, pero Sara puso un dedo en su boca sensualmente, silenciándolo.

Umm… si, quizás podríamos… ya estoy cansada de tratar con chiquillos aunque estén bien dotados… necesito un hombre de verdad para sacarme el sabor a leche, jaja… - hizo una finta que lo besaría pero luego se apartó y se puso seria - pero el trabajo antes del placer, capitán. Le dio una palmada leve en el trasero y se apartó.

El capitán sonrió de oreja a oreja y entró en la armería especial. Inmediatamente Sara cerró la puerta sellándola con su tarjeta especial y....



¡¡¡Boooom!!! - hubo una gran explosión dentro de la armería especial.

Aún con la puerta blindada la explosión dentro fue tal que esta quedó destrozada.

Oh capitán, mi capitán… – dijo Sara contiendo la risa – Me satisface tanto que sus últimos momentos hayan sido pensando en mi… ahhhhwww… ¡Muajaaaaaah! – Tras reír satisfecha Sara sacó un teléfono.

Ya está, di cuenta del líder y los más experimentados, pero aún quedan algunos guardias bien armados – avisó Sara.

¿Y mi gato? – contestó Copper impaciente. Sara caminó unos cuantos paso y extendió el teléfono hacia una zona de sombras donde un chico con gorro se quitaba un collar del cuello y tomó el aparato.

Aquí estoy, viejo – dijo Nathaniel con una expresión cansada.

Nathaniel, ¿estas bien hijo?... ¿y Jerónimo? – preguntó el Copper feliz pero aun preocupado.

¿Hijo?... no te pongas tan sentimental viejo… estoy bien, también Jeron… ¿trajeron los camiones? – preguntó Nathaniel.

Claro que si muchacho… terminemos esto pronto para ir a celebrar – el viejo colgó la llamada.

Sabes que “Naty”, si te aburres de ese viejo lobo sabes que puedes ser mi gato, así como lo fuiste en los últimos días jeje… yo cuidaría bien de ti y de tu novio Jeron – le dijo pícaramente.

Agradezco los… “cuidados” que me dio, señorita Sara… pero jamás traicionaría al viejo, ni siquiera por unas tetas tan buenas como las suyas… pero estaré encantado de ser su gatito de compañía cuando usted quiera – le dijo el muchacho con una sonrisa y haciendole una leve reverencia – si me disculpa, tengo trabajo que hacer… - ¡Vamos, Jeron! Dijo extendiendo la mano hacia las sombras y sacando al chico rubio de allí, llevándoselo agarrado de la mano.


Correccional - Armería principal.

¡¿Que chucha fue eso?! – dijo uno de los guardias preocupados al sentir el estallido a lo lejos.

Algo estalló… ¿capitán… capitán, conteste?... Mierda… algo pasó, ¡¡ustedes, vayan a ver!! - ordenó. - Tu, reúne a los demás, quizás ese viejo pirómano no venga solo.

Pero esos bastardos no cooperan entre ellos… es más, diría que se odian a muerte – comentó un guardia,

No lo olvides, están desesperados… todo es posible – comentó el líder.

¿Desesperados?... que exageración – dijo un sujeto grande, rubio, con cicatrices en los brazos y un martillo en la mano que apareció doblando en la esquina del pasillo


Shin - Pasillo de celdas de la correccional.

¿Querían quitarnos a nuestros ratones?... ¡Les llegó la hora perras! – les dije mostrándoles el martillo y llamando la atención de todo el grupo.


¡¡Es Shin!!.. dispa… arrhgggg!!! – el sujetó y sus acompañantes recibieron una ráfaga de balas desde el otro costado del pasillo, por la espalda. Algunos murieron en el acto, pero otros quedaron malheridos con heridas en la espalda, abdomen, glúteos y sobre todo las piernas.

No no no amigos… el de las balas soy yo jajah – dijo un hombre joven y pelirrojo de traje negro azulado que aparecía desde la esquina del otro pasillo.


Te dejé algunos vivos Shin… seguro los convences de cooperar – me dijo mi compañero de operación.

Gracias, Willard – le dije. Enseguida me acerqué a uno y pisé su mano con firmeza - ¿Dónde están? – pregunté sin expresión.

Ve... vete a la mierda Shin – contestó el guardia adolorido.

¡¡Smack!! – Le hundí la cabeza de mi martillo en su cráneo matándolo en el acto y me dirigí a otro.

¿DONDE, están? – le pregunté a otro guardia con menos paciencia quien solo se quedó algo asombrado al ver lo que le hice a su compañero.

¿Dónde están?… ¿donde más van a estar hijoputa?… ¡¡¡aquí mismo pedazo de animal!! – dijo el otro guardia sin amedrentarse mirando alrededor del pasillo de celdas en las que había varios niños.

Esta vez el golpe fue con los dientes de mi martillo en la frente, perforando profundamente en su cabeza y al sacarlo con violencia saltó sangre y partes de su cráneo. Me dirigí de inmediato a otro guardia.

¿DONDE ESTÁN? – pregunté con poca paciencia.

El tercer guardia comenzó a temblar mirando lo que le había hecho al segundo, cuyo cuerpo se retorció un poco antes de quedarse quieto. Entonces me miró hacia arriba con los ojos llorosos y respondió.

¿Dónde… donde están quienes?… todos los ratones que agarramos están encerrados en estos pasillos – comentó llorando de nervios.

Lo tomé de la garganta y lo levanté con una mano. Esta vez el martillazo que solté fue directo la quijada de ese infeliz, la cual se rompió y se dislocó de la mandíbula quedando abierta hacia abajo en un ángulo imposible. Sus ojos se abrieron y quedó en shock, incapaz de gritar. Lo solté dejándolo tirado en el suelo convulsionándose. Caminé hasta el siguiente…

¿DOND… -

¡Te lo diré… maldita sea te lo diré!!… Es… en la planta baja… hay… una sala especial – dijo entre suplica y enfado.

Finalmente, un chisco listo – dije mientras Willard se acercaba a el y lo esposaba usando sus propias esposas tras tomarlas de su cinturon. Luego lo tomó de un brazo y lo levantó.

Camina, o arrástrate como puedas – le ordenó Willard llevándolo a través del pasillo.

Por mi parte comencé a romper cada candado de las celdas de un martillazo, pero los ratones en sus celdas no se animaban a salir. Se les veía no solo asustados sino también algo drogados tal cual me advirtieron mis colegas. Justo en ese momento Nathaniel y su amigo rubio llegaban.

Esta bien… esta de nuestro lado… ¡salgan rápido y síganme al comedor!. - les grito Nathaniel - De a poco los ratones comenzaron a salir nerviosamente manteniendose lo mas alejado de mi que podían. Pude ver que eran bastantes… demasiados… estaban hacinados y salían hasta por debajo de las camas. Esas celdas eran para dos, pero en cada una habían de 4 a 7, y ese era solo el primer pasillo. Hicimos bien en pedirle ayuda a ese grasoso de Tony y sus camioneros.


Correccional – Comedor.

Mientras tanto la mayoría de los guardias restantes parecían haberse atrincherado en el comedor.

Se han infiltrado, ¡ese canalla de Copper está asociado con esos hijo-putas de Shin y Willard! – se quejó uno de los guardias.

Usaremos esas mesas. Pongan una barricadas en la puerta y preparen sus... cof cof... armas… aguantaremos aquí hasta que lleguen refuerzos… cof cof… – ordenó otro guardia comenzando a toser.

¿Refuerzos?... no eh podido... cof cof.. comunicarme afuera con nadie… las… cof cof.. comunicaciones están bloqueadas… cof cof… ¿qué mierda pasa? – dijo un guardia sujetándose la garganta teniendo un repentino ataque de tos.

¡¡Es gas!!.. cof cof.. cof cof arghh… viene… de la ventilaci..ón… cof cof… se tambaleó y cayó al suelo pesadamente, sin poner las manos.

Es… es él… es el… alem… cof cof… - decía apenas - uno a uno, los guardias comenzaron a caer paralizados. En un ultimo esfuerzo, uno de ellos tomó su revolver y se disponía a ponérselo en la boca para suicidarse, pero sus dedos lo traicionaron quedando tiesos y se vio obligado a soltar el arma, justo cuando las puertas del comedor se abrieron y un hombre calvo entró al lugar saludándolos.

Caballerrrros… ¿comenzamos? – dijo con una perversa sonrisa.



Correccional - Torre de control.

Es inútil, nadie vendrá, las comunicaciones están bloqueadas, el sistema de cámaras falla y los sistemas de seguridad fueron hackeados… ¿señor? – dijo el operador mirando a su jefe nerviosamente.

¡Ni Copper ni ninguno de esos bastardos tiene la capacidad para interferir así con nuestros sistemas… esto parece obra de Rena… finalmente esa maldita mostró su verdadera lealtad, está asociada con esos canallas! – dijo apretando el puño y luego meditó un momento.

Este lugar está perdido… pero no tendrán la mayor recompensa… aseguren la sala de contención especial, no dejaremos que esos malditos tengan nuestro más preciado botín – dijo seguro de si.

¡A la orden! - dijo el operador haciendo una señal y un grupo de guardias armados salió de la sala. Nada mas salir se escucharon unos disparos y al instante entró un sujeto grande con un martillo.



Shin - Torre de control de la correccional.

El supuesto líder imbecil sacó recién su arma cuando me vio entrar y se apresuró en apuntarme con un revolver, pero ya estaba sobre el y de un martillazo que le dí en su codo, así soltó él arma de inmediato. El impacto hizo que su antebrazo brazo quedase doblado hacia abajo en un ángulo antinatural, con el brazo roto.

Arghh… ¡¡Maldito!! - Dijo lanzándome un codazo con el otro brazo que le quedaba sano y me dio directo en el mentón pero ni siquiera me movio la cara. En respuesta a eso solo lo mire sonriendo confiado - Humf, comparado a los golpes de Noi esto fue un caricia – pensé.

¡Eres… eres un animal! – dijo el sujeto con el brazo quebrado mientras transpiraba helado en una mueca de desesperación y rabia.

La llave… ¿donde esta? – dije caminando en dirección hacia él haciendo un girar mi martillo en el aire mientras el se arrinconó a la pared sujetándose el brazo roto. El operador se quedó quieto y levantó las manos en señal de rendición. Estaba aterrado.

¡Nunca… nunca te la daré! – dijo el director de la correccional convencido. Sonreí ante su respuesta mientras miraba la ventana.


Correccional - Comedor.

¡Vamos, más rápido, ¿que esperan?! ¿o acaso se quieren quedar? – dijo Nathaniel de manera autoritaria mientras dirigía a los niños al comedor.
Al entrar, rápidamente comenzaron a toser, pero a diferencia de los soldados no quedaban paralizados sino en un estado más drogado, adquiriendo una especie de conciencia colectiva, parecían actuar por instinto como una manada confundida.

Tsk… son ahora son como zombies, más lentos, pero más fáciles de controlar. – pensó Nathaniel - al menos nuestra proteccion funciona bien, eh Jeron - le dijo a su compañero, pero este tenía la mirada nublada.

Bueno... mas o menos - dijo Nathaniel algo preocupado al ver el estado de su amigo -luego dirigió un vistazo rápido a una niña que iba descalza y se alejó del grupo a mirar algo al fondo. del comedor

¿Que… es eso que está allá? – dijo con la vista nublada viendo algo al fondo del comedor.

Nathaniel echó un vistazo y vio al alemán al fondo destripando vivo a un guardia que no era capaz de gritar, ni mucho menos moverse. estaba paralizado por completo, hasta su lengua.

Créeme, no querrás saberlo niña. ¡Vuelve a la fila ahora! – le ordenó. Tras un “Ooook” desconcertado la niña que parecía estar soñando esta obedeció y junto a los demás niños drogados salían en fila del comedor hacia el patio.

Ahhh… ahh.. sob… - Jeron comenzó a llorar y se quedó estático, totalmente paralizado, cuando vio al alemán.

¡Ven aquí! – le dijo Nat tomándolo del brazo – ¡Ya no es tu amo, no tienes que mirarlo siquiera, no dejaré que te agarre! – le dijo decidido pero el chico rubio tenía la mirada de un conejo acorralado y apenas le puso atención a su compañero.

¡¡Slaap!! – Nathaniel le dio una cachetada a Jeron haciéndolo reaccionar un poco - ¡¡Hey, te estoy hablando, dije que no lo mires, solo quédate conmigo, todo estara bien!! – dijo Nat sacudiendolo fuertemente y echando una mirada a los ratones que seguían saliendo, pero faltaban varios aún.

Así es Jerrron… confía en tu amiguito… todo estarrrra bien, jejee – Dijo el alemán desde las sombras del comedor con las manos ensangrentadas.

Ahhh… AHHHHHHH!!! – Jeron gritó empujando a Nat y se echó a correr, empujando a los ratones que estaban en la entrada. Esto desconcertó a algunos que comenzaron a correr también, fue como un efecto de pánico inducido que se contagió rápidamente.

Jaajajaaaaa… rrratoncitos... siemprrre corrriendo – se mofó el alemán.

¡Hijo de puta, lo hiciste a propósito!… y esto no ayuda en nada – le reclamó Nathaniel.


Correccional – Patio Trasero.

Afuera de la correccional, un gran camión especialmente blindado en su parte delantera arrancó las primeras rejas del perímetro. Con la electricidad cortada eran simples alambres que fueron arrancados de cuajo. Luego estaba una gran pared de cemento que el camión atravesó bruscamente, para luego retirarse dejando una pared de escombros.

Tsk, ese gordo de mierda y sus brutos camioneros - pensó Nathaniel, pues tenía las llaves de los candados de un gran portón y hacer eso no solo era innecesario, sino que entorpecía todo ya que ahora algunos ratones salían por ahí dispersos hacia las afueras del recinto

¡Por ahí no… por acá!… maldita sea – se quejó Nathaniel mientras sacaba su teléfono.

Shin… tenemos un pequeño problema – le dijo Nathaniel por teléfono… ¿Ya conseguiste la tarjeta de identificación en la torre central?

¡¡Crash!!!

Se escuchó un sonido de vidrio romperse en la torre del tercer piso y Nathaniel vio a lo lejos un hombre que fue lanzado a traves de la ventana y cayendo desde lo alto gritando de pánico. Se reventó en suelo de concreto del patio cayendo brutalmente.

El tipo no quiso cooperar, así que “lo mandé a volar”… pero el operador que esta aquí resultó mas sensato que él – le dijo Shin a Nathaniel por teléfono.

Si, Shin…. ya me di cuenta – dijo Nat suspirando - como sea, un camionero rompió una pared y algún que otro ratón se esta dando a la fuga ahora mismo – le avisó.

Voy para allá – Dijo Shin colgando la llamada.

¡¡Hey!! – dijo Nathaniel cayendo al suelo repentinamente cuando Jeron se estrelló contra él arrojándolo al suelo.

¡¡BANG BANG!! - Unos balazos llegaron directo a la pared donde estaba Nathaniel a quien le corrió una gota de sudor al ver los impactos en la muralla a la misma altura que tenía recién su cara.

¡Mierda! – dijo Nathaniel arrastrandose y poniéndose a resguardo junto a su compañero rubio a la vez que divisaba unos guardias desde el segundo piso disparando hacia abajo. Miró a la cara humedecida de Jeron y le limpio las lágrimas que aún tenía en las mejillas.

Gracias Jeron, me salvaste la vida – Dijo Nat sacando su teléfono.

Copper… ahh… Copper… me... me han herido… necesito que vengas por mí, por favor… estoy en el patio – le mintió Nat fingiendo una voz lastimera.

¡Ya estuvo, polis de mierda!... aguanta muchacho, ya voy – Dijo Copper colgando la llamada de inmediato.


Shin - Correccional. Torre de control

Esta es la tarjeta… pero además necesitas una huella digital para entrar, es un doble seguro – me dijo el operador nerviosamente dándome una tarjeta.

¿Huella digital de quién?... ¿tuya? – pregunté seriamente caminando hacia él.

¡NO!.. no no… mía no… del director de la correccional… es… “era” el tipo que arrojaste por la ventana – dijo el operador mirando el cristal roto.

…. Ehh… ya veo… - dije apretando los dientes.

Jijiji… perro inútil – escuché la voz armiño por mi comunicador, pero solo lo ignoré.

Vienen dos guardias mas directo hacia ti, por el pasillo derecho, Shin – me advirtió Ichi por el comunicador.

Pateé la puerta y disparé repentinamente abatiéndolos a tiros. No tuvieron tiempo de reaccionar.

Quédate aquí y cierra la puerta. No dejes esta habitación hasta que nos vayamos… y así salvarás tu pellejo. Gracias por tu cooperación – le dije al operador de la torre.

Armiño, vigílalo bien, si hace algo raro me avisas – dije al salir de la habitación, dándole una ultima mirada de reojo el dron del tamaño de un puño que se había situado pegándose al techo de esa habitación, que ni el operador ni el sujeto que mandé a volar notaron.

Ok – me confirmó el armiño.

Esas cosas eran silenciosas y podían ser muy dañinas, aunque estuvieran de mi lado, odio los bichos que vuelan… y cuando comience el Bloody Money Rena y su equipo serán un hueso duro de roer – pensé.

Otro más en la escalera… y dos se atrincheraron en el piso de abajo… cuidado, están apuntando a la entrada – me advirtió Ichi – ¡Espera Shin!, hay un acceso alternativo, si rodeas ese pasillo completo podrás llegar por detrás de ellos – me avisó.

Ok, entendido, Ichi – le respondí.

Aquí, gira a la derecha, verás un pasillo corto… luego a la izquierda, después derecho otra vez – me iba dando Ichi indicaciones rápidamente. Me movía entonces rápido y con sigilo por ese sitio desconocido.

Estaba emocionado por cómo Ichi se había adaptado a la situación, considerando por lo que pasaba... y además considerando que yo era un asesino… cuando le conté lo que esos polis les hacían a esos niños en este lugar se comprometió rápidamente con la causa y sus ordenes eran precisas. No llegué a conocer en misión a Iori, pero al menos su hermano resultaba ser un aliado muy prometedor, me había sorprendido ya en la arena clandestina y ahora aquí, tenía lo que más apreciaba de un soldado, enfoque y adaptación. Lo lamento por Iori, que quería mantener a su hermano al margen, pero ya lo había decidido; convencería a Ichi de que participara conmigo en el Bloody Money… y no solo en eso, definitivamente… Ichi sería mío. No dejaré que ni Rodrigo ni nadie me lo quite - pensé decidido.

Siguiendo sus indicaciones di cuenta de los dos guardias del segundo piso y continúe avanzando. Pero luego escuché estallido abajo seguido de una verdadera balacera en el primer piso… parecía que se había desatado una pequeña guerra en el primer piso.

¡Ic… Ichi… informa! – le pedí un poco angustiado.

No lo sé Shin… hubo algun tipo de explosión... había más guardias, pero ahora solo veo humo… los drones no captan imágenes y… perdí la visual… parece que le dieron a mi dron…. Lo… lo siento – me dijo.

No te disculpes, no has hecho nada malo. Estuviste excelente. Ya casi acabamos, déjame el resto a mi – le dije en tono tranquilo bajando las escaleras. Ahora había un silencio que parecía de cementerio. Caminé con toda tranquilidad y a través del humo divisé la silueta de Copper que llevaba a sus dos revolvers humeantes en cada mano.

Hey… prometiste quedarte fue…

¡¡Cállate Shin!! – me respondió en tono autoritario – ¡te avisé que si herían a mi gato quemaría todo este maldito lugar hasta sus cenizas! – me advirtió de manera amenazante.

¡Aquí estoy Copper! – dijo Nat apareciendo junto a su amigo rubio - Disculpa viejo, te engañé para que despejaras a los guardias de la entrada, estaban disparándonos demasiado – dijo Nat.

Gato embustero… vengan aquí cabronazos – Copper le fue a dar un abrazo a Nat y Jeron cambiando su rostro de piedra por uno mas jovial.

En ese momento entraron por la puerta principal Rena y Marisse.

Ya estamos, los guardias sobrevivientes se han rendido y están bajo vigilancia por los nuestros mediante mis drones – dijo -Rena.


El alemán se acercó desde otro lado del recinto limpiándose sus manos ensangrentadas con un pañuelo blanco. Al verlo Jeron dio un grito histérico y salió corriendo de allí.

Tsk… ¡no de nuevo! – se quejó Nat - Yo lo traeré… te veo en la hoguera, viejo – le dijo Nat a Copper y se fue corriendo a buscar a su amigo.

Arghh… hueles... fatal – le dijo Rena alemán llevándose una mano en la nariz.

El gorrrdo Tony dice que la mayorrría sus camiones están listos – dijo el alemán – Cada uno de nosotrrros irrrrá en uno de ellos y tomarrá diferentes rrrutas, por si acaso – comentó- además, no bajen de los camiones pues sus hombrrres pondrán cierrrtos obstáculos en las rrrutas parrrra asegurrrarrrse que ningún poli nos vaya a persguirrr – comentó Muller.

Willard ya dio con la sala especial y está con Sara en la planta baja… pero le falta una huella digital del director de la correccional – comentó.

Emmm… yo me encargo – dije saliendo deprisa de ahí.

Afuera busqué el cuerpo del sujeto que arrojé por la ventana. Cayó de hocico y estaba desecho por el impacto, pero por fortuna aún se podía notar su mano. Tras unos cuantos martillazos molí hueso y piel de su antebrazo. Di un tirón, pero no se aflojaba. Tuve que cortar cortar la piel a base de mordidas como si fuera un perro rabioso ensangrentándome un poco y finalmente volví con la mano… en realidad medio antebrazo del infeliz adentro con los demás.

Jajaja, ¿qué te pasó muchacho… fuiste a comer? – me dijo Copper al verme regresar con la boca ensangrentada.

Tsk… aquí tengo… emm… ¡la huella dactilar! – dije mostrándole la mano.

Arhggg… ustedes son tan… sucios para trabajar – dijo Rena con poca paciencia.


Correccional - Planta baja.

En la planta baja todo era un poco mas tecnológico y ordenado, pero no había guardias ahí, los muy cobardes habían huído.
Esperándonos estaba Willard y el guardia que decidió cooperar con nosotros dándonos la ubicación de esa sala. Willard le había atendido un poco sus heridas y Marisse le dio unos calmantes para el dolor.

¿Alguna otra cossita… le van a ofrecerrr un tecito a este cabrrrón o qué? – se quejó el alemán, pero no solo yo sino todos los demás lo ignoraron. Estaban viendo como trataba de hacer funcionar esa huella dactilar. Y de paso, ahora todos me miraban algo enfadados e impacientes.

Jeje.. ya casi – dije mirándolos hacia atrás con una sonrisa nerviosa. Limpié un poco mas la sangre del pulgar de la mano y volví a pasar la huella por le lector varias veces… ¡Carajo funciona! – pensé alterado.

¡¡Cliiiiik!!! – Acceso concedido. Bienvenido, director – se escuchó una voz de computadora.

Finalmente, la puta puerta se abrió. Adentro había unas celdas particulares, o más bien debería decir “cuartos especiales”. Tenían ese vidrio especial reforzado que se usa en las estaciones de policía, donde podíamos mirar los cuartos, pero desde adentro no podían vernos a nosotros afuera. En el interior de cada cuarto, bellamente adornados de manera acogedoramente infantil, con linda decoración y varios juguetes. Había diferentes niños, uno en cada cuarto, a diferencia de los ratones se les notaba muy sanos y bien cuidados, aunque algo aburridos y solitarios. Otros simplemente dormían.

Aquí están… niños especiales… por decirlo de alguna manera… - dijo Sara levantando los brazos hacia los lados a modo de presentación - Traídos desde diferentes partes del mundo… alto coeficiente intelectual en algunos, muy buena genética, o hijos de enemigos de Maraíso, trofeos de conquista si así lo prefieren… todos vírgenes por supuesto jeje… apuesto a que Rodrigo le gustaría ponerle las pezuñas encima a alguno de estos – dijo Sara jovialmente.

Olvida a Rodrigo… dejaré alguno de estos para mi… Esa, esa niña de los ojos brillantes… es… preciosa – Dijo Rena encandilada momentáneamente con la belleza poco común de una niña en especial de ojos incandescentes.

¿Te gustan sus ojos Rena sempai?... - le preguntó Sara - pues no le sirven de mucho.... es algo corta de vista y sin intervención o la ayuda de su costoso tratamiento, definitivamente quedará ciega en unos cuantos años… fue modificada en una clínica clandestina y sus ojos además de ese brillo, pueden cambiar de color – explicó - Sus padres la sometieron a una operación ocular especial pero les salió mal ya que los científicos que la trataron eran inútiles… en fin, sus padres se terminaron endeudando mas de la cuenta queriendo revertir el proceso y contrajeron una deuda con la organización de Maraíso… quedaron en banca rota y no pudieron pagar… y entonces… ¡¡kiiujjjjj!! – dijo haciendo como si se cortaba la garganta con su dedo.

Mfhh.., un exxperrimento fallido no me interressa parra nada… perro… este me es… extrañamente familiar – dijo el alemán acercándose a un vidrio donde estaba apoyado un niño rubio de ojos celestes y una expresión de sueño.

Tiene buen ojo Muller… - le dijo Sara - no hay mucho de especial en ese, salvo que es el hijo huérfano del senador americano que estuvo de vacaciones el mes pasado… aunque en realidad venía escapando de la mafia italiana por líos con ellos. Los italianos lo mataron explotando su auto en Foresk. Se encontró el cadáver de él y su hijo calcinados en el coche – comentó la psiquiatra.

Pero entonces... no era él, sino otro niño… quizás el senador estaba explorando nuevos gustos pervertidos y sacó a pasear a un conejito Maraísino… y la poli atestiguo que era su hijo – comentó Marisse.

Y la poli especial agarró a su hijo y lo trajeron aquí… quizás este chico tenga familia afuera y al devolverlo, Maraíso quedaría muy bien – comentó Willard.

Todo lo contrario, muchacho… si lo devuelven ahora podrían hacer ver mal al jefe, Maraíso quedaría como una ciudad insegura y podría haber algún tipo de pleito con la mafia – dijo el experimentado Copper comprendiendo la situación más rápido - Lo mejor es que este mocoso permanezca oculto o no se revele su identidad al público – comentó el viejo.

Jeje.. si es amrricano me interresa… hace tiempo que no me como uno de estos tan joven… - comentó Muller pegándose al vidrio y lamió él cristal, justo donde ese niño estaba apoyado, en la altura de sus labios. Ese inocente niño, casi pegado al rostro del sádico asesino, , solo separados por el vidrio especial... resultaba una imagen escalofriante y no solo yo lo pensé así, sino lo demás, pues nos quedamos viéndole un momento tenso.

Bueno ya... todos son vírgenes y especiales a su manera… - dijo Rena rompiendo el silencio. Y de paso, sacándonos la imagen de la mente de lo que alemán le haría a ese pobre bastardo - serán un buen tributo para el jefe de turno o incluso trofeos para nosotros mismos… Los dividiremos después, en la Hoguera, donde nos repartiremos a los otros niños – agregó Rena.

Todos movimos la cabeza en señal de acuerdo.

Tomen esto - dijo Marisse dándonos unos rociadores especiales de tamaño pequeño, como esos envases de muestras de perfurme.

Si les dan problemas denle una rociada de eso directo en la nariz y se quedarán dormidos en menos de 5 minutos. Cuidado con no aspirarlo ustedes - nos advirtió esa maestra de los químicos.

Desactivaré la seguridad de las celdas… hay 11 niños en total – Dijo Sara con una tarjeta en la mano. Todos la quedamos mirando seriamente y nos entrecruzamos de brazos.

¿Es en serio, Sara? – dijo Willard mirándola cansado y enfadado. nuestra expresión era similar.

¿Que?... obvio tengo la tarjeta para abrir estas celdas, soy su psiquiatra… pero no podía abrir la entrada principal de este pasillo sin supervisión del encargado de la correcional… Como son especiales fui supervisada en todo momento a través del cristal mientras le hacía sus diagnósticos - nos explicó Sara.

Que cada uno tome un niño y luego vuelva por otro más – Ordené – una vez en la hoguera nos dividiremos el botín.

Y así lo hicimos. Al abrir las celdas me toco una niña algo inquieta que se asustó al verme parte de la cara manchada de sangre, pero cuando le dije que era policía y esta era “la sangre de los malos” se calmó de inmediato y no dio mayor problema. La dejé en el camión junto al conductor que nada más verla le dio una mirada hambrienta.

Hola preciosa… ¿es ella parte del botín? – preguntó entusiasmado.

No – respondí secamente – Es especial y es para el jefe… si la incomodas, lo incomodas a él, y por tanto a mí, y por tanto a mi martillo… y mi martillo incomodará a tus dientes… ¿entiendes? – le dije seriamente.

Ya, ya... solo preguntaba… que carácter el de ustedes… - se quejó.

Ya casi estaba todo listo, los camiones cargados y los sobrevivientes se habían retirado llevándose a sus heridos. Quizás hubiera ciertas represalias de algunos polis, no creo que se queden así como así… pero al menos los que salvaron el pellejo parecían sensatos. Le avisé al Ichi y al armiño que alguien del equipo de Rena los llevaría a la Hoguera y los veríamos allá.

Volvimos de vuelta por los niños faltantes excepto Rena ya que solo eran 11 niños.

Este es para ti Shin… es… italiano… seguro tienes muy buenos recuerdos de ese lugar, ¿verdad? – me dijo Sara dándome un golpecito con el codo – El hijo huérfano de un mafioso italiano de poca monta que fue abatido en un tiroteo por la policía especial… pese a no ser un gran trofeo de guerra, es inteligente para su edad, además resulta muy tierno y agradable, es mi favorito de los que estaban aquí… seguro te lo quedas ya que hablas bien italiano jaja... o sino, déjamelo a mi – dijo jovialmente.

Italiano… - pensé. Efectivamente, tengo muy gratos recuerdos que me traje de ese país, quizás la etapa mas tranquila de mi vida, cuando estuve bajo el cuidado de Tom.

Entré a la celda/cuarto, llena de juguetes, en su mayoría destacaban puzles, rompecabezas y varios juegos de ingenio, quizás ese niño era todo un cerebrito en potencia. Era un niño pequeño, de como 6 años o quizás menos.


¿Chi sei? ... non ti conosco – me dijo el niño mirándome algo temeroso por mi altura y seguramente también por la sangre.

Ciao ragazzo . Sono ... sono amico - le respondí jovialmente. Parece que se alegró de que le hablara en su idioma natal, pues se acercó a mí de inmediato. Hice una sentadilla agachándome para quedar a su altura y sintiera más confianza.

Hai della salsa in boca – me dijo acercando su dedo a mi barbilla queriendo tocar la sangre que tenía en la cara, pero evité que lo hiciera levantándome y quedando fuera de su alcance. Jeje, cree que es salsa, - pensé de manera divertida.

Sì, stavo mangiando pizza ... e mi sono macchiato un po ' – le dije sonriendo y limpiándome la sangre con la manga de la chaqueta.

¡Pizza! ... posso mangiare anche io? Non mi piace il cibo che danno qui ... Anch'io ho sempre molto sonno – dijo con gran interés.

Jejeje… seguro Rodrigo te dará todas las pizzas que quieras niño – pensé con cierta frialdad. Este pequeño desgraciado me ayudará a redimirme con el jefe.

Certo ... Ti porterò dove puoi mangiare tutta la pizza che vuoi – le respondí tomándolo en brazos y llevándomelo de ahí.

Finalmente podría relajarme un poco. Solo falta un detalle. Saque mi teléfono y marque un numero.

Gracias por contestar tan tarde... espero no haber interrumpido nada... tengo un mensaje para ti - le acerque el telefono al niño que llevaba sujetado con un solo brazo..

¡¡voglio la pizza!! - le dijo el niño jovialmente al teléfono.

Jejeje... es una monada... podría enviarte una foto pero mejor lo veas en persona... no habla español, pero seguro aprenderá rápido... y es para ti... - le dije a Rodrigo de manera jovial.

Ven mañana en la noche a la Hoguera... te daré a este niño y a mas... muchos mas... ah y de paso... también te tendré... a Hime... - dije sonriendo para luego colgar la llamada.

Ahora si... me reivindicaría de ese mal paso que di en Foresk... ya me encargaría después de Noi.... y esta vez... el Bloody Money será mío... nadie me quitara eso.


Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata no puse nada de Tiger Joe pues como vez este post quedo muuuy extenso XD De paso, Rodrigo quedó citado a la hoguera, recibirá sus regalos de navidad de manera anticipada y una propuesta que será irresistible de rechazar.
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ Ahí ya vez que Scott y Elena quedaron citados a la Hoguera a la noche siguiente, aunque como vez Shin ya le ofreció a Hime al jefe de turno XD
 
Última edición:

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,088
Ubicación
Argentina
[Maraiso/Residencia Sazaki]

Narracion Ichi

Rodrigo: La decisión es tuya...


"Devia de tomar una decicion, que hago!... ¿acepto tomar su lugar o dejar que se vaya a buscar a Hime? Pero Shin la esta ocultando por lo tanto ya soy culpable de que Hime no este aqui... pero lo eho esta y no ahi buelta atras, debo de alguna forma lograr que se vaya almenos no debo de actuar por mi propia cuenta sin el consentimiento de Shin..."

- yo voy a... - dije pero en ese entonces estro Armiño sin previo aviso

- Por que tardas tanto!? Tenemos trabajo que hacer.. mmm... - dijo quedando en silencio al ver a Rodrigo - no sabia que el Jefe estaba aqui... - alego confundido

- jaja si, me disculpas un momento - le dije a Rodrigo. Luego sali del despacho con el niño alvino y cerre la puerta - En hora buena Armiño, ahora podre pensar mas tranquilo - dije aliviado.

- No pense que nos encontraria tan rapido, acaso ya estaba aqui esperandonos! - alego sorprendido

- Si, y ahora le pondre fin a su visita - dije entrando nuevamente al despacho - ya tengo una respuesta para ti - le dije serio, pero el solo se mostraba sereno - No ocupare el lugar de Hime, soy conciente de las consecuencias - dije luego hacer una pequeña pausa - y te buebo a recalcar que no se donde esta Hime! - dije soltando un bufido.

- Esta bien pero que conste que te lo adverti - dijo antes de irse tranquilamente.

"Por fin se ha ido, ahora lo mas inportante es aprender a operar un dron con la ayuda de Armiño."

- Entra al despacho - vi al Jefe irse, de que hablaron - pregunto curioso

- Sibre cosas de Adultos - dije caminando hacia la puerta.

- Pero tu no eres un adulto todabia - bufo - bueno no importa, tenemos que irnos ahora, Shin pasara por nosotros y nos dejara en un pequeño lavoratorio donde te enseñare y donde operarenos los Dones - dijo tambien saliendo del despacho.

"Tal y como dijo, Shin paso a recogernos a las 20:00 horas, cuando llego Hime ya no estaba con el, me dijo que la dejo en un lugar segurl y que ahi estaria a salbo. Le conte sobre la propuesta que me hiso Rodrigo, pero cuando le dije que rechase su propuesta se qyedo mas tranquilo. Luego partimos al supuesto lavoratorio."


[Maraiso/Lavoratorio Desconocido]


"Al llegar Armiño me enseño detalladamente como operar un dron, no ne fue dificil aprender a manejarlo. Los controles parecian como si jugara a un video juego, y gracias a mis las clases que me dieron para ser policia me enseñaron un poco de tecnologia, puede adaptarme a los controles facilmente."

Luego de un par de horas la operacion dio comienzo al asalto en la Correcional de Menores. Como era de esperarce la operacion comenzo con una gran explocion, vaya que les gutaba hacer las cosas de un modo poco peculiar, todo parecia ir en orden. Pero claro Shin no oenso en que la puerta seria de doble seguro que ademas de la tarjeta… necesita una huella digital para entrar. Claro como es de esperarce Shin con su poca pasiencia habia mandado a bolar al Director el cual era la segunda llave.

- …. Ehh… ya veo… - le escuche decir fastidiado

- Jijiji… perro inútil – dijo armiño a mi lado, debo admitir que si era gracioso.

"Desde una pantalla, cual podia observar todo lo que el dron veia, por lo que era muy facil de controrlar. A pesar de estar legos de la Correcpcional, la señal inalambrica para controlar estas cosas era de largo alcanse tanto que era sorprendente la capacidad que tenia esta tecnologia avanzada"

- Vienen dos guardias mas directo hacia ti, por el pasillo derecho, Shin – le advirtió Ichi por el comunicador.

"Shin capto mis indicaciones al instante, abatiéndo a tiros a los dos guardias, sin darles tiempo de reaccionar. El operador de la torre fue de buena ayuda, bueno le convenia si no queria morir a manos del martillo de Shin. Armiño, sevigílando bien al operador como le ordeno Shin, en el lugar situado pegándose al techo de esa habitación, que casi nadie podia notarlo por lo sigilosas que eran."

- Ok – confirmó el armiño.

- Otro más en la escalera… y dos se atrincheraron en el piso de abajo… cuidado, están apuntando a la entrada - le adverti - ¡Espera Shin!, hay un acceso alternativo, si rodeas ese pasillo completo podrás llegar por detrás de ellos - le avise.

- Ok, entendido, Ichi - respondió.

- Aquí, gira a la derecha, verás un pasillo corto… luego a la izquierda, después derecho otra vez - le iba dando indicaciones rápidamente. Gracias a eso parecimaos estar sinconizado, se movía rápido y con sigilo por ese sitio desconocido.

"Jamas pense poder adaptarme tan rapido a la situación, a persar de todo lo que habia pasaba... pero cuando me conté lo que esos policias les hacían a esos niños en este lugar me comprometi rápidamente con la causa, de esa forma mis ordenes eran precisas, cuando me enfocaba en algo podia hacer lo que sea. Iori, tal vez no llego a conocer bien a Shin y tal vez por eso trato de mantenerme al margen de sus problemas, pero ya lo había tomado una decicion; y ya no hay buelta atras."

"Siguiendo dandole indicaciones pero dos de los dos guardias del segundo piso y continúaron avanzando asta que se escucho estallido abajo seguido de una verdadera balacera en el primer piso..."

- ¡Ic… Ichi… informa! - pidio un poco angustiado.

- No lo sé Shin… hubo algun tipo de explosión... había más guardias, pero ahora solo veo humo… los drones no captan imágenes y… perdí la visual… parece que le dieron a mi dron…. Lo… lo siento - le dije desepcionado.

- No te disculpes, no has hecho nada malo. Estuviste excelente. Ya casi acabamos, déjame el resto a mi – me dijo en tono tranquilo. Lo cual sin darme cuenta sonrei con un leve rubor.

- Que te pasa!? Solo fue un sinple alago... - expreso sin entender.

- ja Amiño tonto tu no lo entenderias - dije sin tomarle tanta inportancia a sus palabras.

"Para el puede que aya sido un simple alago, pero para mi el que alla dicho eso me alienta a seguir adelante, es igual que cuando sin previo aviso me beso en la mejilla... creo que le estoy tomando micho aprecio y eso me preocupana un poco, estare haciendo bien en apreciarlo demaciado!? O deveria volver a mantener mi distancia!?"

-"Por mas que quiera no puedo, cuando lo tengo cerca siento como mi corazon comoenza a apretujarce dentro de mi pecho. No quiero perderlo, no quiero que me deje..." - pense

"Luego de un par de horas, el asalto a la correccional concluyo exitosamente, finalmente podrí relajarme un poco y repirar tranquilo. Luego de eso Shin, nos cito que no veriamos en la Hoguera."


{...}


[Hoguera]


"Al llegar a la Hoguera en un taxi especial, me sentia algo nervioso de ver a Shin a la cara... justo ahora debia pasarme, crei tener el suficiente valor para ya no ponerme asi frente a el. Cuando estaba por tocar la puerta de la casa llego un auto lujoso de color rojo. De el salio una Mujer joven de cabello rubio, vistiendo un kimono chino azul que hacia resaltar su figura."


- Ichi, que haces aqui!? - llamo una voz que me sono familiar

- Scot!? Tu que haces aqui!? Tufuiste el que le entrego a Hime a mi hermano! - dije algo enojado

- Fui sitado por tu amigo Shin, y no creas que le entregue a Hime solo para salvarme el pellejo, era por su bien a mi lado solo le esperaba la muerte - dijo culpable

- Tranquilo, sabes que no fue tu culpa - dijo la mujer acariciando su mejilla - Mucho gusto soy Elena, vaya que por fin conosco a uno de los gemelos - se presento alegre - y eres toda uja momada - dijo estirandome los cachetes

- jeje monada! - se burlo armiño por lo vajo

- y tu tambien eres una monada - dijo estirando los cachetes de Armiño

- Ah dejame duele - se quejo pataleando

- Vaya linda Reunion! - dijo otra voz que nos dejo a todos elados

"Era Rodrigo, acaso Shin lo avia sitado!? Si es asi que es lo que pretende!?"


- "Esta todo bien Ichi, no temas nada malo pasara" - dijo una voz familiar....


{...}


__________________________________________________________


Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata como ves recibiste una negativa por parte de Ichi, a diferencia de Iori no se deja manipular tan facilmente XD

Tarantulas Tarantulas Que comienze la reunio, a ver que te traes entre manos XD
 

Registrado
22 Abr 2007
Mensajes
4,972
Unas semanas antes... En un departamento... (Esto ocurre fuera de tiempo. En el pasado. No ahora.)

Mis gemidos y los de Tiger Joe. Eso es lo único que se escucha. Para los que estamos presentes, se oye algo más. El sonido que hacen las dos jovencitas al saborear algo tan sabroso. Mi joven luchador estaba tan emocionado que se corrió más rápido que yo, pero a pesar de todo, me dijo sorprendido que nunca le había salido tanto semen. Que con cada contacto con esa lengua notaba una sensación diferente que aumentaba más y más.

(Rodrigo) Me alegro de que lo disfrutes. A mí me falta un poco, pero mientras tanto... ¿Qué te parece probar esa rajita que tienes ante tí?

La chica se puso rápidamente tumbada boca arriba, separando sus piernas y flexionándolas para poder abrazarlas y así que se vea mejor. Tiger Joe se puso a cuatro patas y acercó sus labios para sacar su lengua y lamer. Por un instante creía que lo que notaría sería orina, pero no fué así. Notaba más bien un aroma diferente. Algo que le hace ponerse todavía más cachondo. Así que lamió con mayor intensidad. Probando cada rincón. Usando sus dedos pulgares para separar esos labios inferiores y así conocer mejor como es la entrepierna de una hembra. Le veía disfrutar y eso me halagaba. Casi sin darme cuenta, mi orgasmo llegó llenando a la otra niña que tenía ante mí. La tumbé en la cama junto a la otra y me puse también a un cunnilingus. El joven me miraba de vez en cuando para aprender un poco y así imitarme. Sin embargo, no pude contenerme más y me moví hacia arriba para ponerme entre las piernas de mi chica, llevar la punta de mi verga a su vagina y metérsela haciéndola reaccionar.

(Rodrigo) Aahh... Ya no aguantaba más...

Dije con una cara de satisfacción total. Al verme, Tiger Joe se emocionó y decidió probar. Se puso de rodillas, se acercó poco a poco y acercó su pene a esa vagina para restregar la punta y así sentir ese contacto. Ya gemía solo con eso, pues aunque siempre se había hecho una idea en su imaginación, la realidad era claramente un millón de veces superior. Lo empezó a meter poco a poco. Disfrutando del momento. Notando como esa vagina aprieta de vez en cuando. ¡Y acabó metiéndolo de golpe! Le escuchaba decir que se siente muy caliente y húmedo ahí dentro. Al verme moverme rápido, acabó comenzando precísamente de esa manera. ¡No puede detenerse! Se sujeta a las caderas de la pequeña y le da bien duro. La hace gemir de gusto. ¡Incluso mucho más que cuando lo ahce conmigo! Pero lo comprendo. Obviamente, para su edad, la polla de Tiger Joe es mucho más adecuada. Ya han descubierto conmigo y con mis amigos de confianza que cuanto más grande, ¡Más placer y diversión! Pero con el inconveniente de que cuesta adaptarse al principio por le dolor involuntario. Casi seguro que con Tiger Joe no siente dolor alguno. Y de sentirlo, será insignificante. Las hicimos volverse locas de placer. Se revolcaban sobre la cama y nuestras caderas las embestían cada vez más rudo. Escuchaba al chico decir que se siente genial. Que no quiere terminar nunca. Se recostó sobre su cuerpo y la abrazó como si fuese suya. Y a juzgar por sus gemidos y su manera de empezar a moverse, era obvio que se estaba corriendo en su interior. Besando su mejilla y sus labios con deseo. Al terminar, la propia chica le dió un besito en los labios que él correspondió. Y terminó con una lamida en sus labios que l hizo sonreír. Yo también terminé llenando a la mía tanto que parecía que estuviese embarazada. Pero solo lo parece. Tiger Joe me daba las gracias. Que ha sido increible y le gustaría mucho repetirlo.

(Rodrigo) En ese caso... ¡Adelante! ¡Vamos a repetirlo!

Me retiré del interior de la criatura hermosa que he penetrado y le ofrecí ahora probar con ella. Veía su vagina dilatada y derramando mi semen. Le vi sonreír y diciendo que ya va ha ello, se puso en posición para penetrarla. Yo no esperé más tiempo. Me fuí a la nena con la que se ha estrenado y la penetré también. Sexo en confianza con esas dos bellezas y una tercera belleza que por fin sustituye la mano por una vagina de verdad. Nos mirábamos de vez en cuando. A ratos incluso aprovechaba para verle el trasero. Y... ¿Él también? Eso me da buenas vibraciones... ¡Sí, puede ser! Lo intentaré. Primero le acerqué mi mano derecha y captó el mensaje, pues este gesto ya lo hicimos muchas veces cuando estoy presente en sus victorias de lucha junto con su hermana. Alzó su mano también y chocamos esos cinco. Después, esa mano fué hacia su espalda para acariciarle.

(Rodrigo) ¿Se siente bien?

Asiente con la cabeza. Disfruta mucho teniendo sexo. Fuí bajando la mano por su espalda. Pero poco a poco. Me miraba cada vez más sonriente. ¿Será verdad? Me arriesgaré. Mi mano bajó a sus nalgas. Y... ¡Ahora osnríe más! Le di una nalgada muy suave haciéndolo gemir un momento. Entonces, retiré mi mano para centrarme en mi chica. Y...

(Rodrigo) ¡Uy!

Reaccioné ante una nalgada. Miré de inmediato a Tiger Joe, el cual no pudo evitar una risita. Le sonreí también. Nos centramos tanto en lo que hacíamos que nos acabamos corriendo esta vez los dos.

Al cabo de unos instantes...

Nos limpiamos con un paño húmedo las vergas y allá donde hubiesen caido fluidos nuestros o de ellas. Y las dos jóvenes descansaban. Las limpiamos a modo de agradecimiento y como excusa para tocarlas levemente un poco más.

(Rodrigo) Es maravillosa esa pintura, ¿Verdad? Te has limpiado el pene y la pintura ni se inmuta.

Me dijo que sí. Cogí un par de píldoras de un armario y zumo de la nevera para llenar dos vasos. Les di a las chicas un vaso y una pastilla cada una. Enseguida se lo tomaron. Me preguntó Tiger joe qué eran esas pastillas.

(Rodrigo) Sirven para que no queden embarazadas.

Parece que le di más respuestas de las que esperaba descubrir. Ahora entendía como podía ser cierto eso de que halla mujeres que puedan hacer esas cosas sin usar un condón en las películas y no quedarse embarazadas. Me pidió que le trajese de nuevo otro día.

(Rodrigo) De acuerdo. Te traeré la próxima vez. Pero... ¿Por qué irse tan pronto? Aún podemos disfrutar...

Me preguntó a qué me refería, aunque empezaba ha imaginarselo. No es tonto. Se ha dado cuenta perfectamente de como le he mirado durante el sexo. En especial lo de tocar su trasero. Pero... ¡Aún faltaba uan sorpresa extra!

(Rodrigo) ¿Sabes? No hace falta que el sexo sea sí o sí con una humana. Puede hacerse con otras criaturas. ¿Te gustaría intentarlo?

Parecía no creerlo. Su expresión interrogativa lo refleja. Me acerqué a una puerta y le enseñé dos jaulas en las que tengo dos criaturas. Una leona hembra que parece estar en la etapa adolescente y casi adulta. Y un lobo macho. Se dió cuenta de que era un macho al verle colgando las bolas. De hecho, me lo dijo.

(Rodrigo) Lo sé. También es un hecho que no hace falta que sea garantizado una hembra. Pueden hacerlo dos del mismo sexo. ¿Te gustaría intentarlo?

Ya se estaba imaginando hacerlo con un chico, pero... ¡No pensó que podría ser con otra especie! Y menos una criatura conocida por ser salvaje. Pero hacerlo con una bestia así... de cierto modo... ¡Le excita! Mostró uan sonrisa confiada y una mirada traviesa pàra luego asentir.

(Rodrigo) No temas. Son inofensivos, aunque no lo parezcan.

Abrí las jaulas y se me acercaron, pues ya me conocen. Luego vieron al nuevo y lo olfatearon con intensidad. Le animé ha acariciarlos. Abrazarlos. Se se deje dar a conocer. Que les muestre su cariño. Le conduje hasta la cama a un lado y subí a la hembra leona en brazos para tumbarla ahí. Separó sus piernas para ver como era una vagina de otra especie. Mencionando que tiene un aroma muy fuerte, pero también muy rico. Lamió un poco esa intimidad salvaje y no se contuvo. Metió un dedo para experimentar. ¡Se siente aún más caliente! no se hizo esperar y sujetó esas patas traseras para tenerla firme y le metió su pene para follársela. Por mi parte, acerqué al macho para que lo olfatease y lamiese entre las nalgas de Tiger Joe. Escuchando que disfruta. Me atreví a separar sus nalgas. Se ve muy estrecho. Es obvio que nunca se lo han metido por ahí.

(Rodrigo) Como imaginarás, el sexo anal al principio siempre duele.

Dijo que lo imagina, pues en ese video que vió el día en el que conoció el sexo, había escenas de sexo donde penetraban el culo de la mujer y se la veía algo incómoda al principio. Pensó en meterse un dedo, pero le dolió y no se atrevió. Pero que ahora se siente preparado. Si puede soportar los numerosos y dolorosos golpes que recibe en las peleas, seguro que podrá resistir eso.

(Rodrigo) Te felicito por tu coraje, pero permíteme prepararte para que sea más fácil.

Confía en mí. Asiente con la cabeza. Acerco un dedo meñique y lo introduzco. Le escucho emitir un pequeño quejido, pero no se resiste. Inicio movimientos circulares. A ratos lo dedo quieto para que se auto-penetre con mi dedo mientras mueve las caderas follándose a la leona. Una ventaja de ese pequeño dolor es que ayuda ha retrasar su orgasmo. Lo retiro y acerco el anular. Luego el central. Y así con los dedos en orden hasta el pulgar. Creo que está listo. Me apartó y ayudo al lobo ha subirse. Lleva unos guantes especiales en las patas delanteras para no arañarle ni clavarle las uñas. Y se lo monta de golpe. Me esperaba un grito inmenso, pero... ¡No! Solo apretó los dientes y se contuvo de gritar. Cuando abrió la boca, fué para emitir un quejido mezclado con un gemido entrecortado. Le temblaban las piernas, pero se dejaba hacer. Incluso llegó a... ¡Sonreír! Enseguida dejó de temblar y de emitir quejidos. Y se mostraba feliz. ¡Supera todas mis espectativas! Realmente lo ha resistido sin problemas y además... ¡Se adaptó muy deprisa! Nunca deja de sorprenderme... Miro todo mientras me masturbo. ¡Decidido! Cuando termine con los animales salvajes, ¡Seré su primer macho humano!


Tarantulas Tarantulas (¡Buen avance! Espero que con esto halla merecido la pena la espera. :3 Y ahora... ¡El argumento central! :3)

__________

En la actualidad...

Estaba de vuelta en mi coche. Uno de mis guardias conducía. Me sentía muy relajado, a pesar de todo. Eso me ayudaba mucho a pensar con claridad y darme cuenta de ciertos detalles. Exactamente, ¿De qué debo preocuparme? ¡Si todo va mejor que nunca! Ichi es el gemelo del difunto iori. ¡Ahí está la clave! ¡Gemelo! Por tanto, con Ichi no tengo realmente ningún misterio. Si lo hiciese con él, pues ya me conozco lo que se sentiría si me la chupase. O si yo le probase a él. Siendo igual que Iori, todo será prácticamente igual. Así que, en cierto sentido, ¡Es como si ya lo hubiese hecho con él. Así que puedo centrarme especialmente en Hime.

(Rodrigo) ¿?

Mi teléfono empezó a sonar. Y enseguida pude apreciar quien me llamaba. ¡Shin! ¡Qué oportuno! Hablé con él. Y sus palabras... ¡Fueron la guinda del pastel para rematar una tarta maravillosa! Parece que me tiene un regalo, el cual debe ser un amante de la pizza. Y a juzgar por su voz tan aguda, sin duda debeser una niña o... ¡Quizás un niño realmente joven! Y no solo eso. ¡Mencionó que estará Hime! ¿Me la entrega? No lo negaré. ¡Todo sale mejor que nunca!

(Rodrigo) Hasta mañana, entonces...

Colgué satisfecho. ¡Hoy dormiré mejor que nunca!

Y por fin... en el momento y lugar de la reunión...

Esta vez vine con cuatro guardias de confianza. Dos se quedarán vigilando el coche y el perímetro. Los otros dos me acompañarán. Los primeros que pude ver, fueron Scot, Ichi y... ¡Oh, sí! La preciosa Elena...

(Rodrigo) ¡Vaya! ¡Linda reunión!

Dije con una sonrisa. Se ve que los sorprendí. Así que solo pude sonreír. El primero al que me acerqué fué Scot.

(Rodrigo) A tí te quería ver, amigo. Quería disculparme contigo por mi actitud por teléfono. Tuve una secuencia de malas situaciones y estaba muy estresado. No merecías que me desahogase contigo.

Pareció sorprenderse por mis palabras, pero sí, me estaba disculpando. Sé cuando he metido la pata.

(Rodrigo) Si ves que pierdes la reserva que te conseguí, dímelo sin falta y te conseguiré una igual para las fechas que tú me digas.

Esa era la prueba más sólida de que le digo la verdad. Entonces, me acerqué a Elena para tomar su mano y saludarla con el típico besito en la mano.

(Rodrigo) Un placer verte aquí, Elena. Como siempre... Tu talento supera tu gran encanto...

Dije con una sonrisa. Es una de las pocas personas que consiguen desafiarme de vez en cuando sin hacerme enojar. Aunque tengo mi límite, claro. Y finalmente, me acerqué a ichi y le acaricié el cabello revolviéndolo como se le haría a un niño pequeño. Despeinándolo en el acto.

(Rodrigo) Hola a tí también, pequeño sinvergüenza cobardica...

Me gustó ver su pequeña mirada de fastidio. Ciertamente, no lo consideraré digno de mi respeto hasta que lo hagamos juntos. Y como cabía esperar, ¡Ahí llegó Shin!

(Rodrigo) ¡Vaya! ¡Justo el hombre al que estaba buscando!

Dije muy tranquilo y sonriente.

(Rodrigo) Si nos disculpáis, los mayores tenemos que hablar en privado.

Pero antes...

(Rodrigo) Por cierto, Ichi... ¿Ya le has dado a Shin su dinero?

Noté que Shin mostró una mirada de extrañeza. ¡Uy! ¿No sabe de lo que hablo? Eso es que no ha debido dárselo... ¡Una pequeña venganza contra ichi está servida!

(Rodrigo) Me prometí a mí mismo que si alguna vez alguien lograba derrotar a mi dúo de luchadores profesionales, pagaría cincuenta mil al dúo luchador y otros cincuenta mil a su patrocinador o a su guía acompañante. En este caso, eres tú, Shin. Pero como no estabas, le di las dos cantidades a Ichi y le dije que te diese tu parte cuando te viese. Además, le advertí de que cuando se trata de dinero, no te gusta nada que te la jueguen. ¿Acaso no te lo ha dado?

Pude ver a Shin acercarse a Ichi. Esto será interesante... ¿Qué pasará? ¿Le hará lo mismo que suele hacerle a quienes no le dan su dinero a tiempo? ¿Quizás se apiade de él? No lo sé, pero a juzgar por la seriedad de Shin... ¡Todo es posible! (Aquí que Shin haga lo que considere adecuado. XD) Cuando esa situación terminó, me llevé a Shin conmigo hasta el cobertizo cercano. Estando dentro con él y mis guardias, los cuales peinaron la zona y el cuerpo de Shin con todo tipo de rastreadores y escáneres para asegurar que no lleve micrófonos ocultos ni nada parecido. Como es de esperar, solo lleva el móvil. Tanto el suyo como el mío fueron inhabilitados para evitar filtraciones. Y por si acaso, un inhibidor de señal y un sistema para interferir micrófonos. Que sepa que esto es importante.

(Rodrigo) Dos cuestiones importantes. La primera... ¿Por qué intentabas alejar a Hime de mí? Esa niña estaba condenada a morir desde hace muchos años, pero yo personalmente tuve que realizar largas conversaciones con la gente adecuada para que le perdonasen la vida. Sabía que se convertiría en una hermosa flor lista para lo que pueda surgir. Incluso Scot la preparó haciéndole saber que algún día jugaría a cosas de adultos. No la preparó de forma sexual, pero sí de forma mental. Y cuando por fin pude estrenarme con ella, ya había sido vendida a Iori y ékl me suplicó ocupar su lugar. Ambos gozamos como nunca y Hime lo vió todo. No veas como se excitaba solo con vernos. Lo pude apreciar en su forma de mirar sincasi parpadear, en como se escuchaba su respiración y como se le humedecían las braguitas. Ella ya sabe de todo eso y se la nota encantada de probar. Y mi intención es reunirme con ella de vez en cuando, jugar juntos y devolverla sana y salva a donde la recogí. No tengo intención de dañarla.

Que conozca esos detalles.

(Rodrigo) Además... Si lo piensas bien... ¡Realmente no la proteges de nada! Solo retrasas lo inevitable. No creerás que ella quiere permanecer virgen toda la vida, ¿Verdad? Privarla de su derecho a experimentar el placer sería demasiado cruel y completamente inhumano. ¡Y una cosa más! He visto como miras a Ichi. Sé que lo quieres solo para tí. Y por eso... ¡Adelante! ¡Todo tuyo! Aunque no negaré que de vez en cuando te pediré poder estar con él a cambio de pagarte generosamente.

Que conozca esas cuestiones. Y ahora toca la segunda cuestión. Me acerué a él y sin miedo alguno acerqué mis labios a su oreja. Un susurro que solo él pueda escuchar.

(Rodrigo) Susurro: Tengo una sorpresa para tí acerca de Noi. Sí, ese monstruo es demasiado listo. Conoce todos los detalles y sabe como compensar a quien jode para evitar su muerte. Por eso me tiene bien agarrado. Por no hablar de Tobías... o Toby... Ese perro asqueroso intentó matarme. y el muy cobarde necesitó de otra persona para facilitarle la tarea y una fuga. Solo que no contaba con que llevaría a dos amiguitos que querían conocerle. Al estar ellos ahí, fué uno de esos amigos el que murió. Y además, se atrevió ha aterrorizar a una de mis maravillosas mascotas. Quizás también hubiese matado a Tristán, al cual iba a compensar. Pero ese psicópata es el favorito de Noi y no puedo hacer nada sin sufrir represalias. Así que...

Viene lo gordo... XD

(Rodrigo) He hablado con el gran jefe, en persona. No puedo darte los detalles, pero sí te diré esto. Tienes luz verde de parte del gran jefe para cargarte a ese cabronazo de Noi. El gran jefe te indultaría por ello. Aunque recomienda que se haga intentando que parezca un accidente o un descuido en un combate limpio pactado. Quizás una bala perdida o un daño colateral. Incluso en el propio Bloody Money...

Y tengo un pequeño extra para él.

(Rodrigo) Con Noi fuera de juego, podré cargarme a ese perro rabioso y descontrolado llamado Tobías o Toby. Aunque si alguien se ocupase de él por mí, me vería obligado a compensar a su verdugo.

Me retiré de su lado muy tranquilo.

(Rodrigo) Bueno... ¡Fué un placer hablar contigo! Y recuerda guardar la confidencialidad. Si dices algo, todos negarán todo conocimiento sobre el tema. Bueno... ¿Vamos a la reunión principal? Además... estoy deseando ver a Hime... y a ese regalo que quieres hacerme...

Nuestros móviles fueron habilitados de nuevo con su batería puesta y todo en orden. Salimos del cobertizo y fuimos todos con los demás. Que empiece la reunión de verdad...

Tarantulas Tarantulas
(Una sorpresa y un posible conflicto con Ichi por cuestiones económicas... XD)
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ (Ichi debió pagar a Shin cuando tuvo la oportunidad. Quizás Shin se enfade mucho con Ichi... XD Y la única manera de que Ichi se gane la confianza y el respeto de Rodrigo, es demostrar el mismo valor que tuvo Iori... XD)

__________

[Lian Wolf 16]

La suerte está echada. Te duelen algunas partes de tus extremidades, pero especialmente tus pequeñas y redondas nalguitas. Han quedado rojas como dos tomatitos. Esta vez dudas sobre si aceptar el comodín o no, pero... ¡Niegas con la cabeza mientras cierras los ojos con fuerza! Te sigue provocando escalofríos. Especialmente con esa máscara y gorro de bufón. Te3 diriges a la puerta con la intención de abrirla, pero entonces notas que está cerrada. El hombre desnudo se acerca a tí. No te habla. Solo te mira. Acerca su mano y tiemblas. Agarra las llaves que tienes en la mano. Y te da otro llavero similar, pero esta tiene... ¡El doble de llaves! Como era de esperar, esta será más difícil. El llavero te lo da sujetando una llave específica. Pero no te lo da para que lo cojas al momento, sino que te lo deja con esa llave metida en la cerradura. Así ahorras tiempo, pues al estar en una zona que no tiene peligro, sería absurdo que pierdas más tiempo solo buscando una llave para una puerta garantizada. Giras la llave, abres la cerradura y la abres. Sacas la llave y entras con el llavero en una mano y el conejito por la otra. Y cuando entras, el otro hombre cierra la puerta de un portazo para asustarte. Escuchas como la cierra desde el otro lado. ¡Hora de avanzar! En este caso, es bastante más lioso. Incluso hay pintadas flechas al azar para que por instinto las mires y tu mente quede confiada de ser esa la dirección. Pero en realidad son puro azar. Unas serán correctas y otras no. Y entonces... ¡SUSTO! ¡Todas las luces apagadas de golpe! Verte rodeada de oscuridad te asustó mucho. Tanto que abrazaste fuertemente el conejito contra tu pecho. En seguida vuelve la luz, pero solo para volverse a ir. Y finalmente, volver, aunque a ratos parpadeando. Hay cámaras en la zona. ¡Te están provocando! Y en medio del parpadeo, ves llegar... ¡Al hombre del bate de madera! Pero no solo eso. Cuando te giras para huir.. ¡Otro hombre similar! Pero en este caso, lleva un bate de aluminio. Solo te queda el otro desvío. ¡Corres! Llegando a la primera puerta. No piensas. Solo pruebas las llaves. Cada vez está más cerca el enemigo. Caminan demasiado despacio, la verdad. Y por azar del destino... ¡La abres! Y cuando la abres... ¡ZAS! Un golpe inesperado lo recibes en el pecho. Fué casi como una estocada. Del interior de la sala sin salida... ¡Salió un tercer individuo! Y con un bate de acero. Toses por el golpe. Ves que te atacará de nuevo y corres esquivando el ataque. Esta vez te pones más firme. Haciendo memoria. Intentando ignorar las flechas y decidida en probar cada puerta que veas. Intentando girar en la siguiente... ¡Otro intento de golpe! Pero esta vez fuiste más previsora y te asomaste levemente. Así que pudiste reaccionar. Pero al intentar huir... ¡Ya hay otro detrás tuyo! Chocaste contra él. Y recibiste un golpe en un costado. ¡Toma bate! En este caso, fué el de madera. Intentas reincorporarte, pero te da otro golpe en la cabeza para atontarte. Te intenta sujetar para dejarte como carne de cañón ante su compañero, pero alza tu manita para darle en la nariz aturdiéndolo un momento. Aprovechas para quitarle el bate y te pones en guardia para enfrentarle. Él se acerca como si nada y no te queda otra que golpearle con fuerza. Pero.. ¡Ni se ha inmutado! De hecho, es como si se hubiese escuchado un sonido metálico. Vuelvas a darle uan y otra vez, pero... ¡Ni se inmuta! Es como si no le afectase. Y cuando quieres darle en la cara, mueve rápido su mano para sujetar el bate del extremo impidiendo que ataques. De un tirón te lo quite y te golpea en una rodilla haciéndote caer. Te intentas reincorporar con una mirada desafiante, pero entonces ves algo que te aterra. ¡Otro de ellos tiene al conejito! Y parece que amenaza con golpear al conejito. Alzas las manos suplicando piedad por el conejito. Así que el otro te sujeta del cuello poniéndote contra la pared. Y te toca la vagina para estimularte involuntariamente. Intentas no gemir, pero es complicado. De todas formas, incluso cuesta respirar debido a que te agarra dle cuello comno si amenazara con asfixiarte. Mueve hacia arriba los dedos índice y pulgar de la mano con la que sujeta tu cuello y aprieta en tus mejillas a la altura de tus dientes para forzarte a sacar la lengua. El hombre con su otra mano se detiene de tu vagina para levantarse levemente la máscara y sacar su lengua para lamer la tuya. No puedes hacer nada por impedirlo. Solo retorcerte y resistir. Enseguida termina y te suelta de golpe mientras escupes por el asco. ¡Le apesta al aliento! Pero se sienten satisfechos. El que tenía el conejito y tus llaves, los arroja de mala manera hacia uno de los pasillos. Preocupada, corres hacia ellos para agarrarlos y echar a correr. No te persiguen. Te dan ventaja. Llegas a otra puerta. Vas tan a lo loco que chocas contra ella. Y... '¡Toc! ¡Toc!' ¡Llaman al otro lado! Eso te hace saber que hay alguien al otro lado. Incluso escuchas como si fuese una exhalación de aire que da muy mal rollo. ¡Huyes de ahí! No quieres arriesgarte. Les escuchas moverse. Las luces parpadean de nuevo o se pagan del todo. Aún así, no arriesgas y decides correr, lo cual hace que te des numerosos golpes contra paredes que no ves. En otras situaciones, se apgan. Y cuando se encienden de nuevo... ¡Están ahí! ¡Los tres! Corres hacia el otro lado. Coges un pasillo y los otros cogen los otros tres. Uno cada uno. Quieren hacerte saber que, hagas lo que hagas, nunca podrás evitarlos. ¡Te rodean! Estás demasiado cansada. Caes agotada. Respirando con dificultad. Te han rodeado. Te acurrucas echa un ovillo. Aferrada al conejito y las llaves. Y una lluvia de golpes al azar te dan por todo el cuerpo. Tras casi un minuto recibiendo golpes, se marchan. ¡Sí, se marchan! Te quedas inconsciente. Al abrir los ojos, estás en el mismo lugar que antes. No sabes si llevas tendida minutos o quizás horas. El cuerpo te duele. Te reincorporas como puedes. Avanzas por los pasillos y... ¡Ahí van de nuevo! Ya que descansaste, puedes correr un poco más. Aunque estás muy sedienta. Llegas a la siguiente puerta. Intentas abrirla. ¡A toda costa! Esta te cuesta más, pero al abrirla... ¡Otro sin salida! El grafiti con la risa y, en este casom, un mecanismo que hace que se derrame sobre tí un líquido que apesta. No lo sabes, pero es... ¡Orina! Vuelves a correr. ¡Y descubres algo nuevo! ¡Escaleras! Corres hacia abajo. ¡Sí, son escaleras! Parece que bajas algunos pisos, pero casi todas las puertas están precintadas con ladrillos. ¡Excepto en el piso de más abajo! Buscas la llave. ¡Y rápido! Porque ya escuchas que alguien baja las escaleras. ¡Ya llegan incluso sus sombras! Logras abrirla, pero... ¡NO! ¡Otro sin salida! Un precinto metálico con el grafiti de la risa, pero esta vez sin nada que asuste o sorprenda. Sin embargo... ¡Se ilumina un neó oculto! En el neón está escrito... '¡ES BROMA! ¡CAISTE!' Mientras se escucha una grabación de la risa burlona del pájaro carpintero tan famoso de los dibujos animados. Esa placa metálica se mueve. ¡Era una puerta automática! ¡Y da a una sala! Corres dentro y cierras la puerta... ¡Justo cuando te iban a coger otra vez! Pero no la abren. Solo escuchas que la cierran. Miras la sala. otra vez, dos hombres con túnicas. Y otra vez... ¡El elegante cofre de colores rojo y amarillo! Lo abres. ¡Otro lingote de oro igual al primero! Una tarjeta roja con banda magnética y otro símbolo de interrogación. ¡Ya van dos! Sospechas que esas tarjetas acabarán siendo realmente importantes. ¡Seguro! Y otro frasco de líquido en el que pone 'Bébeme'. Esta ves es de color rojo. Lo bebes, pues no te queda otra. Otra vez parece no tener un sabor muy definido, pero notas un leve rastro de sabor a fresa. Aunque muy leve. Y otra vez... ¡Te sientes muy relajada! Sintiendo que debes tumbarte. Se te nubla la vista y otra vez... ¡un paisaje muy bonito! Solo que en esta ocasión, es como si estuvieses en un oasis. Un cálido ambiente. Junto a tu conejito. Y en este caso, se acercan monitos. Monitos muy ciertas y pequeñitos. Te acarician. Te hacen pequeñas cosquillas. Incluso uno lame tu entrepierna de forma juguetona. No tienes ganas de moverte. Otro monito te acerca una bola de caramelo. Enorme y de bonito color rojo. La lames. ¡Sabe a fresa! No tienes ganas de mover la mandíbula. Como si no la sintieses. Solo sacas tu lengua para lamer bien rico. Pero otra vez... Nada es lo que parece. En realidad, esos hombres están uno acariciandote con una mano y estimlándote la vagina con al otra. El otro te ha puesto una inyección para curarte de los hematomas. Y luego ha procedido con una mano acariciarte y ha puesto sus bolas ante tí para que las puedas lamer. No sabes lo que realmente estás lamiendo. Incluso ves que retiran un caramelo para ofrecerte otro de sabor a menta, pero en realidad has pasado de lamerle las bolas a uno para lamérselas al otro. Así siguen un buen rato hasta que te quedas totalmente inconsciente.

Lian wolf 16 Lian wolf 16
 
Última edición:

Ejecutor de Maraíso
Registrado
13 Jun 2006
Mensajes
2,492
Shin - La Hoguera.

Cuando salí de la casa fui a la parte delantera del recinto vi varios vehículos además de los que pertenecían a los otros ejecutores. Rodrigo ya estaba allí junto con dos de sus guardias y vi otros par más en su vehículo. Hablaba con Ichi quien estaba acompañado del armiño. Y también había dos personas más, una pareja , hombre y mujer. Reconocí al sujeto, pues era el que estuvo en la mansión Sazaki. A la mujer no la había visto antes, eso es seguro… definitivamente hubiese recordado esa figura, si hubiese sido el caso…

"Esta todo bien Ichi, no temas nada malo pasara" le dije mientras me acercaba.

¡Vaya! ¡Justo el hombre al que estaba buscando! – dijo Rodrigo al verme - Si nos disculpáis, los mayores tenemos que hablar en privado. – le dijo a Ichi.

Pero antes... Por cierto, Ichi... ¿Ya le has dado a Shin su dinero? - comentó, lo cual me dejo intrigado. ¿a qué dinero se refería?

Me prometí a mí mismo que si alguna vez alguien lograba derrotar a mi dúo de luchadores profesionales, pagaría cincuenta mil al dúo luchador y otros cincuenta mil a su patrocinador o a su guía acompañante. En este caso, eres tú, Shin. – aclaró - Pero como no estabas, le di las dos cantidades a Ichi y le dije que te diese tu parte cuando te viese. Además, le advertí de que cuando se trata de dinero, no te gusta nada que te la jueguen. ¿Acaso no te lo ha dado? – comentó de manera suspicaz.

No… no la ha hecho – le comenté seriamente mientras me dirigía a Ichi.

Lo había olvidado Shin… pasaron muchas cosas y… - me decía Ichi algo preocupado.

Tranquilo… estábamos muy ocupados y además eso no me importa nada – le dije.
Me agaché un poco para sujetarlo de los hombros y hablarle cara a cara - Escucha Ichi… aunque soy un asesino… quiero que sepas que lamento todo lo que te eh hecho pasar desde que me conociste… pero sobre todo quiero que entiendas que hasta ahora eh estado tratando de protegerte. Siempre protejo tanto como puedo a quienes se asocian conmigo… y también era el deseo de tu hermano mantenerte a salvo – me incorporé alejándome un poco.

Rodea esta casa por este lado – le indiqué - puede que te pilles con un viejo perro gran danés, pero no te preocupes, no hace nada… luego ve hasta el fondo, donde verás un gran árbol roble… y espera ahí - le pedí.

Ichi pareció quedar algo extrañado por mis palabras, pero obedeció de inmediato y el armiño lo siguió en el acto. Pero entonces lo llamé.

¡Tú no armiño!… - le avisé - Lleva a esta señorita y su acompañante dentro de la casa – dije señalando con la cabeza a la pareja que estaba ahí.

¡¿Pero por qué?! ni siquiera conozco este lugar – se quejó.

Adentro está un chico con gorro llamado Natahiel, es el gato de Copper, él te guiará – le avisé.

¿Pero quienes son ellos? ¿No son peligrosos? – preguntó alarmado. Me di cuenta que estaba demasiado nervioso por ir solo con dos sujetos desconocidos. Entonces me acerqué a él y me agaché mucho para susurrarle al oído puesto que era un maldito enano.

Estoy en deuda con ese sujeto, por que pudo dispararme cuando estaba desarmado y desnudo con Ichi en la Residencia Sazaki, así que por eso….

¡¿Que que?! – al parecer se incómodo al escuchar eso. Tsk, no quería tener a Rodrigo esperando mas de la cuenta así que solo tenía que apurar a este armiño nervioso.

¡Solo ve ya, obedece! – le dije mientras lo giraba en dirección a la casa para luego darle dos palmaditas en el trasero apurándolo, lo cual no le gustó nada pues me miró algo molesto, pero aun así obedeció. Se notaba que solo quería alejarse rápido de Rodrigo.

Ya sin demoras Rodrigo y yo caminamos hasta un cobertizo cercano, donde él tomó algunas medidas de seguridad junto a sus guardias. Era comprensible. Luego lo primero que me comentó fue sobre esa niña llamada Hime – lo escuché con atención y trataba de mantenerme serio, aunque me costaba a ratos.

"Además... Si lo piensas bien... ¡Realmente no la proteges de nada! Solo retrasas lo inevitable. No creerás que ella quiere permanecer virgen toda la vida, ¿Verdad? Privarla de su derecho a experimentar el placer sería demasiado cruel y completamente inhumano"

“Jajaja claaaaro, que suerte que tenemos un salvador como tu para apresurar esass cosas” – pensé en decirle, pero naturalmente no lo hice. Me puse una mano en el mentón como sobándome la cara, pero en el fondo ocultaba mi sonrisa ante sus palabras. Tal como lo pensaba, era todo un cerdo y sus argumentos solo giraban alrededor de justificar sus impulsos. “Solo retrasas lo inevitable” – dijo… de hecho, todos vamos a morir algún día… ¿para qué retrasar lo inevitable?, “jefe” – pensé palpándome la cartera de la chaqueta donde tenía mi martillo, pero sus guardias no me quitaban la vista de encima.

¡Y una cosa más! He visto como miras a Ichi. Sé que lo quieres solo para ti. Y por eso... ¡Adelante! ¡Todo tuyo! Aunque no negaré que de vez en cuando te pediré poder estar con él a cambio de pagarte generosamente.

Já… como si necesitara tu permiso, cerdo infeliz – pensé esta vez sacándome la mano de la cara pues mi sonrisa se había ido. ¿y me ofrecía dinero por él… ¿como si fuera de mi propiedad?... vaya – pensé algo asombrado ante lo directo de su manera de ver las cosas. De pronto si captó mi atención de inmediato al acercarse y susurrarme al oído.

Tengo una sorpresa para tí acerca de Noi. Sí, ese monstruo es demasiado listo. Conoce todos los detalles y sabe como compensar a quien jode para evitar su muerte. Por eso me tiene bien agarrado. Por no hablar de Tobías... o Toby... Ese perro asqueroso intentó matarme. y el muy cobarde necesitó de otra persona para facilitarle la tarea y una fuga. Solo que no contaba con que llevaría a dos amiguitos que querían conocerle. Al estar ellos ahí, fué uno de esos amigos el que murió. Y además, se atrevió ha aterrorizar a una de mis maravillosas mascotas. Quizás también hubiese matado a Tristán, al cual iba a compensar. Pero ese psicópata es el favorito de Noi y no puedo hacer nada sin sufrir represalias. Así que...

Sonreí de oreja a oreja ante sus palabras. Rodrigo continuó hablando.

He hablado con el gran jefe, en persona. No puedo darte los detalles, pero sí te diré esto. Tienes luz verde de parte del gran jefe para cargarte a ese cabronazo de Noi. El gran jefe te indultaría por ello. Aunque recomienda que se haga intentando que parezca un accidente o un descuido en un combate limpio pactado. Quizás una bala perdida o un daño colateral. Incluso en el propio Bloody Money...
Con Noi fuera de juego, podré cargarme a ese perro rabioso y descontrolado llamado Tobías o Toby. Aunque si alguien se ocupase de él por mí, me vería obligado a compensar a su verdugo.


Se retiró de mi lado - Bueno... ¡Fue un placer hablar contigo! Y recuerda guardar la confidencialidad. Si dices algo, todos negarán todo conocimiento sobre el tema. Bueno... ¿Vamos a la reunión principal? Además... estoy deseando ver a Hime... y a ese regalo que quieres hacerme...

Me devolvieron mi teléfono y caminamos fuera del cobertizo bajo la mirada atenta de los dos guardias que llevaba consigo.

En el costado derecho de este recinto hay una gran fogata y nos esperan algunas personas – le adelanté - todos son ejecutores, excepto el gordo Tony a quien ya conoces… el necesita ciertos favores de tu parte, algunos nuevos accesos, permisos… que se yo… cosas de camioneros… y tú se los concederás – le comenté.

Ja.. ¿ah sí? – comentó con ánimos “y por qué debería seguir tus órdenes”

Por si no te has enterado, junto a un grupo de ejecutores hemos atacado la correccional de menores de Maraíso… - admití de golpe.

¿Qué hicieron qué? – dijo en tono algo mas serio - No sé si lo ignoraba aún o solo fingía hacerlo, pero su tono obviamente pedía explicaciones, pues hacer eso le podría traer inconvenientes a la ciudad y por tanto a él.

Todos los responsables de esta operación, salvo uno que llegará pronto, nos esperan en ese fogón que se ve al fondo – le indiqué - Ahí resolveré todas tus dudas, aunque a modo de adelanto, se trata de un trato muy bueno para ti, eso incluye al niño que te saludo por teléfono, entre otros premios especiales que obtuvimos de esa operación… niños… algo importantes por algún que otro factor, niños que debieron ser notificados a ti como internos de esa correccional pero se mantuvieron ocultos. Esto lo digo para que lo tengas en consideración cuando te reúnas con los jefes de la policía especial. No te extrañes demasiado, la poli especial siempre ah funcionado asi, son menos directos que nosotros pero siempre hacen las cosas a su manera y conveniencia sin importar que jefe este a cargo – le dije sinceramente.

Pero nosotros los ejecutores somos un poco más… sinceros en ocasiones. Con nosotros básicamente tendrás solo dos opciones; aceptar nuestro acuerdo… o morir – le dije como si nada.

¿Disculpa? – comentó como divertido.

Tal cual – dije sin cambiar de expresión - Créeme, te conviene… si mueres aquí solo nos complicaras las cosas – le advertí con poca paciencia.

Obviamente eso que le dije no le gustó nada, pero no se quejó y ya la luz del gran fogón iluminaba nuestro paso así que seguimos caminando. A pesar de la iluminación se veía claramente una luz de mira infrarroja apuntándome en la cabeza así que me quedé quieto un momento – es parte del protocolo – le expliqué.
La luz roja pasó ahora a Rodrigo quien no cambio su expresión en nada, como si estuviera acostumbrado a que le apuntaran con un a mira láser… pero está en cambio si alertó un poco a sus guardias quienes se introdujeron las manos en las carteras de sus camisas, seguro dispuestos a sacar sus armas.

¡Sin guardias! – se escuchó la voz de Willard desde la obscuridad a un costado del fogón.

Obedezca señor… nadie tiene que morir inútilmente esta noche – dijo Marisse quien aparecía desde un costado del fuego situándose a mi lado.

Rodrigo puso mala cara, pero no le dio mucha importancia al asunto, quizás por ver una cara conocida para él como lo era Marisse. Miró a sus guardias y les ordenó con un movimiento de su mano que se retirasen.

Solo es parte del protocolo, nada personal jefe – le dijo Willard a modo de explicación mientras se acercaba a la luminosidad del fogón y se puso su rifle en la espalda.

¡Bienvenido a mi casa muchacho! – le dijo Copper jovialmente que venía caminando desde el fondo– disculpa eso, tú tienes tus medidas de seguridad y nosotros las nuestras. Esto es entre el jefe de turno y los ejecutores solamente, toma asiento – le dijo el viejo señalándole un tronco cerca del fuego.

¿Llamas a eso asiento? – le reclamó Rena a Copper mientras caminaba y texteaba en su teléfono - Tú debes ser el jefe de turno... mmnh, me eres familiar… - comentó Rena mirando a Rodrigo de reojo. Dejo de ponerle atención a su teléfono y se acercó a él.

Soy Rena, presidenta de Riasoma Corp y encargada del sistema de defensa central de la ciudad – dijo esa presumida orgullosa estirando su mano como para que la besaran cual reina.

Rodrigo se acercó a ella y la saludó con un beso en la mano que ella naturalmente aceptó con gusto – Es un placer – le dijo Rodrigo gentilmente.

Ahh… ya te recuerdo… tu eres el pianista del restaurant ese de la zona centro… creo que te escuché tocar una vez – comentó mirándolo bien de pies a cabeza con una mirada ahora mas atenta.

Cuanto lo siento… - Dijo Muller apareciendo desde un costado del fuego - si trrrrabajas en ese restaurante no debes conocerrr lo que es una verdaderrra comida… rrresulta que entrrre muchas cosas soy cocinerrro y podrria prepararte algo rrrrealmente grandioso, comida de verrrdad – comentó el alemán quien a la luz del fuego se veía tan siniestro como siempre. Rodrigo lo miró en tono alerta.

Soy Muller – dijo ofreciéndole la mano. Rodrigo le dio una cierta mirada de desconfianza, pero iba a corresponder el saludo. Entonces me adelanté y tomé su brazo, lo aparté hacia atrás de un jalón alejándolo de ese alemán venenoso.

No – dije tajantemente mirando a Muller a los ojos mientras me ponía frente a Rodrigo.

Shin…. que desconfiado… ¿acaso crrrreías que yo?... – puso una cara de inocente, pero luego sonrío de oreja a oreja – que feo, pulggossso, desconfiar así de mi… justo cuando acabamos de trabajar juntos… - se alejó hacia uno de los troncos que servían de asiento y se dejo caer en él - eso es pasarse de desconfiado, Sshhin, además de muy mala educación dejarrr a alguien con la mano exxtendida… - decía Muller sonriéndome burlonamente.

Apresuremos esto – dije con poca paciencia sin caer en sus provocaciones – El viejo lobo del sombrero es Copper, el dueño de este lugar. Ella es la científica Marisse, a quien ya conoces pues trabaja en una investigación para ti. También a Tony, quien es el jefe del gremio de camioneros de la ciudad. La presumida empresaria es Rena, el artillero loco que te apunto es Willard, el…

¡Hola Rodrigo!… - dijo Tony apareciendo detrás de Muller - Si estos bastardos te matan que sepas no tuve nada que ver ¿eh? – le dijo el gordo Tony con sudor en la frente.

Le di una mirada de “no me interrumpas gordo infeliz” a Tony quien lo notó y se callo, sentandose en un tronco cerca de Muller y luego seguí hablando.

El calvo hijo de puta ese llama Muller… y no solo es un maldito cocinero, sino un neurocirujano – le comenté a Rodrigo revelando la fachada de ese gusano alemán.

Y uno que no necesita herramientas para meterse en tu cabeza – comentó Copper seriamente.

Uhhh… nadie me dijo que fuera tan guapo… - dijo una figura femenina apareciendo de repente.

¡Soy Sara! Un gusto conocerte – dijo contenta saliendo del costado del fuego y con una mirada de quien encuentra un nuevo juguete centrado en Rodrigo. Venía hacia él directamente. En cierta medida producía tan mal rollo como el alemán con esa mirada de lunática.

Sara, la ex psiquiatra de la correccional – dije poniéndome frente a Rodrigo y cerrándole su paso – solo falta alguien más y llegará pronto – dije mirando a los demás quienes solo guardaron silencio. El gordo Tony se puso más nervioso de lo habitual pero no dijo nada.

Iré al punto – comencé a explicarle a Rodrigo quien se sentó en un tronco en una postura relajada y miró el fuego con una mirada algo melancólica. Se le veía relajado pese a estar rodeado de todos esos monstruos, incluido yo, así que eso lo convertía en un monstruo mas del grupo. Eso estaba bien, así podía ser totalmente sincero y directo.

Algunos te conocen mejor que otros, algunos confían más en ti… otros no… pero tenemos negocios contigo, ahora mismo, debido a que Bloody Money está a punto de comenzar – le dije mirándolo seriamente y luego me alejé un poco hacia el fuego.
El Bloody Money está lleno de rumores y leyendas urbanas para quien no ah participado en ellos – comenté – muchos creen que esos juegos solo representan la muerte por diversión y apuestas, pero tiene otros objetivos más allá de esa simple fachada. Se podría decir que sus objetivos fundamentales son fortalecer y poner a prueba a todos los habitantes de esta ciudad… especialmente a quienes formamos parte de la organización – dije recorriendo con la vista a todos los demás quienes se habían puesto algo tensos de repente.

Cada año, diversos ejecutores forman un equipo para participar en los juegos que dictamina la organización… pero no solo ejecutores de Maraíso participan… sino equipos extranjeros de todo el mundo… o mas bien, del bajo mundo… asesinos, mafiosos, convictos y demás fauna criminal se reúne bajo el previo visto bueno de la Organización, por una oportunidad de competir en el juego y así obtener las jugosas recompensas… pero lo más importante… los extranjeros buscan un pase para formar parte nuestra Organización -revelé.

Así es… - continuó hablando ahora Rena mientras aún checaba su teléfono - Maraíso, la ciudad hermética que rara vez deja el paso de inmigrantes, le da el visto el visto bueno a la gente mas peligrosa del mundo cada cierto tiempo… aunque suene contradictorio, esto permite que Maraíso sea una de las ciudades túristicas mas seguras del mundo. El ofrecer una oportunidad de entrar con permiso y formar parte de la Organización es lo que desalienta a las mafias a cometer el error de tratar de infiltrarse por su cuenta. Cualquiera que lo ah intentado a la mala ha sido aniquilado o contenido sin importar la importancia o posición de sus respectivas organizaciones criminales – dijo Rena en tono tranquilo sin apartar la mirada de su teléfono.

Demás está decir que el Bloody Money resulta ser además un símbolo de poder de la Organización - dijo ahora Marisse - ya que hasta ahora nunca un juego se ah salido de control. Si bien ah habido ganadores extranjeros estos se han sumado a nuestras fuerzas. La Organización no le da a nadie los beneficios del ganador si estos no pueden comprometerse con nosotros. Dicho de otra forma, ganar el juego representa no solo un premio sino una responsabilidad... es el paso a un status mas alto en la Organización – explicó en tono tranquilo la cientifica experta en drogas.

En cuanto a la labor del jefe de turno en estos juegos, es muy importante también… - comenzó a decir ahora el viejo lobo de Copper - La mayoría de las actividades del juego son aisladas y bien controladas – comentó mientras encendía un cigarrillo – pero otras son en espacios públicos de la ciudad y aunque siempre con un bajo perfil, no están exentas de incidentes – fuhh expulso humo – el jefe de turno sirve para controlar, analizar y de ser necesario, perseguir y castigar a los infractores que sean muy descuidados y expongan nuestro bajo perfil… ¿Por qué se hace así y no todo en un ambiente controlado?.. simple, mi estimado Rodrigo… - Dijo Copper tranquilamente echando más humo - Muchas de las actividades del Bloody Money son para poner a prueba la capacidad de los miembros de la Organización en cómo controlar ese tipo de contingencias. Así mismo, tu como jefe, debes poner especial atención en la conducta de los ejecutores y los extranjeros para ver cómo reaccionan ante ese tipo de actividades… de nada sirve mucho talento si se es muy alborotado para usarlo… y en el caso de los extranjeros los observarás con el fin de analizar si vale la pena reclutarlos o no… o despacharlos según sea necesario – comentó con una sonrisa malvada, seguramente recordando sus viejos tiempos como jefe de turno.

Es pporrr eso que el juego reprrresenta una amenaza para todos en la ciudad… por una parte nuestro deber como ejecutorres de Mararrraíso es defenderrr nuesstra posición y la ciudad de manerrra simultánea… perrro los equipos extranjerrros no tienen esa restricción, solo están hambrrientos de poder – comentó Muller mirando a Rodrigo fijamente con su único ojo – Los extranjerrros te eliminarran si lo considerrran necesario… así mismo nosotrros lo haríamos si vez que nos causas más prrroblemas que beneficios – le advirtió – por lo generrral esto pone a los jefes de turrno contra la espada y la parred.

Si el jefe muere antes o durante el juego, la Organización envía a otro en su reemplazo de inmediato – comentó Willard - A menudo algún veterano de la ciudad que conozca el juego habiendo ganado o participado en él… o algún jefe de la mafia importante que sepa cómo tratar este tipo conflictos. Pero esto equivale a problemas para todos – dijo el experto en armas de fuego.

Sin mencionar que ese jefe de reemplazo puede ser aniquilado también y la Organización enviará a otro peor… y así… - Comentó Marisse algo preocupada.

En efecto… de echo en un Blrrroody Money especialmente complicado – comentó el alemán – fueron necesarrios 3 rreemplazos para concluirlo… de hecho, uno de esos cayó a manos de los míos... jeje – recordó ese infeliz con satisfacción pero que dijera eso ahora no ayudaba nada y solo generaría más desconfianza, así que sería mejor apresurar las cosas.

Como sea, queremos un juego TRANQUILO para variar, sin tener que preocuparnos mas de la cuenta por el jefe de turno. ¡Por eso te proponemos una alianza! - le expliqué - Te ofreceremos beneficios a cambio de que nos favorezcas en el juego y aceptes ciertas… “clausulas” - dije en tono intrigante.

Rodrigo frunció el ceño interesado y se inclinó hacia adelante apoyando su mentón en su mano.

El primer beneficio inmediato, es que no tendrás que preocuparte por ninguno de nosotros como enemigos, de hecho, seremos tus aliados… así que te daremos cuanta protección y asistencia este a nuestro alcance… y ya no solo será por trabajo… considéralo más bien como… umm… - medité un momento buscando la palabra adecuada – considéralo “amistad” – dije finalmente lo cual causo un tenso silencio.

¡Hey Shin!, no digas malas palabras… ¡estamos entre criminales! – dijo Willard a modo de broma lo que causo unas leves risas instantáneas entre todo el grupo, incluido Rodrigo.

Ejem… dije retomando la conversación tras ese pequeño relajo. Había llegado la hora de ponerse serio.

Estas serán la clausulas principales, y también nuestras DEMANDAS – dije tajantemente y todos se callaron de inmediato.

Los ejecutores que participamos en el ataque a la correccional te daremos ciertos obsequios con tal de ganarnos tu cooperación, sobre todo frente a equipos extranjeros. Y prometemos darte cuanta protección sea posible, la cual se mantendrá una vez terminados el juego. Y tú como jefe tendrás libre albedrio para mantener el orden en la ciudad pese a esa alianza… esto lo digo en caso de que un ejecutor se salga de control - dije mirando específicamente a Muller – quien me sonrió como si lo hubiese halagado al verlo precisamente a él.

Y claro, manteniendo este acuerdo en secreto de los otros equipos, sobre todo los extranjeros – continué hablando – Pero otro favor importante es que nos quites de encima a la policía especial cuanto sea posible… esos bastardos trataron de fregarnos robándonos a nuestros ratones y ahora que arruinamos su movida estarán muy picados con nosotros – le comenté.

Umm… no lo sé… la policía Especial es difícil de controlar… - comentó Rodrigo haciéndose el difícil.

Como la ex psiquiatra de ese lugar puedo dar cuenta de varias irregularidades cometidas ahí – comentó Sara con una sonrisa – con los internos y al ocultarte a esos “trofeos”

No te conviene asociarte con ellos más de la cuenta – comentó Rena seriamente - Dispongo de pruebas concretas de que esos sujetos planeaban incluso atentar contra ti de ser necesario… aunque lamento informarte que ya dimos cuenta de la mayoría de ellos, pero las grabaciones están en mi poder – concluyó Rena sonriéndole.

Otro beneficio que obtendrás y quizás el más importante que podríamos darte – hice una pausa y tragué saliva – te daremos una parte generosa de las recompensas recolectadas durante el juego, lo cual será mejor para ti entre más rondas avancemos – noté como los demás apretaron los dientes puesto que aceptaron esta cláusula con cierto pesar, pero valía la pena con tal de tener nuestro juego en paz. Después de todo, ninguno ahí estaba realmente por el dinero, sino más bien la tradición, el prestigio y por su puesto… la sangre. Bueno, todos excepto el gordo Tony, ese cabrón si estaba solo por el dinero.
Noté como Rodrigo sonreía de oreja a oreja pues significaba mucho dinero fácil para él, sin arriesgarse ni hacer mucho, además de protección, era una situación de ganar o ganar para él. Pero ahora venía lo difícil.

Pero… esta es la DEMANDA PRINCIPAL… y todos los demás estuvieron de acuerdo – dije mirando a todo el grupo.

¡Excepto yo! – alegó el gordo Tony – esta cláusula no me incluye, yo no participo en el juego… te aviso Rodrigo… – se apresuró en decir.

Le di una mirada enfadada por interrumpirme de nuevo y esta vez no solo yo lo miré feo sino los demás, así que se calló de inmediato. Entonces seguí hablando -Quiero que sepas que esta cláusula en específico fue idea mía… ¡y consiste en esto! – le avisé mientras sacaba cuatro cristales de diferentes colores, esmeralda, amatista, cuarzo rosa y hematita.

RESPETARÁS ESTOS CRISTALES: Ojo de gato, Collar de perro, Pata de Conejo y Cola de ratón… esos son los nombres de los cristales por categoría, cada participante del juego tiene uno y no tendrás derecho a solicitar a ninguno de ellos… a excepción que el mismo portador del cristal este de acuerdo en acceder a tus singulares peticiones – le informé y al parecer esa info ya no fue tan de su agrado, pues lo vi cambiar de expresión tranquila a una más disconforme en el acto.

También hay un cristal especial… La Pluma de Canario – expliqué - Cada ejecutor tiene derecho a una y sirve para proteger a una persona que no participa en el juego… en mi caso, la mía está asignada a esa niña llamada Hime… - me agaché para quedar mirándolo frente a frente pues él estaba sentado – así que ya vez… parece que si puedo “retrasar lo inevitable” … al menos hasta nuestro juego termine – le comenté con una sonrisa - Y ya que me preguntaste por que la alejaba de ti… resulta que no tengo ningún interés en ella, pero La Pluma de Canario se la dieron a Iori y él se lo dio a esa niña, yo solo mantengo las cosas en orden ¿ok? – le di una palmadita en el hombro y me incorporé.

Los cristales son irreemplazables e intransferibles, una vez asignados ya no se le puede quitar a esa persona. Esta vez a cada ejecutor se le exige: un gato, tres perros, cinco conejos y diez ratones… sumado al ejecutor da un total de 20 personas por equipo - le decía.

No te prreocupes… los rratones y conejos caen como moscas en las rrrondas letales… de echo la mayoría se rretira antes de llegar a esa etapa - comentó Muller.

Seleccionaremos los miembros que nos falten con los niños que estaban presos en la Correccional de menores… en su mayoría lo que nos faltan son ratones – le explicó Rena.

Una vez nuestros equipos estén completos te entregaremos varios más, si es que los quieres, claro – le dijo jovialmente Willard.

También soltaremos algunos… - le dijo Marisse - tanto los conejos como los ratones son necesarios en Maraíso, pues juegan una función importante en nuestro particular… “ecosistema” – dijo sonriendo fríamente.

Eventualmente… ejecutaremos a los que nos den problemas y se muestren demasiado hostiles – sentenció el viejo lobo de Copper arrojando la colilla de su cigarrillo al fuego.

Y este… - saqué un cristal de color granate de mi camisa – es el que llevamos los ejecutores… no tiene un nombre en específico, puesto que cada portador le da un nombre diferente – le conté.

En fin, espero que te haya quedado claro, si tocas a uno de los miembros de nuestros equipos sin su consentimiento… te ejecutaremos… y podrá hacerlo cualquiera de los miembros de esta alianza… ya vez que no nos llevamos precisamente bien entre nosotros, pero nos ponemos de acuerdo muy fácilmente cuando se trata de matar – le advertí.

Saqué mi teléfono y marqué un número – Ven aquí armiño – le ordené.

……………….....

¡¿Qué?! primero no querías entrar en la casa… ¿y ahora no quieres salir?... solo trae tu pellejo albino aquí ahora mismo o me haré un abrigo contigo – colgué la llamada. Me dirigí de nuevo a Rodrigo.

Debes ir PERSONALMENTE a la plaza de Maraíso y busca a una vieja que vende artesanías – aunque quisieron disimular, se escucharon unas leves risas de los presentes, aunque yo me mantuve serio - ella te dará un teléfono especial donde podrás saber con exactitud la posición de cada cristal, tanto de ejecutores como los miembros de su equipo – le informé.
¿Alguien tiene algo más que agregar? – pregunté a los demás, pero nadie tomo la palabra. Todos estaban de acuerdo.

Bien. Entonces solo basta que recibas tus “regalos” – dije jovialmente – Después Sara te proporcionara la información de cada uno de estos trofeos que mantenían los de la poli especial. – justo en ese momento mi armiño llegaba.

Esto va para todos, no solo para el jefe de turno… ¡Este es uno de mis perros!… -dije presentandoles al albino, situándome detrás de el y poniendo una mano en su hombro - ¡mataré a cualquiera que se atreva a tocarlo! – le advertí a los demás. Al parecer el armiño sintió confianza al escuchar esto y perdió su nerviosismo de repente, saludando ahora a Rodrigo jovialmente.


Hola jefe… me alegro que haya salvado el pellejo – le dijo en tono confiado saludándolo.

Y este es mi gato – dije presentando al otro integrante de mi equipo.


Hola de nuevo… jefe – dijo el peli naranja. Le arroje el cristal del ojo de gato y este lo tomó de un rápido movimiento en el aire.

Antes me dijiste que te habías dado cuenta de cómo miraba especialmente a Ichi – le dije a Rodrigo - y me ofrecías pagar generosamente por él… pero no es así como funcionan las cosas en mi equipo – le informé. Si quieres algo con él solo convéncelo tú mismo y que acepte por voluntad propia, no por obligación. Cuando digo que “son míos” me refiero a la protección que les puedo dar, pero los miembros de mi equipo siempre han tenido libre albedrío – miré a Muller de manera agresiva – yo no los trato como mis esclavos – le recalqué ese detalle a ese hijo de perra, como siempre lo hacía. Y como ya esperaba, no se quedaría callado.

Y porrr eso nunca ganarrras el juego, idiota… además ¿no explicaste hace un momento que los cristales son instrranferribles? Jeje, solo sigues siendo un novato tonto – se mofó ese infeliz, pero no lo tomé en cuenta. Solo centré mi atención en Rodrigo, aunque dejar al alemán con su hociquito bien cerrado resultaría ser un gran bonus. En ese momento, vi como Rodrigo abría los ojos de par en par cuando apareció otro miembro de mi equipo situándose al lado del anterior.


¿Qué pasa?… te ves como si estuvieras viendo doble – dijo el recién llegado - Me acaban de contar que dijiste que había disfrutado como nunca estando contigo… quizás eso resulte bastante exagerado desde mi punto de vista – le dijo Iori en tono sarcástico.

Ah, no te extrañes tanto… por algo dicen que los gatos tienen varias vidas… jaja - le dije al jefe en tono burlón, pero luego cambie a un tono más agresivo – ahora, sobre el otro asunto que me comentaste, vamos a solucionarlo de inmediato… te recomendaría que mirases atrás ahora mismo… ¡Ups!… ¡ya es tarde! – le dije sarcásticamente con una sonrisa malévola.

Rodrigo-sama… - se escuchó una horrible voz a sus espaldas....


Antes de que pudiera reaccionar Noi ya estaba sobre Rodrigo y le dio un abrazo de oso por detrás aprisionándole ambos brazos y levantándolo con facilidad. Se escuchó un grito asustado pero no fue del jefe sino de ese cobarde del gordo Tony.

¡¡Tu!!... ¡¡¿Qué significa esto?!! – se quejó Rodrigo. Contrario a lo que pensé se veía mas enojado que asustado. Después de todo si tenía valor, considerando que Noi medía 2.9 mt y quizás cuanto llegaba a pesar con todas esas protecciones metálicas bajo el traje. Y entre esa proteccion metalica y sus huesos, llevaba las de perder.

Jajaja, finarlmente alrguien que si vale la penna en esta alianza – se relamió el alemán – Noi, te extrrrañamos en el ataque a la correccional… - le dijo el alemán.

“Que parezca un accidente” … “Quizás una bala perdida o un daño colateral”… jajaja, ¿Por qué habría de matar a mi mejor aliado, a quien conozco desde la infancia?” – dije mirándolo confiadamente la escena.

¡Shin… dijiste que estaba bajo control! – me regañó Copper quien en un instante sacó sus dos revolvers, uno apuntando a Noi y otro a mí.

Y lo está Copper… solo relájate viejo - le aconsejé sin inmutarme.

¡Pero está usando su máscara! – alegó Copper.

Y por tanto, “esa droga” – agregó Marisse algo preocupada.

Ya bájalo Noi… el acuerdo ya está arreglado... no tienes que triturar a nadie esta vez – le avisó Rena quien solo echo una mirada para decir eso y volvió a ponerle atención a su teléfono.

Que bueno… me alegra saberlo… considerando que ya le había prometido buena mercancía al jefazo… entonces nuestro trato sigue en pie, jefecito – dijo Noi aflojando el agarre y bajando a Rodrigo con cuidado.

Ya que fuimos quienes distraíamos al jefe, seremos los primeros en presentarle nuestros tributos - dije mirando a Copper. Este se relajo un poco y guardo sus armas dándome el visto bueno.

Terminemos con esto ya. Noi, tráelo – le ordené. – Rena, Sara … - las miré. Ambas acompañaron.

Noi tomó a Rodrigo de la mano y ambos comenzaron a seguirnos hasta un camión. Rena presionó algo en su teléfono y la puerta de atrás se abrió. El camión en su parte trasera estaba adornado como si fuera un cuarto de niño, donde estaba ese pobre infeliz que ya le había ofrecido a Rodrigo… aunque su atuendo era diferente. Aun así, se veía feliz de verme y no se asustó nada al ver a Noi.


El primero de varios.... y exclusivamente para ti – dijo Sara a modo de presentación - no habla español pero seguro aprenderá rápido jijiji….

È questo l'uomo della pizza? – me preguntó el pequeño, esperanzado y feliz al verme, pero solo lo ignoré. Ya no necesitaba siquiera hablarle - Ya te darán tus pizzas, pobre desdichado – pensé con cierto pesar.

¿Y ese traje de perro? – le pregunté a Noi.

Me pareció una buena idea entregarlo así… es una monada, ¿no te parece, Shin?... ahora que somos amigos deberíamos visitarlo para asegurarnos que lo cuiden bien y…

NO. No somos amigos… ni de Rodrigo ni mucho menos de este pequeño perrito italiano. Yo solo cuido a los míos – le dije a Noi tajantemente.

Todo tuyo, has con él lo que quieras, no me importa – le dije a Rodrigo - Y en cuanto Toby, no te preocupes, Noi y yo lo solucionaremos… a la brevedad – le avisé.

Y cuando dice eso se refiere a que lo agarrarán y lo llevaran al veterinario… o sea, conmigo jijiji - dijo Sara relamiéndose – Tobías es uno de los pacientes mas interesantes que eh llegado a tratar… el estrés que sufrió en el Bloody money de hace 7 años lo llevo a crear una personalidad alternativa a modo de defensa... ahhwwh, ya quiero ponerle las manos encima de nuevo – se relamió esa lunática.

Eso espero... - Noi abrió el cierre de su traje y retiro una placa pectoral de metal que dejo caer al suelo y esta se estampo en la tierra. Esa cosa era pesada. Después se quitó ese abrigo y unas protecciones de hombros y brazos que también cayeron al suelo pesadamente.

Como quieras… cuando fracases DE NUEVO puedes acudir a mí, yo soy la experta en traumas psicológicos… ¿recuerdas?... te traté a ti y a Shin por si lo has olvidado - dijo presuntuosamente.

No lo eh olvidado... - dijo Noi quitándose la mascara - y seguro tu tampoco has olvidado nuestras sesiones querida Sara... ahora que somos amigos del jefe, quizas todos podríamos divertirnos juntos.

Rodrigo se veía ahora más complacido por su nueva adquisición y esas noticias sobre que nos encargaríamos de Toby. Pero volvió a quedar sorprendió al ver el rostro de Noi y su cuerpo sin esas protecciones de metal. Noi se acercó a mi y extendió su mano cerca de la mía, formamos así un símbolo de corazón.


Ummm... no lo sé- comenté mirando a Rodrigo de pies a cabeza - dudo que ese cuerpecito tan frágil resista el tuyo, Noi... ¿que dices Rodrigo, te atreves con ella?... jaja - sonreí y giramos dándole la espalda.

Pronto le haré llegar mi mercancía, Rodrigo sama - le dijo Noi alegremente a modod de despedida.

De pronto nos detuvimos en seco - ahh, vaya, casi lo olvido - dije sarcásticamente - hay alguien más que quería saludarte esta noche....


Ya no puedes tocaaarme , no puedes tocarme.... "lero lero lero" ♫ ♫ ♫ - le dijo Hans a Rodrigo como cantando burlonamente con una voz algo rara mientras presumía su cristal moviendolo delante de su cuello. Le dijo algunas cosas más a Rodrigo burlándose de él, aunque apenas se le entendía bien, ya que estaba borracho, drogado o ambas...

¿Que rayos le diste, Noi? - le susurre con poca paciencia a mi compañera.

Pasó estos últimos días en cautiverio y estuvo muy alterado Shin, tuve que drogarlo varias veces para calmarlo - me informó. Y para traerlo aquí le di algo de licor fuerte, pues tenía mucho miedo de venir... creía que lo quemaría en este sitio o algo así... de echo él nunca me creyó cuanto finalmente le conté que eramos aliados - confesó Noi.

Ese inútil. - pensé - Hasta ahora lo único que había hecho en todo esto era mearse de miedo y ahora presumía descaradamente... pero era realmente divertido ver como lo hacía así que tardé un poco en ir por el, tomar su mano y llevármelo de ahí.

Que te diviertas con ese muchacho... no olvides darle hartas pizzas ¿eh? y saluda a la vieja de mi parte - dije despidiéndome de Rodrigo, al menos por esa noche.


Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂

Perdón por haber tardado tanto, tenía una situación que me impedía postear, pero ya quedó... espero disfruten el post XD
 
Última edición:

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,088
Ubicación
Argentina
[Hoguera]

Narracion Ichi

"Si no fuera poco la presencia de Rodrigo me fastidiaba mucho y para completar este saco el tema de la recompensa por la lucha en contra sus luchadores en la arena clandestina... con todo lo sucedido habia olvidado por completo entregarle su oarte a Shin."

- Lo había olvidado Shin… pasaron muchas cosas y… - dije preocupado.

- Tranquilo… estábamos muy ocupados y además eso no me importa nada - se agacho un poco para sujetarme de los hombros y hablar cara a cara - Escucha Ichi… aunque soy un asesino… quiero que sepas que lamento todo lo que te eh hecho pasar desde que me conociste… pero sobre todo quiero que entiendas que hasta ahora eh estado tratando de protegerte. Siempre protejo tanto como puedo a quienes se asocian conmigo… y también era el deseo de tu hermano mantenerte a salvo - se incorporé alejándose un poco - Rodea esta casa por este lado - indico - puede que te pilles con un viejo perro gran danés, pero no te preocupes, no hace nada… luego ve hasta el fondo, donde verás un gran árbol roble… y espera ahí - me pedio.

"Por primera vez sus palabras me dejaron completamente desconcedesconcerta no perdía nada por lo que obedeci de inmediato. El armiño me siguió en el acto pero entonces lo llamo Shin... no le tome importancia y me encamine a rodear la casa. Tal y como había dicho Shin... había un Gran Perro Danés recostado camine por lado de el este ni se inmutó en ladrar ni nada. Seguí caminando asta el fondo asta poder divisar un gran Árbol de Roble."

- Shin me dijo que esperara pero esperar que!? - me dije a mi mismo.

- Lamento que tengas que esperar... - dijo una voz la cual hizo que un escalofríos recorriera toda mi espalda.

- No tiene que ser mi imaginación - me dije nervioso - si estoy soñando despierto...

- Bolteate Ichi... y veras que solo fue una pesadilla que pronto llegara a su fin - dijo en un tono suave y reconfortante.

- Me boltie lentamente y abrí mis ojos para encontrarme frente a frente con nada mas ni nada menos que con... - Iori!

- Si soy yo....


{...}


___________________________________________________________


[Hoguera]


Narración Scot

"La llegada de Rodrigo hizo que todos en especial yo, hizo que se nos ponga la piel de gallina... puesto que no venia solo. Al menos se tomo la molestia en disculparce por avece desquitado la otra ves con migo... Luego de un rato llego ese tal Shin, por un momento pense que las cosas se pondría peor de lo que estaba en cuanto Rodrigo mencionó una tal recompensa la cual Ichi debió de hacer entrega una parte a Shin... pero por suerte nada se salio de control este comprendió el por que Ichi se había olvidao. Al menos para ser un Ejecutor no es tan malo como aparento... bueno tal ves en ciertas ocasiones cuando dependiendo de la situación en la que se encuentre supongo. Despues de que eso se quedo aclarado Ichi se dirigió a la parte trasera de la casa... en cuanto a mi y Elena, fuimos acompañados por aquel niño albino el cual se disgusto un poco pero de igual forma no se negó..."

"Al entrar a la casa nos encontramos con un niño con gorro, supongo que es Nathaniel tal y como Shin lo había mencionado.

- ah ya están aquí... mas adelante la cuarta puerta, encontraran una habitación - indico el niño - allí los espera una pequeña sorpresa...

- Siganme - dijo el niño albino.


"Nos guió por los pasillos de la casa... asta llegar a la puerta de la habitación que nos había indicado el niño con gorro de antes. El niño albino abrió la puerta dejándonos el paso libre de entrar... dentro se encontraba Hime comiendo unos cuantos dulces... de repente una gran felicidad invadió todo mi ser, me alegraba ver que estaba sana y salva."

- Papi si veniste - dijo corriendo a abrazarme

- Si aquí estoy princesita, me alegra que este bien - dije correspondiendo el abrazo - ahora dime te hicieron daño, te duele algo o te hicieron llorar - pregunte como todo un padre preocupado por su pequeña.

- jajaja ya deja de confundirla con preguntas tontas, esta bien y eso es lo importante - dijo Elena, me alegra haberla traido con migo su presencia me calmaba - Hola Hime tal vez no me conozcas pero la ultima vez que te vi eras una pequeña bebe - dijo acariciando su mejilla.

- Papi ella es mi Mami!? - dijo sorprendiéndome

- Eh! Bueno no es tu mami verdadera pero tampoco digo que no pueda serlo es que...

- jajaja Puedes llamarme como quieras pequeña - acariciando su cabello

- Bien te llamare Mami - expreso abrazando a Elena

- "Bueno mientras sea feliz no hay razón para negarle que quiera tener una MMadr" - pensé observando la pequeña escena de Hime con Elena en verdad parecían Madre e Hija...

- Papi Onni-chan pronto vendrá a visitarnos - dijo sorprendiéndonos a los dos mas a mi que Elena

- A que te refieres con eso Hime!? - pregunte sin poder creermelo

- Acaso tu Onni-chan!? - dijo Elena

- Iori sigue vivo!!! - dije en tono de sorpresa


{...}


___________________________________________________________


[Hogera]

Narracion Iori

Flash Back

- No puede ser, Iori encerió eres tu!? - dijo acercándose lentamente con temor de que solo sea un sueño

- Por que te mentiria, ecerio soy yo... no estoy muerto como todos pensaban - respondi acercándome a el - mirame bien estoy vivo, anda toma mi mamo y veras que nada de esto es un sueño... - dije extendiendole mi mano

"Ichi miro con desconfianza mi mano pero cerro los ojos con fuerza, lentamente se acerco y extendió su mano asta la, al sentir el contacto de su mano pude sentir que estaba temblando, tal vez a causa de no poder creer que en verdad estaba vivo... sujeto mi mano fuertemente con ambas manos."


- E-estas vivo! - dijo soltando unas cuantas lagrimas

- Eso es lo que te estaba tratando de demostrar... - dije en tono sereno

- Pero como yo vi como Noi te golpeo, nadie puede sobrevivir a eso - dijo alterado

- Me imagine que preguntarías eso, tal ves no lo creas pero el primer golpe si que me dolio jaja - dije sujetandome la cabeza - pero por suerte me hiciste caso y saliste de ese lugar o sino todo el plan se hubiera echado a perder, y tal vez no te hubiera sonado creíble lo de mi muerte - exprese con cierto tono burlón

- Espera plan, a que mierda te refieres con eso!? - pregunto extrañado

- Veras Shin me propuso una forma de poder mantenerte a salvo a ti y a Hime, una forma era fingir mi muerte de esa forma Rodrigo no tendría forma de contactar con Hime o contigo pero... ese bastardo aun así se acerco a ti para proponerte lo mismo que a mi... al menos se trago el cuento de mi muerte y la de Hans - explique

- Espera Hans!? Acaso ese niño tampoco estaba muerto!!! - dijo sujetando ñme con fuerza del cuello de la prenda

- Tranquilo! Tampoco sabia que ese niño seguía con vida y que era parte del plan de Shin... pero ahora que todo se ha aclarado no tienes que preocuparte mas por ese asunto - dije haciéndole soltar

- Entonces no tenia ninguna deuda con Shin... Aaagg me va escuchar maldito perro.... - dijo con un tono Demoníaco

- A decir verdad puedes hablar con el libremente ya que ahora se lleban muy bien - dije en tono senil

- Ese es un tema que ti no te coconcierne... - ruborizandoce un poco

- Como quieras no te reprochare nada.... ahora tenemos que volver y darle una pequeña sorpresa al Jefe - dije con una sonrisa maquiabelica

- Sabes que estas jugando con fuego y estoy no le gustara para nada - dijo preocupado

- Todo esta bajo control, sin importar que tan poderoso sea... no le tengo miedo - dije serio y seguro

Fin del Flash Back


{...}


¿Qué pasa?… te ves como si estuvieras viendo doble - dije Situandome lado de Ichi - Me acaban de contar que dijiste que había disfrutado como nunca estando contigo… quizás eso resulte bastante exagerado desde mi punto de vista - dije Iori en tono sarcástico.

"Tal y como dijo Shin no es de extrañarce que un Gato tenga varias vidas… al menos ahora tiene las manos atadas pero se que no sera por mucho tiempo... se vengara de esto de eso no puedo dudarlo..."


{...}


_________________________________________________________

Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata a esperar tu cruel y terrible venganza XXDXDDD

Tarantulas Tarabtula con esto llebamos por concluido nuetro pequeño complot jeje fue un placer unir fuerzas XD ahora a prepararce bien que se avecina una gran Tormenta XD
 

Registrado
22 Abr 2007
Mensajes
4,972
En la actualidad...

Cumplí en todo momento sus protocolos de seguridad, aunque la verdad es que eran totalmente en vano. Soy un alto rango con gran experiencia en la organización. Y es la organización la que hace posible el Bloody Money. Así que no tienen de que preocuparse, pues incluso aunque actualmente no tenga conocimiento profundo de dicha competición, ahora mi deber es aprender y ponerlo en funcionamiento. ¡Y tengo empleados a montones que me pueden aconsejar! Me contaron los detalles con calma. En algunos puntos se mostraron demasiado hipócritas y con un aire de superioridad que no terminó de convencerme. ¿Qué se creen? Actuando como si ellos fuesen los que lideran la organización... Está claro que la organización les ha dado más libertad de la que deberían tener.

(Rodrigo) Muy bien...

Dije con toda tranquilidad ante los detalles que me iban comunicando. Memorizando lo necesario para poner en marcha todo. Aunque el detalle de lo ocurrido en el correccional no me gustó para nada. Se supone que todo está preparado para mantener a los guardias inocentes al margen con cualquier excusa y que solo los untados en el ajo estuviesen presentes. Después del primer accidente que acabó con el incendio de una de las correccionales, se suponía que todo se había preparado para volver a causar incidentes. Así que... ¡Una de dos! O las autoridades negociadoras de la organización no hicieron bien su trabajo o... peor aún... ¡Hicieron el asalto por decisión propia! ¿Acaso no se dan cuenta de lo que hicieron? ¿De cuanto dinero costará cubrirlo todo? No puedo negarlo. No me gustó nada saber que la otra correccional había sufrido daños y numerosas bajas. Aunque de todas formas, no mostré señal alguna de sentirme incómodo. Solo escuchaba con calma. Pero...

(Rodrigo) ¡!

¡No lo podía creer! ¡Ese niño psicópata! ¿En el equipo de Shin? ¿Qué significa esto? Y además... ¿Ichi? Bueno.. Eso lo veía venir. Pero.... ¡Espera! ¡¿Ese es...?! ¡¿IORI?! Ahí no pude ocultar uan cara de extrañeza. Entonces, sentí que algo demasiado fuerte me levantaba. Un momento... ¡¡NO PUEDE SER...!!

(Rodrigo) ¡¡TÚ!! ¡¿Qué significa esto?!

La situacón ya me había descolocado del todo. ¡Y encima Shin revela tan a la larg información secreta! No lo podía negar. ¡Esto era demasiado! Pero si Iori sigue vivo... Noie es su amigo... Entonces... ¿Qué hay de Hans? Ahora mismo mi mente estaba echa un lío. Respiraba hondo sin que apenas se me notase. Intentando dejar la mente en blanco. Relajarme. Pero la situación me superaba. Lo que al principio estaba claro como el cristal, ahora no tenía sentido. Mi cerebro era todo un revoltijo inestable. Entonces se me presentó el 'regalo' que recibiría. Parece que en mis estimaciones había acertado, aunque era imposible describir su gran belleza. Sin embargo, ahora mismo no podía decir nada. Era demasiado torcido todo como para asumirlo, pero debía hacer un esfuerzo. Entonces... pude ver a Hans. Se veía diferente, pero... ¡Estaba vivo! Es entonces cuando relajé por completo todo mi cuerpo y miré hacia el suelo. A la nada. Escuchando levemente, pero con atención, todo lo que se me decía. Y cuando el silencio llegó... Enseguida mi mente empezó a estructurarlo todo. Siguiendo únicamente las pautas de la organización. Y entonces, la niebla de mi mente se disipó. Y lo veía todo claro como el cristal. Cerré los ojos del todo suavemente... Respiré hondo... Levanté la cabeza para mirar al frente... y entonces abrí los ojos. Mi mirada parecía una como cualquier otra, pero ante los ahí presentes que me estaban mirando... ¡Sintieron un escalofrío de manera leve o moderada! No es por la mirada en sí. Es por la sensación que transmite mi mirada. Algo que cualquiera de ellos que halla llegado a ser Jefe y me halla conocido cuando yo era de rangos inferiores recordarán muy bien. Algo que vieron en su día y que no esperaron volver a ver jamás. Durante todo el tiempo logré mantener un nivel de apariencia inofensivo. Piadoso. Humilde. Incluso en el cumplimiento de la más sanguinaria de mis misiones asignadas. Pero han liberado algo que quizás era mejor mantener encerrado. Miré hacia Shin viéndole marcharse. Y...

(Rodrigo) ¡Quieto ahí, Perro...!

Dij sin apenas gritar, pero con un tono de voz inusual en mí. Haciendo que se parase en seco y se girase extrañado a verme. Mi sola mirada lo hizo sentirse incómodo. Levanté la mano y le hice con el dedo índice la señal de que viniera hasta mí. Igual que se le hace a un niño.

(Rodrigo) Ven aquí...

Dije tajántemente. Se acercó a su propio ritmo. Me da igual, pues no tengo prisa. Y cuando estuvo ante mí, me giré a ver a Noi. No mostró esta vez señal alguna de incomodidad, pero de forma casi imperceptible, en sus labios hubo un 'Tic' involuntario.

(Rodrigo) Tú también... Perro...

Se acercó sin mediar palabra. Y con los dos cerca, les miré con una aparente calma. Pero mi mirada no era la habitual. Eso seguro. Transmitía... Miedo... Incluso pareciendo la típica mirada habitual.

(Rodrigo) De modo que entre los dos habéis estado jugando conmigo y con la organización, ¿Verdad?

Escuché que alguno diría algo, pero elevé la mano en su dirección para decirle de esa forma que guardase silencio.

(Rodrigo) Reconozco que... podría considerarse como una experiencia divertida y muy ingeniosa. Me pregunto si el Gran Jefe disfrutará al saberlo.

Nadie dijo nada. Pero ahora hablé para todos.

(Rodrigo) Está claro que habéis oido hablar de mí. Sobre todo en ciertos aspectos. Y por eso pensasteis que yo era como un caramelito que hasta un bebé puede dominar, ¿Verdad?

Tony se apresuró a decir que no. Que siempre me ha respetado. Se calló cuando le miré. Y solo le dediqué una sonrisa amigable.

(Rodrigo) Lo sé, Tony. Y es un honor para mí hacer negocios contigo. De hecho...

Me empecé ha acercar a él. Se le veía nervioso, pero yo ni me inmuté. Metí mi mano en el bolsillo y saqué mi cartera. Cogí cinco de los billetes de más valor y se los entregué.

(Rodrigo) ¡Aquí tienes! Un regalo por tu eficacia y tu buen servicio para mí y la organización.

Eso le calmó. Lo cogió dándome las gracias varias veces. Me giré de nuevo para volver al centro y tener buena perspectiva de todos.

(Rodrigo) ¿Cómo entrasteis en la organización? ¿Negocios en común? ¿Nacisteis en sus brazos? ¿Tuvisteis el privilegio de entrar de forma cómoda y totalmnente inocua a base de mamar vergas, dejaros exponer a múltiples embarazos y a evitaros el estreñimiento a base de alimentar y ayudar a vuestros ojetes?

No sé qué estarán pensando, pero me da igual.

(Rodrigo) Por casualidad... ¿Alguno entró en la organización mediante... 'La Caja del Destino'?

Pude ver como se miraron entre sí. Se les notaban confusos. ¡Claro que no lo conocen! Y de haber oido algo, todo son rumores.

(Rodrigo) Eso sí que es una forma que realmente demuestra que uno merece un sitio en la organización.

Algo que te transforma. Algo que te pone a prueba en límites inimaginables. De hecho, yo mismo he ideado una versión demasiado suave y acelerada para poner a prueba a una joven y linda jovencita de cabello blanco. En su mirada he podido apreciar algo oculto. Y rara ver la intuición me traiciona. Esa inofensiva jovencita llegará algún día a ser superior a mí. (Hablo del personaje de Lian Wolf 16, por si os lo preguntabais. XD)

(Rodrigo) Puede durar meses... Incluso años... Y te hace darte cuenta de que la violación realmente no es nada.

Pruebas demasiado bien planificadas, sin duda. Nunca olvido aquellos tormentos. Pero incluso ese horror jamás me ha derrotado. Salí de allí totalmente cambiado, pero por alguna razón, nunca se alejó de mí una última señal de luz interior.

(Rodrigo) En fin... Teniendo en cuenta lo que me habéis hecho saber, me pregunto por qué la organización os da tanta libertad. Nunca ha habido problema, pues siempre las ganancias y el beneficio personal de la organización siempre han sido elevados. Pero os estáis volviendo demasiado descuidados. Demasiado temerarios. ¿Quién creéis que paga los destrozos que ocasionáis a las propiedades del gobierno de Maraiso o a sus gentes inocentes? ¿Tenéis idea de lo difícil que es tener contactos en este país que faciliten las cosas? ¡Y vosotros váis y los matáis! Y no dudáis en llevaros inocentes por el camino.

Ahora llegué al punto clave.

(Rodrigo) Si seguís así, acabaréis provocando que los gastos superen los beneficios. Y dudo mucho que la organización esté dispuesta a perder dinero. ¡Ni siquiera vosotros permitiríais que vuestros grandes beneficios se perdiesen! Pero si llega ese día y con el Bloody Money la organización pierde más de lo que gana, podría ser el fin del Bloody Money... ¡Para siempre! A menos que vosotros estéis dispuestos a sacrificar una parte o incluso la totalidad de vuestros beneficios... O incluso aún más... Únicamente para mantener esa tradición en marcha. Tenedlo presente...

Se nota que no les gustó saber eso, pero alguien tiene que dejarles bien claro que se han confiado demasiado y están escalando más alto de lo que realmente merecen.

(Rodrigo) ¡Bien! Supongo que tengo mucho trabajo que hacer. Lo que necesitáis y reclamáis estará listo en la mayor brevedad posible.

Me giré para acercarme a Shin y Noi otra vez. Manteniendo mi mirada que tanto les incomodaba. Y dije unas últimas palabras.

(Rodrigo) Entonces... Respetaré en todo momento lo que pedçis respecto a vuestros cristeales... Mientras dure el jueguecito...

Sonreí complacido con eso último. Y ahora me dirigí a todos de nuevo.

(Rodrigo) ¡Bien! La reunión ha terminado. Pondré todos mis esfuerzos para tenerlo todo listo a la mayor brevedad posible. Me aseguraré a toda costa de que el Bloody Money de este año sea todo un éxito. Que paséis todos una agradable noche.

Me despedí con una reverencia respetuosa. Me acerqué a mi pequeño 'regalo' recibido. Con él, mi mirada cambió. Mostraba uan mirada digna de un apdre con su hijo. No dejé que me mirase en ningún instante anterior, pues se hubiese asustado.

(Rodrigo) ¿Pizza?

Se puso muy feliz diciéndome que sí. Acerqué mi mano para que la tomase y me lo llevé igual que un padre pasea a su hijo. Exigí la devolución de lo que me hubiesen requisado al entrar a esta zona. Una vez devuelto, lo revisé todo concienzudamente. Al ver que todo está bien, lo guardé todo donde estaba y al pequeñín me lo llevé del lugar marchándome sin más. Mis guardias me recibieron en los límites del perímetro donde tuvo lugar la reunión y me acompañaron al coche con los demás. Miré al guardia y este se asustó. Hay que ver como impongo cuando desatan mi naturaleza oculta... Solo sonreí.

(Rodrigo) Tranquilo, hombre. No tienes nada que ver con lo que ocurrió en aquella reunión. ¡Mira! Para que veas que todo va bien, esta vez yo abriré la puerta del ocche. ¡Venga, entra!

Abrí perosnalmente lap uerta y entró primero. Le seguñí y senté al pequeño niño sobre mis piernas. Los dema´s guardias montaron y nos largamos del lugar. El pequeño decía emocionado que quería Pizza. Es lo único que se entendimos.

(Rodrigo) ¡Ya lo has oido! ¡A la mejor pizzería y luego a mi casa!

Fuimos allí. Dejé que el pequeño eligiese la pizza que más le gustase y nos la sirvieron para llevar. Luego llegamos a una de las casas mías que le especifiqué al conductor y ahí dejé al jovencito con la televisión, el sofá y la pizza. Dejé a mis guardias a cargo de cuidarlo. Antes tengo que hacer algo importante.

En el restaurante donde trabajo...

Entré. Tengo trabajo como pianista, pero primero... debo hacer algo importante. Accedí al restaurante oculto donde se cocina carne de niños humanos. Sé que el Gran Jefe casi siempre viene a comer aquí. Le gusta demasiado las salchichas y el chorizo que se hacen aquí acompañado de las mejores verduras y otros alimentos. Afortunadamente, está. No hizo falta decir nada. Saben que soy uno de los privilegiados. Me revisan y requisan todo lo mío con todas las precauciones. Uno de ellos habla bajito con el Gran Jefe oculto tras la cortina de la mesa privada y me da el visto bueno. Entro y me siento ha hablar con él.

(Rodrigo) Mi señor... Sé que hace muy poco hablé con usted y lamento mucho molestarle de nuevo. Permítame compensarle invitando a un par de botellas de su vino favorito.

Me hace un gesto en plan de que no tiene importancia y que vaya directo al grano.

(Rodrigo) Es una emergencia seria. Se trata de Shin y Noi, mi señor. He estado en la reunión para el Bloody Money y acabo de descubrir que nos han estado toreando.

No parece inmutarse por la noticia. Continúo con lo que tengo que decir.

(Rodrigo) Han fingido varias muertes para engañarnos. Hans... Iori... Están vivos, mi señor. Y están compinchados mutuamente. De hecho, Shin y Noi nos han engañado a todos haciéndonos creer que Noir era un peligro para la organización y Shin el único que podía derrotarlo... cuando en realidad son muy buenos amigos y aliados entre sí. Han jugado a dos bandas para engañar a la organización y entre ellos y sus supuestas víctimas han orquestado falsas muertes.

Mep regunto de quien sería realmente la mermelada que Noi quiso darme a modo de ofrenda. Pero honestamente, no tuvo ni puñetera gracia. En esta ocasión, aprecio algo diferente. La mirad del Gran Jefe es difícil de descifrar esta vez. Parece inquieto. Quizás le ha sorprendido mucho la noticia.

(Rodrigo) Vos otorgasteis permiso para matar a Noi. Comprendo que quizás ahora esa orden quede anulada, lo cual comprendería perfectamente. Sin embargo... Hay un asunto mucho más serio, mi señor. Veréis... Nuestros mejores agentes de inteligencia, los cuales siempre han sido infalibles y vitales para la organización, son los que confirmaron esas supuestas muertes. Y nunca notificaron que Shin y Noi fueran amigos. Por un lado, quiero pensar que fué un descuido por parte de nuestros agentes de inteligencia. Pero tampoco descartaría que también estén compinchados con ellos. Pues incluso aunque hubiesen sido coaccionados para mentir, sé que a ciertas personas clave no hubiesen ocultado información. Por tanto, me temo que ya no podemos fiarnos de nuestros propios agentes.

Le veo coger la copa d vino y dar suaves giros haciendo que el vino tenga mejor sabor antes de darle un trago.

(Rodrigo) Me ocuparé del Bloody Money de este año y me aplicaré a fondo para no defraudaros. Pero cro que necesita saber que ese grupito no muestra verdadero respeto por sus superiores. Incluso puede que no tengan respeto por usted, mi señor. Se comportaban como si fuesen los líderes de todo. Incluso han causado un acto horrible en la correccional. Se suponía que todo estaba organizado para mantener a los inocentes al margen y nuestros infiltrados facilitarlo todo. Y sin embargo, han producido toda una masacre. Desconozco si es que no se había organizado bien desde el principio o si se han lanzado por el simpl hecho de disfrutar quitando vidas y lamando la atención. Me siento confuso. Y... Necesito de su sabio consejo de nuevo... Pido perdón si eso me hace verme inferior... Mi señor...

En todo momento hablé en voz baja. Como debe ser. Y me mostré totalmente leal y smiso. El Gran Jefe no dijo nada. Solo miró de diferentes maneras, pero manteniendo la calma. Dejó con delicadeza la copa en la mesa y acercó su mano ofreciéndomela. Sé lo que debo hacer. Acerco la mía y la coloco sobre la suya. Ahora puede ocurrir cualquier cosa. Algo bueno o algo malo. Pero solo toma mi mano con cuidado y con la otra da suaves palmaditas sobre mi mano. Le escucho reír levemente. Sonriendo más complacido de lo normal. Y me dice unas breves palabras. Me agradece que le halla informado de todo. Me ordena que siga adelante con el Bloody Money. Y que no me preocupe por nada. Que finja que nunca hemos tenido esta conversación. Que no tengo de qué preocuparme. Que lo tiene todo bajo control. Sus palabras me reconfortan, pero rara vez dice eso de que lo tiene todo controlado. ¡Es obvio que lo tiene controlado! ¡No en vano es el Gran Jefe! De modo que... ¿Por qué lo dirá? En todo caso, dice unas palabras más para terminar. Siento que poco a poco, mi mirada penetrante vuelve a perder su influencia. Como si nada hubiese cambiado en mí. y sin más, me retiro.

(Rodrigo) Ha sido un placer hablar con usted, mi señor.

Dejo en la mesa dinero suficiente para el ofrecimiento que le hice. Dos botellas de su vino favorito a cuenta mía. Me retiro sin más como si nada hubiese ocurrido. Recupero mis cosas y salgo de ahí para volver al restaurante de cara al público. Voy a la sala de empleados para ponerme mi ropa elegante. Esta vez un esmoquin. Y me siento frente al piano. Esta vez tocaré una de las partituras más complicadas. Dignas de todo un experto al piano. Es una canción complicada, pero quien lo logra interpretar, consigue toda una paz interior. Respiro hondo, ejercito mis dedos y, para todos los comensales, comienzo a tocar la melodía.

Tarantulas Tarantulas (Cuando vayas a por un Jefe, ¡Ten cuidado! XD)
꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ (¿Sorprendido? Al final, las gemas no protegerán tanto como parecía... XD)

__________

Unas semanas antes... En un departamento... (Esto ocurre fuera de tiempo. En el pasado. No ahora.)


La imagen que tenía ante mí era encantadora. Incluso las dos jovencitas que nos acompañaban no podían dejar de mirar con gran alegría. Llegaron incluso ha aplaudir al ver al joven de cuerpo pintado recibir tanto placer y no haber derramado ni una sola lágrima. No haber gritado y tampoco sentirse mal por la situación. Por lo general, todas las 'mascotas' machos de Rodrigo en sus primeras veces lloran o gritan. Si realmente ese joven tenía el culito virgen, adaptarse de forma tan positiva era motivo de elogio. Esa leona recibía embestidas muy rudas por parte de Tiger Joe y el lobo había iniciado de forma tan frenética que había terminado muy deprisa. Ahora permanecía quieto y recostado sobre la espalda del humano. El orgasmo del chico llegó tras unas últimas embestidas más y también se quedó quieto, aunque tocando ese puntito tan sensible con uno de sus dedos para hacer gruñir de forma placentera a la hembra y conseguir que incluso ella tuviese un orgasmo, el cual dejó un aroma peculiar en la habitación. Ayudé al lobo a desabotonarse del culito de Tiger Joe sin apenas esperar a que la hinchazón de su bulbo hubiese menguado mucho para aprovechar esa enorme dilatación y que ahora está tan suelto. Goteando semen lobuno. También le ayudé a retirarse de la leona y le tumbé en la cama. Viendo su mirada diferente. Unos ojos penetrantes y una sonrisa sádica. ¡Me gusta verle así! Acompañé a las criaturas a sus jaulas y ahora le daría una última recompensa.

(Rodrigo) Bien, mi joven luchador... ¿Estás listo?

Le vi asentir. Se quedó tieso en la cama. Como si estuviese muerto. Totalmente a mi merced. Me recosté sobre él y empecé a besar y lamer su cuello. Sentía sus manos acqariciar mi espalda. Fuí bajando por su pecho y concentrándome en sus pezones logrando arrancarle varios gemidos. ¡Es muy sensible en esa zona! Bajé por su abdomen y ahora con mi lengua le provocaba numerosas cosquillas haciendo que soltase algunas risitas. Pero cuando bajé a su verga, noté como rápidamente utilizaba sus piernas para ponerlas sobre mis hombros y algo cerradas en un perverso abrazo. Y sus manos sobre mi cabeza haciéndome chupar en profundidad. Oyéndole gemir. ¡Me ha atrapado! Y eso... ¡Me gusta! Le seguí el juego chupándolo a su manera. Arriba y abajo, sin parar. No notaba el sabor de la pintura, lo cual demuestra que es de gran calidad. Además de no despegarse para nada de su cuerpo por mucho que se succione. Pero como era de esperar, sus prisas le hicieron acelerar su orgasmo llegando enseguida. Entonces me soltó y me dejó retirarme. Le miré a los ojos con lujuria y él me dedicó una sonrisa de oreja a oreja.

(Rodrigo) Con que es un desafío, ¿Eh?

Me dijo que no. Que solo estaba jugando, aunque la palabra la dijo con cierto toque de picardía. Se levantó de la cama y me quedé sentado para indicarle que ahora era su turno. No se hizo esperar. Se arrodilló ante mí de forma respetuosa, terminó por acercarse gateando y empezó a lamer mi verga como si fuera un animalito de compañía complaciendo a su amo, lo cual me gustaba. Podía notar ese brillo en sus ojos. Qué fácil fué convertirlo en un gran pervertido... XD Lo guié para que lo metiese en su boca y ahora me lo chupaba de forma curiosa. Dejándola dentro y moiendo solo su lengua levemente. Igual que como haría un perro, quizás. Como si en realidad chupase la tetilla de un biberón. Solo le acariciaba la cabeza y entre gemidos le decía que era un buen chico. Eso lo motivaba mucho. Para ser la primera mamada que realiza, ya tiene pensada una excelente estrategia y una gran habilidad. Ha debido usar mucho la imaginación con esas películas que debió ver. Como deseando que eso fuese real. Y hoy.. ¡Es totalemnte real! Sujeté su cabeza y le hice metérsela hasta el fondo cuando llegó mi orgasmo. No opuso resistencia. Se dejó hacer con total sumisión. y cuando le solté, solo se retiró lo juso para despejar su garganta y empezar a beber. Entonces sí que lo sacó totalmente de su boca. Y sin subirse a la cama, se giró a cuatro patas y me mostró su trasero ofreciéndomelo con travesura. Me levanté, pero solo para ponerse de rodillas en el suelo y tumbarme sobre el colchón para estar cómodo y enseñarle mi trasero.

(Rodrigo) Has superado con creces todas mis expectativas, chaval. Te lo ganaste...

Las dos chicas le aplaudieron felicitándole. Incluso Tiger Joe me dió las gracias poniéndose de pie de un solo salto y acercándose a mi trasero. Se puso de rodillas otras vez y empezó a lamerme justo ahí. Quizás a modo de darme las gracias. Pero solo fueron tres lamidas prolongadas. Entonces metió un dedo y a moverlo de forma experimental. Inexperta. Como es joven, sus dedos no son muy grandes y apenas noté nada. Tampoco cuando metió dos. Pero al meter tres a la vez, ya empecé a emitir pequeños quejidos. Eso le motivó, pues había dado con la clave. Ahora solo usaba tres dedos a la vez. Y cuando notó que estaba ya muy lubricado y de fácil acceso, retiró sus dedos y enseguida metió su pene en mi interior. Mis gemidos eran con la boca cerrada. Dejándome llevar. Notaba como me embestía muy animado, pues aumentaba la velocidad en muy poco tiempo. Sabía que si lo hacía así, no tardaría en correrse. Pero no parecía importarle. Solo no paró hasta que descargó todo su semen en mi interior. Se retiró casi al instante dejando que una última dosis de semen cayese en mis nalgas. Entonces me levanté y me giré a verle. Ya sabe lo que haré. Me puse a su espalda y puse una mano con suavidad en su mano y la otra para coger una de sus muñecas y ponerla con cuidado a su espalda sin hacerle daño.

(Rodrigo) Intenta resistirte. Finge que intentas escapar...

Le escuché reír bajo mi mano. Pero me guiñó un ojo y empezó a poner cara de víctima intentando gritar, pero sin poder hacerlo. Intentando soltarse de mi agarre, pero no podía. Lo arrastré suavemente hasta la cama y una de mis chicas me ayudó. Me facilitó una de las mordazas y me ayudó a ponérsela. Y unas esposas para sus manos a la espalda. Entonces le tumbé boca arriba en la cama. Él intentaba moverse. Cerrar sus pienras. Se las abrí enseguida y me hundí entre sus piernas. Y finalmente, logré metersela de golpe. Sabiendo que nadie escucharía, intentaba gritar y gemir con fuerza. Sin contenerse. Me abracé a sus caderas y empecé a embestirle. Me gusta hacerlo boca arriba, porque así se tiene una maravillosa vista de su entrepierna. No sé cuanto tiempo estuve embistiéndole, pero más o menos a la mitad logré arrancarle un buen orgasmo. Y poco antes de terminar de venirme en su interior, ¡Le saqué otro orgasmo! Me acabé recostando sobre él. Se le veía agotado. Su pene ya no se levantaba de ninguna manera. Estaba rendido. Le retiré las esposas y la mordaza y jadeando de agotamiento le vi mirarme con una sonrisa. Dándome las gracias. Esto quizás sería mucho, pero me sentí en la tentación de hacerlo. Fuí acercando mis labios a los suyos. Así le daría tiempo para partarse, si no quiere. Pero no lo hizo. Me dejó unirlos. Y me abrazó tanto con sus brazos y piernas mientras profundizaba ese beso correspondiendo así mutuamente. Nuestras lenguas en un juego infinito que no acababa nunca. Y si retiraa mis labios, era para sacar fuera nuestras lenguas y que continuase el contacto. Una guerra constante entre nuestras lenguas. Hasta que nos cansamos y nos quedamos tumbados el uno junto al otro.

Un rato después...

Nos dimos una ducha. No hacía falta frotar con la esponja fuerte, pues esa pintura no se quitaría Era solo para el sudor y los fluidos. Dejando que todo salga de nuestros traseros. Me dió las gracias y me preguntó si la próxima vez podría someterle con más fuerza.

(Rodrigo) ¡Vaya! Veo que te ha encantado. Me alegra saberlo. Peor recvuerda... Esto es un secreto, ¿De acuerdo?

Asintió satisfecho. ¡Claro que me guardará el secreto! Sabe que esto no es precisamente legal. Y si dice algo, se acabaría la diversión. Me explicó que le resultó muy fácil llegar tan lejos, porque ya está acostumbrado a recibir golpes todo el rato. Incluso de su propia hermana, la cual entrena con él siempre que pueden cuando los padres están fuera de casa. Así que si puede resistir puñetazos y patadas, esto es pura vagatela.

(Rodrigo) Si quieres... Un día podemos quedar en algún sitio discreto. Pasas por una calle oscura, yo te atrapo como si fuese un asalto, te arrastro hasta un callejón o zona segura y te... violo... ahí mismo. O en otro sitio, como prefieras.

Sabe que sería todo acordado y previamente hablado. Se puso a reír ampliamente y me dijo que lo pensará. Que tampoco quiere que yo corra peligro de ser descubierto. Al terminar el aseo, nos secamos y vestimos. Le acompañé hasta donde se aplica la pintura. Justo en la zona de empleados del circo clandestino. Le dieron una buena ducha n el producto especial y poco a poco la pintura se fué despegando y derramando al suelo diluyéndose con el producto para irse por la rejilla de desagüe. Ya liberado de la pintura, una ducha rápida para quitar los productos químicos y recuperar un buen aroma. A vestirse y finalmente le acompañé a la zona centro. Le di dinero suficiente para poder coger el autobús urbano, pues es el medio más barato para llegar a su casa, en la cual tiene una parada casi al lado. Así que mucho más económico y fiable que un taxi. No me arriesgaré a que pueda subir a un taxi clandestino. Ya le volveré a ver en futuros combates.

Tarantulas Tarantulas

__________

[Lian Wolf 16]


Te despiertas. Ya no sientes dolor. Revisas tu cuerpo y no tienes moratones. Estás convencida de que esta vez sí tiene que haber sido un sueño. Pero el conejito está ahí. En la esquina. Lo suejtas y abrazas con cariño. Parece un poco moldeado. Así que recuerdas los bates golpeando al conejito. ¡Fué real! Eso seguro. Le das un masaj al peluche para devolverle su aspecto habitual y suavecito. Sin hendiduras. Abren la puerta. Ya conoces el protocolo. Llegas a la sala, aunque durante el camino te preguntas que será ese lugar tan bonito que tanto llegas a ver al final de cada prueba. Como era de esperar, llegas a la sala de las cajas. Ahora están nuevos premios en la mesita central. Los de las dos pruebas ya separadas. Coges la siguiente cajita. Una de color verde con el número tres. La abres. Dentro hay, tal y como esperabas. Una tarjeta verde. Y su dibujo es el de un pez. Y el objeto de dentro es unos manguitos. (Una especie de flotadores que se meten en los brazos hasta casi los hombros. En ellos está escrito la palabra... 'Sopla aquí' con una flechita señalando el punto exacto. Sabes lo que son. Así que no hace falta explicaciones. Mientras los inflas, enseguida estás convencida de que la siguiente prueba va relacionada con el agua. Con los manguitos inflados y puestos, te acompañan a la siguiente prueba. Abren una puerta, te hacen pasar y t encierran dentro. Miras y ves que es un pasillo iluminado con una puerta al fondo. Pero hay escaleras abajo y el pasillo está inundado. Hay un cartel que dice lo siguiente.

- La meta está a tu alcance. La meta está delante tuyo.
- Nada sin parar. Nada sin dudar.
- Parece fácil. Es muy difícil.
- Desconfía de aguas tranquilas. Desconfía de aguas silenciosas.

Sabiendo lo que pasó la última vez, no te fías para nada de lo que pueda suceder. Por eso, sujetas con fuera al conejito por sus orejas y te lanzas al agua evitando con los manguitos que te hundas. y te pones a mover los brazos y piernas como loca. No quieres pensar en nada. No quieres detenerte para averiguar lo que puede pasar. Aunque eso no s hace esperar, pues sientes numerosos pinchazos por el cuerpo. No sabes lo que pasa, pero no paras de moverte. Y el dolor solo te hace moverte de forma más agitada. Como si el cansancio no fuese un factor a tener en cuenta. Pero entonces, ocurre algo. ¡Se te escurre el conejito! Temerosa, te destiendes y te giras a verlo. Lo ver posarse en el suelo profundo, aunque apenas tiene profundidad. Y notas algo más. Algo que se mueve rápido bajo el agua. Levantas un brazo donde notas más pinchazos y... ¡Gritas! Algo se te ha aferrado al brazo y es pequeñito, pero te pincha. O mejor dicho... ¡Te muerde! Son pececitos pequeñitos con una boquita diminuta, pero... ¡Muerden con fuerza! Parece una versión muy pequeñita de... ¡Pirañas! Sacudes mucho el cuerpo para quitártelas, pero notas que más te muerden. Aunque realmente no hay muchas. Como mucho unas veinte. Temerosa, intentas sumergirte para rescatar al conejito. Pero los manguitos no te dejan. Así que te los dejas y te hundes. Nadas casi como un animal descontrolado hacia abajo. Buscando al conejito con el tacto. Y cuando lo encuentras, subes a la superficie como puedes. Los manguitos se alejan flotando. ¡Ya no puedes alcanzarlos! Pero el dolor de los diminutos mordiscos te impide pensar o dejar de moverte. Incluso te quitas un pececito agarrado a una de tus mejillas. Sangrando. Tiñes poco a poco el agua de sangre atrayendo con más intensidad a los pececitos carnívoros. Tienes al conejito en mano y eso es lo que importa. Te mueves de forma alocada en el agua hacia la salida. La tienes delante tuyo. Ya casi la alcanzar. Solo debes llegar a la escalera y... ¡Llegas! Sales fuera y quitas los pececitos agarrados al conejito y también los de tu cuerpo. Unos logran saltar al agua, pero otros agonizan fuera del agua sobre la escalera sin poder respirar. Sientes una gran furia por como te mordieron a tí y a tu conejito. Así que pisas con odio a los pececitos aplastándolos en el acto. Matándolos en el proceso. Pasas la puerta con numerosos mordisquitos sangrantes. Otra vez una sala, una televisión, un misterioso hombre desnudo y enmascarado y otro cartel.

- Este es tu comodín. Este es tu punto intermedio.
- El comodín te saca de la prueba logrando cumplirla, pero un precio debes pagar.
- Puedes rechazar el comodín. Puedes rechazar la salida fácil.
- Si decides continuar, entra en la puerta delante tuyo y sigue adelante.
- Más pececitos. Más mordiscos.
- Más largo el camino. Más complicado llegar a la meta.
- Al final de la prueba, te espera una recompensa doble.
- Si no te atreves, utiliza el comodín. Si no te atreves, aprovecha tu oportunidad.
- Tu recompensa será sencilla, pero el comodín requiere tener mucho valor.
- La televisión te guiará. La televisión refleja el pago.

En la pantalla vez que se repite todo el rato la secuencia de un hombre desnudo y una niña lamiendo su verga. Sobre todo la punta. Pero esta vez, hay una diferencia en el hombre. No lleva lo que llevaba el anterior. En este caso, lleva una máscara de el Joker que sale en los tebeos de superhérores (El Joker de la saga Batman.) y también guantas y zapatos a juego acorde al personaje. El resto del cuerpo está desnudo. ¿Qué harás esta vez? ¿Comodín o continuar?

Lian wolf 16 Lian wolf 16
 
Última edición:

Ejecutor de Maraíso
Registrado
13 Jun 2006
Mensajes
2,492
Shin - La hoguera.

Tras escuchar nuestras DEMANDAS Rodrigo nos llamó a Noi y a mí que nos acercáramos un poco y nos dio un sermón que poco y nada tenía que ver con lo planteado y claramente vi que teníamos un problema más grave que asociarnos con él, a Rodrigo claramente le faltaban piezas de cómo funciona no solo el juego sino esta misma ciudad... ¿realmente era este tipo alguna especie de prueba, o quizás hasta broma que rogaba por su ejecución? ¿realmente quería el jefe que le arrebatáramos la vida a este infeliz y el juego empezará así, sin importar que trato hiciéramos debemos rematarlo ahora? Quizás era en realidad una prueba para nosotros y el jefe se había adelantado (como muchas veces) a como sería el juego antes de comenzar incluso.
Pero mis dudas fueron rápidamente disipadas cuando Rodrigo habló en un tono más serio y emitió una extraña energía, algo similar a los que hacíamos los ejecutores llevando máscaras y usando la droga especial.... fue suficiente para causar cierto malestar y nerviosismo incluso entre nosotros. Tras alegar algunas cosas más finalmente se largó. Tras eso hubo un tenso silencio hasta que el cabrón de Muller habló y casi que se lo agradecí pues no sabía bien que "$"#% debía decirles a los demás en ese momento.

Caballerrros, crreo que hemos cometido un grraaavisssimo errrorrr - dijo el alemán mordiendo las palabras.

Deberíamos haberlo matado ♬♬♬ - comentó como cantando Sara.

Es claro que la Organización lo pondrá a prueba también a él en el juego - Comentó seriamente Willard.

Que más da si lo matan... mientras podamos dar cuenta de algunos equipos extranjeros antes de que comiencen las rondas letales quedáramos bien posicionados - comentó Rena fríamente.

Jejeee... - sonrió Copper ante ese comentario.

¿Qué es tan gracioso Copper? - le preguntó Rena algo molesta por su reacción.

Uhm... Shin ya conoce mi opinión respecto a esto, y podría apostar que será la misma... ¿no es así, Shin? - me preguntó con un brillo en sus ojos.

Ese viejo me conocía bien - pensé. Caminé al frente de los demas ejecutores y comencé a hablar.

No se ustedes, pero yo di mi palabra, y mientras Rodrigo no falte a la suya yo cumpliré la mía - dije secamente - ¡Haremos nuestro maldito trabajo, aunque sea un idiota lo defenderemos si hace falta hasta que el juego termine... después cada quien irá por su camino... ¿queda claro? - pregunté recorriéndoles a cada uno con la mirada. Recibí un gesto afirmativo en todos, incluso de parte de Muller quien solo sonrió y asintió en silencio.

Nos retiraremos por esta noche y revisaremos la información que nos proporcionó Sara de todos los ratones que adquirimos en la correccional - informé - les asignaremos un puntaje desde los más peligrosos hasta los más dóciles... y en base a eso nos repartiremos según decidimos... sino hay consenso, usaremos el sistema de apuestas, ¿les parece? - Pregunté, y otra vez recibí un gesto de aprobación unánime.

Bien. Eso es todo. Estaremos en contacto en caso de que ocurra cualquier eventualidad. Vámonos, Noi – dije retirándome junto con mi grupo.

-------------------------------------------------------------

Al llegar a mi coche vi que en otro de los vehículos estacionados estaba la pareja que vi antes acompañados ahora de esa niña llamada Hime. Entonces me acerqué a los gemelos.

Parece que ustedes necesitan ponerse al corriente… - les comenté – Escucha Iori, siempre antes del juego hay una “reunión felina”, donde solo tu podrás asistir… no te preocupes, Nat, el gato de Copper te asistirá, ya se lo pedí, pero ten cuidado con los otros gatos, sobre todo con el gato de Muller – le avisé. Me dio un gesto afirmativo de su parte.

Tu Ichi… mañana irás a esta dirección – tecleé mi teléfono y le pasé los datos – es una “conejera” ahí probablemente te reciba la vieja o alguno de sus encargados… deberás seleccionar cinco conejas para nuestro equipo… y ya que hasta ahora somos cinco también, dejaremos que elijas una para ti y una para cada uno – le informé.

¿Conejas?... ¿Te refieres… a que debo seleccionar a... personas… ósea, unas chicas, para nosotros? – comentó nervioso.

Pueden ser chicas o chicos, lo que cada uno estime conveniente. Así que ahí ponte de acuerdo con tu hermano, con Hans y con el armiño según sus preferencias – le comenté – pero las conejas no solo nos proporcionaran sexo, sino que nos ayudaran también en el juego, así que además de que sean agradables a la vista asegúrate de que tengan alguna habilidad que nos pueda resultar útil – le informé.

Es... está bien, Shin…lo haré - comentó Ichi nervioso - ¿debo ir… yo solo? – preguntó.

Si vas por la mañana, seguro Iori te puede acompañar… ya que normalmente la reunión de gatos se hace en las noches – le avisé – Ya tienen sus tareas, nos veremos mañana… ah sí, Ichi, quiero que mi coneja sea algo... madura… y en lo posible, que tenga licencia de conducir – le pedí.

Tras despedirnos de momento ellos se fueron con la pareja y la niña, seguro ellos le darían un aventón a su residencia. Yo caminé hasta mi coche junto con Noi, el armiño y Hans.

Me dijeron que tu equipo está completo… ¿es cierto? – le pregunté a Noi.

Emm… bueno… si… al menos lo estaba… se me perdió un perrito jeje… - me dijo con cierto nerviosismo.

¿No me digas?... – le comenté sarcásticamente - Te dije que Toby te daría problemas, no debiste traerlo de vuelta, por poco y arruina todo – la regañé.

No me refiero a Toby, él está bajo control con mi otro perro… el que se me perdió es uno nuevo llamado Tristán, siempre se me escapa… es amigo de tu perro Hans y yo… bueno, lo presioné mucho mientras usaba mi máscara… por la droga especial, ya sabes – me comentó Noi.

¿Y qué?… si está perdido déjalo y búscate a otro – le dije sin dudar. Aquellos incautos que no valoran la oportunidad del Bloody Money en sirven en el juego - pensé.

El tiene buenas habilidades de infiltración y escape… además… hay algo especial respecto a él, un convenio – me comentó.

¿Con quién, que clase de convenio? – pregunté intrigado.

Se acercó y bajo un poco a la cabeza para decirme algo al pido así que me detuve para escuchar.

No es asunto tuyo… - comentó sonriendo.

Tsk, bah, entonces no me pidas ayuda con eso si las cosas salen mal– refunfuñé. Odiaba cuando se ponía así de intrigante, pero no le di mayor importancia.

Pero si necesito a Hans… el lo conoce y sabrá como rastrearlo… ¿me lo prestas? – me pidió.

Esta bien – dije sin pensármelo mucho - Además, quiero ver si realmente Hans me será útil, que sirva para rastrear al menos… ¡Hans! – lo llamé para que se acercara.

¿Si? – me pregunto cómo atolondrado.

Irás con Noi. Rastrearas a tu amigo Tristán y lo traerás de vuelta. ¿ok? – le avisé.

¡Ese gusano… ya no es mi amigo!... el maldito me vendió, por mi que se quede bien perdido… además, esta osa está loca! – se quejó Hans.

Ten cuidado con lo que dices. Esta “osa” es la única persona que tiene el 100 % de mi confianza, así que la tratarás con respeto - le advertí.

¿Ah sí?... solo te enfadabas cuando escuchabas su nombre, así que perdóname si estoy un poco confundido con todo esto – regañó cruzando se brazos.

Estaba usando una droga especial también… se suponía que hacía debía ser, era parte de nuestro plan – le comenté.

¿Droga especial… solo quieres verme la cara de tonto… además ¡¡¿Qué clase de plan fue ese?!!… ¿engañar a tu propio aliado cuenta? – seguía alegando y vi como estaba perdiendo la compostura rápidamente. Era obvio que estaba drogado, sus pupilas estaban muy dilatadas.

El plan lo creamos hace años… improvisamos sobre la marcha… son medidas de contingencia que tomamos para protegernos a nosotros mismos y a nuestros aliados frente al jefe de turno – le comentó Noi.

¡¿Y hace cuanto se planeó esto todo eso?! ¡nos conocemos hace poco días nada más!… ¡¿acaso la vieja lo sabía… ella también me traicionó?! – dijo esta vez como sollozando.

Nadie te ah traicionado Hans… es como dice Noi, el plan no era contra ti… ni siquiera contra Rodrigo, solo buscamos la manera de protegernos, eso es todo. Hemos tenido jefes idiotas y muy crueles y por eso…- le decía.

Ustedes… la vieja… incluso Tristán… todos... ¡¡todos se burlaron de mí!! – regañó llorando. Era obvio que no estaba escuchando nada. El armiño se acercó a él y puso una mano en su hombro.

No te ves muy bien amiguito… será mejor que te relajes y descanses un poco… ¿si? - le dijo. Hans apartó su mano violentamente sacudiéndose.

No me toques, tu maldi… - Hans cerró los ojos en una expresión adolorida y al abrirlos de nuevo tenía la mirada muy perdida.

No… no me siento… bien… - comentó tomándose la cabeza.

Hans… ¡¡Hans!! – le grité cuando lo vi desplomarse al suelo.

--------------------------------------------------------------------------------------
--------------------------------------------------------------------------------------
(Flashback) Algunos días atrás.

Hans - Guarida de Noi.

"Creo... sob... snif... creo que debí haber entrado a ese restaurante... - dije llorando recordando lo cerca que estuve de comerme una langosta.

Ahh... que balbuceas, mocoso meón... - dijo sacando un gran bate de metal de su espalda, aunque en sus manos se veía pequeño. con el bate me lo puso en el mentón levantando mi cara y obligándome a ver esa horrible máscara.

Hubiese querido probar esa comida... al menos una vez - dije tratando de simular una sonrisa.

Qué lástima... bueno... llegó la hora de enviarle a Shin un buen mensaje - dijo tomando el bate con ambas manos y poniéndose en posición de batear.

Cerré los ojos y traté de pensar rápidamente en un buen recuerdo... pero no alcance ni a pensar en nada.

¡¡¡¡CRASHHHHH!!!!!!

No se cuando tiempo pasó. Seguramente fueron solo unos instantes, pero se me hicieron eternos. Cerré mis ojos con tanta fuerza que llegaron a dolerme. Y cuando finalmente los abrí mi vista había quedado nublada.
Lo primero que vi fue el bate. Había quedado incrustado en esa pared justo al lado de mi cara. Faltó poco para que ese gorila me reventaran la cabeza… ¿acaso ese falló a propósito?... lo cierto es que no se veía muy bien puesto que se alejó tambaleándose con dificultad.

Ya te avisé. No cuentes conmigo para trapear el piso… entonces, ¿Qué harás con él? – dijo la niña que llevaba la corona.

¡Que se largue! ¡Solo sácale de vista ahora! – regañó el monstruo. Al escuchar eso solo quise levantarme y echarme a correr, pero las piernas no me respondieron.

Umm… espera Noi, quizás podamos sacar provecho de esto – dijo la niña – mejor has tal como dijiste, envíale un buen mensaje a Shin… entre más cabreado esté mejor será su actuación en la arena – comentó la niña con una sonrisa – sacó su teléfono y comentó – Tobías… ¿vienes en camino?... bien, tráeme un frasco de mermelada, de ciruela, o la mas roja que encuentres ¿vale?... no, no es para mí, así que no alegues y solo hazlo, es importante – dijo con una sonrisa en el rostro mientras me miraba.

Explícame… Shanon… - le dijo el monstruo con una voz mas tranquila pero igualmente sonaba horrible, ¿era humano siquiera?
La niña llamada Shanon se acercó al monstruo y comenzó a hablarle al oído.

Esto… disculpen, pero no los molestaré mas y me largaré, tal como usted me dijo… ¿ok? – dije avisándoles lo mas respetuosamente que se me ocurría mientras mis piernas reaccionaban.

Temo que no… esa oferta ya no sigue en pie, cachorrito. Ahora requerimos de tu… cooperación – dijo de manera intrigantemente siniestra.

Se acercó a mi y me tomo del brazo levantándome con facilidad. No opuse ninguna resistencia y me llevó por una puerta que daba hasta un corredor estrecho donde ese monstruo apenas cabía. Había deambulado por partes así durante mi tiempo como ratón junto a Tristán y los demás miembros de la banda algunos meses atrás. Entonces este lugar se conectaba con los pasillos subterráneos de la ciudad. Tras caminar un rato, llegamos a otra área, mucha más limpia y mejor iluminada que la pocilga anterior. En ese lugar había más niños usando ropa extraña como sacada de algún anime o videojuegos. Lo cierto es que eran muy llamativos no solo por la vestimenta sino por su gran belleza, se les veía además muy sanos muy bien cuidados. Algunos estaban leyendo, jugando videojuegos o hablando entre ellos de manera jovial. No me prestaron mucha atención ni tampoco al monstruo, al parecer estaban acostumbrados a su presencia. De pronto el gorila enmascarado soltó mi mano así que aproveché para apartarme de su lado con cautela. Parecía fatigado.

Es..escuchen… este Hans, nuestro nuevo invitado. Quiero que le den comida y lo traten bien… más, no deben dejar que se vaya de aquí hasta que diga lo contrario, ¿ok? – los niños le pusieron atención y dieron una respuesta afirmativa con la cabeza. volviendo a lo suyo de inmediato. Idiotas, se dejan comprar por esa basura... ¿o quizás este gorila no era tan malo como aparentaba? - pensé esperanzado.

Espera, Noi… este gusanito es amigo de Tristán… y por tanto podría ser tan escurridizo como él… - dijo Shanon apareciendo detrás de nosotros - mejor enciérralo en la habitación de al lado – le aconsejó la maldita.

No, no… no es necesario… no escaparé, lo prometo – me apresuré a decir. Pero no hubo caso. Con algo de dificultad, el monstruose acercó tambaleandose a mi y volvió a sujetar mi brazo y me obligó a ir con él a una habitación contigua. Era amplia y había un televisor bastante grande, pero estaba apagado. Frente al gran televisor había dos celdas, cada una no solo con sus inodoros sino hasta sus propias duchas incluidas.

En serio, no es necesario… no internaré escapar – rogué. Pero de un tirón fui metido a la celda. La niña de la corona entró a la celda y sacó una especie de collar que me ofreció.

Es un rastreador… póntelo, por si acaso, y se te tratará bien… si cooperas te dejaremos libre muy pronto… sino… ya sabes – dijo como si lo disfrutara. Tomé el collar de mala gana y me lo puse en el cuello.

Bien. Ahora quítate la ropa – ordenó con cierta malicia.

¿Que por qué?... estoy cooperando – reclamé asustado.

Es para lavarla, perro meón… y apresúrate, que no tengo todo el día – dijo impaciente.

Con algo de incomodidad me quité la ropa, pero solo la parte baja, pantalones y ropa interior y se los di, mientras estiraba mi camisa para cubrirme la entrepierna.
La niña tomó mi ropa como con asco y se la dio al monstruo fuera de la celda. Tras cerrar con llave agregó algo más.

Ah, y por favor, no vayas a mearte en el piso de nuevo… ¿sí? O te cortaré la lengua y la usaré como trapero - amenazó.

Vamos Noi... tenemos que grabar un video - le dijo Shanon al monstruo y finalmente, ambos salieron del lugar.
Noté que en la celda de al lado había otro niño, o niña. No se veía bien puesto estaba en la cama bien tapado.

Oye… cuanto tiempo llevas aquí… oye, ¿me escuchas?... golpeé los barrote para llamar su atención pero no hubo caso. No despertó. Quizás estaba sedado o quizás… no, para que pensar en lo peor. Si coopero con ellos quizás salve el pellejo, hasta ahora me había llevado un buen susto pero no me habían lastimado. Sin nada mas que hacer tomé una ducha y luego me dormí con cierta dificultad.

-------- ------------------------- --------- -------------

No sé cuánto habré dormido, pero de despertó un escándalo en la tv. De reojo vi que mostraba una especie de juego, un niño en traje verde usando una espada y un escudo estaba matando unas alimañas, eran unas arañas cuyo cuerpo tenía aderido unos craneos como de humanos. En la celda de al lado, un niño rubio de ojos cafés observaba atentamente el juego en el televisor. Tenía una espada de madera y un escudo al parecer hecho de cartón. A ratos imitaba los movimientos del personaje del juego incluido los gritos mientras movía la falsa espada.
Me levanté de la cama y me acerqué a la pared de barrotes que separaba ambas celdas.
El dejó la espada y escudo en su cama y se acerco a verme.


Ah, ya despertaste… (que afirmación tan tonta, pensé tras decir eso y siendo yo el que había estado durmiendo recién) ¿oye, cuanto tiempo llevas aquí? - le pregunté.

I tuoi vestiti sono sul bordo del letto – me dijo y no le entendí nada. Genial, ni siquiera habla español - pensé.

¿Qué dices? – pregunté… - solo habló español... ES-PAA-ÑOOOL– le aclaré.
Solo me miro extrañado y repitió lo mismo de antes. Luego volvió a lo suyo con su tonta espada de madera. Le seguí hablando pero ya ni siquiera me miraba y seguía imitando al personaje del juego, incluso hacía los mismos sonidos y tras notar que su voz era casi la misma noté que si se parecía bastante al personaje en pantalla, solo que sus ojos eran de otro color. Y claro, sus orejas no eran puntiagudas como el bicho gritón del juego.
Finalmente me dirigió una mirada nerviosa y se sonrojó un poco, sonriendo de forma como divertida. Luego me hizo un gesto apuntando su entrepierna con el dedo… ¿Qué rayos pretendía haciendo eso, acaso era algún tipo de pervertido?

Sei senza pantaloni.. jiji – comentó haciéndose el gracioso mientras repetía el mismo movimiento de señalar su entrepierna.

¿Que? no entiendo nada – le dije. Se acercó a los barrotes de nuevo, se agachó y señaló mi entrepierna con el dedo. Entonces recordé… ¡¡No estaba usando pantalones!! Me dio mucha vergüenza y me tapé de inmediato jalando mi camisa hacia abajo. Entonces noté que mi ropa estaba limpia y seca al borde de mi cama. Entonces seguro a eso se referia.

…¡AHH!! Lo siento, - dije tomando mi ropa y vistiéndome tan rápido como podía. El mencionó algo mas, como queriendo conversar, pero no le entendía nada de nada, así que dejé de intentar al rato y solo me amurré en mi cama.

Al rato, otro niño me trajo comida y si bien no era la langosta que pensaba comerme lo cierto es que no estaba nada mal. Si esas iban a ser mis ultimas comidas no tenía de que quejarme. Mientras comía, mi compañero de celda sacó un colgante de esos que guardan fotos y me mostró la imagen de un niño pequeño.

¿Per caso, l'hai visto? – parecía preguntar si había visto al niño de la foto, al menos eso entendí.

Le di una mirada a la foto detenidamente.


Luego de mirarlo bien, solo negué con la cabeza.

No… ni idea. nunca lo eh visto – le comenté. sacudiendo las manos. Él guardó la foto con una cara de desilusión y tristeza.

Y así pasé el tiempo encerrado en esa maldita celda, fastidiado con el jueguito de mierda ese que llegué odiar nada mas escuchar sus sonidos. En cierto momento de fastidio me quité un zapato y se lo arroje a la tv pero no alcancé a darle. Luego intenté con el otro y si llegó ala pantalla pero no con suficiente fuerza. El niño de al lado me reclamo eso pero no lo tomé en cuenta. Luego me quité ese estúpido collar y lo arrojé fuera de la celda.

Creyendo que había escapado, los niños que me daban comida no tardaron en venir y entonces les reclamé que quería salir. No me hicieron caso y solo se fueron. Tomé la bandeja de la comida y se las arroje tras los barrotes salpicandoles. Se enfadaron pero pero no dijeron nada y solo se fueron.

Al rato apareció un sujeto rubio, aunque joven era más grande que yo y sin decirme nada entró en la celda y me golpeó en el estómago dejándome sin aire. Luego sacó una jeringa y me la inyectó en el brazo. Desde ahí mis fuerzas y ánimos en general disminuyeron bastante y para peor sentía que el tiempo pasaba aún más lento. Peor aún es que el sujeto rubio volvió horas mas tarde y esta vez si habló:

Elige, mano izquierda o mano derecha – preguntó secamente. En una llevaba otra vez la jeringa y en su otra mano tenía una manopla metálica. Apunté con el dedo a la jeringa.

Buen perro – dijo acercándose y dándome otro pinchazo. Esta vez fue peor, parecía como si el efecto se hubiera acumulado. Peor aún, no supe si realmente volvió mas veces a darme mas pinchazos o solo soñé que lo hacía. La cabeza me daba vueltas.

No por favor… - le rogué en cierta ocasión – Ya no se ni dónde estoy - le dije sollozando.

Lo siento, eso te pasa por portarte mal… pero si te sirve de consuelo, te aviso que será la última - avisó.

Eso me dio escalofríos y antes que me diera cuenta ya me había clavado otro pinchazo para después largarse. Me quedé dormido y aluciné muchas cosas, a ratos mi mente me llevaba a sitios placenteros, cuando mis padres estaban vivos… en otras aparecía “el monstruo” con esa niña de la corona burlándose de mi por haberme orinado en los pantalones.... después despertaba en el orfanato de la vieja, cuando ella me mostró "esos dientes" asustandome mucho... mi mente flotaba como si se despegara de mi cuerpo y me llevaba a ver todo de manera aérea, como si viera una película, pero me veía a mí mismo en ella, como si fuera una vida tan ajena a mí.

Veía cuando estuve en el funeral de mis padres, cuando estuve en casa de mi tío bueno para nada que solo bebía... hasta que escapé de esa mierda de vida… y luego escapaba y escapaba, todo el tiempo…
Escapaba de la policía especial por los estrechos corredores subterráneos de Maraíso junto a Tristán y los demás integrantes de la banda… burlandonos de los polis ¿Qué habrá sido de los otros?...
Después cuando conocí a ese sujeto en el transporte público, fuimos hasta su casa, tuvimos sexo, pero terminó dándome una gran paliza… y dejandome una cicatriz en la mejilla... hasta que conocí a la vieja en el hospital… y después mis días de perro, ganando dinero saltando de verga en verga... hasta cuando le mordí la suya a ese pelado maricon de los tatuajes en Foresk, hasta que…

"Vienes a matarme lo sé - escuche mi propia voz - ¿Lo.. lo harás rápido?"

Con esto - escuché la voz de Shin mientras me mostraba su martillo. Pero de pronto el martillo se transformó en una gran verga y de pronto... me asfixiaba, con la verga y el semen de ese ejecutor… me costaba respirar… apenas podía… mi luego mi cuerpo quedaba inerte y ahora solo vía una imagen de mi cuerpo siendo tomado por Rodrigo, sin oponer resistencia… flotaba por el cuarto y solo veía la escena, como tomaban mi cuerpo sin que pudiese hacer nada… estaba desmayado pero me veia a mi mismo tan inerte, como si estuviera muerto... y la escena seguia y seguia... entonces sentí un escalofrío tremendo cuando de repente Rodrigo levantó la mirada… y me vio hacia arriba. Senti como su mirada entraba en mi propia alma. No eran ojos comunes, sus ojos estaban rojos como los de un demonio, entonces dijo:

Admítelo Hans… admite que lo disfrutaste muuucho… jajaaaaaaaahhhhh – su risa era espectral y entonces detrás de él apareció Shin jugando con su martillo... tambien el monstruo, la niña de la corona, Tristán... todos... todos se burlaban, riéndose diabolicamente!. Mi cuerpo salió disparado hacia arriba escapando de ese lugar hacia el cielo.

Ahora podía ver todo Maraíso desde el aire, pero el cielo estaba enrojecido, como manchado de sangre y con fuego. Desde el mar vi que venía una especie de maremoto... pero no, solo era una criatura tremenda, tanto que hizo añicos el muro que rodeaba la ciudad y luego ¡extendió su enorme mano para aprisionarme!

En ese momento desperté sudando a mares y estaba en un vehículo desconocido. A mi lado… había una chica enorme de cabello blanco, parecía una melena. No, mas bien era una osa polar.

Joder, hasta que al fin despiertas… me tenías preocupada - comento.

¡¡¿Que paso… quien eres tú… donde estoy?!! – pregunté desconcertado.

Este es mi vehiculo y estas en La Hoguera… pero no te preocupes, llegamos a tiempo… auch! – se quejó mientras se acomodaba una especie de pectoral metálico. Luego cerró su poleron ocultándolo. Así su cuerpo se veía mas robusto y varonil… Saco una mascara fea ¡¡y entonces!!


¡¡Tuu… tu eres eses monstruo!! – grité asustado.

Shhh, baja la voz… y no soy un monstruo… soy la novia de Shin… o mas bien su compañera de la infancia… aunque ahora también soy su rival… lo sé es complicado, mejor que te explique el mismo a su momento… ahora debo irme, estate atento a tu teléfono, cuando suene, debes presentarte allí frente a Rodrigo con nosotros, ¿está claro? – dijo con esa horrible voz.

¿Que, Rodrigo?… - mi mente daba vueltas, no entendía bien que estaba pasando.

Toma esto, es tu Collar de Perro... o si quieres llámala tu piedra de la salvación jeje – tome la piedra atada a un colgante y la mire con la mirada perdida. El monstruo bajo del vehículo y se fue. Entonces me quedé ahí asimilando todo.
Recordé cuando estuve en Foresk en el coche de Shin, a punto de escapar hacia el pantano. Miré esa zona campestre pero tuve la misma idea que esa vez ¿hacia donde huiría?... entonces me resigné, mi mente parecía aclararse solo para volver a quedar somnoliento de repente, quizás aun soñaba… o bien si había muerto de ese batazo y todo esto no era mas que una pesadilla sin fin. Entonces mi teléfono sonó y caminando como sonámbulo me acerqué a donde vi el fuego arder. Había mas gente pero no les presté atención, solo hice lo que esa chica osa, o sea el monstruo me dijo, caminé hasta que vi a Rodrigo… le dije algo que no recuerdo bien y luego me acerqué a Shin caminando a su lado…. Y después… no recuerdo bien que paso después.

(Fin del flashback)


Hans - Maraíso - Lugar desconocido (tiempo actual)

Desperté en una cama desconocida. A mi lado había indumentaria como de hospital y tenía un brazo conectado a una manguera como de suero. Odiaba los hospitales y no quería estar en uno. Me quité la manguera asustado de un tirón y me hice algo de daño, saliendo sangre al instante, pero no me importó. Bajé de la cama que era alta y tropecé cayendo al suelo. Estaba algo mareado aún y noté... ¡¡que estaba completamente desnudo!!… ¡¡¿en qué maldito sitio pervertido había caído ahora?! Maldita mi suerte, que rabia me daba, aunque al menos esto no parecía una celda, pero tome los trastos donde estaba colgado el suero y lo arrojé al piso con violencia. Mala idea, pues el escándalo llamo la atención de alguien que entró de inmediato por la puerta.

¡Oye no deberías estar en pie todavía, te acaban de hacer una transfusión de sangre! – dijo el recién llegado.

¡¿Y tu quien rayos eres?! – le dije al infeliz que entró.


Me llamo… Tobías… soy... soy perro de Noi… me dejaron aquí… para que te cuidara – me dijo ese chico con aire mojigato, como que le costaba hablar.

¡¿Ah sí?… pues podrías comenzar devolviéndome mi ropa, maldito degenerado! -le reclamé.

En la bolsa esa… - me indicó una al rincón – está el traje que... que Noi te designó.

¿Traje... de esa osa loca? – pensé molesto. Fui a ver la maldita bolsa y solo había una ropa extraña, como un uniforme negro e incluso una gorra tonta.

¡¿Qué es esta mierda?!... Esta no es mi ropa… devuélveme mi ropa, ¡¡Ahora!! – le reclamé. Al parecer se asustó pues retrocedió unos pasos quedando pegado a la pared.

No sé donde esta… eso cosa de Noi… ella… a todos nos da ropa diferente – se apresuró a decir.

Mierda, qué más da – regañé. Entre ir desnudo a usar esta basura era preferible lo segundo. Además, aunque inusual, esta ropa no se veía tan estrafalaria como la que llevaban otros niños en la guarida de ese… no, de “esa” tal Noi – pensé.

¡Que miras tanto, degenerado de mierda! – le grité al sujeto ese mientras me cambiaba ropa.

… Lo… lo siento – dijo volteando la mirada.

Me puse esa ropa algo extraña e incluso esa tonta gorra y noté entonces alarmado que faltaba algo muy importante, mientras palpaba mi mejilla… ¡mi parche, mi parche no estaba! – pensé alarmado.

¡¡Mi parche, mi parche donde esta!! – le grité sin paciencia tapándome la cicatriz. ¡¡¡Donde está, HABLA!! – lo amenacé.

¡No lo sé! – dijo el niño asustado pegándose mas a la pared – Pero mi amo Noi… te dejo un parche especial… en esa bolsa - dijo con miedo.

Se refería a él como “su amo” y no su “ama”, en el bajo mundo era común llamar así de forma neutra a los ejecutores, aunque fueran mujeres. Seguro esa osa musculosa le había sacado buen partido a esa costumbre.

¡Pues tu amo está loco! – me quejé sacando el parche y quitándole el adhesivo, tapando así esa fea cicatriz que ese infeliz que casi me mata me dejó de recuerdo para siempre. Nada mas tapar esa asquerosa imperfección sentí como me calmaba poco a poco.

¿Quien… quien te cortó la cara?… si se puede saber… fue… ¿fue Shin?… - comentó nerviosamente.

No, no fue Shin… y no te interesa… ¡me largo de aquí! – le avisé.

No puedes… Noi… Noi me dijo que debía mantenerte aquí… hasta que… hasta que Shin viniera por ti – comentó despegándose de la pared y poniéndose en el camino hacia la salida.

¿Y Shin donde carajos está… a qué hora vendrá por mí? – pregunté impaciente.

Se fue… a… anoche… a Foresk, con su otro perro… un niño de cabello blanco – comentó.

¡¿A Foresk?! – comenté de mala gana. ¿Que rayos habrá ido a hacer allá? – pensé malhumorado. Seguro tardaría mucho en volver, quizás en la tarde… o incluso en la noche según que tarea le hayan encomendado. No pensaba esperarlo todo el día aquí.

Pues que mal… por que si me voy a ir… y tu no vas a impedirlo – dije con cierta confianza. Lo cierto es que no era muy buen peleador… por no decir que valía callampa en ello… pero este niño no se veía muy fuerte, de echo todo lo contrario, parecía el típico niño cobarde que no daría mucha pelea para nadie… ¿en serio era un perro elegido por Noi? – pensé confiado.

Por favor no… si te vas… Noi me volverá a dar azotes… en el trasero… apenas y me puedo… sentar ahora… - me dijo apenado.

Pues ese no es mi problema – le dije avanzando hacia la puerta. Entonces lo vi ponerse de rodillas repentinamente.

Por favor, no te vayas… o vendrá Toby… y te lastimará mucho…. – me rogó.

¿Toby?... quizás se refería al chico rubio que me drogó en la celda… ¿o sería una artimaña? – pensé dudando. Lo cierto es que verlo arrodillado y suplicando me dio lástima, casi que lloraba y considerando que solo obedecía a su amo me hizo ponerme en su lugar. Lo mejor sería resolverlo sin causarle muchos problemas.

Escucha... este… ¿Tobías, cierto?... que tal si me dejas ir y mantenemos contacto por teléfono… te llamaré cada una hora… y volveré aquí para hablar con tu amo si hace falta… ¿a qué hora crees que volverán Shin? – pregunté.

En la tarde… posiblemente - dijo con la mirada cabizbaja.

Volveré antes… tras estar tanto tiempo encerrado solo quiero tomar aire ¿vale?... no mi intención causarte problemas – extendí mi mano para ayudarlo a levantarse. La aceptó y se incorporó. Note que su mano estaba fría y se sentía algo dura.

¿Eh? – dije sintiendo ese frío tacto y me dio un repentino escalofrío.

Lo… lo siento… es una mano artificial – dijo a modo de disculpa. La original la perdí a los 7 años… en el último Bloody Money – dijo apartándose del camino de la salida.

Va.. vaya – comenté con una gota de sudor en la frente… ¿y como la perdiste? – le comenté tratando de sonar jovial… ¿realmente estuvo en el ultimo Bloody Money?... - pensé - de repente y recordé lo que me dijo una vez la vieja, que los mejores asesinos son aquellos que pueden ocultar totalmente su sed de sangre…

¡No, no, olvídalo, no es de mi incumbencia! – me apresuré a decir. Si yo no le conté sobre mi cicatriz en la mejilla no tenía derecho a preguntarle eso. – Este… ya sabes, te llamaré cada una hora, lo prometo - dije pasando a su lado, y tuve la sensación de que pasaba nadando ahora al lado de un tiburón. Casi salía del cuarto cuando hablo de nuevo.

¿No olvidas algo? – comentó. Esta vez no estaba tartamudeando nada.

…… emm… noup… - comenté tragando saliva.

Se volteo y entonces señaló una mesa donde estaba mi piedra Collar de Perro y mi teléfono.

Ah… eso… jejeej… que distraído soy… jejeje - reí nerviosamente.

Recuerda llamarme… cada una hora por favor… y vuelve aquí cuando... hayas echo lo que tenías que hacer… - dijo sonriendo timidamente.

Si… bueno… ya me voy… ¿sí? - dije nerviosamente. Aunque ya estaba en la salida y él no me impedía el paso, si sentí como una necesidad de obtener su aprobación… no sé por qué, así me lo indicaba mi instinto.

Espera… - dijo caminando hacia mí - ¡Ay… mierda! – pensé angustiado.

Por favor… si ves a tu amigo Tristán… pídele que vuelva, ¿ok? – me solicitó.

…Claro… lo haré… - dije aliviado. Salí de ahí tan rápido como pude. Era un edificio grande, apartado de la zona centro. Abajo se veían uno niños, algunos iban disfrazados de manera extraña y se alertaron al verme.

¡Déjenlo que se vaya! – comentó un niño robusto cuando me vio. Los demás me abrieron paso.

Noté que estaba en el mismo lugar donde ese traidor de Tristán me trajo, la guarida de esa osa loca. Tristán… cuando te encuentre te daré una paliza – pensé enrabiado.
Me alejé lo más que pude y usé mi nuevo teléfono. Llamé un taxi y le pedí que me llevara a la Zona centro. Con lo nervioso que estaba me fui calmando de a poco mientras llegaba mas al centro de Maraíso… que haría primero… ¿quizás ir con la vieja?... No… nada de eso, sabía exactamente que haría… oh sii – pensé sonriendo.

Maraíso - Tienda de ropa

Al bajar del taxi pasé a una tienda a comprar ropa nueva y quitarme este uniforme extraño que me dieron… pero al mirarme bien en uno de los espejos…


Ciertamente no lucia nada mal… creo que esta ropa me gusta despues de todo - pensé decidido. Ni idea que dirían las letras japonesas del parche, quizás hasta fuera alguna especie de grosería o pero hasta eso me gustaba. Si encuentro a algún japones por ahí le pediría una traducción. Salí de la tienda sin comprar nada y sabía exactamente a donde iría…


Maraíso – Zona centro - Restaurante de lujo.

Retomaré mi vida desde el punto exacto de donde la perdí… eso significa… ¡que finalmente me comeré esa maldita langosta!… el dinero no era problema de momento y en ese restaurante me estaban atendiendo como a un rey, sobre todo cuando vieron mi teléfono y me dijeron que si podía pagar con ese método de transferencia… todo estaba bien, no fui tan tonto como para no asegurarme de antemano que el dinero que me dio Shin no estuviera en orden y terminase ahí fregando platos toda una semana. Incluso pedí el platillo de langosta mas caro y nada mas verlo me di cuenta no sería capaz de comer todo eso yo solo, pero no había apuro. Tenía todo el día y además era un sitio tranquilo para aprender a operar ese nuevo teléfono, aunque hasta ahora todo era bastante intuitivo, muy fácil de usar.

El restaurante era muy agradable y con una música ambiental muy relajante. La iluminación era perfecta, si bien pasaba ya la hora del almuerzo, siendo como las cuatro de la tarde parecía como estar en el atardecer por la iluminación anaranjada del lugar.

Llame haciéndole una seña al camarero – Necesito hacer tiempo y aprender a operar bien este aparato, espero no haya inconveniente ni este reservada esta mesa – le avisé.

No hay problema señor. ¿Desea usted el servicio especial? – me preguntó el camarero.

Eh… si… Siii, como sea, porque no, jeje – le dije con aire confiado haciéndole una seña con la mano para que se retirase – ¿en qué consiste exactamente eso? Ni idea, pero suena bastante bien, jeje - pensé emocionado. Seguro es un platillo especial oculto mas delicioso que la langosta y que no estaba en el menú.

Tras eso, la iluminación cambio un poco hubo algunos murmullos en las otras mesas. De pronto el lugar se volvió mas obscuro un momento y al instante mi mesa queda mas iluminada. La poca gente que había ahí, que se veían muy elegantes comenzaron todos a mirarme y al instante me.. ¿aplaudieron?... sonreí nervioso ante esa muestra de atención. Luego mi mesa volvio a una iluminación como las demás y esta vez se iluminó el escenario, el cual ni me había percatado pero ahí había un piano. Y un hombre ya estaba sentado en la silla frente a él. Estaba de espaldas y solo noté que ademas de un traje obscuro pero elegante, tenía el cabello algo corto llevaba una bufanda verde. Al instante comenzó a tocar una armoniosa melodía.

Nunca había escuchado música en vivo, mucho menos dedicada a mí. Por un momento me olvidé de ese estúpido teléfono y lo dejé sobre la mesa. En realidad me olvidé de todo, de buscar a Tristán, de esa tal Noi y sus malditos perros y su odiosa gata con la corona… incluso me olvidé de Shin y de ese siniestro Rodrigo, del Bloody Money y todo lo demás, todo, absolutamente todo pasó a segundo plano. Me deje envolver por la música y sentí como si flotara… tras todo lo vivido me dio mucho gusto estar vivo en ese momento y creo hasta se me salió una lagrima de genuina felicidad.

No se cuanto duró la melodía, pero al concluir tuve una sensación de satisfacción en mi propia alma, tanto que sentí las ganas de darle las gracias a los encargados del restaurante, sobre todo al artista musical que me regaló ese momento tan especial, pero para mi sorpresa este se levantó del asiento frente a su piano y comenzó a caminar hacia mí, aunque estaba muy obscuro aún. La gente volvió a aplaudir y me sonrojé de que todo eso fuera para mí.

¡Muchas gracias!… realmente es la melodía mas bonita que eh escuchado – dije sonriéndole al músico… ¿quiere sentarse conmigo y beber algo? - tuve el atrevimiento de invitarlo, después de todo... ¡Era el dinero de Shin jaja!
El músico se acercó a la mesa y se sentó, pero aun no podía ver bien su cara pues las luces no volvían aún a la normalidad.

Aunque… solo estoy bebiendo jugo – le comenté mientras daba un sorbo nerviosamente, después de todo nunca había invitado a un extraño a beber, aunque fuese solo jugo. Claro, que tonto soy... el no bebería eso, una persona elegante como esa solo bebería algo refinado.

Emmm, claro, yo bebo jugo, pero usted puede beber lo que le plazca, un buen vino tal vez… ¡yo lo invito! – le dije sin pensar.

Muchas gracias, pero no bebo vino cuando estoy trabajando – dijo el músico. Su voz me pareció… extrañamente familiar.

Ooh... entiendo.... - dije un poco decilucionado de que no aceptara mi invitación. Pero entonces ¿por que se acercó a mi mesa?

Pero si aceptaré el jugo que me ofreces… - dijo sentándose y el camarero puso un vaso a su lado y se lo llenó de jugo. Se veía que el camarero estaba acostumbrado a trabajar en es ambiente obscuro pero a mi me costaba ver... de echo, no distinguía bien a mi acompañante, solo sus facciones.

Aunque.... ya había probado... "tu jugo"... Hans... – me dijo dándole un sorbo a su vaso mientras la iluminación volvía a la normalidad poco a poco, justo cuando bajaba el brazo. Sus palabras me parecieron algo extrañas y mas de que conociera mi nombre... entonces ña luz se aclaro mas... su rostro... se veía jovial, su tono de voz era realmente amable... toda su aura era diferente... pero... no había duda.... sentí como se me erizaban los pelos de la nuca.... y recordé una vez mas las palabras de la vieja... "Los mejores asesinos son los que ocultan su sed de sangre"



Asi que te gusto mi música... eso me alegra. Y lindo traje el que llevas...Hans - Comentó.

Quedé helado…. Era... ¡¡ERA EL!!! ¡¡AQUIII!!! ¡¡Cómo es posible!!! – pensé alarmado sintiendo que se me iba a salir el corazón por la boca.



꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ Tus gemelos tiene trabajo...
Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata mira nada mas que coincidencia XD
 
Última edición:

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,088
Ubicación
Argentina
[Maraiso/Carretera]

Narración I6chi


"Tras haber recibido nuestras, nos despedirnos... de momento nos se fuimos con Scot, una mujer rubia y la Hime... Iori les pidió que nos dieran un abenton. Antes de partir, le pedí a Scot que nos llevará a algún hotel... después de todo lo sucedido no creo que sea prudente regresar a casa... Iori no pregunto por que... puesto que tal ves se haya echo una idea de por que."


{...}


[Centro de Maraiso/Hotel]


- Gracias por traernos - agradeci.

- No es nada, despues de todo ambos están cuidando bien de mi princeacaria dijo acarisiando el cabello de Hime - Creo que tendré que andar con cuidado puesto que Rodrigo ara todo lo posible para ponerle sus manos encima a Hime... - dijo en tono serio y preocupante

- Lo se... por ahora esta bajo protección gracias a la Pluma de Canario... pero cuando el Juego termine haré asta lo imposible para que nada le pase... - dijo Iori apretando su puño

- Eso no lo dudo... si suscede algo o necesitan se mi ayuda no duden en llamarme - dijo antes de subir al Auto.

- Nos vemos - dijo la mujer rubia

"Luego de que Ssco y aquella mujer se fueran entramos al hotel, pedimos una habitación... la cual se ubicaba en tercer piso..."

- Hime se ha quedado dormida... después de todo lleva despierta mucho tiempo - dijo Iori sentándose en el sofá

- En la Arena clandestina, cuando me fui... Noi te golpeo!? Como es que sobreviviste?


- Bueno claramente no fue así jeje - dijo en tono senil - En ese momento cuando saliste de la Arena... - contó detalladamente exactamente todo lo sucedido

- Entonces tu no eras consiente de lo que Shin planeaba exactamente asta que Noi te lo dijo! - dije... a lo que Iori asintió - pero de no haber sido todo un complot tal ves ahora estarías...

- Muerto... lo se - dijo completando la frase - de todos modos tal vez parezca que fue una perdida de tiempo pero gracias a eso pudimos atrasar un poco el dia en que Rodrigo se acerque a Hime... estoy dispuesto a todo - dijo decidido

- Bien... ahora que Hime esta durmiendo quiero que me acompañes a elegir los conejos.... - el solo asintió sin problema.


{...}


[Maraiso/Conejera]


"La direccion de la conejera que me dio Shin se encontraba un tanto apartada y escondida... por suerte pudimos encontrarla... puesto que no fue tan fácil como pence. Tal y como dijo Shin al llegar nos recibió uno de los Encargados de la Vieja... Puesto que ya sabia para que estábamos allí... nos entrego una lista de [email protected] [email protected]"

- Me alegra que todo allá sido mas rápido de lo que pensé - dije aliviado

- Si... pero aveces las cosas no pasan tan rápido como uno quiere... - dijo Iori dejándome un poco desconcertado

- A que te refieres!? - pregunte

- No es nada solo una tontería mía - dijo senil

- Tal ves no hayamos crecido juntos pero en nuestra infancia vivimos juntos... te conozco y se cuando algo te molesta - dije tratando de recibir una respuesta mas coherente.

- Mira han pasado tantas cosas que es preferible que los días pasen volando, es preferible que incluso sea lo sea que pase con Hime sea rápido así no tendre que lamentar nada - alegó

- "Tal ves tenga razón... después de todo no se con exactitud por todo lo que debió pasar después de haber estado separados por bastante tiempo... Es algo que no me animo a preguntarle, puesto que ninguno de los dos se atreve a hablar de ese tema... Aveces me pregunto como hubiera sido nuestras vidas ahora si nuestra Madre siguiera con vida." -

"Luego de resivir el la ininformacion... tomamos un taxi de regresó al Hotel.... Luego me tocaría contactar con Shin para entregarle la lista."


{...}


___________________________________________________________


[Centro de Maraiso/Hotel]

Narración Iori

"Luego de acompañar a la Conejera a Ichi... lo único que quería era dormir, después de todo lo sucedido estos últimos días no e dormido muy bien que digamos."

- En serio piensas dormir ahora! - alego Ichi con indiferencia...

- Si, creeme que es incómodo que te esten dopando casi las 24hs del día.... - exprece con pesades

- No quiero ni imaginarlo - dijo dejándome solo en la habitación

"En cuanto se fue... rápidamente pude sentir como el sueño me consumía..."


"Iori POV"

[Arena Clandestina]

- No! NO!!! No te dejaré!!! - comenzó a derramar lágrimas - si tu mueres yo tambien - exclamo.

- Veo que Noi está cada vez más cerca - VETE!!! ICHI YA LARGATE!!! - dije viendo como Noi levanta su bate para golpearlo.

"Empujó a Ichi con las pocas fuerzas que me quedaban, recibiendo de lleno el brazo de Mío en la espalda..."

- IORI!!! - grito con desesperación.

- Aaahg!!! Q-que esperas ¡¡¡LARGO!!! - le grite estando en el suelo.

"Ichi observaba con desesperación como Noi, pisaba mi espalda con su enorme pie, com sus botas metálicas. Luego lebanta su bat dispuesto a darme el golpe de gracia."

- C-cuida a Hime y dile q-que la q-quiero - alege con dificultad.

"Ichi observo como Noi abalanzó su bate para luego golpearme en la cabeza... Antes de irse corriendo"



¡¡¡¡Pummmp!!!!



"Sentia como sangre brotaba de mi cabeza, la vista se me comenzava a nublar, ya no sentia nada... Así se siente morir... Asi se sintio mi madre cuando la asesine... Ichi por fin e pagado mi deuda con tigo..."


- JAJAJAJA K.O Lindo Gatito JAJAJAJA - dijo enterrando su bate en el suelo

"Quede completamente en shock... la sangre que en realidad sentía que se derramaba no era mía sino de alguien mas... de una de las personas que se encontraba todavía allí..."

- Ups Creo que falle JJAJAJAJJAJA - se rio sadicamemte

"De haber resivido de lleno ese golpe seria yo quien este en el suelo echo añicos... pero ese pobre hombre fue quien resivio toda la furia... La cabeza me dolía puesto que ya había recibido un golpe de Noi con anterioridad, pero ahora se que es mi turno... lo único que podía era cerrar los ojos fuerte... y pensar en todo lo que hubiera pañasa si no me uviera convertido en un criminal... PERDONAME MADRE..."

- Ya calmate Noi, el juego se ha acabado lo isiste bien - dijo una niña con una corona... la misma de antes - Umm… veamos que te parece si, sacamos provecho de esto - dijo la niña - envíale una cuantas pruebas falsas a los Agente de Rodrigo-Sama y deja unas cuantas evidencias... entre más reales mejor se tragarán el cuento de que este gatito esta muerto - dijo la niña con una sonrisa - sacó su teléfono - Bien... creo que tenemos unos pequeños problemas con ese perro tonto de como se llamaba... a si Hans - dijo fastidiada - pero no hay problema... nuestros chicos ya se encargaron de el... tu te encargas de la evidencia y yo me encargo del gatito - comento con una sonsonrisa

- Bien... Shanon… - le dijo Noi con una voz mas tranquila pero igualmente sonaba como la de un Monstruo, ¿era humano o almenos siquiera lo era?


- Esto… Escucha Gatito... Puede parecerte tonto pero hasmelo facil por que no te cargare... - dijo la niña - Esto es parte del complot...

- Complot!? - exprese confundido

- Shin te explicara todo en su momento... pero ahora vendrás con nosotros... - dijo Noi

"Trate de ponerme de pie pero mis piernas apenas reaccionaban... si creía que no se podía poner peor, perdí el conocimiento..."

- Oye! Mierda ahora si te toca a ti cargarlo - lo ultimo que escuche fue la voz de la niña quejarse...


{...}


[Hogera]

"Al despertar me sentia mareado... todo lo veía borrozo... lo único que lograba divisar era una persona grande hablando con un niño de gorro azul... Supuesta mente estaban hablando de Shin, aun que no logre escuchar bien ya que nuevamente me quede inconscHoger."

"No sabia con exactitud cuanto tiempo llevaba dormido... pero en cuanto desperté esta vez no tan mareado, por lo que note me habían puesto suero... la cabeza me dolía y en eso recordé que Noi me había ggolpeadotal vez perdí sasang debido a eso."

- Ya despertaste - dijo el mismo niño del gorro

- Quién eres? Y donde estoy? - pregunte algo desorientado

- Estamos en la Hogera la casa de Copper y yo soy Nat su Gato - respondió - llevas casi tres días iinconciente - comento

- Espera TRES DÍAS!!! - dije levantándome de un sobresalto

- Oye aun no es prudente que te levantes... mejor descansa - exclamó

- Mañana Shin te explicara con pelos y señales todo... - dijo sacando una gringa para inyectarle en el suero

- Para que es eso!? - pregunte alterado

- Es como un somnífero para felinos... te ayudara a dormir - dijo dejándome recostado

- No necesito dormir mas quiero explicaciones... - sentía como mis pupilas se dilataban

- Asta mañana - cerrando la puerta


{...}


"Que sucedia... ahora era a mi al que le ocultan las cosas... que esta pasando... Esta todo oscuro, no puedo ver nada solo escuchar voces pero no les entiendo nada..."

- Iori... Iori... IORI! - me desperté un tanto desconcertado y mareado - Oye... aun sigue mal creo que fue una dosis muy grande - dijo Shin molesto

- No soy medico sabes - alegó Nat

- Shin... SHIN!!! que mierda esta pasando! - dije sujetándolo de la chaqueta - Por qué de repente Noi no me mato o como demonios llegue aquí!? - tantas preguntas y solo un silencio incomodo

- Todo fue parte de un Complot entre Noi y los demás Ejecutores... y en ese complot había de alguna forma desviar la atención del Jefe de Hans y de ti para que no se hacercase a Hime pero es muy cabrón no le importo e involucro a Ichi - alegó con molestia

- Ichi... Esta bien!? - dije preocupado

- Esta bien de echo esta noche todos no reuniremos con el Jefe... ahí podrás explicarle todo a Ichi ya que aun cree que estas muerto - dijo saliendo de la habitación dejándome solo.

"Todo era tan confuso un complot... En que mierda pensaban... en parte si ayudo un poco pero aun así me molesta, que fastido... almenos me alegra no estar muerte... a donde hubiera ido a parar si moria..."

"Fin del POV"

[Centro de Maraiso/Hotel]


Pipipiiií Pipipiiií

-Ah~ mierda Ichi apaga el despertador - dije somnoliento

- No crees que es mejor que te levantes!? Tienes una reunión - alegó

- Aaaggg que fastidio... siento como si en realidad uviera muerto y vuelto a nacer - dije con pedienla - Cuida de Hime mientras no estoy...

"Me lave la cara y sepille los diente... luego de eso me despedi de Hime e Ichi... y sali directo al punto de encuentro que acode con Nat el gato de Copper."


{...}


__________________________________________________________

Tatsumaru Igrata[/USEXD creo que me da miedo pensar en que va a sucedes ahora Xdxddd

[USER=65266]Tarantulas
Bueno ahora si jejej prosigaXdxddd Pobre hans lo dejaste a merced del LOBO XD
 

Registrado
22 Abr 2007
Mensajes
4,972
En el restaurante...

Mi trabajo rutinario se realizaba con la naturalidad de siempre. Dedicar piezas musicales a los clientes. Entonces, alguien encargó el servicio especial. El cambio de luces es la prueba de ello. Así que saqué una de las partituras especiales y empecé a interpretar la melodía. Es cierto eso que la música amansa a las fieras. En mi caso, me hace sentir mucho mejor. Cuando terminé, recibí numerosos aplausos y me giré a ver al chico. De hecho, ya lo había visto antes de empezar. Y el motivo de haber tardado unos segundos iniciales en reaccionar, era porque no me podía creer que fuese Hans. Pero debía ser profesional y hacer mi trabajo. De hecho, le dediqué una de mis partituras favoritas. Entonces, me acerqué a la invitación de la bebida. Me senté a su lado y me ofreció beber. Se lo agradecí, pero no bebo alcohol durante el trabajo. Eso alteraría mis sentidos y no tocaría el piano con precisión. Pero por supuesto, acepté beber algo sin alcohol. Y hablando bajito, delaté mi identidad haciéndole saber que conozco su nombre y ciertos detalles. Entonces me vió con claridad. Primero se sorprendió, pero yo fingí no estar sorprendido. No dije nada. Solo beber de mi vaso. Entonces, se puso a llorar. Solo le miré conternura y le acaricié igual que acaricio a mis mascotas. Con cariño y respeto. Los clientes miraron extrañados y tuve que intervenir por ello.

(Rodrigo) Disculpadle, por favor. Es mi sobrino y se ha emocionado.

Eso les hizo sentirse de forma entrañable. Volvieron a lo suyo y acompañé a Hans al almacén de atrás. Una vez ahí, me agaché a su altura y con un pañuelo que llevo en el bolsillo de la chaqueta elegante sequé sus lágrimas. Luego volví a doblarlo con perfección absoluta y ponerlo donde estaba.

(Rodrigo) Hans... Me alegra mucho saber que estás bien. Creía que habías muerto. Por eso, yo intenté vengar tu muerte...

Parece que le sorprendí con esas palabras. ¿Vengar su muerte? ¿Acaso él me importa de verdad?

(Rodrigo) Sé que en nuestra primera vez fueron solo negocios, pero... realmente me sentí afortunado de estar con un chico que cuenta con una gran belleza como tú.

No parecía dar crédito a mis palabras.

(Rodrigo) De hecho, estaba tan emocionado que cuando te desmayaste, no pude resistirme en hacerlo incluso estando inconsciente. *Suspiro* Tenía grandes planes para tí, ¿Sabes? Quiero guiarte para que dejes de ser un perro y seas algo superior. Un lobo, nada menos. Lograr que incluso Shin se arrodille ante tí. Pero quizás te forcé demasiado. Y yo... Lo siento...

Cada vez lo dejo más incrédulo. ¿Me estoy disculpando? Pues sí, eso hago. Parece como si no me reconociera. Como si fuese alguien diferente. Le acompañé a la puerta trasera que da al callejón y de ahí a la calle.

(Rodrigo) Adelante. Puedes irte. Y te deseo suerte en el Bloody Money. No creo que un asesino que quiere matarte con su martillo sea mejor compañía que un amante del sexo, pero... espero que no te ocurra nada malo.

Y antes de abrir la puerta...

(Rodrigo) Por cierto... No te fíes de Tobías. Parece un niño indefenso, pero oculta un peligroso secreto. Sin previo aviso cambia su personalidad y se convierte en un psicópata que no dudaría en matarte solo para excitarse. Con esa personalidad, se hace llamar Toby. Sí, Tobías y Toby son la misma persona. Por muy bueno que se vea Tobias, evítalo a toda costa. No quiero que te acabe matando. Y ya sé que seguramente no quieres verme, pero... si alguna vez estás en apuros y no sabes a quien recurrir... llámame.

Ahora sí, abrí la puerta y le ofrecí espacio para marcharse. Lo vi recorrer el callejón y llegar a la calle principal. Así que cerré la puerta. Volviendo al restaurante a continuar con mi trabajo.

unas horas después...

Estba a punto de acabar y de irme ya, pero entonces llegó un cliente inesperado. Primero pasaron dos guardaespaldas y, finalmente, un hombre. Cuando entró, todos los nativos de Maraiso se levantaron y le saludaron emocionados. Sí, es el presidente de Maraiso. Alguien realmente comprometido con su patria. Alguien que se siente como uno más del país y no como un gobernante. Siempre se acerca a saludar y a relacionarse con la gente a pesar del protocolo de seguridad. Tiene verdadera fé y confianza en su gente. Incluso acepta pequeñasd bromas y chistes, con los cuales se ríe. Por lo visto, hoy cenará con nosotros, aunque hoy no le acompaña su esposa. Le ofrecen el mejor asiento y le atienden para servirle.


En su honor, toco la que dijo que era su partitura favorita. Y cuando termino y ya está a punto de terminar de cenar y marcharse, como toque final toco en el piano la melodía del himno de Maraiso. Incluso con mis propia voz canto para acompañar. Con ello, consigo total atención de los comensales. Y cuando llego al estribillo final, hago una señal con la mano para animar a la gente a cantar. Así, poco a poco los Maraisinos entonan conmigo hasta que, finalmente, todos incluido el presidente acaban cantando. Y me gano los plausos de todos, incluido del presidente. Me inclino ante todos con respeto, igual que haría cualquier músico. Y por fin, es hora de marcharse. Me cambio la ropa y salgo por la puerta trasera para ir a mi coche, el cual ya ha llegado. Aparcado cerca del vehículo oficial del presidente y custodiado por escolta policial. Ignoro eso y me subo a mi propio vehículo. Digo que me lleven a la casa donde dejé al joven niño.

Al llegar...

Entro y ahí están el niño viendo los dibujos y comiendo otra pizza que encargaron mis guardias, pues el pequeño tenía más hambre. Y también trajeron a las dos jovencitas que estuvieron cuando ese niño psicópata asesinó a uno de mis amigos y las aterrorizó con el corazón arrancado. Por lo visto, aún tenían pesadillas y querían esta noche dormir conmigo. Ambas se emocionaron al verme y corrieron para abrazarme. Se sienten a salvo en mis brazos. También se acercó el joven niñito para saludarme en italiano.

(Rodrigo) Dormiré con vosotras, si así lo queréis. Pero hoy tengo mucho trabajo queh acer antes de que amanezca. Así que os pido paciencia, ¿Vale?

Asintieron confiadas.

(Rodrigo) Mientras tanto, hacedme un favor. Llevad al jovencito con vosotras al dormitorio y ved con él en la tele una de las películas caseras de mí mismo y vosotras, ¿Vale? Es nuevo y tiene que ir adquiriendo conocimiento de esos juegos, ¿Vale?

Asintieron al mismo tiempo y acompañaron al jovencito para ver algo de cine casero. Por supuesto, nada de rudeza. Todo suave y cariñoso. Tiene que aprender poco a poco. Asimilar esos contenidos y así ir activando poco a poco su joven cuerpo. Y mientras tanto, me fuí al salón para empezar con el trabajo que tengo. Ya se me ha facilitado el papeleo para el Bloody Money y una lista a parte con todo lo que hay que hacer. ¡Tengo para rato! El guardia me confirma que lo entregaron todo esta tarde. Mi labor es rellenarlo todo y facilitar los detalles.

(Rodrigo) En fin... ¡Manos a la obra!

Media hora después...

¡Uf! ¡Siento que no acabaré nunca! Pero ya tengo una buena parte hecha. Documentosm, cheques, falsificaciones de cierto papeleo oficial usando papel original... ¡De todo! Sentía que no dormiría esa noche, pero llamaron a la puerta y me dijeron que alguien quiere verme. ¡Por fin un descanso! Me levanté y atendí a la visita. Pero al verle, por un instante me asusté.

(Rodrigo) N... ¿Noi...?

Le escuché reír y hablar con un tono masculino.

(¿?) ¿Por qué será que siempre que me ves me confundes con esa puta sobrecargada de testosterona?

Me sentí mejor al reconocer la voz.

(Rodrigo) Diego...


Sintiéndome más aliviado, le expliqué que cuando lleva el cabello suelto, siempre le confundo. Además de su aspecto físico muy bien cuidado hasta el punto que parece delicado. Por eso le piso que se ponga el pelo como siempre. (igual que en la imagen.) Se va al baño a retocarse el pelo y yo vuelvo al escritorio con la documentación. Cuando regresa, ya le veo como siempre. Es muy buen amigo mío. Un Sub-Jefe en la organización que estuvo a punto de conseguir el puesto de Jefe que finalmente me asignaron a mí y que trabaja como chef del restaurante canibal que hay oculto en el mismo restaurante donde trabajo como pianista.

(Rodrigo) Hay mucha diferencia entre tu ropa de calle y tu ropa de chef. ¿Hoy has tenido que cocinar mucha carne?

(Diego) Bastante. Han venido más comensales de lo esperado. A esos mafiosos y multimillonarios realmente les encanta la carne humana. Sobre todo me piden la sangre. ¿Y tú qué tal?

(Rodrigo) Pues ya ves... Preparando el Bloody Money de este año. Aunque honestamente... El descubrir que se permite a ciertos individuos ir por libre me preocupa. En esa reunión he sentido que la organización está en grave peligro. Y ahora entiendo por qué algunos del os Jefes más cabrones han acabado muriendo. Aunque igualmente, la organización no debería permitirles ejecutar sin permiso.

(Diego) Estoy de acuerdo, compañero. Aunque no negarás que algunos Jefes pedían a gritos ser asesinados. Aunque no a manos de ellos. Nadie merece morir siendo ellos sus verdugos. A veces me pregunto... ¿Qué vió en tí el Gran Jefe?

(Rodrigo) Honestamente, no lo sé. Quizás mi lealtad inquebrantable, mi respeto a la cadena de mando y todo eso. Pero es algo que cumplen todos los que somos de la organización. Así que no sé, aunque quizás...

(Diego) ¿La Caja del Destino?

(Rodrigo) Sí.

(Diego) Bueno... Eres el único que la ha superado de arriba ha abajo sdin perder la cabeza. La gran mayoría han muerto o se han suicidado antes de superarla. Y los demás se volvieron majaretas perdidos. Incluso yo me sorprendo.

Le sonreí.

(Rodrigo) ¿Sabes? Incluso yo también me sorprendo de mí mismo. Especialmente, porque en una de esas horrorosas pruebas fuiste muy efectivo.

Ya sabe que yo lo sé, pues lo hablamos una vez en el pasado. Sé que él era uno de los que me torturó en una de las pruebas, pues aunque estaba con ropajes de cuerpo entero, nunca olvidaré el brillo de esos ojos y la forma de sus brazos y piernas.

(Diego) Yo desconocía que estuvieses siendo sometido a una prueba. Solo me dijeron entra y corta por todas partes sin dañar ninguna arteria importante. Sí, incluso los mandados no sabían que todo fuese una prueba. Solo lo supimos cuando te exhibieron como ganador. Pero de verdad... Lo siento...

(Rodrigo) Ya sabes que no hay motivo para disculparte, amigo mío. Solo hacías tu trabajo, igual que hacemos todos. Era mi prueba. Vine a Maraiso para suicidarme, pero me tropecé con la organización. Esas pruebas eran lo que forjarían mi destino final. Lealtad o muerte. De haber sido a la inversa, yo te hubiese hecho lo mismo que tú a mí. Además... pude apreciar que eres todo un experto con los cuchillos. Sin duda, es cierto eso de que sabes cortar la carne con precisión y elegancia.

Se sintió halagado.

(Diego) Gracias. Y bueno... Vine sobre todo para preguntarte si necesitabas ayuda con la preparación del Bloody Money. Quizás protección extra.

(Rodrigo) Te lo agradezco, pero es mi deber y debo hacerlo solo. Ser ayudado en la preparación sería perjudicial para mi cargo como Jefe. Debo asumirlo en solitario. Aunque ya que estás aquí, tengo a dos encanadoras jovencitas en la casa en este instante. Si quieres, puedes entrar y decirles que te envío yo para poder disfrutar con ellas.

Tranquilamente, negó con la cabeza.

(Diego) Muy generoso de tu parte, pero yo considero que nunca hay que aparearse con la comida. Perder la virginidad es perder la mayor parte de la calidad de la carne. De hecho, solo los estimulo en el momento preciso para su ejecución y me aseguro de que mueran justo antes de que tengan el orgasmo. Además, la sangre del himen es extremadamente valiosa, ¿Sabes? Hay que extraerlo en el punto preciso y de la forma adecuada para no desperdiciar ni una gota. A veces mueren al instante, pero otras veces les corto sin parar haciéndolos gritar y agonizar para que generen una sobredosis de adrenalina y así conseguir sangre enriquecida y de buen sabor. Una bebida muy codiciada por los clientes más exigentes.

Eso lo conozco muy bien. Le gusta más hacerlos agonizar a golpes y dolor insoportable. Pero siempre de manera profesional.

(Diego) De modo que... aparearse con ellos es despreciar la carne. Pero si alguna vez tienes alguna 'mascota' que me quieras ceder o de la que quieras deshacerte, la aceptaré encantado. Sería un honor cocinar buenos platos con sus diferentes partes...

Hablar de cocinar le encanta. Mientras yo aprecio el sexo y el tratar bien a las mascotas, él considera qu solo sirven para alimentar a los honorables hombres que saben apreciar un buen manjar. Se despide de mí, pero antes me deja un frasquito de líquido rojo.

(Diego) Espero que te guste. Como sabes, sé cocinar mucho mejor que esa parásita de Noi que tanto presume de su mermelada. Yo sé hacerla mejor que ella, sin duda. Ya lo pudiste apreciar en su momento.

(Rodrigo) Lo sé. Sabes combinar perfectamente solo los mejores ingredientes. Recuerda que alguna vez he llegado a comer en ese restaurante secreto. ¿Y qué me has traido exáctamente?

(Diego) Sangre de mi última carne cocinada. Un bebé de apenas una semana. Una hembra, para ser exactos. Torturada hasta la muerte para cargarla bien de adrenalina y mezclada con frutas selectas para conseguri el toque especial. Además, aproveché la sangre de su himen para darle un toque final. Rejuvenece el cuerpo y da buen sabor al paladar. Disfrútalo.

(Rodrigo) Justo ahora pensaba beber algo. Muchas gracias, Diego.

Nos despedimos como buenos amigos y se marcha. Acto seguido, abro el frasquito y le doy pequeños sorbos disfrutando ese manjar y esos matices. Me siento más animado. Continúo con mi trabajo. Quiero acabar con todo eso antes de irme a dormir. Y si lo consigo, pues así dormir con mis niñas. Y ver como se sentirá el joven niño italiano tras ver películas donde yo juego de forma pervertida con esas dulces niñas y con algún que otro jovencito... XD

Tarantulas Tarantulas (Si puedes, maneja un poco al niño italiano. A ver como va evolucionando... :3)

꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ (La venganza llegará tarde o temprano... XD)
 

Ejecutor de Maraíso
Registrado
13 Jun 2006
Mensajes
2,492
Perdon por tardar tanto en postear... estuve algo ocupado estos días. pero ya quedó (un poco extenso quizas XD)

Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata

Hans – Maraíso (Restaurante)

La situación era inverosímil…. Si era él… ¡Rodrigo en persona! ¿Por qué estaba aquí?... ¿acaso sabía que iba a venir y me puso una trampa?… ¿o solo era coincidencia y el que fuera un pianista era su fachada de civil?… mi cabeza estaba aturdida con la ingrata sorpresa al punto de que parecía que todo lo de la buena comida, la ambientación y la música habían sido una broma cruel y ahora... ¡el infierno se desataría!. Ni siquiera recordaba las cosas que le dije en la hoguera, si es que realmente él estuvo ahí… por lo que no sabía bien si disculparme o mejor quedarme callado. Comencé a llorar en silencio de puros nervios.

Disculpadle, por favor. Es mi sobrino y se ha emocionado – dijo el mientras ponía su mano en mi espalda acercándome a su cuerpo como dándome un abrazo.

Ahhwwww – se escuchó al público emocionado. Entonces… ¿los demás no eran criminales?... ¿o solo fingían?... sí era el caso, esta si era su fachada. Rodrigo no perdió el tiempo y me llevó hasta la parte trasera del restaurante. No intenté escapar para no empeorar más las cosas
Entonces la situación se puso aún más rara. Incluso mencionó que intentó “vengar mi muerte” … ¿si quiera le importaba? Y al igual que en su departamento volvió a decirme eso que nadie más me había dicho, que “tenía una gran belleza”. No sé si lo decía a modo de burla o no, pero parece que iba en serio. Incluso se disculpó por hacérmelo cuando perdí la conciencia. No entendía nada, si fuera el caso debía ser yo quien debía pedirle disculpas por eso, no solo por ser tan débil ante esa presión, sino también por presentarme tan poco aseado ante él esa noche, aunque eso era culpa de Shin por hacer todo a la rápida y no dejarme tomar una ducha siquiera.
Y ahora… ¡me dejaba ir!… salí vacilante pues quizás solo esperaba a que alguien me agarrara afuera y me llevara a otro lado. Así el jefe podría eliminarme después sin sospechas. Si, quizás era eso, pero de momento, solo quería alejarme de él y aproveché de salir. Entonces mencionó algo más que me inquietó.

Por cierto... No te fíes de Tobías. Parece un niño indefenso, pero oculta un peligroso secreto. Sin previo aviso cambia su personalidad y se convierte en un psicópata que no dudaría en matarte solo para excitarse. Con esa personalidad, se hace llamar Toby. Sí, Tobías y Toby son la misma persona. Por muy bueno que se vea Tobias, evítalo a toda costa. No quiero que te acabe matando. Y ya sé que seguramente no quieres verme, pero... si alguna vez estás en apuros y no sabes a quien recurrir... llámame.

Sus palabras me desconcertaron mucho pues si me dio mala espina ese niño en la guarida de Noi. Enseguida me metí la mano al bolsillo para asegurarme de que no había olvidado mi teléfono. Peligroso o no, debía reportarme con ese sujeto.
¡Ah, muchas gracias! – le grité a Rodrigo, pero ya se había metido de vuelta al restaurante.
Me alejé un poco del recinto mirando en todas direcciones, por precaución me mantuve alejado de cualquier persona sospechosa hasta que recorrí un par de cuadras. Entonces si me decidí a llamar a Tobías.

Emmm… este… soy yo… Hans… - dije nervioso.
Hans… quedaste de llamarme cada una hora… ¿está todo bien? – preguntó.
Si… si, si… todo va bien… de maravilla… ¿Qué tal tú? – dije sin saber que más decir.
¿Encontraste a Tristán? – preguntó con tono impaciente.
…err… no… quiero decir, aún no… pero ya... emmm… eh descartado varios lugares… así que pronto, muy pronto lo encontraré – dije mintiéndole para ganar más tiempo.

Bien. Avísame cuando tengas novedades. Cuídate, Hans – dijo colgando la llamada.

Fiuuuu – suspiré aliviado. Al menos no me pidió que volviera ni me reclamó nada. Lo cierto es que no tenía ningunas ganas de ver a Tristán así que por mí que se quedara bien perdido, el muy granuja traidor. ¿Será cierto lo que me dijo el jefe Rodrigo?... lo mejor sería preguntarle a alguien que sepa de estas cosas y en quien yo confíe. Y conozco a la persona indicada.
¡Cielos! – dije viendo la hora en mi teléfono. Ya eran casi las 18:00, si me apuraba aún podía encontrarla a tiempo en la plaza antes de que se fuera.


Plaza de Maraíso.

Como de costumbre la plaza se veía muy animada y en el sector de siempre, estaba la vieja. Ya guardaba sus chucherías así que se disponía a irse. Entonces llegó un hombre alto con una cicatriz en el ojo izquierdo y se puso a hablar con ella. Me detuve uno momento mientras veía a la gente pasar y las palomas comer migas de pan que la gente siempre les arrojaba, esperando que ese sujeto terminase de hablar con ella. Lo cierto es que transmitía muy mala pinta, de seguro era alguien peligroso de la organización, además la conversación fue breve y no vi a la vieja bromeando como de costumbre. Me mantuve alejado por si acaso, además a ella no le gustaba que la interrumpiera en esas situaciones.
De reojo vi como la vieja le pasó un cristal carmesí bajo la manga y el sujeto se fue. Entonces ella siguió guardando sus cosas. Caminé deprisa hasta su puesto y cuando estaba cerca, Denisse me habló primero pese a estar detrás de ella.

Ahh, Hans… te creía muerto… - dijo como en tono de broma - ¿me ayudas a guardar mis cosas? – dijo agregó con naturalidad.
Sin decirle nada me lancé hasta ella y la abracé poniendo mi cabeza en su hombro y hundiendo el rostro en su ropa.

¿Acaso ah estado tan mal?... no me digas que ese bruto perro de Shin te ha estado tratando mal– comentó girándose a mí.

No… no ha estado tan mal… snif... es solo que... tenía el presentimiento que no la volvería a ver… snif… pasaron muchas - dije sollozando un poco.

Ah mi niño… ya veo… - dijo ella acariciándome la mejilla donde tenía ahora ese parche con letras japonesas - ¿y esto? – preguntó ella.

Oh… este parche… y este traje… me le dio Noi… es un ejecutor... uno grande tipo gorila… aunque en realidad es…

Ahh, esa coneja idiota y sus tonterías… típico - me interrumpió la vieja – pero esa ropa te queda bien, Hans jiji – dijo viendo mi traje y mi gorra mientras me sujetaba de los hombros.

Gracias – le dije ruborizándome un poco – antes me dijo… que no podía responderme muchas cosas de la organización hasta que participará en un evento especial… supongo se refería a este juego llamado Bloody Money… pero ahora ya estoy dentro… por eso… quiero preguntarle algunas cosas – le dije recuperando el ánimo.

Ajá… Sé que siempre tuviste curiosidad de cómo sería el jefe… ¿dime, que te pareció Rodrigo? – comentó sonriendo. Y después de pasar meses con ella ya no me extrañaba que supiera las cosas de antemano.

Ahh… pues yo… supongo que… no era lo que esperaba – comenté nervioso – pero en el buen sentido… antes me imaginé al jefe como alguien demasiado sádico y terrible… hasta ahora, Noi me dio más miedo, pero sin la máscara y echando ese humo… pues no parece tan terrible – dije sinceramente mientras me rascaba la mejilla con el dedo - …pero Rodrigo… no sé… es diferente – comenté recordando sobre todo ese momento cuando escuché su música.

Ya veo… estuviste en el “Sol Espiritual” … bien por ti, Hans – dijo ella.

¿Como? ¿A qué se refiere? – pregunté confundido por eso del sol, no sabía a qué se refería.

Vaya, hoy ha venido mucha gente… típico, todos vienen a última hora – dijo Denisse cambiando de tema al ver que alguien más venía.

Tu eres “la vieja” ¿cierto?... necesito ubicar al sujeto al cual llaman “el pianista” – dijo como exigiendo.

¿Qué?... no conozco a ningún pianista… además ya cerré mi puesto. Estoy ocupada ahora – dijo la vieja con una mueca mientras seguía guardando sus cosas.

Ya… solo afloja la lengua, “vieja” – mencionó la palabra con cierto desprecio - Te pagaré bien – dijo el sujeto con poca paciencia mostrándole un manojo de billetes. Se veía que eran bastantes.

Ummm… ahora que lo mencionas creo recordar – dijo la vieja relamiéndose mientras miraba el fardo de billetes – Hay dos en el resort de lujo, ya sabes, ese que está en la zona alta… y otro está en la zona centro cerca de aquí, toca en un restaurant llamado “Sol Espiritual… otro que toca por las noches en un bar de la zona sur llamado…
Al menos ya sabía que lo de “Sol Espiritual” era el nombre de ese restaurante. Denisse no pudo mencionar nada más porque el sujeto se fue hasta ella y le sujeto el brazo haciendo que la vieja soltará una bolsa con chucherías artesanales que cayeron al piso.

¡Hey! Sin escandalo – dijo otro sujeto de lentes detrás del otro a quien ni siquiera había notado. Miraba alerta en todas direcciones

¡No te hagas la inocente anciana! Sé que sabes lo que hablo – dijo el sujeto con la cicatriz…. no busco un pianista como tal, sino al “jefe” … - la vieja puso una cara algo asustada pero luego sacudió su brazo y el sujeto de la cicatriz la soltó. El sujeto de lentes se acercó.

Lamento eso, mi compañero es algo rudo… y algo idiota – dijo dándole una mirada fría al de la cicatriz como llamándole la atención - … pero escuche bien, señora… si quiere le haré una transferencia ahora mismo – dijo sacando un teléfono casi idéntico al mío… No, más bien idéntico al de Shin, entonces ¿él era un ejecutor también?

¿Tiene usted uno de estos, cierto? Le transferiré de inmediato la suma – dijo el de lentes con tranquilidad.

No de esos, yo no participaré en el juego. Y olvidé mi aparato en casa – argumentó la vieja.

Sin duda era astuta. Según chequé en el restaurante viendo mi teléfono, ese tipo de transacciones rápidas solo se podían hacer entre participantes del juego y sin el teléfono ella no tendría como asegurarse de esa transferencia, así no había forma de que la convencieran rápidamente.

Entonces la vieja me miró de manera maligna y sus gafas brillaron. Me dio un escalofrió.

Pero este niño si participará en el juego y tiene uno de esos aparatos. Tiene mi total confianza, así que le pueden transferir a él – dijo con una sonrisa alegre…. ¡Sera idiota!... ¡¡arruinó todo!! ¡Y ahora me involucraba a mí! Comencé a sudar helado.

Perfecto – dijo el sujeto de lentes. Tecleó su aparato y un sonido se escuchó en mi bolsillo, más precisamente en mi teléfono. Metí la mano en mi bolsillo con exasperante lentitud.

¡Apúrate, enano! – refunfuñó el sujeto de la cicatriz.
Tomé mi teléfono y efectivamente, había llegado una solicitud de transferencia por… ¡¡!! No puede ser cierto… ¡¡con este dinero podría comprar todo ese maldito restaurante, personal cocinero, piano y hasta Rodrigo incluido!!… tenía que ser una broma o alguna falsificación - pensé mientras abría los ojos de par en par.
La vieja se sobó un poco el brazo y me hizo un gesto de que le mostrara el teléfono así que se lo acerqué.

¿Y bien? -preguntó impaciente el sujeto de la cicatriz.

Bah… no es una gran suma por esa información. No hay trato – dijo la vieja sin dudar…. ¡¡¿En serio?!! ¡¡Realmente le pareció poco!! No podía creerlo. El sujeto de la cicatriz apretó los puños y dio un paso al frente.

¡¡Vieja estupid... argh! – De pronto, el sujeto de la cicatriz se giró de repente mirando hacia atrás y se sujetó la nuca con la mano.

Disculpe usted… eso solo es la primera mitad… la otra cuando nos hayamos reunido con ese “pianista” - se apresuró a decir el sujeto de lentes con educación.

¡¿Es en serio?!... ¡eso ya sería el presupuesto mensual de esta puta ciudad! – alegó el de la cicatriz - ¿acaso estas… ergh - el sujeto se tambaleó de repente como mareado.

Algo… creo que algo me picó en la nuca – dijo poniéndose un poco pálido súbitamente y se afirmó en el mesón de la vieja, como mareado. Miré hacia los alrededores de la plaza, toda la gente seguía su rumbo normal, el viento movía las copas de los árboles tenuemente pero las palomas se alejaron volando. De pronto, se sentía una atmósfera opresiva en el aire.

Si es por protección o una salida de la ciudad mi organización también se la puede brindar… si es que las negociaciones salen mal – dijo el sujeto de lentes sin prestarle atención a su compañero - No queremos la vida de este… “pianista”, solo queremos negociar con él en privado – dijo fríamente.

Umfh... este es mi hogar… no me iría de Maraíso ni por todo el dinero del mundo – dijo la vieja como en tono orgulloso - lo siento, y perdone, solo soy una vieja anticuada jiji – dijo Denisse riendo levemente – así que… no depende de mí… ¿qué dices Hans, quieres aceptar este trato?… ciertamente no suena mal para ti – dijo la vieja como si nada.

Ergh… ¿pero queee?… dijo el sujeto de la cicatriz y cayó pesadamente al suelo como paralizado y comenzó a tener convulsiones expulsando espuma por la boca. Ya había visto un incidente similar, pero esta vez era diferente. El sujeto que había molestado a Denisse la otra vez solo cayó desmayado y así se quedó hasta que la ambulancia (personal de la organización) llegó a llevárselo. Pero este… no se había desmayado simplemente, sino que sufría algún tipo de ataque epiléptico y esto llamaba la atención de la gente… ¿Por qué el francotirador de turno había optado por veneno en vez de sedante? – pensé alarmado. El sujeto de lentes habló sacándome de esos pensamientos.

Hans, ¿cierto?... a que es un buen trato ¿verdad, muchacho?... No, que va, es la oportunidad de tu vida... sí nos das esta información, tendrás el control de tu destino, olvida al Bloody money o ser la perra de alguno de esos ejecutores… saldrás de esta ciudad y te recibiremos en nuestra organización con los brazos abiertos… además tendrás los bolsillos llenos… ¿qué dices? – dijo el sujeto de lentes como agachándose un poco para hablarme más de cerca lo que me hizo retroceder un poco. Ni siquiera miraba a su compañero, le importaba una mierda y con ello me estaba dando la respuesta, ni de coña iría a una organización con un sujeto así de frío.

Lo siento, no hay trat… - le decía.

Hey hey, no te apresures… la transacción está ahí… ESPERANDOTE. Piénsalo bien, Hans. Yo esperaré en esa esquina - dijo el de lentes tranquilamente y luego le dio al fin un leve vistazo a su compañero en el suelo. Lo miró indiferente pero luego le preguntó a la vieja.

¿Qué hay de mi compañero?... ¿le dejarán vivir? – preguntó el sujeto, aunque no se le veía realmente muy preocupado.

Bah, eso ya no depende de mi. Ahora si me disculpa debo ir a ver mi telenovela – alegó la vieja recogiendo sus cosas y metiéndolas al bolso sin prestarle tampoco atención al sujeto tumbado en el suelo. La gente ya se acercaba a mirar.

Escucha Hans… este sujeto es algo violento y un idiota… pero no es tan malo como parece… además tiene familia… todos estamos muy nerviosos por esto del juego… así que, si le das una oportunidad… sería una buena manera de comenzar bien haciendo negocios ¿te parece? – me dijo el sujeto. Y me parecía bien, no quería ser responsable por la muerte de nadie y por tan poco. Miré a la vieja con una cara de súplica y está me miró algo enfadada pero luego suspiró.

Todavía tienes corazón de ratón, Hans… Pero está bien mi niño… - dijo metiendo la mano en su bolsa buscando algo – Oh vaya, resulta que si había traído mi teléfono después de todo jijiji… llamaré a una ambulancia, una real – le dijo sonriendo al sujeto de lentes quien solo puso mala cara y miró al costado.

Lo agradezco – dijo de mala gana y luego me miró - Esperaré 10 minutos, Hans. Piénsalo bien – me dijo a mí fríamente – señora, con su permiso – se despidió con un gesto educado hacia Denisse.

La vieja marcó un número. No dijo ninguna palabra y colgó. Pero eso era suficiente, así no vendría la organización por ese tipo.

¿Qué le ocurre? – dijo un hombre barbudo acercándose al sujeto convulsionando en el suelo, aunque ya casi había perdido la consciencia.

Parece que tiene algún tipo de ataque epiléptico… ¿podría usted llamar una ambulancia? Yo olvidé mi teléfono en casa – dijo la vieja alejándose – ven, Hans – me ordenó.

Mientras caminábamos alejándonos por la plaza, la vieja me dijo – Parece que Bloody Money ya ha comenzado para ti Hans… ¿qué dices, aceptarás ese trato? – preguntó sonriéndome de manera cómplice.

Es una prueba ¿cierto?… ese sujeto de lentes no es realmente un criminal, es un actor y miembro de la organización… si hubiese aceptado, estaría tirado en el suelo como ese sujeto – comenté preocupado.

No Hans… eso no fue una prueba y ese sujeto dice la verdad. El sí es un criminal y es tan real como su dinero – comentó la vieja seriamente.

¿Qué... pero entonces cómo?... - dije confundido.

Lo que dijo es cierto… y con ese dinero si tendrías mayor control de tu destino… claro, quedarías ligado a esa organización externa y sus normas… pero incluso puede ser cierto lo que dijo ese sujeto y que realmente solo busquen a Rodrigo para negociar… eso sería estupendo para ti ¿verdad? Recibirías buen dinero y harías de intermediario en una alianza extranjera, dándole al jefe un nuevo contacto, eso sería mu bien visto por la organización… es una situación de ganar o ganar… pero claro, en el mejor de los casos, ya que también muchas cosas podrían salir mal… - comentó con aire sombrío.

¿Cómo qué?... – pregunté considerando ahora seriamente esa oferta.

Como que las normas de esa organización sean estrictas, que algunos miembros de ella sientan envidia de ti o intenten quitarte ese dinero de alguna manera tras dártelo… o también que Rodrigo y Shin se sientan traicionados y vayan por ti antes de que te saquen de Maraíso… entre otras cosas - comentó.

¿Qué otras cosas?... ¿qué debería hacer? – pregunté confundido.

Eso ya depende de ti…– dijo serenamente – si quieres mi opinión, yo a tu edad si habría tomado esa opción sin vacilar si hubiese tenido una oferta como esa… pero has lo que a ti te convenga más… incluso puedes arriesgarte y negociar tu propio trato con ellos – me aconsejó.

¿Negociar yo… pero cómo? – dije haciéndome ya más a la idea.

¡Carajo, usa la cabeza Hans! – se te ha abierto un numero nuevo de opciones. Si juegas bien tus cartas ya no necesitarías el Bloody Money… - dijo la vieja enérgicamente.

¡Clik Clik! – llegó un mensaje de texto. Era de parte de un tal Frederic. Me salía la opción de agregarlo a mi lista de contactos o rechazar. Aparecía la foto del sujeto de lentes.

Miré el mensaje y tragué saliva… entonces puse “Aceptar” y al instante, tenía un nuevo contacto, de un sujeto de una organización criminal externa… vaya.

“10 minutos y me voy” – era todo lo que decía el mensaje. Apreté los dientes y me quité la gorra pasando mi mano por mi cabello.

Debo… debo consultarlo con Shin – dije marcándole el teléfono rápidamente.

...............................................
.............................................................

Solo hubo dos marcados y Shin contestó de inmediato.

¿Qué pasa Hans? – dijo en tono serio. Se escuchaba sonido de vehículo, seguro estaba conduciendo y como de costumbre, a gran velocidad.

Emm…yo… este… Shin… ¿estás muy ocupado?... ¿puedes hablar? – pregunté temeroso.

Mas o menos ocupado… habla rápido – dijo impaciente.

Estoy en la plaza con la Viej… con Denisse – dije mirándola – este…

¿La vieja está bien? – preguntó de inmediato.

Si... si ella está bien… pasa que hay un sujeto… un criminal de lentes… me ofrece - en el teléfono se escuchó un sonido fuerte, como una bocina de camión – hice una pausa para que el sonido terminara – me ofrece mucho dinero a cambio de que le revele información del jefe… - le dije nervioso.

Se demoró en contestar un momento lo que me pareció asfixiante… se escuchaba un escándalo como de carretera - Seguro se molestará – pensé. Pero luego hablo con voz seria sin cambiar el tono.

El juego está a punto de comenzar. Habrá otras organizaciones buscando asociarse con el jefe y ganarse su favor. Otros querrán sacarlo del juego “permanentemente”. Es una apuesta de 50 y 50.... - ¡¡Ahí vienen de nuevo Shin!! – se escuchó una voz de niño y en seguida algo que parecía ser un balazo.

Tranquilo armiño, yo me encargo –dijo Shin tranquilamente - Estoy algo ocupado ahora Hans… decide tú, pero piénsalo bien… ¿Qué te dice tu instinto? – preguntó seriamente.

No lo sé… yo... yo solo quiero hacer algo importante por mí mismo, Shin – le dije sinceramente - ¡¡BANG BANG!! – se escucharon varios sonidos… definitivamente eran balazos.

Eso está bien. Haz lo que puedas y en lo posible avísame como te fue – dijo Shin un poco mas alterado - Recuerda, decir que eres mi perro puede traerte ventajas o peligros, así que analiza bien a la gente antes de usar esa información a tu favor – aconsejó. Ahora se escuchaba un sonido como derrape de neumáticos.

Está bien… te mantendré informado… no te molesto más… ¡Gracias Shin! - le aclaré.

Buena suerte – dijo fríamente.

Buena suer… - le decía pero ya había colgado la llamada – buena suerte a ti también, Shin – dije de todas maneras.

Los nervios se iban de mi cuerpo, ahora me sentía excitado y más optimista.

Parecía tener problemas – le avisé a la vieja.

No es de extrañar, Shin y Foresk son como el agua y el aceite, pero ese perro siempre volverá a casa – dijo la vieja tranquila lo que a su vez me dejó tranquilo a mi.

¡No puedo creer que me diera el visto bueno! – le comenté entusiasmado.

En cualquier sociedad común, un adulto sensato jamás le aconsejaría a un niño tratar con criminales, pero nuestra ciudad es diferente, ¿verdad Hans? Enfrentarse así a esta prueba es la manera en que vivimos los maraísinos. No puedo hablar por Shin, pero al menos yo ahora mismo, me siento muy orgullosa de ti – dijo con satisfacción.
Me alegré y le di un beso en la mejilla.

Gracias… también la mantendré informada – dije despidiéndome, pero ella me detuvo sujetándome.

Un momento Hans… - dijo sacando algo de su bolsillo y me lo entregó.

¿Eh? – dije tomando lo que parecían ser dos cartas, pero estas estaban completamente negras por ambos lados.

¿Y esto? – pregunté.

Un adelante del Bloody Money, solo para ti… est es información clasificada, mi niño… considérate afortunado, nadie, ni los gatos, ni siquiera Rodrigo saben de esto....
Son cartas muy especiales… tú las conoces… ambas están ligadas una a la otra. Y de los dueños de estas cartas depende el destino no solo del Bloody Money, sino de Maraíso – lo dijo muy seriamente, lo que indicaba que no estaba jugando. Ella se tomaba muy en serio estas cosas esotéricas.

Y… ¿de quién son estas cartas? – pregunté nervioso.

Jaja, averígualo, Hans… averígualo – dijo la vieja sonriendo. – Le di una mirada escéptica, no me gustaban mucho este tipo de intrigas de su parte.

Al menos deme alguna pista… - le pedí

Cuando las cartas sean visibles todo está más claro, así que solo debes buscar las formas de hacer que sean visibles jiji… - dijo alegremente. No fue una gran pista que digamos.

Está bien. Lo solucionaré después – dije sin mucho ánimo de hacerlo. Por ahora me interesaba más ver que trato podría llegar a hacer con esa organización.
Me despedí de Denisse y me acerqué hasta el sujeto de lentes, pasando cerca del sujeto tirado en el piso que ya había reunido algunas personas a su alrededor intentando prestarle ayuda.

¿Cuál será el procedimiento? – le pregunté al de lentes.

Habrá una reunión en 20 minutos. Te presentaras ante los demás y negociaremos información por dinero – dijo el sujeto mientras caminábamos hasta un taxi. Buena señal, mejor así que en su vehículo. Todos los taxis de la zona centro eran controlados en gran medida por la organización de Maraíso.
Transferencia inmediata según que tanto estés dispuesto a compartir -aclaró el de lentes – Esa cantidad es la dispuesta a pagar por esa información, pero debe ser aprobada por los otros miembros del a reunión. Si nos consigues una audiencia con ese pianista, y todos aprueban, el dinero que está en la transferencia será todo tuyo – aseguró.

Bien… no perdamos más el tiempo – le dije sonriendo. Y ambos subimos al taxi.


꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂


Maraíso – Noche (22:30)

En una zona alejada del centro, poco iluminada, no había un alma en las calles, pero en un sitio abandonado entre las casas, un joven de cabello anaranjado esperaba en la obscuridad consultando la hora en su teléfono. En ese momento un muchacho de gorro de lana entró al sitio saludándolo.

Holaaah… lammento llegar taarde… Ichip, ¿cierto? - le preguntó Nat al chico que lo estaba esperando en un callejón.

Iori – corrigió seriamente el muchacho de cabello naranja - Y si, es bastante tarde, llevo media hora esperándote aquí – se quejó – ¿acaso estas?... preguntó echándole una mirada algo molesto.

¿Un poco ebrio?... la verdadhs que shi jeje, me ayuda relajaarmme en estas reunionnes… pero no te preocupes amigo, esta es una reunión aammistossa – dijo dándole poca importancia.

Entonces no perdamos más el tiempo – dijo Iori comenzando a avanzar hacia el interior del sitio donde daba paso a un callejón.

Emm… no es por ahí… de echhho es a dos cua.. cuadras de aquí – dijo dando media vuelta y regresando por donde venía.

¡¿Y por qué me citaste aquí entonces?! – reclamó Iori.

Porque quería asegurrarmme de que no pasaras mmas tieeempo con esos locos… y asi te explicó un par de cosas por el camino... novato… ¿quieres? – dijo acercándole la botella. Iori rechazo con la cabeza en un gesto “no”

Como quierras.. berass, eso… es exactamente lo que Nooo tienes que hacer ahí en la reunión… si uno de esos lunáticos te ofrece algo lo mejor lo aceptes… pero si lo rechazass… hazlo con zuuu-tii-lee-zaaa… ¿entiendes? – dijo poniendo su brazo en el hombro caminando junto a él – Iori puso mala cara pero comenzó a escuchar atentamente.

Habrá una chhica con una couronna, es la gatta de Noi, Shanon… algo fastidiosa pero no es muy problemática.. si no te mettes con ella… si dice algo que te moleste, solo ignórala y controla tu enffado… ¿si? – le aconsejó.

Si, a ella ya la eh visto antes – Dijo Iori seriamente sobándose la cabeza de pronto.

¡Puurrfecto!… la otra, es una shhica gótica a la que llaman “Lady Morgana” … solo trátala con ressppetto y si te ofrece droga, aceeptala por cortesía… y guárdala… no tienes por después que conssumirla.. después si quieres la vendes ¿ok? – Iori asintió con la cabeza.

Unn sssujeto en traje neeegro y piel pálida… es Walter… tratta de no hablar muucho con él… es algo… perturbadoor… solo dile lo justo y nesssesario… ¿ok? – dijo abriendo los ojos de par en par.

Ok – respondió Iori.
Una chica rubia y bonita... aunque algo altanera se llama Beverly… es una presumida… asi que mientras la alabes un poco te llevaras bien con ella… pero no te pases… o no te tomará en serio ¿vas captando todo lo que te dijo man? – Iori asintió con la cabeza.

Por último… los gatos de Saara y el Alemmán… ni idea cuales serán, solo participé en un Bloody Money hace ya 7 años y Saraah no compitió… ¡HIP!... y sé que el Alemán cambia de gato o al menos les cambia la máscara… asi que ni idea quien vendrá… en el uultimo juego su gata erah una shika con un pinta de monja a llamada Abigail… sé que sobrevivió… coonn… algunas quemaduras… pero como dije, puede que esta vez el gatto del alemaan sea otro – dijo Nat cuando ya habían recorrido dos cuadras.

Entiendo – dijo Iori seriamente.

¡Ahhh siii!... aalgo muy inportaante… trata de no hacer contacto visual con ninguno… pero si ves que te desafíííaan con la miradah insistenthemente… aguántasela… ´se que suena ¡HIP! contradictorio… pero si te dejas someter bajando la mirada solo demostrarás sumisión y eso no te conviene… ¿ok?... oye, eres lindo, ya que te veo bien – dijo tocándole la nariz con el dedo.

Ok… -dijo Iori apartando su mano - ¿es aquí? – dijo mirando el lugar algo nervioso. Parecía una casa grande pero abandonada. Natahiel abrió la puerta de una patada y caminó por el viejo recinto a paso rápido aún en la obscuridad.

Si… bueno, no… o sea, si es aquí, pero “abajo”… ¿nunca has estado abajo? – Iori negó con la cabeza.

No te preocuppes… abaajo es un luggar sagrado… aunque algunnas insstalaciones se usen en el juego… esto sigue siendo un gran panteón ¡HIP!... abajo reposan los restos de los Hijos de Maraíso – dijo levantando las manos en el aire - ¡un lugar sagradooh y todo ese rollo!, ya sabes – dijo bajando la voz como queriendo sonar mistico.

Tras avanzar un rato por la casa, si bien abandonada y llena de polvo pero aun en buena condición, llegaron hasta un hall donde había una pintura con un cuadro algo extraño y feo. Nat quitó el cuadro y lo puso en el piso. Atrás, la pared parecía haber sido arañada o raspada varias veces. Nat sacó una navaja pequeña y dio tres rayones paralelamente en diagonal, asemejando un rasguño.

¿Qué haces? – preguntó Iori. Nat solo sonrió y le hizo un gesto con la mano de que esperase. Tras casi 40 segundos de espera se escuchó un sonido de ¡TOK! hacia el costado de la habitación sobresaltando un poco a Iori. Nat fue hasta donde se había escuchado el sonido y ahora había aparecido una pequeña manija en el suelo de madera. Nat la movió y entró en ese compartimiento. ¿Qué esperas? ¡Veeen! – le dijo a Iori.

Ambos bajaron por la escalera larga en un conducto tipo tubo, pero en lugar de llegar a una alcantarilla llegaron a una zona obscura donde había un pasadizo estrecho en el que se deslizaron rápidamente. Esto los condujo a una sala pequeña tenuemente iluminada donde había una pintura de dos gatos ciertamente algo tétricos. Nat movió la pintura torciéndola y luego acomodándola de vuelta en su posición y al costado la pared lisa se abrió como una puerta de ascensor. Nat entró y Iori lo siguió. El ascensor bajaba rápidamente y Iori parecía preocupado.

Vaya, cuanto mas baja esta cosa – dijo nervioso.

Haay vahrios lugares comnmo esteh para llegar abaajoh … algunos solo habilitados durante el Blooddy Monneei… pero son difíciles de pillar… de echo… este era una prueba para gattos en el juego pasado de hace 7 años… ¡HIP!... por eso la experiencia es una ventaja – dijo como orgulloso.

¿A dónde lleva esto?... estamos bajando mucho – dijo Iori ya algo más alarmado. El ascensor parecía incluso ganar velocidad.

Traaanki… las instalaciones son seguuras… solo no vayas por tu cuenta o te perderaash - -e advirtió.

El ascensor disminuyó la velocidad y finalmente llegaron bajo a una especie de instalación subterránea. Estaba algo vacía, sin decoración dándole un aspecto algo desolado. Caminaron por un pasillo amplio donde bien podría transitar un vehículo y llegaron hasta una puerta grande.
Finalmente llegaron hasta una puerta donde habían pintadas dos marcas asemejando unas patas de gato.

Debes pararte a dos pasos de la puerta poner las manos en esas marcas. Y luego “maullar” para que la puerta se abra.

¡¿Qué?! ¿Es en serio? -alegó Iori.

Muy en serio… Vamos, es solo una imitación de maullido, no tiene que ser perfecta – dijo Nat seriamente.

Iori se ruborizó un poco. A dos pasos de la puerta y poniendo sus manos en las marcas lo obligaba a quedar con el cuerpo semi encorvado y el trasero levantado, en una posición que hacen los gatos como cuando se estiran o afilan sus uñas. A pesar de ello, Iori calculó dos pasos alejado de la puerta y puso las manos justo sobre las marcas felinas. Su cara estaba roja y era clara incomodidad. Luego giró su cabeza como queriendo preguntarle algo a Nat y vio que este estaba aguantando la risa.

¡Si serás...! – dijo caminando hacia él y dándole un pequeño toque con el puño en el hombro a Nat.

Jajajaa, faltó poco, casi te hago maullar, jajaaa – comentó divertido – y por cierto, te queda bien esa pose… tienes buen culo amigo jajaja.. quizás en otra ocasión si te haga maullar – dijo guiñándole el ojo.

Iori parecía enfurecerse, pero justo la puerta se abrió y ambos entraron a un salón donde habían sillones, algo de comida y bebidas. La iluminación era tenue dándole un aspecto relajante como de pub.

Ya estamos todos – dijo Shanon, la gata con corona a quien Iori ya había visto - Sin resentimientos, ¿eh? – le dijo palpándose la cabeza, haciendo alusión al batazo que le habían dado en la arena.

Felicitaciones por haber ingresado al juego, joven Sazaki. Parece que ya conoces a Shanon – dijo la chica de aspecto gótico señalando a la niña de la corona. – Estos son Walter y Kane – dijo señalando a dos chicos siniestros a su lado, los que saludaron con cortesía.

La de allá, es Beverly – dijo señalando a una chica rubia.

Si, nos conocimos brevemente en el camión donde operamos los drones – aclaró la chica rubia.

Y él es Volker – dijo señalando a un tipo con una máscara de gas y ojos extrañamente verdes, ciertamente transmitía muy mala pinta.

Comencemos ya… ¿quién será el anfitrión de esta reunión? – preguntó Shanon.

Que sea Nat, a él se le da bien hablar – dijo Beverly - además, hasta ahora todos los ejecutores se han reunido en la Hoguera - añadió.

No esta noshee querida… estoy algo maaareadoh – dijo Nat – Amigo Walter… usteé tiene mas exxperiencia En Blody Monei que sho… ¿le importaría?... le pidió al chico de rostro pálido y cabello negro.

Muy bien – dijo Walter dando un paso al frente. Los demás comenzaron a acomodarse e incluso la chica gótica destapó un vino sirviéndose una copa. Kane abrió unas latas de cervezas y le arrojó una a Shanon quien la atrapó con su mano y la abrió de inmediato.

Acomódate donde quieras, amigo Iori – le dijo Nat sentándose en un sillín grande – y bebe o come algo si quieres – en una mesita además de bebidas había botanas y galletas.

Antes que nada, felicitaciones a los nuevos. Y también por esta alianza que lograron nuestros colegas ejecutores… así como con el jefe de turno – dijo Walter. Se acercó a una mesa y prendió la tv de la sala - Esto es para los nuevos – comenzó a decir.

Para quienes aún no lo sepan, los juegos de Bloody Money representan la tradición más antigua de la ciudad. Su objetivo, es fortalecer a la organización según las circunstancias y tiempo se sean necesarias. Probar el temple de los Maraísinos enfrentándose a las organizaciones extranjeras que buscan formar parte nuestra, luchando contra ellos o entre nosotros según se disponga. Se resume en que algunos quieren entrar, otros quieren salir, pero siempre, bajo los buenos términos de la organización – explicó Walter.

Cada juego difiere mucho uno de otro, en diferentes factores… algunos toman mucho tiempo, como el famoso y muy sangriento “Bloody Money de las 4 estaciones” que tomó más de un año en concretarse… otros son breves de apenas un par de semanas o incluso días, incluso ah habido algunos excepcionales que solo han durado unas cuantas horas – mientras hablaba, en la amplia TV mostraba imágenes en una pantalla divida en que se veían ciertas luchas o disturbios algo sangrientas, una pelea a puños en un bar entre sujetos vestidos en traje, otras cámaras de vigilancia donde unos niños escapaban por unas instalaciones mientras un grupo de enmascarados los perseguían con armas, y en otros se veían unos muchachos participando en una especie de carreras pero con obstáculos letales, como saltar sobre partes altas donde abajo habían estacas afiladas. Todas eran imágenes cuya claridad del vídeo variaba, pero sin sonidos.

También el cómo se dan las instrucciones del juego varían mucho. En ocasiones son totalmente directas como “secuestrar a un civil determinado” mientras que en otras las instrucciones se dan a modo de juego, como acertijos por descifrar – comentó Walter - En base a esto, es muy difícil predecir cómo será el juego, pero siempre se pueden considerar ciertos factores importantes – apretó algo en su teléfono y las imágenes cambiaron a hora a una alcantarilla donde mostraba un grupo de ratas.

Shanon… – dijo Walter como cediéndole la palabra.

Ok – dijo Shanon viendo las imágenes - Los ratones, representan el escalón más bajo en la jerarquía del juego – comenzó a explicar - A menudo fugitivos, criminales o en general personas que ya hayan tenido algún incidente con la ley, sean problemáticos y no pertenezcan aún a la organización - aclaró Shanon.

Las imágenes volvían a dividirse y además de ratas mostraban a niños escapando de la policía, cometiendo vandalismo de diversos tipos, desde hacer grafitis hasta romper cosas o robos y otras imágenes que mostraban a un grupo de niños callejeros durmiendo en un cementerio de automóviles o robando cosas.

Estos casi siempre tendrán las pruebas más peligrosas y sirven para generar dinero de apuestas para los clientes extranjeros que piden ver sangre – comentó fríamente Shanon. Ahora la TV comenzó a mostrar imágenes de conejos, algunos libres corriendo por el campo. Otros comiendo pasto, teniendo sexo y unos encerrados en jaulas.

Después tenemos a los conejos – continuó explicando Shanon - reconocidos dentro de la organización por estar ingresados en la red de prostitución de Maraíso, y por tanto en un escalón más alto que los ratones, estos buscan ganarse el favor de criminales poderosos, sean Maraísinos o extranjeros, para salir de la ciudad o invitar a nuevos miembros a quedarse.

Ahora las imágenes mostraban imágenes sexuales de diferente tipo, desde algo casual hasta cosas algo mas subidas de tono como sadomasoquismo, fetichismos variados o algunas imágenes mas crueles tipo violación o palizas. Si bien se veían adultos en las imágenes predominaban los jóvenes de ambos sexos, sea estando con un adulto o con varios o entre jóvenes.

Luego la imagen cambio y mostraba unos perros callejeros caminado por las calles, peleando entre ellos, estando enjaulados en una perrera, otros que acompañaban a sus dueños en un parque amarrados a una correa, en otra un perro guía ayudaba a su amo ciego en su camino y otro imagen mostraba un plano de cerca de un perro lamiendo la mano de su dueño.

Después tenemos a los perr- decía Shanon.

Ah… por que la cambiatehh. La de los conejos estaban buennas – se apresuró a decir Nat.

Shanon se río pese a que la interrumpieron y otros como Walter y Kane se rieron también. Beverly ocultó su risa poniendo su mano en los labios.

Como decía, jiji - continuó Shanon - los perros representan uno de los escalones mas importantes en la organización. A menudo pueden haber sido ratones antes, y pueden cumplir la misma función que los conejos si se requiere, pero la diferencia es que estos están mas comprometidos con la organización. Pueden actuar solos en manada, pero lo que hace especial a los perros mas haya de su grado de compromiso es que están especialmente ligados a los Ejecutores… ¡Son la jauría de la muerte! – dijo poniéndole énfasis a lo que decía.

Y finalmente… los gatos, o sea nosotros – dijo haciendo una pausa – En Maraíso, sobre todo en el bajo mundo, los gatos son muy consentidos, se respeta a este animal por sus características místicas, enigmáticas, su gran belleza y elegancia… los gatos deben ser intrépidos y letales cuando se requiera… en la mayoría de los Bloody Money siempre va el ejecutor y su gato a la cabeza, han habidos juegos sin la presencia de ratones, conejos o perros, y excepcionalmente incluso sin ejecutores, pero nunca sin gatos… ya que los creadores del juego original se representaban con este animal mas que con cualquier otro – dijo Shanon orgullosa de su posición y los demás miembros parecían sentirse igual al escuchar esas palabras.

Esto nos lleva a que seamos como los guías del su equipo, según sea el caso. Tendremos tareas especiales que solo nos involucren a nosotros y que determinaran el rumbo de las tareas de los demás… por eso nos manejamos a nuestra pinta, estando a la par de los ejecutores sin tener que rendirles cuentas a menos que queramos – dijo Shanon sentándose dando a entender que le cedía la palabra a Walter.

En resumen… - dijo Walter tomando la palabra - si habláramos de algún tipo de organización militar… los ratones serían como soldados rasos, los conejos serían como… soldados especiales, los perros el equivalente a la infantería, los ejecutores serán como sargentos… y los gatos oficiales de inteligencia – Explicó Walter.

Bien, aclarado eso… tenemos los números en base a la disposición de los equipos… 10 para los ratones… 5 para los conejos y 3 para los perros… como sabrán esto podría tener mucha o nula importancia según lo que la organización planee esta vez, pero como gatos, debemos tomar esto en cuenta y analizarlo lo más seriamente posible – explicó Walter. En la pantalla apareció un numero 10.

Ehhh… no te vash a ponner a habblar de númerologíah ahora, Walterh… los que no sepan, busquen en Google, vagos – se quejó Nathaniel dándole un sorbo a su botella – Walter lo miró con mala cara, pero pareció tomar su consejo.

Muy bien. Aunque cabe recalcar... que los números si tienen gran importancia en los juegos de Bloody Money. Aquellos que no hayan participado antes en uno – dijo mirando de reojo a Iori y a Volker – pueden consultarme después sobre el significado de los mismos.

Ya está, ahoah relajeeemosnosh un poco… y esperemos… - Dijo Nat estirándose en el sillon.

¿Esperar que? – dijo Volker con una voz como artificial proveniente de su máscara de gas.

Uuuhh… puede hablar – dijo Shanon como a modo de burla.

Esperaremos a que llegue la primera tarea. Siempre en un juego los gatos son contactados primero, así que la información llegará esta noche – dijo Walter sirviéndose una copa de vino.

La reunión tomó un carácter más relajado y algunos se pusieron a hablar de otros temas ajenas al juego y menos serios. Al ver que Iori estaba algo apartado Morgana se acercó a él.

No estés tan nervioso… toma, por si quieres relajarte – sacó una bolsita con hierba y se la ofreció.

Relax Iooriii… - le dijo Nat – yo estabah muerto de miedo hace 7 años… pero verás que este juego puede ser hashta divertidooh.

A pesar de su nombre el juego no es letal de entrada y ofrece muchos beneficios… guarda esa preocupación cuando se anuncien las rondas letales – le aconsejó Kane.

Click clik clik clik … bip bip bip…. – comenzaron a sonar los teléfonos. Cada uno de los presentes tomó su aparato y comenzó a mirar la pantalla. El aparato comenzó a vibrar y de pronto apareció un mensaje de batería baja, apagándose casi al mismo tiempo.

¡Pero si lo acabo de cargar durante la tarde! – alegó Kane.

Relax man – le dijo Nat – se apagaron al mismo tiempoh… así que debe ser cosa de ellos – comentó tranquilamente.

Tras un minuto de espera los teléfonos se encendieron aparentemente volviendo a la normalidad, pero con un detalle – Las pantallas comenzaron a teñirse de un efecto como de gotas de sangre dejando toda la superficie teñida de rojo. Después aparecieron unas letras negras entre la sangre.

Ponte unos auriculares… o acerca el teléfono a tu oído. Si eres sordo pone el aparato en vibrar y ¡METELELO EN EL CULO!… y si eres ciego, bueno, en ese caso no estarías leyendo esto ja..ja…jaaaah – decía le mensaje.

Los presentes acercaron los teléfonos a su oídos y tras un rato de espera una voz masculina pero con un efecto distorsionado comenzó a hablar.

Felicitaciones… gatos. Una vez más… o quizás por primera vez… participarán en EL JUEGO DE SU VIDA… presta especial atención – dijo la voz distorsionada.

10 – 5 – 3 – 1 – 1… Esos son los números… averigua que significan y sabrás cómo será el ritmo del juego… continuemos… - agregó

A ver a ver a ver… uno, dos… siete... dieciséis… veintidós… umh umh uhmm… - decía la voz como contando… - ¡Vaya, cuantos gatos este año!... que lata… ya… para que nos vamos a complicar la vida tan pronto ¿sí?... empecemos con algo fácil – dijo la voz.

Tienen hasta mañana a las 18.00 horas para ir “abajo” a inscribir a su equipo. Esperaran en el territorio correspondiente a cada Ejecutor…
Pueden ir en solitario o acompañados de su Ejecutor, un perro, un conejo y un ratón… no mas de 5 personas por equipo – ordenó la voz. A menos que les dé más instrucciones eso es todo, por ahora
– dijo cortando la llamada.

Umph, sencillísimo… pura formalidad – dijo Shanon confiada.

Si dijo que se puede llevar hasta 5 personas incluido el Ejecutor… puede que la primer prueba se desarrolle ahí mismo y entre esas 5 personas… así que ir solos o con menos gente podría ser una desventaja – comentó tranquilamente Morgana.

Muy bien, eso sería, damas y caballeros. Pueden pasar el rato aquí o retirarse, desde ahora esta sala será nuestro lugar de reunión y… - decía Walter.

Clik Clik Clik – sonó el teléfono de Walter interrumpiéndolo. Tomó la llamada.

…. Ok – dijo Walter colgando la llamada y tomando el control remoto de la TV. Tecleó algo y una imagen de una silueta humana apareció en pantalla.


A ver a ver a ver… que tenemos aquí... ahh, ¿una alianza? – dijo el hombre que antes había hablado por teléfono y ahora estaba en la pantalla – hummh… uno dos, tres… seis… ¡ocho en total!... vaya, esto es problemático, muy problemático… no no no chicos, se supone que los gatos son mas independientes… o que, ¡¡¿ACASO SON RATONES?!!... a ver a ver ver… ¿Qué haré con ustedes?... déjenme pensar un momento – el sujeto se vio que sacó un encendedor y prendió un cigarro iluminando un breve momento sus manos.

Fuhhh – expulsó humo – Ya sé… quieren actuar como ratones… BIEM! – dijo el sujeto com llamándoles la atención - Se dividirán en dos grupos… ¡pero yo decidiré el orden! – dijo el sujeto en pantalla – un grupo de 6 y otro de 2… el grupo de 6 deberá llevar un objeto “abajo” a la sala de ceremonias… el objeto debe estar en optima condición y funcionando, lo quiero perfecto tal como está, sin ninguna marca… y no se permite desarmarlo para volver a armarlo – los presentes en la sala se alertaron al escuchar la orden. Y más cuando en la pantalla apareció un objeto musical conocido.

¡Oh no! – se lamentó Beverly al ver objeto.

Un piano… ciertamente es complicado de robar – comentó Morgana.

No es cualquier piano… es el piano de Rodrigo – comentó Shanon tranquilamente.

¡Carajo! – dijo Walter apretando los dientes.

Y el otro grupo de dos personas… - siguió hablando la voz - debe reunirse conmigo y traerme:
_ El pack especial BM2020 edición de la farmacia del centro.
_ El pack especial BM2020 edicion Premium del sex shop de la zona norte.


Ambos packs solo se entregarán desde las 16:00 hasta las 16.30 del día de mañana.
Mañana a la medianoche el equipo de dos deberá entregarme mis packs… y a la misma hora los otros seis esperaran junto al piano en el salón principal. Los que no estén en el lugar y hora acordada con mis requisitos… serán eliminados del juego…
- advirtió la voz.

Cabrón… se ah ensañado con nosotros… ¡nos quiere fuera! – alegó Volker.

Solo relajaate viejo – le aconsejó Nat.

Por último… les enviaré la información de como se dividirán los equipos dentro de una hora y solo si están separados un kilómetro entre ustedes..ja.ja..jahhh… demuestren que son gatos y no ratones… hasta pronto – digo la voz desapareciendo de la pantalla quedando la imagen en negro.

No sabemos como debemos dividirnos hasta que nos envíe la siguiente pista… debemos alejarnos un kilómetro... ¡separémonos ahora! – dijo Beverly acercándose a la salida.

No Bevy… solo relájate si… tómalo con calma – le aconsejó Nat.

Lo mejor sería ir todos ahora mismo al restaurante Sol Espiritual y robar el piano. Entre los ocho tendremos mejor chance de sacarlo de ahí sin daños – dijo Kane.

Estará muy bien resguardado… me ofrezco para “limpiar” el lugar mientras ustedes consiguen en que transportarlo – dijo fríamente Volker.

Uyyyy… - que malote tú, "niiiinja urbano" – comentó burlonamente Shanon. A Volker no le gustó el comentario y comenzó a avanzar hacia ella pero Shanon solo sonrío desafiante.

No no... ya chicos, solo relaaajense si… no están… - decía Nat.

Tu, borrachín… si vuelves a decir “relájense” una vez más…. – le dijo Volker con poca paciencia.

¿Qué.. que harash…? – dijo Nat sin inmutarse - Sigueh pennsando así y no durarás ni una puta rronda en el juego, "novato" – le dijo como llamándole la atención mientras se levantaba lentamente y luego se estiró con pereza.

Claramente el examinador de turno se ah cabreaaddo con nosotros por estar trabajando en equipoh… ¡HIP!... si pensamos como ratones solo perderemos en conjunto… - explicó.

Por eso… lo mejor es separarnos para que nos de la pista de como se dividirán los grupos… después reunirnos y planear como robaremos el piano – dijo Beverly.

Nahh Bevy… deja de pensar como rata… no robaremos nada y el piano no será ningún problemahhsh… solo se lo pediremos a Rooddrigo y ya – dijo Nat poniendo una cara como de nausea y enseguida dejo la botella en la mesa - no más por estah noshee - comentó para si mismo.

¿Cómo? – dijo Volker impaciente.

Es como él dice, ojos de víbora – le dijo Shanon a Volker - Robar el piano sería muy problemático… los guardias matarían a mas de uno y en el mejor de los casos, sacar eso de ahí en una pieza... ufff, ni en sueños. Los ejecutores están asociados con Rodrigo y el examinador pidió que lleváramos el piano abajo… ósea aquí – dijo recordando en donde estaba – a la sala de ceremonias… seguro lo usaran de símbolo para comenzar el juego o algo así. Rodrigo estará de acuerdo cuando le expliquemos la prueba y que necesitamos su cooperación… y en caso contrario, el muy idiota solo perdería a 6 de los ejecutores que lo defenderán en el juego – explicó Shanon tomando una galleta de la mesa.

Problema resuelto y con eso tenemos a seis del equipo a salvo -comentó Morgana – para el segundo equipo la cosa cambia. Conseguir esas cosas no representará mucho problema, solo será ir a esos lugares a la hora acordada… pero el plazo para obtenerlos es limitado a una hora específica y ambos están muy separados uno del otro, entonces…

El equipo de dos personas será separado obligatoriamente. Estarán por su cuenta hasta que les den mas instrucciones – comentó Kane.

Exaacto… además el examinador pide que le den las cosas a él en persona, lo cual sería el verdadero problema… no sabemos quien es ni donde estará – comentó Walter.

Se podría decir que a los seis que les toque en equipo están casi seguros de alguna forma… mientras que los otros dos serán puestos a prueba… - comentó Shanon.

Tal cual… - dijo Nat - ¿ven?... no hay que robar naaadaah… ahora sí, váyanse lejos... a un kilómetro de mi… no pienso irme a ninguna parte, necesito dormir – dijo Nat acurrucándose en el sillón.

¡¿Que?!... vete tu… yo quiero quedarme aquí – se quejó Shanon lanzándose sobre el haciéndose un espacio en el sillón.

Ahhh, quitateh Shanon – se quejó Nat pero divertido.

Volker se acercó a la salida y antes de irse dijo:

Fui educado para matar… no para trabajar en equipo. Ténganlo en cuanta – dijo saliendo de la sala.

Espera – le dijo Walter pero ya se había ido.

Rayos… es posible que al alejarnos la organización nos incomunique los teléfonos para complicarnos la vida… debo alcanzarlo y decirle – dijo saliendo tras Volker.

Me retiro – dijo Morgana con cortesía – si no quedamos incomunicados intercambiaremos la información por teléfono. Y si nos bloquean los aparatos nos reuniremos aquí – dijo saliendo de la sala.

Kane también salió despidiéndose con la mano.

Buena suerte – dijo Beverly saliendo también.

Jajaja… jijijiihhh… - se río Nat puesto que Shanon le había comenzado a hacer cosquillas – ya suéltala la lengua gato ¿ya lo resolviste cierto? – le comentó Shanon.

Jajaja… obvio… esta seeencillicimo… jijijiii – se río Nat.

¿Quisieras compartir la información? – le comentó Iori.

Ah… sigues aquí, Iori… ¡HIP! Bueno… pues esa información es… clasificada de momento… además no estaré seguro hasta recibir la pista del examinador... ¡HIP! – le comentó Nat.

Bah, también debo irme… o esa bruta de Noi cometerá alguna tontería sin mí… - Shanon le dio un besito a Nat y se fue hasta la salida – Adios Iori, y buena suerte… la necesitarás… jijiji – dijo al salir.

Te va a tocar pesado Iorih… pero como dije todo el rato… relaaax man, esto solo es un juegooh… - aconsejó Nathaniel.

Le dijiste a Shanon que ya lo habías resuelto… ¿quisieras repartir esa información? – le pidió Iori.

Claro, ningún problema… a cambio de una buena mamada – le dijo Nat sin dudar.

Hablo en serio – le dijo Iori con poca paciencia.

Tammbién yo – dijo Nat de inmediato - ¿Por qué debería daarrte la info gratish?... ¿sabes cuantas mamadas me tocoh daarr hace 7 años para obtener la información de ese pasadizo que nos trajó hassta aquí?... ¡pues muchas!, y solo tenía 7 años… así que tómalo o déjalo, novato – dijo algo enfadado.

Iori se alejó hasta la salida, pero se detuvo cuando Nat le comentó algo más.

Aún sin la pista del examinador y quienes estará en cada equipooh… sé exactamente donde estarás tú, viejo… y cuando nos den la siguiente pista, seguuuro sabbbré donde estaráh el examinadorr – dijo Nat confiado – ya sabes, si no sabes que hacer yo puedo salvarte el pellejo… pero ya conoces el precio, jajaah. Ah por cierto, puedes salir por el mismo ascensor de como llegamos. Nos vemosh Iori – comentó echándose en el sillón.


Maraíso – noche.

Iori ya había vuelto a la superficie y se había alejado más de un kilómetro de los otros gatos, según indicaban sus cristales en su teléfono. Entonces el aparato comenzó a vibrar y la pantalla se tiñó de sangre una vez más y apareció un mensaje.

Ya estas solito?... bien... buen gatito... Esta es tu pista 8aparecía una frase en japones y una imagen de un personaje de videojuegos:

Frase: Tsuki wo mibu tabi omoi daze

Imagen:

Y dime... ¿ya sabes en que equipo estás?...
Tienes hasta mañana hasta las 14:00 para responder. Si te equivocas... estás fuera.


.................................................
Zero sempai, tus opciones serían:
1 - Arriesgarse por una opción al azar. ¡¡Todo o nada!!
2- Intercambiar información con los otros gatos por teléfono para resolver el enigma en conjunto.

3 - Pedirle ayuda a Nat (y pagar el precio XD)


Shin - Maraíso.

¡Aaal fiiiinnn.!.. había dejado esa maldita ciudad de Foresk y volvía a mi amada Maraíso. A pesar de todo, fue un viaje fructífero, no solo por haber dado cuenta de esa maldita basura, sino mas por que había ganado un buen perro en este viaje. Bien cuidado y bajo mi supervición, el armiño sería un gran aliado. Y además, Hans me había sorprendido, se había embarcado en algo posiblemente bueno. Solo me faltaba un perro. Tomé mi teléfono.

Shin... - me contestó la voz.

Ichi, acabo de llegar de Foresk... ¿por casualidad Iori ya te llevo "abajo"? - pregunté.

No... perdona pero ni idea de que hablas Shin - me respondió Ichi.

No importa. Seguro estará ocupado - le comenté - Ichi, lamento lo repentino, pero pasaré a buscarte a tu vecindario dentro de una hora... iremos "abajo". No te preocupes, no se trata de nada peligroso... pero si es muy importante., necesitaré tu ayuda. Espérame a una cuadra de tu residencia, puedes saber cuando esté cerca checando la ubicacion de mis cristal - le comenté.

Ok Shin, ahí estaré - me dijo Ichi.

Gracias Ichi. Nos vemos en una hora - le dije mientras detenía el coche en uno de los cerros de Maraíso. acricié la cabeza del armiño quien venía durmiendo en el asiento del copiloto quien se movio aún dormido. Salí del coche.
Se veían las luces del puerto a lo lejos, era una buena vista nocturna. Encendí un cigarro y lo fumé con calma hasta que se acabó. Tiré la colilla al suelo y la pise apagandola. Saqué mi teléfono y puse la opción de "crear un grupo"
Nombre: alianza de ejecutores.
Integrantes: comencé a agregarlos uno por uno; Noi, Copper, Sara, Marisse, Rena, Willard... Muller (por que no tenía opción) y finalmente... dudé un momento, hasta que agregué su nombre, Rodrigo. Comencé a teclear un mensaje.

"Sé que es muy tarde y tienen cosas que hacer... pero debo informar... debo realizar una Ceremonia Duat en un par de horas. Estaré en compañía de mis perros acompañando a una de las hijas de Maraíso en su ultimo viaje. Cualquiera que desee acompañarnos es bienvenido.
La fallecida se trata de Gina Amatori... si alguien tiene información de alguno de sus compañeros pasados... por favor, corran la voz" - fin del mensaje. Enviar.

Subí de vuelta al coche y me fui al barrio donde estaba la residencia Sazaki a buscar a Ichi, mientras llegaban los mensajes de los demás ejecutores confirmando su asistencia. Vaya, sabía que podía contar siempre con Noi, el viejo Copper y el buen Willard, pero incluso esa presumida de Rena y la trabajólica de Marisse confirmaron su asistencia. Rato después me confirmo... ergh.. Muller y cuando estaba llegando al barrio donde vivía Ichi me llegó la confirmación de Sara, solo faltaba Rodrigo.. ¿vendría? si no, pues no lo culparía, siendo el jefe, seguro tendrá mas trabajo que todos ahora que el Bloody Money está a punto de comenzar.
 
Última edición:

Spooky Yaoi Party
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
1,088
Ubicación
Argentina
[Maraíso/Noche]

Narración Iori


Trasterminar la reunion había vuelto a la superficie y me había alejado más de un kilómetro que los otros gatos, según indicaba sus cristales en mi teléfono. Lugo de caminar unos cuantos pasos mas el aparato comenzó a vibrar y la pantalla se tiñó de sangre como lo habia echo anyeriormente y apareció un mensaje.

- Ya estas solito?... bien... buen gatito... Esta es tu pista aparecía una frase en japones y una imagen de un personaje de videojuegos:

Frase: Tsuki wo mibu tabi omoi daze

- Y dime... ¿ya sabes en que equipo estás?...
Tienes hasta mañana hasta las 14:00 para responder. Si te equivocas... estás fuera.

- Esto es mas difícil de lo que pensé.... - me dije a mi mismo frustrado - Es difícil confiar en los demás gatos por lo que mi única opción es... - recordé por un momento la petición de Nat a cambio de la información - Mierda... no pienso hacer eso - dije dudoso - pero si no lo hago quedare fuero y eso no le gustara nada a Shin - mire de reojo hacia atrás por unos minutos - Diablos si pude con el maldito de Rodrigo por que no con este gato - me dije decido caminando de regreso a la Casa abandonada

"Al llegar dude por unos segundo pero por fin entre camine por un rato asta llegar al mismo cuadro que Nat había bolteado anteriormente cuando llegamos para luego entrar al Ascensor y comenzar a bajar, asta que el ascensor disminuyó la velocidad y finalmente llegue bajo las instalaciones subterráneas. Camine por el pasillo amplio aun dudoso si habia tomado la decicion correcta... ya estando anantla Puerta pintada con dos marcas asemejando unas patas de gato. Tome un poco de aire antes de entrar. Tal y como esperaba Nat seguía recostado en el mismo sillón... se veía ttranquil, supuse que no se había dado cuenta de mi presencia."

- Ah... rregreesaste se te olvido algalgou ¡HIP! - dijo aun estando ebrio - y que se te ofreecee ¡HIP! - comento mirándome con una sonrisa

- B-bueno yo.... tu dijiste que me darías la información a cambio de que... - dude por unos segundos - "Mierda por que tiene que pasarme esto" - te de una buena m-mamada - dije desviando la mirada.

- jajajaja.... estas en lo correeecto... tranquilo no rasguñooo.... jijijihhh... - dijo entre risas

- Luego de esto me darás la informacion... - le pedí

- claroo... tu relaaax man, estoooyy listo.... puedes comeeenzar... cuando quieras - dijo acomodándose en su sillón

- ¡QUE! ¿¡Aquí y ahora!? - le reclame, lo cual Nat asintió - Mierda... esta bien - dije fastidiado

"Debo hacer lo mismo que hice con Rodrigo solo eso y nada mas... Nat estaba echado en el sillón tranquilo como si esto fuera normal... claro puesto que ya estaba completamente acostumbrado a este tipo de cosas... Ya estando frente a el... me arrodillé para quedar a la altura de su entrepierna."

- jjijijih... Bieeen es todo tuyoo~ - dijo bajando su cremallera y exponiendo su Verga frente a mi.

"Tomé su pene con mi mano, lambi un poco punta de su pene y abrí bien la boca para engullirlo. Y comenzar con la mamada."

- Mngh~ no lo haces mal jijijih~ - dijo complacido

"Me asegúre de que llegue asta mi garganta y sin morder... hice casi exactamente lo mismo que cuando estuve con Rodrigo... podía sentir como me quedaba sin aire... meti todo lo que pude de su Verga en mi boca. Mientras Nat gemia leve con sonrisa por lo cual parecía disfrutarlo... con una ultima envestida y se corrio en mi boca, me aseguré de tragar todo sin dejar caer una sola gota... a diferencia que esta vez no fue difícil... despues quite su Verga de mi boca y tosi un poco por la falta de aire."

- Haaah~ bien echo... jijijih es tu primera ves... haciendo estooo~ - canturreo

- E-es la segunda vez... - dije algo avergonzado - la primera fue con Rodrigo... - dije con desagrado

- Enceriooo... no puedo creerlo~ - Cabturreo con asombro

- Supongo que ya cumplir con tu condición... ahora me darás la información - comente

- Buenooo~ tal vez... no see - alego en tono senil

- Como que no sabes... dijiste que si te la mamaba compartirías la informacion - dije enfadado
- Aun sigo excitado - dijo Nat de inmediato - si quieres la info... debes complacerme aun mas jijijih - dijo entre lamiéndose - recuerdas lo que te dije cuando llegamos aqui... que quizás en otra ocasión si te haga maullar - expreso levantándose del sillón - Muestrame lo que tienes... por algo Shin te eligió como su Gato - comento

- Que es lo que quieres... - dije con fastidio

- Sexo~ - dijo sin vacilar - tómalo o déjalo -dijo desafiante

- "Ya no ahí vuelta atras" - pense - B-bien, pero no esperes mucho de mi puesto que nunca eh... tenido s-sexo - dije con verguenza

- jijijih... dejalo todo en mis manos novato - dijo quedando muy cerca de mi - tengo la experiencia suficiente jeje - expreso con lujuria

"Acerco su rostro a mío, lo suficiente para depositar un profundo e intenso beso en mi boca, pude sentir como introdujo su lengua en mi boca... para asi jugetear por un momente... me era difícil seguirle el ritmo, luego separo su boca de la mia."

- Quédate en ropa interior - dijo de forma directa

- "Mierda... es mas exigente de lo que esperaba" - pense mientras comenzaba a quitarme la prenda superior.

"Me quefe en boxer, también de igual forma el. Nos quedamos en ropa interior."

- Ponte cómodo en el sillón ... - alego

"Me tumbe en dicho sillón y luego el se recosto sobre mi. Su piel chocaba con la mia, mi entrepierna tocaba la suya. El comenso a besar mi cuello y lamerlo... e instintivamente empezó a hacer un chupetón para dejar una marca."

- Espera... no dejes marcas - dije enojado

- jijijih~ eres tan sencible - dijo bajando para lamer mi pecho y atrapar mis pezones uno a uno.

- E-Espera vas muy rapido... - Gemi leve

- jejeje~ Tus gemidos no dicen lo mismo - dijo decendiendo su mano sobre mistodo mi cuerpo asta llegar a mi entrepierna. Y luego comenzar a masajear mi miembro sobre la tela del bóxer.

- Mngh... Mierda... - Gemi ante la acción

- Nat se quito por completo el bóxer dejando ver verga ya completamente erecta - Te gusta lo que ves - sonrio, lo cual solo lo mire sonrojado

"Nat bajo por completo mi bóxer y lamio la punta de mi miembro... ya había sentido esa sensación antes con Rodrigo pero con Nat era diferente... no quería pero igual lo estaba disfrutando, era tan confuso pero termine cediendo."

- N-Nat esp.... - lo mire sonrojado

"Este solo sonrió y metió todo mi miembro en su boca, y empezó a chuparlo rapidamente... se sentía tan bien que no podría soportar por mas tiempo"

- Me corrí en su boca y lo mire sonrojado - L-lo siento...

- Lo trago y se río - esa era la intención - dijo tomando con ambas manos mis piernas

- E-espera aun no estoy listo para eso... - dije pero ya era tarde...

"Comenzo introduciendo su miembro dentro de mi... lo cual me hizo soltar un grito ahogado, ya que era un dolor horrible."

- NO MAS ME DUELE! - empezaron a salir lagrimas del dolor

- Me beso tiernamente y se quedo quieto - Relax gatito... por que te dolerá mas y entonces si te lastimare~ - canturreo, ya no parecía estar tan ebrio

- D-de acuerdo - Empezó a moverse pero aun sentía dolor, pero empece a acostumbrarme.

"El solo sonrió y empezó aamoverce mas rápido haciendo que solo en la habitación se escucharan nuestros gemidos y jadeos. Esto se sentia tan bien, ecepto por el inicio eso si dolio. No podia pensar en otra cosa mi mente estaba en blanco... gemía a mas no poder, se sentía tan bien... cada embestida era asombrosa, no sabia por que no había echo esto antes... tal vez era por que sentía miedo."

- Nat se movio ferozmente embistiendo con rudeza, que empezó a doler - Aguanta aun no termino - jadeo ronco

"Suelto un grito y me corro en su abdomen e igual el gruñe corriendoce dentro de mi... saco su miembro y se recostó aun lado del sillón."

- Y... bien... - dije ajitado

- Me miro y sonrió - jeje que pasa gatito~ - alegó

- La información - dije en un suspiro

- Que!? Al menos di que te gusto... - dijo desilusionado

- C-callate... - dije sonrojado, cubriendome el rostro con un coguin

"Jamas admitiría que me gusto... Al menos ahora tendre la información que necepreci fue un precio a pagar demasiado grande pero valió la pena."


{...}


__________________________________________________________


[Centro de Maraiso/Hotel]


Narración Ichi

"Había pasado mas o menos una hora desde que Iori se fue a dicha reunión... solo rogaba por que no se metiera en ningún problema con los demás gatos, puesto que Shin le dijo que tuviera cuidado."

- Te sucede algo Ichi-Ni - dijo Hime frotándose un ojo

- Lo lamento Hime, te desperté - dije acariciando su cabello - "Ahora que lo pienso hace ya varios días que no veo a mi padre... debería al menos ir a ver que todo este en orde" - Hime crees poder quedarte aquí tranquila sin hacer travesuras mientras estoy fuera pon un rato... - le pedi

- sipi , sin problemas - dijo alegre pero somnolienta

- Bien... vuelve a la cama tal vez cuando despiertes Iori-Ni este de regregr - ella solo asintió y volvió a recostarse para luego quedarse dormida de inmediato - Bien~ ahora iré a echar un vistazo en la Residencia Sazaki


[Maraiso/Residencia Sazaki]


"Gracias a que tome un taxi especial pide llegar en menos de una hora... Al entrar pude notar el vigilante que resguardaba la entrada... no se encontraba para mi suerte pude acceder sin problemas... Al entrar me revivió uno de los Mayordomos, le pregunte sobre mi padre pero me dijo que se había ido a una reunión muy importante."

- Bueno al menos se que todo esta bien por aquí - en cuanto mi teléfono comenzó a sonar - Shin... - repondi

"Me pregunto si Iori me llevo a abajo lo cual no comprendí a que se refrefer... dijo que vendria a buscarme... e iríamos a abajo... ¿a que se refería con eso?... pero por lo que me comento no era nada peligro, al menos eso me dejo mas tranquilo aun que algo confuso."

Ok Shin, ahí estaré - le dijo cortando la llamada...

"Luego de una hora, me quede esperando a Shun unas cuatro cuadras alejadas de la residencia, asta que pude divisar el auto de Shin el cual se estacionó frente a mi."


{...}


____________________________________________________________


[Centro de Maraiso/Hotel]


Narración Hime

"Oni-Chan y Ichi-Ni se habían ido... me quede en el hotel como me lo habían pedido... pero escuche un ruido el cual me despertó, creí que era Oni-Chan (Iori)... pero..."

- ¡Oni-Chan! - dije apareciendo de repente detras de el para sorprenderlo - Eh! Tu no eres Oni-Chan!...

- Tranquila Hime... soy como tu amigo el conejo... e iremos a dar un paseo - diconejoconejo por que tenia una mascara de conejo con una sonrisa - también tengo dulces para ti - dijo mostrandome muchos dulces de distintas variedades

- Que bien~ dulces - dije alegre

- Bien vamos - tomando mi mano

- Sip~ - Expresé dando saltos como conejito

- Sera muy Divertido~ Ya lo veras Hime... Tal vez tus Hermanos y papi vengan por eso no necesitas la Pluma Canario - expreso con su mano para que se la entregace

- Pero es un regalo de Oni-Chan... - dije reguandandola en mis manos

- Esta bien... conservala pero a donde vamos tal ves ya no la necesites... ya no tendrás que temerle a Rodrigo-Sama... te llevaremos a un lugar donde el ni nadie pueda hacerte daño...


{...}


____________________________________________________________


Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata Que va a pasar con Hime y quien es ese conejo!? Muajajaja

Tarantulas Tarantulas Ya tome una desicion jejeje
 

Ejecutor de Maraíso
Registrado
13 Jun 2006
Mensajes
2,492
Hans – Restaurante de la costa (Terraza)

El taxi nos había llevado hasta la zona de la playa. Eso era bueno pues había harta gente, hartos testigos, lo que disminuía el peligro. Eso y contar con el respaldo de Shin y la vieja me daban más confianza. Durante el trayecto el sujeto llamado Frederic trató de sacarme información preguntándome varias cosas, pero solo le di respuestas evasivas hasta que se aburrió de preguntarme y por lo mismo ya me miraba algo enfadado.
Entramos hasta un restaurante y pasamos por el área de clientes, pero seguimos directo a la cocina. Era grande y el personal de allí no se extrañó al ver a Frederic ni a mi acompañándolo, solo siguieron en lo suyo. Llegamos hasta la zona que parecía ser el patio, pero había una escalera exterior pero antes de subir se acercó un sujeto grande a nosotros.

Te registraran Hans… en caso de que tengas algún arma o dispositivo de espionaje – me dijo Frederic como si nada - Sino estás de acuerdo puedes marcharte – me advirtió.

No hay problema – dije un poco nervioso. El sujeto me registró la ropa, sobre todo bolsillos y hasta metió sus manos bajo mi camisa. Me estremecí pues sus manos estaban heladas pese al calor que aun quedaba de la tarde. Tras terminar conmigo, el sujeto registró ahora a Frederic. Sin duda eran precavidos.

Pueden seguir – dijo el tipo alto apartándose de la escalera exterior. La subimos y esta nos llevó directo sobre el segundo piso donde había una terraza.
Había varias mesas y unos quitasoles para resguardarse del calor, pero solo una estaba ocupada. En ella había algunos sujetos, todos hombres que tenían bebidas, algo de comida y sobre todo, fumaban mucho, había una nube de humo a su alrededor pese a estar en el exterior.
Pese a los nervios, les eché un vistazo rápido a todos. Sin duda eran criminales peligrosos, casi que lo llevaban escrito en el rostro… acaso… acaso ¿estos sujetos serían nuestros futuros aliados?… ¿o serían los futuros enemigos de Maraíso? – pensé preocupado.


Caballeros... este es Hans, uno de los… - hizo una breve pausa – “niños perros” de Maraíso – dijo como incomodo de decirlo en voz alta.

Hola, mucho gusto, mi nombre es… - ¡GLUP! - Traje saliva de repente al acercarme a ellos, sin duda la atmósfera había cambiado, cuando todos mi miraron a la vez sentí como si hubiese entrado a una jaula de fieras - … este… Hans… Kaneda… - dije bajando la voz.

“Niño perro” vaya – comentó un sujeto moreno y joven de lentes, como asombrado de cómo me presentaban.

Hmph, bah – dijo un sujeto alto y rubio mirándome como con desprecio. Tenía lo que parecían ser manchas de sangre en la ropa.

Aww… una perrita perdida… - Dijo burlonamente un sujeto de cabello blanco que tenía una espada en su funda colgando de su cinturón. Me miró como con cierta maldad así que desvíe la vista de sus ojos.

Emmm, hola Hans – dijo un sujeto en traje azul con un cigarro en la boca. Si bien fue el único que me saludo, me miraba con recelo, parece que mi presencia lo ponía algo nervioso.

Otro sujeto algo mayor de gafas rojas solo desvío la mirada sin tomarme mucho en cuenta y siguió fumando mientras miraba hacia el mar.

Y un sujeto joven con un tatuaje en la cara solo me miraba seriamente sin quitarme la vista de encima. Tenía la mirada pesada.

Toma asiento – dijo un sujeto alto y rubio que era el único que no estaba sentado sino parado frente al barandal de la terraza y miraba hacia el mar. No pude ver su rostro pues me daba la espalda.

Frederic me acercó una silla y me senté al lado del sujeto del cigarrillo y este al ver que me ponía junto a él como que corrió su propia silla apartándose un poco.
¿Es… estas seguro Frederic?... estos… “niños perros” pueden ser peligrosos según supe – comentó el del cigarro con preocupación.

Cálmate, Alan… Hans es nuestro posible nuevo asociado. El tiene información sobre “el pianista” – le comentó Frederic. Los sujetos se pusieron en alerta como coyotes que hubiesen olido comida y me clavaron las miradas. Hubo un tenso silencio.

Efectivamente – comenzó a decir Frederic calmadamente – “La vieja” de la plaza que entrega los cristales para participar en el juego está bien resguardada, incluso de día y en un lugar tan publico… nuestro malogrado colega, Ben, puede dar cuenta de ello – informó seguramente refiriéndose al sujeto de cicatriz en la cara que derribaron en la plaza.

¡¿Que, que le pasó Ben?! – preguntó preocupado el sujeto al que llamaban Alan. Pero nadie lo tomó en cuenta y Frederic siguió informando.

Si bien se creía que podría ser la jefa de la organización, esta teoría ha ido perdiendo fuerza debido a la edad de la susodicha y la función que emplea… los candidatos más probables serían Copper, el antiguo jefe de hace unos años o Rena, la presidenta de Riasoma Corp – comentó Frederic – eso hasta que hace poco comenzó a circular ese rumor de “el pianista” el cual ah venido cobrando fuerza. Creíamos que solo era un apodo, pues estos son muy comunes en los Maraisinos pertenecientes a la organización, mas importante que sus nombres incluso… pero sospechamos que puede ser el que trabaja en el restaurante “Sol Espiritual” sobre todo, considerando que el presidente de Maraíso ah frecuentado ese lugar – explico el de lentes.

No necesariamente. Se sabe que el presidente visita muchos lugares, sin importar si son ostentosos o no – comentó el sujeto serio de cabello blanco.

Y es ahí donde entra en juego nuestro pequeño amigo – dijo Frederic mirándome seriamente – al parecer el conoce a este “pianista” y podría ser nuestro enlace con él. La suma ofrecida es la misma que pensábamos entregarle a la vieja – explicó.

Jaja, le daremos todo ese dinero a ese niñato, no me hagas reír Frederic – comentó el sujeto de la espada.

Ya veo – comentó el sujeto que estaba de espaldas – Glenn, explícale al muchacho – le ordenó al sujeto mayor de gafas rojas. Este, sin mirarme siquiera comenzó a hablar.

Básicamente, nuestra compañía ofrece recursos renovables que se ajustan a la política de bioenergía renovable de Maraíso. Nuestros avanzados métodos de procesamiento de partículas mejorarían en un 40% la efectivad que ya les proporciona Riasoma Corp y no solo eso, el proceso se haría completo en la misma planta con lo cual se prescindiría de muchos camiones, con todos los ahorros que eso implica además de descongestionar las plantas las rutas entre Maraíso y Foresk… de hecho, ya no dependerían de esa ciudad lo cual reflejaría además un beneficio para sus vecinos y las relaciones que eso implica. Tenemos más proyectos anexos que van de la mano con ello, pero esa sería la idea principal… y claro, también tenemos nuestras peticiones especiales que bien pueden negociarse, pero si… lo principal, es que cambien de compañía, Riosoma corp debe dar un paso al costado o al menos ingresar parte de nuestros productos a su red asociada….

Ok… ajá… decía de vez en cuando, pero no estaba entiendo nada… solo parecía que querían establecer su compañía sobre la que ya estaba… algo así como cambiar de proveedor, pero no me veía en condiciones de explicarle todo eso a Rodrigo, de echo ya no recordaba todo lo que dijo pues habló por un buen rato y tengo memoria de pajarito, aunque para suerte el sujeto concluyo con:

… te estoy transfiriendo todas las explicaciones técnicas a tu teléfono para que se las muestres a tu jefe. Él y sus asociados las entenderán mejor que tú. Si él tiene un mínimo de interés en este acuerdo, pactemos una reunión y charlemos… pero debes dejarle claro que tenemos dos demandas importantes:
Uno… Rena debe dar un paso al costado y retirar su compañía… o cuando menos dejarnos espacio a los demás – comentó enérgicamente.
Y dos… deben controlar a sus ejecutores. Estos campan a sus anchas por el mundo cuando no están participando en este... Bloody Money… ¡Carajo, son animales!... así que o los encierran bien aquí, o los dejan vetados de las ciudades y puntos clave que estableceremos – dijo las gafas rojas con cierta molestia apretando el puño.

Muy bien Hans, eso sería. Se te ah transferido una parte de la suma acordada y el resto… - decía Glenn.

¡Un momento Frederic! – le interrumpió el de gafas rojas y sacó una Tablet grande de su bolsillo.

¡Señor Glenn, ¿no pensará mostrarle eso al niño?! – comentó el sujeto nervioso a mi lado bastante preocupado.

¡Cierra la boca Alan! – le dijo el sujeto de la espada de mala gana. El de gafas rojas se acercó a mi y me mostró unas imágenes en la Tablet. Fracturas, contusiones, cráneos reventados y extremidades dobladas en ángulos imposibles. Las victimas eran una mezcla de todo un poco, incluso niños, pero predominaban los adultos y, sobre todo, adultos con chalecos antibalas y uniformes, como soldados o policías. Tragué saliva viendo las imágenes sobre toda la última, donde un sujeto con una mascara blanca con dos botones en donde debieran ir sus ojos le daba una paliza a un hombre que a su lado parecía de trapo. Cuando el sujeto estaba en el suelo, de su cartera el hombre con botones en lugar de ojos sacó… un martillo, le puso los dientes de este en las fosas nasales del sujeto y lo levantó lentamente causándole un gran dolor. No había sonido y el video parecía grabado de lejos, pero se notaba la brutalidad. El sujeto tenía las mangas arremangadas y varias cicatrices en sus brazos… no había duda…

Supongo que ya lo reconoces ¿verdad?... es Shin, el sujeto al que le estas encomendando tu vida… ¿realmente crees poder confiar en un loco de mierda como ese? – preguntó Glenn enfadado.

No le respondí nada. Estaba impactado viendo las imágenes, aunque por el momento podía disimular parte de mi asombro. Tristemente, no era la primera vez que veía vídeos así. Y en el vídeo...

Un hombre grande tipo gorila apareció detrás de Shin. Se acomodó frente al sujeto que levantaban de la nariz y le destapó el cráneo de un batazo. Era Noi, tenía la misma máscara. Pese a que el sujeto estaba ya muerto, Shin y Noi molieron su cuerpo a martillazos y batazos. Luego ambos se levantaron las máscaras a la altura de la boca y comenzaron a relamerse la sangre que les había salpicado, para luego comenzar a besarse mientras se tocaban y esparcían la sangre en sus cuerpos.

Lo vez, que te dije… ¡son animales! – comentó Glenn. Tecleó algo en su Tablet y cambio de video – mira, ¡checa esto! ¡¡solo checa esto!! – repitió como conmocionado.

Unos brazos me sorprendieron pues me agarró de sorpresa y mi vista se fue a negro. ¡No niño, no veas eso! – dijo el sujeto nervioso de traje azul a mi lado que me había sujetado y me había obligado a esconder la mirada en su pecho.

Jajajaaaahh, no seas marica, Alan! - Escuché que se burló el sujeto de la espada. Me libré del agarre y me obligué a mi mismo a mirar la Tablet. Si realmente había desistido de participar en ese juego tan mortal necesitaba razones para aliarme con estos tipos y que mejor que viendo esas aberraciones.

Advertencia de contenido
(Puede ser un poquitín asqueroso así que lo pongo en spoiler)
El video parecía ser casero a diferencia del otro, como grabado a propósito y no a escondidas. Mostraba un cuarto con baldosas verdes en piso y paredes y una mesa con comida, pero eran… de humanos. Se apreciaba claramente un brazo cocinado y unos pies cercenados a la altura de los tobillos.
La cámara enfocó el macabro festín y luego se movió enfocando a un hombre calvo al final de la mesa. Tenía una cicatriz en el lado derecho de la cara y un ojo blanco. Se puso un mantel en el cuello y tomo sus cubiertos degustando con una expresión de total satisfacción para luego mirar a la cámara y sonreír con la boca ensangrentada y exclamó “lecker” esbozando una sonrisa demencial.

Enseguida, una chica usando una mascara de gas se acercó a su lado empujando una silla, donde venía un niño como de mi edad, pero que tenía las cuatro extremidades amputadas. El siniestro sujeto calvo le ofreció carne con un tenedor, pero este apartó la boca. Entonces la chica de la mascara de gas apretó un botón en la silla y el muchacho sin extremidades chilló de dolor por una descarga eléctrica.

Por... por Dios… - exclamó el sujeto en traje azul a mi lado mientras se le caía el cigarrillo al suelo. De reojo vi que estaba palidísimo, y como con síntomas de nauseas. Miré a los demás sujetos quienes me veía a mi seriamente, salvo el sujeto de la espada que parecía disfrutar de verme incomodo viendo ese video y me sonreía sin quitarme los ojos de encima.

Continúe viendo y vi como el sujeto del ojo blanco le introducía un trocito de carne con su tenedor a la fuerza al pobre niño ese y este no tardo en regurgitarlo y vomitar en la mesa.

Tsk tsk tsk – dijo el sujeto calvo quien se quitó el mantel del cuello con cuidado, se levantó y se acercó al desdichado. Enseguida, le dio vuelta la cara de una cachetada, para luego tomarlo del cabello y hundirle la cabeza en lo que había vomitado, obligándolo a comerse eso.

Argh... carajo…urrghiajhh!! – exclamó el sujeto a mi lado comenzando a vomitar tras ver esas imágenes y alcancé a moverme que sino me vomitaba los zapatos.

¡Jajajajaaahh que poco aguante tienes Alan! – se burló el tipo de la espada.

Glenn… es suficiente – le comentó Frederic. Gleen retiró el Tablet.

Solo piénsalo bien Hans… ¿este es el futuro que quieres? – comentó Gleen volviendo a su asiento.

Mick… acompaña al señor Trutsa al baño por favor. Que se lavé bien la boca – le pidió Frederic.

¡¡¿Que… yo por qué?!! – se quejó enfadado el de la espada.

Mick… - dijo en voz baja el sujeto que nos daba la espalda.

…. Esta bien. Como diga, señor – dijo el de la espada, de repente algo nervioso.

¡Ven soquete, levántate! – dijo tomando a Alan del cuello de la camisa y llevándoselo como a tirones.

Ahhww… me siento mal… que mierda les pasa a la gente de esta puta ciudaaadd - se quejó el sujeto mientras su compañero se lo llevaba.

Muchacho … acércate por favor – dijo sujeto dándonos la espalda y que claramente era el líder. Me acerqué cautelosamente.

Glenn olvido mencionar algo importante, un requisito que le pedimos a quienes forman parte de nuestra organización – comentó seriamente.

¿Que…requisito? – pregunté algo alterado no solo por los videos sino por que este sujeto transmitía una sensación imponente… pero a la vez tranquila. En parte, me recordaba mucho a la presencia de Rodrigo. Se giró a verme y llevaba gafas negras.

Dime… ¿has matado alguna vez? – preguntó seriamente. El sol del atardecer le daba directamente en el rostro lo que daba la impresión de que sus ojos brillaban tras el cristal.

Bueno… yo… comencé a pensar rápidamente en que responder y que consecuencias tendría. Al parecer no le gustaba como aperaban los ejecutores así que, si decía que sí, quizás me dejaran fuera, pero si decía que no, quizás me considerarían muy débil… ¿que debía decir? – pensé angustiado.

No vayas a mentirme, por favor, se sincero conmigo. Es importante – dijo seriamente.

Emm… pues yo… lo siento… la verdad nunca eh matado a nadie – le dije sinceramente. Ante la presión mejor decirle la verdad o el podría darse cuenta si mentía.

No te disculpes… eso esta bien. Los niños no debieran ser asesinos – comentó como relajándose un poco. Entonces si había elegido la respuesta correcta. De momento, las cosas estaban yendo bien. Suspiré aliviado.

A lo que vuelvan Mick y Alan irás con ellos a un lugar cerca de aquí – consulto su reloj que llevaba en la muñeca - Ya casi es hora, ellos te orientarán – dijo caminado hacia el frente y puso su mano en mi hombro. – Nos vemos pronto, espero tener una buena alianza con tu jefe – dijo alejándose junto con los demás.

Nos vemos… señor... este… - dije dudando.

Me llamo Tom. Dile eso a tu jefe – dijo alejándose con los demás.

Se lo diré… nos vemos, señor Tom – me despedí de él.



Nathaniel - Maraíso ("Abajo" - Guarida de los gatos)

꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ lo divido en dos, la parte del enigma y .... la otra parte :666:

Eso había estado bastante bien, me había relajado tanto que casi se me había pasado el mareo producto del alcohol… era entonces hora de tomar otra copita jeje - pensé mientras me levantaba del lado de mi "nuevo novio" y me dirigía hasta la mesa donde había dejado mi botella… pero entonces miré de vuelta a Iori, estaba tapándose la cabeza con el cojín, seguramente aún avergonzado. Dejé la botella al lado y caminé hasta un refrigerador del cual tomé una botella de agua mineral.

Vaya, si que eres tímido amigo – glup glup glup (bebí agua) - pero has sido muy valiente al atreverte así con un desconocido para ser tu primera vez… así que como prometí te diré lo creo será la siguiente prueba… toma, bebe un poco – le dije pasándole la botella de agua mineral la cual acepto y comenzó a beber un poco mientras me escuchaba.

Según la manera de hablar del examinador… creo que fue tan bien un gato en su momento, por eso se cabreó cuando vio que estábamos 8 gatos reunidos, ya que se supone los gatos van por su cuenta… en base a eso, creo que nos separó así para poner a prueba a los nuevos… en este caso, tu y ese tal Volker – lo vi tragar saliva ante esa deducción mientras tenía la botella de agua mineral con una mano y con la otra usaba ahora el cojín para tapar su intimidad al estar sentado en el sillón.

A ver muéstrame que imagen te mandaron – Le pedí. Iori se levantó aun tapándose con el cojín, tomó su teléfono y me mostró la imagen.

¡Hey, ya te vi todo, así que no necesitas esto! – dije quitándole el cojín de un rápido movimiento y lo arrojé lejos.

¡Oye! – protestó entre sorprendido y enfadado al quedar expuesto así.

Tranquilo viejo - le dije mientras lo sujeté de la cintura y lo hice que se sentara a mi lado a mi lado mientras le mostraba la imagen que me tocó. Era un hombre fumando.

¿Sabes que significan? – preguntó Iori.

Aún no, pero es como dije… seguro habrá algo importante que las clasifique en los dos grupos – le dije con seguridad.

¡¡Rrruurrrrmiauu!! – sonó un maullido de gato de nuestros teléfonos simultáneamente y un mensaje de parte de Shanon que decía – “Has sido agregado al grupo BLOODY CATS” Luego comenzaron a llegar mensajes de los otros gatos y sus imágenes. Les eché una mirada y me di cuenta que había deducido bien.


Caballeros… opiniones – escribió Walter en el chat grupal.

A mi me enviaron dos imágenes en una… ¿se habrá equivocado el examinador? – preguntó Beverly.

No lo creo… yo también tengo dos imágenes en una, un demonio ciertamente cool… y una mujer atormentada, ¿quizás un mal presagio? - Comentó Morgana.

Dos imágenes en una, ya está… ellas son el equipo de dos. Tema resuelto – dijo Volker.

No tan rápido… podría haber mensajes ocultos – escribió Walter - La mía, tiene un sujeto con pinta de luchador… atrás aparece escrito “wáter” que en ingles significa agua.

No hay gran ciencia… la imagen de Kane pues… tiene a Kane, un personaje de la lucha libre, la de Iori tiene a Iori de King of Figther, personaje de videojuegos… lo sé porque a Noi le gustan esas cosas – comentó Shanon.

Los personajes de las fotos tienen nuestros nombres entonces… acabo de googlear la imagen y el mío, al igual que yo, se llama Walter, solo que esta tapando la letra L.
Pero yo tengo dos actrices- comentó Beverly.

No es el nombre de las actrices sino del personaje… busca en Google imágenes, cariño – le respondió Shanon

¡Uaaahh! – bostecé mientras me acomodaba atrás de Iori abrazándolo. Este se estremeció al sentir mi cuerpo en su espalda.

Verás man es pura distracción – le expliqué – aunque como dijo Walter, si pueden haber mas pistas y no esta de mas tomarlas en cuenta, pero en este caso… - tomé mi teléfono y comencé a escribir.

Según Google imágenes la mía pertenece a una chica de una película de terror de un genio que concede deseos malignos… y es el mismo bicho que aparece en la imagen de Morgana – comentó Shanon

Y la tuya Nat, es del mismo film y resulta que el demonio y tu imagen son el mismo personaje – comentó Morgana.

Y seguro se llamará Nathaniel - pensé mientras enviaba mi mensaje.

Ya gatos, vamos a lo básico; todas nuestras imágenes son de actores y solo las de Iori y Volker son personajes de ficción. Ellos además son los únicos que participan por primera vez en el juego, así que ellos son el equipo de dos – escribí.

¿Ficción? ¡¿Dices que el examinador me esta considerando indigno?! – escribió Volker.

Eso ya es cosa del examinador – escribí - ¿a alguien le llegó alguna frase además de la imagen? – pregunté. Obtuve una negativa de los demás.
Parece que solo a ti te mandaron una frase, Iori… - le comenté.

Bien… los que estamos en el equipo de 6 nos encargaremos del asunto del piano. Morgana y yo hablaremos con Rodrigo – escribió Walter. Morgana confirmó estar de acuerdo.

Iori, Volker… si averiguamos más sobre donde estará el examinador les avisaremos – comentó Beverly.

Los gatos comenzaron a desconectarse del chat.

Vez… hasta ahora andaba bien encaminado – le comenté a Iori quien se veía conforme por mi deducción pero parecía querer alejarse.

¿Eh?... suéltame, por favor – dijo en voz baja. Por como lo dijo parecía que quería decir lo contrario jaja.

No tan rápido… ahora que vi las imágenes tengo una idea mas clara de donde podría estar el examinador mañana a medianoche… ¿listo para hacer mas negocios? – le susurré sensualmente al oído.

¿En… serio… quieres más? – dijo nervioso – pero yo... no se… ciertamente dolió – comentó algo incomodó.

Pero también te gusto ¿no es así? – dije acomodándolo de espaldas en el sillón – y si, fui un poco apresurado… lo siento, pero déjame enseñarte un poco más – dije acurrucándome sobre el en el sillón y le di un beso cálido e intenso. Se sorprendió un poco pero no se resistió.

Ya se me había pasado todo el mareo del alcohol y mi mente estaba lúcida, ademas mi cuerpo había recuperado energía. Lo seguí besando y comencé a frotar su cuerpo con mis manos dándole caricias por todas partes, las cuales el comenzó a devolverme poco a poco. Dejé de besarlo y baje hasta su pecho para lamer una de sus tetillas por el contorno y luego frotar ahí con mi lengua de arriba abajo lo que hizo que esta se endureciera un poco. Con mi mano, comencé a sujetar sus bolas dándole un masaje y luego sujeté su pene para estimularlo suavemente, lo cual lo hizo reaccionar un poco mas y puso sus manos en mi cabeza como tratando de apartarme pero sin ejercer fuerza así que no me moví y continúe un poco más. Comenzó a gemir levemente.

Hay zonas que son mas sensibles que otras – dije mientras le daba atención ahora a la otra tetilla. Con mi mano libre la llevé hasta su boca y puse dos dedos en ahí.
Vamos… abre – le dije. Solo abrió un poco, no se si por hacerme caso o por que gimió en ese momento cuando le di un pequeño apretón en sus bolas pero fue lo suficiente para deslizar un poco mis dedos ahí en su boca ensalivada y poco a poco comenzó a lamerlos. Tras un rato de eso aparte mis dedos y volví a besarlo profundamente.

Buen chico, ahora te enseñaré algo bueno – dije llevando mis manos hasta su entrepierna buscando su orificio anal.

¡No… espera, ¿qué haces?! – protesto entre gemidos. Aunque se veía incomodo también se le veía excitado y muy ruborizado. ¡Era tan lindo!... y me estaba poniendo muy caliente, tuve que acelerar el proceso para evitar perder el control y no hacer lo mismo que hice antes, follarlo sin prepararlo adecuadamente. Deslicé mis dedos suavemente en su interior poco a poco y sentí como se le apretaban el culo por lo que no podía avanzar mucho. Tome una de sus piernas y la levante separándola para mejorar el angulo. Instintivamente el separó la otra poco a poco.

Reeelaaax man… te prometo esta vez dolerá menos – le prometí.

No.. lo sé… comienza a… sentirse muy raro… - dijo entre quejidos.

Es por que hay un punto muy sensible ahí… se siente como si te tocaran el pene desde adentro ¿verdad? – le dije sonriendo – que no te de pena, si a los chicos nos pusieron eso justo ahí… por algo será, ¿no te parece? – dije guiñándole el ojo.

Como estaba siendo sincero parece que le transmití esa confianza y se fue relajando poco a poco para luego dejarse llevar por el placer que les estaba dando solo con mis dedos. Además de estimular su próstata abría mis dedos de tanto en tanto para expandirlo un poco ahí, mientras los sacaba a momentos para ponerme saliva y volver a lo mismo. De pronto comenzó a gemir intensamente y trato como de apartarme.

¡Suficiente… no más! – dijo un poco asustado – se siente... aahhh – gimió en un pequeño alarido.

Se siente demasiado bien ¿cierto?... -completé la frase por él - vamos, puedes correrte si quieres – dije estimulándolo intensamente.

¡¡!! - apretó los dientes y justó cuando parecía que iba a sujetar su pene este disparó un chorro de semen que me saltó nuevamente en mi abdomen para luego quedar jadeando mientras retiraba mis dedos de su interior.

¿Vez? Puedes incluso tener un orgasmo solo estimulándote ahí jiji – le dije divertido. Su mirada estaba algo perdida, pero le di un momento para que recuperase el aliento.

Yo también quiero divertirme un poco más… ¿no vas a dejarme así, cierto? – dije sujetando mi miembro desde la raíz y apretándolo para que se viera más imponente. Vi como miraba mi pene de reojo y luego apartó la mirada al costado sonrojándose mas, mientras abría las piernas levemente.
Ese es el espíritu… no hace falta decir más, pero ¿Por qué hacerlo en la misma posición de antes cuando hay muchas?... daté la vuelta y afírmate en esto – dije pasándole el cojín del sillón.

Aunque dudo un poco, si obedeció y tomo el cojín como abrazándolo y mostrándome su retaguardia poniéndose en cuatro patas, ahí mismo en el sillón. La vista era maravillosa y aunque tuve el impulso de hundir mi lengua ahí mismo, solo me acerque mientras sujetaba mi miembro con una mano y abría una de sus nalgas hacia el costado un poco mejorando más la deliciosa vista.

Esto además de educativo te será útil ya que formas parte del equipo de Shin… - le dije relamiéndome.

Ahh… ¿a qué te refieres? – dijo mirando hacia atrás. Pero luego soltó un quejido pues ya había comenzado a entrar en él. Pese a la lubricación y que ya había estado dentro suyo creí sería más fácil, pero si costó un poco entrar la punta. Iori se quejó un poco pero luego comenzó a suspirar jadeando, dando a entender que si había aprendido a relajarse un poco más. Mas confiado por ello, comencé a avanzar mas rápido en su interior hasta que entro casi toda. Me quedé quieto un momento para que se acostumbrara un poco.

Es obvio… Shin es un perro, así que el estilo perrito es su pose favorita jijijii… aunque el no es tan considerado como yo – le advertí seriamente.

Parece que esto lo preocupó un poco pues sentí como su cuerpo se tensaba de nuevo pero ya no podía aguantar mas y comencé a follarlo a un ritmo pausado pero acelerando poco a poco. Sujeté su trasero con ambas manos agarrándolo algo firme mientras le propinaba las embestidas. Gemía entre adolorido, pero también dejaba escapar gritos de genuino placer, se estaba dejando llevar por el momento y eso me parecía excelente, además de estar excitándome mucho. Nunca le había dado mucha importancia al hecho de si la gente era virgen o no, solo me dejaba llevar por un buen sexo, pero realmente me sentí afortunado de ser el primero en hacerlo con este chico. Me encorvé hacia adelante para besarle el cuello mientras se la metía mas al fondo.

Ahhh… ¿sabes?... no soy posesivo… argh.. pero ahora que te eh probado… no te escaparas de mi tan fácilmente…. Ahhh- le dije entre gemidos. Aunque me había dicho que no lo hiciera, no pude evitar de hacerle un chupón en el cuello, aunque tuve especial cuidado de no hacerlo muy arriba, así podría cubrirlo con su camisa. Se quejó intensamente cuando hice sonar mis labios en su piel además de la sensación que produce recibir eso, si era virgen, seguro tampoco había recibido uno de esos.

¡No… mar…cas! – dijo entre gemidos. Pero estaba presa del momento, ni siquiera intento apartarme, además en ese punto ya lo estaba follando un poco mas rudo.

Lo siento… no pud..do… evitarlo… ¡¡Ahhh, rayos, que bueno estas! – dije follando frenéticamente incrementando los quejidos de ambos. Me aparté de su espalda para sujetarlo de las caderas y follarlo a un ritmo mas pausado y recuperar un poco el aliento. No soy un perro lujurioso cualquiera, soy un orgulloso gato, y sabía como retrasar un buen momento para sacarle provecho. Respiré tranquilo bajando el ritmo dejando a Iori también tomar aire. Sus quejidos disminuían transformándose en suspiros, eso era algo también muy placentero de escuchar. Comenzó a moverse lentamente como queriendo apartarse, pero entonces le dé una nalgada algo leve, pero enseguida me quedé agarrándole el pellejo de su nalga.

¿A dónde vas?… no hemos terminado – dije comenzando a moverme de nuevo. Se quedó quieto y los quejidos comenzaban a emitirse nuevamente. Dirigir esos deliciosos sonidos a punta de estocadas me llenaban de un grato sentimiento de control e incluso noté que Iori movía sus caderas hacia atrás un poco, sin duda ya se había dejado llevar del todo.

Buen chico – dije acercándome de nuevo a su cuello lo cual lo puso alerta – tranquilo, no mas chupetones esta vez – dije lamiendo una de sus orejas y atrapándola luego con mis dientes jugando a que lo iba a morder, pero sin hacerlo. Sin soltar su nalga comencé a acelerar las estocadas y con mi mano libre metí mis dedos en su boca como ahogando un poco sus quejidos. A ratos trataba de lamerlos, pero estaba mas concentrado en mantenerse jadeando. Hubiese querido salirme de él para eyacular en su cara, seguro se vería grandioso cubierto de mi fluido pero por estar tan caliente sentí que ya era tarde para eso, estaba muy cerca.

Ya casi… ¡ahh!... creo que es hora de llenar ese agujerito de nuevo – le avisé. No hubo ninguno protesta de su parte y para asegurarme de que nos corriéramos juntos saqué mi mano de su boca para tomarlo de la cintura y levantar un poco su trasero, mientras que con la otra solté su nalga y sujeté su pene comenzando a frotárselo a un ritmo algo rápido. Dijo algo que no entendí pero era obvio que con esa estimulación no tardaría mucho y finalmente, mi verga explotó en su interior llenándolo bien adentro pues se la había metido en una estocada final lo mas profundo que podía. Ambos nos quejamos gimiendo un poco adoloridos, pero en un placentero orgasmo que nos dejó jadeantes. Iori hundió su rostro en el cojín mientras yo con cuidado saqué mi verga de su interior. La vista era grandiosa, no solo vi como su agujero había quedado moldeado al tamaño de mi verga, sino que comenzó a escurrirse semen desde adentro deslizándose hasta su entrepierna. Su cuerpo tembló y pude apreciar además como su culo parecía abrirse y cerrarse para ir recuperando poco a poco su estado original cerrándose lentamente.
Me tumbé con cuidado sobre su espalda para luego acomodarme al costado en lo que el espacio del sillón me permitía, abrazándolo así por detrás.

Eso… ahhhw… fue… genial – le dije con poco aliento mientras tomaba su rostro con suavidad apartándolo del cojín y dándole un beso suave en los labios. Y así nos quedamos un momento para recuperarnos. Cuando me sentí con mas energía, me levanté con cuidado y fui a beber un poco mas de agua mineral. Entonces le dije:

Seguramente Volker querrá pedirte información… ya que, a diferencia de él, a ti si te dieron una pista con esa frase… así que quizás puedas negociar con él respecto a eso – glub glub gluup (bebí agua) - Ahora tienes algo que él quiere, así que sácale el mayor provecho, jijiji… pero ten cuidado, los del equipo del alemán no se andan con cuentos – le dije sinceramente. Solo jadeaba cansado en voz baja y no me dijo nada de momento.

En la puerta de la izquierda al final de este cuarto hay duchas – le avisé - ah y por cierto, solo los gatos podemos accesar a este cuarto, pero si quieres puedes traer miembros de tu equipo aquí si tienen información útil… pero debes avisar antes para que sea aprobado por el grupo ¿ok? – le avisé.

Ahhh... ahhh… oookeeey – dijo Iori como quedándose dormido, por lo cual le mandé un mensaje a mi teléfono señalandole la dirección donde debía ir mañana a medianoche, después de recoger el encargo que le pedían.
Me pregunto como se las arreglara con ese tal Volker... y quien irá a la farmacia y al sex shop respectivamente - pensé divertido mientras entraba al baño a lavarme un poco.

꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂ ꧁༒☬ZeℝØ-ᎦᎬᏁᎮᎪᎥ☬༒꧂

Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata
 
Última edición:
Arriba Pie