Quest B Captura || Takanabe/Betamon & Wolfe/Tentomon [Nastrand's Maze]

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Maka.

¡Wubba lubba dub dub!|| Lord of Shipping
Moderador
Registrado
29 Mar 2009
Mensajes
4,683
Ubicación
Wonderland
Offline
"Captura” (B)
a) NPC que la solicita: Thomas Crombelle
b) Descripción de la misión: Uno de los auxiliares del científico ha comenzado a buscar tamers que estén dispuestos a ayudar en su tarea, por lo que deben capturar a 5 digimon de la especie que el encargado les pida y entregárselos.
c) Descripción del campo de juego: Metal Empire
d) Objetivos a cumplir:
  • Atrapar a los digimon que les pidan
  • Evitar que escapen
  • Entregarlos al encargado
e) Notas
  • El aparato que se les va a entregar para ayudar a su captura funciona como un láser que es disparado; éste, al acertar en su blanco, lo aturde durante cinco minutos, sin embargo, después de ellos no vuelve a funcionar con el mismo objetivo, deben tener cuidado pues los digimon tienden a reaccionar muy violentos si reaccionan del aturdimiento.
  • Puntos de infamia.
Fichas:
Takanabe/Betamon
Wolfe/Tentomon
Mínimo de post: 4 por persona
Plazo: 21 días.
Digivice:
iC

Tizza V.G.Tizza .Wolfe .Wolfe Disfruten :")
 

Reflejo
Moderador
Offline

    Curiosidades Científico Cleaners Summoner's Lake




    • Curiosidades
      Los datos aquí no son indispensables para la lectura, pero están para rellenar holes entretener al lector.

    • Información Personal
      Nombre: Seetharaman
      Apellido: Narayanan
      Apodo: -
      Edad y fecha de nacimiento: 53 [05/10]
      Sexo: Masculino
      Descripción Física: La de la imagen

      Peso: 55 Kgs
      Altura: 1.60 M
      Vestimenta: La de la imagen
      Personalidad: Narayaman es un inventor, aunque su amor por la ciencia no es 100% puro. Ha dedicado toda su vida a las matemáticas y las maquinas, llegando a encontrar cierto sentimiento de felicidad en ellas. Sin embargo, notó que lo que en realidad buscaba era reconocimiento. Por muchos años intentó llegar a la cima de sus áreas, deseó convertirse en alguien indispensable para el mundo... pero fue inútil. Siempre aparecía otro por encima de él, mientras ellos brillaban como estrellas, él era opacado por sus sombras. Su mente se quebró al reconocer su mediocridad, ahora es solo un viejo, uno que se considera títere de sus motivaciones. Hará lo que sea necesario para satisfacer su curiosidad, incluso cometerá crímenes terribles en nombre de la ciencia.

      Es el tipo de persona que cuando se aburre de un proyecto, lo abandona y comienza otro nuevo. Cuando trata con otros, siempre sonríe y muestra gestos condescendientes. Busca confianza a pesar de que se niega a darla.

      Gustos y Disgustos:
      + Confianza
      + Matemáticas
      + Carne de res

      - Religión
      - Rivales

      Historia: Nació en la India, un país con mucha cultura religiosa, algo que nunca le gustó debido a que no lograba encontrar valor en dichas practicas. Allí no tuvo muchas oportunidades de brillar con sus mediocres recursos. Cuando llegó al mundo digital, pensó que era su momento para hacer su debut. Sin embargo, se dio cuenta al instante que debía recorrer el camino de un infame si quería obtener el reconocimiento que merecía. Thomas le ayuda a cumplir con su meta, pero a cambio le usa como peón.

      Sus proyectos suelen requerir sacrificios, de hecho, para lograr que funcionase el prototipo de la Stun Noise, hizo muchos experimentos con su digimon compañero; Andromon. El cyborg era de esos pocos que no tenían pensamientos propios, así que nunca se opuso a las ordenes de su maestro. Durante una de las pruebas y por culpa de un error, terminó congelando al androide por tiempo indefinido. Seetharaman no quedó muy afectado por el incidente y sigue con sus investigaciones con normalidad, aunque gracias a eso supo que el proyecto de la Stun Noise no podía seguir avanzando y fue posteriormente abandonado.


      Datos Extra:
      - Se ve bastante viejo para su edad. Fuma, no come muy bien ni tampoco hace ningún tipo de ejercicio.
      - Cree que Thomas le considera como un compañero de confianza... qué tonto.
      - Suele contratar a los Cleaners y mercenarios para juntar "recursos".
      - Su Andromon inerte a veces le sirve para testear nuevas ideas... ¡Vaya cabrón!


    • Digital World es una dimensión llena de aventureros, no muchos se entregan a uno de los roles más importantes para el balance de la sociedad: la limpieza. No es extraño que Cleaners, la compañía de limpieza más grande de Folder, haya monopolizado su negocio hasta convertirse en el monstruo que es ahora. Sus empleados usan overoles azules y una gorra características como uniformes.

      Características:
      • Venden productos de limpieza con su marca registrada.
      • Venden sus servicios para asear tanto lugares públicos como privados.
      • Hacen servicio comunitario una vez por semana. Tienen buena fama por ello.
      • Dan asistencia en eventos públicos importantes.

      Infamia: Solo los infames hablan de ellos como "Los Limpiadores". La realidad indica que esta compañía de limpieza no es más que una tapadera que sus miembros usan para promover actividades ilegales. Se los considera como una herramienta indispensable del bajo mundo. Sus trabajos allí incluyen:
      • Transporte de mercancías de dudosa procedencia.
      • Limpieza de la escena del crimen.
      • Intermediarios entre mercenarios y clientes importantes.
      • NO son sicarios.
      ¿Notarán la referencia? xD



    • El Área Desértica es una zona árida ubicada al oeste de Folder. Allí se pueden encontrar cordilleras, montañas rocosas, pequeños desiertos de arena y muchas fabricas abandonadas. Sin embargo, en la región de mesetas, hay un lago de proporciones kilométricas que resalta entre todo lo demás. Se lo conoce como "Summoner's Lake" o "Lago del Invocador" debido a que hay un rumor de que fue creado por la técnica de varios ultimate.

      Características:
      • Hay un poco de vegetación creciendo en los alrededores, casi un oasis del Área Desértica.
      • Una legión de Boarmon se encarga de monopolizar el lago, por culpa de su presencia, sus aguas siempre están hirviendo y expulsando columnas de vapor.
      • Gracias al vapor constante, se considera una zona con frecuentes precipitaciones.
      • Se dice que la legión está conformada por cuatrocientos adults (Boarmon) y dominada por cuatro perfecs (Vikaralamon).




Mientras más pasaba el tiempo, más fría se volvía la noche. Cerca de las cero horas, los miembros de Nastrand's Maze llegaron a uno de los tantos callejones que abundaban por el Imperio del Metal. La zona estaba desolada, el silencio era tal que los presentes podían escuchar sus propios latidos o la respiración de su compañero. Allí, Takanabe Ringo divisó una furgoneta negra, para asegurarse de que era la que buscaban, mandó un mensaje con su D-Terminal a cierto remitente. Segundos después, el vehículo soltó varias señales con luces, Law Wolfe aseguró que ya era prudente proseguir. Tenían información de esa rutina por adelantado, había muchas condiciones para este trabajo y sus clientes preferían tomar precauciones para que las cosas fuesen por buen camino. El tuerto abrió la puerta trasera y entró. Dentro habían dos hileras de asientos, ambas enfrentadas entre sí para que los pasajeros pudiesen verse caras. Una pared se interponía entre ellos y el conductor, con lo cual era imposible saber la identidad de éste último. Para compensar eso, sobre la misma había un monitor plasma de treinta pulgadas, en la pantalla solo podían apreciarse las palabras "Sound Only" y nada más.

- Bienvenidos miembros de Nastrand's Maze - esa frase provino de los parlantes, parecía distorsionada por un filtro de voz. - Soy vuestro conductor, un humilde empleado del grupo Cleaners. Como sabrán, uno de nuestros trabajos es hacer de intermediarios con vuestros clientes, todo para mantener la seguridad de ambas partes - la explicación en realidad sobraba, todos los presentes sabían como iba el asunto. No obstante, el protocolo era inviolable, un trabajador que lo ignorase no era de utilidad. Eran bastante estrictos y serios. - Nuestro labor es neutral, por lo tanto no es necesario que vean mi cara. Yendo al grano, en dos minutos vuestro cliente aparecerá en la pantalla, esperen pacientemente hasta entonces.

El silencio reinó durante los primeros sesenta segundos, aunque el mismo no era incomodo en lo absoluto. Quizás si los digimon de ambos tamers estuviesen fuera de sus digivices, habrían soltado algún que otro comentario, pero tanto Betamon como Tentomon preferían no llamar la atención.

- Cuanta etiqueta, ¿no? Estos trabajos son bastante interesantes~ - comentó Ringo dando su primera impresión. Ella no tenía nada que ocultar, no importaba que su conversación fuese escuchada por el miembro de Cleaners o no.

- No lo voy negar jefa, pero no actúes como novata en esto, no lo eres - Law también estaba algo emocionado, mejor dicho, tenía ciertas expectativas. De igual forma trataba de mantenerse estoico por el bien de las apariencias. Esa noche no vestía su otra personalidad de renegado, no tenía sentido ya que su compañera de guild estaba presente. En cierto sentido, el detalle de no tener mascara agregaba un poco de adrenalina al asunto. Masticaba con paciencia uno de sus cigarrillos, esperando a que terminase la pequeña reunión para salir afuera y fumarlo.

Minuto después, un rostro apareció en la pantalla.

- Buenas noches - se trataba de un anciano con rasgos orientales. Tenía poco cabello y estaba desordenado y descuidado, en la frente tenía varias manchas hepáticas. Su barba conectaba con sus patillas y el estado general de la misma era igual de desastroso que el resto. Tenía una sonrisa pegada a el rostro y hablaba con un tono bastante amable y divertido. Si no fuese por su estado de "cliente", Takanabe podría haberlo confundido con un viejo senil. Wolfe en cambio, veía a un hombre con la mirada muerta, un alma totalmente vacía esforzándose por manifestar emociones que no tenía. - Me alegro mucho que hayan aceptado la petición de este viejo, soy Seetharaman Narayanan, uno de los tantos ayudantes de Thomas Crombelle. Como pueden ver estoy hablando aquí en su nombre, él está trabando en mucho otros proyectos, así que yo me encargo de cubrir los pequeños detalles.

- ¿Y eso vendría a ser...? - preguntó el tuerto con un tono áspero.

- Bueno... - Narayanan tomó un paño de seda y se limpió el sudor en la frente antes de proseguir. - Materiales y cosas por el estilo. ¿Saben donde está la región de mesetas en el Área Desértica?

- - asintió Takanabe sin dudarlo.

- Por esa zona hay manadas de Boarmon, digimon tipo bestia con habilidades ígneas. Necesito que capturen cinco de ellos vivos y vuelvan a la ciudad. Cuando aseguren a nuestros objetivos, los empleados de Cleaners vendrán a transportar la mercancía - era interesante como aquel hombre trataba a los digimon como objetos sin tapujos. Debía estar completamente naturalizado para él. - Con eso concluiría vuestra tarea, ¿sencilla verdad? ¿Alguna pregunta?

- Escuché que tenían un artefacto preparado para darnos soportes, ¿qué sucedió con eso? - Wolfe no iba a olvidarse de un detalle así, cuando lo leyó en la petición escrita, se quedó grabado en su mente.

- Por favor revisen la maleta bajo su asiento - esta vez fue el conductor quién habló a través de los parlantes. Ringo se agachó y tomó la pequeña caja. Cuando la abrió, notó que el aparato en su interior tenía una forma muy similar a la de una pistola aturdidora. Era más pesada de lo que parecía, llegando casi a los tres kilos.

- Es un prototipo que llamamos "Stun Noise". Dispara ondas de infra-sonido especialmente codificadas para aturdir a los digimon impactados. Por favor, revisen el maletín y lean el manual antes de usarla, estoy seguro que será de utilidad para vuestras capturas - el viejo confiaba en lo que decía, pese a que seguía siendo un prototipo, se trataba del orgullo y fruto de una de sus investigaciones, algo que se aseguró de contar como anécdota aparte. Quizás quería presumir. - También les hemos dejado un nuevo número de contacto, el anterior se volverá inutilizable a partir de ahora. Es todo - la imagen en la pantalla se perdió, volviendo a mostrar solamente el "Sound Only". El miembro de Cleaners abrió las puertas traseras con un botón, indicándoles al par que ya podían comenzar con su misión. Minutos después la furgoneta abandonó el callejón.

Tanto Wolfe como Takanabe procedieron a materializar a sus digimon.

- Estos sujetos son profesionales, se ve que han pensado en todo - comentó Tentomon con cierto interés en compartir su opinión.

- ¿A qué te refieres? - cuestionó Betamon siendo incapaz de ver por si mismo esos detalles.

- Han inutilizado nuestro número de contacto para darnos otro nuevo. No había necesidad de hacer eso, ¿cierto?

- Sí, supongo. ¿Y?

- Nos están diciendo que nuestra información sobre ellos es obsoleta - explicó el emparchado mientras prendía su cigarro. - En caso de que decidamos traicionarlos y vayamos con Security a reportarlos, no tendríamos pruebas reales de nada. ¿Tampoco les parece raro? Esta vez Thomas no se ha molestado ni en recibirnos, ¿será que no quiere encontrarse dos veces con los mismos mercenarios y por eso mandó al viejo y los Cleaners?

- Espera, ¿Security? - Ringo al igual que su compañero, no había comprendido esa parte. - Matar un digimon no es ilegal, incluso nosotros lo hemos hecho en nombre del pueblo. ¿Por qué siquiera valdría la pena reportar el secuestro de alguno de ellos~?

- La experimentación sí está penada, los digimon modificados se consideran una aberración contra Yggdrasil - el insecto escarlata había pasado suficiente tiempo en el bajo mundo como para entender ese tipo de situaciones al instante. Aunque no podía decir que fuese de su agrado, estaba allí simplemente por su tamer. - En fin, ¿por qué no lees el manual Rin?

- Ah, sí~ - la información en ese tomo no era mucha, sin embargo, habían escrito lo mismo en veinte idiomas diferentes. Ella buscó las páginas en japones y comenzó a leer en voz alta. Por cierto, la Cura de Babel no funcionaba con los escritos.

Nombre clave: Stun Noise
Nombre real: Pistola aturdidora de baja frecuencia. Prototipo "001".
Peso: 2.5 Kgs.
Funcionamiento: Trabaja con ondas de infra-sonido imperceptibles al oído humano. Cuando entran en contacto con la data de un digimon, obligan al objetivo a que produzca una respuesta que varía dependiendo de su nivel. Básicamente transfiere terabytes con información inútil, el digimon termina paralizado por cierto periodo de tiempo mientras intenta procesarla.
Detalles:
  • El efecto dura solo cinco minutos.
  • No afecta a digimon de nivel Ultimate.
  • Los digimon paralizados no pueden sentir dolor, ni pensar.
  • Un digimon que ya ha procesado la información de la Stun Noise Prototipo "001" no volverá a ser afectado otra vez.
  • Cada "disparo" tiene forma de cono y solo es efectivo en un rango de veinte metros. Asegúrese de utilizar la mira láser para facilitar el tiro.
  • El arma tiene un enfriamiento de cinco minutos entre cada disparo exitoso.
  • La Stun Noise está activada desde el laboratorio central, su uso puede ser suspendido por control remoto si sus creadores así lo desean.
- Joder viejo, ¡vaya juguetito que nos han dado! - la impresión de Betamon no era errónea. Los mercenarios tenían en sus manos una de las armas más peligrosas que el mundo digital haya visto jamás. La carta "Lag" de por sí ya era muy poderosa, esto simplemente lo llevaba a un nuevo nivel. Por ejemplo, si caía en manos de un medium, éste podría sobrevivir a Hel Island sin ningún problema, derrumbaría todos los estándares actuales. Si solucionaban los problemas del prototipo y la producían en masa, el impacto sería de nivel mundial.

Pero, ¿realmente sería fácil la tarea con este aparato?

.Wolfe .Wolfe
 
Última edición:

.Wolfe

Lobo. Mi ojo es la luna, mi pelaje la noche.
Registrado
6 Jul 2009
Mensajes
2,898
Offline
Por sobre las tierras desoladas del Área Desértica, cubiertos por la oscuridad del cielo nocturno y dejando tras sus espaldas el brillo de las luces del Imperio de Metal, los integrantes del NM viajaban sobre la espalda de Seadramon en dirección a las mesetas. Fueron contratados esa misma noche para una tarea especial; cacería y contención de digimon salvajes, un trabajo ilegal dentro de las leyes del digimundo pero no para los fines personales de los mercenarios. Luego de analizar cuidadosamente la información que poseían de la zona y la especie de digimon en cuestión, consideraron que el mejor momento para actuar era ese, durante las primeras horas de la madrugada. Las llamas de Boarmon les permitirían acercarse sigilosamente, dándoles una enorme ventaja. Sin embargo, la mayoría de estos se mantenía en manadas pequeñas, por lo tanto sería imposible no llamar la atención si iniciaban abruptamente un combate. Debían evitar tomar más de lo que podían masticar y a la vez cumplir el objetivo principal, capturar como fuese a cinco especímenes vivos.

No puedo evitar sentir que esto es una locura. Debemos llamar su atención e intentar que se queden quietos, ¿cómo demonios haremos eso? ¿¡Nos creen magos acaso!? ― reclamó el dragón marino. Law había investigado en el DigiWindows la forma, tamaño y capacidades de su objetivo, provocando que los digitales del grupo se sintieran intranquilos por la seguridad de sus compañeros.

Con mucho amor, abrazos, hielo, agua y un choque de ondas en el cráneo~ ― reveló el infalible plan la Leader. Un suspiro se proclamó inmediatamente después de ese entusiasta discurso, tanto de su compañero humano como digimon adulto, escuchar a Ringo hablar de esa manera tan indiferente hacia el peligro siempre afloraba las inquietudes del equipo ante su falta de sentido común.

Bueno, ese es básicamente el plan, pero debemos manejarlo de una forma más delicada. En cuanto encontremos una manada de Boarmon, podremos considerar mejor una estrategia ― mencionó el emparchado sujetándose con firmeza a las escamas del reptil.

Tardaron alrededor de unos minutos en llegar a su objetivo desde la ciudad, la velocidad de Seadramon siempre era algo dignó de admirar siendo además de su ataque, su mejor facultad. Comenzando desde ese punto no fue difícil localizar a los jabalís de fuego, sus llamas; aunque casi apagadas al estar durmiendo, se contemplaban claramente desde la distancia. Pero, al acercarse, pudieron notar la presencia de una gran cantidad de zonas iluminadas, formando algo parecido a enormes fogatas al ser vistas desde lo alto. Cada una se hallaba separada por varios metros, y aun así formaban parte de un solo ecosistema. Evidentemente la información dada por el DigiWindows tenía razón, no obstante había errado en un dato importante, la noche dentro del Área Desértica era tan fría que las manadas de Boarmon aparentemente se reunían para calentar el ambiente y mantenerlo a una temperatura que fuera idónea para poder dormir. Esto se hizo evidente al sentir una oleada de vapor golpear sus rostros, obligando a Seadramon a detenerse abruptamente.

Pero… ¡¿Qué es esto?! ― recriminó el marino, sintiendo como al abrir la boca su garganta se secaba en un instante.

¡Baja, ahora! ― ordenó el pelinegro, elevando la voz mientras tapaba con las manos la parte inferior de su rostro, siéndole imposible tanto a él como a la japonesa poder abrir los ojos y respirar.

El dramon descendió rápidamente, amortiguando la sensación de caída dando vueltas en círculos en forma de espiral; sin perder velocidad. Al tomar la tierra el adulto regreso a su forma child mientras los humanos tosían ante la diferencia de presión y el aire caliente entrando por sus narices hacia los pulmones.

Coff… Maldita sea, no me espere esto ― respirando con dificultad Wolfe mientras su compañero digimon se materializaba a su lado desde el dispositivo IC donde se encontraba esperando el momento de trabajar.

¿Qué sucedió? ¿Están bien? ― la primera reacción de Tentomon fue examinar el estado de cada uno y determinar quien se encontraba en peor estado, dirigiéndose a auxiliar al anfibio; encontrándose con el rostro contra la tierra y los ojos cerrados, apenas siendo capaz de respirar.

… Betamon ― dijo la chica con la garganta completamente seca, tomándolo entre las manos y cargándolo como un bebé ―. Esta deshidratado, sus escamas están secas, debe tomar agua pronto.

― Law inmediatamente tomó uno de sus keychain y busco dentro una serie de embaces de agua que entregó rápidamente a su compañera, llevando su Kit de Camping dividido en partes dentro del dispositivo ―. Tanto vapor debió quitarle la humedad, aunque pueda caminar sobre tierra, sigue perteneciendo al Oceano Net.

Takanabe baño el cuerpo de su compañero digital, devolviéndole la conciencia. El anfibio liberó algunas blasfemias mientras recuperaba en totalidad sus sentidos, siendo su mal carácter una muestra de que se encontraba mejor. Por otra parte, Law y Tentomon se dieron a la tarea de investigar el área por su cuenta. Empleando sus capacidades aéreas el insecto contó alrededor de nueve integrantes en un solo grupo y de los más cercanos, la distancia que los separaba del resto era superior a lo que habían considerado a simple vista. No parecían poseer vigilantes, simplemente se comportaban como bestias salvajes pidiendo ayuda a su especie en momentos de necesidad, lo cual haría mucho más sencillo atraparlos, sin embargo había una extraña presencia a la distancia que cubierto por la luz de las llamas remarcaba claramente su forma y tamaño.

Pero… ¿Qué es esto? ¿Un Vikaralamon? ― declaró el humano observando a través de un holograma lo que su compañero veía en esos momentos gracias al visualizador, manteniendo una conversación con este por medio del sound linker ―. ¿Qué hace ahí?

Parece ser el líder ― respondió el escarabajo, acercándose un poco más pero evitando pasar por encima de alguno de los Boarmon, la concentración de vapor era menor desde tierra, haciéndose tolerable ―. Es la razón por la que se han reunido todos aquí sin causar problemas. El mantiene la comunidad tranquila.

¿Será peligroso si lo provocamos por accidente?

No lo sé, podría ocurrir cualquier cosa, lo mejor es evitarlo lo más posible o podría ser un grave problema, aun teniendo a MegaSeadramon ― mencionó el alado contemplando como el enorme jabalí se encontraba observando a la nada con los ojos abiertos, sintiendo un enorme escalofrió recorriendo su cuerpo, pero percatándose poco tiempo después que se hallaba dormido por sus fuertes ronquidos y crujir de sus fauces, liberando un suspiro ―. Debemos buscar la manera de alejar algunos a un lugar más conveniente.

Creo tener una manera, pero es mejor que lo hablemos con Beta y Jefa, no quiero sacar conclusiones apresuradas. Regreses, Red ― solicitó el pelinegro apagando el dispositivo de visión y regresarlo al keichain.



Tizza V.G.Tizza vamos Jefe xD
 
Última edición:

Reflejo
Moderador
Offline
Las mesetas del desierto eran particularmente extensas, a uno le costaba notar que estaba sobre una si no veía los límites. Para el grupo de mercenarios era diferente, desde el cielo y con ayuda de la luna, veían con cierta claridad el campo de juego. Al final, el camino siempre terminaba en una abrupta y empinada caída de varios cientos de metros. Curiosamente el peligro se convertía en oportunidad, los humanos podían aprovechar eso para escapar volando en caso de ser necesario, en teoría los Boarmon deberían ser incapaces de perseguirlos por tierra. Sí, era cierto que con la Stun Noise la captura tenía que ser mucho más sencilla, pero manejar a una legión de cerdos no era una opción muy realista tampoco. Debían pelear contra ellos en grupos todavía más reducidos, si la manada era de nueve integrantes, dividirían ese numero tres veces antes de atacar. Enfrentar a Vikaralamon ni siquiera estaba en consideración, esa cosa tenía el mismo largo que MegaSeadramon, pero a diferencia de éste último, también era muy ancho y alto.

- Joder, es un maldito Raid Boss... - escupió Betamon mientras entrecerraba sus ojos con desprecio. Las descripciones que proporcionó Tentomon no eran muy alentadoras, en el peor de los casos podría ser incluso más fuerte que todo el grupo junto.

- Hmn, ¿cómo funcionará esta cosa en él? - se preguntó Ringo refiriéndose a la pistola aturdidora.

- Con ese tamaño debería ser un blanco fácil, esperemos no llegar a esos extremos - Wolfe comentaba su opinión desde la distancia. Oculto tras cúmulos de rocas, observaba con paciencia a sus objetivos y no a las posibles interferencias. Notó como los jabalís expiraban pequeñas flamas de manera inconsciente. Por si solas no bastaban para calentar el ambiente, pero cuando se juntaban en grupos tan grandes, convertían el área en un sauna. - Algo falla... - y razón no le faltaba, sí bien la tremenda nube de vapor la estaban provocando ellos, no eran necesariamente la fuente. - ¿Un lago? - Law sospechaba que a varios kilómetros de su posición había un cuerpo de agua, la presencia de los Boarmon debía estar evaporandolo. Sin embargo, ¿en el desierto? No tenía sentido que existiese de forma natural y los cerdos no tenían ninguna técnica capaz de producir vapor en sí. Decidió consultar su inquietud con sus compañeros antes de seguir con el plan de captura.

- ¿Sí es posible crear un lago en medio del desierto? Debería, siempre y cuando sean digimon del Ocean Net o invocadores muy poderosos - le respondió el anfibio casi al instante. No era un digimon especialmente inteligente, pero confiaba en lo que decía.

- ¿Invocadores? - replicó el tuerto.

- Sí. Por ejemplo, cuando uso mi Water Breath, ¿crees que toda esa agua sale de mi cuerpo? ¡Claro que no! Es una invocación, no la genero sino que la canalizo - los digimon funcionaban de maneras muy misteriosas, no se sabía a ciencia cierta que era lo que posibilitaba este tipo de habilidades ni que leyes gobernaban el mundo, por eso las explicaciones terminaban siendo un tanto superficiales.

- Oh~ se me ha ocurrido una idea - todo ese tema de las invocaciones y el vapor habían iluminado la mente de Takanabe. - ¿Y si usas tu Cold Breath para enfriar la zona Betamon? - esa era una técnica de Seadramon. Fundamentalmente era la misma que el Ice Arrow, la diferencia radicaba en la presión con la que era ejercida, siendo la primera mucho menos violenta. El Cold Breath era una ráfaga de aire helado, ésta al entrar en contacto con un ambiente cálido, condensaría la humedad en pequeñas partículas de agua para crear una densa y espesa niebla. Dentro de ella podían atraer a tantos cerdos como quisiesen y pelear sin la preocupación de llamar la atención de las otras manadas o Vikaralamon. La idea era atractiva y todos estuvieron de acuerdo en proceder con ella, no obstante, Law agregó que antes debían hacer otra cosa. - ¿...? ¿Entonces no podemos empezar ya?

- No - tajó él. - Lo he estado pensado y quiero probar la Stun Noise. Francamente me parece demasiado buena para ser real, pero también quiero que Betamon y Tentomon desarrollen una inmunidad.

- ¿Estás diciendo que me quieres disparar con esa cosa? - el anfibio no parecía muy contento con eso. - ¡Ni de coña! ¡Podría tener efectos secundarios!

- Es un prototipo. El hecho de que nos lo hayan confiado es la prueba de que ya han experimentado lo suficiente con ésto. Si hubiese alguna clase de daño residual lo habrían especificado en el manual - Tentomon fue un poquito más lógico. Ciertamente le parecía conveniente la idea de desarrollar una resistencia, de esa manera su tamer podría disparar durante el combate sin el riesgo de recibir la parálisis por error. Ringo tomó la Stun Noise con ambas manos y apuntó al escarabajo. Sus manos titiritaban sin control, no porque estuviese nerviosa ni nada, sino porque tenía un pulso mediocre y el aparato ya de por sí era muy pesado. Por suerte los disparos eran en forma de cono, así que incluso ella debía ser capaz de dar en el blanco. La mira láser se activó y se desplegó como una cortina de luz, quitó el seguro y jaló el gatillo. Los humanos no escucharon nada, sin embargo, Betamon si pudo oír el sonido producido por el arma. Era agudo y punzante, pero se volvía efímero después de unos segundos, una combinación extraña si le preguntaban.

- ¿Funcionó~? - la de chándal rosa movió su mano en frente de los ojos del insecto, no obstante, éste no tuvo ninguna reacción. Le hablaron pero tampoco contestó. El aparato tenía una pequeña pantalla en la que aparecía la palabra "loading...". ¿Significaba que estaba transmitiendo la información al digimon en ese mismo momento? Ella intentó volver a disparar pero que gatillo se había bloqueado de forma automática, efectivamente parecía estar todavía reteniendo a su objetivo. Hasta que no terminase el efecto no podría volver a usarlo.

Los cinco minutos pasaron y Tentomon por fin volvió en sí.

- ¿...? ¿Qué sucede Rin? ¿No ibas a disparar? - cuestionó el insecto todavía a la espera. Los otros tres presente se miraron entre sí y suspiraron.

- Repito, vaya juguetito más aterrador - acotó el acuático.

- Ya disparó - le explicó su tamer al tiempo que prendía un nuevo cigarro. - Parece que funciona bien, ¿cómo te sientes?

- Oh... no lo noté. Entonces realmente interrumpe mis capacidades cognitivas... - el susurró del escarlata no fue escuchado por sus compañeros. Para él, no fue un momento sino un instante en el que habían pasado "cinco minutos en menos de un segundo". - No me siento afectado - desplegó su alas y comprobó sus movimientos. - Sí, no me ha hecho nada más, pero no puedo creer que realmente me haya congelado.

- Ya lo escuchaste Betamon~ Tu también deberías desarrollar la inmunidad~ - sugirió la distraída con una pequeña sonrisa. El anfibio lo aceptó de mala gana, no sin antes chasquear su lengua y maldecir.

[...]​

Con todas las preparaciones listas, el plan se puso en marcha. Seadramon ya había sido evolucionado, flotaba en el aire mientras exhalaba con mucha gentileza un manto de aire helado. Era un trabajo que requería de mucha paciencia y concentración, ya que debía estar varios minutos ejecutando la técnica para que fuese realmente útil. Afortunadamente la teoría no tuvo error alguno, la niebla comenzó a formarse y dispersarse por los alrededores hasta que terminó cubriendo todo en un kilómetro a la redonda. Era tan espesa que la visibilidad máxima terminó siendo menor a los cien metros. Ya exhausto, fue de-evolucionada a su etapa child. Se tomó un respiro y luego comenzó con la segunda fase.

- Mientras pueda verte, podré fastidiarte - susurró para sí mismo. El verdecito se había acercado a la manada y se escondió tras unas rocas para poder visualizar a los Boarmon. Luego, usó su técnica favorita, Water Tower, para invocar un pequeño geiser de agua escaldada justo por debajo de uno de los jabalís. Por supuesto que el ataque era incapaz de quemarle o dañarle, más considerando sus capacidades ígneas. Sirvió para despertarlo de manera abrupta y llamar su atención. Obviamente la bestia estaba totalmente irritada, miró hacía sus alrededores buscando al culpable, pero con lo único que se encontró, fue con una espesa niebla. De igual forma la técnica de Betamon no revelaba la posición de invocador, así que iba a estar a salvo incluso en su etapa child. Los otros cerdos se despertaron por el escándalo de su compañero, aunque no tardaron en ignorarlo para luego volver a sus dulces sueños. - (Todo va de acuerdo al plan Master, está muy irritado, comiencen)

Ringo escuchó esas palabras gracias al Sound Linker. Le hizo una seña a Law y Kugawamon. El insecto comenzó a elevarse en el aire, emitiendo un fuerte zumbido en el proceso, tanto que era audible a un buen radio de distancia.

- (Se está moviendo, se dirige a vuestra posición) - el Boarmon había sido provocado de manera exitosa. Se adentraba en la niebla con la esperanza de encontrar al pequeño bromista y castigarlo. Seguro no podía imaginar que se dirigía a una trampa.

.Wolfe .Wolfe
 
Última edición:

.Wolfe

Lobo. Mi ojo es la luna, mi pelaje la noche.
Registrado
6 Jul 2009
Mensajes
2,898
Offline
La falta de visión no solo afectaba al Boarmon sino también al enorme escarabajo, impidiéndole adentrarse en la niebla sin el defecto de dispersarla con sus aleteos. Tanto Kuwagamon como Law se mantenían pacientes en su posición, este último alejado del área de combate mientras su compañero se desplazaba de un lado a otro llamando la atención del adulto. El emparchado mostraba una expresión de duda mientras observaba nuevamente el visualizador, la defensa natural del salvaje; sus llamas, eran una amenaza constante y el peligro de mantener contacto directo prolongado provocaría una enorme cantidad de daño. Una observación que todos en el equipo compartían. El plan inicial constaría de una prueba del dispositivo sobre un adulto: determinando si su duración no era ningún problema y el tiempo en que lo afecte, además de determinar la posibilidad de llegar a capturarlos sin lesionarlos.

Veo una luz en medio de la niebla ― mencionó. Kuwagamon mantenía una comunicación contante con Law a través del dispositivo que este portaba, la tensión provocaba que él tiempo transcurriera lentamente para ambos.

― Wolfe respiró profundamente ―. Prepárate. No permitas que te menosprecie, atráelo a ti.

Lo sé. Debe verme como una amenaza.

Las llamas de Boarmon resaltaron con mayor fuerza al notar la presencia del escarabajo; observándolo con un poco de claridad entre la bruma que aún lo envolvía. Incorporó una posición más defensiva/ofensiva, inclinando el cuerpo y poniendo mayor peso sobre sus patas, dándole una gran velocidad de desplazamiento al iniciar su corrida contra él supuesto invasor. El sonido característico de las pesuñas del jabalí pisando el suelo delató inmediatamente a los miembros restantes del NM que la confrontación había iniciado. Kuwagamon correspondió el movimiento de su adversario poniéndose en el suelo y adentrándose en la bruma con rápidas pisadas, abriendo los brazos y la mandíbula, mostrándose amenazante. La bestia cuadrúpeda aumento su velocidad de corrida, buscando embestirlo mientras cubría su cuerpo totalmente en llamas y empleaba el Dangan Attack. No obstante, esto no intimidó al insecto gigante, inclinó su cuerpo rápidamente y posicionó la punta de sus pinzas al nivel de la tierra; intersectándolo de esta forma el voluptuoso cuerpo, pasándolo debajo de este y así ser capaz de levantarlo varios metros en el aire y lanzarlo por fuerza de la niebla.

¡Ringo, va hacia ti! ― declaró por su comunicador el emparchado, notificando el estado de su plan.

Entendido~ ― confirmó. La distraída inmediatamente elevó ambos brazos con el dispositivo, preparando su ejecución. El cuerpo del digital cayó frente a ella a cierta distancia, girando sobre el suelo sin control y levanto una gran cantidad de tierra. En cuanto se detuvo, la joven apunto y disparó con un movimiento tembloroso en las manos ―. ¡Di queso! ― mencionó divertida. El dispositivo reaccionó de manera natural, y como un flash de luz, sus efectos fueron inmediatos al igual que la primera vez.

Los miembros restantes inmediatamente se dirigieron hacia la locación de su compañera. Al observar desde lejos notaron como la chica se divertía frotando el pelaje de la panza del bestia; al caer de costado y dejando esta zona frágil completamente desprotegida. Betamon fue el primero el criticar esta acción, exigiéndole al insecto que aumentara su avance, sin embargo por precaución el adulto se transportaba caminando por lo que no era muy veloz en tierra. Las llamas que se encontraban sobre la parte superior del jabalí estaban tenues y liberaban un calor suave, contrarrestando el ambiente frio de la noche y haciéndolo mucho más apacible, o eso pensaba la chica al recostarse inesperadamente contra el adulto inconsciente como si fuera un enorme peluche.

¡Master! ¡Detente! ― reclamó desde la garra del insecto. Kuwagamon posicionó a su tamer en la tierra, permitiéndole caminar hacia ella y detenerla ―. Aléjate de él, es un digimon salvaje, puede despertar en cualquier momento.

Sí, en tres minutos, aproximadamente ― aclaró Law. El pelinegro había puesto un cronometro en su reloj y tras acercarse lo suficiente de Ringo, la tomó de la mano y la llevó hacia Kuwagamon, recogiéndolos inmediatamente con dos de sus garras para alejarse lo más rápido posible.

Es que se sentía muy bien~ estaba caliente y suave ― el dúo no intentó corregirle esa idea, incluso el propio Law estaba interesado en investigar un poco más el físico de su adversario y puntos importantes, pero el tiempo estaba en su contra.

Puestos a una distancia prudente; cerca de un cumuló de rocas donde habían descansado antes, Kuwagamon voló nuevamente hacia su presa, tenían al menos un minuto para hacer una pequeña prueba. Law siguiendo el aviso de su compañero deslizó una carta por la rendija de su lector; el “Spider's Thread” de Archnemon, envolviéndole las palabras con un hilo pegajoso y otro poco en la boca del mismo, impidiéndole pedir ayuda a sus allegados. Con apenas unos segundos en el reloj, al dar los cinco minutos, el grupo observó fijamente como Boarmon despertaba completamente desorientado y al notarse contenido comenzó a agitarse de forma descontrolada. Las llamas de la bestia crecieron convirtiéndose en una poderosa fogata, soltando pequeños soplos de fuego a través de los orificios de la nariz, intentando liberarse. El grupo lo observaba con expectación, la tensión en sus rostros era palpable. No obstante, tras el primer minuto el adulto de fuego destruyó el agarré gracias a qué el cambio de temperatura endureció el material hasta volverlo quebradizo, destruyéndolo con un par de jalones.

La reacción de Kuwa fue de someter cualquier peligro potencial que presente el jabalí a sus compañeros e intentar descubrir cuál sería su punto de quiebre, posándose ante él como un enemigo. Boarmon, por otra parte, lo ignoró completamente y escapó en la primera oportunidad, hecho que puso nerviosos a todos los observadores. El miedo de los salvajes es un evento poco común, provocado por un intento de supervivencia, el insecto sabía perfectamente que al tener la manda tan cerca su primera idea consistiría en resguardarse con ellos. Alzando vuelo inmediatamente para detenerlo. Al escuchar las alas del escarabajo carmín, el salvaje cambió de dirección al sentirlo cerca mientras se adentraba dentro de la niebla, Kuwagamon no dudo en seguirlo desplazando la tela de bruma a los costados de su cuerpo y aumentando la velocidad, logrando aplacar la distancia entre ambos. Sin embargo, fue el punto de desastre, ante la falta de visión y la sensación de peligro, Boarmon corrió con todas sus fuerzas y no pudo notar que se acercaba al borde de la meseta, cayendo sorpresivamente de esta en un abrir y cerrar de ojos. Ni siquiera el carmín pudo prever lo que sucedería, cuando fue consciente de su situación ya se encontraba volando en un punto más espacioso y lo ultimó que tanto él como sus compañeros contemplaron del salvaje; por medio del dispositivo visor de Law, fue una explosión de datos a la distancia tras chocar su cuerpo contra las rocas.

… Bien, el primero y lo convertimos en una estampilla ― declaró el anfibio con una muestra de molestia en su voz ―. Y ahora, ¿cuál es el plan?

Ya no lo sé, no podemos hacer un combate largo con tantos enemigos y ahora tampoco someterlos sin el peligro de que escapen~ ― sentenció la joven japonesa con un suspiro de desdén.

Pues, supongo que era normal, no podíamos lograrlo a la primera… Pero, me gustaría intentar ahora algo más directo ― mencionó el emparchado apagando el holograma en su mano.


Tizza V.G.Tizza hora de comenzar lo bueno
 
Última edición:

Reflejo
Moderador
Offline
¿Qué tan grande era la legión de Boarmon? En toda la meseta debían haber cientos de ellos, la mayoría reunidos en un solo punto. Estaba la ligera sospecha de que, en el centro de todo, había un cuerpo de agua enorme, siendo la única explicación razonable para la presencia de aquella enorme columna de vapor. Lo importante es que mientras más se alejaban de ese punto, más se dispersaban las manadas de cerdos. Por decirlo de un modo más gráfico, en las partes periféricas debía haber al menos trescientos metros entre cada una de ellas. Law Wolfe creía que gracias a la niebla y la Stun Noise, tendrían una ventaja envidiable incluso si enfrentaban a un grupo entero, por ello decidió ser un poco menos discreto. Le pidió a Betamon que provocase nuevamente a sus objetivos con el Water Tower y los atrajese a su posición.

- (Joder humano, no sé de dónde sacas esa confianza) - pensó el anfibio para sus adentros al tiempo que chasqueaba su lengua. Cuando el agua viajaba por la tierra, los que estaban en la superficie podían sentir un ligero temblor, como si hubiesen serpientes nadando bajo sus pies. Poco después de ese instante, el Water Tower se abría paso hasta el exterior con mucha fuerza. Uno, dos, tres, cuatros geiser invocados. Al igual que la vez anterior, los Boarmon comenzaron a cabrearse por el repentino ataque sorpresa. Contemplaron a sus alrededores en busca del culpable, una luz emergió en las profundidades de la niebla, de allí salió una anguila roja de grandes proporciones. - ¡Vengan! - bramó con fuerza, intentaba provocarlos para que le siguieran, aunque las palabras sobraban contra oponentes que no comprendían el idioma.

Los jabalís comenzaron una estampida, chillaban furiosos, tanto que parecía que sus ojos estaban inyectados con sangre. De sus hocicos salían pequeñas andanadas de fuego y el suelo rocoso bajo sus pezuñas se resquebrajaba con cada galope.

Ringo comenzó a sudar un poco luego de ver la escena, la pelea iba a transformarse en un seis versus dos, era algo peligroso de manejar. Le dedicó una mirada a Wolfe y Kuwagamon, el primero tenía su ojo abierto de par en par, parecía ansioso por empezar. ¿Era de esos a los que les gustaba jugar con fuego? ¿Siquiera tenia miedo de quemarse? ¿O simplemente proponía esa clase de estrategias por la adrenalina que le ofrecía estar al límite? El escarabajo en cambio, no podía hacer muchas expresiones así que parecía igual de estoico que siempre. Takanabe volvió a sujetar la pesada pistola y se preparó para el combate.

MegaSeadramon que ya se había detenido, fue rodeado inmediatamente por sus oponentes, aunque su mente estaba más centrada en otra cosa. - (Mierda, es la tercera vez que evoluciono en el día... ) - su vista se nubló por un momento. Cambiar de forma constantemente era algo estresante, le daba jaqueca y una sensación de fatiga muy diferente a la que uno obtenía con simple esfuerzo. Por decirlo de una manera, se sentía enfermo. Uno de los Boarmon lo sacó de sus pensamientos mientras le lanzaba una cortina de fuego. - ¡...! - fue tan repentino que no podía esquivarlo con solo apartarse. En una fracción de segundo, abrió su boca y expiró su aliento helado. - ¡Maelstrom! - como un torbellino de furia, su ataque elemental se impuso sobre el de su adversario, no obstante, éste último recibió soporte de sus compañeros y terminó aguantando gracias a ellos. Ambas técnicas se cancelaron entre sí, en consecuencia, la niebla de los alrededores se había vuelto más espesa. - ¡Master, una carta!

- Sí~ - inmediatamente le dio la Stun Noise a Law y se fue a buscar una de las cartas en su mochila. MegaSeadramon trataba de mantenerse fuera de rango hasta que recibiese el efecto. En ese mismo momento, no podía retener a los seis jabalís juntos, necesitaba una pequeña protección que le permitiese actuar. Poco después, ella usó Chrome Digizoid MetalBody para equiparle con una armadura dorada. Llamas de ese nivel no serían capaces de quemar su piel durante los próximos tres minutos.

- ¡Bien joder! - se abalanzó sobre uno de sus objetivos con una velocidad mayor a la de un tren. La espada en su casco produjo un par de chispas, luego y acompañado de ruido ensordecedor, ejecutó su Thunder Javelin. Era un ataque eléctrico que viajaba a velocidades absurdas, literalmente imposible de esquivar si ya estabas en la mira. No obstante, se trataba de un movimiento demasiado lineal, el Boarmon fue capaz de evitarlo haciéndose a un lado justo antes de que disparase. Fue sorprendente como cambió de dirección simplemente por ver unas chispas, eran salvajes pero sus reflejos se mostraban muy afilados. - ¡Tch!

[...]​

Vikaralamon quién dormía plácidamente, fue despertado por un repentino estruendo que se escuchó desde la distancia. Miró a sus alrededores y notó que todo estaba cubierto por una densa niebla. ¿Qué estaba sucediendo aquí? Sus preguntas no iban a ser respondidas si no se movía, pero, ¿en qué dirección había escuchado ese alboroto? Ya no lo recordaba.

[...]​

La anguila se mantenía a la defensiva y solo atacaba cuando tenía la oportunidad. Las llamas combinadas de seis adult no podían traspasar su armadura de Chrome Digizoid, pero la historia sería muy distinta cuando el efecto se terminase. Además, a él se le dificultaba respirar por el intenso calor que le rodeaba, cada segundo era más y más agotador. Kuwagamon se puso a rango de visión de sus oponentes, usando su cuerpo como señuelo para aliviar la carga sobre su compañero. Efectivamente, cuando los cerdos le vieron, uno de ellos comenzó a cargar contra él. Law, oculto tras el escarabajo, aprovechó la embestida lineal del Boarmon para disparar la Stun Noise. Era difícil saber si la misma había tenido efecto alguno, más que nada porque los humanos no podían oír las ondas de infra-sonido. De igual forma supo que funcionó en el momento que su objetivo tropezó en el aire y se estrelló contra el suelo.

- Lo siento, nada personal - se disculpó el escarabajo rojo de antemano por lo que iba hacerle. Se acercó al paralizado y con sus pinzas sujetó una de sus piernas, luego...

¡CRACK!

La giró en una dirección anti-natural, como si fuese más una palanca que un miembro. Obviamente, los que eran afectados por la Stun Noise no podían sentir dolor, por eso no hubo la más mínima resistencia. Repitió el proceso con las tres patas restantes, volviendo a crear ese desagradable sonido. Ringo hizo una mueca de disgusto por la retorcida escena. Una cosa que defenderse de un salvaje y otra totalmente distinta era torturarlo de esa forma, su estado de ánimo disminuyó un poco.

- Qué no te de lastima jefa. Esas cosas intentan matarnos simplemente porque les molestamos con el Water Tower.

- Sí~, lo sé... - por su propia salud mental, evitó catalogar las acciones de grupo como buenas o malas. Observó a la anguila, que había perdido el efecto de su carta y se preguntó si debía ofrecerle otra como apoyo. - ¡Oye, Seadramon~, ¿necesitas ayuda?! - a pesar de que levantaba la voz, su tono seguía siendo sereno.

- ¡MegaSeadramon! - le corrigió él. - ¡Seguimos con la estrategia, no hagas nada de momento! - la táctica de los mercenarios era simple; Kuwagamon se encargaba de la seguridad de los tamers y de incapacitar a las victimas paralizadas, la anguila por otro lado se mantendría a la defensiva hasta que estuviese lista la siguiente carga de la Stun Noise.

La batalla se prolongó otros tres minutos. El arma que Law cargaba había terminado de canalizar toda la información inútil sobre Boarmon, éste despertó de su trance. No tardó ni un segundo para que gritase con todas sus fuerzas por el repentino dolor, su shock estaba totalmente justificado si tenían en cuenta que le habían quebrado sus cuatro extremidades de una forma horrible. Intentó pararse y pelear, pero lo máximo que pudo hacer fue arrastrarse y gemir. Sus camaradas escucharon su lastimoso llanto y perdieron la concentración durante un instante, ese momento le sirvió al perfect para contra-atacar. Cogió al jabalí más cercano con su enorme mandíbula y le empujó al tiempo que expulsaba pequeñas ráfagas heladas. Continuó así hasta que logró tirarlo por el precipicio de la meseta. No hace falta decir como terminó después de semejante caída libre.

- ¡No los mates, los necesitamos! - replicó Wolfe después de ver las acciones del acuático.

- ¡Calla! ¡Todavía quedan cuatro, con eso es suficiente! - lo hizo para facilitar la pelea. Ahora entendía como se sentían los Raid Boss cuando eran cazados, incluso si estaban ganando, MegaSeadramon creía que tenía la soga en el cuello por la presión. En su piel habían varias quemaduras, le causaban un continuó dolor punzante y estimulaban su irá. Sus pensamientos en ese mismo momento no eran los más racionales. Cuando volvió a centrarse en sus oponentes, notó que estos habían sido intimidados por la carnicería del grupo. Los cuatro comenzaron a huir. - ¡Ah, no se van a escapar! - los seguía como un torpedo, pero su persecución implacable se vio interrumpida cuando avistó la presencia de un enorme digimon - ¡...! ¡Vikaralamon!

- ¡Esto es malo! - Kuwagamon avanzó para cubrir a los tamer. Les dijo que subiesen a su lomo y estuviesen listos para escapar en cualquier momento.

- Espera, al menos tenemos que llevarnos a ese Boarmon - Law no abandonaría su presa luego de todo el esfuerzo que habían hecho para conseguirla. - Está solo, podemos enfrentarlo. - Sí, mientras tuviesen la Stun Noise en su mano era posible ganar con el menor esfuerzo, sin embargo...

-
¡¿Otra vez ustedes humanos?!

-
... - esas palabras dejaron sin habla a todo el grupo. Eran de una voz desconocida para ellos, pertenecían a el perfect vacuna. ¿Un Vikaralamon inteligente? ¿Qué hacía en medio de una manada de salvajes?

-
¡No es la primera vez que nos cazan, no entiendo por qué lo hacen, pero no permitiré que sigan dañando a los míos! ¡Mueran! - el jabalí gigante expulsó un enorme rugido desde sus fauces, similar al ruido que producía un instrumento de viento pesado pero amplificado varias veces más. Era una alarma, estaba alertando a todos los Boarmon en kilómetros a la redonda que tenían un intruso al cual eliminar. Los miembros de Nastrand's Maze ahora solo contaban con unos minutos para escapar antes de que llegase la legión.

.Wolfe .Wolfe
Hacer de villano no es fácil, pobres Boarmon, no se lo merecían ;_;
 
Última edición:

.Wolfe

Lobo. Mi ojo es la luna, mi pelaje la noche.
Registrado
6 Jul 2009
Mensajes
2,898
Offline
El corazón de los tamers y digimon presentes ante la inminente amenaza de Vikaralamon se aceleró al punto de sentir cada latido, la presión de sangre bombeando por cada vena llenaba el cerebro de fluidos y les permitía percibir los movimientos del musculo cardiaco; siendo capaz de enmarcar de esa forma los segundos que transcurrían, contemplando como todo pasaba lentamente frente a sus ojos. Sin embargo, este hecho solo se traducía en miedo hacia el jabalí gigante. Aprovechando el acto estático de los presentes, abrió sus fauces y comenzó a absorber cada partícula de niebla en el ambiente, deshaciéndose del camuflaje creado por los mercenarios y dando una mejor visión de lo sucedido a los Boarmon. La sola dimensión de la boca al abrirse y aspirar con una potencia tal que podía atraer el cuerpo de Kuwagamon unos pocos centímetros, al encontrarse en el aire, intimido enormemente a los humanos quienes sintieron estar frente a un agujero negro. La expresión distante de Ringo cambio súbitamente al posar sus ojos en la boca de Vikaralamon.

¡Maldita sea! ¡Dispárenle a ese bastardo! ― exclamó. La orden de MegaSeadramon despertó de su letargo la mente del grupo. Law fue el primero el reaccionar al tener el dispositivo entre las manos, las cuales presionaban con fuerza el objeto; encontrándose abrumado, levantarlo posteriormente con ambas manos. Sin embargo, perdió el equilibrio al encontrarse entre las manos de Kuwagamon, suceso que la japonesa no ignoró y lo sujetó, manteniéndolo firme. El disparo de onda sónica golpeó el cuerpo gigante y voluminoso a una velocidad inimaginable mientras el dragón de agua se dirigía hacia él a toda velocidad, concentrando una poderosa carga eléctrica en el puñal que empleaba como cuerno. Vikaralamon había perdido toda movilidad y conciencia, siendo completamente vulnerable cuando la punta del arma se adentrara en su boca y penetró su paladar, recibiendo directamente toda la fuerza del ataque eléctrico ―. ¡Para que no vuelvas a abrir tu apestoso y asqueroso hocico de nuevo! ― reclamó con la furia de sus palabras, impulsando el cuerpo del perfect unos metros en el aire antes de lanzarlo contra la tierra. La potencia del golpe se desconocida hasta disiparse el efecto del stun noise, pero las posibilidades de que volviera a levantarse eran muy posibles para alguien de su rango y especie.

Un atisbo de júbilo baño el pensamiento del cuarteto cuando vieron finalizado el ataque del mayor en rango, sin embargo este tras intentar recuperar el equilibrio en pleno vuelo, sufrió una pequeña desorientación, su visión se nublo completamente y cayó contra el suelo mientras de-evolucionaba a Betamon. El cansancio finalmente lo había llevado al límite de sus capacidades, encontrándose tirado sobre el suelo semiinconsciente. La respiración de los humanos se detuvo por un instante, Ringo se centró en el estado de su compañero a lo que Law observaba más allá. La neblina había perdido gran parte de su densidad, y el cuerpo llameante de los Boarmon se acercaba, estando a segundos de interceptarlo y aplastar el cuerpo del anfibio en su estampida. El pensamiento de los miembros restantes del NM se vio aplacado. Kuwagamon intentó por un momento ir por su compañero, pero retuvo sus intenciones al percatarse que no podía rivalizar con la velocidad de los jabalís de fuego y su ataque llameante, posiblemente llegando a poner en peligro a ambos tamer que se encontraban a su cuidad. La sensación de final invadía sus mentes, impidiéndoles pensar con racionalidad, hasta que de pronto un sonido por demás desconocido los distrajo. Ringo giró su rostro hacia Wolfe, dando un pequeño sobresalto por la inesperada sorpresa. Este se había propinado así mismo una cachetada, dejando su mejilla enrojecida.

… ¡Despierta, demonios! ― declaró. Inmediatamente después, de uno de los bolsillos superiores de su chaqueta, sacó una piedra de forma extraña y la depositó en las manos de su compañera ―. ¡Jefa, trae a Seadramon ahora! ― la chica inmediatamente obedeció. Sin cargar digisoul, simplemente levantó el IC junto con la piedra en su otra mano, sincronizando ambos objetos que liberaron una poderosa luz y llevó a digievolucionar al child delante del paso de los Boarmon. El grupo de salvajes que observó la extraña luz salir de la nada desde la tierra los obligó a cambiar de rumbo, chocando contra sus hermanos y haciéndolos caer, siendo víctimas de la impresión y el miedo, incapaces de saber lo que estaba ocurriendo. El cuerpo de la serpiente marina posteriormente alzó vuelo, elevándose por sobre sus cabezas ―. ¡Kuwa, ahora, sácanos de aquí! ¡Seadramon, distráelos, tenemos que salir de aquí!

Las órdenes fueron dadas y a falta de un plan, cada uno siguió los gritos de Law. Kuwagamon tomó entre sus pinzas al Boarmon que había capturado; encontrándose este inconsciente ante el dolor de sus extremidades, y lo llevó junto con sus compañeros al fondo de la meseta; siguiendo la línea del borde ante cualquier imprevisto. Seadramon por otra parte comenzó a lanzar flechas de hielo a diestra y siniestra, con sus energías devuelta se sentía sumamente enojado al caer ante el enemigo tan fácilmente. No obstante, aun desconocía cómo había podido recuperarse tan rápido, pero en ese momento le importaba un carajo. Comenzando a desahogarse con los jabalís de fuego que contrarrestaban su ataque con llamas saliendo desde los orificios de su nariz. Sin embargo, la distancia de estos no llegaba alcanzar al reptil mientras se desplazaba a gran velocidad frente a ellos, pero eso no los desanimaba, sumándose más y más. Seadramon llegó al punto en que vio prudente huir, atrayendo unos cuantos tras él, liberando así un suspiro de frustración mientras intentaba perderlos de vista. Desde otro punto, el enorme escarabajo carmín finalmente había llegado a una zona segura para detenerse, el peso del Boarmon en sus fauces lo había retenido demasiado, llegando apenas a un kilómetro. Posó el cuerpo del digital sobre el suelo junto con los dos humanos. El cansancio físico y emocional de los humanos era evidente, la respiración tanto de Law como Ringo eran constantes, Kuwagamon por otro lado se mantenía centrado en el gasto de energía, reservando siempre sus fuerzas hasta finalizar la tarea.

No puedo comunicarme con Seadramon ― dijo Ringo postrada sobre el suelo, intentando relajarse y recuperar algo de estabilidad mental.

Sí, estamos fuera de alcance del comunicador.

¿Ahora como sabremos donde esta? ― cuestionó viendo fijamente la gema entre sus manos que había salvado la vida de su compañero.

No es muy difícil. En medio de la noche, solo debemos buscar un punto muy brillante ― mencionó el escarabajo atrayendo la atencion de ambos, apuntando hacia un punto desconocido ―. Miren ― Law tomó su catalejo desde el bolsillo de su chaqueta y observó con detenimiento el área apuntada hasta captar un grupo de luces tambaleantes en la distancia ―, Puede que lo hayan seguido, son seres testarudos cuando se encuentran reunidos.

¿Qué tan lejos crees que estén, Kuwa? ― pregunto el emparchado.

Más de medio kilómetro, posiblemente ― aseguró el insecto, aprovechando su tamaño para calcular con la mayor precisión la distancia ―, pero parece que se están alejando.

Si es así, debemos ayudarlo.

Seadramon mantenía un vuelo rápido pero constante, jugando al señuelo con los Boarmon, luego de varios metros se dio cuenta que podía utilizarlos para llamar la atención de sus compañeros. Para ello debía mantenerlos sobre su pista dándoles la idea de que podían atraparlo, sin dejarlos notar que únicamente jugaba con ellos. Pero, uno de ellos, el más intrépido al parecer, comenzó a despertarse y correr con todas sus fuerzas, superando la distancia con el primero de sus hermanos mientras envolvía su cuerpo en llamas y ejecutaba el Dangan Attack, usando el cuerpo del jabalí delante para dar un salto en el aire, intentando impactar el cuerpo de la serpiente. Seadramon apenas fue capaz de percatarse de la acción, intentando esquivarlo inútilmente. En esos instantes un haz de luz; creado por el reflejo de las llamas contra el metal dorado, se reveló a un costado del grupo. De la nada apareció Kuwagamon vistiendo la armadura de MetalSeadramon, volando a gran velocidad gracias a la carta: High Speed Plug-in H, evitando así que el sonido de sus alas fuera perceptible antes de lograr alcanzar a su compañero. El enorme insecto intersectó el ataque de Boarmon, evitando ser afectado por las llamas gracias al Chrondigizoit Metal Body, atrapándolo entre sus pinzas y sujetándolo con sus garras. En ese momento un enorme frenesí envolvía el cuerpo de Kuwagamon, al ver desde lejos el intento del jabalí de fuego comenzó a volar a toda velocidad, llenándose de adrenalina y desesperación mientras disminuía su razón, dejándose llevar por sus salvajes instintos. Al tener la presa finalmente para él, por instinto cerró sus pinzas en pleno vuelo, rompiéndole los huesos, y lanzó el cuerpo contra él suelo, justo en medio de sus hermanos, asustadolos y haciendolos corrier despavoridos de regreso con los suyos. Seadramon observó la escena desde una distancia prudente, especialmente cuando Kuwagamon descendió sobre el cuerpo paralizado del salvaje y empleando su famosa “guillotina”, término el trabajo cortándole el cuello con el filo de la punta de sus pinzas, demostrando su enorme poder destructivo. Inmediatamente pudieron ver la esencia de Boarmon liberarse en cientos de datos luminosos, pero antes de convertirse estos en un digitama fueron absorbidos por el carmín, reclamando su ansiado premio.

¡Kuwagamon, despierta! ― reclamó el reptil, consiguiendo que el insecto girara su cabeza hacia él. Por un momento Seadramon temió que su inconciencia lo viera como un enemigo, pero tras unos segundos este comenzó a reaccionar, relajando su cuerpo.

¡…! Seadramon, lo siento, me deje llevar ― disculpó regresando completamente en sí, pero con los recuerdos frescos de sus acciones.

¡Olvida eso! ¡Los demás acaban de huir en esa dirección, debemos atraparlos ahora! ― ordenó siguiendo rápidamente el rastro de los Boarmon seguido de cerca por Kuwagamon. Tardaron unos segundos en poder localizarlos e intersectarlos. Eran un total de cuatro Boarmon y dos se encontraban atrás mientras el resto parecía estar huyendo del mismísimo demonio ― ¡Water Breath! ― declaró disparando un chorro de agua a alta presión contra el suelo, reteniendo el paso de los rezagados, dándole más motivación a los de adelante para oprimir más velocidad, aunque se les cayeran las pesuñas ―. ¡Ustedes son nuestros!

Activo el Data Load:

Kuwagamon
Dangan Attack [Boarmon] [Load]
Descripción: Envuelve todo el cuerpo del usuario en llamas brillantes y fuertes que son capaces de quemar tras un contacto prolongado mientras este embiste al enemigo con todo su cuerpo. La fuerza del impacto depende de la velocidad del usuario al ejecutar el ataque. Entre mayor sea el contacto con el usuario, más graves será el efecto de las quemaduras.

Tizza V.G.Tizza
 
Última edición:

Reflejo
Moderador
Offline
El mundo frente a sus ojos cambió en un instante. Los intrusos que iba a destrozar se habían desvanecido y la niebla volvió a dispersarse por el área, siendo un poco menos espesa. Sin embargo, esas apreciaciones duraron menos de un segundo pues el dolor pasó a invadir todo su cuerpo. Una sensación que recorrió toda su columna vertebral, era como si le estuviesen jalando de sus órganos internos con enormes alfileres de gancho. Cuando intentó hablar, terminó escupiendo una cantidad absurda de datos, su garganta había sido carbonizada y su lengua explotó desde dentro. - ¡Hnggg! - Vikaralamon no podía soportarlo, de no ser por su absurda vitalidad, ya se habría desmayado. En algún momento había recibido un golpe muy poderoso, uno que afectó su interior y para colmo realizó daño critico. Miró a sus alrededores y notó que sus esbirros corrían por todas partes, parecían muy alterados y no estaban del todo sincronizados entre sí. En otras palabras, la orden que dio de acabar con los tamers se transformó en caos. Él no controlaba a toda la legión, simplemente se había agrupado con otras manadas para monopolizar el "Lago del Invocador" de la meseta, pero ahora, sí quería volver a tener algo de autoridad allí, necesitaba recuperar su voz. - ¡Hnaaggg! - abrió su boca a pesar del enorme sufrimiento que le causaba y creó una esfera de energía color verde. No la disparó, cerró su hocico de inmediato y dejó que inundase su interior. Era el Bǎo Lún, dependiendo de la tonalidad, la técnica tenía diferentes propiedades, la que usó estaba destinada a curarle. - ¡¡HU-HUMANOS!! - su lengua no volvió pero por dentro había sanado un poco, de todos modos, como muchos Adults y Pefects, no la necesitaba para hablar.

Vikaralamon ardía de furia, preocupado por los de su especie y por la extraña experiencia vivida, ordenó la retirada de todos los Boarmon que yacían en el perímetro de la meseta. Necesitaba reagruparse para preparar un contra-ataque.

[...]​

Law observaba al Boarmon capturado, revisó sus cuatro extremidades y efectivamente estaban quebradas. Dejó de gritar luego de perder la conciencia por el continuo sufrimiento. Su estado era un desastre, se contraía con la más mínima alteración y su respiración se volvía más y más irregular. Se preguntó si iba a morir del shock, pero después de unos segundos negó con la cabeza. - (No, no debería, sus órganos están sanos) - también pudo apreciar como sus llamas perdían intensidad, en el nivel que estaban ni siquiera le servía para calentarse. - (Quizás deba curarle... ) - ese pensamiento no fue por piedad, a través del dolor y el tratamiento, era posible domesticar criaturas salvajes. En otras palabras, convertirlos en cobardes por naturaleza que no opusiesen resistencia. - Bueno, seguro que Thomas te dará tratamiento luego... - susurró. Miró a su compañera que estaba de cuclillas mientras escribía en su D-Terminal. - ¿Qué haces jefa?

- Chateo~

- ¿...?

- Quiero decir, con los miembros de Cleaners~. Intenté contactar a Narayanan pero no hubo caso - informó ella sin despegar la vista de la pantalla. Parecía más tranquila que antes, pero debía haber algo de estrés en su interior.

- ¿Y?

- Dicen que nos vendrán a buscar cuando demos la señal. Parece que la Stun Noise tiene un chip de rastreo... - eran buenas noticias, no obstante, no sonaba muy convencida. - Todavía tenemos que capturar cuatro Boarmon más y defendernos hasta que lleguen.

- Sí, no podemos arruinarlo. En el peor de los casos tendríamos que abandonar el botín para huir y empezar de nuevo - ahora estaban lejos, casi a un kilómetro de distancia de la meseta. Era una bastante alta, llegando a los trescientos metros sin problemas, no podían volver a ella sin sus compañeros digimon. Y si por alguna razón terminaban atrayendo una horda de jabalís, las cosas se iban a poner turbias. Wolfe volvió a replanteárselo, lo cierto es que en el peor de los casos todos podrían morir.

[...]​

Si bien Seadramon había recuperado sus energías gracias a la Z.U.Gem, sus quemaduras no habían desaparecido. Ojo, eso no era malo dada la situación. La serpiente era un digimon que tenía problemas para batallar sin ira, en dichos casos no solía esforzarse lo suficiente. Por eso generaba furia a través del dolor, alimentando su mala actitud y haciendo más violentos sus movimientos. Ahora debía poder manejar a un pequeño grupo de Boarmon junto a Kuwagamon. La gran mayoría de los cerdos dejaron de perseguirlos para reagruparse con la legión, sin embargo, se las arreglaron para retener a dos de éstos.

El escarabajo también sentía el peso del cansancio. Cuando perdía la concentración, pasaba a ser un digimon similar a Seadramon, uno que confiaba más en su instinto que otra cosa. Mantenía sus alas zumbando al tiempo que se apoyaba sobre el suelo con todas sus extremidades. Era una postura ofensiva que rara vez usaba; estando en contacto con la tierra aprovechaba la tracción y el impulso de sus alas para realizar movimientos rápidos e impredecibles. Gracias a eso acortó distancias entre uno de sus rivales, esquivando andanadas de fuego por pequeños margenes. Cuando estuvo a rango, cerró su enorme guillotina sobre los costados del jabalí. Las pinzas penetraron su interior y vaciaron todo el aire dentro de sus pulmones por reflejo. El otro Boarmon intentó abalanzarse sobre él para liberar a su compañero, pero Seadramon le interrumpió a medio camino con otro aliento de agua.

- ¡Qué no mierdero! ¡Lo que hagas no funcionará! - para él los Boarmon no eran digimon débiles, estadísticamente no debían ser muy diferentes. Sin embargo, ¿quienes iban a ser más fuertes en combate? ¿Aquellos que se defendían en manadas y rara vez peleaban? ¿O esos otros que estaban curtidos por la experiencia ganada a través de innumerables batallas? La respuesta era obvia.

- Están teniendo problemas para respirar Seadramon, cuando abran la boca para inspirar es un buen momento para atacar - Kuwagamon notó que siempre exhalaban mucho aire junto a sus técnicas de fuego. Mientras aprisionaba a su objetivo, volvió adoptar una postura bípeda, levantando a su oponente y obligandole a hacer lo mismo. Sus tenazas no permanecían estáticas, se movían como un abrelatas sobre el cuerpo de éste último, con cada nueva herida acortaba un poco más la distancia entre los dos, al punto que el insecto podía abrazarlo. Obviamente no lo hizo, aprovechó la inmovilización para tomar sus patas delanteras con sus cuatro brazos. Como no estaba afectado por la Stun Noise, el cuadrúpedo ofrecía algo de resistencia, lastimosamente tampoco demasiada debido a la poca fuerza que podía ejercer en esa posición.

¡CRACK! ¡CRACK! ¡CRACK! ¡CRACK!

Una a una quebró todas sus extremidades para luego soltarlo sobre la tierra y dejarlo agonizando. Volteó a ver como lo hacía la serpiente, notó que tampoco necesitaba mucha ayuda. En algún momento había levantado al jabalí del suelo, y mientras flotaba en el aire, le estrangulaba. Pero no terminaba allí, soltaba su Cold Breath encima de su rostro, de modo que el poco aire que aspirase le robase todo el calor de su interior. Fue una asfixia casi perfecta, lo dejó inconsciente sin causarle heridas.

- ¡Tch! - a pesar de haber ganado no parecía contento. - Joder, solo sostenerlo quema ¡JODER!

- ¿Tanto así? - el escarabajo no lo había notado por su grueso caparazón. No era inmune al fuego por eso, pero tampoco iba a ser afectado por llamas pasivas. - ¿Puedes cargarlo? Te guiaré dónde nuestros tamers.

- Sí, aguantaré.

[...]​

El vuelo de ambos fue lento, cada "paquete" pesaba más de una tonelada y se vieron obligados a avanzar en posiciones extrañas e incomodas. Tardaron cerca de diez minutos en volver con sus tamers, los cuales se sorprendieron al ver que habían avanzado con la misión. Kuwagamon solo debía ayudar a Seadramon y evitar que éste muriese, pero al final trajo otros dos cerdos consigo. Ahora solo faltaban dos más y con eso podrían escapar de esa tierra de nadie.

Los Boarmon fueron alineados en fila, el segundo que capturaron también perdió el conocimiento por las heridas. El tercero en cambio, fue por la estrangulación de Seadramon.

- Sus patas... - indicó Law sin ser muy especifico.

- ¿Qué pasa viejo? ¿Algo va mal?

- No le quebraron las patas, si despierta podría causar problemas - tomó la Stun Noise y le disparó para que no se despertase por el dolor. Cuando se acabase el efecto lo haría, pero sería una sensación más súbita que gradual. - Ahí lo tienes Kuwa.

Ringo se alejó para mirar los alrededores, de paso también evitaba oír ese desagradable sonido de fracturas. Al principio de la misión pensó que todo iba a ser más interesante y ameno, pero al ser ella misma la causa del conflicto, no estaba para nada satisfecha. Sí debía adoptar un rol neutral, debía ser uno de espectador. O Wolfe estaba más insensible de lo normal, o ella se estaba dejando afectar demasiado. - Quiero meditar...

.Wolfe .Wolfe lamento la tardanza, recuerda que quiero hacer un post más, no la termines xD
 
Última edición:

.Wolfe

Lobo. Mi ojo es la luna, mi pelaje la noche.
Registrado
6 Jul 2009
Mensajes
2,898
Offline
Las tierras áridas conservaban una enorme plenitud, un silencio capaz de llenar la mente de inquietud, miedo y curiosidad de lo que se encuentra más allá de lo desconocido. Esa virtud se apoderaba del cuestionamiento de Law mientras contemplaba la noche con curiosidad; Kuwagamon se encontraba dentro del IC recuperando energía y estabilidad mental. Un hecho que la Leader de los NM había decidido también por su cuenta, alejándose a una distancia prudente del grupo junto con Seadramon; el cual la envolvía con su cuerpo como la imagen de un ouroboros, estando ella en el centro. Wolfe al notar la referencia mitológica simplemente sintió cierta nostalgia, Ringo poseía mucho interés por ese tipo de leyendas y cuentos antiguos, hecho que la inspiró en la creación del Nastrand's Maze.

― los pensamientos del emparchado se concentraron por unos instantes en ellos antes de volver a considerar su situación ―. Red…

… Dime, ¿qué sucede? ― habló a través del IC, provocando que la pantalla del dispositivo se encendiera brevemente.

¿Qué haremos ahora? Tenemos únicamente tres de los cinco y regresar nuevamente en busca de la manada se consideraría un suicidio. Desconocemos si Vikaralamon estará consiente o no, y enviar a uno de ustedes a verificar con ese manto d vapor, sería inútil ― mencionó tomando un cigarrillo y su encendedor desde el bolsillo de la chaqueta, encendiéndolo y aspirando la toxina profundamente, exhalando poco después como una fina línea humeante entre los labios ―. Estamos varados. Tenemos que esperar a que los mensajeros vengan a recoger sus paquetes, y no nos pagaran si nos faltan especímenes.

¿En serio aún sigues considerando un plan? Es increíble que ni siquiera el número de enemigos te intimide.

Eso no importa, con tantos enemigos que planeo tener sobre mí, ellos son simples hormigas. Además, lo notaste, no importa cuántos de ellos existan son indisciplinados, torpes y sin motivación. Son fáciles de controlar, pero necesitamos una oportunidad, una realmente buena ― sus pensamientos eran simples y optimistas, pero tras sobrevivir ambos digimon contra los Boarmon, se permitía la libertad de considerarlo de esa manera ―, sin embargo, Vikaralamon si es un enemigo al que debemos tener cuidado, no podemos estar bajando la guardia contra él, desconocemos por completo el impacto de su poder. Además, parece ser inteligente, no creo que se deje atrapar… ― Law giró su rostro instintivamente, intentando mantener una clara visión del territorio a su alrededor, fue en ese momento que notó una luz brillante a la lejanía, distrayéndolo unos segundos ― ¿tan fácilmente?

. . .
Una inmensa estela de polvo y tierra se elevaba tras el paso constante de Vikaralamon, aprovechando la planicie inclinada a favor de su inmenso peso y tamaño; corriendo a gran velocidad. Seguido de cerca por un grupo de Boarmon: un número inferior al resto que se encontraba en la cúspide de la meseta, esto debido a que restos de los suyos se encontraba herido, asustado o frenético, incapaces de seguir una orden y volviéndolos completamente inútiles. La expresión implacable en el rostro del inmenso jabalí era evidente, su sonrisa poseía una esencia asesina y vil, hambriento de venganza. Desde el momento en que un grupo de los suyos regresó a su territorio, siguió sus pasos e intento desde ese punto encontrar alguna conexión o pista del paradero de los humanos. Aunque tuviera que levantar cada piedra y buscar bajo cada montaña, los encontraría. Sabía que cargaban con algunos de los suyos y transportarlos no sería una tarea sencilla, debía aprovechar ese momento para atraparlos y destruirlos con sus propias fauces. No obstante, la defensa natural de los Boarmon: sus llamas y pelaje resistente a este elemento, no poseían un olor capaz de detectar con facilidad, siendo su olfato completamente inútil en esos momentos. La única pista que poseían era las marcas de las pesuñas de los suyos en la tierra. Al llegar al punto más apartado de estas, donde desaparecían completamente, comenzó a olfatear y observar en todas direcciones, intentando poder conseguir su olor de los humanos, sin excito alguno.

¡Esos miserables! ― elevó la voz, dirigiéndose a los adultos, abriendo sus enormes fauces ―. ¡Sepárense y búsquelos! ¡Los quiero ver carbonizados y vueltos cenizas! ― el grupo inmediatamente siguió la orden y se separó, algunos en equipo y otros en solitario. Pero no llegaron demasiado lejos de la visión de Vikaralamon cuando un sonido conocido captó la atención de todos los presentes, reteniéndoles ―. ¡Es de nuevo ese escarabajo! ― el característico chillido de las alas de Kuwagamon los llevó a elevar sus rostros hacia el cielo estrellado; al principio no pudieron encontrar su procedencia, pero el ruido lentamente se hizo más fuerte y claro, obligando a los jabalís a retroceder y rodear a su líder para encontrar un sentimiento de seguridad ―. ¡Atentos! ¡No se dejen engañar por sus trucos, en cuanto muestren sus miserables rostros, ataquen! ― declaró, ignorando completamente como una extraña niebla comenzó a rodearlos sin explicación aparente, de la misma forma que antes pero esta vez encontrándose consientes ―. Estos imbéciles creen que caeré en su truco, pues se equivocan.

. . .

Bien. Ya están reunidos, no se alejó ninguno. Todos están con Vikaralamon ― informó a través del comunicador el emparchado a su Leader. Los jabalís de fuego creaban una espléndida fogata en medio de la niebla, mostrando perfectamente su locación para la escasa visión de Law ―. Ahora Seadramon puede alejarse. No quiero que caiga también dormido.

Bien.

Siguiendo las indicaciones de Wolfe, Ringo se coordinó con su digimon para continuar la siguiente fase del plan. La serpiente marina en ese momento recorría el área donde los jabalís se habían detenido; aprovechando la distracción creada por Kuwagamon, despidiendo de su cuerpo una densa neblina gracias a la carta: Illusion Mist, perteneciente de Law, propagándose con facilidad gracias a las corrientes de viento. Al tener la nueva indicación, inmediatamente se apartó a una distancia segura. Aprovechando las circunstancias el emparchado empleó por su parte una carta: Holy Grenade, deslizándola en medio de la abertura del lector y creando de esa forma el “Globus Cruciger” justo en la garra de la extremidad media del insecto. Sin embargo, antes de lanzarlo, repentinamente una serie de llamaradas comenzaron a salir fuera de la niebla; una tras otra con un tiempo de reacción menor a la última.

Tal parece que ya comenzó ― mencionó el insecto notando la reacción de los adultos.

. . .

Varios segundos después de encontrarse rodeados, Vikaralamon empleó nuevamente su enorme boca para tragar la niebla y disiparla, intentando obstruir cualquier ataque sorpresa del enemigo. Pero, esta vez, con la protección de los Boarmon ante cualquier movimiento inesperado y quedar nuevamente a merced del ataque del enemigo. En ese momento una serie de sombras aparecieron ante él entre la niebla, cerrando inmediatamente la boca y adoptando una posición defensiva, la cual sus allegados no comprendieron hasta que uno de los suyos lanzó una poderosa flama. El calor liberado tomó por sorpresa al perfect, cegándolo momentáneamente, y siendo seguido poco después por otro Nose Blaster, y otro, hasta que todos empezaron a utilizarlo a diestra y siniestra sin sentido. El Illusion Mist empezaba a hacer efecto en ellos, creando una serie de ilusiones que cada uno de ellos podía ver por separado, pero ante la tensión que todos compartían esa primera llamarada prendió el pánico colectivo, haciéndolos a todos ver cosas que no existían realmente. El jabalí gigante, por su inteligencia superior, no había caído tan fácil como el resto, aunque también se encontraba afectado, pero de forma menor. Con los ataques constantes, ni siquiera el imaginaba donde estaba realmente el enemigo, si en todas partes o ningún lugar. Fue en ese preciso instante que una esfera de luz apareció desde lo alto, atravesando la niebla y golpeando el suelo, creando una explosión deslumbrante con un brillo dorado.

El perfect rápidamente se echó hacia delante, apartando a los Boarmon ante él para servir como su escudo mientras creaba una esfera rojiza por sobre su hocico, cargándola. Pero, luego de uno segundos, nada apareció, centro sus ojos tanto en el punto de impacto que no fue completamente atento a su alrededor mientras aparecía pequeñas escarchas doradas en el aire. Creyó en ese momento que era un efecto del flash contra sus pupilas, por lo que no les dio importancia, no obstante al sentirse un poco adormilado y con la esfera rojiza desapareciendo lentamente, se agitó asustado y titubeante. Al poner todo su esfuerzo en atender lo que sucedía, no se percató cuando sus compañeros se hallaban tirados sobre el suelo y completamente dormidos, prácticamente inconscientes. Lo único que lo había separado de ese destino por el momento era su enorme vitalidad y resistencia, la cual cedía poco a poco. Intentó escapar desesperadamente, sabiendo que debía ser el efecto de la explosión o la neblina, pero sus extremidades estaban completamente entumecidas, una enorme sensación de pánico lo invadió a lo que quedó dormido tras un minuto resistiendo y con los ojos abiertos mientras la neblina desparecía lentamente hasta dejar sus cuerpos visibles.

Función~… Finalmente termino ― declaró en suspiro con un tono de voz de satisfacción.

― Law no dijo palabra alguna, tomó otro cigarrillo de su bolsillo y posándolo entre los labios, cerrando los ojos, intentando relajarse al menos por ese momento.


Tizza V.G.Tizza Post hecho, finalmente Dx
 
Última edición:

Reflejo
Moderador
Offline
MegaSeadramon pasó un mal rato en su pelea contra los seis Boarmon. Si se hubiese calmado un poco y administrado mejor sus energías, habría podido mantener su etapa perfect por más tiempo. Al final no resultó ser un problema gracias a la Z.U.Gem y por cuarta vez en el día, volvió a evolucionar. Sus quemaduras no desaparecieron pero su cansancio disminuyó muchísimo comparado a la vez anterior, se sentía más ligero. Cambiar de forma fue una comodidad, sus escamas eran más gruesas que las de su pre-evolución, ahora podría trasladar a ambos Boarmon sin tener que preocuparse por las molestas llamas pasivas. Envolvió a sus dos presas con su largo cuerpo y comenzó a elevarse en el aire. Kuwagamon parecía aliviado, no tenía que seguir cargando a los jabalís, algo que con su fisiología era muy molesto de hacer. Por otro lado, llevar humanos en su espalda no era ningún incordio.

- Salgamos de este asqueroso lugar - escupió el acuático. Antes de hacerlo se interrumpió a sí mismo cuando notó que algo no cuadraba. - ¿¡...?!

- H-humanos... - era una voz grave pero frágil, parecía estar a punto de quebrarse. - ¿Por qué... nos hacen esto? - susurró Vikaralamon haciendo un esfuerzo enorme por mantener la conciencia, la cual para entonces ya había perdido tres veces. Aspiró muchísimas partículas de Angel Dust, sí seguía despierto era gracias al dolor de sus heridas internas.

- ¡Whoa! ¡Este bastardo sí que es duro! - el elogio de la anguila fue real, no esperaba que estuviese consciente.

- ¿Por... qué? - volvió a insistir el líder de la manada. Takanabe miró a Law y preguntó si le iba a responder, éste último negó con su cabeza, indicando que no valía la pena. Vikaralamon no se puso furioso al recibir silencio, pero muy dentro de su interior, comenzó a nacer algo de odio hacia la raza humana. No era la primera vez que secuestraban a sus compañeros, no era la primera que se burlaban de él con trucos bien elaborados* y no era la primera vez que ignoraban sus palabras. Toda injusticia debía tener un límite, entonces ¿por qué ellos seguían sufriendo? Maldijo el momento en el que adquirió el raciocinio necesario para atormentarse a sí mismo con esas preguntas. - Imperdonable... no los voy a perdonar...

- Palabras grandes para el lado perdedor - dio su opinión el escarabajo, casi sintiendo pena.

- Lo van a lamentar... los voy a matar a todos... - no importaba que no le tomasen en serio, sus maldiciones cargaban mucha resolución. De ahora en adelante, cada vez que viese un grupo de humanos, les perseguiría frenéticamente junto a su legión de esbirros. Continuaría ese ciclo de violencia hasta que los aniquilase a todos. MegaSeadramon ya cabreado de su patético rencor, se acercó al cerdo gigante y apoyó su casco contra su trompa, luego, masculló sus clásicas amenazas cargadas de ira.

- Basura, ¿crees que tendrás la oportunidad? - chispas furiosas brotaron de su cuerno. - ¿¡Crees que podrás oponerte después de que te congele el culo y te reviente la cara de un rayo?!

- No lo mates Seadramon - le pidió Law.

- ¡MegaSeadramon! - volvió a corregir. - ¿¡Por qué detenerme?!

- Ya se ha dormido. No sirve de nada patear a un caballo cansado, mantén tu cabeza fría - Takanabe parecía algo aliviada por las palabras del tuerto, se estaba cansando de ver violencia innecesaria. Sin embargo, lo que Wolfe decía y lo que Wolfe pensaba eran dos cosas totalmente distintas. En el fondo deseaba cultivar los sentimientos conflictivos de Vikaralamon, quería crear un poco de caos para el futuro y así volver las cosas más interesantes. Por lo que dijo el perfect, entendía que no era la primera vez que los científicos cazaban Boarmon con extraños fines. Se preguntaba si los próximos mercenarios la tendría más difícil ahora que el odio del vacuna era más profundo. ¿Los periódicos anunciarían repentinos ataques por parte de los cerdos? ¿Se los clasificaría como amenaza y serían eliminados en consecuencia? Quería verlo, quería torcer un poco más el destino de todos.

La serpiente chasqueó su lengua y abandonó el lugar junto a los otros mercenarios. Ya tenía a los dos "paquetes" que necesitaban, faltaba incapacitarlos y llamar a Los Limpiadores.

[...]​

El mensaje fue enviado a través de D-Terminal, pocos segundos después, una respuesta llegó. Aparentemente los empleados de Cleaners tardarían treinta minutos en llegar para recogerlos. Los mercenarios de Nastrand's Maze se ocultaban y esperaban aprovechando los accidentes del terreno. Tentomon era el único que se mantenía en la cima de un pilar, haciendo de vigía y corroborando que nadie indeseado (Vikaralamon) se acercase. Takanabe se alejó un poco del grupo, lo suficiente como para no escuchar los gemidos de sus victimas y poder meditar tranquila. Quería calmar su mente. Jamás tuvo problemas con que Seadramon asesinase, pero está vez era diferente siendo que ellos eran los que empezaron. Sus acciones cargaban un karma negativo, pero sabía que no serían suficientes para alterar el balance del mundo. Tenía la costumbre de pensar que todos los sucesos era banales, ya sean "buenos" o "malos". Era gracias a eso que podía mantener su sanidad mental haciendo cosas que no disfrutaba.

Betamon estaba con Law, ambos vigilaban a los Boarmon alineados en fila. Uno de ellos chillaba por el dolor de tener sus extremidades rotas, otro intentaba levantarse y huir siendo incapaz de lograrlo. Intentó atacar a sus captores con llamas pero el sapo le interrumpió haciéndole tragar agua con el Water Tower.

- Puedes acercarte. Tienen la respiración quebrada, incluso si pueden crear una llama, no debería pasar el metro de distancia - comentó el acuático con una actitud un poco más serena.

- No es necesario que me acerque, puedo verlos bien de aquí - Wolfe no parecía tenerles miedo cuando estaban en ese estado tan lamentable. - Me pregunto que hará Crombelle con esto.

- Quizás mejoren la Stun Noise.

- No, eso era un proyecto de Narayaman. Él mismo dijo que estaba muy orgulloso. Además, parece que abandonó su desarrollo - el tuerto hizo una pequeña pausa y prendió otro cigarro.

- ¿Por qué crees eso?

- Tentomon ya te lo había dicho, nos confiaron el prototipo sin hacer preguntas - en un momento dejó de mirar a los jabalís y comenzó a centrarse en sus teorías. - Creo que compartir esta tecnología es arriesgado. Un tercero podría robarla, mejorarla y hacerse con los créditos. Si eso no les importa significa que...

- Significa que ya no tiene ningún valor, ¿cierto? - Betamon era un poco lento, pero incluso él podía seguir el flujo de la conversación. - Joder, ¿entonces algo que es más potente que la carta Lag es obsoleto? Me siento pequeño.

- Bueno, supongo que no es deber del mercenario cuestionarlo - y con eso le dieron cierre a su pequeña conversación.

Al rato llegaron Los Limpiadores. Está vez no solo trajeron la furgoneta negra, sino también cinco camiones de limpieza. Sus integrantes, como era de esperarse, vestían overoles azules, acompañados por una gorra que cubría sus rostros. Uno de ellos se acercó a Ringo y le habló.

- Buen trabajo. Por favor suban a la furgoneta, les llevaremos a la ciudad - los demás miembros, con ayuda de sus digimon, levantaron con mucho cuidado a los Boarmon incapacitados y los metieron dentro de los vehículos de dieciséis ruedas. El líder del grupo explicó que las paredes del camión eran a prueba de sonidos y resistentes a los ataques de un adult, afirmaba que no debían llamar la atención en el Imperio del Metal.

- ¿Está seguro~? ¿No es un poco sospechoso ver tantos carros de limpieza juntos? - cuestionó Ringo dudando de la discreción de esos sujetos.

- No debe preocuparse, cada uno entrará en el Imperio del Metal por separado. Ademas, nos reuniremos en el punto de entrega con intervalos de treinta minutos - quedaba claro que eran profesionales en su trabajo. Cleaners era una compañía de "limpieza" que había permanecido mucho tiempo en el negocio, sabían como sobrevivir en sus áreas.

Los digimon volvieron al iC y los miembros de Nastrand's Maze abordaron la furgoneta. Mientras se ponía en marcha, volvieron a ver al viejo Seetharaman, el cual seguía sonriendo como si les hubiese dado un encargo muy divertido. Era tiempo de notificar los resultados de la misión y volver.


* Para Vikaralamon, la Stun Noise y el uso de cartas son "trucos bien elaborados".​

.Wolfe .Wolfe
Maka. Maka Evans

Finish. Si no fuera por la Stun Noise y la ayuda de Los Limpiadores para volver, creo que esta quest habría sido de rango "A" xD
 

Maiku

Mr. Nobody
Registrado
5 Dic 2009
Mensajes
4,902
Ubicación
Homeland
Offline
Hola a ambos. Por motivos de disponibilidad de tiempo, reemplazaré a Maka Evans en esta evaluación, para no retrasarlos más con la misma. De antemano les pido que cualquier clase de objeción, comentario o sugerencia me la realicen por privado. Con eso dicho, pasemos a lo importante.

Narrativa:
· Tizza: Tu nivel de ortografía y la forma en que redactas tus post son bastante agradables de leer, te felicito bastante por ello, sobre todo porque procuras no perder el norte de lo que intentas expresar. A pesar de que tengo varias cosas que mencionarte, quiero destacar la introducción que ofreciste a la quest B, que no se limitó a lo que uno suele observar en esa clase de post. Quizás sonará trivial, pero me encantó cómo introdujiste todo el trabajo sin caer en relleno innecesario y eso es algo difícil de hacer. Probablemente tu aspecto más débil es que te comes varias tildes de palabras que necesitan llevarla, so pena de significar otra cosa. Hablo de escribir incomodo en vez que incómodo o como en vez que cómo, que claramente tienen usos diferentes. Lo único recomendable en estos casos es escribir con mayor atención o releer detenidamente los post, porque al ser palabras que existen, el corrector no te los identificará como errores. También, hay un desliz ortográfico que quiero hacerte presente: Expirar y Espirar no es lo mismo, ergo, no se puede expirar llamas con el aliento (en referencia a los Boarmon dormidos). Finalmente, en la captura que redactaste sobre el segundo y tercer cerdo ígneo, hubo un momento en que no se entendió quién estaba haciendo qué cosa ni cómo. Hablo de cuando Kuwagamon decidió romper las extremidades de su presa, donde ya no se entendió si mató o inmovilizó, dejando todo a la deducción. (21/25)

· Wolfe: No me voy a cansar de decir que me agrada leer cuánto has mejorado en este aspecto, sobre todo porque yo llevo leyéndote hace tiempo ya y se nota, por mucho, que ahora te preocupas harto con esto. Sin embargo, de repente parece que se te escapa la onda, sobre todo en el final de tus escritos, donde pude identificar la mayor concentración de errores. Primero que todo, te jalaré la oreja por escribir embaces de agua en vez que envases y “excito” en vez que “éxito”. Segundo, al igual que a Tizza, te pasa lo de comerte tildes con frecuencia. Ahora, a diferencia de él, tú omites tanto en palabras que llevan para diferenciarse de otras, como en verbos en pasado, asunto que considero más alarmante porque los tiempos verbales deberías manejarlos bien como para no tildarlos. Finalmente, creo que tu aspecto más débil y al que me referí con que se te iba la onda, es la presencia de oraciones excesivamente redundantes o que carecen de sentido en relación a lo que has escrito. Te dejaré un spoiler con algunos ejemplos y comentarios, para que te des cuenta. (18/25)

Un trabajo ilegal dentro de las leyes del Digimundo pero no para los fines personales de los mercenarios.
Es redundante la primera expresión y poco acertada la segura. Las leyes son objetivas y no atienden a fines personales, por tanto, algo no puede ser ilegal para alguien en particular por sus "fines personales". Probablemente habría sido mejor decir: Un trabajo ilegal en el Digimundo, pero que no importaba a los merceniales por sus fines personales.

Envolviéndole las palabras con un hilo pegajoso.
Asumo que te referías a otra cosa, porque luego mencionas que amarran la boca y quedé descolocado.

La reacción de Kuwa fue de someter cualquier peligro potencial que presente el jabalí a sus compañeros e intentar descubrir cuál sería su punto de quiebre
Que presentara*. Aquí perdiste el tiempo verbal de la oración y se volvió confuso.

Alzando vuelo inmediatamente para detenerlo. Al escuchar las alas del escarabajo carmín, el salvaje cambió de dirección al sentirlo cerca mientras se adentraba dentro de la niebla, Kuwagamon no dudo en seguirlo desplazando la tela de bruma a los costados de su cuerpo y aumentando la velocidad, logrando aplacar la distancia entre ambos.
Como verás, la primera oración carece de sentido propio alguno, creo que te comiste algún trozo o estaba mal utilizado el punto seguido. Por otro lado, "al escuchar las alas" y "cambió de dirección al sentirlo cerca" resulta completamente redudante. Y asumo que "aplacar la distancia" era "acortar".

Interpretación: En este aspecto tengo poco que resaltar, pues se nota que cada quien maneja espontáneamente el personaje ajeno y propio, tanto a nivel de los humanos como de los seres digitales. Me agradó bastante ver la preparación respecto a la quest, refiriéndome al anciano que encargó el trabajo para ustedes, The Cleaners y la ambientación geográfica que escogieron. Sin embargo, me dejó un mal sabor en la boca el poco desarrollo que hubo del Vikaralamon que decidieron utilizar. Desde mi perspectiva, dejaron a ese personaje con un desarrollo muy pobre para la importancia que tuvo en la quest –siendo el principal obstáculo a vencer-, especialmente porque lo plantearon como un ser inteligente (incluso con inteligencia superior en general, sin haber especificado que comparaban solo con los Boarmon) y que, encima, ya tenía experiencia lidiando con los humanos. Quedó bastante forzado y conveniente, también, que el Perfect decidiera ir en búsqueda de los cazadores con tan poca ayuda. Considerando la presentación ya mencionada, fue como si su inteligencia y experiencia desaparecieran momentáneamente. (22/25)

Realismo: Dejando de lado el tema de Vikaralamon, manejaron bastante bien algunos desafíos que se planteaban con el rumbo que le dieron a la quest y siempre tuvieron en consideración el terreno en el que se encontraban. Más allá de que debo hacerles presente algo con esto último en el siguiente apartado, quiero recriminarles un pequeño detalle: la digievolución de Betamon. Estuvieron al límite con el tema de haberlo evolucionado a Seadramon dos veces y luego una vez a MegaSeadramon. Generalmente lo habría pasado por alto, sobre todo teniendo en mente el nivel que tiene el anfibio y su compañera, pero algunas cosas me hicieron dudar. Primero, cada vez que accedió a su etapa Adult realizó tareas calificables de agotadoras: transportar a todos desde el Imperio del Metal a la zona de las mesetas (donde, a juzgar por cómo narraron el viaje, se dio a entender que la distancia era considerable). Luego, la segunda vez, hicieron que utilizara constantemente una de sus técnicas para generar una niebla densa que cubriera, al menos, un kilómetro de radio. Con esas dos acciones más el cansancio propio de de-evolucionar, resulta bastante complejo que Betamon pudiera acceder a su etapa Perfect directamente. Es cierto que lo matizaron al mencionar su estado físico decaído, pero extrañamente eso no se reflejó en la pelea contra seis Boarmon y, luego, Vikaralamon.

Fuera del tema de la evolución propiamente tal, también me llamó atención la superioridad de reacción y velocidad que atribuyeron a Seadramon versus sus enemigos. Está bien que la serpiente marina tenga bien desarrollado ese stat, pero sigue existiendo un límite para los Adult que, al menos, volvería más pareja la cosa con salvajes. Lo mismo ocurrió con Tentomon, pero en otro aspecto. A pesar de que aquí sí respetaron de mejor manera el tema del cansancio, porque no de-evolucionaron al insecto, me llamó bastante la atención la facilidad con la que cercenó especies de su mismo nivel. En un momento los cerdos parecieron Child contra la brutalidad que le atribuyeron.

Otro aspecto que me resultó poco creíble, quizás por la poca consideración que tuvieron, en su momento, de especificar la diferencia de cada situación en la que ocurrió; es el tema de los Digimon durmientes. Hasta donde se puede entender, los miembros de NM no estaban lo suficientemente lejos de la manada, pues eran capaz de verlos con claridad detrás de unas rocas, en medio de la noche. Entonces, ¿por qué ninguno despertó con el supuesto sonido peculiar y chillón que emitía el arma paralizadora? ¿Por qué ninguno reaccionó con el zumbido de Kuwagamon, si recientemente habían despertado y vuelto a dormir? ¿Nadie oyó a sus camaradas bajo ataque en ningún momento? Hablamos de seres digitales, por lo demás, salvajes. Sus sentidos son muchos más afinados que los de un humano y, francamente, no encontré explicación lógica para que se justificara su letargo ininterrumpido. Incluso Vikarala despierta, posteriormente, con estruendos de fondo. Ambos (19/25)

Desarrollo: Aquí solo tengo una precisión, pero quiero antes felicitarlos. Creo que fue una quest bastante entretenida de evaluar y me dejan con ganas de averiguar qué otra clase de aventuras idearán para el futuro. El pero al que me referí antes, es que descuidaron el cambio de escenarios y contextos. Por ejemplo, en algún momento no se entendió cuándo se alejaron de Vikaralamon para que este no despertara y los viera luchas con sus súbditos. En otro, hacen mención a cosas que ya habían sido concluidas por su compañero en el post pasado, sin entenderse si están recapitulando o alguno de los personajes pensaba al respecto. Son pequeñeces, pero no opacan el desempeño demostrado. (23/25)


Total:
  • V.G. Tizza (85/100)
  • .Wolfe (82/100)
Paga: V.G. Tizza: 380 bits y .Wolfe: 370 bits
Infamia/Neutral: +2 a Ambos
Blast Gauge: +15% a Tentomon (por lo que veo, Betamon no tiene disponible este sistema).
EVO: +1 a Ambos
Stat: +3 DEF a Betamon; +2 VIT a Tentomon

Tizza V.G.Tizza .Wolfe .Wolfe
Masaru Masaru lista la evaluación.
 

Maiku

Mr. Nobody
Registrado
5 Dic 2009
Mensajes
4,902
Ubicación
Homeland
Offline
Kuwagamon
Dangan Attack [Boarmon] [Load]
Descripción: Envuelve todo el cuerpo del usuario en llamas brillantes y fuertes que son capaces de quemar tras un contacto prolongado mientras este embiste al enemigo con todo su cuerpo. La fuerza del impacto depende de la velocidad del usuario al ejecutar el ataque. Entre mayor sea el contacto con el usuario, más graves será el efecto de las quemaduras.
Masaru Masaru olvidé mencionar el uso de este Data Load. Para que se agregue a la ficha.
Saludos.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie