Misión S Clash of ninja | Equipo B | Goromachi: parte I

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

All we hear is "radio ga ga, radio blah blah"
Moderador
Goromachi: una ciudad pintoresca y sumamente alegre independientemente la hora. Ubicada al oeste del país del Rayo, al norte de Kawakami y Otogakure. Con una formación ovalada, la ciudad conglomera una serie de edificaciones como si fuese una favela de estructuras llamativas, modernas a la vez que clásicas por su estilo arquitectónico, que va entre lo japonés a lo conocido como occidental. En la parte superior del gran óvalo se encuentra un enorme balcón desde donde se puede apreciar toda la ciudad; del lado noreste yace un enorme árbol frondoso que podría considerarse como el ícono del lugar. Sus raíces se pasean por el interior de cada estructura, dando la alusión de que es a través de este que se obtiene la energía necesaria para la iluminación. Por supuesto que esto puede ser perfectamente una leyenda, pero quién sabe. En la parte media yacen las residencias de quienes viven en la zona: personas de clase media-alta del país que pueden costearse la vida sin recurrir a la siembra (pueden ser comerciantes, políticos entusiastas, traficantes…). Se pueden ver ninjas allí aunque no es una ciudad que se beneficie de las ganancias obtenidas en misiones. En la parte baja y céntrica yacen los locales de entretenimiento variado: desde restaurantes, burdeles hasta una pequeña capilla donde los pecadores suelen ir los domingos a limpiar su consciencia (si es que tienen).

Del lado norte hay una gran catarata que va descendiendo por anchos escalones hasta la parte más baja, donde el agua se reúne formando un círculo alrededor del parque que allí yace. La ciudad cuenta con un sistema que permite que el agua se limpie y recicle, pues los residentes y visitantes suelen bañarse, tomar, cocinar, hacer cuanto sea necesario con ella.



Instrucciones para la Alianza:


• Deben dirigirse hacia el primer punto que les tocó. Arriba está la descripción del lugar destino. No están allá: siguen en Aojiru y por eso deben tomar en cuenta el traslado y lo que implica.
• Su función es desmantelar o desestabilizar lo que consideren es importante para Otogakure. Se dice que pueden haber entradas secretas, almacenes ocultos, etc. Lo que quieran agregar tal cual sucedió en las misiones que realizaron. Compartan entre ustedes lo que pudieron encontrar en sus encargos y pónganse de acuerdo sobre qué hacer.
Hay personas que poseen sellos cuando tratan de hablar sobre Otogakure si son interrogadas. Y como sé que sabiendo este detalle se van a cuidar de colocarlo, en el tema general del evento UNO de ustedes (no necesariamente el líder de escuadrón) deberá lanzar un dado de seis caras: los números pares significan que deberán colocar esta situación y los impares significa que no será necesario.
• El sello que inhibe revelar detalles asesina a quien lo posea casi instantáneamente.
Esta etapa va a durar cuatro días y estaré interviniendo de ser necesario. Hacerlo dentro del plazo establecido (postear) les servirá para que estos post se contabilicen para la evaluación final; si el tiempo se acaba no importa, podrán culminar hasta que se les diga pero los post no contarán para la evaluación.
• Como recomendación: los post no tienen que ser extensos.


Fichas:
Sistema - Compendio de fichas - Naruto World | Foros Dz | Akashiro
Sistema - Compendio de fichas | Página 5 - Naruto World | Foros Dz | Haruhi
Sistema - Compendio de fichas | Página 7 - Naruto World | Foros Dz | Kellan
Sistema - Compendio de fichas | Página 3 - Naruto World | Foros Dz | Chie

Belgium K Kari Walker Mirto Hathaway Xayah

Participantes por parte de Otogakure:

Sistema - Compendio de fichas [exclusivamente] villanos | Página 3 - Naruto World | Foros Dz | Masaki
Sistema - Compendio de fichas [exclusivamente] villanos | Página 3 - Naruto World | Foros Dz | W
Sistema - Compendio de fichas [exclusivamente] villanos | Página 3 - Naruto World | Foros Dz | Itsuki
Sistema - Compendio de fichas [exclusivamente] villanos - Naruto World | Foros Dz | Kento
 
Última edición:

Kari Walker

Into you
Registrado
27 Nov 2009
Mensajes
2,434
La orden fue dada y los ninjas se dividieron como estuvo estipulado desde el inicio. Los tres escuadrones formados tomaron su propio camino y así fue como Chie terminó con Akashiro, Haruhi y Kellan, equipo cuyo destino se ubicaba al oeste del País del Rayo y a una distancia prudente del sitio actual. El ser solo cuatro personajes hacía que llamaran menos la atención durante el trayecto, mas quién sabe si ya se había corrido la voz de su presencia en Aojiru (mediante sospechas); por eso uno de ellos tuvo la idea de que, al salir de la ciudad grafitera (pero ya estando lo suficientemente lejos), tomaran la carroza de un vendedor de arroz de la zona y simularan ser mercaderes. El hombre que controlaba a los caballos que jalaban el carro de madera terminó inconsciente, dentro de un mundo ilusorio creado por el genjutsuka del team. No iba a despertar en un muy largo rato, cuando los intrusos hubiesen abandonado su transporte y lo hayan dejado en medio de la nada, con él dentro y amarrado de muñecas y tobillos.

Mucho antes de que ocurriera lo anterior, Akashiro se divertía como niña pequeña conduciendo la carroza e, incluso, jugueteaba de vez en cuando con los dos corceles que tiraban del carro, llamándolos con motes que ella misma inventó. Era la primera vez que la albina controlaba un carro de esos, mas ciertamente lo hacía muy bien.

En la parte interna del carruaje lleno de arroz, cubiertoen la parte de arriba por una lona de plástico ante la falta de techo, los dos shinobi y la kunoichi restante aguardaban al momento de llegar, o a que Narukami los matara en una curva sobre un acantilado. Kellan yacía sentado hasta el otro extremo de la carreta, justo a un lado del desmayado chófer original. Se le hacía cómodo por las bolsas de arroz pero eso no significaba que estuviese relajado; al contrario, estaba alerta, puesto que estaban en zona enemiga. El de cabello castaño dio un brinco cuando la carroza pasó sobre una roca grande y se sobó la parte de atrás de la cabeza al tener contacto con la madera misma del transporte. En eso, sus ojos captaron los rosáceos de Uchiha, la cual también botó por el pequeño error de conducción de la Jinchuuriki del Yonbi, misma que se disculpó con un canturreo. En ningún momento Haru perdió el porte de seriedad, al igual que el genin de Tensai. Luego, este escuchó un pequeño quejido proveniente del otro extremo de la carreta, donde el jounin de Kumo se encontraba (justo detrás de la ANBU, pero ella por fuera). El pelirrojo se estaba poniendo curitas en varios dedos de las manos porque aparentemente se astilló; a saber cómo. Miyazaki sintió la mirada del otro varón, por lo que alzó la vista hacia él, sin dejar de hacer sus curaciones.

—¿Pasa algo, Kellan-san?
—No —
respondió el aludido con rapidez, dejando expectante al de su misma edad por si iba a decir otra cosa, algo que no sucedió.
—¿Todo bien allá atrás? —La mayor de la agrupación asomó la cabeza por un hueco detrás de ella, donde la lona de plástico no alcanzaba a cubrir.
—¿Aún falta mucho para llegar? —Haruhi respondió con otra pregunta, a lo que la albina pestañeó dos veces.
—Parece que sí, ya que solo hay campos y campos de arroz a la vista —soltó una de las riendas con las que controlaba a los caballos y puso su mano libre sobre su frente, simulando ver a la distancia —. Tenemos tiempo suficiente para hacer planes.

La carroza dio un acelerón, por lo que la ANBU se apresuró a tomar otra vez las riendas con las dos manos. También ‘regañó’ a los corceles, pero llamándolos ‘Algodón de Azúcar’ y ‘Arcoíris’ no se captaba mucha seriedad de su parte.

—No hay mucha ciencia, solo es cuestión de encontrar nuestros objetivos —recalcó Haruhi con la misma expresión seria —. De ahí en adelante ya sabemos qué hacer.
—¿Será conveniente provocar explosiones? —
Indagó el músico con su voz monótona, queriendo saber más que nada la opinión de sus compañeros.
—Sabrán que estamos ahí y será más difícil desmantelar el resto —Kahrel fue tajante en su comentario.
—También podríamos dividirnos y comunicarnos por radio —Habanero se puso pensativo —, y así provocar una detonación simultánea.
—De igual manera podría ser peligroso estar separados —
intervino la chica Uchiha. Se recargó un poco sobre los costales de arroz y miró arriba, a la lona de plástico —. Ni siquiera sabemos cuántos sitios debemos destruir.
—Será necesario investigar antes —
dijo el genin, desviando la mirada para ya no hablar más.
—A veces es bueno dejar que los demás chicos tengan iniciativa y propongan las ideas —por su parte, la más experimentada murmuró para sí misma, con una sonrisa de satisfacción. No obstante, sus ojos violáceos captaron una presencia a la lejanía, por el este: un montón de tierra se alzaba debido al galopeo de unos cuatro caballos que eran montados por lo que parecían ser delincuentes de poca monta.

Entonces Akashiro movió las riendas de tal forma que los caballos aceleraran el paso. Los demás sintieron el violento cambio de velocidad y rodaron en el interior de la carroza, aunque pronto entendieron a qué se debía, dada las exigencias de los ladrones que cada vez se oían más cerca.

—¡Deten la puta carroza! —Gritó uno, portando un sable de hoja ancha con su diestra mientras controlaba el galopeo de su corcel con la mano izquierda.
—Tenemos problemas —advirtió Narukami al resto, mientras sus boobs se movían peligrosamente por culpa de la velocidad (?).


Belgium Hathaway Xayah Mirto
 

I thought you were in Copenhagen.
Registrado
11 Jul 2012
Mensajes
2,683
Contrario a lo que se le ordenó a la ANBU, el galopeo de los caballos bajo su mando aumentó a una velocidad intensa. El trío oculto buscó enterarse de quienes eran los acompañantes indeseados, revisando por orificios que dejaba de vez en cuando la lona al no cubrir toda la carreta.

De los ocultos, Chie fue el que mejor llegó a presenciar como cuatro caballos con sus respectivos jinetes se acercaban en dirección frontal a ellos. En efecto, a simple vista parecían bandidos de poca monta, pero subestimarlos no era algo conveniente conociendo que estaban en un territorio enemigo que albergaba talentos desconocidos.


Akashiro, consciente de que si no hacía algo al respecto la carroza sería acorralada de frente por el cuarteto de enemigos, mantuvo con sus labios un instante las cuerdas que controlaban a Arcoíris y Algodón de azúcar [? Para realizar sellos de manos y luego, en una maniobra ágil, soltar las cuerdas directo a sus manos y generar desde su boca tres caballos de fuego, posicionados a los lados del par real. El trío de ígneos salió mandado al frente contra los bandidos, quienes tuvieron que cambiar su dirección frontal para evadir la técnica, no conscientes de que los equinos de fuego seguirían su trayectoria hasta generar una explosión que levantó bastante tierra y quien sabe, alguna quemadura en ellos y sus animales. En el proceso de desviación, el camino frontal fue abierto para Narukami y su carroza, quien no dudó en alentar a los caballos para acelerar el paso y aprovechar la distracción.

Sin embargo, dos de los bandidos habían burlado la técnica con destreza al evitar los impactos cercanos con técnicas que lo contrarrestaran, volviendo a la persecución con eficacia de la carreta principal. Akashiro volvió a probar la misma estrategia, pero los equinos ígneos fueron detenidos de nuevo por técnicas suiton de uno de los bandidos.

¡Nos siguen persiguiendo! —anunció Kellan.

Una técnica de fuego estuvo a punto de impactar con una de las ruedas de la carreta, de no ser porque la propia puntería del ladrón fallaba en ese momento por el galope de su caballo, los de la alianza no sabría con exactitud si podrían seguir con la escapada.

Hay que ayudar a Akashiro-san. —dijo el de mayor rango de los escondidos. —¡Sigue conduciendo, nosotros los detendremos!
¡Arre, Arcoíris y Algodón de azúcar! —alentó la jinchurike a sus corceles como respuesta.
Bien, escuchen rápido lo que haremos antes de destaparse por completo…


Narukami hacía todo lo posible por mantener con eficiencia la maniobrada de la carroza a medida que trataba de evadir los proyectiles katon que lanzaba el par de enemigos, pudo escuchar el pequeño intercambio del equipo que iba en la parte trasera para cuando todos se sacaron la lona de encima, quedando descubiertos.

Ambos enemigos alzaron una ceja al ver como el pelirrojo que iba detrás llevaba en sus manos una especie de banjo pero dejaron de cesar sus ataques, incluso casi logran darle a Haruhi, quien esquivo el proyectil rodando al otro lado de la carreta mientras una de las bolsas de arroz lo recibía por su lado; Kellan tuvo que lanzar el saco hiperquinético por el temor de que el fuego se extendiera a otras bolsas y parte de la carreta.

Chie comenzó a tocar la nota de shi con fuerza para afectar la mente de los enemigos, generando que de golpe todos sus intentos de dar a la carreta con sus proyectiles katon se fuera al caño. Kellan sacó un par de shuriken, y dándoles más letalidad con el Fuuton: Kaiten Shuriken, comenzó a lanzarlos buscando dar a las manos de los bandidos o mínimo a los talones de los equinos. Por la propia frenesís de su carreta saltando sin cesar entre el camino lleno de pequeñas piedras, muchos de sus intentos fueron erróneos, hasta que una logró dar al dorso de la mano de un vándalo.

¡Hijo de puta! —gritó el tipejo, zarandeando su mano para sacarse de encima el terrible ardor que le generó la cortada. —¡Maldita sea, los a rajar en pedazos!

Los varones aumentaron la velocidad de sus caballos al golpetear con los talones sus estómagos, llegando a estar a tres metros de distancia de la carreta principal. Chie tocó con más fuerza la nota, buscando que la desorientación llegara a ser más potente y siguieran fallando los proyectiles, que iban a parar a veces en césped o arboles cercanos en el cual se disputaba la persecución. Sin embargo, ese era el momento que estaba esperando: que el dúo estuviera una cercanía de ese calibre para dar la señal.

¡Ahora! —exclamó para Haruhi, quien realizó los sellos de manos correspondiente al Fuuton: Fuusen no Jutsu.

Uchiha proyectó de su boca una pequeña esfera de viento que impactó contra el pecho de uno de los bandidos; la técnica estaba hecha para reaccionar al impactar con algo, por lo cual se expandió creando un vórtice esférico de dos metros de diámetro que arrastró a todo lo que estuviera cerca de esa distancia al centro del vórtice, generando un momento oportuno para que el equipo de la alianza lograra escapar a una distancia considerable mientras el dúo de bandidos era expulsado del vórtice a los segundos y caían con dureza al suelo.

La cereza del pastel fue la técnica Katon: Haisekishou de Chie para llenar el trayecto pasado con una nube de ceniza que sería luego explotada para causar una niebla intensa de humo, oportuno para el instante en que Akashiro giró el trayecto de la carroza a otro sendero curveado.

¡Bien hecho, chicos! —felicitó la mayor del equipo al ver como habían logrado burlar a los bandidos. Luego se dirigió a los equinos. —¡Ustedes también, se ganaron unas manzanas!

Los genin suspiraron aliviados mientras que Chie terminó de arreglar sus banditas, las cuales fueron olvidadas por el anterior inconveniente.

Hmffd… —trató de pronunciar algo el dueño original de la carreta al comenzar a despertar de su desmayo, aunque la consciencia no le duró mucho porque Haruhi, quien era ahora la más próxima a él, asustada de tener que lidiar con la reacción del hombre si terminaba por darse cuenta de lo que sucedía, terminó por golpearlo nuevo con una astilla de palo que había en la carroza, noqueándolo para regresarlo al mundo de la inconsciencia. Los varones del grupo la miraron sorprendidos, pues la joven no parecía ser violenta.
¿Qué? ¡Me asusté!
Nada… Mejor tápalo con la lona. —sugirió Chie.
¿Y nosotros qué? —preguntó Kellan. —Tenemos que ocultarnos, no podemos taparlo a él por completo con la lona.
Pues igual creo que será más sospechoso llegar a Goromachi ocultos siempre… ¿Y si hay guardias siempre custodiando las entradas? De encontrarnos a nosotros debajo de la lona seguro no les causa muy buena impresión.
Pues yo tengo una idea. —informó Akashiro con una sonrisa divertida en su rostro que provocó la incertidumbre en su equipo… ¿Qué tenía planeando?


[. . .]

Es más convincente de lo que parece. —Dijo el oriundo del Horizonte al ver a sus compañeros.

El grupo había tomado la apariencia de una especie de familia con henge no jutsu, el trío de la parte trasera había adoptado la figura de niños mientras que Akashiro tomó la de una mujer entre los treinta-cuarenta años que dirigía la carreta. A pesar de que no había guardias custodiando la entrada del lugar como quisieron suponer, el disfraz les había venido como anillo al dedo para evitar que sus figuras fueran reconocidas, sobre todo la de Narukami.

Goromachi se mostraba vivaz e hipnotizante con sus colores y luces para algunos, tal vez sería fácil recorrerla aparentando ser una madre que paseaba a sus pequeños hijos.

K Kari Walker Belgium Mirto

cómo se supone que se tome esto en serio si los caballos se llaman algodón de azucar y arcoiris XDXD
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie