Sistema Compendio de lugares en Modan - Versión Usuarios

All we hear is "radio ga ga, radio blah blah"
Moderador
C O M P E N D I O
D E
L U G A R E S


Este tema está dedicado a todos aquellos lugares o zonas geográficas importantes del continente ninja. Templos, bosques, montañas, aldeas, pueblos... Modan está repleto de puntos de interés, de trascendencia histórica, política y social. De la misma manera, hay lugares importantes para la trama de los personajes que conforman el juego, para los clanes o incluso para las aldeas.

Aquí podrás postear cualquiera de esos lugares para dejar registro de su existencia y que sea más cómodo su uso en misiones futuras.

La ficha a rellenar es la siguiente:
Nombre: El nombre del lugar. ¿Qué es? ¿Un pueblo? ¿Una villa? ¿Solo una mansión?
Clan asociado: Si lo hubiere.
Personaje(s) asociado(s): Si lo(s) hubiere.
Ubicación: Dónde está ubicado, además de las características geográficas de la zona. Si es un templo localizado en un bosque, por supuesto que debes hablar del bosque, especialmente si tiene algo fuera de lo común.
Descripción: ¿Cómo es el lugar?
Historia: Una breve reseña histórica del clan.
Extras: significa que puedes añadir lo que gustes a tu ficha.
La ficha es solo una recomendación. Puedes organizar el lugar como te plazca, con una o varias pestañas, con imágenes o no... El post es tuyo.


Importante: lugares para Kuchiyose no están permitidos por usuarios; solo moderadores. (hasta un futuro aviso).
 
Última edición:

^o^
Registrado
8 Ago 2007
Mensajes
1,546

    Shikon no Sato Descripción Clan Mizuraiky Clan Hidaiky Lideres


    • Shikon no Sato

      Beta Versión


    • Shikon no Sato
      Su ubicación es desconocida pues el pequeño pueblo se mueve junto al templo que protege, edificio sagrado y columna principal de la aldea. Crossonel es la reliquia del clan, el objeto más valioso de Shikon y sumamente venerado por sus clanes protectores: Mizuraiky e Hidaiky. El símbolo de la aldea es idéntico al del templo, representado por dos dragones de naturalezas opuestas, el agua y el fuego. Su población es pequeña, pues solo se conforma de herederos de la sangre sagrada; situación que ha creado en las últimas generaciones una discriminación a aquellos cuya sangre corren ambos linajes, pues sus sucesores suelen carecer de habilidades natas representativas de su clan.

      La mezcla de ambos clanes no tiene nombre propio y se determina su posición según las habilidades que predominen (lo cual se nota normalmente por las marcas). Sus habitantes son muy cerrados a los extranjeros, pues su estilo de vida es tranquilo y sereno, poniendo ante todo sus costumbres éticas sumamente conservadoras. Existen muchos secretos de ambos clanes, los cuales solo son conocidos por sus más altos mandos.

      La mitad de su pequeña población está dedicada a su autoprotección, por lo cual son entrenados para ser ninjas o guerreros, y despertar sus habilidades de sangre. Su estructura política se determina mediante pruebas hechas por la guardiana del Crossonel y el templo, quien designa el líder de la aldea (y de ambos clanes), así como a sus 8 guardianes, quienes forman una estructura semejante a un consejo, aquellos se convierten en monjes, dedicados a la protección y necesidades del templo. Los monjes pese a su apariencia y actitud humilde, son los guerreros defensivos más fuertes de Shikon, son también los maestros que entrenan a aquellos dedicados a una vida de guerrero o ninja.

      Su postura política ante las principales aldeas ninjas es neutral, igual ante cualquier desconocido. No obstante debido a su actual posición geográfica tiene una alianza con Konoha. Debido a un intento por parte de Tetsu no Kuni por robar su más preciada reliquia, tienen una posición ostil ante cualquier samurái.

    • Clan Mizuraiky
      El clan principal de la aldea. Su elemento representativo es el agua (Mizu). Su principal deber es la protección de la aldea, es el clan con la fuerza militar más imponente. El líder de la aldea y los clanes siempre son de este clan. Aquellos de sangre pura poseen dos marcas de nacimiento en las palmas de sus manos: Kawa (marca primaria, caracterizada por el control del flujo de chakra así como la fusión del mismo) y la otra llamada Tsuki (marca secundaria, caracterizada por la transmutación del Chakra). Su habilidad se resume en: Control y mutación del Chakra. Aquellos grandes guerreros de sangre pura logran despertar la habilidad de Control Elemental, la cual combina el combate físico con el control innato de uno o más elementos del chakra. Su poder ofensivo y defensivo en combate es colosal, pues el elemento se convierte en una extensión del guerrero, se dice que el creador del templo logró dominar todos los elementos.


      Aquellos mestizos cuya sangre Mizuraiky predomina poseen dos marcas más, siendo cuatro en total aunque estas últimas no son físicas (son espirituales), estas son: Hikari y Kurayami (Hikari significa Luz y Kurayami significa oscuridad). Aquellas les permiten dominar algunas habilidades del clan Hidaiky, además de facilitarles el dominio con el genjutsu. Sin embargo debido a la mezcla de ambos linajes, no son capaces de llegar a despertar el Control Elemental. No obstante tienen un dominio más complejo sobre el chakra ajeno, logrando proezas defensivas así como una conexión más fuerte con la naturaleza, las emociones humanas y seres espirituales.

    • Clan Hidaiky

      Clan secundario de Shikon no Sato, su elemento representativo es el fuego (Hi). Su principal deber es sustentar la aldea, tanto económicamente como formativamente. Es común que la mayoría de los guardianes del templo pertenezcan a este clan. Aquellos de sangre pura poseen una marca en su espalda de un dragón, el cual abarca desde la zona baja hasta el cuello (allí se ubica su boca). Sus habilidades son espirituales, logran controlar y suprimir casi todo tipo de energía logrando crear defensas colosales, además de manipular tanto su espíritu y ajenos, siendo excelentes guías y maestros. Aquellos grandes guerreros de sangre pura logran despertar la habilidad Dios Espiritual, la cual consiste en ilusiones que logran alterar el mismo espíritu de cualquier ser vivo, siendo peligroso pues pueden matar sin necesidad de hacer daño al cuerpo físico, o incluso rasgar el alma de su oponente con consecuencias catastróficas. Se dice que la guardiana del Crossonel perteneció a dicho clan.

      Aquellos mestizos cuya sangre Shikon predomina carecen del dragón característico, teniendo en su lugar el símbolo del Yin Yang en el estómago. Esa marca tiene semejanzas con Kawa y Tsuki, permitiéndoles dominar algunas habilidades del clan Mizuraiky, además de facilitarles el dominio con el taijutsu. Sin embargo debido a la mezcla de ambos linajes, no son capaces de llegar a despertar la habilidad Dios Espiritual. No obstante tienen un dominio más complejo sobre su propio espíritu, con la naturaleza y logran proezas al lograr hacer pactos sanguíneos con seres de dimensiones distantes.

    • Midna es la guardiana del Crossonel, reliquia de la aldea y templo. Ella reside en su interior y es la encargada de su utilización. La reliquia es una pequeña estatuilla de rubí y zafiro, el cual tiene forma de un signo de interrogación encerrado en un círculo cortado (parecen un par de paréntesis). Aquella tiene poderes ilusorios de alto nivel e inmersivos (cubre el cuerpo del ser vivo en una tumba de cristal), permitiendo crear o recrear cualquier entorno y situación a sus objetivos. Su uso habitual es el entrenamiento de sus guerreros y desafíos a muerte donde se obtienen beneficios como la extensión de esperanza de vida u otras habilidades. Las leyendas del templo dicen ser también la puerta a otras dimensiones a la nuestra.

      La guardiana también es la encargada de mover el templo y la aldea de posición geográfica, literalmente. El ritual es conocido como "El Éxodo del Dragón", donde el Crossonel es llevado a la nueva ubicación, para después transportar toda la aldea mediante una técnica de teletransportacion bastante vistosa y poderosa; aquella es realizada con ayuda del líder del clan y los monjes. El lapso de tiempo entre aquella migración es inconstante, a capricho y juicio de Midna.


      Tsuyoshi Mizuraiky es el líder del clan y la aldea. Tiene 38 años y posee grandes habilidades de combate y batalla, equiparables al rango Sanin. Tsuyoshi es sumamente formal y respetuoso, al punto de serlo con sus enemigos. Serio, callado y paciente; no suele hablar a menos que tenga algo útil que aportar a la conversación. Su forma de ser le hace carecer de sentido del humor, por lo cual no se reirá ante algún chiste o situación graciosa. Se empeña por proteger a todos sus consanguíneos, tomando el papel del líder con gran responsabilidad. Pese a su formalismo, no se tienta el corazón ante situaciones que le desagraden o pongan en peligro a su gente.

      No le gusta entablar amistades que no pertenezcan a su aldea, pues inclusive dentro de ella es sumamente selectivo con sus allegados. En combate es cortante y calculador, pondrá el bienestar de su gente sobre cualquier cosa, inclusive su propia vida. Domina el Control Elemental con la tierra y el aire, habilidad de elite que pocos del clan pueden llegar a conseguir. Su especialidad es el combate físico elemental.
 

Oiseau rebelle
Registrado
13 Abr 2013
Mensajes
1,603
Ubicación
Wenojaire

    Altos Tengoku Descripción Población Clan Otsutsuki Conflicto Aisu



    • A L T O S R T E N G O K U
      RR


    • "El cielo subyuga a aquellos que no lo conocen"

      Se trata de una cadena montañosa, constituida por tres picos que ven su tope por encima de las nubes; es allí donde residen las aves sabias, seres de gran poder y conocimiento acerca del Ninjutsu y la energía natural. La ubicación de esta formación es desconocida, puesto que un manto de blancas nubes cubre a los altos como si de un iceberg en el agua se tratasen; asimismo, los habitantes de este lugar aseguran que no es visible desde su nacimiento, incluso –aunque se toma como folclor- dicen que los picos nacen en las nubes y no en la tierra.

      El lugar se distingue por tener una gran formación central, dos veces más alta y ancha que sus hermanas rocosas, ubicadas a cada costado; en cada pico se han formado grandes nidos que le rodean, como anillo al dedo literalmente, creado por siglos de juntar cualquier cantidad y tipo de rama de lo que ellos llaman “el submundo”; es en esta instancia donde las aves duermen, se alimentan y entrenan; la estructura no detiene su forma de rosca: puede llegar a adherirse en las montañas para formar otros pequeños nidos en lo más alto, sitio donde se tiene acceso a las cuevas internas de la montaña central.

      Alrededor de todo, unas cinco “montañas flotantes” rodean la formación, sirviéndoles a los visitantes como lugar de descanso, pero su verdadero origen se atribuye a la inmensa fuerza de lugar que, supuestamente, levantó varios pedazos de roca megalíticos desde la tierra hasta ahí.

    • "No es casualidad que estemos en lo alto del mundo, es justicia a la especie"

      Las aves residentes de este paraíso celestial conforman a las conocidas por pactos de invocación; se caracterizan por ser, en su mayoría, extremadamente orgullosas del lugar donde aguardan, llegando a demostrar arrogancia en más de una ocasión para cualquier desacostumbrado en el contexto. Defienden una postura de paz, pero muchas veces contrasta con su deseo de poder y orgullo. Sin embargo, los conocimientos adquiridos por cada sabio a través de los años son una proeza en sí mismos.

      El liderazgo del lugar recae en Shiro, el gran búho sabio, una criatura milenaria que descansa en el interior de la montaña central; todos los Altos Tengoku y sus habitantes se arrodillan ante él, pero a diferencia del resto, no se debe a una dictadura ni nada que tenga relevancia con su ego, simplemente le consideran el ave más instruida y experimentada, capaz de enseñarles un mundo de ideas y recuerdos que cualquier libro de historia envidiaría.

      Se dice que tiene la capacidad de hablar con criaturas sagradas y espíritus, considerándose un vidente y médium de profesión; al hablar de su juventud se cuentan hazañas heroicas, desde salvar poblados hasta países, previniendo la catástrofe y deteniendo su desenvolver. Siempre se ha esforzado por presentar su ideal sereno y aportar sus reflexiones para el orden, pero la naturaleza de sus hermanos e hijos impide asimilar un contexto que no sea el del orgullo, aunque ha logrado graduarle a través de los años.

      Zōka es el mejor aprendiz de Shiro y casi tan longevo como él, pero sus días en los cielos aún no han acabado. A pesar de poseer un gran poder y destreza, tiende a ser el más orgulloso de todos los ovíparos, al punto de despreciar a otras especies que él categorice como inferiores, en especial los pingüinos. Se trata de un rapaz, pero porta una cornamenta, nadie sabe por qué a ciencia cierta, aunque se le adjudica a su dominio de la energía natural. Las enseñanzas de Shiro son transmitidas por él a los forasteros elegidos; bien sean humanos o no, aquel que se presente en Tenboku no será por casualidad, considerando que la única forma de acceder a sus dominios es con la ayuda de algún sabio alado. Zōka se esmera en hacer crecer su imagen de líder, ayudando a los más jóvenes en su entrenamiento y fungiendo como guardián de la disciplina, pero su figura yace muy por debajo del búho, tanto por jerarquía como experiencia y razonamiento; a pesar de disgustarle por impotencia, lo respeta tanto o más que la mayoría.



    • "Somos mensajeros de aquellos que controlan cielo y tierra"

      Los hermanos del Yin y el Yang fueron aclamados en este lugar durante eras primitivas al hablar del chakra; su presencia era de las pocas cosas que hacían a las aves reclinarse sin titubear, dispuestas a servirles sin problema ni queja. Es del saber común entre los habitantes que los Otsutsuki se comunicaban gracias a ellos: uno de los hermanos subió a los cielos, más allá de Tengoku, con la tarea de cuidar la luna, pero siempre mantuvo parte de su atención en la tierra; el hermano mayor protegió la tierra de toda catástrofe venidera, logrando mantener el equilibrio gracias a sus intermediarios, las aves de Tengoku, encargadas de informar a cada uno sobre los acontecimientos e inconvenientes ocurridos en sus zonas respectivas.





    • "¿Pingüinos? Sinónimo de atrocidad; ruines ratas de nieve"

      Las invocaciones pertenecientes al grupo de ovíparos picudos –aves y pájaros de todo tipo- tienen cierta particularidad selectiva que las distingue por encima de las demás, y no necesariamente por lo bueno de la excepción: dos mundos completamente distintos, pero ambos tan ominosos e imponentes como su antípoda. No es secreto, para nadie sobre Tengoku, el odio y repudio desarrollado ampliamente hacia los habitantes de la cueva Aisu; según ellos, la razón fundamental de su desprecio recae en la ausencia de alas que, más allá de tomarlo como una ventaja en zonas marítimas, consideran un insulto a la especie la existencia de tales seres, como si fueran embriones mal incubados o algo por el estilo.

      Los sabios poseedores del pacto con los pájaros opinan en sincronía sobre dicho tema: imposible, simple y llanamente imposible es lograr la convivencia entre ambas comunidades, no por la geografía ni la distancia, todo se basa en la inmensa disputa de poderes entre ambas clases, reñidas en una batalla verbal y física que pareciera no tener fin. Muchos en el pasado intentaron lograr un ambiente de hermandad, pero el fracaso era tan rotundo y devastador que ni se molestaban en documentar sus resultados, o eso es lo comentado en ambas caras de la moneda. Al parecer, Shiro no toma cartas en el asunto porque nadie le informa: al descansar en su cueva personal y aislada de la realidad, sólo recibe información de sus predicciones y de lo que Zōka decida mencionarle; he allí el principal problema, sabiendo que Zōka es quien más infunde odio y discordia contra los níveos.

      Dentro de todas las dualidades internas, existe una en especial en representación de cada cabecilla en sus respectivos dominios: a pesar de no ser los jefes, Nanami y Zōka enviarían a todas sus tropas en combate con tal de cercenarse entre sí; muchos de los ovíparos residentes en ambos templos ni siquiera consideran la batalla como un medio sensato para la resolución, pero cuando tus líderes en práctica resultan tan tajantes, la corriente de ideas te arrastra hacia la disputa. Quizás, el problema no recaiga tanto en un odio general, sino en un duelo personal de aspectos subjetivos.


 
Última edición:
  • 1Me gusta
Reacciones: Zim

Oiseau rebelle
Registrado
13 Abr 2013
Mensajes
1,603
Ubicación
Wenojaire

    Grutas Aisu Descripción Población Clanes Conflicto Tengoku


    • Ver el archivo adjunto 268896
      G R U T A S R A I S U
      RR

    • Las grutas Aisu, como su nombre lo indica, son un conjunto de cuevas, desde interceptadas por cuerpos de agua hasta sumergidas por completo, se ubican en un clima extremadamente frio que delata su cercanía con algún polo terrestre, pero no se conoce su paradero en este u otros mundos en lo más mínimo. Cuando algo o alguien es transportado hasta Aisu, cae dentro de la primera gruta al instante, formada por una cúpula que sirve como recibidor ante el resto de las estructuras: a un lado se halla una entrada o ventana al mundo exterior, su funcionalidad como portal es nula, las ventiscas que acechan fuera hacen imposible lograr salir del laberinto gélido y lo único distinguible a kilómetros son cientos de montañas níveas en un paraje difuminado por la tormenta; lo primero que se ve al adentrarse en la ruta son sus múltiples pasadizos, todos en forma de túneles aptos para llevar cómodamente a cualquier pingüino.

      A pesar de presumirse como formaciones de hielo, todo el lugar emana colores tan variopintos como los de una aurora sin razón aparente. La mayoría de los pasillos cilíndricos llevan a zonas cotidianas de los ovíparos. El túnel principal funge como excepción y atractivo principal para los forasteros o invitados a las grutas: rodeado por la escultura de un pico, lo ominoso de su quietud advierte de las maravillas que se encuentran al otro lado, en el salón principal.

      Se trata de un espacio gigantesco, tanto que su techo no es distinguible con nitidez. Hecho enteramente de hielo, es allí donde las aves entrenan, socializan y llevan su vida diaria con sumo placer. El sector es distinguible como esférico a magnitudes sin precedentes: en la parte baja solo hay agua, junto con esculturas y otros pasadizos utilizados por sus pobladores; arriba hay un mundo por descubrir, con la misma cantidad de construcciones estéticamente soberbias, además de ser una zona termal, regulada por alguna fuerza desconocida en tal sitio para dar un ambiente óptimo a las especies más acostumbradas al calor.



    • En edición.

    • En edición.


    • "¿Rapaces? Por algo sólo sirven para comer carroña"

      Las invocaciones pertenecientes al grupo de ovíparos picudos –aves y pájaros de todo tipo- tienen cierta particularidad selectiva que las distingue por encima de las demás, y no necesariamente por lo bueno de la excepción: dos mundos completamente distintos, pero ambos tan ominosos e imponentes como su antípoda. No es secreto, para nadie sobre Tengoku, el odio y repudio desarrollado ampliamente hacia los habitantes de la cueva Aisu; según ellos, la razón fundamental de su desprecio recae en la ausencia de alas que, más allá de tomarlo como una ventaja en zonas marítimas, consideran un insulto a la especie la existencia de tales seres, como si fueran embriones mal incubados o algo por el estilo.

      Los sabios poseedores del pacto con los pájaros opinan en sincronía sobre dicho tema: imposible, simple y llanamente imposible es lograr la convivencia entre ambas comunidades, no por la geografía ni la distancia, todo se basa en la inmensa disputa de poderes entre ambas clases, reñidas en una batalla verbal y física que pareciera no tener fin. Muchos en el pasado intentaron lograr un ambiente de hermandad, pero el fracaso era tan rotundo y devastador que ni se molestaban en documentar sus resultados, o eso es lo comentado en ambas caras de la moneda. Al parecer, Shiro no toma cartas en el asunto porque nadie le informa: al descansar en su cueva personal y aislada de la realidad, sólo recibe información de sus predicciones y de lo que Zōka decida mencionarle; he allí el principal problema, sabiendo que Zōka es quien más infunde odio y discordia contra los níveos.

      Dentro de todas las dualidades internas, existe una en especial en representación de cada cabecilla en sus respectivos dominios: a pesar de no ser los jefes, Nanami y Zōka enviarían a todas sus tropas en combate con tal de cercenarse entre sí; muchos de los ovíparos residentes en ambos templos ni siquiera consideran la batalla como un medio sensato para la resolución, pero cuando tus líderes en práctica resultan tan tajantes, la corriente de ideas te arrastra hacia la disputa. Quizás, el problema no recaiga tanto en un odio general, sino en un duelo personal de aspectos subjetivos.


 
Última edición:

Dattebayo
Registrado
22 Jun 2008
Mensajes
4,419

    Minami no Mura Clan Minami Ubicación & Descripción Historia Shi no iseki





    • El clan Minami nació al sur del continente, de ahí su nombre. Cuando el mundo aún no contaba con las aldeas ninjas y los clanes luchaban entre ellos, nacieron estas personas, con unas extrañas y poderosas habilidades, el control de la sangre. Rápidamente se formó el clan Minami que, no luchaba mucho con otros clanes, pues el objetivo de este clan ha sido preservar la paz siempre. Este clan siempre ha sido famoso por su gran línea sucesoria, la cual muchos envidean y algunos, hasta temen. Pero no es todo color de rosas, pues este clan tiene una especie de maldición en las mujeres. Hay pocos miembros porque toda mujer que de a luz a un Minami, sufrirá de hemofilia, haciendo un parto riesgoso, que ni siquiera su control de sangre puede solucionar este problema, además nacen pocas niñas, la mayoría son hombres. En ocasiones nacen las niñas o niños y mueren las madres, o a veces mueren los niños y se salvan las madres pero en ocasiones extremas mueren tanto el bebe como la mujer, haciendo de esto una gran tragedia para el clan.

      Para más información pincha ¡aquí!

    • Minami no Mura se encuentra al sur del continente de Modan, justo en Nami no Kuni. Una cordillera protege a toda la aldea, además su acceso es complicado, hay que andar mucho para llegar al lugar, ya que la aldea está "escondida".


      Minami no Mura es una aldea pequeña y veraniega. Siempre hay buen clima. Es muy antigua, así que esta decorada y ambientada en un Japón muy antiguo. Al principio de la aldea hay una gran puerta, está da a un camino que da justo a la aldea.




      Para llegar a la aldea hace falta caminar unos minutos. Estos caminos están llenos de escaleras y rodeados de bosque y algún que otro altar.





      Al final de la aldea, hay otro camino, que lleva a un monte alto donde se encuentra el único templo de la aldea. Además también está el único árbol de Sakura de toda la zona, haciéndolo especial para sus habitantes, pues lo cuidan entre todos y velan para que florezca cada primavera.


    • La aldea tiene siglos en pie. Cuándo los Minami se hicieron con el lugar completo, este sufrió una remodelación. La aldea se hizo un poco más grande, tal y como se conoce hoy. Todo lo hacian ellos, recurriendo muy poco al comercio con otras aldeas pero por supuesto, era necesario para algunas cosas.

      A parte de la aldea, los Minami construyeron una ruinas, llamadas Shi no Iseki. Allí realizaban diferentes actividades y solo se podía entrar si eras miembro del clan Minami.

      Los Minami prosperaron mucho en esta aldea, hasta el nacimiento de Sakura. A los meses del nacimiento de la futura líder de los Minami, estos decidieron mudarse a las diferentes aldeas ninjas, ya que lo veían necesario para la rubia y para sus futuras generaciones. Sakura no era una Minami 100%, eso la convertiría en la Minami más débil de la historia. La gente del clan abandonó la aldea, dejándola a merced del tiempo y el clima.


      Casa Minami deteriorada por el tiempo.



    • Las ruinas del clan Minami se encuentran en una cueva, alejada de la aldea. Para poder entrar en ella se necesita sangre de un Minami.

      En estas ruinas los antiuos enterraban a sus difuntos, además, las mujeres daban a luz aquí, volviéndolo un lugar algo espeluznante, ya que mezclabanla vida con la muerte, los antiguos Minami creían que dar a luz rodeado de muerte daba suerte, ya que creían que la muerte chocaba con la muerte, así que era una manera de impedir las mortalidades en los nacimientos.

      En estas ruinas también plantaban una flormuy especial, Hana. Esa flor era única en el mundo, solo un Minami podía tocarla, y si no sabías tratarla adecuadamente, podría traer la muerte con ella. Los Minami la usaban para sus embarazadas y así detener las grandes hemorragías que sufrían en los parto, además para algunas guerras que debían afrontar dolorosamente.



      En estas ruinas también entrenaban a los futuros líderes del clan. Está llena de pasadizos y trampas, además de enigma. Se dice que quién supere todas las pruebas que se colocan, está destinado a liderar la familia Minami y es digno de la línea sucesoria y de su nombre. Estás ruinas están pensadas para la ventaja de los controladores de sangre, pues las paredes están construidas de una manera particular. Todas las paredes tienen afiladas rocas, hasta la más pequeña rozadura provocará derramamiento de sangre, esto seusaba antaño para que cualquier Minami tuviera control de las personas que entraban en el lugar, ya sea enemigo o aliado.

      Muchos años antes de que los Minami abandonaran Minami no Mura, los antiguos cerraron las ruinas para siempre, ya que los tiempos cambiaban, y con ello su mentalidad por eso decidieron que no serían más útiles. No sin antes implantar un Jutsu, el cual activaba miles de trampas, y además hacía que los muertos que descansaban si se veía en peligro la integridar de las ruinas, para salvar la historia del clan ellos volverían a la vida para luchar por última vez por su familia, los Minami.
 
Última edición:

Dattebayo
Registrado
22 Jun 2008
Mensajes
4,419

    Jigoku no Doa ¿Dónde está? El Pueblo Historia Laboratorios




    • Aldea perteneciente a Quiin


    • Se encuentra ubicado al Oeste de Modan. Es uno de los pocos pueblos que rodean al país de la Tierra y la aldea oculta de Iwagakure no sato, sin embargo, es el más alejado de estos, quedando al límite del continente.
      Hay dos formas de llegar a Jigoku no Doa; por tierra, rodeando la nación y atravesando los demás pueblos, o a través del mar.

    • Un lugar seco y de un clima bastante frío. Un pueblo pequeño y de economía bastante humilde que se limitaba a la agricultura y ganadería. Sus edificios y casas, mayormente de madera, servían para dar refugio a los habitantes, los cuales muchas veces morían de hipotermia en los inviernos debido a que las casas no estaban construidas de manera apta para resistirlos.
      El pueblo está compuesto, literalmente, de tres plazas; una central, donde se situaban los comerciantes, unas más pequeñas ubicadas al norte y otra al este.





      La iglesia, la cualera un monumento sagrado y bastante querido por los pueblerinos a los cuales asistían religiosamente todos los fines de semana. Mismo lugar donde se hacían reuniones para debatir sobre el lugar.


      El lago, el cual servía como protección para la mansión donde vivía el gobernante del poblado, y que servía como estanque para la crianza de peces para su propia alimentación.


      Y la mansión del alcalde, a la cual nadie podía obtener acceso sin autorización. Se comenta que, además del alcalde, un número de solo 4 personas pudieron ingresar al lugar.

    • El pueblo siempre estuvo aislado al resto de poblados que rodeaban el país de la Tierra. Fuera por órdenes del alcalde o por la misma naturaleza independentista de sus habitantes, los cuales miraban a los «extranjeros» como personas de cuidado y poco confiables.
      Años con la misma ideología, terminaron por sumir al poblado prácticamente a la miseria debido a su pocas entradas de dinero, llevando al alcalde a hacer tratos y negocios turbios.
      Debido a su posición geográfica, el pueblo resultaba un perfecto escondite y tapadera para los horrores que comenzaron a llevarse ahí. Dónde abundaban los secuestros, extorciones, asesinatos, ventas ilegales de drogas y armas. Incluso, se llegaron a construir laboratorios clandestinos para la investigación y experimentación ilegal con humanos.
      Llegado a un punto imposible de controlar, el pueblo fue arrasado por las acciones llevadas a cabo por el mismo alcalde.


    • Entrada al laboratioro

      Diferentes investigaciones y recopilación de información entre diferentes aldeas ninjas, se ha llegado a la conclusión de que en el pueblo se crearon laboratorios clandestinos en los cuales se utilizaban a humanos como objetos de prueba para experimentos bacteriológicos.
      Un laboratorio ubicado en la parte posterior de la iglesia fue descubierto y destruido hace quince años, Sin embargo, gracias a nuevas exploraciones hechas por Iwagakure, se descubrieron entradas subterráneas, donde todo indica que se trata de laboratorios escondidos y que aún no han sido investigados.


      Interior del laboratorio
 

No sé, me sabe a mierda
Registrado
7 Dic 2015
Mensajes
3,712

    Akuma Nōto Ubicación Descripción Historia: La Batalla por el Templo Akuma no Gakki Profecía Clan Aliado







    • El Templo, Akuma Nōto, o bien Notas Demoníacas, está ubicado al norte del País del Agua, específicamente en el País del Rayo. A este Templo sólo se puede acceder de una manera que varía para las personas; por ejemplo, los miembros ajenos al clan acceden asesinando a un Noten y tomando su instrumento para tocar la canción correspondiente que abre el camino al mismo; los miembros del Clan Noten acceden tocando la canción correspondiente por medio de su instrumento: sólo los miembros de la primera rama pueden acceder a él, y algunos autorizados de la secundaria.

      Una vez se ha abierto el camino, se deberá subir por una gran colina en la cual hacen apariciones varios templos en sí. Akuma Nōto está ubicado en un lugar específico, donde las ruinas recaen, rodeadas de piedras, caos y un desastre excesivo.



    • Akuma Nōto es un templo hecho ruinas, donde la oscuridad reina y donde las personas no deseadas pueden volverse locas. En él, el conocimiento abunda; se dice que esconde los secretos del Chakra Musical y el Chakra Musical correspondiente a los Noten.

      La fauna y la flora no existen, puesto que las plantas están marchitas y sólo quedan árboles sin vida. Aquí reina la muerte y la locura; en este lugar se han llevado acabo batallas incesantes que han destruido por completo lo que una vez fue este sagrado lugar. No obstante, para los Akuma no Gakki esto es bastante placentero y sumamente útil, ya que llegan a ocultar su esencia y lo que es en realidad el templo: una biblioteca del conocimiento.

      Una característica específica de este lugar es que, no importando la hora, reina la oscuridad y hay pocos medios de iluminación y en lugares específicos. Es imposible no perderse o tener la sensación de que no avanzas, inclusive, se puede llegar a pensar que te encuentras en un laberinto que no podrás abandonar; no sin ayuda ni conocimiento previo.



    • Durante años, los Noten han estado batallando con los clanes Ashford y Mörder. Sin embargo, nunca se habían esperado que un acontecimiento tan grande ocurriera.



      En la Tercera Gran Guerra Shinobi, el Clan Ashford y el clan Mörder optaron por tomar el Sendero que daba paso al Templo que guardaba los conocimientos del Clan Noten y el chakra de los músicos. Durante ese tiempo y, aprovechando que la líder del Clan (en ese entonces) estaba ayudando a sus compañeros de Kirigakure, escondiendo además a su hija; siete escuadrones de cada Clan fueron enviados para despojar a los Noten de sus tierras.

      El líder del primer escuadrón de los Ashford, Darnamitan, y su compañera y líder del primer escuadrón de los Mörder, Layla, atacaron a los guardianes de la entrada del Paseo. Una vez que la mayoría de los Noten cayeron en batalla, uno que había quedado vivo se vio obligado a tocar la canción que invocaba y abría el Sendero Sabiduría a sus enemigos; miembro que murió después de su cometido.
      Los escuadrones avanzaron sin preámbulos ni estrategias, utilizando el chakra para destruir el gran templo que se alzaba frente a ellos. Los miembros del clan que allí residían opusieron resistencia, creando una gran barrera que enfrentase los jutsus de sus enemigos, pero varios cayeron rápidamente por los asesinos del clan con el respectivo nombre; los Ashford lanzaban sus armas con el fin de explotar la barrera creada por los instrumentistas, así como para derribar las defensas que intentaban colocar algunos especialistas en la rama elemental de la tierra.

      Rápidamente, el líder del Templo se hizo presente y atacó a la líder del primer escuadrón de los Mörder, y de toda la operación por parte de los mismos, para dar fin a su vida. Darnamitan interrumpió este acto con un choque entre armas que logró explotar ambas (la suya y la del Noten) y los envió a volar a distintos lugares. Layla no perdió tiempo en aprovechar aquella explosión y derribo, por lo cual se apresuró a correr y lanzar cuatro shurikens que asestaron en distintas partes del torso del líder del Templo.

      Lilith observó cómo su creación estaba siendo destruida, no pudiendo evitar derramar lágrimas de tristeza y bajando la cabeza, aceptando su muerte súbita.

      Sin embargo, antes de que las fuerzas de los músicos fuesen totalmente destruidas, cinco miembros del clan musical se hicieron presentes y comenzaron a atacar sin piedad. Una Guadaña cortó las cabezas de aquellos que creyeron que podrían destruir las cosas a voluntad, derramando la sangre de aquellos culpables y dándoles su nombre a la muerte. Un Escudo se levantó frente a los miembros del Clan Noten que no pudieron aguantar más, protegiéndolos por su honorable trabajo y su apoyo incondicional al templo y al clan. Una Espada atravesó los corazones impuros de aquellos miembros ajenos a sus tropas, cuales estaban llenos de odio y envidia, apoyando así a sus compañeros y otorgándoles la emoción y voluntad que habían perdido. Un Libro comenzó a inundar el campo de batalla de trampas y empezó a transferir el chakra necesario a los combatientes de su familia que carecían de él, otorgándoles la vida y sanando sus heridas. Y, por último, un Arco hizo su aparición para decidir el destino de la batalla, clavando flechas iluminadas en los cuerpos oscuros de los líderes que habían comenzado aquella guerra; la liberación determinada por sus flechas dio fin a la batalla.

      Desde este acontecimiento, no se ha visto pelear a los mismos guerreros juntos otra vez.



    • No se conocen los nombres de los actuales demonios que aguardan en el Templo, pero sí lo que representan y lo que son según sus armas. Además, ellos deciden quiénes, miembros de la rama principal, pueden obtener su respectiva e identificativa arma del Clan.

      La Guadaña representa la muerte, es aquella que juzga las almas impuras de los miembros del Clan y quien les da paso a la última etapa de su vida.


      El Escudo representa el compañerismo, es quien juzga si se es capaz de llevar el título de “líder” del Clan y quien se encarga de proteger al mismo.


      La Espada representa la valía y la osadía, es quien prometió derramar la sangre de aquellos que se atrevan a atentar contra los suyos; es quien se encarga de dar la esperanza a su Clan.


      El Libro representa el conocimiento y la luz, encargado de juzgar, a diferencia de la Guadaña, las almas puras y aquellas que atentan con volverse impuras dentro del Clan; sana las heridas abiertas en los corazones de los Noten y les devuelve la voluntad para el vivir.


      Por último y no por ello menos importante, el Arco es aquel que representa, ante todo y todos, el apoyo y la firmeza; su deber es estar siempre para cuidar a sus compañeros y utilizar sus flechas para el bien, o para el mal justificado; el Arco decide el destino de todos los que lo rodean.




    • ?????


    • El Clan Noten es el único aliado y comunicado actualmente con este templo.
 
Última edición:

スパークル
Registrado
27 Jul 2009
Mensajes
6,878
Ubicación
México

    Chikara no Hikari Descripción Templo Central Ubicaciones Historia & Clan Anuar Extras


    • Chikara no Hikari

    • Chikara no Hikari es una isla ubicada en alguna parte entre Cha no Kuni y Nami no Kuni, se desconocen sus coordenadas exactas pues aparentemente la isla cambia de ubicación cada cierto tiempo, llegando al caso que una vez incluso estuvo a un viaje en barco de Mizu no Kuni. Sólo algunas personas saben cómo encontrarla, siendo el número bastante reducido y descendiendo con el tiempo, llegando al punto que la isla ha llegado a ser considerada un mito, pues los que han logrado encontrarla (por suerte en su mayoría) no han podido regresar a ella una vez la abandonan (si es que salen de ahí).



    • El templo está ubicado justo en el centro de la isla, se considera el edificio más importante dentro de todo el lugar y a la vez el más sagrado para los habitantes de la isla. Todas las ceremonias espirituales se llevaban a cabo allí y por lo mismo está cargado de una cantidad desmesurada de energía y poder, cualquier persona que no tuviera relación alguna con el clan era tratado como un forastero y por ende atacado por los guardias espirituales que resguardan el templo.

      Se cree (y se ha comprobado) que los espíritus de los antiguos sabios del clan "viven" dentro del templo, sirviendo como parte de los guardias (los más poderosos) dentro del lugar, éstos son quienes guían al resto de los espíritus que protegen el sitio (presumiblemente almas de otros miembros del clan que decidieron entregarse al templo para cuidarlo); sin embargo, aquellas otras almas que deambulan por el lugar tomaron la forma "física" de un guerrero, haciendo imposible distinguir su apariencia física previa a morir, los únicos que pueden mantenerla son los antiguos sabios del clan.

      El templo por dentro es muy similar a un laberinto y tiene muchísimos niveles, especialmente subterráneos a los cuales ha sido imposible llegar luego de la desaparición de todos los miembros del clan Anuar, se cree que hay una entrada secreta que solo es posible activar por medio del chakra lumínico exclusivo de los antiguos habitantes de la isla. Lo que exista dentro de los niveles subterráneos es un completo misterio.


      -
      -
      -

      -
      -
      -
      -
      -
      -
      -
      -
      -

      En éste lugar se albergaba la reliquia más antigua y poderosa protegida por el clan, se trataba de un par de guantes que permitían canalizar la energía lumínica de manera mucho más concentrada e incluso destructiva, motivo por el cual los sabios más antiguos (se cree que los primeros miembros del Clan Anuar) decidieron que solo pudieran ser "activados" por una persona "elegida" la cual en algún momento nacería de la misma sangre Anuar. La reliquia fue activada hace meses por Rei Shiba, quien fue "elegida" por los guantes en su segunda visita al templo (aunque para ella hubo sido como la primera, pues en realidad la primera vez que había ido allí era demasiado pequeña para recordar); la ubicación actual de la reliquia es desconocida, pues Shiba perdió los guantes luego de una emboscada y no ha logrado ubicarlos de nuevo.




    • La isla es básicamente un bosque de lado a lado, teniendo solo algunas ubicaciones específicas que eran de importancia para los antiguos habitantes del lugar. Sin embargo, cabe aclarar, muchos de los lugares ya han sido afectados por el tiempo y por ello ahora son algo parecido a unas ruinas, demostrando claramente el paso del tiempo y la mano de la naturaleza (lianas y plantas en general que han crecido alrededor de las edificaciones).


      Aldea de la Clase Guerrera

      El Clan Anuar tenía una división de ramas basada en qué tanto los miembros podían controlar sus habilidades lumínicas, sin embargo y a pesar de ello ambas ramas tenían la misma importancia y voz/voto dentro del clan, simplemente se decidió que vivirían separados debido a que cada aldea contaría con facilidades distintas para explotar mejor el potencial de cada una de sus habilidades. La segunda rama del clan Anuar era especializada en pelea física que no requiriera demasiado uso de habilidades lumínicas, por ese motivo es que desde tiempos inmemorables los Anuar tienen afinidad con el taijutsu; los miembros de la segunda rama eran considerados la "Clase Guerrera" del clan y defender tanto su honor como el de su familia era una de las cosas más importantes para ellos. Se consideraban a sí mismos los escudos de la primera rama, quienes velarían por la seguridad de sus hermanos a como de lugar, evitando así que cualquier forastero llegara a quienes tenían un completo control del chakra lumínico y, por ende, de los secretos del clan. Tanto miembros de la rama principal como miembros de la segunda tenían un sentido de pertenencia abismal, pero los de la clase guerrera eran quienes se tomaban más a pecho la defensa de los otros, no como si fueran esclavos o inferiores, sino porque confiaban plenamente en su poder físico para vencer a quienes intentaran dañar a su familia.

      -
      -
      -
      -
      -


      Aldea de la Rama Principal

      La rama principal del clan vivía en una aldea oculta entre las montañas, en lo más alto de las mismas donde recibían directamente los rayos del sol, antiguamente existía la creencia de que las habilidades de los miembros del clan podían ser potenciadas si estaban expuestos a la luz natural, por los que quienes tenían más afinidad con la línea sucesoria deberían vivir ahí para mejorar su control y técnicas en general. El estilo de vida en ésta aldea era muy tranquilo, a pesar de que tenían fuertes entrenamientos y mucho conocimiento histórico de sus propias raíces, la rama confiaba plenamente en sus hermanos guerreros y por ello mismo no tenían que enfrascarse demasiado en combates que expusieran sus habilidades o los secretos del clan.

      En ésta aldea es donde se llevaban a cabo los festivales y grandes eventos auspiciados por el clan, pues el lugar era mucho más agradable para albergar a ambas ramas del clan, además de ese modo evitaban hacer sentir a la Clase Guerrera como inferiores por no poder entrar en el lugar. Además, en ésta aldea había un templo "secundario", no tan importante como el principal pero también tenía su grado de relevancia dentro del clan; cuando había reuniones no tan importantes con el consejo o los sabios, la gente se reunía en éste templo.



    • [DESCONOCIDO]

    • Sombras | Nightmares

      Después de la visita de Rei al Templo Central de la isla y el "ataque" del traidor del clan el templo se vio afectado por la energía del segundo, terminando por corromperse y afectar a la isla en general. La energía lumínica que una vez hubo dominado la isla de lado a lado fue desterrada por una oscura que se fortalece terriblemente por las noches, haciendo que estar en cualquier parte de Chikara no Hikari durante la noche sea básicamente un suicidio. Las "sombras" tienen un poder abrumador en la oscuridad y, a pesar de que pueden aparecer también durante el día, no son tan poderosos y mortíferos como lo son cuando están expuestos a la noche; existen en muchas formas y tamaños, pueden corromper el chakra, corazón y mente de las personas dependiendo de sus deseos y finalmente, si el humano es débil, será asesinado brutalmente. De lo contrario, será condenado a vivir como un alma más en el bosque de la isla cuando sea consumido completamente por las sombras.

        Nightmares


          • Rango 1 Rango 2 Rango 3 Rango 4 Rango 5


            • Los Nightmare considerados Rango 1 son aquellos que no llevan mucho tiempo de haberse transformado, o bien, aquellos que ya llevan tiempo en esa forma pero nunca evolucionaron ni consiguieron más fuerza. Se caracterizan por ser los que rondan mayor parte de la isla y puede haber muchos del mismo tipo; a pesar de que, al igual que el resto de los Nightmare, su poder aumenta en la oscuridad o durante las noches, solo les es posible igualar la fuerza de un Rango 2 bajo esas condiciones.




            • Los Nightmare considerados Rango 2 son aquellos que llevan cierto tiempo de haberse transformado, o bien, eran Rango 1 que consiguieron más fuerza y "subieron" de Rango acorde a su poder. Su fuerza, al igual que la del resto, aumenta de noche o en la oscuridad, aunque algunos de ellos podrían llegar al poder de un Rango 4 si se cumplen ciertas condiciones.









 
Última edición:
  • 1Me gusta
Reacciones: Zim

Sorry, I'm dead.
Registrado
25 Abr 2013
Mensajes
1,873

-[ Reservado ]-
Miren que linda la arañita ~
Ya que estamos. Copio a mis compas de arriba y reservo este post para el lugar representativo de las arañas del pacto Kuchiyose -Editando-
 

Gensō no ishi
Registrado
19 Dic 2012
Mensajes
1,249
Ubicación
Argentina


"Kitsune no seinaru yama"
(Monte de los zorros sagrados)

    Introduccion e Historia Invocadores


    • Los kitsune son conocidos por poseer una inteligencia superior, una larga vida y poderes mágicos. Son un tipo de Yokai, o entidad espiritual, y la palabra kitsune es a veces traducido como "espíritu de zorro". Sin embargo, esto no quiere decir que los kitsune sean fantasmas, ni tampoco que sean fundamentalmente diferentes a los zorros comunes. La palabra "espíritu" es usado para reflejar un estado de conocimiento o iluminación, ya que todos los zorros con larga vida adquieren poderes sobrenaturales.

      Físicamente, los kitsune sobresalen por su cantidad de colas, que llegan a tener hasta nueve colas. Generalmente, un gran número de colas indica a un zorro más longevo y más poderoso; de hecho, algunas narraciones populares mencionan que un zorro tendrá colas adicionales cuando haya alcanzado los mil años. En las leyendas del Continente de Modan narran sobre los kitsune de una hasta ocho colas. Cuando un kitsune obtiene su octava cola, su pelaje se vuelve blanco o dorado.

      Se cree que el Monte fue el hogar del Zorro de las Nueve Colas (Kyubi no Kitsune) creador del contrato y primer lider de los zorros hasta su posterior captura por los monjes de Kaminari no Kuni. Antes de su encierro, escondió el contrato de los zorros hasta que un humano lo encontro para tratar de detener las violentas guerras entre Shinobis y Samurais. El contrato solo puede ser firmado si el humano fue de buen corazon y ayudo a un zorro o si se transporto al monte, donde Zoro (el sabio de los zorros) lo acepte.

    • Desde el conocimiento del contrato, muchas personas han intentado firmarlo, fallando estrepitosamente, solo algunos han podido lograrlo, colocando su firma hecha con su sangre en el pergamino sagrado que es custodiado por el actual lider de los Zorros, Zoro


      ???: Fue el primer contratista de los zorros, segun palabras de Zoro el los invoco cuando la Guerra entre Clanes apenas comenzaba y cuando los Samurais comenzaban su conquista en el Pais del Rayo.



      Shun Kazegawa: Fue el segundo contratista de los zorros, discipulo del primero hasta su muerte, invoco a los zorros en pleno apogeo de la Guerra entre Clanes, para combatir contra los clanes Uchiha y Higurashi


      Yuuki Kirigaya: Primera mujer en firmar el contrato de los zorros, los invoco para proteger a su clan del asedio que los Samurais hacian en el Pais del Rayo.



      Daisuke Uchiha: Uno de los actuales contratista del clan de los Zorros, los ha invocado desde la finalizacion de la Guerra entre clanes hasta la actualidad.
 

No sé, me sabe a mierda
Registrado
7 Dic 2015
Mensajes
3,712
Hablado con Milo.

Reitero mi apartado (lo borré arriba)

Aparto los felinos, las babosas y los mapaches (Mapaches y Felinos creados por mí [el de los felinos fue creado por mí en su última actualización]). Milo no tiene problemas en que yo haga los lugares de estos tres; nadie se preocupó por hacer el de las babosas, y no creo que ninguno lo haga.

Saluditos~

-En construcción-
 

Padre Fundador
Registrado
15 Dic 2006
Mensajes
5,768
Poro Shulman Con la salvedad de que no serán reconocidos como lugares oficiales de las invocaciones, al igual que los Altos Tengoku son una creación de St. Mike St. Mike no vinculante, por ejemplo. Cualquier usuario puede rebatir con otro lugar de su preferencia, pues ningún usuario tiene derecho a reservarse la creación del lugar originario o característico de ninguna invocación.
 

Padre Fundador
Registrado
15 Dic 2006
Mensajes
5,768
Poro Shulman Para ser más claro:

Cualquier usuario puede crear otro lugar para las aves.

Cualquier usuario puede crear un lugar para cualquier tipo de invocación, sin importar que otro usuario lo haya hecho antes.
 

Sorry, I'm dead.
Registrado
25 Abr 2013
Mensajes
1,873
Zim Milo-sama Bishamon Bishamon
Si se me permite entonces guardaré mi apartado y haré un lugar para las arañas que no sea el único existente, sin embargo quiero decir que hasta el momento -a menos que me lo haya perdido con tantos users, es posible- soy el único usuario de pacto con las arañas por lo que pensé que, igual que sucedía con los clanes, podría tenerlo uwu.

Sea cual sea las medidas me adaptaré, no worries. Cualquier cosa me la hacen saber. Y como esto puede ser spam y borran luego este mensaje, no hay problema tampoco ~
 

Oiseau rebelle
Registrado
13 Abr 2013
Mensajes
1,603
Ubicación
Wenojaire

    Bajos Funiku Descripción Población Historia Invasión



    • B A J O S R F U N I K U
      R R


    • "El infracielo, lugar donde las aves más miserables van a parar"

      No todo es color de rosas en los páramos gobernados por Tengoku y su gente. Habiendo tanta luz y esplendor, la oscuridad tenía que refugiarse en alguna parte: los Bajos Funiku, ubicados en la brecha nubosa que separa el cielo de la tierra; todo lo que se halla cubierto por las nubes es territorio de quienes habitan en Funiku, nombre con el que se bautiza tal lugar. Es aquí donde habitan todas las aves carroñeras y pajarracos de mal agüero. Los buitres.

      El lugar se compone por varias cadenas de tierra flotante, al igual que su homólogo de las alturas. Tiene la particularidad de haber sido humanizada en alguna época remota, de la cual no quedan más que ruinas y desorden. Un gran islote central forma el eje de los restantes, comunicados por varios puentes -algunos yacen tan deteriorados que intentar cruzarlos conllevaría caer al vacío-; muchos nidos desordenados rigen sus puntos altos, sean de tierra o cemento.

      Los montículos alejados del centro, lejos de poseer hospedaje apto para humanos, yacen destruidos por el tiempo, además de varias marcas de picos y garras como prueba de una masacre; no faltan las manchas de sangre oscurecida tras los años. Bajo el sector más descuidado, se hallan una gran variedad de trampas, encargadas de atrapar a cualquier rapaz de Tengoku que caiga en ellas por error.




    • "Somos la especie más apta, más fuerte. ¿Qué tiene de malo saberse en la cima de la cadena alimenticia?"

      A diferencia de sus hermanos en las alturas, toda ave que habite los dominios de Funiku pertenece al grupo de buitres conocidos y desconocidos por los humanos, junto con varias otras carroñeras que no llegan a formar grandes grupos. Si de algo pueden enorgullecerse los carroñeros que vuelan por lo bajo es de sus grandes dotes anatómicos: con picos y patas más afiladas, alas más fuertes y de mayor envergadura. Los buitres son, sin lugar a dudas, quienes podrían acabar con todo Tengoku si así lo quisieran.

      Su personalidad les hace dignos de un temor general. Pueden llegar a ser maestros de la persuasión y el convencimiento, convirtiéndolos en los seres más engañosos con quienes te puedas topar. Su sed de sangre les vuelve crueles por defecto: un buitre de Funiku no se lo pensaría dos veces de tener a su merced una buena presa, sea quien sea. Su temperamento se reconoce como rudo y perverso, llegando a ser frívolos en algunas ocasiones. Todo esto se complementa con su estrategia en combate y como cazadores instintivos, siendo extremadamente precisos en las artes mercenarias de todo tipo.

      Quien ve al resto desde la cima es Pin, un buitre milenario de plumaje dorado y ojos tan brillantes como azules. Cuenta la leyenda que quien se cruce en su mirada caerá a merced de su voluntad mientras este así lo desee. Sin embargo, no se trata de alguien que ocupe mucho tiempo en labores de un líder, muchos menos pensando como dictador; prefiere dedicarse a dormitar el mayor tiempo posible, a menos que una amenaza o rebelión contra él se presente: no dudará en aplicar castigos, desde los más pertinentes hasta el colmo de la crueldad.

      Por debajo de Pin -si no es que a su mismo nivel-, se encuentra a quien se le teme y padece en todo Funiku: Kyōfu. De ojos amarillentos y tan brillantes como los de un demonio, su cornamenta hace justicia a las metáforas que le comparan con el culpable de todo mal. No se sabe de dónde vino, pero muchos presumen que no ha destronado a su superior tan solo para generarle un gran estrés. Sádico y morboso a más no poder, el gigante de cuello largo disfruta torturando mental y físicamente, sin preferencia por tipo de ave o persona; estando de buenas o malas, cualquiera podría llegar a caer en el mayor de los sufrimientos de cruzársele en algún momento. Se dice que alguna vez Zoka intentó combatir contra la bestia, pero su temor fue tal tras intentarlo que no volvió a acercarse siquiera a los dominios de su contraparte en poderío.





    • "El orgullo de Tengoku ironiza su fuerza. De no encerrarnos con esa barrera habrían tocado fondo hace mucho"

      La historia que contempla un lugar tan atroz como Funiku corresponde a la perfección con la realidad de sus habitantes y entorno. Cuando los Otsutsuki crearon Tengoku, varios de los montículos residuales fueron enviados al borde nuboso, donde no estorbarían con el resto de la maravilla concebida encima del todo. Originalmente, un sector tan abandonado no habría sido acogido por nadie, hasta la crisis de los carroñeros.

      En los Altos, todos comenzaron conviviendo en armonía, tal y como los monjes más sabios había predicho. Fueran aves o buitres, el clasismo se había vuelto tan insignificante como la tristeza, en un lugar donde el júbilo se convirtió en pan de cada día. Un día, cierto carroñero de nombre olvidado yacía hambriento, en una época donde los insumos básicos escaseaban; preso de sus instintos, atacó a uno de los rapaces más allegados al para entonces joven Shiro. La escena quedó en la memoria de muchos, viendo cómo un buitre inmisericorde destripaba, desmembraba y degollaba la constitución corpórea de aquel pobre pájaro. Muchos huyeron sin mirar atrás, ocultándose en los extremos delimitador por el cielo.

      Shiro y Pin se reunieron casi de inmediato, mediando a través de sus pueblos por un acuerdo de paz. Inicialmente, las negociaciones fueron nulas: quedaba claro que buitres y el resto de las aves no podían convivir; cada uno necesitaba su espacio. En una jugada inocente, el búho les ofreció todo aquello que se ocultara bajo las nubes. Pin no hizo más que aceptar, confiando en que un mundo igual de vasto les ampararía a él y su gente.

      La verdad se hizo presente al momento: la luz del sol no bañaba el paisaje; el horizonte se obstruía bajo el yugo de las nubes, oscureciendo todo el panorama; la algarabía no estaba permitida en un lugar así. Varios fueron ofuscados por una sed de venganza inédita, dispuestos a hacerse con las tierras que alguna vez les pertenecieron, bajo el ideal de la supervivencia del más fuerte. Shiro, quien desde entonces hasta hoy es reconocido como el único capaz de controlar a los buitres, frenó todos sus intentos, generando una barrera impenetrable de chakra en la zona específica donde habitaban entre las nubes, cerciorándose de alejar a Tengoku lo más posible de tal sector.

      Los habitantes de Funiku odian a quienes pisen o sobrevuelen Tengoku. No desean más que su muerte.





    • “Debemos agradecerles mucho a los humanos; sin ellos, la carroña de pájaro nos habría aburrido hace mucho”

      A diferencia de los Altos, Funiku tiene una particularidad demográfica que sus hermanos de allá arriba jamás se atreverían a tolerar. Ni siquiera la pureza se ha logrado salvar en un paraje tan ruin como resulta el oculto entre las nubes.

      Hace varios siglos, muchos humanos intentaron instruirse en las artes comprendidas por los Sabios de Tengoku; Zoka nunca fue reconocido por su misericordia, pero al encontrarse con algún individuo no apto para ser instruido, le enviaba hacia el territorio de los buitres como “castigo piadoso”. Al inicio, los hombres y mujeres crearon una tribu, tan renuente y disgustada por los Altos como quienes les acompañaban en tal territorio: crearon casas, ciudadelas, junto con un sinfín de urbanismos propios para el vivir del humano común. ¿Por qué permitírselos? Los carroñeros solo querían asegurarse de no dejar ni a uno de los ya entrenados como parte de aquella especie.

      Muchos se incautaron dentro de las filas civilizadas gracias a minuciosos disfraces que ningún ninja o ser común podría distinguir. Así, muchas mujeres fueron tomadas como nodrizas para incubar a quienes serían el acto más aborrecedor, así como la mejor de sus estrategias: los Ashipiku, híbridos entre buitres y hombres, vivirían criados por quienes devoraron la carne y usaron como mondadientes los huesos de sus antepasados.

      Pronto el experimento dio frutos: los Ashipiku poseían las capacidades optimizadas de un buitre, compactadas en un cuerpo mucho más compacto. Desarrollaron habilidades únicas a partir de la mutación: controlar su cuerpo como imanes gigantes, levitar a discreción y una toxina en todo su cuerpo capaz de generar necrosis al primer corte son solo algunas de las capacidades que relatan las leyendas. El plato favorito de tales seres no podía ser otro además de la carne humana, devorando hasta el tuétano la integridad de quien cayera en tan penoso infortunio.

      No es duda para nadie, los habitantes de Funiku jamás descuidarían ningún detalle: por cada Ashipiku engendrado, dos buitres nacían junto a él. Poco a poco, la raza se ha vuelto cada vez más pura hasta el punto de ver un linaje compuesto únicamente por tales híbridos. Por supuesto, los fallecidos dentro sus familias son devorados por el alto mano de los Bajos.


 
Última edición:

Gensō no ishi
Registrado
19 Dic 2012
Mensajes
1,249
Ubicación
Argentina
Nadie se preocupó por hacer el de las babosas, y no creo que ninguno lo haga.

Saluditos~

-En construcción-
Bajo el mismo criterio que cito del post de Shulman baso el mio del contrato de los zorros, no he visto a nadie querer hacerse cargo del lugar de invocacion de los queridos Kitsunes, por eso yo me hice cargo.
 

I thought you were in Copenhagen.
Registrado
11 Jul 2012
Mensajes
2,683

    Tamashī no rūto Ubicación Descripción Historia Kuria Templos Loto Blanco Zona prohibida: Ruinas del Vacío




    • Tamashī no rūto es un plano paralelo de la realidad que coexiste con el mundo mortal; es el hogar de los seres vivos fotosintéticos, entidades inmortales sobrenaturales de este mundo que a menudo encarnan en el mortal en diferentes aspectos de la vida y la naturaleza.

      Es difícil, y por lo tanto, extremadamente raro, que un ser humano pueda pasar a Tamashī no rūto, y sólo un puñado de los seres fotosintéticos son capaces de existir físicamente en el mundo mortal y deben renunciar a su inmortalidad para hacerlo. Tamashī no rūto y el mundo mortal están más cerca entre sí durante los solsticios, lo que hace posible que los seres fotosintéticos se manifiesten en el mundo mortal y que para los seres humanos sea más fácil pasar al mundo de ellos. Hay pocas maneras conocidas para que un mortal entre en Tamashī no rūto. Probablemente la forma más común es ser llevado allí en medio de algún plano astral ya que es lo que se mueve entre ambos mundos.

      Por lo tanto, se puede concretar que Tamashī no rūto se encuentra en una dimensión que no es perceptible para el ojo mortal, pero que se encuentra conectado y relacionado a su mundo y donde sus seres son capaces de coexistir abandonando su inmortalidad.



    • ..
      ..

      .
      .
      En ciertos lugares, el paisaje de este mundo parece ajustarse estrechamente a una zona del shinobi y en la medida en que un humano hace la transición podría no tomar de inmediato aviso de la diferencia. En otros lugares, la geografía del mundo si que no tiene ninguna relación con el mortal y los dos ajustes varían considerablemente.

      No obstante, siempre se tiene que destacar es esa extensa e increíble cantidad de flora y seres fotosintéticos que habitan aquí. ¿Qué tan grande es? Imposible de calcular.

      Un acontecimiento particular de Tamashī no rūto es que no hay tiempo específico para la duración del día y la noche, en un instante puede ser de "noche" y al parpadear ya puede ser de "día" como a su vez puede ser de "noche" cuarenta y ocho horas seguidas y luego un minuto de "día". A su vez, por un momento lloverá y al siguiente un clima soleado refrescará sin ningún tipo de justificación especial, solo sucede por suceder.

      Se podrán apreciar otros "mundos" de cerca con solo alzar un poco su vista al cielo y, a veces, ni es necesario. Algunos sistemas son fáciles de reconocer como las siete lunas que iluminan Tamashī no rūto. Nebulosas, galaxias y hasta cometas danzan por sus ambientes en armonía, otorgándole al mundo el rumor de estar flotando sin rumbo fijo por el universo.


      ...

      Los seres fotosintéticos que coexisten son altamente inteligentes, sabios, respetuosos y generalmente humildes. En su mayoría de alturas imponentes y de una belleza extraordinaria, por ejemplo, las flores en el planeta Tierra habitualmente tienen un tamaño que no supera ni la mitad de una pierna en su estado maduro, en este mundo algunas flores pueden sobrepasar hasta los dos metros de altura. Otro dato a destacar es que manejan el lenguaje humano y un sin fin más de lenguajes de otros mundos.

    • Yggdrasil: El Árbol de la vida
      .
      Para el Clan Pawā, el mundo del hombre era nada más una rama del gran Yggdrasil, el fresno del mundo. Nueve reinos posee Yggdrasil, y por ellos pasó un Dios Shinobi antes de obtener el secreto de los portales.

      Después de que el Dios Shinobi cerró los portales dimensionales, el mundo de los fotosintéticos y el mundo de los mortales se convirtieron en dos separados, sólo conectados a través de los portales desconocidos. El puente entre los dos mundos, el Dios Shinobi, cruzó varias veces en una forma espiritual, a fin de conversar con los espíritus fotosintéticos y pedirles ayuda. Sin embargo, después de la apertura de uno de los portales, un ser humano, conocido como Urah Pawā, fue capaz de entrar físicamente una vez más, y con ello, trajo "la oscuridad y la ira" que amenazaba con superar a aquel mundo. Estos sentimientos negativos se amplificaron durante su estadía, por lo que Yggdrasil, analizando todo lo que Urah hacía a su paso, decidió terminar su existencia antes de que, en algún momento, destruyera todo el preciado ecosistema de Tamashī no rūto.

      "Viví diez mil vidas antes de que el primero de tu tipo se allegara a mis aposentos. Fui yo quien realmente rompió la barrera que separa el plano de los espíritus del mundo físico. Odiarme es darme aliento. Luchar contra mí es darme fuerza. ¡Ahora prepárate para enfrentar el olvido!"

      Urah se enfrentó a una lucha con un tiempo -relativo al mundo mortal- de dos años contra Yggdrasil y su flora. El árbol inmortal se sorprendió del gran poder que había mostrado el hombre, quien había obtenido un don orientado al control de chakra tras toda su estadía en aquel lugar. Aquella fuerza y tenacidad por sobrevivir le recordó al Dios Shinobi mas jamás logró asemejarse ni un poco a su poder; por lo tanto Yggdrasil detuvo el conflicto y decidió ayudar a el humano a incrementar y aprender más de su don. De esta forma, nació el Meiton: el elemento oscuridad. Urah, tras una meditación sin cesar de nueve semanas, aprendió a unificar su ira y oscuridad en un senjutsu único y diferente a Sennin Mode con ayuda del árbol de la vida. Aquel estado le llevó a obtener una sabiduría y conocimientos extraordinarios acerca del universo.

      Con el tiempo, sintió a Tamashī no rūto como su hogar original, y sin embargo, en los Templos de Loto Blanco solía tener visiones de sus seres amados, sus recuerdos y miedos más profundos; Yggdrasil le justificó aquella situación y tras una meditación extensa, Urah decidió regresar al mundo de los mortales. Sin embargo, el árbol de la vida no le permitiría irse con semejante poder de su dimensión sin algo a cambio, por lo que tuvo que hacer un pacto con los seres fotosintéticos.

      De esta forma, Urah pacto que aquellos conocimientos jamás saldrían de los muros de su clan y se mantendrían siempre en sumo secreto. A su vez, ambas especies serían aliadas y los Pawā podrían, tras haber alcanzado una madurez espiritual amplia, conectarse y viajar a Tamashī no rūto para extender el alcance y punto crítico de su linaje.

      Es común, y para gente externa al clan extraño, ver el gran respeto que sienten los Pawā a los seres fotosintéticos que traspasaron la barrera de aquel mundo para coexistir y dar vida al suyo. Pues solo ellos conocen la verdadera historia e importancia de ellos.

    • Kuria es la única zona habitada en el presente por los humanos, a pesar de que actualmente ya no demuestra una cantidad inmensa de gentilicio (no sobrepasan los mil); la arquitectura magnifica sigue en pie como desde el primer día en que fue visitaba y valorada por más de un millón de personas. Yggdrasil al momento en que creó Kuria buscó ajustar el ambiente al plano que poseía Modan, no obstante, a veces en las noches se pueden apreciar aquellos paisajes que permiten seguir manteniendo en pie la idea de que uno se encuentra viajando por el espacio.


      En Kuria está la rama original del clan con su prestigiosa historia. Es una sociedad agraria autosuficiente, con extensas tierras fértiles, densos bosques y montañas ricas en recursos minerales. Se encuentra por naturaleza aislada y a la defensiva con ayuda de las plantas, en parte por respuesta a los ataques de aquellos entes malignos que aun habitan las Ruinas del Vacío. Kuria es una tierra de belleza inmaculada y una magia natural, quienes la habitan son muy espirituales y buscan vivir en armonía y equilibrio con el mundo astral.

      Su sendero es solo capaz de caminarse a través de los sentidos del senjutsu. Se deberán traspasar inmensos bosques y montañas antes de llegar a los inicios del Lago Kala, las hermosas y grandes aguas cristalinas del mundo. El Clan Pawā cree en la serenidad y armonía, lo que se refleja positivamente en su arquitectura. Kuria se compone generalmente de torres y casas dispuestas sobre montañas. Una maravilla arquitectónica. Existe un legendario santuario ubicado en una de las colinas más altas, esta es la cima más poderosa de Tamashī no rūto: Eikō, una montaña imponente en medio de una cordillera de cumbres de escala incomparable. Su cúspide casi imposible, excepto para el alma más resuelta. Como todo lugar mitológico, es faro de los Pawā soñadores y aventureros que siguen los rumores de que solo ahí se puede tener contacto directo con Yggdrasil; estos valientes intentan escalar la montaña inalcanzable, tal vez en busca de sabiduría o iluminación, o por perseguir la gloria o quizá motivados por un anhelo profundo de pisar su cumbre. El ascenso es prácticamente irrealizable, y aquellos pocos que de alguna manera logran sobrevivir para llegar a su cima y visitar el santuario, casi nunca hablan de lo que vieron. Algunos vuelven con una mirada poseída y vacía, otros cambiados al punto de ser irreconocibles, imbuidos por un aspecto de poder inhumano y sobrenatural, con un destino que pocos mortales comprenderían.


      ..


    • .
      En los templos vemos visiones de seres u objetos que hemos perdido, las personas que hemos amado, aquello que conoceremos. Pero los templos nos dicen que no es así, todavía estamos conectados con ellos. El tiempo es una ilusión y así es la muerte.


      .
      Los templos, a menudo denominados como "Lotos Blancos", son una serie de construcciones en su mayoría deterioradas, sagradas y misteriosas que cubren una gran parte del mundo fotosintético. Están muy densamente poblados por una gran variedad de flora, el más notable siendo el reino plantae.

      En su ambiente coexisten diminutas especies y formas de polvo cósmico que desafían las reglas de la gravedad en conjunto con la flora que se extiende a lo largo de kilómetros. En el centro de los templos se dice que cualquier persona que controle una especie de senjutsu puede sentir con el tiempo un gran organismo vivo en su posición, exactamente como un árbol. Existe una filosofía en este fenómeno, se cree que al igual que ese gran organismo, todos los mundos, no importa cuán diferentes sean, conservan las mismas raíces y son ramas del mismo árbol.

      Los templos tienen profundas cualidades espirituales, así, los patrones climáticos y enigmáticos de visiones inducidas por el pasado, presente y futuro son un lugar común en ellos. Un shinobi especial pudo llegar a la iluminación bajo El Gran Arco del Templo, corazón de las mismas construcciones sagradas.


      Aquí tus emociones se convierten en tu realidad.


    • .
      .

      “Lo único que sabemos de la tierra conocida como Ruinas del Vacío es que fue alguna vez un hermoso sector del Clan hasta que un misterioso cataclismo lo destruyó. La niebla negra cubre permanentemente las áreas y una energía malévola contamina y corrompe la tierra. Los seres vivientes que pisan las Ruinas del Vacío son arrebatados de su vida y, en consecuencia, atraen a los insaciables y depredadores espíritus de la muerte. Aquellos que perecen en medio de la niebla negra son condenados a merodear eternamente esta tierra de melancolía. Peor aún, el poder del lugar se hace cada vez más fuerte y permite que las sombras de los no muertos extiendan su alcance y seguen almas en el territorio de Modan.

      Existe aún un área subterránea en las ruinas que permite admirar la antigua estructura del sector, mas todo aquel que desea aventurarse a verla, probablemente jamás regrese.”


 
Última edición:

Oiseau rebelle
Registrado
13 Abr 2013
Mensajes
1,603
Ubicación
Wenojaire

    ... Introducción Ambientación Gobierno & Sociedad Integrantes destacados Historia & Actualidad El código Hōritsu Anexos




    • Nehantobira
      R R


    • Modan suele ser un lugar lleno de misterios y lugares asombrosos. Sin embargo, no todas las localizaciones de dicha índole pueden categorizarse como parte del gran continente. Existe un mundo aparte, al cual solo es posible acceder mediante un gran secreto inexplorado, que brilla por su magnificencia, así como por su ausencia entre quienes habitan la tierra: Nehantobira, hogar de increíble poder y sabiduría; oculta por miles de años en parajes desconocidos, la metrópolis es sinónimo del mayor avance cultural en la actualidad. Un mundo puro y libre de problemas gracias a su monarquía. Pocos o ninguno serán los terrestres con el honor de visitarla.

      La entrada a este plano sigue siendo un misterio al día de hoy para los humanos, pero varios historiadores han encontrado referencias que podrían ayudar a su redescubrimiento. Pējigetsu Hōzuki ha sido el encargado de dirigir la Asociación de Exploradores Aguados (Mizuppoi Kyōkai no Tanken-ka, MKT), un grupo oculto, hasta para el líder del clan, encargado de seguir las pistas que Odayakana ha develado con el paso del tiempo; el libro milenario sugiere un sinfín de puntos difíciles de interpretar al provenir de una lengua muerta. Pero, ¿por qué la MKT debe permanecer oculta? Según varios diarios y antiguos textos de los Hōzuki, quienes buscan Nehantobira tienden a ser catalogados como lunáticos y altamente peligrosos bajo fundamentos irracionales, como una respuesta más visceral que cualquier otra cosa.


      Pējigetsu se ha encargado de estudiar las reacciones desde que se consideró parte de la organización, hace varias décadas. Y es que no se trata de una mera reacción por tomar la curiosidad como poco razonable; al parecer, los Linterna Demonio entran en un estado de cólera al escuchar el llamado de la utopía perdida, o al menos la mayoría, he allí donde tiene mayor peso la MKT: en antaño, un miembro del clan, cuyo nombre fue olvidado con el pasar de los años, se percató de que no era el único con un sentimiento de pertenencia por algo más allá de este mundo, fue por ello que creó una comunidad secreta encargada de
      enlistar a aquellos con la capacidad de soportar los estudios del tema, siendo delatados a muy temprana edad mediante pruebas sencillas como susurrar el nombre en sus oídos: los infantes sin tolerancia tendían a caer dormidos, mientras que aquellos con el potencial de hallar nuevas pistas sonreían. Los basamentos para la investigación no han dado con la base científica de tales efectos, aunque muchos atribuyen una técnica antiquísima y de gran poder.

      El único miembro actual de la organización es
      Pējigetsu. Shogetsu fue uno de los principales prospectos antes de su muerte; desde entonces, Ruigetsu ha pasado a ser el primero en la lista.



    • A pesar de encontrarse en otro plano, los límites de Nehantobira son fácilmente distinguibles en el horizonte. La gran isla está conformada por decenas de bosques y selvas, limítrofes a la brecha que puede conectar con el mundo desde adentro, pero no desde afuera. La única entrada real a este paraje se halla sumergida en lo más profundo del océano; cabe aclarar que esto no ubica a la zona en dicho punto, pero es mediante el cual se logra la conexión. De igual forma, desde el exterior no es posible percibir nada de lo que ocurre en este lugar, siendo una dimensión alterna con cielos, astros y climas propios, desvinculados de todo lo terrestre.

      El cielo presenta dos grandes características. Lejos de la zona civil, un matiz azafranado cubre los inicios del horizonte, emulando un atardecer eterno; el verdadero festival meteorológico se produce sobre la metrópolis, donde un manto de nubes curvas e irregulares recubre parcialmente la zona, dando paso a una luz similar a la del mediodía. Sin embargo,
      existen otros poblados que rodean al principal, aquellos donde se da asilo a los habitantes de pocos recursos gracias a su sistema económico en constante superávit, pudiendo dar manutención a dichos grupos enteros sin mayor problema; asimismo, varios ciudadanos anexos tienen altas condiciones económicas, prefiriendo estas zonas antes que el área principal.

        Kono Nishi Kita (Capital) Tōku Mapa


        • La primera zona anexa, conformada por pescadores, es la más “empobrecida” de todas. No se trata de desabastecimiento o falta de cultura, muchos presumen que esta es la zona de mayor regocijo y vida más placentera; su verdadero peso cae al ser el área de mayor contraste estético: sus edificios han sido construidos con madera y metales básicos, sin grandes fortificaciones ni rascacielos; hay muchísimas viviendas, el verdadero centro comercial y cultural se desarrolla entre sus puentes y peñascos.


          Al igual que sus homólogas, Kono levita sobre un gran manantial de aguas resplandecientes. Se conforma por varios pedazos de roca irregular, algunos incluso logran ser utilizados como transporte, gracias a su capacidad levitatoria. La mayoría de habitantes suelen dedicar su vida a una labor sencilla, ocupando la mayor cantidad de su tiempo en seguir desentrañando secreto tras secreto que su oasis vital pueda brindarles.
          Son la mayor fuente de desarrollo y riqueza intelectual en todo Nehantobira; sin ellos, no habría avances netos.

        • Es aquí donde la polémica podría reinar en una sociedad terrestre, pero se mantiene inerte en la utopía: Nishi es una zona con la misma demografía que las dos zonas restantes juntas, teniendo, en teoría, la autoridad para cualquier toma de decisiones. Lamentablemente, dicha lógica no aplica aquí. Los habitantes de esta región son los encargados de las rutas comerciales, los cambios drásticos en el sistema económico acorde a las necesidades y todas las invenciones a nivel de arquitectura e ingeniería; bajo su comando, la economía de Nehantobira ha logrado mantenerse estable desde hace siglos. Se les considera grandes pensadores, aunque siempre ha existido cierto roce con la zona principal.


          Su plataforma de levitación es la más llana de todas, constituida enteramente por una gran placa de piedra lisa desde donde cae su manantial respectivo. La mayoría de las casas han sido construidas con un
          material sumamente resistente y ligero cuyo proceso de extracción y manufactura es reservado para su gente. Los hogares y edificios de operaciones poseen forma de capsulas ovaladas, mismas que tienen la capacidad natural de flotar sobre la fuente, siendo perfectamente trasladables a cualquier área dentro de su placa.

        • r

          Kita, la zona de mayor opulencia, corona Nehantobira en lo alto de la plataforma más grande, lo suficiente como para triplicar el tamaño de sus homólogas sin problemas. Son, de lejos, vistos como la máxima autoridad en todo el territorio, siendo sus habitantes los encargados de toda área administrativa y gerencial en la región. Sus habilidades fuera de la organización de recursos son casi nulas, teniendo sumo desinterés por desempeñarse o instruirse en cualquier otra cátedra. Sin embargo, son vistos por Kono y Nishi como la zona más empobrecida a nivel intelectual, al ser quienes concentran todo su tiempo en mantener estable al paraíso. Son reconocidos como el mayor de los sacrificios y la condescendencia por sus acciones llega a parecer infinita.


          El asentamiento es el segundo más vasto en vegetación y el más diverso en relieves, teniendo montañas en sus extremos más lejanos y varias zonas con desiveles. La arquitectura se caracteriza por ser la más ominosa y magnánima entre las tres áreas, teniendo grandes edificios con múltiples y detalladas decoraciones, junto con varias plazas, parques y centros de comercio que conformar su belleza arquitectónica. Los hogares tienden a distribuirse en escaleras, cerca de los causes y cuencas del gran río principal o de sus cascadas. La plataforma se caracteriza, además, por levitar unos cien metros más alto que las otras.

        • Tōku es la última de las cuatro grandes zonas y la única que permanece completamente despoblada. Según los libros de historia, el gran valle fue la cuna de los primeros Gyō, nombre del gentilicio de Nehantobira. Actualmente solo se permite la entrada a expertos en el área arqueológica; cualquier persona que intente entrar será licuada junto con el río y fluirá con él. Sus construcciones son las más antiguas y están construidas netamente de piedra, siendo especialmente destacable la presencia de dos grandes pirámides en el sector principal. Varios cilindros de un material desconocido flotan sobre el cielo de la zona; se trata del único registro histórico de los terrestres en la utopía, pilares creados por los Otsutsuki para mantener el lugar oculto y a salvo.


          Su vegetación es la más abundante de todas, siendo la única zona en tener los famosos bosques y selvas gigantescos en todo su esplendor.
          Su placa de levitación es la menos elevada de todas, muy por debajo de cualquier otra; el gran río principal deja fluir sus aguas en una cascada gigantesca que cae sobre sí, recorriéndolo todo en un sinfín de riachuelos y pequeñas ramificaciones. Lejos de los perímetros explorados se encuentra Koko, la desembocadura final. Su límite es trazado por dos grandes pilares, conectados por un par de piedras que generan un brillo luminiscente y bastante cegador para la mayoría. Cualquier Gyō tiene completo goce de su derecho en cruzar los pilares, siendo transportado al mundo de los humanos, siempre y cuando pueda realizar el largo viaje que ello conlleva.





    • Triunvirato Yajirushi

      El sistema gubernamental de Nehatobira es, con creces, extremadamente avanzado en comparación con el presente en el mundo ninja: el feudalismo se extinguió dando paso a la monarquía y posteriormente a la democracia participativa; el gobierno está constituido por un trío de gabinetes principales, de los cuales derivan las acciones pertinentes y subgabinetes de cada área; la confianza en su gente es plena, basándose en la excelencia educativa que se mantiene y crece con el pasar del tiempo; casi cualquier Gyō tiene pleno conocimiento sobre las bases administrativas, económicas y culturales de su residencia y comunidad. Podría considerársele un sistema cuyo poder real se centra en aumentar el criterio del pueblo más que en utilizarlo como una palanca para catapultar diversas acciones. Es decir, la gente funge como un poder neto, más allá de cualquier simbolismo.


      El gabinete mayor porta el poder administrativo de la nación, coordinando la aceptación o denegación de cualquier tipo de recursos según el contexto. Tiene su sede principal en el
      palacio Fushigi, ubicado en el centro de Kita. Los gabinetes auxiliares de economía y cultura se ubican en Nishi y Kono respectivamente, siendo los encargados de dispersar, concentrar y reasignar cualquier tipo de tarea necesaria en sus respectivas áreas. El flujo de poderes permite un equilibrio constante de cada gabinete, teniendo como pilar la complementariedad de cada uno. Sin embargo, esta tierra de gracia posee una característica arcaica que ha logrado prevalecer sobre cualquier cosa a lo largo del tiempo: lejos de ser un Estado laico, la utopía rinde culto a Umi, dios de los Gyō, venerado desde hace milenios.


      Los líderes de cada zona son llamados
      Yajirushi. Suelen poseer un gran poder sobre el Yume y son considerados semidioses dentro de la comunidad. Los Yajirushi actuales son Sentan de Kita, Bēsu de Kono y Shudan de Nishi.

      Para referirse correctamente a cualquier tipo de referencia social de Nehantobira es necesario puntualizar una serie de características:

        Gentilicio Religión Educación


        • Gyō y Kemono

          Como ya fue mencionado anteriormente, los habitantes de este paraíso son, en su mayoría, llamados Gyō. Su apariencia física no dista mucho de la de cualquier otro humano, sin embargo, poseen un código genético bastante maleable, lo suficiente como para lograr transformarse en animales a placer o, a veces, por necesidad, debido a los altos o bajos contenidos de oxígeno en el aire -cosa que en Nehantobira es tan habitual como la ausencia o presencia de brisa-, transformándose en tiburones bípedos, serpientes, peces o cualquier otro animal según las necesidades de sus organismos. Se trata de una raza extremadamente pura, pues no han sufrido un gran cambio en su genética desde hace siglos, causa principal de que varias pandemias no sean tan fáciles de solventar.

          Los Gyō son
          maestros natos de todas las artes ninja, aunque no se refieran a estas como tales; en cambio, prefieren referirse a cualquier técnica de ataque o defensa como Yume, mismo nombre que adjudican al chakra. Su principal área se centra en la manipulación de los líquidos, teniendo como principal material al que brota del gran río central. Algunos de los maestros más avanzados serían capaces de mover todo el paraíso a placer. Como sociedad, reconocen su condición como personas aisladas del mundo, viéndolo de la forma más ventajosa posible: no hay guerras ni grandes conflictos, o al menos no desde hace años.

          A diferencia de los ninjas en Modan, en Nehantobira es usual ver a sus fuerzas vistiendo ostentosas armaduras.

          Junto a los Gyō, existen seres que no son considerados como ciudadanos comunes para la mayoría: los
          Kemono. Se trata de individuos terrestres que acudieron al llamado de Nehantobira y no lograron controlar el Yume, siendo poseídos por una especie de energía Yang masiva que corrompió sus cuerpos. Una vez que cualquier Kemono entra en tal estado, pasa a ser considerado sirviente del palacio Fushigi, comenzando un arduo entrenamiento para controlar las fuerzas que le fueron otorgadas. Sus capacidades defensivas y ofensivas son mucho mayores a las de cualquier civil, aunque sus mentes yacen a merced del mandato principal.


        • Umi e Isu

          La religión de los Gyō es estrictamente monoteísta, rechazando con fundamentos razonables cualquier intento de agregar o retirar cualquiera de sus creencias. Con lo único que realmente parecen ser tan inquebrantables es en su ímpetu por defender a Umi, el dios creador de Nehatobira y protector de su gente. Una mínima injuria, protesta o blasfemia a su predicar podría ser castigada con el exterminio automático, evidenciando la nula tolerancia ante cualquiera que esté en desacuerdo con tal teísmo, llegando a puntos donde la racionalidad se queda corta. Además, cada Gyō debe rendir tributo a Umi en un rezo comunitario realizado una vez cada cincuenta años, durante el cual deben permanecer de rodillas en posición de alabanza sin rechistar por hasta dos días. Se considera el máximo proceso de purificación corporal y espiritual.


          Así como existe el mayor bien, los habitantes de Nehatobira también tienen su
          mayor mal: Isu, la bestia que se reveló contra Umi, condenada a vagar en el mundo de los mortales por la eternidad; causante de todo tipo de estragos y el supuesto culpable de cualquier daño posible en la comunidad. Algunos llegan a fundamentar su creencia en esta religión por el temor tan propagado hacia Isu, siendo considerado como un tema totalmente tabú. Los Kemono no tienen derecho a rendir culto a Umi, siendo considerados por algunos de los más radicales como discípulos de Isu por descarte, característica que les ha llevado al repudio de muchos por encima de cualquier principio.


        • Instrucción Académica

          La instrucción en artes del Yume es de lo que menos busca instruirse dentro de Nehatobira, siendo considerado un talento, por descarte, en todos sus ciudadanos. En cambio, la educación de las ciudades busca centrarse en la mayor exigencia intelectual posible, salvando excepciones según la especialización de cada área. Por cuestiones de equilibrio y evitar la creciente rutina, los jóvenes nacidos en Kita son enviados a Kono, los de Kono a Nishi y los de Nishi a Kita, de tal forma que cada uno pueda instruirse en el área opuesta a la impartida en su región. Este sistema ha permitido la invención constante de nuevos artilugios, medios o sistemas de regulación, producción y distribución social de cualquier bien o servicio, aunque se ha demostrado que comienza a presentar un déficit en el área de desarrollo.

          Existen academias especializadas en la instrucción del Yume, pero no suelen ser visitadas por ajenos a la comunidad existente. Por ello, los Yume -también llaman así a los ninjas- han comenzado a sufrir la falta de pupilos, viéndose cada vez más reducidos.















    • Bēsu
      Y a j i r u s h i R K o n o

      Considerado como el Gyō más experimentado en las artes Yume actualmente. Sus padres fueron grandes asesores de Kita en su momento, auxiliando los estudios de su hijo en Kono, donde se dedicaría a instruirse en ciencias de todo tipo, junto con un gran conocimiento en áreas teóricas que le ha dotado de la reputación de Sabio, aunque él sigue considerándose ignorante ante los ojos de Umi. Siendo jefe de toda área cultural, su gobierno ha permitido mejorar el equilibrio entre las bases prácticas y teóricas de su gente, creando una sociedad ligeramente más productiva sin perder el característico filosofar de quienes habitan Kono. En combate, es considerado la máxima protección de Nehantobira. Su nombre es aclamado por todos y es el único miembro del triunvirato actual que no tiene una oposición considerable.










      Shudan
      Y a j i r u s h i R N i s h i
      La máxima autoridad de Nishi es la excepción a la regla en cuanto a asertividad y bonachonería en su gente. Su carácter fuerte, y desmedido en diversas ocasiones, tiende a contagiarse en su manipulación del Yume, considerada como la peleadora más fuerte de todas y un símbolo de poder casi inalcanzable. A pesar de todo, su ingenio resulta impresionante, siendo responsable de erigir múltiples planos para la renovación de su sector, solucionando los problemas económicos en cuanto llegan y gozando de una capacidad aterradora en encontrar soluciones extremadamente certeras y sencillas; es gracias a ella que muchos en Nishi pueden considerarse como la verdadera capital de Nehatobira. Se dice que sus fuerzas serían suficientes como para combatir a los dos Yajirushi restantes a la vez, pero siempre ha estado en pro de la paz.










      Sentan
      Y a j i r u s h i R K i t a
      Se trata del Yajirushi menos experimentado. Su mandato como líder de Kita pasará a la historia como el más polémico de todos: su ascenso al poder estuvo repleto de descontento y pesadez entre los asesores y subgabinetes de cada sector; tras la muerte del anterior jefe, se realizó una disputa para elegir al Yajirushi de la capital, una en la que participaron los mejores de los mejores y cuyo reto final consistía en pelear contra los otros dos líderes. Lejos de ser proclamado por su destreza, fuerza o sabiduría, el aspecto que más suelen destacarle se centra en su espíritu aguerrido y forajido, reputación que le permitió prevalecer frente a Bēsu y Shudan en combate. Su esfuerzo y ahínco en áreas administrativas es insuperable, llegando a dedicar absolutamente todo su tiempo en pie a días y días de labores para mantener Nehantobira; lo más impresionante es que sigue sin demostrar tintes de cansancio.













    • Hace años, más de lo que las aldeas o clanes ninja pudiesen atestiguar, existió una civilización que desentrañó los secretos del chakra con una rapidez difícil de creer aun para los días donde Modan permanece bajo el feudalismo. Se dice que cuatro individuos de gran poder aliaron fuerzas para invocar a Umi. El dios les miró con aprecio y asombro al notar que simples humanos habían logrado invocarle; sus invocadores correspondieron el gesto, mostrándole el mundo de los humanos con placidez. En aquellos días, la naturaleza seguía siendo mayoritaria en el terreno del mundo, evitando que el dios viese, durante muchas décadas, el terror y destrucción que otros humanos podían crear.


      No fue hasta que el primero de sus invocadores muriera que la verdad se reveló: pronto, la criatura comenzó a ver cualquier aspecto externo como incómodo, en una progresión que terminó por adjudicar a todo como malo o incorrecto. Preso de la agonía que significaba perder al primer humano que conoció, Umi decidió brindar a los otros tres, y a sus seres queridos,
      un nuevo hogar donde la balanza del destino siempre iría a favor de su gente, o al menos mientras siguieran fluyendo con él. Así, la familia de los cuatro invocadores fue enviada a una tierra de gracia cuyo terreno fue bendecido por el dios. Ese lugar fue Nehantobira.

      Las familias comenzaron a construir y producir sus propios medios para vivir, extendiéndose a lo largo de todo el vasto territorio que se les había concedido hasta crear poblados, luego ciudades y de esta forma hasta el nacimiento del imperio que es hoy. El dios de los Gyō es visto en un plano tan fraternal gracias a tal hecho: no se trata de un simple omnisciente creador, su tarea siempre estuvo más ligada a la
      protección y el velar de las personas, menospreciando a cualquier humano que antepusiera la muerte a la maravilla que era capaz de crear en vida. Se dice que Isu fue el hijo mayor del primer invocador, sentenciado a un destino tan terrible como vagar por la tierra debido a su rebeldía constante y poco fundamentada. Sus cuestionamientos terminaron por condenarle.


      Los años pasaron sin mayores problemas. La tierra que les había sido otorgada era especial, llena de vida y de un entorno que permitía su prevalecer:
      cada año en el paraje son diez en la tierra de los hombres, es por ello que una historia de cinco mil años para los habitantes de Modan se sienten como si fueran quinientos, pues el envejecimiento también se ha ralentizado. Según los sacerdotes actuales, el mayor sueño de Umi es que Nehantobira prevalezca, ante todo, o ante cualquiera.

      Hace aproximadamente cien años,
      un grupo de Gyō fue desterrado de la utopía. Los motivos siguen siendo inciertos, pero algo siempre fue perfectamente comprobable: estas personas querían comprender más de lo que tenían permitido, llegando a defender a Isu como un ser racional y con ideas que aportar; ante la blasfemia, el gobernante de Kita decidió otorgarles la mayor de las penas en aquel entonces: enviándolos al mundo de los humanos. Desde ese momento, los predicadores de Isu adquirieron un nombre acorde a su acontecer de ilustradores malignos, seres indeseables que no debían ser escuchados o resguardados en Nehantobira: los Linterna demonio, Hōzuki. Sin embargo, el máximo representante en aquel entonces de Umi, y único de los cuatro invocadores que aún sigue con vida, vociferó una profecía que es tomada en cuenta hasta el día de hoy: la profecía de Hozon.

      “No hoy, ni mañana, pero si son Gyō, tomen en cuenta estas palabras: habrá un Hōzuki, no sé cuándo ni cómo, que vendrá ante nosotros para reconciliar. Él será quien realmente pueda convivir entre ambos mundos, aquel que Umi apoyará.”
      La franqueza del asunto fue tanta que se decidió dar un libro con los conocimientos básicos del Yume, uno que no podría ser develado mediante simples cartografías: Odayakana; solo Umi podría decidir qué tanto revelar. Varios Hōzuki han logrado volver a las tierras que les fueron arrebatadas en antaño, incapaces de soportar las pruebas que debían trascender hasta ser convertidos en los Kemono; solo uno, cuyo nombre nunca se conoció, logró entrar a Nehantobira y combatir a la par de todos los Yajirushi, saliendo victorioso. Lamentablemente, la historia dice que aquel hombre huyó de la utopía al último momento, no se sabe a dónde.

      El misterio de Yūai

      Algunas leyendas mencionan otro conflicto de antaño entre los Gyō, uno que terminó por devastar
      la quinta zona, Yūai. Según se ha escrito, aquel lugar fue el más avanzado de todos, pero, por algún extraño motivo, su gente y la zona en sí misma desapareció por completo, dejando un vacío en Nehantobira inexplicable hasta la actualidad.



    • La constitución de Nehantobira no estaría completa si se pasara por alto a la ley que les rige por encima de cualquier preferencia o razón de por medio. Se trata de una piedra tallada que rige los principios que todo habitante de Nehantobira debe seguir: respetar al sacerdocio Shisai como máxima autoridad consejera, salvaguardar la vida de todos los Gyō, proteger el manantial Sōsu y resguardar las armaduras Bōei. Cualquier acto de rebeldía o réplica ante estos principios, de manera notable, significa la inmediata ejecución de él o los individuos, siendo transformados en parte del líquido que fluye desde Sōsu. Los habitantes de Nehantobira entienden dichas normas a la perfección y han dejado de temerlas hace mucho, por el simple hecho de que sus mentalidades no suelen negarlas. Los máximos representantes originales del código fueron los cuatro fundadores; actualmente, el consejo sacerdotal discute sobre la posible elección de tres nuevos máximos sacerdotes para reemplazar a los difuntos, pero nada apunta a una resolución pronta.

      Actualmente, el único de los invocadores vivo funge el poder de todos los difuntos y el suyo propio:
      Sonkei. Su poder y prestigio están por encima de los de cualquier Yajirushi.

        Shisai Bōei Sōsu


        • Sacerdocio de Shisai

          Dentro de la estructura gubernamental de Kita existe una autoridad que debe ser respetada y asumida como ponderable, de igual a igual, con el gobierno central. Se trata del liderato eclesiástico, símbolo inequívoco del antaño en Nehantobira. Originalmente estuvo conformado por los invocadores de Umi, quienes fungían sus cargos en torno a un consejo de máxima autoridad; con el pasar de los años, solo uno de los fundadores sigue con vida. Se trata de la única persona con la capacidad y permisividad de utilizar el manantial Sōsu, símbolo de la eternidad en la utopía.

          Sonkei es un cumplidor de la ley en toda regla. A pesar de ser el único de los cuatro invocadores que sigue con vida, su modus operandi nunca se destacó por ideas visionarias, de hecho, siempre mostró un papel más complementario y de poco protagonismo. Su tendencia a caminar siempre detrás de otros representa en máximo pilar de su longevidad, siendo cuestionado en contadas ocasiones gracias a su actuar tras bambalinas; no se debe subestimar su raciocinio por su desinterés creativo: pragmático y maquiavélico, siempre sabe dónde, cuándo, cómo y por qué sucederán las cosas. Ínfimas han sido las oportunidades donde sus sistemas de inspección han fallado, siendo el principal responsable del modelo político actual que se practica en Nehantobira. Prefiere ahorrar cualquier tipo de interacción social fuera del área educativa, instructiva o profesionalmente discursiva, en donde su naturaleza introvertida da un vuelco total. Su juicio, al ser un anciano, se fundamenta en las experiencias con ahínco y poca flexibilidad, realidad que va de la mano con su tenacidad para tomar decisiones. A pesar de todo, no se trata de alguien poco asertivo ni carente de análisis, pero sabe que solo son aprovechables en pos de sus ideales básicos, teniendo aires megalómanos frente a cualquier situación.




        • Armaduras Bōei


          Los fundadores de Nehantobira, aquellos que tuvieron la valentía de invocar a Umi, fueron conocidos y reconocidos por sus dotes magníficos en el moldeo de cualquier tipo de energía, solo comparable con el de una deidad. Viendo su valía en combate, no cuesta creer que su sabiduría les permitiera anticipar lo peor: no era ningún secreto que la muerte sería el único reto que no podrían superar, fue por ello que dejaron cuatro armaduras en la utopía, mismas que portarían sus voluntades y poderes en defensa de los Gyō; las Bōei representan el máximo poder de protección para los pobladores de las cuatro grandes zonas. Originalmente, existieron cuatro piezas de gran poder, aunque, con el pasar de los años, solo se conservan tres de ellas; la armadura correspondiente a Tōku se extravió hace siglos; Sonkei sigue siendo el poseedor de la correspondiente a Kita y el único ser existente con autorización de utilizarlas.


        • Manantial Sōsu

          Durante los primeros años de la utopía independiente, muchos fueron los conflictos, a menor o mayor escala, que se regaban de poblado en poblado; no se tiene certeza de cuándo ni cómo, sólo el qué es seguro: Umi llegó a percatarse de que su bendición no podría ser llevada correctamente sin que más de un problema surgiera por el camino; al considerar a sus invocadores como los únicos humanos de confianza verdadera, decidió otorgar un regalo incluso mayor que Nehantobira, una fuente de vida y gloria que diluiría a quien se le acercara sin deseos de cumplir su voluntad y otorgaría paz a quienes se vieran rodeados por ella.


          El manantial Sōsu es, por encima de cualquier persona u objeto, lo que más representa a cualquier Gyō. Surge de la montaña más alta en cualquiera de las cuatro grandes zonas, desde un pilar de roca flotante que levita sin cesar, fluyendo hasta Kita, Tōku, Nishi y Kono hasta formar el gran río principal. Se dice que sólo Sonkei posee el poder de beber sus aguas sin fallecer en el intento. En el pasado, ni siquiera los invocadores se atrevían a acercarse a la fuente, pero el último de ellos debió entonarse, sabiéndose el único capaz de seguir contactando con Umi. Suele utilizarse, además, como módulo de purificación, siendo la pena capital de la utopía el caer en sus aguas, lo que significaría la disolución completa del cuerpo del infortunado.










 
Última edición:
Arriba Pie