Quest D Conductas extrañas [Masaki & Mai]

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Wally West

Defender of metahumans
Registrado
15 Mar 2009
Mensajes
3,617
Offline
Star City era un lugar grande, mucho más que File, lugar de inicio de prácticamente todos los humanos del Mundo Digital. Normalmente era un sitio tranquilo, debido a que sus habitantes ya estaban acostumbrados a la convivencia entre las dos razas de forma pacífica. No obstante, desde hacía varios días estaban sucediendo cosas bastante extrañas. Desde hacía varios días, un grupo de digimon bastante sospechoso recorría el lugar, observando a los habitantes del lugar de una manera anormal.

Debido a ello, la Central de Tamer de Star City había requerido la ayuda de algún Tamer, aunque no de la forma clásica, mediante un anuncio público. Para evitar que los extraños digimon supiesen lo que sucedía, enviaron un mensaje a una pareja de humanos que, en su opinión, tendrían posibilidades de cumplir con la misión: Masaki y Mai.

"Conductas extrañas” (D)

a) NPC que la solicita: -
b) Descripción de la misión: Recientemente algunos ciudadanos han reportado a un grupo de Digimon actuando extraño. Pasan todo el día recorriendo las calles de punta a punta y observando detenidamente a los Tamers que transitan y sus Digimon. Tenemos la sospecha que podría tratarse de un grupo de reconocimiento para intentar invadir la ciudad, por lo que necesitamos que le echen un vistazo a aquellos Digimon y reporten cualquier actitud sospechosa
c) Descripción del campo de juego: Ciudad
d) Objetivos a cumplir:
  • Encontrar al grupo de Digimon del que se habla
  • Vigilarlos de cerca y tomar nota de sus acciones
e) Notas
  • Quest disponible en modalidad individual o party
  • El grupo está conformado, según la información, por dos Gizamon, un Monodramon y un Candmon.
  • Los objetivos no deben saber que los están siguiendo, de lo contrario podrían cambiar su rutina o atraer al Tamer a una trampa
Tiempo límite: 7 días
Mínimo de posts: 2 c/u
Ficha Mai: https://forosdz.com/temas/compendio-de-fichas.58098/
Ficha Masaki: https://forosdz.com/temas/compendio-de-fichas.58098/#post-1393775
Blair Blair, Masaru Masaru let the Maisaki begin XD​
 

スパークル
Supermoderador
Offline

El mensaje que habían recibido podía considerarse discreto, era la primera vez que les pedían hacer alguna quest en lugar de ellos ir a buscarla, por lo que sabían que debía ser algo reservado el asunto. Ambos replicaron al mensaje para poder recibir el resto de las instrucciones, enterándose pronto de por qué tanto “secreto” en lo que respectaba a aquel encargo; los tamer se encontraron en un café dentro de la zona comercial de Star City, esperando a poder visualizar a los digimon “culpables”.

¿Por qué nos habrán elegido a nosotros?
Supongo que porque estábamos disponibles… — Replicó Nakai, mirando por la ventana hacia la calle que pasaba por fuera del establecimiento. — Además, somos nuevos aquí, si algún tamer muy reconocido estuviera haciendo esto, posiblemente los digimon se darían cuenta y cambiarían su forma de trabajar.
Tienes razón en ello, Agumon, Coronamon, ¿alguna noticia?
Nope.
Nada por ahora. — Secundó el reptil sin dejar de observar hacia afuera, Masaki devolvió su atención hacia la pelirroja, dejando que los digimon se encargaran por un momento de la tarea de “espionaje” mientras encontraban a los que debían seguir. Cinco minutos pasaron, diez, quince, ninguna cosa pasaba y ellos estaban seguros, según los informes, que el grupo que buscaban pasaba por ahí más o menos a esa hora.

¿Sabrán algo?
Lo dudo…
¡Allá! — El de las correas apuntó con una de sus garras en una dirección, la cual fue seguida por los tres pares de ojos restantes; allí estaban, Monodramon lideraba la marcha seguido por Candmon y finalmente los dos Gazimon, los cuales portaban sonrisas burlonas típicas de su especie. Los otros dos, en cambio, miraban con más seriedad a su alrededor, como si intentaran aprenderse el sitio de pies a cabeza.

El cuarteto se puso de pie apenas el grupo sospechoso pasó de largo por el lugar, como acostumbraban hacerlo siempre; lentamente caminaron, atentos de lo que hacían y con la información en mente sobre el próximo sitio al cual irían. Según lo que sabían, el grupo de digimon avanzaba por toda la zona comercial un par de veces antes de continuar hasta la habitacional, donde daban varias rondas por las calles hasta salir al resto de la ciudad. El patrón definitivamente era algo preocupante, en especial porque siempre el único sitio que recibía varias visitas al día era la central de tamers y la estación de policía.

¿Estarán revisando las horas altas y bajas?
¿Horas altas y bajas? — El león observó a la única mujer con algo de curiosidad, Mai asintió.
Las horas en las que hay más actividad.
Así, si acaso pretenden invadir, podrían saber a qué hora hacerlo…



Masaru Masaru
 

"さあ、往こうか"
Supermoderador
Offline


El dúo empezó entonces su trabajo de vigía, mezclándose entre los transeúntes para evitar sobresalir para el grupo al que debían seguir. Los cuatro Digimon caminaban muy pegados uno de otro, cada uno observando una dirección distinta tratando de hacerse pasar por un grupo de turistas; fachada que funcionaría, de no ser que su actitud asemejaba más a un patrullaje que a unos visitantes comunes. Los Tamers, por su parte, trataban de hacer algo similar, fingiendo estar viendo las vitrinas mientras los Digimon miraban al frente. Agumon y Coronamon desde el hombro de la pelirroja.

- De cualquier manera... - Mencionó Agumon al cabo de un rato, cuando giraban "casualmente" la tercera esquina - La composición del grupo es extraña, no tienen mucho en común uno con otro.

- ¿A qué te refieres? - Preguntó Masaki, apartando la vista de una tienda de cartas en la que estaba fingiendo interés.

- Un Digimon dragón, uno de fuego y dos acuáticos - Explicó el reptil - Sus hábitats son muy distintos entre sí para trabajar juntos... Los bandidos de Ogremon estaban compuestos por Goblimon, Gotsumon y Gazimon, los tres son nativos de Cañón.

- Podría ser a propósito - Sugirió Mai - Un grupo que no tenga mucho en común para que no destaque tanto. Imagina que fueran cuatro Monodramon, sobresaldrían más.

El resto del grupo asintió ante la teoría de la pelirroja antes de continuar su labor. Tal y cómo la información les indicaba, los cuatro "sospechosos" habían empezado la jornada deambulando la zona comercial, pasando por los establecimientos de comida, mercado y equipo sin prestar ni la más mínima atención a sus vitrinas, más ocupados en ver a la gente y los Digimon que los transitaban. Parecían tener un especial interés en las prendas de los humanos, el cuál no tardó en ser delatado como un interés por los Digivice de cada uno de ellos. Tanto Masaki como Mai se tensaron, esa era una señal inequívoca de que estaban estudiando a los Tamers en sí, tratando de descubrir sus habilidades. Un montón de ideas y recuerdos empezaron a surgir por las cabezas de ambos chicos, que habían vivido de primera mano el incidente de Ogremon. ¿Qué clase de ejército o Digimon era necesario para apoderarse de un continente cuyos Tamers eran todos Medium o mayores? En File había funcionado porque la mayoría de los habitantes eran inexpertos en combate, pero en Folder sonaba como una tarea mucho más difícil.

Aproximadamente una hora después de iniciado el trabajo, el par de Tamers se encontró con su primer contratiempo. Los cuatro Digimon habían terminado su recorrido de la zona comercial y se dirigían al área habitacional de Star City, donde sería más difícil camuflarse debido a la menor afluencia de peatones a esa hora. Para completar, el grupo había empezado a sentir que los Digimon sospechaban que algo estaba extraño, debido a que habían empezado a tomar rutas más rebuscabas que variaban de la información original. Si querían continuar con la investigación, era necesario que ambos Medium empezaran a pensar en como proseguir, en especial si no querían que los terminaran atrapando.




Blair Blair, corto pero here you go
 

スパークル
Supermoderador
Offline

Tuvieron que detenerse antes de dirigirse de lleno a la zona habitacional, si entraban allí sin algún plan posiblemente se delatarían, especialmente por el comportamiento del grupo al cual llevaban un tiempo observando. Cuando Monodramon giró rápidamente para ver si estaban siendo seguidos, el par de humanos se encontraban sentados en una banca de la plaza que había un poco antes de la zona de residencias; Mai tenía su cabeza recargada en el hombro del varón, mientras que éste rodeaba su cintura con el brazo, al final del agarre afectuoso las manos de los japoneses se entrelazaban, denotando un auténtico cariño.

Mientras tanto, los digimon de ambos se encontraban “jugando” en el césped delante de ellos, Coronamon corría detrás de Agumon gritando cosas infantiles, mientras que el reptil se encargaba de mantenerse a una distancia prudente de su perseguidor, hasta que el león saltó tan lejos como pudo y embistió al compañero de Nakai por la espalda. Los digimon rodaron unos metros por el suelo entre risas intensas que lograron despistar al ser digital que se había girado a observar; el púrpura chistó por lo bajo antes de girarse y seguir su camino.

Definitivamente hay algo raro en ellos… — Susurró Agumon desde su sitio en el suelo, tratando de no delatar que habían estado observando a Monodramon.
¿En serio Sherlock? — Replicó el felino, provocando una mirada severa en su tamer, no le agradaba que le hablara de esa forma a sus conocidos (y a nadie en general).
¿Cómo seguiremos con esto? Ya sospechan que están siendo seguidos… Y si nos vuelve a ver en una que volteé, nos vamos a delatar.
¿Disfraces?
Sería muy obvio…
Separarnos y algún disfraz.

Tengo una idea — alegó Masaki —, ellos podrían seguirlos. Llaman menos la atención, son más ágiles y tienen mucha más facilidad para esconderse o pasar desapercibidos. Nosotros vamos por calles alternas.
¿Y si algo pasa? — Se adelantó Agumon.
Mai puede ver lo que yo veo, si algo sucede podrían llegar y ayudarnos, evolucionarnos en el peor de los casos…
¿Y si los atacan a ellos?
No tenemos tiempo, Agumon. Por eso nos separaremos nosotros, para no llamar la atención y que no sientan que los estamos siguiendo, quizá la atención se aleje de nosotros.

Tras unos momentos de dialogar, los digimon finalmente se alejaron de sus tamers en dirección a donde el grupo “enemigo” se había marchado, Masaki y Mai partieron por calles aledañas, tratando de alejarse, pero no tanto como para no poder acudir a sus compañeros si éstos llegaban a necesitarlo. Ambos japoneses observaban con atención las imágenes que salían del digivice de la fémina, inmersos en lo que ocurría, realmente esperaban poder parar aquello sin terminar perjudicados. Diez minutos pasaron, pero tenían previsto seguir así por al menos una hora más, que era lo que tardaban los misteriosos digimon en salir de aquella zona según los informes que les habían dado.

Masaki…
¿Sí? — El peliverde alzó la mirada para encontrarse con la de su compañera.
Están saliendo de la zona residencial.
Pero qué...



Masaru Masaru
 

"さあ、往こうか"
Supermoderador
Offline


Ante el aviso de su acompañante, el peliverde acercó su cabeza al holograma del Digivice, con la intención de comprobar él mismo lo que la joven decía. Efectivamente, el grupo había girado en la dirección opuesta en la última esquina, dirigiéndose a lo que podría ser la salida que daba al Valle de los Dragones de Folder; Ambos Tamers intercambiaron miradas intentando decidir que hacer. Era muy posible de que se tratara de una trampa pero, por otra parte, esa era la única oportunidad que tenían de atraparlos. Ya sabían que estaban investigando a los Digivice de los Tamers, actitud suficientemente sospechosa para interrogarlos al menos.

Al no poder recibir las instrucciones a través del D-arc, Coronamon continuaba su camino junto a Agumon, manteniendo la vigilancia cercana sobre los cuatro Childs. Ambos Tamers decidieron apresurarse, emprendiendo la carrera por las transitadas calles en la dirección de sus compañeros Digimon. Cuando por fin los alcanzaron, éstos ya se encontraban en la puerta de la ciudad, esperando a ambos chicos para más instrucciones.

- I think they knew about us - Dijo Coronamon al montarse en el hombro de su compañera. Agumon también asintió, demostrando que él también pensaba lo mismo sobre el grupo. Masaki observó hacia el Valle, podía ver a lo lejos cuatro diminutas figuras alejándose, pero era imposible de distinguir si estaban viendo hacia la ciudad o caminando como sí nada.

- Qué hacemos - Preguntó el peliverde - Reportamos lo de hoy o vamos por ellos.

La jefa de Gungnir se llevó una mano al mentón pensando, mientras que su Digimon la miraba de reojo moviendo su cola.

- Lo mejor es seguirlos - Dijo - Es muy probable que nos hayan visto, y podrían venir nuevamente con más miembros.

Masaki asintió y se dispuso a emprender la marcha, pero fue detenido por la pelirroja que sostuvo su hombro. Le indicó a Coronamon que se bajara y activó su D-arc, haciendo que el Child brillara intensamente y su figura se transformara en aquella de Firamon. El león adulto les hizo una seña a ambos Tamers para que se montaran en su lomo, los cuales obedecieron y, después de que Masaki guardara a Agumon en el Digivice iC, emprendieron el vuelo por el valle, con la intención de acortar la distancia en el menor tiempo posible. Gracias al vuelo del Digimon bestia, al par de Tamers no le tomó más de cinco minutos alcanzar a los cuatro Digimon, los cuales notaron su llegada casi al instante. Tanto Mai como Masaki se bajaron del lomo de Firamon y encararon al grupo sospechoso con una expresión firme.

- Te dije que había algo raro con esos humanos - Comentó uno de los Gizamon con un tono ácido, fulminando con la mirada a los recién llegados - Demasiado evidentes.

- ¡¿Por qué demonios nos siguen?! - Bramó Monodramon, colocándose al frente del grupo. Firamon emitió un gruñido de molestia, mientras que Masaki aprovechaba de volver a materializar a su compañero, tratando de mantener el semblante relajado, pero sin bajar la guardia en ningún momento. La tensión empezaba a hacerse palpable entre ambos bandos, en especial el de los Childs, que no querían tener que enfrentarse a Firamon si podían evitarlo.

- Nos habían informado de un grupo de actitud sospechosa en la ciudad - Explicó Mai tajante - Cómo si estuviera haciendo un reconocimiento de la zona.

- Somos turistas - Dijo rápidamente Candmon - Es la primera vez que venimos a la ciudad y estábamos conociéndola.

Los otros tres Digimon no tardaron en apoyar la explicación de su compañero, asintiendo rápidamente. El dúo de Tamers se mantuvo en su posición, no muy convencidos de las palabras del Digimon vela. Aquella conducta no era turistear, ellos lo habían confirmado.

- No nos creemos esa historia tan fácil - Dijo Agumon con seriedad, haciendo que ambos Gizamon lo fulminaran con la mirada. Monodramon gruñó, mostrando uno de sus dientes frontales al reptil en un gesto amenazante.

- Lo que estemos haciendo no es de su incumbencia - Escupió el segundo de los Digimon anfibios - Ya nos fuimos de su ciudad, váyanse.

- No hasta que nos digan que estaban haciendo - Indicó Mai. Uno de los Digimon soltó una expresión malsonante dirigida a la chica, la cual solo logro endurecer el gesto de Masaki y Firamon casi al instante. El león soltó un rugido amenazador, el cuál hizo que el peliverde cayera en cuenta de algo. Estaban perdiendo tiempo, Firamon ya llevaba unos diez minutos evolucionado y no habían resuelto nada. Sí seguían así, el Digimon perdería su energía y quedaría relativamente vulnerable en un enfrentamiento.

- Si no van a decir nada, entonces tendrán que acompañarnos a donde la policía - Informó Masaki, chasqueando sus dedos para hacer emanar su Digisoul.

Los cuatros sospechoso se tensaron ante la amenaza y rompieron su formación, con Monodramon cargando contra Masaki, Candmon preparando un ataque y ambos Gizamon dispersándose para huir del lugar. Agumon interceptó al dinosaurio enfrentando sus garras contra el Beat Knuckle de su adversario, mientras que Firamon se abalanzó sobre la vela para inmovilizarlo. Una vez logrado, el león se lanzó en persecución de ambos anfibios, mientras el peliverde cargaba la Digisoul en su iC

- Digisoul Charge - Exclamó, mientras Agumon se separaba de Monodramon y empezaba a brillar. Mai tampoco perdió tiempo, sacando una carta de su cinturón y pasándola por la ranura de su propio dispositivo.

- Card Slash... ¡High Speed Plug-in H!

Gracias al efecto, Firamon aceleró velozmente por la pradera, apresando de un zarpazo al primer Gizamon, que soltó un quejido de dolor al sentir la garra llameante de su oponente en su lomo. El león no se detuvo ahí, emprendiendo la carrera en dirección al otro anfibio y atacándolo de una manera similar para terminar su parte de la labor. GeoGreymon, por su parte, había acabado ya su evolución, y se dedicaba en ese momento a atrapar a Monodramon con su enorme mano. El dragón se removió en un intento de zafarse, amenazando con morder uno de los dedos del dinosaurio, sin embargo éste le dirigió una mirada fulminante, mientras que ligeras ascuas salían de las comisuras de su boca en un gesto que decía "inténtalo y verás".

- ¡Lo admitimos! - Gritó el dinosaurio atrapado en la mano del Adult - Nos contrataron para vigilar la zona porque nuestro jefe quería robar una de las tiendas. Quería saber que tan fácil sería escapar, considerando a los Tamers que transitan por ahí - Continuó retorciéndose un poco, mientras su voz parecía implorar que lo dejaran libre - Sólo fue por el dinero, ¡lo juramos!

Firamon regresó al encuentro con su Tamer cargando a ambos Gizamon inconscientes en su lomo, siendo recibido por ésta con una caricia. GeoGreymon se acercó al derribado Candmon, tomándolo con su mano libre para después dirigirse a su propio compañero.

- ¿Qué hacemos con ellos? - Preguntó.

Masaki observó a los cuatro Digimon, detallando la expresión de pánico de Monodramon, el aturdido Candmon y ambos Gizamon fuera de combate. Tal vez había sido el calor del momento, pero usar a dos Adults para enfrentarse a unos Childs había sido un poco cruel. Su rostro en ese momento debió haber delatado su pensamiento, puesto que la chica reprimió una risilla antes de sonreírle abiertamente.

- Pues no es lo que nos pidieron originalmente... - Comenzó la pelirroja - Pero como confirmamos lo que hacían, sería mejor llevarlos a la comisaría a que declaren. Ellos sabrán que hacer.

- ¡No me lleven con los humanos, ya lo admitimos, déjenos en paz! - Pidió Monodramon, recibiendo un ligero y "amistoso" apretón de parte de GeoGreymon en señal de que se calmara. Masaki suspiró, mostrando su acuerdo con el plan de su compañera. Ellos ya habían hecho su parte, lo mejor sería dejarles a las autoridades lo demás.

- ¿Vamos entonces? - Reafirmó la pelirroja, antes de emprender la marcha con Firamon a su lado. Si se apresuraban, podrían llegar a su destino antes de perder las evoluciones, lo que les facilitaría el traslado. El peliverde también empezó la caminata, tratando de pensar en cómo explicar a sus "clientes" lo ocurrido.



por la hora me abstengo de los colores y eso Blair Blair W Kon-El , Quest terminada
 

Wally West

Defender of metahumans
Registrado
15 Mar 2009
Mensajes
3,617
Offline
Narración: cero problemas ninguno de los dos, todo correcto en cuanto a ortografía, puntuación y acentuación. Tampoco quejas en cuanto a vuestra forma de escribir, se hace agradable la lectura. [25/25]

Realismo: más de lo mismo, habéis mantenido un realismo constante, tanto en la actuación de vuestros personajes como con los que perseguíais durante el espionaje o el combate. [25/25]

Desarrollo: tampoco ninguna queja, tal vez lo único que ha quedado todo el combate muy arremolinado al final. Creo que con un reparto de 2 espiar - 2 combatir hubiese quedado algo más ligero, pero en general no hay quejas. [24/25]

Interpretación: sin quejas tampoco para ninguno de los dos, como al final solo Masa ha usado directamente a los espias no ha habido posibilidad de errores XD [25/25]

Puntuación: 99/100
Paga: 150 Bits
Puntos de EVO: +1 cada uno
Fama: +1 cada uno

Blair Blair, Masaru Masaru autopagaos XD​
 
Última edición:
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie