Oneshot Cuando conocí a mi Digimon.

Registrado
5 Jul 2008
Mensajes
719
Calificación de reacciones
18
Puntos
0
Como conocí a mi Digimon.


_ ¡Hola! Soy Coke, obviamente no es mi nombre real, y a pesar que ya saben cuál es, no lo diré, no diré que Coke es el diminutivo de Jorge, no, claro que no…

Siempre fui de pocos amigos. Estoy en un tiempo en donde mi entorno de seres humanos no ha madurado aun, siendo víctima del Bullying y de la agresión verbal por parte de mis compañeros de clase, solo por tener un defecto en mi boca.

Nunca fui tomado en cuenta por nadie, hasta el día en que conocí a la criatura más hermosa y especial que mi existencia haya podido encontrar.


Me encanta Digimon, tengo a mis criaturas favoritas, pero para comenzar ¿qué es un digimon? Bueno, según yo, son criaturas que viven en un ciberespacio, podría decir un mundo paralelo en el internet, seres que al igual que un tamagotchi, crecen dependiendo de cómo los cuides, solo que en Tamagotchi no pelean, y los Digimon, por su naturaleza, suelen combatir, como otros que viven de forma pacífica.

¿Por qué menciono a los Digimon? Porque esta historia trata de al menos, uno de ellos. Curiosamente a uno que no me agradaba para nada en la serie.

Todo comenzó en una noche de un día de semana, cuando ya me iba a dormir, entonces mientras trataba de quedarme dormido, me asusté al sentir golpes en la ventana de mi cuarto, ya que habían pasado cosas paranormales en casa y ya pensaba en que los fantasmas andaban molestándome. Me acerqué a la ventana y vi una cara media blanca, como estaba oscuro, no se podía ver bien (aparte las ventanas estaban con algo de polvo, por lo que menos podía ver) Pero allí estaba, golpeando la ventana nuevamente mientras colgaba del segundo piso que es donde estaba yo. Creía que podría ser un Ladrón, que intentaba entrar por la ventana, pero entonces que de ser así, no estaría golpeando el vidrio. La Curiosidad me la ganó y por ende, decidí a abrirle para ver quién era, con una sorpresa mayúscula.


¡Era GATOMON! Un digimon en la ventana de mi cuarto.

Gatomon: ¡Hola! ¿Me dejas pasar? Hace mucho frío aquí… -Con mirada triste -.

Me dio rabia verla, porque odiaba mucho a Gatomon. Me enfermaba saber que Gatomon era un digimon para niñas. Mi favorito es Veemon, me gustó cuando le mostró su lealtad y compañía cuando Davis se encontraba triste. Eso simplemente me conmovió y ver culparse a sí mismo (Davis) Simplemente fue Asombroso, pero volviendo a la historia en sí… ¿UN DIGIMON EN CASA?

-Coke: ¡Claro! Pasa… -Con algo de nervios-.

-Gatomon: Algo en mi me decía que debía venir para acá… He llegado a este lugar sin saber el cómo ni el porqué.

-Coke: ¡Eres un Digimon, tu nombre es Gatomon, perteneces al Digimundo!

-Gatomon: Así es… ¡Wow, sí que me conoces! Creo que mi corazonada de venir a este lugar me ayudó bastante. ¿Cómo te llamas?

-Coke: ¿Mi nombre? Es Jorge, pero llámame Coke…

-Gatomon: Está calientito este lugar, afuera hace mucho frío –Dice mientras mira por la ventana-.

-Coke: No me agradas, Digimon. Tengo miedo a que hagas alguna cosa loca como… querer destruir este planeta.

-Gatomon: ¿Crees que he venido a este lugar a matar y a destruir? Ni siquiera sé en donde estoy…

-Coke: Oh… Esto no es normal. Aún no puedo creer que un Digimon este en mi casa ¿Estaré soñando?

-Gatomon: Hagamos la prueba… -Se acerca a Coke y le da un pinchazo en la pierna derecha con su garra-.

-Coke: ¡Auch! ¡Eso me dolió!

-Gatomon: Tal parece que estás despierto –Dice mientras se ríe-.

-Coke: Oh Dios…

-Gatomon: ¿Eh? –Dice extrañada-.


Un Digimon en mi casa, aún no podía asimilar lo que estaba viviendo. Independiente que fuera un Digimon que no me gustaba… seguía siendo un Digimon.


-Coke: No, nada. Bienvenido a mi cuarto.

-Gatomon: ¿Es este tu cuarto?

-Coke: Sip, acá es donde duermo y tengo mis juguetes y… mis cosas.

-Gatomon: ¿Juguetes? ¿Puedo verlos?

-Coke: ¡Sí! Mis juegos y juguetes están en este baúl. –Indicándole donde se encuentra-.


El pequeño monstruo vio el Baúl, pero se decepcionó al ver que no tenía muchas cosas.

-Gatomon: Veo que no posees muchos juguetes… De donde vengo, hay un lugar donde hay miles de ellos. Te volverías loco jugando con ellos.

-Coke: Ya lo puedo imaginar.


Gatomon encuentra un extraño cartucho grande y gris, empieza a inspeccionarlo, se le hacía muy raro.

-Gatomon: ¿Qué es esto? –Mostrando el cartucho-.

-Coke: Es un cartucho de juego de video, el “Súper Mario” y lo triste es que es tan viejo que apenas si funciona.

-Gatomon: Podemos intentar verlo, puede que funcione.

-Coke: Lo dudo, pero intentémoslo.

-Gatomon: ¡Súper!

-Coke: ¡Jajaja! Solo que no con mucho volumen o despertaremos a mi familia… y me retarán.


Inserté el cartucho, pero como me lo esperaba, no funcionó.

-Coke: ¿Lo ves? Creo que los añitos de este juego le pasó la cuenta.

-Gatomon: ¡No te rindas! Debe tener alguna maña esta cosa…

Gatomon sacó el cartucho, le dio su par de golpes, lo insertó y lo meneó de un lado a otro. Me pidió que lo prendiese y ocurrió un milagro… ¡El juego había funcionado!


-Coke: ¡Excelente! Ahora podremos jugar.

-Gatomon: Okey, pero deberás enseñarme cómo usar esta cosa.

-Coke: Los controles son muy fáciles. Ya te diré como…

Le enseñé a Gatomon a como jugar al Súper Mario. Fue divertido ver como intentaba pasar el 1-1, morir con el primer Woomba, saltar del suelo a reacción de hacer saltar a Mario. Que presione el botón más fuerte creyendo que correrá aún más rápido.


Pasó un buen rato de juegos, finalmente, no logró pasar más 2-1.

Ya era demasiado tarde, pero no tenía ganas de dormir, o sea ¿quién no querría dormir cuando tienes a un digimon a tu lado? Yo al menos no. Solo quería seguir jugando y conversando. Gatomon estaba muy feliz porque, tal parece que nunca había conocido a un Humano como yo, que al menos la tratara bien.


-Gatomon: ¿Y qué es lo que haces durante el día?

-Coke: Cosas que los digimon no hacen, ir a la escuela a aprender cosas, como leer, sumar y restar, historias antiguas de donde vivimos, y a como sobrellevar los problemas típicos de Bullying cuando se tienen defectos como el mío.

-Gatomon: ¿Sobrellevar? ¿Bullying? ¿Defectos?

-Coke: Si, como ya te habrás dado cuenta, No puedo hablar bien, por culpa de una malformación que tuve al nacer…

-Gatomon: No sé, yo al menos puedo entenderte perfectamente, amigo. Incluso aliviada me siento al saber que hablamos en el mismo lenguaje.

-Coke: ¿De verdad? –Con un tono asombrado-.

-Gatomon: Claro que sí. ¿Y qué es eso del Bullying? ¿Da muchos problemas como dices?

-Coke: Si… Desde Insultos hasta Golpes, por no ser igual que ellos. Desearía que estuviesen en mi lugar para que sientan lo que yo debo soportar.

-Gatomon: Bueno, son niños malos. En el Digimundo también los hay. Pero a igual que tú, solo nos queda sobrellevarlo. ¡Animo, que saldremos adelante y nos ayudaremos mutuamente! Desde ahora, seré tu amiga.

-Coke: Eres súper sabia. Se nota que me falta mucho por aprender.

-Gatomon: Aprenderás más con el pasar del tiempo, ganando experiencia. No te desanimes. Estoy feliz porque me has recibido en tu casa. Te prometo ser tu mejor amiga y ayudarte en todo. Es lo mínimo que puedo hacer por haber confiado en mí.

-Coke: ¡Muchas gracias, de verdad!

-Gatomon sonríe-

-Coke: Debo serte sincero, En un comienzo tuve miedo… Creía que eras un Ladrón o algo así. Aparte, tú como digimon, te odiaba. Siempre te creí como el típico Digimon para las Niñas.

-Gatomon: No sé mucho sobre los géneros. En esta etapa de mi evolución, No sabría decirte si soy un macho o hembra, a no ser que Digievolucione, que ya se nota que soy una hembra… o mujer… ¿Podría decir que soy una hembra?

-Coke: Pues es notable.

-Gatomon: Puede que tengas razón, pero no hay impedimento para no ser amigos ¿verdad? ¿Podemos ser buenos amigos?

-Coke: ¡Claro que sí! Ya puedo imaginar las aventuras que podremos tener juntos, que nos espera a la vuelta de la esquina.

-Gatomon: ¿Esquina? Tenemos todos los lugares a donde podemos ir. Te lo demostraré, y a ver si cambias de opinión acerca de mí.

-Coke: Ya lo hiciste, Gatomon. –Le dije mientras le sonreía de oreja a oreja-.

-Gatomon: Que sonrisa más linda tienes. Me gusta verte así de contento. ¡Quiero conocerte más! ¿Puedo hacerte preguntas?

-Coke: Solo si también me permites preguntarte…

-Gatomon: ¡Hecho! ¿Qué es lo que haces actualmente?

-Coke: Ir a clases. Ahora es mi turno. ¿Has peleado en el Digimundo?

-Gatomon: No, nunca. Mi turno… ¿Qué es lo que más te gusta hacer?

-Coke: Dibujar comics, aunque dibujo bien mal. –Mientras me río-. ¿Haz Digievolucionado?

-Gatomon: Si. Practicándolo y de alguna forma lo he logrado. Con un pensamiento que tengo muy fuerte… -Diciéndolo muy avergonzada y sonrojada-.

-Coke: Oh… ¿Se puede saber?

-Gatomon: ¡No seas tramposo! Es mi turno de preguntar.

-Coke: ¡Auch! Perdón.

-Gatomon: ¿Cuál es tu mayor sueño?

-Coke: Creo que ya se me cumplió, de tener a un Digimon como amigo.

-Gatomon: ¡Ayyy! Para mí también fue un sueño cumplido… si supieras.

-Coke: Que suerte tenemos.

-Gatomon: Creo que no fue la suerte quien nos ha unido. Fue nuestro gran deseo de poder encontrarnos, que finalmente se dio.

-Coke: ¡Vaya, que profunda! Eres increíble.

-Gatomon se ríe-.

-Coke: Es mi turno de preguntarte… ¿A qué le tienes miedo?

-Gatomon: ¿A qué le temo? Tengo miedo de las arañas, son horribles en el digimundo. Arukenimon por ejemplo. Otra cosa a que le tengo miedo, es estar sola en la oscuridad, porque siento que me observan y puede que solo sea mi imaginación. ¿Y a qué le temes tú?

-Coke: Le temo a mi Padre, es una persona que explota en rabia y causa mucho daño… no nos trata muy bien que digamos…

-Gatomon: ¿Padre?

-Coke: Si, es una persona mayor que yo, me trajo a este mundo con mi madre. Se supone que nos debe de querer pero, han ocurrido cosas muy malas últimamente. Quisiera no hablar de eso.

-Gatomon: Okey… -Con mirada de preocupación-.

-Coke: Otra cosa a que le tengo miedo, son a los cohetes espaciales y a los aviones. Les tengo miedo a las alturas, a que se caigan y ocurra un accidente. Las montañas rusas, esas cosas no tiene sentido. ¿Qué se gana con subirse a esas cosas? Podrías terminar con un trauma o algo así… Como yo, que casi creía que iríamos al espacio exterior cuando fuimos a un parque hace unos cuantos años atrás, y nos subimos a un cohete. Después descubrí que el cohete era falso y había una TV gigante dentro dando un programa de TV llamado “Sábado gigante”… Y también les temo a las arañas.

-Gatomon: Ni idea de lo que sea una “Montaña Rusa” pero si dices que no tiene sentido esas cosas, entonces deberé creerte.

-Coke: Si, será lo mejor.

-Gatomon: ¿Pero el de temerle a las alturas? Podría ayudarte a superar ese miedo. Solo si tú quieres. Te diría que lo intentaras. Como vendrás conmigo, no te pasará nada. –Diciéndolo mientras expresa un rostro de extrema emoción-.

-Coke: No sé… Me da susto… Aparte no sé si podré salir de casa.

-Gatomon: Oh, ya veo… Está bien…


Lo pensé por un rato y bueno…

-Coke: Bien… Quiero intentarlo. ¿Cómo lo haremos?

-Gatomon: ¡Eso quería oír! No temas.



Gatomon salió por la misma ventana y saltó hacia el suelo y pude apreciar algo espectacular… Digievolucionó de Gatomon a Angewomon frente a mis ojos. Era más grande que un humano normal. Estimo que sobre los 2 metros y medio.


-Angewomon: De esta forma puedo volar, pero estarás incómodo. ¡Observa! De seguro quedarás impresionado.


Cuando creía que ya no vería algo más asombroso de lo que vi en ese momento, entonces ocurre otra Digievolución. Angewomon Digievolucionó a Magnadramon (o también conocido como Holydramon) ¡Era enorme! La luz pública para iluminar las calles no me permitía ver el color de su pelaje, pero tenía un tono rosado bien claro, como blanco y crema, entonces, con sus alas que posee, se elevó hacia mi ventana, con una voz distinta, como de mujer pero bien gruesa, algo grave, me dijo que le montase. Me invadió el miedo…


-Holydramon: ¡Vamos, Coke!

-Coke: Me da mucho miedo… -dije con voz temblorosa-.

-Holydramon: No temas. Prometo ir con cuidado y te cuidaré. No te pasará nada.


Estaba temblando de miedo, pero me atreví igualmente. Cogí unas Gafas de Piloto que tenía para… jugar a ser piloto. Me los puse y caminé hacia la ventana y con cuidado de no caerme desde el segundo piso, me monté en Holydramon.


-Holydramon: ¿Qué es eso que llevas puesto?

-Coke: Son gafas de piloto, sirve para no dañarme los ojos ante el viento.

-Holydramon: Ya veo, que buena. Probablemente también necesitaría uno. ¿No tienes una para mí?

-Coke: Lo siento, no tengo nada aparte de este y si lo tuviese, no te serviría porque… sería muy chico para tu cabezota –Me río al decirle-.

-Holydramon: Oh, está bien. No es que lo necesite tampoco. Ahora agárrate bien, porque nos vamos a dar un paseo.

-Coke: ¡Ok, pero que sea lento! Sigo nervioso.

-Holydramon: ¡Okey, solo afírmate bien!

El Digimon era enorme para mí, sentado sobre su lomo y también lo suave que era, como un gran peluche. Lo acaricié, lo admito, pero apostaría a que si tuviesen la oportunidad de hacerlo, también lo harían.

No me había dado cuenta que ya estábamos en lo alto del cielo nocturno. Por un momento me preocupe de que si alguien nos viera, aparte el aire estaba muy frío. Pero luego de ver todo desde lo alto, simplemente se me olvidó todo eso. Ver desde arriba mi casa, la pequeñísima población de donde vivo, mi comuna de Talcahuano, descender hasta llegar a volar a ras del mar, fue muy increíble. Volar de esa forma supera cualquier cosa en el mundo para mí.


-Holydramon: ¿Qué tal el paseo?

-Coke: Es increíble, Holydramon, ¡ES IN-CRE-I-BLE!

-Holydramon: Me alegra mucho que te gustase. ¿No sentiste más temor?

-Coke: Nunca me sentí tan seguro de hacer esto.

-Holydramon: Que bien. Me siento feliz por oír eso. Ahora debemos volver a tu casa.

-Coke: Sera lo mejor, antes que se den cuenta que no estoy en cama.


Y así fue como volamos juntos por el cielo de la noche. Finalmente volvimos a casa, entré por la ventana que dejé junta, Holydramon regresó a su forma como Salamon en esta ocasión, estaba muy cansada y no podía regresar a como Gatomon hasta recobrarse por unos minutos. No podía saltar desde allá abajo, por lo que tuve que bajar a abrir la puerta y llevarlo a mi cuarto.


-Salamon: ¡Gracias! Tu casa se ve grande.

-Coke: No hables muy fuerte, que nos van a descubrir –casi susurrando-.

-Salamon: Perdón… Ya podré regresar a mi forma habitual, me basta con comer algo.

-Coke: Te traeré comida, pero debes quedarte en el cuarto ¿Vale?

-Salamon: ¡Okey!


Procedí a dejarlo en mi cuarto y bajé a la cocina. Tomé un poco de arroz que tenían guardado, con un jamón sándwich para que no estuviese tan… vacío, no tenía nada más para dar. Entonces volví a mi cuarto y le di de comer a Salamon, por lo cual se lo devoró muy rápido que el plato llegó a moverse por toda la habitación. Enseguida, Pudo digievolucionar a Gatomon nuevamente.


-Gatomon: He recuperado algo de energía.

-Coke: Que bien. Te quería dar las gracias por todo, Gatomon, ¡Fue muy emocionante!

-Gatomon: También disfruté el paseo y acompañado de mi nuevo amigo. –Me decía mientras sonreía-.

-Coke: -Le sonreí-. Vámonos a dormir, que ya es muy tarde. Dormirás a mis pies de mi cama.


Estábamos a punto de irnos a dormir, pero alguien entra a mi cuarto… Era mi padre, quien pudo ver a mi nuevo digi amigo. Obviamente se asustó y salió corriendo del lugar dando unos gritos raros.


-Coke: ¡Oh No! ¡Debes irte!

-Gatomon: ¿Porqué?

-Coke: ¡Porque volverá y se pondrá loco! ¡Te querrá lastimar!

-Gatomon: ¡Pero no puedo abandonarte, no quiero!

-Coke: ¡Hazme caso, antes que sea muy tarde!

-Gatomon: Pe… pero…


Fui a abrirle la ventana para que pudiese escapar, pero mi padre ya había vuelto y con su mini pistola. ¡Quería matar a mi nuevo amigo! Entre balas que disparaba, Gatomon los esquivaba, solo debía saltar por la ventana pero estaba confusa por el lugar. Mi padre la arrinconó.


-Coke: ¡No le hagas nada! ¡Es buena! ¡No hará nada! ¡DEJALA QUE SE VAYA!

-Padre: ¡No hables! ¡Es un monstruo! ¡Hay que matarlo!

-Coke: ¡¡No!!


El loco de mi padre le disparó, pero Gatomon pudo escapar de aquello. No podía permitir que la lastimara, así que me crucé ante mi padre para evitar que la disparen, haciendo que no se moviese mucho. El resto de la familia se despertó gracias al tremendo lío que ocurrió.

-Coke: ¡La ventana!


Gatomon saltó hacia la ventana, mi padre le disparó, y le hubiese dado si no fuera porque me crucé en su mira. Fue mi culpa de haber recibido el balazo, pero mi nueva amiga no podía dejar que la dañaran.


-Gatomon: ¡Coke! –Horrorizada-.

-Madre: ¡Pero eres un enfermo, Mira lo que hiciste, imbécil!

-Padre: Yo… solo quería defenderlo del monstruo…

-Madre: ¡Cuál monstruo! ¡Acá el único monstruo eres tú! ¡Cómo se te ocurre, que mierda tienes en la cabeza! ¡Ricardo, el celular tráemelo para llamar a la ambulancia RÁPIDO!

-Gatomon: ¡Qué cavernícola eres, humano! ¡Mira lo que hiciste! –Le decía a mi Padre-.

-Padre: ¡Puedes…!

-Coke: Debes irte… aléjate de mí o te harán daño…

-Gatomon: ¡No quiero! ¡Déjame acompañarte!

-Coke: ¿Qué acaso no entiendes? Te lastimarán… No puedes dejar que eso ocurra.

-Gatomon: No debiste hacer eso, Coke… ¿Por qué lo hiciste?

-Coke: Porque eres mi único amigo que he tenido en mi vida… y puedo ver que eres muy especial… No puedo perderte… prefiero morir antes que perderte.

-Gatomon: ¡No digas eso! Solo resiste por favor.

-Coke: Lo haré… solo vete ya… Mantén distancia…


Gatomon me da un abrazo mientras lloraba, no pude evitar sentirme apenado también. El digimon me soltó finalmente y con cuidado se retiró por la ventana. Ya cuando ella se fue, mis padres y hermanos se me acercaron. No quería verlos, me molestaba tenerlos cerca, me sentía encerrado entre ellos.


-Madre: Ya viene la ambulancia… No querrás delatar a tu padre, por favor.


No quería nada con ellos, miré hacia la ventana y estaba Gatomon viéndome casi escondida en la orilla de la ventana por fuera. Cerré mis ojos y me dormí, pero con un sentimiento de felicidad por haber conocido a mi Digimon, aunque haya sido por esa noche.

 
Última edición por un moderador:

Registrado
25 Ago 2015
Mensajes
81
Calificación de reacciones
41
Puntos
0
Muy buena historia xd :3
 

Registrado
28 Jul 2017
Mensajes
12
Calificación de reacciones
3
Puntos
0
Edad
17
Me encanto muy buen trabajo

PD:Me hiciste llorar T.T

Enviado desde mi Energy X 2 mediante Tapatalk
 

Jandie

Nagini
Registrado
12 Jul 2017
Mensajes
2,810
Calificación de reacciones
1,374
Puntos
950
Me encantó especialmente porque tambien espero mi Digimon XD
Pero fuera de ello fue este shot que me llamó la atención

Saludos
 

Registrado
13 Sep 2007
Mensajes
1,365
Calificación de reacciones
349
Puntos
900
fue un gusto leer tu creacion, le seguiras?
por cierto, mejor que muchas historias canon, no me aburrio para nada y escogiste un buen digimon, en canon no hay casos que chicos tengan digimon que parescan ser para niñas.

me gusto tanto gatomon que podria buscar mas fanfic sobre ella...ojala pueda encontrarlos...o sino le sugerire al moderador a organizar el foro por digimon...
se puede decir que lo "siguio" de cierta manera, escribimos varios colectivos e incluyo en ellos al mismo pj con su digimon por asi decirlo pero ya pasaron varios años de eso, ni se si sigue entrando al foro coke xD
 

Comentarios por Facebook