Colección [D] Ghost Type

Registrado
4 Feb 2009
Mensajes
1,684
Offline
Capítulo trece - Frost
Nuevamente, has terminado seriamente lastimada despuésstimada despu terminado seriamente de haber mantenido una pelea casi a muerte con tu eterno rival. Casi destruyen la aldea vecina, debido a la potencia de sus ataques y a la fuerza que tienen, pero has intentado lastimar a cuantas menos personas te sea posible; de hecho, estas segura de que aparte de unos cuantos sustos y raspaduras en las rodillas de los niños, todos están perfectamente bien. No te sentirías con ánimos de continuar si fuese lo contrario.
Avanzas lentamente hasta tu hogar. Una pequeña cueva cubierta de nieve en la sima de la montaña, o casi la sima. Tus heridas te incomodan un poco pero no es algo a lo que no estés acostumbrada. Tampoco es algo que te haga quejarte como esos quejidos que suenan a lo lejos… espera. ¿Quejidos? Te giras para ver si hay algo detrás de ti pero no ves nada. Es imposible que sea tu rival mal herido porque el vive en el extremo contrario de la montaña. Retrocedes a tus pasos buscando la fuente de esos gritos dolorosos y gemidos angustiados.
Finalmente a lo lejos, observas una figura tambaleante. Una persona. Vas corriendo casi a su auxilio, sosteniéndole a tiempo entre tus brazos antes de que el pobre se desplomara. Parece un adolescente mal herido, pero sus heridas son diferentes a las tuyas. Parecen hechas más por alguna caída o accidente que por alguna batalla extremadamente agresiva y cruel. Su ropa esta algo gastada y se ve delgado, por lo que decides llevarlo, arrastrando un poco, hasta tu hogar, esperando que ahí se mejore lo suficiente como para poder proseguir con su camino, sea cual sea.
Finalmente, y después de un largo rato, logras colocar al joven ahora inconsciente sobre el suelo algo menos congelado de la cueva que habitas, y lo cubres con unas cuantas pieles y telas que has encontrado de vez en cuando y has guardado por curiosidad y precaución. Preparas algo de comer, o beber, como sea, para alimentar al adolescente herido mientras este parece desvariar un poco pensando que es una doctora o su madre quien lo alimenta, lo cual solo te enternece más.
Pasadas casi 24 horas de cuidados intensivos para con el pobre chico que has decidido ayudar, este parece despertar poco a poco. Te ilusionas, esperando a ver como reaccionara o principalmente si estará en buen estado como para poder levantarse y caminar, sea a donde sea que se dirige. Tal vez le ayudes un poco y le acompañes a donde desee ir. Estas segura de haber visto en la aldea cercana a varios jóvenes con pokemón como acompañantes, a veces encerrados en pequeñas esferas rojizas. Probablemente sea así contigo ahora, no tienes inconveniente alguno con ello. De hecho recuerdas que hace mucho tiempo una joven te propuso lo mismo pero rechazaste esa proposición por miedo de abandonar tu hogar.
El joven finalmente abre los ojos, y se endereza un poco por si mismo, apenas quedando sentado y con un aparente dolor de cabeza. Te acercas un poco a darle los buenos días, pero parece que… no le agradas. De repente al verte comienza a gritar y a dar manotazos en el aire intentando golpearte, hasta que finalmente te acierta un golpe cuando estabas confundida por sus acciones. Te grita que te alejes y que no te quiere cerca. No lo comprender. Pero comprendes que quiere lastimarte nuevamente cuando te ve con odio. No te queda de otra. Lo congelas con tu poder.
Te sientes mal, muy mal. No querías hacerle esto pero probablemente hubieras resultado seriamente herida si lo dejabas seguir, y se hubiese lastimado el también. Congelado como esta no puede herir a nadie, pero verlo te angustia y decides colocarlo fuera de tu hogar… estas segura de que ahora con esto las personas comenzaran a pensar mal de los Froslass como tú.


Muchas gracias por seguir leyendo.
 
Registrado
7 Oct 2009
Mensajes
1,104
Offline
No sabia que aun escribías pequeños relatos de los tipo Fantasma
Que bien! Ya avía lee ido asta el nueve pero luego dejaste de subirlos, en fin
Me encantan tus relatos y estoy ansioso por como puedan ser los de la séptima generación :D
 
Registrado
13 Oct 2011
Mensajes
51
Offline
Que buen capítulo. Me gustó mucho la naturaleza maternal de Froslass. De hecho, es un pokemon muy solidario y que ayuda a los viajeros, aunque cuando se enoja puede ser terrible. Me sorprende la diferencia de perspectiva que se le puede dar a un mismo hecho. La gente dice que las Froslass exponen a sus victimas congeladas, como si fuera para intimidar o para demostrar algo, cuando efectivamente puede ser el caso de no querer tener ese mal recuerdo dentro de su cueva.

Siempre he querido saber como se vería un Froslass real. Se supone que su vestido de hielo está vacío, de forma parecida a la de Shedinja. Un vestido de hielo con ojos dentro de la oscuridad. Tétrico.

Buen capítulo ;)
 
Registrado
4 Feb 2009
Mensajes
1,684
Offline
Capítulo catorce - Doppelganger
Esa era una noche hermosa para salir a pasear. Sin duda, esa enorme luna llena, tan grande y redonda cubriendo casi todo el cielo hacia de esa noche un espectáculo que era imposible de perderse. Pero no es tanto la belleza de ese gran astro en el cielo lo que más te sorprende o entusiasma, sino lo que gracias a tu blanca cómplice podrás lograr esa noche. Pero mientras espera a que la primera fase de tu plan se cumpla puedes esperar pacientemente admirando la imagen de la luna en el cielo, y a veces reflejada en el lago. Es una bonita forma de pasar el tiempo. Aunque a veces te sientes algo cursi por pensar cosas así, más por tu naturaleza.
Pasados unos minutos, escuchas unos cuantos pasos detrás de ti. Te volteas para poder ver como, en el caminito que se había formado en el bosque que habitas, cerca de aquella cueva que es tu hogar, pasaba un joven aventurero y desprevenido con una cámara fotográfica. Un fotógrafo sin dudas, que seguro pensaba plasmar permanentemente la hermosa imagen que había en el cielo esa noche. Bueno, eso era algo bastante bueno. No para él. Para ti.
Te acercas, silenciosamente, y te posas a sus pies. El no te nota en absoluto. Todo va perfecto, una oportunidad como esta no se puede menospreciar. El sigue caminando y tú le sigues el paso silenciosamente para no levantar sospecha alguna, sin poder evitar sonreír macabramente de vez en cuando, borrando la sonrisa casi de inmediato intentando controlar tus emociones. No sería bueno que te dejaras llevar de repente. Pero claro, en si no has dejado de sonreír en algún momento, solo escondes la sonrisa como el resto de tu cuerpo, para que así aquel joven fotógrafo no perciba en absoluto tu presencia.
Sigues siguiendo su paso, con cada pausa que el daba para fotografiar su entorno totalmente asombrado. Es una noche como ninguna dado al gran brillo natural en el cielo, así que entiendes un poco el porque de sus acciones, pero eso no evita que tu sigas con tu propio plan en pie. Ya cuando han avanzado un largo trecho, no puedes evitar soltar una carcajada por la emoción y alegría que te embargan. El parece asustar, volteando hacia todos lados, pero no logra dar contigo en algún momento, pero te das cuenta de que comienza a respirar aceleradamente y a sudar frío.
Comienza a reaccionar al hecho de que no sabe bien donde esta, así que astutamente comienza a ver las fotografías que ha tomado para poder saber como regresar al punto de partida. Pero de repente, y para tu sorpresa también, deja caer la cámara, totalmente aterrado. Observas la imagen en la pantalla algo resquebrajada por la caída: Una fotografía tuya, haciéndote pasar por su sombra. Supones que ya no tiene caso seguir escondiéndote.
Sales de tu escondite, que no es más que la sombra misma de aquel joven, y antes de que este pueda reaccionar tú logras ejecutar tu plan primero. Un hechizo como lo suelen llamar las personas es suficiente para que el muchacho frente a ti caiga inconsiente de espaldas. Sabes perfectamente que su corazón ha dejado de latir. Tu solo te limitas a sonreír de forma macabra y exagerada como siempre, sintiéndote más fuerte comparando a como te encontrabas desde hace días o semanas incluso. Pero es lo normal para ti.
Después de todo, los Gengar son expertos en robar energía. Así como la luna es el cómplice ideal.


Muchas gracias por sus comentarios, me hace realmente feliz ver como más personas se animan a comentar y dar su opinión. Continuaré actualizando seguidamente.
 
Registrado
13 Oct 2011
Mensajes
51
Offline
Fue un buen capítulo. No supe cual era el poke hasta más o menos la mitad del escrito, donde pude suponer que era un Gengar que se escondía en la sombra. El título daba pistas como siempre, pero no lo noté esta vez.

Fue entretenido. La naturaleza de los fantasmas de la primera generación es bastante simple. Les gusta divertirse y asustar a la gente. Son malvados en cierto sentido, disfrutando del terror ajeno. A mi opinión, siendo así no se le puede dar mucha más profundidad al relato, como si se le puede en otros casos, como lo fue con Shedinja y Froslass; pero fue un capítulo agradable de todos modos.

Espero la actualización ;)
 
Registrado
7 Oct 2009
Mensajes
1,104
Offline
Jejeje
Supe que era un Gengar al momento de leer que se escondía en la sobra... pero el titulo ya daba una clara pista
En especial si conoces las extrañas semejanzas entre un Gengar y un Clefairy
Me gusto el capitulo, aunque la muerte fue algo "espontanea" para mi gusto...
Continuare leyendo las actualizaciones :D
 
Registrado
4 Feb 2009
Mensajes
1,684
Offline
Capítulo quince - Sarcofagus
El faraón al que sirves, te ha encontrado un uso totalmente útil y tú no podrías estar más maravillado. Es bastante simple, simplemente tendrás que encargarte de algunas molestias para él, y a cambio serás bien recompensado y alimentado con tu gusto más costoso pero delicioso a la vez: pepitas de oro. Es un excelente negocio para ambos, y aunque no lo planees, es imposible negarse ya que es una orden directa del faraón.
Es una maravillosa época en la que vives, pese al calor sofocante que a ti en realidad no te afecta en absoluto. Cuando eras como tus pre-evoluciones solo ayudabas al faraón y a sus siervos en tareas simples de vez en cuando, o solo servías de compañía, pero ya que has alcanzado tal nivel ahora podrás hacer cosas mucho mejores y más deliciosas. Varios hombres te llevan cargando hacia una de las pirámides que han sido construidas hace tiempo, hasta una habitación empolvada pero a la vez majestuosa, que ahora será tu nuevo hogar.
No te molesta en absoluto, hay varios otros ahí, no a tu nivel, sino pre-evoluciones. Ellos son buena compañía y te harán sentir que no estas solo. En cierta forma es divertido. Y cada cierto tiempo mandarán a alguien a que te lleve tu costoso alimento personalmente para mantenerte contento y alimentado. Este nuevo trabajo es bastante satisfactorio en varias formas, y no es que hagas demasiado de todas formas, solo encargarte de unas cuantas molestias humanas que no son gran cosa para ti, aunque molesten bastante al faraón.
Ha pasado un tiempo desde que yaces ahí, y hasta ahora todo va perfecto. Eres alimentado continuamente, y estas bastante contento con la situación ya que muy pocas veces te aburres, y descansas bastante parte del día. Pero algo parece suceder ese día, algunos ruidos que no son comunes comienzan a escucharse. Murmullos y demás. Decides disimular, haciéndote pasar por un objeto más en aquella sala antigua. Varias personas llegan y comienzan a acercarse a ti, como si tú fueras lo que estaban buscando. Ahí comienza tu trabajo entonces. Permites que se acerquen y tomen confianza.
Algunos deciden marcharse, seguro a buscar si hay más como tú ahí, quedando solo dos o tres en la habitación, robando algunas cuantas cosas para después enfocarse en ti nuevamente. Uno de ellos, inocente y torpe, intenta abrirte.
Pero no es correcto. Merecen castigo, así lo ordenó el faraón. Lo atrapas entre tus brazos, o mejor dicho, extremidades, y lo encierras en tu interior. Usas aquello por lo que el faraón te apreciaba tanto como una trampa grandiosa, y lo momificas vivo por así decirlo. Los otros que venían con el intentan huir pero tú los atrapas y haces lo mismo otra vez. No tiene sentido que huyan realmente. Acaban en el suelo, envueltos en vendas, mientras en el resto de la pirámide se escuchan gritos. Seguramente tus acompañantes ya se han hecho cargo de ellos también.
No pasa mucho tiempo para que los sirvientes del rey vengan a llevarse a aquellos ladrones que ya hace bastante dejaron de respirar. Tu solo te limitas a comer felizmente más pepitas de oro.
Es porque… en realidad los Cofagrigus como tú no comen humanos, solo comen pepitas de oro. Los humanos son asquerosos y saben bastante feo.



Capítulo diesciseis - Jellyfish
Hace apenas unas horas viste pasar un buzo… te asustaste. Pese a tu naturaleza, eres bastante asustadizo y no entiendes muy bien la razón de ello. Tal vez porque siempre rondas por esas áreas tu solo uno llegaría a pensar que te has acostumbrado totalmente pero no es así. Eres ciertamente tímido de casi cualquier cosa y huyes de inmediato excepto en algunas ocasiones cuando tu fuente de alimento esta en juego. Como ese momento, justo el momento que estas viviendo ahora.
Lo que hace unos segundos era una sombra en la superficie ahora se ha vuelto una embarcación hundiéndose entre las aguas, justo delante de ti. Por unos momentos pasó por tu cabeza la idea de huir como normalmente haces, o de esconderte detrás de algún coral, arrecife, piedra o lo primero que encontrases en tu camino. Pero no lo hiciste, al principio dudaste de las razones pero finalmente entendiste porque. Tu instinto te decía que permanecieras ahí, quieto, mientras ese enorme barco se hundía lentamente, con las luces dentro apagándose violentamente, algunos vidrios quebrándose en pedazos por la presión, y algunas piezas se sumergían y otras se elevaban entre las aguas hasta llegar a la superficie. Contemplaste todo eso, completamente quieto, absorto y maravillado por completo.
Finalmente, la embarcación, ya pasado un rato, toco el suelo, o lo que parecía ser suelo en aquel lugar ya que no era más que un montón de arena mojada en lo profundo de las aguas. Algunos otros habitantes huyeron por el ruido, por el escandalo o por la intromisión de aquel enorme y esplendido transporte. Decidiste finalmente acercarte, mientras algunas lámparas dentro seguían parpadeando hasta finalmente apagarse. Te estremeciste por alguna razón cuando te acercaste más, entendiendo la razón cuando estabas a escasos centímetros de aquel cuerpo cubierto enteramente de metal. Una de las ventanas te permitió pasar dentro, ya que estaba completamente rota. Lo que viste dentro de una de las habitaciones fue lo que te permitió comprender todo aquello. Personas, muertas claramente, sin respiración alguna y flotando dentro de aquel lugar, completamente tiesas. Pero su fuerza vital seguía ahí. Sus almas… tu alimento.
Comenzaste a comer desesperado, ya que hacía tiempo no tenías alimento alguno. Toda esa energía te permitía continuar con vida, irónicamente, ya que provenía de personas cuya vida se había esfumado por razones que no te molestas en entender ya que no te interesan en lo más mínimo. Pero un ruido, apenas perceptible solo para tus sentidos destinados solo para ese ambiente te desconcentró. Por no decir que te asustó ¡Estas entre cadáveres alimentándote pero te asusta un ruido a tus espaldas! Cobarde es poco para describirte.
Te giras, violentamente, observando finalmente algo que jamás podrás olvidar en tu vida. Otro como tú. O más bien otra. Al parecer, llegó ahí por las mismas razones que tú y viviendo exactamente lo mismo, pero ella parece ser más aventurera ya que logró encontrarte a ti y no viceversa. Te sonrojaste, si es que eso se puede llamar sonrojo, y te acercaste a ella dejando por completo tu timidez de lado. La segunda razón por la que vives finalmente ha aparecido. Encontrar alguien a quien amar, tu alma gemela. Y ella igual se sonrojo. Que amor tan hermoso había nacido en un lugar tan lúgubre y fantasmal.
Pero es lo natural para ustedes. Viven alimentándose de vidas humanas de barcos hundidos y buscando a su verdadero amor, ese es su estilo de vida pero para ustedes es todo lo que importa. Después de todo, los Jellicent como ustedes no tienen más porque vivir, pero así esta perfecto. Viven para amar, ¿qué importa lo demás?



Capítulo diescisiete - Golem
Cada paso que das pierde el sentido para ti. Miles de pasos has dado, millones de caminos has cruzado, pero todavía no recuerdas porque, ni desde cuando, ni a donde te diriges. Lo único que haces es seguir avanzando. Y ha sido así desde hace tanto tiempo que ni siquiera recuerdas donde comenzaste. En tu mente esta el vago recuerdo de un antiguo lugar, hecho principalmente de barro igual que tu, donde algunos hombres te crearon como una vaga idea de una imagen similar a la de ellos. Obedecías sus ordenes fielmente, sin entender por que, y hacías lo que te ordenaran sin entender las razones que había detrás de ello o de tu propia creación. Tu vida nunca tuvo sentido.
De repente, a tu mente viene el recuerdo de como todo eso se había esfumado. Si te preguntasen hace cuanto fue, dirías que demasiado para poder estar seguro, si es que claro, pudieras hablar, escribir o comunicarte de forma alguna que no sea con torpes ruidos provenientes de una boca que ni siquiera posees realmente. Solo recuerdas que de pronto, estabas solo, entre ruinas, piedras, rocas, todo destrozado. Apenas unos más como tú seguían ahí, de pie, al igual que como te encontrabas en esos momentos. Lo único que pudieron hacer fue avanzar, cada quien por su lado, cada quien como pudiese, pero debían continuar. No saben la razón, tu tampoco. Solo sabes que no quedaba de otra.
Has recorrido caminos de barro, de tierra, de cemento, de madera, de hierba, de todo tipo de material. Has visto seres viviendo en todo tipo de lugares, pero curiosamente, ninguno como tu o similar de alguna u otra forma. Ellos respiraban, sangraban, hablaban, comían, vivían con todas las de la ley, por así decirlo. En cambio, tú eras ajeno a todo eso. No encajabas para nada, así que hasta hace poco, decidiste buscar un lugar donde pudieras encajar. Cuevas, caminos empedrados, cualquier lugar que te recordase lejanamente a donde fuiste creado con tecnología desconocida para la humanidad, tecnología que ni tu entiendes, pero te ha dado energía para continuar y seguir adelante por demasiado tiempo. Tanto que ya no recuerdas. O porque eres un idiota… o porque sencillamente no debes recordar, puede que sea mejor que no recuerdes nada.
Pero esta vez todo cambiaría, te topaste con una joven delante de ti. Una joven similar a aquellos que te crearon, pero su vestimenta era muy distinta, no habías visto nada igual. De hecho, no habías visto nada igual antes o a nadie realmente. Pensándolo, no habías visto a ningún ser humano en demasiado tiempo. Esa joven se te quedo observando unos momentos, antes de arrojarte una esfera, similar a aquellas que te rodeaban cuando fuiste creado, pero parecía más brillante, más metálica, de un material distinto y no hecha de barro o tierra. Fue lo último que viste, un rayo color rojo cubriéndote.
Abriste los ojos, o lo que se podía llamar ojos, en un edificio extraño que no reconocías en absoluto, completamente restaurado de salud. Aquella joven te saco de aquel lugar lleno de gente igual que ella, y contemplaste bajo una fuerte luz un lugar sumamente desconocido pero sumamente familiar. Como si el lugar donde naciste hubiese sido reconstruido de forma más perfecta, fina, elegante y no tan burda como eres tú. Diste un paso adelante, mientras ella te tomaba de la mano… nostalgia. Era regresar y a la vez avanzar, retroceder pero continuar… era demasiado. Y una lágrima se te escapo.
Pese a que seas un Golett tienes sentimientos, y haber vivido miles de años solo y de repente regresar a un lugar que puedas llamar hogar, realmente tocaba lo que dentro tuyo era un corazón.



Muchas gracias por seguir leyendo, decidí subir tres capítulos de golpe debido a mi atraso por actualizar y a mi increible impaciencia conmigo misma.
 
Registrado
13 Oct 2011
Mensajes
51
Offline
No lo había visto! xD

El del Cofagrigus fue un capítulo liviano. Sus "vidas" (están vivos los fantasmas?) parecían ser bastante simples, estando ahí haciendo de trampas para intrusos y comiendo oro. Joder, que gustos más esquisitos xD. Estubo entretenido para lo que había para contar, a pesar de ser un poco predecible.

El de Jellicent fue muy tierno xD. Es muy cierto que las medusas fantasmas no tienen nada de amenazador en su apariencia. El hecho de que ambos sexos sean tan diferentes es extraño, y supuse que tendría que ver con el relato de su especie. Pero a pesr de lo lindo que pueda llegar a ser, sigue teniendo su lado sombrío; el hecho de que se alimenta con las almas de los tripulantes de los barcos hundidos es bastante siniestro, y va bien con el hecho de ser un fantasma.

Sobre Golett, me encantó. Fue hermoso. El pobre golem vacío que lleva activo miles de años, rondando solo sin saber exactamente de donde viene ni a donde ir. La verdad es que es una existencia bastante horrible vivir así. En teoría los golem son máquinas sin sentimientos, pero eso no es aplicable de forma exacta a los pokemon. No lo se, me gustó mucho como el obre fantasma se sintió acompañado de nuevo, como si de alguna forma hubiera recuperado su antigua vida. Fue lindo :3
 
Registrado
4 Feb 2009
Mensajes
1,684
Offline
Capítulo diesciocho - Noir

Has escuchado un ruido. Error, un ruido ha llegad a ti. Porque no necesitas moverte para que algo llegue a ti, las cosas lo hacen por si solas, a favor de su voluntad o no. No necesitas moverte para que un ruido llegue a ti, lo hacen por si solos, todo es eventual. Igual que la muerte. La vida ya no significa para ti nada en absoluto y a la vez lo significa todo, porque es tu fuente de alimento y a la vez es tú la causa de tu deber. No tienes otra razón para vivir más que esa, cumplir fielmente tu deber, pero no te molesta en absoluto tener que hacerlo. Al contrario, así como es tu razón para vivir, es tu razón para continuar, porque te entretiene. Al igual que lo que ocurre en el momento en que tu deber es culminado. Tan interesante, tan aterrador, tan cruel, tan hermoso.
Aquel ruido provenía nada más y nada menos que de un joven desventurado en una cueva oscura y solitaria. Comunicándose con una simple radio portátil con al parecer otro joven que no se encontraba ahí a su lado. Lo ves avanzar, confundido, temblando, pero fingiendo valentía. Un cero que finge ser un uno. Tan gracioso y a la vez tan lamentable. Pero es divertido, interesante, ya que te servirá de entretenimiento, de alimento y a la vez para cumplir con tu deber.
Te acercas, cauteloso, fingiendo no ser un peligro, y a la vez no lo eres. No tú como tal, pero a la vez eres el mayor peligro del mundo, la peor amenaza conocida. El no nota tu presencia, totalmente inocente e ignorante, así que sigue avanzando totalmente solo, paso a paso, acercándose mientras tú sonríes igual que siempre haces, y a la vez con tu rostro totalmente serio como siempre lo mantienes. Todo y nada a la vez ¡Que contradicción!
Ambos avanzan, lentamente, hasta encontrarse. El suelta un grito, ahogándolo casi de inmediato, pensando que no eres una amenaza, tal vez porque se ha topado con seres parecidos a ti por lo que no te considera un peligro. Ese grito seguramente fue por la sorpresa misma del encuentro. Tiene razón, no eres un peligro. Y esta equivocado, eres un gran peligro. No eres una amenaza, porque no dices que vas a lastimarle. Solo harás lo que debes hacer y ya. Pero parece ser que no será tan sencillo como lo considerabas… y a la vez será sumamente fácil.
Lanza una esfera rojiza, de la cual con un rayo del mismo tono da a luz a un ser similar a ti pero completamente distinto. Lo ha mandado a pelear contigo, una simple batalla que para ti no significa nada, solo actuación. Y a la vez significa un gran paso para acercarte más a tu deber. Continúas con el acto, y después de unos momentos caes al piso, derrotado. Y victorioso. El lanza un grito de alegría, de felicidad, celebrando una victoria que realmente jamás fue. Se acerca a ti, alegremente, con una sonrisa, comunicándole a su amigo a través de esa radio portátil que carga su aparente triunfo.
Pero de repente su alegría se esfuma… igual que su vida. Ahora el que sonríe eres tú. Una verdadera sonrisa aflora en tu boca. La boca que usas para cumplir tu deber. Ser el guardián del mundo de los muertos, llevando a quienes consideres debido a ese lugar. No importa si sus pokemón quedan solos y desolados, morirán tarde o temprano con ese estilo de vida de todas formas. El cuerpo inerte cae al piso estrepitosamente, ya sin respirar por completo, sin un rastro de vida en su interior, ya que su vida y su existencia ya ha sido tomada por ti y por tu poder.
Ahora solo aguardaras a otra víctima. O tal vez debas llamarlo afortunado. Otro joven que logre entender porque deben temerte y alabarte a la vez, como el digno Dusknoir que eres.


No es que vea como requerimiento el tener un comentario para actualizar, pero sinceramente no me agrada el hecho de poner capítulo tras capítulo como si fuese una actualización constante en un mismo comentario hecho por mi. Así que me alegra ver tu comentario Ardilla, así puedo subir este capítulo. Para los demás lectores, espero les agrade.
 
Registrado
13 Oct 2011
Mensajes
51
Offline
Dusknoir es un pokemon bastante extraño. Tiene uno de los diseños más oscuros entre los fantasmas (y entre todos los pokes en general), junto con Banette y Spiritomb. El hecho de ser el guardián del mundo de los muertos le queda genial. Pero aún así, no es malvado, ni siquiera le gusta divertirse a costa de otros o en general asustar a la gente. Es totalmente serio y secuestra gente porque si ._.
Y después de eso se muestra protector con algunas personas. Quien lo entiende?
El aire de grandeza de Dusknoir es genial, mostrando cierta imponencia aun cuando es derrotado :/

Me gusta como eres capaz de mesclar tantas características en un relato tan corto, incluso la intercepción de las ondas de radio xD

Buen capítulo.
 
Registrado
4 Feb 2009
Mensajes
1,684
Offline
Capítulo diescinueve - Drift

¡Que hermoso día para volar es este! O eso te gustaría decir, ya que estas realmente adormilado y somnoliento, probablemente porque no duermes de forma adecuada la mayor parte del tiempo, y cuando quieres dormir, ya es demasiado tarde… o temprano, como sea. Este es realmente un hermoso día para volar ¿No quieres? Que pena, pero no te queda de otra. Tampoco es para que hagas un berrinche, así que o vuelvas o te quedas dormido quien sabe donde. Decides volar… porque donde pensabas dormir, ya ha sido ocupado por los que consideras tus hermanos menores. Iguales a ti ha como eras de joven… cuando fuiste abruptamente secuestrado por unos niños… agh, no quieres recordar eso. Ya fue un trauma muy grande que hacía que pusieras una cara aterradora a cada niño que te encontrabas de repente. Pero bueno, es otra historia.
Mientras sobrevolabas bajo viste a una pequeña niña llorando. Oh vamos, no vas a caer en eso… pero llora muy fuerte. Bueno, no es tu problema. Pero parece perdida. Oh bien, culpa de ella. Pero parece muy asustada. Oh es entendible, digo, según sabes ahí pokemón peligrosos por ahí, es un bosque oscuro y desolado. Bueno… ¡oh vamos! ¡Ya habías superado esto!
… Esta bien, tal vez te has vuelto más amable a como eras de joven o comparado a tus hermanitos. La edad te ha vuelto un ser gentil, y eso se comprueba con solo ver como llevas a esa pequeña niña entre tus brazos rojizos, volando por los aires de esa hermosa mañana, tarde, lo que sea, pero hay un sol brillante. Y ella no deja de sonreír y cantar canciones de pre-escolar, muy tiernas por cierto, sacándote una pequeña sonrisa. Te alegra un poco su voz infantil de pequeña mocosa, literalmente, ya que acaba de estornudar. Puede que sea porque entre más alto vueles, más frío hace, así que decides bajar un poco la altura. De todos modos debías hacerlo, ya que has encontrado una pequeña escuelita en el suelo, donde decides dejarla. Justamente esa es su escuela pre-escolar, que coincidencia ¿no crees?
La ves saltar alegremente, agradeciéndote por haberla llevado con cierta torpeza en su voz, pero el que te agradezca tan efusivamente te hace sonreír. Pero la sonrisa en tus labios se esfuma en cuanto escuchas la voz chillona y ruidosa de varios niños pequeños más acercarse, gritando alegremente que te han visto y que quieren jugar contigo ¡No caerás en eso de nuevo! Huyes lo más rápido que te es posible antes de que te alcancen y terminen peleando por ti con dulces de por medio. No, nada de eso otra vez, por favor.
Por unos momentos, te preguntas algo ¿Por qué ninguna corriente te ha arrastrado aún? Ya que es normalmente lo que te ocurre… terminar siendo arrastrado por alguna corriente de aire hacia un lugar desconocido. Tal vez no debiste preguntártelo… una fuerte corriente de aire de repente te arrastra contra tu voluntad, sin poder controlarte de forma alguna.
… Auch. Un edificio detuvo tu en verdad pésimo camino. Más bien, estrellarte contra un edificio detuvo ese rumbo totalmente desafortunado. Te deslizas un poco hacia abajo, hasta caer al suelo, adolorido. Alzas el rostro. Vaya, pero si es la torre de energía eólica abandonada donde vives con tus hermanitos… hermanitos que han estado durmiendo todo el día.
¿Sabes algo? Basta, es suficiente. Te largas a dormir, cansado de todo esto. Un Drifblim como tu esta hecho para volar de noche y con tu familia ¡Por favor!



Realmente me alegra saber que mis relatos son del gusto del público y en especial de aquellos que comentan, o "aquel" jeje. Muchas gracias por leer.
 
Registrado
7 Oct 2009
Mensajes
1,104
Offline
Jejeje el ultimo relato me dio gracia :3
Yo tuve un Drifblim y siempre me gustaba por su apariencia tan... divertida :D
Ademas, el relato de Golett me encanto de lo tierno que esta,
también tuve uno y este relato me izo quererlo mas...
 
Registrado
4 Feb 2009
Mensajes
1,684
Offline
Capítulo veinte - Chandelier
Los has visto entrar, pero ellos no te han visto a ti. Nunca entenderás la fascinación de los humanos al intentar repetidas veces poner en riesgo su vida o experimentar lo que es el miedo y el terror ¿Acaso la adrenalina corriendo por sus venas y recorriendo por completo sus cuerpos los estimula? No es importante para ti después de todo, lo único en lo que se centra tu atención es en ver a aquel grupo de jóvenes adolescentes, quienes apenas han comenzado a vivir realmente, adentrarse en aquella mansión abandonada donde habitas.
Aun recuerdas esos hermosos años de oro donde aquel lugar estaba completamente reluciente, con varios otros como tu habitando pacíficamente y siendo cuidados y alimentados por sus antiguos amos y dueños. Que hermosa época… hasta que ustedes mismos salieron de control y acabaron con todo aquello dejando el lugar por completo en ruinas. Ya no tiene caso seguir recordando sin sentido épocas que no volverán de ninguna forma. Ahora solo quedas tú y otros pocos que no tienen tu poder ni tu forma, apenas niños a comparación de ti.
Resuenan los pasos que aquellos jóvenes adolescentes dan, mientras sueltan una que otra pequeña risa de alegría, de temor nervioso y a la vez de fingida valentía. Tal vez sea momento de que comiences a actuar, así que decides mostrarte poco a poco ante ellos. Una de las féminas que venían con ellos suelta un ligero grito, reprimiéndolo, al ver que no eres una amenaza aparente. Una simple llama encendida en medio de la oscuridad. Uno de ellos advierte que puede que seas un engaño o un truco provocado normalmente por otro tipo de seres sobrenaturales. Sabia advertencia… la cual es completamente ignorada por uno de aquellos cuatro jóvenes.
El ríe, aclamando falsa valentía, acercándose a ti. Alza su diestra, intentando tomarte, viéndote como un simple objeto que les iluminara el sendero de ahora en adelante. Te quedas quieto, intentando que los demás tomen confianza. Se tranquilizan y sueltan suspiros, después de haberse mantenido algo tensos. Contigo continúan su camino por la mansión, recorriendo cada pasillo… o eso era lo que tenían en mente. Ellos. No tú.
Una vez entran en una habitación algo más amueblada, ya que la destrucción de épocas pasadas no alcanzo a afectar tanto ese lugar, deciden descansar unos minutos ahí. Te ponen en el centro de la mesa, como un adorno u objeto más, ya que para ellos solo eres eso. Se quedan sentados a tu alrededor, discutiendo sobre lo que harán más adelante en su trayecto o de paso, con sus vidas. Si pudieras darles algún consejo sería que no den todo por asegurado, menos el mañana.
Poco a poco sus voces se van disminuyendo en volumen, quedando poco a poco adormilados. Todo porque se han quedado prendidos viendo tus flamas, hipnotizados. Pasan unos segundos y ninguno de ellos puede hablar más, ya que sus ojos solo se dirigen a ti y sus pensamientos se encuentran totalmente esparcidos en el vacío. Ardes intensamente en varios sentidos para atraparlos más hasta que finalmente decides comenzar con tu festín privado. Poco a poco comienzas a comer.
Uno de ellos suelta un fuerte grito al verse afectado por tu forma de comer… grita y suplica hasta no poder más y caer al suelo. Duele ¿no es así? Que su alma sea incinerada y devorada por completo es doloroso, por el tortuoso calor que sueltan tus llamas y tu cuerpo, pero no te importa… un grito tras otro se escucha finalmente, mientras tu sigues fortaleciéndote cada vez más. Una forma sumamente aterradora de vivir para un Chandelure como tú, pero vale la pena. Ahora solo te preguntas que harás con esos cuerpos que yacen sin vida a tu alrededor… talvez dejar que sean parte de la decoración ¿no crees?


Muchas gracias por sus comentarios, realmente me hace feliz saber que mis historias gustan. Gracias por seguir leyendo.
 
Registrado
13 Oct 2011
Mensajes
51
Offline
Perdón por ausentarme Bizarre. Estuve enfermo en cama :s

El relato del Driflim fue bonito, en cierto modo parece un cuento para niños. la apariencia y actitud de Drifloon y Drifblim es muy amigable, y el pobre es incapaz de negarse a jugar o ayudar a los niños. No se por qué los programadores lo colocaron como fantasma, si es tan bueno! xD

Por el otro lado, Chandelure es aterrador. Su diseño es uno de lo mejores en toda la franquicia, y su estilo es genial. Pero es horrible. Chandelure puede, en esencia, matarte 2 veces: primero quemando cuerpo y luego incinerando tu alma. Creo que es, de forma justificable, uno de los pokes que debería inspirar más miedo por lo que representa.
Pero amo a Chandelure con toda mi alma xD.

Me gusta como estás llevando los escritos, manteniendo la esencia del pokemon. Estoy un poco ansioso por el de Spiritomb y el de Giratina.
 
Registrado
7 Oct 2009
Mensajes
1,104
Offline
Chandelure es por mucho mi Pokémon fantasma favorito...
lo único malo es que me da algo de miedo para tenerlo en alguno de mis equipos XD
(ademas que no es muy resistente)
Siempre me e preguntado como es que come, por que en la Pokédex dice que incinera tu cuerpo y después utiliza el alma de combustible,
pero viéndolo desde la perspectiva de tu cuento, es cierto, te incinera dos veces... (que miedoooo)

Dato curioso:
Chadelure aunque en su descripción dice que hipnotiza a sus presas con sus llamas,
el en realidad es encapas de aprender el movimiento hipnosis :D
pero si rayo confusión :/
 
Registrado
4 Feb 2009
Mensajes
1,684
Offline
Capítulo veintiuno - Frill
Debes alimentarte igual que cualquier otro ser vivo en este mundo, lo sabes bien y por ello es que estas aquí. No es que te guste realmente todo esto, es decir, eres muy tímido a la hora de encontrarte con otros como tú y tampoco te gusta combatir realmente, por lo que solo sales por alimento cuando es absolutamente necesario para ti y por el enorme hambre que te acongoja. Como en estos momentos, aunque si bien como pocas veces sales a cazar solo o en lugares como ese no eres realmente bueno.
Tal vez ya has cometido un error al alejarte de las profundas aguas del fondo del océano donde habitas e irte a una zona mucho más iluminada, cerca de un puerto. Pero en esa zona hay varios pokemón con forma de pececitos dorados que pueden servirte de alimento. Ves a uno de ellos más adelante, así que abruptamente decides acercarte pero lo terminas ahuyentando demasiado pronto.
No importa mucho realmente, porque aún hay un montón de ellos a tu alrededor de todas formas, pero en verdad deberías ser un poco más cuidadoso. Así jamás vas a poder acabar con el hambre que tienes de forma rápida.
Ves a otro Magikarp, esta vez nadando directo hacia ti, contrario a lo que acabas de vivir. No entiendes realmente porque y tampoco es que te importe demasiado, pero lo aceptas. Dejas que se acerque, lo cual hace con desmedida curiosidad, un pez ciertamente extraño crees tú, pero perfecto para ti. Alzas uno de tus brazos, delgados y suaves, intentando jugar un poco con el aunque sabes que es inapropiado jugar con la comida. Es divertido de todas formas. El se deja llevar, es demasiado tonto como para sospechar más de ti, así que juega con tus delicados brazos nadando en círculos a tu alrededor. Solo puedes reír por la gracia que eso te provoca realmente.
Pero el hambre te acecha de nuevo, por lo que decides terminar pronto de jugar y tomar tus debidos alimentos apropiadamente. Alzas esta vez ambos ligeros brazos pero esta vez no en son de juego, lo que tu nueva presa nota. Se lanza contra ti intentando atacarte, asustado, presa del pánico y la confusión porque ya se ha dado una idea más o menos de lo que pretendes y no le agrada en absoluto. Es una pena pero no te sientes mal por el, sino por ti, ya que has debido terminar demasiado pronto con los juegos. Tu estomago te exige alimento.
Su ataque ha sido en vano, ya que no te afecta, al contrario, el solo se ve entumecido por tu habilidad, y es imposibilitado de hacer algo como eso de nuevo. Tiembla, aun más cuando lo encierras entre tus brazos jalándolo a lo profundo de las aguas. No importa que tanto intente soltarte, es imposible. Pero sus agitados movimientos comienzan a molestarte cada vez más así que decides hacer algo, aunque sea un poco cruel.
Le inyectas un potente veneno que lo paraliza enteramente, y comienza a afectarle poco a poco de otra forma, hasta que finalmente lo arrastras a aquella zona en lo profundo del océano donde puedes degustar tus sagrados alimentos cómodamente. Las aguas más oscuras donde solo tú puedes ver y vivir de forma cómoda y agradable según tus términos.
Te observa, claramente asustado, antes de que termines con su vida y tú continúes con la tuya, comiendo tranquilamente un alimento con el que ya jugaste y ya te entretuviste. Pero no es malo, es decir, eso no te vuelve un villano solo por hacerle creer que no eras una amenaza. Los Frillish deben comer, no es culpa tuya. O eso dices tu, jajaja.


Muchas gracias por seguir leyendo. Y curiosamente, Spiritomb y Giratina son de los últimos de los cuales escribí, ya que Giratina obviamente es el legendario de este tipo y Spiritomb porque ya tenía una historia propia así que fue complicado.
 
Registrado
7 Oct 2009
Mensajes
1,104
Offline
Hummm...
Este estuvo bastante predecible... no es que no me aya gustado pero ya lo veía venir :3
aun así me agrada que los tipo fantasmas no solo ataquen humanos ¬¬ es que acaso nos odian?
Bueno, Frillish me gusta, pero prefiero una Hembra que un Macho...
Solo una pregunta... ¿Quienes te faltan?
 
Registrado
4 Feb 2009
Mensajes
1,684
Offline
Capítulo veintidos - Mischief
Has estado cantando toda la noche en aquel cementerio, o más bien llorando. No es tanto por tristeza, sino por la simple costumbre de rendir honor a aquellos que han abandonado este mundo ya sea por una muerte accidental, natural o trágica. Todo eso es triste en si y te conmueve, tanto como para cantar cada noche para ellos en total soledad, solo acompañada por la triste luna llena o nueva tantas veces como sea posible. Pero esta noche es un poco diferente, o más bien, un poco menos triste. Algo ha hecho que especialmente tú recuperes un poco el ánimo.
Otra joven, humana, ha llegado, sollozando de tristeza por la perdida de algún pariente o de algún querido amigo pokemón. Verle ahí te hace sentir feliz, así que decides intentar levantarle el ánimo recitando otro de tus canticos. O al menos tu cree que podrás hacerlo, ya que alguna lejana vez mientras cantabas una persona comenzó a reír con singular alegría sin razón aparente, pensando tú que tus llantos solo provocaban dolor o tristeza, o estrés mental. Crees poder ayudarla a ella también, por lo que comienzas a cantar para ella. Esperas que con eso ella sonría igual que aquella persona hace mucho tiempo y se sienta mejor, ya que al contrario de tu habitual naturaleza no te gusta ver a las personas sufrir. Solo asustadas, pero no te gusta verles sufrir.
Pero algo no parece ir como tú esperabas, ya que ella ha comenzado a sujetarse la cabeza con ambas manos, sollozando aún, pero al parecer de dolor. Suelta unos cuanto gritos de agonía y tu no entiendes porque, aunque si bien parece estar sufriendo bastante, intentando no escuchar ese estrepitoso ruido que parecían gritos, cubriendo sus oídos. Tal vez no sabe apreciar lo que es el arte o la música, por lo que en tu buena voluntad decides ayudarle de otra forma. Con tu poder decides ayudarle de otra forma. Le haces ver lo que más desea en este mundo, provocándole hermosas alucinaciones, mientras ella ve en su mente lo que al parecer es a un pariente que acaba de perder hace poco. Ella ríe alegremente, sin dejar de sollozar pero esta vez de alegría, queriendo correr a los brazos de aquella persona que pensaba haber perdido pero no fue así. Lo hace y a la vez no, ya que en su mente le abraza pero para ti, para tus ojos, solo corre sin sentido totalmente sola en aquel cementerio.
Cree que es un milagro y de cierta forma lo es, y te encuentras feliz de verle en ese estado así que dejas que siga alucinando felizmente con aquella persona, aunque sabes que en algún momento tendrá que enfrentar la realidad y dejar todo eso de lado, pero no es el momento, o eso consideras tú. Después de unos momentos, ella parece mucho más tranquila, feliz y alegre, sin poder dejar de sonreír en algún momento mientras habla con esa alucinación que has creado para ella fingiendo entablar una amena conversación. Per por alguna razón tu te sientes más débil, pero no comprendes del todo porque. Tal vez has usado mucho de tu poder en la labor de ayudarla, por lo que decides romper la ilusión el la que vive ahora, muy a tu pesar.
Pero ahora, cae de rodillas al suelo, asustada, aterrada, llorando y gritando más fuerte que antes, totalmente desolada y asustada por lo que ha visto y se ha ido eternamente sin más. Te sientes muy mal por ella pero por alguna razón te sientes mucho más fuerte que antes, mientras las perlas alrededor de tu cuello brillan con fuerza, demostrado que tu energía se ha restablecido. Pero sigues sin entender el porque cuando ella demuestra alegría te debilitas y el porque cuando esta triste te fortaleces. No importa, decides irte de ese lugar.
No hay más que puedas hacer ahí así que decides descansar. Ya estas fortalecida de todas formas. Una muy pesada noche para un Mismagius para ti ¿no es así?



Realmente decir que pokemón quedan exactamente quitaría la gracia pero teniendo en cuenta de que son 27 en total y 22 ya han sido nombrados, por exclusión se puede llegar a saber facilmente cuales son. Entre ellos Rotom, Spiritomb y Giratina, ya que al tener historias propias originales se me dificultaron mucho más.
 
Registrado
7 Oct 2009
Mensajes
1,104
Offline
Humm... una Mismagius
Uno de los Pokémon fantasma con ninguna mala intención,
sus canto pueden causar tanto dolor de cabesa como manipular las emociones de la gente
creo que la Mismagius de la que escribiste era una recién evolucionada
por que si fuera mas experimentada seria fácil para ella cantar algo que diera paz y felicidad a las personas.
Lo único que no entendí es ¿por que se debilita ante la felicidad....? no dice nada al respecto en la Pokédex...
 
Registrado
13 Oct 2011
Mensajes
51
Offline
Me dio pena el Magikarp :c El pobre no tenía la culpa de ser un idiota... ok no xD. Me pareció una historia amena. Cierto lo que dice Príncipe sobre que los fantasmas ataquen a otros seres aparte de humanos. pero la verdad debe ser bien difícil para un fantasma acuático alimentarse de almas humanas, no? deben estar muertos de hambre todos los día xD... no es como si los barcos naufragaran todos los días.
Una cosa, los Magikarp que yo sepa no son dorados, por lo menos los normales. Son naranjos o rojos. El shiny es dorado (amarillo). Era un cardumen de Magikarps shinys?? :eek:

El de Mismaguis fue entretenido. Mismagius no parece controlar lo que producen sus cantos a la gente. En ocasiones muy raras les ocasionan alegría, por lo que es normal que haya sido un todo suceso para el pokemon.
Y no es que no tenga ninguna mala intención. El del texto no la tiene, cierto; pero en general a los de su especie del gusta ilusionar a la gente que encuentra para ver después como todo lo que vieron no era real. No es tan terrible como que te quemen el alma o te absorban la vida, pero bueno bueno no es xD
 
Arriba Pie