+18 Fanfic M/F F/F De princesa a Emperatriz

n1god

Iluminado por las sombras, organizado por el caos.

Registrado
20 Ago 2017
Mensajes
21
Offline
(Advertencia, este fic contiene fetiches que posiblemente no sean del agrado de todos, y mucho menos pretende ofender a nadie. Desde ahora se les aclara. que si no toleras fetiches extraños, por favor no tires tu arena en los comentarios, salte y vete, únicamente se aceptan comentarios positivos y de crítica constructiva.

Dicho esto. Y si aún estas interesado en leer el fic, adelante, después de todo. Como dije antes. Escribo para entretener al lector y él pueda pasar un buen tiempo leyendo una buena historia. Se libre de leer.

MLP NO ES DE MI PROPIEDAD Y SIGUIEN LA LEY DE COPY RIGHT DEL ARTICULO 102 DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, NADA DE ESTO ME PERTENECE, SI NO A HASBRO INC.

Capítulo 1: Es personal.


Equestria había sido uno país que siempre mantenía un progreso, ya sea cultural, económico y mágico, y muy recientemente, tecnológico. La tecnología había crecido a pasos agigantados. De hecho gran parte de la población para este punto gozaba del uso de la tecnología de una manera mucho más habitual. Si bien algunos ponis tardaron un tiempo en acostumbrar, o incluso, no terminaban de hacerlo, ciertamente para una buena parte de la población en especial para la realeza Equestriana, fue un lujo que debían tomarse, especialmente para la tan conocida y afamada pareja del imperio de Cristal.

Fueron quizás los miembros de la realeza quienes utilizaban más la tecnología para comunicarse. Si, Twilight tenía una facilidad moderada para utilizar los electrónicos, pero a comparación de Cadence y Shining Armor. Eran quienes casi por default comenzaron a ingresar a la princesa Celestia y Luna en el mundo digital… Sin mucho éxito, o al menos no de momento. Según Luna. "Nada reemplazar el valor y la elegancia que puede traer una carta de un ser querido" claro había incluso romanticismo en una carta y Cadence lo entendía. Gran parte de su adolescencia estuvo rodeada de pretendientes que le entregaban cartas e incluso después de que Shining Armor y ella salieran en citas, las cartas jugaban un papel importante en el romance. Sin embargo… El mensaje por cartas podría ser factible para dos unicornios, o Unicornio y Alicornio en caso de Cadence y Shining Armor independientemente. Pues poder utilizar magia para mandar inmediatamente las cartas después de escribirlas, era una forma eficaz de comunicarse hace años. Pero nuevamente, era casi de uso exclusivo entre unicornios. O si tuviesen algún dragón como mascota y tuviera su fuego encantado. Si, podría ser también factible. Pero costoso para algunos.

Aun así, ciertamente la tecnología de comunicaciones resulto ser muy interesante para ambos príncipes. Especialmente el hecho de poder llamarse y comunicarse por voz propia una con otro. Si, era algo que en su momento parecía algo sacado de una historieta de las que Shining Armor leía de joven.

Actualmente, si bien el trabajo de ambos los mantenía a distancia. Eso no impedía que se comunicaran, un simple mensaje casi siempre iniciaba conversaciones. Aun le parecía impresionante el hecho de que los mensajes llegaran en segundos. Aunque viviendo en un mundo mágico, no debería ser tan impresionante.

Suspirando de forma fastidiada, escuchando la monótona voz de su propia tía Celestia. Cadence, recargo su espalda contra el respaldo de la silla, mientras llevaba una de sus manos hacia la mesa, donde había una copa de vino tinto. Ella estaba molesta por no poder estirar sus alas. Gruñendo para sí misma, Cadence simplemente movió sus alas un poco captando la atención sus dos compañeros a los lados, un hipogrifo y un Grifo. Ellos parecían comprender la intención de la princesa, después de todo, eran seres que tenían alas, y podían entender por qué ella quería estirar sus alas de Alicornio. Ambos se hicieron un poco más de lado para darle espacio a la princesa de que estirara sus alas, gesto que la princesa del amor agradeció con una sonrisa coqueta.

-Ante esto, la Reina Novo y yo nos encargaremos de que todos los acuerdos culturales entre nuestros reinos se lleven a cabo correctamente.- Expreso Celestia dando a entender todo lo anterior mencionado en lo que parecía ser un conjunto de diapositivas.

Bostezando ligeramente, algo había captado la atención de Cadence, y fue su celular. Una pequeña notificación había captado su atención, no tuvo que preocuparse de que tuviera ella el nivel alto de volumen. Pues lo tenía en vibrador y no habría problema alguno. Utilizando sus alas para cubrir parcialmente su cuerpo y con la excusa de que de esa forma podrá relajar sus alas, únicamente procuro de que su tía Celestia no estuviera viéndola. Y tal parecía que estaba tan adentrada en explicarles todo lo necesario para el plan económico de este año.

La notificación trataba de su marido, parecía que le había mandado un pequeño saludo, una mano arriba en símbolo de saludo. La foto de perfil de su marido ella misma la había seleccionado. Se trataba de Shining Armor, un semental unicornio alto, lo suficiente para que ambos rivalizaran en altura. Ser una Alicornio tenía quizás unas desventajas. La primera de ellas era que por norma general eras más alto que muchos de los ponis. Shining Armor por derecho propio era un semental lo suficientemente alto. Aun así, Cadence era un poco más alta que su marido, unas cuantas pulgadas, pero únicamente notables cuando estaban demasiado juntos. Pero nadie podía culpar a la pareja. Aun así, eso no hacía que Shining Armor se incomodara, de hecho era algo bueno para Cadence. Saber que sentirse "pequeño" no importaba en lo más mínimo. O al menos no importaba para su marido. No era alguien que se preocupara por el físico cuando se conocieron.

Mientras que la foto de perfil de Cadence resultaba ser ella, pero en un enmarcado, donde únicamente se alcanzaba a mirar ella de perfil con una gran parte de su enorme busto considerable al descubierto. Sobra mencionar que únicamente esa imagen estaba única y exclusivamente para que su esposo pudiera verla, después de todo. Fue el quien eligió esa foto para ella.

Curiosa por lo que su marido estaba haciendo en ese momento, ella le mando un mensaje simple.

Candis: "¿Que estás haciendo?"

Al poco tiempo llegaría la respuesta que tanto ella quería.

Shiny: "Terminando el pápelo burocrático,
y tu mi amor? Que estas haciendo?"


Candis: "Ash… Yo aún debo terminar esta junta en Canterlot
e ir a una cena con los aristócratas… (-.-)"


Shiny: "¿Aún queda en pie nuestra cita de esta noche?"

Candis: "Me gustaría decirte que sí, pero realmente no sé
en qué momento terminare todo esto."


Shiny: "Oh vamos cariño! Deje todo listo para esta noche!
No puedes dejarme abajo después de que tuve que
hacer fila por una hora para ir al restaurante que
tanto querías ir! :P


Candis: "Lo sé! Y lo siento mucho! Pero Celestia insiste
En que me quede para esa otra cena… Enserio
Lo siento mucho cariño. Te lo compensare cuando
cuando regrese al imperio de Cristal. (T.T)

Shiny: "No sé qué pienses hacer para compensarme esto
Sin mencionar que aún me debes una por lo ocurrido
en Poniville la última vez que fuiste de "visita" con Twi.


Candis: "Oh, vamos no puedes hablar enserio! Yo ni siquiera
te dije nada relacionado a cuando tú te acostabas
con Chrysalis con lo sucedido en la boda!"


Cadence podría haber seguido con su mensaje mucho más allá de lo que Shining Armor podría creer, de no ser por el hecho de que una voz la hizo voltear con miedo y susto. -Cadence terminaste de mensajear con Armor?- La mirada de Celestia era de decepción, era una mirada que en muchas formas la hacía sentir mal, y esta vez no fue la excepción. La Alicornio rosa, había estado tan adentrada en su conversación, que había olvidado por completo o más bien, no se dio cuenta que era la única en esa sala. Un rubor lleno de vergüenza la invadió cuando Celestia llevo sus manos a sus anchas caderas, esperando una explicación del porque había tomado su celular en medio de la conferencia que ella estaba realizando.

-Tía… Por favor ahórrate el sermón.- Cadence suspiro resignada sabiendo precisamente lo que ella le diría, principalmente porque tanto Celestia y Luna no eran muy hábiles en todo lo relacionado a la tecnología, en todo caso, para Celestia y Luna, nada se comparaba a una buena carta escrita a puño y letra propia. "Tiene su encanto" Es la frase de Luna.

-No pretendía decirte nada de eso. Ya no eres una potra a la que tengo que estarle pisando la cola cada vez que hace algo mal.- Expreso la Alicornio blanca haciendo un ademan con su mano mientras le decía a Cadence que se pusiera de pie.-

-Pero aun así tienes esa cara de que pareces decepcionada…- Dijo fastidiada Cadence guardando su celular.- Tía, enserio lo siento… Pero, hemos estado en juntas desde las siete de la mañana. Sin mencionar que en todas y cada una de ellas he tenido que lidiar con mi primo Blueblood… Además de eso aun los cortejos de muchos de los embajadores… Quiero decir… El tipo de Zebraika era encantador y lindo pero… El resto… Por el amor de… ¡Saben que soy casada!... ¿Porque Twilight no puede venir a hacer esto? Ella está literalmente a 30 minutos en tren y yo a 3 horas.-

Luna seria quien le contestaría esta vez. El monarca de la noche portaba consigo un vestido color negro para acentuar cortésmente su figura. A pesar de ello. Le daba un aire más cautivador y ciertamente más atractivo para los afortunados que podían verla. Aun así, era casi de la misma estatura que Cadence y claramente ambas estaban muy por debajo que la altura de Celestia. –La joven Sparkle aún no puede ser parte de estas reuniones porque el resto de los líderes, la ven como una plebeya favorita de nuestra hermana Celestia.- Explico Luna con un tono autoritario.- En lo que a ellos respecta, Twilight Sparkle es una oportunista que ansía el trono de nuestra hermana.-

-Pero no es así!- Bramo Cadence con fastidio. Ella sabía que Blueblood tuvo mucho que ver en todo esto. Ese príncipe no toleraba el hecho de que alguien le arrebatara su "derecho" a gobernar. En todo caso, a ojos del príncipe, era una plebeya, tal cual como el resto de los líderes y representantes creían. Una oportunista. Todo lo que Celestia tuvo que hacer para mantener a la prensa en silencio y lo que todos los aristócratas e incluso los líderes decían sobre ella, no llegara a sus oídos. Twilight se dejaba influenciar por los demás. Además… Si le importa mucho la opinión de su princesa, quien fue una segunda madre para ella… CLARO que importara lo que la elite de Equestria diga. Después de todo… Era un mal necesario. La brecha salarial era notable, claro. Pero debía de haber una división social si Celestia quería que Equestria entrara en una era industrial y actualmente en una digital.

-Lamentablemente el mundo no lo ve de esa forma Cadence.- Dijo Celestia viendo como su sobrina simplemente hacia un puchero mientras se cruzaba de brazos.- Acabemos con esto, solo nos queda una reunión más.

-Ashh…- Cadence con fastidio simplemente se resignó a no poder ir esa noche con su marido.-

-Afortunadamente para ti querida sobrina.- Hablo Luna esta vez. –La cena con los aristócratas era un mero farol para ti. De hecho tenemos un asunto menos estresante para ti que requiere de tu atención.-

Ante esto las orejas de Cadence se irguieron para poner atención. Por un lado, ella estaba aliviada de no tener que estar presente junto a tipos fanfarrones o "Juniors" que simplemente les gustaba alardear del dinero que tenían. Y en el peor de los casos ni siquiera era dinero de "ellos" pues mayor mente eran sus padres o abuelos quienes les dejaron esa herencia, y es la única razón por la cual están en el lado de la elite Equestriana. Ni siquiera era por merito propio, lo cual molestaba a Cadence, si no es que a todas las princesas en realidad.

-¿Por qué mentirme sobre la cena?- Con curiosidad Cadence miro a Luna.-

-Porque tú, yo y nuestra hermana, sabemos que no te gusta que sea Blueblood quien hable mal de tu cuñada o de la familia Sparkle. En todo caso.- Al decir esto, Luna hizo un ademan con su mano al tiempo que su cuerno se iluminaba y las puertas de aquella sala de reuniones se abrían de par en par, dejando ver a dos simuladores de trajes tribales. Ambos eran conocidos para este punto. Thorax y Pharynx. Ambos sementales, si bien tenían una estatura por encima del promedio de los ponis. En mayor medida Thorax. El cambio corporal desde su ascensión a un cambiante armónico fue ciertamente bueno. O al menos bueno. Su altura de dron a gobernante se vio claramente reflejada de buena manera. Especialmente cuando su cuerpo daba una apariencia más imponente. Lo mismo para su "Hermano" de camada, si bien no era tan alto como Thorax. Pharynx ciertamente tenía mucho más que ofrecer en su figura. Musculo que se resaltaba a comparación de su hermano. No para más, después de todo, Thorax no era el tipo que fuera un guerrero antes de su ascensión como su hermano. Si bien era cierto que tenía cierto musculo. Pharynx lo avergonzaba de una forma muy notoria. Era obvio quien de los dos podía vencer al otro en fuerza física… Y mágica para varear.

-¡Hola Cadence!- Dijo Thorax con una sonrisa al ver a su amiga, Pharynx por su lado, aunque saludo cordialmente a todas las princesas. Ciertamente Thorax tenía una mejor relación con Cadence.

Aunque Cadence parecía feliz de ver a su amigo, la curiosidad aún seguía presente del porque ellos estaban ahí. Además al grado de que tuvieran que mentirle a Cadence para que esta reunión se efectuara.

-Vamos a un lugar más… Privado.- Expreso Celestia mirando de reojo a su sobrino Blueblood quien esperaba en la puerta de la habitación, escuchando muy atentamente, y al escuchar lo que dijo su tía simplemente movió su cabeza de forma descarada para irse.

Tuvieron que hacer la reunión en los propios aposentos de la princesa del sol, tal era la seguridad que había un total de 10 guardias solares en el pasillo cuidando que nadie estuviera lo suficientemente cercas mientras que afuera, del castillo, sobrevolando por la ventana de la princesa, había casi todo un pelotón de guardias Lunares.

-No era necesario hermana…- Dijo Celestia mirando por la ventana la gran cantidad de guardias que sobrevolaban los cielos.

- ¡Para nada! La seguridad y sobre todo la necesidad de mantener en secreto esta conversación es muy necesaria!- Dijo Luna con orgullo propio mientras miraba a los otros dos gobernantes. –Hora, creo que es necesario que nos expliquen porque la necesidad de esta reunión.-

Tanto Thorax como Pharynx se miraron entre si y asintieron al mismo tiempo. Para este punto, tanto Celestia como Luna y Cadence yacían sentadas en algunas sillas que se habían traído a los aposentos de la princesa del sol. Sin embargo debido a lo nerviosos y un poco inquietos que estaban los otros dos monarcas simuladores, no habían accedido a sentarse junto a ellas. Esto habría sido considerado por Luna como una falta de respeto. Pero considerando la época y lo que parecía ser la ocasión, ella decidió no prestarle atención a esto.

-Bueno…- Thorax fue el que hablo tomando asiento después de mucho tiempo en silencio.- La cuestión la siguiente…-

Pharynx camino al lado de la silla que era para él, mientras que las demás monarcas lo observaban con detenimiento. Pharynx no hablaba mucho, y tal parecía que esta vez, sería el quien dirigiría esta conversación. Y así fue.

-Hace dos años… El último de los huevos de nuestra recamara de crianza se abrió.- Expreso Pharynx con un tono de voz algo serio y con una mirada perdida en la nada. –

-¿Y eso es?- Cadence no parecía entender.- ¿Malo? O ¿Bueno? Porque tengo entendido que esos huevos que se encontraban en esa recamara eran únicamente de Chrysalis.-

-¡Lo son!- Thorax hablo un poco asustado, esto también provoco que las princesas se sobre exaltaran por su reacción. Al ver esto, Thorax se tranquilizó y se aclaró la garganta antes de decir. –Ese es precisamente el problema… Ya no hay huevos.-

-No entiendo…- Luna esta vez fue la que hablo antes de recargarse en su silla y cruzar una de sus piernas y decir. – ¿No tienen hembras que puedan realizar el trabajo de reproducción y mantener su especie?-

-No Así no es como funciona.- Pharynx hablo tomando asiento en la silla.- Nuestras "hembras" son obreras o soldados, independientemente de la cantidad de amor recibida en la etapa de gestación.- Explico el simulador oscuro y astas cuando miro a las demás monarcas.-

-Entonces, si las hembras no pueden dar a luz… ¿De qué sirven?, disculpen si se escucha mal, pero es extraño, que una hembra no pueda dar a luz. –Luna había sido quien había hablado y claro, su idea estaba justificada, después de todo, toda especie solo necesitaba de una hembra y un macho para la conservación de la especie.-

-La reina es la única que puede dar a luz.- Pharynx al decir esto, hizo que tanto Celestia, Luna y en especial Cadence se tensaran sobre sus asientos al igual que un sentimiento de incomodidad los golpeaba, en especial a Cadence. Quien apretó los dientes pensando lo que esa simuladora había hecho. Todo, desde la boda, el secuestro de todas las princesas y su hija, hasta el intento de gobernar Equestria con la ayuda de los otros villanos.

-¿!Insinúan que quieren liberar a Chrysalis!?- Cadence fue la primera en reaccionar, y no de buena manera tomando en cuenta la gran cantidad de cosas que esa "Perra" había hecho.

-¡NO!- Thorax respondió rápidamente tratando de calmar a la princesa del amor. – Bueno…. Técnicamente sí. Estamos completamente conscientes de lo que te hizo Chrysalis, Cadence, enserio. Pero…-

Pharynx interrumpió a su hermano. –Si no liberamos a Chrysalis. Entonces, Esos últimos simuladores que nacieron hace dos años, serán los últimos de nuestra especie.-

Hubo un momento de silencio. Cadence por unos instantes no quería considerar ese hecho. Era obvio que la reunión trataba de liberar a Chrysalis. En un principio ella dijo "Si no es por un buen motivo no pienso aceptar". Pero tener literalmente al borde de la extinción a toda una raza, era una buena razón. Y por la mirada que Cadence observo en sus dos Tías, era obvio que ellas aceptarían. O al menos considerarían el hecho de liberarla.

-¿Y si utilizamos un hechizo para fertilizar a la mayoría de las Drones y…- Luna hablo tratando de dar una solución pero Cadence la detuvo.-

-Sería inútil, los hechizos de fertilidad o virilidad, funcionan para los ponis. Independientemente también del ADN, actividad mágica, recepción y sobre todo que el cuerpo del individuo lo pueda tolerar… Nuestros hechizos funcionan perfectamente en los ponis. Hacerlo con un simulador, sin mencionar que sería como inyectar a un perro con medicina que funcionaria para un cocodrilo.-

-Sin mencionar que posiblemente nuestra magia no afecte correctamente el cuerpo de las simuladoras… Aunque podríamos intentar con los machos y…-Celestia había sido interrumpida por el gobernante Thorax.

-No.- Thorax hablo.- Verán es más complejo.-

-Si- Pharynx hizo un ademan con su mano y dijo.- Todos, sin excepción somos o obreros.- Señalo a Thorax.- O soldados.- Dicho esto Pharynx puso su mano en su pecho.- Como tales, si bien poseemos nuestros miembros reproductivos no seriamos capaces de embarazar a un pony o a cualquier otra especie de nuestra semilla. Eso seria únicamente de los "Alfas" los cuales dejaron de nacer desde que la cantidad de amor que se nos daba en nuestra etapa de gestación disminuyo notablemente.-

-Exactamente. Ahora, pensábamos, que quizás, en esos últimos huevos, nacería una "Reina sustituta" es raro, pero Chrysalis es la única que puede dar a luz a otra reina. Del mismo modo también a los "Alfas" si tuviéramos a uno, podríamos prescindir de liberar a Chrysalis, y únicamente dejar que el Alfa pueda preservar nuestra especie hasta que… Bueno…-Thorax jugueteo con sus manos unos instantes.- Ustedes. No sé, tuvieran la idea o quizás… Pudieran considerar…-

-Liberarla.- Dijo secamente Pharynx yendo directo al grano mirando a las princesas.-

Nuevamente el silencio permaneció constante, era un silencio completamente incomodo, y sobre todo tenso. Tanto como Celestia y Luna, sabían perfectamente que Cadence estaría en contra. Después de todo, casi tuvo excito en casarse con Shining Armor, y si no fuera por Twilight, muy posiblemente se habría muerto de hambre en esas catacumbas de cristal que se encuentran debajo de Canterlot.

Sin embargo había otro punto, ella actualmente poseía magia que provenía del cencerro de Grogar. Ella era, por decirlo de alguna manera, fuerte, o al menos podría ser un enemigo en potencia ciertamente problemático. Sin la campana, sería imposible arrebatarle esos poderes. Para una Alicornio seria, una relativamente fácil vencer a Chrysalis. Claro, tenían ventaja. Ella había estado encerrada en esa prisión de piedra por varios años, y claro, estaría débil. A pesar de la fuente de poder que había adquirido del cencerro de Grogar. ¿Viable? Quizás.

Tras mirarse entre si por unos instantes. Y sobre todo pensarlo detenidamente… Todos miraron a Cadence, como si esperaran que ella fuer ala que decidiera que hacer con todo esto.

-¿Qué?- Dijo Cadence al ver las miradas de todos.- ¿Enserio quieren que yo sea la que decida qué hacer?-

-Siendo honestos…- Thorax hablo.- Eres la reencarnación del amor y… Bueno… De todos los aquí presentes, eres quien más rencor podría tenerle.-

-Es cierto.- Expreso Cadence sin mirar a Thorax.- Le guardo cierto rencor… Pero para este punto, de nuestra conversación, seria negligente de mi parte, anteponer mis emociones y problemas personales con ella, para que toda una raza llegue a la extinción.- Dejando salir un suspiro pesado ella dijo.- Accederé a esto, por el mero hecho de que se trata de ustedes…-

Al decir esto, todos en la habitación habían dejado salir un suspiro de alivio.

-Sin embargo…- Cadence continuo hablando, lo que hizo que todos se tensaran sobre sus asientos y volvieran a prestar atención a Cadence.- Hay algo que quiero a cambio.-

-Cadence.- Celestia hablo acomodándose en su silla para mirar mejor a la princesa del amor.- Enserio a pesar de todo quieres pedirles algo a ellos?-

-¿A ellos?- Dijo Cadence mirando a Thorax y a Pharynx.- No, para nada. Estoy feliz de ayudar a un amigo.- Sonrió tranquilamente hacia a ambos.- Sin embargo, estoy segura que tu pretendes pedirle a Twilight o alguna de sus amigas que se encargue de Chrysalis, tal como sucedió con Discorde ¿no es así?- Al decir esto Cadence mostro una cara pensativa llena de inocencia fingida, como si considerara más opciones. Luego de ladear su linda cabeza y decir.- De hecho estoy segura que pretendías pedírselo a Starlight Glimmer ya que había sido quien había peleado contra ella, y quien… De manera directa, fue quien le arrebato la colmena.- El silencio fue la respuesta de Cadence, quien asintió un par de veces y sonrió ante esto.- Sabemos mejor que nadie que Chrysalis es orgullosa y estoy muy segura que Starlight sería la última poni a la cual quisiera ver…- Miro a Thorax y a Pharynx- Del mismo modo va para ambos.-

-¿Por qué?- Dijo Pharynx exaltado.-

-¿Debo recordarles que son ustedes los que están al frente de los simuladores?-

-Dinos mejor lo que quieres Cadence.- Expreso Celestia cortando de una vez por lo sano.-

Cadence dejo salir una pequeña risa infantil mientras jugueteaba con su crin.- Quiero ser yo quien intente reformarla.-

-No se ofenda princesa pero…- Thorax parecía inseguro de la decisión pero al poco tiempo Celestia dijo.- Realmente cree poder hacerlo? Quiero decir… No es que desconfié de ti ni nada. Pero creo que podrias tomarte esto… Muy personal, tomando en cuenta el historial que tienes con nuestra ex-reina-

-Cadence…-Celestia intervino nuevamente.- No planearas tomarte esto personal ¿verdad? Estamos hablando de la supervivencia de la raza de los Simuladores, es necesario que Chrysalis acepte de buena manera dar a luz a una reina.-

-Sin mencionar que requerirá una cantidad de amor muy alta para poder mantener el huevo de su futura heredera.- Dijo Pharynx.- Si los Alfas necesitan tener una cantidad muy significativa de amor diariamente. El de una reina es 100 veces mayor que la de las alfas.-

-Jajajaja-Cadence se carcajeo casi de forma descarada mientras trataba en vano de recuperar el control de su propia risa. No fue hasta que casi le daba un ataque de hipo y tras limpiarse una lagrima, ella movió su cabeza para agitar su melena unos instantes, dejando que su crin fluyera re forma seductora sobre sus hombros antes de mirar a las demás princesas y decir.-a veces pienso que olvidan precisamente con quien están hablando… ¿Quién en toda Equestria podría brindar más amor, que la propia princesa del Amor?- Ella casi parecía arrogante mientras ponía una mano encima de su escote completamente convencida de su potencial de lograr su cometido.- Si, es posible que me lo tome personal… Me lo debes Tía por meterme en estos asuntos aburridos y sacarme del imperio de cristal el día de mi aniversario.- Al decir esto último Cadence se cruzó de brazos mirando con el ceño fruncido a su tía.-

Dejando salir un suspiro de resignación Celestia dijo: -Bueno… Supongo que mientras puedas lograr el cometido… No veo porque no puedas ser tu quien la convenza primero.-

-Pero…. ¿Estas segura de que podrás convencerla Cadence? –Dijo Thorax preocupado.- Chrysalis… Nunca fue precisamente alguien que acepte órdenes de nadie.-

-Sin mencionar que serias uno de los últimos rostros que ella quisiera ver.- Dijo Pharynx..-

Cadence se levantó de su asiento y camino hasta Pharynx y Thorax, una sonrisa bastante petulante, pero seductora al mismo tiempo se mostró en su rostro mientras ella tomo de la barbilla a Pharynx y luego decirle en una voz tranquila. –Créeme… Puedo llegar a ser muy persuasiva cuando me lo propongo.- Soltándolo de la barbilla camino tranquilamente mientras se pavoneaba hasta llegar con Thorax.- Solo díganme que trucos puede tener ella bajo la manga.- "Del resto me encargo yo"

Fin del cap.



The Cadence Throne Volup Anthro girl Wayfu.png
 
Arriba Pie