Original Death World - Armagedon Vol.5 (Capítulo IV (LXVIII) – Aquella alma manchada en sangre)

Meijin Wanderer

Registrado
8 Ago 2019
Mensajes
144
Offline


D.W-A Vol.4

Capítulo VII (LV) Asalto al Alba, Primera parte



Despertamos media hora antes de encaminarnos al punto de encuentro, la niña somnolienta se negaba a soltarme dado no quería verme lastimado.

Fue ahí donde Kyuki intervino como quien dijera hacerse cargo del asunto.


“¿Me prometes volver pronto hermano?”
“Antes de lo que puedas imaginar pequeña. Recuerda no iré yo solo”
“¡Pueden estar tranquilos!, ¡Esta hermana mayor se asegurará de traerlo amarrado si es necesario!”
“Gracias, hermana Amanda


Esas fueron las últimas palabras articuladas previo a caer dormida otra vez. Yuuki se mantuvo a su lado evitando se volviese a despertar.

Levanto la mirada solo para sonreír y decirme una simple frase que a personas en nuestra situación le es de ayuda psicológica.



“Que te vaya bien y vuelve pronto, Al”
“Cuenta con ello, Yuu”


Le hice una seña al zorrito mientras cargaba una mochila con insumos de emergencia.

Fuimos agrupados como unidad de salud móvil en caso de heridos en combate, cargando con dosis cuyo contenido estaba ajustado exclusivamente para neutralizar la infección.



“Well, ¿Listos para partir?”
“Desearía estar bajo mis sabanas un poco más, en fin, igual entre ustedes me sacarían a la fuerza”
“No eres el único muerto de frío Kai, yo tampoco lo tolero bien”
“Par de hombres mañosos tenían que ser, al menos Un Plaga si puede… olvídenlo”


Decidí traer la motocicleta conmigo, sin el carro para otra persona, a modo de contar con opciones de movilización, mientras Amanda, Kai y Un Plaga utilizarían la Hummer.

Todos aceptaron la idea de forma unánime, dado los espacios internos de la edificación serían problemáticos para vehículos grandes.



“¿Listos?”
“¡Vámonos!” (x3)


Arrancamos a alta velocidad con tal de llegar anticipados. Durante el recorrido se unieron otros grupos movilizados tanto de civiles, equipos de rescate y F.A.D.

Cuando nos dimos cuenta, eran muchos quienes tomarían participación en el operativo.

Pocos minutos después de arribar, el teniente entrego indicaciones finales sobre el cómo se procedería. Siendo prioridad el proteger los camiones de bomberos con los demás cargueros de agua.

Sin lugar a duda… va a ser un largo día intentando recuperar a cuantas personas sea posible.



“¡Muchacho!, ¡Es bueno verte aquí!”
“Lamento la tardanza, la pequeña no quería soltarme”
“Aun siendo dos desconocidos, se nota el cariño hacia ti. No olvides la orden principal hijo”
“Prohibido morir”


Se largó a reír y ordeno entrar causando cuanto alboroto fuese posible. Los delanteros cargarían con placas metálicas a modo de escudo en formación, conteniendo a los cadáveres para rociarlos con el suero por un lado y por otro con agua para contener el alza de temperatura.

Las cosas estaban siendo tal cual se planeó, salvo la presión ejercida desde el bando contrario causando dilemas ocasionalmente.



“¡Equipo Salud!, ¡Infiltración al edificio principal ahora!”
“¡Entendido!” (x4)
“¡Los de asalto, apóyenlos!, ¡No podemos darnos el lujo de perder a estos chicos!”
“¡Sí señor!” (x15)


Movilizados en dos automóviles y una motocicleta nos adentramos a través de un hangar cercano.

No se avistaba ningún cadáver, tampoco se percibían ruidos en los alrededores.

Bajo recomendación del encargado del grupo de asalto, nos detuvimos un momento para revisar los planos correspondientes junto a trazar posibles rutas de escape en caso de emergencia.



“Casi lo olvido, líder del escuadrón, Souji Akira”
“Nosotros somos-”
“No es necesario se presenten, nos informaron sobre ustedes. Será un placer escoltarlos en esta misión”
“Gracias a usted por su apoyo”


Estrechamos las manos notando la buena llegada, aunque tampoco debíamos relajarnos mientras afuera afrontaban hordas de muertos.

Fue ahí cuando alguien se apareció dando tumbos solicitando ayuda. Un chico joven según se apreciaba a lo lejos.



“¡Te encuentras bien!, ¡Responde chico!”
“Confirmado, superviviente no infectado. Procedan con normalidad”
“¡Oulala!, Nosotros nos encargaremos de esto”


Tras aproximarme y ver su rostro, lagrimas escurrían a lo largo de mis mejillas sin dar crédito a quien estaba frente mío.

Esa noche donde debí introducir ambas manos en agua caliente sometiéndome al intenso dolor traían aquí el resultado de un milagro…



“¿Shin… ku?, ¡¿En verdad eres tú?!”
“Esa voz, ¿Eres tú?”
“¡Sí!, ¡Mírame!, ¡Aquí estoy muchacho!, ¡Siéntate por aquí!


Le dimos de beber y algo de comer. Dada la manera en cómo ingería los alimentos supusimos se hallaba aguantando al límite.


“Ten cuidado, ella también se encuentra aquí dentro…”
“¿Debes estar bromeando? ¿Sigue viva esa maniática?”
“Sacrifico a cada uno del grupo con tal de preservarse. Tuve suerte de escapar hace poco”


Ya era personal todo esto, debía colocar punto final al conflicto de aquel entonces donde lograron salir vivos.

Por primera vez en mucho tiempo sentía mi corazón acelerado debido a la rabia que brotaba desde lo más profundo de mi ser.

Nadie intento decir palabra alguna tras notar ese silencioso malestar, incluso si los ojos o voz me delataban.



“¡Equipo presente!”
“¡A sus órdenes señor!” (x14)
“Nos dividiremos en 2 equipos a partir de ahora. Dejaré 5 soltados resguardando el área en compañía del Joven Kai y Un Plaga en caso de que aparezcan civiles, el resto iremos en búsqueda de posibles incapacitados”


Con ese nivel de coordinación, cada movimiento realizado sostenía un ritmo constante evitando pérdidas de tiempo.

Fuimos a paso lento evitando causar alboroto considerando el reducido espacio de algunos pasillos.

Akira señalo la orden de detenerse con su mano derecha, apegados contra la pared esperamos pacientes mientras él se asomaba a duras penas intentando avistar algo en la próxima área.

Tal cual supusieron los presentes, había una figura “humana” parada dando la espalda sin moverse. Todos entramos en alerta asumiendo el peor de los casos si resultase una emboscada.



“¿Alguna idea Amanda?”
“Si me pudiese asomar, daría una respuesta”


Nos aproximamos extremando las medidas al grado de pisar y respirar lo más lento posible cosa de no alertar.

Sin previo aviso, esta giró su cabeza mirando en dirección a nosotros sonriendo mientras corría una lagrima de sangre en su rostro, gesticulo unas palabras en silencio para acabar sonriendo con inocencia.



“¡Todos a resguardo!”


Corrimos buscando cualquier estructura próxima buscando cobertura ante la advertencia.

Segundos después de esconderse manchas de sangre acabaron impregnadas por todos lados en compañía de trozos de piel y huesos.

Mis oídos zumbaban a su vez todo daba vueltas, se tornó difícil poder escuchar en primeras instancias.

Perdiendo la noción de cuanto ha transcurrido tras esa explosión, poco a poco fuimos reagrupándonos. Hubo 2 bajas las cuales no lograron protegerse a tiempo, tampoco lograron suficiente distancia entre el sujeto y ellos.



“¿Te encuentras bien Amanda?, ¿No fuiste herida?”
“Solo sigo un poco mareada, nunca imagine que esas cosas sonaran tan fuertes”
“No eres la única, aparte perdimos a 2 según veo”
“Me alegra ver se encuentran bien… nos encargaremos de los cuerpos de mis muchachos antes de continuar. Descansen por ahora”
“Gracias, eso haremos” (x2)


Alrededor de 15 minutos tardaron en asegurar ambos cuerpos a modo de evitar sean blanco de algún muerto que merodee la zona. Recuperaron la munición junto con el equipamiento.

En compañía de quien fue mi mentora, nos aproximamos a dar las gracias por el valor puesto en este asunto. Haciendo notar su sacrificio no será en vano ni la ayuda brindada.

Kyuki salió del interior de mi mochila medio molesto ante tal ruido, se limitó a seguirme. De forma ocasional emitía ciertos ruidos como si sostuviese una conversación.

Uno de los soldados le dio por estornudar de forma repentina, con ojos levemente enrojecidos sumado a lagrimosos.



“¿Seguro estas en condiciones de continuar?, ¿No te habrás contagiado de algo raro por la tipa de hace poco?”
“Ya quisiera saber yo, pero debe ser alergia a algún gato cercano”


Los dos más jóvenes platicaban sobre una aparente reacción de parte de uno de ellos. Situación coincidente con la salida del zorro, cruzamos miradas con mi compañera sospechando la razón de ello.


“Tal como lo sospechaba, el peso extra se debía algo”
“La linda Tama se escabullo en la mochila de mi pequeño estudiante!, ¡Porque eres una gatita tan traviesa!”
“Mejor ve a darle atención al chico Amanda, yo me are cargo de ella”


Mientras notaba esos ojos intentando mostrar ternura al ser descubierta, el otro animal olfateaba en alerta en una dirección especifica. En aquel instante donde mostró sus dientes adoptando esa evidente postura de ataque, comprendí de quien podría tratarse.


“Vamos Kyuki, tenemos asuntos pendientes. Jefe, le encargo a mi compañera y por nada del mundo me sigan… esto es personal”
“¡Donde planeas ir!, ¡Alexis espera un-!, Rayos, el chico si resulto impredecible como me advirtieron”


Corrí siguiendo al pequeñín, dimos vueltas a lo largo de varios pasillos hasta dar frente a una pequeña sala abierta donde ella estaba tirada en el piso.

Me ardía el pecho con solo verla. Decidido a acabar con su vida, empuñe uno de los Karambit buscando ir directo al nervio frénico acabando en silencio.

Seria rápido, preciso, meros segundos bastarían dar el piquete necesario.



“¡Alto ahí!”
“¡Déjala en paz!”


Las voces de un par de niños se hicieron notar, estos se ubicaron encima de ella protegiéndola llenos de lágrimas en sus ojos.

Irónica situación… seguro les engaño con algún truco, pero no me detendré incluso si ellos me suplican, no después de haberle hecho daño a Chloe y quien sabe cuántos más.



“¡Apártense!”
“¡No lo haremos!”
“¡Ella nos protegió de aquel chico malo!”
“¿Chico malo?”


A pesar de mi determinación, verlos actuar similar a aquella niña me frenó durante un momento.

Se encontraban asustados tras evidenciar la intencionalidad con la cual disponía para arrebatarle la vida a esa mujer.

Ellos decidieron explicar los sucesos acontecidos bajo su cuidado. Reiteradas contradicciones se presentaban entre lo que ambos decían y lo vivido, eso sí, cuando mencionaron algo sobre drogas el entrar en alerta fue inminente.

Guardé el arma seguido de colocarme un par de guantes quirúrgicos. Controle el ritmo respiratorio con su pulso en simultaneo al estado de conciencia, examine la dilatación de sus pupilas, busque rastros tanto de laceraciones como mordidas e incluso punciones arteriovenosas.



“Pueden estar tranquilos, ella se encuentra bien por así decirlo”
“¿Lo dice enserio?”
“¿Mamá no se va a morir?”
“La llevaremos a un sitio seguro. Kyuki, puedes estar tranquilo”
*Sonidos de zorro molesto*
“Ya te lo dije, pero hay cosas que debo saber primero”


Viéndola desarmada dejaba ciertas dudas, amarre de manera leve manos, pies y aseguré la boca en caso de mordidas. Para llevarla, improvise una camilla mediante cortinas con tablas que se hallaban desperdigadas.

Arrastrando en parte fue como la llevé con el resto del equipo, estaba esperando ese largo sermón después de ir por mi propia cuenta.

Un librazo seguido de una oleada de insultos me llovió, me limité a aceptarlas mientras daba las disculpas correspondientes.



“A pesar de todo, he de reconocer tu valía trayendo a estos supervivientes tu solo. Súmale esa camilla improvisada, nada mal”
“P-Pero…”
“Nada de peros muchacho. Es verdad que fuiste imprudente, sin embargo, pusiste tu vida en riesgo cumpliendo con tu deber como personal de salud al priorizarlos a ellos”
“¡Entendido!”
“Acabo de examinarla. Tiene un poco baja la glucosa, fuera de eso se encuentra bien”


Después de oír las palabras de Amanda logré respirar aliviado. Por otro lado, los niños fueron alimentados cortesía del líder del equipo de asalto.


“¡Señor!, ¡Tenemos un problema!”
“¿Que ocurre camarada?, no creo los de la entrada fueran aniquilados por una horda”
“Sobre eso… Perdimos todo contacto con ellos…”
“¡Imposible!, ¡No pueden haber muerto sin solicitar ayuda!”


Las cosas se tornaban raras ahora, personal altamente entrenado desaparecía sin aviso alguno. Bastaba uno se pronuncie, cosa la cual no ocurría.

Intentamos contactar a Kai y Un Plaga sin excito, incluso habían cortado su geolocalización con nosotros.

Un último mensaje llegó al móvil de Amanda cuyo texto solo contenía el número 4.



“¿Es de Kai?”
“Si, lo raro es la hora de envió. Esto indica ser hace casi 30 minutos con recepción de solo segundos”
“¡Todos agrúpense!, ¡Algo se aproxima!”


Resguardando las espaldas de unos a los otros acabamos formados en círculo, en pleno silencio se percibían pasos aproximándose. Alguien parecía aplaudir saliendo de entre las sombras.


“Vaya, parece el payaso ese consiguió advertirle al circo. Bueno, cuando tengo ventaja numérica da lo mismo”


El apareció desde la oscuridad de un pasillo… parecía ser otra persona diferente, riéndose como si de un maniático se tratase.

Ahora la realidad cobraba sentido, las piezas encajaban sin contradecirse. Incluso Tama estaba engrifada como nunca siendo una bestia agresiva buscando defenderse de su depredador.



Autor: Ronin
Coautor: Byleth




 
Última edición:

Meijin Wanderer

Registrado
8 Ago 2019
Mensajes
144
Offline
D.W-A Vol.4

Capítulo VIII (LVI) - Aquel chico egoísta



Sus risas desenfrenadas se acompañaban de posibles delirios donde se autoproclamaba alguien superior, incluso durante el discurso enloquecido empezaron a aparecer aquellas creaturas que se hallaban escondidas a saber dónde.


“¡No se preocupen!, ¡Ellos no les harán nada a menos les ordene lo contrario!”
“¡De rodillas y manos detrás de la cabeza joven!, ¡Estamos trabajando, no jugando!”


Souji iba enserio sobre utilizar munición de ser necesario… apuntaba sin titubear mientras le seguía el paso en todo momento.

Quienes andaban con Shinku parecían estatuas debido a mantenerse tal cual, en silencio e inexpresividad total.

El ambiente tenso ponía en alerta los de mi equipo, un paso en falso podría determinar el final de nosotros.



“Explícate, ¿Quién eres en realidad?”
“Vamos Alexis, sabes que eres mi héroe por salvarme y te admiro. Bueno, desde mucho antes lo hacía, ¿Sabes?”
“Los grupos de rescate, estaba informada sobre casos de usurpación de identidades respecto a sus integrantes”
“¡Nada mal señorita!, ¡Me interesa tenerla a mi lado para hacer miles de ideas que tengo!”
“Lo lamento mocoso engreído, prefiero que sea este animal a mi lado quien me haga sudar toda la noche”


Sin rodeos, Amanda soltó una frase de tono agresivamente elevado mientras descargaba munición de una pistola entregada a cada miembro del equipo.

Lo vimos caer tras recibir 6 tiros al cuerpo. Fue ahí cuando creímos tanto el resto como los muertos intentarían abalanzarse sobre nosotros.

Varios segundos corrieron conservando la situación actual, se percibía la respiración nerviosa de cada integrante rogando no se salieran de control.



“Ja… Jaja…”
“¡Imposible!, ¡Fueron impactos directo al tórax!”
“¡Retrocedan, equipo en formación rodeando a los muchachos!”


Rodeados por los propios aliados quienes apuntaban a diversas direcciones evitando puntos ciegos no titubearían en acribillar al resto de ser necesario.


“También lo acabo de presenciar joven Alexis, en mis años enfrentando personas peligrosas es primera vez donde atestiguo a un individuo de tal nivel de amenaza”
“¿Nivel de amenaza?, dudo un adolescente de 16 años llegue a eso”
“Obsérvalo tú mismo”


Descargo munición de alto calibre proveniente de un arma de guerra, confirmando el ingreso de un tiro hasta su cabeza.

Jadeaba un poco al respirar a su vez caían gotas de sudor en su rostro. El hablaba enserio, hasta los que estaban bajo su cargo daban fe de la gravedad del asunto.



“¡D-Debe ser una broma!”
“Vaya, vaya, esto si dolió. Ni yo me puedo explicar como sigo vivo, pero es lo de menos en verdad”
“¡¿Acaso tu?!”
“¡Ouch!, habla más bajo quieres… todavía mi cuerpo se recupera de las heridas”


Después de levantarse, se retiró su camisa ensangrentada solo con la maliciosa intención que apreciáramos los orificios de cada bala cerrados.

Se volvió a presentar haciendo un espectáculo forzando al resto a atacarnos sin tregua, independiente de los heridos a los cuales resguardar.



“Soy quien limpiará este mundo, puedo doblegar la voluntad de los débiles con esa extraña droga que me enseñaron cuando abandoné la escuela. ¡Cierto!, ¡Además soy quien engaño a miles utilizando tu identidad!”


Ahora estábamos en aprietos, rodeados peleando contra muertos al por mayor e incluso contra compañeros de equipo. Para rematar, si se refería a aquella sustancia la cual creíamos junto a Amanda que se refería, iríamos de mal en peor.

Los puños de Un Plaga causaban impactos con la fuerza suficiente para fracturar a quien alcanzase. Kai, por el contrario, era rápido hasta estresarte…

Durante tanto alboroto dieron orden de lanzarse al suelo, poco después una explosión generó una apertura entre la horda de muertos.



“¡Retirada!”


Agarrando en cada mano tanto a Tama como Kyuki quienes se hallaban agresivos ignorando a quienes debían de seguir.

Dimos vueltas a través de varios pasillos hasta adentrarnos por la parte interna, donde solo personal autorizado circula habitualmente.




“¿Están todos bien?, ¿Alguno de los dos equipos con mordidas o daños?”
“Salud en perfectas condiciones, solo un poco agitados”
“Un herido señor, mordida en su antebrazo”
“Alexis, prepara uno de los inyectores. Los demás por favor sujetarlo y colocarle alguna amarra en su boca”
“¿Porque eso ultimo señorita?, ¿Acaso es muy dolorosa la inyección?”
“Al contrario mi estimado, en caso de fallo catastrófico se podría evitar la propagación a cualquiera de los presentes mediante una mordida”


Aquel pobre chico estaba aterrado, su mirada buscaba con desesperación se apiadasen esperando ser liberado… piernas, brazos y cabeza habían sido restringidos en su movilidad gracias a sus compañeros.

Objetivo actual; Arteria Coronaria. El largo de la aguja dejo helados a cada uno de los presentes, incluso yo me vi afectado pensando en ello.



“No olvides desinfectar la zona contaminada Amanda, un error nos costará caro”
“Tómalo con calma, ya me adelanté a la jugada. Respira con calma Alexis, podrás hacerlo bien dado te enseñamos e hicimos practicar hasta el cansancio”
“Gracias…”


Realice ejercicios respiratorios a su vez despejaba el área del tórax de toda protección mientras buscaba el espacio intercostal correspondiente.


“Ahí está. Es por tu bien, incluso si me llegas a odias, no permitiré otra perdida en mi presencia”


Se alteró en demasía superado por el miedo. Forcejeando como si su vida dependiera de ello, oponía hasta sus últimas energías intentando zafarse.


“Ya estoy en el punto, procedo a suministrar la dosis”
“Dosifica 1ml de suero en intervalos mininos de 3 segundos hasta vaciar el contenedor, toma el tiempo que estimes necesario una vez por descarga”
“Entendido”
“Tienen mi respeto señorita Amanda”
“No es para tanto comparado a lo que han hecho por nosotros durante esta misión”
“Estamos acostumbrados, contrario a lo que el muchacho esta haciendo ahora en una maniobra de completa precisión”


Los soldados nerviosos observando cada movimiento, mi profesora con el líder de equipo hablando casual y yo aquí sudando hasta por respirar.


“Toalla por favor”
“Lo lamento Alexis, déjame ayudarte”


Con la caída de esas primeras gotas de sudor rompiendo el estado de concentración, noté lo poco que restaba para terminar.

Previo a retirar la aguja, la profesora indico separar el punto de unión donde estaba la base de esta extremando sellar primero y después utilizar otro de los implementos a mano para cauterizar conforme se retirase aquel metal.

El soltado cayó dormido tras cerrar la punción en su tórax en simultaneo al área de la mordida.



“Procedimiento… completo. Maldición, eso sí fue estresante Amanda”
“Te comprendo, odio cuando debía realizar punciones lumbares de madrugada en el área de urgencia”
“Lo importante es que por lo visto resulto todo bien”
“Mi soldado estará bien, conozco esa expresión de idiota que tiene al dormir”


Ya sentado contra la pared, note la manera en como me temblaban las manos y jadeaba.

Uno de los compañeros del “paciente” se ubico en frente extendiendo una botella de agua con algo de comer.



“E-Estoy bien, no es necesario te tomes la molestia”
“Relájate, estamos todos en el mismo barco ahora”
“Gracias”


Cada uno estaba por su lado en esta oficina, buscando formas de entretenerse o despejar la mente considerando lo acontecido.

Quien se encontraba dándome apoyo se mostraba relajado, su comportamiento era todo lo contrario al esperado para lo que se dedicaba.



“Al que acabas de salvar, es la pareja de una vieja amiga de muchos años. Un día previo a iniciar el viaje hasta acá, me encargo estar pendiente de él a sabiendas de lo descarriado que suele ser en ocasiones”
“Diría fuiste tu quien permitió se lograse esto”
“No seas modesto muchacho, esa lanceta jamás habría sido capaz de usarla”
“Ayudaste a sujetar su cabeza y la parte superior del cuerpo… de no ser por ello, seguro acabaría fallando a la Arteria Aorta”
“Dijiste… mejor me callo, ahora si le acabo de tomar el peso”


Los demás integrantes se burlaron tras percatarse de su reacción, quien pensaría ver personas como uno conservando la cordura estando arrinconados de este modo.

Según reportaba Souji, afuera continuaban dando pelea sin tregua. Otras unidades iguales a la nuestra informaban estar con ciertas dificultades en las zonas donde fueron designados.



“Ya van 3 horas desde que se inició este asalto. Estoy agotada y solo quiero entrar a bañarme apenas pueda”
“Mira quien habla, si Kai estuviese aquí te aseguro se burlaría de manera picarona”
“Em… Alexis, creo tenemos un severo problema”
“No me vengas con la clásica escena donde uno refiere; déjame adivinar, ese idiota está justo atrás de mi”


Durante esos segundos donde ella afirmó moviendo su cabeza, quien se encontraba a mi lado saltó en el acto enfrascándose a puño limpio para acabar reduciéndolo de forma instantánea.

Cubrieron su boca con una toalla evitando gritos de alerta y amarraron tanto de brazos como de piernas.

Gracias al apoyo del resto examinamos sus signos vitales, su respiración, la dilatación de las pupilas, etc.

Descocíamos cuanto perduraría el efecto de esa droga, pero hemos de suponer faltaba bastante. En vista de la situación se optó dejar resguardando el espacio a Amanda junto con dos de Asalto.

El líder dejo la orden clara antes de volver a terreno. Hacer uso total de los medios que se estimen convenientes si son superados independiente sean zombis, el resto del equipo o aquel chico.



“No estoy de acuerdo con mi propia decisión, sin embargo, ya perdimos a dos integrantes y uno esta en la cuerda floja”
“El chico es tema mío, tiempo atrás le salvé la vida… ahora debo hacerme responsable de esto”
“Le dieron disparos hasta en la cabeza joven, ¿En verdad crees ser capaz de lograr algo?”


Desenfundé uno de los Bowie para mostrarlo a los presentes. Observaron confundidos el cómo esa arma podría llegar a ser más efectiva al grado de pedir explicaciones.


“A diferencia de las películas, esto es la vida real. Fui testigo en plena zona cero aquella explosiva propagación, siendo inmunes a daños cerebrales directos gracias a las mismas células madre dado impiden el cese de funcionamiento por daños”
“Entonces, ¿Esas diciendo son virtualmente inmortales?”
“Si y no. Porque su punto débil radica a nivel cervical, vale decir, cortar la medula para separar la cabeza del cuerpo seria todo”


Hubo especial interés ahora sumado a un aumento en la moral, ellos son expertos en lo suyo, contrario al caso actual donde se enfrentan a un agente desconocido cuyo comportamiento escapa de lo normal.

Una voz se hizo presente justo antes de salir, durante el peor momento posible debimos ser descubiertos.



“Vaya donde vine a encontrar a la pandilla de ratas, reconozco son los primeros en darme problemas”
“¡¿Qué demonios te ocurrió?!”
“¿Estas cosas?, no me interesan mientras siga vivo”
“¡Fuego!”


Los soldados descargaron cartuchos enteros arrasando con todo a su paso incluyendo los muertos utilizados a modo de escudo.

Las paredes de material ligero acabaron agujeradas de arriba hasta abajo, arrasando incluso a cadáveres por montón justo en pleno paso.



“Objetivo aparentemente abatido, procederemos a confirmar”
“Cuidado… Por mucho daño que… no morirá”
“Señor, la civil rescatada está advirtiendo no confiarnos”
“Entendido soldado, esperaremos a señales de vida”


Pequeñas señas de humo emergían del cuerpo tendido, se estaba cauterizando a si mismo.

Esos tumores a los cuales refirió no darle importancia comenzaban a tornarse grotescos a medida intentaba curarse.



“¿Alguna idea sobre este suceso con el chico?”
“¿Es lo que creo Amanda?”
“Si, daño celular causado por multiplicación excesiva”


Íbamos de mal en peor si apostábamos al desgaste, decidido a evitar agotar opciones o recursos empuñe el arma mostrada corriendo hacia el chico quien apenas lograba moverse.

Insertando la hoja metálica entre sus vertebras se confirmaba el corte medular, cayendo a piso sin reparos.



“Vaya final patético considerando los problemas causados”
“Ya nos liberamos de un peso importante. Souji, ¿Alguna nueva orden?”
“Recojan todas sus pertenencias, a los heridos y civiles para reubicarnos. Vendrán refuerzos desde otra instalación cargando más refugiados”


Evitando perder tiempo a toda costa, realizamos el traslado dejando atrás lo innecesario. Rika, Kai y el muchacho inconsciente fueron envueltos en cortinas para llevarlos a rastra evitando manos ocupadas.


“¡No se detengan, ya podremos descansar tras volver a escondernos!”
“¡Si señor!” (x9)


Una corazonada hizo cruzar las miradas entre todos… algo se aproximaba.



--//En pleno pasillo, tras 1 hora de la salida del grupo//--



“Ja… Jaja… Esta vez creí haber muerto, bien hecho extranjero por sorprenderme. Ahora si quiero tenerlos de esclavos, ¡No sin antes quebrantar sus voluntades!”



Autor: Ronin
Coautor: Byleth






 
Última edición:

Meijin Wanderer

Registrado
8 Ago 2019
Mensajes
144
Offline


D.W-A Vol.4

Capítulo IX (LVII) - Se acabaron los juegos


Ya iban 2 horas tras haber escapado del chico malicioso y conseguir reubicarnos en otro sitio por mayor seguridad.

Durante aquel proceso, recuperamos a uno de los soldados junto con Un Plaga debido al deceso del resto de quienes se encontraban con ambos.

Un grupo de civiles escondidos nos ubicó pocos minutos tras notar el alboroto causado, estaban asustados a simple viste si les creeríamos o no su historia.



“¡Podemos estar tranquilos, están diciendo la verdad!”
“¿Estas segura joven Amanda?”
“Sí, incluso los niños hablaron sobre la existencia de más personas”
“Comprendo, ahora que contamos con su equipo completo seremos capaces de dividir fuerzas nuevamente. Sin embargo, deberemos extremar las medidas para evitar se repita la historia”


Accedimos al final a su petición preparados a enfrentar lo que fuese, uno de estos sería el guía mientras que Souji traería dos integrantes y así tocaría ir con la profesora.

Entre los seis despejamos cualquier inconveniente de la mejor forma posible con tal de evitar pérdidas innecesarias, salvo casos puntuales donde nuestras vidas corrieran peligro.

Por otro lado, al par de animales los había perdido de vista hace rato. Tampoco respondían al llamado habitual ni nada… espero se encuentren bien o tocaría dar explicaciones a Chloe.


“Tu tranquilo, esos dos saben cuidarse mejor de lo que creemos”
“Conociendo a Kyuki, seguro aparecerá en el momento menos indicado”
“¿Sabías que ese pequeño zorro pertenece a una especie ubicada en Sudamérica?, más precisamente a lo largo de la Cordillera de los Andes”
“¿Para qué trajeron un pequeño animal como ese desde tan lejos?”
“La población de zorros aquí estaba al borde la extinción hace varios años, fue a tal grado que fallaba su reproducción en cautiverio. Cuando aceptaron el traer especies para cruzarlos, consiguieron resultados excepcionales”
“Interesante”
“Eso no es todo, nuestro pequeño travieso fue una de las tantas crías nacidas aquí. Gracias a su adaptabilidad como especie en adición a la cruza, consiguió salir adelante al suministrarle esa dosis para salvarlo”


Vaya datos interesantes a estas alturas, ahora me hace sentido por qué lo cuidaban tanto o las muestras realizadas hace poco más de un mes.

Conocía lo suficiente esa actitud para deducir sobre la confianza que mantenía ante aquel pequeño animal.


“Ya llegamos. Por favor ayuden a los heridos”
“Descuide, estamos preparados”
“Nosotros los cubriremos en lo que requieran, especialmente si toca suministrar el suero”
“¡Aquí hay unos mordidos!, ¡Ayúdenlos por favor!”


Acudiendo al llamado revisamos cada caso de forma individual. Unos debieron ser ejecutados en el acto debido a que antes de activarse tras su reciente muerte, otros porque ya no querían seguir peleando, etc.

Evitamos fuese Amanda quien realizara tales actos, entre sus locuras durante la estancia en H.L. nunca hizo algo donde ensuciara aquellas manos con sangre inocente.

Después de terminar el asunto relacionado a esos casos, debí asistirle a suministrar unas dosis para frenar algunas infecciones.


“Ya son todos, nos quedan para dos dosis más profesora”
“Muchas veces te veo Al y siento como me carcome el arrepentimiento”
“¿Perdón?, ¿A qué te refieres Amanda?”


Intente mirarla a los ojos recibiendo solo actitudes evasivas. Rodeados por un silencio incomodo, me mantuve a su lado esperando expresase lo que sentía.


“Déjalo salir. Estoy aquí para apoyarte”
“¡Grandísimo idiota!, ¡Tu estabas bajo mi cargo!, ¡Yo debía ser quien esté ahí para ayudarte!”


La contuve entre mis brazos a su vez corrían algunas lágrimas a través de mis mejillas.


“Como diablos puedes ser tan fuerte. Digo, parecías estar acostumbrado del mismo modo que atiendes pacientes en las salas de rehabilitación”
“Nunca tuve opción de elegir… toqué fondo y esa niña rompió la coraza donde escondí mi ser”

Sabia la próxima estupidez proveniente desde su boca, opté adelantarme a la jugada despegándola un poco para ubicar una mano sobre su cabeza y moverla hacia los lados.


“¡Que estás haciendo!, ¡Sabes que me mareo con facilidad si haces eso!”
“Ibas a salir con alguna estupidez, solo evito que lo hagas”
“Me conoces bastante. Muchas gracias”


En ello, una pequeña se aproximó en silencio. Nos agachamos hasta su altura buscando interactuar, tras presentarnos, oímos esas palabras donde solo esa inocencia puede reproducir.


“¡Cuando sea grande, quiero ser como ustedes!”


Amanda sonrió animándola a ser incluso mejor de lo que ambos éramos hoy, dando su clásico discurso motivacional.

Souji se me aproximo para platicar de forma casual, las historias relacionadas a sus operativos superaban guiones de películas por irreales que sonasen.

Poco duraría la paz, algunos civiles se horrorizaron apuntando en dirección a una ventana.

Él estaba ahí con su rostro deformado, varios tumores comprometían su cuerpo a pesar de seguir vivo tras realizar la ejecución.


“Tenemos trabajo estimado Alexis”
“Ya se me agotó la paciencia, estimado Souji”


Se priorizó la evacuación hasta acabar solo los cinco, mientras él intentaba ingresar seguido de unos pocos Reanimados.

Los brazos engrosados y cuya distancia se asemejaban a su cuerpo actuaban a modo de barrera frente a disparos o cortes, siendo peor el hecho de moverse con normalidad.

Cuando fui alcanzado durante uno de sus golpes, el impacto me hizo volar cerca de unos cuatro metros con suma facilidad.


“¡Incluso si intentas romperme el cuello sigo vivo!, ¡Entiéndelo!, ¡Soy inmortal ahora!”
“Quieres callarte un segundo, aún considero las diversas ideas para darte una muerte lo más ridícula posible”
“¡Maldito seas molesto extranjero!”


Una estantería ubicada justo por detrás de Shinku se le vino encima dado Amanda en compañía del líder del esquipo de asalto aprovecharon su distracción.

El sonido de huesos fracturados en compañía de sus gritos de dolor reflejaba que su cuerpo aún transmitía estímulos sensitivos.

Notamos en vivo la forma de su espalda volviéndose un bulto mayor ante la exageradísima replicación celular mutada intentando reparar los daños. Esto conllevó a liberarse de aquel mueble pesado.


“¡Cambio de planes!, ¡Los mataré a todos aquí mismo!”
“Di eso por ti mismo, mocoso”


Uno de los soldados descargó seis disparos de un revolver magnum sobre su cabeza.


“Lo siento, me tenía irritado el niño megalómano”
“¡JAJAJAJAJA!” (x4)
“Primera vez que te veo así de enojado soldado”
“Creo será mejor no provocarlo señor”
“Descuida, independiente si tenemos un mal día, cosas así ayudan a liberar estrés”


Un fuerte alarido retumbó en la habitación, él se levantaba con parte de su cerebro expuesto.

Según reportaban los de asalto, sus municiones estaban por agotarse. Contando para dos recargas y se acabó.


“¡Ya tengo la respuesta!”
“¿De qué respuesta habla profesora?”
“No es un punto, son dos para eliminarlo”


Ahora cobraba sentido porque todo lo anterior fallaba o solo servía en favor del tiempo. Nunca esperé olvidar algo básico tras la experiencia vivida con los demás.

El matrimonio perfecto, la dupla cerebro y corazón.


“¡Cuidado!”
“¡Gracias por el aviso Souji!, ¡Estamos a salvo!”
“¿¡Alguna idea muchachos!?”
“¡Si!, ¡Esta vez debemos ir tanto por el cerebro como el corazón en simultaneo!”
“¡Oyeron eso equipo!, ¡Hora de trabajar!”


Los choques frontales a fuerza bruta eran inútiles, peor aún con los pocos presentes. Se tornaba más difícil exponer las ubicaciones a medida sufríamos desgaste.

Incluso llegando refuerzos tanto de Asalto como Salud no conseguíamos nada. Fue en eso cuando Un Plaga refiere descargar con todo el arsenal sin medirse.

Este realizó una seña hacia el líder del escuadrón, estábamos un tanto confundidos con Amanda respecto a su intención.


“¡Buena idea enmascarado, espero tu plan consiga eso!”
“¡Muajaja!, ¡Nunca le digas imposible a los planes de Un Plaga!”
“¡Vaya tipo estrafalario nos asignaron!, ¡Parece encontramos a nuestro eslabón perdido compañeros!”
“¡Uno para todos y todos para uno!” (x9)


Forzaron el bloqueo en ambos brazos inundándolos hasta la ultima munición disponible, tanto en armamento principal como secundario. Arrojaron también cualquier objeto al alcance de sus manos capaz de perforar la piel.

La deformación continuaba a ritmo descontrolado, afectando a simple vista ahora al abdomen, piernas, etc. Hemos de suponer ser testigo de un grado de metástasis a niveles horrendos.


“¡Ahora me encargo del remate!, ¡Todos atrás!”
“¡No te lo permitiré malnacido!”
“¡MALDICIÓN!”
“¡Sigue al corazón!, ¡Yo cubriré la cabeza!”
“¡¿A-AMANDA?!”


Fui herido en uno de mis brazos por una zona contaminada, no fui el único… ella también resultó herida.

Dude en primeras instancias hasta su segunda alerta, apuñalando ese tórax con posterior desgarro del corazón en simultaneo a la medula.

Este peleo intentando liberarse mediante aquellos pesados brazos que ahora solo le entorpecían por superar sus capacidades personales.

Kyuki apareció al último momento mordiéndole el cuello, su tráquea era aplastada ante las fauces del pequeño animal y la sangre arterial escurría a lo largo de su cuello igual a un manantial.

Durante su desesperación, el chico seguía agitándose, buscando atraer más esbirros sin excito. Estaba solo ahora, no tenia nadie a quien manipular.

Segundos posteriores acabo tendido en el suelo sin moverse, deshaciéndose el tejido vivo de una manera tan violenta dejando un mero charco carente de rastros de humanidad o tejido óseo.


“Informo a todas las unidades, misión cumplida al interior”
“Good Job. Ahora, ustedes dos saben lo que deben hacer”
“¿P-Podemos conversar de eso primero?” (x2)
“¡No!, aunque les permitiré elegir a su verdugo”


Ambos nos miramos resignados, siendo el caso, mejor sea una cara conocida quien hiciera la experiencia lo menos traumática posible.

Se nos habilitó un pequeño salón de unos dos metros cuadrados con insumos para tratar las heridas. Otra cosa fue el ir con calma, dado no podían darse el lujo de perdernos en pleno operativo o de lo contrario ellos serian castrados.


“Suerte el corte sufrido por ambos fue superficial”
“Dejando eso de lado, ¿Porque decidiste acabar con la vida del chico?”
“Estamos juntos en esto idiota. Por eso ahora no tienes que cargar todo tu solo, deja recordarte que de santa no tengo absolutamente nada”
“¡JAJAJA!, esa expresión de pervertida ya dijo mucho”
“¡C-Cállate!
“¡Ouch!, ¡El brazo es mío!


Ahora venía la parte difícil… inyectar la dosis, a pesar de estar ambos ya a torso descubierto, parecíamos gatos asustados.

“¿Lo dejamos a la suerte, profesora?”
“Tu primero, ya que tomaste la iniciativa”
“De eso nada, entonces en simultaneo”
“¡U-Un momento!”


Sujete su mano con el contenedor exponiendo aquella aguja para dejarla a la altura correspondiente, mismo caso desde mi parte.

Los nervios la carcomían al inicio, luego suspiro y esbozó una sonrisa con tranquilidad.


“¿A la cuenta de 3 mi estudiante?”
“Usted marque el ritmo y yo la sigo”


Ambos sujetamos el hombro contrario del otro en señal de apoyo evitando escapar, una vez finalizado aquel conteo, procedimos a insertar aquel metal hasta dar con la Arteria Aorta del otro.


“¡DUELEEEEEEE!” (x2)


Después supimos el vergonzoso momento que varios imaginaron tras escuchar nuestro grito de dolor acompañado de frases muy mal interpretables.

Conseguimos dormir un rato buscando recuperar fuerzas, estábamos exhaustos después de tanta suministración.


“Jóvenes, despierten. Ya salió el sol”
“¿Sou… ji?, ¡Maldición!, ¡Nos quedamos dormidos!”
“¡Rayos!, ¡Se supone debemos mantenernos disponibles en todo momento!”
“Tranquilos ustedes dos, ya acabó el operativo. Recuperamos las instalaciones junto a centenares de personas”


Su expresión tranquila no daba indicios a estar bromeando, sus compañeros celebraban alzando las armas imitando a un grupo de monos exaltados.

Los civiles lo tomaban con humor, sobre todo los niños quienes reían sumándose al juego.

A través de la radio oímos la repetición del comunicado.



“Atención a todas las unidades. Siendo las 9 A.M y tras 4 horas de intensa batalla en el aeropuerto de Fukuoka, hemos logrado recuperar las instalaciones junto a civiles dentro del edificio principal.

Gracias al valor de estos jóvenes presentes, fuimos testigos de un milagro.

Afrontando a los cadáveres con escudos y carros de bomberos, la humanidad ha traído de regreso unas trescientos cincuenta personas.


La próxima tarea por ejecutar, será recuperar el país y su gente”


Estábamos frente al anhelado futuro de querer recuperar aquello perdido. Podría recuperar también a mi familia en caso de que ahora fuesen cadáveres andantes.

Tras media hora del anuncio, varios vehículos se llevaban a las personas rescatadas en compañía de algunos participantes. Contrario a nosotros, retornamos a buscar nuestros vehículos.


“Los estaba esperando, la Hummer no contaba con las llaves para ir en su búsqueda”
“Y tu dónde estabas todo este tiempo Alexis!”
“¿Cuál de los dos?” (x2)
“¡Denme un respiro con esa broma!”
“Alexia, es bueno verte”
“Solo a ti te permitiré llamarme a si, mi otro yo”


Subí a la motocicleta para emprender el rumbo a casa. Los demás se subieron al ya mencionado automóvil, desechos tras el enfrentamiento.

Ahora se avecinaba la parte difícil… Recuperar el país completo.



Autor: Ronin

Coautor: Byleth
 

Meijin Wanderer

Registrado
8 Ago 2019
Mensajes
144
Offline


D.W-A Vol.4

Capítulo X (LVIII) - Entrenamiento con Magnum y nuevas pistas


Al fin en un lugar tranquilo nuevamente, fuimos directo a las habitaciones dándonos de bruces contra las camas respectivas, tal fue el agotamiento que despertamos alrededor de unas quince horas después de haber llegado.

A duras penas fuimos capaces de responder al llamado para almorzar, incluso Kyuki y Tama se hallaban en las mismas condiciones.


“¿Seguro se encuentran bien?, podemos hacernos cargo junto con Aina”
“Si, solo algo aletargados después de tanta adrenalina”
“Por cierto Al, ayer el teniente vino por ti. Me encargó te diera esta dirección”


Venir recién despertando para llevarme a quien sabe dónde… a estas alturas la única salida posible vendría siendo acabar de raíz con los reanimados.

Sin muchas opciones para hoy, salí en compañía de Yuuki y Chloe hasta donde me pidieron asistir.

Por claras razones nos tomamos el tiempo necesario para llegar, quería dedicarles tiempo a ellas dos. A fin de cuentas, he pasado mucho en el laboratorio sumado al reciente operativo llegando al límite.

La pequeña se hallaba sentada sobre mis hombros observando con entusiasmo los alrededores desde otra perspectiva. En ocasiones solía desestabilizarme un poco hasta tomarle costumbre.


“Cuanta tranquilidad se percibe en el ambiente, juraría estar en el paraíso”
“Esto es resultado de tus esfuerzos junto a quienes dieron la vida por ti Al, no niego sentir un poco de celos”
“¿Celos?, pero no he hecho algo que cause tal efecto”
“Seguías avanzando incluso si estabas destrozado mentalmente, nos reuniste como prometiste a mi padre e incluso lograste apoyar en un operativo importante”
“Sabes Yuu… contrario a lo que crees por difícil que parezca de no ser por esta pequeña revoltosa, Amanda, tu y el resto, es casi seguro estaría bajo tierra en estos momentos”


Su rostro de asombro cuando escucho esas palabras conllevaron a sonrojarla un poco mientras caminábamos lado a lado pasando a través de un parque.

Durante esos pasos cruce un brazo a través de su cintura acercándola, aquella reacción graciosa acabó siendo superada por vergüenza pasando la cuenta por diversas razones.

Chloe se reía tras ver nuestras reacciones, su inocencia acabó aumentando posibles malentendidos a otros transeúntes.


“¿Ahora es cuando Mamá y Papá se dan un beso?”
“¡Q-Que nosotros que!” (x2)


Ahora varios de los presentes susurraban sobre la joven pareja con una hija, otros referían al notar el abdomen de Yuuki a su vez ella sostenía ambas manos alrededor de su vientre.

Carcomidos ante los nervios causados gracias a quienes presenciaron las palabras de la niña, aceleramos el paso esquivando esas miradas.

Pasamos de largo varias calles intentando sermonear a la pequeña quien repetía de vez en cuando esas mismas palabras captando el interés, inclusive no faltaron los que reconocieron mi participación en lo acontecido hace unos días.

Un tanto cansados llegamos a la dirección.

Fuimos recibidos por el teniente después de vernos en el frontis de su casa. Fue sorpresa nos mencionara ello, en un inicio creía estaríamos otra vez en un bar…


“Bonito día para salir en familia jóvenes, pasen y pónganse cómodos”
“Ya veníamos huyendo por cierta hermanita después de hablar de más”
“¡Jijiji!”
“Ve con calma Yuu, recuerda puedes sentir la falta de oxígeno debido al embarazo”
“¡G-Gracias por la preocupación!”
“Lo que es el amor juvenil, pueden seguir coqueteando al interior”


Ambos callados con el rostro enrojecido mirando hacia el suelo procedimos a entrar sin resistencia alguna.

La sala de estar era bastante acogedora siguiendo un estilo más occidental, con dos sillones amplios, una mesa de centro y curiosamente un bar ahí mismo.


“Llegan a buena hora, acabábamos de preparar todo para su práctica”
“¿Cosas para nuestra practica?”
“¿Que hace usted aquí señor Souji?” (x2)
“Señor estuvo demás, tenemos casi la misma edad”
“¡Wow!, ¡Un revolver Magnum!”
“Vaya si salió curiosa esta pequeña niña”


A su corta edad, había mostrado mucho interés por esas cosas. He de suponer leyó mucho más durante mi ausencia al encontrarme en el laboratorio.

Supuse estos dos tramaban algo y no querían dejarme fuera de la acción a sabiendas que deseaba descansar.

Sin muchos rodeos, explicaron su intención de hacerme practicar el uso de armas de fuego.


“Ustedes dos deben estar bromeando…”
“Quieras o no, va a ser un mal necesario el aprender. Sobre todo, considerando la segunda parte del plan de recuperación y con próximo destino a Europa”
“Durante el operativo te habrías ahorrado unos cuantos golpes, aunque tienes buena técnica en peleas cuerpo a cuerpo”


Deseaba salir corriendo en busca de mi ansiada libertad, pero el evidente soborno por intentar recuperar a mis seres queridos acabó forzandome a aceptar a regañadientes.

Aquel par de veteranos se burlaban con descaro tras descubrir los objetivos en espera.

Giré la cabeza hacia el lado donde Yuuki se encontraba mirándome de igual forma, su única diferencia recayó en mencionar una persona.


“Vamos Al, seguro su abuela querrá conocer al pequeño en mi vientre”
“¡Va a ser un hermanito!”
“Aún no lo sabemos, faltan dos meses para descubrirlo hermanita”


Vaya par de mujeres que dan bastante trabajo. Sin embargo, ahora ellas son tanto mi razón para vivir como velar por colaborar en la restauración independiente cuanto desee me trague la tierra.


“Quien lo diría joven Souji, nuestro pequeño amigo si salió afortunado”
“Interesante estimado teniente, salió todo un galán trayendo ahora una familia sin haber comentado”
“¡Ustedes dos!”
“¡Bueno, dejemos de andar con cosas!, Me uniré a la práctica porque esta pequeña panza no va a ser un adorno”
“Sin dudas es toda una jefa” (x2)


Junto a la pequeña nos reímos tras verles el rostro a esos dos sorprendidos al hecho, pareciera se les acabo dando vuelta la comedia en su contra.


“Vamos, que están esperando, yo también quiero aprender”


Caminamos hasta el patio trasero de la casa, habían armado una especie de polígono de tiro artesanal. Las paredes del fondo refirieron reforzarlas con concreto sumado a hacerles mantención después de cada sesión de tiro.

Mientras uno explicaba tanto a Yuuki como a mí, el otro se encontraba supervisando a la niña para evitar causara algún accidente.

Optaron iniciar con réplicas de salva ante las dudas. He de suponer por seguridad para ella y quizás desconfianza por mis antecedentes durante la época de esos equipos.


“Nada mal la señorita, la mayoría ha dado muy cerca del blanco comparado a su compañero…”
“Gracias por el comentario teniente, lo tendré presente para la segunda ronda”
“No te desanimes Al, vas a mejorar bastante. Siendo sincera, es la primera vez donde veo que algo se te dificulta”
“Nunca he sido a fin con esas cosas, por ello sigo preguntándome como no he acabo con una bala entre las cejas”
“Bien, vamos de nuevo. Sin distraerse apuntando a las dianas”


Llegaba a sentir pesados los brazos de tanto mantenerlos en una posición fija, eso sí, realizar el proceso de recarga se volvía casi instantáneo por costumbre al repetir una y otra vez.

El ambiente mantuvo cierta tranquilidad hasta oír los aplausos de Souji felicitando a la niña.


“He visto personas con talento natural o bastante destreza, sin embargo, esta pequeña es un caso único”
“Dime por favor que era de las de salva Souji”
“Usted tranquilo, no cometería un error así de estúpido”
“¡Yei!”


Segundos después se oyeron disparos reales acertando a los blancos y unas cuantas macetas rotas a unos veinte metros.


“¿Decías algo?”
“Lo siento, prometo no volver a bajar la guardia”
“Ten cuidado con eso hermanita, sabes que son peligrosas si no tienes cuidado”
“Perdón por intervenir de forma un tanto irresponsable, sonará difícil de creer, pero esta pequeña ha sido capaz de cuidarme la espalda. Para su corta edad es cautelosa además de precisa”
“¿A-Alexis?” (x3)


Tomamos un receso con intención de explayarme en cuanto a relatar lo sucedido hasta entonces, Yuuki acepto rápidamente el hecho sin molestias dando a entender que supuso ser resultado de tanto imitar a su padre.


“Bueno, no hay mucho que pueda decir considerando su comportamiento similar al de él”
“Sin dudas esta niña va a ser una prodigio, muchas misiones durante este apocalipsis me lo confirman”
“Lo lamento joven colega, tuve una hija y después de esto yo me haré cargo mientras te dedicas a enseñarles”
“¡P-Pero teniente!, ¡Solo me descuide unos segundos!”
“No olvides lo ocurrió al interior de las instalaciones el otro día con la tipa que cargaba una granada eliminando a dos de los tuyos. Bastó solo unos segundos”
“Entendido…”


Retomamos la practica utilizando ahora los revolver magnum, estaban dispuestos a lanzarnos con toda seriedad afrontando ese potente retroceso.

Souji si era realmente exigente evitando despegar el ojo sobre cada pequeño movimiento corrigiendo según donde impactase cada bala.

Cada seis tiro procedía una recarga, repitiendo el patrón bajo constante presión hasta atinarle al blanco.


“Vaya desastre resultaste ser en puntería Alexis, hasta su pareja consiguió mayores aciertos”
“Nunca me he atrevido a utilizar esas cosas, reconozco tenerles bastante respeto por el nivel de daño que puede causar un accidente”
“¡Jiji! ¡No importa si apestas con esas armas hermano!, ¡Siempre serás genial para mí!”
“Eso dolió un poco pequeña. Bueno, ahora cuento con tiempo libre para aprender cosas nuevas”
“¿Como el aprender a cambiar pañales y preparar biberones Al?”
“Tu misma lo has… ¡Yuu!”


Las risas en conjunto de los cuatro junto a el ambiente hacían darme cuenta de los cambios que se avecinaban tras el efecto del suero causando las reversiones.

Previo a continuar, ambos anfitriones nos plantearon acompañarnos al hospital dado una paciente necesitaba hacernos llegar cierta información. Aparte, Yuuki estaba lista para un control de su embarazo a ver cómo iba el proceso.

Fueron alrededor de unos quince minutos de viaje para llegar, primero acompañamos a mi compañera a su ecografía. Nada fuera de lo común, salvo no se estaba quieto en ningún momento.

El viejo medico fue quien realizaba ese procedimiento, su mirada durante el examen reflejaba revivir cierta juventud en él.


“Hacía tiempo no veía imágenes tan hermosas, aún recuerdo esa primera vez donde vi a mi hija y años después mi primer nieto”
“Ese es mi pequeño campeón, mamá ya desea tenerte entre sus brazos”
“Bueno, estaríamos listos por hoy. Debido al aumento de gente estamos algo ocupado por ello el siguiente control será en un mes, nuevamente felicidades a los jóvenes padres”
“Gracias a usted mejor dicho por lograr mantenerme vivo, de lo contrario no estaríamos escuchando sus palabras”


Afuera de la sala estaban ambos de fuerzas armadas junto a la pequeña quien dibujaba mientras esperaba.

Comunicamos las noticias donde todo seguía bien, solo restaba esperar hasta la siguiente fecha.


“Ahora toca la segunda parte, ¿Seguro no quieren pasemos a dejar a las señoritas a casa primero?”
“Gracias por la amabilidad, pero estamos bien. Igual me gustaría conocer a quienes han ayudado para ver qué puedo hacer yo también”
“Mejor deja de insistir joven Souji, la chica es bastante fuerte. Basta observar al chico”
“Fue por voluntad propia para que sepan, aun así, no me arrepiento”


Escoltados cortesía del mismo director quien realizo la ecografía, llegamos a una sala donde se hallaban los pacientes separados respecto a los revertidos.

Vimos al personal del recinto compartiendo con ellos. Independiente si estaban un tanto ajetreados, se les hacia la vista gorda mientras fuese en favor de su salud mental y física.

Ahí se encontraba ella en compañía de dos pequeños cuyas edades deberán ser similares a la de Chloe. Esta no tardo en congeniar bien con ambos entablando platicas en adición al juego.


“Lamento mi actuar e intenciones hostiles durante el rescate”
“No necesitas disculparte joven, has hecho todo este tiempo lo que consideras correcto en favor del necesitado. Lo importante fue el evitar un suceso irreversible”
“Gracias a usted señorita Rika, advirtió sobre el peligro que representaba a quien intente salvar esa noche”
“Tomen asiento mis queridos niños, debo hacerles saber esto a como dé lugar”


Ella cerro sus ojos suspirando en primeras instancias, pareciera intentar ordenar sus ideas antes de hablar. Seguramente seguía bajo efectos secundarios residuales.


“Lamento demorarme en pensar, los especialistas sospechan puede deberse a efectos secundarios de la extraña droga”
“No es necesario se esfuerce tanto si todavía no está en condiciones!”
“Gracias por la preocupación jovencita, miren que sorpresa, reconocería ese tipo de pancita donde fuese”
“A-Ah, B-bueno, usted vera…”
“Cariño, después tendremos una charla de mujeres con calma. Te enseñaré unos cuantos trucos que aprendí con mis hijos en su momento”
“¡G-Gracias!”


Reafirmando ahora su postura, se notó un cambio de relajo a seriedad.


“Si planean restaurar a los muertos, deben saber sobre la existencia relacionada a grupos especializados en sumisión de voluntad. Shinku resultó ser parte de estos presentándose con otra identidad, debido a no contar con muchas opciones lo aceptamos hasta darnos cuenta tarde”


Considerando sus palabras adicionalmente al daño causado por el chico, debían ser un grupo de cuidado para la creación del narcótico.



Autor: Ronin


Coautor: Byleth
 

Meijin Wanderer

Registrado
8 Ago 2019
Mensajes
144
Offline


D.W-A Vol.4

Capítulo XI (LIX) - ¡Nuevos pasos y suenan las campanas!



Continuamos platicando hasta el anochecer, si bien la información obtenida fue poca debido al estado al que ella fue sometida por quien sabe cuánto tiempo, ya servía de advertencia previa.

Llevado hasta casa, recibimos una noticia de camino por parte del teniente quien recibió una llamada mientras se hallaba al volante.

La seriedad en su rostro daba cierta mala espina… Era claro no pareciera estar de acuerdo con aquello que le dijesen.



“Vaya descaro tienen después del cierre que nos hicieron hace dos años”
“¿Ocurre algo teniente?”
“Los altos cargo avisaron sobre el contacto desde el extranjero, se supo respecto al operativo en la ciudad. Ahora quieren nos involucremos colaborando con el desastre que tienen”
“Quien lo diría, entonces los datos obtenidos sobre el estado actual del mundo eran acertados”


Los próximos días serán caóticos si nuestras sospechas eran ciertas.

Tras despedirnos llegando a casa, fuimos recibidos por los demás. Estaban de muy buenos ánimos, por lo visto nadie estuvo perdiendo el tiempo.

Durante varias horas estuvieron Kai y Taiyo revisando aquella motocicleta debido a sentir curiosidad al enterarse de contar con una IA. Explicaron tener bastantes problemas intentando extraerla.



“Bueno, nos arrastró cerca de cuatro calles… nada del otro mundo comparado a las cosas cuando trabajábamos en H.L.”
“Habla por ti, a mí me dio descargas eléctricas en ambas manos hasta sacar el disco duro principal”


Tuvieron suerte de salir ilesos hasta cierto punto. Solo ruego se mantengan tranquilos evitando hacer estupideces a escondidas porque dudo quieran tenernos muy pronto en el hospital.


“Por cierto, ¿Me puedes facilitar tu teléfono mi otro yo?”
“¿En qué momento apareciste Alexia?, ¿Segura no planeas a hacer algo raro?”
“No soy tan disparatada como Amanda, pero estoy segura esto te ayudara”
“¡Hey!, ¡Eso estuvo demás!”


Ella conectó una unidad externa mediante un adaptador USB, no pareciera tener malas intenciones juzgando por su expresión, más bien estaba alegre a pesar de ser poco expresiva.

Mire en la pantalla un proceso de instalación cuya barra se demoraba en avanzar, en ello, la chica pidió no pensara desconectar hasta finalizar el proceso porque ese contenido sería necesario para mi si participaba en operativos.



“Vale, tendré cuidado, pero ¿Puedo saber al menos de que trata?”
“Me pidieron no decirlo, es sorpresa”
“Comprendo… a todo esto, ¿De qué se están riendo ustedes dos?”
“Veras…”
<¡Hey!, ¡Este espacio es muy pequeño!>
“¿Quién dijo eso?”


Venía de teléfono de uno de ellos, sonaba diferente y familiar. Chloe mencionó también reconocer el tono.

Corrió intentando alcanzar ese equipo, haciendo un comentario cuya respuesta aclaró las dudas.



“¡Soy Minami Chloe!, ¿Eres tú la voz de la motocicleta?”
“Vamos pequeña, dudo sea posible tal cosa”
<¿Esas voces?, ¡Deben estar bromeando!. ¡Ayúdenme con estos dos delincuentes, intentaron robarme vulnerando mi código de seguridad!>
“Denme un respiro, espera… ¿Acaso eres esa IA caprichosa que a duras penas me colaboraba?”
<S-Sobre eso>
“Ya tendremos tiempo para hablar y más te vale no hacerte el desentendido, tienes muchas deudas conmigo para tu información”
<Los humanos son de temer…>


Entre cenar y darnos un buen baño, se pasó parte de la noche, casi todos se fueron a dormir con excepción mía y de mi otro yo.

Según sus palabras, los dos payasos notaron ciertas limitantes en el código de programación evitando mayor libertad de actuar. Sin embargo, ahora este contaba con mayores atribuciones.

Otro aspecto importante registrado, fue que siempre me tuvo en constante observación tras ser registrado como su primer piloto sumado a constantes conflictos relacionado al segundo Disco Duro interno.



“Un momento, si esa IA se hallaba en uno de estos dos y ahora refieres la existencia de una segunda unidad”
“Tal cual lo deduces, existía otra. Por lo que me explicaban esos dos, esta contaba con su puerto de entrada en buen estado, pero el de salida se había quemado”
“Lo lamento por esa segunda unidad, ojalá no se sienta mal por haberla desconocido hasta hace poco”
<¡Pues ahora tendrás esa oportunidad!, ¡Ya se acabó la transferencia de datos finalmente!”>


Primero era una voz masculina y ahora una voz femenina… atine a prestar atención a la pantalla encontrándome con una figura caricaturesca bastante graciosa.

Su forma parecía similar a un círculo a ratos, cambiando de manera errática hasta acabar como una versión miniatura entre Amanda y Alexia como base.



<Gracias por su ayuda señorita, al fin puedo interactuar con el piloto 001 registrado en el prototipo móvil. ¡Ah si!, ignoren este avatar, lo estaré modificando hasta dar con una apariencia independiente>
“E-Entendido” (x2)


Ya se tornaba extraña la situación, dejamos todo ordenado largándonos a dormir sabiendo se vendría un largo día.

Estaba aun con el cuerpo comprometido, no quería ni si quiera levantarme.

La voz se hizo presente desde temprano anunciando la salida del sol con energía, tanto Yuuki como Chloe no tardaron en encariñarse ante su aspecto final y personalidad alegre.



<Veo ustedes eran quienes cuidaron de mi piloto, es un gusto conocerlas de manera formal. Pilotos 002-Yuuki y 003-Chloe>
“¡Es muy linda!, ¿Desde cuando tenías este personaje tan adorable en tu móvil Al?”
<No soy un personaje!, aunque no lo parezca, soy una inteligencia artificial con capacidad de aprendizaje. A comparación de mi hermano, tengo modales y gustos por la moda>
“¡Increíble!, ¡Hasta es muy educada!”
<Entre damas nos entendemos. Por cierto, ¡Les recomiendo ver la ropa de la tienda en pantalla, tienen ofertas especiales para hoy!>


Poco después de su charla, salieron con mi móvil en mano. Sin mucho que hacer, arrastré al par de graciosos de ayer para practicar tiro al blanco en compañía de los mentores.

La IA que cargaba uno de esos dos se burlaba de cada tiro fallado, incluso buscando mostrar su capacidad, este me dio indicaciones respecto a cada ajuste que debía realizar a mi postura previo a jalar del gatillo.



“Que acabo de ver… ¿El chico acertó al blanco?, válgame el cielo se nos viene el fin del mundo”
“No exagere teniente, bueno, ya estamos en un supuesto fin del mundo”
“He de reconocer salió acorde esa respuesta”
<Si tienes problemas para apuntar, entonces permíteme ayudarte con esas correcciones. Tengo una condición previa claro está, ¡Aléjame de estos tipos y haré lo que sea para compensarte Alexis!>
“Bien, acepto el trato”
<¿Eh?, ¿Así nada más?>
“¿Quién dijo te saldría gratis?


Esboce una sonrisa diabólica con intención de asustar, tuvo bastante más efecto del deseado.

Ahora sentía culpa al verlo temblar en su forma de avatar.

Notar su comportamiento real fue suficiente para comprenderlo, tanto él como la otra IA van a ser de gran ayuda.



“Bien, esta dicho entonces. A penas recupere mi móvil te vienes conmigo”
“¡Un momento!, ¡Ya tienes a la unidad 2 contigo!”
“¿Cuál es el problema con eso Kai?”
“Me gustaría tener algo similar en mi computador, es lo más cercano a ese sueño que-¡!”


Un cojín cercano fue suficiente para callarlo asestándolo sobre su cabeza, sin embargo, el avatar planteo crear una copia de la base de datos para él.


“¿Estás seguro aceptarás su petición?”
<No estoy muy convencido después de ser sospechosos, pero igual esto que ustedes llaman libertad es extraño y agradable>


Fue en ese momento donde interrumpió el dueño de casa advirtiendo sobre una reunión de emergencia. Requiriendo la presencia de todos cuanto antes, eso sí, nos entregó un curioso objeto para escuchar.


“Tengo un mal presentimiento sobre esto, lo poco que supe fue sobre posibles problemas en el extranjero”
“Estaremos a la espera de sus indicaciones. Cierto, ¿Esta seguro de querer hacer esto?”
“Siempre he confiado en mis subordinados, ustedes tres no van a ser diferentes. Pueden dejar las Magnum escondidas bajo ese mueble si tardo en llegar, al anochecer les haré mantención”
“¡Entendido!” (x3)
<Accediendo a información remota, código de seguridad superado. Estableciendo conexión IP oculta>
“¡Un momento!, ¡¿A dónde te conectaste con mi teléfono?!”
<¡Ja!, solo fue al servidor establecido donde se estaría llevando a cabo esa reunión. Fue fácil de localizar gracias a los algoritmos>


Presiento acabaremos metidos en algo peor por culpa de 01… Ojalá las chicas no se metan en problemas por 02.


“Ya entro el audio, guarden silencio. De paso Alexis, conecta el teléfono de Kai antes se agote la batería”
“Creí era algo anticuado, pero esta entrada me hace dudar sobre el vejestorio”
“Eso dolió, aprendan a apreciar esos móviles con tapa”


A través del audio filtrado se apreciaba un intenso cruce de palabras entre amenazas e insultos. Clara estaba la intención de exigir el suero para la reversión, según prestamos atención, en ningún momento negaron facilitarla salvo se restaurase el país de manera que lograran contar con personal suficiente.

Un instante de silencio incomodo se presentó al otro lado, el tono de las conversaciones había cambiado de sorpresa. Ahora hacían la solicitud nuevamente, aunque de mejor manera.

Entre esas peticiones, se pedía enviar personal a mi país natal a cambio de ayudar a Japón.



“Ya me estaba temblando todo, prefiero ser solo apoyo como lo hice en la universidad antes que volver a campo abierto”
“Cada uno a lo suyo Taiyo, hasta el tipo de fetiches raros por móviles antiguos tiene sus preferencias”
<Esos equipos son incomodos por su poco espacio, prefiero uno donde cuente con gran capacidad de almacenamiento. ¿Podría contar con habitación propia ahora que lo pienso>
“Se sincero, solo quieres utilizar mi móvil para escapar”
<¡Si señor!>


Bueno, sus respuestas sinceras daban mayor confianza ahora si lo comparaba cuando era solo una motocicleta.


<Un momento, parece se viene algo>


Se pactó el acuerdo entre las naciones en pie para colaborar de forma mutua en restaurar el mundo. Dentro de ello, los países de América Latina cobrarían un importante rol debido a no haber sido afectados gracias a no contar con sede alguna de H.L.

Solo Estados Unidos cayó casi en su totalidad, el norte de México se había perdido y Canadá estuvo a salvo ante sus bajas temperaturas.

Hablando sobre comparativas entre lo descubierto acerca de los “Reanimados”, siendo curioso detalles importantes.



“¿Que quieren decir los otros países con eso de Divergentes?”
“He de suponer que recuerdas cuando Kai habló los anuncios públicos del gobierno respecto a investigar el tema, bueno ahora él te dirá en sencillas palabras.
“Básicamente se refiere a que poseen comportamientos, fortalezas y debilidades diferentes e incluso puede aplicar el mecanismo que poseen esas células al enfrentar amenazas”
“Amanda me mostro tiempo atrás los resultados obtenidos, superan el entendimiento del personal de salud con creces”
“¿Tanto así ustedes lo creen?”
“Suelo ser un sujeto relajado, amante de las bromas, mujeres y buena vida... pero por primera vez desee creer me estaban haciendo una especie de cámara oculta”
“Vaya, si lo dices así…”


Finalmente acabaron dando corte a toda comunicación, ya estaba decidido. Era cosa de tiempo para ser llamado a colaborar solo por pertenecer a un área específica.


<No quiero molestarlos, pero el sujeto a cargo de esta casa está llamando>
“Contesta la llamada… creo saber que pedirá”
“Aquí vamos otra vez con una orden de participar”
“Les deseo suerte, van a estar bien”
“Ah no, tu vienes con nosotros”
<Sin dudas mi piloto es una persona de temer>


El teniente informaba desde el otro lado de la línea, como se procedería. Había un enorme pero de por medio, siendo enviar un grupo hasta Europa en colaboración para acelerar los proceso.

Se daría inicio en aproximadamente un mes ya que hacía falta preparar los aviones, rutas de vuelo y no olvidar la llegada desde los países que conformarían esta unión.

Ahora contaba con una oportunidad un tanto más seguro de encontrarme o de saber el estado de mi familia.



“Alexis, creo será mejor seas tu quien tome la ruta al extranjero”
“Concuerdo con Kai. Me contaron los detalles, estoy seguro deben estar vivos”
<Serás alguien aterrador, ¡Pero no te dejaré solo esta vez!>


Oírlos se tornaba motivante, deseaba presentarle a mi madre a quien tendría a sus nietos.

Pedí a la IA marcar a mi teléfono para hablar con Yuuki. Se tardó un poco en conectar hasta que contestaron, le pasaron el teléfono siendo algo inesperado para ella.



“¡Al!, ¡Lamento haberme llevado tu teléfono!”
“Descuida. Preferí tuvieran su tiempo de junta de chicas”
“¿Sucede algo?, se te escucha algo medio silencioso”
“¡Cásate conmigo!”


El siguiente momento silencioso incomodo en ambos lados no se hizo notar… el grito sorpresa que vino después asusto a las dos IA, las cuales por accidente cortaron el contacto.


Autor: Ronin

Coautor: Byleth



Comentarios del autor: ¡Esto definitivamente se puso intenso!
 

Meijin Wanderer

Registrado
8 Ago 2019
Mensajes
144
Offline


Por cierto, los personajes IA a diferencia del resto estarán utilizando el siguiente signo (<>) para diferenciarse de personajes humanos


D.W-A Vol.4

Capítulo XII (LX) - Vuelta a la acción…



Tras el corte inesperado de la llamada, el ambiente comenzaba a sentirse denso y pesado.

Una corriente gélida atravesaba mi columna estremeciendo el resto del cuerpo a su vez quienes se encontraban conmigo colocaron una mano cada uno sobre mis hombros.

Aquellas risas provenientes de aquellos compañeros dejaban salir cierta malicia con tintes de aparente envidia.


“Veo has no perdido el tiempo Alexis, ese primer año donde trabajamos juntos solo eras un polluelo inocente”
“K-Kai… Puedo explicarlo, solo fui un poco impulsivo”
“Vaya suerte tienen algunos, como desearía poder decir algo así a alguna chica”
“Quieres calmarte un segundo Taiyo, tú tienes a Aina que solo le falta un año”
“Mira ese valor para burlarte de nosotros con ese último comentario”


Sin importar que hiciera, esos dos no atenderían a palabra alguna. Viendo a través de sus ojos notaba ese vacío característico.


<Viene llegando el jefe, mejor compórtense como el par de adultos que son>
“Gracias por la ayuda”
<No puedo quedarme de brazos cruzados>


Oímos las puertas abrirse para ver posterior su rostro de enojo igual a un perro bulldog. Todos retrocedimos creyendo se vendría un escenario aterrador proveniente de un padre quien lo había perdido todo.

Puso sobre una mesa cuatro vasos a los cuales les vertió tres cubos de hielo a cada uno con una especie de Ron en conserva.

Estaba pensativo, podíamos notarlo gracias al silencio que guardaba junto a su mirada fija en el contenido recién servido.


“Más les vale venir en lugar de esperar una invitación”


Ninguno se atrevía a emitir palabra alguna… de seguir así, hasta los latidos de cada uno comenzarían a retumbar en el lugar.

Nuestro anfitrión alzo su cabeza nuevamente lanzando de golpe una carcajada asustando a los presentes. Pareciese ser una broma de mal gusto viniendo por cortesía de la casa.

Tras mirarnos, se bebió el contenido en un solo trago disfrutando del alcohol.

“Primero toca celebrar gracias al resultado positivo de los demás países, ¡Y más importante ahora que toca celebrar a los novios!”
“¡Un momento!, ¡Ella aun no me ha respondido!”
“Supieras el griterío que escuche cuando Amanda me llamó mientras manejaba hasta acá”
<Ya veo, entonces el sujeto de humor cambiante es el jefe como lo suponía>
“Esa cosita en tu teléfono Alexis me agrada, por cierto, ¿Cuál es tu nombre?”
<¿Mi nombre?>
“Jamás le asignaron un nombre, pero creo es buen momento para ello”


Los ánimos se encendieron donde disparaban ideas a cada segundo. Fue en pleno cruce de ideas que tocaron la puerta, preferí ir a atender buscando algo de tranquilidad.

Poco antes de alcanzar la manilla de la entrada, esa inconfundible voz chillona acabo delatándose.

Siendo la otra IA hablando tan alto evidenciaba al posible resto fuera de casa. Abriendo sin tanto revuelo, vi a todas paradas tras Yuuki quien se hallaba un tanto nerviosa.


<¡Vamos!, ¡No te quedes callada después de todo ese balbuceo alegre en pleno centro comercial!>
“¡Y-Yo!”
<Bueno, toca darles una mano mediante la grabación. Accediendo a datos recientes, procediendo a repetir captura post corte; ¡A-A-A-A-Acepto A-Al!, U-Un momento, ¡P-Porque se cortó la llamada!>
“¡Cherry!”
<Prometí ayudar a mi piloto, aunque son técnicamente cuatro en total y acabo de facilitarles el trabajo a dos de ellos. ¡Soy bastante buena en esto!>


Las felicitaciones no tardaron en dejarse caer, hasta Aina y Alexia hicieron comentarios dirigidos de forma indirecta a posibles despistados presentes.

Contrario al asunto actual, salió el importante tema de conversación después de acomodarnos todos en plena sala de estar.

Ya posterior a calmarse el ambiente conjuntamente al contar ambas inteligencias artificiales con su propio nombre, se planteó el tema importante.

Evitando dejar desprovisto a Japón del personal de salud en general, cuya participación marcó un hito importante enfrentando la devastación, se pactó unos pocos candidatos según explicaba el anfitrión.

Para ello, fue adelantado el viaje con programación inicial de un mes a pasado mañana.

Muchos estaban en desacuerdo ahora que existía una propuesta de matrimonio, a pesar de ello, Yuuki intervino determinando el proceder ignorando hasta mi opinión.

“Es verdad el giro reciente tras esa declaración, sigo creyendo estar en un sueño si les soy sincera. Ahora estoy en una condición donde no puedo ayudar mucho, pero Al ha sacrificado mucho cumpliendo la última voluntad de papá y se merece ir para buscar a su familia”
“Yuu”
“No te preocupes por mí, tienes buenas amistades con las cuales puedes apoyarte. Aparte, prefiero esperarte, así tenemos más razones para celebrar cuando regreses sin olvidar una petición personal que tengo para ti”
“Mientras sea algo cuerdo comparado a las locuras que hicieron con Chloe mientras viajamos”
“Pues… quisiera seas tu quien hiciera algún diseño para el vestido de novia”


Las miradas recaían hacia mi esperando una respuesta estando cada uno a menos de un metro, solo faltaba me apuntaran con armas de fuego sobre la cabeza.


“¡Esta bien!, ¡Me asegurare que sea el mejor diseño que hasta Yuu se sienta dudosa si usarlo o no!”


Tras cerrar los ojos al responder, varios se lanzaron sobre mi haciéndose los graciosos. Llegué a creer que moriría por falta de aire al ser incapaz de respirar por tanto peso.

En eso, note una seña proveniente de la pantalla del móvil ahora nuevamente bajo mi posesión.


“¿Sucede algo Cherry?”
<Espero ser de ayuda en esta nueva aventura, la última solo pude limitarme a observar>
“Tómalo con calma, tanto tu como Rocky van a tener mucho trabajo”
<¿Rocky?, ¿Será alguna clase de mascota?>
< ¡Me tratas así después de todo este tiempo!, vaya falta de modales. Lo peor es que ahora estoy obligado a compartir espacio contigo>
“Más les vale comportarse, ya hablaremos a su debido momento cuando estemos en pleno vuelo”


Los dos asintieron a regañadientes, creo les daré de tarea ir trazando rutas de navegación para mantenerlos ocupados evitando se peleen.

Pasaron las horas hasta finalizar el día. Durante esa noche preparé una mochila con algo de ropa deportiva y térmica, también un botiquín de primeros auxilios.

Durante esos momentos Alexia interrumpió con su característica sutileza silenciosa informando que ella seria la dupla asignada por afinidad diciendo la clásica línea de estar bajo mi cuidado siendo ambos de la misma edad.

“Te encargo cuidar de mi futuro marido, quizás resulte un tanto osado o imprudente, pero sabemos es buen chico”
“Descuida, me cercioraré de traerlo en una pieza. Quizás te interese el servicio de cámara espía de Amanda, cortesía de casa cien por ciento confiable”
“Considerando que cada persona tiene su lado desconocido cuando no se le está mirando… ¡Tenemos un trato!, ¿Puedo ser socia del grupo también?”
“Toma este pañuelo Yuuki para ese sangrado nasal. Estábamos esperando te interesaras en esto”


Esas dos ahora ya andaban en cosas raras, sin embargo, dudaba que fuese más peligroso; si las hemorragias nasales de ellas o si se asociaran en un negó… digo, tráfico de fotografías de índole privada.

Solo queda mantener la vista sobre quien estará en mi equipo dentro de las próximas horas.

Se nos concedió el tiempo libre evitando interrupciones en grupo hasta la llegada del día en que el avión Hércules proveniente del país de Chile hizo su aterrizaje. Ya frente a este, preparados para subir despidiéndonos a lo lejos de los demás.


“¿Preparado colega?”
“¿Te parece como si tuviésemos otra opción?”
“¿Alguna vez la tuvimos si quiera?”
“Por pertenecer a salud en pleno apocalipsis zombi, pues es un rotundo no”
“Una duda, ¿Eso que llevan ahí es tu famosa motocicleta?”
“Ahora lo dices, tienes razón. Reconozco haberla descuidado durante varios días”


Recibidos de forma cortes por personal de los diversos ejércitos participantes, nos ubicaron al interior del avión. Los cascos entregados contaban con audífonos y micrófonos para sostener comunicación constante.

Menos de cinco minutos transcurrieron previo al despegue, nos informaron tardaríamos varias horas de vuelo directo con turbulencia solicitando mantener la paciencia.


“¡Bonita motocicleta muchacho!, seguro debió salir bastante cara”
“La verdad no, la armaron un par de idiotas aficionados a las cosas raras en pleno desastre para ayudarme a velar por aquel grupo. Que en paz descansen”
“Lo lamento… no quise faltarle el respeto”
“Tómelo con calma, es normal desconocer esa realidad cuando no vives la realidad del otro”


Varios rostros evadieron cruzar miradas después de oír esa respuesta, parecían incomodos.

A simple vista debían encontrarse alrededor de veinte integrantes contando a los pilotos. El encargado según nos mencionó el teniente, vendría siendo un hombre ingles de cuarenta y tres años.

Evitando hablar a través de la línea, Alexia escribía en la pantalla de su móvil un tanto temblorosa. Ahí aprendí su temor sobre los viajes en avión, careciendo de ciertos fármacos que solía utilizar para dormir en esos momentos.

Sin más ideas, atine a sujetar su mano esperando le fuese de ayuda. Cherry optó colocarle juegos de ingenio buscando mantenerla enfocada, tardó bastante hasta lograrlo.

Contrario a ellas, Rocky explicaba sobre la búsqueda realizada junto a su compañera sobre potenciales rutas que se encontrasen posiblemente funcionales.


“¿Entonces solo existen esas opciones?”
<Según los cálculos matemáticos, aquellas donde el trayecto es más corto mediante puentes o estructuras sobre altura tienen sobre un noventa por ciento de posibilidades de haber colapsado, de seguir en pie, su derrumbe supera el numero dicho previamente>
“Bueno, será igual como en nuestros inicios”
<Ahora no estaré solo apoyando, Cherry es bastante buena cuando se trata de localizar ubicaciones especificas>
<Pasé mucho tiempo atrapada, cuento contigo Rocky>


Algunos miraban confundidos buscando esas voces, cualquiera haría lo mismo y me incluyo.


“Lo lamento, son un par de inteligencias artificiales. Han sido un poco caóticas después de conocerlas, pero no duden en pedirles ayuda”
“¿Debes estar bromeando?, ¿Esperas creamos solo en voces de niños pequeños sin verlos?”
<¡A quienes les dices niños pequeños!. No poseemos cosas como edad o género, sin embargo, nuestros aspectos y voces los fuimos adaptando conforme aprendíamos de los humanos en base de elecciones personales>
<Rocky…>
<Lo lamento Cherry, me deje llevar>
<¡Tienes mis respetos!>
“¡Vaya manera de callar al afamado demonio de infantería!, ¡Ustedes sí que tienen personalidad!”
<El gusto será nuestro sargento Jack de Inglaterra>
“Un segundo, ¿Como saben mis datos?”
<Ayer estuve aburrido durante la noche mientras mis pilotos dormían y decidí matar el tiempo sabiendo quienes estarían en su equipo>


Pasando del silencio casi absoluto a risas por doquier relajaron el ambiente. Aquel dúo traía sus sorpresas bajo la manga.

A pesar de ello, la chica a mi lado se mantenía centrada en lo suyo totalmente absorta ignorando lo acontecido.


“Por cierto muchacho, nos contaron un poco acerca de tu participación desde el brote en Fukuoka hasta el operativo en el aeropuerto”
“Han sido las peores experiencias la verdad, me he cuestionado si la muerte me odia”
“Ya te acostumbraras muchacho, pero he de suponer que seguir vivo desde el primer minuto no fue fácil”
“Si, es tal como dices. Pasé por periodos donde intenté ayudar a cada individuo, después fue un año y medio con un quiebre mental al borde de aventar mi vida”


Los ojos de aquellos presentes reflejaron cierta incomodidad despues de prestar atención a mis historias. Existía la posibilidad de existir arrepentimiento por su parte al indagar antes de tiempo.


“Solo basta la existencia de una pequeña esperanza y fue ahí donde tras tantas perdidas, muertes y sacrificios, esa pequeña niña me dio la razón para volver a sonreír”
<¿Te refieres a Minami Chloe?, podemos confirmar su influencia>
“Ustedes dos pequeñas IA, ¿Estuvieron presentes entonces?”
<Exactamente, solo que en aquel entonces estábamos imposibilitados de intervenir>
“Todos quienes están aquí contigo en este avión muchacho, llegaron al borde de la locura en un debido momento. Ten una cosa clara, la orden principal que se nos obligó a jurar fue el nunca abandonar a nadie”
“Una línea clásica, los camaradas caídos también dijeron lo mismo en su momento”
“Los alistados acá saben sobre esa línea cliché, salvo ahora nadie está dispuesto a aceptar perdidas bajo el juramento nacido en honor a los caídos”
“Debes estar bromeando”
“Aquí llevamos la prueba grabada en nuestros brazos, un simple tatuaje para muchos, pero los afectos llevamos la voluntad de ellos”


A lo largo de sus antebrazos, cada uno al unir las partes que portaban, formaba una silueta continua entre quien le antecedía y le sucedía.



Autor: Ronin

Coautor: Byleth





 

Meijin Wanderer

Registrado
8 Ago 2019
Mensajes
144
Offline


D.W-A Vol.4

Capítulo XIII (LXI) - ¡Aterrizando en nuevos horizontes!



--¡La segunda parte da inicio en tierras lejanas!, Este nuevo equipo conformado por integrantes de múltiples países pondrá su vida en riesgo para salvar a la humanidad. --



Conforme las horas pasaban, fui conociendo a las personas con las que conviviría durante un largo periodo de tiempo.

Muchos resultaban ser veteranos de guerra, otros afrontaban una primera situación de tal envergadura y hasta nos consideraron como individuos cuyo peso era de considerar.


“¿Todo bien durante su viaje?, la jovencita parece se quedó dormida”
“Yo me encargaré de ella capitán, igualmente le agradezco su apoyo durante el vuelo”
“No hay necesidad de agradecer, somos un equipo joven Alexis. Por cierto, ¿Tu equipo de traducción que tal ha funcionado?”
“De maravillas, es un poco incomodo el perder la audición por un lado”
“Ya te adaptarás eventualmente, otra posibilidad es que cambies el auricular.”
“Espere un momento, ¿Hay más variantes disponibles?”
“Claro, a cambio de perder claridad del audio eso si”


Habíamos llegado al aeropuerto de la capital de Croacia en plena noche, las bajas temperaturas molestaban en parte.

Debido al largo trayecto se ordenó a las tropas nacionales realizar las gestiones del traslado tanto de la tripulación como sus pertenencias hasta la base aérea.

Aquel recibimiento grato avivó los ánimos de quienes solían participar más en fiestas. Sumado a ello, el romper posibles tensiones entre desconocidos.

Durante un momento llegó un integrante del equipo llamado Roger, cuya tierra natal claramente era Inglaterra.

La platica inicial fue el clásico saludar e intercambiar unas cuantas palabras, conforme el cruce de experiencias continuaba, también se daban debates de ideas a lo cual, sin darme cuenta, se me pasaron un poco las jarras servidas.

Con dificultad para hablar e ir sufriendo el efecto negativo del alcohol, intenté evitar causar algún alboroto dentro de mi poca conciencia en el momento… acabando en un grave error donde bastó perder el balance y se diera rienda suelta a riñas.


< Vaya desastre causaste, bueno, Cherry ya estaba alerta sobre si esto ocurría >
“A que… te refieres…”
< Tu tranquilo, ella viene en camino >


Las luces de la motocicleta se posaron sobre mí, fueron los últimos recuerdos antes de desvanecerme.

Durante un breve periodo de tiempo los estímulos auditivos dieron cierta orientación donde creía estar en el mismo sitio, salvo lo cual no era así.

Abrí poco a poco los ojos reincorporándome un tanto mareado, observaba a mi alrededor notando estar en una habitación.

“Mi cabeza vaya que duele”
< ¡Buenos días piloto!, ¿Te encuentras mejor de ánimos? >
“No quiero recordar nada si considero el hecho que no tengo memorias. Por cierto, ¿Dónde está Rocky?”
< El salió con Alexia a conocer las instalaciones, me pidieron avisar cuando… ¿S-Sucede algo? >
“Cherry, dime qué diablos con esas fotografías”
< ¡Soy inocente! >


Procedí a arreglar el aspecto desordenado que acarreaba para salir a los alrededores.

A lo largo y ancho del sitio se apreciaban jóvenes militares bajo rutinas de ejercicios de un lado a otro.


< Ah sí, has de saber que ya eres famoso entre las tropas con las cuales tocará trabajar >
“He de suponer por la participación en el operativo de Fukuoka o los equipos de rescate”


Oía a varios decir a lo lejos algo sobre “Napoleón” sin lograr captar la idea.

Algo confundido, decidí preguntarles a que se referían. Dudando sobre la veracidad de los hechos que explicaban sobre anoche cuestionaba avergonzado por razones desconocidas.

Un chico mostró una grabación donde era yo quien, montando esa particular motocicleta, estaba realizando varias gracias sobre una rueda e incluso la pose del famoso cuadro del gobernante.


“¡B-Borren eso!”
< ¡Corran antes que se salga de control! >
“¡De qué lado crees estas Cherry!”
< ¡Pues del de Yuuki!, ¡No planeo volver sola o de lo contrario me va a formatear! >



Considerando su expresión y palabras, evite salir persiguiendo al personal con intención de eliminar evidencia a cualquier costo.


“No niego ser un hombre enamorado, pero hasta yo soy consciente de cuan aterrador llegan a ser las mujeres”
< ¡Foto capturada y enviada!, esa expresión va a alegrarle el día a ella >


Suspiré dejando de lado ello, esas chicas ya tenían su contrabando confabulado ignorando cualquier otra cosa.

En ello, una palmada en la espalda causo cierta reacción de gato asustado por andar distraído, claro está de quien se trataba.

Alexia tras burlarse sin descaro se dedicó a explicar sobre los próximos pasos a seguir una vez se genere el reabastecimiento en conjunto al estudio de las rutas trazadas por las dos Inteligencias Artificiales.

Otro punto al cual ella se refirió en una reunión temprana donde asistió, explicaron sobre el cómo manejaban a los Reanimados habitualmente y sus problemas con estos mismos.

Su mirada dejaba bastante claro la presencia de diferencias en comparación con los que conocíamos o habíamos interactuado en Japón.


“Estos parecen centrarse más en mutabilidad, tienen cierto parecido con el brote ocurrido en la ciudad”
“Debes estar bromeando”
< No solo ella deseaba darse un tiro en la cabeza, hasta yo sufrí recordando el escape cuando hicieron estallar el camión de combustible >
“Va a doler…”


Alexia me compartía algunas capturas donde se podían apreciar las figuras amorfas de estos cadáveres.

Entre los dos analizamos videos incluidos en pleno repertorio buscando similitudes siendo unas cuantas las detectadas.

Parecían tolerar bastante bien los disparos, aparte se les notaba que estos eran de pasos rápidos y mayor fuerza física.

Otro aspecto raro en las grabaciones era su movimiento sincronizado al ir en una dirección.


< Parecen tener una especie de mente colmena >
< Un momento, necesito me confirmes si escuchas lo mismo Rocky >
< ¿Escuchar?, solo se perciben sus clásicos gruñi- >
“¿Detectaron algo ustedes dos?”


Cuando iba a interrumpir, recibí un codazo gratis en las costillas cortesía de mi doble. Acabe semi torcido ante tal puntada.


< Cherry, dime que esto no es lo que estoy pensando >
< Solo son una de varias posibilidades. En el peor de los casos, estaríamos ante una horda capaz de comunicarse mediante Ultrasonido >
“Entonces no estaba loca, incluso si soy incapaz de oír esas altas frecuencias, ciertos patrones me hacían pensar en ello”
“Lo que nos faltaba… ahora son capaces de actuar sin emitir ruidos evidentes”
< Bueno, nunca dijimos que no emitían ruido alguno, pero desde cierta perspectiva cobra sentido al tratarse de mensajes ocultos >


Ella fue de manera directa donde los encargados para explicarle lo recién planteado a su vez me arrastraba contra mi voluntad.

Sentir miradas de todos lados escuchando el supuesto apodo por algo que no recuerdo resultaba vergonzoso.


“Lamento llevarte a rastras, siempre le hacía lo mismo a Amanda cuando se tornaba vaga en Fukuoka”
“¿Puedo?”
“No preguntas, no entraré en detalles”
“Entonces era lo que sospechaba”


Tras ese comentario, desconozco el cómo llegué vivo a la oficina del general a cargo, aunque ahora voy un tanto más torcido que antes…

La máxima autoridad era amable a pesar de ser reconocido por su nivel de exigencia, a pesar de ello, comprendió el peor dolor sufrido por un hombre.


“Tomen asientos jóvenes, es un agrado el poder entablar una conversación personal con ustedes dos. ¿Desean beber algo?”
“Gracias por ello, estamos bien”
“Yo solo lamento lo de anoche, era la primera vez consumiendo alcohol”


Antes de darnos cuenta, se largó a reír con notoria energía. Acabamos un poco exaltados por la sorpresa.


“He de admitirlo, tienes buen balance chico. No cualquiera sorprende a este viejo de acero”
“G-Gracias por el cumplido”
< Lamento interrumpirlo, pero hemos vuelto porque notamos algo raro en el material que nos facilitaron >
“No podía esperar menos de aquel equipo cuyas hazañas dieron una chispa de esperanza”
< Alexia, tu turno >
“Haz los honores colega”
“Durante una revisión del material, una de las inteligencias artificiales bajo nuestro cuidado detecto mensajes cuya frecuencia escapa de nuestra audición”
“¿Mensajes en frecuencias ya sea altas o bajas dice usted señorita?”
“Claro, tanto Rocky como Cherry extrajeron partes de este y ahora deberían estar acabando de ajustar los parámetros”
< ¡Estamos listos!, ¡Adelante con ello Cherry! >


Durante un inicio no había nada del otro mundo entre las primeras palabras audibles, al contrario de este punto, los siguientes se tornaban perturbadores helando la sangre adicionalmente de quienes pasaban en los alrededores.

Cúmulos de peticiones igual a almas en pena estremecían a la máxima autoridad a vista y paciencia de cualquiera. Lo peor fue una en particular, resaltando como si una bestia fuera de este mundo se tratase.

Al comprarlo en simultaneo al video, encajaban las ordenes con las direcciones realizadas por los cadáveres.

El hombre sentado frente a ambos mantenía su compostura estoica evidenciando cierta preocupación, en temas relacionado a tácticas militares sabíamos era experto a diferencia de esto.

Contrario a lo que cualquiera creería, hasta nosotros seguíamos aprendiendo y aterrándonos con cada cosa nueva que se diera por parte de esas aberraciones.


“Tómelo con calma, hasta para quienes vivimos de primera mano el inicio del fin éramos incapaces de comprender que estábamos viendo. Sin olvidar que esas cosas rompen la lógica referente a estar vivo”
“A qué se refiere con romper la lógica de estar vivo”
< Permítame mostrarle a lo que mi piloto se refiere. Rocky, hora de traer los documentos! >
“Les agradezco su apoyo con el material, pero tómenselo con calma. Mejor explícale tu Alexia”


Una vez más, ella se volvió a presentar sumando ahora el también haber participado en las investigaciones financiadas por el gobierno en búsqueda de soluciones.

Comparada con Amanda, ella se tomaba el tiempo necesario para dar a entender cada aspecto a todo público. Las preguntas provenientes por parte del general resultaban ser puntuales, vaya capacidad pedagógica posee ella.


“En mis años como instructor he visto cada cosa y sin duda estos han resultado ser peor que las cucarachas. Lamento no haber tomado conciencia en su momento de haber resguardado al personal de H.L. especialmente… esa pequeña diferencia en cuanto a priorizar unos cuantos individuos que sean, habría salvado desde varias vidas hasta generar el suero”
< No tiene por qué culparse, estos chicos en su momento tampoco lograron nada. Quizás sean dos desconocidos para la historia que será escrita y aun así se han arriesgado hasta lograrlo >
< Vaya discurso apasionado Rocky, tienes bastantes agallas para defenderlos de ese modo >
“Tienen razón ustedes dos. Ya es tiempo de actuar jugándose la vida en ello, pelearon solo con su espíritu hasta acá trayendo esperanzas al nuevo mundo”


Se ordeno una reunión de emergencia planificada dentro de 3 horas, ahora deberíamos transmitir ese conocimiento a quienes se definían a sí mismos como nuestros escudos.

Dimos rienda suelta a crear una presentación acorde a cada aspecto posible, sumando posibles predicciones de reanimados cuyos casos hipotéticos fuesen a darse en base a los conocidos.

Trabajamos sin descansar desde ambas perspectivas referentes al conocimiento anatómico y fisiológico trasladando esto también al caso de los cadáveres.


“Alexis, ¿Tienes por casualidad los reportes de los viajes realizados?”
“Aquí están, ¿Segura servirán de algo?”
“Sí, para que se den cuenta que nada fue intencional”
“Comprendo, buscas hacerles ver el verdadero propósito de la investigación evitando se decanten ante un rechazo cegado por la ira”
“Tú lo has dicho”


No podía culparla, pues el verdadero fin apuntaba a mejorar la calidad de vida de quienes estaban con daño motriz severo como primera fase.

Decidí priorizar su trabajo, dado no estaba de ánimos para redactar información contra reloj. Tanto Cherry y Rocky se dedicaban a acomodar cada aspecto visual, aunque ocasionalmente se largaban a discutir…

Ver la situación actual con ellos me traía recuerdos de mi estadía en H.L., siendo el dúo caótico de Amanda/Kai quienes pelean después tras una seguidilla de bromas.


“¿Crees que esto funcione Alexia?”
“Desconozco la verdad, siento esa sensación de colapso mental”
“¿Te sientes mal?, ¿Quieres descansar un poco?”
“Siendo sincera… sufro de pánico escénico. Ahora el solo hecho de pensar que estaré ahí parada hablándole a casi mil personas hace que desee enroscarme en mi cama”


A penas dijo lo último, ya se había vuelto un rollo escondiendo su humanidad. Vaya chica con la que deberé tratar los problemas de Europa.


Autor: Ronin

Coautor: Byleth
 

Meijin Wanderer

Registrado
8 Ago 2019
Mensajes
144
Offline


D.W-A Vol.4

Capítulo XIV (LXII) Inicia el camino hacia la frontera



De un instante a otro y sin previo aviso se dio la orden a todo nivel de retirada evitando activar cualquier tipo de alarma.

Ambos cruzábamos miradas confundidos ante el proceder, acatamos la orden debido a no querer descubrir de la peor forma posible las razones.


“Cherry, Rocky hora de traer la motocicleta”
<Cuenta con nosotros!>
“Acaso estas insinuando que el vehículo se piloteará por su cuenta hasta acá?”
“Nunca creí fuera posible hasta probar esa función”
“¿Es broma?”
“Míralo por ti misma”


Desde un hangar se visualizaba algo salir a lo lejos, varios soldados en ese instante cortaron su paso o corrieron creyendo serian arrollados por un vehículo fantasma.

Para empeorar las cosas, era lo silenciosa que resultaba ser tanto al iniciar su sistema como el desplazarse lo que enfatizaba esa sensación.

Uno u otro problema pareciera deberse a conflictos internos entre ese par, mientras no pasaran sobre alguna persona, no les debería llamar la atención.


“Vaya practicidad, salvo depender de esos dos y la ausencia de ruido”
“No puedo quejarme, ya van tres ocasiones donde utilizo este sistema”
“¿La primera dos fueron bajo situación de emergencia?”
“Una si y la otra llegó por su propia cuenta”
“Sin duda esos dos te tienen mucho cariño”


Tras desordenar el ritmo de las tropas acabamos recibiendo un sermón de casi diez minutos de forma exprés.

La prioridad actual se resume en avanzar hasta la capital recuperando parte de esta.


“Espero nos disculpen por la rudeza del personal a cargo, pero se avisto una horda aproximándose a este punto”
“¿Usted es quien iba a liderar al equipo internacional?”
“Correcto señorita, ahora me fijo… creo olvide presentarme”
“Se suponía yo era la que venía mal, pero usted durmió todo el viaje”
“¡JAJAJAJA!, No hago distinción salvo situaciones excepcionales. Bueno, Soy Jake Williams para dirigir al equipo”
“El gusto es nuestro. La chica a mi lado y yo por casualidades de la vida tenemos el mismo nombre; Alexis”


Nos quedó observando con expresión seria, pensando si se trataba de una especie de broma por nuestra parte.

Lanzó una risa burlona la cual tomó a ambos por sorpresa saltando un paso hacia atrás mientras revisaba nuestras placas relucientes, debido a ser recién acuñadas.


“He de reconocer fue divertida la coincidencia, aunque esto traerá problemas debido al hecho de llamar a mi gente por su nombre a diferencia de lo establecido”
“Pues, tenemos una solución para ello”
“No estoy a favor si me preguntas, pero dada la circunstancia aceptaré”


Explicamos sobre el cómo a ella le causaba cierta molestia ser llamada Alexia, aceptando solo dijeran de esa forma personas de confianza.

Viendo la cercanía de Jake con el resto a medida se aproximaban, mi actual compañera aceptó con amabilidad.

“Creí estarías más molesta, si quieres puedes decir lo que sientes”
“Estoy bien extrañamente, también llegue a creer me molestaría al respecto”
“Lamento retrasarlo, pero debemos irnos pronto mis jóvenes polluelos”


Asentimos un tanto confundidos por sus últimas palabras, a simple vista pareciéramos estar dentro de un rango de edades similares.


<¡Hora de irnos!. Cherry, ¿Tienes el mapeado listo?”
<¡Con rutas alternativas y de escape en caso de emergencias!”
“¡Son tan lindos!, ¡Ojalá pudiesen tener, aunque sea un cuerpo robótico para abrazarlos!”


Ella se ubicó justo tras mi espalda sujetándose después de haberse puesto el casco a regañadientes. Durante el viaje, mantuvimos cercanía con nuestro encargado mediante el mismo sistema utilizado durante el vuelo.

La primera situación informada fue el tema de la horda, la cual hasta cierto punto estábamos en conocimiento gracias al ocioso de Kai.

Continuando con una segunda ronda, también retomaron el tema de los cadáveres enfatizando el poder eliminarlos con cierto nivel de daño cerebral sumado a la capacidad de ir más rápido comparado a los reportados en Japón.

Durante ello, fueron tajantes sobre prestar ayuda a civiles en pleno espacio abierto.


“Puede ser difícil para personal de salud como ustedes dos y no los culparía de hacerlo, porque sería igual a pedirle a un soldado priorizar su labor a costa de dejar a los suyos atrás”
“Aquí Alexia, ¿Me escuchan capitán Jake?”
“¡Fuerte y claro!, aunque lo de capitán prefiero se omita…”
“¿A qué se debe esa extraña solicitud de su parte?”


El guardó silencio durante unos segundos, percibiéndose tenues respiraciones al otro lado de la línea.


“Aquí el español del equipo. Soy Leo García, lamento interrumpir, aunque seré quien le dé la respuesta…”


Mi compañera realizaba ciertos trazos sobre mi abdomen igual a estar escribiendo para hablarme de forma directa, entre lo que se entendía por su parte era; “Pareciera haber tocado alguna fibra sensible”.


“Verán, estamos claros el caos actual y seguro les tocó vivir asaltos de pandillas o agrupaciones quienes sacaban provecho de todo esto”
“Mi compañera no le tocó vivirlo, sin embargo, lo viví de primera fuente con camaradas muriendo entre mis brazos”
“Jake perdió a su esposa e hijos durante un atentado al interior de un hospital cuando fueron refugiados en la ciudad de Sevilla. Los idiotas no dejaron a nadie vivo, hasta el último recién nacido fue víctima”
<¡Toma el volante Cherry!, ¡Si se mantiene con esas pulsaciones se puede descompensar!”>
<¡Ya me adelanté a la jugada Rocky!>
“Un momento, ¿Esas voces a quienes pertenecen?!”


Compartía ese dolor, a fin de cuentas, lo había vivido manchando hasta mis propias manos con sangre debido a ello.

Ella me contuvo intentando decir a través de lo hecho previamente; “Esta bien, estamos para ayudarnos”.

Antes de percatarme del escenario, aquel sujeto llamado Leo discutía con ambas inteligencias artificiales causando gracia al resto.


“¡Q-Que les parece tan gracioso!”
“Relájate un poco, aquí no tienes leonas a las cuales impresionar”
“¡P-Pero Jake!”
“Nada de peros. Ahora los chicos nuevos tendrán mayor respeto que tú de seguir peleando”


Quién lo diría, volvíamos a caer dentro de un grupo de personas zafadas carentes de tornillos.

Durante el instante donde Alexia se rio de la situación, ya los demás tomaron al chico como punto fijo para bromearlo.

Aludieron ser una práctica común con quien bajase la guardia, salvo si era un tema sensible.


“Casi lo olvido, ¿Van bien ustedes dos ahí atrás?”
“Aquí Alexis, todo bien por ahora y sin novedad Jake”
“Llegaremos dentro de poco a la ciudad. Olvide avisarles, la parte donde fuimos asignados para apoyar es catalogada segura”
“¿A qué se refiere con segura?”
“No muertos, no pandillas, ninguna clase de peligros salvo viejas chismosas aburridas sin nada mejor en que invertir su tiempo”


Vimos cuadrillas separarse de la unidad principal en diversas direcciones conforme avanzábamos.

La primera labor constaría prestar ayuda a un hospital, debido a la falta de personal se realizaban esta clase de rondas de apoyo en sitios demarcados.

Por sus propias palabras, las zonas seguras o verdes representaban ausencia absoluta de peligros importantes.

Las moderadas o amarillas estaban bajo constante vigilancia sobre áreas donde aún no se exploraban con desconocimiento parcial de asentamientos de cadáveres o personas. Se recomienda no aventurarse solo, siempre en grupos con mínimo cinco integrantes.

Áreas de alerta inminente o rojas sostenían fuerte vigilancia las veinticuatro horas a distancia, debido a la gran cantidad de personas o cadáveres que amenazaban el sector. Existían demarcaciones hasta treinta metros advirtiendo, donde ni el ejército se atrevía a entrar.


“Hemos llegado, recuerden tener paciencia con las personas al interior. Leo y Roger montarán guardia, los nuevos conmigo”
“¡Entendido!”


Asentimos al unísono, siguiendo al enorme tipo de unos dos metros de alto cuyo uniforme militar desabotonado mostraba su actitud relajada.

Durante un rato llenó formularios aparentemente con datos de quienes estarían al interior sumado a las labores relacionadas.

Por la forma en la cual se dirían a él, ya era conocido. Incluso un grupo de niños pequeños se trepaban encima colgando de sus brazos mientras les seguía el juego.


“Todo un personaje”
“Mira quien habla, lo dice el chico apático que se volverá padre”
“No sé si sentirme alagado u ofendido”
“Quizás ambas”
“Buena respuesta. De haber sido Amanda o Kai quien viniera, ahora intentaría fastidiar con cada cosa posible”


Solté una tenue risa tras oírla, su humor resultaba menos volátil comparado al de la rubia loca cuando era mi mentora.

En ello, el encargado se nos aproximó entregando una credencial temporal con nuestros datos y al grupo donde prestábamos apoyo.


“Lamentamos las molestias, pero estamos escasos de personal debido a intoxicaciones ocurridas hace dos días al personal”


Una enfermera joven explico las dificultades por las cuales se estaba cursando en estos instantes. Considerando fueron específicos sobre nuestra formación, dedujimos que seriamos enviados a apoyar de manera independiente.

“¿Porque esas caras jóvenes?, ya saben que toca reír ante la adversidad”
“¡No quiero hacer redoble de turno!, la última vez acabé rompiendo un vaso precipitado de 200ml con ácido clorhídrico por el exceso de trabajo… lo peor era que la campana estaba supuestamente funcionando”
“Tranquila Alexia, todo hemos cometidos errores graves sin llegar a consecuencias irreparables”


Debí contenerla entre mis brazos para hacerle sentir apoyo, además de comprensión.


“Como esa ocasión donde pisé un juego de cinco termómetros de mercurio en pleno pasillo”
“¡Un momento!, ¿Entonces esa evacuación se debió a ello?”
“Si…”
“Vaya, ahora es donde me pregunto quién fue el idiota que se le ocurre dejar objetos con mercurio sin resguardo. Al menos no fue como a explosión en el laboratorio de Amanda”
“¿Tú sabes de ese caso?”
“Vi mi vida pasar frente a mis ojos”


Jake intento un poco desesperado convencer a la enfermera que podría estar tranquila, incluso abogó a favor inventando historias falsas sobre el tiempo donde habíamos trabajado.

Era nefasto mintiendo, aunque logró dar vuelta la situación respirando los tres más aliviados. Todo bajo condición que el estaría acompañándonos y apoyando en lo que ambos requiriéramos.


<Las probabilidades de éxito eran del 3%, he llegado a cuestionar si mi piloto es humano en ocasiones>
“Gracias por eso Cherry. ¿Por cierto, donde esta Rocky?”
<Dijo que prefería quedarse vigilando el vehículo. Aparte, no soy buena pilotando en comparación a ser la navegante, por ende, no duden en preguntar sobre direcciones o guías de ser necesario>
“Contamos contigo pequeña”
<¡Jijiji!>


A medida avanzábamos al interior de los pasillos, notamos varios integrantes corriendo entre pacientes intentando cubrir esa sobre demanda.

Cruzamos miradas tras un rápido análisis llegando a una misma conclusión, donde ella dio el puntapié inicial.


“Divide y conquistaras. Yo iré con las enfermeras”
“Bien, en ese caso me llevo a Jake. Cherry, apoya a Alexia por favor”
<¡A la orden!>


Los primeros casos signados fueron aquellos sospechosos de posibles fallas cardiacas y/o dificultad respiratoria.

Hasta ahora solo existía un pequeñísimo problema… muchos de estos pacientes no estaban conscientes.


“Estimado, lamento la demora. Tome esta mascarilla, guantes y fonendoscopio. No dude en llamar si es necesario”
“Gracias por los instrumentos, Alexis Müller para apoyar en lo necesario”
“El agrado es nuestro joven superviviente. Mirko Haracic, encargado de urgencias”


Inicié la búsqueda entre quienes estaban incapacitados de responder, durante la auscultación se percibía el murmullo pulmonar sin ruidos agregados cuyas pulsaciones en aspectos generales solían estar dentro de los rangos normales.

Ahí fue donde Jake anotaba sobre los brazos de estos lo que le indicaba para sostener una tipificación visible.


“¡OH NO!”
“¿Que ocurre joven?”


En el instante donde varios avistaron el cómo colocaba ambas manos sobre el tórax del paciente subido en la camilla, comprendieron las horas desastrosas que se vendrían.


“¡PARO!


Enfermeras y médicos cercanos acudieron con implementos para soporte ventilatorio.

Tomaron el soporte del suero llevándolo a un costado a su vez corrían llevando la camilla a otro sitio donde no se realizase el procedimiento a vista de los otros pacientes.





Mientras tanto, en el hogar ubicado en Fukuoka



En plena reunión de una noche de chicas, la calma se vio levemente irrumpida por una reacción basada en una creencia popular.


*¡Achís!*
“¿Te sientes bien Amanda?, ¿No te estarás resfriando?”
“Tranquila Yuuki, estoy bien. Porque tengo el presentimiento que alguien estuvo hablando a mis espaldas… ¿Y tú?, ¿Te sientes preparada para darle la noticia?”
“Ni yo me puedo la puedo creer”


Esas fueron las palabras de una joven nerviosa mientras sostenía ambas manos sobre su vientre.


Autor: Ronin
Coautor: Byleth
 

Meijin Wanderer

Registrado
8 Ago 2019
Mensajes
144
Offline


D.W-A Vol.4

Capítulo XV (LXIII) - Las dificultades en el camino



Previo a ser separado de quien dirige al equipo actual por razones evidentes, le indique fuese a apoyar a Alexia dado desconocía el tiempo donde me solicitarían estar presente.

Durante lo que duró aquel trayecto, a lo largo de esa extensa variedad de pasillos tanto oscuros como iluminados me golpeaba de forma eventual con estructuras cuya altura, para mala suerte estaba en el camino por daños estructurales previos.



“¡Se encuentra bien joven!, ¡Lamentamos lo ocurrido por los daños del edificio!”
“Gracias por la preocupación, he recibido agresiones peores si soy sincero”
“Vaya optimismo…”
“Bueno, específicamente hablando el ser arrojado desde un segundo piso por un cadáver anatómicamente irreal o tener una mujer con un carácter capaz de ablandarme en compañía de su hermanita menor”


Las miradas divididas ante esas palabras aliviaron en cierta forma el estrés del ambiente, incluso no faltó el medico que se reía refiriendo imaginar la situación.

Oímos un portazo más adelante, se trataba del personal en pabellón esperando la llegada para dar inicio al procedimiento.



“¡Tenemos todo listo!, ¡Incluso lograron preparar a tiempo el Dispositivo de Asistencia Ventricular!
“Excelente trabajo equipo, procederemos entonces a utilizarla si falla todo lo anterior”


Durante los primeros instantes me dejaron realizando las maniobras de RCP en compañía de una enfermera quien suministraba la oxigenación.


“Lamentamos la demora joven Alexis, ya estamos listos. Permítanos relevarle mediante el equipo de soporte”
“Gracias, estoy un poco cansado… creí no tolerar lo suficiente”
“Contamos con una sala de descanso a dos bloques de aquí, solo muestre su identificación temporal y gracias a usted por su apoyo”


Ya habiéndome retirado del pabellón, caminaba un tanto perdido por el pasillo intentando buscar algún letrero o marca en el piso para ubicarme.

Deambule sin darle importancia al asumir mi situación actual, a fin de cuentas, una cosa era segura, eventualmente llegaría a donde estaba asistiendo.



“Ah rayos, ¿Tanto cuesta el demarcar o poner un simple papel en las paredes con indicaciones?”


Respiré algo molesto frente a la situación, me tomé el tiempo necesario hasta apaciguar los ánimos. Seguro estaba exaltado por la adrenalina de la emergencia.


“Bueno, considerando escases de personal adicionalmente a falta de ciertos recursos hasta básicos creo estoy pidiendo demasiado”
“Disculpe señor, podría ayudarme a encontrar a mi mamá”


Ahora resultaba haber un niño perdido, las cosas dudo se podrían tornar de mal a peor si ya me encontraba sin saber dónde estoy.

Juzgando por su estatura y movimientos, es probable sea menor que Chloe por uno o dos años. Vaya situación nostálgica a la que me enfrentaba.

Considerando la barrera de idiomas al menos por su parte, compartí un audífono inalámbrico sin utilizar esperando le fuese de utilidad si quería entenderme.



“Lamento las molestias pequeño, pero ¿Puedes comprender mis palabras ahora?”
“¡Si!, ¿Cómo fue lo hiciste?”
“No es nada de nuevo, solo estos aparatos nos permiten hablar”


Lo cargue entre mis brazos buscando a donde continuar, eventualmente fuimos a dar con una escalera para bajar hasta el primer nivel. Ahora surgía la interrogante de cuando llegue al tercer piso.

Pase preguntando a cada persona si sabía donde se encontraba la madre del pequeño, muchos respondieron de forma negativa.

Intente alentarlo a no bajar los ánimos, puesto ella debía encontrarse desesperada tras su pista.

Las cosas iban con calma hasta ese entonces, salvo cuando un fuerte grito se percibió fuera del establecimiento sembrando el pánico en quienes se hallaban presentes.



“Oh no, conozco perfectamente ese tipo de sonido”
“¿Es algo malo señor?”
“Puedes estar tranquilo, he lidiado con cosas peores pequeño”


Tras entregarle a una persona del equipo de salud a aquel niño, explique su situación previa a indicarle se refugiase.

Ella intento convencerme de huir, sin conocer que pronto vendrían más personas en ayuda. O al menos eso creía yo… esperando no haberme metido en líos de forma gratuita.



“Guantes recubiertos cortesía de Amanda, era todo a mi alcance por prohibir el ingreso de armas de fuego. Solo espero el equipo llegue a este lado donde me encuentro”


En eso, avisté al reanimado. Por su nivel de violencia podía deducir se trataba de la peor pesadilla posible, un Berserker.

No contaba con armas o cosas raras, exceptuando su mal carácter similar al ebrio agresivo.

Sin rodeos, procedió a abalanzarse en mi contra arrojando cada cosa en su camino hacia los lados buscando abrirse paso.



“Con una actitud como esa, dudo seas atractivo a la vista de alguna señorita”


Iniciando un intercambio de agresión mutua donde él arrojaba manotazos, rasguños, cabezazos, objetos cercanos y ocasionalmente intentos de mordidas. Contrario al caso mío debiendo protegerme de forma constante buscando el momento indicado donde asestar tanto el golpe con puños como patadas.

Bajo condiciones normales, sus huesos cederían bajo unos cuantos impactos gracias a su estado decadente. Vaya aguante presentaba esa maldita aberración.



“¡Hazte a un lado novato!”


Alguien me empujo pasando de frente con una barra metaliza en sus manos tratando de dañar al cadáver.

Para mala suerte, solo lo hizo retroceder más no dañarlo.



“Mira a quien le dices novato, mejor hagamos esto rápido chico. A mayor tiempo, esa aberración nos tomará ventaja al no sentir cansancio”
“¿Y tú qué sabes?, no eres de estos lados siquiera”


Un tanto irritado frente a su prepotencia, preferí ignorarlo en favor de eliminar la amenaza.

Olvidando mantener la defensa, opté pasar a la ofensiva descargando en cada puño la frustración vivida durante dos años. Quizás no podía superarlo respecto a fuerza, pero si lo conseguía en velocidad limitándolo en ciertos instantes.



“¡Te dije que te apartaras!”


El chico una vez más intervenía atacando sin medir consecuencias. Debido al contar con su rostro cubierto, me era imposible saber si lo había visto en algún momento.


“Mejor retírate, este lugar no es para jugar. Tampoco estoy dispuesto a dejar morir civiles entre mis manos”


Ya habiendo esclarecido eso último, su molestia se tornó evidente. Dando paso a una pelea a tres bandos atacándose a matar.

A pesar de mis palabras, buscaba los momentos donde interferir con el muerto en favor del chico si iba a resultar herido. Claro que, para no ser descubierto, también arremetía en su contra con suma fiereza.

Varias oportunidades se dieron estando expuesto, dudaba si aquel muchacho estaba haciendo lo mismo que yo. Negándose a responder de forma directa o expresando un mero; “Solo corres con suerte”

Cerca de diez eternos minutos, Jake se incorporó embistiendo mediante su robusta compostura a aquel invasor como si un auto pasara a alta velocidad.

Los demás llegaron arremetiendo con su munición desobedeciendo las prohibiciones sobre el uso al interior de hospitales.



“Me vale un cuerno las reglas bajo este tipo de predicamentos, ya daré la cara justificando mi actuar al general”
“Gracias por llegar Jake”
“¡Jajaja!, no hay de que. Vaya semejante película montaste, pelear solo con tus puños contra esa cosa es de respeto”
“La verdad ese chico también tomó parte”


Este se negó a colaborar, ignorando el reconocimiento de mi parte.

Ya aburrido de su comportamiento, fui a increparlo buscando respuestas de su parte decidido a utilizar los métodos necesarios.



“Te falta experiencia, viejo”
“¿Eh?”


Durante un descuido, me golpeo la boca del estómago intentando privarme de aire.

Los presentes apuntaron esperando a dar paso en falso, se habían molestado tras ver a un compañero siendo atacado.



“Yo me encargo”


Suerte el impacto fallo a medias, caso contrario estaría tirado en el suelo retorciéndome mientras el acababa con mayor cantidad de agujeros que un queso.


“Bien, ¿Qué planea un vejestorio para hacerme hablar?”


Suspiré bajando un poco la mirada y en aquel preciso instante, donde parecía estar vulnerable, acerté de lleno en su rostro un puñetazo que, aparte de dejarlo inconsciente, terminó doliéndome por dentro de la muñeca izquierda.


“Jake…”
“Em, ¿Está bien el chico?, ¿Seguro no lo mataste?”
“Solo esta inconsciente. ¿Puedo pedirte un favor si no es mucha la molestia?”
“Dime estimado”
“Trae mucho hielo, esto definitivamente me va a doler”


El equipo completo asintió, partiendo en búsqueda de alguna bolsa de hielo. Otros amarraron al chico llevándolo a una sala apartada y el jefe del equipo avisó sobre la eliminación de la amenaza.


“Por cierto Jake, ¿Gastaron mucha munición?”
“Mas o menos si te soy sincero. Por lo general conseguimos eliminarlos en base a saturación cuando se trata de tipos como estos”
“He aprendido que estos se pueden manejar con cierta facilidad gracias a los porrazos recibidos”
“¡Me interesa muchacho!, ¡Cuéntame más!”
“Medula cervical y corazón. Basta dañar lo suficiente uno de los dos y asunto arreglado”


Se largó a reír después de un buen silencio, manifestando ser buena broma hasta hacerle una seña mientras procedía a retirarme.


“¿Por qué crees que me enviaron hasta aquí para apoyar?”
“Tomare tu consejo hijo, la próxima vez lo pondremos a prueba”


Mientras buscaba la sala donde encerraron al chico, acabé topándome otra vez con el pequeño niño perdido quien ahora se encontraba junto a su madre.

Resultó ser que mientras la estaban interviniendo en su habitación, su hijo había salido a recorrer los alrededores perdiéndose en el proceso.



“Muchas gracias joven por ayudar a mi pequeño, no sé cómo agradecerle”
“Tómelo con calma, en tiempos difíciles lo ideal es apoyarse unos a otros. De paso, promete que le harás caso a tu mamá, ¿Entendido?”
“¡Entendido!”


Tomé aquel audífono prestado para guardarlo en su estuche y disponer de el cuándo sea necesario.


“Justo a quien buscábamos, necesitamos tu apoyo Alexis. El alborotador nos la está haciendo difícil en pleno interrogatorio”
“A penas me desocupo de un asunto y sale otro… denme un respiro por lo menos”
“Pidió fueses tú, parecía bastante molesto”
“Comprendo… ahora cuestiono si en verdad tengo la suerte a favor”


Guiado hasta donde se encontraba, opté ingresar solo buscando se calmase. Seguía a rostro cubierto, dejando entre ver los ojos.

Cortesía de la poca paciencia restante le removí la capucha con lo cual resguardaba su identidad.



“Debes estar bromeando, ¿Entre miles de supervivientes eras tu con quien cruce golpes de esta manera!”


Palabras bajo el mismo idioma, miradas similares e inclusive un reloj personalizado con la mitad de un símbolo.


“¡Que sabes tú de mi extranjero!, ¡Acaso eres un americano moralista que viene a hablar de libertad en el viejo continente!”
“Mírame a la cara e intenta repetirlo”


Deje me viera el rostro después de encender todas las luces.

Igual a quien ve un fantasma, sostuvimos un extenso e incómodo silencio intentando contener cierta sensación de frustración.



“¡Imposible!, ¡Imposible!, ¡Imposible!”
“Lamento decirte que es real, estoy vivo”
“A-Alexis, y-yo.”
“Dame un respiro a mi también, ¿Crees eres el único sorprendido?”


Comencé a desamarrar sus manos detrás de la silla donde se ubicaba, empuñaba sus manos con fuerza. A pesar de ello, no se percibían emociones o intenciones de hostilidad.

A penas lo solté, dejo ambas manos abiertas sin moverlas. No decía nada, solo estaba ahí.

Tras ponerme de pie hasta posicionarme frente a él, puse una mano sobre uno de sus hombros.



“¡Gracias al cielo estas vivo!”


Él se abalanzó sobre mi rompiendo en un llanto descontrolado, aferrado como quien se negaba a dejar ir a alguien se mantenía.


“Tranquilo hermanito, ya estoy de vuelta”
“¡Primero la noticia de Japón!, ¡Luego fue mamá!, ¡Hasta papá dio su vida viajando por doquier hasta encontrarnos!”
“Vamos a traerlos de vuelta, eso puedo asegurarlo”
“¡Ahora son cadáveres!”


Suspiré mientras lo contenía, quería romper igual en llanto a pesar de intentar mantenerme fuerte.

Decidí explicarle sobre el gran acontecimiento en la tierra del sol naciente sobre la recuperación de unas trecientas personas.


“Existen quienes niegan tal hazaña hermano”
“Montaje y propaganda política, ¿Cierto?”
“Si, a pesar de ello, muchos civiles se aferran a ese milagro”


Me lancé a reír similar a los villanos de películas, cosa que confundió a mi hermano sin entender el comportamiento.


“Es difícil de creer, se entiende. Los arrogantes negaban tal suceso intentando desprestigiar el esfuerzo realizado en un pequeño laboratorio en Fukuoka donde casi ni dormíamos”
“Pues, ¿Qué estas planeando hacer?”
“¿No es obvio?, ¡Vamos a llevar a cabo entonces las reversiones frente a la cara de las personas mismas para negarles toda posibilidad de hablar estupideces!”


Los dos integrantes del equipo que resguardaban la afuera, entraron motivados aludiendo querer ser partícipes en primera instancia viendo el hecho.

Ya estaba claro lo próximo a realizar. ¡Vamos a poner el mundo de cabeza!”



Autor: Ronin

Coautor: Byleth
 
Última edición:

Meijin Wanderer

Registrado
8 Ago 2019
Mensajes
144
Offline

Nota: Antes que nada, lamentamos la demora respecto a la emisión de los caps.
Nos hacia falta una semana de descanso la verdad... ¡Gracias por su comprensión y esperamos disfruten el capitulo!



D.W-A Vol.4

Capítulo XVI (LXIV) - Dos hermanos



“Ya te dije que no podemos llevarte”
“Vamos hermano, también he debido afrontar a esas cosas igual que tu”
“Pasaste mucho tiempo dentro de áreas seguras y refugios, a diferencia de lo que crees, el cadáver de recién es capaz de eliminar fácilmente a cualquier civil sin ningún problema”


Tras resolver los malentendidos, mi equipo mostro agrado frente a mi hermano menor. Jake en ocasiones lanzaba comentarios sobre incluirlo, aludiendo contar con una vacante bastante conveniente.

Conocía bastante bien lo imprudente o descuidado sobre su comportamiento, sin embargo, debía ser sincero conmigo mismo debido al tiempo transcurrido.


“Voy a arrepentirme por decir esto…”
“¿Ocurre algo hermano?”
“Aliste un equipo protector, Zwei vendrá con nosotros”
“¡Ya oyeron ahí atrás!, ¡Traigan los chalecos antibalas y demás!”


Ambos nos separamos en aquel instante porque aún tenía labores pendientes aparte de sentir algo de cansancio.

Durante las horas siguientes fue difícil apoyar, esto gracias a que varios niños intervenían constantemente tras reconocer a uno de los dos involucrados cuando fue el ataque del Berserker.

El medico presente al darse cuenta la dificultad que implicaría manejar a los pequeños, considero mejor enviarme a descansar por hoy. La finalidad en esto apuntaba a calmar los ánimos de los pacientes y evitar sentirme hostigado.


“No se preocupe, el haber detectado aquel caso para su posterior traslado al quirófano en conjunto a pelear de frente contra el cadáver fueron hechos de gran ayuda. Sobre todo, lo segundo, ojalá tuviese ese mismo valor”
“Desearía fuese fácil el actuar a ese nivel, solo ver a estos niños sanos y salvos junto a una persona como usted conservando su humanidad me basta”


Percibía cierta confusión en su mirada mientras los enanos se abalanzaban jugando con confianza.

Durante aquel instante, llegó la pregunta respecto a esas últimas palabras.


“Em, perdone si mi pregunta puede parecer estúpida, pero quisiera saber a qué se refiere con eso de, ¿Conservando su humanidad?”
“Llegué a tocar fondo y me perdí como individuo. Muchas vidas se fueron entre estas manos sin conseguir hacer algo por ellos, una tras otra llegando a desinteresarme por la vida misma”
“Lo lamento, no quería tocar un tema a ese nivel de sensibilidad”
“No se preocupe. Jamás deberé olvidar aquella experiencia, sobre todo por una pequeña quien hizo volver a sentir a este pobre diablo”
“A lo largo de cuarenta y siete años de trayectoria profesional he de decir que es la primera vez donde conozco a un chico como tú”


Tomamos con humor la situación cruzando unas palabras, acto seguido Jake se asomaba viendo si me encontraba.

Aquel medico explicó lo ocurrido y por qué decidió enviarme libre el resto del día, cosa que hizo reír al jefe del equipo antes de retirarnos.

Este último avanzaba apegado hacia el lado de las ventanas con un cigarro encendido.


“Tranquilo muchacho, de este lado suelen darse corrientes de viento. Oh no…”
“¿Decías?”


En ese mismo instante una enfermera venia pasando en sentido contrario realizando un gesto bastante claro.

Comenzó a reprenderme en lugar del sujeto fumador. Preferí mantener el silencio asintiendo, esperando fuese más rápido…


“Lamento las molestias señorita, recomendaría mejor no molestar a mi hermano mayor”
“¡Joven Zwei!, ¿Es broma que este chico apático es su hermano?”
“Fuiste tu quien se nos acercó haciendo la reprimenda”


Ignorado por personal de la misma área independiente si portaba esa credencial temporal. Sueles acostumbrarte con el tiempo, ignoras el hecho siguiendo con tus labores correspondientes.


“Casi lo olvido, es mejor lo lleves tu”
“¡Este collar!”
“Bajo la misma esperanza nacida esa madrugada, traeré de vuelta a nuestra familia. Mamá me dio esa pertenencia antes del viaje para no sentirme solo y ahora es tiempo de pasar su deseo a otro”
“Una vez termine el apocalipsis, regresarías a Alemania”
“Ah… bueno, respecto a eso…”


Fue raro explicar la actual situación familiar en que me encontraba, lo peor fue bajar la guardia de manera inconsciente.

Hasta sus miradas de interés se tornaban incomodas. Deseaba salir corriendo a toda prisa.


“Quien lo diría, el pequeño nos salió padre cariñoso y don juan”
“No comiences Jake, si los demás se enteran van a comenzar a fastidiar”
“Tranquilo muchacho. Conozco bien a esos bastardos, puedes relajarte”
“¡Un momento!, ¡Una vez mamá se entere sobre su primer nieto va a perder la cabeza!”
“Creo me perdí algo tras irme”
“Supieras como ella balbuceaba sobre verte volver en compañía de una buena chica y un montón de nietos”


Había cosas las cuales jamás cambiarían, ella era una mujer sin remedio o solución.

De un segundo a otro se realizaron llamados reiterados a través de los alto parlantes advirtiendo buscar refugio en los niveles inferiores habilitados para esconderse.

Por radio el resto del equipo hizo contacto avisando sus ubicaciones en conjunto a la situación del sector donde realizaban la contención correspondiente.

Nuestro jefe de grupo ordeno a cada uno mantener su posición resguardando tanto a civiles sumado a frenar el avance de los cadáveres invasores.


“Lamento pedirle esto joven enfermera, por ahora no puede apartarse de nuestro lado. Si quiere saber la razón, es únicamente por resguardo de su seguridad. Jake, ordenes por favor”
“¡Jajajaja!, nada mal. Bien, ambos hermanos encuéntrense con Alexia apoyando en la sala de urgencias”
“¡Un momento!, ¡Porque debo ir con ustedes!, No pueden obligarme exponiendo mi integridad!”
“Deja de alborotarte un poco. Zwei, yo iré por delante mientras tu te encargas de ella”
“¡Cuenta con ello!”


Cherry había trazado ya el punto de reunión, si nos pedía apresurar el paso porque desde el otro lado les estaba dificultando la contención hasta cierto punto.

Tras separarnos del grandote, uno de los problemas en ruta fueron los civiles perdidos o incapacitados. Gracias a estos primeros y las indicaciones de la chica, estos ayudaban con quienes no se valían por sí mismos, consiguiendo progresar hacia el destino final.


“Eres bastante buena con eso de guiar a las personas, siempre que me perdía, acababas diciéndome donde ir”
“Si no era yo, nunca acabarías llegando a las salas de rehabilitación”
“Vaya buena chica acabaste encontrar hermanito, veo tendremos bastante tema para charlar”
“Mira quien lo dice”
“Me refería a esa rehabilitación. Quiero oír cada detalle sobre tu imprudencia”
“Es una historia divertida siendo sincero”
“Ningún idiota acaba así por historias divertidas”


Resignado, accedió a hablar posterior al operativo.

Seguimos avanzando sin detenernos, tras varios minutos acabamos por llegar al área de urgencias.

Habían montado barricadas utilizando cada parte del inmueble ganando tiempo valioso entorpeciendo el avance de la horda.

Varias voces se originaban desde el exterior, no se necesitaba descubrir la cantidad exacta para notar que el edificio se hallaba rodeado.


“¡Al fin llegó mi doble!”
“Para causar el doble de bajas”
“Bien, estamos en sintonía”


La enfermera nos miraba como si fuésemos un par de bichos raros escondiéndose tras mi hermano menor.

Alexia lanzo su comentario burlesco al más puro estilo Amanda, jamás faltan los individuos así en momentos críticos.


“¡Menos coqueteo y suban la potencia de fuego!”


Jake haciendo llamados de atención a través del medio disponible con tal de hacer llegar sus órdenes, me avisaron sobre eso en la base aérea resultando ser cierto.


“Lamento llevarle la contraria al jefe, pero toca maximizar eficiencia si deseamos impedir este avance”
“Esto va a ser interesante por el chico nuevo”
“Un veterano mata muertos no se ve todos los días”
“Creo estar acostumbrándome ya al humor del equipo. Bueno, volviendo a lo que nos convoca. Según informaron, los muertos en Europa pueden morir de disparos en la cabeza en comparación a los de Japón”
“Suena a posible idea disparatada chico”
“Me arrepentiré de esto… pero una fuga de gas podría espantarlos”


Ambos sujetos del equipo cruzaron miradas nerviosas viendo el calibre del desastre a causar. Refirieron tener pesadillas hace años intentando contener una como bomberos.


“Lamento interrumpirlos, solo existe un problema”
“¿Tu otra vez?, no quiero estar en malos términos contigo joven enfermera, pero podrías ayudar en lugar de entorpecer”
“¡Me llamo Ruby por si tienes dudas!, ¡Puedes leerlo en mi credencial!”
“Está bien. Ahora di cual es el problema”


La enfermera Ruby conocía el área de urgencias como la palma de su mano, señalando diversos puntos de losas sueltas o dañadas donde pasaban cañerías de gas.

Ahí es donde iniciaba el gran contra tiempo, el suministro se encontraba cortado hace unos años por la causa que intentábamos provocar.


*¡Ya tengo los planos del edificio!, costó bastante recolectar la información por la falta de actualización en los sistemas operativos”
*Mira quien habla Cherry, romper esos corta fuegos me dejó exhausto. Estuve a unos pasos de reiniciarme…”
“¿Que son esas cosas hermano?, no me digas otra vez llenaste de virus tu teléfono”
*Somos inteligencias artificiales creadas por un par de tipos locos, quien esta tendido muriendo es Rocky y yo soy la linda Cherry”
*Es un gusto hermano menor del piloto, espero nos llevemos bien*


Un grito sorpresa alertó el empeoramiento ante un cese menor en la estructura de la barricada.

Trabajando en equipo con la nueva amiga de mi hermano, buscando donde se escondía la llave de paso para inundar el sector con tal de liberarse de los cadáveres terminamos dando con la ironía.


“¿Llevas tiempo trabajando y dices jamás haber estado al tanto de eso?”
“No puedo evitar sentirme engañada, pregunté en su momento acabando con llamados de atención”


Retrocedimos después de girar la manilla viendo varias losas tanto en suelo como en la pared se desprendían.

La falta de mantenimiento era excesivamente deplorable, hasta dude por instantes si resultaba ser un mayor peligro el establecimiento comparado a los muertos.


*¡Y toca lanzar el encendedor! *
“¡A la orden de la señorita!, ¡Me deberán uno de los buenos sabandijas escurridizas!”
“Tengo de sobra llorón. Viene con un puro de regalo”


Cerramos las puertas que daban hacia el interior sin dejar seguros pendientes, ese lanzamiento inoportuno empeoró el alboroto dejando a los presentes con el corazón en ambas manos.

La fuerza explosiva se disipó en su mayor parte hacia afuera, aunque la restante acabó aventándonos de igual forma.

El retumbe igual aturdió al equipo dejando inconsciente a varios presentes. Mi cabeza daba vueltas intentando ponerme de pie.


“Al parecer… si funcionó”
“Aquí Jake desde el otro extremo, alguien podría explicar que mierda acaba de pasar”
“No hable tan fuerte. Corrimos con suerte evitando morir por una explosión debido a una fuga de gas”
“¡¿Que ustedes que?!”


Nuestro jefe parecía una hiena riendo desenfrenada preguntando detalles a su vez dejaba claro intentaba comprender el aviso.

Hasta hizo su reprimenda tras no haberle invitado a presenciar el suceso.


*¡Nuevo reporte!, revisando las cámaras de seguridad puedo confirmar la retirada gracias a varias bajas consecutivas en breves segundos”
“¡JAJAJAJA!, sin dudas salen con cada cosa bajo la manga. Bien, hoy toca celebrar la victoria. Jovencita Cherry, esperamos contar con usted y su compañero para obtener información segura”
*¡Puede contar con nosotros!”


Zwei apenas lograba permanecer sentado, al parecer aún le daba vueltas la cabeza junto a Ruby.


“Eres una bestia Alexis… Bueno, salimos vivos a pesar del riesgo”
“He visto cosas peores, una vez un muerto me aventó desde un segundo nivel si la memoria no me falla”


Su rostro boquiabierto miraba con la clásica expresión de preguntar si bromeaba o no.

Ya dejando de lado el reciente incidente, vinieron a atender a los partícipes involucrados en la reciente explosión.

Al final acabaron internándonos por una noche bajo revisión y custodia absoluta pensando podríamos hacer otra locura.


“Ni se les ocurra salir de aquí. Seré el médico de cabecera hasta recibir el alta, ahora compórtense como gente civilizada. Tampoco te hagas el desentendido Jake”
“¿Pero yo que tengo que ver en esto?”
“Somos amigos hace años, esta idea de tus subordinados es un clásico tuyo”


Los dejaron hablando solos, un grupo de enfermeras entraron solo con la intención de amarrarlos a ambos llevándoselos muy malhumoradas.

En ello, Cherry conectó una llamada desde el extranjero. Siendo Yuuki, Chloe y compañía.

Charlamos bastante tiempo llegando a un límite previo a se quedarán sin batería en el móvil, antes de eso, enfocaron el abdomen de quien era mi pareja esperando el regreso.

Había aumentado con notoriedad su tamaño para el tiempo transcurrido, comencé a sospechar algo con fallos de cálculo notorios…

Desde el otro lado de la línea, todos dijeron al unísono sobre que no era uno solo el bebe en camino, sino eran tres los que estaban ahí dentro.

Mi boca se desencajó frente a la noticia, suponiendo serian dos en lugar de tres. Zwei se burló de manera engreída citando esas frases repetitivas de mamá sobre desear muchos nietos siendo escuchada al otro lado de la línea.





D.W-A Volumen 4. – Fin







Autor: Ronin
Coautor: Byleth

 

Meijin Wanderer

Registrado
8 Ago 2019
Mensajes
144
Offline
D.W-A Vol.5

Capítulo I (LXV) - ¡Directo a la central de operaciones Suiza!




Tras pasar la noche en observación y toma de exámenes a primera hora, se hizo entrega de los resultados confirmando el alta desde el recinto.

Si bien, uno que otro aun percibía leves molestias o dolor tolerable debido los impactos contra las paredes gracias a la explosión en urgencias.


“¿Ocurre algo mi doble?, ayer después de la noticia se te notaba raro”
“Continúo sorprendido, aun no logro asimilar que son tres… Espero lograr dormir unas seis horas diarias al menos durante los días de trabajo”
“Siempre siga existiendo. Bueno, no tendremos vacaciones por unos cuantos años considerando el apoyar la reconstrucción y atención a las personas”
“Excelente observación”


Mientras caminábamos perdidos a lo largo de algunos pasillos carente de señaléticas o demarcaciones, terminamos topándonos con nuestro jefe a cargo.

Siempre se le veía de buen humor, especialmente hoy andaba mejor que nunca sin inmutarse ante llamados de atención recibidos por radio.

A pesar de llevar un cigarro entre sus dedos evitando encenderlo haciendo compañía hasta volver al sector donde se encontraba el equipo completo, frente a todos lo destrozó conservando la misma expresión.

Los más viejos fueron incapaces de esconder sus ansias de reírse como hienas, dando a entender que sabían lo próximo a ocurrir dejando al resto en dudas.


“Aquí Jake a central, ¿Me copian?”
“Copiado. ¿Podría ahora reportar el motivo para ignorar órdenes directas y evitarnos pérdidas de tiempo?”


Aquel enorme tipo inspiro sin perder la compostura, inmutable frente a quienes estaban dirigiendo desde lo más alto.


“Porque me asignaron un par de jóvenes promesas bastante divertidas. ¿Debo repetirles las perdidas suyas y consecuencias ocurridas gracias a sus malas gestiones?”
“Su respuesta será enviada al consejo de guerra de la unión europea, su prepotencia ya ha superado todos los límites”
“Un consejo joven cadete, siempre cuídate respecto a quienes juras lealtad. Fin del comunicado”


Cortando la transmisión con posterior desconexión del equipo, las tensiones de varios se aplacaron comparado a quienes acostumbraban a su modo de trabajo.

Entre cinco recrearon mediante una improvisada actuación cada una de las partes tanto aquí como los del otro lado de la línea.


“Tranquilícense novatos, esto ya es habitual. Siempre piden mi cabeza cuando necesitan desquitarse con algún pobre diablo”


El segundo al mando aprovecho la instancia teniendo a todos presentes para relatar el plan de acción actual, cambiando el rumbo primario en dirección a Suiza.

Buscando el retornar a su base de operaciones escondida del ojo de los altos cargos en caso de emergencias. También considerando la existencia de cierta sede de utilidad pública.

Siendo Europa uno de los puntos importantes donde se crearon primero las cepas base y su posterior producción final, vendría favorable para renovar las que cargábamos desde Japón.


“Lamento interrumpir las indicaciones, solo quería agregar la necesidad de pasar por H.L. Suiza para renovar los sueros que cargamos con Alexia”
“No hay problema con su petición jóvenes. Mientras puedan crear esa cura, haremos lo necesario”
“Alexis y yo nos aseguraremos de ello, inclusive existen posibilidades de mejorar la formula actual si el área del laboratorio está en óptimas condiciones”
“Oírlos a ustedes dos hace pensar que esta simple pesadilla eventualmente no será más que un mero registro en la historia del cual dudarán su veracidad”
<Solo los humanos quienes se conservaron vivos resultarían como los únicos testigos del hecho, información recibida hace poco desde el hospital reabierto en Fukuoka indica la ausencia de recuerdos o memoria en los revertidos>


Todos los presentes clavaron sus ojos en las palabras de Cherry, nosotros no fuimos la excepción. Acto seguido, preguntaban curiosos sobre sí ello en realidad sería posible.

Atender cada interrogante resultaba ser una ardua tarea, para simplificar, se optó explicar de forma simple temas de signos vitales o aspectos en los vivos.

La clase resultó útil, despejando varias dudas al personal militar del Europa e inclusive tres de estos acabaron por interesarse.


“Bien equipo, más huevos y menos cacareo. Tienen media hora para empacar que saldremos a ya saben dónde”


Todos respondieron al unísono, encaminándose en diversas direcciones evitando dejar alguna pertenencia o buscar abastecimiento.

Por parte de mi hermano fue fácil porque solo cargaba una mochila con unas cuantas cosas.


“¿Seguro llevas todo Zwei?, recuerda no volveremos aquí salvo en emergencias”
“Ah cierto, faltas tu hermano y tengo todo”
“Muy gracioso”
“¡Jeje!, vaya par de hermanos resultaron ser”
“Con este pequeño bandido hacíamos cosas peores”
“Recuerdo esa vez donde mamá nos castigó tras volver a duras penas de una fiesta en la universidad”
“Entonces el chico ejemplar nunca fue tan santo, estoy segura Amanda pudo haber participado”
“Mis respetos a papá por cubrirnos esa noche…”


Lance en dirección a una pared una pequeña piedra advirtiendo evitar esconderse o tomaríamos acciones inmediatas, mientras hacía sonar como si cargara un arma de fuego.

“¡E-Entiendo!, ¡S-Solo no dispare por favor!”
“Tú eres esa enfermera gruñona de urgencias. Bien, que te trae por acá”
“Que alivio, creí acabaría muerta”


Aquel fue el instante en donde ella recobraba el aliento, nos llamaron para subir a los vehículos y emprender el rumbo.

Le dimos la oportunidad de hablar a pesar de encontrarnos contra reloj, sin perder tiempo se incorporó expresando su descabellada petición.


“¡Permítanme ir con ustedes!”
“Denegado, ya acarreamos uno sin experiencia”


Protestaba con insistencia haciendo dudar respecto a su intencionalidad ante la falta de experiencia afrontando a los Reanimados.


“Dejen de perder el tiempo y suban a la chica al transporte, llegando a suiza la entrenaremos como es debido”
“¡Nice timeing boss!, siendo la otra mujer del grupo puedo hacerme cargo evitando ella arme muchos conflictos”
“¡JAJAJA!, se agradece la iniciativa. Bueno, llegando al punto clave conocerán a las demás”
“Un segundo, ¿El equipo actual es solo una parte?”
“Por su puesto muchacho, ¿Ya olvidaste lo de moverse en grupos reducidos evitando captar la atención?”


Entre tanto alboroto acabé pasando por alto cosas básicas, sin dudas necesitaba una larga noche de paz lo antes posible.

Solicité a ambas IA el apoyo preparando la motocicleta con la mejor ruta posible hasta el próximo país mientras bajábamos hasta la entrada.

Ahí nos esperaba el personal en compañía del director a cargo, quienes agradecieron la ayuda y protección a pesar del “accidente” en el área de urgencias.

Una vez acabaron de cargar y acordar la búsqueda de ciertos implementos adicionales se inició la partida.


“Aquí Jake a móvil 02 y 03, mantengan sus distancias sin descuidar las espaldas de los chicos”
“02 confirmando órdenes”
“Déjelos en nuestras manos, los de 03 desplegamos un tirador de apoyo en la salida superior del vehículo”
“Casi me olvido, hace unas horas avisaron desde ya saben dónde que tendrán cerveza artesanal”


Tras oír eso ultimo inevitablemente recordé algo que no debía perdiendo por cosa de segundos el control de la motocicleta.

Uno que otro captó el suceso riéndose, dando pie al tema de esa noche…

Mi hermano preguntó acerca del tema siendo callados por Alexia quien se mostraba bastante molesta.


“Puede haber parecido un payaso esa noche, pero este chico se ha esforzado más que nadie para traer las muestras a nuestras manos”
“¡No es para tanto joven señorita!, a fin de cuentas, no existen personas indispensables”
“¡Cherry!, ¡Libera los comandos para Rocky!”
<¡Entendido!, ¡Comandos habilitados!>


Noté el aumento de velocidad constante careciendo de control, ahora los otros tres llevaban el mando.

Independiente los tratos previos, ganábamos distancia hasta acabar perdiendo de vista al resto del equipo. Sumado al encontrarnos imposibles de contactar.


“Ustedes tres más les vale detenerse”
<Pero…>
“Nada de quejas. Entiendo les molesten esas burlas constantes por una estupidez y se los agradezco, a pesar de la vergüenza, no puedo dejar que ello nuble mi juicio estando con la labor de ayudar a restaurar el daño causado”
“Me deje llevar por la rabia que sentía, lo siento”
“Está bien, actuaron en base a lo que consideraban correcto. Por ahora tómenlo con calma, devuélvanme el control del vehículo y retornemos con el grupo”
<Entendido>
<No volveremos a comportarnos de esa forma. Ahora tienes el control nuevamente y acabo de localizar donde se encuentran los demás>
“Gracias por su colaboración. Tengo una petición que hacerte Cherry, podrías avísale a Yuuki nuestro destino actual”


Revisando los puntos referenciales en el mapa, los demás se encontraban detenidos a unos cinco minutos desde nuestra posición.

Durante el recorrido y tras habilitar la radio, oímos una severa reprimenda en lo que tardaríamos en llegar. Siendo la primera vez donde sabríamos el otro lado de Jake cuando se enojaba.

Aparte de cada palabra emitida, al parecer los obligó a realizar entrenamiento físico a modo de castigo…

El escenario frente a nuestros ojos una vez ahí, eran todos quienes componían al equipo desperdigados en el suelo sin ser capaces de moverse. Salvo los dos nuevos, quienes escondidos detrás de un móvil miraban asustados.


“¿Ustedes tres tienes algo que decirles a los demás?”
“Lo siento jefe, me dejé llevar por mis impulsos e involucré a las dos IA en esto”
“De igual manera, quiero disculparme ante la falta de disciplina de mis subordinados. Si alguno de ustedes resultaba incapacitado por una mera cosa como la reciente, ahí si termina como carne muerta”


Su expresión esclarecía no estar jugando respecto de sus palabras, para rematar, facilitó un documento firmado bajo juramento con firma y huella dactilar haciéndose cargo del operativo más importante de la humanidad.

El fallo de esto acabaría bajo la aplicación de pena de muerte tanto de él como sus subordinados.


“Muchos querían tomar esta misión considerando la ambiciosa recompensa independiente si ustedes vivían al final de esto”
“¿Corrupción interna?”
“Podríamos llamarlo de esa forma, hasta las altas esferas donde se dirige cada movimiento se vigilan las espaldas”
<Tal cual dicen los humanos, el poder corrompe. Una duda, ¿Los sistemas de comunicación general se han comportado extraños últimamente?>
“Un segundo pequeña IA… ¡Maldición!, ¡Todos suban a los móviles y corten cualquier objeto que emita señal!”


A los lejos se avistaban el reflejo del sol en los parabrisas de vehículos militares en nuestra dirección.

Tras iniciar el escape, se adoptó una formación en diamante siendo situados nosotros al medio debido a encontrarnos expuestos.

Una forma en dar órdenes fue a través de las luces de viraje, similar a los denominados códigos de conductores.


<¡Pueden estar tranquilos!, Rocky se mantiene alerta de la estabilidad con maniobras evasivas de alto riesgo. Al contrario, les estaré haciendo llegar en lo posible>
“¿En lo posible?”
<¿Que esperabas?, incluso las inteligencias artificiales tenemos nuestro ritmo de aprendizaje igual a los humanos>
“Bien, en ese caso les confiamos nuestras vidas. ¿Alguna queja Alexia?”
“Aparte de tener hambre, ninguna”


Tales respuestas tranquilizarían a cualquiera del grupo cercano, con lo caóticos que se tornaban en los peores momentos ya nada sorprendía.

Desde lejos arremetían con la artillería disponible, uno que otro lanzacohetes pasaba cerca dejando los pelos de punta a cualquiera.


<Vaya son persistentes, ¿Alguna idea Cherry?>
<¡Estoy en eso!>
“¿Piensas lo mismo que yo Alexis?”
“¿Hora de la charlatanería querrás decir mi doble!”
“Momento de interferir en las comunicaciones para dar información falsa Cherry!”


A penas captaron el plan, ambos utilizaron código morse a través de las luces de la moto explicando la idea.

Encendiendo cada equipo activando las emisiones de señal, dieron rienda suelta a interferencias descontroladas captando audios de lo que se imaginase entorpeciendo y uno que otro de dudosa reputación[IDMJ1] siendo censurable.


“¿¡Quien de ustedes dos tuvo que incluir ese sonido!?”
“¡Céntrate en conducir hombre!, ¡Hasta yo estoy muerta de vergüenza!”
“Oh genial, ahora ya se la reacción de los demás”
<¡Porque no me dijeron que existían ese tipo de cosas!>
<Nunca preguntaste, solo dijiste lanzáramos lo que encontrásemos>
“¡Maldita sea!, mantén esas manos por sobre mi cintura!”
“¡Qué crees estoy intentando hacer!”


La persecución duro alrededor de una hora, siendo un dolor en el trasero sacarse a los tipos sumado a tolerar las risas y a los extraños varios metros atrás.

El móvil delante nuestro abrió su portamaletas dejando ver a Jake sentado en nuestra dirección. Apunto primero su dedo índice para posterior cambiarlo al clásico pulgar hacia arriba.


“¡Definitivamente los adoro pequeños bastardos!, ¡Hace mucho no oía tanta mierda junta!”




Autor: Ronin

Coautor: Byleth
 

Meijin Wanderer

Registrado
8 Ago 2019
Mensajes
144
Offline


D.W-A Vol.5

Capítulo II (LXVI) - Al fin llegamos al punto de partida.


Tardamos en quitarnos de encima a los tipos tras nuestras espaldas con dificultad a pesar de toda la interferencia en sus sistemas o información errónea, solo sirvió el engaño para esparcir abrojos artesanales cuyo interior resultaba ser hueco de punta a punta.

Algunos integrantes del grupo si salían con sorpresas útiles de vez en cuando, salvo las veces donde refieren acabar en desastres.


“Equipo Double wheel, aquí el conductor del móvil delantero. ¿Se encuentran ambos bien?”
“Ambos bien a pesar de los inconvenientes, por cierto… ¿Qué clase de nombre es ese?”
“Cada vehículo se le suele asignar un nombre clave y eran los únicos a los cuales no sabíamos cómo referirnos”
>¡Suena genial la verdad!, no tenemos quejas por nuestra parte<
“¡Parece estar decidido mi otro yo!”


No valía la pena molestarme o dar una opinión al respecto, ya las cartas ya estaban echadas, a fin de cuentas.

Cada cierto tiempo se realizaban paradas cuya finalidad consistía en revisar neumáticos, niveles de combustible o cargas eléctricas, alimentación y urgencias por uso de baño.

Optaron tomarse el tiempo necesario hasta llegar al país de destino, mediante rutas alternativas o simplemente pasos no habilitados. Todo ello con tal de desviar la atención y distraer a los persecutores en caso de que siguieran nuestra pista.


>¿Te sientes bien Piloto 01?<
“Si, solo un poco cansado con el alboroto de la última semana”
“Puedo estar al volante de ser necesario, prioriza tu salud antes que la misión en sí”
>Aunque no lo parezca, Rocky cuenta con un buen sistema de apoyo donde el piloto reduce la cantidad de cosas a las cuales prestar atención. Dudo Alexia cuente con experiencia<


Ella se rio suavemente tras escuchar a Cherry dando su discurso, no pude evitar mostrar cierto grado de sorpresa enterándome ahora sobre esas cualidades.

No podía quejarme mucho, puesto esos dos mencionaron estar limitados por culpa de sus programaciones para iniciar.

Jake hizo entrega de algo para comer en ese instante, aprovechando la instancia, preguntamos sobre quienes eran esos tipos. Por las expresiones de su rostro, eran personas las cuales el no deseaba volver a ver en lo que le resta de vida.

Una sugerencia por su parte fue huir a toda costa dejando al resto atrás en caso de ser capturados. A pesar de no estar de acuerdo, solo se nos permitió acatar sin más.

Otro de los integrantes en ese instante avisó sobre haber establecido contacto con la base de operaciones quienes ya estaban a la espera.

Las próximas cinco horas de viaje acabé sentado detrás de mi doble, ese tres contra uno arreglado para rotar por extraña sea la sensación, el limitarme a contemplar el paisaje indujo el deseo de dormir donde mi último recuerdo era una parada en la entrada del país.


>Al fin despiertas, ya estaban preparando una descarga eléctrica ante las dudas<
“¿Dónde nos encontramos Cherry?”
>¡Esperaba esa pregunta!, pues en la habitación asignada para ustedes en la aclamada base de operaciones en Suiza. Es genial poder desplazarme a través de los sistemas operativos aquí, la velocidad del procesador incluso hace temblar mi código de programación<
“Creo eso ultimo estuvo demás. Bueno, verte así de animada es agradable, en ocasiones cosas así ayudan”
>¡G-Gracias!<


Salí de la habitación buscando recorrer las instalaciones, en ese instante muchos iban y venían ignorando mi existencia.

Debatiendo con la pequeña Cherry, ciertas sospechas dieron en el clavo sobre que podría estar ocurriendo.

Casos de individuos contaminados desde el interior se encontraban causando destrozos, a su vez buscaban contenerlos evitando expansiones.


“Eso si fue rápido, no me dieron tiempo para reaccionar”
“¡JAJAJA!, que esperabas de mis colegas joven Alexis”
“¿En qué momento apareciste aquí Jake?”
“Ah… te vi saliendo de tu habitación como gato curioso y no pude evitar seguirte a escondidas. La juventud, que bellos recuerdos tengo de ello”


A penas terminó de hablar, los seis casos ya estaban dentro de celdas especiales creadas para manejar vectores, independiente del tamaño.


“Igual a casos como los tuyos muchacho, aquí dimos con las mismas ideas y ejecuciones intentando contener las propagaciones. La gran diferencia entre los diversos países, resultó ser la densidad poblacional en el primer día”
“Sitios donde el paciente cero no se rodeará de tantas personas implicaría dificultad para transmitir a las células”
“Tal cual. Bueno, debo retornar a la oficina a llenar unos informes y amedrentar a unos superiores por ya sabes que”


Por corto fuese el tiempo compartido, siempre resultaba grato intercambiar palabras a pesar de las bizarras situaciones.

Opté continuar recorriendo los alrededores a ver que encontraba, perdiéndome entre pasillos acabé observando desde salones de practica hasta el área de atención de pacientes.

La limpieza e higiene en las instalaciones no las había considerado desde hace mucho, aquí se tomaban enserio ello junto a mantenciones correspondiente a infraestructuras tanto del edificio como los muebles.


“Permiso, personal de limpieza”
“¡AH!, disculpe mi interrupción señorita”
“Veo eres un rostro nuevo muchacho, juzgando por tus rasgos fáciles y ese color de cabello oxidado me atrevo a decir que eres proveniente de Alemania”
“¡Un momento!, ¡Como supo eso!”
“A mi edad se guardan muchos secretos pequeño pichón, quien sabe lo que nos deparará el mañana. Ya he dicho mucho más de lo debido, mejor seguiré con mis labores”


La señora de limpieza tenía algo extraño en su persona, incluso fue capaz de hablar en el mismo idioma o entender sin los equipos utilizados por el resto de quienes se encuentran en este sitio.


<Extraña… no puedo decirlo con certeza, pero mi procesador dice peligro>
“¿Hace cuanto volviste Rocky?, es raro verte fuera de la motocicleta”
<Ahora realizan mantención al sistema, por seguridad debo evitar estar dentro si algo falla>
“Tiene sentido, perder a uno de ustedes dos sería horrible”


Para mala fortuna, nos topamos con un caso aislado de reanimado… incluso si cargara en estos instantes el suero, no había nada que hacer por él.

Encargué a mi compañero activar alarmas notificando la situación a su vez ganaba tiempo conteniendo el infortunio. Quienes presenciaron el encuentro estaba asustados creyendo perdería la vida esparciendo la “Infección”.


“¡Quieren dejar de solo gritar!”


Andaba sin equipamiento, incluso con las manos desnudas evitaba encuentros directos.

Intentando buscar soluciones rápidas, fui a dar con una cortina sucia tendida sobre un sillón maltrecho recordando algo divertido a replicar.

Lo peor resultaba en las capacidades físicas del sujeto a quien intentaba contener, si consideramos el cuerpo de una persona joven en estado eufórico y descontrolado obtenemos algo similar a los Berserker.


“Vamos, cuanto más van a tardar en llegar a contenerlo. Tratar de envolverlo solo adicional a proteger a otros es difícil”
“Te aparto la vista de encima y ya estas metido en problemas”
>Llegamos a tiempo. ¿Planeas hacer ese chiste?, ¡Quiero verlo en primera fila!<
“Bien Alexia, ¡Tú a la derecha y yo por la izquierda!”
“¡Entendido!”


Coordinando los movimientos fuimos enredando poco a poco los brazos, torso, piernas y así sucesivamente.

Para el momento donde llegaron el equipo especializado, las cosas estaban bajo cierto control.

Independiente cuanto se resistiera o tratara de liberarse, resultaría imposible. Ahora solo observamos como era introducido en un espacio de contención con dirección al laboratorio.

Lo peor, nos miraron feo y ni un agradecimiento por adelantarles el trabajo.


>¡Vaya forma de enredar un cadáver e irlo neutralizando!<”
“¡Somos un equipo de primera!”
“No se emocionen mucho ustedes dos, esta vez la desventaja fue evidente sin dejar de lado la falta de cooperación”
>Es raro estos brotes internos, según los registros históricos en las cámaras de seguridad, estos comenzaron hace poco más de un mes<
“Dime que es una broma de mal gusto Cherry”
>Lo mismo quisiera decir<


Junto a mi compañera comprendíamos este tipo de situaciones, tomando de base el estricto nivel de seguridad seguido del sistema de contención organizado era clara intervención externa.


“Buen trabajo ustedes dos, la pequeña hizo saltar las alarmas por doquier sacándome de la tediosa reunión”
“¡jefe Jake!, ¡Cuándo apareció tras nuestras espaldas!”
“Si no me mató un cadáver en dos años, una depresión severa, una pequeña niña o la mujer que espera mi regreso, acabaras siendo tu con esas apariciones repentinas”


Ambos saltamos asustados frente a su clásica llegada en pleno punto ciego, silencioso a pesar del tamaño y contextura siendo ya un aparente chiste respetado por los demás.


“Supieran cada idiotez que debí cometer en mi juventud por salvar a los idiotas con los cuales viajamos… se incluye la espera del avión Hércules hasta Japón”
>Quien hace lo imposible por proteger a los suyos, aun si va contra las ordenes, es merecedor de confianza<
“Parece le tienes cariño a tu piloto pequeña IA”
>Vimos de primera mano desde el día de nuestro nacimiento un sinfín de perdidas, donde pudimos haber acabado también<
<Él se negó a abandonar la motocicleta descargada a manos de desconocidos>


Tras prestar atención a sus palabras, comprendí la razón en su comportamiento priorizando mi propia vida.

En ocasiones me hacían pensar que resultaba como una especie de figura paterna debido al afecto presente cuando interactuaban o agradecían algún gesto.


“Y bien par de pequeñines, antes de retirarme a investigar quiero saber sus pensamientos respecto a su padre”
“¡Un momento Jake!, ¡¿Qué clase de pregunta es esa?!”
“Te falta prestar atención a los detalles muchacho, aunque quizás me equivoque muy pronto”


La conversación se vio interrumpida por llamado de alto parlante, requiriendo la presencia del jefe en la sala de operaciones generales y a nosotros en el laboratorio cinco.

Un gesto extraño de despedida hizo ruido tanto a Alexia como a mí también con las recientes palabras provenientes de su boca. Había gato encerrado sin dudas, por palabras de mi doble capté una idea sobre estar bajo nuestro cargo encontrar sospechosos.

Durante el avance al punto de encuentro, las miradas a nuestras existencias hacían tenso todo camino restante.

Ya hacíamos la idea por donde apuntar los dardos si descubríamos pistas. Escaso era el personal ignorando nuestros pasos o pasaban cerca disculpándose por detalles torpes.


“Ya hice una ligera recopilación Alexis, ahora toca ver si existe alguien dentro de donde estaremos”
“Solo espero acabe en un rotundo no, dormí de forma placentera y lo que menos anhelo es otro enfrentamiento”
“Suerte Amanda sigue en casa, de estar aquí ya el caos resultaría ser el menor de los males”
“No me lo recuerdes por favor…”


Pasando el umbral de seguridad correspondiente donde fuimos requeridos, obligados por protocolos debimos equiparnos trajes aislantes a manera de protección.

Quien nos recibió resultó ser la directora misma a cargo de cada una de las ocho secciones adicionales respecto donde estábamos.

Siendo otra persona cuya estatura rondaba el metro y medio similar a cierta tipa conocida, aparentaba ser más centrada en conducta.

Deteniéndose de golpe sin avisar después de seguirle varios metros, dio media vuelta apuntando con su dedo índice.


“Ustedes dos, ¿Realmente siguen cuerdos?”
“¿Qué clase de pregunta es esa?”
“Relájate un poco Alexis, no podemos ser hostiles estando de visita”
“Bien, puedo estar tranquila que no enviaron a esa chiflada”


Cruzamos miradas imaginando de quien podría estarse refiriendo, acto seguido la respuesta cayó por si sola.


“Veo la conocen. Amanda estuvo bajo mi tutela, por lejos una de las peores estudiantes en mi vida… aunque un genio cuando se trataba de su trabajo”
“Bueno, yo debía trabajar en los proyectos descartados en H.L. por orden del directorio”
“¿Dolor en el trasero comprender sus pasos?”
“Prefería manipular ácido clorhídrico sin campana de ventilación”
“Quien diría fuese conocida en estas tierras, bueno, ella no me soltaba cuando fui su pupilo en la sede se japón”


Las dos clavaron sus ojos con cierta molestia, de Alexia me llamaba la atención si sabía nuestra historia.


“En fin, ya los tres podemos entendernos mejor”
“¿A qué se refiere?, no soy de laboratorio comparado a mi doble”
“Descuida, solo basta la conozcas lo suficiente. Los planos que envió vienen codificados a niveles absurdos y con su ayuda vamos a sacar una nueva versión del suero”
“Debe se broma”
“No mi estimado joven, tenemos mucho trabajo aparte de cuidarnos las espaldas ante posibles infiltrados”




Autor: Ronin
Coautor: Byleth
 

Meijin Wanderer

Registrado
8 Ago 2019
Mensajes
144
Offline


D.W-A Vol.5

Capítulo III (LXVII) – ¡Manos a la obra!


Trabajamos junto al equipo del laboratorio dirigido por una mujer quien fue mentora de Amanda, lo único extraño era el desconocer su nombre.

Nos exigía llamarla jefa en todo momento, incluso fuera de las horas de trabajo o fines de semana…

A pesar de su carácter, ella resultaba muy atenta con quienes se rodeaba. Varias veces nos hizo llamado de atención a lo largo de los primeros días cuando tratamos de descifrar las fórmulas codificadas enviadas desde Japón.



“Estoy desecho. Apenas es viernes alrededor de las 21:00 horas”
>Por suerte tienes una buena cama y comida deliciosa<
“Tienes razón Cherry, no olvides el cumplimiento a cabalidad respecto al límite de las horas laborales”
>Curioso en pleno desastre se respete tal hecho. Mi procesador me dice que, sin importar la situación, la formación o cultura de quienes forman el equipo es suficientemente fuerte para prevalecer independiente de la dificultad<


Logré entablar una llamada con Yuuki durante unos quince minutos por mala conexión disponible de parte mía. Ella mostraba su vientre sin dejar de sonreír, incluso bromeaba viendo cómo se me caían los parpados.

Pensar que en un tiempo más viviremos al menos los siete juntos con cierto caos diario motivaba a continuar.

Chloe dormía a su lado igual que siempre, acurrucada y una mano sujetando la prenda de la otra persona. Antes de despedirnos, comentó sobre el avance en ciertas áreas recuperadas, aunque este sea lento.

Oírle hablar tan animada ayudó a olvidar el cansancio sufrido desde el viaje hasta ahora.



“Ya…quiero… volver…”
>Nunca lo vi dormir así de tranquilo<
“Gracias por el apoyo Cherry, siento un poco de envidia la verdad”
>¿A qué te refieres?<
“Es primera vez que duerme con esa tranquilidad y no poder estar a su lado es algo triste”
>Prometo lo llevaremos de vuelta. Antes de cortar, no olvides revisar la mensajería cuando estés sola<


Antes de perder la conciencia, logré captar en parte el intercambio de palabras. Ya unos segundos después no supe nada hasta que alguien golpeaba la puerta.

Mientras la IA dormía, vi el reloj marcando casi el medio día. Cauteloso fui aproximándome hasta llegar a un costado de la entrada.

Desde afuera se hizo notar cierta voz chillona, ya sabiendo de quien se trataba abrí la cerradura evitando encuentros frontales. Tal acierto implico presenciar a cierta enana entrar volando hasta darse de bruces contra el suelo.



“¿Ocurre algo jefa?, sé que ya es tarde”
“Deja recomponerme del impacto, ahora resulta me da vueltas la cabeza”
“Si entrabas como persona civilizada ten por seguro contarías otra historia”
>Mucho bullicio… Dejen dormir<


Tras recomponerse, ella cerró la puerta con seguro buscando evitar ingresaran otros individuos.

Encendió el hervidor de agua, acto seguido colocó dos tazas sobre la mesa con café en polvo sacado desde la misma bolsa.



“¿Ocurre algo?, dudo seas capaz de rechazar mi oferta”
“Jamás he rechazado un café matutino. Sin embargo, esa es la excusa para alertar de algo por lo que percibo”
“Tal cual estimado secuas…”


Vez que era tratado con esa palabra en específico, solía acabar mal. Ya perdí la cuenta culpa de Amanda.


“Primero, no olvides la presencia de sospechosos camuflados entre el personal”
“Mi compañera y yo notamos casos raros donde se comportaban diferente al resto”
“Excelente joven, me ahorraste bastantes palabras. El dilema es que los quieren a ustedes dos debido a ser considerados capaces de crear el suero a libre disposición”
“Jake advirtió sobre ello, incluso nos ordenó huir abandonando a todos si fuese necesario”
“Ya veo. Si transmitió la orden, significa se está preparando para lo peor”


Mientras servía ambas tazas juntas, su expresión facial evidenciaba leve preocupación.

Repitiendo exactamente la misma orden recibida durante el trayecto, encomendó crear esa fórmula a como diera lugar apostando todo por un futuro incierto.

A penas cerré los ojos, ella se pasó de frente colocando su mano sobre mi frente en paralelo me habría uno de los parpados examinando sin consentimiento. Por mucho manifestara encontrarme en buen estado, me ignoraba siguiendo con lo suyo.



“Bien joven, tenemos dos cosas importantes por hablar”
“Tengo la ligera sospecha que serán trivialidades a fin de cuentas”
“Bueno, sí y no según como lo veas. Partiendo con tu estado de salud, toma una semana de reposo acompañado del complejo vitamínico B será suficiente”
“Gracias por ello jefa”


Volvió a tomar asiento tomando un trago de café, suspiro antes de proceder a revelar un asunto de extremo cuidado.

Primero entabló video llamada con Jake dando pie a una especie de mini reunión entre los presentes. Seguidamente él retomó las explicaciones donde estaban en conocimiento de infiltrados, entre esos se encontraba la mujer frente a mí.

Siendo una especie de doble agente, por palabras de los anfitriones, refirieron que ella buscó todos los medios para ser trasladada hasta acá. Contrario a lo pensado, tras la imagen de la jefa, su real intensión fue intentar escapar y colaborar en el proceso de creación de una cura.



“Déjenme ver si entendí. En resumen, ¿Ella buscó escapar a toda costa haciendo de agente encubierto traspasando información entre ambas partes intentando ahora entorpecer un posible asalto sorpresa?”
“Tal cual, ha este ritmo contamos con cerca de dos semanas para prepararnos sin contar las contramedidas ya establecidas”
>¿Ocurre algo Rocky?<
<¡Cuidado!, ¡Alguien está entrando al sistema!>


A penas acabó de alertar, se oscureció la habitación incluyendo la pantalla de Jake. Solo se percibía el audio por su lado mientras el intentaba contactar por otro medio al personal a cargo de los sistemas eléctricos.

Se encendieron las luces rojas. Las alarmas fueron activadas junto con un mensaje rápido proveniente de uno de los encargados; “Esto no es un simulacro!, ¡estamos bajo ataque de personal armado!”



“¡Imposible!, ¡Les juro no sabía nada de esto!”
“Toma a ambos chicos y huye con ellos Sophie”
“¡P-Pero Jake!”
“Reconozco los uniformes de los invasores… el idiota tras esto le cobraré la vida misma con severos intereses, ni la muerte podrá ayudarlo”
“¿Tu nombre era Sophie?, si tengo una hija le pondré ese mismo nombre”
“¡Como puedes tener la sangre fría de decir esa clase de cosa justo ahora!”
“He vivido cosas peores jefa”


Sin cortar la conexión con él, pasamos a la habitación de mi otro yo descubriendo que no estaba ahí.

Cherry buscó a través de las cámaras de seguridad en simultaneo a Rocky encontrándose en espera al interior de la motocicleta.

Unos cuantos cuerpos tirados desperdigados en charcos de sangre exponían la dirección tomada debido a las marcas dejadas por el calzado.

Oímos disparos en otras direcciones tomando ello como referencia los pasillos a evitar, junto con la experiencia de mi jefa conociendo las instalaciones.



>¡Ya encontré a Alexia!<
“Bien hecho Cherry, ¿Dónde se encuentra ella?”
>Justo atrás de ustedes<


Parecía una broma de mal gusto en momentos así, contrario a cualquier pronostico, resultó ser cierto.

Ella se encontraba escondida al interior de una caja en una bodega. Abrir era imposible por medios convencionales porque los sistemas estaban caídos.

Forzando la puerta aplicando palancas con una barra metálica, eventualmente desplazamos lo suficiente para ingresar.



“Hace frío aquí, espero se encuentre bien”
“Puedes salir Alexia, solo somos la jefa Sophie y yo”
“¡Que no digas mi nombre!, ¡Es vergonzoso!”
“No es para tanto. Aunque usted no lo crea, con ella llevamos el mismo nombre por ironías de la vida”
“A-Aquí estoy…”


Se le notaba afectada por la temperatura sometida quien sabe por cuanto tiempo, la envolví en el abrigo que me entregó Jake.


“Sabía vendrías en mi rescate”
“Tu habrías hecho lo mismo, aunque estoy seguro acabarás ayudándome más tu a mi”
“Dudo pueda ser el caso. Por cierto, ¿Te encuentras bien?, ¿No te hirieron?”
“Este chico digamos es alguien que la muerte lo abandono según me explico mi querido Jake”


Cuando clavamos la mirada sobre sus palabras, su nerviosismo delato cierta intencionalidad.

Desde el móvil salieron palabras del mandamás refiriéndose a encuentros del pasado avergonzando a Sophie.

Avanzando en base a las indicaciones de Cherry logramos ir evadiendo a los invasores, lo extraño de todo esto, resultaba el no encontrar más víctimas. Tampoco había charcos de sangre o indicios de enfrentamiento aparte de los primeros.



>Detecto una fuente de calor a diez metros<
“Jefa, prepárese para lo peor y escape con mi compañera de ser necesario”
“No me subestimes por altura joven, recuerda que debí cursar por un grado de entrenamiento militar”
“Casi te desmayaste hace poco”
“¡Cállate!”


Una figura enorme surgió a la vuelta de un pasillo, los primeros segundos saltamos del susto sorpresivo hasta oírlo hablar.

Se trataba del mismismo sujeto a cargo cuyo rostro se conservaba igual a pesar de evidenciarse encontrarse herido.



“O-Oye, ¿Seguro estas bien?”
“Solo han sido unos cuantos disparos en la barriga de albañil”
“Yo me haré cargo Joven Alexis, este tipo y yo nos conocemos desde infancia”
“Escucha, esos tipos vienen por ustedes dos junto a la formula, logramos evacuar alrededor del noventa por ciento del personal. Mi equipo está en una estación subterránea esperándolos para escapar”


Las luces volvieron a activarse, tanto Cherry como Rocky confirmaron la liberación inesperada del sistema.

Ambas Inteligencias Artificiales referían no detectar ninguna señal de calor o soldado a través de las cámaras de seguridad.

Fue ahí donde algo llego rodando hasta un costado de mi pie… alertado por el gran jefe, se desató una cortina de humo generada ante aquella especie de lata, resultando ser la clásica bomba cuya función en espacios cerrados desorientaba efectivamente.



“¡Mis ojos!, ¡Qué demonios es esto Alexis!”
“¡No se suponía era una bomba de humo jefe!”
“¡Esos bastardos!, ¡Debemos alejarnos porque es una con gas sofocante!”


Tiros pasaban por sobre el grupo o a los costados, uno cruzó a quema ropa sobre mi pierna izquierda tensando la musculatura por contracción refleja.


“¡Alexis!”
“Tu tranquila, he estado peor”
“Porque los hombres intentan verse geniales…”
“Yuuki fue testigo cuando me aventaron desde un segundo piso…”
“Si claro…”


Las opciones se tornaban cada vez más complejas, pasillos con barricadas y puertas imposibles de abrir.

Nos trataban de arrinconar a como diese lugar. Estos tipos iban cargados en malicia, pensar solo eran dos ahí en frente.

Un disparo fue percutido desde una dirección desconocida, vi a mi doble tumbarse en cámara lenta preguntándome que acababa de ocurrir.



“¿A-Alexia?”


A través de la radio de los tipos se percibía una enorme reprimenda frente a lo acontecido.

Tomándola entre mis brazos, sentí un líquido espeso extraño. Aquel color rojo causó un shock por la impresión del hecho…



“Ustedes…”
“¡Deja el cuerpo ahí chico!, ¡Te necesitamos vivo!”


La baje lentamente al suelo colocando sus manos juntas, respirando agitado debido a sobrecarga de epinefrina.


“¡Solo sigue nuestras ordenes!”
“¿Los muertos no pueden hacer nada, saben?”
“¿Que estás hablando?”


Segundos después cayeron los dos muertos tras sonar el eco proveniente de un arma de fuego.


“M-Muchacho… acaso tu”


Voltee la mirada lo suficiente dejando ver aquella misma mirada de antaño. Sophie se estremeció y Jake dio un paso atrás, titubeando sobre qué hacer.

Les encargué cuidaran a la chica por mí prometiendo volver, sin emitir palabra alguna procedí a correr ignorando toda palabra cegada ante la ira.



“¡Alto ahí o disparamos!”


Clavé un trozo de vidrio en plena tráquea, acto seguido fue girar el objeto similar a las enfermeras cuando buscan una vena en exámenes de sangre.

Los demás soldados que aparecían ya estaban al tanto de quien debían buscar. Note a Cherry intentando hablarme, se trataban de indicaciones para evadir encuentros.



>Alexis… por favor, no quiero perderte<
“Cuida mis espaldas y por ningún motivo mires lo que haga, ¿Entendido?”
>¡Entendido!<


Tomando las indicaciones, lograba emboscar a cada posible soldado evitando ser afectado.

Cada cuerpo tendido se volvía carnada para los siguientes idiotas. En eso, encendí un par de cadáveres forzando trampas para hacer aparecer a los soldados…



>Escucho mucho ruido, ¿Estas bien piloto?”
“Tranquila, solo debo encontrar una cabeza para acabar”
>¿A-Alguien a quien debes encontrar?<
“Al encargado de esto”


No tardó en dar con su ubicación, para llegar a donde estaban ella trajo a Rocky con la motocicleta.

Ahora ya se vendría la resolución contra el mal nacido quien trajo este caos.


Autor: Ronin

Coautor: Byleth
 

Meijin Wanderer

Registrado
8 Ago 2019
Mensajes
144
Offline


D.W-A Vol.5

Capítulo IV (LXVIII) – Aquella alma manchada en sangre


La ruta trazada en pantalla permitiría llegar al malnacido causante de esto, los demás puntos móviles resultaban ser proyecciones de ubicaciones estimadas referente al resto de invasores.

A estas alturas del partido, mi mente se estaba al borde del quiebre… solo rogaba mantenerme centrado hasta clavar las garras en el bastardo detrás de todo esto.



“Rocky, toma la estabilidad del vehículo y pasa a través de los puntos incluso si sales de la ruta”
<¡Imposible!, ¡Si sigo esa orden podrías verte lastimado!>
“No te estoy preguntando, solo hazlo”
>Por favor, Rocky”
<Está bien. Sin embargo, bajo una condición>


Acepté con tal de apresurar el encuentro a como diera lugar, ya cargaba con un pasado manchado del que jamás podría liberarme.

Removieron el limitador de la motocicleta logrando optimizar el rendimiento general al doble de su capacidad actual. Tanto la velocidad como la maniobrabilidad superaban con creces lo visto con anterioridad.

La única orden impuesta por aquel par de inteligencias artificiales, aparte de la condición, era el que me aferrara a la estructura independiente de cualquier cosa.



>Ajustando y calibrando posicionamiento de ruedas contra altura. Signos vitales del piloto estables, frecuencia cardiaca levemente aumentada”
<Balance listo, amarres de seguridad del piloto completas. Comprobación final en verde… protocolo emergencia extrema activado, iniciando arranque en tres… dos… uno…>
“¡AVANCEN!”


Tal resultó ser la aceleración instantánea que perdí durante varios segundos la capacidad de comprender el entorno por ir más allá del límite propio.

Las fuerzas ejercidas durante los virajes forzaban la desorientación por breves lapsos de tiempo. Cierta cantidad sangre caía desde mi nariz también por el efecto ya mencionado.



>¡Los signos del piloto se están alterando bastante!<
“¡No se les ocurra!”
<¡P-Pero!>
“¡Voy a estar bien!, ¡Me adaptaré rompiendo los limites mientras no de el paso en falso!”


Aquellas hojas afiladas las cuales empuñaba rebanaban dejando aparentes cortes limpios a su vez la hoja perdía todo rastro de sangre.

Los pocos fuera de rango eran atropellados en impactos frontales o empujados tras virajes forzados en plenas curvas.

Una de las inteligencias reportaba encontrarnos cerca posterior a limpiar el área, ya solo restaba encontrar al idiota y tratar con el sin perder la conciencia y sería suficiente.



<Alcanzando estado crítico, pérdida total de batería. Retornando al modo base activando los limitadores, diez segundos para entrar en estado de hibernación>
“¡Un segundo Rocky!, ¡Les di una orden!”
>Reduciendo los potenciales riesgos previos al estado de suspensión<


Esos dos no estaban desobedeciendo, la pantalla reflejaba el gasto correspondiente con el estado actual de la batería. Debí continuar caminando hasta acabar el trayecto restante.

Un brote de frustración intentaba surgir a la fuerza, debía dominarla sin importar el recurso a utilizar.

Cargando munición en aquella magnum entregada por un cercano de confianza, busqué posición cuya cobertura impidiera ser avistado en primeras instancias.

El sujeto culpable estaba resguardado únicamente con dos soldados quienes recibían malos tratos de su parte. Los veinte metros que nos distanciaban se volvían nada comparado al miedo emanado de ellos.

Sentía lastima, seguro sus edades eran similares a la de mi hermano. Comparado al resto de asesinados quienes dejaron ver su afición intentando cazarnos, esos últimos se mojarían en los pantalones en cualquier momento.



“¡Bien!, ¡Ustedes ganan!”
“No bajen sus armas, incluso si ese es uno de los individuos buscados, puede ser una trampa del idiota de Jake”


Ambas magnum estaban escondidas bajo mi ropa, esperando cobrar una vida que fuese.


“Puede estar tranquilo. Aquel grandote sucumbió dando su vida peleando contra sus hombres, sin olvidar ahora soy el único de H.L. con vida”
“¿Seguro dices la verdad, muchacho?, bueno, un mero civil no representa amenaza alguna”
“¿Ve mis manos sobre mi cabeza?”
“Poco importa, ahora serás amarrado y llevado a trabajar por la fuerza. Civiles embarrados en sangre, me dan asco intentando creerse salvadores”


Posterior a dar la espalda conjuntamente a ordenar la captura, aquel par actuó bajo inseguridad cometiendo errores peores en cada acción.

Clave mis ojos de frente dejando salir el rostro oculto. Incapaz de llevar a cabo una venganza bajo total voluntad, acabé creyendo ser un mero espectador.



“Caballeros… ¿Les gustaría aprender a infundir miedo de forma práctica?”
“¡S-Silencio!”
“¡C-Conozco ese tipo de miradas!”


Antes de lograr alertar, piqué en simultaneo ambos pares de ojos con el pulgar e índice correspondiente a cada mano.

Los hice chochar sus cabezas de manera mutua, seguido por gritarles a todo pulmón cerca de las orejas.

Cegados, aturdidos y desorientados en pleno tiempo-espacio los volvía blanco fácil evitando fuesen amenaza alguna.



“Veo el muchacho no era tan dócil, toc-”
“Cierra el pico”
“¡AAAAAAAH!”


Sin lograr voltearse en su totalidad, cayó al piso retorciéndose de dolor tras recibir un disparo junto al punto medio del fémur derecho.

Oír esos chillidos solo forzaba a dejarme llevar, realizando otro tiro a quema ropa en plena ingle empeoró el ambiente.



“Dime, cuanto son los restantes”


Al limitarse a gritar y llorar, reiteré la pregunta rompiendo un dedo en el proceso. Cosa que terminó haciendo orinar a esos tres sobrevivientes.


“Soy un simple civil quien debió manchar sus manos con sangre contra su voluntad. Varios pertenecientes a mi equipo murieron entre estas manos sin que pudiese hacer algo por ellos, mientras otros clamaron les arrebatara lo poco de vida negándose a volverse un muerto”
“¡Ya es suficiente muchacho!”
“Merece peores tratos, he sido amable aún”
“También deseo torturarlo. Sin embargo, nos sirve vivo”
“Eso no va a traer de vuelta a mi amiga”


Un librazo me dio de lleno conta el rostro, cierta voz se pronunció a su vez introducía algo extraño desde abajo del enorme compilatorio de hojas.

El sabor a salsa barbacoa acabó por confundirme…



“Te dejo solo unos minutos y causas un desastre de esta magnitud, deberías ser tu quien adapte su nombre”
“Debe ser una broma, estas… viva mi otro yo”
“No, soy un fantasma idiota… claro estoy viva. Si te quedas solo, se nos termina la historia”


Otra vez ese desagradable quiebre interno volvía a aflorar, aferrándome a ella igual que con Chloe en su momento. Odiaba perder personas importantes, incluso el mero trauma empeoraba las consecuencias.

Jake silbó haciendo un patrón extraño, varios soldados suyos aparecieron similar a una plaga en cosa de segundos.

Llevándose a esos tres al área de reclusos despojándolos de equipamiento y armamento.



“¿Porque nunca dijiste nada muchacho sobre ese nivel de habilidad?”
“Nadie preguntó”
“¡JA!, buena esa. Tienes buenas sorpresas considerando tus antecedentes de rescatista”
“Seguro el teniente soltó la lengua”
“Entrenamos juntos en intercambios militares, el instructor del equipo tuyo le pasaron los años encima”
“¿En palabras entendibles?”
“Hasta los más altos cargos le temían a su método de entrenamiento, dicen los rumores que seis generales acabaron muriendo durante una temporada con él a cargo”


Sophie se aproximó bastante molesta, sujetándome por una oreja me llevó a tirones durante varios metros hasta acabar en el área de enfermería.

Intentando evadir el cruce de miradas sin éxito, ella continuaba el interminable sermón al mismo tiempo examinaba mi estado actual.

Mi cabeza comenzaba a dar vueltas con mayor frecuencia, la hemorragia nasal no se detenía e inclusive ahora tocía sangre.

Perdía el balance sobre la camilla hasta desvanecerme… voces alteradas imposibles de entender fue lo último percibido en esos últimos instantes.

Desconocía cuanto tiempo había transcurrido, sonidos de equipos médicos fue lo primer que reconocí.

No lograba abrir los parpados por su enorme peso. Al respirar, el olor cercano era diferente mientras intentaba reconocer o comprender que sucedía...



“Donde estoy…”
“Al fin despertaste idiota”
“¿jefa?”
“Mira lo imprudente que resultaste ser, tanto tu compañera como tu hermano no dejaron de venir todos los días. ¡Oye!, ¡No te saques esa mascarilla!”
“Podrías cambiarla por una cánula nasal”
“Dame un respiro muchacho”


Durante las primeras horas se corrió la voz de mi despertar, sin embargo, las visitas fueron restringidas por ahora.

A lo largo de la mañana misma, Sophie explicó cada cosa ocurrida mientras estaba en coma inducido.

Desde llevar dos semanas para iniciar, recibir transfusiones de sangre, despertar agitado con delirios y para la guinda del pastel un paro cardiaco en pleno primer día.



“Vaya problemas causaste, pero olvidémonos de eso ahora. Se pactó no informar a Japón del reciente suceso para evitar preocupaciones a tu pareja”
“Gracias. ¿Solo por eso o algo más?”
“Sí se enteran de tu estado actual, nos vuelven carne molida por contrato vigente”


Me sentía similar a una especie de moneda cortesía de aquellas palabras. Estaba claro por su expresión el mal uso de palabras.

Durante la plática, alguien abrió la puerta para ingresar contrario a ordenes establecidas. Siendo Alexia, Zwei y Jake desordenando el área donde me encontraba.



“¡Hermano!, ¡Creí no te volvería a ver!”
“Sabes que los de la familia tenemos mala fama por duros de matar”
“Vieras cuanta sangre derramabas, te sorprenderías”
“Con saber el tema de transfusiones ya dice mucho”


Ahora tocará recuperarme antes de retomar mi labor ayudando a Sophie y Alexia.

Jake por su lado ordenaba el desastre que dejaron, si llamó la atención verlo utilizar un bastón al caminar.



“Se que estás viendo el bastón muchacho. Un idiota quedó vivo durante tu arranque de macaco, tuve suerte no me diera”
“Ahora es cuando debía de hacer remate en caso de dudas”
“Considerando el caos armado, esto serian meros detalles sin importancia”


Mi compañera poso una mano encima de mi cabeza, se le notaba más tranquila y su mirada lo respaldaba.

“Estuviste llorando”
“Idiota”
“Lo lamento, creí habías muerto en ese momento”
“Cuando supe lo ocurrido y te vi actuar con tal crueldad, me sentí culpable del hecho”
“Ya pasó lo peor, ahora toca recuperarme hasta volver a la acción”
>De esta no te salvas<


Esa voz molesta tomó a varios de sorpresa a través de cada pantalla en la habitación.

Pese a manifestarse mediante un avatar, la conducta ya era tema aparte.



>Supongo sabes que tienes que decir en momentos como estos!”
“Prometo no volver a causar problemas y lo lamento de corazón”
>¡Júralo por la vida de Chloe!, ¡Yuuki! ¡Y tus tres hijos!<
“Tranquila Cherry, no es para tanto”
>¡Como que no!, ¡Sabes el dilema que significa para nuestro código fuente procesar el grave incumplimiento del protocolo de supervivencia hacia el Piloto!”
“Supongo esta será mi lección. Cherry, a partir de ahora priorizaré seguir aquel protocolo”
<Nunca creí tendríamos un piloto tan tonto como tú>
“Asumo mi responsabilidad, pero no sigan así Rocky”
<Ya tengo todo grabado Cherry, misión cumplida>


Aquel par de inteligencias artificiales rieron igual a villanos de película restregando mis propias palabras.

Fueron enfáticos en delatarme frente a Yuuki si llegaba a causar actos temerarios exponiendo mi integridad durante el viaje.

Hacían dudar ahora quien era más malo… esos dos o los asaltantes armados hasta los dientes.



“Veo están tratando de pasarse de listos”
>Mira quien habla, tenemos evidencia ya respaldada<
“Déjame recordarte le prometiste a mi pareja que cuidarías de mí. ¿Cómo crees va a reaccionar si ve eso?”
<¡M-Maldición Cherry!, ¡Tiene razón!, ¡Retirada táctica!
>¡Te concedo el empate!, ¡Más no la victoria!<




--//Días después, en el área de aislamiento carcelaria//--



Una enorme figura accedía bajo autorización previa de sus pares, intentando recolectar información restante a los tres rehenes después del asalto a la base.


“Ha pasado mucho comandante, veo la buena vida ha hecho lo suyo”
“Maldito seas Jake. Porque tardas tanto en obtener la formula”
“Baje el tono señor, recuerde como acabaron sus planes antes. Cierto… ¡Aún me duelen las costillas por esos perdigones!”


Aquel hombre pasó un brazo a través de los barrotes sujetando del cuello al asaltante aproximándolo hacia si mismo golpeando su cabeza contra el metal.

Su expresión sería dejaba claro estar de muy mal humor, rompiendo a mordidas la colilla del cigarro dejándolo caer al suelo.



“¡No te saldrás con la tuya secundario!, siempre fuiste un tonto útil para los recados del consejo”
“Porque crees hago esta misión?”
“¿Qué estas insinuando?”
“Estoy harto del bodrio negligente manejado hasta la fecha y quiero volver a tener una vida normal. Mis muchachos también están aburridos de esto por eso me ayudan a sacar adelante esta oportunidad”


Durante los días venideros, aquel hombre repetía el proceso buscando sacar información hasta aburrirse metiendo varios tiros al cuerpo del detenido.


Autor: Ronin
Coautor: Byleth






 

22 Aniversario de Foros Dz

Arriba Pie