Raid Death-X-Beast [Holly, Akira, Ethan & Niklaus]

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Esposo Canon de Hoppie
Registrado
20 Jul 2006
Mensajes
7,548
Offline
"Death-X-Beast”​

a) Descripción de la misión: Creíamos que el X-Mayhem había terminado, sin embargo parece que aún hay un problema por resolver. Un nuevo Digimon, Death-X-Dorugremon, ha aparecido en la misma área donde ocurrió la aparición de Ghoul el día anterior. El elusivo Ultimate no se ha hecho presente así que esta bestia ha de ser un residuo del incidente. Necesitamos Tamers que lo eliminen y culminen el incidente de una vez por todas.
b) Descripción del campo de juego: File City
c) Objetivos a cumplir:
  • Encontrar a Death-X-Dorugremon
  • Eliminarlo
d) Notas:
  • Para tomar esta Raid, al menos uno de sus integrantes debe haber superado la Quest "DEATH-X" de la Crónica "X-Mayhem"
  • Esta Raid ocurre un día después de "DEATH-X"
  • La orden de evacuación del área ya fue efectuada, sin embargo siempre puede haber algún rezagado. Eviten víctimas que lamentar
  • Death-X-Dorugremon es una bestia sin pensamiento, que solo le interesa acabar con quienes se le atraviesen. Por lo mismo, es increíblemente feroz y no se detendrá con facilidad
  • Aún no sabemos que fue lo que ocurrió ayer que causó la transformación del Digimon a un Death-X-Dorugamon pero por si acaso tengan cuidado con ser herido por el Dorugremon
e) Requisitos: 4 Tamers Medium (en caso de los Elite que no vayan/puedan ir en Guild, pueden ir con un Medium)
f) Recompensa:
  • Paga Máxima: 500 Bits
  • 85+ Puntos: DigiMemory: Death-X-Dorugremon [Bloody Cave]
  • 90+ Puntos: DigiMemory: Death-X-Dorugoramon [Metal Impulse]
Tamers: Holly, Akira, Ethan & Niklaus
Digivice: D-Arc [Holly, Ethan], iC [Akira], Xros Loader [Niklaus]
Extra: Usar ficha vieja de Akira.

Maka Evans Maka Evans Velvet. Kei... everyday everyday Maiku Maiku cualquier duda, vía PM por favor.
 

Maiku

Mr. Nobody
Registrado
5 Dic 2009
Mensajes
4,902
Ubicación
Homeland
Offline
Despertó más temprano de lo usual, rememorando el espantoso chirrido que emitió Ghoul al derrotar a Imperialdramon y a Hanz, justo antes de que apareciera Death-X-Dorugamon en la avenida cercana. Estaba consciente de que iba a tener ese recuerdo acosándolo por un tiempo, pero al menos se calmaba al pensar que todo había salido bien y que su primo ahora descansaba junto a Vee en algún INN de la ciudad, por rechazar la opción de compartir techo con alguien tan pulgoso como Ethan. Sonrió para sí, algo somnoliento y decidió levantarse para hacer algo de ejercicio, tomar una ducha helada y preparar los diversos utensilios de la cocina. Seguramente ese día tendrían hartos clientes. Al menos a él le gustaba comer algo rico luego de una situación de estrés, aunque fuera en secreto. Antes de ponerse en a hacer lo que tenía predispuesto, miró por la ventana cómo Greymon dormía plácidamente en el patio del lugar. Niklaus adoraba verlo así, disfrutando de su libertad, como le gustaría que fuera siempre. Abandonó su habitación con cuidado de no despertar a nadie y se fue a trotar, sin saber lo que ocurriría minutos después.

En efecto, mientras el tímido del grupo abandonaba la cafetería para realizar su trote matutino, un pitido incesante atacó el D-Terminal de cierta pecosa. Sobresaltada por el bullicio, la chica se levantó de golpe y buscó sus lentes por doquier, tropezando con el cuerpo semi desnudo de su novio en el proceso, con quien había decidido descansar para sentirse más segura luego de los últimos acontecimientos en File City*. Sin lograr despertar al poja con el estruendoso aterrizaje, la fémina de cabellos alborotados logró dar con sus gafas, para luego leer el mensaje catalogado como “Urgente” en el aparato. Apretó torpemente el asunto, paseando su vista sobre el mensaje de la Central de Tamers, sintiendo cómo su estómago se apretaba conforme iba avanzando. Tragó saliva. Aparentemente eran la única Guild con miembros disponibles en la ciudad, en esos momentos, pues la mayoría de los otros humanos habían abandonado la urbe o no se encontraban en condiciones de hacer frente la nueva amenaza detectada: Death-X-Dorugremon, un Perfect. Anonadada, apoyó su espalda contra la cama y dejó sus piernas doblarse con inseguridad, momento en que Lopmon despertó con un gran bostezo.

— ¿Qué ocurre, Holly? —se sobó un ojo. Al no obtener respuesta, decidió abrir sus enormes orejotas para saltar, extenderlas y caer ligeramente delante de ella. La chica seguía con la mirada pegada en el objeto— ¿Una quest?

— U-una emergencia —respondió con un hilo de voz. Parpadeó un par de veces, dejando que su amiguito observara el contenido del correo, en lo que ella se ponía de pie— ¡Aki, Dora, una emergencia! —gritó de pronto. Corrió hasta el armario, debía alistarse a la rápida y ponerse en marcha.

— ¡¿Qué, cuándo, dónde?! —el japonés, sorprendentemente, se levantó de un salto y colocó posición carateca. A su lado, bajo una de las frazadas, emergió la dragona con los ojos vendados sin entender qué ocurría— ¿Ho-chan? —preguntó, algo sonrojado al verla, desvestirse de golpe.

— ¡Atacan la ciudad! —Explicó Lopmon, algo pálido— Muévanse, muévanse —corrió a velocidad súper tierna, en dirección a la habitación aledaña. Afortunadamente Kyo había escuchado el alboroto, razón por la que mordía la mano de su Maestro, quien se quejaba en sueños y no abrió los ojos hasta que el conejo le dedicó una enorme bofetada— ¡Despierta!

— ¡¿Pero qué carajo?! —Miró al enano amarillo morderlo— ¡Sácate, sácate, duele! —batió su mano, exageradamente.

En lo que Ryu tomaba su forma Child y explicaba, torpemente, lo que estaba sucediendo al ogro de su recién despertado Shogun; el resto empezó a prepararse. Lopmon, al ver que Leonhardt no estaba en su alcoba, pidió a Greymon que le buscara. Este aceptó de mala gana, no porque tuviera alguna clase de respeto hacia el roedor obeso, sino porque no quería perderse de la pelea que se avecinaba solo porque su defectuoso compañero estuviera haciendo ejercicio. Consciente de cuál era su ruta normal, el tiranosaurio emprendió carrera hacia él, dejando atrás el caótico ajetreo del trío que agarraba ropajes, cartas, Digivice y demás utensilios a la rápida. Fue Walker quien tomó las cosas de Klaus, por saber dónde estaban, las que le tiró encima cuando regresó agitado por las palabras del No-Level. Para su suerte había decidido salir a correr con ropa abrigada, porque no le dieron tiempo de buscar más cosas, todos se pusieron en marcha hacia el sector donde el accidente del X-Mayhem ocurrió.

[…]

En el trayecto hacia la ciudad, el cuarteto de Black Jack observó una serie de explosiones a lo lejos, con una bestia rugiendo de fondo y el griterío causado por la evacuación del sector. Apenas salían los rayos del Sol, así que Digital Security tenía las manos llenas de trabajo con la tarea de poner a salvo a los civiles, razón por la que solicitaron la ayuda de Tamers a la Central. Lamentablemente, el café de Black Jack quedaba a unos quince minutos de trote rápido del lugar donde se encontraba el Perfect, razón por la que los policías tendrían que ingeniárselas para prevenir casualidades, sin entrar en un combate directo con el salvaje.

— Death-X-Dorugremon —leyó Nik en su DigiWindow, alzando su voz para que el resto pudiera escuchar. Como él iba sobre Greymon, no tenía problemas para hacer eso—, un Perfect del tipo Virus. Al igual que los otros DEX, carece de todo raciocinio y voluntad. Debemos tener cuidado —apretó un botón, desplegando las técnicas de la bestia, sobre la imagen—. Utiliza “Metal Meteor” que consiste en disparar una bola de hierro explosiva y gigante de su boca. Su otro ataque —guardó silencio un segundo—. “Bloody Cave” con la que destroza al rival para comerse su DigiCore, básicamente.

— Eso suena doloroso —comentó Grey a modo de burla. Sus camaradas no dijeron mucho, estaban absortos en sus propios pensamientos y no querían cansarse demás al hablar mientras trotaban. Sin embargo, había algo en lo que todos coincidían, sin saber: estaban caminando dentro de la boca del lobo.

Velvet. Kei... Maka Evans Maka Evans everyday everyday off we go (?)
 

Velvet.

I challenge my fate!
Registrado
7 Mar 2008
Mensajes
3,114
Ubicación
Underground
Offline

“Otro Death X, lo que faltaba” pensó para sí misma la dragona que corría lo más rápido posible con sus compañeros de Guild hacia el campo de batalla. La nueva emergencia provocada por aquel Perfect lograba hacer que la dragona se sintiera nerviosa y ansiosa. La pesadilla del X Mayhen aún no terminaba para ella y su compañero humano, luego de que juntos lograron repeler un ataque de Death X que azotó la ciudad hace poco. El temor era evidente para los miembros de Black Jack, ninguno de ellos tenía experiencia en raids y aquel monstruo seria su primera batalla contra ese tipo de criaturas peligrosas que ponía en peligro el balance del Digimundo

— Entonces ¿Cuál es el plan? No podemos irnos de golpe hacia esa cosa sin tener un seguro de vida chicos. — La pecosa realmente estaba preocupada por la seguridad de su gremio. No solo sería la primera raid en gremio, también, debían lidiar con el posible hecho de que sus vidas estaban en peligro si decidían enfrentarse a esa criatura sin algún plan en mano.
— Sobrevivir pecosa. Eso es lo primordial. — Lopmon se mantenía centrado intentando no mostrar nervioso ante su compañera.
— Eso lo sabemos gordito, pero debemos estar preparados. Ir a lo loco solo causara que nuestro equipo sea exterminado. — Aki apretaba con fuerza su Digivice en un intento de no demostrar miedo o ansiedad. La pecosa notó esto y tomó su mano con gentileza mientras le mostraba una dulce sonrisa. — Ho-chan.
— Estamos juntos en esto Aki, no debemos mostrar miedo.
— Gracias Ho-chan.
— Está bien que se pongan melosos ustedes dos, pero aún no sabemos cómo afrontar aquella cosa. —
gruñó el californiano.
— I-Intentar atacar directamente sería un suicidio chicos. L-lo mejor es atacar desde ángulos a los cuales no pueda llegar.
— ¿Hacemos la misma formación Kyodai? —
el japonés preguntó acercándose al rostro del alemán, cosa que el californiano le molestaba mucho.
— P-Podemos poner de frente a Grey. El, tiene mucho más aguante en ese tipo de combates, pero el problema es que el Death X es un atacante a distancia al igual que Dora. Ahí es donde entran Ginryumon y Dorugamon que pueden luchar en un combate aéreo mientras que Wizardmon los apoya con hechizos a distancia. Intenten tumbar a Dorugrey, si lo hacen, tendremos la pelea a nuestro favor.
— Suena bien Nikki. Y entonces yo lo golpeo ¿No?
— T-Técnicamente, si, luego tú lo golpeas A-Aki.



Luego de aquella charla para plantear el objetivo del juego, pronto, los miembros del café no tardaron en llegar hacia el campo de batalla. Allí observaron como el feroz undead destrozaba todo lo que se encontraba a su paso. La policía del lugar apenas lograba detener su avance, pero los civiles era lo más primordial y era en lo que se estaban enfocando en esos momentos.

— S-sí que es enorme. — el alemán tragó saliva al ver el enorme no muerto de color carmesí en toda su intimidante gloria.

Pronto un rugido del Death X sacó al grupo de su trance. Ahora la bestia estaba enfocando su atención en los nuevos intrusos que pisaban su territorio. Sin perder tiempo, el gremio evolucionó a cada uno de sus acompañantes para apoyarlos en la batalla, en el caso de Aki usó su Digisoul en Dora, Ethan usó la carta de Super Evolution Plug-in S para aumentar el tiempo evolutivo de su compañero samurai. El monstruo undead lanzó una enorme bala de cañón que por poco los Digimon no esquivan. El grupo necesitaba reposicionarse rápidamente si querían destrozar aquel dragón.

— ¡A sus posiciones chicos! ¡Nuestro general lo ha ordenado!
— ¡¿G-General?! —
preguntó sorprendido el muchacho.
— Si, eres nuestro general. — El nipón no pudo terminar de hablar porque la dragona de inmediato se lanzó hacia su contraparte maligna sin medir riesgo alguno. en su mente, solo quería destruir aquella bestia de una vez por todas, poco le importaba la ciudad, solo quería matar al undead. El dragón no tardó en responder ante la agresión de la dragona, lanzando un potente coletazo repelió el avance de Dora quien no tardó en volar hacia sus compañeros— ¡Dora!
— ¡Aun puedo pelear Aki! Yo—
la mirada de la dragona se heló al ver una enorme bola de metal llegando hacia ella. Ginryumon no tardó en apartarla del proyectil que dejó un enorme cráter en el suelo.

— ¡Dora-Dono! ¡Contrólese por favor! — Dora se sacudió la cabeza intentando volver en sí.
— L-Lo siento.
— ¡La cosa no termina! ¡Atentos!


El grito de Holly no tardó en devolverlos a la batalla. La bestia no muerta se lanzó hacia ellos. Una enorme ola de viento logró apartar a los dragones lanzándolos hacia las lejanías. El dragón no tardó mucho en lanzar un fuerte alarido que logró aturdir a los miembros del café.

— ¡Maldito!

Grey fue el primero en lanzarse de frente hacia el enemigo. Death Dorugreymon respondió lanzándose hacia el No level preparando su potente cuerno y al igual que el Grey preparaba su Horn strike para igualar las condiciones.

— ¡Aniki!

Rápidamente Ginryumon lanzó una lanza para detener el avance del Death Dorugreymon. El dragón se alejó del filo de la lanza y de un coletazo repelió el ataque del saurio haciendo que este gruñera. Una fuerte corriente eléctrica golpeó el cuerpo del dragón, el ataque de Wizardmon, Thunder Cloud logró hacer que los Digimon de la familia dragón volvieran a recuperar terreno. El no muerto sin embargo aún tenía mucho que dar y no tardó en lanzar una fuerte bala de metal que explotó de inmediato mandando a volar al trio. De inmediato, el no muerto se lanzó hacia el saurio azulino, pero algo en el lo detuvo, un propio Death X que se lanzó hacia el clavándole aquel poderoso cuerno. Los presentes estaban tan confundidos al igual que el enemigo, pero al ver la sonrisa de Wizardmon no tardaron en entender que era obra suya.

— ¡Lo mantendré alejado con mi Magical Game! ¡Intenten atacarlo por sus costados! ¡Son su punto ciego!— gritó con fuerza el hechicero.
— Entonces debemos mantenerlo también a raya si queremos vencerlo — el japonés deslizó una carta en su lector. Una armadura se materializaron en el cuerpo de la dragona, dotándola con un cañón y un propulsor que le permitieron despegar vuelo. La carta de Aviation unit entró en efecto — ¡Bombardéalo!

Dorugamon desató una andanada de disparos que conectaron en el cuerpo del no muerto. Este de inmediato sin ningún problema levantó vuelo hacia la dragona, lanzando también sus propios proyectiles que Dorugamon esquivó. Aquello ahora se volvió una pelea desde los cielos que Ginryuon no tardó en unirse a la batalla. El aprendiz de samurái lanzó varias lanzas que no tardaron en golpear los costados del Death X haciendo que este rugiera de dolor. Sin embargo, aquello no era suficiente para tumbarlo y de un zarpazo logró derribar a Dora de su vuelo. La bestia carmesí se disparó hacia la dragona preparando su filoso cuerno para perforarla, pero una vez más, el no muerto fue rodeado por congéneres suyos que lo golpeaban con fuerza haciendo que la atención se centrara más en ellos que la poderosa Mega flame que dispararon tanto Greymon y Ginryumon con la ayuda del Grey Helmet. Las ilusiones de Wizardmon lograron confundir al objetivo con su Magical Game, permitiendo que recibiera un ataque de lleno. La dragona se levantó con cierta dificultad, a pesar de tener la armadura el golpe que recibió fue demasiado fuerte, y Death X Dorugreymon estaba aún con todas sus fuerzas. La bestia rugió, preparándose una vez más para atacar.

— ¡Maldita sea! ¡Esa puta cosa no se muere!
— Entonces tenemos que agobiarlo Ethan —
Holly preparaba sus memorias para atacar. La pecosa introdujo una memoria en su lector invocando a un enorme ogro de color verde en el acto — ¡Ogremon Haouken!

Una energía de color purpura fue liberada por el puño del ogro. La técnica de la memoria golpeó con fuerza el cuerpo del no muerto. Como era de esperarse el ataque no logró hacerle mucho daño, después de todo, seguía siendo un perfect, un Digimon de etapa mayor a que sus oponentes. Al abrir la boca el grupo de inmediato supo que debía ponerse a cubierto ya que conocían aquella técnica a la perfección. Un poderoso Metal Meteor explotó en los alrededores logrando mandar a volar los Digimon con el fuerte impacto de la explosión. La bestia levantó vuelo una vez más, pero esta vez su objetivo era diferente, unos humanos que estaban en sus dominios. El grupo de Black Jack se encontraba en problemas, el undead tenía su mirada fija en ellos.

  • Cartas usadas por moi
  • Aviation unit.
  • Memorias de la pecosa
  • Ogremon
  • Cartas del Tsundere
  • Grey Helmet
  • Super Evolution Plug-in S
Nombre/Apodo: Dora
Especie: Dorumon
Linea Evolutiva:
Dorimon- Dorumon - Dorugamon
  • Blast Evo: Tiylinmon [0%]
  • Dark Evo: Death X Dorugreymon
Personalidad:
Dora como gusta que la llamen es todo lo opuesto a lo que es su compañero: atenta, decidida, trabajadora y bastante centrada en sus objetivos y metas propias. Aquella mentalidad tan estricta y rígida la ayuda a cumplir con los diferentes recados y labores que pide la central de una manera profesional y eficiente así deba arrastras a su Tamer en ello.

Tanto dentro como fuera de su vida laboral Dora es una chica tranquila, dulce, amable, gentil con los demás. A diferencia de su compañero, Dora le encanta conocer gente nueva y socializar con las personas a quienes encuentre, sin embargo esto se ve drásticamente interrumpido cuando su compañero mete la pata o hace un comentario totalmente fuera de lugar, siendo, Dora la que usualmente termina pagando los platos rotos por sus tonterías. Intenta hacer que su compañero evite hacer ese tipo de cosas, pero lamentablemente, se ve arrastrada por sus locuras, logrando hacer que estalle y comente lo estúpido que son las acciones de su mejor amigo. A pesar de todo, Dora es alguien que se preocupa por sus amigos y a las personas que ama, siendo totalmente fiel a ellos.

Durante las situaciones estresantes o de peligro, Dora normalmente mantiene la calma y un semblante sereno y tranquilo, sin embargo, a diferencia de su compañero quien mantiene una furia tranquila, Dora se llena de furia cuando ve que alguien cercano a ella se encuentra en peligro, disparando indiscriminadamente a su enemigo.

Luego del incidente del primero de enero, la moralidad de Dora sufrió un cambio al igual que el de su compañero. Sus decisiones varían de acuerdo a las decisiones que tomen en ese momento, sean “correctas” o no, seguirá ese camino hasta el final.

Como veras Take, es la misma ficha de Dora en cuanto personalidad, solo el Digimon es cambiado al igual que su linea evolutiva.

Death-X-DORUguremon - Wikimon - The #1 Digimon wiki
DORUgamon - Wikimon - The #1 Digimon wiki
Ginryumon - Wikimon - The #1 Digimon wiki
Wizarmon - Wikimon - The #1 Digimon wiki
Greymon (2010 Anime Version) - Wikimon - The #1 Digimon wiki

Maiku Maiku everyday everyday Maka Evans Maka Evans ¡Vamos al bardo!

 
Última edición:

Lord of Shipping
Moderador
Registrado
29 Mar 2009
Mensajes
4,738
Ubicación
Wonderland
Offline
{...}


El aire abandonó los cuerpos de los Tamers mientras observaban el andar del imponente Death X; por inercia –y sentido común- retrocedieron, mirando de modo hipnotizado el inminente final que aquel danzar de la bestia undead presagiaba.

Pero nunca sucedió.

El andar del saurio carmesí fue detenido por una nueva ráfaga de ataques. El cuarteto digital se había espabilado justo a tiempo, logrando atacar a DORUgremon e impidiéndole nuevamente el avance, a pesar de recibir un severo castigo por parte del perfect, que atacó a los Adult utilizando su cola cual látigo.

— ¡CHICOS! — el grito al unisono de los Tamers no tardó en hacerse presente.

Los cuatro integrantes de Black Jack miraron con frustración aquello, maldiciendo internamente su suerte. Estar en aquel sitio era como visitar el infierno mismo, pero aquello no era el infierno, era aún peor. Era la realidad.


— Se-será mejor que se alejen más, chicos —el mago resopló aquello con ligero cansancio mientras se ponía de pie—. Ese maldito zombi no se detiene…
— Sí, manténganse alejados de esto, los humanos son demasiado frágiles —Greymon se agitó con rudeza intentando quitarse un poco de malestar que aquella técnica le había causado.
Los Tamers se miraron entre sí, aceptando a la demanda aun no muy convencidos; rápidamente el cuarteo tomó posición a una distancia un tanto más prudente de sus camaradas y el no-muerto. Cada paso que el imponente Death X daba en dirección de los digitales del gremio lograba helarles la sangre a sus respectivos Tamers, estremeciendo casi tanto como lo hacía la tierra bajo las patas del perfect.

— Te… ¡Te-tenemos que ir con cuidado! —tajó con voz alta y sin dudarlo el joven germano, quien apretaba sus puños con fuerza en un intento de controlarse. Tenía aun en mente el escenario del día anterior, y todo lo que sucedido.
— Sí —espetaron casi al unísono la dupla nipón-californiano, recordando el destino del pequeño Ryudamon. El malestar les invadió, e inmediatamente intentaron concentrarse en su objetivo.
— Te-tengan mucho cuidado —finalmente Ethan se aventuró a responder—. Hemos visto cómo y qué es lo que pasa…—paseó la mirada por todos sus compañeros, de derecha a izquierda, había disimulo en su mirar, claramente intentaba ocultar el miedo y malos recuerdos que el pensamiento del día anterior les dejaba.
— Así que —Aki le secundó con tranquilidad—; no “os dejáis que toque un pelo” —espetó el nipón con un extraño toque en su acento.
Un asentimiento general se hizo presente, y sin dudarlo los Tamers se pusieron alerta, indicándole a sus compañeros que tuvieran cuidado. Los digitales asintieron desde su sitio, habían escuchado la conversación de sus camaradas desde los intercomunicadores, cambiando inmediatamente la formación en la que se encontraban, todo con el firme objetivo de evitar que alguien saliera lastimado.

El avance del imponente digital de la serie Death no se detenía; cada pisada, cada acto de la bestia estaba cargada de destrucción, todos maldijeron. Tenían que frenarle.

Sin mucha delicadeza y, con el pensamiento de mantener al otro a ralla hasta poder derrotarle –claramente evitando más daños–, el grupo de Black Jack. Dora se dedicaba a lanzar sus proyectiles, el samurái hacía lo propio con su lanza. Era la táctica perfecta para ellos, pues al volar tenían cierta ventaja contra el no muerto, quien no podía girar rápidamente, y con la danza que ambos dragones realizaban en el celeste el otro era torpe.

Sin duda eso le enfurecía.


Una vez más la ráfaga de proyectiles de la dragona fueron a dar al costado derecho del rojizo Death X, provocando que este girase, solo para ser bombardeado por el incesante repiquetear de la lanza del samurái. DORUgremon gruñó en señal de haber colmado la paciencia, volcándose con ira y frustración contra la moradita; las fauces del enorme perfect se abrieron para atacar pero, a media técnica de DORUgremon llamarada le golpeó el hocico, desviando la técnica hasta un pequeño edificio semi destruido.

— Maldición —espetó sin mucho ánimo el grisáceo No-Level
— ¡Tengan cuidado, chicos! —desde su sitio, y haciendo uso del comunicador, el germano habló, sus puños estaban cerrados con fuerza—. N-no debemos arriesgarnos…
Greymon rugió amenazante ante los hechos fallidos de su ataque, y debido a la advertencia de su camarada. Golpeó su cola con fuerza contra el piso, clara señal de advertencia, cargó una nueva flama en sus fauces y sin dudar la disparó de nuevo a aquel punto donde había colisionado antes. El “zombi” digital gruñó y retrocedió, logrando que la tierra retumbase bajo sus pies, pero a los pocos segundos se lanzó de nueva cuenta al frente, parecía no importarle aquella lluvia de ataques; inclusive cuando el mago del grupo se unió a la diversión, disparando su Thunder Cloud directamente al lado contrario del hocico, esto solo hizo enervar más los ánimos del saurio carmesí.

El avance continuó, y los ataques no se detenían. Dora y Ginryumon se mantenían hostigando al no-muerto desde el aire, lanzando proyectiles cada tanto, Wizarmon se colocaba detrás de Greymon, atento a cualquier movimiento extraño y secundando los Mega Flame del saurio con su Thunder Cloud; aun así el no muerto continuaba con su firme objetivo de destruir todo y a todos, sobre todo a los osados que se atrevían a interponerse en su marcha.

— No podemos permitir que continúe así —resopló desde el aire la dragona, claramente agitada.
— Lo sabemos… —casi de inmediato el nipón respondió—. Es peligroso para todos, sobre todo ustedes que están con él.
— No podemos permitir que continúe avanzando… podría causar más daño —esta vez fue Niklaus quien respondía, mirando con preocupación a los demás.
Hubo un minuto de silencio por parte de los chicos, analizaban la situación con claro malestar y preocupación. Los Adults peleaban tanto como podían, parecía que lo hacían desde hacía una eternidad sin resultado alguno.

— Necesitamos que deje de avanzar —finalmente fue la holandesa que, sin quitar su mirada del frente, habló cual hipnotizada.
— ¿¡Crees que no lo sabemos Holanda…!? —Ethan habló ligeramente estresado, de cierto modo el no saber cuánto tiempo les llevaría acabar con aquella bestia le ponía los pelos de punta.
— Sí…—Nik, que había vuelto la mirada hacia la bestia, parecía haber llegado a la misma conclusión de la holandesa—. Si detenemos su andar, tendremos tiempo suficiente para atacarle en conjunto y acabarlo.
Holly asintió, esa era su conclusión tras analizar el tipo de movimiento del contrincante. Era torpe y le costaba moverse, y cada que giraba perdía el campo visual de uno de sus lados, podrían atacar por ese punto ciego pero… necesitarían una distracción.


— Alisten sus lectores y memorias —Holly sostenía su lector y un par de memorias— El grupo se miró, y después reparó en una de las dos DM que la holandesa sostenía.
— Ho-Holly... esa es una gran idea — Niklaus rebuscó en su bolsillo, sacando casi de inmediato dos memorias más. Aki y Ethan miraron con interés la escena.
— Tienen la memoria de Yukidramon, ¿no? —habló finalmente Nik, agitando la mencionada, y los ojos del dúo se abrieron.
— Eso puede funcionar, si lo distraemos con cualquier ataque, y después invocamos a Yukidramon al mismo tiempo… —Ethan no perdía tiempo, sencillamente se lanzó a rebuscar su memoria.
— Je… esa bestia no sabrá que lo golpeó —Aki habló con seguridad y ligera vergüenza antes de continuar—: pe-pero yo no la tengo…
El equipo cruzó miradas, mirando con ligera sorpresa al nipón, quien solo se excusó diciendo que hacía poco alguien le había ofrecido algo más interesante a cambio de la misma.

— Oh diablos, eso no es bueno… —Nik suspiró—. Sin esa memoria el plan no funciona del todo…
— Lo siento chicos, de haber sabido que esto pasaría… —Aki rebuscaba en sus memorias—. Pero creo que tengo algo puede servir —Aki dejó a relucir una pequeña memoria—. No tendré algo de hielo pero… el agua podría ayudar.
Y no necesito decir más, con aquella memoria mostrada, todo parecía sonreírles. Ya no o necesitaban hablar más, pues el tiempo apremiaba. Cada uno acomodó el par de memorias a utilizar de tal manera que Yukidramon y Witchmon –para el despistado de Aki-, fuese la segunda, solo debían distraerlo…

— A la cuenta de tres usaremos la primer memoria —susurró la pecosa, todos asintieron…
— Entonces, mientras DORUgremon intente protegerse… —Niklaus miró a Holly, la holandesa asintió.
— Debemos rodear y lanzar nuestra carta de triunfo
Los chicos se miraron entre sí, y ante la señal –que no fue más que un llamado a los digitales en el primer frente de batalla–, se movieron hasta donde pudieran lanzar las memorias sin arriesgarse. La orden fue sencilla: Distráiganlo, en la misma dirección de las memorias.

Los digitales solo asintieron, no podían quedarles mal a sus Tamers, por lo que intentando olvidar lo agotador que estaban siendo para ellos enfrentarse a un Perfct, sencillamente se concentraron en detener el andar del contrario.

Rápidamente los varones hicieron su movimiento, y las primeras memorias se hicieron presentes. Al instante tres Ogremon se materializaron al costado derecho del gigante carmesí, atacando sin dudarlo con su Haouken; Holly se maldijo ligeramente por haber utilizado ya al ogro digital de su arsenal, pero sin dudarlo introdujo una memoria en su lector, llamando a otro mago más.

Apenas y aquel mago apareció, la chica miró a su camarada, quien sin dudarlo y tras asentir se movió en dirección de este, alistándose para lanzar un doble Thunder Cloud que impactó en el mismo costado de DORUgremon.

El no muerto lanzó un rugido de ira y dolor mientras retrocedía torpemente, golpeando algunas edificaciones con su extremidad; la ira era palpable en su rugido, uno que en heló la sangre de todos, pero del cual no debían dejarse intimidar. Nuevamente el avance errático del carmesí se hizo presente.

— Vamos chicos, no se queden atrás… —el castaño del grupo aferró su D-Arc—. Ataquen una vez más y distráiganlo, denos un poco más de tiempo
El cuarteto digital de Black Jack asintió, no podía ceder, no debía. Con rapidez la formación del grupo cambió; Ginryumon y Dora atacaron sin dudarlo con sus respectivos Tekkoujin y Cannonball, que al poco tiempo fueron alcanzados y potencializados con el Mega Flame y Thunder Cloud de los digitales restantes. DORUgremon trastabilló un tanto, cosa que los Tamers no dejaron pasar en alto.

— E-es ahora o nunca, chicos —Niklaus dio la señal para que todos se pusieran en marcha, logrando un ligero asentimiento por parte de sus contrarios.
Nuevamente las memorias entraron en acción, el nipón fue el primero en llamar a Witchmon, ordenando utilizar su Aquary Pressure contra el gigante carmesí, que en aquel momento se alistaba para atacar de nuevo. Los chicos temieron que se tratase de otro Metal Meteor.

La técnica acuática no tardó en ver la luz, provocando que el errático ataque del death X fuese a dar contra los arboles cercano; el pulso de agua lanzado por la bruja holográfica bañaba al virus, quien agitaba sus patas delanteras con torpes pisotones. Los Digimons de Black Jack se había replegado para aquel momento, permitiendo el paso a la siguiente invocación de los humanos; tres coloso vieron la luz en un segundo, rodeando al de la serie Deth X.

— ¡Zettai Reido Punch! —Gritaron al unisonó Holly, Nik y Ethan, todo mientras aquellos Yukidramon hacían acto de presencia. Inmediatamente la orden fue concedida, aprovechando la técnica que la bruja había realizado, parecia que el ataque tenía el efecto deseado, lentamente el hielo tomaba terreno en el iracundo saurio.
Una ligera ventisca de escarcha se alzó en el sitio debido al uso del ataque; la escena parecía haberse detenido, los Tamers miraron con expectación la escena, pero no era momento de perder la cabeza o agobiarse. Tenían que actuar rápido.



{...}
everyday everyday Maiku Maiku Velvet. Kei... <33 ~~~
Ains, matenme, chicos. Tuve muchos problemas... desde errores, hasta perder el archivo del modo mas Fail :C espero les guste...
PD: Les debo los colorsito u//u


Digimemories:

Aki: Witchmon & Ogremon
Ethan y Niklaus: Ogremon & Yukidramon
Holly: Yukidramon & Wizarmon
 
Última edición:

everyday

Moderador
Offline
Grietas comenzaron a formarse alrededor del cuerpo del rojizo hasta que su prisión se vio reducida a meros trozos de hielo, sus inmensas alas se extendieron de par en par mientras la bestia abría su hocico y un atronador rugido escapaba desde sus entrañas, necesitaban algo mejor que eso para derrotarle.
Los Tamers y Digimon se vieron entre ellos obviamente frustrados no solo porque su estrategia no dio resultado, sino que también habían perdido la oportunidad de realizar un ataque directo sin resistencia alguna.

—Si el hielo no sirvió, entonces probemos con fuego —El californiano le mostró una Digimemory al alemán el cual asintió seriamente.

—No podemos perder esta oportunidad —Holly asintió y deslizó una carta.

—Me encanta cuando te pones así —sonrió Aki con malicia, imitando a su novia.

Dora rugió mientras invocaba cinco lianas con espinas desde el suelo, capturando las patas de su enemigo evitando que este se alzase al vuelo como al parecer intentaba, el Death aleteaba con frustración mientras intentaba vencer los grilletes naturales que acababan de ponerle y sin duda estaba por conseguirlo, sin embargo Wizardmon apareció entonces con una Girobomb en su mano que le lanzó directamente a la cara.

La imitación de Giromon recibió la orden llegar hasta la bestia y estallar, orden que siguió a la perfección volando hasta el Perfect como si se tratase de un kamikaze. Al estallar no solo logró crear un poco de daño, sino que al mismo tiempo había iniciado una reacción en cadena, detonando a su vez las lianas creadas por el naipe Thorn Bind Hostage.

Las llamas se elevaron un par de metros, los cristales de las construcciones cercanas retumbaron y algunos incluso se rompieron en pedazos tras recibir la onda expansiva.

Pero nuevamente Death-x-Dorugremon se burlaba de los intentos de Black Jack al simplemente emerger de la cortina de polvo que aquella detonación había generado, batiendo sus extremidades para disipar aquel obstáculo visual y ganar altura. Tarde, justamente Ginryumon y Dorugremon aprovecharon para embestir a la bestia por sus costados: el primero de nueva cuenta equipado con Grey Helmet mientras que la segunda con Beetle Horn.

Claro, aquella maniobra audaz no había sido con la intención de vencerle, sino de darle la oportunidad a los Tamers de colocar sobre la mesa las cartas necesarias para el verdadero ataque o en este caso, también las memorias necesarias.

El Greymon de Nik ya no era el único en el campo de batalla pues otros dos más le acompañaban, solo que a diferencia del primero estos eran de una tonalidad anaranjada, eran fantasmas que fueron invocados por el alemán y el americano.

—Y ahora —Sentenció Aki, deslizando la carta de Serenade por su lector de memoria—. ¡¡Es hora del ataque!!

Dora emitió una curiosa y muy extraña canción, sin embargo no había mucho tiempo para disfrutar de la “bella” voz de la dragona pues el rival pareció quedarse cautivado por aquella angelical voz o tal vez sencillamente era el efecto del naipe, era el momento propicio.


—¡Ataquen con Megaflame! —sentenciaron al unísono el azabache y el castaño.

Los tres dinosaurios aspiraron aire y llenaron sus pulmones de oxígeno, en el aire Ginryumon les imitaba, mientras dora cargaba energía entre sus manos y Wizardmon creaba una bola de electricidad.

La escena de batalla se vio infestada de ataques: bolas ígneas se observaron viajar hasta el pobre dragón carmesí que torpemente intento esquivar aquel bombardeo de ataques, pero fue inútil, bastó con que el primer proyectil diese para darse cuenta que estaba sentenciado a recibir el resto.

Una gran explosión de fuego engulló a la bestia, el campo de batalla fue azotado por una fuerte ola de calor, los humanos tuvieron que cubrir sus rostros cuando sintieron el aire caliente chocando contra ellos.

Las memorias comenzaron a desvanecerse una vez que su labor ya fue cumplida, mientras que el resto de los combatientes respiraban agitados, tratando de recuperarse en caso de ser necesario continuar la batalla, aunque era muy claro en sus rostros que deseaban que aquello acabase cuanto antes: no querían seguir poniendo en riesgo a sus compañeros humanos ni digitales.

Por fin tras unos segundos que para los ahí presentes fue una larga eternidad, un cuerpo comenzó a caer proveniente de las ya inexistentes llamas, chocando violentamente contra el suelo. El desdichado no muerto estaba humeando de algunas partes, tal vez ahí donde el calor logró quemar parte del pelaje o incluso piel, ahora también podía notársele una respiración más acelerada y al intentar ponerse en píe se le vio esforzarse.

—Al menos no se está curando —sonrió extrañamente el Japonés, recordando su encuentro anterior con un Digimon no muerto.

—Cállate tonto —se quejó el castaño—. Capaz que tiene esa habilidad y solo se le ha olvidado usarla.

Pero antes de que pudiesen soltar algún comentario el dragón azulino lanzó un gutural rugido que llamó la atención de todos: el Adult había decidido aprovechar que tenía de nuevo a su oponente en el suelo y cargó contra él, poniendo sus cuernos delante para propinarle una buena cornada. Pero el carmesí reaccionó lanzando sus cola cual látigo que al tocar el suelo comenzó a levantar el concreto y la baldosa que ahí había, arrasando con todo a su paso mientras trazaba un arco para golpear al rival, sin embargo el movimiento del Perfect fue rechazado cuando Ginryumon y Dorugamon volvieron a golpear a su rival usando sus cartas equipadas, para la desgracia de ambos cuando intentaron recurrir a la técnica especial del naipe estas se desvanecieron.

Un coletazo mandó al dragón con armadura contra un edificio, este se quejó por el dolor y entonces su cuerpo se iluminó de dorado, perdiendo su tamaño y volviendo a su etapa Child: había llegado al límite de su tiempo de evolución.

Death-x rugió con fuerza al ver al Child, tal vez porque se había atrevido a atacarle o tal vez porque ahora una bestia más indefensa como Ryu le resultaba más apetitosa, cualquiera que fuera el motivo el dragón abrió sus alas y se impulsó contra su nuevo aperitivo.

—¡¡Brave shield!!

El samurái invocó un gran escudo frente a él donde se dio de llenó el Perfect, sin embargo la fuerza fue tal que la defensa sin más se hizo pedazos y sin importarle su errático desplazamiento Deatx-x-Dorugremon siguió su avance, para su desgracia su bocadillo ya no estaba ahí, así que cuando lanzó su mordida solo encontró concreto.

Una densa oscuridad comenzó a cubrir el campo de batalla, destanteando así al rival y perfecta ocasión para cubrir la retirada del pequeño peleador.

—Lo lamento maestro —Se disculpó el samurái, quien se alejaba del rival volando con ayuda de seis alas en su lomo.

—El tiempo se nos está acabando —Nik miró a Ryudamon con rostro serio y después al hechicero—. Esto es malo, Wizardmon es el siguiente en perder su evolución.

—No tienen por qué preocuparse —pareció ofendido el brujo—. Yo aún puedo pelear tranquilamente.

—Ryu puede dar soporte desde la retaguardia con algunos ataques a distancia —defendió a su compañero el Tsundere—. Tenemos experiencia lidiando con tipos más grande que él.

—Bien pensado Ethan-kun —le dio unas palmaditas el de cabellos violetas—. Dora aún puede seguir luchando también, ella sin duda acabará con esa criatura.

—Hay una carta que podía servir —La holandesa buscó en su bolsillo—. Tal vez podría funcionar…

—Dudo que podamos ayudarle de esa manera —sinceró Nik—. Pero no veo porque no intentarlo —El alemán deslizó una carta.

El manto temporal que los había encubierto se levantaba, como el telón que anuncia el segundo acto de una cruel y sangrienta obra teatral.

De nuevo el rugido fastidiado del zombie les llamó para estar atentos a sus movimientos. Con furia en sus ojos lanzó una serie de disparos contra sus rivales, una megaflame de Greymon obligó a varias de aquellas esferas detonar, mientras que Dora lanzó sus propias esferas metálicas para contrarrestar las ajenas.

—Concentrate en el enemigo Greymon —Solicitó el azabache.

Greymon gruñó y miró atentamente a su rival para hacer uso de la carta que su humano deseaba utilizar.

El no muerto gritó de dolor cuando las Whorm Spheres aparecieron por su cuerpo y trataron de destruirlo, pero el rojizo nuevamente alzó el vuelo para evitar que aquél castigo se prolongara aunque fuese un segundo más, pero Dora ya le esperaba equipada con las garras de Devimon hiriendo una de sus alas empleando la técnica del demonio Digital.

Maltratada y herida, la bestia cayó al suelo, su rugido era una mezcla de enojo y sufrimiento que hacía que cualquiera de los humanos o Digimon, a excepción tal vez de Greymon, se preguntasen si lo que estaban haciendo era realmente lo correcto.

—¡¡Ahora orejón!!

Wizardmon corrió hasta colocarse cerca del dragón, levantó su báculo tanto como su brazo se lo permitió y entonces comenzó a girarlo invocando de esta manera el poder del naipe que su Tamer tanto creyó que podría funcionar.
Un anillo floral comenzó a materializarse alrededor del no muerto.

Y la bestia se detuvo.



Holly:
[Cartas]
Giro Bomb
Hana no Kubikazari


Akira:
[Cartas]
Serenade
Beetle Horn
Haguro
Devimon Death Claw (Sigue en efecto al termino de este post).

Nik:

[Cartas]
Worm Sphere [Nicht]
[Memorias]
Greymon

Ethan:

[Cartas]
Grey Helmet (Segundo uso)
Brave Shield.
White Wings.

[Memorias]
Greymon

Maka Evans Maka Evans
Velvet. Kei...
Maiku Maiku
Vamos a morir D:
 

Maiku

Mr. Nobody
Registrado
5 Dic 2009
Mensajes
4,902
Ubicación
Homeland
Offline
Aprovechando los instantes que les compró la última carta de Holly, el cuarteto digital se esmeró en atacar con todo su poder a distancia. Greymon cargó una Mega Flame que se vio potenciada por el Blink Breeze del mago, mientras que el Child y la dragona alada iniciaron una lluvia de proyectiles metálicos sobre las alas del enemigo, conscientes de que necesitarían reducir su movilidad aérea apenas el collar floral cesara. Por su parte, los compañeros de gremio decidieron intercambiar una que otra estrategia, tragándose la frustración latente durante toda la batalla y que no hizo más que aumentar en ese momento. Durante los pocos minutos que duró la carta, cuyo efecto se vio aminorado por la diferencia de niveles entre Wizarmon y el Undead, ninguno sintió que hicieran un daño realmente importante. Claro, si seguían así podrían cansar al enemigo al punto de poder acorralarlo y dar un golpe de gracia, pero ¿cómo? Sus amigos también empezaban a cansarse, además de que el destino no quiso jugar a su favor en ese momento, ya que cuando el hechicero utilizó su Magic Game para que sus camaradas pudieran ganar un poco de espacio y seguir atacando, la cola del DEATH-X se desplazó alrededor de él, azotándolo con fuerzas. Holly gritó y corrió en dirección al edificio cercano donde se estrelló su amigo, quien se revirtió a su forma de conejo por el cansancio más el daño recibido.

Molesto por la osadía de sus presas, la bestia rugió con tanta potencia que logró colocar la piel de gallina a los Medium. Dorugamon y Greymon corrieron en dirección a sus Tamers, quienes se reagruparon con la holandesa apenas vieron al enemigo cargar una nueva esfera de metal. Si ese ataque les daba de lleno, estaban fritos. Inmediatamente Ethan decidió utilizar Nakama no Kizuna y seleccionar a la dragona como objetivo, repitiendo por segunda vez el uso del Brave Shield, esperando que fuera suficiente para curbirlos. Sin embargo, a esos esfuerzos se le unieron Kazuhiro y Leonhardt, quienes invocaron a Ikkakumon y a Wendimon con la sola orden de servir como primera línea defensiva del grupo. Un retorcijón se formó en la boca del estómago de Antonich y su co-chef cuando el recuerdo del mutante gigante se desvaneció dentro de la explosión, junto a la morsa, pero agradecieron en secreto que eso amortiguara lo necesario el impacto para que Brave Shield los protegiera. Eso sí, la brisa generada revolvió los cabellos de todos. Dorugre volvió a emitir un sonido gutural belicoso, solo que esta vez decidió cargar contra el grupo, babeando con el solo hecho de imaginar el sabor de sus Digicores.

— ¡E-esa cosa va a matarnos! —se exasperó la pecosa, abrazando a su compañerito aturdido. Su voz se quebró y sus ojos se pusieron rojos, algo que repercutió fuertemente en el otro tímido, cuya mano empezó a temblar.

— ¡De eso nada! —rugieron a la vez los Adults en pie. En un esfuerzo combinado, tanto el tiranosaurio como su homóloga chocaron de frente con el carmesí, quien obviamente intentó morderlos. Afortunadamente sus fauces fallaron por la espontaneidad y bestialidad de ambos al luchar, era como si Dorugamon y Greymon respondieran a los mismos instintos básicos. Desgraciadamente su voluntad no iba a ser suficiente, así que pronto el DEATH X se las arregló para apartarlos, azotando a uno con su cola tal y como había hecho con Wizarmon, mientras que al otro le mordió la cola y lo lanzó hacia la dirección contraria.

— N-no —negó Nik en silencio, abrumado con la fuerza del enemigo. Este rugió a los cielos, era impredecible si los atacaría a ellos o a uno de los recién repelidos, cualquiera le aterraba. Holly sintió que el pecho le iba a explotar, en la medida que cada célula de su cuerpo colapsaba con el estrés de la situación. Con todo, fue la figura del dragón amarillo la que despertó a ambos. Imprudente, Ryu se colocó frente a los cuatro humanos y abrió sus manitas en son protector.

— Nadie tocará a mi familia —gruñó el samurái con determinación. Esas palabras hicieron reaccionar a Lop, quien decidió ignorar su mareo para intentar zafarse del agarre de su pecosa, en el afán de acompañar al Child. El Perfect miró a ambos seres inferiores con atención.

— El enano tiene razón —Walker tomó la mano del germano, previniéndola de que siguiera temblando—. No es momento de rendirnos —frunció el ceño en dirección a la bestia.

— ¡Me roban las palabras! —se quejó Aki, quien se agachó para abrazar a su novia— Definitivamente es mi hijo —sonrió con orgullo. Eso hizo sonrojar al tsundere, quien tuvo el impulso de mentarle unas cuantas cosas al idiota, pero Klaus y Holly rieron por lo bajo. Esos idiotas siempre sabían qué decir para animarlos.

El pequeño momento esperanzador se rompió con una nueva carrera del Perfect hacia ellos, esta vez con las fauces abiertas, con la clara intención de desgarrar los interiores de todos. Ethan decidió equipar a su amigo con la carta Mjöllnir, mientras que Lopmon daba un salto en frente y lanzaba su Blazing Ice con la esperanza de ganar algo de tiempo, sin esperar que su ataque se convirtiera en un Cocytus Breath, cortesía del Card Slash: Metalgarurumon de la holandesa. Tanto el rayo gélido como los potentes mazos dieron de lleno con el hocico del enemigo, quien se vio forzado a detenerse unos segundos por el aturdimiento del impacto, aún cuando no recibió mayores daños. Con todo, eso fue suficiente para que Klaus le pasara una Digimemory a Kazuhiro, quien asintió con una amplia sonrisa. Ambos insertaron las tarjetas en sus respectivos dispositivos, dejando que los anillos de invocación aparecieran en el instante que un Mega Flame y un Cannonball de sus amigos asistieran como distracción. Sistermon Blanc y Sistermon Noir hicieron acto de aparición, sonriendo a su manera hacia el enemigo.

— ¡Grand Sister Cruz! —gritaron los kyoudai.

Una onda de energía sagrada se formó cuando la hermana menor lanzó su Cross Barbeé hacia el Undead, una que prontamente se vio fusionada por distintos disparos de Anthony, dando como resultado un ostentoso rayo sagrado. Death-X-Dorugremon chilló, obligándose a alzar vuelo con sus alas maltrechas por todos los costalazos anteriores, sorprendiendo a todos con su facilidad para sobrellevar el dolor. La gran combinación de los recuerdos falló rotundamente y ambas monjas desaparecieron en el acto. Greymon y Dorugamon corrieron a interponerse entre el Perfect y sus Tamers, aunque sus respiraciones ya resultaban más agitadas que antes. Nik incluso pudo identificar que su compañero trotaba con más lentitud, probablemente por el feo moretón en su costado derecho y ver su cola con perforaciones, sangrando datos. Una vez más el Metal Meteor empezó a ser invocado por el zombie de cuello largo, causando una impresión más fuerte en el octeto por estar sobre ellos en altura.

— U-usaré Brave Shield otra vez y… —una mano en su hombro lo detuvo, era Akira. Ethan enarcó una ceja— ¿Qué pasa, Japón?

— Yo me hago cargo de ese ataque —sacó dos cartas—. Ho-chan, ayúdame —ella asintió algo nerviosa, ¿qué planeaba su novio?—. Kyoudai, tienes que idear un plan rápido —comentó al azabache a su otro costado. Este asintió con cierta pena, hasta el momento nada había venido a su mente.

Entendieron cuál era el plan de Kazuhiro apenas su amiga alzó vuelo y atrajo la atención de su símil corrupto. Sorpresivamente la alada no se detuvo frente a él, siguiendo la indicación que le dieron vía Sound Linker, mientras un brillo azulino en el DEATH indicó la activación del Anchor Howl con ella como escudo. Chistó algo por lo bajo contra su excéntrico camarada, pero de pronto su velocidad aumentó, gracias al High Speed Plug-in H que le dedicó Antonich combinándolo con Nakama no Kizuna. Dora sintió una enorme tensión cuando, en su carrera vertical hacia los cielos, se percató por el rabillo del ojo que su enemigo lanzaba el meteorito en su dirección. Por un momento sintió que sería sacrificada para salvar al resto, mas se mordió el labio cuando una nueva carta de su querido otaku le salvó del impacto: Phasing. No iba a admitirlo, pero quiso matar a su Tamer con abrazos al ver esa estrategia inesperada, pues no solo apartó la atención del carmesí por unos segundos, sino que la sacó ilesa del ataque.

Ethan sonrió por lo bajo al ver la impulsividad del japonés, sintiendo la estúpida necesidad de no quedarse atrás, quizás porque quería impresionar a Nik. Eso sí, su burbuja se reventó cuando el azabache también le pasó una Digimemory y gritó a todos que tenía una pequeña idea sobre cómo acabar con el Perfect, pero que necesitaría la colaboración de todos para que funcionare. Terriermon y Lopmon fueron invocados frente a la cuasi pareja, emulando en cuestión de segundos un poderoso tifón que tuvo como única finalidad desestabilizar aún más el vuelo del coloso sobre ellos. Lopmon y Ryu, quienes ya no gozaban del efecto de cartas, se limitaron a disparar cuchillas metálicas y Blazing Ice como apoyo, frustrados por no poder hacer mucho más en esa condición. Con el Perfect ocupado gracias al cuarteto de Childs, sumado a la lluvia de balas que escupió Dora en cuanto regresó en picada y las flamas del tiranosaurio azulino, resultó en tiempo justo para que el germano explicara su plan. Era arriesgado e implicaba poner en riesgo a los Child, pero si querían salir victoriosos de esa, quizás no había de otra.

— ¡Eh, tú, dragón tarado! —gritó Lopmon, armándose a ejecutar el plan sin que nadie pudiera impedírselo. Ya no existían sus homólogos transparentes y DEATH-X-Dorugremon reaccionó instintivamente a su llamado, rugiendo— ¡Sí, a ti te hablo!

— L-Lopmon —Holly abrazó a su novio, temerosa. Por mero reflejo sacó la Z.U.Gem de su bolsillo, aunque con lo lastimado que estaba su conejo, no sabía si podría evolucionar de todas formas.

— ¡Ven por nuestras hamburguesas! —secundó Ryu, corriendo junto al conejo y meneando su cola en modo provocador. Ethan se llevó la mano al rostro, entre avergonzado y preocupado por la actitud de su compañero. Nik simplemente agudó la mirada, insertando una tarjeta en su Xros Loader e invocando unos anillos. Afortunadamente, el carmesí decidió abalanzarse sobre el par de pequeños insolentes con el afán de devorarlos, sin atender a la figura metálica que aparecía metros cerca. No reparó en la presencia de Searchmon hasta que el Jamming Hertz hizo acto de presencia, aturdiéndolo no solo a él, sino que también al par de pequeños que sirvieron como cebo para que esa emboscada funcionara. Greymon y Dorugamon no se vieron afectados, por encontrarse fuera del radio que tenía el grillo.

— ¡A-Ahora, chicos! —se dio vuelta Nik, en lo que DEATH-X-Dorugremon caía pesadamente al suelo y rugía, molesto por no poder moverse como quería. Con todo, la expresión de sorpresa en el tímido no fue por eso, sino porque sus tres amigos ya estaban en marcha con su respectivo rol dentro del plan. Akira deslizó la carta Bao Chu, dotando a su amiga de una fuerza electrificante certera. Por su lado, Antonich y Walker deslizaron Nakama no Kizuna, potenciando las fuerzas de Greymon con Sefirot Crystal y Powerful Will respectivamente.

— ¡Greymon! —gritó la alada desde los cielos.

— ¡QUE NO NECESITO AYUDA! —se quejó. Pese a que le agradaba, muy en el fondo, la sensación de tener apoyo en combate, su orgullo de guerrero milenario le prohibía aceptarlo. Un montón de gemas fueron invocadas a su alrededor, justo cuando la figura del Ultimate aparecía en el aura que le rodeó— ¡Sefirot Crystal!

— ¡Púyaváha!

Proyectiles gélidos e impacto eléctrico colisionaron estruendosamente sobre el Undead. Los Child no pudieron evitar salir volando por la onda del impacto, en lo que el recuerdo de Searchmon desaparecía en datos. Pese a ello, todos escucharon el grito desgarrador de la bestia y un montón de concreto resquebrajarse producto de la explosión, una que levantó una cortina de humo espesa. Los siguientes minutos fueron de tensión pura, pues hasta que no vieron al Perfect inconsciente y tendido en el suelo, en lo que su cola empezaba a deshacerse; ninguno pudo respirar con tranquilidad. Holly corrió a abrazar a su pequeño orejón, seguida rápidamente por el tsundere, mas sonrieron al ver la felicidad de sus camaradas. Dora aterrizó junto a Greymon y suspiraron, incapaces de relajarse del todo hasta que vieran al Undead desaparecer por completo. Por su parte, Nik se dejó caer al suelo y su excéntrico compañero se acercó a él, posando su mano en el hombre.

— L-lo hicimos —musitó el tímido, incrédulo.

— Sí —sonrió, mirando a su novia y al castaño compartir algunas palabras más allá—. Aunque no dejo de tener un sabor amargo en la boca.

— E-Estuvimos cerca —asintió el germano. Ninguno de los dos quiso decirlo, pero el mismo pensamiento cruzó la mente de ambos y, probablemente, acosaría la de todos durante las siguientes noches. «Seguían siendo débiles».


Maka Evans Maka Evans Velvet. Kei... everyday everyday x_x listo!
Takerudark Takerudark sé gentil ;-;

Recuento:

Aki (Cartas)
• Aviation unit.
• Serenade
• Beetle Horn
• Haguro
• Devimon Death Claw
• Anchor Howl
• Bao Chu

Aki (Memorias)
• Witchmon
• Ogremon
• Ikkakumon
• Sistermon Noir

Holly (Cartas)
• Giro Bomb
• Hana no Kubikazari
• MetalGarurumon
• Nakama no Kizuna (dos veces)
• High Speed Plug-in H
• Sefirot Crystal

Holly (Memorias)
• Ogremon
• Yukidarumon
• Wizarmon

Ethan (Cartas)
• Grey Helmet (dos veces)
• Brave Shield (dos veces)
• White Wings
• Super Evolution Plug-in S
• Nakama no Kizuna (dos veces)
• Mjiöllnir
• Powerful Will

Ethan (Memorias)
• Ogremon
• Yukidramon
• Greymon
• Terriermon

Niklaus (Cartas):
• Worm Sphere [Nicht]

Niklaus (Memorias)
• Ogremon
• Yukidramon
• Greymon
• Sistermon Blanc
• Wendimon
• Lopmon
• Searchmon
 
Última edición:

Esposo Canon de Hoppie
Registrado
20 Jul 2006
Mensajes
7,548
Offline
Narrativa: En general creo que la narrativa de todos fue bastante buena. Maiku, mis únicas observaciones contigo son muy específicas y no se repitieron mucho. Confundiste “de más” con “demás” en una ocasión y se te fueron dos o tres palabras en el escrito, nada grave realmente pero que se pudo evitar releyendo con más cuidado. Oh, y ten cuidado con invertir las sílabas (como en el caso de poja -japo-, sé que es normal en lugares como Argentina y sus alrededores, pero intenta evitarlo) y el uso de “agudó” (que no es lo mismo que agudizó). Kei, los problemas contigo fueron las repeticiones (palabras como dragona/dragones, peligroso/peligro, lanzarse/lanzar y de inmediato, fueron muy repetidas), ten cuidado con eso. Sigues presentando problemas en las comas y su uso entre oraciones y preguntas (como “Entonces ¿Cuál es el plan?”, ahí debió de haber una coma y la mayúscula de la primera palabra de la pregunta no debió existir). De repente se te fue uno que otro acento, aunque fue menos que en otras ocasiones y noté problemáticas (dos veces) en el uso de singular y plural (“los civiles era lo más primordial”, debía ser eran; y “Una armadura se materializaron”, debía ser materializó). Sumado a eso, también a veces eras algo redundante, pero admito que lo he notado menos veces que antes. En sí, el problema fueron las repeticiones y las comas y uso de mayúsculas. Maka, contigo lo que te reprocho es que noté mucha inatención al escribir tu post. Se te iban palabras o anexabas algunas que no iban (“todo lo que sucedido”), uno que otro error de ortografía (ralla > raya, Yukidramon > Yukidarumon) y frases incompletas (como “Sin mucha delicadeza y, con el pensamiento de mantener al otro a ralla hasta poder derrotarle –claramente evitando más daños–, el grupo de Black Jack. Dora se dedicaba a lanzar…”). Por lo mismo, de repente ponías dos diálogos separados y pertenecían a la misma persona, además de hacer párrafos de dos renglones, los cuales entorpecen un poco la lectura. Ten mucho más cuidado, de favor. Everyday, contigo noté cosas muy pequeñas al igual que con Maiku. Cosas como mal uso de comas (o falta de), la misma acotación de los párrafos que le hice a Maka y uno que otro error ortográfico (Deatx > Death, por ejemplo). Cuida también las mayúsculas (dora, megaflame).
  • Maiku: 24/25.
  • Kei: 21/25.
  • Maka: 21/25.
  • Everyday: 23/25.
Interpretación: Aquí tengo varias cosas que me gustaría mencionar, pero que, por la naturaleza de ellas, creo que es mejor hacerlo más adelante. Kei, mi única queja aquí fue que no seguiste del todo el post que Maiku dejó. Lo dejo especialmente por dos cosas en específico. La primera es que hay un acercamiento fuerte (físicamente) entre Nik y otro personaje, pero eso no es posible porque Nik iba sobre Greymon y todos iban corriendo. Lo otro es sobre el hablar demasiado mientras corrían, cuando Maiku especificó que estaban cuidando eso para no cansarse de más. A pesar de que no afectan como tal a la pelea, sí lo menciono porque estos errores pueden ser graves en un futuro. Cuida eso y recuerda siempre continuar los posts sobre la misma línea de tus compañeros. Maka, al igual que Kei, tu error fue algo leve, pero que igual quiero comentar. El comunicador que posee Nik no sirve para comunicarse con su Digimon. Ese es el Sound Linker. El comunicador velo como un walkie-talkie, funciona con gente que lo tiene y en un rango determinado, pero no con los Digimon. Los demás, no noté algo más que deba comentar aquí, buen trabajo. Lo único (y va para todos) es que me hubiese gustado que se describiera más el campo de batalla. Si bien todos pusieron algo sobre algún edificio o demás, se sintió la falta de eso, aunque se sobreentendiera que era la ciudad. Tengan cuidado con eso.
  • Maiku: 24/25.
  • Kei: 22/25.
  • Maka: 21/25.
  • Everyday: 24/25.
Realismo: Aquí viene el jalón fuerte de orejas para todos, parejo. Si bien Kei no pudo poner gran cosa sobre el cansancio de los Digimon (su post era recién el comienzo de la pelea), me sorprende bastante que los demás no hicieran énfasis sobre el cansancio de los Digimon en la pelea. Fue hasta el segundo post de Maiku donde se dijo algo, pero ya había sido algo tarde para eso. No me explico cómo los Digimon se la pasaron spameando ataques, uno tras otro, y que no estuviesen cansado ni un segundo. Incluso cuando Ginryumon volvió a su etapa Child, al igual que Lopmon, los dos pudieron continuar atacando de forma seguida como si nada pasara. Esto pesa más en Ryudamon, porque el ataque que recibió fue muy fuerte, a diferencia de Lopmon, quien su regreso a la etapa Child tuvo más que ver con el tiempo. De igual manera, ¿cómo es posible que los otros dos Digimon no tuvieran cansancio sino hasta el final? Los cuatro Digimon no alcanzan la etapa Perfect, ustedes estaban contra un Perfect que iguala o excede a uno normal y únicamente Dorumon y Greymon tenían unas stats que se le podían equiparar un poco al enemigo. Entre el cansancio y eso, la verdad es que les jugó muy mal a todos esto. Por otro lado, Kei, a pesar de que tú te salvaste un poco de esto, noté un error que es igual o más grave que los demás. Fue el uso del Magic Game. Entiendo que, si bien no se especifica en Wikimon lo que puede o no hacer esta técnica, ¿no te parece excesivo que se invoquen (múltiples) ilusiones de un Digimon Perfect que puedan detener a otro del mismo nivel de buenas a primeras? Te recomiendo que esta técnica la veas más como con trucos de magia, ilusiones simples, ataques de fuego/electricidad o cosas que estén en el nivel del usuario (osea un Adult) y sin exceder.
  • Todos: 15/25.
Desarrollo: Aquí va otro pequeño jalón de orejas a todos. En sí, este rubro está bien a secas. No obstante, debo admitir que esperaba un poco más de la raid. Tenían de dónde explotar un poco más de trama, especialmente con una nueva evacuación y la ayuda de la DS con eso, pero se fueron directamente hacia la pelea. Eso está bien, pero lo que les jugó en contra es que fueron 4 posts (considerando que el primero de Maiku no cuenta porque fue introducción) de pelea completamente. Fue un poco tedioso y cansado, incluso eso les complica mucho la existencia a ustedes por la cuestión que ya comenté en realismo. Debieron aprovechar mejor los elementos que tenían para hacer un mejor desarrollo y no dedicarse a la pelea únicamente. Y eso si dejamos de lado que gran parte de la pelea se dedicó a ser ataque tras ataque, además del uso de muchísimas cartas y memorias (que eso no lo tomé en cuenta por la diferencia de niveles, necesitaban de eso o también les habría pegado más en el realismo). En una próxima vez, intenten hacer que las cosas sean más dinámicas y no se centren exclusivamente en un objetivo o en una pelea que, en mi opinión, se sintió interminable (aunque el tiempo haya sido acorde a las evoluciones, que por cierto aplaudo eso).
  • Todos: 20/25.
Total:
  • Maiku: 83/100.
  • Kei: 78/100.
  • Maka: 77/100.
  • Everyday: 82/100.
Paga:
  • Maiku: 415 bits.
  • Kei: 390 bits.
  • Maka: 385 bits.
  • Everyday: 410 bits.
Fama/Infamia: +1 a Holly y Akira. +2 a Nik y Ethan.
EVO: +1 a Lopmon, Dorumon y Ryudamon.
Stats: +1 en ATK a Lopmon, Dorumon y Ryudamon. +1 en VIT a Greymon.
Blast Gauge: 10% a Lopmon y Dorumon.

Maiku Maiku Maka Evans Maka Evans Velvet. Kei... everyday everyday disculpen la tardanza. La paga será asignada a la brevedad. Masaru Masaru
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie