Película Dentro de mi corazón / Danny / Cerca de mi corazón

Soichiro

Yukino's boyfriend
Registrado
11 Dic 2005
Mensajes
7,172
Ubicación
España
Offline


Jeremías es un niño que vive con su abuela, una mujer de carácter que trabaja duro para sacar adelante la granja y a su nieto. Una noche nace un corderillo negro que es rechazado por su madre, pero Jeremías logra convencer a su abuela para que le deje cuidarlo. El corderillo, bautizado con el nombre de Danny, crece y no para de hacer travesuras, por lo que la abuela piensa en venderlo. Pero Jeremías cree que si el animal se convierte en algo especial, la buena mujer cambiará de opinión. El sueño del niño y de su pequeña prima es asistir a la feria anual del condado y presentar a Danny a un concurso, pero antes deberán conseguir el dinero para el viaje y vencer la resistencia de su abuela.

So dear to my heart, título también de la canción principal, fue una especie de continuación de Canción del sur (Song of the South, Wilfred Jackson y Harve Foster, 1946), estrenada dos años antes. Aunque ni la historia ni los personajes eran los mismos, sí repitieron los pequeños actores Bobby Driscoll y Luana Patten, así como cuatro de los animadores, tres de los fondistas y uno de los guionistas; Perce Pearce volvió a figurar como productor asociado y el ambiente escogido fue de nuevo el sur de los Estados Unidos, aunque la época pasó del siglo XIX a 1903. Lo más importante, sin embargo, es que se apostó una vez más por la fórmula de intercalar dibujos animados entre las escenas de imagen real; eso sí, como Canción del sur no había obtenido el éxito esperado, tampoco era cuestión de echar la casa por la ventana, así que las escenas de animación quedaron relegadas a un segundo nivel en cuanto a duración e importancia y se evitó que dibujos y actores reales coexistieran en un mismo plano, que es lo técnicamente más laborioso.

Era precisamente esa coexistencia el principal recurso utilizado en Canción del sur para asegurar una transición suave y gradual entre el mundo real y el mundo de la fantasía animada. En Danny, esa transición se consigue creando un microcosmos hecho con materiales reales, pero que alberga los dibujos que de vez en cuando cobrarán vida y movimiento: el álbum de recortes de Jeremías, el niño protagonista. Ese álbum que guarda polvo en un desván al principio de la película se abrirá solo como en los cuentos y servirá de instrumento al niño ya mayor, del que únicamente escuchamos su voz, para regresar a la época de su infancia, cuando la abuela araba las tierras con la ayuda de su viejo mulo el general Jackson y los niños se apresuraban a ver "el viejo noventa y nueve" -el ferrocarril- cada vez que pasaba por el pueblo.

Como en Canción del sur, la historia está presidida por un tono moralista o aleccionador, esta vez asumido por el personaje del Búho Sabio y su colección de refranes, en uno de los cuales se resume todo el mensaje de la película: "Quien algo quiere, algo le cuesta". Pero el filme de Harold Schuster -director de las imágenes reales- y Hamilton Luske -director de la parte animada- no es ni la mitad de almibarado y, por este y otros motivos -como la ausencia de personajes de color tratados con censurable paternalismo-, Danny, modesta pero simpática muestra de digno cine infantil, ha soportado mucho mejor el paso del tiempo.

EEUU, 1948. Título original: So dear to my heart. Directores: Harold D. Schuster, Hamilton Luske. Autor (novela original): Sterling North. Guionistas: John Tucker Battle, Maurice Rapf, Ted Sears, Marc Davis, Ken Anderson, Bill Peet. Productor: Walt Disney. Música: Paul J. Smith. Intérpretes: Burl Ives, Beulah Bondi, Bobby Driscoll, Luana Patten, Harry Carey, Raymond Bond, Walter Soderling, Matt Willis, Spelman B. Collins, Fred Carter. 79 minutos.
 
Arriba Pie