Arrastra para posición la imagen de portada

+18 Rol DIGIMON CODE:E.N.D (Iniciamos, c.c.)

Registrado
13 Feb 2013
Mensajes
198



Tanto Oliver como Agumon no se habían detenido ni un minuto a escuchar las indicaciones de la presidenta, en su mente había maquinado un plan "perfecto" y ese era el de detener a las hordas de digimon que atacaban de forma frenetice la academia. Aunque para la reptil digital eso sonaba como un acto muy peligroso de realizar solos trataba de mantener la calma pues al estar junto a Oliver podía sentir la confianza que emanaba de su hermano y compañero, el cual por su parte corría por los pasillos de la academia muy emocionado como si fuera un niño en un parque de diversiones por su mente el único pensamiento que pasaba era el de "Pelear". Ya hacía tiempo que este no había tenido la oportunidad de medir su fuerza contra otro digimon y esto le recordaba mucho a como entrenada con su padre en el bosque. Pero de pronto el chico fue sacado de sus pensamientos cuando escucho los gritos de varias estudiantes femeninas las cuales vestían atuendos tradicionales de Maids las cuales corrían tratando de escapar de un de un grupo de Scumon y Platinum Scumon los cuales lanzaban "proyectiles" rosas contra las chicas.

Esto debe ser una broma...— dijo Oliver algo frustrado mientras que creaba dos círculos mágicos al rededor de sus tobillos los cuales eran de un color menta algo claro —Mercury's Treads— pronuncio mientras que de los círculos mágicos brotaban un par de alas cada lado de sus pies.

Con gran agilidad el joven de cabellera blanca se movió entre las chicas con una gran velocidad la cual provoco un fuerte viento el cual levanto levemente las faldas de las estudiantes las cuales comenzaron a gritar "Kya" ante el acontecimiento, pero aunque era una escena digna de admirar Oliver se encontraba concentrado en acabar con los Scumon los cuales no eran más que un pequeño calentamiento para él. con un rápido movimiento se preparo para realizar su ataque utilizando la presión del aire realizo una patada en diagonal hacia los digimon la cual hizo que todos estos salieran expulsados hacia atrás debido a la gran ráfaga de viento que esta libero. Estos fueron a golpear contra la pared más cercana dejándolos fuera de combate.

Bueno por ahora eso los dejara dormidos un buen rato— dijo mientras que volteaba a ver si las estudiantes se encontraban bien pero la respuesta que este recibió fue completamente la opuesta a la que esperaba.
Oliver-senpai baka...!!!— gritaron las chicas al unisono mientras que "golpeaban" al chico el cual no hacia esfuerzo alguno por defenderse, luego de un rato las chicas se fueron molestas siguiendo las instrucciones de Agumon para estar seguras.
Qué demonios les pasa a esas chicas...— pronuncio aun confundido Oliver mientras intentaba encontrar respuesta alguna a su comportamiento.
A veces puedes ser algo tonto Ollie— dijo agumon mientras que se encogía en hombros —Bueno lo mejor será que sigamos deben haber aun muchos digimon salvajes por la academia— su compañero asintió y esta se monto sobre sus hombros para poder moverse más rápido usando el hechizo de velocidad de oliver.

Con gran velocidad y destreza el joven peliblanco se movía por la academia buscando mas digimon salvajes contra los cuales pelear antes de que fueran a lastimar a alguien, gracias a su magia este era capaz de esquivar a varias de las personas que corrían buscando un refugio. Pues esta le permitía moverse también por las paredes como si la gravedad no existiera y corría libremente sin el miedo de chocar o herir a alguien. Justo en ese momento un gran trozo de roca fue arrojado en dirección a Oliver el cual pudo esquivarlo con facilidad haciendo una pirueta en el aire para luego caer al piso sobre sus cuatro extremidades.

Qué rayos fue eso— dijo el chico el cual intentaba buscar a su agresor por el pasillo donde se encontraba pero no lograba divisar de donde había venido dicho proyectil —Que raro— pronuncio sin bajar la guardia junto antes de volver a esquivar otro ataque.
Arriba Ollie— grito Agumon la cual había dado con la localización de su enemigo, el cual se encontraba columpiándose en lo alto de las luces del techo usando uno de sus brazos —Es un Baboongamon— Aquel era un digimon primate bastante grande cuyo cuerpo se encontraba cubierto de una armadura de rocas.
Se ve algo molesto— dijo el humano mientras que notaba como este bajaba de golpe del techo y se disponía a atacar a Oliver nuevamente —Pues creo que este si sera un buen oponente— pronuncio mientras sonreía y se preparaba para la batalla.
No te confíes Ollie, el es más fuerte que los Scumon y lo sabes— pronuncio Agumon mientras abandonaba su forma humana y se preparaba para la batalla.
¡¡¡Grrr!!!!— gruño el gran digimon primate para abancalarse sobre ambos



Agumon esquivo el ataque moviéndose a un costado, mas Oliver decidió recibirlo directamente para poder frenar temporalmente los movimientos del Baboongamon mas eso fue inútil pues la fuerza de la embestida fue lo suficientemente potente como para hacer que el chico no pudiera contener al digimon y fuera lanzado asía atrás. El digimon primate se hartaba en ese momento de su primer ataque y golpeaba las placas de piedra de su pecho con gran fuerza para intimidar a sus dos oponentes. Más esto no hacía más que emocionar mas al joven humano el cual no volvería a retroceder en este combate. Oliver volvió a tomar su posición sobre sus cuatro extremidades cualquiera que lo viera en ese momento lo confundiría con una bestia salvaje pero para él era la forma más cómoda de luchar contra enemigos como Baboongamon, además de ser una vieja costumbre que adopto de su padre.

¡¡¡Triple Baby flame!!!— de las fauces de Agumon salieron disparadas tres bolas de fuego directo a la espalda del digimon enemigo el cual seguía celebrando y había ignorado la presencia de agumon tras de él.

Los tres proyectiles de fuego dieron en el blanco haciendo que el digimon soltara un fuerte aullido de dolor, enojado se dispuso a atacar a la reptil digital utilizando su cola y aunque los ataques eran fuertes y contundentes. La agilidad de Agumon la dejaba moverse con facilidad para poder esquivar cada uno de sus ataques de esta forma también dando oportunidad a Oliver para poder realizar su ataque, el cual no dejo de aprovechar la oportunidad y se dispuso a atacar con la misma técnica que había utilizado antes contra los Scumon pero esta vez la patada del joven fue frenada por el mismo Baboongamon el cual lo sujeto de su pie y lo lanzo con fuerza contra Agumon la cual no tuvo más opción que recibir el golpe para poder atrapar a su compañero.

Tsk...— Oliver intentaba incorporarse de nuevo lo más rápido posible antes de que Baboongamon volviera a atacar —Este tipo es más duro de lo que pensé— dijo mientras que notaba como el digimon no parecía siquiera sudar por la batalla.
Te lo dije este tipo de digimon es bastante fuerte— dijo Agumon mientras que se levantaba con dificultad —Ademas es un adult y yo solo soy una child, es bastante difícil serte de ayuda en esta batalla— pronuncio con algo de pesar en su voz.
Eso no es así Agumon— dijo el humano —Eres mi compañera digimon y mi hermana no importa el nivel en el que oponente este, juntos podremos derrotar a cualquier enemigo— pronuncio con una gran sonrisa en su rostro mientras se volvía a colocar en posición para pelear pero esta vez manteniendo una postura más parecida a la de un luchador de box y esta vez portando en sus manos el par de nudillos que solía emplear como arma.
Tienes razón...— dijo agumon mientras se preparaba para seguir luchando junto a su compañero —Le ganaremos a este cerebro de roca y a cualquier otro que se cruce en nuestro camino.
Eso quería oír— exclamo Oliver para volver a la pelea.

Tanto Oliver como Agumon esta vez se lanzaron contra Baboongamon esta vez en un ataque en conjunto, el gran digimon primate no tardo nada en responder a sus ataques utilizando su Mount Stone para disparar rocas desde sus brazos en dirección a ambos. Agumon las esquivaba con rapidez y se dispuso a disparar de nuevo su "Baby flame" contra el enemigos el cual esquivaba de igual forma las bolas de fuego. Mientras que Oliver golpeaba las rocas con sus nudillos haciendo añicos los proyectiles y aprovechando que agumon mantenía ocupado a su enemigo y usando su hechizo de velocidad nuevamente se posiciono detrás de Baboongamon para darle un fuerte golpe en su espalda donde justo lo habían golpeado las primeras Triple baby flames. Lo cual hizo que el digimon se enojara y arremetiera con un giro contra Oliver el cual fue golpeado por las piedras de su cola pero este se había cubierto con sus brazos los cuales habían recibido la mayor parte del golpe. Aunque fue un fuerte golpe el joven humano aun podía moverse mas sus brazos se encontraban lastimados por el último ataque de Baboongamon el cual no paraba de atacar a ambos con rocas haciéndolos esquivar y retroceder.

Agumon...!!!— grito Oliver para hacer que su compañera retrocediera y el pudiera efectuar su movimiento —¡¡¡Half Moon Kick!!!— exclamo mientras que efectuaba una fuerte patada la cual disparo una fuerte ráfaga de viento directo a Baboongamon la cual también arrastro sus propios proyectiles haciendo que estos impactaran contra el.
¡¡¡Baby Burner!!!— Agumon no le dio tiempo de responder al primate digital y disparo su ataque más fuerte un gran proyectil de fuego salio expulsado desde las fauces de la reptil digital y dio directamente contra Baboongamon el cual cayó al suelo envuelto en llamas.






 

Registrado
9 Jul 2020
Mensajes
3
Luego de despedir a la pelirosada, Renée se dirigió a la lista de participantes para saber su horario de combate.
— ¿Primero porque estoy inscripta? —. Preguntaba mientras observaba a su compañero digimon — Y segundo ¿POR QUE JUSTO AL MEDIO DIA? MIS PODERES SON EN BASE A LA LUNA D:< —. Decía la joven con mucha furia.
— Aaah seeeh, bueno yo te iba avisar… pero se me olvido jejeje —. Decía nervioso Gabumon.
— TE JURO QUE TE VOY PONER TU PATINETA DE SOMBRERO SI PIERDO POR NO AVISARME —.
— ¿AAAAH SIII? JUSTO VOS CHICHON DE PISO —.
— EXCREMENTO DE PITUFO —.

Renée intentó agarrarlo pero Gabumon fue rápido y la detuvo con una mano en la frente.
— JAJAJAJAJA ay que chiquita —.

En medio de su pelea, el presentador, anunció a los siguientes participantes, en donde, Gabumon pudo ver a la chica misteriosa de pelo rosado.
— Hey, es nuestra clienta y ya va a pelear —.
Eso llamó la atención de la joven de cabellos oscuros.
— Los siguientes luchadores serán, John y Bonnie Gardener —. Dijo el presentador — Muy bien comiencen —.
Renée observo con mucha atención la pelea, le pareció fascinante y al mismo tiempo intentaba memorizar el nombre de la chica, para agradecerle por su amabilidad.
— Wow pelea genial, quien lo diria, despues de haber caído tantas veces en las trampas del laberinto —. Dijo sorprendido el muchacho aún vestido de vampiro.
— Espero que gane… —. Decía concentrada.
La pelea fue brutal y duro varios minutos, parecía no tener final, ambos contrincantes eran igual de fuertes, pero el cansancio les gano, por suerte la pelirosada gano y tanto Gabumon como Renée festejaron la victoria de su querida clienta, pero, al instante de ganar, la campeona se desmayó, por lo que la llevaron rápido a enfermería.

— ¿Eh? ¿Pero que paso? —. Decía la joven con cara de preocupación.
— Parece que se desmayó, ambos en realidad, llegaron a su límite, pero estarán bien, tranquila —.
— Gabumon… ¿A que hora es mi combate? —.
— A las 12:00 ¿Por? —.
— Son 10:30 ¿podemos ir a verla antes? —.
— ¿Estás preocupada por ella?—.
— Ella fue muy amable con nosotros y creo que es agradable —
decía un poco avergonzada la joven.
— Esta bien vamos a verla :) —.
— Ah pero primero, vayamos a buscar a conejo creo que sigue colgado en el laberinto —.


Unos minutos más tarde, Gabumon y Renée arribaron a la enfermería.
—Escuche que lograste ganar, pero terminaste en la enfermería así que vine a ver como te encontrabas —. Dijo Renée nerviosa.
Pero al instante un gran estruendo se escucho afuera de la habitación.
— ¿Qué está pasando? —. Dijo Lopmon, mientras veía por la ventana.
— Parece que están atacando a la academia—. Le contestó Gabumon. — Debemos proteger la enfermería, no faltara mucho hasta que lleguen—.
— Yo puedo pelear, no voy a quedarme de brazos cruzados —.
Decía Bonnie decidida.
— No Bonnie, seguis debil despues de la pelea, nosotros con Gabumon vamos a ayudar afuera,Renée ¿Puedes cuidarla?— Dijo serio el compañero de la pelirosada.
— Si nvn —.
— Cuidate mucho chichón de piso —.

luego de decir esas palabras, Gabumon corrió rápido junto Lopmon para proteger a la academia.

— Aaagh no podemos quedarnos acá sin hacer nada, están destruyendo todo —. Comentaba Bonnie enojada.
— Podemos evacuar a los estudiantes mientras Lopmon y Gabumon pelean abajo, es igual de importante la seguridad de todos —.
— Perfecto hagamos eso, llevemos a las personas a un lugar seguro —.
 

Legends never die.
Registrado
25 Jul 2008
Mensajes
1,232
¡Teagan, tenemos que salir de aquí! ¡Ya salvamos suficientes personas, no vamos a resistir mucho más!
¿Estas loco? ¡Si no detenemos a todos tarde o temprano lastimarán a alguien!
¿Ya viste tus brazos? —exclamó perdiendo la paciencia de su voz— ¡Estás herida! ¡Tienes que curarlo ahora!
¡Ya dije que estoy bien!

Angemon separó los labios indispuesto a ceder. No había nada que odiara más en la vida que ver a Teagan herida. Le recordaba el pasado. Aquellos días cuando no había podido hacer nada por salvarla.

Fue entonces cuando el grito de Levi los sacó de su pequeña contienada. Desviando la atención de ambos hacia Tess, Shock y Kuwagamon, que estaba a punto de arrollarlos. Angemon fue el más rápido esta vez. Un resplandor de energía atravesó el espacio, impactando la dura coraza del digimon insecto, lanzándolo contra la superficie de las gradas. Creando la abertura suficiente para lograr volar hasta ahí, con Teagan tomada de su mano.

¡Tess! ¿Estás bien? ¿Shock está bien? —la azabache llegó corriendo cerca de ellos. Atenta a los movimientos del digimon insecto que se recuperaba del ataque, comenzando a mover sus tenazas contra el bastón de Angemon.
Estamos bien, gracias por venir a ayudar —respondió genuinamente aliviada la de cabello blanco. Colocándose en pie, mirando en todas direcciones. Analizando la situación.
Kuwagamon no será fácil. Deberías quedarte atrás o reunirte con tu primo mientras lo detenemos. Lo mejor que se me ocurre hacer en este momento es mantenernos juntos.
Me preguntó si esto sólo está pasando aquí. No hemos recibido ayuda externa. Solo los estudiantes y profesores que se encontraban a cargo del torneo— la mirada rubí de Teagan repasó la mirada a lo ancho de la plaza. Notando por primera vez que Jansen tenía razón. La marea restante de digimon salvajes era contenida por el mismo grupo de personas., y una mirada rápida hacia los accesos era suficiente para notar que nadie más se añadiría a la pelea. “¿Qué es lo que está pasando afuera?”
¡Tea...! — el grito de Angemon atrajo su atención de vuelta. Ahí donde continuaba repeliendo los ataques del digimon rojo—. ¡Será mejor que no te acerques, si las tenazas de Kuwagamon te atrapan te partirá en dos!

Pero la mirada encendida de la azabache argumentaba todo lo contrario.

Tess, ten cuidado.

Casterly chistó los labios irritada. A sabiendas de que sus próximos movimientos le costarían un sermón monumental. Tan pronto observó una abertura entre el forcejeo de los seres digitales. Sus pies se movieron al instante, deslizándose por debajo del insecto, lo suficientemente rápido para evitar el aleteo de una de sus garras y posicionarse detrás. Un golpe, solo necesitaba un golpe más. Cerró el puño con fuerza soltando un gruñido para alertar a su compañero para quitarse del frente mientras lo golpeaba, causando que el digimon salvaje se precipitara de bruces contra la barda de las gradas, y la inercia de su peso lo volcaba por el borde, hacia las plataformas.

Por un momento una media sonrisa apareció en los labios de la azabache. Pero el sonido de las alas gigantes le dejó claro que eso estaba lejos de terminar. Angemon se colocó como escudo al frente de su compañera. Pero un movimiento inesperado cambió el curso del insecto arrementiendo contra ella, lanzando un un zarpazo que alcanzó a rasgar el abdomen de Teagan. Haciendo jirones su top, a pesar del salto hacia atrás que ella hizo para poner tierra de por medio.

Las heridas de sus brazos comenzaban a arder y los hilos de sangre en la carne abierta de su torso se deslizaban contrastando con su piel pálida mientras refunfuñaba desde el piso. Su estilo de pelea claramente nunca había sido el más refinado. Heridas expuestas, sangre, huesos rotos, magulladuras, hematomas. Esa era su vida. Dolía como un carajo. Pero al menos estaba acostumbrada a verlo. Así que mientras miraba hacia el cielo, con el tiempo corriendo muy lento, y echaba la cabeza hacia atrás. La mirada alarmada de Tess y el ceño fruncido de Levi a la distancia le sorprendió lo suficientemente para hacerle saber que tenía que moverse. ¿En qué momento Jansen había logrado llegar junto a su familiar?

Dos flechas de Tess rasgaron el cielo impactando sobre la coraza del insecto. Y Teagan entendió el mensaje, levantando la mirada para observar a Angemon volando por encima del graderío. La magia en sus piernas se encausó tan rápido como pudo, permitiéndole correr en dirección de los otros estudiantes. Y acto seguido el bastón de Angemon hizo lo propio, precipitándose desde el cielo contra Kuwagamon en un ataque certero que levantó una nube de escombros.

El cuerpo de Casterly llegó barriéndose por la zona. Librando por poco el área de impacto. Tenía el cuerpo maltrecho, heridas abiertas y una mueca de dolor en sus finas facciones, pero era capaz de moverse. Su mirada subió hacia el cielo justo en el momento en que Patamon se precipitaba en dirección a ella, extendiendo sus manos para atraparlo aún sentada en el piso.

Oficialmente estaban fuera... al menos por un tiempo.

El rostro de Tess era de preocupación absoluta, mientras Teagan se acercaba con una apariencia por demás dantesca, entre sangre y restos de ropa que dejaban más piel de la permitida al descubierto. Llevaba a su compañero dormido en brazos y sin mediar palabra, se dejó caer detrás del par en la grada próxima.

Estás... ¿Estás bien? —preguntó. Pero no era la voz de la de cabello blanco, si no del rubio que mantenía la mirada al frente. Al notar el lapsus de su prima.
Tenemos que ir a la enfermería, o algún hospital— reaccionó Jansen, con voz dura. Volviendo su vista de inmediato. Tensando su arco una vez más para alejar con disparos a todo ser que se acercara lo suficiente a Coredramon.
Estoy bien —aseguró la maga física, concentrando su energía en comenzar a cerrar las heridas más profundas. Suspirando pesadamente—. Solo necesito quedarme quieta más de cinco minutos, para variar—sonrió.

Lo decía de verdad. Su intención era genuina. Lástima que la situación estaba lejos de mejorar, cuando el arma de Dinohumon apareció girando de prisa contra ellos, en un ataque perdido.
El primer reflejo de Knight fue abalanzarse contra Tess con un Jumper de sus manos. Y el de Teagan, interponerse en el camino, empujándolos a ambos fuera del alcance del filo. Sumando un corte más, a lo ancho de su espalda, mientras caía de lleno sobre el concreto, respirando con dificultad.

La espada continuó su camino, incrustándose más allá al fondo del estadio. Su primera idea fue colocarse en pie, lista para el contraataque. Pero sus piernas no reaccionaron. Tenía que mantenerse despierta. perlo la cabeza comenzó a darle vueltas. Sus ojos se clavaron en Patamon, y en el par de estudiantes al frente. Sonriendo antes de perderse en la espesa bruma de su mente, llena de oscuridad y silencio, escuchando el eco de la pelea de Coredramon cada vez más distante. Sin poder mantenerse despierta ni un segundo más.

Se había desmayado.



Blair Blair es mi forma de estrechar lazos y decirles que ya los quiero c: (?)
 

Registrado
21 Jun 2010
Mensajes
84
Battle Music

La pelea dio inicio en entre estos dos jóvenes junto con sus compañeros, ambas parejas corrieron el uno contra el otro, Chen realizó un pequeño conjuro de viento mientras los circulos mágicos aparecían en ambas manos sin embargo la destreza con la espada de Zhong no se hizo esperar y procedió a atacar al azabache con una estocada rápida y precisa que Chen gracias a sus reflejos pudo esquivar y al mismo mascullar su mala suerte por andarse batiendo en duelo con un espadachín tan hábil como su rival. Zhong siguió atacando a Chen con su espada sin darle la oportunidad al segundo de ejecutar algún ataque mágico, tal parece que Zhong ha entendido la debilidad de su rival, su carencia de habilidad en las artes marciales y los combates cuerpo a cuerpo, si bien el azabache retrocedía y esquivaba como podía era gracias a sus reflejos rápidos gracias a sus años de hacer trabajos que requieran algún tipo de resistencia. Al mismo tiempo Devimon lanzaba rayos oscuros de sus garras contra Dorugamon, el demoníaco digimon logró acortar la distancia con su rival y extendió sus filosas extremidades para atacarlo, el compañero de Chen comprendió que eso era peligroso y no podía permitir que le toque o sería un problema. Chen retrocedió un poco no obstante recordó que estaba en un edificio a mas de 50 metros de altura y que un paso en falso significaría una muerte segura.

-Toque maligno – el digimon oscuro logró rasguñar el pecho de Dorugamon quien solo pudo gruñir de la frutración pero eso no lo detuvo porque al instante abrió sus fauces disparando una esfera de metal que le dio de lleno al malvado digimon haciéndolo retroceder, el compañero de Chen se quejó de dolor cerrando un ojo, mas bien era un ardor, como si le estuvieran quemado las entrañas, pero no podía darse el lujo de perder, le estaba retribuyendo a Chen, a su maestro y todo lo que hizo por él incluyendo la bondad que le ha dado a sus hermanos, Dorugamon sacando fuerzas se abalanzó sobre Devimon propinándole una gran embestida que logró aturdirlo. Para Zhongh esto no pasó desapercibido

-¡Devimon, pedazo de mierda ni se te ocurra perder o te cortare las alas! – exclamó Zhong molesto de que su digimon estaba perdiendo, Devimon por su parte no pudo evitar mascullar los dientes y mostrar una muestra de disgusto, Chen observó la actitud reprochable de su rival ese tipo no merecía tener a un digimon de su lado, aunque este tuviese atributos oscuro – yo Zhong no perderé! – su espada emitió un brillo morado y la blandió al aire dejando escapar una ráfaga de energía del mismo color que se dirigió a Chen quien a su vez lanzó de una vez por todas al extender ambos brazos al frente una ráfaga fuerte de viento que fue capaz de repeler el ataque de energía que lanzó el castaño con intenciones malvadas, pero eso no lo detuvo siguió lanzando sus ráfagas, por suerte para Chen ahora la pelea era distancia, su momento de tomar la ventaja ha iniciado


-Espíritus de la naturaleza que me otorgaron el poder del viento, convocó la voluntad de azotar la tierra y mover las montañas – Chen al recitar esas palabras sus círculos mágicos se llenaron de mas runas y las corrientes de aire se intensificaron logrando regresarle a Zhong sus ataques, quien al verlo no tuvo más remedio que esquivar y una de sus ráfagas le tocó la mejilla, furioso porque un muerto de hambre tenga la ventaja por estar a una distancia considerable decidió hacer una jugada nada limpia

-¡Devimon!-

El oscuro ser quien peleaba con aquel reptil morado volador de gran tamaño escuchó el llamado y consiguió invocar unos pequeños murciélagos que rápidamente rodearon a su rival, quien al verse atrapado intentó zafarcelos rasguñándolos con sus garras y mordiéndolos, el plan de distracción funcionó ahora Devimon tenia via libre para ayudar a su amo de forma injusta, batió sus alas y se abalanzó contra Chen, el viento no era lo suficientemente fuerte como para detener a Devimon que logro acortar distancia con el azabache quien no pudo hacer nada cuando el oscuro digimon le dio un zarpazo hiriéndolo en el brazo haciéndolo sangrar, el cuerpo humano es bastante fragil


-!!!!!!!!Tsk!!!!!!!!-

-¡¡¡Maestro!!! –Dorugamon mordió un murciélago de la rabia al ver que no pudo detener a Devimon quien había logrado herir a su amo. Chen se sujetó la herida del brazo izquierdo con su derecha mientras retrocedía mascullando los dientes ante la imponente presencia del digimon oscuro y la sonrisa con sorna que daba Zhong al ver que su plan funcionó, ahora solo falta el ultimo golpe, Chen ya lo estaba viendo venir, ¿este iba a ser su final? ¿Estos individuos iban a salirse con la suya? El siendo un don nadie no se preocuparían en averiguar siquiera como murió, un final miserable…

-¡¡Son unos malditos tsk!! – Chen cerró un ojo mientras hacia presión en su herida, dolía bastante y ante ese digimon tan cerca no podía pensar en un plan para contrarrestarlo, al menos de momento sin embargo… - ¿ustedes fueron todo el tiempo cierto?, no solo Gomamon, tienes mas digimon esclavizados por ti y tu familia se dedican a la trata de digimons de forma clandestina –

-Jajajajajajaja – Zhong rió estrepitosamente ante la ocurrencia de su rival derrotado y viendo que estaba a nada de la muerte se lo diría, total que puede hacer un muerto, absolutamente nada – Es verdad, tus suposiciones son correctas mi familia vende digimons al margen de la ley a la gente rica que solo los quiere para su diversión, no me importa sabes? Ser un tamer, hacer amistad con un digimon y cositas así son mierda, lo único que me importa en esta vida es el poder y el dinero – sonrió – algo que tu nunca tendrás porque este es el momento de tu muerte. Ahora Devimon termina con su miserable existencia de una buena vez.- su orden fue obedecida a pesar de que el ser oscuro miraba a Chen sin ninguna pizca de emoción o remordimiento de sus futuras acciones a pesar de haber escuchado que literalmente a su amo no le importa su bienestar, Chen lentamente retrocede hacia atrás al mismo tiempo en que el oscuro digimon se acercaba más a él, pronto el azabache no tuvo a donde correr porque había retrocedido hasta el barandal del edificio.

-Tu… ¿en verdad, estás bien con esto Devimon-san? – preguntó Chen al digimon oscuro. Pero que estaba haciendo? Había enloquecido a escasos minutos de la muerte? Enserió? Razonar con un digimon que solo es oscuridad y maldad en todo su ser?, Zhong vio la jugada de su enemigo derrotado y no evitó soltar una risita de autosuficiencia, para el Chen estaba oficialmente loco, pero que mas da estaba a punto de morir.
Por su parte el digimon oscuro miró a Chen nuevamente esta vez con semblante que mostraba un leve deje de sorpresa, un humano preocupándose que no es su tamer preocupándose por el? Nunca en su vida alguien había expresado eso por el, sus amos siempre lo trataron con crueldad no exento de amenazas desde que era un pequeño Pagumon, simplemente no lo comprendía, no entendía porque alguien que está a punto de morir le expresaba ese sentimiento hacia el. Zhong se percató de eso, será arrogante y todo pero no es tan idiota como para no haberse dado cuenta de lo que acaba de pasar, ese maldito de Chen que tramaba, volver a su digimon en su contra? Es imposible, es suyo le es leal es su herramienta que le ha servido todo este tiempo, un digimon oscuro que no conoce la misericordia o el perdón, sus datos oscuros lo han corrompido o eso creía el.



-¡¡¡Que estas haciendo!!! Matalo ya!!! O te voy a…!! – Zhong estaba desesperándose.


-Te admiro – dijo Chen al ser oscuro quien de nuevo se extrañó por el comentario – a pesar de tu naturaleza, toleras a este individuo que no ha mostrado más que crueldad contigo, no me extraña que los de tu tipo desprecien a la humanidad y a otros digimons - cerró los ojos levemente sonriendo ante su inminente final, lo tenía que decir y lo dijo

-Humano, no me odies por esto, pero debes morir – Devimon preparó su ataque de garra oscura para finiquitar al azabache.


-Solo te dire algo antes de que me mates - Chen abrió los ojos mirando fijamente a los ojos rojos de Devimon quien ya estaba a nada de darle el golpe de gracia – En este mundo, hay un ser más malvado que tu… Es el propio ser humano - concluyó Chen, sin arrepentimientos. El motivo de sus razones para haberse expresado asi: Para que decirlas si su muerte esta próxima.










Ufff hasta aquí. Siguiente Post el climax.
 

スパークル

Levi ponderó sus opciones rápidamente y finalmente se decidió por lo que parecía mejor para todos: retirarse. Con la otra estudiante en ese estado, además del peligro que corría tanto él físicamente, como su familiar debido a la inferioridad numérica y de poder en general, no se sentía cómodo alargando mucho más ese combate. Activó su habilidad mágica que permitió anular el sonido por completo para sus aliados, tras lo que hizo uso de su Sonic Scream; aquella estrategia inmovilizó temporalmente a Dinohumon y Gorimon.

¡Coredramon! – Tras permitir que todos volvieran a escuchar, Knight llamó a su camarada, quien batió sus alas rápidamente para alzar el vuelo, acercándose aún más a los dos digimon aturdidos. Giró su cuerpo para golpear con su cola al primero, mientras que el segundo fue embestido por un torrente ígneo que salió de la boca del dragón. – Tess, dame a Shock y llévate a tu amiga, no es buena idea que Coredramon la cargue en ese estado.
Vale. – La albina se apresuró a desatar la correa del can de su cadera y el Shiba corrió hacia el rubio apenas éste se golpeó el pecho con las manos en una señal fácilmente reconocida por el animal. Shock saltó hacia la zona “marcada” por Knight y el varón lo atrapó entre sus brazos, tras lo que saltó con ayuda de su Jumper, Coredramon voló rápidamente hacia él y lo tomó cuidadosamente con sus manos.
¿Tess?
Ya nos alcanza, asegúrate de que nadie se acerque a ella mientras tanto. – El dragón se giró nuevamente al escuchar aquello, sobrevolando la zona y disparando fuego hacia cualquier ente digital que no fuera un aliado y se acercara con intenciones agresivas hacia Jansen y la inconsciente Casterly. – ¡Rápido Tess! – Gritó el familiar de la albina, siendo acompañado por insistentes ladridos del Shiba.
Ya sé, ya sé. – Soltó la aludida, guardando su arco y extrayendo el digivice que contenía el espíritu del viento; su mano se rodeó de una cinta de datos, la cual pasó por la parte superior del aparato, su cuerpo se vio rodeado de una luz lila y ligeras corrientes de aire aparecieron también a su alrededor. Cuando la luz se desvaneció, su cuerpo se había transformado a ese de la guerrera legendaria de viento.

Fairymon se acercó a Teagan con cuidado, casi como si su sola presencia fuera a lastimarla aún más; acomodó al dormido Patamon cuidadosamente sobre la azabache, procurando que éste no reposara sobre alguna de las heridas más graves de la maga física y acto seguido la cargó delicadamente con sus propias extremidades. Las manchas de sangre llegaron rápidamente a su cuerpo y armadura, pero trató de ignorarlo momentáneamente a pesar de la preocupación, puesto que no estaba dispuesta a dejarla allí.

Resiste, por favor. – Batió sus alas y comenzó a volar en dirección a Coredramon, el dragón fungía como un escudo de carne para el hada y la otra estudiante, evitando que cualquier ataque lanzado desde el suelo les alcanzara mientras buscaban retirarse.
¿Está viva? – Cuestionó Levi a su prima, quien asintió con un movimiento de cabeza a la par que pegaba el cuerpo de Casterly con el de ella suavemente. Bajó la mirada para ver a la inconsciente Teagan y al mismo tiempo a Patamon, ambos respiraban lentamente, evidenciando que seguían con vida a pesar del cansancio o sus heridas.
Curó algunas heridas antes de protegernos del último ataque, pero no he visto mejoría desde que se desmayó… – A pesar de que sus ojos no eran visibles debido al visor que portaba en esa forma, Levi podía imaginar la preocupación que sería clara en su mirada.
Vámonos ya. – Sentenció Coredramon, a sabiendas de que no podía mantener su forma evolutiva indefinidamente. Fairymon asintió y voló a la par del dragón, manteniéndose a una altura en la que éste pudiera seguir fungiendo como escudo físico, ya que ella tenía sus manos ocupadas en sostener a Teagan y no podría defenderse sin hacer movimientos bruscos, mismos que prefería evitar por el estado de la maga física.

Internamente agradeció estarse alejando del estadio el cual, debido a las múltiples peleas, ya se encontraba en llamas y el calor calaba enormemente en la albina. Levi utilizó su radar para ubicar alguna zona donde no hubiera personas o digimon e instruyó a Coredramon a dirigirse hacia allá. El digimon perdió su evolución y cayó al suelo entre jadeos, con Levi reaccionando apenas a tiempo para evitar que su cabeza golpeara duramente contra el concreto; se ató la correa de Shock al pantalón y tomó a Dracomon entre sus brazos, tras lo que buscó con la mirada a Fairymon – ésta también parecía cansada.

Tenemos que descansar en algún lado.
No al aire libre. – Rebatió su familiar rápidamente, quien seguía sin soltar a Casterly. El rubio chistó, la escuela en general estaba siendo atacada por digimon salvajes, pero parecía que ciertas zonas aún no habían sido alcanzadas; eso no significaba que fueran seguras, ya que eventualmente podrían llegar hacia allá, sin embargo, era su mejor opción en ese momento, considerando el estado en el que se encontraba la mayoría. Incluso él necesitaba un descanso, la garganta le dolía y su energía estaba peligrosamente baja, no sabía si podría usar su magia nuevamente sin perder el conocimiento.
Las residencias, creo que no están bajo ataque, al menos no todavía.
No es ideal, pero puede ser suficiente por ahora, después de que descansen podremos evacuar. – Accedió el hada, bajando la mirada nuevamente para estudiar el rostro de Teagan, sentía una urgencia incontrolable por ayudarla y curar sus heridas. El grupo se movilizó nuevamente, esta vez un tanto más lento que antes debido a la pérdida de Coredramon, pero no se detenían y buscaban evitar las áreas donde claramente algo estaba pasando; tras unos veinte minutos llegaron a su objetivo: la habitación de Tess.

El hada evitó las escaleras, disculpándose con su primo por no ayudarle a subir en ese momento, aterrizó frente a su puerta y meditó la mejor forma de hacer lo siguiente. No estaba segura de poder cargar a la maga física sin ser Fairymon, no tenía la misma cantidad de fuerza y eso le molestaba un poco, pero tampoco podría abrir la puerta (sin romperla) en ese estado. Maldijo por lo bajo y terminó por hacer lo segundo, después de preocuparía por el costo del arreglo.

Se adentró en el lugar y colocó a Teagan cuidadosamente sobre su cama, perdiendo la forma de Fairymon en el instante siguiente. Se movilizó por su habitación entre jadeos, buscando y tomando cosas de todas partes, mismas que podría usar para limpiar las heridas de Casterly, miró de medio lado para asegurarse de que tanto ella como Patamon seguían respirando, tras lo que continuó con su cometido. Unos minutos después Levi llegó al lugar, tumbándose en el suelo cerca de la puerta con Dracomon a un lado.

¿Necesitas ayuda? – Jadeó, había usado demasiado su magia y ahora se sentía tan cansado como si acabara de correr un maratón.
Solo asegúrate de que los digimon que estaban atacando no se acerquen o tendremos que buscar alguna forma de huir en este estado… Y creo que ninguno puede hacerlo en este momento. – En ningún momento dirigió la mirada a su primo, ya estaba limpiando las heridas de Teagan tras asegurarse de que las hemorragias habían parado. No tenía ni idea de cómo funcionaba esa habilidad de la otra estudiante, pero al menos parecía que podía evitar que se desangrara y eso la relajaba un poco.

Jansen se sentó a un lado de la cama una vez hubo cubierto todas las heridas de Teagan, incluida la de la espalda, en ese momento la maga física se encontraba recostada sobre uno de sus costados, puesto que era la mejor posición debido a sus heridas. Tess la miró con preocupación nuevamente y luego recargó su frente en el borde de la cama, sosteniendo una de las manos de Casterly suavemente y pidiendo internamente que mejorara pronto.

Levi cerró lo que quedaba de la puerta dañada y se esforzó por atravesar el librero de su prima al frente, bloqueando así la única entrada a la habitación en sí, acto seguido se recargó nuevamente en la pared y finalmente cayó rendido preso del cansancio. El silencio inundó el sitio inmediatamente, con el trío de estudiantes inconscientes, al igual que los dos digimon que les acompañaban. Shock parecía finalmente comprender la gravedad de la situación y yacía tumbado a un lado de Levi con las orejas gachas.


Yaomomo Yaomomo hemos huído, sigo llorando internamente por Teagan ;w;
 

Registrado
9 Abr 2018
Mensajes
146
Al día siguiente, Jhon se había levantado con los primeros rayos de sol. En la otra cama que había en su cuarto, no vio a Samantha, lo que le hacía suponer que habría ido a la cama de Alice para hablar con ella de cosas de chicas probablemente. Para la joven, la progenitora del rubio, era más bien como una amiga o una confidente, además de ser su "ama".

El ojiazul se estaba cambiando, se puso un bañador y una camiseta y se dispuso a ir a buscar su tabla de surf para ir a la playa un rato. Siempre le había gustado estar a pocos minutos del mar y junto a su amor por el surf, se sentía muy afortunado de que su casa estuviese en aquel lugar. Cuando pasó por delante de la puerta de la habitación de su madre, escuchó que ella y Samantha estaban hablando. Al parecer la forma humana de blackgatomon, se sentía culpable por el mal momento que le había hecho pasar la noche anterior a su compañero:

- Ahhh pequeña, yo no me preocuparía- le dijo a punto de reirse Alice.
- Pero alguien como yo no debería meterse con su a...- la rubía pensó en la palabra que iba a decir y se entristeció.
- Hey cariño, creo que sabes lo que pensamos de ti y estoy feliz de los progresos que llevas hechos en estos dos años que nos conocemos- explicó la mujer mientras abrazaba a la ojiazul- aunque supongo que aquello que te hicieron no es fácil de olvidar.
- Pero ninguno os mereceis que os denomine como a aquellos que me hicieron tanto daño- dijo todavía triste la joven.
- Y jamás volverás a pasar por eso, Sam. Además, personalmente, tengo mucho que agradecerte- respondió la madre de Jhon.
- ¿Por qué? Además, recuerda "esos" momentos que os he hecho pasar, por culpa de mi naturaleza- recordó cabizbaja la rubia.
- ¿Sabes? Esa otra naturaleza tuya me gusta, con ella eres una mujer fuerte y segura de ti misma, aunque no puedas controlarla y te invada ese deseo sexual- dijo alice quitándole importancia. - Además que Jhon sea quién te ayude, le ha ayudado también a el a dejar atrás su temor de intimar con las chicas o al menos esta aprendiendo a hacerlo contigo- le confesó guiñándole un ojo.
-Es cierto, y no se porque tiene ese temor es muy guapo, es un caballero y debe ser un amante excelente porque no se como consigue hacer que vuelva en mi en esas situaciones sin necesidad de...!AHHHH, LO SIENTO!-se sonrojó la ojiazul.
- JAJAJAJA- rió la mayor- Ahhh cariño ¿Sabes? Yo pienso lo mismo, pero no se lo digas a Jhon- dijo guiñándole un ojo a la joven.

En el exterior de la habitación, el rubio estaba escuchando la conversación, aunque eso último lo sonrojó y pensó que lo mejor sería dejar de escuchar y hacer lo que tenía previsto hacer. Así que bajó a la puerta de entrada de la casa, dejó una nota colgada en la puerta en la que decía que estaría en la playa. Tras esto fue al garaje, cogió su tabla de surf y se dirigió a la playa.

La playa a esas horas estaba tranquila, aunque había olas que era posible surfear, así que el rubio se puso a ello. El practicar aquel deporte eliminando el factor competitividad le relajaba, aunque en su cabeza aún aparecian las palabras que había escuchado entre Samantha y Alice. No le provocaban pensamientos desagradables, simplemente eran pensamientos. Ni Jhon sabía porque tenía tanta vergüenza de estar cerca de una chica, aunque si que era verdad que había cambiado algo en ese aspecto al tener que lidiar con la naturaleza lujuriosa que, en ocasiones ,se apoderaba de su compañera. Era verdad que antes de haber conocido a blackgatomon, no sé había implicado tanto con un digimon, ni había convivido tanto tiempo con uno. No era ni mucho menos que los odiara, pero quizás nunca se había sentido preparado para tener uno de compañero. Además, el rubio tuvo que informarse de todo lo concerniente a los Digimon tipo virus y una de las cosas que descubrió es que eran las ovejas negras entre los seres digitales. En otro orden de cosas, lo que le sorprendía al rubio, era el hecho de la digievolucion, sabía muy bien que a su compañera le horrorizaba el hecho de digievolucionar, pues su última fase era la conocida demonio de la lujuria y temia que si acababa así su naturaleza lujuriosa la controlaría para siempre y eso haría que tanto su nueva familia como Jhon la abandonarían. La voz tanto de su madre como de Samantha que se oía a lo lejos lo sacó de sus pensamientos.

- Jhon, cariño hemos pensado que venir aquí a desayunar sería una buena idea vamos ven- le gritaba Alice desde la orilla

El rubio se acercó a la orilla y se sonrojó al ver a Samantha con un sensual bikini rojo:

- Samantha llamando a Jhon- dijo la rubia dándole un sandwich y una botella de zumo.
- Creo que le sorprendio tu atuendo- le respondió Alice al borde de la carcajada.- Estas preciosa y muy sexy.
- Ahhh no me digas eso- se sonrojo la ojiazul.
- JAJAJA te pillé con la guardia baja- se rió la madre de Jhon.

El rostro del surfista además de sonrojado, parecía cansado y bajo sus ojos habia cierto rastro de ojeras:
- Hijo estas horrible- dijo su progenitora
- Lo siento, fue mi culpa esta noche he tenido pesadillas y Jhon se despertó varias veces para tranquilizarme y al ver que no cesaban se metio en mi cama para dormir conmigo, pero eso aunque eliminó las pesadillas, que Jhon estuviese tan cerca de mi...- se sentó en la arena y comenzó a llorar.
- Oye, oye las pesadillas no son tu culpa y no me ha importado ayudarte a acabar con ellas- le respondió su compañero pasándole el brazo por los hombros cosa que hizo con algo de timidez por la belleza de la chica, pero lo que no soportaba bajo ningun concepto era que llorase.
- Siento haber soñado cosas contigo cuando te metiste en mi cama, no está bien.-dijo rompiendo a llorar y abrazando a Jhon.
- No...no...importa, los sueños nadie puede controlarlos- balbuceo el ojiazul puesto que los generosos senos de su compañera digital estaban tocándo su torso.

Esto tambien hizo que tuviese un embarazoso accidente así que separó a su compañera de él y se fue a hacer como que tenía que revisar su tabla. Aunque eso hizo que la de piel morena se lo tomara como que se había enfadado con ella y fue hacía Alice a abrazarla:

- Oh no cariño, Jhon no se ha enfadado contigo- dijo casi riendose y le susurro al oído lo que le había pasado de verdad al rubio.
- AHHHH Lo siento, no quería hacerle eso- se sonrojo avergonzada la chica.
- No es malo, es más, es normal te he dicho que estas muy sexy- Le piropeo Alice.
Tras un rato Jhon volvió con las dos mujeres y acabó su desayuno:
- Por cierto Sam y Jhon, está mañana temprano el director de la academia, me llamó al móvil. Ya que, no respondía ninguno de los dos.- les informó la mujer.
- Vaya que recuerdos la academia...-dijo la rubia con nostalgia.
- Y ¿qué quería?- preguntó el ojiazul.
- Parece ser que envió a la ciudad a un alumno a buscarte.- indicó la madre del rubio.
- Bueno pues no le hagamos esperar, volvamos a casa, preparémonos y vayamos a la ciudad. - respondió el joven.

Al cabo de una hora, ambos jóvenes y Alice estaban preparados y la motocicleta de Jhon cargaba un pequeño equipaje para el tiempo que pudieran estar fuera:
- Madre, lo siento hubiese querido poder quedarme hasta que padre viniese, pero no quiero hacer esperar a quién haya mandado el director.- se disculpó Jhon.
- No os preocupéis, además no creo que Rex tarde mucho- sonrió su madre.

En condiciones normales al dúo les hubiera costado mucho más llegar al punto de encuentro, pero hacía poco que se habían instalado unos túneles en los que se había implementado, la magia del teletransporte. Al llegar al punto, en el que se suponía estaba aquel alumno no vieron a nadie, así que los dos rubios bajaron de la motocicleta para estirar las piernas. De repente, un chico se acercaba a la rubia, pero está no parecía intimidarse por ello es más, estaba tranquila. El chico le dedicó unas palabras y la forma humana de la Digimon felina le dedicó una sonrisa y le dijo que estaba bien y tras disculparse con el rubio por haber interrumpido su paseo se alejó de ellos sin más.
- ¿Quién era ese chico?- le preguntó su compañero con curiosidad.
- En verdad, no lo conozco demasiado, solo sé que lo vi una vez durante una de las partidas de cartas que él jugaba- dijo algo triste Samantha- pero ese chico es más parecido a ti, trata bien a los Digimon, es más, creo que también tiene una compañera tipo virus.

Jhon iba a preguntarle a su compañera más cosas sobre ese chico, pero pronto llegó a sus oídos la voz de un joven que parecía tremendamente enfadado con alguien, aunque poco después, de la Costa, supo exactamente con quien:

- Chico, odio tener que decirlo, pero si he llegado a saber algo del director es que nunca habla por hablar- suspiró Jhon.

Aquel chico iba acompañado por otro y al parecer, no sabía gestionar muy bien su ira y solo se dedicaba a maldecir al director. El ojiazul intentaba interaccionar con el chico enfadado pero le fue imposible. De repente, una estructura de metal cayó cerca del dúo. Al parecer había sido un digimon salvaje así que su iracundo compañero fue tras este, mientras que el rubio se dirigió a por su motocicleta para moverse más rápido:
- Esto no me gusta. - le dijo preocupado Jhon a su compañera.
- Puede haber más gente en apuros o más digimon salvajes.- contestó ahora una blackgatomon recién transformada
-!!!Socorro!!!- gritaba una niña pequeña a lo lejos.

Un trio de roachmon estaba molestando a una niña de unos 7 años, pero rápidamente se convirtieron en dos, pues la de tipo virus arrolló y estrelló a uno de ellos contra una pared:
- Vamos niña ven- le dijo Jhon bajando de su vehículo. Ella corrió hacia el y cuando vio a su madre se fue con ella, todavía algo temblorosa dándole las gracias.
- Oye humano nos has quitado nuestra diversión- se quejó uno de los roachmon.
- Hermano ¿Estas bien?- dijo el otro mirando al insecto que había impactado contra la pared.- ¿Cómo te atreves? Ahora verás ¡Vuelo rasante!
- ¿En serio? - dijo asombrado el ojiazul, mientras veía como caía un sofá viejo y destartalado a pocos metros de donde estaba el.

El rubio había olvidado sus armas en casa, aunque tampoco pensó en que las necesitara, además no le gustaba la idea de pelear, aunque en esa ocasión no podía quedarse con los brazos cruzados, aunque quizás, el ataque tan peculiar de aquellos Digimon le diera una forma de atacar:

- Blackgatomon, vuelve los sacaremos de esta zona- gritó el humano a su compañera digital acercándose con su motocicleta.

La felina después de intercambiar algunos golpes terminó de noquear a uno de los Digimon insecto y subió a la motocicleta, detrás de Jhon de un salto.

- Vamos, creo que he atraído la atención de los otros dos- informó la Digimon oscura al ojiazul.

La motocicleta avanzaba con dificultad, ya que mucha gente corría despavorida y los roachmon no dejaban de ponerle obstáculos lanzandoles basura.

- Blackgatomon, no creo que esta gente corra solo por los roachmon. -dijo preocupado el rubio.

Había más destrucción por donde estaban llegando, pero algo que hizo que el motorista se detuviese fue el ver la pelea de dos Digimon y dos humanos, así que se dirigió hacia ellos.

@
Akira: mi personaje se está acercando a tu ubicación puedes interaccionar con el si quieres.
@
Dylan Ardilla: he interactuado con tu personaje
 

I really don't care
Registrado
22 Dic 2015
Mensajes
210
Las personas corrían despavoridas de lugar, los digimons presentes comenzaron su ataque. En cuestión de minutos los múltiples puestos no eran mas que fragmentos esparcidos por todos lados, Lya observó con cuidado a los digimons mientras trataba de buscar una respuesta hacia su repentino comportamiento, algunos simplemente atacaban al azar y otros trataban de embestir a las personas que huían. Para muchos aquella situación era un completo misterio ¿Como habían llegado a la academia? ¿Por qué habían decidido hacerlo? Algunos de ellos ni siquiera podían considerarse violentos.

¡Hime-sama!— el grito de su compañera la hizo volver a la realidad, un Monochromon corría hacia ella, por suerte su reacción fue rápida. Levantó sus manos, el digimon repentinamente se detuvo. —¿Esta bien Hime-sama?— su compañera se situó a su lado y observó como el digimon dinosaurio gruñía con furia tratando de moverse de forma desesperada, que extraño ellos nunca actuaban de forma tan agresiva.

Es muy pesado— se quejó la chica mientras hacia un esfuerzo por mantenerlo a raya. Sus habilidades podían ser muy útiles con objetos livianos, pero con un digimon de semejante tamaño requería un gran esfuerzo por su parte, movió sus manos hacia el frente como si empujara algo, el digimon se vio despedido en la misma dirección estampándose contra un muro.

Ha mejorado mucho— reconoció Gatomon que aun permanecía en su forma humana. Hasta el momento no se había visto obligada a tomar su forma digimon. Realmente no le agradaba tener que dejar su posición de maid, pero si era por el bien de su protegida lo haría, solo ese era su único propósito, protegerla.

No muy lejos de ellas Fusther y Kyubimon se encargaban de algunos Stegomon, no parecía ser un problema para ellos. Gracias a su magia el rubio no tardaba un par de minutos en dejarlos fuera de combate con el apoyo de su compañera, esto llamaba la atención de muchos otros que se adentraban en la pelea con la esperanza de dejarle fuera de combate. Muchos comenzaban a aglomerarse a su alrededor y este comenzaba a mostrar dificultades pues a pesar de mostrarse muy habilidoso le superaban en numero por mucho.

Hime-sama, debemos movernos ...— su maid no fue capaz de continuar pues su tamer se apresuraba hacia el chico rubio quien había creado una barrera de hielo la cual estaba comenzando a ceder ante los insistentes golpes de los Stegomon. Se mostraba tan centrado en sus enemigos de frente que había dejado descuidada su espalda.


Galassia creó círculos mágicos a sus pies con los cuales se impulso hacia su objetivo, tomo el brazo de este y lo hizo caer al suelo evitando una bola de fuego proveniente de un Tyranomon. Drack observó a su salvadora quien jadeaba suavemente y le mostraba una suave sonrisa de alivio.
Eso fue peligroso— dijo Kyubimon quien se situó frente a los jovenes para cubrirles de futuros ataques.
¡Hime-sama! ¿Esta bien?
Estoy bien, no te preocupes— dijo incorporándose con ayuda de su compañera. Observó a su alrededor, los adversarios no cesaban, pero debían hacerse cargo o inocentes se verían involucrados. Hasta ese momento no había escuchado nada acerca de los tamers que se encargaban de dichas situaciones, unos cuantos estudiantes no serian capaces de resistir mucho tiempo y mas importante ¿Donde estaba el director? ¿No era consciente de todo lo que estaba pasando?



Resheno muy feo DX

Dr. Dragon_king Dr. Dragon_king
 
Última edición:

Registrado
21 Jun 2010
Mensajes
84
Chen cerró los ojos esperando su inminente final pero la voz de su compañero llamándole lo alertó abrió los ojos rápidamente y vio que Dorugamon había embestido a Devimon y lo había alejado de su espacio, el azabache suspiro de alivio al mismo tiempo de que sonríe levemente porque estaba seguro ahora más que nunca podía contar con su compañero incondicionalmente para todo.


Zhong por su parte apretó los dientes de la frustración, tenía en sus manos la vida de ese pobretón muerto de hambre pero su patético digimon no pudo mantener ocupado a la bestia que traía como “compañero” el pordiosero -Maldita sea Devimon, ni siquiera esos puedes hacer bien… tsk ya te castigare por tu incompetencia!! – masculló mientras empuñaba su espada nuevamente. Devimon solo murmuró algo por lo bajo ante las amenazas y reclamos de su amo.

-!Pagaras por haber lastimado a mi maestro! – Dorugamon batió sus alas y se abalanzo sobre Devimon nuevamente, pero el oscuro digimon logro esquivar la embestida dando un salto y gracias a sus alas mantenerse en el aire, sin embargo el compañero de Chen alzó el vuelo hacia Devimon logrando embestirlo con fuerza y no solo eso lo sujetó con sus garras, mordiendo su hombro derecho y parte del ala imposibilitándolo a que realice maniobras aéreas. Con Devimon aparentemente incapacitado Dorugamon se elevó más al cielo dando tres giros de 360 grados para luego caer en picada con fuerza de regreso a la azotea del edificio, Devimon al ver la inminente caída usó sus garras para herir a Dorugamon logrando herirlo en la espalda, el compañero de Chen sintió la punzada de dolor pero eso no lo detuvo, más bien incrementó la velocidad y ambos se estrellaron en piso de concreto de la azotea destrozándolo haciendo un gran agujero en el proceso.

-E…eso fue… -Chen estaba estupefacto por la movida que hizo su compañero, tenia una gota estilo anime en su nuca, “No habrá… Si, lo hizo” pensó el azabache recordando que un dia, Dorumon y sus hermanitos vieron un programa en el televisor donde un dragón de color naranja sujetó a otra criatura y la elevó en el aire dando giros para luego estrellarla en el piso con potencia, su compañero acaba de imitar ese movimiento

Sin embargo cuando los dos cayeron en picada destrozando unos pisos en el proceso, causaron un poco de conmoción en la gente que estaba ahí. Dorugamon dándose cuenta del desastre que acaba de hacer y que esta gente puede salir herida por su causa, se incorporó dejando a Devimon bastante herido porque recibió todo el impacto al estrellarse ambos en el piso, el digimon oscuro perdió su transformación regresando a su etapa de novato

-¡Salgan de aquí ahora! – dijo el digimon con voz autoritaria pero a gente dentro del edificio conmocionada no pudo mas que obedecer a aquel digimon, y procedió a desalojar el edificio, por suerte era poca gente ya que la mayoría habían huido y los pocos que quedaban se escondían del disturbio de afuera, sin embargo los problemas no habían más que comenzar, el compañero de Chen notó que el suelo se agrietaba más y uno de los soportes principales del edificio quedó destrozado, solo era cuestión de tiempo para que el edificio se venga abajo, tomó al Tsukaimon en sus garras(? y se elevó por el hueco que hicieron hasta la azotea donde su maestro y el heredero de la familia Ye Xing continuaban su duelo.

-Maestro!-

-Dorugamon san-

Zhong observó que su compañero fue derrotado y masculló por lo bajo – Inutil..-



-El edificio se vendrá abajo hay que irnos – alertó a su compañero, Zhong al escucharlo solo sonrió de forma altanera.

-Veo que derrotaste a ese inútil, bah que más da, ya no lo quiero, podre comprar mas, puedo usar las ganancias de las ventas de digimons para conseguir más y así tendré más dinero y digimons – declaró el heredero, despreciando los esfuerzos de aquel digimon que hizo lo posible por complacer a su amo dando a entender que es reemplazable y que puede hacerse rico con los digimons, Chen frunció mas el ceño al escuchar aquellas palabras.




-¡Ya basta! – Llamó la atención de Zhong quien abrió los ojos de sorpresa –¡¡ Tu solo quieres enriquecerte poniendo en peligro la vida de otras personas y digimons, eres un canalla! Te atreviste a desechar a tu compañero, eres una escoria!! –

-Y que haras eh? Estas herido –

-Igualar el marcador –

-Qu…. – Dorugamon le dio un potente coletazo a Zhong en el brazo fracturándoselo al mismo tiempo por el impacto soltó su espada, se contuvo porque era un digimon bueno, pero ese bastardo heredero merecía que se lo arranquen de su cuerpo

-AHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!- Zhong dio un desgarrador gritó por la fractura –malditos sean todos!!!! - su mirada se resquebrajaba del coraje y dolor, las venas en sus ojos que ya mero estallaban le daban un aspecto mas desquiciado – Je… es hora de morir – sacó de su sacó una granada de mano y rápidamente le desprendió el seguro


-Detente ahora! –advirtió Chen pero fue ignorado por Zhong, el desquiciado sujeto arrojó la granada en el agujero y la bomba estalló causando un estruendo, creando un incendio en el proceso. – Mierda, el edificio se vendrá abajo más rápido –



-Hora del siguiente Round - Zhong sacó lo que parece ser una bomba de humo y se la arrojó a Chen, dicha la bomba estalló al hacer contacto con su cuerpo creando una humareda que cubrió la azotea entera dificultándole su visibilidad y evitando que Dorugamon ayude a Chen. Zhong se lanzó con un solo brazo hacia Chen

-¡¡Maestro Chen!! - el espacio de Dorugamon fue invadido por el humo, impidiendo socorrer a su maestro.

-Cofcof cof ahhh - los ojos de Chen lagrimeaban por los químicos de la bomba de humo y la poca visibilidad le dificultaba más las cosas

Zhong lanzó una patada a Chen en el abdomen haciéndolo retroceder logrando desestabilizarlo y otra patada al costado derecho de su cuerpo haciendo que el azabache cayera al piso, Chen estaba en absoluta desventaja ante su rival


-Tsk – se tallo como pudo los ojos con su única mano util logrando recuperar su visión, se puso de pie con dificultad, y pudo divisar a Zhong que se preparaba para darle otra patadas, el maldito era bueno en el combate mano a mano, no solo con la espada. Chen vio venir venir esa patada y para evitar ser alcanzado no tuvo mas remedió que correr entre el humo.




-¡!Maldito donde estas donde estas!! – Llamaba Zhong a su enemigo – mierda se me dificulta la visión debí matarlo de una, donde estas aparece!!! – siguió gritando. Las llamas habían subido a la azotea.

Entre la humareda Chen aprovechó para curarse su brazo herido como podía mientras trataba de analizar la situación, al mismo tiempo giró la mochila que tenía sujeta en su espalda a su pecho y sacó un frasco con ungüento y procedió a aplicarlo en la zona afectada del brazo

“Esto evitara que siga sangrado” pensó mientras terminaba de aplicárselo para luego guardar la medicina en su mochila y acomodardarsela de nuevo a como estaba, por suerte su rival estaba distraído buscándole entre la humareda, lo cual le dio a Chen tiempo para pensar en un plan rápido pero al mismo tiempo se sentia indefenso ante ese desgraciado- Tsk… - se le dificultaba pensar sabiendo que el edificio seguía desmoronándose e incendiándose, dentro de nada todo se vendría abajo. – Pero que…. – vio su salvación, la espada de Zhong a unos cm – bien solo necesito un minuto – murmuró mientras cerraba sus ojos concentrando su mana en todo su cuerpo, luego procedió a disminuirlo hasta el mínimo nivel, al hacerlo logró ocultar su presencia haciéndose prácticamente invisible en su entorno en el sentido de que nadie podía detectarlo, Chen lentamente se acercó y cogió la espada de su enemigo



-¡!Donde estas maldito!!, tsk…. Te encontré aquí voy!! – caminó hacia sombra creyendo que es Chen, estaba confiado porque sabe que su rival no puede defenderse cuerpo a cuerpo y su visibilidad le impedía usar magia. Cuando llegó ve que no había nada, el humo y las llamas creaban siluetas que parecían sombras

-De seguro ya se mu…

Splash

-Que…… agggh – sangré broto de la boca de Zhong, bajó la cabeza y vio el filo de su espada saliendo de su pecho – Tu… tramposo, me apuñalaste por la espalda –asi lo había apuñalado Chen con su propia arma


-¿Tramposo? – Cuestionó Chen mirándole con frialdad – usaste a tu digimon para herirme, arrojaste una bomba de humo y una granada al edificio para tu ventaja sin importar que alguien mas saliera lastimado, no tienes derecho a reclamarme por trivialidades como lo que es justo y lo que no– completo Chen mientras le sacaba el arma del cuerpo y la arrojo lejos, luego su mirada se postro en Zhong y como se desplomaba en el piso herido de muerte.



-Esto…no se quedara…así Chen Bei Xuang… mi familia me vengara, te destruirá a ti y a tu familia…. no habrá lugar en la tierra… del que puedas ocultarte cuando eso ocurra, te vere en el infierno Chen..je..jeje……- Zhong sonrió desquiciadamente y asi se quedó….. y no se movió, estaba muerto.



Chen observó el ahora cadáver de su enemigo mientras recordaba lo que minutos antes hizó al coger el arma.




Mini Flashback

Chen había cogido el arma y ocultado su presencia de su enemigo, por unos minutos se puso a meditar el siguiente movimiento que había planificado para derrotarlo no obstante también pensó en los efectos colaterales


“Podría huir, pero me seguirá persiguiendo”

“De nada servirá entregarlo a las autoridades, con el poder de su familia no pasaría ni un dia en prisión”

“Si sigue estando libre, seguirá lucrándose con los digimons, y haciéndose mas rico y poderoso”


Solo queda una solución:

“La muerte”

.

.

.

.

.

.


“Sé que Mikagura-san se hará cargo de mis hermanos si se lo pido, ella les ha cogido cariño”.

.

.

.

.


“Seré juzgado como un asesino por esto tarde o temprano y me trataran como el malo del cuento por ello pero no me importa, al final fue por una buena causa: Los Digimons.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Con todo esto en mente Chen sigilosamente y sin ser detectado se acercó por la espalda a su rival quien estaba ocupado buscándolo sin éxito. Estaba decidido y no había marcha
atrás

Fin del Mini Flashback





Chen seguía observando el cadáver de Zhong en silenció, sin emitir ningún ruido mientras las llamas consumían todo el edificio lentamente, los estruendos de que el edificio estaba a punto de colapsar no lo llamaron en lo más mínimo, el azabache es consciente de que ha cometido asesinato y por el momento no le convenía que alguien se entere: Y a si será

-Maestro Chen…- Dorugamon se acercó a Chen por detrás cargando al pequeño Tsukaimon entre sus garras – Usted no tuvo opción… si usted no se defendía la situación seria al revés - Tenía razón en eso, sin embargo el suelo sobre ellos se iba a resquebrajar, ya se había agrietado demasiado. Chen al notar esto quiso correr para tomar los restos del chico sin embargo el suelo se rompió cortándole el paso.


-¡Maestro no! – Dorugamon agitó sus alas levitando un poco y se acercó rápido a su compañero azabache quien no tuvo más remedio y se trepó en su lomo. El suelo finalmente colapsa viniéndose abajo, Dorugamon alzó el vuelo mientras Chen observó los restos de aquel chico cayendo al vacío en llamas….

El digimon alado aterrizó en la calle, mientras la gente corría despavorida por el desastre de los digimons y ahora que ese edificio se había desplomado.


-Maestro Chen su herida….-

-No te preocupes, me he colocado un ungüento sin embargo necesito tratamiento medico porque el ungüento solo detuvo el sangrado – maldijo, su baja capacidad para crear pociones curativas tan mediocres. –Más importante debemos ver qué vamos hacer con este digimon… tendré que llamar de nuevo a Migakura-san- observó a Tsukaimon quien seguía desmayado en brazos de Dorugamon


De pronto escuchó el sonido de una motocicleta acercándose y eso alertó a ambos, venia lento debido a que evitaba atropellar a la gente que estaba aún en las calles y por la conmoción solo tenían tiempo para preocuparse ante ellos mismos. La moto se detuvo frente a ellos y bajó un chico rubio y un pequeño digimon de aspecto felino y colores oscuros.


-¿Que ocurrió con ustedes, vimos que estaban en el edificio que colapso todo esta bien?- preguntó el chico de aspecto atractivo a Chen y compañía

-Están llenos de polvo y carbón – habló Blackgatomon viendo el estado del azabache y los digimons que lo acompañaban

-El edificio se incendió y finalmente colapso, nosotros pudimos salir pero el no -
respondió Chen en un poco afligido ante la cuestión del recién llegado. El rubio y su compañera comprendieron las palabras del azabache, mostrándose un poco incomodos ante la declaración.








goldenjhon goldenjhon finalmente nos encontramos
 
Última edición:

Registrado
6 Jul 2020
Mensajes
6
Caminabamos hacia el puesto tranquilamente, en el camino note que un tipo saludo a Renren aunque esta solo lo miro de manera rara lo que me dio algo de gracia, siempre es divertido ver que por su linda apariencia muchos tipos intentan coquetearle a ella y siempre pasa lo mismo. Mientras estaba cocinando para las chicas en mi puesto vi a varias personas correr en dirección al centro de la academia, en sus expreciones se veia pánico y terror.

Mire a Renamon notando su mirada de alerta, ella me miro de manera seria y supe que algo grande esta pasando —*Digimons salvajes estan atacando la academia, se disparo la alerta y los civiles van al refugio*— entendí de inmediato esas señas rapidas y me puse serio, esto era un problema muy serio en manos. Mirando a un lado note una mujer con bebé en manos que tropezó, tras suyo un Stegomon cargando directo.

Active mi magia de fuego al máximo en mis pies sorprendiendo a Renren, las chicas parecian estar concentradas en otra cosa, sin pensarlo un segundo sali despedido a alta velocidad y choque con el digi de lleno empujandolo logrando tumbarlo ganando tiempo para que la señora escapara. Un instante despues Renren en su forma digimon normal me protege del ataque de otro Stegomon —*se mas cuidadoso idiota*— suspira y me mira algo enojada, me rei algo nervioso.

Utilicé mi digivice para que Renren se vuelva Kyubimon y comenzó la acción —"es hora del show"— sonreí y active mi poder de hielo, en este momento tengo que marcar una defenza para que los digimon no pasen y proteger a los civiles en retirada. Le comunique a Ren sobre mi plan y comensamos la marcha, ella se encargaria de rescatar a los civiles con su alta velocidad para ponerlos seguros mientras mantenia a ralla con un muro de hielo a los enemigos.

Las embestidas de los Stegomon eran muy fuertes y el muro de hielo comenzaba a agrietarse, en ese momento senti un jalón y cai al suelo logrando de esa manera evitar un ataque por la espalda. Mire a la chica que me ayudo, le sonreí de manera suave —eso fue peligroso— mi amiga kitsune aparecio a nuestras espaldas cubriendonos, al mismo tiempo llego a nuestro lado la maid que ayudo a levanta a la linda chica de cabellos lilas.

Mire en varias direcciones, personas corrian con temor hacia la academia y digimon salvajes por varios lados —*Renren, comunica a todos mi plan, todos los que tengan magia de ataque y defensa bloqueen lo mas que puedan a los digimon y protejan a los civiles, tambien los que son rapidos rescaten a los que se quedan atrás*— ella me asintió y le dijo a las chicas a mi lado antes de salir a maxima velocidad para comunicar la estrategia.

La chica a mi lada hizo aparecer un argo de energia —"se ve linda"— pense al verla iluminada por la energia del arco, mire a la maid salio a gran velocidad, mire a los lados notando como todos siguen la estrategia permitiendo mantener temporalmente a ralla tantos digimon como se puedan. Respire pronfundo y deje que mis brazos se llenaran de escarcha, era momento de darlo todo en batalla.

Comense a correr al campo de batalla, cada ves que fuera necesario lanzaría un muro de hielo para proteger a civiles o a otros tamer que estan bajo ataque, recibía algunos golpes para poteger a la chica de lila que estaba consentrada en lanzar flechas para distraer a los digimon aunque no dejaban heridas si dolian como un infierno.

Kyubimon estaba llevando en su espalda a personas heridas o sacando del peligro a los civile al igual aue la maid hacia lo mismo con movimientos ágiles. Aunque todos hacian su mejor esfuerzo los digimon salvajes parecian aumentar en numero constantemente y nuestras energia estaban comensando a menguar. Mi respiracion era pesada y sudor caia por mi frente, sabia bien que me estaba quedando sin fuerza y los golpes que recibí comenzaron da doler mucho.

Muchos estaban iguales, aunque los civiles ya estaban llegando a zona segura debíamos mantener el frente hasta que llegaran los oficiales. Ese pensamiento fue milagroso, en el momento justo varios ataques potentes chocaron contra los digimons que se acercaban supimos que estabamos salvados.

—Todos los alumnos ir de inmediato a los refugios de la academia, nosotros nos haremos cargo— un hombre frente a nosotros dos parecio decir algo, en ese momento la chica de cabellos lila tomo mi mano y me llevo hacia donde fueron los civiles, mire a Renren en su forma humana que llego a mi lado —*llegaron los oficiales, se estan desplegando por toda la ciudad y confrontando a los salvajes, parece que fueron detenidos por un ataque a instalagiones importantes al otro lado de la ciudad, por ello tardaron*— ella me comunico y asenti.

Llegamos al centro de la academia donde estaban todos los civiles, los alumnos estaban llegando poco a poco. Con Renren nos acercamos a un maestro y preguntamos por la situación —el director nos imformo que un grupo ataco unas instalaciones importantes y se necesito a los oficiales, no esperamos que un grupo de digimon salvajes ataque en el festival, ahora los oficiales llegaron asi que la situación se estabilizara y por eso todos los alumnos fueron llamas aqui, sin excepción— asenti a la traducción de Renamon y volvimos junto a la señorita Galassia para explicarles la situación.


(Post listo señores)

[Por mandato de la jefa en su siguente post deben mencionar a los oficiales haciendose cargo de la situación y regresar a la academia, el centro de esta específicamente]

Lady Fortune 💕 Lady Fortune 💕 listo hermosa
Venitry Venitry
CherryBlood CherryBlood
Akira Akira
Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata
Dylan Ardilla Dylan Ardilla
Hiro Hiro
Yaomomo Yaomomo
Blair Blair
goldenjhon goldenjhon
 

Registrado
22 Abr 2007
Mensajes
4,977
[Takato / Black-Renamon]

La estrategia funcionaba muy bien. Entre mi compañera y yo mismo logramos sacar de la academia a dos Monochromon rumbo la ciudad. Ahora hay que probar con los Stegomon. Mi compañera demostraba mucha profesionalidad. Aunque sean diferentes Digimon, la estrategia era la misma. ¡Pisotón en toda la cola! Y luego que concentren su enfado en ella para perseguirla fuera de la academia. Aunque por mi parte, mi habilidad parecía no ser suficiente. Hacía explotar dados explosivos de bajo nivel cerca de sus oídos, pero ya se habían escuchado explosiones similares en el ambiente y se habían aclimatado. Debo cambiar la estrategia, pero... ¿Qué hago?

(Takato) ¿Eh?

Una luz resplandeciente captó la atención de todos los presentes. Un Angemon entraba en escena. Al igual que otros Digimon que son compañeros de diversos miembros de la academia. Cada uno tenía su propio estilo. Algunos comprendían la situación y trataban de inmovilizar al enemigo o de dejarlos debilitados. Aunque otros eran demasiado rudos.

(Takato) Pensamiento: Maldición... Por favor, que se asusten y se vayan de la ciudad...

Parece que de forma generalizada el enemigo empezaba la retirada. Excepto aquellos muy insistentes y desafiantes. Espero que se rindan pronto, pues sería una pena verlos morir. Puedo percibirlo en sus ojos. Están confundidos y desorientados. ¿Quién puede haberles hecho eso y atraerlos aquí? Pero no puedo rendirme. ¡Eso nunca! Mi compañera llegó a mi lado para ayudarme.

(Black-Renamon) ¿Este es difícil?

(Takato) Sí, mis dados explosivos ya no los asustan.

(Black-Renamon) ¡Estrategia combinada!

(Takato) ¡Hecho!

Nos lanzamos al unísono. Cada uno por un lado y al mismop tiempo le dimos un fuerte golpe en la cabeza al Stegomon. Ella con sus pies y yo con la punta del mango de la katana. Eso lo dejó mareado y se desplomó ante nosotros inconsciente. Miramos a nuestro alrededor. Los demás ya están acorralados por los demás Digimon de la academia que nos apoyan. Y con el aparente liderazgo total o parcial de ese Angemon, se podrá coordinar a los que sucumben al pánico.

(Takato) Aquí ya no podemos hacer nada más. ¡Vamos a la ciudad!

Iniciamos rumbo directo fuera de la academia. Hay que recorrer la ciudad.

Por las calles e la ciudad...

Entretuvimos a los atacantes todo lo posible. Haciéndolos correr con técnicas molestas, pero inofensivas. Haciendo que corran hacia la salida de la ciudad. Que se vayan todo lo posible. Y finalmente, subimos a la azotea de un edificio al azar. Allí podíamos observar mejor la ciudad. Se ve que otros Digimon y sus compañeros están a tope entreteniendo o dejando K.O. a los hostiles.

(Takato) Parece que se acabó...

(Black-Renamon) Sí...

Es mejor que no intervengamos en los que ya están ocupamos. Nuestra aparición repentina podría ser más un estorbo que una ayuda dependiendo de quien nos encontremos. Sobre todo si es algún alumno o alumna que se creen todas esas calumnias contra mi persona en la academia.

(Black-Renamon) ¿?

Pudo sentir algo. Algo importante. y desapareció tan rápido que fué solo parpadear para que pase de estar a no estar. No me sorprendió, pues no es la primera vez que lo hace. Y sé que siempre volverá. Solo que en este caso... ¡Volvió en pocos segundos!

(Takato) ¿Viste algo interesante?

(Black-Renamon) ...

No me respondió, lo cual me resultó curioso. Solo se acercó a mí y con sus labios muy cerca de mi oreja y cubriendo con sus garras me susurró una noticia interesante. Una noticia que realmente me interesó mucho.

(Takato) ¿Estás segura?

Solo asintió sin más. Si tiene razón, entonces... ¡Eso es una noticia estupenda! ¡Yo me alegro muchísimo! Aunque no debo expresarlo abiertamente ante nadie, pero ahí en soledad me sentí feliz, alegre y satisfecho. Ahora comprendo que halla preferido susurrarme la noticia. No es algo que se deba decir abiertamente.

(Takato) Necesito verlo por mis propios ojos.

Ella me guió, pero mientras ella saltaba rápidamente de tejado en tejado, yo la seguía desde la calle. Se asomaba para poder seguirle la pista. Y a una distancia prudente de un edificio lejano, pero con excelentes vistas al lugar, pude verlo con mis propios ojos.

Frente a un edificio seriamente dañado...

Mi compañera y yo observamos desde una azotea de otro edificio de la zona. Lejano, pero pudiendo ver bien la situación. Me señaló donde era y lo pude ver.

(Takato) Pensamiento: Ye Xing...

¡Es verdad! ¡Ese bastardo ha muerto! Y aunque me sentí satisfecho, debía mantener una actitud neutral. Exteriormente, era lo que mi familia espera de mí. Pero en mi interior, sentía la necesidad de montar una fiesta para celebrarlo. El heredero ha muerto y su alma ahora se pudrirá y sufrirá eternamente en el infierno más profundo y tormentoso que pueda existir. La estirpe de la familia Ye Xing ha caído, pero todavía queda la familia. Sé que usarán todos los medios a su alcance para vengarse. Y puede que incluso piensen en derramar sangre inocente para satisfacer su sed de venganza. No preguntaré a mi amiga si sabe quien ha sido. Pero si alguna vez encuentro al responsable, no me olvidaré de darle las gracias. Y si le localizan, pues no creo que halla problema en que el asesino o asesina reciba cierta ayuda anónima de mi parte. Me hubiese gustado que fuese mi espalda la que terminase con la vida de ese maldito cabrón, pero al menos dormiré mejor sabiendo que ese criminal ya no podrá hacer daño a nadie jamás. Ambos nos marchamos sin más. Decidimos poner rumbo a la academia. Los oficiales de la ciudad ya se están desplegando de forma equitativa por todas partes para restablecer la paz y el orden. Mejor no estar presente. Especialmente por esa zona de ahora.

De regreso a la academia...

Tanto Black-Renamon como yo mismo regresamos a la academia y nos fuimos diréctamente a nuestra habitación de la residencia. Necesitamos descansar un poco después del agotador combate. Sin embargo, podíamos escuchar que se nos requería en la plaza central del lugar. Lo pudimos escuchar por la megafonía.

(Takato) Parece que no nos dejan ni descansar...

(Black-Renamon) No te preocupes. Seguro que será solo otro aburrido discurso y nada más. Acabará enseguida y podremos regresar a la habitación.

(Takato) Eso espero. Bueno... ¿Vamos?

Salimos de la habitación y nos dirigimos a la plaza central de la academia. Sea lo que sea, espero sea breve.

Yaomomo Yaomomo (Mención a tu Angemon. Parece que sabe usar su voz para obtener la atención de todos. ¡Excelente! :3)
Akira Akira (Chen no tiene nada que temer. Si acaba siendo descubierto como el autor de la muerte del heredero, no dudes en que Takato intervendrá de forma anónima para ayudarle de toda forma posible. Con los mejores abogados, si hace falta. :3)
Lady Fortune 💕 Lady Fortune 💕 (Mención Master. :3)


__________

[Aoi / Guilmon]

El primer enfrentamiento había terminado, pero aún quedaba mucho por hacer en la ciudad. Parecía que cuando se lograba contener a uno aparecían tres más. ¿De donde vienen tantos? Esto no es normal. Algunos de esos Digimons que aparecían ahora no parecían igual que los primeros, los cuales se movían y actuaban por instinto. ¡Esos otros ya actúan de forma demasiado coordinada! ¿Habrán aparecido Digimon hostiles de verdad? Sea como sea, no podemos quedarnos de brazos cruzados.

(Aoi) ¡Guilmon!

Mi hermanito cambió su apariencia humana por su forma original. Un valiente reptil que acabó digievolucionando a su siguiente etapa.

(Guilmon) ¡¡Guilmon Shinka...!! ¡¡¡Growlmon!!!

El Dorumon también alcanzó su siguiente etapa evolutiva. Aunque mi hermanito pareciese ahora un tanto intimidante, su personalidad de siempre se mantenía incluso aunque no lo aparentase. Pero eso no resta para nada su voluntad y valentía como luchador.

(Growlmon) ¡Growlmon proteger amigos! ¡Querer a enemigos fuera de aquí!

Su voz ahora era de un tono más grave y sonora. Utilizando todo su poder para conseguir su objetivo. Me preguntaba que podía hacer yo misma ahora que tanto mi amigo como los otros compañeros de la academia tenían a los adversarios bajo control. Entonces me fijé mejor en los Airdramon. Están tan concentrados en lo que hacen que apenas se mueven. Así que no lo dudé. Apunté bien con una de mis pistolas y disparé una de las balas somníferas. No creo que desde allí escuchen el sonido del disparo y mucho menos ver una minúscula bala similar a un dardo directa. ¡De pleno! Se clavó en su cuerpo y parece que reaccionó rápidamente quitándose la bala de un manotazo. Buscando de donde procedía el disparo. Pero no tardó en empezar a sentirse cansado y acabar aterrizando en el suelo de golpe totalmente dormido. ¡Espero que no halla aplastado a ningún inocente! En cuanto a sus compañeros de la misma raza y tipo se percataron de ello y parecían buscar ahora el origen de la causa. Lo mejor será disimular un poco y aprovechar el gentío para fingir. Centrada ahora en el combate que realiza mi hermanito y nuestros compañeros. Me protegía apartando a manotazos a los ShellNumemons, los cuales parecían huir de su poderosa fuerza. Empecé a sentir un poco de asco por lo que dejaban esas criaturas. Preocupada de que acabemos pringosos de esa sustancia viscosa o, conociendo como son los Numemons y sus diferentes tipos de variantes, que acabasemos mucho peor. Recubiertos de, literalmente... ¡Mierda! Así que usaba la otra pistola con balas congelantes para dejarlos inmovilizados por el hielo. Presas fáciles para que Growlmon y los demás los manden a donde proceden en un vuelo directo. XD Pero ahora la cosa se complicaría más. ¡Un Golemon!

(Aoi) ¡Cuidado!

Mi hermanito reaccionó bien dándole un buen coletazo, pero no pudo esquivar otro Golemon. Resistió bien el golpe, pero lo dejó distraido. Arbormon intervino para ayudar y con su poderoso ataque para deshacerse primero de un Ogremon y luego frenar a los Golemons con su poder basado en la naturaleza en estado puro y duro.

(Aoi) ¡Gracias, Arbormon!

Era el momento de cambiar las balas por otras más adecuadas, pero necesitaría tiempo y esperar a que estuviese mi alrededor más despejado. Así que por ahora tiraré del sedante y el hielo. Y sobre todo... ¡Magia blanca! Me concentré para darle a mi hermanito y nuestros compañeros Digimon un poco de mi magia blanca a modo de darles más energía, aunque fuese un poquito de forma equitativa. No debo abusar de mi magia o acabaré debilitada muy deprisa.

(Aoi) ¡Tomad! Aprovechad este impulso de energía, amigos.

Dije contenta de ayudar. Chen y Dorugamon partieron en auxilio de una víctima que había caído en manos de otro Airdramon. El rescate tuvo éxito y pudimos centrarnos de nuevo en el combate por tierra.

(Aoi) ''Suspiro'' Vencemos a uno y aparecen más. ¡Esto ya es como uan guerra en toda regla!

(Growlmon) ¡Growlmon seguir fuerte! ¡Growlmon proteger a todos hasta que Growlmon quedar agotado!

Está dispuesto a pelear hasta que el cuerpo ya no responda por el agotamiento. Así que... ¡No me quedaré al margen! Hay que continuar. ¡Ahora son Tyranomons! Pero tanto Dorugamon como su compañero demostraron una excelente estrategia para deshacernos del enemigo. Algo que valoré con un pulgar arriba. Y aunque parecía que por nuestra parte habíamos acabado en esta zona, parece que ahora viene otra posible amenaza. Todo el mundo ha oído hablar del heredero de la familia Ye Xing. ¡Un verdadero miserable! No merece la pena mezclarse con gente como ese tipo, pero parece que Chen lo conoce bien. Por ahora, solo pude quedarme quieta observando y escuchando. ¡No tiene honor! Mucho fanfarronear, pero se queda al margen como un cobarde mientras esos dos matones hacen el trabajo sucio por él. Me daban ganas de intervenir. De dejarle bien claro que no les tengo miedo. Incluso mi hermanito miraba enfadado la situación, pero ambos sabemos que por ahora es mejor no intervenir. Aunque por otro lado, nada me impide usar mi magia blanca para con disimulo sanar y dar energía a Chen ayudándolo en el combate. La hermanito de Chen fué listo. Su valiente acto para liberarse de su captor me hizo sonreir satisfecha. Pero como era de esperar, ese cobarde no tardó en capturarla de nuevo. Ahora depende de su Digimon. Digievolucionando en un Devimon y haciendo que Chen lo persiga. Pero yo no puedo volar y mi hermanito tampoco. Me dió pena no poder ayudar y mi hermanito sintió lo mismo, pero al menos confiamos en que Chen y Dorugamon saldrán victoriosos de la situación. Por nuestra parte, ya no podemos hacer gran cosa. Escuchamos las sirenas acercarse. ¡Por fin los oficiales se ponen en marcha!

(Aoi) ¡Vamos, hermanito! ¡De vuelta a la academia!

De regreso a la academia...

Decidimos quedarnos frente a las puertas principales de los terrenos. Patrullando un poco para impedir que entren nuevos enemigos. Por lo menos mientras esperamos a que los oficiales lleguen aquí. Growlmon regresó a su etapa de Guilmon y preparé mis pistolas con balas normales. Lo mejor que podía hacer ahora era ayudar en el caso de que mi lo pidan. Utilizar mi magia blanca para todo aquél que necesite ser curado. Y hasta entonces, vigilando todo el rato comno si fuésemos guardias privados de la academia.

(Aoi) parecemos guardaespaldas, ¿Verdad?

(Guilmon) Solo faltar uniforme y gorrito para Aoi y Guilmon.

Nos reímos ante un comentario tan gracioso. ¡Es cierto! Solo nos faltan uniformes con su placa para parecer verdaderos guardias. Pero entonces, por la megafonía se nos avisaba que todos debemos ir a la plaza central.

(Aoi) Nos reclaman en la plaza. ¡En marcha!

(Guilmon) ¡Marchen, marchen, marchen!

Dijo mi hermanito al estilo de ir liderando el camino directo hacia la plaza. Caminábamos los dos en fila él por delante mío. Moviéndonos como dos militares en un desfile militar para divertirnos. Y al llegar a la plaza, mi hermanito indicó el ''Alto'' para detenernos y ponernos cómodos para prestar atención a lo que sea que toque ahora.

Akira Akira (Aoi y Guilmon ayudarán en todo lo que puedan, siempre que estén cerca. Ahora están en la academia. :3)

Lady Fortune 💕 Lady Fortune 💕 (Mención Master. :3)
 
Última edición:

Legends never die.
Registrado
25 Jul 2008
Mensajes
1,232
Eran pocas las cosas que Patamon podía distinguir mientras dormía. Y una de ellas era el olor del shampoo de Teagan. Su nariz despertó mucho antes de abrir sus ojos, olfateando las sábanas, intentando encontrar el aroma que usualmente lo invitaba a seguir durmiendo. No estaba ahí. No podía encontrarlo. Y eso sólo significaba que él no conseguiría volver a dormir. Abrió lo ojos de golpe, buscándola. Y cuando la vio, recostada frente a él, con las heridas tratadas por todo su cuerpo, recordó la última batalla.

Tess se había quedado dormida, a la orilla de la cama, sujetando la mano de Casterly. Su respiración era lenta y acompasada. Más allá de la habitación, Shock levantó las orejas, entre la figura de Levi y Dracomon, percatándose del primer signo de vida después de un buen rato de silencio. Siendo el único testigo de como Rhaegal se materializaba sobre la cama, con un gesto de impotencia en el rostro, sin quitar la mirada de su tamer. ¿Por qué nunca era capaz de protegerla? Se quedó observándola un tiempo, hundida en su sueño febril, tentado prolongar lo más posible ese momento de calma. Pero sabía lo que tenía que hacer. Y aunque apreciaba por mucho el trabajo que esa gente había hecho por ella, sabía que era vital terminar de cerrar sus heridas, por lo que se acercó con todo el sigilo del mundo, dejando la cama hasta llegar frente a ella. Golpeando la frente de Teagan con su dedo índice .

Oi, despierta —susurró una vez. Antes de dar un nuevo golpecito—. Teagan, despierta.
Mmh... dueleee... —musitó entre dormida. Sin lograr abrir los ojos del todo.
Sabes que no puedes perder el conocimiento sin curarte antes —Sí, era una indicación tonta. Pero la habían escuchado tantas veces que estaban habituados a ella— Es peor cuando esperas. Te lo han advertido los viejos siempre.
Déjame morir ya. Idiota —se quejó de nuevo. Provocándole un escalofrío. Sabía que no lo decía en serio. Aún así, no era el mejor momento para escucharlo. De hecho, ¿Cuándo era un buen momento para hacerlo?.
Joder Tea, abre los ojos.
No puedo. Duele mucho... y vas a gritar.
No voy a decir nada— pactó a regañadientes, aún sin subir su tono de voz—.Solo comienza a sanar de una buena vez. Anda.

Teagan estaba consciente. El calor de la fiebre que le invadía todo el cuerpo, había dibujado un sonrojo intenso en su rostro y su pecho subía y bajaba trabajosamente; contraído. El descanso había sido suficientemente para que la poca energía mágica que había recobrado, lograra comenzar a cerrar la abertura de su espalda. El proceso no sería rápido, como en otras ocasiones, pero podría salir de peligro fácilmente. En cuanto sus dedos comenzaron a recobrar algo de sensibilidad, pudo sentir la mano de Tess y bajó la mirada intentando contemplarla. La verdad es que, fuera de Rhaegal, no estaba acostumbrada a sentir el toque de nadie. Ni siquiera la mucama que estaba a cargo de ella en la casona del viejo Casterly, había intentado acercarse ni una sola vez. No es que le tuvieran miedo ni nada “Supongo que no le pagaban lo suficiente” pensó. Una sonrisa apenas visible se curvó en sus labios. No lo podía negar, se sentía bien hacer nuevos amigos. Así que tamborileó sus dedos, concentrándose en usar su energía, sin más.

¿Podrás cerrarlas por completo ahora? —preguntó luego de un largo silencio. Esperando.
Soy fuerte, no de plástico —entonó sarcástica. Susurrando con fuerza.
Si hubieras pensado eso antes de permitir que te rebanaran... ¡no estaríamos hablando de esto!
¡Dijiste que no ibas a gritar!
¡Y tú prometiste ser menos arriesgada! ¡Además no estoy gritando, estoy susurrando estúpidamente fuerte para no despertarlos!

Ahh... en realidad ya estamos bastante despiertos— la voz de Dustin al otro lado de la habitación, se llevó la atención de inmediato. Tenía a Shock revoloteando sobre su regazo, acariciándolo. A un lado de él, Levi se terminaba de poner en pie, comprobando el librero cubriendo la entrada. Poniendo especial cuidado en escuchar lo que sucedía al rededor, metros más alejados de ellos. ¿Cuánto tiempo había pasado?.
Despertemos a Tess, escucho mucho movimiento cerca de aquí —alertó Knight. Dando su mejor esfuerzo por ignorar la mirada fulminante que Teagan clavaba en su propio mejor amigo. Dando un par de pasos, en el momento en que Jansen comenzaba a desperezarse.

La chica de cabello blanco se estiró con un largo bostezo, y luego con un salto repentino al recordar la situación completa, apretando la mano de la otra chica, instintivamente, buscando su mirada. Estaba viva.

Hola... lamento los problemas —se excusó la azabache, fingiendo una amplia sonrisa inocente. La verdad era que no quería alarmarla de nuevo; a ninguno de ellos.

Una combinación de alivio y alegría transformó el rostro de Tess en una sonrisa. Había estado verdaderamente preocupada, y un impulso la empujó de pronto a abrazarla mientras Casterly comenzaba a incorporarse. Temía hacerle daño, así que había sido suficientemente cautelosa de no tocar sus heridas. Sin contenerse del todo. Siempre había sido del tipo de persona expresiva, y no iba a comenzar a mesurarse. Mucho menos en aquella situación.

¿Estás bien? Podemos ir a buscar a alguien de la enfermería. No tienes que moverte ahora.
Sí, tenemos que hacerlo —interrumpió la voz de su familiar, mientras mantenía su mirada en un punto fijo—. Los oficiales están dando órdenes, evacuando los dormitorios de los pisos inferiores. Tenemos que reunirnos en el centro de la academia si queremos llegar con...—el volumen de su voz fue disminuyendo hasta apagarse por completo. Mirando al par de recién conocidos frente a él, cayendo en cuenta de lo mucho que había interactuado hasta ahora. Un notable y repentino sonrojo iluminó el rostro Knight, dándose la vuelta de tajo, alejándose un par de pasos más allá. Dejándolos inesperadamente sorprendidos.

¿Qué había sido eso?

Dustin suspiró sonoramente, conociendo la situación de Levi. Bordeando la habitación, con Shock en manos para acercarse a ellos. Delineando una gran sonrisa, al detenerse frente al par.

Creo que nos estamos olvidado de algo —evidenció, sin esperar respuesta—. Me pueden decir Dustin. Mucho gusto.
Claro, lo olvidé por completo. Yo soy Teagan y él...
Rhaegal.
Levi —respondió el otro rubio. Tan cortante como el anterior. Dustin suspiró de nuevo. Seguro se trataba de algo característico de su color de cabello. Algo como cuando dicen que todas las rubias son tontas... ¿Era algo así? Oh, wait... no.
¿Estás segura de que ya puedes moverte? —preguntó Tess, cruzando de un lado a otro hasta llegar a su armario. Tomando la primera chaqueta oscura que encontró, extendiéndosela a la fémina. No fue hasta ese momento en que Teagan notó que lo único que la cubría por encima era una ligera capa de vendas a través de su torso.
Mis piernas están bien. Además, aún puedo obligar a este tipo rebelde a llevarme en su espalda —sonrió con malicia, después de ponerse la prenda, dirigiéndose a su amigo. Rhaegal la tomó desprevenida. Subiendo el cierre que por un momento se atascó a la altura de sus pechos, cerrándole la chaqueta de un tirón hasta el cuello. Evitando su mirada con el rostro enrojecido. Sí, habían algunas cosas que definitivamente habían cambiado con el tiempo.

Entonces vamos.

El sexteto de amigos por siempre... según Dustin y Shock, atravesó los pasillos rumbo al exterior, mientras la voz autoritaria de los oficiales continuaba alentando a todos a seguir la ruta de evacuación, acatando las instrucciones de seguridad conforme se acercaban a él área central, donde la mayoría de los estudiantes y visitantes se reunían en masa. Teagan continuaba en el proceso de resarcir la herida de su abdomen, notando que las aberturas de sus brazos eran simples rasguños, y su espalda, aunque aún ardía al contacto, no palpitaba más. Rhaegal miró con curiosidad como Levi subía el volumen de su música, ignorando todo a su alrededor. Dustin miraba en todas direcciones, buscando algún rostro familiar, sonriendo con amabilidad cada que alguien se cruzaba con su mirada. Y Tess acariciaba la cabeza del cachorro que llevaba en brazos, intentando mantenerlo tranquilo, sin poder evitar preocuparse también por el estado de Levi y Teagan, alternando su mirada entre uno y otro.

Nadie tuvo que manifestarlo en voz alta. Casi como un acuerdo general, el grupo prefirió permanecer fuera de foco, a las orillas. Donde la marea de personas era mucho menos densa y podían permanecer alertas. Todo era cuestión de esperar.




Blair Blair Hecho! Aún me da miedo usar a Levi equivocadamente por cierto, si hay algo que deba corregir avísame ;-;
Lady Fortune 💕 Lady Fortune 💕 Ya estamos reunidos en el centro de la academia ;)
 
Última edición:

Registrado
21 Jun 2010
Mensajes
84
Una oscura noche de tormenta en una casa lujosa…. Los truenos hacían eco en las paredes de dicha vivienda y los rayos iluminaban por ratos la oscuridad reinante en el lugar pero esos no eran los únicos ruidos que se escuchaban en el lugar


En sus interiores claramente se escuchaban llantos de una niña de unos escasos 9 años pidiendo ayuda a alguien que la salvara

-Hermano!!!!!-Hermano!!! Ayúdame!!!!!!! Me quiere lastimar!!!!!!!– los llantos de aquella pequeña retumbaban al mismo tiempo que los rayos caían y hacían su ya conocido estruendo.

La niña pronto llegó a la cocina y lo primero que vio fue la silueta de una persona de estatura media que al instante reconoció como su hermano; un joven de unos escasos 15 años, la niña no podía verle el rostro debido a que la oscuridad de la noche ocultaba bien su apariencia, lo único que ella podía verle era que en la mano derecha de su hermano sujetaba cuchillo de cuya hoja estaba manchada de un líquido rojizo que goteaba y había hecho un pequeño charquito en el suelo


La niña estaba paralizada al ver que a un costado de su hermano yacía una persona que por su estatura y complexión era mucho mayor que ellos, cuando un rayo iluminó la silueta del piso reconoció al hombre que la estaba persiguiendo, yacía en el piso sin moverse, sin signos de vida…. Estaba muerto… y luego miró a la silueta menor que no movía un musculo, las lágrimas de la pequeña se incrementaron en su carita ya roja por el llanto y corrió hacia su hermano dándole un fuerte abrazo mientras continuaba con su llanto debido al susto y a la felicidad de estar con la única persona que toda su vida la ha protegido, al mismo tiempo cayó un rayo causando otro potente estruendo



-




-¡!!Maestro Chen!!!!!! – exclamó una voz chillona, a un joven azabache que estaba parado sin moverse observando el camino sin importar quien está o no esta en medio. Cuando este joven volvió en sí, pudo observar a su compañero que había regresado a su etapa de novato y cambiado su apariencia de bestia a la humana para no llamar la atención debido a la conmoción reciente.



-Oh Dorumon –san …-

-¿Estas pálido te sientes bien? – habló el joven rubio con su compañera que también había adoptado la forma humana permaneciendo a su lado

-Parecías zombi – agregó la joven quien observó también al azabache que estaba sin moverse por un rato como si estuviese en una especie de transe o algo asi

-S..si, disculpen, no es nada. Es la conmoción de todo esto – Chen tartamudeó un poco para luego calmarse lentamente volviendo a su estado de ánimo de siempre


Ya calmado Chen observó a aquel rubio mejor, se le hacía conocida su cara ahora que la conmoción estaba bajo control gracias a los profesores de la academia que están trabajando en conjunto con las autoridades, por esos detalles Chen no había reconocido a esta persona con claridad pero ahora al tenerlo de frente juraba haberlo visto en algún lado quizás en la televisión.


- No volverá a pasar – Chen bajó la cabeza y se reverenció ante ellos a modo de disculpa – No nos hemos presentado, soy Chen Bei Xuan y él es Dorumon-san – presentó a su compañero con apariencia de niño de 10 años-

-Soy John de la Costa, pero me conocen mejor como Ray Max y ella es black salamon en su forma humana – presentó a su compañera, al escuchar el nombre Chen abrió los ojos sorprendido, con su nombre ya todo tenía sentido era aquella estrella de la farándula, pero ¿qué hace alguien como él aquí?.

-!¿Eres la estrella de surf y de televisión?! – El mencionado asintió – vaya, es increíble encontrarse con una celebridad en estas circunstancias, aun estoy soprendido – como bien acaba de decir el azabache todavía no salía de su asombro, pasaron unos cuantos segundos antes de asimilar todo y posteriormente se calmó para continuar con sus dudas – espero que no sea inconveniente que te pregunte John-san pero ¿Qué hace una estrella como tu aquí? –

John ya sabía que algunas personas reaccionarían de verlo así y ante la última cuestión de Chen decidió contestarle – Fui un estudiante de la Academia Gniew y me llamaron para que pudiese echarles una mano – concluyó.

-Ya veo – “con que un graduado” pensó viendo que por su apariencia rondaba la edad de Chen, y quizás si a este le hubiese ido un poco mejor no habría tenido que dejar sus estudios por sus hermanos, pero eso a estas alturas ya no importaba porque con la beca está teniendo esa oportunidad.

-hey –hablo la rubia llamando la atención de los chicos – aún nos falta para llegar a la academia, todos deben estarles esperando –dijo mirando a Chen y a Dorumon - hay que darse prisa – por ultimo miró a su compañero sonriente y este le devolvió la sonrisa causándole un leve rubor

Los 3 chicos incluyendo a Dorumon en forma humana asintieron y continuaron el camino.






Listo, goldenjhon goldenjhon empezamos a interactuar un poco, puedes poner lo que sea para hacer más interacción en lo que se llega a la academia o poner que ya llegamos como tu gustes, saludos, si hay algo que puse mal en la interacción con tus personajes házmelo saber y corrijo por favor saludos
 

Registrado
13 Feb 2013
Mensajes
198
Un fuerte viento extinguió las llamas que cubrían el cuerpo de Baboongamon el cual permanecía aturdido en el suelo luego de la batalla contra el joven salvaje y su compañera digital. Oliver sabia que eso no duraría mucho tiempo debido a que era un digimon adult bastante fuerte y resistente por lo que retirarse del lugar y dirigir las rutas de evacuación por otro lugar sería la mejor opción en ese momento. Por lo que tanto él como Agumon siguieron avanzando por los pasillos de la academia luchando contra los digimon salvajes y guiando a los civiles los cuales corrían desesperados para escapar de todo el caos y ponerse a salvo.

—Oye Oliver— pronuncio agumon mientras que corría junto a su hermano para seguir buscando personas que necesitaran ayuda.

—Que ocurre Agumon?— interrogo el joven mientras que guiaba a los que parecían ser los últimos civiles por la nueva ruta de escape

—Como te sientes? esa batalla contra Baboongamon fue bastante agotadora— pronuncio la reptil mientras que notaba como el cuerpo de su compañero se encontraba lleno de algunos moretones y golpes provocados no solo por la batalla contra Baboongamon si no también por las últimas batallas que tuvo para poder salvar a algunas personas y noquear a los digimon para que no hicieran más daño.

—Tranquila estaré bien— pronuncio el chico intentando parecer fuerte para no preocupar a su compañera pero la verdad es que sus brazos estaban casi inutilizables luego del golpe que recibió en la batalla —Lo más importante ahora es terminar de evacuar a todos los civiles de este lugar y luego reunirnos con el consejo y el resto de estudiantes.

Pero antes de poder seguir con su objetivo una fuerte ráfaga de viento y calor golpeo tanto al joven como a su compañera digital haciendo que ambos se prepararan de nuevo para una batalla, con gran velocidad su nuevo enemigo se abalanzo sobre ambos esta vez. La gran bestia digital se disponía a atacar al dúo con sus grandes cuernos pero ambos se movieron rápido entrando por la puerta de una de las aulas para poder esquivarlo momentáneamente.

—Ese era...— pronuncio agumon con algo de miedo en su voz mientras intentaba no pensar en su oponente.
—Si lo sé, debemos tener cuidado con el— dijo Oliver mientras que se colocaba sus nudillos de metal para poder pelear.

De pronto la gran bestia digital ataco de nuevo esta vez entrando al aula donde se encontraban ambos rompiendo la puerta con una fuerte embestida, el cuerpo del ser digital emanaba una fuerte aura de ira y sus ojos no expresaban otro sentimiento que no fuera odio, frente a ambos se encontraba aquel que era el resultado del embriagador pero "peligroso" poder del amor Sethmon al estar frente al joven su digivice se activo mostrando en ese momento información sobre dicho digimon.




Sethmon
Lvl.
Adult/Armor
Atributo Vacuna
Tipo demonio bestia
Nightmare Soldiers
—¡¡¡Triple Baby flame!!!— Agumon lanzo el primer ataque disparando tres bolas de fuego seguidas directo a su imponente enemigo

—Mercury's Treads— nuevamente el par de círculos mágicos se manifestaron en los pies del peliblanco para luego volverse pequeñas alas formadas de mana elemental —Tenemos que acabar con el ya o estaremos en problemas.

—Grrr...!!!—
Sethmon soltó un gran rugido resonó en la habitación seguido de una fuerte y potente ráfaga de viento y calor la cual apago los proyectiles de agumon y destruyo las ventanas del salón donde se encontraban.

—Esto es malo eso fue su Heat Storm, un ataque que suelta un violento viento sobre sus enemigos— pronuncio Oliver mientras revisaba la información que tenía en su digivice sobre los ataque de su oponente —Esta vez no podemos hacerle nada, el puede anular cualquiera de nuestros ataques con ese movimiento ya que su viento es más fuerte que el mío y elimina tu fuego por la potencia del mismo— pronuncio el humano mientras intentaba pensar en una forma de contener a Sethmon para que no fuera un peligro para la academia.

—Oliver...— la reptil digital podía notar como su compañero se sentía acorralado en ese momento.

—Grrr...!!!— de pronto otro fuerte rugido saco a ambos de sus pensamientos aquel digimon se disponía a atacar nuevamente pero esta vez con una fuerte embestida la cual sería muy difícil de esquivar para el dúo debido a que se encontraban en un lugar con poco espacio para poder moverse libremente entre los escritorios del salón de clases.

—...— Oliver observo la situación por un corto momento y vio como aquel salvaje ser digital se acercaba cada vez más rápido hacia ellos para golpearlos con sus colmillos —Agumon corre y busca ayuda— ordeno el joven a su compañera mientras que utilizando su hechizo de velocidad se lanzo contra Sethmon para recibir de frente el ataque de sus embestida y así sujetarlo el tiempo suficiente para que Agumon pudiera salir de la sala.

—Oliver estás loco...!!!— grito agumon la cual no podía creer lo que su hermano le estaba pidiendo —No te puedo abandonar acá solo, Sethmon te puede matar...— dijo mientras veía como Oliver forcejeaba para intentar detener al digimon salvaje.

—Hazlo es una orden Agumon...— dijo el chico con un tono serio, sabía que si Sethmon lo derivaba seria su fin pues este no tendría compasión con él y terminaría muerto.

—Ni loca pienso obedecer esa orden— dijo la reptil mientras que se armaba de valor para luchar junto a su hermano hasta el final —No te dejare luchar solo— grito mientras que su cuerpo comenzó a brillar junto al digivice de su compañero.

—Eres una cabeza hueca...— pronuncio Oliver con una sonrisa mientras que su digivice comenzaba a brillar.


¡¡¡
AGUMON SHINKA!!!
AGUMON
AGUMO
AGUM
AGU
AG
A
.

.

.

¡¡¡
NUMEMON!!!


—¡¡¡Party Time!!!— grito la babosa digital mientras comenzaba a lanzar varios "proyectiles" de color rosa contra Sethmon el cual forcejeaba contra el humano como para intentar esquivar alguno de estos, los cuales comenzaban a caer sobre su rostro y dificultaban cada vez más su visión.

—Continua así Numemon— dijo Oliver el cual notaba como Sethmon intentaba ahora librarse de su agarre y perdía fuerza en su embestida —Ok ahora es mi turno— pronuncio mientras que con toda la fuerza que le quedaba empujar a Sethmon asi un lado para poder hacer que este chocara contra una de las paredes cercanas y asi evitar el golpe de su embestida.

—Bien hecho Oliver— dijo Numemon la cual saltaba directo a los brazos de su hermano.

—Eres una tonta por no obedecer a tu hermano mayor Nunemon— pronuncio Oliver mientras que sujetaba a Numemon entra sus brazos a este no le desagradaba el aspecto de su compañera pues siempre le había parecido adorable —Ahora debemos intentar noquear a Sethemon antes de que pueda recuperarse— dijo mientras notaba como Sethmon intentaba quitarse parte de los restos de los proyectiles de Numemon de su rostro.

—Pues tengo una idea— pronuncio mientras que se movía desde los brazos de oliver hasta la parte superior de su cabeza —Combina tu magia de viento con mi siguiente ataque— pronuncio Numemon a lo que su hermano asintió —¡¡¡Super Stinky Spray!!!— grito Numemon mientras que de su cuerpo comenzaba a emanar un fuerte y nauseabundo olor el cual se dirigía directo a Sethmon.

—Ok hagamos esto...!!!— dijo Oliver mientras creaba un círculo mágico bajo el Sethmon —¡¡¡Phantom Hurricane!!!— pronuncio mientras que un fuerte tornado se formaba alrededor de la bestia digital y a la vez este absorbía el fuerte olor de Nunemon lo cual sería una desagradable experiencia para el digimon salvaje.

—¡¡¡Grr...!!!— Sethmon rugió mientras intentaba librarse del ataque conjunto de Oliver y Numemon pero era casi imposible debido a que aun no había logrado quitar toda la suciedad de su cara lo cual hacia que solo fuera más difícil ver una salida de aquel tornado apestoso.

—Es momento de terminar esto— pronuncio Oliver mientras que concentraba digisoul en sus nudillos y se lanzaba a atacar a Sethmon el cual se encontraba confundido y agotado por culpa del olor y asestaba un fuerte golpe al rostro del digimon le cual no pudo defenderse y cayo noqueado al piso.

—Ganamos...!!!— grito alegre Numemon la cual festejaba aun sobre la cabeza de su compañero.

—Si...— pronuncio Oliver mientras que caía al suelo agotado luego de la batalla tan tensa —Creo que lo mejor sera que vayamos al refugio— dijo mientras que se colocaba de pie con dificultad.

—Tienes razón Olie— dijo Numemon al notar como el cuerpo de su hermano había recibido la mayor parte del daño de la embestida de Sethmon.

Oliver se movía con dificultad por los pasillos luego de su última batalla, intentaba mantenerse en pie lo suficiente para poder llegar a un sitio seguro donde pudiera descansar para atender sus heridas. Fue justo en ese momento cuando el joven se topo con un grupo de oficiales los cuales se sorprendieron al ver el estado en el que se encontraba el chico e interrogaron para saber cómo había terminado así, pero al darse cuenta que apenas podía mantenerse en pie lo mejor era que fuera atendido por la unidad de primeros auxilios y luego respondiera cuando todo se calmara. De esta forma ayudaron al joven junto a su compañera la cual había vuelto a ser una Agumon a dirigirse a la unidad médica donde se encargaron de curar sus heridas y vendarlo de una forma algo "excesiva" pero que según era necesario para su recuperación.

oliver-png.199365




 
Última edición:

Continue our romance...
Registrado
9 Ene 2010
Mensajes
397
Bo despertó en la enfermería, con los ojos preocupados de Lopmon clavados en su rostro. Sonrió. Se sentía en cierta manera realizada al haber derrotado a su hermano. Desvió su mirada hacia una preocupada Renné que la había ido a ver antes de que su propia pelea comenzara. Pero el ruido no se hizo esperar en llegar hasta el piso donde se encontraban.

Los dos digimons presentes salieron al momento a ayudar a defender la academia, prohibiendole a la pelirrosa pelear.

-Aaagh no podemos quedarnos acá sin hacer nada, están destruyendo todo- Comentaba Bonnie enojada, aquella situación no iba con ella.

-Podemos evacuar a los estudiantes mientras Lopmon y Gabumon pelean abajo, es igual de importante la seguridad de todos- Renée trataba de buscar algo con que convencerla.

-Perfecto hagamos eso- con cierto sarcasmo aceptó la muchacha -llevemos a las personas a un lugar seguro- aunque algo la inquietaba un poco, su hermano no había terminado en la misma enfermería que ella. Solo supuso que lo habían llevado a otra ala del edificio. -Igualmente ya estoy mejor- Bo dio un salto bajándose de la camilla pero en ese mismo instante tuvo que agarrarse de una silla, su pierna derecha aún no volvía del todo. Con eso escucho un suspiro detrás de ella.

-Ya escuchaste a Lopmon- la otra muchacha se le acercó, ofreciéndose para que se apoyara en ella. Bonnie solo bufó y aceptó la ayuda.

❧ ⭒ ⭒ ⭒ ⭒ ☙

El caos se adueñaba de la multitud, las chicas podían ver a través de los ventanales de los pasillos como los civiles corrían, junto con algunos estudiantes que hacían lo posible por defenderlos. Los pasillos no eran un mundo muy diferente, todos trataban de encontrar un lugar seguro donde esconderse o de evitar cualquier posible entrada de los digimons salvajes al instituto.

-Avísame si necesitas descansar- la más pequeña habló. Renée observaba preocupada a su acompañante, como si estuviera a la espera de que esta se cayera o desmayara. La idea no le gustaba ni un poco.

-Claro que no- aquella respuesta no sorprendió mucho a Renée, aunque la acababa de conocer esta mañana ya creía entender cómo funcionaban las cosas con ella. Dicho sea de paso Bo volvió a intentar andar sola, solo para terminar contra una pared mirando a la otra. -Ya se, ya se-

❧ ⭒ ⭒ ⭒ ⭒ ☙

Para cuando llegaron a la entrada principal la pelirrosa había intentado tantas veces avanzar sola que de una forma u otra lo logró, aunque no sin algunas caídas y raspones. Desde allí se observaba mejor todo el panorama de destrozos por doquier.

-Creo que lo más indicado será llevar a cuantos podamos a los refugios- la menor dio la idea, tratando de disuadir a la otra de no iniciar batalla.

-Claro- la más alta miró hacia ambos lados, como tratando de decidir hacia dónde ir. Estaba tranquila, pero a la vez algo preocupada. Su hermano estaría bien, con las pocas neuronas que tenía aun así llegaría al refugio, aunque también estaba el tema de que Lopmon y Gabumon estaban peleando y quién sabe dónde andaría Lya.

Las dos chicas empezaron a andar por la academia, tratando de evitar los mayores conflictos pero encontrándose cada tanto con algún digimon salvaje merodeando solo. Renée no tuvo oportunidad de pelear aun así, la otra no se contuvo de sacar sus garras y hacerse cargo de la situación.

-Oye, si no descansas te obligaré- la pequeña amenazó a la mayor que se notaba bastante cansada. La llevó a un pequeño callejón que se veía tranquilo y la hizo sentar en el suelo -ya, no hace falta que ayudemos con la evacuación- miro hacia atrás vigilando que no se acercara nadie -estoy segura que nuestros compañeros digimon estarán bien-

En ese momento algunos oficiales pasaron por allí, bastante exasperados de seguir encontrando estudiantes desperdigados. Las ordenes fueron claras, tal y como había opinado Renée debían ir al centro del campus, a los refugios.

-Ya sé, ya sé- repitió como por décima vez. Bonnie rodó los ojos, sintiendo la mirada de la otra.

-Yo no dije nada- pero Renée tenía una suave sonrisa en el rostro, a la vez que miraba hacia otro lado.

------------------------------

Pequeño aporte

CherryBlood CherryBlood
 

I really don't care
Registrado
22 Dic 2015
Mensajes
210
Lyanna se encontraba en el centro de la academia, tras los ataques y a la aparición de las autoridades la nueva orden era permanecer en dicho lugar a salvo, y si era posible brindar apoyo hacia los civiles heridos. Mientras avanzaba por el lugar observaba como algunos de los civiles permanecían sentados con la mirada perdida tratando de asimilar lo que había pasado, otros eran atendidos por médicos y algunos simplemente esperaban el momento para poder ir a casa.

Quiero irme a casa— giró suavemente la cabeza y observó a una pequeña ser abrazada por su madre, sintió una ligera presión en el pecho. Miedo, frustración e incluso ira, era lo único que podía percibir en cada aura del lugar.

No muy lejos pudo ver a jóvenes tamers de primer año, hasta ese momento todo había sido un perfecto sueño para ellos, estudiar en prestigiosa academia que fomenta la convivencia con los digimons. Ese ataque había sido un duro golpe de la realidad, ser un tamer no implicaba vivir en un mundo lleno de paz y juegos. Ser un tamer implicaba arriesgar sus vidas para mantener la paz en las múltiples ciudad donde aun ocurrían ataques mas severos.

Fijó sus orbes en los médicos, cubrían con cuidado a una joven que permanecía inmóvil en una de las camillas. Ese repentino ataque había provocado no solo perdidas materiales en la academia y la ciudad, apartó la mirada y apretó suavemente los puños.


Hime-sama— su compañera le tocó el hombro. Sabia que todo aquello estaba afectándola mas de lo normal, tantas emociones a su alrededor.

Estoy bien— susurró. El joven rubio de antes se acercó a ella y con ayuda de su compañera logró explicar la situación, las autoridades se habían hecho cargo de los digimons restantes y puesto a los civiles a salvo, de cierta forma agradecían la rápida reacción de los estudiantes que habían colaborado en dicho ataque. Aunque objetaron que la próxima vez esperaran que los profesionales se hicieran cargo puesto que podría ser peligroso.

Profesionales— bufó la maid y giro sus ojos con fastidio. Si los estudiantes se hubieran quedado de brazos cruzados la academia seria ruinas en ese momento. Deberían estar de rodillas dando las gracias, su compañera no pudo evitar hacer un pequeño gesto de burla pero este se convirtió en pavor cuando cruzo su mirada con la del joven rubio que la observaba fijamente. Con nerviosismo retrocedió y se escudo en maid. El chico realizo un par de señas con sus manos y espero a que su compañera las tradujera.

Muchas gracias por haberme salvado allá afuera— dijo Renamon quien había retomado su apariencia humana.

De nada— la voz de la fémina fue tan débil que apenas ella misma había logrado escucharse. El joven observó a Renren quien realizo un par de movimientos con sus manos. Lya dedujo que le traducía la débil frase, pero sus deducción se esfumó cuando un gesto divertido se dibujo en el rostro del Fusther ¿Acaso le había dicho algo mas? La nerviosa joven desvío la mirada, este gesto no paso desapercibido por Gatomon quien asintió con la cabeza.

Fue un placer conocerles, pero debemos marcharnos— tomó la mano de su elegida y camino en dirección contraria.

El tiempo transcurría, mas estudiantes y civiles llegaban al refugio.Por suerte no aparecieron mas heridos, quizás algunos con hematomas o rasguños, nada grave. Al cabo de lo que pareció ser una eternidad las autoridades comenzaron con el traslado de los civiles, la ciudad había sido inspeccionada y los digimons regresados a su hábitat, los heridos fueron transportados hacia los hospitales y los estudiantes tenían la orden de permanecer en espera de nuevas instrucciones.

¡Lya!— con la ayuda de Lopmon Bo se acercó a su amiga. Era un poco gracioso ver como el digimon quien siempre era cargado ahora hacia el papel de cargador.—¿Como estas? ¿Estas herida?


Bo— le observó de soslayo, apenas y podía mantenerse en pie. Al parecer su preciada amiga no la había tenido tan fácil —Estoy bien ¿Como te sientes tu?

Tranquila, Renee estuvo todo el tiempo conmigo y se aseguró que no hiciera alguna tontería— esbozó una enorme sonrisa. —Ademas podría irme peor— se burló señalando una cómica escena interpretada por los miembros del consejo.

La presidenta del consejo estudiantil le gritaba a un joven con vendas por todo el cuerpo, algunos observaron la escena con lastima, ademas de haber quedado como una momia ¿debían gritarle de esa forma? Otros simplemente hacían de la vista gorda, esa mujer podía ser un demonio así que lo mas inteligente era no intervenir. Los demás miembros del consejo trataban de calmar a la fémina que agitaba su espada tratando de asesinar al pobre vice-presidente quien realmente observaba la escena divertido. La azabache siempre se esforzaba por no perder la calma pero ese idiota se lo hacia imposible.



◘ ◘ ◘ ◘ ◘ ◘ ◘


Los estudiantes esperaban pacientes las nuevas ordenes, era increíble que el director no hiciera acto de presencia luego del desastre que había pasado. Varios jóvenes y civiles habían resultado heridos incluso muertos, ademas que algunas estructuras tanto de la academia como de la ciudad estaban hechas pedazos. Necesitaban una explicación ¿Por qué los digimons habían atacado de forma tan inesperada? Las autoridades habían confirmado un ataque hacia sus instalaciones ¿Acaso alguien trato de frenarlos?

Queridos estudiantes solicito su atención por favor— una suave voz femenina hizo a todos girarse. La voz provenía de la maestra que había ayudado en la apertura del festival. De cabellera larga y de un hermoso color morado, les dedicó una sonrisa tranquilizadora —Agradecemos su paciencia ademas de su ayuda en cuanto a la situación— nuevamente sonrió con dulzura, por desgracia eso no había sido suficiente para generar calma en todos los jóvenes.


¿Por qué paso esto?

¿Donde esta el director?

¿Estamos a salvo ahora? —Los jóvenes bombardearon a la mujer con preguntas, una tras otra mientras la preocupación se dibujaba en sus rostros.

Que fastidio. Vuelvan a sus habitaciones, el problema ha sido solucionado — esta vez quien habló fue un hombre de cabellera azulada, mostró una mueca de disgusto para luego fulminar a los estudiantes con la mirada.

Profesor— la mujer le observó—No hay nada que temer, las autoridades han logrado controlar la situación por lo que ahora están a salvo—hizo una pequeña pausa.— El director ha tenido que atender una inesperada situación, nada de que preocuparse pueden estar tranquilos. Creo que no esta de mas informar que gracias a las circunstancias el festival sera suspendido.

Varios murmullos inundaron el lugar, era de esperarse muchos de los jóvenes habían resultado heridos e incluso la mayorías de las plataformas estaban destruidas. Eso era una lastima para aquellos jóvenes que habían trabajado tanto para poder participar en el festival ese año, la mujer se aclaró la garganta.

Eso no significa que el esfuerzo de nuestros estudiantes sera en vano. Eso es todo, pueden retirarse a sus respectivas habitaciones.

Eres muy suave con ellos Furika— el profesor se acercó a ella mientras los futuros tamers salían del refugio y se dirigían a las habitaciones, o lo que había quedado de ellas. —Recuerda que son futuros tamers , tarde o temprano se enteraran de lo que les espera.

Solo son niños— respondió con suavidad —Deberías estar encargándote de tu trabajo, el tiempo se nos acaba— le reprochó colocando sus manos en jarra.

Lo hice— respondió con desinterés, metió sus manos en sus bolsillos y se retiro del lugar dando grandes zancadas, que fastidiosa podía llegar a ser.



◘ ◘ ◘ ◘ ◘ ◘ ◘

3 DÍAS DESPUÉS DEL INCIDENTE
Área de entrenamiento – 9:00 am


Bienvenidos tamers— frente a ellos hizo acto de presencia la maestra Furika, con su hermosa sonrisa. —Gracias por haber aceptado la invitación.

Lyanna observó a los demás estudiantes presentes, podía reconocer a algunos de ellos, entre ellos su mejor amiga Bonnie y el chico rubio que tenia por compañera a Renamon, a pesar de haber peleado juntos ni siquiera se habían tomado la molestia de presentarse de forma apropiada.

Sensei ¿Por qué nos citaron aquí hoy?— quien hizo la pregunta fue un joven moreno de cabellera blanca, si mal no recordaba era el vice-presidente. La ultima vez que lo había visto era una momia que estaba a punto de ser asesinada por la presidenta.

Por favor, permitame continuar joven Lupin — respondió la mujer y continuo —Han sido invitados aquí para continuar con su proceso para convertirse en tamers.

Creí que el festival había sido cancelado— dijo una chica de cabellera oscura y orbes rojizos.

Y esta en lo correcto señorita Casterly, pero como dije antes, su esfuerzo no sera dejado de lado, por tanto hoy hemos preparado una prueba muy interesante para ustedes.

Disculpe, sensei— esta vez quien habló fue el joven de la costa—¿Por qué he sido citado también? Yo no era un participante en el festival.

Oh no, claro que no. Pero le aseguro que su presencia sera de mucha ayuda para sus compañeros. Agradezco profundamente su colaboración.

¿Que debemos hacer?— preguntó Okita, se sentía ligeramente emocionado. Después de la tarea de ser niñera pensó que no tendría otra oportunidad para demostrar sus habilidades.

Solo deben atravesar esta puerta— dijo la mujer señalando la puerta tras ella, una puerta de metal que contenía en el centro un curioso símbolo.

Aoi, Aoi, eso parecerse a la marca de Guilmon— dijo emocionado el digimon a su compañera quien asintió mientras le dedicaba una sonrisa ¿Por qué la puerta tenia un digital hazard?

Buena suerte futuros tamers, la necesitaran. Oh! Solo tienen 3 horas para salir— dijo la mujer mientras observaba con una sonrisa sus rostros de llenos de sorpresa. Sin mas los jóvenes atravesaron la puerta dispuestos a hacerle frente a aquello que les estuviese esperando del otro lado.



Si hay errores, corrijo luego, sorry ya tengo sueño uwu

Instrucciones:

Bueno, pasamos a la siguiente etapa, como pueden ver se trata de una prueba.

*Dicha prueba sera en parejas, mas abajo dejo como quedan.
*Luego del incidente los estudiantes recibieron la invitación, pueden poner que fue por medio de una carta, un mensaje, etc. Como gusten, en la invitación no habían mas detalles que el lugar, la hora y obviamente algún pequeño párrafo insistiendo con la asistencia.
* Los estudiantes entraron a un laberinto del cual deben salir en el tiempo establecido, las cosas no serán tan fáciles pues un [email protected] se encargara de hacerles la vida imposible.
*Ustedes pueden decidir el tipo de prueba a realizar.
*Mañana estaré subiendo unas pequeñas fichas de los maestros para que se den una idea de quien sera su contrincante.

*Ya saben, si tienen dudas escribir mp.


Grupos:
#1 : Lyanna ( Lady Fortune 💕 Lady Fortune 💕 ) Drack ( Dr. Dragon_king Dr. Dragon_king )
#2: Levi ( Blair Blair ) Jhon ( goldenjhon goldenjhon ) Renée ( CherryBlood CherryBlood )
#3 : Takato ( Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata ) Chen ( Akira Akira )
#4: Bonnie ( Venitry Venitry ) Oliver ( Hiro Hiro )
# 5 : Teagan ( Yaomomo Yaomomo ) Okita ( Dylan Ardilla Dylan Ardilla )
#6: Tess ( Blair Blair ) Aoi ( Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata )
 
Última edición:

Registrado
21 Jun 2010
Mensajes
84
12:00 De la noche. Un día antes de las pruebas


Cuarto de Chen


Un joven azabache dormía en la cama, a su lado también estaba en los brazos de Morfeo su fiel compañero, de pronto el azabache empezó a virarse y a verse incomodo, hacia muecas incomodas dormido, parecía que tenía una pesadilla

Dentro del subconsciente de Chen se desarrollaba una escena bastante aterradora y triste a la vez.


El joven azabache estaba en aquella casa a oscuras debido a la noche y la única iluminación son los rayos que caían y hacían potentes estruendos, Chen siguió caminando y de pronto sus sentidos se alertaron a escuchar gritar de nuevo la voz de su hermana

-Hermano!!!, ayúdame!!!, el es malo!!! Me quiere hacer cosas horribles!!!! Tengo miedo!!!!!! – Chen al escuchar los llamados de auxilio corrió por el pasillo de la casa que parecía interminable, como si nunca hubiera fin. De pronto llegó a donde estaba ella en la entrada de dicha cocina y ahí vió de nuevo a su hermana quien lloraba aferrada a su yo más joven

-¡¡¡Hermano Chen!!!!!, tuve miedo!!!!!! – la niña seguía llorando cada vez más fuerte y los truenos iluminaron la cocina para mostrar el cadáver de un hombre mayor en el piso bañado en sangre y cuando iba a ver al responsable


-¡Maestro!- Chen abrió los ojos volviendo a la realidad incorporándose en la cama el azabache observó a su lado derecho Dorumon en forma humana mirándole preocupado – Que le ocurre maestro, tuvo una pesadilla? –


Bei Xuan asintió mientras salía de la cama rumbo al baño seguido de Dorumon en forma humana, tanto el mayor como el menor vestían una pijama azul de cuadros blancos de pantalón largo y camisa de mangas largas y gorro de Patamon(¿. Cuando entro al baño fue directo al y abrió la llave dejando caer un fuerte chorro de agua helada, el joven junto sus manos recogiendo un poca cantidad del líquido abundante y se llevó las manos al rostro para enjuagarse, repitió el proceso recogiendo agua y nuevamente enjuagarse el rostro, Chen respiró profundamente viento su reflejo en el espejo de la pared de frente


-Que rayos pasa conmigo… ¿porque estoy teniendo estos sueños ahora? – murmuró el joven sintiendo confusión por las imágenes que le mostraba su subconsciente, el ignoraba su significado; algún presagio?, algo que hizo en el pasado? Todo tendrá que ver con las recientes acciones que tuvo que tomar para salvar su vida y la de Dorumon?

-Viéndome aquí no conseguiré nada – se dijo así mismo viéndose en el espejo de nuevo, luego cerró la llave del agua y se dispuso a regresar a la cama, mañana tenían una prueba importante

-Maestro Chen, todo estará bien, pase lo que pase yo estaré con usted – las tranquilizantes palabras de Dorumon llegaron a oídos de Bei Xuan quien se volteó a ver a su amigo y le sonrió

-Gracias…

Ambos salieron del baño

-Pase lo que pase….¿verdad? – volvió a preguntar un poco temeroso el joven a su compañero digimon en forma humana

-¡Si! – exclamó Dorumon más animado, para ver si eso le levanta el ánimo a su maestro y amigo, en respuesta Chen asintió mostrándose más tranquilo.

Luego ambos chocaron sus puños y regresaron a la cama.





Al dia siguiente


7; 30 AM


Chen se encontraba ya vestido, como siempre vistiendo sus vestimentas y túnicas rasgadas ignorando que debe llevar un uniforme reglamentario(¿, estaba sentado en el centro de su cama con las piernas cruzadas y los brazos relajados con las manos entrelazadas, su mana era visible alrededor de su cuerpo, con este método el azabache podía mantener controlado su mana, esto se debe a la cantidad inconmensurable de mana que posee Chen, gracias a este sencillo movimiento de meditación puede incrementar sus habilidades mágicas

006_dflq8awopok-jpg.202584






Cuando consiguió elevar un poco su mana, cesó su cultivo. Asi le llamaba a su meditación gracias a términos orientales, se levantó de la cama al mismo tiempo que Dorumon entra a la habitación en su forma humana cargando una mochila con cosas


-¿Trajiste el desayuno? – preguntó Chen a lo que el joven digimon vació la mochila en la mesita de centro de la habitación, Chen vio con una ceja tintineante el contenido de la bolsa (latas de cocacola(¿., bolsa de papas fritas, dulces embolsados, etc(¿ -De donde sacaste todo esto? – volvió a preguntar extrañado el joven Bei Xuan.

-Había una dispensadora a unos metros de aquí, el vidrio estaba roto y tomé lo que había – Dorumon sonrió, pero Chen suspiro, bueno no podía enojarse por estas cosas, ambos se dispusieron a comer para estar más listos porque sabían que hoy tenían una prueba





8:55 AM

Tanto Chen como Dorumon alistaban lo que les iba a servir durante la prueba, de pronto el azabache notó algo en su mochila y lo sacó. Era un teléfono celular que cierta pelimorada le había dado para que pudieran comunicarse, al teclear una de las aplicaciones pudo notar que tenía llamadas perdidas de ella


-Hmmmm

De pronto tocaron a la puerta, a lo que Dorumon fue a abrir y sorpresa: Mirai Mikagura estaba en la entrada del cuarto de Chen

-Ustedes dos se ven bien – dijo la pelimorada analizando de pies a cabeza al joven y a su compañero, pero de pronto la misteriosa mujer captó el lugar que se hacía a pedazos


-No preguntes – atinó a decir Chen, Mirei solo sonrió – por cierto ¿como están Gomamon y Tsukaimon? – Chen quiso saber sobre ambos digimons pero la respuesta no fue la esperada –Eh? – observó un cambio que no esperaba en el semblante de la pelimorada

Mirei miró seriamente a Chen, su ceño bastante fruncido, su venita en la frente palpitando, si…estaba enojada, Chen la regó en algo importante que al parecer el joven Bei Xuan aún no se daba cuenta

-Hmp, están bien – es todo lo que atinó a decir – gracias a ti – su voz se suavizó un poco pero por el tono frió a leguas se veía que seguía enojada por alguna extraña razón(¿

-¿Pasa algo Mikagura-san? – preguntó Chen notando a la pelimorada enojada pero no sabía el porqué, ella solo seguía mirando a Chen de forma fría
d71569fa3b64bbad5547ec5feca15ee4c234da7a_00-jpg.202585


-No – dijo dando un suspiro y luego sonrió para sopresa de Chen – Siempre seras tu no importa que pase, veo que me preocupé por nada – dijo dejando a mas confundido a Chen, ella notó ese semblante – Ire directo al grano, la familia Ye Xing ya se ha enterado que su próximo heredero ha muerto, se han dado cuenta de que fue asesinado – espetó mirando a Chen de forma seria

-Eso fue…. – pero Mirei le cortó de nuevo

-Al parecer en la autopsia vieron que fue apuñalado, y esa fue la causa de muerte por lo cual dedujeron fácilmente un asesinato – Mikagura miró de nuevo a Chen – ten cuidado, la familia Ye Xing no descansara hasta encontrar al asesino de su heredero-

-Pienso que se lo merecía, por las cosas que me reveló sobre el tráfico de digimons pero sin pruebas no podemos hacer mucho – Chen mostró su preocupación por esos seres digitales, a pesar de que Zhong está muerto la familia Ye Xing no detendrá sus actividades ilegales

-Descuida, ya pensaremos en algo – dijo la chica tratando de tranquilizar a Chen – escuche que tienes una prueba en menos de media hora, mejor concéntrate en superarla

- Gracias Mikagura-san, Gomamon y Tsukaimon merecen una segunda oportunidad, con alguien que sepa cuidarlos y valorarlos– agregó Chen mirando fijamente a Mirei, ella pudo ver las buenas intenciones de su protegido para con los digimons, primero Gomamon y ahora Tsukaimon. Mirei esbozo una sonrisa de satisfacción ante las palabras de Chen

-Bien – la pelimorada tomó una lata de coca abierta que anteriormente Chen había bebido y ella también bebio de ella, luego se dirigió a Chen - muchas adversidades te esperan pero sé que saldrás airoso pero sino te espera una muerte agonizante –concluyó Mirei causando en el azabache una leve angustia.

Ante la reacción de Chen, Mirei sonrió “tiernamente” observándolo, sujetó su mentón suavemente con su mano entrecerrada, sus ojos denotaban un extraño brillo:





-Okawaikoto.... -

Al azabache se le heló la sangre al ver esa reacción de la pelimorada dedicada a el, no era la primera vez que ella hacia esas reacciones un tanto fuera de lo normal, no sabía si era consciente de que Chen se incomodaba al verla asi, o ella si lo sabe y hace todo esto solo para molestarlo, quien sabe. Dorumon igual se asustó un poco viendo las facciones de Mirei pero sabia que era buena en fondo o al menos eso creía (¿

Otro inconveniente para Chen porque no termina de acostumbrarse a los cambios de humor y reacciones de Mirei, en cierta forma lo incomodaban sabe que ella es confiable pero era una chica demasiado impredecible para él, su forma de hacer las cosas a veces le hacían sospechar al azabache de que padece algún trastorno mental como bipolaridad pero no se atrevía a hacerle ese tipo de cuestiones a la chica.


-Vendré a verte luego – se acerca demasiado invadiendo el espacio personal de Bei Xuang, el azabache iba a refutar pero la chica le pone la punta de su dedo índice derecho en los labios – Tenemos muchas cosas de que hablar. En privado –recalcó su última palabra con una sonrisa traviesa. Las mejillas del azabache se tornaron un poco coloradas al mismo tiempo que desviaba su mirada hacia un costado. Satisfecha con la reacción de Chen, la joven pelimorada se retira cerrando la puerta del cuarto

-Esa mujer…-murmuró Chen aun con el rubor en sus mejillas.

-¿Maestro? – Dorumon lo sacó de su trance al parecer porque a la mención de su nombre el azabache sacudió su cabeza recuperando conciencia.

-No es nada…. Ven debemos irnos pronto, el sitió de reunión esta un poco – los dieron unos pasos y salieron del apartamento, avanzaron unos metros y el azabache se detuvo, giró un poco su cabeza observando el ventanal que da al patio trasero, de pronto se sintió extrañamente en otro lugar

-¡¡¡¡¡Hermano!!!!! ¡¡¡¡Ayúdame!!!!! – los gritos de su joven hermana retumbaron en su cabeza y cerró los ojos de golpe




-¿Maestro Chen? – Chen abrió los ojos de repente y vio a Dorumon, el más pequeño le veía extrañado

-Lo siento… - se disculpó. Dorumon observaba a su maestro un poco preocupado pero sonrió después de un pequeño intercambio de miradas entre ambos.
-Vamos Dorumon-san debemos pasar una prueba, a decir verdad estoy un poco preocupado, soy cociente que en el combate de corto alcance apesto - sonrió rascándose la nuca

-Usted es bueno a su modo – dijo Dorumon para tranquilizarlo – se que saldremos adelante- Chen asintió y ambos continuaron su camino





9:22 AM estaban retrasados (¿

Chen y Dorumon llegaron al área acordada, pero la maestra ya estaba ahí explicándoles a los chicos de lo que consistía la prueba, ellos eran los últimos…

-Llegan tarde, pensé que no vendrían – la joven maestra recibió a sus últimos alumnos


-Lo siento maestra – Chen se reverencio – tuve que rodear la academia porque el camino corto quedo destruido – trató de excusarse aunque era una mentira blanca para zafarse del castigo por llegar tarde, por suerte la maestra Furika creyó esa
mentirijilla, que hubiese pasado si en vez de eso decía que estaba sufriendo acoso por parte de cierta pelimorada(?

-Bien por el disturbio obviare su castigo – Chen y Dorumon suspiraron aliviados – vayan con sus compañeros de equipo ya los he asignado

Chen y Dorumon obedecieron y se acercaron al grupo de alumnos, había muchas caras conocidas, el no solia relacionarse por motivos laborales previamente explicados asi que solo los conocía de vista


-Por lo visto tu debes ser mi compañero – Chen se giró y vio a otro azabache con su compañera digimon – Soy Takato Takamoto y ella es BlackRenamon en forma humana… tendré que explicarte los detalles ya que llegaste de ultimo- Chen asintió.



Lady Fortune 💕 Lady Fortune 💕
Tatsumaru Igrata Tatsumaru Igrata cuento contigo aibou (?
Gorro de patamon de la pijama de Chen
 
Arriba Pie